Domingo 6 tpo_ordinario

  • 195 views
Uploaded on

 

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
195
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
2
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. Marcos 1,40-45VI Domingo T.O. 12-II-2012
  • 2. Ambientación: Al centro: imágenes o fotografías de situaciones de marginación que vive nuestra sociedad actual.Cantos sugeridos:Con nosotros está y no le conocemos.
  • 3. El sufrimiento por laenfermedad de la lepra ibaacompañado por la marginación más absoluta. Jesús, en el evangelio de hoy, sana al leproso y lo integra de nuevo en la vida de su pueblo.
  • 4. Señor Jesúsun leprosose te acercay te dice...si quierespuedes sanarme...y ante esa súplica.Tú no permaneciste indiferente,
  • 5. tuviste compasión de él, lo tocastey lo sanaste.le devolvistela salud ytambién ladignidadreintegrándolea la comunidad
  • 6. Señor, nosotros también te decimos:si quieres..., abre nuestro corazón atu palabra,si quieres...,danos tuEspírituSanto, si quieres..., haz que tu Palabra nos cuestione, si quieres..., transfórmanos, si quieres.., haz que sintamos y vivamos como Tú,
  • 7. Señor, Tú nunca permaneces indiferente a nuestra vida,por eso sabemos que SÍ lo quieres. Que SÍ, nos darás las gracias de que tu Palabra nos ayude a conocerte más, a amarte más, a seguirte siempre. Danos, Señor, tu Espíritu Santo. Que así sea.
  • 8. I. LECTIO ¿Qué dice el texto? – Marcos 1, 40-45Jesús actúa Motivación:siempre en lahistoria de laspersonas, en estaocasión limpiandoa un leproso. Incluso da un paso más: ya no importa sólo la acción de limpiar de laenfermedad a este hombre, sino también la devolución de la dignidad de la persona y la superación total de la marginación a la que estaba sometido.
  • 9. El encuentro con Jesús regenera radicalmente la vida del ser humano. Escuchemos:
  • 10. En aquel tiempo 40 Se le acercó aJesús un leproso y le suplicó de rodillas: Si quieres, puedes limpiarme.
  • 11. 41Jesús, compadecido, e xtendió la mano, lo tocó y le dijo:–Quiero, queda limpio.
  • 12. 42 Al instante le desapareció la lepra y quedó limpio.
  • 13. 43 Entonces lo despidió, advirtiéndole severamente:44–Nose lo digas a nadie; vete, preséntate alsacerdote y ofrece por tu purificación lo quemandó Moisés, para que les conste a ellos.
  • 14. 45Él, sin embargo, tan pronto comose fue, se puso a divulgar a voces loocurrido, de modo que Jesús no podía ya entrar abiertamente en ninguna ciudad.
  • 15. Tenía que quedarse fuera, en lugares despoblados, yaun así seguían acudiendo a élde todas partes.
  • 16. Cada uno puede leer en voz alta el versículo que más le llamó la atenciónLectura del evangelio según san Marcos 1, 40-45.Se le acercó un leproso y le suplicó de rodillas: –Si quieres, puedes limpiarme. Jesús, compadecido, extendió la mano, lo tocó y le dijo: –Quiero, queda limpio. Al instante le desapareció la lepra y quedó limpio. Entonces lo despidió, advirtiéndole severamente: –No se lo digas a nadie; vete, preséntate al sacerdote y ofrece por tu purificación lo que mandó Moisés, para que les conste a ellos. Él, sin embargo, tan pronto como se fue, se puso a divulgar a voces lo ocurrido, de modo que Jesús no podía ya entrar abiertamente en ninguna ciudad. Tenía que quedarse fuera, en lugares despoblados, y aun así seguían acudiendo a él de todas partes. Lago de Genesaret o Mar de Galilea
  • 17. Preguntas para la lectura:¿Cómo se iniciael relato?¿Quién se le acerca a Jesús?
  • 18. ¿Cómoreacciona Jesús? ¿Con qué gestos y palabras?
  • 19. Según la Ley, los leprosos eran impuros y transmitían su impureza.¿Qué actitudes destacan en la forma de actuar de Jesús?
  • 20. Vv. 44-45:¿Qué dice Jesús? ¿Qué hace el hombre curado?
  • 21. ¿Qué hay de semejante entre la vida que se ve obligado a llevar Jesús y la que llevaba anteriormente el leproso?
  • 22. II. MEDITATIO ¿Qué me dice? ¿Qué nos dice el Texto? • Motivación:En nuestros días también hay gente marginadapor la sociedad, como el leproso del Evangelio. Son personas rechazadas por razones políticas, sociales, religiosas…La historia del encuentro de Jesús con aquel leproso es, sin duda, hoy más que nunca nuestra historia.
  • 23. El leproso suplicaa Jesús, derodillas: siquieres, puedeslimpiarme: ¿Cómo nos acercamos a Jesús? ¿Qué esperamos de él?
  • 24. También nosotros tenemos algunas “manchas” en nuestras vidas. ¿De qué nos gustaría ser limpiados?
  • 25. ¿Qué implicanpara mí hoy las palabras de Jesús: ¡Sí quiero! ¡Queda sano!
  • 26. ¿Quiénes son marginados hoy por nuestra sociedad?¿Qué podemos hacer para que vuelvan a ser “limpios” ante los ojos de los demás?
  • 27. III. ORATIO ¿Qué le digo al Señor motivado por su Palabra? Como discípulos, hacemos una lectura creyente de la realidad que nos rodea, una lectura desde el corazón de Dios. A él nos acercamos como el leproso, desde la fe hecha súplica, buscando que nos limpie, que sane las enfermedades de nuestroTambién le pedimos mundo.para que nos ayude fuerza a transformar la realidad que nos rodea.
  • 28. Podemos hacer nuestra oración dejando resonar en nuestrointerior estas frases:Señor, tú puedes sanarme…Señor, tú puedes curarme…Señor, tú puedes limpiarme…Señor, tú puedes purificarme… Se puede, también, recitar el salmo 31 que corresponde a este domingo.
  • 29. Salmo 31 Dichoso el que ve olvidada su culpa y perdonado su pecado. Dichoso aquel a quien el Señor no le imputa la falta, y en cuyo espíritu no hay engaño.Tú eres mi refugio; me rodeas de cantos de liberación
  • 30. Pero reconocí ante ti mi pecado, no te encubrí mi falta; me dije: «Confesaré al Señor mis culpas».Y tú perdonaste mi falta y mi pecado. Tú eres mi refugio; me rodeas de cantos de liberación.
  • 31. ¡Alegraos, justos, y exultad con elSeñor, dad gritos de júbilo los rectosde corazón! Tú eres mi refugio; me rodeas de cantos de liberación
  • 32. IV. CONTEMPLATIO ¿Qué me lleva a hacer el texto? Marcos en su relato de la curación de un leproso destaca esa predilección de Jesús por los excluidos.Jesús está atravesando una región solitaria. De pronto se le acerca un leproso. No viene acompañado por nadie. Vive en la soledad. Lleva en su piel la marca desu exclusión. Las leyes lo condenan a vivir apartado de todos. Es un ser impuro. ¿Como será mi actitud frente a los excluidos de mi comunidad¿
  • 33. Jesús «extiende su mano» buscando el contacto con supiel, «lo toca» y le dice: «Quiero. Queda limpio».Como voy a comportarme frente a diferentes grupos humanos(vagabundos, prostitutas, toxicómanos, sicóticos, inmigrantes...),o los excluimos de la convivencianegándoles nuestra acogida, nosestamos alejando gravemente de Jesús
  • 34. Gracias, Padre, p orque Jesús, curando a los leprosos nos mostró que el amor no margina a nadie, sino que regenera a la persona, restabl eciéndola en su dignidad.Cada sanación de Cristo nos habla de su corazóncompasivo y nos confirma en la venida de tu amor y de tu
  • 35. Siguiendo su ejemplo, danos, Señor, un corazón sensible al bien de los hermanos, para saber dialogar contigo en la fe.Danosdisponibilidadpara escuchar tupalabra, sinencerrarnos enuna estérilseguridad. Amén.
  • 36. Comparte este montaje con tus contactos cibernéticos