Iatrogenia

4,449 views

Published on

Iatrogénico e iatrogenia –del griego iatros que significa médico y geno, producir u originar– como toda alteración del estado del paciente producida por el médico (Espasa Calpe, 1984).

En términos de la Comisión Nacional de Arbitraje Médico (Conamed) iatrogenia se denomina a determinadas consecuencias del comportamiento médico.
Pueden ser producidas por el médico o por los medicamentos.

Published in: Health & Medicine
0 Comments
5 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
4,449
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
7
Actions
Shares
0
Downloads
203
Comments
0
Likes
5
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Iatrogenia

  1. 1. Dorkas Gaez
  2. 2. Iatrogénico e iatrogenia –del griego iatros que significa médico y geno, producir u originar– como toda alteración del estado del paciente producida por el médico (Espasa Calpe, 1984). En términos de la Comisión Nacional de Arbitraje Médico (Conamed) iatrogenia se denomina a determinadas consecuencias del comportamiento médico. Pueden ser producidas por el médico o por los medicamentos.
  3. 3. En sentido amplio significa, todo lo producido por el médico en el enfermo, en sus familiares y/o en la sociedad, incluye los éxitos de la medicina, la curación de las enfermedades y la conservación de la salud En sentido restringido, se entiende como los aspectos negativos de la práctica de la medicina hechos o efectos materiales que se traducen en un daño, efectivo o potencial a la salud o integridad física y mental del paciente
  4. 4. Según la Conamed, las iatrogenias de resultado nocivo, también conocidas como iatrogenias negativas o iatropatogénicas, pueden agruparse como clínicas y médico-legales. Las clínicas pueden ser negativas necesarias y negativas innecesarias. Entre las médico-legales se distinguen las que tienen su origen en la negligencia, impericia e imprudencia.
  5. 5. Se aclara además que en ocasiones la iatrogenia de resultado negativo puede derivar en la realización de un ilícito civil o en un delito. A su vez, el delito cometido con motivo del ejercicio del acto médico puede ser doloso (intencional) o culposo (negligencia, impericia, imprudencia). Y que, dada la intencionalidad del acto jurídico, los ilícitos cometidos con motivo del ejercicio profesional son por lo general de carácter culposo.
  6. 6. Refiere Manuel Quijano (2000) que “el valor de un acto reside no en las consecuencias sino en la causa, en la intención; por ejemplo, en medicina, al opinar sobre la iatrogenia, la negligencia o la mala práctica médica, se otorga prioridad en el juicio a la intención, el fundamento, la oportunidad y la realización de un acto diagnóstico o terapéutico, más que al resultado”.
  7. 7. El ejercicio de la medicina en gran parte se rige por la lex artis médica (reglas del arte médico) y la deontología médica (ética médica). En otros términos, la práctica médica debe regirse por la legislación en materia médica, el conocimiento científico actualizado y los principios éticos que la orientan.
  8. 8. En general, la actuación del médico siempre deberá sujetarse al propósito de alcanzar los resultados esperados evitando consecuencias no deseadas, aunque en ocasiones impredecibles.
  9. 9. En términos prácticos, se puede aceptar que la ética es la disciplina que se ocupa del estudio de la moral, de algo que compete a los actos humanos exclusivamente, y que los califica como buenos o malos, a condición de que éstos sean libres, voluntarios, conscientes. Asimismo, puede entenderse como el cumplimiento del deber. Vale decir, relacionarse con lo que uno debe o no debe hacer.
  10. 10. En este sentido, la ética médica es una disciplina que se ocupa, en particular, del estudio de los actos médicos desde el punto de vista moral y que los califica como buenos o malos, a condición de que éstos sean libres, es decir, voluntarios, conscientes. Al decir “actos médicos” se hace referencia a los que realiza el profesional de la medicina en el desempeño de su profesión frente al paciente (ética médica individual) y a la sociedad (ética médica social).
  11. 11. Tres son los principios que en la actualidad hacen las veces de leyes morales en ética médica: autonomía, beneficencia –no maleficencia– y justicia. El principio de autonomía En sentido general, el principio de autonomía se refiere a la libertad que tiene una persona para establecer sus normas personales de conducta, es decir la facultad para gobernarse a sí misma, basada en su propio sistema de valores y principios.
  12. 12. La persona autónoma debe determinar por sí misma el curso de sus acciones de acuerdo con un plan escogido por ella misma. Por supuesto que durante el acto médico la autonomía tiene que ver con la del paciente y no con la del médico. Sin duda, es un derecho que limita lo que debe y puede hacer el médico por su paciente.
  13. 13. El principio de beneficencia-no maleficencia Juramento hipocrático “Haré uso del régimen dietético para ayuda del enfermo, según mi capacidad y recto entender: del daño y la injusticia le preservaré”. El médico debe “ejercitarse respecto a las enfermedades en dos cosas, ayudar o al menos no causar daño”.
  14. 14. Se menciona también que la máxima latina primum non nocere (primero no hacer daño) siempre ha sido tenida como el fundamento de la moralidad en el ejercicio médico, se trata de deberes que el médico éticamente debe cumplir. El principio de beneficencia es para la medicina la norma ética fundamental.
  15. 15. El principio de no-maleficencia puede considerarse, en términos generales, como un asunto pasivo: en múltiples circunstancias abstenerse si es necesario, para no infligir daño. Mientras que el de beneficencia implica un asunto activo: actuar para mejorar o preservar la salud.
  16. 16. El principio de justicia Aristóteles en la esfera médica, justo será lo que haga el médico a favor de la vida con salud de su paciente, circunstancia que favorece asimismo la felicidad. En el sentido más amplio, se puede decir que el deber del médico es propiciar el mayor bien para su paciente; es decir, defender sus mejores intereses, que son la vida, la salud y la felicidad. En el Diagnóstico, Durante la toma de decisiones, En la prescripción y En la terapéutica.
  17. 17. Por acción: las acciones imprudentes, precipitadas e irracionales pueden conducir a daño grave del enfermo. Por omisión: cuando el medico no explora sistemáticamente o si no realiza el diagnostico o la terapéutica necesaria.
  18. 18. Quirúrgica: es el resultado negativo secundario a un procedimiento quirúrgico generado por descuido, desconocimiento o falta de destreza. Farmacológica: confusión de prescripción o mala combinación.
  19. 19. 1. Hacer que la atención de mis pacientes sea mi principal preocupación; tratando a cada uno de ellos con gentileza y consideración; 2. Respetar la dignidad y privacidad de mis pacientes; escuchando sus puntos de vista; 3. Entregar a mis pacientes información oportuna, clara y precisa, de manera que ellos puedan entender y decidir;
  20. 20. 4. Respetar el derecho de mis pacientes a participar de las decisiones que tengan relación con su salud; a mis pacientes o colegas y debo estar siempre preparado para justificar mis acciones ante ellos y la sociedad 5. Considerar a cada uno de mis pacientes como seres únicos, integrales, sin hacer diferencias por consideraciones económicas, raciales, políticas o religiosas;
  21. 21. 6. Asegurarme que mis creencias personales no perjudiquen la atención de mis pacientes; 7. Ser honesto y confiable; respetando y protegiendo la información confidencial de mis pacientes y colegas; 8. Mantener mis conocimientos y práctica al día, reconociendo los límites de mi competencia profesional y si tengo buenas razones para estimar que no estoy en condiciones de atender mi paciente, adoptar todas las medidas necesarias en su resguardo;
  22. 22. 9. Actuar rápida y diligentemente para proteger a mis pacientes de riesgos; 10. No abusar de mi posición como médico; y trabajar con el máximo respeto y unidad con mis colegas de manera de servir mejor a los intereses de mis pacientes. En todas estas materias, jamás debo discriminar injustamente a mis pacientes o colegas y debo estar siempre preparado para justificar mis acciones ante ellos y la sociedad.

×