Your SlideShare is downloading. ×

9.i. las llaves

324

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
324
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
13
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. LAS LLAVES DEL REINO
  • 2. 5. Las llaves del Reino    Desde el comienzo de su vida pública Jesús eligió unos hombres en número de doce para estar con él y participar en su misión; les hizo partícipes de su autoridad “y los envió a proclamar el Reino de Dios y a curar”. Ellos permanecen para siempre permanecen asociados al Reino de Cristo porque por medio de ellos dirige su Iglesia: Yo, por mi parte, dispongo el Reino para vosotros, como mi Padre lo dispuso para mí, para que comáis y bebáis a mi mesa en mi Reino y os sentéis sobre tronos para juzgar a las doce tribus de Israel. Elige a 12 que tienen que continuar su misión
  • 3. 12 • El nuevo Israel • Apóstol: Tenían que representar a Jesús mismo • Ser otros “jesuses”
  • 4. ROCA • En el colegio de los doce Simón Pedro ocupa el primer lugar. Jesús le confía una misión única. Gracias a una revelación del Padre, Pedro había confesado: “Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo”. Entonces Nuestro Señor le declaró: “Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella”. Cristo, “Piedra viva”, asegura a su Iglesia, edificada sobre Pedro la victoria sobre los poderes de la muerte. Pedro, a causa de la fe confesada por él, será la roca inquebrantable de la Iglesia. Tendrá la misión de custodiar esta fe ante todo desfallecimiento y de confirmar en ella a sus hermanos
  • 5. LLAVES • Jesús ha confiado a Pedro una autoridad específica: “A ti te daré las llaves del Reino de los cielos; y lo que ates en la tierra quedará atado en los cielos, y lo que desates en la tierra quedará desatado en los cielos”. El poder de las llaves designa la autoridad para gobernar la casa de Dios, que es la Iglesia. Jesús, “el Buen Pastor” confirmó este encargo después de su resurrección:”Apacienta mis ovejas”. El poder de “atar y desatar” significa la autoridad para absolver los pecados, pronunciar sentencias doctrinales y tomar decisiones disciplinares en la Iglesia. Jesús confió esta autoridad a la Iglesia por el ministerio de los apóstoles y particularmente por el de Pedro, el único a quien él confió explícitamente las llaves del Reino.
  • 6. CAPÍTULO II: CREO EN JESUCRISTO, HIJO ÚNICO DE DIOS 92. ¿Para qué llamó Jesús a los apóstoles? Jesús tenía un gran circulo de discípulos a su alrededor, eran hombres y mujeres. De ese círculo elige a doce hombres, a los que llamó APÓSTOLES (Lc 6,12-16). Los apóstoles recibieron de él una formación especial y diferentes tareas: «y los envió a proclamar el reino de Dios y a curar» (Lc 9,2). Jesús llevó consigo sólo a estos doce apóstoles a la última cena, donde les encargó: «Haced esto en memoria mía» (Lc 22,19b). [551-553,567] Los apóstoles se convirtieron en testigos de la Resurrección y garantes de su verdad. Después de la muerte de Jesús continuaron su misión. Eligieron a sucesores para su ministerio: los  OBISPOS. Los sucesores de los apóstoles ejercen en nuestros días los poderes otorgados por Jesús: gobiernan, enseñan y celebran los misterios divinos. La unión de los apóstoles se convirtió en el fundamento de la unidad de la Iglesia ( SUCESIÓN APOSTÓLICA). Entre los Doce destaca una vez más Pedro, a quien Jesús le otorgó una autoridad especial: «Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia» (Mt 16,18). En esta posición especial de Pedro entre los apóstoles tiene su origen el ministerio del Papa. 137 I (1-165), II (166-278), III (279-468), IV (469-527) 6
  • 7. Jesús decide que es el momento de ir a Jerusalén Culminar su misión salvadora Jerusalén es el símbolo de todo el pueblo, la ciudad que mata a los profetas
  • 8. Pasa mucho tiempo a solas con sus amigos Intensifica la oración, la relación con Dios Abba
  • 9. Una visión anticipada del Reino: La Transfiguración  Sobre una montaña, ante tres testigos elegidos por él: Pedro, Santiago y Juan. El rostro y los vestidos de Jesús se pusieron fulgurantes como la luz, Moisés y Elías aparecieron y le “hablaban de su partida, que estaba para cumplirse en Jerusalén”. Una nube les cubrió y se oyó una voz desde el cielo que decía: “Este es mi Hijo, mi elegido; escuchadle”
  • 10.  Por un instante, Jesús muestra su gloria divina, confirmando así la confesión de Pedro. Muestra también que para “entrar en su gloria”, es necesario pasar por la Cruz en Jerusalén. Moisés y Elías habían visto la gloria de Dios en la Montaña; la Ley y los profetas habían anunciado los sufrimientos del Mesías. La nube indica la presencia del Espíritu Santo: “Apareció toda la Trinidad: el Padre en la voz, el Hijo en el hombre, el Espíritu en la nube luminosa”
  • 11. CAPÍTULO II: CREO EN JESUCRISTO, HIJO ÚNICO DE DIOS 93. ¿Por qué se transfiguró Jesús en el monte? El Padre quería manifestar ya en la vida terrena de Jesús la gloria divina de su Hijo. La Transfiguración de Cristo tenía que ayudar después a los discípulos a comprender su muerte y resurrección. [554-556, 568] Tres evangelios relatan cómo Jesús, en la cumbre de un monte, a la vista de sus discípulos, comienza a brillar (se «transfigura»). La voz del Padre celestial llama a Jesús «el Hijo amado», a quien hay que escuchar. Pedro quiere «hacer tres tiendas» y retener el momento. Pero Jesús está en camino hacia su Pasión. Se trata sólo de fortalecer a sus discípulos. 11 I (1-165), II (166-278), III (279-468), IV (469-527)
  • 12. Resurreción de Lázaro     Es como un resumen de su misión Resucita a Lázaro como signo de su propia Resurrección Yo soy la Resurrección y la vida ¿Crees esto? El que cree en mí no morirá para siempre
  • 13. Dijo Marta a Jesús: - «Señor, si hubieras estado aquí, no habría muerto mi hermano. Pero aún ahora yo sé que cuanto pidas a Dios, Dios te lo
  • 14. Jesús le respondió: « Yo soy la resurrección. El que cree en mí, aunque muera, vivirá; y todo el que vive y cree en mí, no morirá jamás. Le dice ella: ¿Crees esto?». « Sí, Señor, yo creo que tú eres el Cristo, el Hijo de Dios, el que iba a venir al mundo». Jn 11, 21-27
  • 15. San Juan nos ofrece el relato de la resurrección de Lázaro. El amigo ha muerto. Jesús no se apresura a mostrar sus sentimientos. Ya no hay esperanza. Pero Jesús la suscita de nuevo. Y el muerto vuelve a la vida.
  • 16. Entre los que conocen la noticia hay dos respuestas encontradas: Unos creen en el profeta. Otros deciden darle muerte.

×