Your SlideShare is downloading. ×
Prècis2.
Prècis2.
Prècis2.
Prècis2.
Prècis2.
Prècis2.
Prècis2.
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Prècis2.

141

Published on

Mi primer precis para el curso de traductología1

Mi primer precis para el curso de traductología1

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
141
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  1. TRADUCCIÓN E INTERPRETACIÓN PROFESIONALTEORÍA DE LA TRADUCCIÓNDiego AGUIRRE ORTIZ – U201112825PRÉCIS 2MOYA, Virgilio (2004) «La selva de la traducción. Teorías traductológicascontemporáneas». TRANS, Nº 1, pp. 169-174. El autor comienza dando una idea acerca de deconstrucción y traducción. Brinda una ideaintroductoria de Paul de Man sobre la deconstrucción que para algunos es un juego en la que setiran torres levantadas, y para otros es terror ya que la deconstrucción destruye bases. Luego,sigue dando ideas como que, por ejemplo explica que Derrida aparece en los finales de lossesenta, tiempos en la que el pensamiento occidental estaba regido por una lógica binaria yvarado por una serie de contrastes como esencia y accidentes, palabra y escritura, realidad yficción, discurso filosófico y discurso literario, etc. Explica que Derrida separa estas oposicionesbinarias intentando subvertir el orden. Se menciona un ejemplo donde el padre de ladeconstrucción (Jacques Derrida) en su libro “La verdad en pintura” (2001) difumina límites entrelo que se dice esencial y lo que es accidental. Luego, se menciona a Nietzsche, autor del libro “más allá del bien y el mal”, que al igualque Derrida ataca al maniqueísmo (Doctrina fundada por el filósofo persa Manes que se basa en laexistencia de dos principios eternos, absolutos y contrarios, el bien y el mal), y a la rigidez yjerarquía que aparecen en la contraposición de los conceptos cuando están en uso, pero nunca losconceptos mismos. Para el autor, el mundo no está tan estructurado como lo hace ver esta lógicabinaria. En “Elixir de la traducción”, el autor comienza señalando que ni bien se rompieron lasoposiciones jerarquizadas del dualismo que regía el pensamiento occidental, Derrida y losposestructuralistas deconstruyen las diferencias presentes en las teorías de la traducción: forma ycontenido, estructura profunda y estructura superficial, significante y significado, original ytraducción, autor y traductor, etc. Ellos siembran dudas, y hacen cuestionarse a todos sobre latraducción, el lenguaje mismo y la posibilidad de comunicarnos. Eran esenciales la figura autorial yel original, y accidentales el traductor y la traducción, implicando una dependencia de lossegundos frente a los primeros. El autor menciona que como resultado del recelo hacia todoprincipio de autoridad de Derrida, la deconstrucción trata de objetar los conceptos de autoría y 1
  2. originalidad, nociones que vuelven a la traducción dependiente y subordinada, pero no trata dedarle a la traducción el estado de original ni de transformar al traductor en autor. Derrida sabeque un original siempre será original, y que una traducción nunca será un original. La idea de losposestructuralistas con Derrida al mando es de dar a entender que el original también es unatraducción, o que la idea de originalidad no se puede aplicar a ningún texto. Para ellos, todo textoremite a otro texto. Además, para ellos si hay algo que caracterizaba estructuralmente el original,era la exigencia de ser traducido. El texto no tiene un carácter definitivo ya que para ellos siempreestá en proceso de transformación. Nada está acabado, completo ni finalizado. Luego, se explica una idea de Derrida, tomando como referencia a Walter Bejamin,reiterando la impureza del texto original y cómo esta gracias a la traducción sobrevive y setransforma. La traducción para Derrida no es una copia, sino que él piensa que el original y latraducción se complementan, se necesitan. Derrida, tomando como alusión a Bejamin, quien decíaque la traducción era el medio por el cual el original sobrevivía, defiende que la traducciónaumenta y modifica el original (y a la lengua traductora). El autor menciona que la idea de quetodo texto es impuro, de que ningún texto es original no estaba muy lejos, y menciona a OctaviaPaz quien en 1971 postula que ningún texto es original. Seguidamente, se menciona otro concepto: “différance”. Este concepto es explicadodiciendo que es una cuña, y que llegamos a este concepto a través de la desestabilización deloriginal, un original que vive cambiando según Derrida. La différance deconstruye las ideas deconcepto, palabra y significante, además significa diferencia en sentido espacial y aplazamiento enel sentido temporal. Si el original es distinto a sí mismo, por ende la traducción también lo será. Eltraductor tendrá delante siempre a la hora de traducir una cadena de significantes cuyosignificado nunca será único. Un día el traductor interpretará una cosa y mañana tal vez otra yaque lo puede interpretar de una forma, mientras que otro traductor lo interpretará tal vez de otramanera. Esto es debido a que todos tenemos un intelecto, imaginación y memoria de lecturaspasadas diferente. Se menciona una idea de Paul de Man quien dice que, por ejemplo, él comotraductor veía cosas en un texto que el autor no quería ver, desestabilizando el texto. Es decir, quese construye y deconstruye el único sentido del texto manteniendo su ambigüedad. Así, se aboleideas anteriores como la noción de equivalencia, o la correspondencia de 1 a 1 entre el original y latraducción, y la subordinación de la traducción al original. El traductor es un creador y cada uno de sus actos de traducción, es un acto de creación.Asimismo, el traductor sabe que el tiempo y las circunstancias modifican el sentido de un texto.Derrida recoge estas ideas para destruir el principio de autoridad del original (defiende que cadatraductor crea el original en cierto modo), y para deshacer la oposición binaria original/traducción.Desde ese momento, la traducción tenía que ser vista como escritura productiva, reescritura y noalgo que estaba en oposición al original. Original y traducción se necesitan, la traducción le danueva vida al original, revalorizando al traductor y a la traducción. El autor da tres motivos por los cuales da a la obra traducida la categoría de original yconvertir al traductor en autor, luego de las ideas derridianas. Primero, la deconstrucción tiene 2
  3. que diferir cualquier interpretación. Segundo, algunos posestructuralistas combinaron laimportancia de la creación con el comentario literario. Tercero, porque el pensador franco-argelino y alguno de sus seguidores en su intento de deconstruir la oposición binaria atacan aloriginal. Por ejemplo, Derrida dice que el texto original es incompleto, con carencia y que necesitaa la traducción. Por otro lado, el autor menciona la idea de Man quien habla de debilidad e inclusode una inexistencia del original cuando dice que la traducción pertenece a la vida futura deloriginal, asumiendo así la muerte del original. Con el original muerto, el principio de autoridad quese intentaba deconstruir pasa ahora a la traducción. En un ensayo de Steiner, se establece la existencia y la esencia del original, además semenciona que la traducción da nueva vida, completa lo ya completo y ambos se necesitan. Para él,la traducción carece de carencias porque está completo. En Eclipses del sentido, el autor menciona que el lector coopera en la producción delsentido. Se menciona también que los autores son muy importantes, quedando los traductores ensegundo plano, y con derechos protegidos por una letra pequeña. Esto es debido a que los autoresno se fían de los traductores, ya que tienen miedo a que sustituyan el original por una copia. Porotro lado, se dice que el significado de la escritura no depende únicamente de las pretensiones desu autor, sino que el autor será un elemento consultivo básico que los lectores tendrán en cuentaal momento de la creación textual que pone toda lectura, y obviamente toda traducción. Derridaademás, incorpora dos ideas posestructuralistas de Barthes y de Michel Foucault (en su libro ¿Quées un autor?) convirtiéndose así en elementos dinamizadores de la deconstrucción, todos ellospartieron de Nietzsche. El francés Montaigne presintió algo del asunto, diciendo “la palabra es mitad a quien ladice, mitad a quien la escucha”. En cierto modo, la teoría del skopos y la Escuela de laManipulación lo vislumbran. La única diferencia era que mientras para estos dos últimos lacooperación del lector/traductor estaba ahí, los decontructivistas ven esto como algo inevitable.Derrida, basándose en Nietzsche dice que el oído del otro es el que firma los textos. Derrida no vatanto en contra del significado o sentido del texto, sino contra el carácter fijo y unívocoestablecido por años. Para él, no existe el sentido único, ni siquiera original que permanece en eltiempo. Lo que más motiva a Derrida es el querer profundizar en un texto lo que otros noprofundizan tanto. Derrida se basa en el contexto para limitar el sentido de un texto, aunque sabeque no hay texto que no esté ligado a lo espacial y temporal en el que es producido. Para él, escasi imposible darle un significado definido a cualquiera de los textos, pero no quiere decir que untexto signifique lo que un lector quiera que signifique. Más adelante, el autor menciona a otro autor, Umberto Eco, quien postula que el texto nocontrola su interpretación, pero es el que contrata las reglas. Después, se dice que para losdeconstructivistas, Platón, Hegel y demás clásicos se conservan como textos ‘vírgenes’ porque lacrítica, la traducción, la lectura nunca transpasan el margen. Derrida dice: “el texto es más virgencon el paso del traductor” ya que la idea central se queda enclipsada. Entonces, la deconstrucciónes sobre fijarse en los vacíos del texto, en lo que lo extrínseco y lo accidental tienen algo que decir. 3
  4. Los signos (la realidad), siempre tienen algo más que decir. Los textos son algo que le pasaal hombre, pero de cual los sentidos y significados se les escapan. La deconstrucción no quiere quese interponga el sentido verdadero ni el sentido vivo entre el texto y el lector/traductor. La ideaderridiana elimina estos dos sentidos: al primero porque al ser centrado se convierte en algo fijo ymuerto, mientras que al sentido vivo del texto leído o traducido porque pertenece al vitalismoromántico y a la mitología de la genialidad. Esto es debido a que para Derrida, el texto que estraducido o leído su significado se dispersa y esfuma en la mente de los lectores. La lectura vuelve infinito lo que es finito en la escritura, y lo uno se hace múltiple.Igualmente, una cosa es que el lector se haga apoye en la interpretación de un texto y otra muydiferente es que este lo interprete según su capricho o conveniencia. Se menciona la idea deGadamer, quien dice que si ser es interpretar, ¿Cómo distinguir la interpretación justa de una másque conveniente sobre interpretación? Umberto Eco responde a esta pregunta con un ejemploque cita en el texto y les dice que su hipótesis es falsa. Al parecer, lo que queda seguro es laautonomía del significado del texto. El cual no depende, ni de las pretensiones del autor ni de lasconveniencias del lector/traductor. El intentio auctoris desempeña un papel importante comofuente de significado ya que actúa como restricción a la infinita imaginación de los lectores otraductores. En conclusión, por un lado, se limita la autoridad del autor como referenciasemidivino; y, por otro, se pone frenos al lector para producir una traducción a su conveniencia.Acostumbrándonos así a pensar que la traducción es una interpretación, y descartando gratuitassobre-interpretaciones. En “La transformación regulada de Derrida”, el autor empieza mencionando que sicualquier lectura o traducción es válida, ninguna lo será según Derrida. Derrida ve esto como unatransformación regulada. La traducción es concebida como una escritura generada del textooriginal, pero que esa transformación no es un transporte de un significado puro y único ya queeso no existe. Los significados de las palabras nunca permanecen fijos, idénticos e indudables.Derrida dice además que esa transformación debe ser regulada, por lo que sería importante ponerun elemento de control para no comerte un abuso y violación del original por el traductor. Se menciona luego una de las cartas que Derrida hizo, “Carta a un amigo japonés” dondeDerrida reflexiona acerca de la palabra “deconstrucción”. Empieza diciendo que duda que esapalabra tenga solo un significado. Menciona que a la palabra (deconstrucción) se encontrase o seinventase en japonés otra palabra paras decir la misma cosa. La carta dice además que latraducción no es un acontecimiento derivado, sin dejar de estar en consonancia con su visión de latraducción como hallazgo o recreación. La carta da a entender también la transformación reguladaobliga al traductor a leer atenta y pasivamente el original. El texto (original y traducción) esesencialmente imperfecto. En contamíname, el autor comienza citando a Babel que varía las lenguas, pero no las aíslani puso barreras que no pudiesen ser cruzadas gracias a la traducción. Las lenguas no tienenfronteras. Las únicas lenguas que no se contaminan son las lenguas muertas. Es difícil traducir sincontaminar la lengua de la traducción y el texto traducido, ya que entre ellas se enriquecen con 4
  5. aciertos y logros. Derrida postula que las lenguas solas están estancadas, y gracias a la traduccióncrecen. Según Derrida, “la lengua traductora así como el texto original está incompleta. Latraducción o el contacto con otra lengua la hace crecer y cada lengua le da a otra lo que le falta.”El proceso de transformación y crecimiento de las lenguas para formar una de mayor alcance essui generis porque junta añadiendo. Según Benjamin, se prolongaría hatsa el final de los tiemposhabiendo una reconciliación final de todas las lenguas en la llamada lengua pura. En cambio, paraDerrida todo empieza y termina en el mito de Babel, y los conceptos de lengua universal y razónuniversal se oponen. Para ambos, la traducción no llega jamás al reino de reconciliación delenguas, solo es prometido. También, promete una lengua más originaria y sublime. La tarea deltraductor es rescatar en su lengua el lenguaje puro exiliado en la lengua de origen, para devolverlo que ha sido dado. La atracción que los deconstructivistas y los posestructuralistas ven en el lenguaje esnotable. Les encanta el lenguaje, se entretienen en cada palabra. No es extraño que los que siguenel desconstructivismo hayan sido nombrados de literalistas. Entre los fanáticos de ladeconstrucción hay autores que optan por el significado y otros por la forma. El autor mencionaademás que hay una traducción feminista que Derrida usa para raptar el original y hacer unainterpretación que se acerque a sí mismo que al original. Derrida, pone en duda la pureza de lossistemas lingüísticos. Dice que no hay sistema lingüístico que tenga elementos de otros idiomas,postula que las lenguas implicadas en un texto pueden ser muchas. Pero, ¿Cómo traducir un textoen varias lenguas a la vez? Es inútil tratar de mantener a una lengua “pura”, sin que estécontaminada por elementos de otras lenguas por lo que ningún texto ex monolingüe ni unocuando lo hace lo hace solo en una lengua. ¿Es posible traducir a otra lengua el efecto depluralidad, esa diferencia bilingual inscrita en una sola lengua? El autor da la respuesta de Derridaa esta pregunta con el cuento de Borges. Derrida menciona: “Pierre Menard, autor del Quijote”,dice que la traducción puede pasar de todo menos la sensación de atmósfera francesa que está enel texto en español. Cosas como el nombre del protagonista, la ciudad, algunas expresiones sonfrancesas. La imposibilidad de cómo traducir un texto en varias lenguas niega que la función final dela traducción de un texto poético o sagrado sea de comunicar. Y el autor está de acuerdo ya que latraducción no solo sirve para comunicar sino también para descubrirlas o crearlas. Derridahablando en contra de teorías anteriores de la traducción, y apoyándose en Bejamin, defiende quela traducción pretende remarcar la afinidad entre lenguas, mostrar su propia posibilidad, ademásque para un texto poético o sagrado la comunicación no es esencial. Luego en otro de sus textos,Derrida es mucho más radical en otro de sus textos y dice que la traducción no está ligada a lacomunicación. Defiende además la traductibilidad de las traducciones, porque la traducción sehace de un original, y es original también porque como ya ha sido mencionado antes laoriginalidad corresponde a ambos textos. En cambio, Bejamin en “La tarea del traductor” dice quelas traducciones son intraductibles debido a la gran superficialidad con la que sucede. 5
  6. La deconstrucción apoya a la contaminación de las lenguas para que estas puedan crecer yengrandecerse. Contaminación significa riqueza, creatividad y fecundidad. Los traductores y latraducción tienen mucho que ver ya que los traductores además de sus ideas, creencias, mitos,etc, traspasan elementos verbales, mientras que la traducción pone en contacto las lenguas. Elpadre de la deconstrucción trate de poner en duda algunas “verdades” como que los textos seanmonolingües, que la traducción sea una copia o imitación del original y que esté subordinada, quelas teorías de la traducción esté mediatizada por la equivalencia. El texto nos dice yo soy el queparezco. La deconstrucción revaloriza la traducción. La traducción como cualquier acto crea ydevuelve la fuerza y vitalidad originarias al original, además que de alguna forma lo completa.Revaloriza al traductor también como alguien capaz de crear (siendo original) y de transformar elsignificado de un texto en múltiples significados en una lengua y culturas distintas. El autormenciona la idea de Derrida acerca de que el original nunca permanecerá igual, su sentido nuncaserá el mismo ya que depende del contexto en el que se encuentre. También, Derrida acaba con lasubordinación de la traducción al original, y la noción de equivalencia. La originalidad lecorresponde ahora al texto A y B. Algo que distingue a la teoría deconstructivista de las teoríasanteriores de la traducción es que primero, cuando muere el autor de un texto, el traductor podráhacer uso de su creatividad ya que no sentirá presión ni rigidez por hacer un texto exacto aloriginal. Segundo, la teoría y práctica de la traducción derridiana crea al lector de la traducción, loinventa, lo hace uno y muchos a la vez. Tercero, porque lo significativo del texto está y no está enel original, porque está en estado potencial (en contra de los derridianos que solo ven carencias enel texto original y en contra de las teorías tradicionales que pensaban que estaban en acto). Por otro lado, finalizando el autor vuelve a mencionar que la interpretación tiene límites,que el texto es el que contrata las reglas de su interpretación, limitando la autoridad del autor y laomnipotencia del traductor. El autor señala por último que Jacques Derrida propone una idea detraducción que implica una revelación y una propuesta que tienen un mismo objetivo: la liberacióndel traductor de estar rígido y oprimido de un significado definitivo y único del texto. El traductornecesita salir de su biblioteca para enfrentarse al mundo. A la hora que quiera elegir una palabratendrá varias alternativas pero optará por una. En las últimas líneas el autor menciona que hay realidades que no pueden interpretarsehasta el infinito. Además, que hay textos que se autodeconstruyen o que cuando el lector otraductor los lee ya están autodeconstruidos. El autor le aconseja a Derrida no tocar más esostextos. El autor reconoce que Derrida es un hombre mayor y que sus ideas sobre la traducción hancausado un impacto en la traductología finisecular. Sus ideas se han oído y se considerarán paralos enfoques traductológicos posmodernos.15 de junio de 2012 6
  7. Este obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-Compartir Igual 2.5 Perú. Diego André Aguirre Ortiz 2012 - 02 7

×