Mejorar los procreos ovinos un objetivo tan posible como impostergable
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Mejorar los procreos ovinos un objetivo tan posible como impostergable

on

  • 1,199 views

 

Statistics

Views

Total Views
1,199
Views on SlideShare
1,198
Embed Views
1

Actions

Likes
0
Downloads
31
Comments
0

1 Embed 1

http://solodeovejas.blogspot.com 1

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Mejorar los procreos ovinos un objetivo tan posible como impostergable Mejorar los procreos ovinos un objetivo tan posible como impostergable Document Transcript

  • Artículo publicado en el Anuario 2007 de la Soc. Criadores de Corriedale MEJORAR LO PROCREOS OVINOS: un objetivo tan posible como impostergable Gustavo Garibotto Carton1; Gianni Bianchi Olascoaga1 y Victoria Gestido Barone2Introducción El rubro ovino en el Uruguay ha sido, desde sus comienzos, sostén fundamental de la economía delos predios ganaderos e importante pilar de sectores industriales urbanos exportadores, contribuyendogenerosamente al PBI y en la generación de divisas. A lo largo de su historia ha sufrido los embates deperíodos de crisis y aprovechado coyunturas favorables que lo fueron modelando y que -en gran medida-explican su evolución. A partir de la década de los ´90 el rubro se vio sumergido en una crisis sin precedentes que llegó acuestionar su viabilidad y -por tanto- la propia permanencia en el sector de un número importante deganaderos que, por diversas razones (edáficas, económicas, culturales, etc.), encuentran en el ovino suprincipal ingreso. No obstante, no es la primera vez que el rubro se vio amenazado por coyunturas desfavorables que,al igual que en el pasado, obligan a cambios productivos hasta encontrar un nuevo equilibrio que le de cabidaen el esquema ganadero del país. En la actualidad, el desafío mayor está vinculado con la competencia (y/ocomplementación) exitosa de los ovinos con otros rubros: ganadería vacuna, cultivos (que no incluyenrotación con pasturas) y forestación. En este contexto, y entre otros agentes, el sistema nacional degeneración y transferencia de tecnología juega un rol preponderante en dicha evolución con la búsqueda ydifusión de alternativas tecnológicas que hagan viable la explotación comercial de la especie ovina.Importancia de los procreos La posibilidad de mejorar los procreos ovinos tiene una larga y sólidamente fundamentada lista deargumentos, que van desde las propias características de la especie ovina, hasta la disponibilidad deconocimientos y tecnologías (muchas de ellas generadas en el país) sobre los principales aspectos de lafisiología reproductiva, la nutrición, el manejo, la mejora genética y la sanidad de los ovinos. Este conjunto deconocimientos ha permitido alcanzar, y superar, valores del 100% de señalada en sistemas experimentales yreales de producción. Sin embargo, y más allá de fluctuaciones anuales, el porcentaje de señalada de lamajadas uruguayas, lejos de mostrar signos de recuperación, se ha mantenido constante durante las últimasdécadas, siendo necesario prácticamente encarnerar dos ovejas para obtener un cordero vivo en la señalada. Esta situación, preocupante por sí misma, se ve agravada por dos factores fundamentales. Por unlado, el descenso ocurrido en el stock y su efecto en el número de vientres encarnerados y, por otro lado elaumento de la extracción al influjo de la orientación más “carnicera” que parece haber llegado al país paraquedarse definitivamente. Ambos elementos, sumados a la tonificación de los precios internacionales de lalana, fundamentan la imperiosa necesidad de elevar los indicadores reproductivos como forma de capitalizarla coyuntura favorable y devolverle protagonismo al rubro.1 Ingenieros Agrónomos. Depto de Producción Animal y Pasturas. EEMAC.2 Bach. Ayudante de Investigación. Depto de Producción Animal y Pasturas. EEMAC
  • Nutrición y genética Nadie discute que para que un alto mérito genético se exprese requiere de una adecuadaalimentación, ni que una adecuada alimentación (en general costosa) es mejor capitalizada por una buenagenética. Los matices pueden comenzar cuando se intenta cuantificar ese potencial genético, definir esabuena alimentación o asignar a cuál de esos factores obedece un determinado resultado. En ese sentido, cuando se habla del potencial genético de la raza mayoritaria del país, suele caerseen la generalización de asumir la existencia de un único potencial o, lo que es lo mismo, que una mejora delambiente tendrá un efecto único y similar siempre que se trate de ovejas Corriedale. La realidad, sinembargo, pocas veces refrenda esta afirmación, aunque no siempre es posible observar este hecho a nivelde productor. El objetivo de esta nota es poner en evidencia esa situación en base a los resultados reproductivosobtenidos en la majada EEMAC (n=519) en el ejercicio 2006 con ovejas y borregas Corriedale puras (n=341)y cruza Milchschaf x Corriedale (n=42); Île de France x Corriedale (n=34); Texel x Corriedale (n=33); DohneMerino x Corriedale (n=30) y Poll Dorset x Corriedale (n=39). Conviene señalar que las 341 ovejas Corriedalepuras se componen por 146 hembras de la majada Corriedale experimental de la EEMAC y 195 hembras(majada Corriedale comercial) recibidas en febrero de ese año en el marco del Convenio entre la EEMAC y laSociedad de Criadores de Texel. En efecto, con el propósito de realizar una adecuada evaluación de losreproductores Texel, fue necesario aumentar la matriz Corriedale de la Estación, para lo cual se contó con lacolaboración de la Sociedad de Criadores de Corriedale en la persona del Dr. Emilio Mangarelli(Establecimiento “Selva Negra”) quien aportó las hembras necesarias. Las ovejas llegaron a la EEMAC aprincipios de marzo, momento a partir del cual fueron manejadas en conjunto con la majada de la Estación(flushing pre-encarnerada). En el Cuadro 1 se resumen los principales aspectos del manejo nutricional de lamajada desde la encarnerada hasta el embarque de los corderos.Cuadro 1. Manejo nutricional: base forrajera y carga promedio. Mes Evento Base forrajera Carga (animales/ha) TR y Achicoria; TB, Lotus y Mar – Abr Flushing y encarnerada 5- 6 ovejas Raigrás Gestación temprana y May –Jun Avena y campo natural 10 ovejas media Avena, raigrás, praderas Jul – Ago Pre-parto y parto 5-6 ovejas viejas, CNM y CN Lotus y Raigrás; TR y Set –Dic Lactancia y destete 10 ovejas con sus corderos Achicoria y TB Lotus y TB;TR y Achicoria; Ene -Mar Recría/engorde 30 y 48 corderos Soja Como se observa, excepto durante las primeras etapas de gestación, la majada fue manejada sobrediversos tipos de mejoramientos forrajeros con cargas medias a altas. Esta alimentación preferencial es laque permitió llegar con pesos vivos a la encarnerada –promedio de ovejas puras y cruza- de 60 kg.Obviamente, este peso fue consecuencia simultánea de la alimentación y del biotipo. Las hembras máspesadas fueron las cruza Poll Dorset (74,4 kg) e Île de France (72,1 kg) y las más livianas las Corriedalepuras (54,2 kg). Sin embargo, es interesante señalar cómo –a pesar de que todas las hembras recibieron el mismomanejo- las ovejas Corriedale de la majada comercial pesaban 13 kg menos que sus similares de la majada
  • experimental (48,6 vs 61,6 kg; ovejas Corriedale puras comercial y experimental, respectivamente). Si bien noes posible inferir si la diferencia es genética, ambiental o una combinación de ambas, el hecho es que ovejasde una misma raza, que recibieron el mismo manejo nutricional presentaron pesos vivos muy disímiles a laencarnerada, diferencia que se mantuvo también en la post encarnerada. De todas formas, sin perjuicio delas eventuales diferencias genéticas entre ambas majadas, no caben dudas que la alimentación jugó un papelrelevante. En ese sentido, si bien es cierto que todas las ovejas recibieron la misma alimentación durante elperíodo de evaluación, no es menos cierto que muy seguramente provienen de “historias nutricionales”diferentes. Que las ovejas de la majada experimental hayan recibido desde su nacimiento (y aun antes) unstatus nutricional muy superior al que reciben en promedio las ovejas en el país, puede ser un elementoadicional en la explicación de los resultados. Cualquiera sea la causa –y en la medida que el peso vivo a laencarnerada es una variable de importancia en la explicación del desempeño reproductivo- resulta claro elpotencial de mejora de la raza Corriedale. En el Cuadro 2 se presentan los componentes del desempeño reproductivo obtenidos en el año 2006.Además de presentar el desempeño del conjunto de ovejas encarneradas en ese año (Columna “TODAS”),se presenta por separado el desempeño del Corriedale comercial, del experimental y de las ovejas cruza. Eneste último caso, dado el bajo número relativo y/o edad de algunos de los biotipos, se optó por presentar unpromedio ponderado para el conjunto de las hembras cruza. Cuadro 2. Desempeño reproductivo de la majada de la EEMAC (año 2006) Corriedale Majada TODAS Comercial Experimental Cruza (%) (n= 519) (n= 195) (n= 146) (n = 178) Fertilidad 74 92 84 83 Prolificidad 124 143 158 142 (únicos, mellizos y (77, 22 y 1) (60, 36 y 4) (48, 45 y 7) (61, 35 y 4) trillizos) Parición 92 132 134 118 Supervivencia 88 84 81 84 Señalada 81 111 108 99 Destete 78 108 106 96 Distocia 5 6 7 6 Fertilidad Prolificidad Parición Oveja Parida Cordero Nacido Cordero Nacido X = Oveja Encarnerada Oveja Parida Oveja Encarnerada Parición Supervivencia Señalada Cordero Nacido Cordero vivo Cordero Vivo X = Oveja Encarnerada Cordero Nacido Oveja Encarnerada Considerando la información de toda la majada, y tal cual fuera mencionado al comienzo de estetrabajo, es posible obtener valores de señalada cercanos al 100% cuando a la especie se le brindan las
  • condiciones ambientales para expresar su potencial reproductivo. De hecho, la señalada del año 2006 estuvomás de 30 puntos porcentuales por encima del promedio histórico nacional (67 – 70%). No obstante, laseñalada promedio de la EEMAC esconde diferencias considerables producto del biotipo y origen de losanimales. La majada Corriedale comercial, si bien también mostró valores de señalada superiores a los delpromedio nacional, estuvo 30 puntos porcentuales por debajo de los de la majada Corriedale experimental ycruza (81 vs 111 y 108%, majada Corriedale comercial vs Corriedale experimental y promedio de cruzas,respectivamente). Nuevamente, no es posible discernir a qué se debe la diferencia entre ambas majadaspuras, pero resulta revelador que la señalada de la majada Corriedale experimental no difirió de la delpromedio de las cruza. Este hecho tiene la doble lectura de, por un lado, poner de manifiesto el potencialreproductivo del Corriedale y, por otro lado, de ser un llamado de atención ante propuestas indiscriminadasde cruzamientos maternales (hembras F1): no necesariamente el cruzamiento dará un mejor resultado. Eléxito dependerá –en primer término- de la correcta elección del biotipo paterno para la generación de lahembra cruza. De hecho, en este caso, únicamente las ovejas cruza Milchschaf mostraron una señalada(127%) significativamente superior a la del Corriedale experimental, en concordancia con resultadosanteriores de este Grupo de Trabajo. Otro elemento de incidencia en el resultado final de cualquier empresa ovina es constituido por elporcentaje de corderos destetados, en tanto representa la culminación del proceso de cría comenzado con laencarnerada varios meses antes. Resulta sorprendente cómo -a pesar de la importancia de este indicador-generalmente no es manejado por los productores. No obstante, estimaciones realizadas a partir de datoscensales y declaraciones juradas permiten afirmar la existencia de cuantiosas pérdidas productivas entre laseñalada y el destete (o el embarque). Probablemente, en el sistema extensivo de producción predominanteesté el origen de estas pérdidas y -en gran medida- resida también la explicación de la dificultad de suadecuada cuantificación. Pero que las pérdidas no estén cuantificadas no significa que éstas no sobrevengan.Sin embargo, no es imperioso que deban acontecer, tal cual surge de la información presentada en el Cuadro1 para cualquiera de los biotipos y orígenes reportados cuando se les brindaron las condiciones ambientalesadecuadas Contrariamente a lo que aún sostienen algunos productores, cabe destacar la importancia de laprolificidad (corderos nacidos/oveja parida) en la explicación del resultado reproductivo. Ello pone de relievela importancia que tiene la oveja mellicera si se pretenden mejorar los procreos ovinos: la única forma deobtener señaladas cercanas o superiores al 100 % es teniendo una proporción importante de hembras queparan mellizos. En la información presentada, mientras que en la majada Corriedale comercial el 23% de lospartos fueron múltiples, en el Corriedale experimental casi el doble de los partos fueron múltiples (40%). Laimportancia de los partos múltiples (mellizos, fundamentalmente) radica, por un lado, en que rara vez lamortandad de los mellizos es igual -o superior- al doble de la de los únicos (circunstancia en la que se“empataría”) y, por otro lado, en que el crecimiento de los corderos múltiples es apenas inferior que el de uncordero único (Cuadro 3). Cuadro 3. Efecto del tipo de nacimiento sobre el desempeño de corderos Corriedale y cruza. Únicos Mellizos Trillizos (n = 264) (n = 298) (n = 48) Peso al nacer (kg)1 5,3a 4,7b 4,2c Mortalidad (%) 15b 16b 38a Ganancia diaria al destete (g/día)2 330a 286b 299b Peso vivo al destete (kg)2 38,0a 33,2b 34,0b 1 : Media de mínimos cuadrados corregida por genotipo paterno, materno y sexo del cordero. 2 : Media de mínimos cuadrados corregida por genotipo paterno y materno, sexo y edad del cordero Letras distintas dentro de fila difieren estadísticamente (p≤0,01).
  • Como es sabido, la herramienta más importante para reducir la principal causa de muerte neonatal decorderos (que es la conjunción de hambre y frío, por lo que se la denomina complejo inanición – exposición),es que nazcan con un peso vivo adecuado, en tanto ha sido claramente establecido que por debajo de los 3,5kg la mortalidad se incrementa de manera exponencial. De la misma forma, un excesivo peso al nacer estáasociado a un incremento en la frecuencia de partos distócicos, que no sólo comprometen la vida del corderosino también la de la madre. Por esa razón, es conveniente referirse a un rango óptimo de peso al nacer, quepuede ser ubicado entre los 3,5 y 5,5 kg de peso vivo. En la información presentada, si bien existendiferencias estadísticas en el peso al nacer de corderos únicos, mellizos y trillizos, éstas no revistenimportancia productiva por encontrarse dentro del rango “óptimo”. Prueba de ello, son los bajos valores demortandad reportados para corderos únicos, mellizos y aun para los trillizos. No obstante, dado el bajonúmero de animales en esta categoría, la información debe ser manejada con precaución, sobre todo si setoma en consideración que en los partos trillizos, además del peso al nacer, existen otros factoresdeterminantes de la supervivencia del cordero vinculados con aspectos de manejo y de comportamientomaterno. Como fue mencionado, para que no convinieran partos con mellizos la mortalidad de éstos deberíaser superior al doble de la registrada en los partos simples. Recién a partir de ese “punto de equilibrio” elmayor número de corderos nacidos mellizos no podría compensar esa mayor mortalidad. Afortunadamente,aun en condiciones extensivas sobre campo natural, rara vez se registran diferencias tan importantes en lamortalidad de corderos únicos y mellizos. Las pérdidas potenciales en esos casos obedecen más a una bajaproporción de partos múltiples que a una elevada mortandad de corderos mellizos. Si la mortandad entreúnicos y mellizos es similar, como ocurrió en el ejercicio evaluado, aunque resulta obvio, equivale a decir quecada oveja de parto múltiple habrá dejado el doble de corderos (o el triple) que aquella de parto simple. Por otro lado, si bien es cierto que corderos nacidos de parto múltiple tendrán al destete un menorpeso vivo que sus similares nacidos únicos –producto de la menor ganancia diaria que manifiestan- losquilogramos totales de cordero destetado por madres de parto múltiple supera con creces al de aquellas conparto simple (38,0 vs 66,4 kg de cordero destetado, ovejas de parto único y mellizo, respectivamente, Cuadro3). La producción eficiente de carne ovina descansa en 2 pilares básicos: número de corderos ycrecimiento de los mismos. Simplificando un poco, se trata de producir muchos corderos y que éstos ganenmuchos quilos en poco tiempo con el menor costo posible. En relación con el primer punto, la informacióndiscutida señala claramente las posibilidades de mejora de los coeficientes reproductivos nacionales y ponede manifiesto el enorme potencial de la raza mayoritaria del país. Sobre el segundo componente, y desde unaóptica netamente carnicera, interesa conocer la contribución de los diversos biotipos maternos como madresen sistemas de cruzamiento terminal. En el Cuadro 4 se presenta el desempeño de corderos cruza (Texel,Poll Dorset y Southdown) hijos de madres Corriedale puras o híbridas.Cuadro 4. Desempeño de corderos cruza (Texel, Poll Dorset y Southdown), según biotipo materno Corriedale Majada Comercial Experimental Cruza Peso al nacer (kg)1 4,3b 4,8a 4,8a Ganancia diaria al destete (g/día)2 274b 299a 309a Peso vivo al destete (kg)2 31,6b 34,9a 35,5a 1 : Media de mínimos cuadrados corregida por genotipo paterno, carnero (raza paterna), tipo de parto y sexo del cordero. 2 : Media de mínimos cuadrados corregida por genotipo paterno, carnero (raza paterna), tipo de parto, edad y sexo del cordero. Letras distintas dentro de fila difieren estadísticamente (p≤0,001).
  • Al igual que lo discutido en relación con el tipo de parto, si bien existen diferencias en el peso al naceren la descendencia de las diferentes madres evaluadas, éstas carecen de implicancias prácticas por estardentro del rango referido como “óptimo”. Esto es: no vivirá (o morirá) más un cordero por pesar 4,3 kg enlugar de 4,8 kg. Por su parte, juzgados en conjunto, los valores de ganancia diaria y de peso vivo al desteteson considerablemente superiores a los comúnmente registrados en condiciones comerciales, máxime si seconsidera que le destete ocurrió con 99 15 días de edad promedio. Nótese que en el peor de los casos, conpoco más de 3 meses de edad, el promedio de la “corderada” está por encima de los 30 kg de peso vivo,haciendo muy fácil (y rápido) alcanzar los requisitos del operativo cordero pesado. Pero también es importante detacar en este apartado que el hecho de que la madre sea cruza nonecesariamente significa un incremento en la velocidad de crecimiento o el peso vivo al destete de sudescendencia. En efecto, y en forma análoga a lo discutido con relación al desempeño reproductivo, unaoveja Corriedale pura puede destetar corderos de peso vivo igual (o superior) al de una hembra cruza. Conesto se quiere significar que los beneficios de una madre F1 no serán por el sólo hecho de ser una F1, sinoque dependerá de la correcta combinación de los genotipos que la compongan.Consideraciones finales La raza Corriedale en el Uruguay es responsable de la mayor parte de la lana y de la carne decordero exportadas, situación que seguramente se mantendrá, al menos, en el mediano plazo. Por esa razón,y ante un escenario en el que parecen predominar más amenazas que oportunidades para el rubro, recaesobre la raza la gran responsabilidad de liderar el proceso de reconstitución de la ovinocultura nacional. De loapropiado de las decisiones tomadas dependerá en gran medida el futuro de la especie en el país.