• Save
Zz 2 15 Luis Montero Caceres  Pintor Peruano Nº 30(Gaby Lavarello-2009)
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Zz 2 15 Luis Montero Caceres Pintor Peruano Nº 30(Gaby Lavarello-2009)

on

  • 21,423 views

MADRE DEL CORDERO ...

MADRE DEL CORDERO
Tiempo después, en diciembre de 1821 y por orden del Ministro Juan García del Río, se canceló el Taller de Dibujo de la Escuela de Medicina de San Fernando y siempre bajo la dirección del quiteño Cortés se trasladó al local que fuera Colegio Máximo de San Pablo en 1568, Colegio de Caciques en 1616, Colegio del Príncipe en 1767 y Colegio de la Independencia o de la Libertad en 1821, situado en el terreno de la Biblioteca Nacional, en la Av. Abancay, funcionando en el segundo piso y compartiendo el local con la primera Biblioteca Pública de Lima, creada por San Martín el 28 de agosto de 1821. Luego de la Independencia, el taller tomó el nombre de Academia de Dibujo y Pintura de Lima. Al fallecimiento de Francisco Javier Cortés en 1841, se nombró a Ignacio Merino como director, ya que en 1838 había regresado al Perú y en 1839 fue nombrado subdirector de la misma. Fueron discípulos de este centro de estudios: Francisco Laso, Francisco Masías y Luis Montero, entre otros. En reconocimiento a su oficio en las artes, Francisco Laso fue nombrado subdirector de la academia entre 1841-1842. Este centro de estudios fue decayendo con la partida de Merino a Europa, Laso asumió la dirección por breve tiempo en 1850. En 1851 Montero la dirigió por un año. Todos ellos regresaron a Europa y la Academia se fue extinguiendo hasta su desaparición más o menos en 1860. No existen documentos probatorios, pues el 10 de mayo de 1943 se incendió la Biblioteca Nacional que luego fue reedificada sobre el mismo terreno.

En 1821 se fundó la Escuela de Artes y Oficios, por decreto del General Don José de San Martín y Matorras, éste dispuso que en todas las capitales de departamento como: Chiclayo y Trujillo se establecieran escuelas de la misma especie. Ésta disposición fue renovada en varios decretos supremos, que fueron ratificados con Ley de fecha 23 de octubre de 1849, promulgada por el Presidente Ramón Castilla. Posteriormente se contrató al Señor Julio Jarrier, que había desempeñado el cargo de director en una escuela de igual clase en Chile. Fue inaugurada oficialmente años después, el 6 de diciembre de 1864, durante el gobierno de Juan A. Pezet; ocupando el local del Colegio Real de San Felipe hasta su paralización durante la Guerra con Chile en 1879. En 1903, por Ley Nº 247 del 11 de setiembre, se aprobó reabrir la antigua escuela en un nuevo local. Siendo Presidente de la República José Pardo y Barreda, verdadero impulsor de las artes, la reinaugura el 24 de setiembre de 1905, dependiente del Ministerio de Fomento y Obras Públicas. Se nombró como primer director al peruano Pedro Paulet Mostajo, pionero de los viajes espaciales y reconocido universalmente. Más tarde se creó el Taller de Escultura y trajeron al Perú al italiano Carlo Libero Valente, profesor del taller en la década de 1910. La sección de fundición artística

PAG XVII
Aca pongo a MONTERO

MONTERO CÁCERES, Luis 1826-1869
Pintor. Nació en Piura y falleció en el Callao víctima de la fiebre amarilla. En los registros del Almanaque Mundial figura erróneamente 1827-1869. Su padre solicita al quiteño José Anselmo Yañez para que le de sus primeras lecciones de pintura. A los once años, en 1837, las recibe del dibujante y falsificador de monedas, el francés Robert Tiller, que se hallaba preso en la cárcel de Piura. Ya en Lima, en 1843, concurre durante un semestre a la Academia de Dibujo y Pintura de Lima dirigida por Ignacio Merino; la falta de dinero hace que se dedique al comercio, fue dependiente de una tienda de esta ciudad y en 1847 dirigía un negocio en Ica. El retrato que hizo en miniatura del Presidente Ramón Castilla decidió el otorgamiento de una beca a Italia en 1848; tras una larga y accidentada travesía, llegó al puerto de Génova, va a Livornio donde es protegido por el Conde Ceppi quien lo conduce a Florencia, ingresando a la Academia de Bellas Artes de esa ciudad, donde permane

Statistics

Views

Total Views
21,423
Views on SlideShare
21,353
Embed Views
70

Actions

Likes
2
Downloads
0
Comments
3

2 Embeds 70

http://www.slideshare.net 69
http://www.guadalinfo.es 1

Accessibility

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
  • por qué decis que la información de Caceres es falsa o invalida?
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
  • Que comentario más largo..... El Gnomo Gordo apoya las presentationes que le gustan. Aprenda un poco de sueco aquí: http://www.slideshare.net/gertfors/2-curso-corto-de-sueco-para-hispanohablantes
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
  • MADRE DEL CORDERO
    Tiempo después, en diciembre de 1821 y por orden del Ministro Juan García del Río, se canceló el Taller de Dibujo de la Escuela de Medicina de San Fernando y siempre bajo la dirección del quiteño Cortés se trasladó al local que fuera Colegio Máximo de San Pablo en 1568, Colegio de Caciques en 1616, Colegio del Príncipe en 1767 y Colegio de la Independencia o de la Libertad en 1821, situado en el terreno de la Biblioteca Nacional, en la Av. Abancay, funcionando en el segundo piso y compartiendo el local con la primera Biblioteca Pública de Lima, creada por San Martín el 28 de agosto de 1821. Luego de la Independencia, el taller tomó el nombre de Academia de Dibujo y Pintura de Lima. Al fallecimiento de Francisco Javier Cortés en 1841, se nombró a Ignacio Merino como director, ya que en 1838 había regresado al Perú y en 1839 fue nombrado subdirector de la misma. Fueron discípulos de este centro de estudios: Francisco Laso, Francisco Masías y Luis Montero, entre otros. En reconocimiento a su oficio en las artes, Francisco Laso fue nombrado subdirector de la academia entre 1841-1842. Este centro de estudios fue decayendo con la partida de Merino a Europa, Laso asumió la dirección por breve tiempo en 1850. En 1851 Montero la dirigió por un año. Todos ellos regresaron a Europa y la Academia se fue extinguiendo hasta su desaparición más o menos en 1860. No existen documentos probatorios, pues el 10 de mayo de 1943 se incendió la Biblioteca Nacional que luego fue reedificada sobre el mismo terreno.

    En 1821 se fundó la Escuela de Artes y Oficios, por decreto del General Don José de San Martín y Matorras, éste dispuso que en todas las capitales de departamento como: Chiclayo y Trujillo se establecieran escuelas de la misma especie. Ésta disposición fue renovada en varios decretos supremos, que fueron ratificados con Ley de fecha 23 de octubre de 1849, promulgada por el Presidente Ramón Castilla. Posteriormente se contrató al Señor Julio Jarrier, que había desempeñado el cargo de director en una escuela de igual clase en Chile. Fue inaugurada oficialmente años después, el 6 de diciembre de 1864, durante el gobierno de Juan A. Pezet; ocupando el local del Colegio Real de San Felipe hasta su paralización durante la Guerra con Chile en 1879. En 1903, por Ley Nº 247 del 11 de setiembre, se aprobó reabrir la antigua escuela en un nuevo local. Siendo Presidente de la República José Pardo y Barreda, verdadero impulsor de las artes, la reinaugura el 24 de setiembre de 1905, dependiente del Ministerio de Fomento y Obras Públicas. Se nombró como primer director al peruano Pedro Paulet Mostajo, pionero de los viajes espaciales y reconocido universalmente. Más tarde se creó el Taller de Escultura y trajeron al Perú al italiano Carlo Libero Valente, profesor del taller en la década de 1910. La sección de fundición artística

    PAG XVII
    Aca pongo a MONTERO

    MONTERO CÁCERES, Luis 1826-1869
    Pintor. Nació en Piura y falleció en el Callao víctima de la fiebre amarilla. En los registros del Almanaque Mundial figura erróneamente 1827-1869. Su padre solicita al quiteño José Anselmo Yañez para que le de sus primeras lecciones de pintura. A los once años, en 1837, las recibe del dibujante y falsificador de monedas, el francés Robert Tiller, que se hallaba preso en la cárcel de Piura. Ya en Lima, en 1843, concurre durante un semestre a la Academia de Dibujo y Pintura de Lima dirigida por Ignacio Merino; la falta de dinero hace que se dedique al comercio, fue dependiente de una tienda de esta ciudad y en 1847 dirigía un negocio en Ica. El retrato que hizo en miniatura del Presidente Ramón Castilla decidió el otorgamiento de una beca a Italia en 1848; tras una larga y accidentada travesía, llegó al puerto de Génova, va a Livornio donde es protegido por el Conde Ceppi quien lo conduce a Florencia, ingresando a la Academia de Bellas Artes de esa ciudad, donde permaneció casi tres años. Fue discípulo de Guiseppe Bezzuoli (1784-1855) y de Servolini. En 1849 pinta una Magdalena Penitente, a los 23 años de edad y a los catorce meses de hallarse en Florencia, la expuso en Italia para luego ser enviada al Presidente Castilla y así conseguir la prórroga del goce de la renta oficial que era de 400 soles oro, mensuales. De esa época son Venus Dormida, Degollación de los Inocentes, El Mendigo y su Hija. En 1850 regresó a Lima y expone su Venus (obra que está en el Museo de Arte de Lima). En 1851 asume la dirección de la Academia de Dibujo y Pintura de Lima que dejó I. Merino, cumpliendo la condición que se le impuso y se dedicó a pintar retratos para compensar su escaso sueldo. En 1852, el Presidente José Echenique, sucesor de Castilla, le otorgó una pensión para volver a Europa, viajando el artista nuevamente a Italia y Francia; pero la revuelta del año 1854 en el Perú, derrota a J.Echenique el 5 de enero de 1855 y Montero se queda sin recursos. Se suspende la beca y marcha a Cádiz-España; allí retrata al hijo del Virrey Pezuela y conoce al pintor Mariano Fortuny y Marsal (1838-1874). En 1856 se embarca hacia Cuba, donde permanece durante tres años; se incorpora al Liceo Artístico de La Habana, y conoció a su futuro protector el peruano Mariano Miguel de Ugarte, apreciado en Cuba por su colaboración en la lucha independentista. Contrae nupcias con la distinguida dama puertorriqueña, Juana López, y ese mismo día ganó una lotería “de a cuatro mil”. En 1859 regresó a Lima y trabajó realizando retratos. En 1860 se presenta, como invitado, en la “Primera Exposición Colectiva de Lima” organizada por el maestro Leonardo Barbieri, la que se vio entre el 7 y 27 de agosto de 1860, y considerada, hasta hoy, como la Primera Exposición de Bellas Artes en el Perú, la muestra se llevó a cabo en el Convento de la Compañía (San Pedro); por 20 días se presentaron 58 cuadros del maestro, sus alumnos y otros pintores como: Francisco Laso, Ignacio Merino y Luis Montero, del cual se vieron 19 de sus obras, entre las que figuraron las antedichas además de Limeña en la Hamaca, exhibida en Florencia y celebrada por el crítico J.C. Cavallucci, La Orgía, Lot y sus Hijas, El Artista y su Modelo, Retrato del Hijo del Virrey Pezuela. En 1861 viajó nuevamente a Italia esta vez con el auspicio del comerciante Don Mariano Miguel de Ugarte, tacneño y hombre muy rico que lo protege. Al llegar a Florencia, Montero recibe la noticia de la quiebra del comerciante, quien le había asegurado una renta mensual; esto frustra sus aspiraciones y tiene que pintar, vender sus obras y las joyas de su esposa para subsistir. Ya en aquella época se encontraba realizando, por comisión del gobierno, su obra monumental: Los Funerales de Atahualpa, (Museo de Arte de Lima) con el propósito de exhibirla en la próxima Exposición Universal de París, aceptando la invitación que le efectuara la Real Academia Florentina de Bellas Artes. Este gran lienzo con treinta y tres personajes, resume las virtudes del oficio del pintor. La suerte personal de Montero dependía del éxito de su cuadro. En 1865, trabajaba ya ardorosamente, así lo certifica el escultor G. Duprez en los términos siguientes: “... El infrascrito ha visto el gran cuadro que está pintando el Señor Luis Montero representando Los Funerales de Atahualpa, de comisión de su gobierno. Este cuadro, que ya está muy adelantado, produce bellísimo efecto: expresión, dibujo, evidencia de bien distribuido color, todo, todo en suma, está estudiado con la más exquisita atención, para honor del artista...». Exhibido en Florencia, en 1867, los periódicos: Il Corriere Italiano, Corriere de Firenze, L’ Opinione y Gazzeta del Popolo, publicaron autorizados juicios llenos de halagos; en éste último, Bellini se había admirado del coraje de Luis Montero para acometer la obra que, por las dimensiones y por las exigencias históricas, difíciles de satisfacer, era ardua y costosa. El señor Caldera, de Madrid, le suministró copiosa información acerca del armamento y la indumentaria que la gente de Pizarro llevó al Perú. Los apuntes históricos del libre pensador, varias veces diputado y recordado por la celebre frase “Yo debo acusar, yo acuso” contra el releccionismo dictatorial de Agustín Gamarra en 1832, el Dr. Francisco de Paula González Vigil, (1792-1875), dos veces bibliotecario de Lima, ilustraron su pensamiento para esta obra. El dinero que le envió el Gobierno Peruano para ayudarlo en su retorno, le alcanzó solamente para el traslado hasta Río de Janeiro, donde llegó a mediados de 1868. Montero se vio obligado a exhibir su cuadro, hizo un triunfal recorrido por Río de Janeiro, Buenos Aires y Montevideo; y lo exhibió a cambio de dinero, recibiendo elogiosos comentarios de la crítica y de los entendidos, confirmando el veredicto de la crítica europea sobre el triunfo del artista. Con relación al publicitado cuadro, el diario El Comercio de Lima en octubre de 1868 publicó lo siguiente: “... Con 20 mil premian al pintor Montero -Los Funerales de Atahualpa- 15 mil personas han visitado la exhibición de este célebre cuadro, que el pintor Montero ha cedido al Congreso Nacional que lo ha premiado con 20 mil soles...». El texto del autógrafo enviado por el Congreso de la República al Señor Presidente de la República, José Balta, aceptando el cuadro 'Los Funerales de Atahualpa' obsequiado por el pintor Luis Montero, es el siguiente: “... Al ciudadano José Balta Presidente Constitucional de la República. Por cuanto el Congreso ha dado la Ley siguiente. El Congreso de la República Peruana. Considerando: Que él artista peruano don Luis Montero ha ofrecido al Congreso un cuadro que representa los Funerales de Atahualpa. Que es justo asignar un premio honorífico a su talento y una recompensa a su trabajo. Que conviene estimular el cultivo de las Bellas Artes entre los peruanos que se dedican a ellas con provecho. Ha resuelto: Art. 1º Acéptase el cuadro que representa los Funerales de Atahualpa, ofrecido al Congreso por su autor Don Luis Montero. Art. 2º Concédase a éste una Medalla de Oro que llevará en el anverso esta inscripción: Premio al Mérito, y al reverso esta otra: El Congreso Peruano al Pintor Luis Montero. Art. 3º Concédase igualmente la cantidad de veinte mil soles que se le entregará de los fondos públicos. Art. 4º El mencionado cuadro se colocará en la Sala de Sesiones de Congreso. Comuniquese al Poder Ejecutivo para que disponga lo necesario a su cumplimiento. Dada en la sala de sesiones del Congreso. Lima Octubre 26 de 1868. Antonio Arenas - Vice-Presidente de Senado y siguen firmas...” . Uno de sus admiradores, el pintor francés, W. Faget, de pasó por Lima, retardó su partida por tres meses, los que empleó en copiar la afamada obra para obsequiarla al Municipio de Burdeos-Francia. Los Funerales de Atahualpa y el lienzo La Libertad, fueron exhibidos en la Exposición Nacional-Industrial de julio de 1872, inaugurando el Palacio de la Exposición de Lima, permaneciendo allí hasta 1879 cuando fueron incautados como botín de guerra por Chile (1879-1883) . Ambas obras fueron llevadas a Santiago de Chile. Años más tarde, se pudo recuperar Los Funerales de Atahualpa gracias a la gestión personal del tradicionalista Don Ricardo Palma Soriano ante el Presidente chileno, Domingo Santa María (1881-86). El pintura 'La Libertad' se dio por extraviada. Esta última está considerada como una de sus obras importantes, también realizada por encargo del Gobierno, representa una alegoría de un indígena con cadenas fracturadas. Fue recuperada, años más tarde por un mecenas del arte, después de tenerla un tiempo en su colección privada fue donada por su viuda al Congreso del Perú en 1964 y restaurada en 1999, se puede ver en el Salón de recibo de la Presidencia de la ex Cámara de Diputados en el denominado Salón Castilla. Luis Montero, se trasladó al Callao a principios de 1869, para pintar en el puerto la histórica batalla del 2 de mayo de 1866. En la misma época que su amigo Francisco Laso; Montero también fue atacado por la fiebre amarilla, que lo postró irremisiblemente, falleciendo el 23 de marzo de 1869; sus restos fueron llevados a Lima para ser velados. Ya en su agonía, recibió la medalla del Congreso que premiaba su talento artístico. Los Funerales de Atahualpa fueron reproducidos 10 años después de su muerte, en los billetes de 100 soles, Banco Nacional del Perú y de 500 soles por la Junta Administradora de Emisión Fiscal; ambos emitidos en 1879, año del inicio de la guerra con Chile.

    DICCIONARIO 5 SIGLOS
    Voy a cruzarlo con BARBIERI y la PRIMERA EXPOSICION COLECTIVA EN Lima

    BARBIERI, Leonardo 1810 ?- 1871 ?
    Pintor, retratista y fotógrafo. Nació en una región de alianzas italo francesa, Savoy, y falleció en Lima. Estudió arte en Lyon, Francia. En 1844 llegó al Perú después de estar en Argentina, donde hacía retratos y dictaba clases de pintura. En 1847 está en California- USA y en 1849 pintó los retratos de los miembros de la Convención Constitucional de ese año. Ya en Lima, inauguró el 7 de agosto de 1860 la primera exposición colectiva realizada en la ciudad, la muestra se llevó a cabo en el Convento de la Compañía (San Pedro); por 20 días se presentaron 58 cuadros del maestro, sus alumnos y otros pintores como: Laso, Montero y Merino. Retratista muy famoso en esa época, se dedicó a la docencia y dirigió su Academia de Arte, particular y gratuita, en Lima, 1860. Fue profesor de dibujo en el Colegio Nacional Nuestra Señora de Guadalupe en 1863, ese mismo año, vivía en el jirón Ucayali Nº 97 de Lima donde posteriormente instaló un estudio fotográfico en 1870. Fueron sus discípulos: Alberto Lynch, José Effio, Federico del Campo, Evaristo San Cristóbal, Federico Torrico y Daniel Hernández, que estudió en el año 1870.

    Con esto y lo publicado en el Comercio por el se le va al diablo la tesis.

    DIARIO EL COMERCIO DE Lima
    Miércoles, 14 de febrero de 2007
    Más de un siglo después sigue haciendo historia

    El historiador Marco Iván Cabrera afirma haber encontrado en Cuba un cuadro del artista peruano Luis Montero. La obra, nunca antes vista en nuestro país, pertenece a la etapa en que el pintor finalizó su formación artística

    Por Alberto Revoredo
    Hace 156 años este Diario daba cuenta de un notable artista, Luis Montero (Piura 1826-1869).
    La nota, el primer artículo que se hacía sobre este pintor republicano, hablaba sobre una de sus primeras obras, 'La Venus dormida', el primer desnudo de América.

    Más de un siglo después, Montero vuelve a hacer noticia con 'La limeña de la hamaca', una obra extraviada en el tiempo que acaba de ser encontrada en Cuba, según afirma el historiador Marco Iván Cabrera.

    En aquel entonces, 1851, Montero regresaba de Florencia auspiciado por el gobierno de Ramón Castilla.

    De esa época, en la que era un pintor aprendiz, ¿??????????????

    Del diccionario ver arriba esta en el diccionario
    El retrato que hizo en miniatura del Presidente Ramón Castilla decidió el otorgamiento de una beca a Italia en 1848; tras una larga y accidentada travesía, llegó al puerto de Génova, va a Livornio donde es protegido por el Conde Ceppi quien lo conduce a Florencia, ingresando a la Academia de Bellas Artes de esa ciudad, donde permaneció casi tres años. Fue discípulo de Guiseppe Bezzuoli (1784-1855) y de Servolini.

    En 1849 pinta una Magdalena Penitente, a los 23 años de edad y a los catorce meses de hallarse en Florencia, la expuso en Italia para luego ser enviada al Presidente Castilla y así conseguir la prórroga del goce de la renta oficial que era de 400 soles oro, mensuales.

    De esa época son Venus Dormida, Degollación de los Inocentes, El Mendigo y su Hija. En 1850 regresó a Lima y expone su Venus (obra que está en el Museo de Arte de Lima).

    En 1851 asume la dirección de la Academia de Dibujo y Pintura de Lima que dejó I. Merino, cumpliendo la condición que se le impuso y se dedicó a pintar retratos para compensar su escaso sueldo.

    Pregunto ? un aprendiz es DIRECTOR de una ESCUELA Remplazando a Ignacio Merino,

    hallamos obras como 'El mendigo y su hijo', que se encuentra en la pinacoteca del Banco Central de Reserva, 'La degollación de los inocentes', colección del Banco de Crédito, y 'Perú libre', hallada en el Congreso de la República.

    La libertad O Perú LIBRE es recuperada en Chile y DONADA POR UNA SEÑORA LAVALLE a la muerte de su esposo, documento en el Congreso de la República, tengo el texto de esta donación

    Becado en una segunda oportunidad, esta vez por el gobierno de Rufino Echenique, Montero realiza un segundo viaje a Florencia. De ese período, como señala Cabrera, no conservamos ni una sola imagen en nuestro país. El hallazgo de esta obra es invaluable por eso, porque las imágenes son lo más importante para la historia del arte y porque es en esta época en que Montero cierra su formación como artista.

    En una biografía de 1867, hecha por Vicente Quesada en Argentina, Montero habla sobre 'La limeña en la hamaca'. Un cuadro nunca antes visto en el Perú y que resulta importantísimo porque, según dictó Montero a Quesada en esa biografía, él hizo el segundo viaje a Florencia debido a que le faltaba adiestrarse en composición, color y dibujo. Esos son los tres aspectos que hay que buscar en este cuadro.

    Cuando el artista sale de Florencia, no regresa a Lima directamente, sino que se va a Cuba. En La Habana, según las investigaciones hechas por Cabrera, 'La limeña de la hamaca' fue vendido al conde de Fernandina. Es allí donde empezaría a buscar.

    EL HALLAZGO
    Desde el año 2004, este historiador realiza una investigación a la que ha llamado 'Academicismo y retrato en la obra de Luis Montero'. 'Cuando hablamos de Montero, inmediatamente lo relacionamos con 'Los funerales de Atahualpa'. Es tanta la importancia de esa obra que ha opacado inclusive la propia vida del artista', dice Cabrera.

    'Resulta increíble que siendo Montero pionero de la pintura histórica en América exista muy poca investigación sobre su obra, y esa es una deuda con la historia', agrega.

    Cabrera dice que en el Registro de Patrimonio Mueble del INC figuran nueve obras fichadas de Montero y que el Museo de Arte de Lima tiene entre cuatro y cinco de sus trabajos. Él afirma que existen por lo menos setenta obras documentales de Montero, de las cuales está empezando a hacer el seguimiento para conocer dónde están. 'Sabiendo qué obras hizo y a quiénes se hizo se puede empezar a hacer una búsqueda dirigida, como esta que hicimos en Cuba', señala.

    En el 2005 la especialista Olga Núñez hizo una exposición en La Habana titulada 'El arte y el tabaco',

    “El arte del Tabaco, muestra de marquillas, pinturas y piedras litográficas del siglo XIX”, realizada en el Edificio de Arte Cubano del Museo Nacional de Bellas Artes, 2005;

    en la que mostraba la evolución del tabaco y su relación con el arte. Presentó tres cuadros, porque la exposición era de marquesinas. ( NO era de MARQUILLAS de marca de los tabacos-puros) Uno de ellos era de Montero y estaba allí porque la mujer que aparece en la imagen tiene un cigarro en la mano. El cuadro es conocido en Cuba con el nombre de 'La Perricholi', debido tal vez a su simbología, pero se trata en realidad de 'La limeña de la hamaca'.

    'Averigüé este dato por Internet y me puse en contacto con Olga. Yo ya había visto la imagen en un díptico sobre una anterior exposición de pintores extranjeros en La Habana. Ya sabíamos que estaba en Cuba según los datos, pero aquella imagen estaba en sepia, no a colores, por lo que no estábamos seguros. Recién hace algunos días me enviaron la fotografía y confirmamos que se trataba del original', dice el emocionado historiador.

    Hay evidencias de la existencia de más cuadros en ese país. Entre otros, un 'Purísima', que fue vendido a otro conde y uno hecho para el colegio Sagrado Corazón de Cuba, todos de 1865.

    En 1865, trabajaba ya ardorosamente, así lo certifica el escultor G. Duprez en los términos siguientes: “... El infrascrito ha visto el gran cuadro que está pintando el Señor Luis Montero representando Los Funerales de Atahualpa,............................

    'Se está terminando la restauración de 'Los funerales de Atahualpa' y sabemos que el Congreso de la República piensa hacer un gran homenaje que realce la figura y la obra de Luis Montero, que no ha sido reconocido en más de 100 años. Esperemos que se puedan hacer las gestiones con el Gobierno Cubano para hacer una exposición internacional', finalizó.

    CON ESTOS DATOS LA AUTORA GABY LAVARELLO DEJA DEMOSTRADO QUE EL HISTORIADOR Marco Iván Cabrera NO SOLO ESTABA EQUIVOCADO CON RESPECTO A LA FOTO.

    QUEDA DEMOSTRADO QUE LA TESIS DE CABRERA ESTA TOTALMENTE DESCALIFICADA Y PUES QUE NO TIENE FUNDAMENTO ALGUNO.

    CON LO CUAL DICHA TESIS NO SE PUEDE TOMAR COMO UN DOCUMENTO SERIO PARA CONSULTA O POSIBLES INVESTIGACIONES SOBRE LUIS MONTERO CASERES.

    TODOS LOS POWER POINT AQUI PRESENTANDOS SON DE LA AUTORIA DE GABRIELA LAVARELLO DE VELAOCHAGA QUIEN DIO LA AUTORIZACIÓN DEBIDA PARA SU PUBLICACIÓN EN ESTE SITIO.
    ©GabrielaLavarelloVelaochaga,2009
    www.redetnilumidad.com
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Zz 2 15 Luis Montero Caceres  Pintor Peruano Nº 30(Gaby Lavarello-2009) Zz 2 15 Luis Montero Caceres Pintor Peruano Nº 30(Gaby Lavarello-2009) Presentation Transcript

  • Luis Montero Cáceres Pintor Peruano Presentación Nº 30 Gabriela Lavarello de Velaochaga - junio 2009
  • Nació en Piura y falleció en el Callao víctima de la fiebre amarilla. Desde muy pequeño estudió pintura con el quiteño José Anselmo Yañez. A los once años de edad, en 1837, recibió clases del dibujante y falsificador de monedas, el francés Robert Tiller, que se hallaba preso en la cárcel de Piura. Ya en Lima, en 1843, concurre durante un semestre a la Academia de Dibujo y Pintura de Lima, dirigida por el pintor Ignacio Merino. Dedicado a su pasión, realiza un retrato en miniatura del Presidente Ramón Castilla lo que decidió, por parte del gobierno, el otorgamiento de una beca a Italia en 1848. -------------------i Tras una larga y accidentada travesía, llegó al puerto de Génova, sigue a Livorno (Liorna) donde es protegido por el Conde Ceppi quien lo conduce a Florencia, ingresando a la Academia de Bellas Artes de esa ciudad, donde permaneció casi tres años, allí fue discípulo de Giuseppe Bezzuoli (1784-1855) y Servolini. En 1849, pintó una Magdalena, que expuso en Italia para luego ser enviada al Presidente Castilla y así conseguir la prórroga del goce de la renta oficial que era de 400 soles oro, mensuales. De esa época, (1848-1850) son: La Degollación de los Inocentes, El Mendigo y su Hija, La Venus Dormida . Luis Montero Cáceres 1826-1869
  • En 1850 regresó a Lima y expone su Venus Dormida (obra en el Museo de Arte de Lima). En 1851 asume la dirección de la Academia de Dibujo y Pintura de Lima que dejó Merino, cumpliendo la condición que se le impuso y se dedicó a pintar retratos para compensar su escaso sueldo. En 1852, el Presidente José Echenique Benavente (1808-1887), sucesor de Castilla, le otorgó una pensión para volver a Europa, viajando nuevamente a Italia y Francia; pero la revuelta del año 1854 en el Perú, derrota a José Echenique el 5 de enero de 1855 y Montero se queda sin recursos. ..................... Se suspende la beca y el artista marcha a Cádiz-España; allí retrata al hijo del Virrey Pezuela y conoce al pintor Mariano Fortuny y Marsal (1838-1874).
  • La Degollación de los Inocentes.
  • El Mendigo y su Hija. Desde España, en 1856, se embarca hacia Cuba, donde permanece durante tres años; se incorpora al Liceo Artístico de La Habana, y conoció a su futuro protector el peruano Mariano Miguel de Ugarte, apreciado en Cuba por su colaboración en la lucha independentista. Contrae nupcias con la distinguida dama puerto-rriqueña, Juana López, y ese mismo día ganó una lotería “de a cuatro mil”. En 1859 regresó a Lima y trabajó realizando retratos. ..................
  • En 1860 se presenta, como invitado, en la “Primera Exposición Colectiva de Lima” organizada por el maestro Leonardo Barbieri, la que se vio entre el 7 y 27 de agosto de 1860. ---------------------- Considerada hasta hoy como la Primera Exposición de Bellas Artes en el Perú, la muestra se llevó a cabo en el Convento de la Compañía (San Pedro); por 20 días se presentaron 58 cuadros del maestro, sus alumnos y otros pintores como: Francisco Laso, Ignacio Merino y Luis Montero, del cual se vieron 19 de sus obras, entre las cuales figuraron: ´...................... ............................. Limeña en la Hamaca , exhibida en Florencia y celebrada por el crítico C.J. Cavallucci, La Orgía , Lot y sus Hijas , El Artista y su Modelo , Retrato del Hijo del Virrey Pezuela, Retrato de Anciano.
  • Limeña en la Hamaca , pintura exhibida en Florencia y Lima. Esta obra se vio en Cuba en el año 2001 en la exposición , “El arte del Tabaco, muestra de marquillas, pinturas y piedras litográficas del siglo XIX”, realizada en el Edificio de Arte Cubano del Museo Nacional de Bellas Artes. La Dama tiene un tabaco en la mano.
  • Ignacio Lecca Taboada
  • Doña Mercedes Diez Canseco de Irigoyen
  • Don Juan Portal
  • Libertad o Perú Libre A legoría de un indígena con las cadenas rotas, obra trabajada por encargo del gobierno peruano. Fue tomada como botín de guerra por Chile y recuperada, años después, por un mecenas del arte, luego de permanecer un tiempo en su colección privada fue donada por su viuda al Congreso del Perú en 1964 . El texto de la piedra dice: L. Montero inventó, pintó y obsequia al Soberano Congreso del Perú. Se puede ver en el Salón de recibo de la Presidencia de la ex Cámara de Diputados denominado Salón Castilla.
  • En 1861 viajó nuevamente a Italia esta vez con el auspicio del comerciante Don Mariano Miguel de Ugarte, tacneño y hombre muy rico que lo protege. Al llegar a Florencia, Montero recibe la noticia de la quiebra del comerciante, quien le había asegurado una renta mensual; esto frustra sus aspiraciones y tiene que pintar, vender sus obras y las joyas de su esposa para subsistir. Ya en aquella época se encontraba realizando, por encargo del gobierno, su obra monumental: Los Funerales de Atahualpa, con el propósito de exhibirla en la próxima Exposición Universal de París, aceptando la invitación que le efectuara la Real Academia Florentina de Bellas Artes. Este gran lienzo con treinta y tres personajes, resume las virtudes del oficio del pintor. La suerte personal de Montero dependía del éxito de su cuadro. Detalle de los Funerales de Atahualpa,
  • En 1865, trabajaba ya ardorosamente, así lo certifica el escultor G. Duprez en los términos siguientes: “... El infrascrito ha visto el gran cuadro que está pintando el Señor Luis Montero representando Los Funerales de Atahualpa , de comisión de su gobierno. Este cuadro, que ya está muy adelantado, produce bellísimo efecto: expresión, dibujo, evidencia de bien distribuido color, todo, todo en suma, está estudiado con la más exquisita atención, para honor del artista...». Exhibido en Florencia, en 1867, los periódicos: Il Corriere Italiano, Corriere de Firenze, L’ Opinione y Gazzeta del Popolo, publicaron autorizados juicios llenos de halagos; en éste último, Bellini se había admirado del coraje de Luis Montero para acometer la obra que, por las dimensiones y por las exigencias históricas, difíciles de satisfacer, era ardua y costosa . El señor Caldera, de Madrid, le suministró copiosa información acerca del armamento y la indumentaria que la gente de Pizarro llevó al Perú. ...................................................................... El dinero que le envió el Gobierno Peruano para ayudarlo en su retorno, le alcanzó solamente para el traslado hasta Río de Janeiro, donde llegó a mediados de 1868. Montero se vio obligado a exhibir su cuadro, hizo un triunfal recorrido por Río de Janeiro, Buenos Aires y Montevideo; y lo exhibió a cambio de dinero, recibiendo elogiosos comentarios de la crítica y de los entendidos, confirmando el veredicto de la crítica europea sobre el triunfo del artista. Con relación al publicitado cuadro, el diario El Comercio de Lima de octubre de 1868 publicó lo siguiente: “... Con 20 mil premian al pintor Montero - Los Funerales de Atahualpa - 15 mil personas han visitado la exhibición de este célebre cuadro, que el pintor Montero ha cedido al Congreso Nacional que lo ha premiado con 20 mil soles...».
  • Funerales de Atahualpa , Oleo de 3.50 X 4.30 (1864-1866) Museo de Arte de Lima Ya en su agonía, recibió la medalla del Congreso que premiaba su talento artístico. Esta obra fue exhibida en la Exposición Nacional-Industrial de julio de 1872, inaugurando el Palacio de la Exposición de Lima.
  • La obra los Funerales de Atahualpa fue incautada como botín de guerra por Chile (1879-1883) fue trasladada a Santiago de Chile. Años más tarde, se pudo recuperar gracias a la gestión personal del tradicionalista Don Ricardo Palma Soriano ante el Presidente chileno, Domingo Santa María (1881-86). 10 años después de su muerte, su gran obra se luce en los billetes de 100 soles del Banco Nacional del Perú y de 500 soles por la Junta Administradora de Emisión Fiscal; ambos emitidos en 1879
  • Artista que figura en el Diccionario de 530. Pag. (No se puede abrir) Carátula, escultura de Armando Varela Neyra Lima-Perú SON: 18:38 h. miércoles, 10 de junio de 2009 Hoy es:
  • Algunas de la pinturas aquí vistas son gracias a la fina colaboración de: Nanda Leonardini Herane Raúl Chávez Murga Tomás García Uribe Responsable del programa gabygaby715@ cyber . com . br gabygaby715@ hotmail . com Kantuta, flor nacional del Perú, en quechua "k'antu"; en aymara "cantuta", y en el idioma wanka "jinllo". Dedicado a mi padre, Alfredo Lavarello Cossio. Él cual, el día 4 de junio, cumple 92 años de edad. Lo que soy, se lo debo a ellos!!!!