0
República Bolivariana De Venezuela
Ministerio del Poder Popular Para la Educación
Instituto Universitario Politécnico Te...
1
Índice.
Introducción………………………………………………………………… Pág.2
Participación e inclusión social……………………………………………... Pág. 3
Objetivo...
2
Introducción.
En este trabajo se espera hacer conocer el significado, funciones, objetivos, métodos y
herramientas que l...
3
PARTICIPACIÓN E INCLUSIÓN SOCIAL
Los modelos política y culturalmente imperantes han ido restando la potencialidad de es...
4
Las entidades que trabajan en el ámbito de la inclusión social son cada vez más conscientes de
esta dimensión espacial y...
5
La exclusión parte de no tener las mismas posibilidades de acceso a los bienes de empleo,
educación, sanidad, vivienda. ...
6
Estamos viendo cómo se debilita el sistema público y aumenta las privatizaciones, lo que trae
consigo la reducción de de...
7
Seguimos viviendo en una sociedad donde impera lo masculino, el patriarcado en el ejercicio
del poder. Se sigue identifi...
8
que convive, dando por supuesto que ella es la única responsable de su situación carencial, y
por tanto la única respons...
9
Conclusión.
Se puede concluir el tema resaltando las necesidades que se les son privadas a personas que
han sido excluid...
10
Bibliografía.
Direcciones de web.
http://www.izangai.org/files/Participacion-como-herramienta.de-inclusion_EAPN-
Euskad...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Participacion e inclusion social en el turismo

988 views

Published on

equipo de gilbert torres

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
988
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
424
Actions
Shares
0
Downloads
3
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Participacion e inclusion social en el turismo

  1. 1. 0 República Bolivariana De Venezuela Ministerio del Poder Popular Para la Educación Instituto Universitario Politécnico Territorial Andrés Eloy Blanco Barquisimeto, Edo- Lara Integrantes: Gilbert Torres Pedro Moreno Albanis Salas Emily Guedez Yennifer Muria Juan Giménez Sección TU0200 Marzo del 2014 Participación e Inclusión Social
  2. 2. 1 Índice. Introducción………………………………………………………………… Pág.2 Participación e inclusión social……………………………………………... Pág. 3 Objetivos……………………………………………………………………. Pág.4 Pobreza, exclusión y procesos de vulnerabilidad……………………………Pág.4-5 Nuevas maneras de hacer: empoderamiento y participación……………...…Pág. 6-8 Conclusión………………………………………………………………...... Pág. 9 Bibliografía………………………………………………………………......Pág. 10
  3. 3. 2 Introducción. En este trabajo se espera hacer conocer el significado, funciones, objetivos, métodos y herramientas que la comunidad, sector o instituto utilizan para lograr la integración de sujetos con dificultades ya sean económicas, Psicológicas y discapacidades que dificultan la inclusión a dicha sociedad. Así podremos luego discutir sobre como el Instituto Universitario Politécnico Territorial Andrés Eloy Blanco (IUPTAEB) integra a la comunidad universitaria a dichas personas con discapacidades mediante organizaciones y proyectos para prevenir riesgos e incluir en las actividades a las personas que presenten vulnerabilidad o alguna discapacidad haciéndolas participes de las tomas de decisiones en la sociedad, tomando en cuenta sus opiniones.
  4. 4. 3 PARTICIPACIÓN E INCLUSIÓN SOCIAL Los modelos política y culturalmente imperantes han ido restando la potencialidad de estos dos conceptos capaces de, analizados con rigor y perspectiva ética, obligar a replantear no sólo buena parte de las (mal) llamadas políticas sociales, sino de los principios que guían la organización más general del propio sistema político administrativo actualmente existente. Queremos reflexionar aunque sea brevemente sobre un modelo de sociedad que sistemáticamente excluye o limita la participación activa (a veces de forma total otras en ámbitos concretos) de determinados sectores de la población (léase personas sin trabajo o con trabajos precarios, inmigrantes, mujeres, personas con discapacidad, jóvenes, mayores...) que distan mucho de ser ninguna minoría. La sociedad en riesgo o la vida liquídalo es para la mayoría de la población; cada vez son menos los que no tienen de qué preocuparse y como ya constatan los informes de los organismos internacionales la brecha de la fractura social es cada vez más amplia dentro y fuera de los estados. No es que ahora nos queramos poner catastrofistas, la catástrofe hace tiempo que está instalada en un mundo y unas sociedades de la opulenciaa las que le sobran recursos materiales para hacer frente a pobreza y que simplemente prefieren mirar para otro lado. El verdadero problema no son por lo tanto los excluidos sociales, sino la sociedad que los excluye. Creemos que hablar de participación sin tener en cuenta las condiciones de vida reales de las personas supone construir un discurso vacío, susceptible de ser adornado con grandes conceptos que incluso, pueden servir para enmascarar la complicada situación de esos sectores sociales cada vez más vulnerables y con mayor incertidumbre. Por eso es tan importante una lectura de la participación social y política desde el punto de vista de la inclusión social. De hecho, y como decíamos al principio, la inclusión social como concepto relativamente joven que es, siempre ha intentado subrayar otras dimensiones que van más allá de los niveles de renta y que afectan al acceso y la participación activa en el ámbito sociocultural y también político. Esto nos recuerda otro elemento fundamental en una visión transformadora de la participación como es la necesaria lectura de los equilibrios de poder. En una sociedad con una distribución tan desigual del poder, la participación debería servir para reducir las diferencias, dicho de otra forma, los procesos participativos deberían de servir para quitar poder a los que tienen demasiado y dar poder a quienes tienen demasiado poco. De ahí el miedo que desde instancias políticas, técnicas o profesionales se tiene a los procesos demasiado abiertos o que escapan de su control. Los procedimientos estandarizados en la intervención social han generado unas dinámicas en las que las personas distan mucho de ser sujetos activos y responsables de sus propios procesos vitales y se parecen más a objetos receptores de las políticas o programas diseñados en unos espacios y tiempos de todo inaccesibles.
  5. 5. 4 Las entidades que trabajan en el ámbito de la inclusión social son cada vez más conscientes de esta dimensión espacial y prueba de ello son el número creciente de experiencias que, con esta filosofía, tejen auténticas respuestas locales a la globalización neoliberal. OBJETIVOS. Conocer los niveles de participación de las personas en las entidades sociales (organización y toma de decisiones sobre aspectos concretos o generales de la entidad). Observar las necesidades concretas de las personas con respecto a su participación activa en las entidades sociales. Conocer la percepción de las personas sobre la entidad y de cómo viven su proceso de incorporación social. Evaluar la metodología utilizada en los programas de incorporación social con respecto a la participación de las personas. Establecer los cauces necesarios para que las personas puedan decidir participar o no en la entidad social. POBREZA, EXCLUSIÓN YPROCESOSDEVULNERABILIDAD. "¿Cómo justificar un 'sistema de mercado' en el que todos los medios de producción son Detentados por las instituciones empresariales cuando éstas no emplean la capacidad para trabajar de todas las personas, ni tal utilización figura entre las funciones básicas, estructurantes, de esas instituciones? ¿Es justo que las instituciones que detentan los medios productivos no faciliten a todo el mundo la posibilidad de subsistir mediante su trabajo? ¿No revela eso una deficiencia básica en la organización general de la vida en común? Aunque a veces se confundan los términos, tenemos que diferenciar la pobreza de la exclusión. Mientras que la pobreza alude a una privación y carencia de recursos materiales, la exclusión es un proceso en el que influyen variables económicas, sociales o políticas.
  6. 6. 5 La exclusión parte de no tener las mismas posibilidades de acceso a los bienes de empleo, educación, sanidad, vivienda. La inclusión por tanto pasa por facilitar el acceso a ellos. Para profundizar conozcamos las dimensiones de la exclusión: -La exclusión es estructural. Es el resultado de ciertas políticas, culturas y economías. -La exclusión es multidimensional. Aunque pueda manifestarse de una forma más explícita un factor concreto, la exclusión es un proceso donde se conjugan distintas problemáticas. -La exclusión es un proceso. No es una situación estática y podemos hablar de diferentes grados de exclusión, así podemos hablar de integración, vulnerabilidad, y exclusión. -La exclusión es relativa. Depende del contexto social en el que vive, y los factores de exclusión que contemple su realidad concreta. -La exclusión puede ser transitoria o permanente. Hay situaciones heredadas que hacen que la exclusión sea más difícil de superar. Niños y niñas nacidas en una situación familiar de pobreza extrema, tendrán más dificultades para acceder a la educación y posteriormente al mercado laboral, por lo que al ser más difícil salir de ese círculo de exclusión, se puede hacer más permanente. -La exclusión es una cuestión política. Hay que favorecer políticas de inclusión, a través de estas se puede contrarrestar la intensidad de las vulnerabilidades. Conocer los factores de riesgo de la exclusión nos ayuda a comprender mejor qué es la exclusión y cómo afecta, pero no podemos ver a la persona como un problema, junto a las carencias hay que descubrir también las potencialidades. Hay una lógica economicista que impregna nuestra mirada y nuestra acción. Fragmentamos, etiquetamos, cuantificamos. Esa lógica se rompe partiendo de una concepción de la persona como sujeto de derechos y participantes activos.
  7. 7. 6 Estamos viendo cómo se debilita el sistema público y aumenta las privatizaciones, lo que trae consigo la reducción de derechos. El aumento de desigualdades tiene que ver con el descenso de inversión en lo social. Hay una institucionalización de la acción social con bastantes carencias, se homologan los problemas a los recursos, no se trabaja donde se fabrica la pobreza y la exclusión social... Este marco favorece la lógica de la beneficencia más que la cultura del estado del bienestar Las consecuencias de estas prácticas económicas tienen nombres y rostros. No podemos seguir potenciando un sistema, que ya ha demostrado que es insostenible y enemigo de lo humano. Ni es un modelo viable, ni es universalizable, por lo que, o caminamos hacia un modelo más solidario o el crecimiento de la exclusión será imparable. NUEVAS MANERAS DE HACER: EMPODERAMIENTO Y PARTICIPACIÓN. EL PODER Y SU USO. ¿Qué entendemos por poder? Del diccionario de la Real Academia de la Lengua vamos a rescatar dos acepciones: 1.- Tener expedita la facultad o potencia de hacer algo. 2.- Dominio, imperio, facultad y jurisdicción que alguien tiene para mandar o ejecutar algo. Como vemos en ambas acepciones el poder es una acción, y teniendo en cuenta que el poder se ejerce, debemos estar atentos a descifrar a qué tipo de manifestaciones de poder nos enfrentamos. Porque cuando hablamos de poder, recordamos experiencias vividas con un ejercicio de poder autoritario, único, no participativo y excluyente. Ese es el poder que hemos aprendido o sufrido y al que se tiende. Desde una perspectiva de género el paisaje es claro. A pesar de lo conseguido por generaciones de mujeres respecto a igualdad de género, es aún mucho el camino que queda por andar.
  8. 8. 7 Seguimos viviendo en una sociedad donde impera lo masculino, el patriarcado en el ejercicio del poder. Se sigue identificando al hombre en el espacio público y a la mujer en el privado. La sociedad se presenta ante sus excluidos con superioridad, asume que por haber perdido la partida contra la modernidad, no tienen capacidad, así que, de ella depende la toma de decisiones, marcando muy claro dónde está la autoridad. Los roles tienen que permanecer y el poder debe estar siempre del lado de los enriquecidos. ELEMENTOS BÁSICOS PARA EL EMPODERAMIENTO. Entendemos por empoderamiento el proceso personal y colectivo de asumir el propio poder que tenemos como personas. Recuperar la autoestima, la capacidad de confiar, la capacidad de pensar, hacer y decidir por nosotras mismas lo que mejor consideremos para nuestras vidas. Es un proceso de recuperación personal pero también de refuerzo en y para lo colectivo. Este modo de entender el empoderamiento parte de no entender el poder en términos de dominación, sino de crecimiento. Crecimiento de la autoestima, de las capacidades, de la educación, de la información, y de los derechos. PARTICIPACIÓN. Partimos de la vivencia personal, respecto a experiencias participativas a lo largo de nuestra vida, y si estas han sido decepcionantes la predisposición no es muy positiva.Reproducimos aquello que hemos aprendido. Por eso debemos estar atentos a desaprender aquello que ya no sirve, tomando conciencia e incorporando nuevos conocimientos que amplíen las capacidades ynos configuren en seres más libres. De lo contrario seguiremos actuando desde respuestas automatizadas. Las sociedades tienen sus mecanismos para mantener y controlar las relaciones de dominio. Por tanto, las personas en exclusión no solo tienen que enfrentarse a su proceso de recuperación, sino también a la condición de inferior en la que las situamos. Se concibe a la persona vulnerable como usuaria de servicios o receptora de programas sociales. Se tiene una concepción patologizada por los comportamientos y los hábitos con los
  9. 9. 8 que convive, dando por supuesto que ella es la única responsable de su situación carencial, y por tanto la única responsable de su cambio. Tenemos que conocer y estar pendientes tanto de la persona como del ambiente social al que pertenece.“Las personas están inmersas en una realidad socialmente compartida, que configuran estilos de relaciones y de aprendizajes, que a su vez van conformando las individualidades. Cuanto más amplia y profunda es la comprensión de estos procesos sociales, más consecuente y eficaz debe y puede ser la práctica comunitaria”. Vamos a revisar la definición de participación.Según el diccionario de la Real Academia participar significa “tomar parte en algo”, “tener parte en una sociedad” o, “recibir una parte de algo”. Para participar he de sentirme parte de y además ser considerado parte de. La participación es un proceso que enlaza necesariamente a los sujetos y los grupos; la participación de alguien en algo, relaciona a ese uno con los otros también involucrados. Por tanto podemos concluir, que participar es una acción que requiere implicación personal, que en su desarrollo nos potenciamos, y que trae consigo unas relaciones sociales, nos hace formar parte de un común. Promover acciones participativas en nuestras intervenciones profesionales no es una cuestión estética sino de principios.
  10. 10. 9 Conclusión. Se puede concluir el tema resaltando las necesidades que se les son privadas a personas que han sido excluidas,este sistema de inclusión y participación social les beneficia brindando una oportunidad de demostrar sus capacidades y dar a personas con discapacidad, con problemas económicos o vulnerables la opción de integrarse a la institución o comunidad social y prepararlos para un futuro emprendedor… Este sistema da oportunidades a quien la sociedad excluye día a día, y brinda un camino para la integración social.
  11. 11. 10 Bibliografía. Direcciones de web. http://www.izangai.org/files/Participacion-como-herramienta.de-inclusion_EAPN- Euskadi.pdf https://uvadoc.uva.es/bitstream/10324/2646/1/TFG-L%20117.pdf

×