Memorias De Un Feo
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Like this? Share it with your network

Share

Memorias De Un Feo

on

  • 1,997 views

 

Statistics

Views

Total Views
1,997
Views on SlideShare
1,996
Embed Views
1

Actions

Likes
0
Downloads
21
Comments
0

1 Embed 1

http://www.slideshare.net 1

Accessibility

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Memorias De Un Feo Presentation Transcript

  • 1. MEMORIAS DE UN FEO Subido por DonPochin para Foringa.net
  • 2. Cuando nací, el doctor fue a la sala de espera y le dijo a mi padre : "Hicimos lo que pudimos... per o nació vivo".
  • 3. Mi mamá no sabía si quedarse conmigo o con la placenta. Como era prematuro, me metieron en una incubadora... con vidrios polarizados! Mi madre nunca me dio el pecho, porque decía que solo me quería como amigo.
  • 4. Yo siempre fui muy peludo. A mi madre siempre le preguntaban: Señora, a su hijo ¿lo parió o lo tejió Mi padre llevaba en su billetera la foto del niño que venía cuando la compró.
  • 5. Pronto me dí cuenta que mis padres me odiaban, pues mis juguetes para la bañera eran una radio y un secador eléctrico. Una vez me perdí. Le pregunté al policía si creía que íbamos a encontrar a mis padres. Me contestó: -"No lo sé , hay un montón de lugares donde se pu eden haber escondido"
  • 6. Mis padres tenían que atarme un trozo de carne al cuello para que el perro jugara conmigo. Sí amigos, yo soy FEO, tan FEO, que una vez me atropelló un coche… y quedé mejor!!
  • 7. Tuve que trabajar desde pequeño. Comencé en una veterinaria. La gente no paraba de preguntarle a mi jefe si yo era de raza. Un día me llamó una chica diciéndome: - “ Ven a mi casa que no hay nadie ” . Cuando llegué a su casa, efectivamente no había nadie.
  • 8. El último deseo de mi padre antes de morir, fue que me sentara en sus piernas. Lo habían condenado a la silla eléctrica.
  • 9. Una vez que me iba a suicidar, tirándome desde la terraza de un edificio de 50 pisos, mandaron a un cura a darme unas palabras de aliento. Sólo dijo: -"En sus marcas, listos..."
  • 10. Aun así me queda un alivio que me reconforta y me llena de satisfacción. Por lo menos he llegado a donde ni siquiera yo pensaba…
  • 11. Preshidente de la Nashión!