Your SlideShare is downloading. ×

Medicina Alternativa

684

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
684
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
14
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. DHTIC. Benemérita Universidad Autónoma De Puebla. Facultad de Medicina Nombre de la profesora: Bertha Castillo González. Materia: DHTIC´S Hora: 7-9pm lunes y miércoles. Tema: “Ensayo: Medicina Alternativa” Integrantes del equipo: María Elena Delfín Vera. Dolores Garzón Karen Okaery. Diana Artemisa Cisneros Chumacero Francisco Felipe Flores HuertaMedicina Alternativa. Página 1
  • 2. DHTIC. ÍNDICEResumen _________________________________________________ 3Introducción _______________________________________________ 3¿Medicina alternativa, complementaria o tradicional?_______________ 4Situación actual de la medicina alternativa _______________________ 5¿Medicina complementaria basada en evidencias? ________________ 6Razones teóricas de la incompatibilidadentre la medicina occidental y la alternativa. ______________________6Conclusiones ______________________________________________ 9Referencias Bibliográficas ____________________________________ 10 RESUMENMedicina Alternativa. Página 2
  • 3. DHTIC.Por medicina alternativa se considera al conjunto de disciplinas terapéuticas ydiagnósticas que existen fuera de las instituciones del sistema de saludconvencional.El uso actual de esta clase de medicina está muy extendido, tanto en el mundoindustrial como el preindustrial. Parte del creciente uso de las terapias alternativasse debe a su reciente validación profesional; muchos textos de divulgación generalclaman y justifican su uso, basándose en información académica nonecesariamente de rigor científico. En este ensayo, se analizará la evidenciacientífica disponible, así como también se analizará las bases lógicas y filosóficasde la medicina en cuestión. INTRODUCCIÓNLa ‘medicina occidental’ ha padecido diferentes cambios a través de los tiempos yla medicina, como la conocemos hoy, es pues de aparición reciente, quizá deapenas dos siglos. Ésta ha sufrido los embates del pensamiento científico y pocoa poco reconfiguró sus postulados y sus métodos de conocimiento. En el curso delas últimas décadas, han reaparecido en el sistema de salud ‘nuevas’ terapias. Enaras de la apertura mental y la tolerancia, la mal llamada ‘medicina occidental’ estátratando de ser ‘integrada’ con disciplinas antes lamadas alternativas y hoycomplementarias.El uso de la medicina alternativa hoy en día está muy extendido; ya no espatrimonio de sociedades con historia cultural tradicional, como la nuestra. Porejemplo, en una encuesta realizada en los Estados Unidos, un tercio de losencuestados refirió haber usado al menos una terapia no convencional en unperiodo de doce meses.Asimismo, se ha calculado que el número de visitas a establecimientos demedicina alternativa, en los Estados Unidos, asciende a 425 millones, cifra queMedicina Alternativa. Página 3
  • 4. DHTIC.supera al número de visitas a los consultorios médicos convencionales (388millones).Si debemos determinar la veracidad de un asunto, debemos abordarlo con unaapertura mental tan grande como sea posible, pero también debemos hacerlo conla bondad ofrecida por la crítica. Si tras un análisis cuidadoso rechazamos unaproposición determinada, no incurriríamos en prejuicio; sino tal vez en ‘posjuicio’(juicio a posteriori). ¿MEDICINA ALTERNATIVA, COMPLEMENTARIA O TRADICIONAL?Uno de los primeros problemas que nos enfrentamos al analizar la medicinaalternativa es el cómo definirla. Según autores independientes, la medicinacomplementaria se la define como el grupo de disciplinas terapéuticas ydiagnósticas que existen fuera de las instituciones donde el sistema de saludconvencional es brindado o enseñado.Se entiende por medicina complementaria a todas aquellas prácticas y recursosde curación acompañada de sus respectivas teorías y creencias, que no sonintrínsecas al sistema de salud políticamente dominante de una sociedad o culturaen un periodo histórico determinado.Se ha señalado, también que, a ‘diferencia’ de la medicina clásica occidental,muchas de estas disciplinas complementarias no solo claman el alivio de síntomassino la restauración del bienestar, en un proceso de autocuración enmarcado enuna perspectiva ‘holística’. SITUACIÓN ACTUAL DE LA MEDICINA ALTERNATIVAMedicina Alternativa. Página 4
  • 5. DHTIC.Como adelantáramos en la introducción, el uso de la medicina complementaria seencuentra bastante difundido. Estudios recientes han determinado que losnorteamericanos gastan, por año, aproximadamente 13 700 millones de dólares,en servicios de medicina alternativa. En lo que respecta a suplementosvitamínicos, se consume alrededor de 2 000 millones de dólares. Lasuma de las cifras anteriores representa casi la mitad de los gastos anuales enservicios médicos de los Estados Unidos.El uso de terapias alternativas en otros países desarrollados también es elevado.Informes indican que un 46% de los australianos, así como 49% de franceses y70% de canadienses han utilizado alguna de esas terapias. En Alemania, uno decada tres alemanes ha utilizado alguna terapia alternativa, siendo la acupuntura yla homeopatía las más empleadas.En los países eufemísticamente llamados en ‘vías de desarrollo’, el uso de lamedicina alternativa se considera aún mayor. En un informe del año 2000 de laOMS se indica que, en promedio, 80% de la población africana usó tal medicina;Etiopía es el país con mayor consumo (90%).La medicina alternativa actual no es anónima sino, por el contrario, muypublicitada; sus productos son fabricados en masa para el gran público; su afán noparece ser solo el de curar, aliviar y prevenir. La medicina alternativa parece serproducto de una fusión con la cultura industrial-mercantilista, cultura dominante eneste ‘mundo global’. ¿MEDICINA COMPLEMENTARIA BASADA EN EVIDENCIAS?Medicina Alternativa. Página 5
  • 6. DHTIC.La investigación biomédica en medicina complementaria está creciendo. Elnúmero de ensayos aleatorizados se duplica cada quinquenio. La conocida basede datos Cochrane Library le ha dedicado hasta la actualidad cerca de cincuentarevisiones sistemáticas.En el caso de la homeopatía, uno de los metaanálisis más recientes analizó 186estudios, la mayoría de ellos, estudios aleatorios a doble ciego, controlados porplacebo. La revisión más reciente sobre tratamientos naturales (herbales) cita másde 100 publicaciones.No existen estudios registrados en Medline. Por último, la base de datos Cochraneregistra en total casi 4 000 estudios referidos a la medicina alternativa.RAZONES TEÓRICAS DE LA INCOMPATIBILIDAD ENTRE LA MEDICINAOCCIDENTAL Y LA ALTERNATIVA.La ‘medicina occidental’ asume el método científico al realizar sus investigaciones;este método ayuda en su cometido de encontrar leyes, hechos comunes,generales, claramente extrapolables; por ello, desconfiamos de la anécdota, elrelato o el ‘testimonio’ (muy usado en la medicina tradicional). Si asumimos todo loanterior, debemos inferir, entonces, que las medicinas alternativas (desde lasmedicinas tradicionales, folklóricas, hasta la homeopatía) no son en su conjuntocompatibles con el pensamiento científico.Por ejemplo, la homeopatía tiene entre sus principios terapéuticos el de la similitudy el uso de las diluciones llamadas ‘potencias’. Según el primero, los pacientescon una característica particular de síntomas y signos pueden ser curados si seles proporciona una terapia que produzca los mismos síntomas en un individuosaludable.El segundo principio propone que, los remedios homeopáticos retienen actividadbiológica si aquellos son repetidamente diluidos y agitados; se dice, inclusive, queel líquido debe ser diluido más allá del número de avogrado (algo similar a diluircualquier tableta conocida en el océano Pacífico o Atlántico).Medicina Alternativa. Página 6
  • 7. DHTIC.La homeopatía dice que esta solución ‘retendría’ la información de la sustanciaoriginalmente diluida; gracias a ese recuerdo; esta solución posee ‘propiedades’terapéuticas.Si preguntamos a cualquier farmacólogo o bioquímico aplicado, éste nos dirá queal cabo de las numerosas diluciones sucesivas involucradas en la fabricación deun fármaco, no existirán suficientes moléculas, digamos por centímetro cúbico dediluyente, como para que esta molécula tenga posibilidades de ejercer algunainteracción, peor aún algún efecto. El agua, en estado líquido, no tiene estructurasuficiente para recordar lo que contuvo en el pasado.Otro ejemplo, es el caso de la acupuntura. De acuerdo con la tradicional medicinachina, el funcionamiento del cuerpo humano está controlado por una fuerza oenergía vital, llamada ‘Qi’; esta energía circularía entre los órganos a lo largo decanales de energía, llamados meridianos. Según esta doctrina ‘existen’ docemeridianos principales, los cuales corresponden a ‘las doce funciones principales’del cuerpo humano. La energía ‘Qi’ debe fluir siempre en cantidad y calidadadecuadas a través de los meridianos, para asegurar buena salud. Los puntos deacupuntura estarían localizados a lo largo de los meridianos, convirtiéndose enmedios físicos para alterar el flujo del ‘Qi’. El tratamiento, colocando agujas oadministrando presión sobre tales puntos, tendría como misión regular el flujo deenergía. Un dato curioso adicional es que los puntos de acupuntura pueden variarsegún las técnicas. Existirían diferencias de localización de los puntos entre lastécnicas chinas, japonesas y occidentales. La técnica coreana reporta, porejemplo, hasta 150 puntos. En ningún caso, se ha podido ‘ubicar’ físicamente (yasea a nivel molecular, eléctrico o electromagnético) las relaciones de energía entrelos puntos de acupuntura, los meridianos y los órganos o ‘las funciones vitales’.Si consideramos a la verdad como la relación biunívoca entre lo que se dice y loque ‘es’, no podemos aceptar ‘diferentes verdades’; de las diferentesinterpretaciones a un hecho solo una puede ser cierta; en el caso de la terapéuticaMedicina Alternativa. Página 7
  • 8. DHTIC.mediante la administración de una sustancia, cualquiera sea ésta, es un hechouniversal que esta sustancia debe además de existir ser capaz de interactuar conla materia (ya sea a nivel molecular, eléctrico, electromagnético o cualquier otrainteracción fisicoquímica); si no aceptamos esto, estamos negando los millares deestudios realizados para conocer y demostrar la eficacia de los fármacos queusamos.En el campo de la etnofarmacología, específicamente la medicina herbal, algunosclaman que validar científicamente el uso de ciertos productos derivados deplantas significa validar el ‘constructo’ medicina tradicional; es decir, significaríavalidar el conjunto de creencias populares respecto a las plantas medicinales. Sinembargo, se debe mencionar que al comprobar científicamente la eficacia dealgunos componentes de las plantas medicinales y luego de ello usarlas, noestamos haciendo medicina tradicional ni folclórica; todo lo contrario, estamosentregándonos a la ‘medicina occidental’.Se debe recordar que las pruebas de eficacia no son solo de nivel bioquímico ofisiológico (es decir, de explicación causal), sino fundamentalmente de ordenclínico. A la medicina científica no le basta que un determinado fármaco causealgún efecto bioquímico en las células o en las moléculas de probeta, sinofundamentalmente que el efecto se traduzca en el humano vivo y enfermo. Porello, son los estudios aleatorizados a doble ciego los que mejor ‘demuestran’ laeficacia de un fármaco; este debe vencer muchas variables para que seaclínicamente efectivo.Las explicaciones mágicas y míticas de las medicinas tradicionales tienen menosoportunidad de ser verdaderas, ya que su andamiaje no comprende una ontologíanaturalista (puesto que acude a entes inmateriales: almas, espíritus, canales deenergía y conexiones no objetivables).Medicina Alternativa. Página 8
  • 9. DHTIC.Su conocimiento ha sido logrado a partir de la experiencia, pero la experiencia nocontrolada ni medida; la contrastación de sus hipótesis no les preocupademasiado. Por ello, quizá esta medicina sigue siendo milenaria, a pesar deaventajar en miles de años a la medicina científica, la medicina tradicional se hamantenido casi estática, sin cambios.Esto prueba que la herramienta cognoscitiva que utilicemos, así como elandamiaje teórico que asumamos, es lo que verdaderamente nos posibilita elconocer.CONCLUSIONESComo dijéramos en la parte introductoria, la medicina occidental no posee ni dossiglos; sin embargo, nuestro conocimiento -aunque aún limitado- ha avanzadoextraordinariamente.La razón: aceptar y utilizar la ciencia.Algunos reclaman que esto no debe interesarnos, ya que, al ser la ciencia unaconstrucción social, la verdad (el conocimiento) sería relativa y por ello dos teoríasprovenientes de ‘sociedades’ distintas pueden ser válidas.La ciencia es universal; la ciencia no solo se vale de opiniones sino de hechoscontrastables. Si una opinión solo vale para los miembros de algún grupo social,entonces es ideológica o estética, no científica. Por último, si el relativismo fueraverdadero, sería entonces falso, ya que no es sino un producto efímero de ungrupo social transitorio. Quizás entonces todavía podemos confiar en la posibilidadde alcanzar la verdad y gracias a ella aliviar y aún más, sanar.Medicina Alternativa. Página 9
  • 10. DHTIC.REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS*Eisenberg DM, Kessler RC, Foster C, Norlock FE, Calkins DR, Delbanco TL.Unconventional Medicine in the United States - prevalence, costs, and patterns ofuse. N Engl J Med. 1993; 328:246-52*Organización Mundial de la Salud. Complementary and Alternative Medicines andTherapies. Washington, DC: Oficina Regional de la OMS para lasAméricas/Organización Panamericana de la Salud (grupo de trabajo OPS/OMS);1999.*http://www.cochrane.org/*http://www.imbiomed.com.mx/1/1/catalogo.html*http://www.bibliotecas.buap.mx/portal/*http://www.ejournal.unam.mx/cuadros2.php?r=21Medicina Alternativa. Página 10

×