La Cenicienta que no quería comer perdices

39,344 views
41,916 views

Published on

El día 25 de Noviembre (2009) presentamos al alumnado de 3º y 4º de ESO el cuento "La cenicienta que no quería comer perdices" escrito y dibujado por Nunila López Salamero y Myriam Cameros Sierra,
Después de la presentación hicimos algunas actividades de reflexión relacionadas con el cuento. En esta presentación esncontramos el cuento, las actividades y algunas de las respuestas que ha dado el alumnado.

3 Comments
12 Likes
Statistics
Notes
No Downloads
Views
Total views
39,344
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
25,267
Actions
Shares
0
Downloads
341
Comments
3
Likes
12
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

La Cenicienta que no quería comer perdices

  1. 1. (llegó a las 12 pero a las 12 del día siguiente)
  2. 2. Y lo peor: ¡Tenía que ir subida en los zapatos de cristal de palmo…
  3. 3. No te quejes de los zapatos, mi No te quejes, a mi príncipe le encantan las vacas y príncipe es moderno y yo voy necesito 8 microondas para calentar la cena subida en unas plataformas de medio metro No te quejes, ¿dónde vas a estar mejor que con un príncipe? ¿Pero tu no eres vegetariana y te gusta andar descalza?
  4. 4. Y un día tuvo la suerte de verse a si misma ¿Quién es la última?
  5. 5. Y le dio por reírse de si misma, de lo inocente que había sido pensando que un príncipe la salvaría Después de años Dejó de sentirse viviendo con uno, se culpable, se perdonó y dio cuenta de que se dio cuenta que la los príncipes no te única capaz de salvan… salvarte… Tampoco los camioneros, ni los discjokeys, ni los pasteleros
  6. 6. (he de deciros que las hadas son gorditas, peludas y morenas, que están dentro de nosotras y salen cuando dices basta)
  7. 7. Primero empezó llorando por el príncipe, por tantas perdices muertas y por los zapatos. Luego siguió llorando al recordar que su madrastra le maltrataba, que su padre le trataba peor y que sus hermanas casi se mueren por usar una 38 de zara’s. (hasta el nacer en un hospital en lugar de en casa)
  8. 8. (para no repetir karma)
  9. 9. (con el miedo que le daba vací a ella sentirse vacía)
  10. 10. Sabí Sabía que teniendo al hada basta al lado lo conseguiría conseguirí
  11. 11. (a pesar de que cuesta mucho dejarlos es tan difícil que a veces pruebas 2 o 3 príncipes más)
  12. 12. Y así fue como en el camino de la transformación conoció a otros seres a los que les pasaba lo mismo a ella.
  13. 13. Una vez libres, pudieron realizar sus sueños ayudándose entre sí. La cenicienta montó un restaurante/cabaret vegetariano llamado “Me sobra armonía”, donde además de comer no paraban de bailar
  14. 14. fin...ya (bueno fin, fin...ya sabemos que los finales no existen, que todo continua)
  15. 15. Reflexionemos Busca una pareja para hacer las actividades que se te proponen en un cuaderno
  16. 16. 1. Analiza las fases de la vida en pareja de la cenicienta
  17. 17. Análisis de las fases Es libre y se va a la fiesta Se casa Comienza la convivencia y las quejas. Todos tenemos defectos, incluso los príncipes azules. El príncipe la maltrata Intenta cambiar, hace cosas que no le gustan por él: tacones, perdices... Ella no está satisfecha con su vida: cansada, deprimida. Se siente incomprendida, ¡No te quejes! Se da cuenta de lo que ha perdido, como ir descalza Se arrepiente de casarse Encuentra un hada que le ayuda ¡Basta! Llora y sé tu misma. Lo deja todo: príncipe, zapatos y perdices. Se dedica a las “cosas bonitas” que le gustan.
  18. 18. 2. Los consejos ¿Qué opinas de los comentarios de los amigos? No te quejes de los zapatos, mi príncipe es moderno y yo voy subida en unas plataformas de medio metro. No te quejes, a mi príncipe le encantan las vacas y necesito 8 microondas para calentar la cena. No te quejes, ¿dónde vas a estar mejor que con un príncipe? ¿Pero tu no eres vegetariana y te gusta andar descalza? ¿Que harías tú en esa situación?
  19. 19. Los consejos La vecina moderna y la amiga autóctona son mujeres sumisas sin voluntad, deberían seguir los pasos de la cenicienta. La reina madre está equivocada, la mujer puede valerse por si misma. El amigo republicano le hace recordar como era ella. Nadie la da buenos consejos, yo le diría que rompiera con el príncipe y buscara la felicidad.
  20. 20. 3. La ruptura ¿Por qué Cenicienta dice basta? ¿Qué harías tú?¿Piensas que es exagerada?
  21. 21. La ruptura Dice basta porque esta harta de estar sometida a un príncipe que la trata mal, que le obliga a hacer cosas que no le gustan. Dice basta porque se da cuenta de que se ha equivocado de camino. Yo le dejaría, y le diría que él no tiene porque cambiar mis gustos. No es exagerada, sólo ha hecho lo que sentía. No es exagerada, pero si fue un poco ingenua al pensar que el príncipe la salvaría.
  22. 22. 4. La princesa ¿Crees que nuestra cenicienta “da la talla” como princesa? ¿Con qué aspectos de la princesa te identificas? ¿Cambiarías algo del cuento?
  23. 23. La princesa Sí da la talla, princesas podemos ser todas Claro que da la talla, pero él no la valora Si, aunque no sea la típica princesa guapa de los cuentos. El aspecto es algo secundario, lo importante son las personas. Me identifico con que necesita un empujoncito para abrir los ojos. Cambiaria que entre los dos “cocinaran las perdices” y ella pudiera andar descalza.
  24. 24. 5. El príncipe ¿Crees que los hombres han de ser valientes, guapos, fuertes y trabajar para que las mujeres puedan cuidar de la casa? Piensa y busca en tu entorno un modelo masculino que cuide a su pareja, se arregle por que a ella le gusta, como hace la cenicienta.
  25. 25. El príncipe Los hombres también pueden encargarse de la casa, no tienen porque ser las mujeres. No tienen que ser así, pero sí tratar bien a las mujeres. El alumnado ha encontrado a pocos hombres que hagan lo que en muchas ocasiones hacen las mujeres, y en general les da vergüenza reconocerlo.
  26. 26. El Original Seguro que conocéis el cuento original, comentad las diferencias que encontráis.
  27. 27. Algunas diferencias Es un cuento de Hadas Ocurre en la realidad Objetivo casarse y ser Mete la pata y se casa feliz El príncipe azul tiene sus Los príncipes son defectos maravillosos Tienes que sentirte El príncipe te salva de tu realizada como persona triste vida, sin él no eres independiente para ser gran cosa. feliz Siempre guapa No aguanta los tacones Sumisa No se conforma
  28. 28. ¿Sabías que el zapato no era de cristal? No, en algunas versiones del cuento, el zapato era de cuero. La confusión se generó a partir de dos palabras similares: "vaire" (cuero) Y "verre" (vidrio o cristal). Si el zapato no era de cristal, a lo mejor el príncipe tampoco era tan azul.
  29. 29. Conclusiones Se feliz por ti mismo, la felicidad no está en la pareja. Lo importante no son tus tacones o tu peinado, eres tú, con más o menos defectos. Las tareas domésticas, el cuidado de la familia, es tarea de dos. No te sometas, eso no es amor. No te conformes, di basta.

×