• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
La reinsercion laboral de personas condenadas en América Latina
 

La reinsercion laboral de personas condenadas en América Latina

on

  • 3,976 views

Oficialmente, los gobiernos latinoamericanos han dado importancia a la inserción laboral. Por ejemplo, en Uruguay, el Instituto Nacional de Rehabilitación desarrolla desde 2011 un trabajo que se ...

Oficialmente, los gobiernos latinoamericanos han dado importancia a la inserción laboral. Por ejemplo, en Uruguay, el Instituto Nacional de Rehabilitación desarrolla desde 2011 un trabajo que se centra en una estrategia laboral. En México, la capacitación y el trabajo son una de las cinco vertientes que rigen la estrategia del sistema penitenciario federal. En Panamá, las autoridades han señalado que se realiza un trabajo de rehabilitación en proyectos de producción en los centros penitenciarios. En sus nuevos centros penales “tendrán que realizar faenas y actividades que los mantengan alejados del ocio y que se adhieran a los programas de resocialización”5. En Chile, se ha formulado una política laboral penitenciaria6. Este puede ser un ejemplo para formular una política integral. El trabajo también es una parte central del Modelo de Gestión Penitenciaria en República Dominicana. En suma, los gobiernos latinoamericanos desarrollan oficialmente, en su mayoría, programas de trabajo tendientes a la reinserción laboral. Por ejemplo Argentina y Colombia cuentan con organismos ex profeso para organizar actividades laborales. Sin embargo las limitaciones de dichos programas explican sus reducidos alcances.

Statistics

Views

Total Views
3,976
Views on SlideShare
3,976
Embed Views
0

Actions

Likes
1
Downloads
104
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    La reinsercion laboral de personas condenadas en América Latina La reinsercion laboral de personas condenadas en América Latina Document Transcript

    • Diciembre 2012EEssttaaddoo ddeell aarrtteeLLaa rreeiinnsseerrcciióónn llaabboorraall ddeeppeerrssoonnaass ccoonnddeennaaddaasseenn AAmméérriiccaa LLaattiinnaaPPoorr HHuuggoo RRaannggeell TToorrrriijjoo
    • Título del Informe 2I. ContextoEs pertinente e inevitable mencionar el contexto de violencia y de crisis que viven las instituciones peni-tenciarias. Existe una escalada de motines, fugas y conflictos internos que desencadenan en actos sangrien-tos. Los asesinatos de presos se registran cotidianamente y a veces de empleados penitenciarios, en mu-chas prisiones del continente, lo que evidencia una falta de control y un tráfico de armas en las prisiones.Incluso en ocasiones grupos de presos controlan las prisiones1. Las prácticas de corrupción de empleadosen los centros penitenciarios son reconocidas, incluso por las autoridades2.Asimismo, el gran crecimiento de la población penitenciaria se ha registrado en prácticamente todos lospaíses de la región. En menos de diez años, varios países han duplicado en número de sus internos, comoBrasil y México. Incluso, en aquellos con menores índices de violencia, como en Uruguay, la tasa de creci-miento es alta. Consecuentemente, el hacinamiento es una constante en gran número de prisiones de laregión debido a que se rebasan las capacidades para albergar presos. Circunstancia que agrava los proble-mas, aumenta las carencias materiales y las dificultades para proveer servicios necesarios en las prisiones.Otra consideración importante es el estatuto de los internos. Existe una enorme cantidad de presos que nocuentan con una condena; en muchos países constituye la mayoría de la población, (por ejemplo Ecuadortiene 564% y en Panamá alcanza el 70%3). Como hemos señalado, esta circunstancia se explica por gravesfallas estructurales de los sistemas de justicia. Estas impiden que un interno sea juzgado y se mantengaliteralmente en un limbo legal de manera indefinida. Este estatuto tienen grandes consecuencias concretas.El estatuto puede condicionar su acceso a programas de educación y trabajo. Por ejemplo, en México losinternos sin condena (procesados) no pueden tener acceso a estos programas (en el sistema federal)4. Enotros países como Ecuador sucede lo mismo.Más allá de clichés sobre lo que se ha dado en llamar crisis penitenciaria, este contexto de violencia y cre-cimiento desproporcionado de la población penitenciaria, representa en los hechos que las autoridadesenfrentan grandes obstáculos para atender a los presos. Asimismo se requieren mayores recursos (finan-cieros y humanos) para atender a la población penitenciaria.Ante esta situación, en los medios de comunicación se critica constantemente a las autoridades ante loshechos de violencia y altos índices de reincidencia. Incluso en países con mayor organización penitenciaria,la situación en este ámbito no está buena (por ejemplo en Uruguay, se registra 70% de reincidencia delicti-va). Así, a veces, se acusa a las autoridades penitenciarias y los gobiernos de fracaso, incompetencia o im-provisación. No obstante, existe una percepción generalizada en la sociedad y en la opinión pública sobre lanecesidad de emprender reformas de los sistemas carcelarios.Es también ineludible considerar el contexto de la crisis económica internacional que ha afectado la re-gión. Si bien ésta ha disminuido, en el ámbito laboral, continúan los altos índices de desempleo. Esta situa-ción tiene como consecuencia lógica que la reinserción laboral de los presos y liberados sea más difícil. In-cluso se ha hablado de una competencia desleal de presos contra los desempleados externos.1Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria, CNDH, México, 20122Ver por ejemplo declaraciones de las autoridades ecuatorianas en El Universo, 26 enero 20123Declaraciones del director A. Calderón, director del Sistema Penitenciario de Panamá. 20114Reglamento de los Centros Federales de Readaptación Social. Artículo 35.- Se aplicará el tratamiento que corresponda a cada interno de conformi-dad con su situación jurídica. El tratamiento se fundará en la estabilidad, evolución, desarrollo bio-psicosocial sobre la base del trabajo, la capacita-ción para el mismo y la educación y se aplicará de la siguiente forma: I. A los internos procesados, se les aplicará un tratamiento que tendrá porobjeto fomentar su buen comportamiento y su participación activa y constante en las actividades implementadas en el Centro Federal, y II. A losinternos sentenciados, se les aplicará un tratamiento de carácter progresivo y técnico que tenga como finalidad la evolución de su comportamientohasta llegar a su readaptación social
    • Título del Informe 3Por otra parte, hay que tomar en cuenta el contexto de las instituciones, en las que hay poca continuidadde autoridades y consecuentemente de programas. En efecto, en el transcurso de la investigación se iden-tificaron numerosos cambios de funcionarios. Asimismo existe mucha fragmentación de las diversas áreasde intervención. Estas circunstancias explican el retraso para proporcionar la información que se requiriópara realizar el presente diagnóstico. Estos retrasos pusieron en evidencia las contradicciones de las institu-ciones, como su lentitud burocrática y sus fallas de coordinación.II. Reinserción laboralOficialmente, los gobiernos latinoamericanos han dado importancia a la inserción laboral. Por ejemplo, enUruguay, el Instituto Nacional de Rehabilitación desarrolla desde 2011 un trabajo que se centra en unaestrategia laboral. En México, la capacitación y el trabajo son una de las cinco vertientes que rigen la estra-tegia del sistema penitenciario federal. En Panamá, las autoridades han señalado que se realiza un trabajode rehabilitación en proyectos de producción en los centros penitenciarios. En sus nuevos centros penales“tendrán que realizar faenas y actividades que los mantengan alejados del ocio y que se adhieran a los pro-gramas de resocialización”5. En Chile, se ha formulado una política laboral penitenciaria6. Este puede ser unejemplo para formular una política integral. El trabajo también es una parte central del Modelo de GestiónPenitenciaria en República Dominicana. En suma, los gobiernos latinoamericanos desarrollan oficialmente,en su mayoría, programas de trabajo tendientes a la reinserción laboral. Por ejemplo Argentina y Colombiacuentan con organismos ex profeso para organizar actividades laborales. Sin embargo las limitaciones dedichos programas explican sus reducidos alcances.Existe, por razones evidentes de financiación de las prisiones, el interés de las administraciones peniten-ciarias en comercializar productos elaborados por los internos y desarrollar contratos y asociaciones quepuedan aportar recursos. Sin embargo, se puede perder de vista que la razón de ser del trabajo laboral es lainserción o reinserción de los internos. Además, entre los beneficios tangibles se encuentra la disminuciónde las tasas de reincidencia, ya que por ejemplo en Uruguay se informa que de un 70% existente, disminu-ye al menos de 10% la reincidencia delictiva de quienes siguen los programas de reinserción laboral y edu-cativa.Se observa que las actividades laborales (como gran parte de las actividades penitenciarias) están sujetas aun gran número de normas estrictas. Asimismo la normatividad deriva de convenios con empresas u orga-nismos gubernamentales del ramo, como el ministerio del trabajo. Cabe preguntarse si esta alta normativi-dad implica poca flexibilidad en cuanto a las estrategias de trabajo y los cambios que se requiera empren-der.› Formación para el trabajoSe observa que, aparentemente, persisten los talleres tradicionales, por ejemplo de carpintería, textil,cuero, calzado y costura para las mujeres. Cabe preguntarse si estos talleres logran ofrecer herramientaspara la reinserción de los futuros liberados. Por otra parte, algunos países tratan de establecer nuevos tiposde formación profesional, como Brasil que comienza el establecimiento de oficinas permanentes “Pro-caps”.Los diversos talleres de formación laboral tienen costos que, a veces, las administraciones penitenciariasno tienen la capacidad de sufragar. Por esta razón se imparten talleres de manera limitada. Por ejemplo en5Declaraciones del director del Sistema Penitenciario, Ángel Calderón. Panamá América, 13-09-20126Política Laboral Penitenciaria. Gobierno de Chile. Ministerio de Justicia. Gendarmería de Chile
    • Título del Informe 4Sonora (México) se ha capacitado a 506 internos, es decir, al 5% de la población, esta cifra es mínima debi-do a la falta de equipo y herramientas en los talleres, limitaciones presupuestales y a la falta de espaciosadecuados7.Es pertinente destacar que la producción de artesanía ha cobrado gran importancia en varias prisiones alo largo del continente. La tradición en este ramo es clara en la región y también lo es en los centros peni-tenciarios. Por ejemplo, en Perú constituye la primera actividad (más del 19% de los internos matriculadosen el CETPRO). Se observaron situaciones similares en recientes visitas a prisiones en México y El Salvador.Sería superficial pretender que estas actividades deben substituirse. Las autoridades tienen que respondercon estrategias adecuadas para la distribución de productos (Por ejemplo, Colombia y otros países comer-cializan sus productos vía Internet). Pero, sobretodo las autoridades deben capitalizar el interés de los in-ternos por esta actividad.Cabe mencionar que Paraguay ha implementado el programa de capacitación laboral “Prolabor” que seaplica a la población en general. El programa está “destinado a apoyar a jóvenes y adultos, provenientes dehogares de escasos recursos y/o bajos ingresos, para mejorar sus capacidades y oportunidades de trabajo”.Es necesario verificar si es adaptado a la población penitenciaria. De manera similar en México, algunostalleres son organizados por el Centro de Capacitación para el Trabajo (CECATI)8.Las alianzas con los ministerios del trabajo pueden resultar fructíferas. Por ejemplo, en México, el ComitéPro-Labora vincula a instancias públicas y privadas para que orienten esfuerzos y recursos a la readaptaciónsocial de personas en reclusión, liberados y “pre-liberados”. La Secretaría del Trabajo y Previsión Social(STPS) informa que ha logrado la formación de instructores y el impulso de proyectos productivos e inclusoapoyos económicos.A menudo, la formación laboral es proporcionada por personal del ministerio de educación o de trabajo.Cabe mencionar que en Chile, cada Dirección Regional licita los cursos que requieren, mismos que son ad-judicados a diversos organismos (privados o asociaciones). En Perú, las autoridades locales solicitan a lasuniversidades para plantear propuestas de inserción laboral9. La participación de las universidades puedeconstituir un actor importante de la inserción.Sin embargo cabe mencionar que, en varios casos, se han identificado lugares que nos solamente nocuentan con talleres básicos, sino toda forma de trabajo es inexistente (como lo indica la visita preventivaa la Penitenciaría Nacional de Danlí, Honduras por el MNP CONAPREVI, 2012)10. De manera similar, un in-forme de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) de Nicaragua señala “que hay mucho ocioporque no hay muchos programas de apoyo laboral y la oferta no da abasto para tantos “11. Asimismo, in-ternos de El Salvador (La Esperanza) demandaron oportunidades de reinserción, ante la ausencia de és-tas12. Además, varios países indican que la formación laboral está reservada para quienes cometieron deli-tos menores, por lo que prisiones o pabellones de alta seguridad carecen de dichos beneficios. Más aún,como se comentó, muchos internos que no han recibido condena son también excluidos de dicha forma-ción.7Informe mayo 20128Por ejemplo, en Puebla en el CERESO (Centro de Reinserción Social), el CECATI dependiente de la Secretaría de Educación, imparte talleres deSoya, Gelatina floral y artística, repostería, dibujo técnico, dibujo arquitectónico y asistido por computadora. SSP, Puebla9Para en centro El Milagro para que los liberados tengan la oportunidad de desarrollar actividades productivas. Este acuerdo fue aprobado en lasesión que organizó el Comité Provincial de Seguridad Ciudadana. Mismo que solicita a las universidades de la localidad, para que planteen pro-puestas de programas de reinserción laboral para los internos de nivel primario. News Trujillo, 27 de agosto 2012.10Según el informe, “Las instalaciones para crianza de aves de corral, fueron clausurados; las tierras que cultivaban granos básicos se encontraronincultas; los dos talleres de carpintería y mecánica propiedad de internos cerrados y los pocos que mantenían limpios los campos, fueron encerra-dos ».11Informe CPDH, Managua, 2012.12La Prensa, 27 abril 2012.
    • Título del Informe 5III. Las estrategias y los medios› Actividades agrícolas y pecuariasUn eje en expansión en varios países de América Latina son las actividades agrícolas y pecuarias. Porejemplo, en Colombia se organizan estas actividades en y algunos países como El Salvador inician estasestrategias con “granjas penitenciarias”13. Las autoridades pretenden crear empresas privadas con estasgranjas. En México, algunos internos trabajan en apicultura y viveros forestales.En Uruguay y Venezuela, las actividades agrícolas y pecuarias están en el centro de estrategias oficiales dereinserción. En efecto, en Uruguay las “chacras” (con la participación de 300 personas), constituyen unaestrategia de inserción en medio-abierto. Además, existen centros de producción como el de la unidad dereclusión N°2 del penal de Libertad (a cargo de un preso) en el que se cultivan 60 hectáreas de papas14.Otros países como Honduras proyectan construir espacios productivos de cultivo con fines de rehabilita-ción15.› Empresas privadasEn el continente, persiste un debate sobre la participación de las empresas privadas en los centros peni-tenciarios. Existen críticas en relación a posibles beneficios de dichas empresas a partir de la explotaciónde los presos aprovechándolos como mano de obra barata. Por ejemplo, en una visita a una prisión en Ar-gentina, se percibió cierto malestar respecto a la presencia de empresas privadas. Incluso una funcionariadel medio educativo explícitamente dijo estar en desacuerdo con esas empresas.Sin embargo, cabe destacar que se observó que la mayoría de los gobiernos autoriza e incluso fomentaesta intervención. Además, socialmente se acepta positivamente el trabajo de los internos. Debido a laviolencia y a la percepción según la cual las cárceles son caras, la opinión pública exige que los internostrabajen. En este contexto, cabe destacar que las autoridades demandan una cooperación con las empresascomo si esta alianza fuera a salvar las condiciones difíciles y las carencias de sistemas penitenciarios depau-perados16. Sin embargo, se puede considerar que las autoridades penitenciarias idealizan la presencia decompañías privadas en los penales.Por otra parte, es necesario considerar las condiciones de los internos como trabajadores. Cabe mencio-nar que en Costa Rica se determinó que legalmente no existe un vínculo laboral entre las empresas y losinternos que trabajan en ellas. De esta manera, se deben considerar los señalamientos de la OrganizaciónInternacional del Trabajo en el sentido de prevenir la existencia de trabajo forzoso en prisiones sobretodocuando se realiza para compañías privadas. Este organismo se manifiesta por la defensa de los derechoshumanos de los presos y sus derechos laborales. No obstante, un informe de la OIT, expresamente sobre eltema, concluye que “las dificultades que plantea la cuestión del trabajo de las personas privadas de libertadno puede ser impedimento para que los países continúen en la línea de promoción del trabajo de los reclu-sos con la finalidad de rehabilitación”17. En este sentido, se mencionan a lo largo del continente experien-13La primera granja penitenciaria fue inaugurada el 15-06-2012 en Santa Ana.14En 60 hectáreas plantadas se calcula una producción de 1,2 millones de kilos de papas, que son distribuidas en todas las cárceles del país, ademásde servir las propias demandas de la cocina del Penal de Libertad15Se construye en un centro en un espacio de 128 manzanas donde podrán sembrar, maíz, sorgo y soya para ser comercializados en un mercadoilimitado16Ver por ejemplo declaraciones de las autoridades penitenciarias en Nicaragua. El Nuevo Diario, 26 marzo 201217OIT. El trabajo dentro de las cárceles y la inserción laboral de las personas liberadas del sistema penitenciario. Situación legal y reglamentaria.Montevideo, 2011.
    • Título del Informe 6cias de trabajo y la inserción, por ejemplo, las autoridades penitenciarias como las de Guanajuato (México),informan sobre convenios exitosos con industrias privadas para desarrollar centros de maquila18.› Organismos no gubernamentalesUn fenómeno identificado en este diagnóstico (e incluso en la elaboración del Mapa regional) es la existen-cia de una cierta distancia entre organismos no gubernamentales y las autoridades penitenciarias delcontinente. Esta distancia puede explicarse por la posición crítica de ciertos organismos no gubernamenta-les que luchan por los derechos humanos de los presos. Además la separación entre las autoridades peni-tenciarias y las ONGs responde a la concepción según la cual la atención penitenciaria corresponde al esta-do19. Así, se observa la intervención de las ONGs como una des-responsabilización gubernamental o inclusocomo una privatización20. Esto puede explicar la escasa o nula referencia de las autoridades a la participa-ción de dichas organizaciones en los programas oficiales. Sin embargo algunas asociaciones realizan trabajode apoyo a los presos, por ejemplo Voluntariado Pastoral Carcelario en Bolivia, asociación interdisciplinariapara la ayuda a la reinserción21. Otras asociaciones como la Fundación Paz Ciudadana en Chile ofrecen unapoyo desde una perspectiva de consultora especializada. También existen ONGs que trabajan para darcontinuidad a proyectos contra la falta de la misma en los gobiernos22.Otra actividad tradicional de algunasiglesias ha sido la protección de derechos humanos y los principios de reinserción, como se informa enEcuador23.Por otra parte, se observa una cierta apertura a la intervención de organismos religiosos. Se notó unapresencia de los grupos religiosos en los centros penitenciarios que promueven actividades diversas, entreellas el trabajo. Además se observó que existen representantes de Iglesias en eventos oficiales de las admi-nistraciones penitenciarias, principalmente en América Central y Colombia. Cabe mencionar que, en algu-nos casos, representantes católicos participan en los patronatos penitenciarios24. En Panamá, el Consejo dePolítica Penitenciaria (órgano asesor) está compuesto por las iglesias entre instituciones oficiales de justi-cia25. Cabe señalar que en Guatemala se ha considerado exitosos a los programas religiosos para intervenircon los presos que pertenecen a pandillas delincuenciales26. En algunas ocasiones, como en Honduras(Centro penal Sampedrano), las pastorales penitenciarias participan activamente en las labores de los in-ternos27. En Venezuela el Consejo evangélico de Venezuela, a través de su departamento de Pastoral evan-gélica penitenciaria, ofrece capacitación a los internos. En México, la Fundación Emanuel dice ayudar a lospresos a encontrar un empleo o trabajar por su cuenta. En Paraguay, la Capellanía Evangélica de Prisionesplanteó un “programa de reintegración social”. Se identificó, incluso, una alianza gubernamental con gru-pos evangélicos en Chile para la formación laboral con la particularidad de beneficiar solamente a los pre-sos de dicha confesión religiosa28.18Por ejemplo con la industria balonera en el CERESO de Pénjamo y Valle de Santiago o la de calzado en León. Gobierno de Guanajuato.19Reunión Redlece y el coloquio educación en prisiones UNESCO- Brasilia 2009.20Por ejemplo, este argumento fue desarrollado por Castro, Jiménez y Solano en Intervención Profesional en el sistema penitenciario. Injerencia deactores privados. Tesis en trabajo social, Universidad de Costa Rica, 2011.21Todos Ayudan, 2011.22Por ejemplo la ONG Revivir de Colombia.23Informe de la Comisión Ecuménica de Derechos Humano, marzo 2011.24Por ejemplo, en República Dominicana, Fray Arístides Jiménez Richardson es coordinador de la Pastoral Penitenciaria y director ejecutivo delPatronato Nacional Penitenciario25Según la Ley Nº 55 de 2003.26El Sistema Penitenciario Guatemalteco, un Diagnóstico. CIEN, 2011.27La Pastoral Penitenciaria se encarga de conseguir materiales y comercializar los productos de los privados de libertad. Se hacen artesanías, pupi-tres, artículos en madera, y materiales reciclados. La Prensa, Honduras, 7 de agosto 201228El Organismo Técnico de Capacitación (OTIC) y el Concilio Nacional de Iglesias Evangélicas (CONIEV), con el apoyo del Programa de Capacitacióndel Ministerio del Trabajo y Previsión Social (SENCE), se comprometieron capacitar a 500 reclusos cristianos evangélicos en Chile
    • Título del Informe 7› Cooperativas y PYMELas autoridades de Guatemala impulsan predominantemente la asociación cooperativa de los internos. EnVenezuela también, se han creado cooperativas productivas. En Argentina se fundó la primera cooperativaen 2010, conformada por presos, sus familiares y liberados29. Como hemos señalado, esta organizacióncooperativa puede representar una ventaja de autonomía laboral al salir de prisión, ante un mercado labo-ral comprimido y renuente a la contratación de ex-convictos. En efecto, la estigmatización de los presos hacrecido en una sociedad que, como comentamos, sufre altos índices de violencia. En algunos países comoChile, se ha promocionado la formación de empresas pequeñas y medias (PYME). En Jalisco, (México) elgobierno ha otorgado créditos a través del Fondo Jalisco de Fomento Empresarial (FOJAL) para que los pre-liberados monten su propio negocio30. Es evidente que, tanto las cooperativas como las PYME, puedenofrecer alternativas reales de inserción laboral.› Atención a presos dependientes de drogasAlgunos países como Argentina, cuentan con centros para la atención de droga-dependientes. Perú, entreotros países, brinda atención a los fármaco-dependientes, implementando programas en conjunto con elinstituto público DAVIDA. Sin embargo se critica que estos programas no tengan un seguimiento con losliberados, ya que existen altos índices de reincidencia.Cabe señalar que el consumo de drogas tiene una gran importancia ya que, a menudo, los delitos son co-metidos por personas bajo el influjo de una droga, como lo señalan las autoridades en México31, quienesinformaron que del total de los infractores, un 31% de esta población mostró problemas de dependencia yabuso de drogas. Asimismo, a lo largo del continente se ha incrementado considerablemente el número depresos por haber cometido delitos relacionados con las drogas, principalmente su tráfico y su venta32. Deesta manera, se ha generado una gran cantidad de presos por delitos menores de drogas, mismos quecumplen penas desproporcionadamente altas. En este sentido varios países han experimentado un creci-miento de mujeres presas por este tipo de delitos.Por otra parte el consumo de drogas en los centros penitenciarios es un problema muy generalizado (nosolamente latinoamericano). Por ejemplo, en Chile se ha mostrado que un 40% de los internos las consu-men al interior de los penales33y se señala que en otros lugares llega hasta el 90% de los internos34. El pro-blema del consumo de droga se complica en el continente con los problemas de violencia y hacinación quese mencionaron. Además, cabe señalar que en el marco de la llamada guerra contra el narcotráfico, existeuna percepción punitiva que deja en un segundo plano la rehabilitación.IV. Programas y políticas› LiberadosA pesar de que los programas para liberados son cada vez más tomados en cuenta; incluso algunos paísescomo Colombia estipula en su legislación la obligación de implementar dichos programas y varios docu-mentos oficiales señalan la atención a los liberados; la realidad es que los programas ex profeso son recien-29Se trata de una cooperativa de producción de artículos de marroquinería en la unidad 12 de Gorina, Argentina30Los créditos para pre liberados son gestionados por el Sistema Post Penitenciario y Atención a Liberados de la Secretaría de Seguridad Pública deJalisco31De los infractores bajo el efecto de una droga cocaína (42%),mariguana (33 %) e inhalantes (24%) como las sustancias más consumidas32Sistemas sobrecargados. Leyes de drogas y cárceles en América Latina. WOLA, 201033Investigación del diario La Tercera, 201134Comisionado Parlamentario Penitenciario Álvaro Garcé de Uruguay, 2011. Estimaciones similares se han emitido en la Ciudad de México
    • Título del Informe 8tes y existe un rezago acentuado en este rubro. Así, debe de tomarse en cuenta que los índices de desem-pleo de los excarcelados son altos. De hecho a veces se ha identificado que solamente un 3% encuentranempleo35. Algunos gobiernos, como el de Chile, han planteado incentivos a las empresas que contraten ex-encarcelados36.En efecto, son incipientes los programas post-penitenciarios e incluso, en los hechos, no ha habido dichosprogramas si se entienden como un conjunto coordinado de acciones iniciadas desde el interior de laprisión37. Este es un trabajo que debe realizarse con la familia del interno, en un acompañamiento sistemá-tico con las diferentes instancias de los centros penitenciarios38. Asimismo, es pertinente señalar que losliberados requieren diversos apoyos; por ejemplo, el patronato en Mexicali (México) ofrece apoyo en lasáreas asistencial (salud), laboral, educativa y jurídica39.En países como Argentina y México, algunas autoridades a nivel local (estatal) han desarrollado programaspara liberados. Entre ellas, Jalisco y el DF cuentan con una dirección para tal efecto40. Además, los patrona-tos para liberados son comunes a nivel local, (por ejemplo en la provincia de Buenos Aires), sin embargoestas asociaciones civiles a veces tienen poca acción e incluso acusan faltan de apoyo de las autoridades41.En algunos países como en Chile, los patronatos forman parte de la estructura gubernamental y realizanlabores de fiscalización y evaluación de programas42. Además, en este país, a nivel local existen los progra-mas de apoyo post-penitenciario43.Es oportuno plantear que, debido a los numerosos comentarios sobre la poca funcionalidad de algunospatronatos en la región, las ambigüedades de funciones y su trascendencia para la reinserción; se requiereevaluar puntualmente sus acciones, estrategias y su funcionamiento real44.› Medidas alternativas al encarcelamientoAnte la congestión de las prisiones y los altísimos niveles de encarcelamiento, algunos países informanque trabajan para implementar penas alternativas y tendientes a disminuir la población penitenciaria.Por ejemplo México a nivel federal, los 10 centros penitenciarios sufren una alta sobrepoblación, por lo quelas autoridades procedieron a emitir una ley de penas alternativas, con la que prevén reducir significativa-mente (hasta un 25%) la población penitenciaria45. Dicha ley ofrece como alternativas:- la reclusión domiciliaria mediante monitoreo electrónico a distancia;- el tratamiento pre-liberacional;- la libertad preparatoria y- la remisión parcial de la pena.35Estimaciones de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Michoacán en ese estado de México. 21-05-201236Compromisos del programa de colocación laboral. Gendarmería Chile. 200837Por ejemplo en República Dominicana la Sub-coordinación Nacional del Medio Libre se funda en 201238Ver en este sentido Jaime Saavedra Director del Patronato Penitenciario de Uruguay. 201139El apoyo laboral consiste en canalizar a los liberados a empresas solicitantes y fomentar el autoempleo de un oficio. Una nueva oportunidad,Patronato para liberados de Mexicali, 201240Sistema Post Penitenciario y Atención a Liberados de la Secretaría de Seguridad Pública de Jalisco41Patronato "pro liberados" acusa falta de apoyo de autoridades en Tijuana, México. Sistema Informativo PSN. Octubre 200942Programa del Patronato Nacional de Reos (PANAR), fue creado en 1943, como una sección dependiente de Gendarmería de Chile. Tiene comomisión, apoyar la reinserción social y brindar apoyo post penitenciario a la población de condenados que egresa al medio libre, mediante la imple-mentación de programas y proyectos sociales. Ver Informe del Programa del Patronato Nacional de Reos. Ministerio de Justicia. Gendarmería deChile, 200543Por ejemplo el programa de apoyo post-penitenciario en Bio Bio (de duración de 8 meses) 201244Hacia una estrategia Post Penitenciaria: Desafíos para la reinserción social y laboral. Encuentro -Taller. Montevideo, 27/09/201145Ley de Ejecución de Sanciones Penales y Reinserción Social para el Distrito Federal, 2011
    • Título del Informe 9A nivel regional, los estados del centro de México informan que el 62% se recurre a una condena condicio-nal, mientras que el 24% se recurre a seguido de jornadas de trabajo a favor de la comunicad46.En Perú, el Instituto Nacional Penitenciario a través de la Dirección de Medio Libre reportó en el mes demarzo 2012 a 4,412 personas sentenciadas a penas de Prestación de Servicios a la Comunidad a nivel na-cional. Asimismo en Brasil, Ley de Prisión Cautelar podría significar la liberación de 100 mil presos. En Ve-nezuela, la ministra de prisiones venezolana, anunció un plan de "descongestión" por el que serían libera-dos un 40% de los 50 000 presos del país.Sin duda, de acuerdo a la información oficial reciente y la transmitida por los medios, existe un empeñooficial para ofrecer penas alternativas. Estas acciones son, sin duda, altamente positivas, sobretodo las querealizan, con éxito, trabajo a favor de la comunidad. Sin embargo, las acciones oficiales no se han traducidoen una disminución significativa de la población penitenciaria. Con excepción de Argentina, que ha tenidouna estagnación en su población, prácticamente la tendencia de crecimiento siguió en todo el continente.No obstante lo anterior, es pertinente recordar que existe una enorme cantidad de internos sin condena.Mientras no se ataque a los problemas estructurales que originan estos índices de presos sin condena, nose atacará de raíz el problema de la sobrepoblación en los centros penitenciarios. El colmo es que hayaveces que existen órdenes de libertad que no se cumplen por negligencia, como se menciona en Colom-bia47. Atacar las fallas y los problemas sistémicos de los sistemas de justicia es una demanda de democrati-zación de la sociedad.› Remisión de penaLa remisión o redención de la pena como recompensa de actividades laborales está consignada en variospaíses. En Brasil, por ejemplo, existe legalmente la remisión basada en el trabajo del recluso (tres días detrabajo corresponden a uno de remisión)48. En Venezuela, la Ley de redención de la pena por el trabajo o elEstudio del régimen penitenciario establece beneficios de la reducción de sentencias “a razón de un día dereclusión por cada dos de trabajo o de estudio”, para las personas condenadas a penas o medidas correc-cionales, restrictivas de libertad49.En Colombia la ley Res. 2392, del 3 de mayo de 2006, prevé actividades validas para redención de pena y,conforme a lo establecido por la Ley 65 de 1993, las actividades reconocidas se enuncian en enseñanza,educación y trabajo. Por su parte, Costa Rica establece que el Instituto Nacional de Criminología es el órga-no técnico de la Administración Penitenciaria, encargado de autorizar el descuento de la pena de prisión.Los criterios para otorgarla se basan en el trabajo penitenciario.Si bien se han comentado dificultades administrativas para conceder dicha reducción de la pena; la remi-sión de la pena es un logro concreto desde el punto de vista legal. Sin embargo es importante incorporareste instrumento en las políticas integrales de reinserción para reforzarlas y darle sentido a medidas ad-ministrativas.46Informe Centro Occidente. Conferencia Nacional del Sistema Penitenciario. México, 201247Según el director del INPEC, Gustavo Adolfo Ricaurte, al INPEC investigó cuántas órdenes de libertad estaban pendientes por ejecutar y encontrópenas de internos que tenían orden de libertad de un año y medio de haber sido emitidas. Entrevista septiembre 201248Artículo 71 (título V redención de penas), Ley del Régimen Penitenciario, Guatemala, emitida el 6 de octubre 200649Artículo 3, Ley de redención judicial de la pena por el trabajo y el estudio, Gaceta Oficial N° 4.623, Venezuela, septiembre de 1993
    • Título del Informe 10› Política de inserciónA la observación de documentos oficiales, testimonios disponibles y sobretodo a los limitados resultados,es evidente que la construcción de políticas de reinserción es el reto de las autoridades en Latinoamérica.Señalamos que se detectaron grandes dificultades de coordinación entre los diferentes servicios a los re-clusos. Cuando se habla de una política de reinserción integral, se requiere una mínima coordinación ágilentre las distintas áreas de atención. En este sentido, se requiere una política de reinserción que coordinelas distintas instancias que intervienen, particularmente una coordinación entre las áreas educativas y lalaboral y entre las autoridades de Justicia, educación y trabajo.Al observar los diferentes documentos oficiales, se puede subrayar que las políticas deben integrar ciertoselementos esenciales:- Trabajar para reunir las diferentes iniciativas (académicas, de la sociedad civil y de las institucio-nes) que por su dispersión limitan su eficacia y logros;- Formación de hábitos laborales para internos con escasas e irregulares experiencias de trabajo;- Abordar el sentimiento de seguridad que algunos presos sienten en la prisión y su incapacidad paraadaptarse a un ambiente laboral y social externo. Se puede, por ejemplo, trabajar la resolución deproblemas y propiciar la reflexión sobre proyectos de vida de los internos;- Desarrollo de la autonomía a través de la formación laboral. Ante un mercado con pocas oportu-nidades y una basta economía informal en América Latina (CEPAL), los principios de autonomía sonimportantes50. En este sentido, propiciar el desarrollo de iniciativa y creatividad de los internos esimportante;- Desarrollo de la autonomía a través del trabajo independiente de cooperativas y pequeñas empre-sas (PYME);- Desarrollar redes sociales y comunitarias de apoyo a los liberados;- En el caso de Venezuela, los familiares de los internos participan a la elaboración de estrategias51.El aspecto participativo enriquece la elaboración de políticas en la materia. Asimismo, en ese país,se ofrece formación a las madres de los internos52. Esta iniciativa recuerda la dimensión familiar dela inserción;- Algunas experiencias en Chile han señalado la importancia de la comunidad. Un anclaje a nivel localpara integrarse a una comunidad;- Acompañamiento individualizado pero con una perspectiva de integración colectiva y comunita-ria;- Perspectiva de género para atender las necesidades de las mujeres;- Incorporar diferentes tipos de evaluaciones para valorar los avances de las políticas y reformularlascon base a las necesidades y limitaciones;- Sensibilizar sobre la importancia de la cooperación para enriquecer las evaluaciones nacionales ylocales;- Reflexionar e integrar las políticas de reinserción con otras políticas sociales.De esta manera, las políticas de inserción pueden contribuir a la una mayor cohesión social en el sentidode incluir a los liberados a la economía y a la vida en sociedad. Estas acciones pueden frenar el círculo deviolencia que se vive en el continente y en el que los centros penitenciarios son meros reproductores. Des-arrollar unas auténticas políticas de reinserción es una tarea pendiente de los gobiernos del continentepara reforzar las democracias de América Latina.50Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) informa que la economía informal en América Latina creció. Noviembre 201051Entrevista con la Lic. Francia Malvar. Agosto 201252El plan “Llegó Maíta” del Ministerio del Poder Popular para el Servicio Penitenciario, Venezuela, 2012
    • Título del Informe 11V. Situación de los paísesArgentinaComo estado federal, este país cuenta con diferentes establecimientos penitenciarios: 6 complejos peni-tenciarios federales y 28 unidades penitenciarias. El Servicio Penitenciario Federal posee, además, entre susunidades en todo el país, un servicio psiquiátrico de varones y uno para mujeres, un centro penitenciariode enfermedades infecciosas y nueve alcaidías federales. Cabe destacar que cuenta también con seis cen-tros de rehabilitación para Droga-dependientes, en donde se ofrece una atención especializada. Además,existen casas de pre-egresos y campos de desarrollo laboral, traducción de la estrategia de reinserción.Cabe mencionar que, para la opinión pública, persiste una mala imagen del sistema penitenciario por losactos de violencia registrados, por las acciones partidistas que involucran a los empleados o directivos peni-tenciarios y a la percepción social que pide castigo más que rehabilitación. En este sentido se habla inclusode un fracaso del sistema penitenciario53.› Trabajo y capacitaciónEl trabajo es parte fundamental del tratamiento, constituyendo un derecho y un deber del interno con posi-tiva incidencia en su detención, y se rige por los siguientes principios:- No se impone como un castigo;- No es aflictivo, denigrante, infamante ni forzado;- Propende a la formación y al mejoramiento de los hábitos laborales;- Procura la capacitación del interno para desempeñarse en la vida libre;- Se programa teniendo en cuenta las aptitudes y condiciones psicofísicas de los internos, las tecno-logías utilizadas en el medio libre y las demandas del mercado laboral;- Es remunerado. Se respeta la legislación laboral y de seguridad social vigente.La producción principal se concentra en: comestibles, tambo, porcicultura, huertas, higiene y limpieza,herrería, juguetes, indumentaria, zapatería, muebles, carpintería y yerba mate.Ente Cooperador PenitenciarioEs un organismo autónomo que cuenta en la actualidad con mas de 400 talleres productivos, de los cuales140 son talleres productivos convencionales y los restantes son talleres de gestión de servicios, abarcandolos primeros una amplia gama de especialidades (agropecuaria, industrial, carpintería, y artes gráficas) y lossegundos, cocinas, panaderías y servicios auxiliares, facilitando la ocupación de más del 20% de la pobla-ción penitenciaria.El Ente apunta al mejor funcionamiento y a la modernización de los métodos operativos de los talleres delaborterapia para los internos, siendo destinadas “las utilidades que produzca el trabajo o la producciónpenitenciaria exclusivamente al trabajo penitenciario”54.Cabe mencionar que varias provincias, como la de Buenos Aires, cuentan con programas de trabajo peni-tenciario y post-penitenciario. Por ejemplo, en Santa Fe, el Gobierno provincial, a través de los Ministerios53Ver Sadez, Cárcel y después : el fracaso del sistema penitenciario, La Nación, 12 agosto 2012.54En 1994 bajo la Ley N° 24.372 se crea el Ente de Cooperación Técnica y Financiera del Servicio Penitenciario Federal, cuya finalidad será (Art. 1°).
    • Título del Informe 12de Justicia y Derechos Humanos y de Seguridad, suscribió un convenio con la cartera de Trabajo, Empleo ySeguridad Social federal, a través de la Secretaría de Empleo, cuyo objetivo es la reintegración social y labo-ral de los privados de libertad. Las provincias ofrecen también apoyo a los liberados como “Promoción delLiberado” del Gobierno de Mendoza.De manera paralela, las provincias han introducido legislaciones para reinsertar a los internos. Por ejemplola provincia de Cuyo sancionó en el 2003 la ley 6.960, pero hasta hoy que no se puede poner en marchadebido a que falta adoptar su reglamentación55.Por lo que respecta el consumo y tratamiento de drogas, un informe de la UNIVOC señala las contradiccio-nes de las autoridades que niegan el consumo, sin embargo las encuestas indican que un 80% de los presosconsumen drogas. El tratamiento a los drogadependientes se ofrece en los 6 Centros de Rehabilitación paradrogadependientes, en donde se brinda una atención especializada. Sin embargo el mencionado estudioseñala que no existen mecanismos para el monitoreo y evaluación continua de las actividades de estoscentros (ya que la reincidencia llega a 55%). Asimismo, se carecen de mecanismos de referencia a centrosde tratamiento fuera de los recintos penitenciarios para dar continuidad de tratamiento después de la libe-ración56.BrasilDe los 513.802 presos que cuenta el país, el 93% son hombres y el 7% mujeres. Se trata de una poblaciónjoven: el 48% de la población carcelaria tiene menos de 30 años.Cabe mencionar que el sistema federal de prisiones es muy reciente. La cárcel Federal de Catanduvas fue laprimera (de las cuatro federales que existen), construida en 2006.› Trabajo y capacitaciónActualmente, según informaciones oficiales, las personas que realizan trabajo interno tienen como base lanormatividad vigente57. Se reparten de la siguiente manera:Las personas que realizan trabajo interno:- 33.996 personas para apoyo al establecimiento penal;- 24.184 en asociación con las compañías privadas;- 2.834 en asociación con organismos del estado;- 281 en asociación con paraestatales (sistema S y ONGs);- 12.704 realizando trabajos artesanales;- 1.026 realizando actividades rurales;- 4.005 realizando actividades industriales.En cuanto a las Personas realizando un trabajo externo:- 8.482 en asociación con las compañías privadas;55Uncuyo, Noticias de políticas públicas, 23 de julio de 201256UNODC, misión a Argentina.57Art. 203. A assistência social será prestada a quem dela necessitar, independentemente de contribuição à seguridade social, e tem por objetivos:III - a promoção da integração ao mercado de trabalho;”(original sem grifo). Importante ressaltar que a Lei Complementar nº 79, de 07 de janeiro de1994 (Lei de Criação do Fundo Penitenciário Nacional – Funpen) destaca a importância das ações de trabalho e reinserção social do preso, internadoe egresso, elencando-as entre as atividades que podem ser financiadas com recursos do Funpen: “Art. 3º Os recursos do FUNPEN serão aplicadosem: V - implantação de medidas pedagógicas relacionadas ao trabalho profissionalizante do preso e do internado
    • Título del Informe 13- 2.573 en asociación con organismos del estado;- 559 en asociación con paraestatales (sistema S y ONGs);- 2.573 realizando trabajos artesanal;- 391 realizando actividades rurales;- 1.208 realizando actividades industriales.Los presos tienen derecho a trabajar en las prisiones y a ser remunerados por ello, como lo señala la consti-tución58.Proyectos de capacitación profesional e implementación de oficinas permanentes (Procaps)En 2012, inició la primera fase de financiamiento de los proyectos Procaps. Se trata del establecimiento deoficinas permanentes de capacitación en establecimientos penales y el ofrecimiento de cursos con estafinalidad para personas privadas de libertad.Se pretende que estas oficinas pongan a disposición de los presos una capacitación profesional. Se fomen-tará la implantación de líneas de producción en el establecimiento penal alineándose a la inserción profe-sional y a la remisión de la pena (como capacitación y trabajo). Se intenta implementar los Procaps en unmayor número posible de establecimientos del país para iniciar una cultura de capacitación profesionalpara los presos.Inicialmente se ofrecerán oficinas permanentes en las siguientes áreas:- artefactos de concreto: bloques y ladrillos ecológicos;- panadería;- corte y costura industrialAsimismo se ofrecerán cursos de:- pastelería y repostería;- ceramista;- pintor y electricista;- auxiliar de construcción civil;- artefactos de concreto y ladrillos ecológicos;- corte y costura industrial.Es evidente que esta estrategia se encuentra en estado de implementación y, por lo tanto, no hay eviden-cias de su funcionamiento. Además las personas consultadas han expresado su escepticismo ante los cam-bios de estrategias oficiales y de los funcionarios.› Alternativas de penas / Medio abiertoExiste un crecimiento exponencial de la población penitenciaria, a pesar de que anualmente veinte milpersonas gozan de permisos, indultos y diferentes medidas legales de liberación. Sin embargo, estas libera-ciones que se llevarán a cabo bajo la Ley de Prisión Cautelar ha merecido críticas en los medio, pues se cal-cula que cien mil presos recobrarían su libertad de manera inmediata59.58Constituição Federal, art. 6º, e a Lei de Execução Penal, art. 41, II garantindo, além da remuneração e qualificação profissional, o direito à remiçãoda pena59Brasil : Polémica por inminente liberación de presos. La 7a. info. Buenos Aires
    • Título del Informe 14› Iniciativas localesEn Brasil, existen numerosos programas locales. Por ejemplo, en Sao Paulo la FUNAP implementa progra-mas de trabajo para presos en empresas públicas y privadas. Asimismo, ofrece asesoría técnica, acompa-ñamiento y supervisión de los internos a las compañías que lo requieran. El FUNAP ofrece también trabajoa presos y liberados en los programas que desarrolla dicha fundación.Los estados federativos también implementan programas de trabajo. Por ejemplo, en el Estado de MinasGerais, de los 43.000 presos, 12.000 están involucrados en actividades remuneradas60.Sin embargo algunas personas del medio académico afirman que la mayor parte de las acciones de capaci-tación se desarrollan de forma precaria, sin recursos materiales y en espacios improvisados61.ChileAlgunas universidades y observadores indican una limitada oferta programática en materia laboral, educa-cional, recreacional y sanitaria (como el tratamiento de adicciones). Se señala que estas carencias impidenque el paso por la cárcel sea un proceso de rehabilitación. “Existe una precariedad absoluta entre la cárcel yel retorno a la comunidad”62. Cabe mencionar que la tasa de encarcelamiento es tradicionalmente alta eneste país y que la reincidencia es alta, aproximadamente 60% según estimaciones oficiales.› Trabajo y capacitaciónLa Gendarmería informa que el mejoramiento de la empleabilidad capacita en oficios como una forma deentregar herramientas y recursos para un mejor desempeño laboral. Así, en el 2011 se entregaron un totalde 267 capacitaciones en oficios como:- Soldadura;- Gastronomía;- Electricidad;- Conducción profesional, …Estos cursos se entregaban de modo grupal e individual dependiendo de la necesidad y de la oferta existen-te. Para la entrega de los cursos, cada Dirección Regional (de la cual dependen los patronatos locales) licitalos cursos que requieren, que luego son adjudicados a diversos organismos para que los impartan a lospost-penitenciarios.Sin embargo algunos estudios independientes señalan que existen pocos programas de rehabilitación inte-grales que incluyan a la familia y a la comunidad63. Cabe mencionar que se han desarrollado experienciasindependientes de tratamiento post-penitenciario como Volver a Confiar con cooperación universitaria. Sinembargo varios estudios señalan el escaso apoyo estatal a quienes abandonan la cárcel64.60Estos internos reciben ¾ del salario mínimo al mes, trabajo que les ayuda a reducir su pena61E. Fernandes. O impacto da educação e do trabalho como programas de reinserção social na política de execução penal do Rio de Janeiro. RevistaBrasileira de Educação v. 15 n. 45 set./dez. 201062Volver a confiar. CESC.63Instituto de Asuntos Públicos Universidad de Chile.64Martínez Mercado, Sobre la política post-penitenciaria en Chile. En debates penitenciarios, U. Chile.
    • Título del Informe 15› Alternativas de penas / Medio abiertoLa colocación laboral en el sistema post-penitenciario, es un elemento que cobra relevancia, toda vez queel interno, luego de cumplir su pena, se encuentra en pleno proceso de reinserción social, siendo el trabajoun elemento fundamental en este proceso.En los 14 patronatos locales, distribuidos a nivel nacional, los internos se encuentran en proceso de elimi-nación de antecedentes, a través del Decreto Ley N.° 409. En cada uno de los patronatos locales, está insta-lado un equipo de profesionales y administrativos que entregan atención e intervención psicosocial. A tra-vés de los profesionales, se canalizan las necesidades de los liberados, poniéndolos en contacto con lasdiversas redes sociales con el fin de lograr satisfacer sus requerimientos.En el caso de las necesidades de colocación laboral, el profesional contacta a un privado o empresa querequiere de un trabajador, mediante entrevistas en las cuales se recogen las necesidades del empleador.Posteriormente, se selecciona a un liberado que cumple con el perfil solicitado y se le vincula con el em-pleador. Previamente a esta gestión, el interno o recién liberado ha recibido, mediante talleres de aprestolaboral, elementos básicos de hábitos, cumplimiento de normativas, derechos y deberes laborales. Luegode ser contratado, el profesional inicia un acompañamiento del liberado mediante el cual se refuerza supermanencia y adecuado cumplimiento. De modo conjunto, se mantienen contactos periódicos con el em-pleador para ir detectando y trabajando, de modo temprano, cualquier situación que pueda generar con-flictos y posteriores despidos.En 2011, se entregaron un total de 291 colocaciones laborales dependientes y 270 colocaciones laboralesindependientes (auto-emprendimientos), siendo la mayor parte de estas colocaciones dependientes enempresas de tipo PYME.ColombiaEn Colombia, se identificó una falta de continuidad de los programas que se presentaron en Eurosocial I conlo que ahora existen. Asimismo, se observó un cambio constante de responsables. Cabe destacar que losmedios locales como instituciones han señalado el problema del hacinamiento “crítico” de las prisionescomo un problema central en Colombia que atenta contra la seguridad y la calidad de vida de los internos.La Defensoría del pueblo indica que en esas circunstancias las prisiones colombianas no pueden cumplir laley que consagra el tratamiento penitenciario para la resocialización de los internos, más aún, critica quelas medidas gubernamentales para reducir la población penitenciaria no han tenido resultados65. En rela-ción al trabajo el informe subraya la falta de infraestructura, la falta de talleres y los existentes no reúnencondiciones adecuadas de tamaño y seguridad industrial. Los programas laborales muestran baja eficienciay solamente funcionan para descontar el tiempo de condena, destaca la Defensoría.› Trabajo y capacitaciónPor su parte, el INPEC informa que el Grupo de Formación para el Trabajo-Proyectos Productivos y Ambien-tales fomenta la creación y organización de Programas de Capacitación Laboral y los procesos productivospara generar competencias laborales en los internos y la generación de ocupación y formación laboral,65Defensoría del Pueblo, informe 101.
    • Título del Informe 16como parte de la construcción del proyecto de vida del interno. Existe una normatividad al respecto.66Elobjetivo de estos grupos es generar competencias laborales en los internos, desarrollo de ocupación y for-mación laboral, como parte de la construcción del proyecto de vida del interno. Existe una normatividad alrespecto.67A través de esta actuación, se pretende orientar, apoyar y supervisar los programas de fomento y capaci-tación laboral en actividades industriales, artesanales, agropecuarias y de servicios que permitan incorpo-rar a los internos en procesos productivos. También, apunta a promover y coordinar la celebración de con-venios entre empresas, entidades privadas y públicas e institutos en actividades productivas y de capacita-ron laboral. Otro objetivo es desarrollar y promover programas microempresariales para internos y apoyarla administración directa de talleres productivos en los establecimientos de reclusión. Además, se realiza untrabajo de coordinación con las direcciones regionales para la preparación y ejecución de programas.Existen dos tipos de administración:- Directa: cuando la administración del establecimiento pone a disposición de los internos los recur-sos productivos del Estado, necesarios para el desarrollo de actividades industriales con carácterempresarial y controla directamente el desarrollo económico y social de las mismas;- Indirecta: la administración del establecimiento pone a disposición los recursos físicos con quecuenta el establecimiento de reclusión para que entidades externas o internos independientes des-arrollen actividades productivas con vinculación de mano de obra reclusa.Las actividades pueden ser:- Particulares (privadas) con vinculación de mano de obra de internos. En este caso, el control delproceso de fabricación y capacitación lo ejerce directamente el particular;- Independientes: actividades de internos (con autorización) con medios productivos propios;- Proyectos industriales y círculos de productividad artesanal, en particular en el área industrial: ma-deras, procesamiento y transformación de alimentos, cueros y calzado, producción de elementosde aseo, artes gráficas, bloquearía, confecciones, metalistería…Existen círculos de productividad artesanal e industrial (maderas, procesamiento y transformación de ali-mentos, cueros y calzado, producción de elementos de aseo, Artes gráficas, bloquearía, confecciones ymetalistería).› DrogadependenciaPor lo que respecta el tratamiento de la dependencia de drogas: como producto de la criminalización de ladroga existe un número creciente de presos cuya pena está relacionada con el tráfico de droga (sobre todoaquellos con una participación marginal y menos lucrativa de dicha industria)68.66Acuerdo 011/95 Reglamento General para internos. Arts. 58 al 66- Res. 6091/26 de julio de 2007 - crea el programa general SOMA (Salud Ocupa-cional y Medio Ambiente) y deroga la res 0236 de enero 9 de 2006.- Res. 7302 noviembre 23/05 - pautas para la atención Integral y el TratamientoPenitenciario.67Acuerdo 011/95 Reglamento General para internos. Arts. 58 al 66- Res. 6091/26 de julio de 2007 - crea el programa general SOMA (Salud Ocupa-cional y Medio Ambiente) y deroga la res 0236 de enero 9 de 2006.- Res. 7302 noviembre 23/05 - pautas para la atención Integral y el TratamientoPenitenciario.68Debates Penitenciarios, 2010.
    • Título del Informe 17Costa RicaEs importante mencionar que si bien este país ha sido uno con una población penitenciaria baja y estable,recientemente y como producto de reformas al código penal (con los “tribunales de flagrancia”), se ha in-crementado69. Existen 12.154 internos en el 2011, lo que significa un aumento de 28.1% en el último año,así la sobrepoblación sigue creciendo. Asimismo los presos sin condena, (que en el 2006 representaban el20%), en 2010 alcanzó 25.7%. Como lo denuncian diferentes observadores y organismos, este crecimientotiene un impacto negativo en el tratamiento de los internos, como su clasificación adecuada y la prestaciónde servicios. De manera significativa, se denuncia que las oportunidades de educación y trabajo son máslimitadas a una mayor demanda, por lo que las oportunidades de reinserción disminuyen70.La Dirección General de Adaptación Social (DGAS) es el órgano encargado de organizar actividades de rein-serción bajo el “Reglamento Técnico del Sistema Penitenciario” de 2007, bajo el cual el trabajo penitencia-rio “es un componente esencial, con carácter terapéutico, formativo, creador y generador de hábitos labo-rales” que conducen a la inserción social. De esta manera se fija una remisión o “descuento por trabajo”71.La DGAS no cuenta con programas (de trabajo o educativos) propios, realiza convenios con organismospúblicos, privados y ONGs.› Trabajo y capacitaciónLas autoridades llevan a cabo una iniciativa en la que las empresas contratan privados de libertad parahacer trabajos desde las cárceles. Los observadores señalan que estos programas son positivos tanto paralos empresarios que cuentan con mano de obra calificada y los privados de libertad que ganan dinero paramantener a sus familias.Los medios señalan que estos programas son positivos tanto para los empresarios que cuentan con manode obra calificada y los privados de libertad ganan dinero para mantener a sus familias y la sociedad tam-bién gana. Los diarios señalan que así se ha “eliminado” la problemática de la reincidencia. Como pruebadel apoyo oficial al trabajo con la iniciativa privada se puede mencionar al viceministro de Justicia, Fernan-do Ferraro, quien expresó que “irán puerta por puerta a buscar los diferentes empresarios, para que parti-cipen de esta iniciativa”. Asimismo las autoridades señalan que trabajarán para crear la infraestructuranecesaria para este tipo de proyectos.Entre los beneficios a las empresas empleadoras de privados de libertad, se encuentra la vocación social,así como mano de obra muy calificada y con precios accesibles.El tipo de público al que se atiende es: población adulta masculina y femenina, que disfruta de beneficiosconcedidos por el Instituto Nacional de Criminología, con pernoctación de domingo a jueves para los quelaboran al interior del centro y de 1 a 2 días para los que laboran en empresas privadas o están ubicados enconvenios interinstitucionales.Es preciso mencionar que, en junio 2011, magistrados de la Sala Segunda de la Corte Suprema reiteraronque el trabajo que realizan los privados de libertad es una actividad para su rehabilitación. Según la apre-ciación del fallo, este se concibe como un tratamiento de aprendizaje de hábitos y conductas socialmenteaceptables. Por tanto, no se considera que exista relación laboral entre estas personas y la administración,instituciones autónomas estatales o empresa privada a la cual prestan sus servicios.69Rico, JM, La Nación, 25-01-2012.70Sobrepoblación en Cárceles sigue en aumento y hoy es crítica, Defensoría d los Habitantes, marzo, 2012.71Artículo 55 del Código Penal.
    • Título del Informe 18EcuadorLa crisis penitenciaria (agudizada por la violencia) obligó al gobierno a decretar dos estados de emergencia(2007 y 2010). Estos decretos fueron acompañados de importantes inversiones para el mejoramiento de lainfraestructura penitenciaria. Algunos observadores señalan que los problemas persisten a pesar de dichosdecretos y de la construcción de los nuevos centros de reclusión, y por la liberación de presos sin sentencia(rebajas de penas e indultados)72. Sin embargo, un documento de 2011 señala las condiciones precarias deinfraestructura, principalmente la falta de celdas para mujeres73. Este documento subraya la ausencia de unmanual de procedimiento para el ingreso y egreso de las personas privadas de libertad. Evidentemente,esta ausencia tiene un impacto negativo en las acciones de rehabilitación. Observadores locales insistenque el país enfrenta una crisis institucional profunda que no responde a los problemas de inseguridad, ma-sificación y corrupción74. El mismo ministerio de Justicia, en un diagnóstico, se aceptó la falta de seguridad yla poca agilidad de la justicia. Por su parte la Comisión Interamericana de Derechos Humanos pidió al go-bierno intervenir para mejorar las condiciones deficientes de salud, de alimentación, hacinamiento, separarlos condenados y los acusados, así como actuar ante la falta de programas de rehabilitación75.Según la Dirección Nacional de Rehabilitación Social, hasta mediados del año 2010, el 41% de los internosde todo el país se encontraba entre los 21 y 30 años, mientras que el 27% estaba entre 31 y 40 años. Setrata, como en todo el continente, de una población joven (68% de quienes habitan los CRS)76. De esta ma-nera esta población debe tomarse en cuenta en los programas de reinserción.› Trabajo y capacitaciónLa Subsecretaría de Coordinación de Rehabilitación Social interviene a través de programas y proyectospara el desarrollo humano y de formación técnica de las personas privadas de libertad. Tiene prevista larealización de talleres literarios, de carpintería, y de panificación, de los que, hasta el año 2010, se efectivi-zaron apenas cinco en todo el país.Cabe señalar que el gobierno implementa lo que llama: el “plan de políticas públicas” que cuenta con cua-tro ejes: Salud, educación, Laboral y Vínculos Familiares. El eje laboral es desarrollado por el Servicio Ecua-toriano de Capacitación Profesional (Secap) que ha implementado un proyecto de Huertos Orgánicos, enlos centros femeninos (de Rehabilitación social) de proyectos textiles y talleres de metalmecánica en elcentro de Guayaquil77.De los 35 centros de rehabilitación social, en los de seguridad media y mínima, existen programas de traba-jo y educación. En los centros de alta seguridad no hay programas laborales ni educativos.› Alternativas de penas / Medio abiertoAdicionalmente, se han implementado los centros de confianza para los internos que demuestren interéspor su rehabilitación. Es necesario señalar que las casas o centros de confianza se caracterizan por mante-ner un régimen de salidas reglamentadas y en contacto con el entorno social más amplio que el régimencerrado, partiendo de criterios de asistencia, control y seguridad sustenta.72Ver por ejemplo Diario Hoy, 15 noviembre 2010.73Veeduría del Sistema Penitenciario del Ecuador, 19 diciembre, 2011.74Flores Iñiguez, Realidades del sistema penitenciario ecuatoriano. La Crónica, Octubre 2012.75CIDH, recomendaciones 2010.76Rehabilitación social, una mirada al sistema. Fundación Ecuador Libre. Agosto 2011.77Ministerio de Justicia y Derechos humanos 2010.
    • Título del Informe 19Cabe mencionar que la situación legal de los internos es otro obstáculo, ya que los sentenciados únicamen-te ascienden al 51% del total. Esto influye al momento de acceder a los programas que se ofrecen; en elcaso de las casas de confianza, éstas se destinan a los internos que satisfagan normas y requisitos estable-cidos en la ley, como haber cumplido por lo menos las dos quintas partes de la pena impuesta, y cuya con-ducta permite pronosticar su reintegración a la sociedad.El SalvadorEl problema recurrente de la hacinación en los centros penitenciarios ha sido reconocido incluso por elpresidente Funes, ya que los 21 centros del país tienen con una capacidad para albergar 8300 internos,mientras que cuentan con una población de 25 40078. Para enfrentar este problema, el gobierno propone lacreación de granjas. Además, algunos organismos señalan que a pesar de que la ley penitenciaria en suartículo 118 establece atención de salud, los centros carecen de atención y prevención sanitaria.Asimismo el gobierno salvadoreño implementa el Programa de Fortalecimiento del Sistema Penitenciariopara atacar el problema de hacinamiento con la construcción de penales y la readecuación de granjas peni-tenciarias79.› Trabajo y capacitaciónEl modelo desarrollado es el de granjas penitenciarias. Como una apuesta concreta a la rehabilitación, laDGCP implementa, con el apoyo de la Secretaría de Inclusión Social, el Ministerio de Agricultura y Ganade-ría y el Consejo Nacional de la Juventud, las primeras Granjas Penitenciarias en la historia del país. El mode-lo de producción a seguir permite que además de un componente de rehabilitación, se proporcione a losinternos e internas un nuevo modelo de vida y de auto-sostenibilidad para así poder proveer para sus nece-sidades y las de sus familias.Se espera que este modelo permita al sistema penitenciario obtener los recursos necesarios, no solamentepara financiar estas granjas sino otros programas de rehabilitación y mejoramiento.En la Granja Izalco se pretende alojar a 1.000 privadas de libertad y, como una novedad importante, sebusca ubicar en ese lugar a los hijos e hijas de las internas que se encuentran junto a sus madres en la pri-sión y así poder brindarles una educación y cuidado integral en condiciones que no les afecten sus procesosde desarrollo cognitivo y emocional.En la Granja Santa Ana, se planea establecer un asocio con una empresa privada que permita desarrollar unparque industrial que les provea de empleo a 1.000 internos, con un concepto de integralidad en cuanto altrabajo y la educación. Estos proyectos permitirán que los internos y las internas puedan desarrollar untrabajo remunerado y educación para sus hijos y proveer al sistema penitenciario de financiamiento sufi-ciente para la sostenibilidad de estas actividades.› Alternativas de penas / Medio abiertoEl Proyecto “yo cambio”, pretende realizar campañas de servicios a la ciudadanía por parte de privados delibertad, en fase de confianza y semi-libertad. El Ministro de Justicia y Seguridad Pública firmó un conveniocon el Ministro de Obras Públicas para promover la incorporación de 100 privados de libertad en cuatroproyectos de infraestructuras viales y de obras de protección a la población. La Dirección General de Cen-78Estimaciones de la ONU en El Mundo, 16 de febrero 2012.79Para tal efecto El Salvador recibió un préstamo del banco BCIE por un monto de 71 millones de dólares en octubre de 2012.
    • Título del Informe 20tros Penitenciarios les ha dotado de uniformes, alimentación, transporte y la asignación de tutores para lacustodia. Durante 8 meses, más de 60 internos en fase de confianza del centro de cumplimiento de penasde Santa Ana realizaron trabajos en ese municipio. Los trabajos incluyeron: limpieza en parques y tragan-tes de aguas lluvias y negras, chapoda de grama en diferentes colonias de la ciudad morena; asícomo limpieza en el Cementerio General “Santa Isabel”.Este programa sigue la ley penitenciaria que en su artículo 106 establece “mantener o aumentar la forma-ción o conservación de hábitos laborales del interno para favorecer sus posibilidades al momento de regre-sar a la vida en libertad”.Este tipo de iniciativas permite abrir espacios de integración de los privados de libertad en trabajos co-munitarios. Asimismo, las autoridades de los centros penales resaltan la importancia de ejecutar el pro-grama “Carretera de Oportunidades”, que busca abrir espacios en la sociedad para la readaptación y rein-serción del privado de libertad.En cuanto a los programas postpenitenciarios, aún cuando son estipulados por la ley, se llevan a cabo demanera escasa según señalan ONG’s80. Así lo indican las cifras oficiales (DGCP) de 2009.GuatemalaLa ley tiene un enfoque dirigido fuertemente a la rehabilitación social de los reclusos y exige condicionesideales para alcanzar este objetivo. El gran problema es la brecha enorme entre lo que se aspira con la ley yla realidad actual del Sistema Penitenciario.Cabe mencionar que la prisión preventiva alcanza 56% de la población (2010). Es tal la sobrepoblación quese habla de un déficit para albergar 11 mil presos. Asimismo diferentes medios consultados coinciden en laextrema violencia en los centros penitenciarios.› Trabajo y capacitaciónLos trabajos, impulsados por el Sistema Penitenciario son llamados programas laborales. Los que nacierona iniciativa personal del recluso, como un 90% de las actividades remuneradas, son trabajos a iniciativapersonal del recluso, únicamente un 10 % son trabajos impulsados por el Sistema Penitenciario y empresasprivadas (2010). Los centros de detención preventiva Fraijanes I y II, El Boquerón, Mazatenango y SantaCruz del Quiché no cuentan con programas laborales por falta de recursos. En 2010, un 70% de los privadosde libertad estaba involucrado en una actividad comercial, sin embargo se señala que estas son caóticas eindebidas.Según las informaciones de la Coordinación Productivo Laboral del Sistema Penitenciario, cerca del 60% dela población interna desarrolla actividades laborales en los diferentes centros de detención. Por ejemplo,en el Centro de Orientación Femenino (COF) en Fraijanes, las reclusas asisten a clases, realizan algún servi-cio religioso, pero lo que se resalta es la oportunidad de aprender algún oficio o elaborar cualquier tipo deproductos, para luego venderlos durante los días de visita. Las internas trabajan en una maquina y existe unárea donde se clasifica y se empaca frijol. Con las diferentes actividades, se busca ocupar y motivar a lasinternas. Las reclusas también elaboran varios artículos, por ejemplo fabrican productos con rafia (hilo plás-tico), entre ellos bolsas, gorros, billeteras y artículos decorativos. Se ha transmitido el aprendizaje de la80Perfil del Estado de Reclusión Carcelaria en el Salvador, Fundación Ideas y Acciones para la Paz.
    • Título del Informe 21costura a las internas, funcionando prácticamente como empresa, donde se elabora estuches de perfume-ría y vestidos para fiestas.En la granja modelo de rehabilitación Canadá, en Escuintla, la actividad que más elaboran es la producciónde hamacas con fibra natural y sintética. En el centro penal de Cantel-Quetzaltenango, funcionan 12 talle-res de elaboración de trajes típicos, los cuales son comercializados en los mercados de la región.81En los centros de prisión, el sistema penitenciario registra 13 544 reclusos, de quienes 8 046 reciben estu-dios o capacitaciones por la institución, y de quienes se remiten informes periódicamente a los juzgadospara que se apliquen para la redención de penas.Los trabajos realizados por los internos, son remunerados tal y como se establece en la Constitución políti-ca de la República y la ley del régimen penitenciario. La mayoría de los reclusos utilizan los ingresos eco-nómicos obtenidos de los productos para seguir apoyando la economía de su familia o para comprar ali-mentos o artículos en los centros. La organización de los internos a través de los programas laborales hapermitido establecer cooperativas penitenciarias, donde los recursos son utilizados para la creación depequeñas empresas cuando recobren la libertad.El director del Sistema penitenciario, Luis Alberto González Pérez, resaltó que las políticas priorizadas du-rante su administración giran entorno a la aplicación y dignificación del trabajo en los centros. Gonzálezbusca institucionalizar el modelo cooperativista para lograr la auto-sostenibilidad de dichos procesos.Sin embargo, hay de notar que la falta de continuidad constituye un grave problema del sistema guatemal-teco: se han sucedido 12 directores en los últimos dos gobiernos (desde 2004).Asimismo, algunos estudios recientes indican que además de la insuficiencia del presupuesto y personal, losprogramas de resocialización se han abandonado. Si bien existe un equipo multidisciplinario por centro, lacantidad de reclusos a cargo del mismo puede ser muy grande, lo cual no permite una atención individual,salvo en casos de emergencias. Otro problema se origina por la falta del reglamento de la ley, ya que noquedan detallados los procedimientos, obligaciones y las responsabilidades de los equipos multidisciplina-rios82.De esta manera, a pesar de que la resocialización de los reclusos es un mandato constitucional y un pasomuy importante para la integración exitosa, lamentablemente, en la actualidad, este trabajo está abando-nado por los problemas de seguridad en las cárceles. El Sistema Penitenciario no cuenta con una infraes-tructura y servicios adecuados para la rehabilitación social.› DrogadependenciaPor otra parte, se ha señalado que la drogadicción entre los reclusos es un tabú y la atención que recibenno es la adecuada. No hay programas de desintoxicación para adictos, ni personal especializado para aten-der este tipo de problemas. La única atención que reciben es en caso de una emergencia médica. Las sus-tancias que se consumen son marihuana, crack y cocaína, según un estudio por parte de la DGSP y la SEC-CATID (2010).México81La Agencia Guatemalteca de Noticias (AGN) junio 2012.82Diagnóstico del sistema penitenciario guatemalteco, 2011.
    • Título del Informe 22El sistema penitenciario mexicano es complejo por sus niveles de gobierno y es la expresión de las contra-dicciones del federalismo. Según la Comisión Nacional de Derechos Humanos, en el 60% de las prisionesexisten autogobiernos o co-gobiernos, es decir, los presos participan en el gobierno de las prisiones, lo queexpresa el frágil control de los centros penales que a menudo son cooptados por el crimen organizado,convirtiéndose en focos de violencia y crimen83. El mismo instituto señala que identificó hacinamiento tan-to en prisiones federales como en las estatales. Aunque hay que considerar la existencia de una gran des-igualdad entre las prisiones federales y las estatales. Las primeras han contado con número menor de in-ternos que las segundas, a pesar del incremento de personas presas con fuero federal. Cabe destacar que elgobierno federal construye varias prisiones para reducir (e incluso borrar) el déficit federal que experimen-ta, pues 25 mil presos de fuero federal se encuentran en prisiones estatales (tan solo 4 323 en las prisionesdel Distrito Federal en la Ciudad de México).Estos problemas inciden sobre las acciones de reinserción. Además estos programas se inscriben en la ne-cesaria reforma penal que el país requiere. En efecto, las disfuncionalidades y contradicciones del sistemafederal se han puesto de manifiesto en las leyes que sobre los códigos de procedimientos penales que exis-ten en cada una de los estados como las relativas a las ejecuciones de sentencias84.De los 50 mil 627 internos, 51% se encuentra bajo proceso penal y 49 % con sentencia. Cabe mencionar dosaspectos fundamentales de los programas de reinserción federales: Es pertinente destacar que de acuerdoa documentos oficiales y testimonios, los programas federales de reinserción son muy recientes, práctica-mente nuevos85. El programa piloto fue realizado en 2010 y entra en vigor en 201186. En cuanto al trabajo,el diagnóstico oficial estima que : “Históricamente, el sistema penitenciario mexicano ha emprendido dis-tintos esfuerzos por dotar de trabajo a los internos; sin embargo, la ausencia de un marco regulatorio espe-cífico y la falta de articulación con un tratamiento integral de rehabilitación abrió espacios a la corrupción,tanto de autoridades penitenciarias como de particulares, para la explotación de los internos. La industriapenitenciaria no se ha concebido como una política pública planeada; por lo general depende de la iniciati-va de los directores de las cárceles y de los recursos a los que tengan acceso”87. En consecuencia, en 2008se modifica el artículo 18 de la constitución para establecer una estrategia penitenciaria basada en el traba-jo y la capacitación88.Bajo esta ley se pretende reestructurar el sistema penitenciario con mecanismos de resolución de contro-versias, reducción de la prisión preventiva y la reinserción de los presos en 5 ejes: educación, trabajo, capa-citación salud y deporte. De esta manera el sistema vive una transición para implementar estos principios yal mismo tiempo vive el crecimiento de la infraestructura penitenciaria (para ello se informa que se recurrióa la iniciativa privada para su gestión)89.Otro aspecto de los programas federales de reinserción es su limitación por criterios de seguridad. De los 7niveles de peligrosidad, solamente los niveles 1, 2 y 3 (los de menor peligrosidad) tienen acceso a dichosprogramas. Los presos considerados del nivel 4 al 7 no cuentan con programas. Cabe preguntarse si esapropiado este criterio, ya que otros países como Colombia ofrecen cursos en prisiones de alta seguridad.83Diagnóstico nacional de supervisión penitenciaria 2011, el titular de la CNDH.84Carbonell, La reforma penal que México necesita. 2012.85Testimonio del personal de Reinserción social y argumento expuesto en La Estrategia Penitenciaria 2008. México, SSP.86Presentación de autoridades federales, ICPA, 2012.87Estrategia Penitenciaria, p. 18.88La nueva versión del artículo 18 dice : El sistema penitenciario se organizará sobre la base del trabajo, la capacitación para el mismo, la educa-ción, la salud y el deporte, como medios para lograr la reinserción del sentenciado a la sociedad y procurar que no vuelva a delinquir, observandolos beneficios que para él prevé la ley…89El gobierno inauguró una y construye 7 prisiones asignadas a empresas privadas con un costo de 32 mil millones de pesos amortizados en 20años. Asimismo se acordó la próxima construcción de otras 6 prisiones bajo condiciones similares de asignación privada. (Diarios nacionales, octu-bre 2012)
    • Título del Informe 23Además, como se ha mencionado, los presos llamados procesados (sin condena) no tienen acceso a losprogramas o como oficialmente se informa que no es obligatorio.› Trabajo y capacitaciónEs pertinente destacar que, de acuerdo a documentos oficiales y testimonios, los programas federales dereinserción son muy recientes, prácticamente nuevos90. En cuanto al trabajo, el diagnóstico oficial estimaque: “históricamente, el sistema penitenciario mexicano ha emprendido distintos esfuerzos por dotar detrabajo a los internos. Sin embargo, la ausencia de un marco regulatorio específico y la falta de articulacióncon un tratamiento integral de rehabilitación, abrió espacios a la corrupción, tanto de autoridades peniten-ciarias como de particulares, para la explotación de los internos. La “industria penitenciaria” no se ha con-cebido como una política pública planeada. Por lo general, depende de la iniciativa de los directores de lascárceles y de los recursos de los que tengan acceso”91.En consecuencia, en 2008 se modificó el artículo 18 de la Constitución para establecer una estrategia peni-tenciaria basada en el trabajo y la capacitación92.Mencionemos algunas de las acciones llevadas a cabo por las autoridades federales:- 422 internos participan en programas agrícolas en los CEFERESOS (Centros federales);- 6.042 internos participan en actividades laborales entre los cuales 1,012 recibieron capacitación la-boral;Cabe mencionar que los ingresos de los internos se distribuyen de la siguiente manera: 30 para resarcir lavíctima, 30% para sus familias, 30% para una cuenta de ahorros y 10% pago en efectivo para gastos de losinternos.- En el marco del programa de proyectos productivos que se ha desarrollado en el CPIM con apoyode SAGARPA/COLPOS e INMUJERES, 184 internas participan en programas de cultivos;- Asimismo, 164 internos participan en proyectos productivos de apicultura, viveros forestales y agri-cultura;- En coordinación con el Consejo Empresarial para la Reinserción Social se trabaja para fortalecer lasoportunidades de industria y empleo digno en las prisiones;- Con Desarrolladora de Casas del Noroeste, S.A., se estableció un mecanismo para el ahorro y resti-tución de daños de los 1.090 internos que laboran en la industria de la construcción en el CPIM93.› Reincorporación socialComo parte de los programas de reinserción social, se desarrollan acciones que promueven la reincorpora-ción a través de orientación para el desarrollo y planeación de un proyecto de vida.De enero a julio de 2011, los preliberados, liberados y familiares participantes en actividades de reinserción90Testimonio del personal de Reinserción social y argumento expuesto en La Estrategia Penitenciaria 2008. México, SSP.91Estrategia Penitenciaria, p. 18.92La nueva version del artículo 18 dice : El sistema penitenciario se organizará sobre la base del trabajo, la capacitación para el mismo, la educa-ción, la salud y el deporte, como medios para lograr la reinserción del sentenciado a la sociedad y procurar que no vuelva a delinquir, observandolos beneficios que para él prevé la ley…93Reglamento de centros federales de readaptación social Artículo 71.- Todo interno podrá obtener, de manera personal e intransferible, estímulosen su beneficio, atendiendo a su desarrollo en el Centro Federal, debiendo acreditar ante el Consejo buena conducta, así como su participación enactividades laborales, educativas, auxiliares y de apoyo, por un período no menor de seis meses.
    • Título del Informe 24social llegaron a 569. Además, 538 personas han recibido orientación psicológica, con el propósito de forta-lecer los vínculos entre preliberados, liberados y su familia. Asimismo, se otorgaron más de mil serviciosasistenciales.Como parte del tratamiento diseñado para cada interno, se realizaron 5.563 sesiones de orientación y sen-sibilización a sentenciados sobre los diferentes programas sociales de los gobiernos estatales y federal enmateria de salud, trabajo, vivienda y educación.Dentro del Programa de atención emergente a preliberados, liberados y familiares procedentes del CPIM yCEFERESOS, se apoyó a 677 personas con servicios de alimentación, transporte y albergue.Las actividades que se llevan a cabo en materia de trabajo y capacitación se realizan con el apoyo de ins-tancias como el Consejo Empresarial para la Reinserción Social, el Colegio de Posgraduados y la Secretaríade Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, INMUJERES y la Secretaría de DesarrolloRural de Nayarit.› Alternativas de penas / Medio abiertoEn el periodo de septiembre de 2010 a julio de 2011, el OADPRS otorgó 2 178 libertades anticipadas. Losbeneficios de libertad anticipada son:- El tratamiento preliberacional;- La libertad preparatoria;- La remisión parcial de la pena, en aplicación de los artículos 68 y 75 del Código Penal Federal y;- La libertad supervisada.Los sustitutivos de pena contemplan:- Condena condicional;- Tratamiento en semilibertad;- Tratamiento en libertad y jornada de trabajo a favor de la comunidad.De los 42.920 sentenciados federales, 21 266 cuentan con beneficio de libertad otorgado por el OADPRS y21 654 gozan de algún sustitutivo penal otorgado por una autoridad jurisdiccional. Se hace un seguimientode los procesos de reintegración social de aquellos internos sentenciados que recibieron algún beneficio delibertad anticipada, preliberación o sustitutivo de pena. Además, se registraron 2 727 casos de sentencia-dos en libertad, a los que se entrevistó directamente para obtener información personal, laboral, de vivien-da, académica, jurídica y penal y 1 769 sentenciados en libertad fueron visitados en su domicilio para cono-cer, de manera directa, su desempeño social, el cumplimiento de las condiciones inherentes a la libertadanticipada, su dinámica familiar, las condiciones económicas, de salud y de vivienda, para emitir un dia-gnóstico social que conlleve a la delimitación de problemas y el diseño de un tratamiento.› Iniciativas localesComo país federal, es indispensable observar el desarrollo de los centros penitenciarios en los estados.Como se comentó, los programas de reinserción son nuevos a nivel federal, mientras que varios estadoshan implementado programas de reinserción con diferentes estrategias, modalidades y alcances.
    • Título del Informe 25Cabe destacar que el Gobierno Federal construye varias prisiones para albergar el déficit federal los presosque experimenta. En efecto, 25.000 presos de fuero federal se encuentran en prisiones estatales, (tan solo4.323 en las prisiones del Distrito Federal en la Ciudad de México).Los gobiernos de los Estados desarrollan estrategias y programas diversos de inserción, por ejemplo:- El gobierno de Sinaloa ha impulsado entre los internos el trabajo penitenciario, así como activida-des deportivas y educativas. Asimismo, se han creado proyectos innovadores orientados a capacitara la población penitenciaria en incubadoras de negocios, proporcionándoles microcréditos y másoportunidades para lograr su reinserción social. Todo este trabajo se refleja en la reducción de inci-dencia de riñas, disminución del 86% en homicidios al interior de los penales, y del 16% en evasio-nes;- El gobierno del Estado de México, a través de su Dirección General de Prevención y ReadaptaciónSocial persigue el objetivo siguiente: fortalecer la “industria penitenciaria”, ampliando la capacidadlaboral de los centros preventivos y de readaptación social, con participación de instituciones pri-vadas que impulsen el proceso de laborterapia a los internos.PanamáEn 2007, según las cifras oficiales 75% de la población penitenciaria no formaba parte de ningún programade rehabilitación. Un estudio confirmó la baja proporción de beneficiarios de programas de trabajo y derehabilitación94. Sin embargo el mismo estudio mostró las grandes diferencias en regiones, por ejemplo, enel centro “El Renacer”, en la Ciudad de Panamá, con 209 detenidos, 70% del total participaban en progra-mas de rehabilitación. Mientras que en “La Joyita”, con 3,375 internos, 273 formaban parte de los progra-mas de rehabilitación, es decir, el 8% del total de la población. Asimismo se detectó una falta personal pro-fesional para llevar a cabo evaluaciones de los presos, lo que dificulta los programas de rehabilitación.En ese entonces, (2007) según el Director penitenciario, el sistema no tiene la infraestructura ni los pro-gramas suficientes para darles puestos de trabajo a todas las personas que están interesadas. En 2008 susucesor, hizo énfasis en los programas de remisión y substitución de penas95. Sin embargo desde entonces,ha habido dos nuevos directores, lo que demuestra la falta de continuidad en las direcciones y programaspenitenciarios.El actual Director señala que los principales cambios que ha emprendido son: cambiar los custodios policíaspor civiles; hacer proyectos de resocialización; continuar los programas de pena alternativa para liberarpresos y construir centros penales (con el objetivo de atacar la sobrepoblación de los centros existentes)96.› Trabajo y capacitaciónLos documentos oficiales señalan que los proyectos de producción en los Centros Penitenciarios buscan re-socializar la población de privada de libertad existentes en estos recintos carcelarios. Las áreas de produc-ción en la que participa la población de privados de libertad son agropecuarias, textiles, artesanales y avíco-94Clínica Internacional de Derechos Humanos. (2007) “Del Portón Para Acá Se Acaban los Derechos Humanos”:Injusticia y Desigualdad en las Cárce-les Panameñas. Universidad de Harvard.95Entrevista personal a su director penitenciario, Brasilia, 2008.96Actualidad del sistema penitenciario en Panamá, entrevista en Telecentro (06-12-2011) al director general del sistema penitenciario Ángel Calde-rón.
    • Título del Informe 26las. Por ejemplo en el Complejo “La Joya” se lleva a cabo producción bovina. En el “Centro Femenil CeciliaOrillac” se confecciona artesanías por medio de un contrato con la compañía Kairo. Asimismo en un tallerde costura se hacen uniformes. Cabe mencionar que el informe mencionado (elaborado por la Clínica Har-vard) señala que a pesar de la existencia de talleres, éstos son insuficientes para la población penal. Ade-más, hay de notar que el Ministerio Comercio e Industrias apoya en esta gestión, dotando a los privadosde libertad con un carnet de artesano, el cual le brinda la oportunidad de desenvolverse una vez se reinte-gre a la sociedad.Respecto al trabajo de asociaciones religiosas en el país, el gobierno anunció (2012) regulaciones para elingreso de personas con el fin de “esclarecer la los propósitos y las estrategias de la labor del trabajo ecle-sial a los centros penitenciarios”97. En efecto, en el país existen un gran número de asociaciones religiosascomo “Fundación Everyman” que desarrollan actividades con presos y liberados.Además, de la Iglesia, las universidades, los organismos no gubernamentales e instituciones, la sociedadcivil y los grupos cívicos, participan en el logro de los objetivos de este sistema, los cuales son la rehabilita-ción y reinserción social del privado de libertad.› Alternativas de penas / Medio abiertoPor lo que respecta a la reducción de las penas, en virtud de la ley 55, la remisión de la pena puede ser pormedio de la educación y el « Trabajo eficiente, en labor comunitaria, no remunerado ». Esta remisión depena es agrupada por las autoridades en el rubro “programas de rehabilitación” (con liberaciones y conmu-taciones de pena).El programa de permisos de salida tiene como propósito fundamental propiciar la resocialización y reinser-ción gradual del privado o la privada de libertad a la comunidad, como sujeto productivo. El permiso desalida laboral consiste en la salida de la privada o privado de libertad condenado así a un puesto de trabajofuera de la institución carcelaria sin custodio y dentro del horario establecido en el permiso respectivo.Para lograr este beneficio debe cumplir la mitad de la condena y estar clasificado en el periodo de libertadvigilada, ser nacional o extranjero no deportable.ParaguayAnte las fugas constantes y los problemas de violencia y hacinamiento del sistema penitenciario, los recla-mos de la opinión pública demandan la necesidad de reformar en profundidad el sistema de corrección deParaguay. En este sentido los medios reclaman específicamente que no se cumple la reinserción social delos detenidos98. Con el objetivo de hacer una revisión del sistema penitenciario, el gobierno creó la Comi-sión Nacional de Reforma Penitenciaria en 2010.99Sin embargo como se mencionó, la falta de continuidades una constante en la región, ya que hubo un cambio de director en 2012.El programa PROLABOR (que tiene 4 años de vida) se lleva a cabo en los Centros de Educación de Jóvenesy Adultos, dependientes de la Dirección General de Educación Permanente del Ministerio de Educación yCultura. Es una iniciativa destinada a apoyar a jóvenes y adultos, provenientes de hogares de escasos recur-sos y/o bajos ingresos, para mejorar sus capacidades y oportunidades de trabajo a través de un proceso decapacitación laboral efectivamente vinculadas al mundo productivo. El eje articulador de este proyecto es97Ministro de Gobierno, agosto 2012.98Editorial del diario Ultima Hora. 22 junio 2011.99Mediante el Decreto N° 4674 del Poder Ejecutivo.
    • Título del Informe 27la vinculación, entre educación, formación profesional, orientación laboral, intermediación laboral y elsector productivo.PROLABOR surgió con el fin de dar respuestas inmediatas a las personas jóvenes y adultas con necesidadesde mejorar su cualificación profesional, en un menor período de tiempo que la empleada en el períodoacadémico regular de la educación básica bilingüe, incluyendo además la intermediación que se realizadesde los centros educativos para personas jóvenes y adultas en una relación Institución – Empresa, paralas prácticas laborales facilitando la inserción laboral en el mundo del trabajo y en otros casos propiciandola generación del auto empleo. El eje articulador de PROLABOR es la vinculación entre formación profesio-nal, orientación e intermediación laboral con el sector productivo, siendo una de las metas favorecer laconexión entre educación y el empleo a través de la formación profesional.El Proyecto cuenta con financiamiento del Ministerio de Educación y Cultura como cofinanciador y ejecu-tor, a través de la Dirección General de Educación Permanente-Dirección de Formación Profesional, en elmarco del “Prodepa Ko’ ê Pyahu”. La AECID y la OEI, constituyen un apoyo indispensable como cooperantespara la implementación del Proyecto, mediante el cofinanciamiento brindado, tendiente a satisfacer lasdemandas de formación profesional y capacitación laboral de poblaciones vulnerables del país.Las acciones de PROLABOR son:- Identificación de demandas básicas de empleo;- Elaboración de los materiales de formación basados en competencias clave;- Adaptación y equipamiento de los centros de formación;- Capacitación de los/as instructores/as laborales;- Formación de los participantes;- Seguimiento y evaluación.› Trabajo y capacitaciónPROLABOR se implementó en el ámbito penitenciario de manera coordinada con el Ministerio de Justiciay Trabajo y la Dirección General de Educación Permanente del Ministerio de Educación y Cultura, en 13penitenciarias y 8 centros de privación de libertad al adolescente infractor.La implementación del programa PROLABOR se realizó en 2011 en los siguientes centros penitenciarios:Concepción (22 participantes), Villarrica (29), del adolescente infractor (12), Oviedo (25), Ciudad del Este(18). En 2010, PROLABOR benefició a los centros de adolescentes infractores en Asunción (7), mujeres (14),Nacional, (28), Encarnación (31), adolescente – centro (17) y Caballero (11).Hasta hoy se han capacitado a 320 participantes en las especialidades de formación profesional inicial: be-lleza integral, corte y confección, electricidad, mantenimiento de motos, panadería y confitería.› Alternativas de penas / Medio abiertoEn lo relativo a los programas postpenitencarios, cabe señalar que las mismas autoridades reconocen laslimitaciones de los programas. Por ejemplo el director del penal de Tacumbú reconoce el fracaso del trata-miento penitenciario, ya que las posibilidades laborales son escasas y las instituciones no intervienen unavez que los internos abandonan la cárcel100. Como resultado existe un alto índice de reinserción: de cada 10internos que salen, 7 reinciden.100Diario Paraguay, 18 enero 2011.
    • Título del Informe 28› DrogadependenciaRespecto al tratamiento de droga, solamente 2 de 14 centros penitenciarios cuentan con personal de asis-tencia a la salud (rehabilitación de drogas o alcohol), por lo que se supone que el personal y tratamiento esinsuficiente ante la problemática de consumo de drogas.PerúLos medios dan cuenta de la problemática penitenciaria como las fugas de presos y el hacinamiento, laconvivencia de presos de poca peligrosidad con aquellos reincidentes y con perfil de peligrosidad reducenlas posibilidades de reinserción101. Incluso un exdirector del INPE (Pedraza) ha declarado que un gran nú-mero de penales en el país están en pésimas condiciones de infraestructura. De esta manera la opiniónpública exige nuevas estrategias de seguridad y el nuevo gobierno ha prometido contratar más personalpara el INPE. Algunos estudios recomiendan la articulación de políticas públicas para las personas egresadasde prisión a la comunidad a través de trabajo y acompañamiento psicológico102.› Trabajo y capacitaciónLas autoridades han desarrollado un sistema de educación técnico-productiva que cuenta con 7.191 inter-nos matriculados (lo que representa el 77% del total de internos inscritos en Educación Penitenciaria). Lasespecialidades que cuentan con mayor número de participantes son: artesanía y manualidades (19,4%) yconfección textil (13,5%), entre otras.› Alternativas de penas / Medio abiertoLa Dirección de Medio Libre del Instituto Nacional Penitenciario es el órgano encargado de organizar y con-ducir las actividades de asistencia post-penitenciaria y de la ejecución de penas limitativas de derechos.La labor de medio libre se realiza en los órganos de ejecución de los establecimientos de asistencia post-penitenciaria y en los establecimientos de penas limitativas de derechos.El tratamiento en el medio libre se realiza con internos que egresan de los establecimientos penitenciarioscon beneficio de semilibertad o liberación condicional, a quienes se le denomina “liberados”, así como laspersonas que son sentenciadas a penas limitativas de derechos, en sus dos modalidades: prestación deservicio a la comunidad y limitación de días libres. Las Penas Limitativas de Derechos son medidas punitivasque limitan el ejercicio de determinados derechos civiles, políticos, económicos, así como el disfrute totaldel tiempo libre. Estas son aplicadas a personas que han cometido faltas o hechos delictivos que no revis-ten mayor gravedad.Prestación de Servicios a la ComunidadLa pena de prestación de servicios a la comunidad es una forma de trabajo que obliga al condenado a reali-zar labores gratuitas en entidades asistenciales, hospitalarias, escuelas, orfanatos y otras instituciones simi-lares u obras públicas (Artículo 34º primer párrafo, Código Penal); pero que está dirigido a personas deescasa peligrosidad. El sentenciado debe prestar gratuitamente servicios y labores a favor de la comunidad,teniendo en cuenta sus aptitudes, habilidades, edad, estado de salud, así como su lugar de domicilio. Secumple en jornadas de 10 horas semanales, entre los días sábados y domingos, siendo autorizado por el101Comentario del especialista Alejandro Solís de la universidad La Católica. El Universal, 23 de febrero 2012.102Chilón Carrasco, J. El sistema penitenciario peruano frente a la reinserción social de los internos de Cajamarca. s/f.
    • Título del Informe 29INPE a cumplir en días útiles de la semana para no perjudicar sus actividades laborales habituales. Estaspenas se pueden extender de 10 a 156 jornadas (artículo 34º cuarto párrafo, Código Penal). y se debencumplir en entidades receptoras, previamente inscritas en el Registro Nacional de Entidades Receptoras acargo del INPE.En marzo de 2012 había 4.412 personas sentenciadas a penas de Prestación de Servicios a la Comunidad anivel nacional. En cuanto a la distribución de los sentenciados por las entidades receptoras que tienen con-venio con el INPE para la ejecución de las sentencias de penas limitativas de derechos, el 36% de los sen-tenciados se encuentran ejecutando su sentencia en los municipios, el 24% en instituciones educativas y el19% en comisarías.› DrogadependenciaEl Programa INPE–DEVIDA interviene en personas con abuso y dependencia de sustancias psicoactivas re-cluidas en los EE. PP. peruanos. En el marco de la Estrategia Nacional de Lucha Contra las Drogas (2007-2011), el Instituto Nacional Penitenciario fue responsable de ejecutar la actividad “Tratamiento dirigi-do a la Población Penal de 18 a 30 años Consumidora y Dependiente de Drogas”, la cual tuvo como objeti-vo fortalecer los programas de tratamiento del consumo de drogas, inicialmente en 7 establecimientospenitenciarios y actualmente en 14.Asimismo, se ha previsto iniciar la atención a la población que egresa de los establecimientos penitencia-rios con beneficios penitenciarios de semi-libertad y liberación condicional con la finalidad de dar continui-dad al tratamiento. El modo de intervención es bajo el modelo cognitivo conductual. Los centros de trata-miento están dirigidos a internos con consumo problemático de drogas que permanecen durante dos añosen un sistema residencial y/o ambulatorio. Ofrece a los usuarios terapias individuales, grupales y familia-res, talleres ocupacionales y de crecimiento personal y la exigencia de abstenerse de consumir cualquiersustancia que altere el estado normal del organismo.Uruguay› Trabajo y capacitaciónEl Patronato Nacional de Encarcelados y Liberados, a través del área laboral, tiene entre sus objetivos fun-damentales la reinserción laboral de las personas que fueron sometidas a un proceso penal y sus familiaresdirectos. Dichas personas concurren a la institución a un seguimiento que abarca las disciplinas social, psi-cológica y jurídica, a través del cual se realiza una evaluación primaria, dando comienzo a la intervenciónprofesional, que alcanza en muchos casos al núcleo familiar.Dentro de las demandas más sentidas en el mencionado proceso, surge en primer lugar la dificultad paraobtener un empleo, vinculado con los niveles de desempleo, pero, a su vez, potenciado por la incidencia deldelito y la falta de capacitación laboral. La institución tiene instrumentado un taller educativo laboral quetiene como finalidad la preparación de los más jóvenes para la búsqueda de trabajo, brindándoles herra-mientas útiles que propicien la obtención de un empleo. También se han implementado talleres de forma-ción en computación y se propicia la capacitación de los usuarios en distintos cursos laborales que ofrece elmercado. En estos talleres, se trabajan aspectos vinculados con su presentación física, elaboración de curri-culum vitae, manejo de la entrevista laboral, trabajo en régimen de dependencia, etc.
    • Título del Informe 30Las personas que son preseleccionadas para integrar la bolsa laboral son evaluadas por los psicólogos,quienes indagan acerca de sus rasgos de personalidad, capacidades y aptitud frente al trabajo, confeccio-nando una ficha que se ingresa a una base de datos con los correspondientes datos identificatorios y unacalificación. Se evalúan diversos aspectos de su personalidad, composición de su núcleo familiar, formaciónrecibida y experiencia laboral.Desde hace ya algunos años la institución realiza convenios laborales con organismos estatales, donde laspersonas integrantes de la Bolsa laboral se desempeñan a total satisfacción de sus empleadores.Asimismo, por la prensa escrita y los medios radiales se ofrece mano de obra en diferentes rubros de acti-vidad. Aún siendo este un servicio gratuito, en donde no se cobran ningún tipo de comisiones a las partes yque le brinda al potencial empleador la posibilidad de contar con un candidato preseleccionado por profe-sionales, no se pueden contemplar la mayoría de las demandas de trabajo, por lo que constantemente lainstitución se ve abocada a la búsqueda de nuevos puestos laborales.A partir de la promulgación de la ley 17.897, en su artículo 14, se establece la obligación para las empresasprivadas, que licitan con el Estado el contratar personal de la Bolsa laboral del patronato.Es cometido de los departamentos Psicológico y Jurídico el difundir el alcance de la ley, así como el funcio-namiento de la Bolsa laboral, para promover la inserción laboral de los beneficiarios. La experiencia es muysatisfactoria, en la medida que más allá de la obligación de contratar, las empresas suelen pedir personalpara integrarlo a sus plantillas de trabajo, confiando en el proceso de selección de la institución.VenezuelaEl gobierno de Venezuela creó, en 2011, el Ministerio del Poder Popular para el Servicio Penitenciario(MPPSP). Este ministerio ha desarrollado varios programas, por ejemplo “el Cambote”, donde los privadosde libertad se ocupan de recuperar los recintos donde se encuentran y convertirlos en lugares apropiadospara vivir.› Trabajo y capacitaciónAlgunas encuestas realizadas a presos en prisiones venezolanas indican que la mayoría de los entrevistados(38%) participa en actividades laborales. Sin embargo la mayoría de ellos (27%) realiza labores de limpieza,8.7% trabaja en la cocina y solamente 6.2% trabaja en talleres de carpintería. Una minoría hace artesanía(1.25%)103. Cabe destacar de la mayoría de ellos no son remunerados, solamente 13.7% lo son. Asimismo espertinente mencionar que muchos de los internos se quejaron del mal ambiente laboral, maltratos o au-sencia de horario.Se ha desarrollado el programa “Llegó la Chamba”, en el que los internos realizan trabajos diversos comoalbañilería, herrería, corte y costura, panadería entre otros y reciben una remuneración por la actividad querealizan en forma diaria.Asimismo, se ha iniciado el programa “Llegó Maíta”, el cual consiste en la incorporación de las madres delos privados de libertad, quienes reciben cursos en áreas productivas, como peluquería, manicure, repost-ería, corte y costura, además de eventos de convivencia, con miras a mejorar la calidad de vida de cada una103Observatorio Venezolano de prisiones, informe 2010.
    • Título del Informe 31de esas personas (han participado más de 200 madres de internos).En el último año, el MPPSP, ha instalado en varios penales: 17 panaderías, 11 granjas agrícolas, 13 coopera-tivas de mantenimiento, 3 granjas avícolas y una porcina, 9 talleres textiles, 5 herrerías, 2 fábricas de jabo-nes, 3 talleres de cerámica, 2 peluquerías y 2 bloqueras. Las tres granjas avícolas producen diariamente15.000 huevos y, en cuanto a la parte agrícola, ya se sembraron 180 hectáreas de maíz en terrenos de laPenitenciaría General de Venezuela (Guárico). En todas esas actividades productivas, están involucrados enforma directa los privados de libertad.La cosecha de maíz se la vende a la Corporación CASA, organismo adscrito al Ministerio del Poder Popularpara la Alimentación y los demás insumos elaborados tanto en las carpinterías, herrerías, y textileras sonvendidos en las jornadas sociales que hace este ministerio en los alrededores de los establecimientos peni-tenciarios. En cuanto a los bloques, son adquiridos por la Misión Vivienda. Todo interno o interna que parti-cipa en esas labores recibe una remuneración por su desempeño.› Alternativas de penas / Medio abiertoLa Ministra de prisiones venezolana, Iris Varela, anunció un plan de "descongestión" por el que serían libe-rados un 40% de los presos del país. La Ministra afirmo que estos reclusos acusados de delitos menoresdeben estar fuera de las cárceles "por una cuestión de justicia"104.104Diario El Nacional, 31-07-2011.