Your SlideShare is downloading. ×
  • Like
Depresión... ¿Crees conocerla?
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Now you can save presentations on your phone or tablet

Available for both IPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Depresión... ¿Crees conocerla?

  • 102 views
Published

Ensayo elaborado en el taller de DHTIC de la sección 409, por el equipo N° 4 en el periodo otoño 2013. En este ensayo se abarca ampliamente en tema de la depresión, tratando de ser lo más concisos …

Ensayo elaborado en el taller de DHTIC de la sección 409, por el equipo N° 4 en el periodo otoño 2013. En este ensayo se abarca ampliamente en tema de la depresión, tratando de ser lo más concisos posibles en los aspectos que consideramos más importantes, por ejemplo el impacto de esta en la sociedad actual y las diversas variantes que existen.

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
No Downloads

Views

Total Views
102
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
2
Comments
0
Likes
1

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. Benemérita Universidad Autónoma de Puebla Desarrollo de Habilidades en el Uso de la Tecnología, la Información y la Comunicación (DHTIC) Jiménez Pérez Eduardo(201205635) Loaiza López Gabriela (201100666) Mendoza Saucedo Ruth (201229544) Sanromán Saucedo Sandra Abigail (201137210) DEPRESIÓN... ¿CREES CONOCERLA? Taller 4. Integrando el conocimiento Actividad final: Afterthedraft
  • 2. Desarrollo de Habilidades en el Uso de la Tecnología, la Información y la Comunicación (DHTIC) 2 Sección: 409
  • 3. Desarrollo de Habilidades en el Uso de la Tecnología, la Información y la Comunicación (DHTIC) ÍNDICE 1.Resumen……………………………………………………………………. 4 2. Introducción……………………………………………………………….. 5 3. Antecedentes……………………………………………………………... 6 4. La depresión en la sociedad actual……………………………………. 8 5. Tipos de depresión………………………………………………………. 9 5.1. Depresión clínica……………………………………………………… 9 5.2. Trastornos distímicos…………………………………………………. 9 5.3. Depresión doble……………………………………………………….. 9 5.4. Trastorno estacional afectivo (SAD)………………………………… 9 5.5. Maniaco – Depresión…………………………………………………. 9 6. Causas…………………………………………………………………….. 10 6.1. Genéticas……………………………………………………………...10 6.2. Afectivas u otras……………………………………………………... 10 7. Indicios y síntomas………………………………………………………..10 8. Tratamientos……………………………………………………………… 11 9. Medicamentos……………………………………………………………..11 10. Psicoterapia………………………………………………………………..12 10.1. Tipos…………………………………………………………………… 12 11. La vida con depresión…………………………………………………….12 12. Como puede ayudar la familia y amigos………………………………. 13 13. Bibliografía………………………………………………………………… 14 3 Sección: 409
  • 4. Desarrollo de Habilidades en el Uso de la Tecnología, la Información y la Comunicación (DHTIC) 1. RESUMEN Los sentimientos de tristeza y desaliento son reacciones emocionales normales a situaciones difíciles. Pero cuando estos sentimientos persisten por más de unas semanas, podrían ser signo de un trastorno del estado de ánimo llamado depresión. La depresión es una de las enfermedades mentales más comunes. Puede manifestarse a cualquier edad, y una de cada cinco mujeres y uno de cada diez hombres experimentará depresión en algún momento de sus vidas. Casi el 90 por ciento de aquellas personas que sufren de depresión podrían ser tratadas eficazmente. Aquellas personas que reciben tratamiento sienten su beneficio. Pero muchos no reciben tratamiento, en gran parte porque no reconocen la enfermedad o no se dan cuenta de sus síntomas, echándole la culpa a la gripe, estrés, poco descanso o mala alimentación. Si no se la trata, la depresión puede conducir al suicidio. Si las personas reconocen los síntomas y las pautas en forma temprana y solicitan tratamiento, pueden evitar un sufrimiento innecesario. 4 Sección: 409
  • 5. Desarrollo de Habilidades en el Uso de la Tecnología, la Información y la Comunicación (DHTIC) 2. INTRODUCCIÓN La depresión es considerada como un trastorno emocional que se presenta como un estado de abatimiento e infelicidad que puede ser transitorio o permanente. El término médico hace referencia a un síndrome o conjunto de síntomas que afectan principalmente a la esfera afectiva: la tristeza patológica, el decaimiento, la irritabilidad o un trastorno del humor que puede disminuir el rendimiento en el trabajo o limitar la actividad vital habitual, independientemente de que su causa sea conocida o desconocida. Aunque ése es el núcleo principal de síntomas, la depresión también puede expresarse a través de afecciones de tipo cognitivo, volitivo o incluso somático. En la mayor parte de los casos, el diagnóstico es clínico, aunque debe diferenciarse de cuadros de expresión parecida, como los trastornos de ansiedad. La persona aquejada de depresión puede no demostrar tristeza, sino pérdida de interés e incapacidad para disfrutar las actividades habituales, así como una vivencia poco motivadora y más lenta del transcurso del tiempo. Su origen es diverso, pero puede destacar los factores tales como el estrés y sentimientos que se derivan de una decepción sentimental, la contemplación o vivencia de un accidente, asesinato o tragedia, el trastorno por malas noticias, pena, y el haber atravesado una experiencia cercana a la muerte o incluso el consumo de determinadas sustancias como el abuso de alcohol o de otras sustancias tóxicas y factores de predisposición como la genética o un condicionamiento paterno educativo. La depresión puede tener importantes consecuencias sociales y personales, desde la incapacidad laboral hasta el suicidio. Algunas escuelas se han dedicado al estudio de este mal y han encontrado y propuesto varios tratamientos para la depresión: que consisten en medicamentos y terapias básicamente. Por ello se tiene que el origen de la depresión es complejo, ya que en su aparición influyen factores genéticos, biológicos y psicosociales. 5 Sección: 409
  • 6. Desarrollo de Habilidades en el Uso de la Tecnología, la Información y la Comunicación (DHTIC) 3. ANTECEDENTES Como es fácil suponer, la depresión ha existido desde que el hombre vivía en cavernas. Se trata de uno de los trastornos psiquiátricos más antiguos que hayan sido documentados, pues en diversos escritos clásicos aparecen descripciones de sus síntomas. Hasta hace relativamente poco, la enfermedad se desconocía bastante, y apenas se sabía qué se podía hacer para ayudar a las personas que entraban en un estado absoluto de pesadumbre. A veces se han utilizado remedios mágicos, porque el brujo de la tribu correspondiente le atribuía la culpa a espíritus negativos, o factores sobrenaturales. Durante mucho tiempo, la enfermedad se conocía como melancolía. Y se pensaba que afectaba sobre todo a los artistas, pues muchos de ellos la padecían, e incluso la convertían en fuente de inspiración para sus trabajos. Ciertamente, muchos de los afectados eran personas de lo más imaginativo. Ya el filósofo griego Hipócrates, padre de la medicina, pensaba que para tener salud había que mantener en equilibrio los cuatro humores, según él la sangre, la flema, la bilis amarilla y la melancolía, que llamó así al unir los términos 'melan' (negro) y 'jole' (bilis). Un exceso de esta 'bilis negra' provocaba tristeza en el individuo. Hipócrates ya era por tanto consciente de que se trataba de una enfermedad. Otro ilustre personaje de la cultura helena, Aristóteles, estaba convencido de que la mayoría de personajes relevantes padecían este problema. En el siglo XVIII, en Inglaterra, se habla de depresión por primera vez (al menos que se tenga constancia). El médico de la corte y poeta Richard Blackmore escribe que estar deprimido supone padecer tristeza. El término se deriva de la palabra latina "premere", que significa "empujar hacia abajo". Durante la Edad Media, la medicina árabe que aparece a partir de la expansión del Islam en el siglo VII, se inspira en las obras de los griegos. Durante esta etapa aparece un tratado muy significativo, "Magâla fî âlMalîhûliyâ", de Ishaq Ibn Imran, dedicado por completo a esta dolencia. Explica que tiene su origen en factores físicos, pero también apunta que puede estar motivada por el miedo, la ira y el aburrimiento. 6 Sección: 409
  • 7. Desarrollo de Habilidades en el Uso de la Tecnología, la Información y la Comunicación (DHTIC) Mucho más tarde, durante el Renacimiento, André de Laurens, médico de la corte francesa en el siglo XVI, publica una obra muy importante, "Discurso sobre la conservación de la vista, las enfermedades melancólicas, los catarros y la vejez". El autor ha llegado a la conclusión de que la bilis negra puede llevar al hombre a un estado espiritual que le hace propenso al estudio de la filosofía y la poesía. Ya en el siglo XVII, el médico británico Thomas Willis se da cuenta de que la teoría de los cuatro humores se ha quedado desfasada. Llegará a la conclusión de que provocan esta dolencia diversos procesos químicos del cerebro. Hubo que esperar a finales del siglo XIX y principios del XX para que se empezara a estudiar en profundidad. Quienes empezaron a profundizar en la enfermedad fueron el alemán Emil Kraepelin y el austríaco Sigmund Freud, padre del psicoanálisis. Freud estaba convencido de que esta dolencia estaba motivada por el contraste entre el "ello" (la naturaleza salvaje básica del ser humano) y el "superyo" (las reglas sociales). Por su parte, Kraepelin estableció una clasificación de la enfermedad, que podía ser simple, confusa, grave o fantástica, entre otras modalidades. Pensaba que tenía causas orgánicas vinculadas a elementos hereditarios. En los 60 el estudioso americano Aaron T. Beck defiende que la depresión tiene su origen en problemas con el procesamiento de información mental. Cuando en los recuerdos absorbidos por el individuo predomina una visión negativa del mundo, puede aparecer la enfermedad. A lo largo del siglo XX el término "depresión" se divide en otros más específicos como "obsesión", "ansiedad", etc. Nació la biopsiquiatría, que estudia los mecanismos químicos y el funcionamiento de los neurotransmisores, como causantes de los trastornos del estado de ánimo. 7 Sección: 409
  • 8. Desarrollo de Habilidades en el Uso de la Tecnología, la Información y la Comunicación (DHTIC) 4. DEPRESIÓN EN LA SOCIEDAD ACTUAL En efecto dentro de nuestra sociedad actual el rendimiento y la efectividad son las divisas más preciadas, todo aquel que por una u otra razón no esté en capacidad de cumplir con estos requisitos es relegado de alguna manera y en diversos grados. No es raro escuchar a personas que han trabajado 30 años o más y que de la noche a la mañana son despedidos de su trabajo que caen en un "hueco oscuro" y que ya no pueden salir. Es ahí cuando nosotros pensamos que la depresión es la manera actual de manifestar ese rechazo a la exclusión. Situaciones como la pérdida del trabajo, el divorcio, el matrimonio de los hijos, la falla o desaparición de un ideal colectivo, son frecuentes encontrarlas como desencadenantes de los períodos depresivos. Es evidente que no todas las personas que se han visto confrontadas a estas situaciones desencadenan una depresión, lo que de una parte nos lleva a reconocer la particularidad y singularidad de cada persona y por otra parte que a partir de esta particularidad cada cual manifiesta sus síntomas. Lo que dicho sea de paso quiere también decir que no existe el tratamiento único para la depresión, si bien los antidepresivos son efectivos estos no siempre cumplen con su finalidad, pues muchas veces se olvida la dimensión subjetiva que es la que en definitiva produce este malestar. No podemos negar la evidencia que la organización psíquica está íntimamente ligada a la organización biológica y que en la depresión encontramos manifestaciones neuro-hormonales que ciertamente tienen una relación con los momentos de ausencia de toda excitación. Es precisamente ahí donde, gracias a los medicamentos se pueden modificar el humor, sin embargo la relación al Otro se mantiene intacta y se sigue viviendo la culpa y el duelo del mismo modo, solo que con un estado de humor no acorde con esa realidad, artificial. Quizás esta sea una explicación a las frecuentes recaídas que adolecen los deprimidos. 8 Sección: 409
  • 9. Desarrollo de Habilidades en el Uso de la Tecnología, la Información y la Comunicación (DHTIC) 5. TIPOS DE DEPRESIÓN La depresión se manifiesta en formas diferentes, y algunas de ellas pueden superponerse. Los psiquiatras pueden dar más de un diagnóstico, ya que la enfermedad a menudo está ligada con otros problemas como abuso de sustancias, trastornos relacionados con la comida o trastornos de ansiedad. 5.1. DEPRESIÓN CLÍNICA La depresión clínica se refiere a una condición lo suficientemente seria como para requerir atención profesional. Se dice que una persona que sufre de depresión aguda durante un período corto, ha tenido un episodio de depresión clínica. La depresión grave se caracteriza por síntomas más agudos o exagerados. 5.2. TRANSTORNOS DISTÍMICOS Cuando una persona exhibe síntomas depresivos leves, en forma consistente, se dice que esa persona sufre de un trastorno distímico. 5.3. DEPRESIÓN DOBLE Cuando una persona con distimia sufre un episodio de depresión aguda, se lo denomina depresión doble. 5.4. TRANSTORNO ESTACIONAL AFECTIVO (SAD) También existe otro tipo de depresión identificada más recientemente, conocida como trastorno estacional afectivo (SAD, por sus siglas en ingles), que se desencadena por los cambios de las estaciones del tiempo, influido por las condiciones climáticas y la cantidad de luz de día disponible. 5.5. MANIACO-DEPRESIÓN Otro tipo de depresión aguda es la maníaco-depresión o trastorno bipolar, llamada así porque las personas que la padecen, no sólo pasan por momentos bajos de la depresión sino también las euforias de la manía. 9 Sección: 409
  • 10. Desarrollo de Habilidades en el Uso de la Tecnología, la Información y la Comunicación (DHTIC) 6. CAUSAS Si bien las investigaciones han logrado una vasta explicación acerca de la depresión, los científicos todavía no han podido encontrar el mecanismo exacto que la desencadena. Existe una gran posibilidad de que no haya una simple causa. 6.1. GENÉTICAS Estudios recientes han conectado a la depresión con cambios genéticos en la composición química del cuerpo. Estos cambios generalmente involucran un desequilibrio en los neurotransmisores (sustancias químicas que permiten que las células del cerebro se comuniquen), en particular serotonina y norepinefrina. 6.2. AFECTIVAS U OTRAS Otros factores, como relaciones familiares negativas, enfermedades graves, pérdidas o cambios significantes y abuso de sustancias pueden causar o complicar la depresión. Los familiares cercanos de personas con depresión tienen más posibilidades de contraer depresión o maníaco- depresión que la población en general. 7. INDICIOS Y SÍNTOMAS A menudo se confunde una verdadera depresión clínica por una tristeza ocasional, desaliento, desilusión o melancolía. Estos sentimientos generalmente están presentes en la depresión, pero en una forma más intensa y prolongada. Las personas que sufren de depresión probablemente exhibirán uno o más de los siguientes comportamientos: Sentimientos de falta de valor, falta de esperanzas, de impotencia, indiferencia total o culpa extrema. Tristeza prolongada, llanto incontrolable. Irritabilidad. Incapacidad para concentrarse o recordar detalles; indecisión. 10 Sección: 409
  • 11. Desarrollo de Habilidades en el Uso de la Tecnología, la Información y la Comunicación (DHTIC) Cambio notable en el apetito con pérdida o aumento de peso repentino. Cambio en los hábitos de dormir: fatiga constante, insomnio, despertar temprano o dormir demasiado Pensamientos sobre la muerte o intentos de suicidio 8. TRATAMIENTOS La depresión es una de las enfermedades mentales más tratables. Casi un 90 por ciento de las personas que sufren de depresión responden bien al tratamiento, y casi todos los pacientes en tratamiento experimentan beneficios. Al igual que otras enfermedades mentales, la depresión se trata con medicamentos, psicoterapia o la combinación de ambos. Los pacientes generalmente comienzan a sentirse mejor en sólo unas pocas semanas. 9. MEDICAMENTOS Los medicamentos antidepresivos se utilizan para corregir desequilibrios de ciertos neurotransmisores. Por lo general se recetan cinco grupos de medicamentos para la depresión: antidepresivos tricíclicos, inhibidores de monoaminoxidasa (MAOIs), inhibidores de recaptación selectiva de serotonina (SSRIs), inhibidores de recaptación selectiva de norepinefrina (SNRIs) y otros antidepresivos atípicos. La eficacia de los medicamentos antidepresivos depende de la salud general de la persona, su peso, su metabolismo y otras características físicas. Generalmente se los receta de acuerdo a la persona. Si un medicamento no funciona, el médico puede probar otro, o una combinación de medicamentos para determinar el régimen más eficaz. Por lo general, los antidepresivos actúan efectivamente entre tres y seis semanas. Otras formas de terapia son la terapia de electroshock (ECT) y terapia de luz. Si bien su utilización ha disminuido desde la aparición de los medicamentos más modernos, la terapia de electroshock es muy eficaz para aquellos pacientes que no toleran los medicamentos o que no pueden tomarlos debido a condiciones médicas, edad, mala nutrición, o simplemente aquellos 11 Sección: 409
  • 12. Desarrollo de Habilidades en el Uso de la Tecnología, la Información y la Comunicación (DHTIC) que responden a los medicamentos antidepresivos. La terapia de luz se utiliza principalmente para aquellos que sufren del trastorno estacional afectivo. Bajo esta terapia, los pacientes asisten a sesiones terapéuticas regulares donde se los expone a luz proveniente de una fuente de luz de gran espectro. 10. PSICOTERAPIA La psicoterapia involucra la participación verbal entre profesionales capacitados y pacientes. El terapeuta utiliza técnicas para ayudar al paciente a adquirir una nueva percepción personal que le permitirá cambiar sus pensamientos, sentimientos o comportamientos en una forma positiva. TIPOS DE TERAPIA Varias formas de esta "terapia hablada" han sido de gran ayuda para el tratamiento de la depresión. Estas terapias son: psicoterapia interpersonal, terapia cognitiva y del comportamiento, psicoanálisis y psicoterapia psicodinámica. 11. LA VIDA CON DEPRESIÓN La depresión hace que la persona se sienta cansada, sin valor, impotente y sin esperanzas. Es importante destacar que estos sentimientos son resultado de la depresión y que no reflejan con exactitud la verdadera situación de la persona. Hasta que el tratamiento comience a actuar, la persona que sufre de depresión debe: Limitar sus compromisos. Establecer objetivos y expectativas reales. Compartir tiempo con otras personas. Participar en actividades de las que disfrute. 12 Sección: 409
  • 13. Desarrollo de Habilidades en el Uso de la Tecnología, la Información y la Comunicación (DHTIC) Solicitar los consejos de buenos amigos o de la familia antes de tomar decisiones importantes. Darse cuenta que no saldrán de la depresión "por sí solos". Pensar positivamente y tratar de alejar los pensamientos negativos. 12. COMO PUEDE AYUDAR LA FAMILIA Y AMIGOS Lo más importante que la familia y los amigos pueden hacer por la persona con depresión es ayudarla a obtener tratamiento. Pueden hacerlo alentando al paciente a continuar con el tratamiento, acompañándolo al médico e incluso controlando que el paciente tome los medicamentos. Otra forma importante de ayudar es ofreciendo apoyo emocional, comprensión, paciencia, afecto y aliento. Debe escucharse siempre a la persona con depresión. No deben ignorarse los comentarios sobre suicidio; estos deben reportarse al médico inmediatamente. 13 Sección: 409
  • 14. Desarrollo de Habilidades en el Uso de la Tecnología, la Información y la Comunicación (DHTIC) 13. BIBLIOGRAFÍA Joseph J. Luciani. Cómo superar la depresión: Qué hacer cuando su vida se descontrola. España, Profil editorial I., 2010, p.11 Pedro Retamal C. Depresión. Chile, Editorial Universitaria, 1998, p.9. Vallejo Ruiloba J. y Gasto Ferrer C. Trastornos afectivos ansiedad y depresión. Barcelona: Masson, 2000. Moore P. David y Jefferson W. James. Manual de PsiquiatríaMédica. España: Elsevier, 2005. Fauman A. Michael. DSM-IV-TR Guía de estudio. Mollet del Vallés, Barcelona: Masson,2003. 14 Sección: 409