Your SlideShare is downloading. ×
Revista harimaguada aborto sin recortes
Revista harimaguada aborto sin recortes
Revista harimaguada aborto sin recortes
Revista harimaguada aborto sin recortes
Revista harimaguada aborto sin recortes
Revista harimaguada aborto sin recortes
Revista harimaguada aborto sin recortes
Revista harimaguada aborto sin recortes
Revista harimaguada aborto sin recortes
Revista harimaguada aborto sin recortes
Revista harimaguada aborto sin recortes
Revista harimaguada aborto sin recortes
Revista harimaguada aborto sin recortes
Revista harimaguada aborto sin recortes
Revista harimaguada aborto sin recortes
Revista harimaguada aborto sin recortes
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Revista harimaguada aborto sin recortes

1,470

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
1,470
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
5
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Septiembre 2012 Por el derecho a una vida deseada, digna y saludable: Aborto sin recortes
  • 2. 2 Por el derecho a una vida deseada, digna y saludable: Aborto sin recortesLa larga lucha porel derecho al abortoen el Estado españolHace más de 30 años reivindicábamosel derecho al aborto. En el Estado es-pañol, el aborto estaba penalizado en elCódigo Penal franquista, salvo la exi-mente hipócrita que consideraba quecuando el aborto se había provocadopara salvar el honor familiar no era tanaborto, ni considerado delito...En 1985 se aprobó una ley de despena-lización parcial del aborto que con-vertía a éste en no punible en tressupuestos: 1-Cuando era necesario paraevitar un grave peligro para la vida o lasalud física o psíquica de la embaraza-da y así constaba en un dictamen médi-co. En este caso el aborto se podía efec-tuar en cualquier momento del embara-zo. En caso de urgencia no era necesa-rio este dictamen médico. 2- Que elembarazo fuera producto de una viola-ción, siempre que se produjera dentrode las doce primeras semanas. 3- Quese presumiera que el feto nacería congraves taras físicas o psíquicas, siempreque el aborto se practicara dentro de las22 primeras semanas y se contara con diferencias territoriales, etc. rrupción voluntaria del embarazoel dictamen de dos médicos. En el que contempla una Ley de plazos de 14 Durante esos 30 largos años demomento en el que la ley se aprobó, el lucha hemos acompañado a las muje- semanas junto con un sistema de indi-Estado español se encontraba inmerso res en la búsqueda, a veces desespe- caciones hasta las 22 semanas. La apli-en ese período que se ha llamado de rada, de un lugar donde acudir para cación de esta Ley debería haber“transición” después de una dictadura interrumpir su embarazo; las hemos supuesto mejoras a la hora de garanti-que había durado más de 40 años. El defendido públicamente cuando las zar los derechos sexuales y reproducti-gobierno socialista no se planteó enton- juzgaban al igual que a las y los pro- vos, tanto en el acceso a la interrup-ces aprobar una ley de aborto, sino una fesionales sanitarios, hemos formula- ción voluntaria del embarazo, comodespenalización parcial que fue denun-ciada durante 25 años por la ambigüe- do propuestas, y hemos hecho segui- en el derecho a la educación afectivo-dad y escasa protección que la misma miento de la aplicación de la normati- sexual y asistencia en materia de salud sexual y reproductiva. Sin embargo,ofrecía, tanto a las mujeres como a las y va vigente. los decretos que desarrollaron esta leylos profesionales, la no regulación de la En marzo de 2010 se promulgó la y su puesta en práctica vulneraron elobjeción de conciencia, la casi nula Ley Orgánica 2/2010 de salud espíritu con el que, teóricamente, seasistencia en la sanidad pública, las sexual y reproductiva y de la inte- elaboró: el respeto al derecho a deci-
  • 3. Por el derecho a una vida deseada, digna y saludable: Aborto sin recortes 3dir de las mujeres, a decidir sobre responsabilidades en el gobierno de ley), acción que no realizó Aznar en susnuestra sexualidad, sobre nuestra posi- Rajoy, un sistema aún más restric- ocho años de gobierno.ble maternidad, el derecho a nuestra tivo que el que estuvo vigente de Es importante recordar en este recorri-autonomía corporal y moral. do histórico de prohibición y de prácti-Tras las elecciones del 20 de noviem- ca, la realidad vivida de unos 300.000bre de 2011, que le dieron la mayoría abortos al año y unas 3.000 mujeresabsoluta en el Congreso de los Diputa- “Los países donde se muertas por abortar que barajaba eldos español al Partido Popular, el han desarrollado progra- fiscal del Estado en la época franquis-panorama se ha oscurecido mucho ta, con la ilegalización del aborto, fren-más. Desde una supuesta representati- mas respetuosos de los te a las 111.031 intervenciones envidad de la ciudadanía, este Partido ha derechos sexuales y 2010, de las cuales el 88´4% se handesencadenado una supresión de dere- reproductivos que inclu- realizado antes de la semana 12 de ges-chos civiles alcanzados, al menos en tación. Ahora, eso sí, con otra diferen-las leyes, tras muchos años de lucha de yen la legalización del cia importante, antes de 1985 existíanlos movimientos sociales, y particular- aborto, tienen tasas dos tipos de mujeres, aquellas a lasmente del feminista, y pretende impo- mucho más bajas de que su situación económica les permi-ner la doctrina moral de la Iglesia através de las leyes civiles, atendiendo a aborto que las estimadas tía viajar a países como Holanda e Inglaterra, donde la legislación garanti-las exigencias de los sectores más reac- en países donde éste es zaba la asistencia a un aborto seguro, ycionarios de la derecha y, en especial, ilegal” el resto de mujeres que sufrían abortosde la Conferencia Episcopal. clandestinos, con riesgo de muerte,Entre estas imposiciones destaca la graves consecuencias para su salud, y,modificación que se pretende llevar 1985 a 2010, en sentido contrario al frecuentemente, con pena de cárcel.adelante, en relación con Ley Orgáni- fallo recogido en la STC 53/85 en la En esta misma línea, la OMS recuerdaca 2/2010 de salud sexual y repro- que se declaraba la constitucionali- que los abortos inseguros, consecuen-ductiva y de la interrupción volunta- dad de la despenalización del aborto cia de leyes prohibitivas o restricti-ria del embarazo, declinando incluso regulada por la ley de 1985, en deter- vas, generan un 13% de las muertesla autoridad del Tribunal Constitucio- minados supuestos (el alto tribunal maternas en el mundo, así como com-nal, no esperando a su dictamen en el hablaba del nasciturus -el no naci- plicaciones en 8,5 millones de mujeres.recurso de inconstitucionalidad que el do- como un "bien jurídicamente Muy al contrario, los países donde sepropio PP ha interpuesto; modificacio- protegido" y declaraba que los dere- han desarrollado programas respetuo-nes que contemplarían la implementa- chos de la mujer tendrían "primacía sos de los derechos sexuales y repro-ción, según han manifestado pública- absoluta" sobre los del no nacido, en ductivos que incluyen la legalizaciónmente varios dirigentes del PP con los tres supuestos marcados por la del aborto, tienen tasas mucho más
  • 4. 4 Por el derecho a una vida deseada, digna y saludable: Aborto sin recortesbajas de aborto que las estimadas enpaíses donde éste es ilegal.El Consejo de Europa en la Resolu-ción 1607 (2008) reconoce que la ile-galización del aborto, no consiguereducir el número de abortos: conducesobre todo a abortos clandestinos, mástraumáticos, y contribuye al aumentode la mortalidad maternal y/o al desa-rrollo del “turismo del aborto”, unaactividad costosa, que retrasa elmomento del aborto y genera desi-gualdades sociales. En esta mismaResolución el Consejo de Europa hizopúblico el reconocimiento del abortocomo un derecho, remarcando que lalibertad de las mujeres para decidirsobre su propio cuerpo ha de ser respe-tada y que los Gobiernos de los Esta-dos Miembros deben garantizar que lainterrupción del embarazo sea una equitativo a la interrupción volun- sobre la corriente antielección:práctica accesible y segura. En esta taria del embarazo, asegurar que el Prestaremos especial atención a lasmisma resolución se avisaba al Estado ejercicio de la objeción de conciencia acciones de algunos grupos en todoespañol sobre la inseguridad que pro- por parte de médicos y de otros miem- el mundo encaminadas a socavar elvocaba su legislación (ley de 1985). bros del personal sanitario no consti- programa de la CIPD [estos objeti- tuya un obstáculo para las mujeres vos], especialmente el derecho deLa Conferencia de El Cairo, de que quieran poner fin a un embarazo, las personas a determinar el tama-1994, a la que España se adhirió, instó y prestar una atención especial a la ño de sus familias.a los gobiernos a considerar que los situación de las adolescentes y muje-abortos en condiciones de riesgo son El aborto sigue siendo uno de los res migrantes.una causa importante de mortalidad temas fundamentales para la políti-entre las mujeres y una importante La Declaración de Estambul, fir- ca feminista y en la lucha por unacuestión de salud pública. mada en mayo de 2012 por parla- sociedad democrática. La opinión mentarios de 110 países, recoge las pública parece cada vez más favo-La Conferencia Mundial de las Muje- principales líneas de actuación para rable a este derecho y éste se vares (Pekín 1995), cuyas conclusiones avanzar hacia los Objetivos de Desa- consolidando en muchos países.suscribió el gobierno español estableció rrollos del Milenio -marcados por la Sin embargo, el debate, lejos deque entre los derechos humanos de las ONU para 2015- en materia de salud amainar, se intensifica. Nunca lamujeres se encuentra su derecho a tener sexual y reproductiva, y trata de dar oposición al mismo ha sido mayor,control sobre las cuestiones relativas a continuación a lo acordado por los ha estado mejor y más organizada ysu sexualidad, incluida la salud sexual y países en El Cairo en 1994, alerta ha tenido más influencia política.reproductiva y a decidir librementerespecto a estas cuestiones sin versesujetas a la coerción o la discrimina-ción.En mayo de 2012, en las recomenda-ciones que Naciones Unidas (Comitéde Derechos Económicos, Sociales yCulturales del Consejo Económico ySocial) ha hecho a España con ocasiónde la revisión del cumplimiento delPacto Internacional de Derechos Eco-nómicos, Sociales y Culturales(PIDESC), se le pide garantizar laplena aplicación de la Ley Orgánica2/2010 de 3 de marzo de 2010 en todoel territorio del Estado español y laadopción de un procedimiento básicocomún a todas las Comunidades Autó-nomas para garantizar un acceso
  • 5. 2Por el derecho a una vida deseada, digna y saludable: Aborto sin recortes 5¿Qué han hecho lospaíses de la Unión Europea?La mayor parte de las legislacionesnacionales de los países miembros de laUnión Europea que regulan el aborto,han optado por un modelo legal mixto deley de plazos con indicaciones.El aborto está despenalizado mayorita-riamente en la Unión Europea. Alema-nia, Austria, Bélgica, Bulgaria, Dinamar-ca, Eslovaquia, Estonia, Francia, Grecia,Hungría, Letonia, Lituania, Noruega,República Checa, Rumania o Suiza,tienen una ley de plazos hasta las 12semanas de gestación. Este plazo seamplía hasta las 24 semanas en Holan-da, hasta las 18 semanas en Suecia y enItalia hasta los 90 días. Por el contrario,en Portugal sólo llega a las 10 semanas.Vencidos esos plazos, algunos paísescontinúan permitiendo el aborto anteindicaciones específicas y dentro denuevos plazos. mental de la madre o por problemasHasta el segundo trimestre, se admite “El aborto está despenali- económicos y sociales.cuando concurre la indicación de riesgopara la vida de la madre en Austria, zado en la mayoría de En países como Austria, Bélgica, Dina- marca, Francia o Reino Unido no seDinamarca, Eslovaquia, Francia, Hun- países de la Unión Euro- ponen plazos límites para el abortogría, Luxemburgo, Noruega, RepúblicaCheca, Rumania, Suiza; ante el riesgo pea. Alemania, Austria, cuando hay riesgos de malformacio-para la salud de la madre en Austria, Bélgica, Bulgaria, Dina- nes en el feto. Tampoco cuando existeDinamarca, Francia, Luxemburgo, grave riesgo para la vida de la madre marca, Eslovaquia, Esto- en Bélgica, Francia, Luxemburgo yNoruega, Suiza; por malformación delfeto en Austria, Dinamarca, Eslovaquia, nia, Francia, Grecia, Hun- Reino Unido y ante las «razones médi- cas» en Alemania.Francia, Luxemburgo, Noruega, Repú- gría, Letonia, Lituania,blica Checa, Rumania; o a causa de una Las legislaciones de Dinamarca, Finlan-violación en Eslovaquia, Hungría, Noruega, República Che- dia, Reino Unido y Suecia regulan elLuxemburgo, Noruega, República Che- ca, Rumanía o Suiza, tie- aborto mediante una ley de salud públicaca. En la República Checa también se nen una ley de plazos y despenalizan el aborto para las muje-añaden las «razones médicas», en Hun- res que lo hacen con su consentimiento.gría en caso de «grave situación de hasta las 12 semanas de El régimen de prestación de la IVE difie-crisis» y en Austria se permite hasta el gestación. Este plazo se re de unos países a otros, desde los quesegundo trimestre cuando se trata de amplía hasta las 24 sema- financian enteramente la prestaciónmenores de 14 años. En Grecia se admi- (Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Francia,te el aborto ante el supuesto de violación nas en Holanda, hasta las Italia y Portugal) hasta los que sólo lohasta la semana 20 y el de malforma- 18 semanas en Suecia y hacen excepcionalmente en caso de faltación del feto hasta la 24. En el Reino de recursos económicos de la mujer yUnido existe una ley de indicaciones por en Italia hasta los 90 sólo en las indicaciones (Austria, Ale-la que es posible abortar hasta la sema- días” mania) o, incluso, los que no tienenna 24 por riesgo para la salud física o financiación pública nunca (Bulgaria).
  • 6. 6 Por el derecho a una vida deseada, digna y saludable: Aborto sin recortesEl gobierno quiere que las mujeresvuelvan a estar encerradasen casaLa Iglesia y el Partido Popular vuelven cuestionamiento del propio conceptoa atacar el derecho de las mujeres a de derecho social, tratando el discursodecidir sobre su maternidad con el “El Partido Popular neoliberal y conservador de presentarmismo argumento de hace más de trein- los derechos básicos como privilegiosta años: el derecho a la vida del feto, del plantea una muy res- (por ejemplo, tener un contrato fijo, oembrión, del cigoto… Y el Partido Popu- trictiva despenalización acceder a la educación y sanidad gratui-lar plantea una muy restrictiva despe- parcial del aborto, que ta) y de enfrentar a quienes gozan denalización parcial del aborto, que lo ellos con quienes no acceden a los mis-permita únicamente bajo determinados lo permita únicamente mos (“son unos privilegiados”).controles gubernamentales, como un bajo determinados con-mal menor. troles sociales, como Este proceso viene acompañado por un proceso de revalorización intensa deSólo cabe pensar que les interesa con- un mal menor” la familia tradicional, que se presentatentar a los grupos más reaccionarios del como instrumento privilegiado paraPartido y a la Iglesia en su lucha contra legitimar las políticas que necesita ello que llaman “ideología de género” y capital. A partir del refuerzo de los este-desmontar el marco jurídico sobre el sobre quienes no las hemos generado, reotipos sexistas, encaminan a las muje-que se asientan las políticas de igualdad destruyendo puestos de trabajo y dere- res a responsabilizarse del trabajo dey defensa de los derechos de las muje- chos, privatizando servicios y presta- cuidados, considerando los sentimientosres. ciones, estableciendo formas de bene- como algo contrapuesto al ejercicio deEn la crisis sistémica que vivimos en ficencia para las situaciones más derechos, eximiendo al Estado de suestos momentos, el Estado pasa a ser, extremas de exclusión y reformulando responsabilidad como proveedor de losmás que nunca, instrumento de legiti- el derecho al trabajo, eje de inclusión servicios públicos imprescindiblesy amación de las desigualdades, cargan- social por excelencia. los hombres de su obligada corresponsa-do las pérdidas económico-financieras En realidad se está produciendo un bilidad.
  • 7. Por el derecho a una vida deseada, digna y saludable: Aborto sin recortes 7De esta forma, se resuelve la crisis de la retroceder treinta y tantos años y vol-organización social de los cuidados, ver al poderío de la Iglesia, para quienpropiciando una involución en el pro- la maternidad marca la realización de “El Partido Popularceso de autonomía de las mujeres y las mujeres y la sexualidad se define pretende hacernoslegitimando el desplazamiento de los por la heteronormatividad y la repro- retroceder treinta ycostes y responsabilidades del Esta- ducción, todo ello como piedras angu-do hacia el trabajo en los hogares. El lares desde las que ejercer el control tantos años y volverfundador de Hazte-Oir.org, Ignacio A- del cuerpo de las mujeres. al poderío de la Igle-rsuaga, en una entrevista publicada el sia, para quien lapasado 18 de mayo en el diario ABC Con la modificación que proponen, ladeclaraba que una familia “puede derecha cavernícola nos quiere devol- maternidad marca laaportar un beneficio social y ahorro de ver a una situación de tuteladas, ne- realización de lascostes al Estado de bienestar”. gando nuestra condición de ciudada- mujeres y la sexuali- nas de pleno derecho, puesto que seránEl ministro de justicia afirmó en el dad se define por la profesionales quienes deberán decidirSenado, el pasado mes de marzo, que“la reforma de la ley de aborto va diri- sobre nuestro cuerpo y nuestra mater- heteronormatividad ygida a aumentar la protección del dere- nidad, en definitiva, sobre nuestra la reproducción, todocho por excelencia de la mujer: la vida. Y estos profesionales lo harán desde los presupuestos ideológicos de ello como piedrasmaternidad”. Cabría pensar que seme-jante afirmación podría ser un lapso. aquellos “censores” acreditados al angulares desde lasPero no, se trata de una declaración de “efecto”. que ejercer el controlprincipios, pues la propuesta explicita del cuerpo de las Nos pretenden retrotraer a la situaciónuna transformación social profunda- vivida en el Estado español hace ya mujeres”mente regresiva, que conlleva la rees- más de tres décadas. Quieren endure-tructuración de las relaciones sociales, cer la ley de supuestos de 1985,el reforzamiento de la lógica patriarcal ahondando en la inseguridad jurídicade división sexual del trabajo y de fuer- que mujeres y profesionales ya sufri- graves de mortalidad y frecuentementetes identidades de género. Recordemos mos durante 25 años; abocando a con pena de cárcel. Evidentemente, noque la intervención de ese ministro todas aquellas mujeres que no puedan para aquellas que puedan pagarse unaludía a “la verdadera mujer”. costearse un aborto a abortos clan- aborto seguro fuera del territorio delEl Partido Popular pretende hacernos destinos con consecuencias muy Estado español.
  • 8. 8 Por el derecho a una vida deseada, digna y saludable: Aborto sin recortesPero, ¿dónde hayque situar el debate?Actuemos con honestidad. El debatesobre aborto sí o aborto no es un debatefalso. Los embarazos no deseados y losabortos, prohibidos o legales, existen.Precisamente en Canarias constituyen unproblema de salud pública, que haaumentado en las jóvenes de forma preo-cupante en la última década: la tasa pormil mujeres entre 15 y 44 años ha pasadode 728 en el año 2000 a 1046 en el 2010.Tampoco se trata de discutir tal o cualsupuesto, ni de enzarzarnos en disquisi-ciones sobre qué grado de malformaciónpodría ser causa o no de un aborto. Eldebate real que desde nuestra modestaopinión, debe centrarse en cómo contri-buir a respetar la autonomía de las mu-jeres, su derecho a decidir, cómo contri-buir a que los embarazos no deseados,y por tanto los abortos, disminuyan, y encómo posibilitar que si una mujer seencuentra en la necesidad de practicar-se un aborto lo pueda hacer en las mejo-res condiciones para su salud.El derecho a la autonomía de la mujer sehace efectivo cuando las mujeres tienenposibilidades reales de poner en prácticalas decisiones que adoptan. Implica estarlibres de injerencias arbitrarias en la tomade decisiones y disponer de medios yservicios que permitan llevarlas a cabo. Elderecho de las mujeres a decidir no es unprincipio abstracto sino lo que fundamen-ta la aplicación de los derechos sexuales y familia, de la maternidad y de la sexuali-reproductivos. dad de las mujeres, especialmente de lasEl aborto ejemplifica, en este momento “Lo que aquí está en jóvenes; por eso las políticas de abortoy como nunca había ocurrido antes, una juego no es el dere- son fundamentales para todas las mujeres,determinada y completa visión del incluidas aquellas que jamás van a abor-mundo que es la que está en el fondo del cho a la vida, ni tar, y es que la decisión que cada sociedaddebate. Lo que aquí está en juego no es el mucho menos la tome en este sentido afecta al estatusderecho a la vida, ni mucho menos la social de todas. suerte de lossuerte de los embriones o de los fetos. Y es que el derecho al aborto adquiere una embriones o de los desmesurada importancia política cuandoEs el estatus de las mujeres en las distintassociedades, su autonomía, sus derechos, fetos” se trata de plasmar ideológicamente quela igualdad entre hombres y mujeres, lo la mujer es la que decide autónomamenteque se discute en realidad y todo ello sobre sí, sobre su futuro, sobre el papeldisfrazado debajo de un supuesto debate que quiere jugar, como madre o como nosobre los derechos del feto. “El aborto no madre. que defienden realmente es una so-es un derecho” ha sido la frase más repeti- La decisión de abortar muestra la ciedad en la que las mujeres no puedanda por los antielección a lo largo del deba- capacidad de las mujeres como indivi- ser libres.te desarrollado en el Estado español. Pero, duos y de las mujeres colectivamentea estas alturas del debate internacional, es El aborto es el punto de apoyo de una para controlar su fertilidad, así comomás que evidente que estos antielección lucha ideológica mucho más amplia en para controlar las consecuencias de susmás que los derechos de los no nacidos, lo la cual está en juego el significado de la prácticas sexuales.
  • 9. Por el derecho a una vida deseada, digna y saludable: Aborto sin recortes 9La maternidad es una opción,no un destino:Las mujeres decidimosResulta dramático tener que solicitar, porenésima vez, que se apliquen los derechoshumanos reconocidos internacionalmenteen 1945, cuando estamos en septiembre de2012.Defendemos los derechos sexuales yreproductivos como parte de los dere-chos humanos. El derecho de las muje-res a decidir tener o no hijos constituyeuno de los derechos reproductivos bási-cos. Y ello conlleva el desarrollo de unaserie de prestaciones que, tanto a nivelestatal como en nuestra comunidad cana-ria, se han considerado secundarias y quehan conllevado a que los embarazos nodeseados, abortos, infecciones de transmi-sión sexual, Sida, abusos sexuales, expe-riencias dolorosas, soledad…, sean evi-dentes problemas en nuestra sociedad.Estas son las consecuencias tanto de la Una mujer que decide abortar ha tomadofalta de una educación afectivo sexual una decisión sopesada, una decisión muyintegral, cuya existencia debería hacer “La decisión de ser seria, que ninguna toma con frivolidad. Una mujer que decide interrumpir uncompetente a la población para que viviera madres o interrumpir embarazo pasa por un proceso íntimo ysus relaciones interpersonales de formasana, satisfactoria y responsable, como de un embarazo pertene- personal, que requiere respeto, protección legal eficaz y cuidados sanitarios.la existencia de dificultades en el acceso a ce al ámbito personal,las medidas de prevención, los métodos y Queremos una maternidad libre y deci-los servicios. a la ética privada de dida, queremos que nuestras hijas e hijosPero, en estos momentos, de forma espe- cada mujer y no sean deseadas y exigimos al Estado recur- sos para garantizarlo. Pero si algo falla nocial, nuestras libertades vuelven a ser puede ser una imposi- queremos morir ni ser encarceladas, sinocuestionadas y nuestros derechos sexua- ción ni desde el punto que exigimos el derecho a interrumpir lales y reproductivos, entre otros, pisotea- de vista penal ni gestación en condiciones óptimas de saluddos, mientras los poderes públicos miran sin ser criminalizadas ni tachadas de malashacia otro lado cuando nos maltratan y nos moral, ya que las muje- mujeres. La maternidad no es un destinomatan. res tenemos derecho inevitable sino una decisión y una elec-La decisión de ser madres o interrumpir ción de cada mujer.un embarazo pertenece al ámbito per- a que se nos respete El derecho al aborto es una cuestión desonal, a la ética privada de cada mujer y no nuestra autonomía, derechos humanos y de salud pública. Sepuede ser una imposición ni desde el puntode vista penal ni moral, ya que las mujeres nuestra dignidad, requiere que el aborto salga del Código Penal, salvo cuando se realice contra latenemos derecho a que se nos respete nuestra libertad voluntad de la mujer, se requiere una leynuestra autonomía, nuestra dignidad, moral…” progresista para todas las mujeres, quenuestra libertad moral… derechos reco- parta de reconocer nuestro derecho a deci-gidos en nuestra Constitución; y todas las dir sobre nuestro cuerpo y nuestra vida,personas tenemos derecho a venir al pero también es imprescindible el desa-mundo siendo queridas y deseadas. rrollo posterior de medidas de apoyo queInterrumpir un embarazo que no es desea- debe planteársela la mujer que se en- hagan realidad esa ley. Porque el que hayado es asignarle un valor importante a la cuentre ante la posibilidad de continuar más o menos abortos, depende fundamen-vida humana, es respetarla, asumiendo que adelante o no con un embarazo, y lo hará talmente de la disponibilidad de serviciosla maternidad no es sólo un acto biológico; desde sus circunstancias y sus principios de anticoncepción, el acceso a una educa-que la maternidad es, y debe ser, fruto éticos. Y ha de poder hacerlo sin coac- ción afectivo sexual adecuada para toda lade una decisión consciente, asumida, ciones de ningún tipo y con condicio- población y de la eliminación de las asime-aceptada y deseada. Esa decisión sólo nes de seguridad. trías de poder entre hombres y mujeres.
  • 10. 10 Por el derecho a una vida deseada, digna y saludable: Aborto sin recortesY las jóvenes tambiénLa sociedad tiene la obligación de prevenirriesgos para la salud y de respetar la auto-nomía que todo ser humano merece. Con16, 17 o 22 años, quien va a ser madre es lamujer que está embarazada, no sus padres.Es lógico pensar que ella es quien debedecidir. Reducir la edad en que una jovenpuede abortar sin necesidad de contar conel consentimiento materno o paterno nosignifica forzar a que las jóvenes pasensolas por el proceso.La hipocresía social ha quedado evi-dente en este debate. Seamos sinceros.¿De dónde se sacan que se está prohibien-do que los padres y las madres orienten alas jóvenes? ¡Qué falsedad! Hablemoscon la mano en el corazón. Todos y todassabemos que si la relación familiar es ladeseable y en el núcleo familiar se dan loselementos de confianza, diálogo, respeto,apoyo y cariño necesarios…, la jovenante una decisión relacionada con sucapacidad reproductiva – como en otrasimportantes decisiones de su vida – lohablará, lo consultará y buscará consejo yapoyo en su familia. Pero, si estas condi- desde el año 2002, la mayoría de edadciones no se dan, esta misma joven, aún sanitaria está en 16 años a raíz de lasintiéndose incapaz de ser madre, callará “La legislación civil per- aprobación de la Ley de Autonomía dely esperará cargada de angustia, buscaráuna solución peligrosa al margen de su mite el matrimonio de Paciente que impuso Aznar con su mayo- menores emancipados ría absoluta en el Parlamento, establecien-familia, o será madre por obligación, sólo do (por qué sería?) como única excepciónpor no disponer de una firma. Y esto es lo a partir de 16 años, e la interrupción voluntaria del embarazo.que se debe evitar. incluso a los catorce Algo que no está justificado, porque si seHablamos de razones relacionadas con puede decidir autónomamente ser donan-la justicia social. ¿Cómo solucionar la con dispensa judicial. E te, operarse una apendicitis, someterse acontradicción en los casos de jóvenes igualmente se reconoce cualquier clase de cirugía plástica, seguiremancipadas de hecho, aunque no de un tratamiento de quimioterapia o dejar la plena libertad sexual que la enfermedad siga su curso, ¡cómoderecho, las malas relaciones familiares,las nuevas realidades sociales presentes, de los menores a partir vamos a impedir que las jóvenes decidancomo inmigración, familias reconstitui- de los 13 años, edad en si quieren ser madres o no.das…, donde la joven no tiene relación en Además, la legislación civil permite ella práctica con su madre/padre? Habla- la que pueden consentir matrimonio de menores emancipadosmos de jóvenes de 16 y 17 años, que relaciones. Si pueden a partir de 16 años, e incluso a los cator-tienen muy difícil buscar o conseguir el decidir mantener estas ce con dispensa judicial. E igualmente sepermiso paterno o materno para abortar. reconoce la plena libertad sexual de losEsta realidad puede llevarlas a una situa- relaciones, ¿por qué no menores a partir de los 13 años, edad ención que lamenten después o a recurrir a pueden decidir sobre la que pueden consentir relaciones. Siun centro clandestino arriesgando su vida.Y esto es lo que se debe evitar a toda cos- las consecuencias de pueden decidir mantener estas relaciones, ¿por qué no pueden decidir sobre lasta. las mismas? Si una consecuencias de las mismas? Si unaLa interrupción voluntaria del embara- joven no es madura joven no es madura para decidir sobre suzo es un derecho personalísimo que para decidir sobre su vida, ¿es madura para la crianza de unafecta a la intimidad y a la libertad de bebé?las mujeres, y el Código Civil sostiene vida, ¿es madura para Si no es justo obligar a una mujer aque el ejercicio de los derechos personalí- la crianza de un bebé?” proseguir con un embarazo contra susimos de los menores está excluido de la voluntad, menos lo es obligar a las jóve-patria potestad. En el Estado español, nes a ser madres sin que lo deseen.
  • 11. Por el derecho a una vida deseada, digna y saludable: Aborto sin recortes 11El gobierno ha de garantizary la sociedad respetarEstaremos de acuerdo en que todas las y oculta la realidad de las mujeres y no nuestra autonomía, a nuestra salud y a nues-personas tenemos derecho a expresar nues- reconoce sus derechos humanos básicos. tra dignidad.tras opiniones y que todas las creencias son Deben actuar en conciencia, sí, pero aten- A las Administraciones públicas, al Estado,dignas de respeto. Pero no se respetan las diendo al interés general de la sociedad, les compete la obligación de respetar, de nocreencias cuando se quiere imponer social- no a sus creencias e intereses particula- interferir y de proteger para impedir quemente las creencias de una parte de la socie- res, que deben quedar para regir su propia terceras personas violen o intervengan en eldad. Y estas imposiciones -mucho más vida personal y familiar. El hecho de que ejercicio de este derecho. Y recalcamos elcuando se apoyan en argumentos falaces una creencia moral sea defendida y justifi- término derecho, no imposición: el derechodefendidos por responsables gubernamen- cada por un grupo de personas, no signifi- no obliga a nadie, pero quien legisla debetales y representantes públicos- corren el ca que sea razonable y asumible para la garantizar que quien decide abortar puedapeligro de convertirse en injusticia cuando esfera pública de un estado plural y hacerlo, excluyendo de las políticas públicasestigmatizan, condenan e insultan a las aconfesional. visiones confesionales que tratarían de impo-miles de mujeres que se enfrentan al pro- ner sus creencias incluso a aquellas personas El Estado no tiene derecho a imponer lablema de salud pública de los embarazos no que no comparten dichas convicciones. maternidad a las mujeres y, por lo mis-deseados, un problema educativo, sanitario, mo, ningún político, médico, juez, ni Y ello posibilitaría a las mujeres el princi-social… que en vez de disminuir, aumenta obispo. Pero sí tiene que defender la pio elemental de la ética –que coincide conen nuestra sociedad, por la desidia e irres- maternidad libre y deseada y poner la tradición teológica cristiana-: la posibi-ponsabilidad de muchos cargos públicos. recursos para ejercitarla. Las mujeres lidad de recurrir a su propia concienciaQuienes dirigen el destino de un pueblo no decidimos sobre nuestra propia vida. La para tomar decisiones éticas desde el con-pueden hacerlo bajo la presión de ningún intervención impositiva de un estado texto personal, familiar y social, y desde lapoder fáctico, no pueden actuar bajo el vulnera el derecho a decidir sobre nuestro responsabilidad frente a las consecuenciasamparo de una sola moral que desconoce propio plan de vida y violenta el derecho a que dicha decisión conlleva.
  • 12. 12 Por el derecho a una vida deseada, digna y saludable: Aborto sin recortesY la Iglesia no ha de intervenir.Pero, la marea conservadoraavanzaLa marea conservadora avanza. Contrael aborto, la educación sexual, la píldorapostcoital, la educación para la ciudadanía,el matrimonio de personas del mismosexo... Los grupos que se oponen abierta-mente a estos derechos ganan terreno. Muyorganizados y bien financiados con fondospúblicos, buscan contrarrestar los avan-ces en salud sexual y reproductiva que sehan logrado en las últimas décadas.Su discurso, apoyado por un sistema políti-co cada vez más reaccionario, resurge yocupa un espacio creciente en la agendapolítica. Y aprovechan ese soporte, semuestran sin complejos, con iniciativaspara introducir en las leyes ideas como quela vida empieza con la concepción o que lasescuelas deben enseñar la importancia de laabstinencia sexual.El discurso de la “mujer, mujer” que nosrelega a la esfera doméstica y la lucha con-tra el aborto, son sus caballos de batalla, losaglutinadores de posturas de los autodeno-minados provida (realmente antielección).Alineados con las posturas del Vaticano,entroncan en el Estado español con losideales de la jerarquía eclesiástica y estánen consonancia con el sector más conser-vador del PP, se plantean como retos “con-quistar posiciones dentro del nuevo gobier-no”, en un momento de convulsión neoli-beral con una terrorífica reforma del merca-do laboral y durísimos recortes en educa-ción, sanidad y servicios sociales, a la queellos quieren incorporar una orientaciónultraconservadora, para completar el círcu-lo del sometimiento de los pueblos y, enparticular, de las mujeres.Estamos hablando de organizaciones comoDerecho a Vivir, Hazteoir o Foro Españolde la Familia, asociaciones que beben delas enseñanzas de organizaciones estadou-nidenses, mucho mayores, más experimen- contenido regresivo y ultraconsevador, del Ministerio de Fomento en tiempos detadas y, sobre todo, mucho mejor financia- de carácter claramente antiabortista Aznar, oponente acérrimo del matrimoniodas. Hazteoír, con 5.200 socios, ha pasado en la Ley de Igualdad autonómica. gay y que recientemente ha declarado quede tener un presupuesto de 850.000 euros Promovida por la Fundación Red Madre, "el aborto es la barbarie de nuestra época".en 2010 a más de 1,4 millones en 2011. que integran en un 72% asociaciones religiosas y antielección: la Comisión Los conservadores han encontrado en elEjemplo de sus actividades la tenemos en la Madrileña para la Defensa de la Vida, debate sobre la vida del feto un filóniniciativa legislativa popular (ILP) para la Provida Alcalá, Adevida, Asociación discursivo falso y cargado de emotivi-creación de una red de apoyo a la mujer Víctimas del Aborto, Acción Familiar y dad. El argumento del aborto como unembarazada, para asesorar a las mujeres, Fundación Universitaria San Pablo CEU asesinato, dado por quienes defienden lasincluso a las que desean, legalmente, inte- (las dos últimas vinculados al Opus Dei) tesis de la no elección, se ha dibujado enrrumpir su embarazo. Esta iniciativa consi- y apoyada por el Foro de la Familia, nuestra sociedad como una supuesta defen-guió que en Canarias se incluyera su presidido por Benigno Blanco -alto cargo sa del derecho a la vida, desplazando el
  • 13. Por el derecho a una vida deseada, digna y saludable: Aborto sin recortes 13debate del campo de las libertades bási-cas a una disputa inútil sobre el inicio dela vida humana.Y quienes lo defienden, lo hacen de formaintolerante. Esta intolerancia se manifiestade manera autoritaria y dogmática en laintención de imponer a toda la sociedad,mediante la emisión de leyes que rigen paratodos, las creencias de ciertos grupos,pasando sobre la autonomía personal de losindividuos que no comparten las mismasopiniones o maneras de pensar.Los movimientos antielección dicen noquerer que haya abortos, pero en la prácticalos provocan clandestinos y peligrosospara las mujeres sin recursos y los con-vierten en “viajes de turismo” para laspudientes. Centrarse en el debate sobre elinicio de la vida deja a las mujeres quepongan su vida y su salud en riesgo al acce-der al aborto en condiciones ilegales. Noserán las tesis metafísicas sobre el inicio dela vida las que impedirán que una mujeraborte.La realidad científica se rechaza a partir ción perversa entre interrupción delde prejuicios religiosos. Situar el inicio de embarazo y comportamiento “irrespon-la vida humana en la fecundación es un “El aborto es presenta- sable”.planteamiento moral sobre el sentido de la do como el asesinato Lo cierto es que nuestra sociedad está fami-existencia, pero no un hecho biológico liarizada con la práctica del aborto y loirrefutable. de un ser indefenso, acepta de manera pragmática y, lo que esLa confusión entre vida y ser humano es en lugar de la interrup- más importante, ninguna persona de buenauno de los temas recurrentes en el discurso ción de un proceso. A voluntad desea que una mujer que abortaantielección. La especie humana, como casi sea legalmente perseguida o penalizada. Sintodos los animales, produce gametos: óvu- partir de ese momento, embargo, pocas personas reconocen haberlos y espermatozoides, que al fecundarse el discurso penaliza- abortado por la feroz presión generada pororiginan un cigoto. Hay vida en los óvulos, los grupos antielección (mal llamadosen los espermatozoides, en el cigoto… dor sólo aporta mani- provida), apoyados por la jerarquía ecle-Pero, es evidente que, incluso entre una pulación recubierta de siástica católica y por la derecha política.célula con una colección de genes humanay un individuo de la especie humana, hay efectos mágicos, Así lo evidenció la diputada del PP Sandra Moneo, cuando afirmó que la educaciónun proceso largo y muy complejo. Y que intentando conmover sanitaria sobre salud sexual y reproductivaquienes experimentan con células con elgenoma completo no están experimentando al público: el feto es ya “vulnera el principio que tienen los padres de que sus hijos reciban la informacióncon seres humanos. una persona y se con- conforme a sus propias convicciones”. “Un embrión/feto es una persona en vierte en niño extermi- Los que dicen oponerse al aborto porquepotencia”, proclaman. Bajo esta lógica, un nado por su propia éste es siempre un crimen, son los mismosespermatozoide y un óvulo son una persona que se niegan, con idéntico énfasis poren potencia a los que separa únicamente un “madre” (no mujer cierto, a que los jóvenes reciban educa-coito. Y la muerte de los espermatozoides y embarazada)” ción, o siquiera información, sexual quede los óvulos antes de fecundar- ya que reduzca el número de abortos entre ado-cada uno representa potencialmente la lescentes; los mismos que se niegan a quemitad de un embrión y del producto de su los anticonceptivos sean accesibles paraevolución- equivale a la muerte de un (o de todo el que lo necesite. ¿Están o no estánmedio) ser humano. ¿Serán sus muertes to, el discurso penalizador sólo aporta en contra del aborto?inducidas también asesinatos? Si atende- manipulación recubierta de efectosmos a estos argumentos, habría que califi- mágicos, intentando conmover al públi- La frase de “salvemos los fetos” permitecar la masturbación o el orgasmo sin fines co: el feto es ya una persona y se convier- hacer el suficiente ruido como para distraerde reproducción – fenómenos tan naturales te en niño exterminado por su propia del hecho de que estos fetos salvados nacencomo la vida misma, y tan placenteros e “madre” (no mujer embarazada). en sociedades incapaces de proporcionarlesinofensivos como otros actos de la existen- los cuidados necesarios o las mínimascia humana- como genocidio. Estigma, vergüenza y miedo es lo que oportunidades. Al ignorar las causas y promueven estas voces a las mujeres que necesidades que conducen a las mujeres alEl aborto es presentado como el asesinato en algún momento de su vida deciden aborto y al negarse a solucionarlas o ade un ser indefenso, en lugar de la interrup- interrumpir un embarazo no deseado y/o paliarlas, más que defender la vida, lo queción de un proceso. A partir de ese momen- no planificado, provocando una asocia- hacen los antielección es banalizarla.
  • 14. 14 Por el derecho a una vida deseada, digna y saludable: Aborto sin recortesPor el derecho a una vida deseada,digna y saludableCon una detestable carga de hipocresía, recordarle a este señor que el derecho a ladeclara Ruiz-Gallardón, ministro de Justi- vida no es un derecho abstracto, sino quecia, que lo más progresista es “defender el “Nos definimos como se desarrolla vinculado a otros como elderecho a la vida”. Encaja perfectamente las más consecuente- derecho al cuidado, a la alimentación, aen el plan en el que Ruiz-Gallardón explici- la vivienda, a la salud y a la vida digna.ta que las mujeres se convierten en mujeres mente defensoras de Precisamente por ese carácter fundamentalsolo a través de la maternidad y la familia. la vida” que tiene el derecho a nacer siendo deseado y con posibilidades de ser atendido, educa-Esto es lo que quieren: que las mujeres do y querido, resulta una profunda contra-salgamos del mundo laboral para cuidar dicción la postura de todos aquellos gruposde nuestras hijas e hijos. Así, el mercado que defienden el derecho a nacer pero selaboral se deshace de la mitad de los políticas de conciliación familiar y desentienden implícita o expresamente dedesempleados y el Estado deja de hacerse social y el acceso a ayudas económicas. los otros derechos humanos. El hecho decargo (como está demostrando en los últi- Nos definimos como las más conse- que las mujeres se arriesguen a ser encarce-mos meses) de la cobertura de necesidades cuentemente defensoras de la vida: ladas o a morir por interrumpir un embara-sociales básicas (cuidados de dependien- zo no deseado en la clandestinidad, nostes, atención médica, escuelas públicas Por eso, defendemos los derechos sexua- muestra la angustia y sufrimiento queinfantiles, eliminación de servicios com- les y reproductivos como parte de los supone la maternidad impuesta, fundamen-plementarios…). Y todo ello, acusándonos derechos humanos. talmente para las mujeres más necesitadas,al mismo tiempo de inmorales, simple- Por eso, defendemos el derecho de las y evidencia que la maternidad obligadamente por defender otras posiciones. mujeres a no arriesgar su vida ni su liber- es una clara violación del derecho a unaPero mientras vemos al Ministro de Justicia tad por interrumpir un embarazo no vida digna para las mujeres.defendiendo esto, no le hemos visto defen- planificado, no deseado. Tener una legislación que despenalice ydiendo el derecho a la vida de los miles de Por eso, defendemos el derecho de las legalice el acceso al aborto, no obliga airaquíes que murieron gracias al apoyo de su mujeres a no sufrir angustia y sufrimien- nadie a interrumpir embarazos, pero sípartido a una guerra tan injusta como inútil. to por una maternidad impuesta. obliga al Estado a que incorpore y man-Tampoco lo vemos defendiendo el derecho tenga servicios de calidad, que no pongana la vida de los refugiados saharauis, de los en riesgo la vida y la salud de mujeres y Por eso defendemos el derecho de lasoprimidos palestinos o de los millones de jóvenes que atraviesan esa situación. A mujeres a no ser insultadas, persegui-desnutridos del cuerno de África. partir de ahí, y para asumir la dignidad das… por ejercer un derecho básico delDice el Sr. ministro de Justicia proteger a ser humano. humana, es mejor seguir la propia concien-los más débiles, autodefiniéndose como cia en libertad, no mantener una servil Por eso defendemos el derecho a nacer dependencia, o una doble moral entre loprovida. Y nos preguntamos quiénes son siendo deseado y con posibilidades de ser que se condena y lo que se hace, una hipó-los más débiles y de qué vida habla. ¿Se atendido, educado y querido. crita incoherencia, como mantiene la jerar-refiere usted a las personas dependientesque su Gobierno ha dejado sin atención, a Y nos vemos obligadas, una vez más, a quía eclesiástica y la derecha conservadora.las más de 400.000 personas a quienes losbancos rescatados con dinero público hanexpulsado de sus propias casas, a las traba-jadoras y trabajadores a las que se lesniega un salario digno o el acceso a la saludsi no tienen una tarjetita, a los niños, niñasy jóvenes a los que se les restringe la edu-cación gratuita o el acceso a la universi-dad? Que explique cómo garantizar unavida digna cuando el Estado, que debie-ra protegerte, recorta sistemáticamentelos derechos laborales y sociales.El derecho al aborto es una causa justa enrazón de su contenido democrático y dejusticia social. Nos gustaría que ningunamujer tuviera que abortar, nos gustaría queninguna mujer se encontrara ante un emba-razo no deseado. En consecuencia, esta-mos a favor del derecho al aborto comodecisión libre y consciente de la mujer ytambién defendemos el apoyo a la mujerque libremente decide ser madre con
  • 15. Por el derecho a una vida deseada, digna y saludable: Aborto sin recortes 15Por el respeto a los derechossexuales y reproductivos:Educación y atención a la sexualidadSi no existe -porque no existe en la prácti-ca- el derecho a la información, forma-ción y atención en los derechos sexuales yreproductivos, no nos podemos llevar lasmanos a la cabeza cuando el Ministerio deSanidad publica el número de abortosrealizados cada año.En una sociedad como la nuestra, queacepta la sexualidad con naturalidad, ladisminución del número de abortosestá relacionada con la existencia deeducación afectiva y sexual y con laaccesibilidad a los métodos anticoncep-tivos. Por eso, el camino para reducir elnúmero de interrupciones del embarazono pasa por restringir la ley que permiteacceder a estas prestaciones. Tampoco enrecuperar la caduca norma de 1985, que apesar de ser teóricamente estricta permitíael aborto bajo la tutela de los expertos,que decidían por la mujer.Es necesario abordar el problema defondo: los motivos por los que se produ-cen embarazos no deseados. Se debenponer en marcha políticas y medidas inte- marco de una ética relacional de igualdad,grales en salud sexual y en salud repro- sinceridad, respeto y responsabilidad, las “Las políticas en el cifras de embarazos no deseados, y enductiva basadas en el reconocimiento delos derechos sexuales y reproductivos. Estado español y en consecuencia de abortos, bajarán consi- derablemente.Los informes realizados en el Estado Canarias en materiaespañol dan datos evidentes sobre lascarencias en esta materia respecto a las de educación y aten- Pero ello requiere tener voluntad política y dedicar muchos más recursos públicos a larecomendaciones de organizaciones inter- ción a la sexualidad información, formación y atención afecti-nacionales como la ONU y la OMS. (...) son prácticamen- va y sexual en los ámbitos de la enseñanza, la sanidad y los servicios sociales, queEs evidente que “algo está fallando”. Y es te inexistentes o sim- garanticen los derechos sexuales y repro-que las políticas en el Estado español yen Canarias en materia de educación y plemente erráticas” ductivos de las personas. Y la actual políti-atención a la sexualidad, para preparar a ca del gobierno no sólo no sigue ese cami-la población para que asuma de forma no, sino que, en estos momentos, discurresatisfactoria y responsable el hecho de ser por caminos totalmente contrarios.sexuado, son prácticamente inexistentes Por ello, hoy más que nunca, debemos ción afectivo sexual entendidos comoo simplemente erráticas. En Canarias, en asumir la defensa de estos derechos en tarea conjunta y coordinada de todos losla última década los diversos recursos y la calle. Y tendremos que tomarla en agentes sociales implicados, si estaservicios puestos en marcha en la primera muchas ocasiones, para afirmar que so- educación y atención afectiva y sexualetapa del Plan Canario de educación y mos seres dignos, capaces de decidir, ciu- se desarrolla desde una concepciónatención a la sexualidad juvenil (años dadanas de pleno derecho, para reclamar integral y de género, es decir, basada en1997-2000) se han ido desmantelando una sexualidad placentera, el aborto libre, un concepto positivo del hecho sexual(consultas jóvenes, Programa de la Conse- la maternidad elegida, el derecho a una vi- humano, de la diversidad sexual y de losjería de Educación, planes municipales, da deseada, digna y saludable, para rei- vínculos afectivos, favoreciendo que lasetc.), y los que resisten lo hacen gracias al vindicar nuestra autonomía y nuestra li- personas se formen para vivir sin riesgosempeño de un grupo de profesionales. bertad. Para exigir que, en derechos se- y satisfactoriamente su sexualidad, queEstamos convencidas de que si se imple- sepan resolver sus necesidades afectivas, xuales y reproductivos: ¡¡Ni un pasomentan procesos de Educación y aten- relacionales y de vinculación, en el atrás!!

×