• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Derecho Sucesorio en Roma
 

Derecho Sucesorio en Roma

on

  • 15,111 views

Derecho Civil III: SUCESION - Hernan Osorio Opazo http://derechocivil-siglo21.blogspot.com - Universidad Arturo Prat Victoria 2010

Derecho Civil III: SUCESION - Hernan Osorio Opazo http://derechocivil-siglo21.blogspot.com - Universidad Arturo Prat Victoria 2010

Statistics

Views

Total Views
15,111
Views on SlideShare
14,580
Embed Views
531

Actions

Likes
0
Downloads
180
Comments
0

14 Embeds 531

http://aulavirtual.utel.edu.mx 293
http://gc.scalahed.com 112
http://barraganabogados2012.blogspot.mx 40
http://barraganabogados2012.blogspot.com 35
http://derechocivil-siglo21.blogspot.com 29
http://gc.initelabs.com 7
http://barraganabogados2012.blogspot.com.ar 3
http://barraganabogados2012.blogspot.com.es 3
http://derechocivil-siglo21.blogspot.mx 3
http://uteleton.scalahed.com 2
http://10.1.47.15 1
https://twitter.com 1
http://derechocivil-siglo21.blogspot.com.es 1
http://50.56.221.171 1
More...

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Derecho Sucesorio en Roma Derecho Sucesorio en Roma Presentation Transcript

    • DERECHO SUCESORIO
      • Para comprender el derecho de sucesión en Roma se hace necesario asociar tres conceptos que estaban indisolublemente ligados: La religión, la familia y la propiedad.
      • Cicerón dice: “que la religión prescribe que los bienes y el culto de cada familia sean inseparables y que el cuidado de los sacrificios recaiga siempre en el que reciba la herencia”.
      • Entonces de este principio emanan las otras reglas del derecho sucesorio; por la misma razón el hijo heredera automáticamente a su padre; no necesita aceptar ni rechazar la herencia; en cambio la hija si bien no quedaba excluida de la sucesión como el culto de los dioses de la familia se perpetuaba en la descendencia por vía de varón la hija heredaba en situación inferior al hijo.
    • Así estudiar la sucesión por causa de muerte equivale a estudiar la herencia.
      • Herencia: “ Es un derecho real que recae sobre el patrimonio transmisible de una persona”; los derecho personalísimos como el uso o la habitación que tenían el causante y otros iguales no se transmiten a lo herederos.
      • Así le derecho hereditario tiene como finalidad establecer las relaciones jurídicas de una persona cuando muera.
      • Recibe el nombre de herencia el conjunto de relaciones jurídicas que son objeto de esta transmisión, llamada también hereditas.
      • La hereditas debemos imaginarla, como un conjunto de bienes que pasa de mano en mano, como una masa de bienes inmóvil; es el hombre el que pasa y a medida que trascurren las generaciones cada pater toma el timón y debe cuidar el patrimonio y continuar el culto.
    • Es precisamente el carácter unitario y universal de la hereditas la que hizo que permaneciera indivisa como un todo; continuaba indivisa
      • hasta que alguno de los herederos pidiera la liquidación de la comunidad.
      • Esto hace también estudiar la circunstancia de que la sucesión hereditaria significa que el heredero asuma el lugar que tenía el de cuius, en sus derechos y obligaciones transmisible.
      • Derechos Reales
      • Durante la vigencia del derecho de Justiniano no se transmitían el usufructo, el uso y la habitación.
      • En cuanto a las obligaciones no se transmiten:
      • a.- las que nacen del sponsio y de la fideipromiso.
      • b.- las nacidas de la locación conducción (arrendamiento).
    • c.- las obligaciones nacidas de la sociedad y del mandato.
      • d.- Casi todas las obligaciones nacidas de los delitos son intransmisibles, con excepción de la del hurto; la condictio furtiva, etc.
      • Sucesiones a Titulo Universal y Particular
      • Suceder equivale a decir que uno adquiere y otro pierde un derecho o conjunto de derechos.
      • Se llama enajenante, autor, constituyente, al que pierde el derecho.
      • Y sucesor, adquirente o causahabiente al que lo recibe.
      • Hay dos clases de sucesión: Universal y Particular.
    • Sucesiones Universales
      • Se sucede a título universal cuando una persona en virtud de un acto único, toma un conjunto jurídico, activo y pasivo de otra persona.
      • En esta sucesión el sucesor asume el puesto y ocupa el lugar del anterior titular; en esta forma el sucesor será propietario, acreedor o deudor con la base de la misma causa del predecesor, así como será poseedor de buena o mala fe, según lo fuese el predecesor; no adquiere nada más ni menos que lo que él tenía; O sea hay sólo un cambio de sujeto mientras que la situación objetiva permanece inalterable.
      • En Roma hubo sucesión universal inter vivos y mortis causa no como hoy que sólo existe esta última.
    • Sucesiones Particulares
      • En estas sucesiones se sucede no en un derecho ya existente, pues lo que se adquiere es un derecho inexistente que potencialmente estaba comprendido en el derecho del enajenante; en estas sucesiones no se toma el puesto o el lugar del enajenante, pues se adquiere sobre la base de una relación con el constituyente.
      • En esta clase de sucesiones particulares el causahabiente que adquiere el dominio; lo adquiere sobre la base de un título nuevo y distinto del causante; si alguien es poseedor de una cosa en virtud de donación y la vende el adquirente pasa a ser propietario y poseedor en virtud del título venta.
      • Esto explica que al adquirente a título particular no suceda en la buena o mala fe del enajenante por lo que puede ocurrir que el adquirente lo sea de buena fe, mientras que el enajenante haya estado de mala fe; esta sucesión puede ser igual que en Roma: inter vivos o mortis causa.
    • Sucesión Inter Vivos y Mortis Causa
      • La sucesión inter vivos, para que se produzca no requiere de la muerte del enajenante ni del adquirente.
      • La sucesión mortis causa, requiere la muerte del autor.
      • Sucesiones Inter Vivos
      • Esta podía ser: A título universal o singular.
      • Hubo muchas formas de suceder inter vios a título singular en el derecho romano por ej. Todos los casos derivados de contratos y pactos sancionados
      • Las sucesiones universales inter vivos miraban la especial constitución de la familia romana. De ahí que no pasaron al derecho moderno; ellas fueron: La Conventio in Manu; La Adrogatio; La reducción al estado de esclavitud.
    • * En la primera podemos señalar que los bienes de la mujer sui iuris que contrae matrimonio cun manus pasan a la familia del marido.
      • La adrogación como vimos consistía en la adopción de un sui iuris, por lo que traspasaba junto a su familia todos sus bines al adoptante, produciéndose una sucesión universal entre vivos.
      • Y el estado de esclavitud que como se dijo hacía pasar todo el patrimonio del ciudadano romano; al Estado a su familia según correspondía.
      • Hubo además otros casos de sucesiones universales inter vivos como fueron:
      • a.- La bonorum addictio; la cual tenía lugar cuando un esclavo manumitido primeramente y más tarde cualquier hombre libre, pedían que se le adjudicara una herencia insolvente que pretendían vender los acreedores de ella, obligándose a pagar a éstos y a cumplir las manumisiones testamentarias.
      • b.- La Bonorum sectio; que tenía lugar cuando el Estado había adquirido un patrimonio por conquista, herencia o por deudas originadas en el servicio público lo vendía; el comprador de todo el patrimonio era sucesor a título universal.
    • c.- La confiscación; de los bienes que procedía cuando alguien había sido condenado a pena capital; los bienes del condenado eran vendidos públicamente a través de esta venta y el comprador de ellos
      • era considerado sucesor universal.
      • Sucesiones Mortis Causa
      • La herencia es el tipo de sucesión mortis causa más importante; es una sucesión a título universal; aquí el heredero sucede en cuanto que toma la misma situación jurídica que ocupaba el difunto exceptuándose los derechos intransmisibles.
      • El heredero sucede la difunto en lugar y en el derecho según señala Paulo, de ahí emanan las siguientes consecuencias:
    • 1.- Al ocupar el heredero el lugar que tenía el difunto adquiere sus derechos y también sus obligaciones sin límite alguno; el heredero sucedía en todo aquello que la herencia le ofreciese comodidad y daño
      • 2.- Al suceder el heredero en los derechos todas las relaciones del de cuius se transmiten a él sin ninguna alteración.
      • 3.- Al tomar el heredero el lugar del de cuius, esto lo hace en virtud de un acto único, sin que sean necesarias tantos actos singulares de transferencia cuantas sean las cosas o relaciones jurídicas transmitidas.
      • 4.- Por la sucesión universal pasan al heredero ciertas relaciones que eran intransferibles a título singular; por ej. Si la sucesión de un crédito no era transferible a título singular en todo caso se trasmitía a título universal.
    • Delación de la Herencia
      • La delación es el llamamiento que se hace al heredero para que acepte la herencia.
      • La delación era testada cuando el heredero era llamado a la herencia en virtud del testamento e intestada cuando el llamado lo hacía la ley y a falta de testamento.
      • Esta suponía el cumplimiento de algunos requisitos de tipo objetivos y subjetivos.
      • Objetivos
      • a.- Que el causante hubiese muerto.
      • ¿En que momento se realiza la delación?
      • Era necesario que el causante hubiese muerto, pero además era preciso considerar si la delación era testada o intestada
      • Sucesión Testada
      • Habiendo testamento la delación se producía en el instante mismo de la muerte del testador si la institución de heredero era pura y simple o sin sustitución.
    • Si se instituyó bajo condición suspensiva, como el heredero estaba imposibilitado de aceptar la herencia antes de que se cumpliera la condición , no se estimaba la herencia como deferida
      • La persona instituida en sustitución no tenía deferida la herencia en su favor sino cuando faltaba el heredero al cual debía sustituir.
      • Sucesión intestada
      • No habiendo testamento la delación tenía lugar en el instante de la muerte del de cuius.
      • Sin embargo si el causante otorgo testamento pero éste era declarado nulo, la delación se producía en el momento de establecerse la nulidad, señalemos también que morir intestado significa además de no haber otorgado testamento, el hecho de haber otorgado un testamento nulo.
    • Requisitos subjetivos
      • Son los que miran al heredero y son las capacidades e indignidades que serán vistos más adelante.
      • Sucesión parte Testada e Intestada
      • Respecto de un mismo causante no se puede suceder en parte por testamento y en parte por llamamiento hecho por la ley.
      • Las razones que se tuvieron en cuenta para prohibir esto fueron de toda lógica: el primitivo testamento tenía por objeto otorgar el título de heres a una persona que, en tal virtud pasaba a ser el jefe de la familia a objeto de conservar en ésta su carácter patriarcal; y si alguien ya tenía este título, el de heres no podía aspirar al mismo los herederos legítimos aquellos llamados por la ley.
      • Este principio tuvo una sola excepción el militar podía testar respecto de una parte de su patrimonio, abriéndose la sucesión legítima respecto de la parte no testada.
    • Enajenación de la Delación
      • La delación era estrictamente personal; el único que podía adquirir la herencia mediante su aceptación era el heredero; como consecuencia era que la delación no podía enajenarse.
      • Esto significa que el heredero no podía trasferir a otras personas su calidad de tal, sin embargo esto nos e oponía a que el heredero, antes o después de la aceptación, pudiera enajenar la masa de bienes que formaba la herencia.
      • Pactos Sucesorios
      • Aquí se comprenden las convenciones que tiene por objeto la herencia de una persona que vive.
    • Hay tres clases de pactos:
      • a.- El pacto institutivo , que consiste en que una persona instituye heredero al otro causante.
      • b.- El renunciativo, que es aquel por el cual una persona renuncia a la herencia de otra.
      • c.- El dispositivo , que es aquel por el cual se dispone de la herencia de un tercero.
      • Efectos de estos Pactos
      • Pactos Institutivos; como el derecho romano no conoció la figura abstracta del contrato, sino determinados tipos de contratos a los que se agregaron luego los pactos sancionados, el pacto institutivo debía realizarse recurriéndose a la estipulación.
      • Juliano dice: si no me instituyes heredero ¿prometes darme tanta cantidad? Es nula porque es contra las costumbres.
    • * Pactos Renunciativos; la inutilidad de estos pactos la señalan varios textos entre otros los siguientes:
      • “ El padre declaró por instrumento dotal que la hija había recibido la dote para que no esperase otra cosa más de la herencia paterna; es cierto que aquella escritura no alteró el derecho de sucesión porque los pactos de las personas privadas no pueden perjudicar a la autoridad de la leyes”.
      • “ Es sentencia de Juliano que el derecho de agnación no se puede repudiar por pato, del mismo modo que si alguno dijese que no quiere tener el derecho de suidad”. Modestino.
      • * Pacto Dispositivo; También fueron considerados inútiles, nulos; Papiniano dice: “la donación de parte de los bienes que se esperaba heredar de la pariente inmediata que aún vivía, consta de fue nula”.
      • En síntsis todos estos pactos son nulos: los institutivos porque iban contra de la libertad de testar o contra la buenas costumbres
    • Los renunciativos porque eran contrarios a la leyes o implicaban una renuncia al estado civil lo que era más grave con relación a la suicidad
      • o porque se fundan en el deseo de la muerte de alguna persona (Diocleciano y Máximo).
      • ADQUISICION DE LA HERENCIA
      • Clases de Herederos
      • Hubo tres clases de herederos: a.- Necesarios , b.- Suyos y necesarios y c.- Extraños o voluntarios.
      • Los herederos necesarios y los suyos y necesarios, por fuerza adquirían la herencia, no podía elegir, estaban obligados a aceptarla.
      • Los herederos extraños o voluntarios podían aceptar la herencia o también repudiarla.
    • Herederos Necesarios
      • Cuando una persona dudaba de que sus propios bienes pudieran pagar a sus acreedores, instituía como heredero a su esclavo, manumitiéndolo en el mismo testamento, a fin de que los bienes hereditarios se vendiesen en nombre del esclavo y no en el suyo propio, recayendo así en el esclavo la ignominia de la venta de sus bienes.
      • La libertad del esclavo resultaba generalmente ilusoria pues vendidos los bienes por los acreedores, el precio de venta resultaba insuficiente para el pago de sus créditos, hacían efectiva la responsabilidad en la misma persona del esclavo manumitido, reduciéndolo nuevamente a esclavitud.
    • Bonorum Separatio
      • Esta situación del esclavo manumitido fue remediada mediante la bonorum separatio.
      • Así si el esclavo no había tocado los bienes hereditarios mediante el beneficio de separación impedía que se confundiese el patrimonio del difunto con los bienes que él adquiría después de manumitido respondiendo a los acreedores hasta agotar el patrimonio del difunto, sin comprometer sus propios bienes.
      • Herederos Suyos Necesarios
      • La situación de estos herederos era igual a la de los herederos necesarios: si no satisfacían las deudas hereditarias respondían con su propio patrimonio y con su propia persona.
      • Esta situación tuvo remedio con la institución llamada ius abstinendi
    • Ius Abstinendi
      • Requisitos
      • El heredero no necesitaba impetrar del pretor el beneficio abstinendi pues le bastaba con no inmiscuirse en los bienes de la herencia.
      • El heredero podía arrepentirse de su abstención solicitando del pretor un plazo para deliberar, o sea, para estudiar si le convenía mantenerse en la abstención a adir ( aceptar) la herencia.
      • Efectos de la abstención
      • 1.- el pretor consideraba al suus como si no fuese heredero.
      • 2.- el pretor consideraba que el suus quedaba en la misma condición que el heredero voluntario.
      • La abstención equivalía a repudio de la herencia, como si se tratase de un heredero voluntario; la abstención se entendía dentro de los límites de su finalidad esto es, excluir al heredero de la ilimitada responsabilidad por las deudas hereditarias con la consiguiente bonorum venditio y nota de infamia; por tanto el suus era considerado como heredero con todas las consecuencias compatibles con la institución del ius abstinendi: si había sido instituido en testamento, valían las disposiciones testamentarias.
    • Aceptación y Repudio de la Herencia
      • Gayo señala: Los otros herederos no sometidos a la dependencia del testador, se llaman extraños.
      • Adición
      • Adire o Aditio significa que alguien vaya hacia un lugar o cosa. Adire heritatem significa ir hacia la herencia.
      • Los requisitos de la Adición o aceptación son:
      • a.- que se hubiere realizado la delación de la herencia.
      • b.- que el heredero tuviese pleno conocimiento de la delación ya que iba a ejecutar un acto encaminado a la aceptación o repudiación.
      • c.- que el heredero aceptase plenamente, debía aceptar toda la herencia y sin agregar modalidad alguna a la aceptación.
      • d.- el heredero debía tener testamentifactio, en el momento de la delación y conservarla sin interrupción hasta la adición.
    • Debía tener además la capacidad de ejercicio esto es, de obligarse al pago de las deudas hereditarias como consecuencia de la adición.
      • Formas de Aceptación
      • En cuanto a la forma de aceptar la herencia , es preciso distinguir entre el heredero instituido con creción y el instituido sin ella.
      • Es con creción cuando el causante en su testamento le da un plazo determinado para aceptar la herencia, generalmente de 100 días; si no acepta en ese plazo queda desheredado.
      • El heredero instituido con creción debía aceptar en forma solemne, vale decir, empleando palabras sacramentales.
      • El instituido sin creción no estaba obligado a sujetarse a solemnidad alguna para hacer la adición ( podía hacerlo de cualquiera forma. Verbal, escrita, expresa o tácita).
    • Ius deliberandi
      • El derecho civil no fijaba plazo al heredero para hacer la adición. Gayo dice: “Es libre de adir cuando y mejor le convenga”.
      • Otros principios jurídicos inducían al heredero a hacer cuanto antes la aceptación: la usucapio de la herencia por un tercero o bien la sobrevenida de una incapacidad propio heredero; pero como respecto del testador quedaban interrumpida las sacra privata, éste hacía la institución con cretione.
      • Plazo para deliberar
      • El plazo para deliberar fue introducido por el derecho pretorio, en beneficio de los acreedores hereditarios y testamentarios.
      • Los acreedores demandaban al heredero a fin de que se pronunciara aceptando o renunciando a la herencia; si aceptaba era heredero; si renunciaba no lo era; pero si el heredero pedía un plazo para deliberar, el pretor se lo concedía por no menos de 100 días; si el heredero dejaba transcurrir el plazo sin haber tomado decisión, se le tenía como renunciante a la herencia.
    • Con Justiniano, el heredero tenía un plazo de 9 meses, si lo solicitaba al magistrado y de 1 año si lo pedía el emperador; y si dejaba pasar
      • el plazo sin haber tomado una decisión se le reputaba como aceptante de la herencia.
      • Repudiación
      • El heredero voluntario podía repudiar la herencia que le había sido diferida; La repudiación de la herencia tenía una forma determinada; se podía repudiar la herencia no sólo de palabra sino de hecho y de cualquier modo que de declare la voluntad.
      • Los requisitos de la repudiación eran los mismos de la aceptación; no se podía renunciar sin previa delación y la capacidad se regía por los principios de la aceptación.
      • Por regla general la repudiación no admitía retractación; el pretor podía conceder la in integrum restitutio al menor de 25 años que había repudiado la herencia
    • Beneficio de Inventario
      • Respecto del heredero, caso del cual nos acuparemos aquí la confusión del patrimonio del de cuius con el suyo propio podía serle perjudicial, si no obstante su deliberación concluía por aceptar una herencia en realidad insolvente; respondía a los acreedores del causante con el patrimonio hereditario y con el suyo.
      • El derecho civil no conoció una institución destinada a limitar la responsabilidad del heredero.
      • Justiniano limitó esta responsabilidad con el beneficio de inventario.
      • Este debía iniciarse dentro de los 30 días siguientes a la apertura del testamento o del día en que el heredero tuviese noticia de ella o de la delación de la sucesión intestada y terminarse dentro del plazo de 60 días o de 1 año contado desde la muerte del testador si la mayor parte de los bienes se encontraban lejos del lugar de la apertura de la sucesión; debía practicarse con la presencia de un tabulario ( notario).
    • Si el heredero dejaba transcurrir los plazos legales sin haber realizado el inventario, éste no producía efecto alguno; cualquier interesado podía probar que el inventario se habían omitido bienes y si esto
      • se probaba y se acreditaba la mala fe del heredero, éste respondía por el doble.
      • Efectos
      • 1.- Mientras se hacía el inventario el heredero no podía ser demandado ni por los acreedores hereditarios ni por los legatarios.
      • 2.- El heredero respondía a los acreedores con los bienes hereditarios.
      • 3.- El inventario impedía la confusión de los bienes hereditarios con los bienes del heredero, en consecuencia el heredero podía ejercitar en contra de los bienes hereditarios las acciones que tenía contra el de cuius.
      • Pago
      • El heredero pagaba con los bienes hereditarios a los acreedores y legatarios a medida que se presentaren; pero los acreedores podían recurrir en contra de los legatarios que hubiesen sido pagados antes que ellos, ya que los legatarios hacían lucro.
    • La Herencia Yacente
      • Entre la delación de la herencia y su aceptación por el heredero voluntario media un espacio de tiempo más o menos largo, en el cual falta un titular de los derechos y obligaciones hereditarios; en este espacio de tiempo las funtes dicen que la hereditas iacebat ( herencia yacente).
      • Respecto de esta institución algunos jurisconsultos consideraban a la herencia res nullis; otros para ciertos actos retroceden hacia el causante como si aún viviese y fuese dueño de la herencia y otros por fin avanzan hacia el heredero considerándolo como ya aceptante y por consiguiente dueño de la herencia.
      • Para los jurisconsultos clásicos la falta de un titular en los derechos y obligaciones durante la yacencia, no tenía ninguna importancia porque bien comprendían que alguien debía recoger los bienes hereditarios o él heredero que por fin aceptaba o los acreedores para la conservación de sus créditos; por lo demás la yacencia no se presentaba respecto del heredero necesario y en cuanto al voluntario ya nos referimos a las instituciones destinadas a festinar su pronunciamiento por la aceptación o repudio; la aceptación tenía efecto retroactivo al día de la muerte del de cuius.
      • A la herencia yacente se le daba un curador más que en provecho de la herencia misma en beneficio de los acreedores.
    • Responsabilidad por las deudas Hereditarias
      • El heredero responde del pago de las deudas hereditarias, principio que tiene fundamento en diversos textos romanos.
      • Esta responsabilidad del heredero se hacía efectiva en el patrimonio del difunto y en el patrimonio del mismo heredero.
      • Para el efecto del pago de los acreedores hereditarios existía en realidad una confusión del patrimonio del de cuius con el patrimonio del heredero, confusión que se realizaba cuando el heredero tenía un patrimonio, cuando se trataba de un heredero extraño, ya que el heredero necesario (esclavo manumitido por el testamento e instituido en el mismo y el hijo de familia) no tenía bienes propios.
      • Ya vimos que a esta responsabilidad por las deudas hereditarias se le puso un límite mediante las siguientes instituciones:
      • Respecto del heredero extraño mediante el mandato, el pactum ut minus solventur y el beneficio de inventario.
    • Respecto del heredero necesario mediante la bonorum separatio y respecto del heredero suyo y necesario mediante el ius abstinendi.
      • Separación de Patrimonios
      • Podía ocurrir que el patrimonio del de cuius fuera insuficiente para pagar a los acreedores del mismo; sin embargo si ese patrimonio recaía en poder de un heredero insolvente, al formarse una sola masa de bienes con mabos patrimonios, los acreedores del de cuius y los acreedores del heredero concurrían en igual condición al pago.
      • Como los acreedores del de cuius había contado con la solvencia y rectitud de éste, el pretor para seguridad de los créditos de aquellos, introdujo la bonorum separatio
    • Bonorum Separatio
      • Su objetivo era que con el patrimonio del causante se pagaran los acreedores hereditarios evitando que éstos concurrieran al pago con los acreedores del heredero.
      • No podían obtener la bonorum separatio los acreedores del heredero.
      • Ellos tenían otros remedio para su pago
      • La pregunta era ¿ Podían los acreedores que habían obtenido la separación y que no habían sido pagado íntegramente, podían exigir que la parte insoluta de sus créditos se pagara con el patrimonio del heredero?
      • Ulpiano y Paulo les niegan este derecho porque para obtener la seguridad e el pago de sus créditos, renunciaron a la responsabilidad que podía ofrecerles el patrimonio del heredero
      • Papiniano señala en cambio, que es conforme a la equidad que puedan pagarse con el patrimonio del heredero, siempre que estuvieran pagados todos los acreedores de éste.