El desarrollo de la inteligencia
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Like this? Share it with your network

Share

El desarrollo de la inteligencia

on

  • 594 views

 

Statistics

Views

Total Views
594
Views on SlideShare
594
Embed Views
0

Actions

Likes
1
Downloads
5
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

El desarrollo de la inteligencia Presentation Transcript

  • 1. El Desarrollo de la Inteligencia Dr.Enrique Mendoza Carrera
  • 2. ¿Qué es la Espiritualidad?
  • 3. ¿Qué es la Espiritualidad?• F. Spiritualité. – It. Spiritualitá. – In. Spirituality. – A. Geistigkeit, Spiritualität. – P. Espiritualidade. – C. Espiritualitat. – E. Spiriteco. f. Naturaleza y condición de espiritual. || Calidad de eclesiástico. || Obra o cosa espiritual. || fig. Viveza extremada, vehemencia, energía: sublimidad de talento, de penetración, de sensibilidad, de alma; susceptibilidad exquisita o delicada.
  • 4. Espiritualidad• Espirit.Estado y naturaleza de los espíritus, hecha abstracción de toda idea material.
  • 5. La espiritualidad en Psicología• Psicología. Espiritualidad del alma.Es aquella perfección propiedad o atributo esencial del alma humana, por la cual es espiritual. Espiritual se contrapone a material, y significa lo que se distingue o es independiente de la materia. Es de advertir, con todo, que el adjetivo espiritual puede tener dos significados. Uno es el que se le da en Ascética y Mística, cuando se significa con esta palabra lo que de alguna manera pertenece o se refiere al perfeccionamiento del hombre en orden a la consecución de la santidad y de su último fin sobrenatural. En esta acepción, el adjetivo espiritual viene a significar lo mismo que ascético, místico o sobrenatural, y este es el significado que tiene en las locuciones, vida espiritual, director espiritual, consejos, pláticas, lecturas espirituales, espiritualidad cristiana, etc., etc. No es este el significado de la, palabra espiritualidad que nos proponemos explicar aquí, sino el significado filosófico o, mejor dicho, psicológico, que es sin duda el primitivo, del cual se ha derivado el ascético o místico.
  • 6. LA ESPIRITUALIDAD EN EL SIGLO XXI.• Actualmente la espiritualidad se experimenta como una moda que ha irrumpido con fuerza en el siglo XXI en las sociedades desarrolladas, son numerosas las técnicas importadas que por ser desconocidas la mayoría se venden con el sello de espiritualidad para tener una mejor aceptación. Este no es un fenómeno nuevo fruto de una sociedad de bienestar que una vez resuelto las cuestiones básicas usa el tiempo y energía restante para trascender la propia realidad en que la vive, es un hecho que se remonta a miles de años, seguramente apareció como una facultad de la conciencia, pues desde muy antiguo los seres humanos entierran a sus muertos, sin duda podemos interpretar esto desde muchos puntos de vista, pero sin duda es una muestra de respeto que ha perdurado hasta nuestros días, el cadáver de ésta manera se preservaba de posibles depredadores y carroñeros, está acción de consideración que tenían los compañeros y familiares sobre el muerto se ha integrado en todas las culturas en sus diferentes formas como un signo formal de espiritualidad.
  • 7. Espiritualidad y mamíferos superiores• Pero parece que esta cualidad no es un privilegio único del ser humano, los mamíferos superiores manifiestan signos claros de espiritualidad, como ocurre en los elefantes, estos se ponen muy excitados y nerviosos cuando encuentran restos de su propia especie, su comportamiento es muy extraño, parece que se sienten obligados a tocar los restos con la trompa y acariciarlos con las pezuñas, cuando el animal es de la misma familia y manada el comportamiento es más afectuoso, sin duda, son capaces de identificarlo.
  • 8. Espiritualidad y muerte• La muerte probablemente sea el hecho principal que activa nuestros miedos, y la espiritualidad en su conjunto una forma de contrarrestar el miedo mediante una actitud y una explicación, por ello a la muerte los seres vivos superiores responden rememorando la vida, dándole una continuidad simbólica, pero la espiritualidad no precisa de la contraposición de la muerte para manifestarse, aunque ante este hecho muchos seres manifiestan signos de espiritualidad.
  • 9. Espiritualidad y Conciencia• El mundo espiritual responde a una realidad intangible, no material, desconocida en su esencia y principios, e interactúa con la realidad conocida, siendo la conciencia la que nos permite acceder a este plano espiritual e intentar dar una explicación a priori no verificable, la llave que abre el plano espiritual si duda son las ideas y conocimientos verdaderos y lo más importante la aplicación certera de los mismos, y para ello es imprescindible cumplir el primer requisito, el respeto y consideración de los demás que nos llevará a la sinceridad y a la búsqueda de la verdad. La espiritualidad no es una creación de la cultura, sino que se integra en ésta, ya que es atributo innato del ser humano que puede desarrollarse o degradarse.
  • 10. Espiritualidad y Inteligencia• Podemos ver la espiritualidad como ese mundo oculto a los (5) sentidos pero conocido por la mente que quiera utilizar la inteligencia en esa dirección, se puede decir que el plano espiritual está compuesto en su esencia por información, ésta tiene el sentido de expandir la conciencia y por lo tanto preservar la vida, por ello ésta información aunque parezca caótica no lo es, tan sólo, es compleja y su finalidad es marcar las reglas y leyes que rigen la conciencia universal con el fin de aportar referencia a la conciencia individual.
  • 11. Espiritualidad y Inteligencia• Esta información se manifiesta a modo de registro o huella por ello hay que observar en lo oculto en lo desconocido con medios y métodos creados por nuestra inteligencia y no con los sentidos naturales, es por ello que la meditación (ralentizando la actividad sensorial) tiene gran beneficio sobre el desarrollo espiritual de la persona.
  • 12. Espiritualidad y Identidad• La principales señas de identidad de ésta cualidad son la empatía y la compasión, pues la primera sin la segunda sólo sirve para engañar a los demás, hecho muy habitual que se da particularmente en las sociedades más desarrolladas materialmente.
  • 13. Espiritualidad y Identidad• La falta de referencias conceptuales hace difícil caminar por el sendero de la espiritualidad, pudiendo el exceso de sensibilidad y la falta de autoestima llevarnos por caminos de sufrimiento y de degradación de nuestra propia dignidad personal, por ello se aconseja el camino medio, sin posiciones extremas y confianza interior, cambiar sacrificio por esfuerzo (conatus essendi) y renuncia por aceptación especialmente de lo que uno es en su más profunda naturaleza, e integrar por rechazar.
  • 14. Espiritualidad y conciencia intencional• Una idea que parece ser maravillosa es aquella que puede dar cuenta de la estructura de la subjetividad ética dispuesta hacia el otro (otros seres humanos): la vida es receptividad, gozo y sustento; es una vida que vive de los elementos aire, luz, de espectáculos, de trabajo, del descanso, etc, es decir de todo aquello que Ustedes conocen muy bien, porque al igual que nosotros, Ustedes conocen bien porqué, son vivientes.
  • 15. Espiritualidad y vida• La espiritualidad está ligada a la vida y la vida en esta perspectiva, es amor a la vida y amor a aquello de lo que la vida vive: el mundo sensible, material (más allá de una relación objetivizadora de lo teórico al mundo) es decir, nos vemos reducidos a sujetos vivientes que están sometidos a las condiciones de su propia existencia y desde esa posibilidad ejercemos una ética que se implica en un cuestionamiento de mí mismo (nosotros mismos) de nuestra espontaneidad, de nuestra libertad como persona.
  • 16. Espiritualidad y Ser Sensible• En este andar de la vida, no somos solo nosotros, pues siempre tenemos proximidad a otras personas y como sujetos éticos somos “entes” corporales de carne y hueso, seres capaces de tener hambre, que comemos y disfrutamos de comer y solo un ser semejante puede saber lo que significa darle a otro el pan de su propia boca. Teniendo presente que “la meta de la necesidad de alimento no es la existencia, sino el alimento” (E. Levinas)
  • 17. La subjetividad de la espiritualidad• En este ser sensible la ética es vivida en el sentido de una estructura profunda de la experiencia subjetiva, que podríamos llamar “psiquismo” articulada en una relación de responsabilidad que responde al otro, es decir en otras tradiciones podríamos decirlo como “alma”, entendiendo es lo otro en lo mismo, a pesar de mi mismo, llamándome para que yo responda.
  • 18. La subjetividad de la espiritualidad• Es decir, en otras palabras, “la subjetividad no es el yo, sino yo”; vale entonces decir lo primero que digo no es el “ego cogito” (yo soy, yo pienso), sino más bien “aquí estoy”, “heme aquí” (me voici) Niveles de la experiencia estética
  • 19. Espiritualidad y Ethos• En este sentido la espiritualidad se mueve con el Ethos, como un baile metafísico en donde la ética es totalmente un asunto mío, no es el asunto de un yo hipotético, impersonal o universal que discurre por una secuencia de imperativos posibles. La ética no es un deporte para ser presenciado por espectadores. En cambio es mi experiencia, es una exigencia que a la vez no puedo satisfacer ni evitar del todo.
  • 20. El fin de la certeza puede ser el comienzo de la confianza• La verdadera fortaleza de la espiritualidad puede ser entonces, que hay que aprender a reconocer lo que no podemos saber y respetarlo, entendiendo que la trascendencia (de uno, del otro) es una trascendencia que es muy de este mundo y que no forma parte de un misticismo supramundano. De tal manera que una relación ética es aquella en la que doy la cara ante otra persona, sabiendo que la sabiduría más grande es la del respeto incondicional por el otro ser humano.
  • 21. La espiritualidad como tarea filosófica• Es entenderla como la gramática moral de la vida cotidiana y tratar de enseñarla, considerando que el otro no es meramente un peldaño en la escalera filosófica que conduce a la verdad metafísica.• Quizá la auténtica fuente de admiración con la que comienza la filosofía, como lo señalara Aristóteles, no sea mirar el cielo estrellado, sino mirar al otro a los ojos, pues ahí hay una infinitud más palpable, con la que la propia curiosidad jamás podrá saciarse.
  • 22. La espiritualidad y el otro• Es claro que nos referimos al ejercicio de una ética que ha de basarse en algún tipo de compromiso o demanda existencial básica, que va más allá de las estrecheces teóricas de cualquier definición de justicia o cualquier código ético socialmente instituido
  • 23. Vida Espiritual y Violencia• En todo lo que hemos hablado hasta ahora, conviene decir, que nada es más equivoco que el término “vida espiritual”.• ¿Se podría precisar tal término excluyendo de él toda relación con la violencia?
  • 24. Vida Espiritual y Violencia• En la vida cotidiana la violencia no se encuentra sólo en una bola de billar que choca con otra, se encuentra en la tormenta que destruye una cosecha y poblaciones enteras, en el patrón que maltrata al empleado, en el estado totalitario que degrada a los ciudadanos o en la conquista guerrera que somete a los hombres …
  • 25. Vida Espiritual y Violencia• Es violencia toda acción que se impulsa como si uno fuera el único que interviene, como si el resto del universo sólo estuviera allí para recibir la acción; por lo tanto, es violenta también, toda acción que soportamos siendo desde todo punto de vista sus colaboradores. - Es violenta la partidocrasia y somos cómplices en la medida que guardamos silencio-
  • 26. Vida Espiritual y Violencia• Prácticamente toda causalidad es en ese sentido violenta: la fabricación de algo (una muelle que se forja con golpes), la satisfacción de una necesidad, el deseo e incluso el conocimiento de un objeto. La lucha y la guerra también, donde el otro es buscado en la debilidad que deja traslucir su persona, o en la localización de otros países que se dice son débiles y pobres, pero tienen sus arsenales nucleares.
  • 27. Vida Espiritual y Violencia• ¿En está inteligencia es posible advertir, una causa sin violencia en un sentido posible?, ¿Quién recibe sin sentirse sacudido?, ante el impacto y desconcierto posterior. Que los místicos guarden la calma: nada puede violentar a una razón. La razón contribuye con lo que interpreta. En este orden de ideas el lenguaje actúa sin someter, incluso cuando es vehiculo de un orden. Razón y lenguaje son exteriores a la violencia. El orden espiritual son ellos …
  • 28. Vida Espiritual y Violencia• Pero, si inevitablemente pudiéramos seguir pensando, que si la idea de la moral es acontecernos como animales morales y con ello reconocer un “malestar”, sobre todo, porque muchas cosas las hacemos en la cultura, en la vida cotidiana, ignorando su horizonte histórico. Entonces tendríamos que saber que es violencia también …
  • 29. Vida Espiritual y Violencia• Por lo tanto, si la moral debe verdaderamente excluir la violencia, es preciso que un lazo profundo la vincule con razón y lenguaje, y aún más si en esta idea la religión coincide con la vida espiritual, es necesario que sea esencialmente ética.• Por ello, inevitablemente tenemos que pensar que una espiritualidad de lo irracional es una contradicción. Ligarse a lo sagrado es infinitamente más materialista que proclamar el valor - incontestable- del pan y la carne en la vida del común de los humanos.
  • 30. Espiritualizar la Vida: Relaciones entre inteligencias• Espiritualizar la vida no consiste en juzgar sus experiencias a la luz de los resultados científicos del momento, sino en comprender esas experiencias mismas como relaciones entre inteligencias, relaciones situadas en la luz plena de la conciencia y del conocimiento, en una determinación de sentido, para sí mismo y para el otro ser humano.
  • 31. Espiritualizar la vida• La intervención del inconsciente y, en consecuencia, de los horrores y de los éxtasis que en él se nutren – el recurso a la acción mágica de los sacramentos (si pensamos en espiritualizar una religión) todo eso remonta a la violencia.
  • 32. El mandamiento de no mataras• Este es una expresión máxima de sabiduría y por ello: La imposibilidad de matar no es real, es moral. La mirada moral mide, en el rostro, el infinito infranqueable en el que se aventura y naufraga la intención asesina.
  • 33. Una Ética sin Moral• En este acontecer de la reflexión, no podríamos ajustarnos a lo que normalmente en nuestros días de siglo XXI se considera como ética, enfatizando una teoría de la justicia o de una definición de reglas, principios y procedimientos generales que permitirían evaluar la aceptabilidad de máximas o juicios específicos referidos a las acciones en sociedad, los deberes cívicos o lo que fuere, p.e. los códigos de ética profesional, en donde parece que la ética entendida así se reduciría a un programa procedimental con el cual justificaríamos las normas morales o bien universalizándolas, evaluándolas a la luz de sus consecuencias, o bien refiriéndolas a alguna noción preconcebida de costumbre, convención o contrato.
  • 34. El espíritu no se puede jubilar• Con toda esta argumentación; Bien habrán podido caer en cuenta que en el orden del espíritu, los derechos jubilatorios no existen. Sólo una actualidad brillante puede invocar sin que pierdan su rango sus méritos pasados o, incluso, inventar otros nuevos.
  • 35. La Espiritualidad subvalorada• La espiritualidad mal encauzada tiene muchos resultados nocivos, unos a nivel de destino y otros a nivel de personalidad, en este último caso destaca la falta de autoestima y la renuncia a vivencias vitales que hacen que el individuo pierda valores tan importantes como la libertad y autonomía.
  • 36. Los signos de la espiritualidad• En cambio es signo de espiritualidad, la resistencia a la injusticia, la búsqueda de la libertad y la lucha contra el dogma y las ideologías que buscan la imposición de un determinado ordenamiento social por parte un grupo concreto, político, religioso, militar o económico es un signo de inquietud espiritual.
  • 37. La Espiritualidad y los Mitos• La espiritualidad muchas veces se viste de símbolos, signos, rituales y mitos, es la forma en que se puede percibir el conocimiento que da acceso a otros planos de conciencia y de interpretación de la misma, por ello no hay que verla (la espiritualidad) como una nueva necesidad creada por la sociedad, aunque dicha sociedad hace de ella un producto de consumo, y por ello aparece un mercado con sus productores, vendedores y consumidores en sentidos múltiples.
  • 38. La conciencia Espiritual• Son varios los caminos que tradicionalmente se han demostrado como apropiados para desarrollar la conciencia espiritual, entre estos destacan la vía mística y la psíquica, la primera se basa en la liberación y la segunda en la iluminación, la primera en la contemplación y la segunda en la meditación, las diferencias son notables, pero los resultados muy parecidos, probablemente la conjunción de ambas sea la mejor forma de alcanzar el adecuado estado de conciencia.
  • 39. Espiritualidad Creativa• Ante la pérdida de la confianza absoluta en los sistemas religiosos el ser humano ha quedado suspendido de forma momentánea en un abismo, huerto de los mitos que le daban significado a la existencia. Rodeado por un mundo mecánico, que les es cómodo pero a la vez hostil, ha emprendido un camino de búsqueda: se ha convertido en un buscador.
  • 40. Espiritualidad Creativa• Por eso el ser humano busca el nuevo marco espiritual que anhela es el de un mundo renovado y sin dogmas, que intenta rescatar lo más auténtico de las antiguas religiones y a la vez abrirse a la inocencia de la existencia, aspirando a un marco en el que pueda danzar con el resto de la creación.• En este proceso algunos estudiosos han jugado un papel de gran importancia, en cuanto han facilitado una experiencia extática que las religiones oficiales y el mundo mecánico habían perdido, actualizando así la danza del ser humano con la realidad.
  • 41. El Cultivo de la Espiritualidad• Para este cultivo, no es necesario tener un gurú, ni un consejero para crecer. Los maestros se presentan en todas las formas y con toda clase de disfraces. Los niños, los enfermos terminales, una mujer de la limpieza. (pueden darnos las mejores palabras y con ello la sabiduría) Elizabeth Kübler -Ross La rueda de la vida
  • 42. El Cultivo de la Espiritualidad• Incontables distancias amagan con escindirnos del Ser, si el acercamiento no acontece … Ernst JüngerSi no hay un encuentro con la espiritualidad
  • 43. El Cultivo de la Espiritualidad• "Te buscaba fuera de mi cuando en verdad estabas dentro" Agustín de Hipona, ConfesionesCabe aclarar que aunque Agustín hablaba de Dios, por analogía hacemos énfasis en la espiritualidad …
  • 44. El Cultivo de la Espiritualidad• Es decir el ser humano ‘ deconstruye y reconstruye esta visión espiritual, intentando hallar una versión más libre y dinámica -y menos rígida y piramidal- de la espiritualidad emergente.
  • 45. El Cultivo de la Espiritualidad• Esta se expresa en un mundo en el que los sistemas religiosos tradicionales están sucumbiendo o colapsándose -o, dicho de forma más liviana, han entrado en una fase de senectud, vejez, arteriosclerosis-, y tras una fase de ateísmo o nihilismo militante, abanderado por perspectivas científicas o mecanicistas, muchas personas están volviéndose hacía una nueva espiritualidad, buscando una concepción de lo trascendente libre de dogmas y sobretodo volviéndose hacia antiguas concepciones místicas y rescatando de ellas lo que más valor pueda tener.
  • 46. Constituir la Espiritualidad• Ante éstos sentidos del pensamiento: ¿Es posible construir una imagen de la espiritualidad que deje de lado ciertas opciones personales o colectivas?
  • 47. Constituir la Espiritualidad• Especial énfasis hago en está cuestión pues según Alex Shulguin: Químico, diseñador e investigador de drogas psicoactivasLa espiritualid significa para mí tratar de contestar las preguntas esenciales del ser humano: quiénes somos, qué estamos haciendo aquí, por qué estamos aquí, por qué somos de la forma que somos, por qué hacemos las cosas que hacemos, como especie...Las drogas no son el único camino [para contestar estas preguntas] pero siento que son el más rápido, pues ofrecen la posibilidad de hacer aflorar intuiciones y percepciones más rápidamente y debido a la intensidad del conocimiento directo al que nos permiten acceder, provocan cambios más radicales. Lo cual las hacen muy valiosas cuado la persona que las usa sabe lo que está haciendo.
  • 48. Constituir la Espiritualidad• Cuestiones como éstas son las que han dado fundamento a la Psicología transpersonal, ¿pero porqué tendríamos que necesitar substancias psicoactivas … En la edad media … los hombres lobos … el LSD, el conocimiento del pasado … nos llevará a otro juicioTal vez por eso la psiquiatría, la psicología, la medicina en todas sus especialidades, en busca de la salud; les necesitamos anteponer la “espiritualidad” y así compartir o sobrevivir con los sáberes técnicos de la medicina …
  • 49. Constituir la Espiritualidad• Aquello que no hicimos será lo que más nos atormente; aquello que no vivimos, nuestro mayor reproche “ A. Gala• La enfermedad grave coloca al sujeto delante de su propia vida. Suscita la necesidad de volver a su pasado para apreciarlo. Por eso trata de ver cierta continuidad y coherencia de los diferentes momentos y actividades de su vivir.
  • 50. Constituir la Espiritualidad• El ser humano no es el desarrollo de un sentido fijado ya al nacer, pero, en los momentos cruciales, procura mirar su pasado y ver en él un proceso.
  • 51. Constituir la Espiritualidad• La enfermedad grave provoca una urgencia de verdaderas palabras. Hay una necesidad vital de que esta palabra sea escuchada y atendida. Es una inteligencia de sentir que …
  • 52. Constituir la Espiritualidad• "Todo cuanto se acepta se transforma en camino... (porqué nos brinda posibilidad)• Todo lo que resistimos mentalmente lo transformamos en enemigo " (a veces luchamos con diagnósticos y no necesariamente con enfermedades)
  • 53. Constituir la EspiritualidadPor eso una sociedad que cuide a los jóvenes, encuentra respuestas, en la espiritualidad y se propone evitar … como decía B. Russell• "El dolor que produce el disgusto consigo mismo destruye la calidad esencial de la vida"Cada ser humano lleva consigo gestos de odio, de ruptura, de repliegue, de despliegue, sin embargo se puede quedar en un pliegue estático, es decir que no se mueva, por lo tanto el movimiento es vivir, y vivir con calidad, con cuenta de conciencia y conocimiento. En este sentido …
  • 54. Constituir la Espiritualidad"El peligro llega cuando se tiene la sensación de que la vida se les va sin haber vivido. Esto da a la vida forma de vacío. No ha habido razón para vivir, y no hay tampoco razón para morir"No obstante, por alguna extraña razón, los seres humanos no queremos vivir, aunque no tengamos para qué vivir …
  • 55. Constituir la Espiritualidad• La búsqueda de un sentido, subyace ya en el deseo de ligar los diferentes motivos para vivir, entendiendo que lo mejor de nosotros los seres humanos, es que no sabemos todo de nosotros …
  • 56. Constituir la EspiritualidadEn este misterio la espiritualidad puede ser la diferencia, pues …"Toda la delicadeza es poca para tocar una herida viva, y las frases hechas no sirven de nada ante una vida deshecha " Recordemos que el mundo es complejo y bien decía Epicteto …
  • 57. Constituir la Espiritualidad• "Los dioses dejaron en manos de los hombres la manera como éstos escojan responder a las circunstancias de la vida; y de las demás cosas... los dioses no dejaron ninguna en manos de los hombres" Recordando esta cita tendremos una sentencia clara, y aún más la reflexión vital de que …• El dolor no es un territorio donde sea posible instalarse. Sin embargo, los seres humanos tarde o temprano nos vemos obligados a declararnos ciudadanos del reino de la enfermedad, siempre amenazante. En el intento de dar sentido a lo que nos pasa buscamos, desazonados,
  • 58. El Cultivo de la Espiritualidad• Es preciso no esperar a la sensibilidad del sufrimiento, por enfermedad o por alguna desgracia, atajemos el paso al Encuentro de la Espiritualidad … ojala entonces seamos mejores personas en nuestra propia entidad y en responsabilidad al otro • Muchas gracias Dr. Enrique Mendoza Carrera