Control y Vigilancia para Áreas Protegidas
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Like this? Share it with your network

Share

Control y Vigilancia para Áreas Protegidas

on

  • 6,997 views

Manual para el diseño de sistemas control y vigilancia de áreas protegidas

Manual para el diseño de sistemas control y vigilancia de áreas protegidas

Statistics

Views

Total Views
6,997
Views on SlideShare
6,996
Embed Views
1

Actions

Likes
4
Downloads
150
Comments
0

1 Embed 1

https://twitter.com 1

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Control y Vigilancia para Áreas Protegidas Document Transcript

  • 1. Manual de control y vigilancia Versión para revisión Gonzalo Duerto y David Suárez-Duque CORPORACIÓN GRUPO RANDI RANDI Junio 2011
  • 2. Documento elaborado como parte de los productos del objetivo 1 del Proyecto: “Disminución de laextracción ilegal de especies maderables y de fauna silvestre, con fines comerciales, de la Reserva deBiosfera de Yasuní: generación de alternativas de usos sostenibles de productos maderables y nomaderables del bosque”. Financiado por la Agencia Española de Cooperación Internacional para elDesarrollo (AECID).Este documento refleja exclusivamente las opiniones e ideas de sus autores y de la organizaciónresponsable. En ningún caso, representa la opinión de AECID y UICN-TRAFFICSugerimos citar este trabajo así:Duerto, G & D. Suárez-Duque 2011. Manual de control y vigilancia. Quito: Corporación Grupo RandiRandi.Quito-EcuadorJulio 2011. Corporación Grupo Randi-Randi Burgeois N34-389 y Abelardo Moncayo, Quito-Ecuador Teléfono: (593-2) 2434164 Casilla: 17-11-6102 Correo: administracion@gruporandi.org.ec Página web: www.gruporandi.org.ec Randi Randi es una palabra kichwa que recoge el espíritu de reciprocidad.
  • 3. Tabla de contenidoIntroducción ........................................................................................................................4CAPÍTULO I: El papel de la participación social en la conservación .........................................5 ¿QUÉ ES LA PARTICIPACIÓN SOCIAL?........................................................................................ 5 La participación social en el manejo de áreas protegidas..................................................... 7 Mapa de actores.................................................................................................................... 8 Importancia del mapeo participativo .................................................................................. 10 ¿QUÉ ES EL CONTROL Y VIGILANCIA DE UN ÁREA PROTEGIDA?............................................. 11CAPÍTULO II: Diagnóstico y línea base ................................................................................. 14 DETERMINACIÓN DE VALORES DE CONSERVACIÓN ............................................................... 14 Visibilizar los valores de conservación ................................................................................ 15 Plasmar los intereses para designar los valores de conservación ...................................... 17 IDENTIFICACIÓN DE PRESIONES .............................................................................................. 17 Actividades ilícitas ............................................................................................................... 17 Representación gráfica........................................................................................................ 21CAPÍTULO III: Plan de acción .............................................................................................. 25 Introducción ............................................................................................................................ 25 ¿Qué es una estrategia? .......................................................................................................... 25 Definición de objetivos y metas .............................................................................................. 26 Planteamiento de actividades ................................................................................................. 26 Evaluación y control ................................................................................................................ 30 Registros de evaluación........................................................................................................... 30CAPÍTULO IV: Lineamientos generales de un sistema de control y vigilancia ........................ 33 ACCIONES PREVENTIVAS ..................................................................................................... 33 ACCIONES REPRESIVAS ........................................................................................................ 39Bibliografía ........................................................................................................................ 45
  • 4. IntroducciónEl diagnóstico del Sistema Nacional de Áreas Protegidas del Ecuador (2007-2016)1 da cuenta dela amplia gama de problemas que padece. Desde aspectos estructurales (legales, políticos,financieros, técnicos) hasta cuestiones en los ámbitos regional y local. En estos últimos, nosreferimos, especialmente a problemas de gestión, que constituyen, en parte, el reflejo deincompletas e ineficaces herramientas y formas de planificación y gestión en el nivel macro. Noobstante, la gestión local de las áreas protegidas tiene posibilidades de mejorar su situación, ala par de la espera de decisiones estructurales en el SNAP.Uno de los componentes de la gestión local de las áreas protegidas constituye las acciones decontrol y vigilancia, tendientes a verificar que todo esté en orden y acorde con la ley.Semejante a una función policial, ha sido, durante mucho tiempo, la labor de jefes-as de área yde guardaparques, al respecto. Es decir, el control y vigilancia se ha considerado como unseguimiento lineal de lo estipulado en las leyes, independiente incluso de las actividades de laspoblaciones que habitan en las áreas protegidas o de aquellas que tienen directa relación conel manejo de recursos naturales.En las últimas décadas, esa visión, un tanto aislada de la realidad, ha venido cambiando, ypodemos destacar en la actualidad el interés de incorporar en la gestión de las áreasprotegidas, una visión más integral e inclusiva. Sin embargo, en algunas áreas protegidas estecambio solo ha quedado en el discurso, y muy poco se ha logrado avanzar en el ámbito local.La idea principal de este manual de control y vigilancia, es abordar el tema de la gestión localparticipativa de las áreas protegidas desde esa visión que está en proceso de construcción enel Ecuador. Trabajar el tema desde esa perspectiva implicó que desarrollemos como temaintroductorio, las cuestiones básicas de la participación social dentro de la conservación. Apartir de allí, planteamos los principales elementos que conforman un plan de control yvigilancia. En primera instancia, la determinación de los valores de conservación, es decir, loque queremos proteger. Posterior a esto, la identificación de las presiones que afectan losvalores determinados. Por último, las acciones tendientes a prevenir y/o controlar laspresiones identificadas.Esperamos con este manual, contribuir a la gestión local de las áreas naturales protegidas en elEcuador. En particular, colaborar en el accionar de jefes y jefas de área, y su personal técnico,que tienen la enorme e importante labor de liderar y coordinar con los actores locales elmanejo de los recursos naturales.1 Ministerio del Ambiente (2006). 4
  • 5. CAPÍTULO I: El papel de la participación social en la conservación¿QUÉ ES LA PARTICIPACIÓN SOCIAL?Desde un punto de vista general, la participación la consideramos como un proceso social, enel que distintas agrupaciones sociales intervienen directa o indirectamente en el desarrollo dela sociedad. Esta intervención tiene como fin influir en los procesos de toma de decisiones, quetienen vinculación con los intereses de los y las participantes.2 Podríamos decir que es unaforma democrática de compartir el poder.3 De esta manera, la participación, la encontramosen cualquier campo: laboral, educativo, de salud, entre otros. En síntesis: La finalidad de la participación es actuar para la garantizar congruencia entre decisiones y necesidades (Sánchez, 2000).En el siguiente esquema podemos identificar y diferenciar entre los términos: “tener parte de”,“tomar parte de” y “ser parte de”, siendo éste último, el que realmente representa la finalidadde la participación social. Figura 1.1: Diferenciación entre los niveles de participación social Decidido por “Ser parte de”: Participación en la toma de nosotros decisiones “Tomar parte en”: Tomar acciones decididas por otros-as. “Tener parte de”: Recibir beneficios a partir de Decidido decisiones de otros-as. por otros Fuente: Sánchez (2000) y Meentzen (1990)2 Sánchez (2000).3 Meentzen (1990). 5
  • 6. El lograr este último nivel de participación que incida en las decisiones, depende de muchosfactores, tanto externos como internos a las organizaciones sociales. Pero si estamos claros-asde lo que representa en esencia la participación social, tendremos mayor capacidad parabuscar las mejores metodologías para asegurar este derecho de la población. Las herramientasson muchas y diversas, y no tienen una aplicabilidad específica, es decir, en cada situaciónseleccionamos, adaptamos y definimos las maneras más óptimas para el efecto. Lo que sídebemos estar seguros es que el participar involucra a todos y todas, no es exclusivo de ungrupo. En otras palabras, todo el mundo trabaja unido, y lo hace por voluntad, no es lo mismoque colaborar. Al colaborar podemos trabajar solos-as, y de igual manera, estamos aportando.El participar, abarca mucho más que esto, representa la cohesión existente entre los miembrosdel grupo.4 Entonces, vemos que la participación está vinculada a la operación de los grupossociales, que trabajan para el logro de metas compartidas, y que tienen una forma deorganización y un nivel de cohesión, que a la vez reconoce y requiere la inversión de esfuerzospersonales. Un grupo: Está formado por dos o más personas, las cuales comparten ciertos contenidos y sentimientos que forman la cultura común del grupo, e interaccionan entre sí, mientras trabajan haciendo progresar al grupo en pos de un objetivo.Es importante que tengamos en cuenta que cada grupo tiene su identidad, y ésta se refiere alsentimiento de coherencia y unidad que experimentan y manifiestan las personas que sesienten como miembros de un grupo. Esta identidad depende básicamente de tres factores:5 Figura 1.2: Características de la identidad de un grupo a) Unidad: pertenencia Identidad del grupo b) Responsabilidad: compromiso c) Participación: implicancia Fuente: www.comuniversidad.com, (Adaptado)A partir de esta breve revisión, identificamos algunos aspectos internos básicos que debemostener en cuenta en un proceso de participación, que los presentamos en la siguiente tabla.4 Sánchez (2000).5 Adoptado de Comuniversidad “Curso: habilidades sociales y técnicas sociales para el trabajo grupal en la mediaciónintercultural”, consulta en línea. 6
  • 7. Cuadro 1.1: Algunos factores internos de los grupos sociales importantes en la participación Factores internos de los grupos  Experiencia en participación.  Nivel y forma de organización.  Liderazgo.  Recursos con los que cuenta para enfrentar el problema en curso. Fuente: Sánchez (2000) .AdaptadoAdicional a esto estarían los factores, condiciones y características del problema al cual sepretende enfrentar, así como de sus posibles alternativas de gestión.La participación social en el manejo de áreas protegidasEl paradigma que las áreas naturales protegidas son concebidas como entes aislados que nointeraccionan con los seres humanos o, a su vez, que son vistos nada más como enemigos-asde la naturaleza, está cambiando drásticamente desde las últimas décadas. En la actualidad,podríamos afirmar, que lo que se busca es la relación armoniosa de las poblaciones locales conel entorno.6En el caso del Ecuador, está identificado como un problema de manejo del SNAP,7 el bajo nivelde participación de los actores sociales e institucionales. Esta situación, aunque da cuenta de lairrelevancia del tema en épocas anteriores, nos ayuda a identificar la importancia que en laactualidad representa la participación social en el manejo de los recursos naturales engeneral.8 En algunos convenios internacionales, se ha incluido a la participación social, comoun elemento fundamental en el manejo de las áreas protegidas. Como observamos en lasiguiente tabla. Cuadro 1.2: La participación social en los convenios internacionalesDeclaración de Río En su principio 15 señala que la mejor forma de tratar los asuntos(1992) ambientales es a través de la participación de los sectores involucrados.Convenio de Diversidad Sus objetivos, contenidos en el artículo 1, apuntan a la conservación deBiológica la diversidad biológica, la utilización sostenible de sus componentes y la participación justa y equitativa de los beneficios.Programa de Trabajo Dentro del elemento 2 del Programa (Gobernabilidad, participación,sobre Áreas Protegidas equidad en los beneficios), destacan el objetivo 2.1, que apunta a promover la equidad y la participación en los beneficios, y el objetivo 2.2, que persigue intensificar y afianzar la participación de las comunidades indígenas y locales y de todos los interesados pertinentes. Fuente: MAE (2006)Aunque en este manual abordemos nada más una parte de la gestión de áreas protegidas, quees el control y vigilancia, la necesidad de considerar la participación social obedece al cruce6 Monteferri et al., (2006).7 Sistema Nacional de Áreas Protegidas.8 Ministerio del Ambiente del Ecuador (2006). 7
  • 8. transversal de este proceso en toda la gestión. De hecho, muchas experiencias deconservación en Latinoamérica y el Caribe han demostrado que sin la participación y el apoyode los grupos de interesados, y sin el conocimiento del contexto socioeconómico surgenconfusiones, polémicas y resistencias. Este entendimiento facilita el diálogo con los actores ynos permite desarrollar estrategias de conservación que beneficien a todas las partes.9Al respecto, identificamos tres formas de participación en el manejo de un área protegida: Cuadro 1.3: Formas de participación en el manejo de áreas protegidas Pasiva Cuando la agencia externa controla el manejo de un área protegida, el grupo de interesados es informado pero no influye en las decisiones que se toman. Intermedia o de Cuando los actores externos buscan el consenso y la colaboración negociación involucrando a la gente de las localidades en las decisiones. De auto-movilización Cuando los actores interesados resuelven los problemas comunitaria e incluso asumen la autoridad y responsabilidades en el proceso. Fuente: Poats et al., (2002) (citado en Granizo et al., 2006)El estado ideal de la participación social en el manejo de áreas protegidas, como revisamos alinicio del capítulo, depende de muchos factores, muchos quizá, fuera de nuestro alcance. Sinembargo, eso no impide que mejoremos las actuales formas y mecanismos de participación.En esta línea, algunos autores han desarrollado modelos que apuntan a una gestión capaz depromover acciones colaborativas entre los diversos actores locales: Gestión participativa: Promover tanto una actitud como una acción colaborativa de los diversos actores de la sociedad que tienen interés en la conservación de las áreas naturales protegidas y en su eficiente gestión (Monteferri et al., 2006).Para profundizar un poco, en el siguiente acápite mostramos un mecanismo fundamental paratrabajar en ello, el mapa de actores, a partir del cual podemos analizar los diferentes interesesque tienen cada uno de ellos sobre los recursos naturales.Mapa de actoresPara comprender de mejor manera como opera este mecanismo, exponemos a continuaciónuna definición de actor social, que tiene relación con la gestión del territorio y como tal, de losrecursos naturales.9 Granizo et al., (2006). 8
  • 9. Actores sociales: Aquellas personas que tienen intereses propios y que tienen incidencia en las decisiones del territorio.Esta definición nos permite identificar que en el manejo de los recursos naturales existenintereses diversos. Así se plantean diferentes grupos de interés entorno al manejo de las áreasnaturales protegidas. Grupo de interés: Cualquier persona, grupo u organización que puede reclamar de una organización, recursos, atención, rendimiento o que es afectado por este rendimiento.En una adecuada gestión de las áreas naturales protegidas, es fundamental que reconozcamoslos intereses de los actores sociales. Esta fase la podemos llevar a cabo por medio de unamatriz de intereses, en donde evidenciemos la incidencia de los intereses en torno al áreaprotegida. A partir de allí caracterizamos estas relaciones, que pueden ubicarse en: de tipocolaborativa, neutra o antagónica. Este esquema de análisis constituye un mapa de grupos deinterés, o mejor conocido como mapa de actores. Es importante que en el mapa de actorestambién visualicemos el grado de fortaleza de cada uno de los actores.En la tabla siguiente, exponemos los tres tipos de grupos de interés relacionados al manejo deun área natural protegida: Cuadro 1.4: Grupos de interés en el manejo de las áreas naturales protegidas Grupos de interés Son aquellos que plantean explícitamente sus intereses en el manejo de colaborativos las áreas protegidas, poseen habilidades específicas (conocimientos, destrezas) o ventajas relativas (proximidad, influencia en la comunidad) y que están dispuestos a invertir recursos (tiempo, dinero, autoridad política) en la iniciativa de conservación de las áreas protegidas. Grupos de interés Son grupos que no muestran interés en las áreas naturales protegidas, neutros pero que por sus características, habilidades específicas, ventajas relativas o intereses, pueden desempeñar un rol relevante en la iniciativa de conservación. El reto en la gestión participativa está en comprometer a estos grupos. De auto-movilización Son los grupos cuyas acciones se oponen al objetivo de conservación de comunitaria las áreas protegidas. Estos grupos generan problemas y de no ser atendidos oportunamente pueden generar conflictos socio- ambientales. Fuente: Monteferri et al. (2006) 9
  • 10. Algo adicional que es propio al accionar de los actores sociales, son los conflictos, que en estecaso, los podemos catalogar como conflictos socio-ambientales. Un conflicto no es otra cosaque las diferencias entre los intereses de los distintos actores, que intentan incidir en elterritorio. Éste se manifiesta con el aparecimiento de problemas, es decir, obedece a unproceso, en cierta forma, evolutivo. Mantiene una fase embrionaria y de latencia, hacia unafase manifiesta y de conflicto propiamente dicho.10 Conflicto social: Fenómeno complejo, dinámico y en permanente mutación, razón por la cual hay que evaluarlo constantemente (Monteferri et al., 2006).Importancia del mapeo participativoEl mapeo participativo constituye una herramienta para la investigación del territorio engeneral, puede tener múltiples aplicaciones y no obedece a un estándar básico de técnicas. Sucaracterística primordial es que se adapta a las condiciones en donde se desarrolla.Podemos concebir al mapeo participativo como una oportunidad para describir los espacios auna escala mayor, en donde, se pueden plasmar prácticas cotidianas de una población en suterritorio, con un nivel de detalle que puede ser compartido y visualizado por todos y todas. El mapeo participativo: Puede constituirse en un insumo para conocer de cerca las actividades diarias que desarrollan las poblaciones de un área natural protegida como: agricultura, ganadería, extracción de leña, uso de plantas medicinales, entre otras; logrando así un reconocimiento cultural de las personas que habitan estas zonas (Gavilanes, 2008).Complementariamente, el personal que labora en un área natural protegida puede colaborarcon su experiencia en el desarrollo de los mapas participativos. Así la relación entre elconocimiento local y el técnico favorece una planificación integral, sostenida y concertada delespacio.En general, el mapeo participativo indaga sobre la variedad de recursos existentes y losdiferentes usos de éstos, desde las distintas percepciones de los hombres y mujeres queconforman las poblaciones locales. Adicionalmente, constituye una herramienta deplanificación, que a partir de los sucesos del pasado, planteamos propuestas para el futuro.11Acontinuación, presentamos un mapa realizado por un grupo de jóvenes en una comunidad enla provincia de Carchi.10 Monteferri et al., (2006).11 Gavilanes (2008). 10
  • 11. Figura 1.3: Mapa de futuro elaborado por un grupo de jóvenes (12-25 años) Fuente: Gavilanes (2008)¿QUÉ ES EL CONTROL Y VIGILANCIA DE UN ÁREA PROTEGIDA?En este punto, quizá nos preguntemos, pero ¿este es un manual de control y vigilancia?, ¿paraqué nos sirve todo esto de la participación social? Bueno, el interés de incluir esta revisión dela participación social, tiene que ver justamente con el hecho que el control y vigilancia, es unaparte integrante de la gestión de las áreas naturales protegidas. Por lo tanto, no puede quedaraislada y concebirse como una acción unilateral, sino que por el mismo hecho de manejarconflictos y hechos ilícitos, debe contribuir al diálogo y al buen entendimiento entre las partes.Por tal razón, el vistazo realizado a las cuestiones fundamentales de la participación social eneste capítulo, nos será de gran utilidad.Para adentrarnos, uno poco más en la temática central de este manual, remitámonos alsignificado estricto del término control, que tiene que ver con las acciones que nos permitenverificar y comprobar el cumplimiento de lo que habíamos planteado. Es decir, las medidas demanejo definidas para el área. Y en el caso del término vigilancia, lo relacionamos, de maneracomplementaria, con el cuidado y atención más puntual de ciertos aspectos de las áreasprotegidas. Ahora bien, este control y vigilancia, lo podemos afinar un poco más, y enfocarlo alas actividades ilícitas.12 De manera general, una actividad ilícita13 es aquella que infringe la ley,y atenta con la integridad de las ecosistemas naturales protegidos, con sus repercusiones enlos grupos sociales involucrados.12 Así lo plantea Arguedas (2009), dirigido exclusivamente a los actos ilícitos.13 En el capítulo de amenazas, analizaremos con mayor detenimiento el término actividad ilícita. 11
  • 12. La Codificación de la Ley Forestal y de Conservación de Áreas Naturales y Vida Silvestreseñala que es de competencia del Estado ecuatoriano el control de la cacería,recolección, aprehensión, transporte y tráfico de animales y otros elementos de lafauna y flora silvestres. Recientemente, la propuesta de Plan Estratégica del SistemaNacional de Áreas Protegidas del Ecuador 2007-2016 (MAE, 2007), identificó que unade las debilidades de la estructura del MAE vinculada con la gestión de áreasprotegidas es la poca capacidad para efectuar actividades de control y vigilancia;asimismo, una oportunidad identificada es el apoyo que brindan otros actores en lastareas de control y vigilancia fuera de las áreas protegidas, tal es el caso de la Unidadde Protección del Medio Ambiente de la Policía Nacional. Un plan de control y vigilancia: Abarca las acciones de análisis, planificación e implementación de medidas para prevenir, atender y dar seguimiento a los actos ilícitos (Arguedas, 2009).Aunque el control y vigilancia constituyen actividades importantes en la gestión de lasáreas protegidas, parecería que no se ha comprendido su alcance, puesto que losguardaparques se limitan, al cobro de entradas o al arreglo de la infraestructuraexistente. La planificación de las tareas de control y vigilancia en la mayoría de áreasprotegidas se realiza en base al conocimiento y experiencia personal del mismoguardaparque, sin que está responda a un proceso técnico evaluable y que pueda sermonitoreado en función de metas y resultados concretos, de las amenazas opotencialidades de las áreas. La mayoría de áreas carecen de esquemas sistemáticosque registren, por ejemplo, el número de conflictos resueltos, el número de procesosadministrativos en marcha y de acciones judiciales en que debe intervenir el áreaprotegida, la disminución de amenazas, el número de animales requisados, el númerode incendios, el estado de los procesos, entre otros.El reto consiste en entender que las tareas de protección y vigilancia de losguardaparques14 van más allá de ser un policía ambiental, represivo y sancionador. Esnecesario conocer la dinámica en que se generan, por ejemplo en las actividades decacería visualizando los aspectos culturales, históricos y económicos que influyen en el14 El o la guardaparque es la persona que tiene la responsabilidad de llevar a cabo las actividades que aseguran la protección, elmantenimiento y la seguridad de los recursos con que cuenta un área protegida. Desde que se estableció el Sistema Nacional de ÁreasProtegida en el Ecuador (SNAP), la actividad de los guardaparques están sujetas, y bajo la supervisión y la coordinación de los jefes deárea, y a los diferentes programas determinados por el plan de manejo. Aunque en términos generales la función de un guardaparque,según la prescribe la Ley del Ecuador, ha sido identificada con actividades de patrullaje, mantenimiento de senderos e instalaciones queestán dentro del área protegida, así como con la atención a los visitantes; su ámbito de acción va mucho más allá 12
  • 13. desarrollo de esta actividad. Por ello, el perfil de los encargados de realizar las laboresde protección y vigilancia, aparte de hacer cumplir la ley, debe incluir capacidades ydestrezas que les permitan realizar un análisis más profundo para conservar labiodiversidad y los recursos naturales de las áreas protegidas. Bajo tal encuadre, invitamos a revisar los próximos capítulos que recrean los pasos esenciales a seguir para desarrollar un plan de control y vigilancia para un área natural protegida. Algunos de ellos siguen la propuesta metodológica de Arguedas (1999), pero con adaptaciones a la realidad ecuatoriana. 13
  • 14. CAPÍTULO II: Diagnóstico y línea baseAsí como en cualquier tipo de planificación, empezamos por conocer en qué estado seencuentra nuestra área protegida, de qué está compuesta, qué dinámicas operan en ella,cuáles son sus antecedentes, entre otros aspectos. Desde un punto de vista técnico-científicoestricto, podríamos considerar al diagnóstico como la caracterización de los factores biofísico ysocioeconómico cultural. Sin embargo, en este caso requiere que ahondemos en aspectosclaves para el diseño, implementación y evaluación de medidas de control y vigilancia.En primera instancia, necesitamos conocer el uso actual del suelo en nuestra área protegida.Lo cual nos permitirá identificar las cualidades representativas de nuestra área, y empezar apensar en posibles medidas de control y vigilancia. Por otro lado, es imprescindible identificary reconocer el área de influencia, sus características y dinámicas particulares. En especial,conocer quiénes son nuestros vecinos, qué relación tienen con el área natural protegida. Diagnóstico Dinámicas del uso del suelo Caracterización del área de en el área protegida. influencia.A partir de esta información desarrollamos los dos elementos básicos que comprende eldiagnóstico específico del control y vigilancia. Éstos son: Valores de conservación AmenazasDETERMINACIÓN DE VALORES DE CONSERVACIÓNLos valores de conservación constituyen aquellas entidades o características de las áreasprotegidas, que representan una importancia social para su conservación. Abarcan, por lotanto, elementos tangibles e intangibles que constituyen fuente de bienes y servicios, que a lavez, comprende representaciones en lo cultural, espiritual o religioso (Arguedas, 2009). Valores de conservación: Consideramos una conjugación de los valores culturales con la naturaleza, no como valores adicionales y aislados (Cuvi y Poats, 2011). 14
  • 15. A continuación presentamos algunas guías o pautas generales que nos ayudan a identificar losvalores de conservación:  La identificación de sectores importantes dentro de la zona a conservar.  Las especies animales o vegetales que se consideran importantes para la conservación.  Los servicios ecosistémicos que ofrece la zona que deseamos mantener. Cuadro 2.1: Valores de conservación de la Reserva Geobotánica Pululahua Nombre del valor de conservación MotivoFuentes de agua Servicio ecosistémico de regulación hídrica.Filo del Sincholagua Protección de flora (bosque nativo) y fauna.Quebrada El Aguacatal Protección del venado.Las Tolas de Lulubamba Atractivo turístico.El Reventazón Protección flora nativa y fauna.Domos El Pondoña, El Chivo, Hornos de Cal y Atractivo turístico.Aguas Termo-minerales Fuente: CGRR y MAE (2009)Visibilizar los valores de conservaciónUn sin número de metodologías participativas nos pueden servir para identificar los valores deconservación. Precisamente una de ellas es el mapeo participativo, que por sus característicasde facilidad de adaptación y amplia utilidad, constituye una herramienta atractiva para laspoblaciones locales. Lo interesante es lograr que los intereses de todos los gruposintervinientes queden visibilizados. A esto nos referimos con la consideración decaracterísticas como la edad, el sexo, la condición étnica y otras condiciones de posesión y usode los recursos,15 en la planificación y puesta en marcha de esta herramienta participativa. Amanera de ejemplo, planteamos la siguiente metodología básica para el mapeo de los valoresde conservación.15 Gavilanes (2008). 15
  • 16. Mapeo participativo (Con papelotes y marcadores de colores) 1. Elaboramos el mapa base conformado por ríos, vegetación, montañas, caminos, viviendas, cultivos, entre otros. 2. Identificamos en el mapa base los sectores o recursos más importantes de acuerdo con los argumentos acordados en cada grupo de trabajo. 3. Priorizamos en orden de importancia, los valores de conservación determinados. Lo cual será de gran utilidad al momento de plantear las estrategias. Algunos ejemplos generales de valores de conservación: presencia de especies endémicas o importantes, fuentes de agua, lugares de caza o pesca de subsistencia, rutas ecoturísticas, pantanos, humedales, áreas donde se realizan rituales y muchos otros.Figura 2.1: Objetos de conservación priorizados por guardaparques del Parque Nacional Yasuni Fuente: Archivo CGRR (2010) 16
  • 17. Plasmar los intereses para designar los valores de conservaciónLos criterios para los valores de conservación, pueden ser variables, y de hecho nos vamos aencontrar con opiniones diversas y debemos saber cómo direccionarlas. Por esta razón, esimportante que recordemos lo que revisamos en el capítulo anterior, en cuanto a lacaracterización de los grupos de interés (ver tabla 4). Esta caracterización es importante paraidentificar y tener en cuenta el papel y posición de los diferentes actores, que interaccionan enlas zonas donde se encuentra nuestra área protegida.IDENTIFICACIÓN DE PRESIONESPor lo general, se ha hecho un uso indistinto entre los términos presión y amenaza, paracategorizar a las acciones que afectan o que pueden afectar a los valores de conservacióndeterminados. Sin embargo, creemos que el término presión, tiene una connotación menosnegativa que amenaza. Estamos claros, que un plan de control y vigilancia trabaja sobre losactos ilícitos, no obstante, con la utilización del término amenaza, juzgaríamos, desde un inicio,el accionar de uno u otro actor.16 Por esta razón, consideramos pertinente emplear el términopresión.17 En definitiva, una presión la entendemos como: Presión a los valores de conservación: Todas las actividades que atentan con el estado actual de los valores de conservación determinados. Éstas, por lo general, provienen de decisiones y acciones de actores sociales, pero también pueden tener una procedencia relativamente natural, como el caso de algunos desastres naturales.Actividades ilícitasCuando hablamos de presiones es necesario hacer referencia a actividades ilícitas, entendidaséstas como actos que infringen la ley, y que deben ser penados o sancionados. Para esto, lalegislación ambiental nacional establece procedimientos específicos de sanciones einfracciones.Ahora, en este punto hay que aclarar que no toda presión es un ilícito (por ejemplo, el cambioclimático o el avance de la frontera agrícola), y no todo acto ilícito puede ser considerado unapresión (por ejemplo entrar sin pagar a un área protegida). Entonces, la idea de un sistema de16 Idea considerada a partir de un planteamiento realizado en el taller realizado con los socios y socias de la provincia de Pichincha,del Proyecto Socio Bosque, del Ministerio del Ambiente, en noviembre de 2010.17 Desarrollada en la metodología de The Nature Conservancy (TNC) (2006), aunque en ésta consideran al término amenaza comola suma de la presión y las fuentes de presión. 17
  • 18. control y vigilancia es priorizar aquellas actividades ilícitas que constituyen presionesconsiderables para nuestras áreas bajo conservación (Arguedas, 2009). Fuente: Archivo CGRRA continuación un ejemplo de los ilícitos priorizados por presiones en el plan de control y vigilanciade la Reserva Geobotánica Pululahua Cuadro 2.2: Ilícitos priorizadas para la Reserva Geobotánica Pululahua Presiones priorizadas Ilícitos Principales Asociados a estas Amenazas Turismo desordenado Extracción de especies Turismo desordenado Acumulación e introducción de basura Turismo desordenado Ingreso en vehículos no permitidos (motos y cuadrones) Pastoreo extensivo de ganado Destrucción de la vegetación Irrespeto al reglamento de uso público Falta de patentes Invasiones al área Irrespeto a los límites del área protegida Uso de agroquímicos Contaminación del suelo y agua Explotación de Canteras Cambio del paisaje (impacto visual) 18
  • 19. Identificación de las fuentes de presiónEl paso metodológico general consiste en identificar, de manera participativa, las accionesclaves que afectan a los valores de conservación de nuestra área natural protegida. Este paso,que parte posiblemente de una simple enumeración, requiere una búsqueda más profunda. Eneste punto, incluimos el término fuente de presión, que consiste en buscar las causas queprovocan las presiones identificadas. Presión Fuente de presiónLa intención es llegar al origen de las presiones, a su naturaleza que, en la mayoría de loscasos, obedece a situaciones complejas que requieren un análisis integral. Por ejemplo, unafuente de presión, puede provocar no solo un tipo de afectación, sino múltiples.Cuadro 2.3: Amenazas y fuentes de amenazas de las áreas bajo conservación de los Centros Chachi en la provincia de Esmeraldas Valor de conservación: Bosque siempre verde de tierras bajas Presiones: Disminución de Fragmentación Pérdida de la Pérdida de la fauna de hábitat cobertura diversidad florística vegetal (madera fina) (mamíferos, aves) naturalFuentes de presión:Cacería comercial XAvance de la frontera X XagropecuariaExtracción selectiva de X XmaderaInvasiones X X X(colonización) Fuente: Suárez (2009) 19
  • 20. Antes de pasar a la identificación de las fuentes de presión, es recurrente que consideremoslas siguientes recomendaciones que nos guiarán a identificar, de manera más acertada, laspresiones a los valores de conservación.18  Identificar en lo posible presiones directas e indirectas que afecten a los valores de conservación.  Identificar las presiones actuales, y potenciales a los valores de conservación.  Intentar que las presiones definidas sean lo más precisas posible.Para encontrar las fuentes que están provocando las presiones que identificamos, empleamosnuevamente las herramientas antes mencionadas, el mapa de actores. Es decir, empezamosidentificando quiénes están detrás de las presiones, y qué funciones cumplen. La intención deeste paso es:19 Mapa de actores: Comprender las fuerzas y motivaciones que empujan las decisiones de los actores y buscar las oportunidades para establecer alianzas.Es necesario, señalar que en el mapa de actores, no solo incluyamos aquellos que estándirectamente relacionados con las presiones, sino también considerar instituciones u otrosactores de apoyo y/o de regulación del proceso. Este paso, entonces, debe representar, almenos, las relaciones directas e indirectas en función de las responsabilidades y competenciasidentificadas. Figura 2.3. Mapa de actores del control y vigilancia del Parque Nacional Yasuní 201018 Granizo et al., (2006).19 En función de lo establecido en Granizo et al., (2006). 20
  • 21. Para llevar a cabo esta actividad, podemos desarrollar diagramas gráficos en papelotes estonos permitirá visualizar la relación de los distintos actores con las presiones, y también entrelos distintos actores identificados. Si contamos con marcadores de colores y papeles dediferentes colores y formas, no será más fácil representar las relaciones e intereses de cadaactor. Un esquema básico para el mapa de actores puede contener la siguiente información: Cuadro 2.4: Información necesaria para la caracterización de los actores sociales Rol: Papel fundamental que desempeña. Actor: Nombre del actor. Responsable directo: Las representaciones sociales, instituciones y/o personas o grupos de personas directamente involucradas. Funciones: Diferentes actividades que lleva a cabo el actor, que están relacionadas con la presión identificada.Representación gráficaA partir del mapa que realizamos para representar los valores de conservación en el puntoanterior. Procedemos a localizar las presiones, bajo la misma metodología participativaempleada en el punto anterior, en función de las afectaciones a los valores de conservación yde su priorización. De esta manera, tendremos una capa adicional en donde se podránvisualizar las zonas críticas. Es decir, observamos la correspondencia entre valores deconservación, priorizados en función de su importancia, y presiones, ordenadas de acuerdo asu nivel de gravedad. Mapeo participativo (Con una hoja de papel transparente y marcadores de colores) 4. Colocamos sobre el mapa de los valores de conservación, la hoja transparente e identificamos en ésta los sectores en donde ocurren las presiones determinadas por el grupo de trabajo. 5. Priorizamos las presiones en función de su gravedad, diferenciando con de colores, tamaño y/o forma. Algunos ejemplos generales de presiones: disminución y pérdida de fauna silvestre, contaminación de cuerpos de agua, deforestación, desertificación, entre otros. Fuentes de presión: tráfico de fauna, influencia de actividades industriales, tala ilegal, actividades agropecuarias extensivas, etc. 21
  • 22. Figura 2.4. Elaboración de mapas de mapas de diagnostico del area protegida . Guardaparques del Ministerio de Ambiente de Esmeraldas (Fuente: Suárez, 2010)La idea de identificar las zonas críticas, es para concentrar los mayores esfuerzos en aquellosvalores de conservación que están siendo afectados por las presiones más graves, o a su vez,en los valores de conservación más sensibles que requieren mayor atención. Estas decisionesdependerán de algunos factores, especialmente de la viabilidad para planificar e implementaracciones al respecto. Figura 2.5: Ejemplo de mapa de zonas críticas, comunidad Campo Cocha en la provincia del Napo Fuente: Archivo CGRR (2010) 22
  • 23. De todas maneras, el hecho de haber determinado las zonas críticas constituye una guíaimportante para las decisiones que tomemos en el corto, mediano o largo plazo. A partir de lapropuesta de control y vigilancia para la Reserva de Biosfera Yasuní (CGRR, 2011), hemosdefinido un ejemplo puntual para la identificación de presiones y fuentes de presión, quemostramos en la siguiente tabla: Cuadro 2.5: Ejemplo de presión y fuente de presión en la RBY Presión: Contaminación de cuerpos de agua y suelos en la Reserva de Biosfera Yasuní (RBY). Fuente de presión Fugas y derrames de hidrocarburos en el sistema de producción y (causa): transporte de la industria petrolera. Fuente: Duerto et.al. 2011Toda esta información podemos recogerla en un Sistema de Información Geográfica o en laherramienta diseñada por Arguedas (2009) que funcional con Microsoft Oficce Excel u OppenOficce. El uso de los mapeo participativo durante los talleres de planificación del control yvigilancia de un área natural protegida permite que el conocimiento se universalice para todoslos guardaparques, además permite que ellos definan en un papel sus principales inquietudesy preocupaciones relacionadas con valores de conservación, las presiones y fuentes de presión.En la figura 2.6 se puede ver ejemplo del paso de mapa parlante al mapa de la herramientadiseñada por Arguedas (2009) para la Reserva Geobotánica Pululahua.Figura 2.6. Ejemplo de Estrategias relacionadas con control y vigilancia para el Parque Nacional Yasuni (Taller de capacitación de guardaparques, Septiembre 2010) Fuente: Archivo CGRR (2010) 23
  • 24. Figura 2.7 Mapa de valores priorizados por los guardaparques comunitarios (derecha) y Mapa generado con la zonas priorizadas en la herramienta diseñada por Arguedas (2009)Fuente: Archivo CGRR (2010) MAPA DE ZONAS CRÍTICAS RESERVA GEOBOTANICA PULULAHUA 0 Zona sin prioridad para las acciones de control y vigilancia (sitios sin valores de conservación y sin ilícitos presentes, se recomiendan visitas esporádicas de acuerdo a la disponibilidad de recursos) 1 Zona de prioridad baja para las acciones de control y vigilancia (sitios con 1 ilícito y sIn valores de conservación o con valores de conservación y sin ilícitos, se recomiendan visitas al menos 1 vez al mes) 2 Zona de prioridad media para las acciones de control y vigilancia (sitios con 1 valor de conservación y con un ilícito o con dos ilícitos y sin valor de conservación, se recomiendan visitas al menos 2 veces al mes) 3ó+ Zona de alta prioridad para las acciones de control y vigilancia (sitios con más de 2 ilícitos o con un valor de conservación y 2 ilícitos, se recomiendan visitas al menos 4 veces al mes, o sea que al menos una vez por semana se patrullen) 24
  • 25. CAPÍTULO III: Plan de acciónIntroducciónEste capítulo comprende el proceso de exploración, discusión, planteamiento, evaluación deideas tendientes a optimizar la problemática que desarrollamos en el diagnóstico. De igualmanera, esta fase comprende la participación de los-as actores-as interesados-as que hanllegado a ciertos puntos de convergencia respecto de sus intereses, y que pueden asumirciertos compromisos en común. Posiblemente, es la fase más complicada en cuanto a laparticipación, porque supone ceder y demandar derechos por parte de unos y otros, y a la vez,asumir ciertas responsabilidades y obligaciones.Lo interesante en esta etapa de diseño del plan de acción es que se logren medidas queprevengan el aparecimiento de problemas, que trabajen en las causas, y en lo posible evitenpartir de las consecuencias. Quizá el lograr esto sea más difícil al comienzo, pero al finalveremos que logramos respuestas más sustentadas y perdurables en el tiempo, al mismotiempo, ahorraremos recursos, al evitar remediar problemas más graves y conflictos sociales.A continuación, presentamos algunos aspectos básicos para el planteamiento de estrategias, ypor otro lado, exponemos ciertos lineamientos específicos del control y vigilancia de áreasnaturales protegidas, que nos pueden servir de referencia para diseñar un plan de acción.¿Qué es una estrategia?Una estrategia es la forma alternativa para llegar de un estado actual, a un estado deseado oesperable. En otras palabras, nos planteamos cómo estamos ahora y hacia donde queremosllegar, y la estrategia justamente se enfoca en el cómo, el camino para llegar a ese estadodeseado. Los componentes fundamentales para diseñar una estrategia son los siguientes: Figura 3.1: Componentes de una estrategia Estrategias 1. Objetivos ETAPAS 2. Actividades 3. Evaluación y control Fuente: Granizo et al., (2006), adaptado 25
  • 26. Definición de objetivos y metasAl reconocer que queremos llegar a un estado deseado estamos estableciendo un objetivo, yconstituye el primer componente de una estrategia. Los objetivos los plantearemos de laforma más precisa posible, de tal manera que podamos cuantificarlos, para así evaluar lagestión realizada. Para esto cada objetivo deberá contar con una o varias metas, quiere decir,puntos más detallados que nos permitirán alcanzar el objetivo marcado. Las metas, entonces,deberán definirse para un periodo de tiempo determinado y, en lo posible, para una zona osector en particular. De esto modo, al menos en el papel, podemos asegurar que nuestrosobjetivos son verificables.Los objetivos que planteemos para nuestras áreas naturales protegidas, podrían estarrelacionados con estos lineamientos:20 a) Prevenir y/o minimizar las presiones a los valores de conservación. b) Aumentar la viabilidad de los valores de conservación. c) Mejorar la capacidad de la conservación.Planteamiento de actividadesEs el conjunto de actividades que nos permitirán alcanzar los objetivos planteados. Con elconocimiento detallado del área, sus valores de conservación, y la caracterización de laspresiones, podemos diseñar, desde acciones simples y elementales, hasta aquellas máscomplejas, que requieren más recursos. Cuadro 3.1: Ejemplo en la definición de estrategias para el control y vigilancia de la RBY Presión: Contaminación de cuerpos de agua y suelos en la Reserva de Biosfera Yasuní (RBY). Fuente de presión Fugas y derrames de hidrocarburos en el sistema de producción y (causa): transporte de la industria petrolera. Estrategia: Planes de contingencias que adapten e incluyan el monitoreo ambiental comunitario dentro de un esquema preventivo. Objetivo: Diseñar planes de contingencias con un enfoque participativo y preventivo. Actividades generales: Acercamiento, información, capacitación, coordinación, consenso, asignación de responsabilidades, evaluación y verificación de cumplimiento. Responsables: Empresas petroleras, MAE, gobiernos autónomos descentralizados, poblaciones indígenas y campesinas. Fuente: Duerto et .at (2011)20 En función de lo planteado por Granizo et al., (2006). 26
  • 27. En el caso de las áreas protegidas los temas que se debe incluir en un plan de control yvigilancia según Arguedas (2009) son: 1. Operaciones de control y vigilancia, 2. Acciones Preventivas 3. Capacitación 4. Desarrollo de infraestructura y mejoramiento de equipo 5. Coordinación interinstitucional 6. Fortalecimiento de la acción ciudadanaOperaciones de control y vigilancia, aquí planificamos las acciones directamente involucradascon el control, tales como patrullajes, puestos fijos, recorridos, etc. Las operaciones de controly vigilancia nos referimos a las acciones que se va a definir todo lo relacionado a los diferentestipos de patrullajes que vamos a desarrollar; cuándo, dónde, cómo y otros temas relacionadoscon estas acciones.Las acciones preventivas son aquellas que nos permiten evitar que los ilícitos se cumplan.Pueden ser acciones como reuniones con potenciales o reconocidos infractores parainformarles de las consecuencias de estos actos. También puede ser rotulación en sitios clavessobre las regulaciones y sus sanciones, para desmotivar a los eventuales infractores o laejecución de una serie de charlas sobre legislación ambiental en poblaciones con mayorincidencia de infractores. Las acciones preventivas son muy importantes porque tienden aevitar el delito y con esto el daño sobre el recurso que este ocasiona.La capacitación debe entenderse como algo que hay que programar tanto para losfuncionarios del área, como para aquellas personas que de forma voluntaria, apoyan laslabores de control y vigilancia. Es muy importante programar la inversión de tiempo y dineroen mejorar la efectividad de las acciones por medio de personal mejor capacitado.Desarrollo de infraestructura y mejoramiento de equipo, aquí identificamos los logros yacciones dirigidas a fortalecer la infraestructura (casetas, casas de guardaparques, puestos decontrol temporales o permanentes, miradores para control de incendios, etc.) y el equipo detodo tipo que sea requerido. En ese sentido, el resultado podremos expresarlo como algoconstruido o comprado, según sea el caso.Coordinación interinstitucional, las acciones de control y vigilancia requieren en la mayoría delos casos, de la participación de otras instituciones que tienen autoridad en temas específicos.La participación de estos cuerpos de apoyo requiere de la coordinación y el establecimiento dearreglos institucionales que deben ser previstos en el plan y debe programarse por el esfuerzoy tiempo que necesitan para ser llevados a cabo.Fortalecimiento de la acción ciudadana, El control y vigilancia no debe ser visto como unaresponsabilidad única del Gobierno (Ministerio de Ambiente), por el contrario todos losciudadanos deben participar, especialmente aquellos que han logrado algún nivel deconciencia y desean una oportunidad para apoyar a los guardaparques. 27
  • 28. A continuación se presentan dos ejemplos de planes de control y vigilancia: Cuadro 3.2. Estrategias planteadas para el plan de control y vigilancia de la Reserva Geobótanica Pululahua Ejes estratégicos de trabajo Nº Resultado(s) esperados para lograr por eje estratégico1. Operaciones de control y vigilancia 1 Se cuenta con dos puntos fijos de control en Ventanillas y Moraspungo 2 Se establece de un sistema de guardaparques comunitarios 3 Se realizan patrullajes en zonas definidas del la RGP, para verificar el cumplimiento de la zonificación 4 Se realiza el control del cumplimiento legal de actividades agrícolas y de turismo2. Acciones Preventivas 5 Se cuenta con señalización informativa en sitios estratégicos del área protegida. 6 Se realizan reuniones anuales con Operadores de Turismo, Guías, miembros de la comunidad y otros involucrados 7 Se establece parcelas controladas de regeneración natural 9 Se realiza una delimitación física del la RGP con una franja verde de especies nativas 10 Se elabora y ejecuta un plan de comunicación y educación ambiental de la RGP 11 Se realiza charlas informativitas de la zonificación y normas de uso a las personas que tiene propiedades dentro de la RGP 12 Se establece un programa de buenas prácticas ambientales en la agricultura y turismo en la RGP3. Capacitación 13 Se capacita al personal de la RGP y a las personas involucradas en el control y vigilancia 14 Se inicia un proceso de capacitación en mejores prácticas ambientales a los miembros de la Comunidad4. Desarrollo de infraestructura y 15 Se mantiene en buen estado las guardianías y puestos de control de la RGPmejoramiento de equipo 16 Se mantiene en buen estado los vehículos de la RGP 17 Se realiza mantenimiento de senderos y letreros5. Coordinación interinstitucional 18 Se mantiene la Coordinación con el Municipio del DMQ por el uso del suelo en la zona de amortiguamiento 19 Se coordina la partipación de Pasantes y Voluntarios a través del Convenio existente con la Universidad Central 20 Se promueve la participación Institucional a través del Comité de Gestión de la Reserva6. Fortalecimiento de la acción ciudadana 21 Se elabora un plan de prevención de riesgos de la RGP con participación local 22 Se elabora un plan de adaptación al Cambio climatico para la RGP 28
  • 29. Cuadro 3.3: Estrategias planteadas para el Plan de control y vigilancia de los Centros Chachi dentro del Programa Socio BosqueLINEA DE ACCION ACTIVIDAD AÑOS I II III IV VGastos personal Mantener la remuneración para que personas laboren como guardabosques según el tamaño del área de conservación. Comprar de materiales de oficina (cuadernos, fichas de patrullaje, bolígrafos entre otros).Capacitación para Ejecutar un curso inicial de guardabosques de 15 días.personal Realizar cursos de actualización (por lo menos una vez al año). Tramitar la acreditación del MAE (Inspectores Honoríficos de Vida Silvestre). Renovar de carnet de Inspectores Honoríficos de Vida Silvestre (una vez por año).Materiales y Comprar de uniformes y equipo de campo (mochilas, carpas, brújulas, entre otros).equipos Comprar de GPS (navegador) y cámaras. Adquirir equipos de comunicación (radios y antenas). Ejecutar una capacitación en manejo de radios. Realizar mantenimiento del equipo de comunicación. Comprar medios de movilización (canoa o canalete). Movilización (gasolina, aceite) por año. Realizar mantenimiento de equipos. Realizar una renovación de uniformes y equipo defectuosos.Señalización e Diseñar, elaborar y colocar de letreros.infraestructura Realizar mantenimiento de letreros (una vez al año). Realizar mantenimiento del límite del área de conservación. Realizar un análisis de necesidades de infraestructura en base al patrullaje. Diseñar y construir campamentos y puestos de control (rústicos). Comprar insumos básicos y menaje. Realizar mantenimiento de puestos de control (constante).Gestión del Crear un fondo para contingencia.Sistema Firmar acuerdos de cooperación en la FECHE, MAE y Policía. Diseñar una base de datos para zonificación de ilícitos y ajuste de patrullaje. Mantener una base de datos de zonificación de ilícitos alimentada por los informes de patrullaje en base a los informes de patrullaje. 29
  • 30. LINEA DE ACCION ACTIVIDAD AÑOS Adaptar el sistema de control y vigilancia a un sistema integral entre centros. Coordinar el trabajo de los guardabosques con el Comité de Gestión de la Reserva Cotacachi Cayapas especialmente los centros que colindan con el área protegida dando énfasis al apoyo en tratamiento de infracciones y monitoreo del trabajo de los guardabosques. Desarrollar de actividades de educación ambiental por los guardabosques en cada centro. Mantener reuniones de socialización de actividades cada cuatro meses y reuniones de coordinación entre centros cada seis meses. Diseñar y establecer un sistema de monitoreo de estado de conservación que aporte a la información requerida por Socio Bosque (Indicadores biológicos clave). Fuente: Suárez (2009). Evaluación y control Es necesario, tener en cuenta que las actividades que planteemos deben tener un seguimientoy una evaluación continua. La evaluación constituye un proceso continuo que pretendeverificar si las medidas que adoptamos son efectivas, y también, observar si éstas se cumplen acabalidad. En esta labor de evaluación, las metas que nos hayamos planteado nos sirven comoindicadores para verificar el cumplimiento, especialmente, en términos cualitativos. Para laevaluación cuantitativa nos fijamos en los objetivos, y en los resultados obtenidos. Analizar sicon nuestras acciones realmente logramos prevenir y/o minimizar las presiones en los valoresde conservación de nuestras áreas protegidas.Registros de evaluación El proceso de evaluación lo podemos llevar a cabo a través de registros que pueden obedecera dos modalidades. La una tiene que ver con los registros de cumplimiento de lo planificado ylo ejecutado. Mientras que la otra modalidad consiste en cuantificar y caracterizar lasinfracciones ocurridas. a) Registros del plan de acciónEstos registros están encaminados a la generación de información del impacto de las accionesplanificadas, en términos del descenso de la incidencia de los ilícitos priorizados y su presenciaen las zonas críticas. También se lleva un registro que permitirá en el futuro tener más y mejorinformación de la ubicación aproximada de los ilícitos en el área.2121 Arguedas (2009). 30
  • 31. Cuadro 3.5. Ejemplo de monitoreo del plan de control y vigilancia del Reserva Geobotánica PululahuaEje Estratégico 1: Operaciones de control y vigilancia para el 2011.Reserva Geobotanica Pululahua Se cuenta con dos puntos fijos de control en Ventanillas y Moraspungo Se estabece de un sistema de guardaparques comunitariosResultados esperados Se realizan patrullajes en zonas definidas del la RGP, para verificar el cumplimiento de la zonificación Se realiza el control del cumplimiento legal de actividades agrícolas y de turismo Zonas priorizadas Acciones recomendadas en ¿Cómo sabemos que se Primera revisión Zonas especificas cada una de ellas implementó esta acción? Marzo 2011Bosque Montano del Patrullaje a pie durante el Informes de recorridos Realizadosector Chaupisacha - Ruta 1. día con apoyo de vehículoLos Reales Moraspungo - Lulumbamba (Los potreros, la reventazo) Ruta 2. Recorridos Patrullaje a pie durante el Informes de recorridos Realizado aguas de la plata día con apoyo de vehículo (Pondoña, Lavadero, Propiedad Sr. Jarrin, Potreros) Patrullaje a pie durante el Informes de recorridos Realizado día con apoyo de vehículo Ruta 3. Ventanillas- El Hospital (Sincholagua, Maucaquito) Ruta 4. Patrullaje a pie durante el Informes de recorridos Realizado Moraspungo- día con apoyo de vehículo Ventanillas (Padre Rumi)Zona central de El Contacto con los infractores Informes de seguimiento Si se realizado contactos yCráter acuerdos verbales. Ruta 5. Limites Patrullaje a pie durante el Informes de recorridos Realizado zona agrícola y RGP día con apoyo de vehículo (limites, hitos, Pofasa) Ruta 6. Cerro Patrullaje a pie durante el Informes de recorridos Realizado Pondoña-El Chivo día con apoyo de vehículoSitios de visita Control fijo de Ingreso de Informes semanales y RealizadoVentanillas visitantes y venta de mensuales de visitantes yMoraspungo, El especies valoradas de venta de especiesCráter, El Bucal. valoradasZona de Ruta 7. Ventanillas, Patrullaje en moto durante Informes de recorridos Realizadoamortiguamiento Rumicucho, el día Tanlagua, Ruta 8. La Marca - Patrullaje en moto durante Informes de recorridos Realizado Portalanza (Niebli, el día La Loma, Guarumal) 31
  • 32. b) Registros de infraccionesAdicionalmente, se lleva un registro de los infractores y las infracciones, permitiendo darleseguimiento a los procesos administrativos y/o judiciales que se lleven a cabo, gracias a lasdenuncias interpuestas por los ejecutores del plan. Cuadro 3.6. Ejemplo de Registro Ilícitos plan de control y vigilancia del Reserva Geobotánica Tipo de ilícitos Cantidad de acciones ilícitas detectadas por mes Total Ene Feb Mar Abr May JunExtracción de especies 0Acumulación e introducción de basura 1 1 2 1 2 7Ingreso en vehículos no permitidos (motos cuadrones) 0Destrucción de la vegetación 1 1Falta de patentes 0Irrespeto a los límites del área protegida 1 1Contaminación del suelo y agua 0Cambio del paisaje (impacto visual) 1 1 1 3 Total de acciones ilícitas detectadas 2 2 3 2 3 0 12Figura 3.3. Ejemplo de mapas con densidad de incendios de la Reserva Ecológica El Ángel (2000-08) Fuente: Bustos 2008Es necesario mencionar que el plan de control y vigilancia no es un documento estáticocada año puede írselo actualizando, dependiendo de las lecciones aprendidas, de loslogros obtenidos o de las nuevas presiones que pueden sucintarse en el áreaprotegida. 32
  • 33. CAPÍTULO IV: Lineamientos generales de un sistema de control yvigilanciaEstos lineamientos están organizados en dos tipos de acciones: preventivas y represivas. Preventivas RepresivasACCIONES PREVENTIVASLo que intentamos con este tipo de medidas es adelantarnos a los hechos, antes que seproduzca algún delito o actividad ilícita.Fortalecimiento organizativoComo lo mencionamos en el primer capítulo, uno de los factores clave en la participaciónsocial de los actores de un área protegida, es su grado de organización y consolidación comogrupo. Al tener una organización social sólida y colaborativa con los intereses de laconservación podremos afrontar, de mejor manera, los conflictos y presiones que atentan conlos valores de conservación de nuestras áreas protegidas.Ahora bien, en un área protegida no tenemos una sola población, y una sola organizaciónsocial, sino tenemos varias. Por tal razón, requerimos una manera cómo conciliar y concertarlos intereses que los actores tienen sobre el territorio. Al respecto, consideramos como unaalternativa viable el comité de gestión para las áreas naturales protegidas. Comité de gestión: Plantea que los problemas y presiones de las áreas naturales protegidas tengan una solución en el nivel local, a partir de reunir a los grupos de interés y personas individuales en un espacio que facilite el flujo de información, la coordinación y concertación entre sus miembros (Monteferri et. al., 2006). 33
  • 34. Figura 4.1: Mapa de actores del Comité de Gestión de la Reserva Ecológica El Ángel Fuente: Ministerio de Amiente 2008 Cuadro 4.1 Breve análisis de los Comités de Gestión de las Áreas Protegidas ¿Qué son los Comités de Gestión? ¿Para qué sirven? ¿Qué no son los Comités de Gestión? Espacios para reunir a los grupos de Generar un espacio para el diálogo que No hacen “Gestión” directa de área o sus interés en un ANP. facilite el intercambio de información, la recursos. No maneja el área protegida. coordinación y la concentración entre sus miembros.Actores públicos y privados, instituciones Impulsar y proponer al MAE la No tienen personería jurídica. y personas. normatividad y planes que requiere el área.Los miembros se incorporan de manera Supervisar la correcta gestión del área No tomar decisiones sobre el área, sólo voluntaria y Ad Honoren. proponen, supervisan y acompañan. Son autónomos del Ministerio de Proponer iniciativas para el No aprueban normas o planes, los Ambiente financiamiento. proponen para su aprobación por el Ministerio de Ambiente Fuente: Monteferri et. al., 2006. Adaptado 34
  • 35. Coordinación inter-institucionalPara el desarrollo de algunas estrategias podemos plantear el apoyo y participación deinstituciones como la Policía Nacional, Bomberos, Cruz Roja, Defensa Civil. La idea es crearalianzas con estas u otras instituciones de apoyo para fortalecer y efectivizar las estrategiasdiseñadas. La participación de estos cuerpos de apoyo requiere la coordinación y elestablecimiento de arreglos institucionales que deben ser previstos en los planes y debeprogramarse según el esfuerzo y tiempo que necesitan para ser llevados a cabo.El apoyo de las instituciones mencionadas está encaminado en los siguientes ámbitos:  Direcciones forestales del MAE: control de tala, desmonte y tránsito de madera.  Policía Nacional: autoridad de apoyo y para casos en los que puedan surgir problemas con drogas, tenencia de tierra u otros que requieren su presencia.  Fuerzas Armadas: brindar la seguridad para un efectivo desenvolvimiento de las acciones de prevención y/o control en las áreas naturales protegidas.  Bomberos: control de incendios.  Cruz Roja y Defensa Civil: operativos de alto riesgo. Fuente: Archivo CGRR 2008CapacitaciónEn este ámbito, la capacitación no debe entenderse únicamente como eventos aislados, sino,como un proceso continuo que forma parte integrante del manejo de las áreas naturalesprotegidas. En este sentido, implica todas las formas de divulgación, difusión, transmisión de 35
  • 36. información enfocadas en la protección de los ecosistemas y en el sostenimiento del plan decontrol y vigilancia. Fuente: Archivo CGRR 2010Señales y demarcaciónEstas medidas son conocidas como componentes pasivos de un sistema de control y vigilancia,son elementos que ayudan a proteger las áreas naturales protegidas de la intromisión humanailegal, es decir, trabajan en la prevención y reducción de presiones. Existen algunos elementosde bajo costo, como convenios de manejo y señales de demarcación. Sin embargo, los sistemasde protección pasivos necesitan un monitoreo constante (patrullaje) para aumentar suefectividad. Por eso los programas de control y vigilancia de las áreas protegidas deben serintegrales, e incluir otros elementos de los componentes activos (analizados más adelante).Por ejemplo, patrullar haciendo respetar los convenios de manejo acordados con laspoblaciones locales. Si los límites de un área natural protegida no están claramentedemarcados, es mucho más difícil hacer cumplir la ley. Fuente: Suárez (2009). 36
  • 37. ZonificaciónLa zonificación es una de los pilares de las áreas protegidas, y por ende de los programas decontrol y vigilancia. Para zonificar las reservas consideramos las amenazas, las característicasdel ecosistema y del terreno, entre otras cosas, teniendo al final como resultado espacios conobjetivos y características especiales. Cada uno de estas zonas, protege (pasivamente) dediferente manera a la biodiversidad. La zonificación la podemos realizar de diferentesmaneras, los nombres y objetivos de cada zona depende de las características del áreaprotegida. Pero existen tres zonas que en esencia en la mayoría de reserva existente aunquecon otros nombres:  Zona núcleo  Zonas de manejo especial (turismo, investigación, uso comunitario especial, educación y recreación, de restauración, entre otras)  Zona de amortiguamientoLa zonificación debe ser monitoreada y evaluada constantemente, para determinara si se estácumpliendo con los objetivos y norma de uso en ella estipulada. De lo contrario debería serreplanteada a la necesidad del área protegida. Figura 4.2. Ejemplo de Zonificación de la Reserva Ecológica El Ángel 37
  • 38. Relaciones ComunitariasEsta es una de las funciones más importantes de los-as guardaparques, especialmente enpaíses como el Ecuador, donde casi todas las áreas protegidas tienen gente viviendo adentro.Lastimosamente muy pocas veces es tomada en serio, los-as guardaparques muchas veces sonvistos negativamente por las personas locales, porque creen que esta ahí solo para prohibircosas. Es necesario que las personas que están a cargo del manejo de las áreas protegidasconozcan a las personas o grupo de interesados en ella. Porque esta gente pueden ser actoresclave en el programa de protección del área, si se encamina bien su participación. Los-asguardaparques dentro de su trabajo podrían relacionarse con la gente en los siguientesespacios:  Reuniones comunitarias  Charlas de educación ambiental en las escuelas y colegios cercanos  Apoyando actividades productivas agroforestales amigables con el área protegida Fuente: Archivo CGRR 2008La participación de los guardaparques en estos espacios, debería ser considerada como partede su trabajo en la promoción y gestión del área protegida. Lastimosamente para muchaspersonas estas actividades no son visibilizadas como importantes. Una estrategia deinvolucramiento de las comunidades en la gestión de las áreas protegidas, que mejor estádando resultado es la contratación de gente local como guardaparque comunitarios. Estaspersonas a parte de conocer la zona, tiene apoyo de sus vecinos-as en el control y vigilancia,porque están conservando lo suyo y han sido seleccionado por las comunidades. Hasta elmomento no se ha logrado mantener en el tiempo algunos programas de guardaparquescomunitarios, porque los financiamientos han sido muy puntuales y poco constantes. Perootros ya han logrado el financiamiento a largo plazo para mantenerse trabajando, gracias al 38
  • 39. apoyo de las empresas privadas de agua potable o luz eléctrica, que se beneficias de losrecursos generados en las áreas protegidas.Convenios de manejoDel acercamiento diario que se vaya teniendo entre las personas responsables del áreaprotegida y las comunidades, pueden nacer interesantes acuerdos de manejo. Estos conveniospermiten a las comunidades realizar un manejo especial en su territorio que se traslapa con elárea protegida. Los convenios de manejo deben ser acordados formalmente y respetados porlas partes. Una de las tareas de los-as guardaparques es hacer cumplir lo estipulado en estosacuerdos. Como resultado de estos convenios de manejo, nacieron algunos programas decontrol y vigilancia comunitarios, que actualmente están funcionando. Los convenios apoyan ala conservación del área protegida, normando y acordando usos, buscando el beneficio de lagente y del área protegida.ACCIONES REPRESIVASSon actividades que trabajan directamente en el control de las presiones y consistenprincipalmente en patrullajes, estaciones de guardia y barreras físicas.PatrullajeEsencialmente, se refiere a la partida de personas que rondan por las áreas protegidas paraevitar infracciones (tala de bosque, cacería, quema, contaminación, y otras). Lo podemosrealizar a través de vehículos, a caballo o patrullajes a pie, dependiendo de las característicasde las áreas. Estos controles los podemos planificar para uno o varios días, con recorridostanto diurnos como nocturnos. Fuente: Paredes 2008Este sistema de patrullaje tiene las siguientes modalidades: 39
  • 40. a) Patrullaje fijo: Es el que sigue una ruta específica cada vez que recorre un sector del área bajo conservación. Este tipo de patrullaje es ideal para combinarlo con monitoreo de especies o para controlar puntos fijos de contaminación. b) Patrullaje no fijo: Es el que no sigue una ruta especifica, puede ser planificado con anterioridad o adaptado durante el recorrido. Este patrullaje es el más recomendado para encontrar nuevas actividades ilícitas dentro del área protegida.Figura 4.4. Ejemplo de mapas de ruta de patrullaje para áreas de conservación del Programa Socio Bosque en el territorio Chachi Fuente: Suárez (2009). 40
  • 41. c) Punto de martillo: Es cuando la patrulla tiene que permanecer en un sitio demarcado cuando se ha registrado o se van a registrar problemas. La patrulla debe permanecer en este lugar mientras exista la amenaza. El jefe de área debe planificar el patrullaje de acuerdo a las necesidades o las denuncias. Las patrullas deben estar conformadas de dos a cinco personas, pero en ocasiones en necesario pedir la colaboración de más patrullas e incluso de las autoridades pertinentes (policías o militares). Por ejemplo: Nuevas rutas de tráfico de madera o carne de animales silvestres Fuente: Archivo Reserva Ecológica El ÁngelEstaciones de guardia o guardianíaConstituye un elemento efectivo de disuasión para las actividades ilegales, aún cuando lasestaciones no estén continuamente en servicio. Las estaciones pueden ser estructuras simplesy baratas, o casas con todas las comodidades para el trabajo de control y vigilancia. Estoslugares son claves para indicar a las personas que el área está siendo cuidada formalmente.Las estaciones pueden ser permanentes o móviles. 41
  • 42. Fuente: Suárez (2009).a) Estaciones permanentes (garitas, o refugios). Estos lugares son definidos por el responsable de área o en el plan de manejo, son sitios construidos para apoyar los programas de: control y vigilancia, turismo, información y educación ambiental del área protegida. Los refugios se los construye en vías de acceso fluvial o terrestre. Estos lugares si por algun motivo dejan de ser habitadas es necesario que se los vigile constantemente para evitar robos, destrucción del inmueble o uso inadecuado por cazadores, cuatreros o madereros ilegales. Las estaciones o guardianías es necesario mantenerlas, limpias y ordenadas con el equipo necesario, ya que son sitios estrategias para los programas de control y vigilancia de las áreas protegidas. Porque aquí se puede descansar o abastecer de alimento o algún equipo especial durante los patrullajes. Fuente: Suárez (2007). 42
  • 43. b) Estaciones de avanzada o móviles .Estos son campamentos que se montan según las necesidades de la rutina del patrullaje. Antes de montar un campamento es necesario analizar el acceso al agua y la seguridad de la gente, entre otros factores. Fuente: Archivo CGRR 2003Barreras físicasLas barreas físicas son una forma de restringir el acceso a las áreas protegidas. Estas pueden irde un simple cierre de un camino ilegal con un árbol, hasta la construcción de corta fuegosalrededor del perímetro de las áreas protegidas. En muchas ocasiones, estas barreras ayudan ala protección, pero impiden la circulación natural de la vida silvestre. Por ello antes de colocarestas barreras es necesario analizar si con esta estrategia no se va a perjudicar a labiodiversidad que se está conservando.Figura 4.4. Alambrado para prevenir ingreso de ganado a una fuente de agua (izquierda) , Cortafuegos en el páramo (derecha) Fuente: Archivo CGRR 2007 43
  • 44. ComunicaciónUn elemento transversal e indispensable que opera entre los componentes activos ypasivos es la comunicación, que no implica, necesariamente, que tengamos equiposcostosos y de última generación para poder mantener una comunicación efectiva. Lacomunicación para un sistema de control y vigilancia presenta dos niveles básicos derecopilación y manejo de información, estos son: a) Nivel interno: Es la comunicación que debe existir entre las personas que hacen control y vigilancia en campo y los-as responsables del área de conservación para que informen sobre situaciones anómalas dentro del área bajo conservación, o sobre el estado de conservación del área. Fuente: Archivo CGRR 2010 b) Nivel externo: Es la comunicación que deben emitir los-as responsables de las áreas bajo conservación para informar al MAE sobre el estado de conservación del área o ante infracciones o amenazas, en el menor tiempo posible, esto permitirá el apoyo del contingente de los distintos departamentos y direcciones de Ministerio y el de otros actores como Policía, Bomberos, Marina entre otros. Fuente: Archivo CGRR 2010 44
  • 45. BibliografíaArguedas, Stanley (2009). Manual para el diseño de planes de control y vigilancia para áreas protegidas. San Juan de Costa Rica: Escuela Latinoamericana de Áreas Protegidas.______________ (2009). Herramienta para la elaboración de un plan de control y vigilancia en un área protegida. San Juan de Costa Rica: Escuela Latinoamericana de Áreas Protegidas.Bustos A. (2008). Propuesta metodológica para monitorear incendios de la vegetación en áreas protegidas. PUCE. Ingeniería Geográfica y Desarrollo SustentableCuvi Sánchez María y Susan V. Poats (2011). La interculturalidad en la gestión social de los ecosistemas andinos. Quito: ECOBONA.Duerto, Gonzalo et al. (2011). “Propuesta de control y vigilancia para la Reserva de Biosfera Yasuní: versión para revisión”. Quito: Corporación Grupo Randi Randi.Gavilanes, Carla (2008). “El mapeo participativo: una herramienta para la construcción social del territorio”. Quito: FLACSO-Sede Ecuador.Granizo, Tarsicio et al. (2006). Manual de planificación para la conservación de áreas, PCA. Quito: TNC y USAID.Meentzen, Angela (1990). Entre la experiencia y la ciencia: la igualdad en la diversidad. Lima: Flora Tristán.Ministerio del Ambiente del Ecuador (2006). Políticas y plan estratégico del sistema nacional de áreas protegidas del Ecuador 2007-2016. Quito: Proyecto GEF.……………………………………………………………(2008).Plan de Manejo de la Reserva Ecológica El Ángel.QuitoMonteferri, Bruno et al. 2006. Comités de gestión: construyendo gobernanza para las áreas naturales protegidas del Perú. Lima: Sociedad Peruana de Derecho Ambiental.Pereyra R. (2006). “Planificación Operativa”. En. Paz Barretao D., M. Ochoa, S. Mut Coll (Eds.) Manual Texto de Apoyo II Curso Regional para Guardaparques de América Latina. Centro de Formación y Capacitación en Áreas Protegidas. Administración de Parques Nacionales, Embalse, Córdoba. Argentina.Rubio F., G. Rivera & C. Figallo. (2004). Patrullaje en Áreas Naturales Protegidas. Serie: Biblioteca Guardaparque. INRENA. Perú.Sánchez, Euclides (2000). “Capítulo II: La definición de participación” en Todos con la esperanza: continuidad de la participación comunitaria. Caracas: Universidad Central de Venezuela. 45
  • 46. Suárez, David (2009). Diseño participativo de un sistema de control y vigilancia para doce centros Chachi. Quito: GTZ.Recursos en línea:Comuniversidad, “Curso: Habilidades sociales y técnicas sociales para el trabajo grupal en lamediación intercultural” en Comunidad Unidad Universidad [en línea], Comunidad AutónomaCanaria. Disponible en:www.comuniversidad.com/sansofe/cd/material/TEMA%207/dinamica%20de%20grupos.pdfhabilidades sociales y técnicas sociales [Consultado el 08 de octubre de 2010]. 46