Your SlideShare is downloading. ×
 HYPERLINK "http://www.orajhaemet.org/2010/06/los-milagros-las-senales-y-los-profetas.html" Los milagros, las señales, y l...
Los milagros las señales y los profetas
Los milagros las señales y los profetas
Los milagros las señales y los profetas
Los milagros las señales y los profetas
Los milagros las señales y los profetas
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Los milagros las señales y los profetas

748

Published on

El por qué los milagros y las señales no son el objeto de fe en el judaísmo, contrario a lo que ocurre en el cristianismo

Published in: Spiritual, Travel
0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
748
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
28
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Transcript of "Los milagros las señales y los profetas"

  1. 1. HYPERLINK "http://www.orajhaemet.org/2010/06/los-milagros-las-senales-y-los-profetas.html" Los milagros, las señales, y los profetas.<br /> <br />Uno de los mayores problemas del judaísmo mesiánico, es sobre el tema de los “milagros y señales” que son manifestadas en la vida cristiana o mesiánica del cristianismo o mesianismo.<br />Esto debido al principio básico de creencia cristiana sobre los “milagros y señales” son una piedra angular de fe cristiana porque Yeshu había demostrado que él era quién exigía realizando milagros.<br />¿Pero como judíos, creemos en este fundamento de la fe cristiana, mesiánica o nazarena? ¿Acaso nosotros creemos (como algunos grupos cristianos lo hacen) que la “Edad de Milagros” es cosa del pasado? Ciertamente no. El Di’s del Sinai todavía está entre nosotros y no ha cambiado.<br />Por lo cual estoy preguntando a alguien que puede estar pensando en dejar el judaísmo, la Oraita Min HaShamim para adoptar alguna modalidad que ofrece el cristianismo con el fin de quedarse con “los milagros de Yeshu” y los demás aspectos fetichistas que ofrece la cristiandad y el “judaísmo” mesiánico. Para nada, pues nuestro Di’s es más grande que el dios trinitario, el cristianismo y el movimiento de los natzratim.<br />Para esto tengo [incluido] un par de citas que nos remiten la Torah para explicar la verdadera naturaleza e importancia de los milagros.<br />El Rabino Yehudah Black Shlit”a de la United Hebrew Congregation quien escribe:<br />"En la Sidra [un pasaje de la Torah,] hay un pasaje corto de ningún más de cinco versos que, al principio la mirada parece estar bastante claro, todavía los comentarios abundan en él.<br />“Cuando apareciere en medio de ti un profeta o un soñador que te anunciare alguna o algún prodigio y realmente viniere la señal o el prodigio y él propusiere: “Vayamos tras otros dioses que tú no conociste y sirvámoslos”, no escucharás las palabras de tal profeta o soñador, porque ello es una prueba a que te somete el Etern-o tu Elokim para comprobar si en verdad Le amas con todo tu corazón y con toda tu alma”.<br />(Devarim / Deuteronomio, traducción Moisés Katznelson13:2-4) [1] <br />El RaMBa”M [Maimónides, famoso teólogo judío y médico] en el Mishneh Torah, consagra dos capítulos al asunto de los profetas falsos.<br />Él declara bastante claramente ese incluso en el caso de Mosheh (Moisés) que es reconocido en el judaísmo como el más grande de todos los profetas, no obstante la creencia en su profecía no era dependiente en las grandes señales y maravillas en el desierto que había ocurrido. Cada milagro que pasó era necesario para cada momento en una determinada situación, y en casos particulares pero por ningún de estos milagros fueron provocados como una prueba de la autenticidad de su profecía. Sólo después de que Di’s había dado la Torah en la Montaña del Sinai, Di’s declaro a Mosheh: “VeGam-béja ya’aminu l’olam – y también en ti creerán para siempre” (Perashah Yitro, Sefer Shemot, 19:9)<br />"Si por consiguiente si un profeta se levantarse y realizará señales y los grandes milagros, y se esforzara por transformar la profecía de Mosheh nuestro maestro nosotros no lo podemos escuchar, y nosotros no podemos asegurarnos que estas señales se realizaron a través de trucos”.<br />(RaMBa”M, Ya"d Jazaka, Hiljot Yesode HaTorah 8:3, Ed. Sinai, Tel-Aviv, Israel, 1998)<br />El criterio de verdadera profecía es que la Torah claramente menciona sobre ese profeta: “Neljah ajare elohim ajerim asher lo-yada’tom we’na’abdem-Vayamos tras otros dioses que tú no conociste y sirvámoslos” entonces nosotros no seremos desencaminados o nos engañaremos por todos los milagros y señales. El pasaje nos enseña claramente que el factor firme es el volumen del mensaje del profeta, y si viola la Torah entonces nosotros no debemos darle creencia.<br />Quizás un paralelo puede encontrarse entre las leyes que gobiernan un verdadero profeta y así como el Mashiaj [el Mesías Judío], el RaMBa”M explica:<br />“No vayas a pensar que el Rey Mesías (haMelej haMashiaj) ha de obrar milagros o portentos, y de crear cosas nuevas en el mundo, o resucitar a los muertos, u otras cosas similares. No es así…Esencialmente, las cosas son así: Las Leyes y estatutos de esta Torah son invariables para siempre jamás; no se les debe añadir ni quitar nada. Todo el que añade o quita es porque interpreta mal la Torah y saca las mitzvot de su recto sentido literal, es decir que es un impostor, un malvado y un apostata”.<br />(RaMBa”M, Ya"d Jazaka, Hiljot Melajim 11:3, Ed. Sinai, Tel-Aviv, Israel, 1998, traducción de Abraham Platkin, Moises Katznelsón., Isidoro Niborski y Jacobo Isaías Lerman)<br />Incluso un dato interesante que nos trae el Dr. Shlomoh Pines Z”L sobre el documento encontrado por S.M. Stern en la década de los 60as, el cual nos indica un dato sobresaliente que aparece en el folio 67ª sobre los milagros de Yeshu, dice lo siguiente:<br />“Ni sus amigos (de Yeshu), ni sus enemigos tienen testificado contra él sobre este punto de ser un Mashiaj (Mashiaj) o un profeta. En cuanto a los prodigios y milagros los cristianos (notzrim) que fue obrado por él, todo esto es infundado. Él mismo no reclamó haber obrado tales actos. Ni hay en su generación o en la generación que le siguió cualquier discípulo que haya demandado que Yeshu haya obrado milagros.<br />Esto fue reclamado sólo después de un largo tiempo (ba’d…al azman wa’l-ajkab) después de su muerte y después de la muerte de sus discípulos (directos); de modo similar los cristianos (notzrim) han demandado que el judío Pablo (Buls Al-yahudi) ha obrado milagros y esto a pesar que fueron descubiertos sus brujerías (hiyal), su mentira (kadjab) y su vileza; [2] ellos han hecho lo mimo para Jorge (J.urj.s) y para el Padre Marcos, [3] y ellos hacen lo mismo en cualquier momento con respecto a sus monjes y monjas. Todo esto es infundado”.<br />Mientras que la fuente del Ma’ase Talvi (Toldot Yesh”u) menciona una opinión más medieval sobre el origen de los milagros de Yesh”u, realizados desde el Sitra Ajra (Lado Oscuro o de Satán) entendido desde la Kabalah, esta fuente dice:<br />“Entonces Yesh”u huyó a Yerushalaim, y en el Templo aprendió el “Nombre Inefable”. Para burlar a los perros de latón ubicados en al entrada del lugar del sacrificio, que ladraban a todo el que hubiera aprendido el “Nombre” y de este modo hacían que lo olvidara, para burlar estos perros, Yesh”u escribió la palabra en un trozo de cuero y se lo cosió a la carne del muslo. En Beit-Lejem reunió en torno de él a un grupo de jóvenes judíos y se proclamo Mesías e Hijo de Di’s. Como réplica mordaz a los que rechazaban sus pretensiones, dijo: “ellos sólo veían su propia grandeza y se inclinaban a gobernar Israel”, mientras que para confirmar sus afirmaciones curó a un lisiado y a un leproso mediante el poder del “Nombre Inefable”. Fue llevado ante la reina Helena (Shelom-Tzión; ver Brajot 48ª; Midrash Raba Bresit 91) quien lo encontró culpable de haber realizado actos de hechicería y seducción”.<br />Toldot Yeshu, E. Bischoff: Ein Jüdisch-deutsches Leben Jesu, Leipzig, 1895; Cfr. Jelkat Mejokek, History of the Christian Lawgiver, Cracovia, 18093.<br />Encontramos que la primera fuente histórica-arqueológica no reivindica a Yeshu con los aspectos de la acción de milagros y prodigios y esta más bien vinculada con la propaganda cristiana o de los notzrim para legitimar su movimiento, así como el seguir posicionando a sus respectivos santos; mientras que la segunda fuente nos indica lo que ya sabemos en los evangelios cristianos, así como en el Talmud, que Yesh”u obro milagros pero no por medio del lado de la pureza y de la Torah cuya implicación sería que Yesh”u realizo tales actos por medio del Sitra Ajra (Lado Oscuro), lo cual nos llevaría a pensar que el cristianismo tiene sus bases en el Lado de la Impureza, y del lado oscuro o de Satán, o bien que los antiguos natzratim (notzrim) empezaban a ser unos expertos falsificadores, propagandistas de la religión imperial. Ya sea de una u otra forma la Torah nos prohíbe seguir a todo profeta, o charlatán que diga que puede obrar milagros.<br />Ahora bien bajo la opinión del Rabino Dovid Green Shlit”a, en “Signs and Wonders” o “Señales y Maravillas” en esta discusión opina lo siguiente:<br />“Los “soñadores” y “profetas” abundan, y ellos nos exhortan ir detrás de ellos con todo nuestro corazón y con toda nuestra alma. Ellos dicen que los mandamientos de Di’s ya no aplican. Ellos ofrecen las pruebas. Sin embargo la Torah claramente dice: El Torah dice: “…no escucharás las palabras de tal profeta o soñador, porque ello es una prueba a que te somete el Etern-o tu Elokim para comprobar si en verdad Le amas con todo tu corazón y con toda tu alma”. Ellos sacan grandes anuncios. Ellos son financieramente muy estables, ellos nos pueden ofrecer su amistad, bienestar, y verdad. Ellos nos ofrecen “la interpretación correcta” de las palabras de nuestros verdaderos profetas. Nuestra Torah estaba refiriéndose a ellos. "Y ese profeta o soñador será muerto, por haber hablado en detrimento del Etern-o vuestro Di’s –que os libro de la tierra de Egipto, casa de servidumbre-, para desviarnos del camino que Él os ordeno seguir… “[4]<br />Ustedes pueden observar que las Umot HaOlam (Naciones del mundo) les ofrecen otros dioses o hijos de dioses como es el caso del cristianismo o del llamado “judaísmo” mesiánico, de ustedes depende en aceptar las palabras de nuestra liturgia: “amando al Etern-o tu Di’s, escuchando Su voz y siguiendo Sus Caminos, pues Él es tu vida (oh Israel) y la extensión de tus días, para que puedas vivir en paz en la tierra que el Eterno juró a tus padres, Avraham, Yitzjak y Ya’acov, que les daría” (ver. Perasha Nitzvim, Sefer Devarim 30:19)<br />Todos nosotros merecemos discernir la verdad y seguir con nuestros corazones y almas.<br />¿Así que cuál es la verdadera actitud judía con respecto a los profetas que se demuestran por los milagros? Esto puede resumirse en una palabra del Seder de Pesaj, “el Dayeinu” cuyo significado sería el “habría sido bastante”. En este servicio nosotros recitamos todos los milagros, nosotros dimos testimonio de que en el éxodo de Egipto y, después de que cada uno de nosotros decimos que eso habría sido suficiente.<br />En otros términos, nosotros no somos toxicómanos de milagros. Si algo hay de milagroso pasa, nosotros agradecemos Di’s y entonces volvemos a estudiar la Torah y vivir nuestra vida judía. Si alguien nos dice esto o ese milagro fue enviado para tomarnos de nuestra vida judía, nosotros los ignoramos. Ningún verdadero profeta haría esto.<br />Notas<br />__________________<br />[1] Daf Hashvuah internet Torah study list, 8/24/97 edition. Copyright United Synagogue, London and distributed by Brijnet.[2] Esto es: suqut que se traduce literalmente como degradación.[3] El texto dice: Aba Marq.s; Aba es correspondiente al arameo para la palabra padre. Jorge, como Marcos son santos cristianos. [4] Green Dovid, Dvar Torah correspondiente al 8/24/97.<br />

×