Your SlideShare is downloading. ×
29.matrimonio
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Introducing the official SlideShare app

Stunning, full-screen experience for iPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

29.matrimonio

2,304
views

Published on


0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
2,304
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
4
Actions
Shares
0
Downloads
78
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide
  • "Hace unos días hablaba con un amigo; es algo mayor que yo. En la conversación salieron cosas de cuando éramos pequeños. Un poco emocionado me dijo: Todavía recuerdo cuando, siendo niño, mi madre me daba un beso al acostarme, después de ayudarme a rezar mis oraciones. Yo estaba contento y feliz al sentirme querido por mi madre. Mi padre también tenía detalles que me gustaban. Solía, en invierno, junto al fuego, sentarme en sus rodillas. Entonces me contaba muchas cosas de sus viajes, de cuando él era joven y tuvo que trabajar mucho para salir adelante. Recuerdo aquellos momentos con verdadera nostalgia. Siempre esperaba que mi padre regresara del trabajo con la ilusión de que me contara muchas aventuras. ¿Y cómo están ahora tus padres?, le pregunté. -Son muy ancianos, me dijo; mi madre está muy enferma, ya no se levanta de la cama. Los dos viven conmigo. Mi padre, cuando estoy en el trabajo, la cuida con todo esmero y cariño". El amor de estos padres para su hijo, y los detalles de amor que tenían entre sí esos esposos, nos hacen pensar en la grandeza de sacramento del matrimonio. ¿Sabemos agradecer lo que nuestros padres hacen por nosotros? ¿Les ayudamos en sus necesidades? ¿Procuramos hacerles la vida agradable? ¿Nos acordamos de rezar por ellos todos los días?
  • El libro del Génesis enseña que Dios creó al hombre varón mujer, con el encargo de procrear y multiplicarse: " Hombre y mujer los creó, y los bendijo Dios, diciéndoles: Procread y multiplicaos y llenad la tierra" (Génesis 1,27-28). Entonces instituye Dios el matrimonio, y lo instituye -como fin principal- para tener hijos y educarlos; como fin secundario, para que los esposos se ayuden entre sí: porque "no es bueno que el hombre esté solo, voy a hacerle una ayuda semejante a él" (Génesis 2,18). En consecuencia, el matrimonio es algo sagrado por su misma naturaleza, y los esposos son colaboradores de Dios participando del poder divino de dar la vida, al preparar el cuerpo de los nuevos seres en el que Dios infunde el alma creada a su imagen y semejanza, destinados a darle gloria y a gozar de El en el cielo.
  • Jesucristo elevó a la dignidad de sacramento el matrimonio instituido al comienzo de la humanidad. El matrimonio entre cristianos es imagen de la unión de Jesucristo y su esposa la Iglesia. La tradición cristiana ha visto la presencia de Jesús en las bodas de Caná como una confirmación del valor divino del matrimonio. Por tanto, entre cristianos, sólo hay un verdadero matrimonio: el que Jesucristo santificó y elevó a la dignidad de sacramento. Por eso, ningún católico puede contraer el llamado "matrimonio civil"; tal unión no sería válida, ya que no tiene más valor que el de una simple ceremonia legal ante el Estado. Entre católicos sólo es válido el matrimonio-sacramento contraído en la Iglesia.
  • El matrimonio, tanto en la condición de institución natural como en la de sacramento cristiano, está revestido de dos propiedades esenciales: la unidad y la indisolubilidad . Unidad quiere decir que el matrimonio es la unión de un solo hombre con una sola mujer: " Dejará el hombre a su padre y a su madre, y se adherirá a su mujer, y vendrán a ser los dos una sola carne " (Génesis 2,24). Indisolubilidad quiere decir que el vínculo conyugal no puede desatarse jamás: " Lo que Dios unió no lo separe el hombre ", dice el Evangelio (Mateo 19,6; 5,32; Lucas 16,18). El divorcio, pues, está prohibido. Dios ha querido que fuese así por varias razones: por el bien de los hijos; por el bien, la felicidad y seguridad de los esposos, que desaparece cuando el divorcio se introduce en una sociedad; por el bien de toda la sociedad humana, pues la humanidad se compone de familias, y cuanto mas sólidas y estables sean éstas, mayor será el orden y el bienestar de la sociedad y de los individuos.
  • El sacramento del matrimonio aumenta la gracia santificante en quienes lo reciben. Hay que recibirlo, pues, en estado de gracia; si no, se comete un sacrilegio, aunque el matrimonio puede ser válido. También comunica los auxilios especiales que necesitan los esposos para santificarse dentro del matrimonio, para educar a sus hijos y cumplir los deberes que contraen al casarse. Estos deberes son, para con ellos mismos: amarse y respetarse, guardarse fidelidad y ayudarse mutuamente; con respecto a los hijos: alimentarles, vestirles, educarles religiosa, moral e intelectualmente, y asegurar su porvenir. Los ministros del sacramento son los mismos contrayentes; sin embargo debe celebrarse ante testigos delante del párroco o delegado suyo; si no, es inválido.
  • El sacramento del matrimonio concede a los esposos las gracias necesarias para que se santifiquen y santifiquen a los demás. Es deber de toda la familia -también de los hijos- facilitar ese clima humano y cristiano en el que se consigue que los hogares sean luminosos y alegres, sacrificándose para lograr las virtudes humanas y sobrenaturales de una familia que empezó santificada con un sacramento.
  • Transcript

    • 1. El sacramento del matrimonio
    • 2. CHAMPAIGNE, Philippe de El matrimonio de la Vigen El sacramento36 del matrimonio c. 1644 Wallace Collection, Londres
    • 3. Compendio del Catecismo  338. ¿Con qué fines ha instituido Dios el Matrimonio?  1659-1660  La alianza matrimonial del hombre y de la mujer, fundada y estructurada con leyes propias dadas por el Creador, está ordenada por su propia naturaleza a la comunión y al bien de los cónyuges, y a la procreación y educación de los hijos. Jesús enseña que, según el designio original divino, la unión matrimonial es indisoluble: «Lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre» (Mc 10, 9).
    • 4. Introducción El amor de los padres para sus hijos y los detalles de amor que tienen entre sí los esposos, nos hacen pensar en la grandeza de sacramento del matrimonio. ¿Sabemos agradecer lo que nuestros padres hacen por nosotros? ¿Les ayudamos en sus necesidades? ¿Procuramos hacerles la vida agradable? ¿Nos acordamos de rezar por ellos todos los días? DAVID, Gerard Las bodas de Caná c. 1500 Musée du Louvre, París
    • 5. Ideas principales
    • 6. 1. Institución del matrimonio en el Paraíso terrenal  "Hombre y mujer los creó, y los bendijo Dios, diciéndoles: Procread y multiplicaos y llenad la tierra" (Génesis 1,27-28). Entonces instituye Dios el matrimonio,  y lo instituye -como fin principal- para tener hijos y educarlos;  como fin secundario, para que los esposos se ayuden entre sí: porque "no es bueno que el hombre esté solo, voy a hacerle una ayuda semejante a él" (Génesis 2,18).  En consecuencia, el matrimonio es algo sagrado por su misma naturaleza, y los esposos son colaboradores de Dios participando del poder divino de dar la vida. BOUCICAUT Master El matrimonio de Adán y Eva en Des Proprietes De Chozes c.1415 Fitzwilliam Museum, University of Cambridge, UK
    • 7. CAPÍTULO TERCERO: LOS SACRAMENTOS AL SERVICIO DE LA COMUNIDAD Y DE LA MISIÓN. EL SACRAMENTO DEL MATRIMONIO260. ¿Por qué ha hecho Dios al hombre ya la mujer el uno para el otro?Dios ha hecho al hombre y a la mujer el uno para el otro para que «ya no sean dos, sino una sola carne» (Mt 19,6): de esta forma deben vivir el amor, ser fecundos y así convertirse en signo del mismo Dios, que no es otra cosa que amor desbordante. [1601- 1605] 64,400,417 7 I (1-165), II (166-278), III (279-468), IV (469-
    • 8. 1.Dos preguntas sencillas¿Qué ocurre para que un hombrey una mujer entren a una iglesialibres y salgan de la misma con uncompromiso definitivo?¿Habéis pensado en qué momentode la celebración nace ese vínculoque nada ni nadie podrá destruir?
    • 9. 2. Como todo en la vida tendrá unapreparación, pero antes no éramos y ahorasomos marido y mujer. “Se que eres mi maridoy tu sabes que yo soy tu mujer”.Todo en la vida tiene un momento concreto.Nace por algo.En este caso nace de la libertad manifestadade querer casarse.
    • 10. 3.Un pequeño examen“El caso de Azucena “
    • 11. 4. ¿Qué ocurriría si uno en esemomento decide que no...?• ¿Y si no se atreve a decirlo por miedo a represalias y dice si?• ¿Se habrá casado Azucena?• ¿Se habrán casado?...
    • 12. 5. ¿Qué hace falta para casarse?
    • 13. 6. Capacidad de asumir el compromiso de“complementariedad”
    • 14. Libertad
    • 15. 8. Entrega exclusiva, permanente yabierta a la vida
    • 16. 9. ¿ Qué palabras son esas quenos unen para siempre?
    • 17. 10. Conclusión: Naturalidad
    • 18. 11.¿ De dónde nace todo esto?De lo más grande que elhombre es: la libertad y elamor.
    • 19. 12. Se puede intentar unadefinición a partir de lafórmula del consentimiento. • Yo, .......... te quiero a ti ........................ como esposo/a y me entrego a ti y prometo serte fiel en la salud y en la enfermedad, en las alegrías y en penas todos los días de mi vida.
    • 20. 13.Qué bonito y ¿qué difícil?La propia dinámica de la vida matrimonialtiene los mecanismos que reconducen lascosas.
    • 21. 14. Cuidar las cosas pequeñas
    • 22. Matrimonio: Sacramento• Don de Dios que renueva el amor. Amar con la medida de Dios• Signo de lo que Dios nos quiere ante los demás comenzando por los hijos.
    • 23. 2. El matrimonio, sacramento cristiano Jesucristo elevó a la dignidad de sacramento el matrimonio instituido al comienzo de la humanidad. El matrimonio entre cristianos es imagen de la unión de Jesucristo y su esposa la Iglesia. Por eso, ningún católico puede contraer el llamado "matrimonio civil"; tal unión no sería válida, ya que no tiene más valor que el de una simple ceremonia legal ante el Estado. Entre católicos sólo es válido el matrimonio-sacramento contraído en la Iglesia. MYUNG-BO SIM La catedral de San Patricio 1990 New York, Colección privada
    • 24. MATRIMONIO, 1CCE 1601; CIC 1055: “La alianza 1601 1055matrimonial, por la que el varón yla mujer constituyen entre sí un con-sorcio de toda la vida, ordenado porsu misma índole natural al bien delos cónyuges y a la generación yeducación de la prole, fue elevadapor Cristo nuestro Señor a la digni-dad de sacramento entre bautizados”.Tanto el estado matrimonial como lamanera de entrar en ese estado sonesencialmente iguales para el cristianoy para el que no lo es. Otros efectos.
    • 25. CAPÍTULO TERCERO: LOS SACRAMENTOS ALSERVICIO DE LA COMUNIDAD Y DE LA MISIÓN.EL SACRAMENTO DEL MATRIMONIO261.¿Cómo se lleva a cabo el sacramento del Matrimonio?El SACRAMENTO del Matrimonio se lleva a cabo mediante una promesa hecha ante Dios y ante la Iglesia, que es aceptada y sellada por Dios y se consuma por la unión corporal de los esposos. Dado que es Dios mismo quien anuda el vínculo del matrimonio sacramental, este vínculo une hasta la muerte de uno de los contrayentes. [1625-1631]El sacramento del Matrimonio se lo confieren el hombre y la mujer recíprocamente. El PRESBÍTERO o el DIÁCONO invoca la  BENDICIÓN de Dios sobre la pareja y es únicamente et testigo cualificado de que el matrimonio se celebra en las condiciones adecuadas y de que la promesa se da completa y en público. El matrimonio sólo tiene lugar cuando hay un consentimiento matrimonial, es decir, cuando el hombre y la mujer, libremente y sin temor o coacción quieren el matrimonio y cuando no están impedidos para contraerlo por otros compromisos naturales o eclesiales (matrimonio ya contraído, promesa del 29 celibato). I (1-165), II (166-278), III (279-468), IV (469-
    • 26. MATRIMONIO, 2Para los cristianos la manera de entrar en el estado matrimonial,que es esencialmente igual a la de los demás hombres, constituyeun sacramento. Por lo tanto: tantoA Es la Iglesia quien ha de regular la forma concreta de contraer matrimonio los cristianos y sólo a ella compete la determinación de los obstáculos para contraerlo o la manera de removerlos, etc.B Aquellos pronunciamientos de la Iglesia sobre lo que es de derecho natural en el matrimonio no afectan sólo al matrimonio de los cristianos, no es a ellos a quienes se dirigen directamente: tienen valor univer- sal; afectan igualmente a todo matrimonio, de cristianos o no.
    • 27. MATRIMONIO, 3El matrimonio es:- la unión = consentimiento interior y exterior por el cual se contrae el matrimonio (in fieri); y vínculo permanente que nace de este contrato (in facto esse)- marital = entregando y recibiendo el derecho mutuo a la unión física que de por sí es apta para en- gendrar la prole- de un hombre y una mujer, = unidad del matrimonio (uno con una)- entre personas legítimas, = por ley natural o positiva- formando una comunidad = indisolubilidad, unión deindivisa de vida. vida doméstica, voluntades, etc.
    • 28. MATRIMONIO, 41 Esencia del matrimonio in fieri (sacramento si cristianos) = mutuo consentimiento de las partes legítimamente manifes- tado entre personas jurídicamente hábiles, consentimiento que ningún poder humano puede suplir. Es esencialmente un contrato cuyo objeto es el modo de vida marital => cada cónyuge debe pretender, al menos no excluir, el derecho mutuo, exclusivo y perpetuo sobre el cuerpo del otro en orden a la generación. Si se excluye- ra, el matrimonio sería nulo. PERO para la validez no importa el ulterior ejercicio de este derecho mutuo.2 Esencia del matrimonio in facto esse = vínculo, de por sí permanente, que nace del legítimo contrato matrimonial.
    • 29. 3. Las propiedades del matrimonio  Unidad: el matrimonio es la unión de un solo hombre con una sola mujer: "Dejará el hombre a su padre y a su madre, y se adherirá a su mujer, y vendrán a ser los dos una sola carne" (Génesis 2,24).  Indisolubilidad: el vínculo conyugal no puede desatarse jamás: "Lo que Dios unió no lo separe el hombre", dice el Evangelio (Mateo 19,6; 5,32; Lucas 16,18). El divorcio, pues, está prohibido.  Dios ha querido que fuese así por varias razones: por el bien de los hijos; por el bien, la felicidad y seguridad de los esposos; por el bien de toda la sociedad humana, pues la humanidad se compone de familias. ALMA – TADERNA, Sir Lawrence La luna de miel Colección privada
    • 30. CAPÍTULO TERCERO: LOS SACRAMENTOS ALSERVICIO DE LA COMUNIDAD Y DE LA MISIÓN.EL SACRAMENTO DEL MATRIMONIO262.¿Qué se requiere necesariamente para poder casarse por la Iglesia?Para que haya matrimonio sacramental se requieren necesariamente tres elementos: a) el consentimiento expresado en libertad, b) la aceptación de una unión exclusiva y para toda la vida y c) la apertura a los hijos. Pero lo más profundo en un matrimonio cristiano es la conciencia de la pareja de ser una imagen viva del amor entre Cristo y su Iglesia. [1644-1654, 1664]La exigencia de la unidad y la indisolubilidad se dirige en primer lugar contra la POLIGAMIA, en la que el cristianismo ve una clara vulneración del amor y de los derechos humanos; también se dirige contra lo que se podría denominar «poligamia sucesiva»: una sucesión de relaciones amorosas no vinculantes, que no alcanzan un único y gran «sí» que ya no se puede echar atrás. la exigencia de la fidelidad conyugal contiene la disposición a un compromiso para toda la vida, que excluye relaciones amorosas al margen del matrimonio. la exigencia de la apertura a la fecundidad quiere decir que un matrimonio cristiano está abierto a los hijos que Dios les quiera conceder. las parejas que no pueden tener hijos están llamadas a ser «fecundas» de otra manera. Un matrimonio en cuya celebración se excluya cualquiera de estos elementos no es válido. 34 I (1-165), II (166-278), III (279-468), IV (469-
    • 31. CAPÍTULO TERCERO: LOS SACRAMENTOS AL SERVICIO DE LA COMUNIDAD Y DE LA MISIÓN. EL SACRAMENTO DEL MATRIMONIO263.¿Por qué es indisoluble el matrimonio?El matrimonio es indisoluble por tres razones.Por un lado porque corresponde a la esencia del amor el entregarse mutuamente sin reservas;luego porque es una imagen de la fidelidad incondicional de Dios a su creación;y es también indisoluble, finalmente, porque representa la entrega de Cristo a su Iglesia, que llegó hasta la muerte en Cruz [1605, 1612-1617, 1661]En un tiempo en el que en muchos sitios se rompen 50% de los matrimonios, cada uno que perdura es un gran signo, en definitiva un signo de Dios. En esta tierra en la que tantas cosas son relativas, los hombres deben creer en Dios, el único absoluto. Por eso todo lo que no es relativo es tan importante: alguien que dice absolutamente la verdad o es absolutamente fiel. La fidelidad absoluta en el matrimonio no es tanto un testimonio del logro humano como de la fidelidad de Dios, que siempre está presente, aun cuando a todas luces le traicionamos y le olvidamos. Casarse por la Iglesia quiere decir confiar más 35 en la ayuda de Dios que en la propia provisión de amor. I (1-165), II (166-278), III (279-468), IV (469-
    • 32. 4. Efectos del sacramento del matrimonio Aumenta la gracia santificante en quienes lo reciben. Hay que recibirlo en estado de gracia; si no, se comete un sacrilegio, aunque el matrimonio puede ser válido. Comunica los auxilios especiales para educar a sus hijos y cumplir los deberes que contraen al casarse.  Estos deberes son, para con ellos mismos: amarse y respetarse, guardarse fidelidad y ayudarse mutuamente; con respecto a los hijos: alimentarles, vestirles, educarles religiosa, moral e intelectualmente, y asegurar su porvenir. Los ministros del sacramento son los mismos contrayentes; sin embargo debe celebrarse ante testigos delante del párroco o delegado suyo; si no, es inválido. CABRERA, Miguel Un español con su mujer india mexicana y su hijo Museo de America, Madrid
    • 33. 5. El matrimonio, camino de santidad  El sacramento del matrimonio concede a los esposos las gracias necesarias para que se santifiquen y santifiquen a los demás.  Es deber de toda la familia -también de los hijos- facilitar ese clima humano y cristiano en el que se consigue que los hogares sean luminosos y alegres, sacrificándose para lograr las virtudes humanas y sobrenaturales de una familia que empezó santificada con un sacramento. GRECO, El El matrimonio de la Virgen 1613-14 National Museum of Art of Romania, Bucarés
    • 34. Propósitos de vida cristiana
    • 35. Un propósito para avanzar Esforzarte por hacer agradable la vida de las personas con las que convives. Estimar en mucho este sacramento y ayudar a que las demás personas lo entiendan y agradezcan a Dios.
    • 36. CAPÍTULO TERCERO: LOS SACRAMENTOS ALSERVICIO DE LA COMUNIDAD Y DE LA MISIÓN.EL SACRAMENTO DEL MATRIMONIO264.¿Qué es lo que amenaza a los matrimonios?Lo que amenaza realmente al matrimonio es el pecado; lo que lo renueva es el perdón; lo que lo fortalece es la oración y la confianza en la presencia de Dios. [1606-1608]El conflicto entre hombres y mujeres, que precisamente en los matrimonios llega en ocasiones al odio recíproco, no es una señal de la incompatibilidad de los sexos; tampoco hay una disposición genética a la infidelidad o una limitación psíquica especial ante compromisos para toda la vida. Ciertamente muchos matrimonios están en peligro por la falta de una cultura del diálogo o la falta de respeto. A ello se añaden problemas económicos y sociales. El papel decisivo lo tiene la realidad del pecado: celos, despotismo, riñas, concupiscencia, infidelidad y otras fuerzas destructoras. Por ello el perdón y la reconciliación forman parte esencial de todo matrimonio, también a través de la 40 confesión. I (1-165), II (166-278), III (279-468), IV (469-
    • 37. CAPÍTULO TERCERO: LOS SACRAMENTOS ALSERVICIO DE LA COMUNIDAD Y DE LA MISIÓN.EL SACRAMENTO DEL MATRIMONIO265.¿Todas las personas están llamadas al matrimonio?No todo el mundo está llamado al matrimonio. A algunas personas Jesús les muestra un camino particular; les invita a vivir renunciando al matrimonio «por el reino de los cielos» (Mt 19,12). También las personas que viven solas por otros motivos distintos pueden tener una vida plena. [1618-1620]No pocas veces Jesús llama a algunas personas también a una cercanía especial con él. Éste es el caso cuando experimentan en su interior el deseo de renunciar al matrimonio «por el reino de los cielos». Esta vocación no supone nunca un desprecio del matrimonio o de la sexualidad. El celibato voluntario sólo puede ser vivido en el amor y por amor, como un signo poderoso de que Dios es más importante que cualquier otra cosa. El célibe renuncia a la relación sexual, pero no al amor; sale anhelante al encuentro de Cristo, el esposo que viene (Mt 25,6). Muchas personas que viven solas por otros distintos motivos sufren por su soledad, la experimentan únicamente como carencia y desventaja. Pero una persona que no tiene que preocuparse de una pareja o de una familia, disfruta también de libertad e independencia y tiene tiempo de hacer cosas importantes y llenas de sentido para las que no tendría tiempo una persona casada. Quizás sea voluntad de Dios que se ocupe de personas por las que nadie más se preocupa. 41 I (1-165), II (166-278), III (279-468), IV (469-
    • 38. CAPÍTULO TERCERO: LOS SACRAMENTOS AL SERVICIO DE LA COMUNIDAD Y DE LA MISIÓN. EL SACRAMENTO DEL MATRIMONIO266.¿Cómo se celebra la boda por la Iglesia?Una boda debe celebrarse ordinariamente de modo público. Los contrayentes son preguntados por su deseo de contraer matrimonio. El PRESBÍTERO o el DIÁCONO bendice los anillos. Los contrayentes intercambian los anillos y se prometen mutuamente «fidelidad en la prosperidad y en la adversidad, en la salud y en la enfermedad, hasta que la muerte nos separe», diciéndose el uno al otro de modo solemne: «Yo prometo amarte, respetarte y honrarte todos los días de mi vida». El celebrante confirma el enlace y otorga la BENDICIÓN. [1621-1624, 1663]De la forma siguiente la Iglesia pregunta, en el rito del matrimonio, primero al esposo y luego a la esposa, o a ambos. Celebrante: N. y N., ¿venís a contraer matrimonio sin ser coaccionados, libre y voluntariamente? Esposo/ Esposa: Sí, venimos libremente. Celebrante: ¿Estáis decididos a amaros y respetaros mutuamente, siguiendo el modo de vida propio del Matrimonio, durante toda la vida? Esposa/Esposa: Sí, estamos decididos. Celebrante: ¿Estáis dispuestos a recibir de Dios responsable y 42 amorosamente los hijos, y a educarlos según la ley de Cristo y de su Iglesia? Esposa/Esposa: Sí, estamos dispuestos. I (1-165), II (166-278), III (279-468), IV (469-
    • 39. CAPÍTULO TERCERO: LOS SACRAMENTOS AL SERVICIO DE LA COMUNIDAD Y DE LA MISIÓN. EL SACRAMENTO DEL MATRIMONIO267. ¿Qué se hace cuando un católico quiere casarse con un cristiana no católico?En este caso, para la celebración del matrimonio hay que solicitar un permiso expreso de la autoridad eclesiástica. Porque el matrimonio llamado mixto (entre católico y bautizado no católico) exige por ambas partes una fidelidad especial a Cristo, de forma que el escándalo, aun sin remedio, de la separación de los cristianos no se continúe en pequeño y lleve quizás incluso al abandono de la práctica religiosa. [1633- 1637] 43 I (1-165), II (166-278), III (279-468), IV (469-
    • 40. CAPÍTULO TERCERO: LOS SACRAMENTOS AL SERVICIO DE LA COMUNIDAD Y DE LA MISIÓN. EL SACRAMENTO DEL MATRIMONIO268. ¿Puede casarse un católico con alguien de otra religión?Para los católicos puede ser difícil, para la propia fe y para la de los futuros hijos casarse y vivir con una pareja que pertenece a otra RELIGIÓN. Por responsabilidad ante los fieles, la Iglesia católica ha establecido el impedimento para contraer matrimonio con disparidad de culto. Por eso un matrimonio de este tipo sólo puede contraerse válidamente si antes del enlace se obtiene la DISPENSA de este impedimento. Este matrimonio no es sacramental. [1633-1637] 44 I (1-165), II (166-278), III (279-468), IV (469-
    • 41. CAPÍTULO TERCERO: LOS SACRAMENTOS ALSERVICIO DE LA COMUNIDAD Y DE LA MISIÓN.EL SACRAMENTO DEL MATRIMONIO269.¿Pueden separarse cónyuges que están peleados?La Iglesia tiene un gran respeto ante la capacidad que tiene una persona para mantener una promesa y para comprometerse en fidelidad para toda la vida. Ella le toma la palabra. Cualquier matrimonio puede correr peligro a causa de alguna crisis. El diálogo, la oración (en común), a veces también la ayuda especializada, pueden ayudar a salir de la crisis. Y en especial, el recuerdo de que en todo matrimonio sacramental hay un tercero en la unión, Cristo, puede encender de nuevo la esperanza. Pero a quien su matrimonio se ha vuelto insoportable, o a quien está expuesto a violencia psíquica o física, le está permitido separarse. Esto se denomina una «separación de mesa y cama», que debe ser comunicada a la Iglesia. Aunque en estos casos se ha roto la convivencia, el matrimonio sigue siendo válido. [1629,1649]Ciertamente también hay casos en los que la crisis de un matrimonio se debe atribuir en último término a que uno de los cónyuges o ambos no eran capaces de contraer matrimonio en el momento del enlace o no aportaban una voluntad plena de contraerlo. Entonces el matrimonio es inválido en el sentido jurídico. En estos casos se puede instruir un proceso de nulidad ante los tribunales eclesiásticos. 424 45 I (1-165), II (166-278), III (279-468), IV (469-
    • 42. CAPÍTULO TERCERO: LOS SACRAMENTOS ALSERVICIO DE LA COMUNIDAD Y DE LA MISIÓN.EL SACRAMENTO DEL MATRIMONIO270.¿Qué actitud tiene la Iglesia con los divorciados casados de nuevo?Siguiendo el ejemplo de Cristo, los acoge con amor. Pero quien, después de un matrimonio canónico se divorcia y, en vida del cónyuge, establece una nueva unión, se coloca ciertamente en contradicción con la clara exigencia de Jesús respecto a la indisolubilidad del matrimonio. Esta exigencia no puede ser suprimida por la Iglesia. La ruptura de la fidelidad está en contradicción con la EUCARISTÍA, en la que la Iglesia celebra precisamente la irrevocabilidad del amor de Dios. Por eso no puede acceder a la sagrada COMUNIÓN quien vive en una situación tan contradictoria. [1665, 2384]Lejos de tratar por igual todos los casos concretos, el papa Benedicto XVI habla de una «situación dolorosa» y exhorta a los pastores a «discernir bien las diversas situaciones, para ayudar espiritualmente de modo adecuado a los fieles implicados» (Sacramentum Caritatis, 29). 424 46 I (1-165), II (166-278), III (279-468), IV (469-
    • 43. CAPÍTULO TERCERO: LOS SACRAMENTOS AL SERVICIO DE LA COMUNIDAD Y DE LA MISIÓN. EL SACRAMENTO DEL MATRIMONIO ¿Qué quiere decir que la familia es una «iglesia doméstica»?271.Lo que la IGLESIA es en lo grande, es la familia en lo pequeño: una imagen del amor de Dios en la comunión de las personas. Todo matrimonio se perfecciona en la apertura a otros, a los niños que son don de Dios, en la acogida mutua, en la hospitalidad, en [a disponibilidad para otros. [1655-1657]Nada en la Iglesia primitiva fascinaba más a los hombres en el «nuevo camino» de los cristianos que las «iglesias domésticas». Con frecuencia alguien «creyó en el Señor con toda su familia; también otros muchos corintios ... creían y se bautizaban» (Hch l8,8). En un mundo no creyente surgían islotes de fe vivida, lugares de oración, de compartir, de hospitalidad cordial. Roma, Corinto, Antioquía, las grandes ciudades de la Antigüedad, quedaron pronto inundadas de iglesias domésticas como si fueran puntos de luz. También hoy en día las familias, en las que Cristo se encuentra en su casa, son el gran fermento de renovación de nuestra sociedad. 368 47 I (1-165), II (166-278), III (279-468), IV (469-
    • 44. MATRIMONIO, 5 INSTITUCIONEl matrimonio natural no es una invenciónhumana, sino que ha sido instituido por Dios. En el relato del Génesis, esta institución aparece relacionada estrechamente con la misma creación del hombre. CCE 1611: “el hombre y la 1611 mujer fueron creados el uno para el otro”.
    • 45. MATRIMONIO, 6 PROPIEDADES, 1 CCE 1644: “El amor de los esposos 1644 exige, por su misma naturaleza, la unidad y la indisolubilidad de la co- munidad de personas que abarca la vida entera de los esposos... Esta co- munión humana es confirmada, puri- ficada y perfeccionada por la comu- nión en Jesucristo dada mediante el sacramento del matrimonio.”Por lo tanto, la unidad y la indisolubilidad son propiedades naturalesdel matrimonio: comunes a todo matrimonio. Lo que añade el sacra-mento es una ayuda específica para que los cónyuges sepan mante-nerse fieles del todo el uno al otro.
    • 46. MATRIMONIO, 7 PROPIEDADES, 2 UNIDADEl vínculo matrimonial es exclusivo: la poligamia simultáneaes ilícita por derecho divino natural y por derecho divinopositivo. Igual dignidad hombre - mujer, y amor exclusivo. El matrimonio no es válido más que con la primera mujer o con el primer marido. La poligamia de los patriarcas se explica como una dispensa divina (probablemente después del dilu- vio) para favorecer el crecimiento del pueblo de Dios.
    • 47. MATRIMONIO, 8 PROPIEDADES, 3 INDISOLUBILIDAD1 Por institución del Creador, el vínculo matrimonial es perpetuo e indisoluble. no puede ser desatado por ley humana alguna.2 “Por el sacramento, la indisolubilidad del matrimonio ad- quiere un sentido nuevo y más profundo” (CCE 1647): los 1647 esposos son capacitados para representar y testimoniar la fidelidad de Dios a su alianza, de Cristo a su Iglesia. El matrimonio rato y consumado es indisoluble por ley de Dios. La Iglesia no tiene poder para pronunciarse contra esta disposición divina. “El auténtico amor tiende a ser algo definitivo, no pasajero” (CCE 1646). 1646
    • 48. MATRIMONIO, 9 PROPIEDADES, 4 APERTURA A LA FECUNDIDADGaudium et spes 48: “por su propia natu- 48raleza, la institución misma del matrimo-nio y el amor conyugal están ordenadosa la procreación y educación de la proley con ellas son coronados como su cul-minación”. Ritual del matrimonio 3: “los hijos son 3 en realidad el don más excelente del ma- trimonio y contribuyen sobremanera al bien de los mismos padres”.
    • 49. MATRIMONIO, 10AYUDA DE LA GRACIA CCE 1608: “Para sanar las heridas del 1608 pecado, el hombre y la mujer necesitan la ayuda de la gracia... Sin esta ayuda, el hombre y la mujer no pueden llegar a realizar la unión de sus vidas en orden a la cual Dios los creó al comienzo”. Las mismas nupcias son signo sagrado que produce gracia.
    • 50. MATRIMONIO, 11“La alianza matrimonial... fue elevada por Cristo Señora la dignidad de sacramento entre bautizados (...). Entrebautizados no puede haber contrato matrimonial válidoque no sea por eso mismo sacramento” (CIC 1055). 1055 El matrimonio entre cristianos es signo de la unión de Cristo con su Iglesia = “gran misterio” (Ef 5, 32) (en el matrimonio natural no hay nada de especialmente misterioso).
    • 51. MATRIMONIO, 12Cristo instituyó el sacramento que santifica el matrimonionatural establecido ya por Dios en el Paraíso. Jesús infundeuna gracia sacramental específica en el alma de los que secasan y les invita a seguirle, transformando su vida conyugalen un andar divino en la tierra. Beato Josemaría: el matrimonio es una auténtica vocación divina y un camino de santidad.
    • 52. MATRIMONIO, 13 Sujeto capaz del matrimonio = cualquier bautizado que no tenga ningún impedimento.Se ha de recibir en estado de gracia. Si no es el caso, el contrato esválido, pero, además de cometer otro pecado mortal, los efectossobrenaturales del sacramento quedan impedidos. Reviven cuandoel sujeto recupera la gracia de Dios.
    • 53. MATRIMONIO,14Efectos sobrenaturales del matrimonio = aumento de la graciasantificante y gracia sacramental. CCE 1641: “La gracia propia del sacramento del matri- 1641 monio está destinada a perfeccionar el amor de los cón- yuges, a fortalecer su unidad indisoluble. Por medio de esta gracia se ayudan mutuamente a santificarse con la vida matrimonial conyugal y en la acogida y educación de los hijos”. El sacramento concede a los esposos derecho al auxilio actual de la gracia cuantas veces lo necesiten para cumplir las obligaciones de su estado.
    • 54. MATRIMONIO, 15 MINISTRO “En la Iglesia latina se considera habitualmente que son los espo- sos quienes, como ministros de la gracia de Cristo, se confieren mutuamente el sacramento del matrimonio expresando ante la Iglesia su consentimiento” (CCE 1623). 1623 No así en las liturgias orientales.Iglesia latina: el ordinario o el sacerdote es un testigo cualificadoy activo que solicita y recibe la manifestación externa del consen-timiento matrimonial de los contrayentes (exigido para la validez).
    • 55. MATRIMONIO, 16 CELEBRACION, 1Normalmente se celebra dentro de la Misa (Ritual):1. “en virtud del vínculo que tienen todos los sacramentos con elmisterio pascual de Cristo”,2. porque el matrimonio es signo sagrado del amor de Cristo a suIglesia y es precisamente en la eucaristía donde “se realiza el me-morial de la Nueva Alianza, en la que Cristo se unió para siemprea su Iglesia, su esposa amada por la que se entregó” (CCE 1621). 1621
    • 56. MATRIMONIO, 17 CELEBRACION, 2Se puede celebrar también sin Misa, por necesidad oporque se estima oportuno: el Ritual prevé con detallelas diferentes maneras de hacerlo.Cuando no se puede observar la forma eclesiásticaordinaria, ni se puede acudir sin incomodidad gravea algún ordinario o párroco o sus delegados, es váliday lícita la forma extraordinaria de celebración del ma-trimonio, meramente ante dos testigos.Esto puede ocurrir en caso de peligro de muerte, entiempo de persecución, en lugares con muy pocos sa-cerdotes donde hubiera que esperar más de un mes, etc.
    • 57. MATRIMONIO, 18 CONSENTIMIENTO MATRIMONIAL1 Es el acto de la voluntad por el cual “el varón y la mujer se entregan y se aceptan mutuamente en alianza irrevocable para constituir el matrimonio” (CIC 1057). 1057 Ese consentimiento causa el matrimonio. = ninguna autoridad humana puede suplir este consentimiento.2 Este consentimiento ha de ser: - verdadero, libre y deliberado, - de presente (de casarse aquí y ahora), - mutuo y simultáneo, - manifestado externamente y legítimamente (de acuerdo con los requisitos que exige el derecho eclesiástico), - sin condiciones.
    • 58. MATRIMONIO, 19 JURISDICCION, 1Sólo a la Iglesia correspondejuzgar y determinar de todoaquello que se refiera a la esenciadel matrimonio cristiano: lo nega-ron los protestantes al negar queel matrimonio fuera un sacramento.La razón = en cuanto hay contratomatrimonial verdadero, hay sacra-mento, y sólo la Iglesia tiene podersobre los sacramentos.El poder civil sí tiene competencia sobre los efectos meramenteciviles del matrimonio canónico de los cristianos, y sólo en cuanto aestos efectos civiles.
    • 59. MATRIMONIO, 20 JURISDICCION, 2Caso de un bautizado que contrae matrimonio con uno queno lo está: ninguno recibe el sacramento: está1- el bautismo es la puerta de los demás sacramentos=> el no bautizado es incapaz de recibir el sacramento delmatrimonio;2- una característica general del matrimonio, es que no puedetener efectos diferentes para una y otra de las partes contra-yentes => el bautizado tampoco lo recibe.= la opinión la más común y concuerda con la praxis de lacuria romana (pero hay autores que piensan que la partebautizada recibe un verdadero sacramento).La potestad de la Iglesia se extiende indirectamente al nobautizado (mismos efectos del contrato para los dos).
    • 60. MATRIMONIO, 21 IMPEDIMENTOS MATRIMONIALES, 1= ciertas circunstancias que por afectar a laspersonas de los contrayentes, las hacen jurí-dicamente inhábiles, es decir, incapaces, paracontraer válidamente matrimonio(= “dirimentes”). dirimentes Algunos son de derecho natural y otros de derecho divino o eclesiástico. Su finalidad es proteger la santidad del matrimonio.
    • 61. MATRIMONIO, 22 IMPEDIMENTOS MATRIMONIALES, 2 a1 Para proteger la deliberación o la libertad de consentimiento: falta de edad (varón 16 años, mujer 14 años), rapto.2 Para asegurar el cumplimiento de lo que es objeto del contrato matrimonial: impotencia (anterior al matrimonio y perpetua), estar ya casado, haber recibido órdenes sagradas, voto público y perpetuo de castidad en un instituto religioso.
    • 62. MATRIMONIO, 23 IMPEDIMENTOS MATRIMONIALES, 2 b3 Para proteger las relaciones de intimidad en el seno de la familia (“de parentesco”): consanguinidad (línea recta y colateral hasta el 4ºgrado incluido: primos hermanos), afinidad (línea recta), pública honestidad (“cuasiafinidad” entre una de las dos partes de un matrimonio inválido o de un concubinato público o notorio y los consanguíneos de la otra parte en línea recta y en 1º grado), adopción (línea recta o colateral 2º grado).
    • 63. MATRIMONIO, 24 IMPEDIMENTOS MATRIMONIALES, 2 c4 Para proteger la fe del cónyuge católico y la educación católica de los hijos: con una persona no bautizada (pero caso de un bauti- zado fuera de la Iglesia católica: no invalida, pero necesidad de un permiso).5 Para proteger la fidelidad conyugal: crimen (adulterio con muerte del cónyuge causado por uno u otro adúltero, o muerte del cónyuge causada de común acuerdo aunque no haya habido adulterio).
    • 64. MATRIMONIO, 25 DISPENSASAlgunos impedimentos pueden cesar naturalmente (ej.: edad).Otros por legítima dispensa. Otros no pueden cesar. Las dispensas pueden ser concedidas por el obispo diocesano, con excepción de las reservadas al Papa, a saber: - órdenes sagradas, - voto público de castidad en un institu- to religioso, - crimen. En peligro de muerte y circunstancias urgentes, las pueden conceder el párroco o el confesor (cfr. CIC 1079-1080). 1079-1080
    • 65. MATRIMONIO, 26Si resulta que el matrimonio ha sido contraídoinválidamente, caben cuatro soluciones:1. Dejar a los cónyuges en buena fe, si se prevéque seguirán en ella y que, de conocer su situa-ción real, no querrían arreglarla;2. Que convivan como hermano y hermana, sila nulidad es oculta y existe fundada esperanzade que sabrán hacerlo;3. La separación de los cónyuges: única soluciónsi impedimento no dispensable y no son capacesde vivir como hermano y hermana;4. La convalidación del matrimonio inválido, queconsiste en que se haga lo que se debía haberhecho en el momento de contraer matrimonio yno se hizo.
    • 66. MATRIMONIO, 27 SUBSANACION EN LA RAIZ Si un matrimonio resulta ser nulo, si ciertamente hubo consentimiento o bien lo ha habido después y este con- sentimiento persevera, la autoridad eclesiástica puede decidir recibirlo como válido mediante la “sanatio in radice”. Consiste en una revalidación del matrimonio concedida por el Papa y, en algunos casos, por el obispo diocesano. Incluye: dispensa o cesación del impedimento, dispensa Incluye de la ley que impone la renovación del consentimiento, y retrotracción de los efectos canónicos al tiempo del primer consentimiento.Se puede conceder tanto si las partes saben que se ha pedido comosi lo ignoran.
    • 67. MATRIMONIO, 28CASOS DE DISOLUCION DEL VINCULO MATRIMONIALEl Papa posee poder ministerial de dispensar, cuando hay unacausa justa, de obligaciones de derecho divino que tienen su origenen un acto humano libre. Ej.: votos formales, juramento de hacer uomitir algo. => aplicación = puede dispensar del matrimonio ratopero no consumado. Otros dos casos: 1. privilegio paulino (cfr. 1 Cor 7, 12-15); 2. privilegio petrino.
    • 68. MATRIMONIO, 29 SEPARACION DE LOS CONYUGES Por causas proporcionadas se puede hacer legítimamente la separación física de los cónyuges, en cuanto al lecho y la casa: los esposos NO CESAN de ser marido y mujer delante de Dios, ni son libres para contraer una nueva unión. Por mutuo consentimiento se puede hacer la separación tanto temporal como perpetua en cuanto al lecho; pero en cuanto a la casa, temporal, y no acon- sejable si duración larga. Otros casos, legítima sólo cuando causas previstas en la legislación canónica y después de la sentencia del ordinario, aun- que a veces se puede por propia autoridad.PERO: El divorcio es un acto de por sí nulo ante Dios.