Origen del estado (ensayo)
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Origen del estado (ensayo)

on

  • 2,581 views

 

Statistics

Views

Total Views
2,581
Views on SlideShare
2,581
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
13
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Origen del estado (ensayo) Origen del estado (ensayo) Document Transcript

  • Benemérita Universidad Autónoma de Puebla Facultad de Administración Licenciatura en Administración Pública y Ciencias Políticas Origen del Estado Mexicano: Base de un gobierno trastocadoAlumno: Eric Muñoz EnriquezMateria: DHTICHora: 15:00-15:50
  • Origen del Estado Mexicano: Base de un gobierno trastocadoEn un país, cual sea, es fundamental el conocer cuál fue su origen, él entender laevolución misma de la esencia por la cual fue constituido y creo que partir de esto, sepuede repensar si el rumbo que ha tomado fue, es y tal vez sea el correcto. En un Estado como el mexicano, encontramos muchas variantes pues si loqueremos tomar desde la época prehispánica, dos siglos antes de la llegada de losespañoles, tenemos a un pueblo con una dominación total sobre otros pueblos, ellos eranlos Aztecas. Una sociedad bélica, que dominaba gran parte del centro-sur del país,llevando entonces, al control, manipulación y explotación de hombres. Aunque todo estono es considerado como Estado en sí, por la carencia de una figura jurídica instituida. La historia de México empieza a tener relación con el occidente a partir de laconquista española. Adoptando de esta forma el Estado monárquico con el que contabaEspaña, de forma sucinta, este era administrado por la figura del Rey, ese ser escogidopor dios para llevar a su cargo un gobierno. En la Nueva España, como se le conoció a nuestro actual país, estaba gobernadopor representantes directos los Rey, los Virreyes cuyas funciones no eran más que aplicarla misma ley española en territorio colonial. Los tratos a los indígenas era un tantodiferente pues tenían como prioridad saquear por completo todas sus riquezas que por unmomento parecieron inagotables. Ahora, todo estaba bajo el mando español y el yugo de la corona, durantetrescientos años, los indígenas fueron explotados para realizar trabajos duros,principalmente enfocados a la explotación minera y a la agricultura. Haciendo unaintrospección de lo que fue este periodo, encontramos que la Nueva España no era unestado, sino simplemente una colonia española, con una forma de gobierno monárquicaabsolutista. El establecimiento de colonias da fuerza a una monarquía siempre y cuandoestas estén vigiladas (Maquiavelo, 1513). Pero ya con la expulsión de los españoles se cierra el proceso emancipador. Enadelante el país tiene que seguir luchando para afianzar su personalidad, paradesprenderse de viejas normas que durante tres siglos habían arraigado profundamente,para configurarse en plenitud; y para no semejarse al país que había rechazado, buscaráotros ejemplos tanto en Europa como en América del Norte. La conquista fundió algunos elementos. La violencia desatada en ella –ambición yodio, deseo y amor- produjo no sólo el mestizaje biológico sino el espiritual. Si bien estoen un pueblo que ha sido tan maltratado durante su historia es un factor determinantetanto en un movimiento revolucionario como en la formación e institución del gobierno.
  • Podemos hablar de un Estado mexicano ya como tal cuando el Congreso Constituyentereunido en Chilpancingo, produjo entre sus frutos más logrados, el Acta de Independenciafirmada el 27 de septiembre de 1821, en el templo adaptado como Palacio Nacional. El Acta de Independencia elaborada en Chilpancingo, como las actas deindependencia de todos los países americanos, es el reflejo político legal de un fervorosoy potente deseo de independencia, es formalmente: “La manifestación escrita de laintervención y voluntad de romper los lazos con las naciones europeas que habíancontribuido a su formación o de los que dependían y la de dar nacimiento a una nuevanación Y complementando a lo anterior, la Constitución de 1824 que da fuerza a estafigura que se estaba instituyendo, nos da para entender que ya hay un Estado como talpero aquí siento un primer error, el pueblo mexicano ha sido maltratado durante granparte de su historia y por ello, establecen que el poder recaerá en el pueblo, me pareceque este es un gran error pues veámoslo así, un pueblo maltratado y agredido cuandotiene en sus manos el poder no sabe qué hacer y entonces colocan al frente a personasque por amistad o por lo que sea están en la misma situación que el pueblo. Esto entonces con el tiempo nos muestra un fenómeno curioso y muy particular delpaís, porque desde entonces se quejaban de un gobierno, no les parecía y llegaba otro yasí hasta nuestros tiempos. Podemos ver que el pueblo en sí, también no tiene unamisma idea acerca de lo que quiere, esa falta de organización y de pensar las cosas limitaa manera que los gobiernos instituidos han sido cambiantes y además es muy peligroso,pues aquella gran bestia, ese gran monstruo que se le hace llamar pueblo (Cicerón, Ed.2011). Para concluir creo que, nuestro país que quiere adoptar un sistema democrático,este no es el adecuado pues la sociedad como tal no es la indicada para este porque lahistoria “habla” demostrándonos como siempre el pueblo tiene decisiones equivocadas,erróneas por su mismo pasado, que ha sido de sumisión y manipulación entonces sedeben repensar las cosas, pero repensarlas con un enfoque social, el reforzar la mismarazón de un Estado que en nuestro país se fue perdiendo: El bien común y la SeguridadPública. Sin todo esto entonces pierde sentido, la razón y la misma esencia de laexistencia de un Estado.
  • Referencias: Bobbio, Norberto. (Ed.) (2004). La teoría de las formas de gobierno en la historia del pensamiento político. México: Fondo de Cultura Económica. Cicerón (Ed.). (2011). Tratados sobre la República. México: Porrúa Maquiavelo, Nicolás. (Ed.) (2010). El Príncipe. México: Porrúa. Morales Becerra, Alejandro. (1995). México: Una forma republicana de gobierno. Volumen II. México: Instituto de Investigaciones Jurídicas