• Save
Los cinco impedimentos
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Like this? Share it with your network

Share

Los cinco impedimentos

  • 3,381 views
Uploaded on

Los cinco venenos o manchas mentales que impiden la meditación o el entrenamiento mental

Los cinco venenos o manchas mentales que impiden la meditación o el entrenamiento mental

More in: Spiritual
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
No Downloads

Views

Total Views
3,381
On Slideshare
3,381
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
0
Comments
1
Likes
2

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. Los Cinco ImpedimentosLos Venenos Mentales que Impiden la Meditación Pereza Deseo Duda Agitación Aversión Las 5 Manchas Mentales pañcanivarana, en Pali
  • 2. Cinco  Impedimentos  * Estados  mentales  impuros   Deseo Letargo Duda Agitación Aversión* Los cinco impedimentos o “venenos” mentales son: la duda, la agitación porpensamientos o problemas o preocupaciones, los deseos sensuales, la aversión oenojo y el letargo o sueño. Para entender su ubicación en el mapa vea el ModeloBidimensional.pdf (http://www.slideshare.net/ucube/modelo-bidimensional) 2
  • 3. Las 5 Manchas Mentales Pereza Deseo Duda Agitación AversiónLa más peligrosa es la duda, ya que si yo no creo tener manchas mentales, entonces no voy a hacer nada paracombatirlas, tampoco haré si yo no creo que pueda combatirlas. El enemigo más peligroso es aquel que nosabemos que es nuestro enemigo o que no hacemos nada para protegernos de él. La duda es lo mismo que laignorancia o el engaño.El siguiente enemigo, el más difícil de vencer es el deseo. Los seres humanos estamos atrapados por nuestrosdeseos, somos víctimas o prisioneros de nuestros deseos sensuales o mundanos.Y como dijo el Buda: “ni conuna lluvia de monedas de oro es posible calmar los deseos humanos”.El tercer enemigo es la aversión o el enojo o el odio. Una de las energías más poderosas que tiene el serhumano. Con ella podemos destruir el mundo y hacer mil barbaridades. Afortunadamente, generalmente, sólodura un destello.La agitación que produce el mar de pensamientos, las preocupaciones o problemas, no es un enemigo menor.De hecho tiene prisioneros a la mayoría de los seres humanos, ya sea porque consideran que sus problemas“si son reales” o porque ellos mismos inventan sus problemas, los cuales solo son “constructos mentales”.El último pero no el menor (Last but not least) es la pereza, la abulia, la floreja, el letargo, que nos impideponernos en acción, en movimiento, hacer lo que tenemos que hacer.Estas cinco “manchas” mentales son las mayores amenazas contra la práctica meditativa. Si logramos vencerlas,lavar nuestra mente de esas manchas, entonces podremos alcanzar estados mentales muy elevados.
  • 4. Dogma o Fe ciega Ego El peor de todos nuestros enemigos, el más fuerte, por eso conviene dejarlo al último Apegos Creo otra cosa No lo creo Aversión “Me desagrada” y por ello no le entroDuda o EscepticismoNo lo creo Flojera Uno mismo acaba con uno mismo Fuente imágenes: http://lanzadeldestino.com/guerreros-mexicas/, misparanoiasandme.blogspot.com, es.dinorpg.com, sibarita-otaku.blogspot.com
  • 5. El Doble SubibajaCon un mismo eje: la duda Depre blog.pucp.edu.peApego Duda Aversión Ego
  • 6. Los 2 Subi-bajas La ignorancia y el engaño nos llevan a la duda. Por ignorancia deseamos o sentimos aversión. Este es el primersubibaja: lo quiero o no lo quiero, me gusta o no me gusta, me apego a él o lo rechazo. Son dos caras de la misma moneda, es decir de cómo nos relacionamos con personas y cosas. El segundo subibaja es cómo nos relacionamos nosotros con nosotros mismos: con apego al yo, el ego, la soberbia o con depresión. Normalmente cuando conseguimos lo que queremos o conseguimos deshacernos de lo que no nos gusta, entonces nos inflamos en nuestro ego como sapitos. En cambio cuando no conseguimos lo que queremos nos desinflamos, nos ponemos tristes o nos deprimimos. Sin ignorancia no podrían funcionar ninguno de ambos subibajas.Pero es la duda, la falta de fe, lo que nos impide adquirir la sabiduría que nos permite desmontar el subibaja del apego-aversión y el subibaja del ego-depresión.
  • 7. Los cinco impedimentos mentales o cinco obstáculos para lograr la purezamental pueden considerarse como los principales enemigos del meditador.La presencia de estos cinco impedimentos obstruye la claridad mentalnecesaria para desarrollar las facultades de la concentración y sabiduría.Comúnmente se nombran en el siguiente orden: deseo (de satisfacción)sensorial, aversión, letargo-torpeza (mental), agitación-preocupación, yduda. LOS CINCO IMPEDIMENTOS* Por Bhikkhu Thitapuñño
  • 8. FasesImpedimentos Mentales
  • 9. En general la persona que no ha practicado meditación difícilmente escapaz de distinguir estos estados en su propia continuidad mental, y muchomenos de poder discernir las causas y las condiciones que producen elsurgimiento y cese de estos estados mentales malsanos. Por Bhikkhu Thitapuñño
  • 10. Fases o Etapas en la Lucha contra los Venenos Mentales Fase 0 Fase 1 Fase 2 Fase 3 Fase 4 Gente Común Principiante Intermedio Avanzado Arhat IntentoNo practico Practico Logro en la practicar Liberaciónmeditación meditación meditación meditación Me Lucho Me he perturban contra los No soy He logrado liberado de los venenos venenosconsciente vencer a las manchas mentales mentales, de los alguno de mentales. pero no sé los estudio, venenos los venenos Soy un cómo se sus mentales mentales Arhat o luchar causas y sus Arahant contra ellos antídotos ¿Dónde estás tu?
  • 11. Una visión estratégica
  • 12. ¿Por qué es tan difícil luchar contra los cinco venenos mentales? Parte de esta incapacidad radica en el hecho de que estos impedimentos son la base que afirma erróneamente nuestra noción del propio “ser.” Por otra parte, se encuentran a menudo presentes en la mente en toda una gama de intensidades, lo que a menudo los hace prácticamente imperceptibles. Bhikkhu Thitapuñño ruizdequerol.wordpress.com ¿Yo? Primer Error Yo creo que yo soy ese veneno Segundo Error mental. Creo que no los tengoYo creo que soy mi enojo, yo creo Creo que estoy libre de ellos que soy mis deseos, yo creo que Creo que el enemigo no vive en mí soy mis sensaciones, yo creo que No soy capaz de percibirlo soy mi ignorancia o mis dudas, yo El veneno se mimetiza y no soy creo que soy mi pereza, yo creo capaz de verlo y por lo tanto no lo que soy mis pensamientos combato(“pienso, luego existo”, Descartes)
  • 13. Por ejemplo, si bien es cierto que la ira desenfrenada es una manifestación Tercer Error evidente de la aversión, otras manifestaciones de la aversión toman un carácter sutil que inclusive pareciesen estar desconectados de estaConfundo un veneno mental particular raíz de lo inhábil; tal es el caso de la persona que esta apegada a nulificar toda experiencia desagradable mediante el recurso de dormir con otro habitualmente en exceso. La persona que tiene aversión a su propia existencia (porque la siente insatisfactoria), puede no mostrar las Creo que estoy curado de manifestaciones comunes de la aversión (enojo, ira, etc.); no obstante esteuno, pero en realidad se está impedimento se manifiesta por otros cauces como la drogadicción, alcoholismo, actividad física peligrosa, o depresión, por citar algunosmanifestando de otra forma ejemplos. sutil o diferente. El veneno se cambia de Bhikkhu Thitapuñño máscara y sale de otra manera, a través de otro vicio. conductainadaptadaps.blogspot.com
  • 14. “Los  cinco  enemigos  son  todos  muy   comunes.  En  alguna  medida  todo  el  mundo   Cuarto Error los  =ene.  Nosotros  necesitamos  comprobar   Porque el veneno hace tiempo que cuál  de  ellos  es  nuestro  peor  enemigo,  cuál  no me visita,que no se manifiesta en de  los  cinco  aparece  más  a  menudo.  Todos   mí,no significa que no vive en mí están  dentro  sentados,  esperando  una   oportunidad,  pero  uno  o  dos  de  ellos   latente, esperando, al acecho, aparecen  a  la  más  mínima  provocación  y  a   escondido, la primer oportunidad menudo,  nos  anulan.  Con  éstos   para presentarse. necesitamos  seguir  trabajando” Mientras todo va bien, todo está Ayya  Khemacolor de rosa, entonces no me salenmis demonios internos. El hecho deque no me enoje no significa que elenojo no more en mí, no viva en mí y que no vaya a surgir en una situación extrema. blogsdelagente.com 14
  • 15. Cinco  Impedimentos Estados  mentales  impuros   Duda Letargo Aversión Deseo  Sensual AgitaciónLos  hemos  colocado  en  el  orden  en  que  creemos  que  debemos  luchar  contra  ellos,  de  afuera  hacia  adentro  del  círculo.  Primero  contra  la  duda,  ya  que  si  no  creemos  que  somos  prisioneros  de  estos  cinco  venenos  mentales,  no  haremos  nada  para  liberarnos  de  ellos.  En  segundo  lugar,  la  pereza,  porque  quizá  si  aceptamos  que  tenemos  esas  manchas,  pero  no  hacemos  nada  para  luchar  contra  ellas.  Luego  la  aversión,  porque  quizá  sen=mos  rechazo  hacia  las  enseñanzas  o  los  maestros  que  nos  dicen  cómo  luchar  contra  ellas.  En  cuarto  lugar  el  deseo  sensual,  el  cual  nos  va  a  mantener  distraídos  u  ocupados  en  sa=sfacer  esos  placeres  y  finalmente  la  agitación  o  la  distracción,  que  no  es  otra  cosa  que  el  cúmulo  de  problemas  y  preocupaciones  que  sacuden  nuestra  mente  y  que  están  alimentados  por  nuestro  ego. 15
  • 16. Cinco  Impedimentos Estados  mentales  impuros   DudaEl  enemigo  de  la  dudaVisto  estratégicamente  la  duda  es  el  más  peligroso  porque  es  el  que  deja  a  la  mayoría  de  los  seres  humanos  fuera  de  la  lucha  espiritual.  No  pelean  la  guerra  simplemente  porque  no  creen  que  deben  pelearla.  Por  más  que  les  dices  que  es  lo  más  importante  que  deben  hacer  no  te  creen,  no  conTan  en  =.  Aunque  les  digas  que  su  vida  tornará  en  sufrimiento  tarde  o  temprano  por  la  vejez,  la  enfermedad,  la  muerte  o  las  pérdidas  de  seres  queridos  o  cosas,  no  hacen  nada.  Todo  lo  ponen  en  duda.La  duda  es  ignorancia,  es  engaño,  es  simulación,  es  fraude.  Por  la  duda  nos  perdemos  del  viaje.  Y  por  dogmas   16equivocados  nos  vamos  a  viajes  infructuosos.
  • 17. Cinco  Impedimentos Estados  mentales  impuros   Duda LetargoEl  enemigo  del  LetargoVisto  estratégicamente  el  letargo  es  peligrosísimo  porque  nosotros  nos  conver=mos  en  los  peores  enemigos  de  nosotros  mismos.  Quizá  ya  superamos  la  duda  y  sí  creemos  que  debemos  hacer  algo  en  el  camino  espiritual,  pero  ¡no  lo  hacemos!  nos  quedamos  sentados  o  acostados.  Nosotros  nos  derrotamos  a  nosotros  mismos.  Nos  falta  carácter,  decisión,  voluntad,  disciplina.  Perdemos  por  omisión  en  tanto  que  por  la  duda  perdemos  por  perversión.El  letargo  es  la  pereza,  la  abulia,  la  flojera,  la  desidia,  el  “ahí  se  va”,  el  exceso  de  comodidad,  la  falta  de  esfuerzo  y  energía. 17
  • 18. Cinco  Impedimentos Estados  mentales  impuros   Duda Letargo AversiónEl  enemigo  de  la  aversiónVisto  estratégicamente  la  aversión  es  colorear  nega=vamente  a  la  realidad,  a  las  personas,  cosas  o  enseñanzas.  “Esto  no  me  gusta”,  “no  lo  quiero”,  “me  cae  mal”,  “me  desagrada”,  “me  molesta”,  “me  irrita”.  Nos  falta  ecuanimidad.  Le  estamos  asignando  a  la  realidad,  personas,  cosas  o  ideas  de  cualidades  que  no  =enen,  que  sólo  existen  en  nuestra  mente.  La  aversión  es  lo  mismo  que  el  apego,  que  el  deseo  pero  en  nega=vo.  Nos  distrae,  nos  hace  pelear  guerras  que  no  debemos  pelear.  Man=ene  a  nuestra  mente  equivocada,  distraída,  “gastando  energía  en  infiernitos”.La  aversión  es  el  rechazo,  el  odio,  el  enojo,  el  rencor,  los  celos,  la  envidia,  el  miedo.   18
  • 19. Cinco  Impedimentos Estados  mentales  impuros   Duda Letargo Aversión Deseo  SensualEl  enemigo  del  deseo  sensualVisto  estratégicamente  el  deseo  sensual  nos  saca  de  la  pelea,  nos  desvía,  nos  lleva  por  otros  rumbos,  impide  que  nos  centremos,  que  nos  focalicemos,  porque  nuestra  mente  está  obcecada  en  cosas  que  son  un  engaño,  una  ilusión,  en  cosas  que  esperemos  que  sean  fuente  de  placer  o  felicidad,  pero  si  lo  son,  lo  serán  sólo  momentáneamente,  cosas  que  no  nos  colmarán,  que  nos  dejarán  insa=sfechos,  pues  ni  con  “una  lluvia  de  monedas  de  oro  es  posible  colmar  los  deseos  humanos”.  Gastamos  toda  nuestra  vida  en  sa=sfacer  deseos  como  en  llenar  un  barril  sin  fondo.  Es  una  guerra  perdida. 19El  deseo  es  el  apego,  la  pasión,  el  gusto,  la  obsesión,  el  aferramiento.
  • 20. Cinco  Impedimentos Estados  mentales  impuros   Duda Letargo Aversión Deseo  Sensual AgitaciónEl  enemigo  de  la  agitaciónVisto  estratégicamente  la  agitación  es  el  ego,  la  soberbia.  Es  la  úl=ma  batalla  que  da  nuestro  “yo”  antes  de  morir.  Se  vuelve  a  agarrar  de  la  duda  -­‐¿Y  qué  tal  si  estoy  equivocado?  ¿Qué  tal  si  éste  no  es  el  camino?  ¿Qué  tal  si  éste  es  un  maestro  falso?-­‐  y  de  lo  que  sea,  cualquier  pensamiento,  cualquier  obsesión.  Y  si  no  pensamos  entonces  nos  quedamos  dormidos,  caemos  en  el  letargo.  Encontrar  el  equilibrio  entre  estos  dos  extremos  nos  abre  la  puerta  a  la  meditación.La  agitación  es  la  discursividad,  es  la  preocupación  por  los  problemas,  el  remordimiento  por  las  cosas  malas  que  hicimos  en  el  pasado,  por  el  daño  que  nos  hicimos  o  le  hicimos  a  otros  seres,  por  el  =empo  perdido.  Es  el  exceso  de  20pensamientos,  ideas,  imágenes,  sueños  que  corren  por  nuestra  mente  como  una  cascada.  
  • 21. Cinco  Impedimentos Estados  mentales  impuros   Duda Letargo Aversión Deseo  Sensual AgitaciónLos  CincoVisto  estratégicamente  parece  una  guerra  perdida,  ya  que  si  no  ataca  uno,  ataca  el  otro  o  atacan  los  cinco  simultáneamente.  Cuando  uno  falla  el  otro  entra  de  relevo.  Es  una  lucha  en  la  que  el  principiante  está  condenado  a  fracasar  si  no  =ene  una  fuerte  mo=vación,  si  no  =ene  disciplina,  si  no  persevera,  si  se  le  agota  la  energía,  el  esfuerzo,  especialmente  porque  los  frutos,  los  resultados  de  la  lucha  espiritual  pueden  tardar  meses  o  años  antes  de  verse  y  uno  se  puede  desanimar,  uno  puede  claudicar.  Se  requiere  coraje,  carácter,  fuerza  de  voluntad  y  mucha,  pero  mucha  fe,  cosas  que  al  principio  del  camino  se  =ene  poco.  Conviene  empezar  con  una  “reingeniería  personal”  buscando  metas   21pequeñas,  logros  insignificantes  que  vayan  elevando  nuestra  autoes=ma  y  confianza.
  • 22. ¿Qué  hacer  con  estos  5  enemigos?Primero.  Evitarlos.  Evita  las  personas  o  situaciones  donde  sabes  que  se  presentan  esos  enemigos.Segundo.  Reconocerlos.  Recuerda  que  como  los  llevamos  dentro  tendemos  a  confundirlos  con  nosotros,  como  si  fuera  nuestra  naturaleza.  “Es  mi  enojo”,  no.  “Hay  enojo”,  “surgió  el  enojo”.Tercero.  Si  nos  topamos  con  ellos,  no  involucrarnos  con  ellos.  Cuarto.  Purificarlos  o  transformarlos.  Transformar  esas  energías  nega=vas  en  energías  posi=vas.  Por  ejemplo,  transformar  el  enojo  en  claridad.  Transformar  el  ego  en  amor.  Transformar  el  apego  en  libertad.  Transformar  la  duda  en  inves=gación  y  transformar  la  depresión  en  ac=tud  de  servicio.  Quinto.  Liberarnos  totalmente  de  esos  enemigos.  Eso  es  lo  que  logra  un  Arhat.Acuérdate  que  esos  enemigos  los  llevamos  dentro  de  nosotros.  No  están  afuera.  Por  eso  se  trata  de  una  guerra  interior,  de  nosotros  con  nosotros  mismos. 22
  • 23. Guerra  contra  los  Enemigos  Mentales Si uno ha de vencer dicho enemigo, es requisito indispensable poder reconocerlo. El problema práctico radica en que la mente, debido a la ignorancia (avijja), utiliza los subterfugios mas sofisticados para ocultar la naturaleza y manifestación de los impedimentos. Por esta razón la labor del meditador principiante es la más difícil, ya que tiene que empezar a enfrentarse a un enemigo muy superior en cuanto a ardides, recursos y fuerza. El inicio de la batalla presupone la inalienable necesidad de sacar a luz una honestidad a toda prueba, así como la determinación de poner fin a la negligencia -que solapa la carencia de firmeza-, para iniciar el enfrentamiento cara a cara con los impedimentos. Si una persona no es honesta consigo misma, no hay esperanza de victoria. LOS CINCO IMPEDIMENTOS* Por Bhikkhu Thitapuñño Manchas  o  Venenos  Mentales Facultades  Mentales Fe Esfuerzo-­‐EnergíaDuda-­‐Ignorancia-­‐Engaño Atención  Apego Vs -­‐  ReconocimientoAversión Enemigo  Muy  Superior Hones=dad  a  toda  prueba ConcentraciónPereza-­‐Negligencia -­‐  Ardides Determinación-­‐Firmeza -­‐  Recursos Harto  de  sufrir SabiduríaDistracción -­‐  Fuerza Mo=vación  de  alcanzar  la  felicidad  suprema Generosidad 23 Amor
  • 24. Círculo  Vicioso Como  no  veo  el  veneno  no   lo  combato.   Como  no  veo  el  enemigo  no   No  lo   lo  combato,  no  me  protejo  No  lo   contra  él. combato Como  no  veo  la  mancha   veo mental  no  la  lavo,  no  la   limpio,  no  me  libero  de  la   misma. Como  no  cul=vo  la  atención   unipuntual  entonces  mi   capacidad  de  ver  es  limitada,   estoy  como  ciego,  estoy   como  dormido,  como  dijo   Jesucristo:  “no  hay  peor   sordo  que  el  que  no  quiere   oír.  No  hay  peor  ciego  que  el   que  no  quiere  ver”. 24 minifauna.com
  • 25. Círculo  Virtuoso Trato  de  cul=var  la  atención   y  me  doy  cuenta  que  no   puedo,  que  no  avanzo   porque  tengo  manchas   Lo   mentales,  entonces  las   estudio,  trato  de  entender  Lo  veoLa  Mancha  o  Veneno  Mental combato sus  causas  y  circunstancias,   en  qué  momento  surgen,   cómo,  cuándo,  por  qué  y   trato  de  comba=rlas. Al  comba=r  las  manchas   Cul/vo  la   mejora  mi  atención  y   entonces  soy  capaz  de  ver   atención   manchas  más  su=les,  más   refinadas  y  ahora  voy  tras   unipuntual ellas. 25
  • 26. Procedimiento1.  Conocimiento  teórico  de  las  manchas  o  venenos  mentales2.  Admi=r  con  hones=dad  cuando  estas  manchas  o  venenos  aparecen  en  uno3.  Aplicar  los  ankdotos  correspondientes 26
  • 27. DISCERNIMIENTO Y HONESTIDADUno de los prerrequisitos que el meditador principiante debe llenar es el de desarrollar lahabilidad para poder identificar al impedimento correspondiente cuando éste se manifieste enla propia mente. Por esta razón el Buddha establece propiamente el marco de referencia parala practica meditativa llamado “los cinco impedimentos” De manera que una vez que senombran y se clasifican teóricamente, el meditador debe proceder inicialmente a identificarclaramente en sí mismo(a) estas modalidades en las que se manifiesta “el enemigo.” Si uno hade vencer dicho enemigo, es requisito indispensable poder reconocerlo. El problema prácticoradica en que la mente, debido a la ignorancia (avijja), utiliza los subterfugios massofisticados para ocultar la naturaleza y manifestación de los impedimentos. Por esta razón lalabor del meditador principiante es la más difícil, ya que tiene que empezar a enfrentarse a unenemigo muy superior en cuanto a ardides, recursos y fuerza. El inicio de la batalla presuponela inalienable necesidad de sacar a luz una honestidad a toda prueba, así como ladeterminación de poner fin a la negligencia -que solapa la carencia de firmeza-, para iniciar elenfrentamiento cara a cara con los impedimentos. Si una persona no es honesta consigomisma, no hay esperanza de victoria. El proceso meditativo requiere ante todo una disposiciónde absoluta sinceridad y claridad en cuanto a la intención de poner fin a las impurezas ycorrupciones mentales propias. El hecho de que estos impedimentos han sido derrotados en laguerra total (y en un sinnúmero de batallas) por millares de individuos a lo largo de la historiade la humanidad, es razón suficientemente elocuente para emprender los primeros pasos enesta ardua marcha espiritual. Si uno entiende esto con una actitud realista y equilibrada, esdecir, con una actitud sabia, entonces uno habrá establecido las bases necesarias, laasociación correcta, y la reflexión o consideración sabia (yoniso manasikara), para erradicarestas calamidades con el mínimo esfuerzo necesario. Bhikkhu Thitapuñño 27
  • 28. CONDUCTA EN ACUERDO CON LA MORALLa incapacidad para identificar la presencia de los impedimentos está Falta  de  restricción  directamente relacionada a las transgresiones de la moral. En ausenciade discernimiento, la mente no encuentra el soporte necesario para Comportamiento   de  la  conductarestringir sus actividades inhábiles; esto se traduce entonces en disipado  y   Uso  irrestrico  de  pensamiento, lenguaje y acción inhábiles, malsanos, los cuales dan comoresultado dolor e insatisfacción. Esta falta de restricción de la conducta malsano los  sen=dosresulta del uso irrestricto de los sentidos, los cuales buscan siempre Toda  clase  de  satisfacción inmediata; esta necesidad puede tornarse tan intensa, que ala larga da lugar a toda clase de compulsiones y adicciones. compulsiones  y   Bhikkhu Thitapuñño adicciones Ceguera     Transgresión   de  las   Falta  de   de  la  moral manchas discernimientoViolación  de  Principios No  ve  uno  el  veneno Falta  de  concienciaIncumplimiento  de  Preceptos No  ve  las  manchas Falta  de  soporte  é=coComportamiento  no  é=co Incapacidad  de  ver  los   Falta  de  educaciónMala  conduca impedimentos 28
  • 29. ¿3 ó 5 ó 6?¿De cuántos venenos estamos hablando? ¿De cuántas dimensiones?
  • 30. En  realidad  son  3  vectores  con  dos  extremos  cada  uno:-­‐  La  duda,  que  va  desde  la  fe  ciega  o  dogmá=ca  en  un  extremo,  hasta  el  escep=cismo  exacerbado  en  el  otro.  Es  decir  el  que  se  cree  todo  ingenuamente  de  un  lado  y  del  otro  el  que  no  cree  nada  aunque  le  pongan  las  evidencias  enfrente.  Tan  malo  el  uno  como  el  otro,  lo  ideal  es  el  punto  medio:  una  duda  escép=ca,  una  fe  que  exige  demostración,  una  confianza  que  no  le  impide  a  uno  caminar.  Pues  sin  fe  no  hay  viaje,  sin  fe  no  se  puede  alcanzar  la  sabiduría.  Por  eso  la  fe  es  la  primera  de  las  Cinco  Facultades  Espirituales  (fe,  energía,  atención  plena,  concentración  y  sabiduría*)-­‐  La  aversión  y  el  apego.  El  rechazo  y  la  obsesión.  El  odio  y  el  deseo.  Son  la  cara  de  la  misma  moneda.  Me  gusta  y  no  me  gusta,  lo  quiero  y  no  lo  quiero.  Me  quiero  apegar  a  eso  o  me  quiero  alejar  de  eso.  Uno  es  posi=vo  y  el  otro  nega=vo.  El  justo  medio  es  la  ecuanimidad,  el  aceptar  todas  las  cosas  como  son,  sin  imputarles  cualidades  posi=vas  o  nega=vas.-­‐  De  un  lado  el  letargo,  la  pereza,  la  abulia,  el  sueño  y  del  otro  lado  la  agitación,  la  preocupación,  la  discursividad  o  el  exceso  de  pensamientos.  En  un  caso  es  la  depresión  y  en  el  otro  extremo  el  ego  en  su  máximo  esplendor.  En  un  caso  nos  abandonamos  y  en  el  otro  queremos  ser  los  reyes  del  universo.  El  justo  medio  es  el  esfuerzo  diligente,  el  esfuerzo  sin  apego,  sin  deseo.   *  Recomendamos  para  el  que  quiera  conocerlas  El  Camino  a  la  Sabiduría:  las  Cinco  Facultades  Espirituales  de   Edward  Conze.  Traducción  de  Virginia  E=enne,  que  lo  puede  encontrar  en  la  red. 30
  • 31. Fe   escép=ca La  duda Crédulo EscépIcoLa  posición  ante  la  Verdad  o  la  Realidad El  Camino  Medio El  Justo  Medio El  equilibrio De  un  lado  está  el   Lo  ideal,  el  justo  medio,   En  el  otro  extremo  está   crédulo,  el  que  se  cree   es  tener  una  fe   el  escép=co,  el  que  no   todo  sin  exigir  una   escép=ca.  Una  fe  que   cree  en  nada  ni  en   prueba  o  demostración,   no  le  impide  a  uno   nadie  y  a  veces  ni   el  ingenuo  o  bobalicón. exigir  pruebas,   siquiera  en  él  mismo  y   El  que  se  avienta  al   inves=gar,  probar,   que  corre  el  riesgo  de   precipicio  si  su  líder  se   intentar,  experimentar.   caer  en  el  nihilismo,  es   lo  pide.  El  que  cree   Es  la  fe  del  cienkfico,  la   decir  en  la  negación  de   ciegamente. confianza  que  le  ayuda   todo  y  en  la  afirmación   Cae  en  el  “eternalismo”   a  uno  aventarse  y   de  la  nada.   o  “existencialismo”  es   probar,  para  demostrar,   El  peligro  de  él  es  no   decir  en  creer  que  las   para  “saborearlo”  por   probar,  no  intentar,   cosas  =enen  existencia   uno  mismo.  Sin  fe  no   caer  en  la  parálisis  por   por  sí  mismo  y  que   hay  sabiduría.  Jamás  se   el  análisis.  Se  pierde  el   perduran  para  siempre. alcanza  porque  uno  no   viaje  y  la  aventura  por   hace  el  viaje  y  este  viaje   estar  en  la  negación. sólo  uno  lo  puede   hacer. 31
  • 32. Ecuanime La  acItud Aversión ApegoLa  posición  ante  las  cosas  y  los  demás El  Camino  Medio El  Justo  Medio El  equilibrio De  un  lado  está  el  que   Lo  ideal,  el  justo  medio,   En  el  otro  extremo  está   rechaza  todo,  el  que   es  la  ecuanimidad,   el  apego  o  el  deseo,  el   siente  odio,  desprecio,   liberarse  de  la   que  todo  quiere,  que   enojo.  Nada  le  gusta,   esclavitud  del  deseo,   todo  le  gusta,  que  está   nada  le  parece,  a  todo   pero  no  irse  al  otro   obsesionado  o   le  encuentra  un   extremo  de  la  aversión.   apasionado  por   defecto.  Todo  está  mal.   Aceptar  las  cosas  como   obtener  algo,  porque   Cri=ca  todo  o  cae  en  los   son:  impermanentes,   piensa  que  eso  es  la   celos  y  la  envidia.   compuestas  de  partes,   fuente  del  placer  o  de   sin  un  yo  o  alma  y  no   la  felicidad. generadoras  de   felicidad. 32
  • 33. Esfuerzo La  acItud Ego DepresiónLa  posición  ante  uno  mismo El  Camino  Medio El  Justo  Medio El  equilibrio De  un  lado  está  el  ego,   Lo  ideal,  el  justo  medio,   En  el  otro  extremo  está   el  apego  a  uno,  la   es  el  esfuerzo  sin   la  depresión,  el  letargo,   soberbia,  que  lleva  a  la   apego,  la  acción  sin  el   el  abandono,  la  abulia,   discursividad,  a  la   deseo.  Requieres   la  pereza,  la  flojera,  el   agitación,  a  las   actuar,  no  puedes  dejar   sueño,  la  laxitud,  el  no   preocupaciones,  a   de  actuar,  pero  hacerlo   hacer  nada,  el  quedarse   querer  tener  la  razón,  a   sin  esperar  nada.  El   =rado,  el  pensar  que  el   querer  tener  el  control,   obje=vo  es  el  camino  y   esfuerzo  no  vale  la   a  imponer  tu  punto  de   no  la  meta.  La   pena. vista,  tu  criterio,  tu   diligencia,  la  lucha,  la   forma  de  ver  el  mundo,   persistencia,  la   tu  forma  de  hacer  las   voluntad,  el  carácter,  la   cosas. decisión,  la   determinación. 33
  • 34. Tenemos  un  cubo  de  tres  vectores: “x”  es  la  duda  ante  las  creencias  o  nuestra  ac=tud  ante  la  Verdad “y”  es  la  ac=tud  hacia  las  cosas  y  los  demás,  y “z”  es  la  ac=tud  hacia  uno  mismo El  Cubo  de  la  AcItud Ego,  DiscursividadAcItud  ante  uno Apego Depresión,  Letargo AcItud  ante  los  demás Aversión Crédulo Escép=co Duda/Creencias AcItud  ante  la  Verdad 34
  • 35. En  realidad,  podríamos  hablar  de  6  impedimentos  o  de  3  impedimentos.De  6  si  tomamos  los  extremos  de  los  tres  vectores.De  3  si  sólo  tomamos  los  tres  vectores  o  dimensiones  del  cubo.¿Por  qué  se  habla  de  5  impedimentos?  Porque  la  duda  se  toma  como  uno  solo,  ya  sea  que  uno  dude  porque  cree  ciegamente  en  una  religión  o  en  algo  dis=nto,  o  porque  de  plano  uno  dude  de  las  enseñanzas  porque  no  crea  en  nada  ni  en  nadie.  En  el  fondo  es  la  misma  duda  que  le  impide  a  uno  acercarse  o  creer  en  las  enseñanzas  o,  lo  más  grave,  no  probarlas,  no  experimentarlas,  no  inves=garlas.  Puede  ser  una  duda  que  se  =ene  porque  a  uno  le  han  fallado,  lo  han  defraudado  en  esta  o  en  otras  vidas  y  ya  está  uno  escarmentado,  ya  se  volvió  uno  incrédulo,  escép=co,  porque  “se  lo  han  llevado  a  uno  al  viaje  o  al  baile”,  o  puede  ser  una  duda  porque  uno  cree  que  ya  encontró  la  “verdad”  en  otro  lado,  con  otro  gurú,  en  otra  capilla,  en  otra  religión.  Por  eso  el  Buda  no  dice:  “ven  y  cree”,  sino  “ven  y  ve”.  El  Buda  te  exige  probar,  inves=gar  por  =  mismo.  Te  exige  dudar  incluso  de  él  o  de  cualquier  maestro.  Por  eso  dice:  “no  pongas  ninguna  mente  encima  de  la  tuya”.  Tu  debes  ser  tu  propio  maestro,  tu  propio  guía.  La  enseñanza  está  dentro  de  =.  Tu  debes  confiar  en  =  mismo,  en  tus  actos,  en  tu  capacidad,  en  tu  potencial.   35
  • 36. PensamientoEstructuradoLos Cinco Venenos en Matrices
  • 37. No  es  fácil  desprenderse  de  los  5  impedimentos.  La  prueba  es  que  seguimos  atrapados  en  el  Samsara  y  la  culpa  la  =enen  ellos.Pero  ellos  surgen  porque  atrás  están  el  signo  de  la  belleza,  de  la  asquerosidad,  del  descontento,  de  la  inquietud  y  de  la  duda.  Si  no  surgieran  esos  signos  no  surgirían  los  impedimentos.Tenemos  que  ir  a  la  causa  de  la  causa  y  desmantelarlos.  No  es  fácil,  pero  no  es  imposible.  Se  requiere  mucha  perseverancia,  mucho  esfuerzo,  mucha  entrega,  mucha  voluntad  y  decisión.Pero  primero  debemos  confiar  en  nosotros,  en  las  enseñanzas  y  en  los  maestros. 37
  • 38. ¿Por  qué?  ¿Cómo? ¿Por  qué  es  un  veneno  o  una  amenaza   ¿Cómo  lo  trascendemos?  VENENO o  una  mancha  mental? ¿Cuándo  se  supera? “La  duda  escép=ca  surge  en  la  gente  que  es  incapaz   “La  confianza  en  uno  mismo  aparece   de  amar.  Para  consagrarse  a  una  ac=vidad,  hay  que   durante  la  segunda  absorción  medita=va,  Duda  o  escep=cismo ser  capaz    de  entregarse  totalmente”.  Del  otro  lado   cuando  sabemos  que  podemos  hacer  lo   está  el  que  ama  un  dogma  equivocado. que  queremos  con  nuestra  mente”. “Queremos  alimentar  a  nuestros  sen=dos  porque  los   “Sólo  deja  de  hablar  cuando  la  experiencia   tenemos,  porque  hemos  nacido  con  ellos”...  “Este   de  la  meditación  da  mayor  placer  que  el  Apego,  placeres  o  deseo   apego  nos  crea  la  ilusión  de  que  esto  es  lo  más   que  proporciona  la  sa=sfacción  sensual¨.  sensual importante  que  existe,  que  ahí  está  nuestro   Cuando  la  felicidad  interior  es  más   camino”...  “Es  el  oro  del  loco.  Brilla,  pero  no  =ene   importante  que  la  felicidad  exterior.   valor,  porque  dura  poco”.   “La  cólera  surge  porque  de  un  modo  u  otro  nos   “Hasta  que  no  encontremos  la  paz  en   sen=mos  heridos.  El  dolor  ha  surgido,  y  la  absurda  Aversión  o  malevolencia reacción  humana,  el  singular  ins=nto  natural,  es   nuestro  interior,  no  la  encontraremos  en   ninguna  parte” infligir  dolor  a  su  vez”. “El  desasosiego  de  la  mente  generalmente  se  debe  a   experiencias  pasadas,  las  que  hemos  come=do  y  las   “Hasta  que  aprendamos  a  experimentar  el  Discursividad,   que  hemos  omi=do,  todo  aquello  que  en  nuestra   momento,  no  vamos  a  tener  un  poco  de  desasosiego  y  ansiedad vida  nos  hubiera  gustado  hacer  y  no  hicimos  o  lo  que   paz,  felicidad  o  tranquilidad” hicimos  que  quisiéramos  no  haber  hecho” “La  energía  surge  cuando  se  =ene  una   “Cuando  la  mente  no  =ene  un  concepto  claro  de  lo   dirección  bien  definida.  Se  sabe  Letargo,  pereza  o  apaka que  está  tratando  de  conseguir,  salvo  permanecer   exactamente  a  dónde  se  va  y  se  persevera   Tsicamente  viva,  no  produce  mucha  energía” en  ello” Los  entrecomillados  pertenecen  a  Ayya  Khema  en  su  libro  Siendo  Nadie,   Yendo  a  Ninguna  Parte,  Ed.  Indigo.   38
  • 39. Los  Venenos,  sus  Opuestos  y  sus  AnVdotosVENENO SU  OPUESTO ANTIDOTODuda Fe,  confianza Confiar  en  uno  mismoAvidez,  Apego  o  deseo  sensual Generosidad Pensar  en  la  impermanencia Nobles  amigos  y  noble  Aversión  u  odio Amor  incondicional conversación Paz,  vivir  el  momento  aquí  y   Ver  la  realidad,  las  cosas  Discursividad,  ansiedad ahora como  son Una  mo=vación:  acabar  con  Letargo Energía,  esfuerzo el  sufrimiento 39
  • 40. ¿Qué  comentó  el  Buda  de  los  Cinco  Venenos  Mentales?VENENO Qué  comentó  el  Buda El  Buda  la  compara  a  viajar  por  el  desierto  sin  provisiones  y  sin  un  mapa,  por  Duda eso  vamos  dando  vueltas,  los  bandidos  nos  asaltan  y  nos  matan. El  Buda  comparó  el  deseo  sensual  con  estar  endeudado.  Si  tenemos  una  casa  y   por  su  causa  debemos  dinero  al  banco,  hemos  de  ir  mensualmente  y  amor=zar  Avidez,  Apego  o  deseo  sensual la  deuda  con  los  intereses.  Aunque  en  el  caso  de  la  casa,  con  el  =empo,  se   liquidará  la  deuda.  Tenemos  hambre  de  nuevo.  Tenemos  sed  de  nuevo.   Queremos  ver  y  oír  y  gustar  y  tocar  una  y  otra  vez. El  Buda  la  compara  con  coger  carbón  ardiendo  con  las  manos  desnudas  y  tratar  Aversión  u  odio de  echárselo  a  la  persona  con  la  que  se  está  furioso.  ¿Quién  se  quema  primero?   El  que  está  furioso,  desde  luego. El  Buda  la  compara  a  un  lago  cuando  sopla  mucho  el  viento  y  hace  que  las  olas  Discursividad,  ansiedad suban  muy  alto.  Cuando  hay  olas  en  nuestras  emociones,  nos  ahogamos  en   ellas.  No  podemos  ver  con  claridad. El  Buda  compara  la  pereza  y  la  apaka  con  estar  en  prisión.  Si  estamos  en  prisión  Letargo en  una  pequeña  celda,  no  hay  nada  que  podamos  hacer  hasta  que  alguien  abra   la  puerta. Fuente:  Ayya  Khema  en  su  libro  Siendo  Nadie,  Yendo  a  Ninguna  Parte,  Ed.   Indigo.   40
  • 41. Venenos...  ¿Qué  producen?,  ¿cómo  los  ve  la  sociedad?VENENO Qué  produce Cómo  lo  ve  la  sociedad La  sociedad  desconTa  de  quien  no  cree  lo  Duda Parálisis  o  estar  en  un  camino  equivocado que  cree  la  mayoríaAvidez,  Apego  o  deseo   Produce  sensaciones  placenteras Muy  es=mado  por  la  sociedadsensualAversión  u  odio No  produce  ninguna  sensación  placentera No  está  aprobado  por  la  sociedad La  sociedad  lo  ve  como  ingenioso  o  Discursividad,  ansiedad Distracción inquieto  o  disperso La  sociedad  rechaza  al  flojo,  pero  tampoco  Letargo Nada,  ningún  avance,  pérdida  de  =empo en=ende  a  quien  se  dedica  a  la  vida   espiritual 41
  • 42. La  Mente  es  Pura  y  Cristalina  como  el  AguaCon el objeto de ilustrar el carácter psicológico de los cincoimpedimentos mentales el Buddha hace uso de símiles. La primera serieque se expone toma la analogía del agua con la mente. El agua posee ungran número de características en las que se asemeja a la mente. En suestado puro ambas son transparentes, claras, cristalinas. El Buddha diceque la mente en su estado natural es luminosa, pero es opacada porimpurezas mentales advenedizas. De la misma forma el agua en suestado puro y natural se encuentra libre de toda contaminación, hastaque algún elemento extraño la enturbia y la hace impura. Por otra parte,el agua siempre toma la forma del recipiente que la contiene, esadaptable, tal como lo es la mente en su estado puro. Por añadidura lamente en este estado es imperturbable, como la gran masa de agua enun remoto lago a la luz de los primeros rayos del amanecer. Bhikkhu Thitapuñño 42
  • 43. Comparar  los  Cinco  Venenos  con  el  AguaVeneno Simil El Buddha indica que tal como no es posible ver el fondo de un recipiente, o el reflejo de la propia imagen con agua que ha sido teñida con una serie de pinturas de todos colores, tampoco es posible lograr claridad mental bajo la influencia del deseo de satisfacción sensorial, el primero en orden deDeseo los impedimentos. Una de las condiciones que propicia el surgimiento del deseo, es la percepción de un objeto atractivo, de manera que en este símil es el carácter interesante y atractivo de las volutas que se forman con las tinturas disueltas. El agua hirviente. En este caso ésta es una analogía para la mente que se encuentra “caliente”, conAversión resentimiento, ira, furia, fastidio, enojo, etc. En este caso la mente percibe al objeto como no- atractivo. El de un cuerpo de agua cuya superficie esta cubierta por lama, la cual nuevamente impide ver elLetargo propio reflejo con claridad. Tal como el símil lo sugeriría, el agitar, el remover ese material permitirá disipar la obstrucción. El Buda la compara a un lago cuando sopla mucho el viento y hace que las olas suban muy alto.Agitación Cuando hay olas en nuestras emociones, nos ahogamos en ellas. No podemos ver con claridad. Es el de agua lodosa. La turbidez debida al lodo suspendido en el agua impide ver el fondo delDuda recipiente que la contiene. En este caso, lo primero que se debe hacer es dejar de agitar esa agua, con el objeto de que el lodo se asiente en el fondo. Fuente: Bhikkhu Thitapuñño LOS CINCO IMPEDIMENTOS 43
  • 44. Duda1. Duda escéptica Engaño, Ignorancia
  • 45. El  Buda  la  compara  a  viajar  por  el  desierto  sin  provisiones  y  sin  un  mapa,  por  eso  vamos  dando  vueltas,  los  bandidos  nos  asaltan  y  nos  matan. 45
  • 46. Dudas -­‐  Tener  duda  de  que  exista  lo  espiritual.  Tener  una  visión  materialista  del   mundo.  Tener  duda  de  que  privarse  de  los  deseos  sensoriales  sea  algo   posi=vo. -­‐  Tener  dudas  sobre  la  propia  habilidad,  sobre  las  propias  ap=tudes   espirituales -­‐  Tener  duda  de  que  el  Buda  sea  realmente  un  iluminado -­‐  Tener  duda  que  el  Dharma  sea  la  verdad -­‐  Tener  duda  de  que  la  Sangha  haya  perpetuado  el  Dharma   correctamente 46
  • 47. Necesitas  no  sólo  amar  a  tu  pareja,  sino  entenderla Entendimiento Pareja No  amor Amor No  entendimiento 47
  • 48. Necesitas  no  sólo  amar  a  tu  pareja,  sino  entenderla Pareja Entendimiento La  en=endo,   La  en=endo  y   pero  no  la  amo la  amo No  amor Amor Ni  la  amo  ni   La  amo,  pero   la  en=endo no  la  en=endo No  entendimiento 48
  • 49. Igual  necesitas  entender  y  amar  al  Dharma  para  que  realmente  puedas  avanzar  en  el  Camino  Espiritual.  Este  es  el  mayor  ankdoto  contra  la  duda 49
  • 50. AnVdotos  a  la  duda 1.  Aprender  más  sobre  el  Dharma 2.  Relacionarse  con  gente  sabia  y  madura 50
  • 51. Deseo2. Deseo Sensual
  • 52. “Ningún  placer  real  puede  llegar  de  los  sen=dos,  porque  no  dura”Ayya  Khema 52
  • 53. Los  Placeres  Sensuales Si  tenemos  de  más,  nos  emborrachan  y  pagamos  la  cruda Si  dura  mucho  ya  no  son  placenterasDeseo  sensual Si  se  acaban,  entonces  sufrimos“Todos  los  intentos  de  buscar  la   Si  dura  poco,  no  nos  sa=sfacefelicidad  a  través  de  los  sen=dos  están   Nunca  tenemos  suficientecondenados  al  fracaso”,  Ayya  Khema Si  ya  pasaron,  entonces  nos  perturba  su  recuerdo Si  no  los  hemos  vivido  entonces  los  deseamos 53
  • 54. El   La   deseo La   expecta=va El  esfuerzo   posibilidad  de  su   1 La   por   sa=sfacción 2 La   sa=sfacción   obtenerlo frustración del  deseo 3 La  sed 4Nuevo   5deseo 7 6 1 “No  es  posible” “No  se  cómo?” La  ex=nción  del   “Es  muy  diTcil” deseo 54
  • 55. Como  nos  senImos  incómodos  buscamos  la  saIsfacción  del  deseo  porque  pensamos  que  eso  nos  dará  comodidad Sa=sfacción Deseo Incomodidad Comodidad Sed Insa=sfacción Frustración 55
  • 56. Como  nos  senImos  incómodos  buscamos  la  saIsfacción  del  deseo  porque  Deseo pensamos  que  eso  nos  dará  comodidad Sa=sfacción Estoy  sa=sfecho,   Estoy  en  paz,   pero  me  siento   cómodo  y  sa=sfecho incómodo,  con  sed Incomodidad Comodidad Sed Me  siento   Estoy  cómodo,  pero   incómodo  e   me  siento  insa=sfecho insa=sfecho Insa=sfacción Frustración 56
  • 57. AnVdotos  al  deseo 1.  Entender  que  el  deseo  sensual  es  un  enemigo  que  destruye  nuestra   morada  interna,  que  causa  miedo  a  no  poder  conseguir  lo  que  queremos  y   aversión  hacia  quienes  si  lo  consiguen  (envidia,  celos) 2.  La  moderación 3.  No  ver  el  todo,  sino  cada  una  de  sus  partes 4.  Tener  un  amigo  noble  con  quien  conversar  sobre  el  Dharma 57
  • 58. Odio3. Aversión Malevolencia
  • 59. El  Buda  la  compara  con  coger  carbón  ardiendo  con  las  manos  desnudas  y  tratar  de  echárselo  a  la  persona  con  la  que  se  está  furioso.  ¿Quién  se  quema  primero?  El  que  está  furioso,  desde  luego. 59
  • 60. 5 4 3 O  me  trago  mi   2 Como  tu  me   cólera,  la  reprimo  y   Me   las=maste  o  me   eso  me  hace  daño  a   1 Me   siento  irritado   hiciste  daño,  ahora  yo   mí siento   o  molesto   te  lo  hago  a  =  Me  siento   defraudado   con=go herido  o   con=golas=mado El  amor   incondicional 60
  • 61. “El  segundo  de  estos  impedimentos,  de  estas  impurezas  que  tantos  estragos  producen  dentro  de  nosotros,  y  por  ello  en  nuestro  entorno,  es  la  malevolencia  o  la  cólera.  Puede  ser  leve.  Puede  ser  fuerte.  Se  puede  manifestar  o  sólo  permanecer  quieta  adentro.  Si  se  verbaliza,  existe  la  posibilidad  de  que  la  otra  persona  se  enfade  también.  Entonces  tenemos  altercados  familiares  o  discusiones  con  los  vecinos.  Tenemos  disensiones  entre  comunidades  y,  al  final,  guerra  entre  naciones  o  en  todo  el  mundo”.Ayya  KhemaSiendo  Nadie,  Yendo  a  Ninguna  Parte 61
  • 62. “Todos  los  problemas  surgen  por  nuestras  reacciones  y,  otro  de  nuestros  absurdos,  tenemos  la  tendencia  natural  de  culpar  a  quienes  las  provocan.  Nos  enfurecemos,  así  que  culpamos  a  la  persona  que  ha  provocado  la  furia.  Nos  entristecemos,  así  que  culpamos  a  la  persona  que  ha  provocado  la  tristeza,  o  al  hecho  en  sí.  Pero  se  nos  olvida  que  es  imposible  enfurecerse  o  entristecerse  si  no  tenemos  la  tendencia  interna  a  querer  ser  provocados.  De  otro  modo  no  ocurriría”.Ayya  KhemaSiendo  Nadie,  Yendo  a  Ninguna  Parte 62
  • 63. “No  importa  quien  sea  el  que  provoca.  Sólo  puede  salir  lo  que  hay  allí”.Ayya  KhemaSiendo  Nadie,  Yendo  a  Ninguna  Parte 63
  • 64. AnVdotos  a  la  cólera 1.  Recordar  “soy  dueño  de  mi  karma”.   -­‐  si  estoy  viviendo  esto  es  porque  yo  mismo  me  lo  he  causado  en  el  pasado.   Algo  dije  o  hice  que  ocasiona  que  hoy  esté  viviendo  esto.  El  que  la  otra   persona  haya  hecho  algo  que  encienda  mi  cólera  no  =ene  nada  que  ver.  No   debo  enojarme  con  él,  sino  conmigo  mismo.  “La  cólera  que  sen=mos  contra   algo  o  alguien  es  sólo  una  reacción  de  nuestras  impurezas.  No  =ene  nada  que   ver  con  la  acción  ni  con  quien  la  realiza”  (Ayya  Khema). -­‐  si  me  enfurezco  y  hago  o  digo  algo  que  las=me  a  otro  yo  voy  a  sufrir  la   consecuencia  en  el  futuro.  El  primero  que  se  va  a  quemar  soy  yo. 2.  No  autocensurarse 3.  Cambiar  la  reacción  por  amor  incondicional. 64
  • 65. Acrobacias  Mentales“Hay que realizar algunas acrobacias mentales. Es decir, darse cuenta de que la cólera es algo inútil. Nos hace infelices. Haceinfelices a otros. No sólo eso, sino que deja un surco en la mente de modo que la cólera surge cada vez más fácilmente. Poresta razón encontramos a menudo tan ariscas a las personas mayores. Todo en su entorno se vuelve desagradable. No sonnunca felices porque el surco de la mente se les ha hecho tan profundo que ya no pueden salir nunca de él.Conociendo estos peligros, miremos a la persona con la que estamos furiosos y tratemos de recordar algo grato que estapersona haya dicho o hecho. Este método puede ser efectivo porque, si conocemos a la persona, algo grato seremos capacesde recordar. Todo el mundo hace algo grato de vez en cuando. Todas las personas llevan dentro de sí algo de bondad, así quetenedlo presente.Si estáis demasiado furiosos para pensar algo bueno de esa persona, recordad entonces que sólo una persona desdichadaactúa de un modo malévolo. La persona feliz actúa y habla de un modo placentero y no enfurece a otros. Así que es evidenteque esa persona con la que estáis furiosos es algo desdichada. Está sufriendo. Tened un poco de compasión del sufrimiento dela otra persona, tanto si tiene una dolencia física como si sufre por no haber oído el Dharma. No sabemos cuál puede ser lacausa. No importa. Tened compasión de esa persona.Si estamos realmente tan furiosos con esa persona que no podemos recordar nada bueno de ella ni pensar en su sufrimiento,podemos tratar de sentirnos como una madre. Seguramente su madre la ama... tratamos de despertar un sentimiento maternalen nosotros.Todos estos cambios mentales dan buenos resultados. Se tarda un poco hasta llegar a conseguirlo cada vez. Pero con lapráctica continua se convierte en hábito, se convierte en segunda naturaleza, y cuando es segunda naturaleza, la propianaturaleza original ha cambiado. Aunque la cólera siga surgiendo, ya no tiene significación o fuerza, porque hemos aprendido acambiarla”.Ayya KhemaSiendo Nadie, Yendo a Ninguna Parte 65
  • 66. Cinco estrategias para remover el enojo o la aversión “Existen, monjes, cinco formas de remover el enojo. A través de ellas, todas las indignaciones que han surgido en un monje pueden ser removidas. ¿Cuales son esas cinco formas? Si surge el enojo hacia cualquier persona, entonces uno debe cultivar el amor-bondad hacia esa persona... o la compasión... o [3]la ecuanimidad. De estas formas, uno puede deshacerse del enojo hacia esa persona. Por otra parte, uno no presta atención a la persona y no se piensa en ella. De esta forma, uno puede deshacerse del enojo. Por otra parte, uno puede aplicar hacia la persona el hecho de la posesión individual del kamma, a saber: “Esta digna persona es la dueña y responsable de sus propias acciones, la heredera de sus acciones; sus acciones son la fuente de su ser, sus relaciones y su sustento. Cualesquiera que sean las acciones que efectué, ya sean buenas o malas, de ellas será la heredera.” De esta forma, también es posible deshacerse del enojo hacia esa persona.” Estas son las cinco formas de remover el enojo. A través de ellas es posible deshacerse de todos los enojos que surgen en un monje.”Buddha (Discursos en Orden Numérico, Anguttara Nikaya. V, 16) 66
  • 67. Pereza4. Pereza y Apatía Letargo
  • 68. El  Buda  compara  la  pereza  y  la  apaka  con  estar  en  prisión.  Si  estamos  en  prisión  en  una  pequeña  celda,  no  hay  nada  que  podamos  hacer  hasta  que  alguien  abra  la  puerta.  Si  la  mente  está  obstruida  por  el  letargo  y  la  somnolencia  (letargo  en  el  cuerpo  y  somnolencia  en  la  mente),  está  aprisionada  hasta  el  punto  de  que  únicamente  podemos  tener  la  energía  suficiente  para  hacer  las  cosas  más  necesarias  (Ayya  Khema)   68
  • 69. PerezaApakaLetargoLanguidez Falta  de  dirección Falta  de  energía 69
  • 70. Hay  que  tener  una  buena  razón  para  meditareso  es  lo  que  da  energía-­‐  la  razón  no  es  para  obtener  momentos  placenteros-­‐  la  razón  debe  ser  para  liberarnos Una  Buena  Dirección  nos  da  Energía Energía Falta  de  dirección Dirección Falta  de  energía 70
  • 71. Una  Buena  Dirección  nos  da  Energía Energía Se  a  donde  ir  y  eso  Tengo  energía,  pero   me  mo=va,  me  da   no  se  a  dónde  ir energía Falta  de  dirección Dirección No  se  a  dónde  ir  y   Se  a  dónde  ir,  pero  me   me  siento   falta  energía desganado Falta  de  energía 71
  • 72. La  apaka  “esta  clase  de  estado  mental  en  la  meditación  =ene  su  equivalente  en  la  vida  co=diana  manifestándose  como  falta  de  dirección,  lo  que  se  traduce  en  falta  de  energía”...  “La  energía  surge  cuando  se  =ene  una  dirección  bien  definida.  Se  sabe  exactamente  a  dónde  se  va  y  se  persevera  en  ello.  Pero  cuando  la  mente  no  =ene  un  concepto  claro  de  lo  que  está  tratando  de  conseguir,  salvo  permanecer  Tsicamente  viva,  no  produce  mucha  energía.  Eso  no  es  fascinante  o  interesante  y  la  mente  subconsciente  sabe  de  antemano  que  es  una  causa  perdida.  Nadie  puede  sobrevivir.  Usar  la  propia  fuerza  y  dirección  sólo  para  sobrevivir  no  es  una  tarea  fruckfera  y  la  autén=ca  energía  no  surgirá.  Todo  lo  contrario,  nos  sen=mos  hundidos  en  el  lodo  y  ahogándonos  en  él”.Ayya  Khema 72
  • 73. El  Triángulo  Básico  de  la  Meditación Deseo  de   Una  buena   meditar razón Energía  para   realizarlo“La  meditación  necesita  mucha  energía”,  Ayya  Khema 73
  • 74. AnVdotos  a  la  flojera  o  pereza AnVdoto  al  letargo  del  cuerpo.  Abrir  los  ojos  y  mirar  a  la  luz,  frotarse  las   mejillas,  =rar  de  los  lóbulos  de  las  orejas,  mover  el  cuerpo  para  ac=var  la   circulación  o  ponerse  de  pie.   AnVdoto  a  la  somnolencia  de  la  mente.  Pensar  que  “la  vida  es  incierta,  la   muerte  es  cierta”.  Desarrollar  sen=do  de  urgencia.  Pensar  que  ahora  =enes   un  cuerpo  sano  y  las  condiciones  para  poder  meditar,  quién  sabe  si  las   vuelvas  a  tener  en  el  futuro.   74
  • 75. “Recordad  que  no  hay  otro  momento  excepto  éste.  El  futuro  puede  parecer  seguro,  pero  eso  es  otra  ilusión.  La  gente  muere  a  cada  momento.  Cuando  muramos  -­‐lo  que  haremos  todos-­‐  y  renazcamos  -­‐lo  que  todos  haremos  a  no  ser  que  lleguemos  a  ser  arahants-­‐  tendremos  entonces  que  comenzarlo  todo  de  nuevo  otra  vez.  Tendremos  que  aprender  a  andar,  hablar,  comer,  ir  al  lavabo,  ves=rnos.  Tendremos  que  recorrer  otra  vez  más  todo  el  sistema  escolar,  casarnos,  tener  hijos,  verlos  casar.  Hasta  ahora  lo  habéis  hecho  todo  el  =empo.  Usemos  el  =empo  que  nos  queda  para  lo  más  importante.  Todo  lo  demás  lo  hemos  hecho.  Ya  hemos  aprendido  a  andar  y  hablar,  a  ves=rnos  y  a  ir  al  lavabo.  Hemos  pasado  la  escuela.  Muchos  de  nosotros  tenemos  hijos.  Quizás  estén  casados.  Ahora  es  el  momento.  No  hay  otro  momento  mejor”.Ayya  Khema 75
  • 76. “Una  dirección  clara  produce  la  energía  necesaria.  Conocemos  nuestro  camino  y  nuestro  des=no.  Podemos  andar  hacia  él  con  vigor.  Cuando  no  se  =ene  un  des=no  no  hay  fascinación,  no  hay  interés.  Es  diTcil  encontrar  un  des=no  claro  en  la  vida,  pero  el  Buda  nos  ha  señalado  el  camino.  Este  =ene  un  des=no  claro  de  libertad,  de  cesación  del  sufrimiento,  de  liberación  de  Nirvana”.Ayya  Khema 76
  • 77. Agitación 5. Desasosiego y AnsiedadDispersión, Inquietud, Preocupaciones
  • 78. El  Buda  la  compara  a  un  lago  cuando  sopla  mucho  el  viento  y  hace  que  las  olas  suban  muy  alto.  Cuando  hay  olas  en  nuestras  emociones,  nos  ahogamos  en  ellas.  No  podemos  ver  con  claridad. 78
  • 79. Hasta  que  aprendamos  a  experimentar  el  momento,  no  vamos  a  tener  un  poco  de  paz,  felicidad  o  tranquilidad.  Nos  seguirá  costando  un  esfuerzo  hacer  lo  que  pensamos  que  debemos  hacer,  ir  al  lugar  donde  pensamos  que  debemos  ir,  conservar  lo  que  pensamos  que  es  valioso.  Un  esfuerzo  con=nuo  sin  facilidad  ni  alegría  en  él.  La  paz  y  la  felicidad  no  son  nuestro  patrimonio.  Se  =enen  que  obtener  con  un  esfuerzo  constante  y  se  pueden  obtener  si  reconocemos  a  nuestros  enemigos  y  aprendemos  a  rechazarlos.Ayya  Khema 79
  • 80. Conclusiones
  • 81. El  Meditador  permanece  incólume  ante  las  manchas  mentalesEstos  venenos  mentales  pueden  surgir  pero  no  alteran  la  mente  del  meditador,  el  cual  está  alerta  para  detectarlos  y  aplicar  los  ankdotos  que  sean  necesarios  para  nulificarlos.  Hasta  que  llega  un  momento  en  que  dichas  manchas  no  vuelven  a  surgir  más  porque  se  ha  purificado  la  mente,  porque  uno  se  ha  liberado  de  ellas.  Es  cuando  se  dice  que  se  ha  alcanzado  el  estado  de  un  Arhat. Duda Deseo Aversión Flojera Distracción 81
  • 82. Fuentes  de  Consulta LOS CINCO IMPEDIMENTOS Por Bhikkhu ThitapuññoVenerable Bhikkhu Thitapuñño. Publicación con permiso del Ven. Bhikkhu Thitapuñño (abril2001). Este material puede ser reproducido para uso personal, puede ser distribuido sóloen forma gratuita. ©CMBT 2001. Última revisión miércoles 9 de mayo de 2001. FondoDhamma Dana.Ayya  Khema  en  su  libro  Siendo  Nadie,  Yendo  a  Ninguna  Parte,  Ed.  Indigo.  Barcelona,  1994 EL CAMINO A LA SABIDURÍA: LAS CINCO FACULTADES ESPIRITUALES* Edward Conze Traducción española por Virginia Etienne 82