Your SlideShare is downloading. ×
  • Like
La Experiencia de los Pactos de la Moncloa - Encuentro programación "Pacto social" / José María Ivánez, Fundación Alternativas.
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Now you can save presentations on your phone or tablet

Available for both IPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

La Experiencia de los Pactos de la Moncloa - Encuentro programación "Pacto social" / José María Ivánez, Fundación Alternativas.

  • 215 views
Published

 

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
215
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
1
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide
  • En 1977 la situación económica es explosiva:
    En un país en el que el 66% de la energía es importada, la crisis petrolífera de 1973 ha pasado desapercibida, es decir los últimos gobiernos de Franco no han tomado ninguna medida frente al barril de petróleo que pasa en doce meses de 1,63 a 14 dólares.
    Las exportaciones cubren el 45% de las importaciones, el país carece de recursos para mantener sus intercambios con el exterior y pierde 100 millones de dólares diarios de reservas exteriores, acumulando entre 1973 y 1977 14.000 millones de dólares de deuda exterior, lo que representa un importe superior al triple de las reservas de oro y divisas del Banco de España.
    La inflación está a niveles casi sudamericanos: del 20% de 1976 se pasa a mediados de 1977 al 44%, frente al 10% de promedio de los países de la OCDE.
    Las empresas tienen deudas de centenares de miles de millones de pesetas lo cual contribuye a que el paro empiece su largo crecimiento: ya se sitúa en 900.000 personas de las cuales sólo 300.000 reciben subsidio de desempleo y seguirá subiendo hasta los actuales (1998) 2.000.000 de parados.

    Al cabo, como advirtiera Fuentes Quintana, la economía en crisis constituía el problema político fundamental, dados los requerimientos de legitimidad de cualquier orden democrático, cuanto más en uno emergente.
    Hay que considerar que el rigor de la crisis se puso de manifiesto de forma espectacular en 1977 cuando se alcanzaron un 42 por ciento de inflación que despertaba expectativas alcistas perpetuando el crecimiento de precios; un déficit de 5.000 millones de dólares en su balanza corriente en los años anteriores; una acumulación de más de 12.000 millones de dólares de deuda exterior; un déficit de las administraciones públicas de 131.000 millones de pesetas, con un desempleo todavía no excesivamente alto, aunque ya por encima de la media de los países de la OCDE, pero amenazado por efecto en el exterior de la crisis, que obligo a 230.000 emigrantes
    españoles en Europa a volver; crisis todo ello con una estructura productiva heredada del pasado e irremediablemente dañada en muchos sectores industriales ".
  • Enrique Fuentes Quintana hace suya una declaración de un político republicano de 1932: «O los demócratas acaban con la crisis económica española o la crisis acaba con la democracia».

    En enero de 1976 tiene lugar una huelga casi general que paraliza la mayoría de las grandes fábricas de Madrid. Importantes huelgas obreras se darán también en Valencia, Barcelona, Asturias, Sevilla y Euskadi, y la dura represión policial culmina con los asesinatos de algunos trabajadores en Vitoria, Tarragona y Elda. Luego se producen los asesinatos de algunos carlistas demócratas en Montejurra a manos de pistoleros y carlistas fascistas protegidos por las fuerzas de orden público.

  • Suarez comenzó a actuar en dos frentes:
    · Negociar secretamente con la oposición, y aceptar la realidad de los nacionalismos mediante la amnistía.
    · Liquidación de las Cortes franquistas.
    Para ello:
    Ley de Reforma Política (15 de diciembre de 1976).
    b) La legalización de los partidos políticos (Febrero de 1977).
    d) Las dificultades.
    Los primeros meses de 1977 constituyen la etapa más difícil y delicada de la transición. Las tensiones en la calle eran muy fuertes tanto por parte de la extrema derecha como de la extrema izquierda. ETA seguía matando,
    La situación económica generaba continuas huelgas y manifestaciones que daban una sensación de anarquía
    3. Elecciones de 15 de junio de 1977 y consenso constituyente.
    Partidos políticos.
    Los resultados electorales.
    En un clima de libertad, en el que todos los partidos pudieron defender su programa, se celebraron las elecciones generales el 15 de junio de 1977. Con el 78,7 % de participación, UCD consiguió 6.400.000 votos y 165 diputados de los 350 que tenía el Congreso de los diputados. Le seguía el PSOE, que obtuvo 5.371.000 votos y 118 diputados. Los comunistas (PCE y PSUC) obtuvieron 20 diputados y los franquistas de AP, 16. Respecto de los partidos nacionalistas podemos decir que, en Cataluña, el Pacte Democrática per Catalunya consiguió 11 diputados, Unió Democrática de Catalunya, 2, y Esquerra Republicana de Catalunya, 1. En el País Vasco, el PNV obtuvo 8 diputados y
    EE, 1.
    c) Proceso constituyente y los Pactos de la Moncloa. Abiertas las Cortes, éstas iniciaron la tarea de elaborar una constitución que
    sirviera de base para iniciar la normalidad democrática, de ahí el carácter constituyente de la legislatura.
  • Entre la muerte de Franco y el nombramiento de Adolfo Suárez como presidente del gobierno fracasa el intento de mantener al anterior régimen con ligeros retoques. Esto fue debido a lo siguiente: el gobierno2Arias-Fraga sólo gozó del apoyo activo o pasivo de una parte del aparato del Estado, ya que tanto el Rey y algunos altos dignatarios civiles y militares, como un sector de la jerarquía católica no confiaban en un simple maquillaje del régimen, el gran capital se mantuvo a la expectativa o incluso tanteó otras salidas posibles; los partidos de la oposición le fueron hostiles; los EE.UU. estaban en situación de repliegue; los gobiernos y partidos europeos se dedicaron a promocionar a sus colegas españoles de la oposición y, en su mayoría, no avalaron la operación Arias-Fraga; y, sobre todo, los sectores más activos de la clase obrera y del pueblo no dieron tregua al gobierno.
    El nuevo gabinete, el tercero de la Monarquía, y el primero legitimado por las urnas desde  el 16 de febrero de 1936, fue una amalgama de las distintas corrientes que componían la Unión de Centro Democrático- UCD. Hubo un solo militar: el teniente general Gutiérrez Mellado, persona de talante moderado, por supuesto de origen franquista pero de talante demócrata, que fue nombrado  Vicepresidente del Gobierno y Ministro de Defensa. 
    Las otras dos vicepresidencias fueron respectivamente a Enrique Fuentes Quintana (economía) y a Fernando Abril Martorell (asuntos políticos), ambos altos funcionarios en tiempos de Franco y ahora políticamente independientes, sin duda moderados y los dos senadores designados por el Rey. 
    Otros ministros fueron Francisco Fernández Ordóñez (Hacienda), socialdemócrata que tendría una impresionante carrera política, Alberto Oliart (Industria y Energía), independiente, muy estimado por el Rey como se verá más tarde, Joaquín Garrigues Walker (Obras Públicas), empresario liberal integrado a la UCD y Landelino Lavilla (Justicia), ya ministro en el anterior Gobierno y por lo tanto senador por designación del Rey.
    Los objetivos principales de las Cortes recién elegidas fueron dar una solución a la dramática situación económica y social del país y elaborar una Constitución democrática
    En cuanto a la situación objetiva, hay que tener en cuenta dos datos: las clases populares no fueron en general más allá de las limitadas consignas de movilización dadas por los partidos y algunos organismos unitarios, aunque en varios casos si hubo algo de desbordamiento. Por otra parte, a la muerte de Franco, a pesar de haberse constituido ya Coordinación democrática, la oposición organizada seguía dividida, en los hechos, entre rupturistas y no rupturistas, de tal manera que el sector más avanzado del proletariado y la pequeña burguesía (agrupado en gran parte inicialmente en la ex Junta democrática y en la Asamblea de Catalunya) se encontró relativamente aislado ante la negativa
    de la democracia cristiana y del PSOE28 a trabajar realmente por formar un gobierno provisional y a movilizar a la población.

  • Suárez leyó el documento de los Pactos de La Moncloa a finales de junio de 1977. «A las cinco de la tarde», recuerda Fuentes. Preguntaba por cada detalle. Cuando salió la carta que convocaba a los partidos políticos para llegar a un acuerdo definitivo, hubo varios miembros del Consejo de Ministros que expresaron su pesimismo sobre el hecho mismo de que todos los partidos acudieran. Primero llegaron los catalanes y los vascos, luego los comunistas y a continuación todos los demás. «Siempre he creído que Suárez había pactado con Santiago Carrillo su presencia en la reunión. Fraga, por Alianza Popular, intervino para decir que si el Gobierno había ganado las elecciones era al Ejecutivo, y sólo a él, a quien correspondía responsabilizarse de las dolorosas medidas que había que tomar. Pero se le convenció. Yo había sido profesor de todos los economistas que había en la mesa de negociación, y ello facilitó las cosas, porque sabían que no les iba a engañar. Tenía la seguridad de que no podíamos fracasar. De que estábamos viviendo un momento histórico que sería catastrófico desperdiciar.
    Creo que en esa reunión me crecí y estuve muy convincente. Enrique Iglesias, el que fue secretario general de la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (CEPAL) y presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) [y hoy secretario general de Iberoamérica, un cargo consensuado por todos los países iberoamericanos, España y Portugal, con sede en Madrid], me dijo mucho tiempo después que así se lo había comentado Felipe González».
     
    JOAQUÍN ESTEFANÍA
    La larga marcha
  • El Programa de Saneamiento y Reforma fue aprobado por el Congreso el día 27 de octubre de 1977 con un sólo voto en contra, y el 11 de noviembre por el Senado, con tres votos en contra y dos abstenciones. El documento aprobado por las Cortes difiere poco del Programa de Saneamiento presentado por el Gobierno a principios del mes de octubre de 1977. En los primeros momentos no existían evidencias ciertas sobre el peso que en cada organización tenían antagonistas e integrados en el sistema democrático de mercado. Indudablemente, el acceso sin restricciones a los círculos políticos más altos daba carta de naturaleza a los nuevos sindicatos y a sus cuadros emergentes. Concretamente el jueves 4 de agosto, antes de almorzar con los directores de los principales diarios nacionales, el Presidente del Gobierno pasó la mañana con tres representaciones de otros tantos sindicatos. USO a primera hora, UGT hacia el mediodía y CC.OO a continuación. Los tres habían pasado unos días antes bastantes horas con el Vicepresidente Abril Martorell en Castellana 3, y en el Ministerio de Trabajo con su titular Jiménez de Parga. Aquellos nuevos modos se traducían en actitudes dialogantes, más allá de lo que la política minúscula dictaba en cada momento, como cuando Nicolás Sartorius, a la salida de una de las primeras visitas de Comisiones a la Presidencia dijo a la prensa que de pacto social, ni hablar, porque lo que hacía falta –siguió- era un gobierno de concentración, la pertinaz cantinela con que Carrillo distraía ante la galería y el propio PCE su apoyo al Gobierno. O también por encima de conflictos, como los que aquel verano paraban el transporte y la construcción en Asturias; en la Costa del Sol, la hostelería; la panadería en Madrid, etc.
     
    Los dos grandes sindicatos, más embridados por los partidos comunista y socialista, no fueron tan críticos con la convocatoria de los políticos. En todo caso el profesor Jiménez de Parga, recién estrenado su ministerio de Trabajo, había atendido diligentemente una serie de reuniones individualizadas con UGT, CCOO y CEOE para conocer de forma oficiosa sus criterios ante el programa expuesto por el Gobierno en su primera declaración una semana antes. Y el Gobierno facilitó la visita del comité gestor de la organización empresarial a los ministerios económicos, comenzando por el de Hacienda.
     
    Así fue cómo en aquellos meses del verano, día a día, entre La Moncloa, Castellana 3, Alcalá y Trabajo, fundamentalmente, se perfilaron los modos de actuación que hicieron posibles las primeras reuniones plenarias los días 8 y 9 de octubre en torno al texto del Programa base de los Pactos. El texto final que Manuel Lagares entregó a Enrique Fuentes fue examinado Exhaustivamente. En la tarde del domingo 18 de septiembre Suárez lo discutió punto por punto con Fuentes durante siete horas, hasta la madrugada del lunes. El Presidente convocó una reunión con los vicepresidentes y los ministros de Hacienda, Justicia, Comercio, Presidencia e Industria y Energía que dio el OK para ser enviado el llamado Programa de Saneamiento y Reforma Económica a los grupos parlamentarios junto a la convocatoria para el fin de semana del 8 y 9 de octubre. Aquellos días finales de septiembre, entre los diversos encuentros, de ellos más de uno con Carrillo, reanudamos en Castellana 3 las sesiones de análisis sobre la posible extensión del consenso a otros asuntos. Los encuentros con los líderes parlamentarios, centrados inicialmente sobre el ajuste y primeras reformas estructurales de la economía, pusieron sobre las mesas la conveniencia, incluso la necesidad, de atender otras cuestiones de índole netamente política. No eran temas menores los relativos a la libertad de expresión, una nueva regulación de los derechos de reunión y asociación, las reformas en los Códigos Penal y de Justicia Militar, y algunos más reclamados por las izquierdas, como las Leyes de Enjuiciamiento y de Orden Público.

  • Los acuerdos corporativos auténticos eran imposibles bajo un sistema de
    «corporativismo estatal». Ahora son posibles debido a que existen intermediarios
    e interlocutores válidos. En el último apartado volveremos al tema de
    las bases ideológicas actuales para tales acuerdos. La historia de los pactos
    sociales en el posfranquismo debería incluir un capítulo explicando cómo los
    dirigentes sindicales hicieron tan rápidamente un cambio de lenguaje, abandonando
    términos como explotación y lucha de clases a favor de análisis en
    términos macroeconómicos convencionales.
  •  
    Desde los Pactos de la Moncloa se construye el Estado del Bienestar en España frenandose tras el 1986 (La entrada en la CEE?)

Transcript

  • 1. José María Iváñez Fundación Alternativas Agencia Estatal de Evaluación de las Políticas Publicas y la Calidad de los Servicios, AEVAL Asunción, 15 noviembre 2011
  • 2. 1. Introducción 2. Contexto 3. Los Pactos de la Moncloa 4. Proceso negociador 5. Consecuencias, conclusiones y recomendaciones
  • 3. La experiencia de los Pactos de la Moncloa
  • 4. Los Pactos de la Moncloa fueron los acuerdos firmados en el Palacio de la Moncloa durante la transición española el 25 de octubre de 1977 entre el Gobierno de España de la legislatura constituyente, presidido por Adolfo Suárez, los principales partidos políticos con representación parlamentaria en el Congreso de los Diputados, con el apoyo de las asociaciones empresariales y el sindicato Comisiones Obreras y el rechazo de la Unión General de Trabajadores y de la CNT, con el objetivo de procurar la estabilización del proceso de transición al sistema democrático, así como adoptar una política económica que contuviera la galopante inflación que alcanzaba el 47%.
  • 5. Aprobados por el Parlamento el 27 de octubre de 1977 se dividen en dos paquetes: el político (Programa de Actuación Jurídica y Política) y el económico (Programa de Saneamiento y Reforma de la Economía). El económico dos componentes: medidas urgentes (contra la inflación y el desequilibrio exterior) y reformas necesarias a medio plazo para repartir los costes de la crisis. Definición del neocorporatismo: Los Pactos son un modelo de cooperación voluntaria entre Estado, sindicatos y empresarios en la formulación y en la actuación de los complejos policy mixes para la obtención de objetivos como el pleno empleo, la estabilidad de los precios y el crecimiento económico o la modernización de la economía.
  • 6. Una visión teórica de los pactos de los Pactos de la Moncloa permite verlos como una aplicación de la teoría del comparatismo mediante la concertación social que permite aplicar a la economía española un modelo de política de rentas
  • 7.  Como ha señalado Schmitter, parecen existir dos tipos ideales de democracia basados en la relación entre los partidos políticos y los grupos de interés.  Modelo norteamericano donde existe una profunda separación funcional y estructural entre las actuaciones de los partidos políticos y las de los grupos de interés.  Modelo europeo, en particular en la Europa septentrional y central, donde suele existir una estrecha relación histórica entre el movimiento sindical y cualquier partido que represente a la izquierda o al centro-izquierda.  Las posibilidades de que pueda producirse una concertación social son mayores en Europa
  • 8. La experiencia de los Pactos de la Moncloa
  • 9.  Coyuntura económica grave  Crisis del petróleo de 1973  Paro  Inflación tendente a hiperinflación  Fuga de capitales  Deuda exterior elevada  Corporativismo e intervencionismo en la economía  Interlocutores sociales recién creados, sindicatos, o en proceso de creación, patronal
  • 10.  Desde 1973 nueve paquetes de política económica el noveno los Pactos  Desequilibrios sociales y económicos, de forma que la crisis se hizo notar especialmente entre las clases sociales menos favorecidas  Desequilibrios regionales por política de desarrollo industrial  Alta conflictividad laboral
  • 11. AMI Acuerdo Marco Interconfederal ANE Acuerdo Nacional de Empleo AI Acuerdo Interconfederal AES Acuerdo Económico y Social
  • 12.  Después de la muerte del general Franco tres posibles alternativas:  Continuidad sin cambios del sistema franquista, Búnker.  Ruptura democrática: disolución inmediata de las instituciones franquistas y formación de un gobierno provisional, Junta Democrática.  Ruptura pactada o reforma para que se desembocara paulatinamente en el sistema democrático, Convergencia Democrática y el sector aperturista.
  • 13.  Grandes masas despolitizadas conviviendo con minorías fuertemente politizadas  Oposición descoordinada  Nuevo gobierno primero legitimado en urnas  Necesidad de una Constitución  Peligro de un golpe de Estado militar
  • 14. 1. División entre los franquistas Fraga versus bunker 2. Necesidad de Suarez de contar con la oposición 3. Desconcierto de la burguesía y el capital 4. Movilización popular 5. Reconocimiento y legalización de partidos y sindicatos 6. Grandes dosis de patriotismo
  • 15. La experiencia de los Pactos de la Moncloa
  • 16.  Medidas económicas a corto plazo  Reformas económicas estructurales  Medidas de reforma política
  • 17.  Una política monetaria que frene la expansión de la masa monetaria,  Una política presupuestaria que reduzca el déficit público,  La fijación de un cambio de la peseta realista que reduzca la deuda exterior.  La obligación de incrementar los salarios en base a la inflación prevista y no a la pasada, con el objetivo de que los salarios no aumenten más de un 22% como promedio en 1978 respecto a 1977.  Contra el paro se presentan una serie de normas que permiten la contratación temporal, sobre todo de jóvenes que no han accedido nunca a un puesto de trabajo.  Derecho de asociación sindical.
  • 18.  Reforma fiscal y la de la administración tributaria para que todos los ciudadanos paguen sus impuestos.  Aplicación de un control real a la liquidez y solvencia de los bancos y cajas de ahorro,  Reforma en sentido flexibilizador del mercado laboral: en tiempos de Franco el despido era prácticamente imposible.
  • 19.  Se modifican las restricciones de la libertad de prensa, prohibiendo la censura previa y dejando al poder judicial las decisiones sobre la misma.  Se modificó la legislación sobre secretos oficiales.  Se aprobaron los derechos de reunión, de asociación política y la libertad de expresión .  Se creó el delito de tortura y se reconoció la asistencia letrada a los detenidos.  Se despenalizó el adulterio y el amancebamiento.  Se derogó la estructura del Movimiento Nacional.  Se restringió la jurisdicción penal militar.
  • 20.  Criterios previos, aprobados el día 9 de octubre de 1977  Documento íntegro, aprobado el 27 de octubre de 1977  Acuerdo sobre el programa de actuación jurídica y política, aprobado el 27 de octubre de 1977  Acuerdos de Cortes sobre el programa de saneamiento y reforma de la economía y sobre el programa de actuación jurídica y política.  Resolución del Congreso de Diputados de 27 de octubre de 1977  Resolución del Senado de 11 de noviembre de 1977
  • 21.  Política presupuestaria  Seguridad Social  Política monetaria  Precios y salarios  Empleo  Transformaciones del sistema económico
  • 22.  Reforma fiscal ya iniciada.  Perfeccionamiento del control del gasto público.  Participación de la sociedad en la Seguridad Social.  Programa educativo para asegurar la plena escolarización.  Medidas dirigidas a impedir la especulación en materia de suelo y a facilitar el acceso a la vivienda.  Transformación del marco de relaciones laborales por medio del desarrollo de la acción sindical.  Reforma del sistema financiero, liberalización en el sector privado y democratización de las instituciones públicas.  Modernización agraria, con revisión en las leyes de desarrollo agrario, arrendamientos rústicos y fomento del cooperativismo.  Estatuto de la empresa pública.
  • 23.  I. POLÍTICA DE SANEAMIENTO ECONÓMICO  Presupuestos del Estado y de la Seguridad Social  Política monetaria  Política de precios  Política de rentas  Empleo  II. REFORMA FISCAL  Imposición sobre Personas Físicas  Restantes impuestos  Estructura recaudatoria  III. PERFECCIONAMIENTO DEL CONTROL DEL GASTO PÚBLICO  IV. POLÍTICA EDUCATIVA
  • 24.  V. POLÍTICA DE URBANISMO, SUELO Y VIVIENDA  Urbanismo y suelo  Vivienda  VI. REFORMA DE LA SEGURIDAD SOCIAL  Gestión de la Seguridad Social  Control y vigilancia de la gestión de la Seguridad Social  Inspección  Financiación  Prestaciones  Ayuda Familiar  Seguro de Desempleo  Pensiones  Seguridad Social Agraria  Salud y Asistencia Sanitaria  VII. REFORMA DEL SISTEMA FINANCIERO
  • 25.  VIII. POLÍTICA AGRÍCOLA, PESQUERA Y DE COMERCIALIZACIÓN  POLITICA AGRARIA  Ordenación de Cultivos  Ley de Arrendamientos Rústicos  Política de precios  Ley de Cooperativas y Entidades Asociativas Agrarias  Ley de Reforma y Desarrollo Agrario  Seguros Agrarios  Cámaras Agrarias  Cajas Rurales  POLITICA PESQUERA  POLITICA DE COMERCIALIZACION  IX. POLÍTICA ENERGÉTICA Y ESTATUTO DE LA EMPRESA PÚBLICA  Política energética  Estatuto de la Empresa Pública  X. CRITERIOS PARA LA ADAPTACIÓN A LAS INSTITUCIONES AUTONÓMICAS
  • 26.  I. LIBERTAD DE EXPRESIÓN  Prensa  Secretos oficiales  II. MEDIOS DE COMUNICACIÓN SOCIAL DE TITULARIDAD ESTATAL  III. DERECHO DE REUNION  IV. DERECHO DE ASOCIACIÓN POLÍTICA  V. CÓDIGO PENAL  Relacionadas especialmente con la mujer  Relacionadas con las Leyes Fundamentales y referencias al Movimiento Nacional  Relacionadas con las libertades públicas  Revisión de cuantías  VI. LEY DE ENJUICIAMIENTO CRIMINAL  VII. CÓDIGO DE JUSTICIA MILITAR  VIII. ORDEN PÚBLICO  IX. REORGANIZACIÓN DE LOS CUERPOS Y FUERZAS DE ORDEN PÚBLICO
  • 27. Firmantes de los Pactos de la Moncloa. Enrique Tierno Galván (PSP), Santiago Carrillo (PCE), Josep María Triginer (PSC), Joan Reventós (CSC), Felipe González (PSOE), Juan Ajuriaguerra (PNV), Adolfo Suárez (UCD), Manuel Fraga (AP), Leopoldo Calvo-Sotelo (UCD) y Miquel Roca (CiU).
  • 28. La experiencia de los Pactos de la Moncloa
  • 29.  ¿Por qué grupos parlamentarios y no sindicatos y empresarios, cuando entre las medidas de ajuste era clave la política de rentas para moderar alzas salariales y costes financieros; cuando se estimaba fundamental dar vuelta a la negociación colectiva para desindexar la economía de la inflación?  Las organizaciones sindicales en formación, peleando empresa a empresa, marcando su territorio ante unas próximas elecciones de alcance nacional era problemática.  Las patronales estaban en la misma situación, hasta el 6 de junio del 77, una semana antes de las elecciones, no se habían puesto de acuerdo para crear la CEOE, que no elegiría a Carlos Ferrer como su primer presidente hasta el 22 de septiembre.  Cabe recordar que la libertad de sindicación de trabajadores y empresarios había sido promulgada el 1 de abril de 1977.
  • 30.  Contactos Suarez previos con PSOE y PCE para plantear un acuerdo de estabilidad  Agosto negociaciones con los Sindicatos  Encargo a Fuentes Quintanas de preparar un acuerdo  Septiembre reunión presidida por Manuel Lagares asistieron economistas organizaciones sindicales y DG Política Económica JL Leal  Acuerdo con el PSOE contenido:  Líneas de un ajuste a corto plazo  Reformas que había que realizar con y sin acuerdo  Reformas a negociar  Grupo de trabajo con Manuel Lagares, Blas Calzada, DG de Estadística .y Raimundo Poveda redactó el Informe “Programa de saneamiento y Reforma Económica” que dio lugar a los Pactos de la Moncloa  Negociación política con el Gobierno y discusión 8 y 9 de octubre en el Palacio de la Moncloa con representantes de los Partidos. Resultado el “Resumen de Trabajo”  Aprobación definitiva por el Gobierno el 18 de Octubre
  • 31.  CRITERIOS PREVIOS, APROBADOS EL DÍA 9 DE OCTUBRE DE 1977  DOCUMENTO ÍNTEGRO, APROBADO EL 27 DE OCTUBRE DE 1977  ACUERDO SOBRE EL PROGRAMA DE ACTUACIÓN JURÍDICA Y POLÍTICA, APROBADO EL 27 DE OCTUBRE DE 1977  ACUERDOS DE CORTES SOBRE EL PROGRAMA DE SANEAMIENTO Y REFORMA DE LA ECONOMÍA Y SOBRE EL PROGRAMA DE ACTUACIÓN JURÍDICA Y POLÍTICA. RESOLUCIÓN DEL CONGRESO DE DIPUTADOS de 27 de octubre de 1977  RESOLUCIÓN DEL SENADO de 11 de noviembre de 1977
  • 32.  Los sindicatos pactan después de su aprobación por miedo a un golpe militar  Relación entre CC.OO. y el PCE y UGT y el PSOE  Los lideres sindicales lo aprobaron como diputados en Cortes  Posteriormente lo aprobaron
  • 33. La experiencia de los Pactos de la Moncloa
  • 34.  Crearon las condiciones sociales y políticas necesarias para la Constitución de 1978  Permitieron reconstruir la paz social y la disciplina en el mundo del trabajo español.  Fueron una herramienta necesaria para afrontar una crisis económica que se pensaba resolver con un ajuste duro  Sentaron las bases para el desarrollo del Estado del Bienestar
  • 35.  El crecimiento del PIB en 1978, estimado en el Programa de Saneamiento en 1,1%, al final fue del 1,8%.  El aumento de los precios no llegó al 20%.  El déficit corriente se transformó en un excedente de más de 1.500 millones de dólares.  La demanda nacional permaneció estancada en vez de caer las seis décimas que se habían previsto.  Su mantenimiento se debió al mayor crecimiento de las remuneraciones salariales, dos puntos por encima de lo previsto  Y al fuerte aumento de las prestaciones sociales, especialmente de las pensiones, que se incrementaron en un 56%.
  • 36.  Sector Público: universalidad de los Presupuestos Generales del Estado, integrando los de la SS. Replanteamiento de la financiación del déficit. Racionalización de la gestión de las empresas públicas  Reforma fiscal: tres impuestos básicos: general sobre la renta de las personas físicas, de sociedades y del valor añadido. Y otros dos de control: patrimonio y sucesiones.  Sistema financiero: liberalización y reformas precisas para la implantación de una política monetaria eficiente.  Marco de relaciones laborales: liberalización mediante un Estatuto de los Trabajadores, flexibilización de las rigideces, introducción del empleo temporal y admisión del libre despido para los nuevos empleos.  Adaptación del sistema productivo: Plan Energético nacional para reducir la dependencia del petróleo. Plan de reconversión y reindustrialización para atender sectores básicos afectados por la crisis, como el textil, el siderúrgico y naval. Liberalización gradual del sector agrario y reformas jurídicas para un mejor aprovechamiento de los recursos.
  • 37.  Las políticas de rentas acompañadas de medidas de política monetaria y fiscal servían para corregir o controlar los desequilibrios.  La política de rentas actualmente esta dirigida no tanto a controlar la inflación como a sostener y mejorar la competitividad.  No ha tenido como fin actuar sobre la distribución de la renta.  Los sindicatos han pretendido una y otra vez mejorar la capacidad adquisitiva de los trabajadores.  Los acuerdos globales sobre moderación de los salarios se han justificado sindicalmente desde la corresponsabilidad en una situación de crisis y en el sostenimiento del poder adquisitivo podría verse erosionado en mayor medida, por la crisis.
  • 38.  Para el éxito de la política de rentas es preciso que los sindicatos:  Haya una única central sindical  Altos niveles de afiliación  Que los acuerdos sean de obligado cumplimiento para los afiliados sindicales  Que los sindicatos tenga un elevado nivel de implantación geográfica e institucional  En cuanto a las organizaciones empresariales  Alto grado de unidad y coordinación  Asociaciones fuertes y con alta afiliación  Capacidad de hacer cumplir los acuerdos alcanzados  Que ambos dispongan de equipos técnicos  Que exista un cauce institucional para llevar a cabo las negociaciones  Que no haya elementos distorsionadores, diferencias salariales, grandes discreparías, etc..
  • 39. Con los Pactos de la Moncloa se pretendió hacer frente a la recesión económica. Paralizando los aumentos del salario real, conquistados por los trabajadores desde el principio de la crisis del régimen franquista, a cambio de ofrecer algunas contrapartidas sociales en enseñanza, protección de los parados, etc., y sobre todo, reformar la hacienda, el gasto público y el sistema bancario con el fin de propiciar la inversión productiva. En su aspecto político, los Pactos de la Moncloa sirvieron para respaldar una serie de cambios previos a la constitución y contribuyeron a formar el consenso constitucional.
  • 40.  DIFICULTADES DE ORDEN POLÍTICO  Inestabilidad Institucional y Limitaciones a las Libertades Públicas.  Carencia de bases mínimas de acuerdos políticos.  DIFICULTADES DE ORDEN SOCIAL.  Limitaciones en los hábitos de disciplina social.  Persistencia, en algunos sectores, de una «cultura del conflicto» y ausencia, en otros, de una verdadera voluntad concertacionista.  DIFICULTADES DE ORDEN TECNICO  Ausencia de una propuesta precisa de concertación.  Carencia de información suficiente y adecuada.  Preparación técnica insuficiente  DIFICULTADES DE ORDEN IDEOLÓGICO  A las dificultades tradicionales de la concertación social en América Latina hay que añadir, en los tiempos más recientes, una que casi parece insalvable: la distinta concepción ideológica del desarrollo y del papel del Estado que tiende a prevalecer en los Gobiernos y en las organizaciones empresariales, por una parte y, la que, en sentido contrario, mantiene el movimiento sindical.
  • 41.  Concertación social agentes  Empresarios  Sindicatos  Gobierno  Excepcionalmente partidos políticos  Requisitos para la concertación social:  La existencia de un clima de libertades políticas, especialmente de una libertad sindical que permita el ejercicio pleno de la autonomía colectiva por parte de organizaciones profesionales verdaderamente representativas de empleadores y trabajadores.  La existencia de unas bases mínimas de acuerdo político y de estabilidad Institucional  Que tanto el Gobierno como los trabajadores y los empleadores tengan una actitud realmente favorable a la concertación.  Las partes de un sistema de concertación social deben estar en posesión de una información adecuada no sólo de los puntos específicos comprendidos en los acuerdos en negociación, sino también del entorno político, económico y social en que ésta se desenvuelve.  Asimismo, las partes y sus representantes deben tener la capacitación técnica para poder analizar la información disponible, y participar conscientemente en las negociaciones y establecer conclusiones racionales sobre el alcance de los compromisos envueltos en la concertación y los posibles resultados de la misma.  Las organizaciones profesionales participantes en el proceso de concertación deben ser fuertes, suficientemente representativas y preferentemente centralizadas o con un grado importante de centralización.  Las partes deberían seguir una metodología adecuada para poder lograr resultados efectivos en el proceso de concertación. Dicha metodología debería incluir, en general, las siguientes etapas: una amplia convocatoria hecha a los sectores cuyo consenso se requiere por un organismo o ente encargado de promover y coordinar el proceso; la presentación de un proyecto contentivo de los puntos básicos sobre los cuales se pretende un acuerdo, el suministro de informaciones adecuadas a los participantes, la apertura de un proceso continuo de consultas y negociaciones y si se logran resultados positivos, la suscripción de un acuerdo.  Es recomendable, igualmente, prever mecanismos de control y seguimiento.
  • 42. José María Iváñez Gimeno josemaria.ivanez@telefonica.net