Organización en la accion (guia)

177 views
112 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
177
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
2
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Organización en la accion (guia)

  1. 1. ORGANIZACIÓN EN LA ACCIÓN GUÍA PRÁCTICA
  2. 2. Primer paso
  3. 3. Organízate Antecedente esencial: SERENA TU ESPIRITU • Sin tranquilidad interior no podrás hacer uso recto y pleno de tus facultades. Todo lo que perturba trae consigo: • Confusión, falta de visión clara en sus juicios y apreciaciones. • A la voluntad: debilitamiento, desviaciones y aun injustas decisiones. • Cristo mismo para poder actuar en nuestras almas exige la paz interior " La paz sea con vosotros ".
  4. 4. I. ORGANIZA TUS IDEAS Reafirma tu escala de valores. Adquiere un criterio recto y firme; lo cual presupone: • Jerarquizar, o sea, dar el lugar que le corresponde a personas, cosas y acontecimientos, según el plan de Dios. • Fundamentar dicha jerarquización de valores mediante un serio estudio de los mismos. • Estimar con convicción inquebrantable esta escala de valores por ser no otra cosa que el orden establecido por Dios.
  5. 5. II. ORGANIZA TU ACTIVIDAD Tu vida gira en torno de dos grandes deberes: • Estudiante: Nunca olvides que hoy por hoy tu deber profesional es el de estudiar. • Consiguientemente has de pugnar por ser el mejor estudiante. Para ello: • Estima tu vocación estudiantil como un cúmulo de dones de Dios. • Consagra todas tus facultades y esfuerzos a la realización de esta egregia vocación. • Organiza tus estudios metódica y constantemente.
  6. 6. II. ORGANIZA TU ACTIVIDAD • APÓSTOL: • vida cristiana que significa sustancialmente: vivir en gracia santificante y aumentarla conocer y amar cada día más a Cristo para servirlo con mayor lealtad y generosidad. • Formación integral que implique principalmente tu colaboración en un plan de autoformación. • Medio Apostólico que lleve a la realización de la misión del apostolado, considerando las tácticas necesarias.
  7. 7. III. ORGANIZA TU TIEMPO Tu tiempo: don precioso de la juventud. La supremacía de tus deberes ser la norma para distribuirlo. Consiguientemente: • Tus estudios ocuparán lugar primordial, dedicándoles todo el tiempo que exigen. • Tu formación integral, el segundo, por ser parte esencial de tu preparación profesional y cristiana. • Tu vida cristiana, consagrándole el tiempo necesario para el cultivo de una recia espiritualidad • Tu apostolado que ser permanente y de cada momento, sobrenaturalizando tu actividad. • Habrá ocasiones en que ciertamente te exija tu actividad íntegra, pero sin menguar tu calidad de estudiante.
  8. 8. Comienza el trabajo
  9. 9. I. CAPACIDAD ORGANIZADORA La capacidad de organización no solamente supone un talento práctico, sino que exige las siguientes cualidades características. • Magnanimidad. Virtud que supone grande espíritu y grande confianza en Dios, en los demás y en si mismo que inducen al planeamiento y realización de obras de extraordinaria trascendencia y responsabilidad. • Agilidad. Cualidad extraordinaria que lo capacita para encontrar el mejor camino en la realización. Rapidez en imprimir un viraje sobre la marcha, aplicando las tácticas que exige el momento.
  10. 10. I. CAPACIDAD ORGANIZADORA • Comprensión. Virtud justiciera y humana que aprecia el esfuerzo y las dificultades; compagina admirablemente su obligación de exigir el cumplimiento del deber con la benevolencia de las limitaciones humanas. • Caridad .Se traduce en alegre y total entrega de s¡ mismo a la causa de Cristo; en grande estima, trato digno y profundo respeto por todos y cada uno de sus compañeros, en ser el primero en el trabajo. • Prudencia. Virtud que regula a las demás: modera audacias, elimina timideces: da como resultado una acción armónica en la que todos los elementos intervienen a su tiempo y en el lugar que les corresponde.
  11. 11. II. ORGANIZA EL TRABAJO Lo cual implica los tres aspectos siguientes: A - Jerarquización del trabajo en función de: • Su naturaleza. El criterio que ha de aplicarse para establecer una legitima jerarquía es el valor intrínseco de la obra por desarrollar. • Su importancia, la cual puede provenir de una serie de circunstancias concretas que influyen definitivamente en el éxito final. • Su urgencia, consecuencia de una complicación inesperada, de un ataque sorpresivo o de una necesidad imperiosa de cambiar de tácticas.
  12. 12. II. ORGANIZA EL TRABAJO B - Planeación. La capacidad del dirigente se manifiesta con mayor evidencia en la planeación del trabajo, la cual significa: • Visión de conjunto • Apreciación del detalle • Estudio de la forma de ejecución del trabajo • Análisis del medio en que se va a desarrollar • Distribución del trabajo de acuerdo con las labores por realizar y el personal con que se cuenta.
  13. 13. II. ORGANIZA EL TRABAJO C - Coordinación. Existe una concatenación en el proceso de toda obra que es preciso conservar a todo trance: • De acuerdo con el orden interno y uniformidad que exige su ejecución. • De acuerdo con la relación de las actividades entre si. • De acuerdo con el acoplamiento que puede lograrse entre quienes van a realizarlas.
  14. 14. Trabajo en equipo
  15. 15. DELEGA Centralización • Uno de los mayores enemigos de toda organización, que entorpece su desarrollo y aun puede condenarla al fracaso es la centralización de actividades y funciones.
  16. 16. I. RESPONSABILIDAD DE QUIEN DELEGA Todo fracaso del colaborador se atribuye a quien dirige, bien sea que provenga: • de ignorancia • de irresponsabilidad • de inexperiencia
  17. 17. II. CRITERIOS PARA DELEGAR Espíritu que debe animar quien delega: • El de la más amplia comprensión para sus compañeros • El de la más justa apreciación de sus cualidades • Del respeto más grande a los intereses de Cristo.
  18. 18. II. CRITERIOS PARA DELEGAR Selección de los colaboradores. En la delegación de sus funciones y autoridad se debe seleccionar colaboradores: • En función de las aptitudes • En función de su trabajo • En función del trabajo que ha de desarrollarse
  19. 19. III. TRANSMISION DEL PENSAMIENTO Y ENTUSIASMO AL DELEGADO La primera conquista que se debe realizar es la conquista del colaborador. • La conquista del corazón garantiza el esfuerzo perseverancia de nuestros compañeros en la tarea confiada. • De esta manera, no sólo transmitir consignas sino lo que es esencial: ideales y decisión que los harán capaces de continuar y superar la obra.
  20. 20. Procurar el éxito
  21. 21. SUPERVISA La actividad no termina con la planeación y delegación de funciones y trabajo con los colaboradores. Requiere, además la no menos inteligente y laboriosa tarea de supervisar la realización de la obra.
  22. 22. I. NATURALEZA Concepción errónea. Con el fin de precisar y aclarar función tan importante subrayamos que supervisar no es : • Espionaje • Coacción externa • Mera observación de lo que se está realizando
  23. 23. I. NATURALEZA Notas características: • Presencia inteligente en la realización de la obra • Simpatía y comprensión para quienes la ejecutan • Intervención oportuna que consistir en: • Sostener el plan general • Aceptar modificaciones accidentales si as¡ lo exigen causas imprevistas. • Cuidar del detalle que influye en la perfección de la obra. • Inyectar entusiasmo e interés especialmente en momentos difíciles o de crisis.
  24. 24. II. TRABAJO EN EQUIPO UNIDAD Y FUERZA EN LA ACCION Para que toda obra de conjunto pueda realizarse y logre verdadero éxito tanto en el orden material como sobrenatural, es preciso: • El espíritu de unión que debe reinar entre los diversos elementos. • Cimentar dicha unión en el fundamento teológico y psicológico de toda actividad apostólica.
  25. 25. De todo lo anterior se seguir una inteligente, alegre y fecunda acción organizada debemos participar del espíritu de Cristo que vino a nosotros "no para ser servido sino para servir".

×