Transversalización de género en el programa EUROsociAL ii

244
-1

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
244
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
3
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Transversalización de género en el programa EUROsociAL ii

  1. 1. GuíaTRANSVERSALIZACIÓN DEL GÉNERO EN EL PROGRAMA EUROsociAL febrero 2012
  2. 2. TRANSVERSALIZACIÓN DEL GÉNERO EN EL PROGRAMA EUROsociAL IIAutor: Maribel RodríguezOrganización:Fecha: febrero 2012Sitio web:© logo2 logo1Reproducción autorizada siempre que se cite la fuente.“La presente publicación ha sido elaborada con la asistencia de la Unión Europea. El contenido de la misma esresponsabilidad exclusivadel autor y en ningún caso se debe considerar que refleje la opinión de la Unión Europea”
  3. 3. I. Introducción ............................................................................................................ 3II. ¿Qué es el género? ¿Porqué el género importa? .................................................. 5III. Recomendaciones generales al programa .......................................................... 13 Pautas para la tipología de acciones de colaboración técnica ...................................................................... 15IV. Acciones transversales – el papel de la coordinación general .......................... 18 Acción 1: Gestión y Coordinación del Consorcio................................................................................................ 18 Acción 2: Programación, Seguimiento y Evaluación ......................................................................................... 19 Acción 3: Metodología .............................................................................................................................................. 19 Acción 4: Gestión Del Conocimiento..................................................................................................................... 19 Acción 5: Complementariedad ............................................................................................................................... 20 Acción 6: Integralidad de las Acciones ................................................................................................................. 20 Acción 7: Comunicación, Visibilidad Y Acción 8 Discurso.............................................................................. 21 Acción 9: Agenda........................................................................................................................................................ 21 Acción 10: Redes ........................................................................................................................................................ 21V. Salud ....................................................................................................................... 22 Acción 1: Encuentro de intercambio y programación. mejorar el acceso y la calidad de los servicios de salud, actuando sobre la reforma de las políticas de salud en América Latina................................. 24VI. Educación............................................................................................................... 26 Acción 1: Encuentro de intercambio y programación. Políticas educativas para una escuela secundaria de calidad y más inclusiva. ................................................................................................................ 27VII. Políticas Sociales ................................................................................................... 29 Acción 1: Incremento del consenso político y ciudadano ................................................................................ 30 Acción 2: Fortalecimiento de la institucionalidad y la gestión de políticas de protección social .......... 31 Acción 3: Fortalecimiento y ampliación de Sistemas Públicos del cuidado. ............................................... 31 Acción 4: Estrategias de inserción laboral de beneficiarios de programas y el desarrollo de la Economía Solidaria. ................................................................................................................................................... 32VIII. Políticas de Empleo .............................................................................................. 34 Acción 1: Encuentro sobre Políticas y servicios nacionales de empleo........................................................ 34 Transversalización de género 1
  4. 4. Acción 2: Consolidación y Mejora de Sistemas Nacionales de Cualificación ............................................ 35 Acción 3: Sistemas Informativos para gestión de Políticas de empleo ....................................................... 36 Acción 4: Alianza para mejorar aprendizajes en los lugares de trabajo ................................................... 36IX. Finanzas Públicas .................................................................................................. 38 Acción 1: Equidad Fiscal ........................................................................................................................................... 39 Acción 2: Mejora de la Equidad de los sistemas tributarios .......................................................................... 40 Acción 3: Mejora en Vinculación presupuesto e integración de evaluación en ciclo de políticas ........ 41X. Institucionalidad Democrática ............................................................................ 42 Acción 1: Fortalecimiento de estrategias de Colaboración institucional y social en la lucha contra la corrupción ..................................................................................................................................................................... 42XI. Diálogo Social ........................................................................................................ 44 Acción 1: Fortalecimiento de instancias de construcción de consensos para Cohesión Social en América Latina ............................................................................................................................................................ 44XII. Descentralización.................................................................................................. 45XIII. Justicia ................................................................................................................... 46 Acción 1: Fortalecimiento y potenciación de mecanismos alternativos de resolución de conflictos ... 46 Acción 2: Reducción de barreras al acceso a la justicia y ampliación de cobertura de justicia estatal. ......................................................................................................................................................................................... 47 Acción 3: Encuentro de programación ................................................................................................................. 49XIV. Seguridad Ciudadana ........................................................................................... 50 Acción 1: Establecer articulación entre niveles nacional y local para construcción de políticas de prevención .................................................................................................................................................................... 51 Acción 2: Profundizar demandas en materia del fortalecimiento de políticas públicas en prevención de la violencia juvenil................................................................................................................................................. 52 Acción 3: Profundizar demandas en materia de fortalecimiento de la policía y de los servicios de investigación criminal ................................................................................................................................................ 53 Acción 4: Transmisión de experiencias de la unión europea en materia de seguridad interior.......... 53 Acción 5: Coordinación interinstitucional en el tema de Seguridad Ciudadana ....................................... 54XV. Consideraciones finales ....................................................................................... 55XVI. Referencias útiles ................................................................................................. 56 Transversalización de género 2
  5. 5. I. INTRODUCCIÓNUna política pública o un programa de cohesión social tienen como objetivo intervenir sobre larealidad social y favorecer mayores índices de desarrollo humano para el conjunto de lapoblación, así como propiciar más equidad en el acceso y disfrute de derechos y activos socio-económicos.A su vez, toda política o programa de acción social y dedesarrollo intervienen en un contexto social y políticodeterminado. Este contexto puede presentar distintosniveles de desigualdades sociales y económicas. “CADA VEZ QUE SE EMANCIPAAdemás, los individuos tendrán oportunidades A UNA MUJER, SE EMANCIPA Adiferentes, dependiendo de su pertenencia a UN HOMBRE. “determinadas categorías socio-económicas e incluso desu localización geográfica, puesto que residir en zonasrurales remotas no ofrece las mismas facilidades en materia de educación y de movilidad socialque vivir en un centro urbano.Sin embargo, la desigualdad que cruza transversalmente y agudiza todas las demás, es ladesigualdad entre hombres y mujeres. Los hombres y las mujeres no tienen las mismascondiciones de acceso y disfrute de los derechos humanos, del poder, ni tampoco de losactivos y bienes sociales.Por lo tanto, las desigualdades de género deben estar en el centro de toda políticaque persiga la equidad social.Este documento pretende ser una guía de recomendaciones para la orientación estratégica delPrograma EUROsociAL II en materia de género. Entendiendo que los actores encargados de lacoordinación tanto de las áreas temáticas, de las acciones como de las actividades específicasdeberán consensuar la adopción de objetivos y de indicadores específicos adicionales para laadecuada integración del enfoque de género en las mismas.En primer lugar, se ofrece una introducción al concepto de género, de manera que unapersona poco familiarizada con éste pueda, en pocas páginas, adquirir los conocimientosbásicos para poder incorporarlo en su práctica.En segundo lugar, se exponen algunas consideraciones generales que se refieren al conjuntodel programa, y que por lo tanto deberían ser revisadas por el lector independientemente delEje Temático al cual pertenece.Posteriormente, se abordan los diferentes ejes temáticos y acciones del Plan de AcciónEUROsociAL II, ofreciendo pautas concretas para la incorporación del enfoque de género. Seopta por seguir el esquema del Plan de Acción para facilitar su consulta puntual en el marco decada eje temático. Transversalización de género 3
  6. 6. En cada tema abordado, se plasman en unos recuadros los aspectos destacados del texto parafacilitar la lectura del documento y su posterior revisión rápida.El documento no pretende cubrir todas las posibilidades de incorporación del enfoque degénero, pues se entiende que cada socio y/o país podrá asumir objetivos y compromisos másambiciosos con la equidad de género y adaptarlos a los diferentes contextos locales, noobstante se ofrece aquí una propuesta de incorporación mínima.Finalmente, se ofrece un repositorio herramientas útiles para la incorporación del enfoque degénero y sitios de referencia en la temática, así como referencias bibliográficas para aquellaspersonas interesadas en profundizar sus conocimientos. Transversalización de género 4
  7. 7. II. ¿QUÉ ES EL GÉNERO? ¿PORQUÉ EL GÉNERO IMPORTA?El primer paso necesario consiste en distinguir el conceptode sexo de la categoría de género. Mientras el sexo serefiere a las características biológicas de los individuosdentro de una especie en función de su papel en la El género es un constructoreproducción, el género es un constructo social que social que utiliza el sexo biológico como pretexto yasigna a los individuos roles, identidades colectivas, justificación para ordenar elun acceso diferenciado a bienes, servicios, al espacio acceso a derechos, roles, poderpúblico, etc. utilizando el sexo biológico (hembra y y privilegios de los individuos en función del mismo.macho) como criterio central de distinción entre laspersonas. El fundamento del género se encuentra en la división socialPor lo tanto, mientras el sexo biológico de las personas del trabajo.como tal tiene una escasa influencia objetiva en el Perseguir la igualdad de génerodesempeño y las capacidades de los individuos, el es una cuestión de derechosconstructo social género (o sexo social) actúa como factor humanos fundamentales y dede peso en la construcción de las personalidades justicia social.individuales, en la organización social, en la división deltrabajo y en la distribución del poder y de los privilegios.El sexo biológico es universal (código genético), por lo contrario el sexo social o género varíade una sociedad a la otra y en función del contexto histórico. Incluso, el género puede variardentro de una misma sociedad dependiendo de la categoría socio-económica a la cualpertenece un individuo: ser mujer en una familia urbana acomodada no brinda los mismosbeneficios y no impone los mismos códigos de comportamiento individual que ser mujer pobreen un entorno rural conservador y fuertemente patriarcal.Tal y como lo esquematiza el cuadro I, las dos categorías de sexo biológico y de género o sexosocial, interactúan para legitimarse y reforzarse mutualmente, lo cual dificulta desentramar estaconstrucción social. Mientras el género marca los cuerpos (posturas, perforación orejas,peinados, ropa, etc.), es decir somatiza el género, e interioriza en cada individuo supertenencia a un determinado grupo (grupo de las mujeres o grupo de los hombres), el sexobiológico actúa socialmente como legitimación material de la división de la sociedad en dosgrupos: los hombres y las mujeres, es decir que la función de las mujeres en la reproducciónhumana es generalizada a todas las actividades sociales. Transversalización de género 5
  8. 8. Cuadro I:Elaboración propiaLa división social del trabajo entre hombres y mujeresestá en el origen de esta construcción social del género. Demanera que las mujeres están asociadas, en la mayoría de lassociedades, al espacio de lo privado, de la reproducción y Todos los estudios coinciden en que las mujeres acumulandel trabajo no remunerado. Esta especialización no es importantes déficits deanodina, pues los espacios de especialización genérica están inclusión. Para ser universal,jerarquizados. Las categorías genéricas no son neutrales, no una política no puede serse refieren únicamente a un ordenamiento cognitivo en base ciega ante las desigualdades de género.a estereotipos, sino son categorías que determinan acceso ola exclusión frente a privilegios, en función de sexo de losindividuos. La participación en el espacio público y el trabajoremunerado, ámbitos tradicionalmente masculinos, son valorados positivamente y permiten unacceso privilegiado a las esferas de poder. Mientras que acontece lo contrario para elespacio privado.El género es el constructo social más potente para la organización, la jerarquización y lareproducción social, y responde a la ideología del patriarcado que garantiza elmonopolio de privilegios por los hombres, y el aprovechamiento recursosproducidos por las mujeres. Esta distinción social entre hombres y mujeres generadesigualdad y se extiende a prácticamente todos los aspectos de la vida individual y colectivade las personas.Por lo tanto, si una política pública pretende universalizar plenamente los derechos sociales,económicos y culturales, ésta no puede permanecer ciega ante el género que jerarquiza losindividuos, basándose exclusivamente en su sexo biológico. Transversalización de género 6
  9. 9. De la misma manera que combatir el racismo es un asunto de derechos humanos,perseguir la igualdad de género también lo es.Todos los estudios coinciden en que las mujeres acumulan, en diferentes grados dependiendode cada contexto nacional, importantes déficits de inclusión. Siguen concentrándose enempleos de menor productividad, siguen presentando índices de desempleo mayores que loshombres, están menos afiliadas a los sistemas de protección social, sufren mayores índices detemporalidad laboral y requieren de más educación formal para acceder a un mismo empleoque un hombre. Además, el ingreso salarial de las mujeres en América Latina es 21% inferior alde los hombres (CEPAL: 2010b).Los gráficos I y II muestran cómo las mujeres tienen menos posibilidades de participar en laeconomía monetaria y de acceder a empleos de calidad y bien remunerados, lo cual endefinitiva merma su autonomía.Grafico I:Fuente: CEPAL (2010). ¿Qué Estado para qué igualdad?Pero además, las mujeres llevan a hombros el mayor peso del trabajo no remunerado, el de loscuidados, esencial para la generación de bienestar social y sin el cual, el funcionamiento de lasociedad y de la economía se vería comprometido. El trabajo realizado por la ComisiónEconómica para América Latina y el Caribe conjuntamente con los países de la región, hapermitido poner cifras a esta desigualdad a través de las encuestas del uso del tiempo. Transversalización de género 7
  10. 10. Gráfico II:Fuente: CEPAL (2010).¿Qué Estado para quéigualdad?El gráfico III muestra esta desigual participación de los hombres y de las mujeres en el trabajono remunerado. Mientras las mujeres se han incorporado masivamente al mercado de trabajo,lo han hecho en condiciones desiguales pues siguen asumiendo la casi totalidad del trabajo noremunerado, proceso conocido como la doble jornada, mientras los hombres no hanavanzado en corresponsabilidad. Gráfico III:Además,estegráfico ilustra perfectamente el peso de las estructuras sociales tradicionales que agudizan ladivisión social del trabajo entre hombres y mujeres. Transversalización de género 8
  11. 11. Otro rasgo particularmente alarmante de esta desigualdad se encuentra plasmado en los datosde violencia de género y en particular cuando ésta se enmarca en una relación de pareja, comolo refleja el siguiente gráfico.Debe recordarse que para las mujeres entre 15 y 44 años, la violencia de género esla principal causa de muerte y de discapacidad.Gráfico IV:Gráfico:OPS (2009)A la falta de autonomía económica y al déficit de tiempo, conocido también como el tiempohipotecado de las mujeres, viene a sumarse una importante limitación de la autonomía física delas mujeres relacionada con el ejercicio pleno de su derecho a planificar su maternidad.Gráfico V: Transversalización de género 9
  12. 12. Gráfico: OPS (2009)Por otra parte, cabe subraya como lo afirma la UNESCO que, a nivel mundial, de los 796millones de personas que no poseen competencias básicas en lectura, escritura y aritmética losdos tercios aproximadamente son mujeres. Estas disparidades de género obstaculizan losprogresos de la educación. Este organismo internacional afirma además, en su informe 2011 deEducación para Todos, que “si en 2008 se hubiera alcanzado en el mundo la paridad entre lossexos en la enseñanza primaria, hoy habría 3,6 millones suplementarios de niñas matriculadasen las escuelas primarias”.Además, en materia de salud, en la mayoría de los países en desarrollo, el 53% de losenfermos de VIH-SIDA son mujeres.Estos son sólo algunos ejemplos de la falta de inclusión en igualdad de condiciones de lasmujeres. Muchos otros están recogidos en los diferentes estudios regionales disponibles enorganismos internacionales, de manera que no se pretende describir aquí todas las facetas de ladesigualdad de género, sino se han señalado algunas de las más sobresalientes.Ahora bien, el género debe entenderse también como categoría analítica desde el punto devista de las políticas públicas, que permite visibilizar las desigualdades entre hombres y mujeres,así como profundizar en sus causas y posiblessoluciones. Además, cuando éste es asumido comocategoría de acción política, permite actuar sobre lasdesigualdades para elevar los niveles de cohesión “Justicia es tratar igual a lossocial sin dejar de lado a las mujeres. iguales y desigual a los desiguales”.Se pueden distinguir tres tipos de políticas de Aristóteles (Filósofo, Grecia: 384 - 323 a.C)intervenciones. El primero se refiere a las políticasneutrales al género. Es decir, aquellas que ignorano presuponen que no existen desigualdades degénero y que por lo tanto aplican medidas uniformesa todos los individuos. Este enfoque adolece de androcentrismo, en el sentido que asume quela situación vivida por los hombres puede ser generalizada a toda la población. En definitiva, elresultado de este tipo de políticas es reforzar y reproducir las desigualdades presentes en elcontexto en el cual interviene dicha política.El segundo tipo, las políticas de igualdad de oportunidades, tienen un postuladodiferente, aunque se termine teniendo los mismos resultados. Dichas políticas apuestan portratar de la misma manera a todas las personas, es decir eliminar la discriminación de trato.Suponiendo que a trato igual, las personas conseguirán los mismos logros. Sin embargo, esteenfoque subestima la fuerza de los procesos de desigualdad que actúan en un determinadocontexto, y que aún cuando la política no discrimine sigue generando condiciones desigualespara el desempeño de los individuos. Como lo decía Aristóteles: “Justicia es tratar igual a losiguales y desigual a los desiguales”. Transversalización de género 10
  13. 13. Finalmente, el tercer tipo, las políticas de equidad, parte del principio que existen procesosde desigualdad de género en la sociedad y que por lo tanto, para ofrecer las mismasoportunidades a todos, es necesario compensar estas desigualdades de partida.En la práctica se pueden introducir tres tipos de medidas concretas:a) eliminar obstáculos a la igualdad real (ej.: derecho de propiedad de la tierra para lasmujeres);b) compensar los efectos de la discriminaciónexistente (ej.: programas de préstamos preferentespara empresas lideradas por mujeres) y El Consejo Económico y Social de lasc) impulsar participación plena mujeres (ej.: Naciones Unidas (ECOSOC) definió en 1997 el concepto de la tranversalización deintroducción de sistemas de cuotas en los partidos la perspectiva de género de la siguientey elecciones). manera:Por supuesto, desde el EUROsociAL se considera "Transversalizar la perspectiva deque la modalidad de las políticas de equidad de género es el proceso de valorar lasgénero revierte más beneficios en términos de implicaciones que tiene para loscohesión social. hombres y para las mujeres cualquier acción que se planifique, ya se trateUna adecuada aplicación de la equidad debería de legislación, políticas o programas,además regirse por el principio del “mainstreaming” en todas las áreas y en todos loso transversalización, es decir examinar las niveles. Es una estrategia para conseguir que las preocupaciones yimplicaciones para hombres y mujeres de toda experiencias de las mujeres, al igualintervención, incluyendo cuando esto sea necesario que las de los hombres, sean parteactividades afirmativas específicas a favor de las integrante en la elaboración, puestamujeres. en marcha, control y evaluación de las políticas y de los programas enEsta transversalización debería aplicarse a lo todas las esferas políticas,largo de todo el ciclo de intervención, es económicas y sociales, de manera quedecir desde la elaboración del análisis de la las mujeres y los hombres puedansituación, los diagnósticos, la definición de beneficiarse de ellos igualmente y noprioridades, el desarrollo de estrategias de se perpetúe la desigualdad. Elintervención, la planificación de las acciones objetivo final de la integración esy las evaluaciones. conseguir la igualdad de los géneros." (A/52/3, 18 de septiembre 1997)Cabe destacar que es por lo tanto necesariogarantizar una transversalización hecha conprofesionalidad y, si fuera necesario, invertir en formación y en la contratación de expertos engénero.Por otra parte, es crucial garantizar una buena gestión de la información y documentar lasevaluaciones para favorecer el aprendizaje institucional y la adopción de medidas correctivasdurante la implementación de las acciones que pretendan incidir en la igualdad de género.Puesto que no se desea ampliar mucho este apartado teórico, en la última sección de estedocumento, se ofrece una bibliografía básica, así como un listado de enlaces a organizaciones Transversalización de género 11
  14. 14. de referencia en materia de aplicación del enfoque de género al desarrollo útil paracomplementar esta introducción al concepto de género.Sin embargo, cabe recalcar el valor que representa unenfoque de equidad de género para las políticas de La transversalidación de la equidad de género requiere de :cohesión, pues éste pone en el centro la agenda losderechos humanos e incorpora a las mujeres y hombres • Liderazgo políticoaprovechando plenamente sus recursos y potenciales. • Medidas específicas • Conocimiento de laNo obstante, no se puede olvidar que para llevar a cabo realidad y dinámicas de laesta tarea son necesarios un decidido liderazgo político desigualdad de géneroexpresado también en medidas específicas, un • Participación de laconocimiento profundo de las dinámicas y desigualdades ciudadanía yde género dentro de una sociedad determinada, la • Recursos humanos, institu-participación de la ciudadanía y fundamentalmente cionales y económicos.recursos institucionales, humanos y financieros parallevarlos a la práctica. Transversalización de género 12
  15. 15. III. RECOMENDACIONES GENERALES AL PROGRAMAEn este apartado, se pretende reunir algunas recomendaciones que deberían ser asumidas portodos los equipos a cargo de las acciones específicas, así como las transversales.El primer paso que debería preceder todadefinición de política o de intervención social esun riguroso análisis de la situación teniendo en LISTA DE VERIFICACIÓN – INTEGRACIÓN DEL ENFOQUE DEcuenta las diferencias entre hombres y mujeres. GÉNERO EN LAS ACCIONES:Es decir que es necesario definir el problema aabordar incluyendo una reflexión en clave de Los diagnósticos y estudios previos asumen un análisis de situación quegénero. toma en cuenta las diferencias de géneroEs clave huir de fórmulas simplificadoras comocontabilizar el número de hombres y mujeres Los grupos de trabajo son paritariosbeneficiados o que participan en una acción, pues Los objetivos del proyectoesto no equivale a conceptualizar y tomar en contemplan incidir en la reduccióncuenta las desigualdades de género. de las desigualdades de género Los beneficiarios son hombres yEs importante conocer los mecanismos de mujeresdesigualdad vigentes en el contexto en el cual la Las acciones y las actividadesacción pretende incidir y formular objetivos y involucran a mujeres y hombres, ymetas específicos que conduzcan hacia velan por la igualdadmayores índices de cohesión. El programa o actividad dispone de indicadores de género específicos,Antes de desarrollar un plan de acción, es dichos indicadores servirán para elaconsejable disponer y fijar indicadores: seguimiento, la evaluación y la gestión del conocimiento • De situación: datos desagregados por sexo, medición de las brechas y de las Se dispone de los recursos tendencias. (capacidades, experticia, compromiso de las personas y de las • De procesos: las acciones incluyen instituciones, fondos, etc.) para llevar a la práctica el enfoque de medidas para reducir las brechas. Se debe género prestar atención a efectos indeseados no previstos e introducir medidas Se han valorado los riesgos y los obstáculos potenciales a la correctivas. Los procedimientos de introducción de medidas licitación para determinadas actividades conducentes a una mayor cohesión e también tienen que incluir medidas de igualdad de género equidad, así como los protocolos de Adaptación propia a partir de “La funcionamiento de las instituciones o de perspectiva de género en los programa y las actividades (talleres con participación proyectos” (COSUDE 2010) paritaria por ejemplo). Transversalización de género 13
  16. 16. • De resultados: medir los avances y retrocesos, beneficios/perjuicios no previstos.Sin embargo, cabe subrayar que si bien estos indicadores deben acompañar el seguimiento y laevaluación de una intervención pública, ello no exime de ampliar la mirada para tener encuenta aquellos elementos que no se habían previsto y que no estaban incluidos en lamatriz de indicadores acordados.1Por otra parte, dadas las importantes brechas urbano/rurales en América Latina, seaconseja tener también en cuenta este corte analítico en materia de género y posteriormentedesarrollar propuestas adaptadas.Además, para impulsar el cumplimiento de los objetivos de género, es deseable que cadaacción esté acompañada de un mecanismo de incentivos y de “llamadas de atención”cuando no se cumplan.Con el fin de garantizar una mayor implantación local y permanencia de las actividades resultade gran interés involucrar a Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC), puesto queéstas no están tan expuestas a los cambios políticos.En materia de género y de defensa de los derechos delas mujeres esta participación es particularmente útil.Se entiende como OSC tanto los movimientos para De la misma manera que lalos derechos de las mujeres, las asociaciones, pero cohesión social y la reducción detambién las instituciones académicas que producen las desigualdades es asunto deconocimientos, datos y proporcionan insumos para el todos, la igualdad de génerodiseño y evaluación de políticas de equidad de género. también debe ser asunto deSu contribución es clave en todas las etapas del hombres y mujerestrabajo de los ejes temáticos.Además, puesto que es inevitable que se produzcan rotaciones de personal en las instituciones,es crucial documentar todos los procesos y desarrollar protocolos de acciónvinculantes y de obligado cumplimiento. De no ser así, el enfoque de género estaría muyexpuesto a variaciones en el compromiso de los individuos que lideran los procesos.Y finalmente, para evitar que se considere la igualdad de género como un “tema de mujeres”se aconseja incluir también a hombres en el desarrollo de las acciones de igualdad yen la presentación y formación relacionada con la temática. De la misma manera quela cohesión social y la reducción de las desigualdades es asunto de todos, la igualdad de génerotambién debe ser asunto de hombres y mujeres.1 Por ejemplo: los programas de transferencias con contraprestaciones presuponen un empoderamientoautomático de las mujeres debido a los recursos monetarios que se les asignan. Sin embargo el tiempo que éstasdedican en cumplir con el conjunto de contraprestaciones establecido, puede, en determinados casos, reducir sucapacidad de asumir un empleo remunerado a tiempo completo, que le podría brindar autonomía económica. Transversalización de género 14
  17. 17. PAUTAS PARA LA TIPOLOGÍA DE ACCIONES DE COLABORACIÓNTÉCNICAA continuación se propone una serie de pautas que permiten incorporar un enfoque degénero, tanto en los procesos, como los resultados de los cinco tipos de acciones decolaboración técnica del EUROsociAL II. Visitas de un país al otro:Es importante garantizar que la composición de las delegaciones sea paritaria, o por lo menosequilibrada, tanto en el caso del país que viaja, como de las delegaciones que reciben sushomólogos.En las delegaciones es clave contar con una o varias personas con acreditada experiencia en elenfoque de género. En su defecto, este punto podría suplirse por un apoyo externo desde lasentidades coordinadoras. Incluso se puede acudir a organizaciones de la sociedad civil o de laacademia asociados y con experticia en este tema.Para resaltar el compromiso con la igualdad es preferible contar con un liderazgo de laactividad doble, un hombre y una mujer.Durante la visita, se analizará cómo las instituciones han aplicado medidas para reducir lasdesigualdades de género. Esto deberá ser objeto de planificación y registro en los informes quede esta actividad se deriven.Para presentar o discutir experiencias se dispondrá previamente de información útil para laimplementación del enfoque de género (datos, análisis, estudios, informes, buenas prácticasetc.).También se contará con modelos, que incluyan indicadores para el componente de equidad degénero, desarrollados por la unidad de gestión del conocimiento de la entidad coordinadorapara sistematizar los resultados de estas visitas. Talleres y seminarios:Para los talleres se pedirá una representación paritaria o equilibrada de los asistentes a los másaltos niveles posibles.También se buscará una participación equilibrada de mujeres y de hombres entre los ponentesy conferenciantes.Se prestará una atención específica de manera a evitar el uso de imágenes y una terminologíasexista.Se recomienda desarrollar un código de conducta para las actividades del EUROsociAL II, queplasme el rechazo hacia expresiones y comportamientos considerados como lesivos desde el Transversalización de género 15
  18. 18. punto de vista un trato igualitario hacia hombres y mujeres. Pese a su aparente futilidad, éstees un elemento importante, ya que las palabras y las imágenes infiltran sutiles “mensajes” quepueden contribuir a desacreditar el trabajo en materia de género y generar un ambiente y unaspercepciones hostiles hacia el tema.En la propia dinámica de los talleres, es importante velar por distribuir equitativamente entremujeres y hombres las responsabilidades de mayor visibilidad. Por ejemplo, no sólo loshombres han de presentar las conclusiones.Para que el tema del género se aborde adecuadamente en los asuntos tratados en los tallereses importante contar con una o varias personas expertas. En su defecto, como en el casoanterior esto podría suplirse con un apoyo desde las entidades coordinadoras, o a través de laparticipación de organizaciones de la sociedad civil o de la academia socios en el país encuestión y con experticia en temas de género. Asesorías técnicas:En la formulación de los objetivos y de los términos de referencia de las asesorías, se prestaráatención a la adecuada introducción de enfoque de género, de objetivos, de metas y deindicadores correspondientes.Para la contratación de las asesorías se valorará positivamente la composición paritaria de losequipos y un nivel adecuado de experiencia y conocimientos de las problemáticas de género.Los informes de asesoría deberán rendir cuenta de los hallazgos o conclusiones relacionadascon las desigualdades de género y proponer las medidas efectivas para su reducción. Construcción de productos comunes:El desarrollo de productos estará basado en datos desagregados por sexo y un análisis quedistinga las condiciones a las cuales se enfrentan tanto las mujeres como los hombres.Así mismo, las propuestas de intervención que se formularán dispondrán de objetivos y metasque incidan en la reducción de las desigualdades identificadas.Se acordará una serie de indicadores de género para verificar la efectividad de los productos ypara medir avances y retrocesos en la cohesión desde el punto de vista del género.Nuevamente, la asistencia de personal experto en género es un elemento que facilitará laincorporación de criterios de equidad de género en los productos comunes. Formación y “e-learning”:Es indispensable transversalizar el enfoque de género en los diferentes módulos temáticos deformación, así como desarrollar un módulo propio que permita brindar conocimientos Transversalización de género 16
  19. 19. operativos a los socios del EUROsociAL II en materia de análisis de género y de políticas deequidad.Es aconsejable que por lo menos dos personas responsables a los más altos niveles en cadaacción hayan tenido una formación en esta materia. De esta manera, podrán actuar comoasesores y promotores de la transversalidad en sus ámbitos de acción respectivos, y además seconvertirán en puntos focales de género para la coordinación general del programa. Serecomienda incluir también a hombres en los programas de formación para asumir estafunción.Existen numerosos productos de conocimiento y programas de formación que podrían seradaptados a las necesidades del EUROsociAL II. En este sentido es aconsejable fomentar laasociación con las entidades que hayan tenido una reconocida trayectoria en la materia.Se debe prestar especial cuidado a la revisión del material de formación, incluso aquel que nose refiera específicamente a la temática de género, para eliminar del mismo las imágenes y ellenguaje sexista. Transversalización de género 17
  20. 20. IV. ACCIONES TRANSVERSALES – EL PAPEL DE LA COORDINACIÓN GENERALEs importante, cuando se apuesta por un trabajo comprometido con la equidad de género, serconsciente de que adopción de algunas medidas puede enfrentarse a determinadas resistenciastanto desde las mismas instituciones como entre el público en general.Como se ha recalcado en la introducción conceptual de este documento, analizar los procesossociales con unas lentes de género y una voluntad de reducir la desigualdad implica cuestionarel eje articulador de la mayoría de las sociedades la división del trabajo y del poder entrehombres y mujeres. Cuestionar la realidad y actuar sobre ella no es fácil para la mayoría de losactores sociales y de las instituciones.No obstante, habida cuenta de la gran relevancia de la equidad de género para el fomento de lacohesión social, esto no debe ser motivo para abandonar este enfoque, aunque sí paraintroducir desde la coordinación general incentivos efectivos para el cumplimiento de las metasde justicia de género.Este liderazgo de la coordinación general es clave para que este compromiso tenga su reflejoen todos los socios del EUROsociAL II.ACCIÓN 1: GESTIÓN Y COORDINACIÓN DEL CONSORCIOTanto la FIIAPP, como los socios coordinadores identificarán recursos humanos capacitados,en sus equipos respectivos y/o colaboradores externos, que puedan apoyarles en garantizar laadecuada incorporación del enfoque de género en las etapas clave de la gestión y coordinacióndel consorcio, así como para apoyar a los países en las fases críticas de las acciones decolaboración técnica (véase punto III del documento).Se acordarán metas concretas de igualdad con las organizaciones colaboradoras, relacionadascon los enfoques, procesos y los resultados vinculados a las acciones del programa, lo cualpermitirá evitar que la transversalización se diluya y se abandone progresivamente en lasactuaciones diarias.Como complemento a esta transversalización, es aconsejable que cada línea de intervencióncontenga por lo menos una acción afirmativa (o de empoderamiento de las mujeres) específica,que incida sobre las desigualdades de género y que quede debidamente documentada e incluidadentro del proceso de seguimiento y evaluación del programa.Desde la coordinación general, se brindará un apoyo específico a los socios y a los países demanera que el tema se aborde con el adecuado profesionalismo dentro de los equipos.Además se pondrá a disposición de los socios materiales orientativos, estudios, bancos dedatos y didácticos que conformen un centro de recursos en género y cohesión social para elprograma EUROsociAL II. Transversalización de género 18
  21. 21. ACCIÓN 2: PROGRAMACIÓN, SEGUIMIENTO Y EVALUACIÓNLa adopción de indicadores de situación, de procesos y de resultados en complemento a lasmetas y objetivos de género son instrumentos necesarios para el seguimiento, y la evaluaciónde los diferentes componentes del EUROsociAL II, pero también para acompañar a los sociosen la introducción de medidas correctivas, cuando sea necesario, a lo largo del ciclo de vida delos proyectos.Tanto los productos de programación, evaluación, como de comunicación (escrita, comoaudiovisual) deben expresar claramente el enfoque de género en la consecución de la cohesiónsocial plena.La adopción de medidas de equidad de género puede enfrentarse a determinadas resistencias,por lo tanto se aconseja introducir desde la coordinación general incentivos para cumplir conestas metas. Los incentivos podrían consistir por ejemplo en un peso relativamente importantede este componente en la evaluación general de las actividades y acciones o en la introducciónde un sistema de sellos de calidad de género, mediante el cual se reconocerá y certificaría laexcelencia en la materia.ACCIÓN 3: METODOLOGÍAEn el desarrollo de un manual de procedimientos deben incluirse parámetros de equidad degénero.Con el propósito de no repetir elementos abordados en los apartados anteriores, véase laspautas que se recomiendan para los cinco tipos de acciones de colaboración técnica y lasrecomendaciones generales al proyecto (capítulo III de este documento).Es fundamental alcanzar consenso en torno a estos indicadores y metodologías.ACCIÓN 4: GESTIÓN DEL CONOCIMIENTOLa gestión del conocimiento debe iniciar su labor con cada línea temática desde las primerasetapas de la programación, de manera que ofrezca un acompañamiento en la identificación deherramientas y bibliografía relevante relacionadas con el enfoque de cohesión social y géneropor país y por tema. Para ello en cada eje temático se han formulado recomendaciones enmateria de gestión del conocimiento. Transversalización de género 19
  22. 22. Se aconseja el desarrollo de marcadores de género para cada actividad, con el fin de facilitar elposterior proceso de codificación de las experiencias.La identificación de buenas prácticas debe incorporar también el criterio de compromiso conla equidad de género y la capacidad de transformación de una realidad desigual para hombres ymujeres. Por otra parte, también se aconseja la codificación y registro de lecciones aprendidasde las experiencias que impactan negativamente en la equidad.ACCIÓN 5: COMPLEMENTARIEDADLos acuerdos y principios básicos que guiarán el trabajo de las diferentes institucionescolaboradoras del EUROsociAL II, deberían reafirmar el compromiso con objetivos de igualdady políticas internas de promoción de la igualdad.La identificación de competencias en materia de género dentro de las institucionescolaboradoras, conformando una red de puntos focales de género que podrían articularse en laplataforma virtual, permitiría fortalecer el trabajo en esta materia para el conjunto delEUROsociAL II, y beneficiaría muy especialmente aquellas instituciones poco familiarizadas conlas políticas y medidas de equidad de género.ACCIÓN 6: INTEGRALIDAD DE LAS ACCIONESSe favorecerá la creación de alianzas institucionales con organizaciones de la sociedad civilprocedentes tanto de movimientos para los derechos de las mujeres, como de entidadesacadémicas o centros de estudios y organismos regionales para acompañar a las organizacionesresponsables de acometer los estudios y facilitar: - La recopilación de datos y estudios sectoriales - El asesoramiento y acompañamiento en los encuentros en las etapas de planificación y evaluación - El apoyo y acompañamiento a nivel país en la implementación de las actividades - El apoyo para evaluación y la codificación de buenas prácticas.En algunos temas2, como por ejemplo en el caso de la violencia de género o en la articulaciónentre educación y empleo, se generarán espacios y mecanismos de intercambio de informacióny de programación conjunta para facilitar la colaboración entre los ejes temáticos.Estos espacios podrán ser presenciales aprovechando las actividades tales como las reunionesy los encuentros, o virtuales utilizando la plataforma que desarrollará el EUROsociAL II y en lacual se podrán crear grupos temáticos de discusión.2 Véase en cada eje temático las sugerencias de colaboración intersectorial. Transversalización de género 20
  23. 23. ACCIÓN 7: COMUNICACIÓN, VISIBILIDAD Y ACCIÓN 8 DISCURSOSe recomienda incorporar en los mensajes clave del programa EUROsociAL II el compromisoexplícito con la equidad de género.La prioridad que se le asigna al objetivo de la igualdad de género aparece escasamentemencionado en el documento programático, a pesar de que la evaluación del EUROsociAL I lomencione como una prioridad a atender en la segunda etapa de esta colaboración bi-regional.En los mensajes clave, tanto a nivel de sus contenidos como su forma, se debería asumir undiscurso de equidad de género.Los productos de comunicación deberían reflejar explícitamente este compromiso y evitar losescollos del uso de imágenes o lenguaje sexista o discriminatorio.Se debe recalcar la centralidad de la igualdad de género para la consecución plena de lacohesión social.ACCIÓN 9: AGENDAUna manera de conseguir introducir temas en la agenda política consiste en identificar líderesde opinión que evidencien un compromiso efectivo con la causa y asociarles a la estrategia decomunicación del programa, así como invitarles a participar en encuentros regionales deescala, bien presencialmente o a través de un mensaje visual grabado o en directo.Para combinar este liderazgo en materia de igualdad de género y cohesión social, posiblespersonas de gran visibilidad política en la región podrían ser la ex presidenta de Chile y actualdirectora ejecutiva de ONU Mujeres Michelle Bachelet, la académica y militante mexicanaMarta Lamas, la presidenta de Brasil Dilma Rousseff, la secretaria ejecutiva de la CEPAL AliciaBárcena.ACCIÓN 10: REDESPara potenciar el enfoque de género en el marco del EUROsociAL II, además de disponer demateriales divulgativos, herramientas específicas, indicadores y materiales de formación, seríade gran utilidad asociarse con organizaciones de la sociedad civil, sean estos movimientos dedefensa de los derechos humanos, medios de comunicación (tradicionales o alternativos)centros de producción de conocimiento (academia, centros de estudios, expertos individuales)u organismos tales como ONU mujeres, la FLACSO, la CEPAL, el UNFPA o la OPS y másconcretamente las divisiones o unidades que en estas organizaciones trabajan a favor de laigualdad entre hombres y mujeres. Transversalización de género 21
  24. 24. V. SALUDPara poder desarrollar estrategias de acción que tengan en cuenta la cohesión social y elgénero en el sector de la salud, es imprescindible disponer de estudios sobre las necesidades yla oferta sanitarias tanto para hombres y mujeres.Es importante tener datos de morbilidad y mortalidad desagregados por género, asícomo determinar la exposición a riesgos específicos de hombres y mujeres. Por ejemplo, enregiones donde se usan combustibles leñosos para la preparación de alimentos, las mujerestienden a padecer con mayor frecuencia enfermedades respiratorias, debido a la inhalación dehumo doméstico, o por otra parte un mayor nivel de ingesta tradicional de alcohol en loshombres, les predispone a riesgos hepáticos.Los patrones diferentes de morbilidad y mortalidadrequieren de enfoques específicos en función de losgrupos de riesgo. Sólo una adecuada recogida de Mujeres y hombres no son igualesinformación permitirá el diseño de respuestas frente a la enfermedad ni en elsusceptibles de reducir las desigualdades de salud. acceso a los cuidados sanitarios.Mínimamente, se debe contar con estadísticas Es necesario examinar la demandadesagregadas por sexo, puesto que éstas son la base y oferta de salud en términos dede la información de los sistemas nacionales de género y disponer de datossanidad. desagregados por sexo.El análisis de género también tiene que llevarse a Las mujeres son tambiéncabo con relación a la oferta y cobertura proveedoras de cuidados sanitarios no remunerados.sanitaria. ¿Los hombres tienen las mismascondiciones de acceso a la sanidad? ¿Las mujeres La salud en el medio rural conllevaque no tienen ingresos laborales acceden a la salud sus propios retos.a través de la cobertura de sus parejas? ¿Qué efectotiene la separación o viudez sobre las condiciones La salud sexual y reproductiva así como la violencia de génerode acceso de las mujeres a la salud? Etc. Estos son requieren de una atenciónsólo algunos ejemplos del tipo de preguntas que específica.deben plantearse. Los sistemas de salud debenPor otra parte, cabe subrayar que las mujeres no favorecer la paridad y la formacióndeben ser vistas desde los servicios de salud en género de su personal.únicamente en función de patologías o de unademanda de cuidados relacionados con su funciónreproductora, sino también respecto del ejerciciode una función productiva. Hay que tomar especialmente en cuenta los riesgos laborales de lasmujeres, por ejemplo para algunas profesiones altamente feminizadas.Ello no significa que se les pueda restar importancia a los programas de salud sexual yreproductiva, que deben ser objeto de una atención específica, sino todo lo contrario. Transversalización de género 22
  25. 25. Sería de gran utilidad e impacto sobre la cohesión social analizar los beneficios que revertiría launiversalización de determinadas prestaciones en la cohesión social. Para las mujerespor ejemplo es esencial el desarrollo de programas de educación sexual y reproductivaque les permitan tener acceso a la información necesaria para la planificación familiar, y por lotanto a la reducción de embarazos no deseados, pero también que les brinde más autonomíaen la prevención de patologías ginecológicas y enfermedades de transmisión sexual. Otraprestación clave en materia de universalización sería la atención al embarazo, al partoy al postparto, etapas delicadas, que en muchos países son una causa importantede mortalidad femenina.Con relación a la atención sanitaria en casos de violencia de género y trata de personas,ésta debería abordarse mediante estrategias y protocolos “ad hoc” y atendiendo alos perjuicios tanto físicos como morales de las víctimas.En el caso del programa EUROsociAL II, este tema debería ser abordado de maneracoordinada desde el eje de salud y de justicia3.Por otra parte, es necesario planificar los sistemas nacionales de salud teniendo en cuentatanto los datos demográficos actuales como sus proyecciones. En primer lugar, porquemujeres y hombres no tienen la misma esperanza de vida, y en segundo lugar porque unapoblación mayoritariamente joven, como la que tiene actualmente América Latina, no tiene lasmismas necesidades de salud que una población envejecida.Teniendo en cuenta que el bono demográfico del cual se beneficia la mayoría de los países dela región, exceptuando a países como Cuba, tiene fuertes probabilidades de revertirse en unenvejecimiento de la población dentro de unas décadas, barajar escenarios poblacionales defuturo permitiría estar mejor preparados desde los sistemas de cobertura sanitaria.Otro tema de especial relevancia tiene que ver con tener en cuenta que las mujeres cumplenuna función tradicional de cuidadoras de los activos y de los dependientes. Por lo tanto,algunas medidas pueden repercutir favorablemente o por lo contrariodesfavorablemente en su carga total de trabajo4 y en su disponibilidad de tiempo.Por ejemplo, si los enfermos son dados de alta rápidamente después de una intervenciónquirúrgica, esto repercutirá directamente sobre la carga de trabajo de las mujeres que tendránque proveer los cuidados relacionados con su recuperación postoperatoria en el domicilio.Sobre este tema existen numerosos trabajos académicos que pueden alimentar la reflexión delos grupos de esta acción específica.Por otra parte, la situación de las mujeres migrantes y los riesgos de salud física y mental a loscuales están expuestas y que se combinan con una desprotección sanitaria, requiere de unaaproximación diferente por parte de las instituciones nacionales y locales de salud, además deuna coordinación transnacional, en particular en zonas fronterizas.3 La experiencia española podría ser documentada y presentada ante los socios de los sectores de saludy de justicia, para valorar su utilidad en los diferentes contextos nacionales.4 Se entiende como carga total de trabajo la suma del tiempo dedicado al trabajo remunerado y altrabajo no remunerado. Transversalización de género 23
  26. 26. También es importante pensar en el desarrollo de sistemas de salud flexibles,adaptados a los contextos locales. El acceso a la salud se torna especialmente difícil paralas poblaciones que residen en zonas rurales de difícil acceso, en particular cuando se requierede una hospitalización de las personas. En este ámbito, la capacitación a promotores de salud, yen particular a comadronas es un ejemplo de las soluciones que se pueden introducir paraofrecer en determinados casos una respuesta relativamente ágil y rápida en materia de saludrural.El intercambio de buenas prácticas entre los países de la región es esencial para laextensión de modalidades exitosas de descentralización de la salud para cubrir lasnecesidades de las áreas rurales.Desde el punto de vista de la estructura interna y de la organización de los sistemassanitarios, es deseable la introducción de políticas de paridad en la contratación del personalsanitario, en todos los niveles de la jerarquía, así como medidas de promoción interna.Así mismo, es importante invertir en la formación personal sanitario en igualdad y equidad.Para lo cual es necesario desarrollar programas y materiales de capacitación en servicio.Y finalmente, el tema de las desigualdades de género en materia de salud y de sus posiblesrespuestas deberían ser abordadas en diferentes foros y encuentros no sólo del programasalud EUROsociAL II, sino en los eventos relacionados con la salud en los propios países, asícomo en los materiales de comunicación que producen los sistemas nacionales de atenciónsanitaria.ACCIÓN 1: ENCUENTRO DE INTERCAMBIO Y PROGRAMACIÓN.MEJORAR EL ACCESO Y LA CALIDAD DE LOS SERVICIOS DE SALUD,ACTUANDO SOBRE LA REFORMA DE LAS POLÍTICAS DE SALUD ENAMÉRICA LATINA.Por parte de las entidades coordinadoras del sector y con el apoyo de la FIIAPP se deberíanrecopilar datos de salud desagregados por sexo y preparar un breve documento baseutilizando los estudios disponibles hasta la fecha. Este material serviría de base para lasdiscusiones y la definición de prioridades estratégicas.Se invitarán a expertos en salud y género y/o representantes de organizaciones que hayantrabajado el tema de la salud en la región desde un enfoque de género (por ejemplo la OPS oel UNFPA). Estos expertos podrían colaborar en la preparación del material de base y servirde asesores durante el encuentro.Es importante que se establezcan objetivos y metas concretas relacionadas con la igualdad degénero, que podrán derivarse de las pautas generales que se exponen en el punto anterior deeste documento.A su vez, se recomienda fijar indicadores de género para cada uno de los objetivos. Estospermitirán el posterior monitoreo de progresos y retrocesos. En general, los sistemas Transversalización de género 24
  27. 27. nacionales de estadística, junto con los ministerios de salud son los principales actoresresponsables de esta amplia tarea, esencial para tener una primera aproximación de género altema salud. No obstante, y en línea con el mandato del EUROsociAL II, la creación de alianzascon centros de producción de estudios, organismos internacionales como la OrganizaciónPanamericana de la Salud (OPS), el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) yOrganizaciones de la Sociedad Civil de mujeres especializadas en temas de salud permitiríafortalecer la base de información disponible.Es aconsejable que se acuerden también indicadores de mejora de la propia gestión desistemas de salud, atendiendo a criterios de equidad de género, así como objetivos deformación interna en materia de género.Se procurará una representación paritaria de las representaciones de los países einstituciones, así como de los equipos de expositores que tomen parte en este encuentro.La provisión de salud y de cuidados es esencialmente responsabilidad de los sistemasnacionales de salud. Sin embargo, es importante reconocer el trabajo de otras institucionesprivadas y/o no gubernamentales, así como de mujeres en el seno de las familias. Es importantemapear y conocer el papel que juegan cada uno de estos actores y tomarles en cuenta en laplanificación sanitaria. Transversalización de género 25
  28. 28. VI. EDUCACIÓNSi bien América Latina presenta relativamente buenos índices de paridad en el acceso a laeducación, es necesario remarcar varios puntos.En primer lugar, para hablar de paridad plena es necesario que la ratio entre las niñas y losniños escolarizados supere el valor 1, puesto que en la población habitualmente la proporciónde mujeres supera el 50%. Por lo cual, para hablarde igualdad de condiciones el porcentaje de niñasescolarizadas también tiene que superar el 50%.En segundo lugar, es fundamental prestar atención El índice de paridad de género debe ser superior a 1 a favor de las niñasa las tasas de finalización de ciclos, puesto para reflejar una situación de igualdadque sólo la obtención de títulos habilita real.plenamente para el acceso a empleos decalidad. Es necesario por lo tanto asegurar que la La finalización de ciclos, y no sólo elparidad también se produzca no solo en el acceso, acceso, es necesaria para el acceso alsino en la finalización y certificación de las etapas empleo de calidad.educativas en igualdad de condiciones. La educación en el ámbito rural esEn materia educativa, es también importante, y en prioritaria para la reducción de las desigualdades de género y laparticular para las niñas, distinguir los resultados construcción de una cultura de laeducativos en el ámbito urbano y rural. igualdad.Mientras, las desigualdades de género en el ámbitourbano no son muy importantes, en el medio Las mujeres requieren acreditar másrural se observa una situación muy diferente. títulos y más experiencia para acceder al empleo de calidad similar al de unDe hecho, en materia educativa a nivel de la hombre para un mismo puesto deformación básica, las mayores brechas de equidad trabajo.tienen que ver con la variable urbano-rural.Además, es también en el ámbito ruraldonde el peso de las tradicionespatriarcales y la división sexual del trabajo está más presente. Por lo cual, laeducación fuera de los núcleos urbanos requiere de una atención específica, para garantizar elacceso y la finalización en igualdad de condiciones para niñas y niños, la ampliación de lacobertura del ciclo de la secundaria y finalmente la revisión de los currículos de manera aincorporar valores de igualdad de género y de educación no sexista.Por otra parte, es también en el ámbito rural donde se concentra la mayor proporción depoblación cuya lengua materna es diferente de la lengua mayoritaria del país. Las mujeres deetnias minoritarias, en general, presentan menores índices de bilingüismo, y por lo tanto seenfrentan a mayores dificultades para su desempeño educativo en escuelas donde se impartenclases en castellano. Es por lo tanto, fundamental por una parte favorecer modalidades deescuelas bilingües y reforzar para las niñas el aprendizaje del castellano, lo que les Transversalización de género 26
  29. 29. permitirá posteriormente avanzar en sus estudios, en aquellos niveles donde la educaciónbilingüe no esté garantizada.De manera general, tanto en las zonas urbanas como rurales, la educación puede realizar unacontribución significativa en la consolidación de una cultura de inclusión y de igualdad degénero. Siendo la escuela uno de los lugares privilegiados de la socialización y de laconstrucción de valores comunes, su impacto puede ser profundo en los individuos.Por lo tanto, se requiere de una revisión de los currículos y de los materiales deformación para asegurar la transmisión de valores no sexistas. Los docentes debenestar en el centro de este proyecto y deben ser objeto de un acompañamiento específico y deuna formación para afianzar de la manera más eficaz posible estos valores de cohesión social,promoviendo la “educación para educadores” con un enfoque integral de género.Finalmente, es importante generar puentes de colaboración con las entidades responsables delas actuaciones en el ámbito de la formación. Mientras se han conseguido avances significativosen la educación formal de las mujeres, se produce un fenómeno, que de hecho existe inclusoen las economías más avanzadas, y que consiste en que las mujeres necesitan formarse máspara acceder a empleos y remuneraciones equivalentes a los hombres. La frontera de ladesigualdad se ha desplazado en muchos casos hacia esta exigencia de obtener más títulosacadémicos para acceder a un empleo equivalente. La inclusión laboral y económica quese deriva de la formación debe ser analizada de manera conjunta entre lasinstituciones educativas y laborales, es urgente disponer de más datos y estudiosrelacionados con el retorno educativo analizado desde la perspectiva del género.ACCIÓN 1: ENCUENTRO DE INTERCAMBIO Y PROGRAMACIÓN.POLÍTICAS EDUCATIVAS PARA UNA ESCUELA SECUNDARIA DECALIDAD Y MÁS INCLUSIVA.Para el encuentro es importante disponer de los principales estudios regionales sobredesigualdades educativas entre hombres y mujeres, datos desagregados por sexo y además unainstitución5 y/o persona experta en la materia para servir de recurso de cara a los problemas eincógnitas que puedan levantarse durante el encuentro.Se recomienda debatir y acordar estrategias, objetivos y metas de cobertura, acceso,resultados y finalización de la segundaria con enfoque de género, y se acordarán indicadorescorrespondientes.Es importante incluir también en el análisis el retorno de la educación, en términos de acceso aempleos de calidad, a la educación superior y a ingresos dignos, diferenciando entre hombres ymujeres, e identificar las medidas susceptibles de reducir las brechas en este campo.5 Podrían asociarse el Instituto de Estadísticas Educativas de la UNESCO (sede Argentina), el SITEAL o laOEI. Transversalización de género 27
  30. 30. Se favorecerá la creación de puentes de colaboración con el módulo de empleo, en particularen materia de formación profesional y de orientación profesional con el fin de promoveracciones que eviten que las mujeres se concentren en sectores tradicionalmente altamentefeminizados y de baja productividad.De la misma manera que se reflexiona sobre la calidad de la educación, es necesario establecervínculos entre ésta y la calidad del empleo, siendo conscientes de que las mujeres están sobrerepresentadas en empleos precarios, escasamente vinculados a la protección social y peorremunerados en general. Transversalización de género 28
  31. 31. VII. POLÍTICAS SOCIALESComo se ha mencionado en el apartado dedicado a la salud, América Latina se encuentraactualmente en una situación de bono demográfico. Es decir que es un continenterelativamente joven y que por lo tano su población mayor dependiente es pequeña, si secompara con aquella económicamente activa.No obstante, las proyecciones demográficas6 vaticinan que esta situación se revertirá en unfuturo a mediano plazo.En la mayoría de los países, las tasas de natalidadse están reduciendo, y la población actualmente Los cambios demográficos a futuro enjoven pasará a depender de una población activa América Latina van a obligar aen disminución. reestructurar profundamente sus sistemas de protección social y de solidaridad.Las políticas sociales deben tener en cuenta estosparámetros de cambios de la estructura Puesto que las mujeres asumendemográfica a futuro, pues tendrán un efecto tradicionalmente, producto de la divisióndirecto sobre la sostenibilidad de los sistemas de sexual del trabajo, la labor de provisiónprotección social contributivos, pero también de cuidados, toda política de protecciónsobre sus componentes solidarios. Además, estos social impacta directa- o indirectamentecambios en la pirámide demográfica orientarán al en ellas.alza la demanda de cuidados a la poblaciónenvejecida.Ahora bien, en la mayoría de los estudios sobre políticas sociales, se suele analizar la oferta deservicios desde las instituciones estatales, “invisibilizando” el trabajo de las organizaciones de lasociedad civil y ante todo la contribución a los cuidados y a la solidaridad desde las propiasfamilias, es decir de las mujeres dentro de las familias, puesto que son ellas las principalesproveedoras de cuidados no remunerados. Las respuestas a las transformacionesdemográficas deberían por lo tanto analizarse teniendo en cuenta un objetivo dedistribución equitativa de los cuidados y la protección entre el Estado, el mercado,las organizaciones de la sociedad civil y los hombres y mujeres.Puesto que las mujeres asumen tradicionalmente, producto de la división sexual del trabajo, lalabor de provisión de los cuidados, toda política de protección social impacta directa- oindirectamente sobre ellas. Es necesario tener en cuenta que la demanda total decuidados y protección se distribuye entre el conjunto de estos actores. Por lo tanto,si el Estado se retira de una prestación (por ejemplo de oferta de guarderías públicas), lademanda de cuidados no desaparece, sino se traslada bien al sector de mercado para lasfamilias con capacidad económica para subcontratar estas prestaciones, o ésta es asumidagratuitamente por las mujeres a expensas de su disponibilidad de tiempo y de su inserciónlaboral.6 Véanse los informes regionales del UNFPA. Transversalización de género 29
  32. 32. Por otra parte, las políticas sociales y de protección requieren de una adecuadaarticulación con las políticas de empleo. En la mayoría de los países de la región, ytambién en Europa, la construcción de modelos de protección social para garantizar lacohesión tienen ante ellos el reto de equilibrar componentes contributivos (relacionados conel empleo y el pago de contribuciones) y no contributivos (universales y solidarios). Teniendoen cuenta la menor inserción de las mujeres en el empleo decente y trayectorias más laboraleserráticas, que se deben a su papel tradicional de cuidadoras, la tensión entre modeloscontributivos y no contributivos tiene un mayor impacto sobre la capacidad de lasmujeres de acceder a la protección social.Si no se lleva a cabo esta reflexión diferenciada para hombres y mujeres se correel riesgo de incrementar la vulnerabilidad de las mujeres, y en particular de lasmujeres más pobres.También es fundamental reflexionar sobre el acceso indirecto a beneficios y prestacionessociales de muchas mujeres, que acceden por ejemplo a la seguridad social y a pensionesde viudez gracias a derechos adquiridos por sus cónyuges. Este tipo de beneficios indirectos nosólo desincentiva la inserción laboral de las mujeres, y por lo tanto su acceso a mayoresniveles de autonomía económica, sino que las hace particularmente vulnerables frente alos cambios en los modelos de la familia tradicional. En efecto, dichos beneficios semantienen única y exclusivamente si la mujer permanece en la institución del matrimonio, locual reduce significativamente no solo su autonomía personal, sino su capacidad de negociacióndentro de la familia. Una separación implicaría para ella una pérdida de estos derechosindirectos a las protecciones sociales. Es particularmente preocupante, sobre todo cuando lasmujeres se ven en la tesitura de soportar una situación de violencia dentro del matrimonio ode perder estos derechos. Sería recomendable fomentar modelos en los cuales las mujeressean las titulares de estos derechos y no beneficiarias indirectas de los mismos.Para ello, nuevamente es clave que el EUROsociAL II facilite la colaboración entre los ejesde protección social, justicia y violencia, en el abordaje de la violencia de género paraproponer soluciones integrales e innovadoras.ACCIÓN 1: INCREMENTO DEL CONSENSO POLÍTICO YCIUDADANOSe hace necesario y urgente acercar y divulgar las principales conclusiones de los estudiosrelacionados con la relación entre la cohesión social, la reducción de las desigualdades y lacompetitividad de los países, alertando sobre la necesidad de apuntar hacia mayores niveles deigualdad de género para garantizar un desarrollo con inclusión y equidad.La adopción de modelos no puede ser drástica, sino deben incluir un eslabonamiento de lasreformas, teniendo en cuenta las condiciones actuales de acceso a la protección social y ladistribución de la carga total de los cuidados entre hombres y mujeres. Por ejemplo, mientraslas pensiones de viudez favorecen la perpetuación del modelo del hombre proveedor y mujercuidadora-dependiente, éstas no pueden retirarse repentinamente pues perjudicaría aquellas Transversalización de género 30
  33. 33. mujeres que no han podido desde su juventud optar por insertarse en el mercado laboral ycontribuir directamente a su futura pensión. Sería condenar a muchas viudas a la pobreza.El pragmatismo que combina diferentes fórmulas para casos específicos (poblaciones rurales,personas de la economía informal, etc.) que complementan modelos universales contributivos,tiende a ser más viable que la adopción de fórmulas únicas, y tiene además mayoresposibilidades de adaptarse a eventuales limitaciones presupuestarias del Estado.Se debe subrayar el papel que juega la protección social para la paz social y solidaridad, asícomo para la consolidación de los derechos humanos de hombres y mujeres.ACCIÓN 2: FORTALECIMIENTO DE LA INSTITUCIONALIDAD Y LAGESTIÓN DE POLÍTICAS DE PROTECCIÓN SOCIALAdemás de un análisis de la protección social en clave de género, es indispensable contar condatos desagregados por sexo de manera a medir los avances y retrocesos, así como los efectosno esperados de las políticas de protección. Esta vigilancia es necesaria frente a una ciertainercia androcéntrica en la formulación de las políticas públicas que se traduce con frecuenciaen más desprotección para las mujeres.Estos indicadores deben también tener en cuenta variables de residencia (urbano-rural) y deetnia, que son además del género potentes ejes de la desigualdad en la región.Algunos aspectos de la protección social, son particularmente importantes para garantizar losderechos humanos de las mujeres, y por lo tanto sería importante valorar la posibilidad depriorizar programas dedicados a la mujer rural, y universalizar algunas prestaciones como laatención a la salud sexual y reproductiva de la mujer, como ya se ha señalado en elcomponente de salud (capítulo V).ACCIÓN 3: FORTALECIMIENTO Y AMPLIACIÓN DE SISTEMASPÚBLICOS DEL CUIDADO.Como se ha remarcado en la introducción de este componente, los cambios demográficos amediano y largo plazo que acontecerán en América Latina ocasionarán según toda probabilidadun aumento en la demanda total de cuidados. Este pronóstico reafirma la necesidad de ponerel cuidado en el centro de las políticas sociales.No obstante, y en gran medida debido a la debilidad de la capacidad recaudatoria de la mayoríalos Estados de la región, es fundamental avanzar en la búsqueda de complementariedad entreinstituciones públicas e iniciativas locales de economía social en materia de cuidados. Seríaconveniente disponer de un mapeo de la oferta nacional de cuidados.Esta búsqueda de alianzas implica, por parte de las instituciones gubernamentales, la necesidadde desarrollar protocolos y estándares de calidad que sean objeto de inspecciones periódicas. Transversalización de género 31
  34. 34. Nuevamente, aquí es necesario pensar en soluciones específicas para las pequeñas ciudades yel medio rural, donde la oferta de estructuras formales de cuidado es más escasa.El trabajo conjunto con organizaciones de la sociedad civil con experiencia en la materia esfundamental. Por ello conviene asociar este tipo de actores desde la fase de identificación deposibles soluciones y de formulas de cogestión de los cuidados, así como de planificación de laoferta.En este aspecto adquiere especial relevancia la identificación de modelos exitosos en losdistintos contextos nacionales, tales como cooperativas u otras combinaciones decoordinación con los sistemas públicos del cuidado.ACCIÓN 4: ESTRATEGIAS DE INSERCIÓN LABORAL DEBENEFICIARIOS DE PROGRAMAS Y EL DESARROLLO DE LAECONOMÍA SOLIDARIA.Muchos estudios, señalan la dificultad para las mujeres beneficiarias de ayudas condicionadas decompatibilizar el cumplimiento de las contraprestaciones exigidas por estos programas, con labúsqueda o el ejercicio de actividades remuneradas. Lo cual en definitiva reduce susposibilidades de acceder a la autonomía económica y prescindir de dichas ayudas.En este sentido, se recomienda tomar en cuenta las encuestas del uso del tiempo que sevienen realizando en la región desde hace varias décadas. Y además, debería prestarse atencióna la tarea de cuantificación y “monetarización” del trabajo no remunerado y su peso relativoen la economía familiar, local y nacional.Además, es crucial que tanto en los objetivos como en el funcionamiento de estosprogramas se evite considerar las mujeres como unas intermediarias o catalizadorasdel desarrollo de sus familias o comunidades. El desarrollo propio de las mujeres ysu empoderamiento deben ser considerados como objetivos en sí mismos, y nosólo como medio para el desarrollo de terceros o de la comunidad.A su vez, mientras los programas de ayudas con contraprestaciones son rigurosos en el mapeode la pobreza económica y relativamente efectivos en la focalización, éstos abordanescasamente otras dimensiones de la pobreza que no sean económicas, como por ejemplo lavulnerabilidad a la violencia o la estigmatización social.Es importante profundizar en esta reflexión de los mecanismos de discriminación social queobstaculizan el acceso al empleo de los beneficiarios de los programas de ayuda focalizada. Sedebería incidir en mejorar la imagen social de la población atendida para facilitar su inclusiónlaboral y social. Transversalización de género 32
  35. 35. Para fomentar una inserción laboral de los beneficiarios de los programas es importantepropiciar la generación de oportunidades de trabajo decente en sectores de mayorrentabilidad, en particular para las mujeres que tienen más dificultades para acceder a este tipode empleos.El apoyo de organizaciones de la sociedad civil especializadas en el desarrollo de cooperativas yde pymes, asociaciones de profesionales sectoriales, así como de gremios y organizacionessindicales es crucial para consolidar el trabajo de las instituciones del Estado. Transversalización de género 33
  36. 36. VIII. POLÍTICAS DE EMPLEOComo se ha remarcado en el capítulo de educación, las mujeres requieren de más títulosacadémicos para acceder a los mismos empleos que los hombres, y cuandoacceden a éstos, reciben por ello menos ingresos.Esta brecha salarial, en el caso de América latina asciende a 21% en detrimento de lasmujeres. De manera que se puede hablar de doble discriminación: se les exige másformación y aún así se les retribuye menos.Además, el abanico de oficios considerados como masculinos es mayor, lo cual ofrece másposibilidades de empleo a los mismos. Esta distorsión del mercado laboral se perpetúa a travésde la formación profesional (o escuelas de oficios). Por eso, es necesario trabajar en laadopción de medidas que permitan que más mujeres accedan a trabajos tradicionalmentemasculinos de manera a ampliar la gama de susposibilidades de inserción laboral de calidad. Paraello es importante incidir en la orientaciónprofesional, poner en marcha medidas Los hombres tienen una gama más amplia de oficios tradicionales y porafirmativas como las becas para mujeres lo tanto más posibilidades de empleoque se formen en sectores no tradicionales,y acometer acciones que tiendan amodificar la imagen “sexuada” de algunosoficios.Algunas medias podrían servir de incentivos para poner en marcha estos cambios, como porejemplo un sistema de certificación (sello calidad en igualdad) para aquellasempresas y centros de formación que hayan demostrado su compromiso por laformación y el empoderamiento de las mujeres.Por otra parte, es esencial establecer puentes de colaboración con el módulo depolíticas públicas de cuidados, con el propósito de elevar la disponibilidad de tiempo de lasmujeres, elemento crítico para su inserción laboral.En materia laboral, se aconseja la creación de mesas nacionales u otros espacios dediálogo social que impliquen las instituciones gubernamentales (relacionadas con el empleo ycon la educación), los sindicatos, las asociaciones de profesionales, y otros actores socialesactivos en este sector para garantizar la permeabilidad de las políticas de equidad de género atodos los niveles.ACCIÓN 1: ENCUENTRO SOBRE POLÍTICAS Y SERVICIOSNACIONALES DE EMPLEO. Transversalización de género 34
  37. 37. Se requiere de estudios que ofrezcan un mapeo del empleo, analizando su calidad ydesagregado la información por género. En este sentido, el apoyo de universidades y centrosde estudios es fundamental para ofrecer estos insumos al encuentro.También debe llevarse a cabo una reflexión sobre cuáles son las políticas de fomento delempleo formal más efectivas, en particular para la reducción del trabajo femenino de bajacalidad y productividad.Se aconseja estrechar vínculos entre las políticas de empleo y la Formación Profesional (FP)particularmente efectiva para la inserción social, pero apuntando a una formación de calidad,mediante la ampliación de la oferta de especialidades y el desarrollo de criterios de calidad.Sería interesante propiciar la participación de cámaras de comercio y del sector empresarialpara identificar mecanismos clave para la formalización del empleo, en particular para lasmujeres, con la posibilidad de desarrollar proyectos concretos.También deberían tomarse en cuenta otras medidas complementarias relacionadas con eltransporte público, o de racionalización de los horarios laborales que pueden tener un efectomuy positivo sobre la inserción laboral de las mujeres.ACCIÓN 2: CONSOLIDACIÓN Y MEJORA DE SISTEMASNACIONALES DE CUALIFICACIÓNSe puede valorar la posibilidad de introducir medidas afirmativas para fomentar el aumento dela participación de las mujeres en los programas de formación conducentes a salidas laboralesde calidad, a través de cuotas de plazas reservadas o de becas para la formación.En muchos países se ha considerado la FP como una alternativa para aquellas personas que noconseguían las cualificaciones necesarias para finalizar el segundo ciclo de la educaciónsecundaria, o como una vía rápida para la inserción profesional de jóvenes en situación deexclusión socio-laboral. No obstante, una formación profesional de calidad que habilite paraempleos técnicos con buenas salidas laborales debe ser potenciada como un mecanismoespecialmente eficaz de cohesión social.Esto pasa por un mayor control de las carreras de FP por parte de las institucionesgubernamentales, una unificación de los currículos y unos estándares únicos de evaluación,puesto que en este campo de la educación existe una gran diversidad de actores (sectorprivado, agencias de cooperación al desarrollo, sindicatos, organizaciones no gubernamentales,asociaciones religiosas, etc.) que ofrecen programas propios sin relación con los programasoficiales y con escasa supervisión oficial.Se recomienda valorar la posibilidad de desarrollar espacios de intercambio con sindicatos yorganizaciones de la sociedad civil que tengan experiencia en análisis de género y medidasafirmativas. Además se les podrá asociar a la definición de criterios de calidad con enfoque degénero y a la evaluación de las acciones desarrolladas a nivel nacional. Transversalización de género 35
  38. 38. Dada la especificidad de esta acción se aconseja la asesoría de instituciones con experticia enesta materia, como la unidad de género de la CEPAL, o la UNESCO, por ejemplo, o deexpertos individuales, mínimamente en la definición de los criterios de cualificación.Es fundamental que la puesta en marcha de mecanismos de certificación y mejora de la calidadcon criterios de equidad de género vaya acompañada por un programa de formación a losempleados de las instituciones de cualificación.ACCIÓN 3: SISTEMAS INFORMATIVOS PARA GESTIÓN DEPOLÍTICAS DE EMPLEOCon el apoyo de instituciones académicas se recomienda conformar un repositorio deestudios y se desarrollarán pautas para la reflexión en aras de mejorar la equidad de género enla legislación laboral.Las estadísticas nacionales de empleo deberían estar desagregadas por sexo y desarrollarse enbase a estos datos objetivos y metas específicas para el fomento de un mayor equilibrio degénero.El componente de gestión del conocimiento apoyará a los responsables de esta acción para lacodificación de buenas práctica con enfoque de género.Con el apoyo de las redes institucionales involucradas, se recomienda proponer un sistemainformativo dinámico entre las instancias encargadas de las políticas de empleo y lasinstituciones de base para la actualización, mejora y seguimiento de las políticas de empleo.ACCIÓN 4: ALIANZA PARA MEJORAR APRENDIZAJES EN LOSLUGARES DE TRABAJOSe desarrollarán materiales prácticos (guías y herramientas) para la incorporación delaprendizaje en los lugares de trabajo, potenciando la participación de las mujeres y evitando eluso de lenguaje y comunicación sexista.Se podrá crear un sello de empresas comprometidas con la igualdad entre hombres y mujeresy la formación, asociando instituciones gubernamentales, sindicatos, asociaciones profesionalesy cámaras de comercio, así como otras asociaciones de la sociedad civil.Es recomendable incentivar y sensibilizar los diferentes actores sociales y en particular losempresarios con relación el uso desigual del tiempo en el caso de las mujeres. Y por lo tantode la importancia que reviste para propiciar el empoderamiento de las mujeres en el seno de la Transversalización de género 36
  39. 39. empresa de incluir la formación dentro de los horarios laborales, en la modalidad de“formación en servicio”. Transversalización de género 37
  40. 40. IX. FINANZAS PÚBLICASEl aspecto más desarrollado en materia de equidad fiscal en la literatura académica relacionadacon las políticas públicas se refiere al gasto fiscal.En este sentido, uno de los instrumentos másvalidados y consensuados a nivel internacional es lametodología de los presupuestos sensibles al La fiscalidad tiene varias vertientes: lagénero. Este instrumento consiste en analizar recaudación, las prestaciones directascómo las diferentes partidas del gasto público y el gasto público.afectan de diferente manera a mujeres y hombres. Cada una de estas etapas puedeEn cambio, la vertiente de la recaudación con contribuir a la cohesión social a travésjusticia de género ha sido escasamente de la redistribución de la riqueza y de la compensación de las desigualdades.analizada, por lo menos en América Latina. Las medidas fiscales pueden tenerSin embargo, la etapa de recaudación fiscal es efectos positivos o adversos en lael primer momento en el cual el Estado inserción laboral de las mujeres y enpuede empezar a ejercer una función de su autonomía económica.justicia y redistribución. Se puede elegir québienes tasar con más contundencia mientras otros La fiscalidad puede ser untendrán gravámenes reducidos (por ejemplo instrumento de equidad de género.aquellos bienes considerados de primera La fiscalidad directa actual alienta ynecesidad), y se pueden establecer tramos refuerza el modelo “hombreimpositivos acordes a la renta de las personas y al sustentador- esposa dependiente”.patrimonio.La equidad en el proceso de la recaudación fiscalpermite compensar la desigual distribución de lariqueza y del ingreso de manera directa.A su vez, en esta misma etapa, el Estado puede proceder a una primera redistribución porejemplo permitiendo determinadas desgravaciones como los gastos de educación, salud o porhijos o familiares dependientes.Si estas medidas fiscales no son analizadas desde una perspectiva de equidad degénero no solamente se desaprovecha un momento decisivo para la redistribuciónequitativa de la riqueza, sino también se corre el riesgo de perpetuar el esquemade “hombre sustentador, esposa dependiente” y por lo tanto, de desincentivar eltrabajo de las mujeres o su formalización. Por ejemplo, si se permite desgravar por cónyugedependiente, y que esta desgravación es suficientemente interesante para el contribuyente, ellorepresenta un desincentivo a la participación laboral de este cónyuge. Si bien aquí no estamosen frente de una discriminación directa hacia las mujeres, se trata de una discriminaciónestadística, es decir que puesto que los hombres tienen una tasa superior de participación Transversalización de género 38

×