24. eucaristía
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Like this? Share it with your network

Share
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
975
On Slideshare
975
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
18
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide
  • Con el sacramento de la Eucaristía culmina la iniciación cristiana; en realidad culmina la entera vida sobrenatural -particular y comunitaria o de la Iglesia como tal-, porque es el "sacramento de los sacramentos", el más importante de todos, ya que contiene la gracia de Dios -como los otros sacramentos- y al autor de la gracia, Jesucristo Nuestro Señor. Lo sabemos, no por los sentidos, sino por la fe, que se apoya en el testimonio de Dios: " Esto es mi Cuerpo, que se entrega por vosotros; haced esto en memoria mía" (Lucas 22,19). Son las palabras de Jesús a sus Apóstoles en la última Cena al dejarles la Eucaristía como regalo de su poder y amor infinitos. Nosotros lo creemos firmemente, como los Apóstoles que estaban presentes en aquel momento. El Concilio Vaticano II exhorta a la piedad y recogimiento cada vez más acendrado con la Eucaristía, cuando enseña que es "fuente y cumbre de toda la vida cristiana" y que, "participando del sacrificio eucarístico", los fieles "ofrecen a Dios la Víctima divina y se ofrecen a sí mismos juntamente con ella" ( Lumen gentium, 11).
  • La Eucaristía es el corazón de la Iglesia; para destacarlo el Concilio Vaticano II se sirve de esa frase -que no es enfática sino justa- diciendo que ahí está la "fuente y cumbre de toda la vida cristiana". Como dice también que "la Sagrada Eucaristía contiene todo el bien espiritual de la Iglesia, es decir, Cristo mismo". Esa es la razón de que "los demás sacramentos, como también todos los ministerios eclesiales y las obras de apostolado están unidos a la Eucaristía y a ella se ordenan" ( Presbyterorum ordinis , 5).
  • La riqueza inagotable de la Eucaristía se expresa mediante los distintos nombres que recibe. Cada uno evoca algún aspecto de su contenido o circunstancia del momento de la institución. Se le llama: * Eucaristía , que significa acción de gracias a Dios; * Banquete del Señor, porque Cristo lo instituyó el Jueves Santo en la última Cena; * Santo Sacrificio , porque actualiza el único sacrificio de Cristo en la cruz; * Comunión , porque nos unimos al mismo Cristo recibiendo su Cuerpo y su Sangre; * Santa Misa , porque cuando se despide a los fieles al terminar la liturgia eucarística, se les envía (" missio ") para que cumplan la voluntad de Dios en su vida ordinaria.
  • Jesucristo instituyó la Eucaristía el Jueves Santo en la última Cena. Ya había anunciado a los discípulos en Cafarnaún (cfr. Juan, 6) que les daría a comer su cuerpo y su sangre, como también había ido preparando la fe de los suyos con argumentos incontestables: el milagro de Caná -convirtió el agua en vino-, y la multiplicación de los panes, que ponían de manifiesto el poder de Jesucristo. Así, al oír en la última Cena: Esto es mi cuerpo (Lucas 22,19), tendrían la firme persuasión de que era como decía; igual que el agua se había convertido en vino por su palabra omnipotente, y los panecillos crecieron hasta saciar a una gran multitud.
  • Sabemos que Cristo murió, resucitó y subió al cielo, donde está sentado a la derecha del Padre e intercede por nosotros. Pero está presente también en su Iglesia de muchas maneras: en su Palabra, en la oración, en los pobres, en los enfermos, en los sacramentos...; y está presente sobre todo bajo las especies sacramentales de pan y vino, que contienen el Cuerpo y la Sangre de Jesucristo, como enseña la fe. Este misterio se entiende mejor con el corazón, porque es fruto del Amor del Señor hacia nosotros. Se tenía que ir, pero quería quedarse, y lo que para los hombres es imposible, lo pudo hacer Dios: el Señor se quedó realmente presente en la Eucaristía con su Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad. En la Eucaristía se contiene el verdadero Cuerpo de Jesucristo, el mismo que nació de la Virgen y que está sentado a la diestra de Dios Padre. Desde el principio, los cristianos creyeron en esta verdad.
  • Aunque la fe de la Iglesia ha sido siempre la misma, la doctrina se ha ido desarrollando y el Concilio de Trento puntualiza que en la Santísima Eucaristía están contenidos verdadera, real y sustancialmente el cuerpo y la sangre junto con el alma y la divinidad de nuestro Señor Jesucristo, y, por consiguiente, Cristo entero. Es lo que se conoce como presencia real de Cristo en el sacramento de la Eucaristía. Se llama "real" no a título exclusivo, como si las otras presencias no fueran reales, sino por excelencia, porque es sustancial y por ella Cristo, Dios y hombre, se hace totalmente presente, como explica Pablo VI. Esa luz que arde día y noche junto al Sagrario nos recuerda que Jesús está allí realmente presente
  • Ante la realidad sobrenatural del misterio eucarístico -la presencia real de Cristo bajo los velos de pan y vino- es inevitable la pregunta: ¿Qué ha sucedido? Porque antes era pan y era vino, y cuando el sacerdote dice :"Esto es mi cuerpo", "Este es el cáliz de mi sangre", aquello es el Cuerpo y Sangre de Cristo. Es lo que nos dice la fe, y la palabra de Dios no puede fallar. Efectivamente, por el poder divino otorgado al sacerdote se ha producido un cambio, una conversión -y conversión de sustancias, porque las apariencias externas no han cambiado-, razón por la que, lo que era sustancia de pan, se ha convertido en la sustancia de Cristo, en el Cuerpo de Cristo. Esa admirable y singular conversión es lo que se conoce con el nombre de transustanciación o cambio de sustancia. Es un misterio excepcional que la razón humana no alcanza a comprender, pero Dios puede hacerlo por medio de su ministro, el sacerdote.
  • Cuando el sacerdote consagra muchas formas creemos que Jesucristo está realmente presente en todas y cada una de ellas. También creemos que, si una forma se parte en diversos trozos, Jesucristo está todo entero en cada uno de ellos. Por eso el sacerdote recoge cuidadosamente las partículas de las hostias consagradas, aunque sean muy pequeñas, como se indica en la Ordenación general del Misal romano. El Señor se ha quedado por Amor, y con amor hemos de tratarle.
  • Los primeros cristianos encontraban la razón de su heroísmo en la Eucaristía. La Comunión les daba aliento y fortaleza para defender su fe hasta el martirio. Tarsicio fue un niño que llevaba la Eucaristía a los que estaban encarcelados por causa de su fe. Cuando iba de camino se encontró con los compañeros de juego, que eran paganos. Le invitaron a jugar, pero no podía entretenerse porque llevaba al Señor. Sabían que era cristiano y, dándose cuenta de que escondía algo, le atacaron y golpearon violentamente, mientras él defendía el tesoro que le habían encomendado. En ese momento pasó un soldado, que se llevó a Tarsicio para encarcelarlo. Aunque gravemente herido, dijo a los de la cárcel que les traía la Comunión. Así pudieron comulgar los que al día siguiente morirían mártires. Tarsicio también fue mártir de la Eucaristía. Con esta fe, con este respeto y amor trataban la Eucaristía los primeros cristianos.
  • El sacrificio eucarístico o santa Misa es -a la vez e inseparablemente- memorial sacrificial que perpetúa el sacrificio de la cruz ofrecido al Padre, y banquete sagrado de comunión en el Cuerpo y Sangre del Señor; la celebración eucarística está también orientada a la unión íntima de los fieles con Cristo por medio de la comunión. Comulgar es recibir a Cristo mismo que se ofrece por nosotros. Cristo, pues, se ofrece al Padre y se da a los hombres.
  • Jesús prometió a los Apóstoles en Cafarnaún que daría a comer su carne para vida del mundo y prenda de vida eterna: " El que come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna y yo le resucitaré en el último día. Porque mi carne es verdadera comida y mi sangre es verdadera bebida: el que come mi carne y bebe mi sangre permanece en mí y yo en él" (Juan 6,54-56). En la última Cena se cumplió la promesa y el Señor instituyó la Eucaristía: "Tomad y comed; esto es mi Cuerpo" (Mateo 26,26). Es la afirmación clara de que el cuerpo del Señor está en la Eucaristía realmente y se nos da como alimento.
  • La comunión sustenta la vida espiritual de modo parecido a como el alimento material mantiene la vida del cuerpo. En concreto podemos señalar estos frutos de la comunión sacramental: * Acrecienta la unión con Cristo, realmente presente en el sacramento. * Aumenta la gracia y virtudes en quien comulga dignamente. * Nos aparta del pecado: purifica de los pecados veniales, de las faltas y negligencias, porque enciende la caridad. * Fortalece la unidad de la Iglesia, Cuerpo Místico de Cristo. * Cristo nos da en la Eucaristía la prenda de la gloria futura.
  • Las disposiciones para recibir dignamente a Cristo son: a) Estar en gracia de Dios , es decir, limpios de pecado mortal. Nadie puede acercarse a comulgar, por muy arrepentido que le parezca estar, si antes no ha confesado los pecados mortales. El pecado venial no impide la comunión, pero es lógico que tengamos deseos de recibir a Jesús con el alma muy limpia; de ahí que la Iglesia aconseje confesarse con frecuencia, aunque no tengamos pecados mortales. Si alguien se acercara a comulgar en pecado mortal, cometería un sacrilegio. b) Guardar el ayuno eucarístico , que supone no haber comido ni tomado bebidas desde una hora antes de comulgar; el agua no rompe el ayuno, y tampoco las medicinas. Los ancianos y enfermos -y los que los cuidan- pueden comulgar aunque no haya pasado la hora después de tomar algo. c) Saber a quién se recibe . Puesto que se recibe al mismo Cristo en este sacramento, no podemos acercarnos a comulgar desconsideradamente o por mera rutina, o para que nos vean. Hemos de hacerlo para corresponder al deseo de Jesús, y para hallar en la comunión un remedio a nuestra flaqueza. Hasta en la compostura externa debe manifestarse la piedad y el respeto con que nos acercamos a recibir al Señor. Se comulga de rodillas o de pie, según lo haya determinado la Jerarquía de la Iglesia y pida la devoción de cada uno.
  • Jesús se ha quedado en la Eucaristía por amor hacia nosotros. La mejor manera de recibirle será realizar una buena preparación antes de comulgar y, conscientes del don recibido, dar gracias no sólo en el momento de la comunión sino a lo largo del día. Después de comulgar quedarnos en la iglesia u oratorio dando gracias, al menos unos minutos.
  • Comulgar realmente no es necesario para salvarse; si un niño recién bautizado muere, se salva. Pero Jesucristo dijo: " Si no coméis la carne del Hijo del Hombre y no bebéis su sangre, no tendréis vida en vosotros" (Juan 6,53). En correspondencia con estas palabras, la Iglesia ordena en el tercer mandamiento que, al menos una vez al año y por Pascua de Resurrección, todo cristiano con uso de razón debe recibir la Eucaristía. También hay obligación de comulgar cuando se está en peligro de muerte; en este caso la comunión se recibe a modo de "Viático", que significa preparación para el "viaje" de la vida eterna. Esto es lo mínimo, y el precepto debe ser bien entendido; de ahí que la Iglesia exhorte a recibir al Señor con frecuencia, incluso diariamente. Si algún día no podemos comulgar, es bueno hacer una comunión espiritual, expresando el deseo que tenemos de recibir al Señor sacramentalmente.
  • Los Apóstoles recibieron un encargo del Señor: " Haced esto en memoria mía " (Lucas 22,19), y no ha cesado la Iglesia de llevarlo a cabo en la celebración litúrgica, que no es mero recordatorio sino actualización real del memorial de Cristo: de su vida, de su muerte, de su resurrección, y de su intercesión junto al Padre, que se realiza en la Eucaristía. Desde mediados del siglo II, y según el relato del mártir Justino, tenemos atestiguadas las grandes líneas del desarrollo de la celebración eucarística, que han permanecido invariables hasta nuestros días.
  • Jesucristo ofreció a Dios Padre el sacrificio de su propia vida muriendo en la cruz. Fue un auténtico sacrificio con el que nos redimió de nuestros pecados, superando todas las ofensas que han hecho y podrán hacer los hombres, porque es de valor infinito. Pero, aunque el valor del sacrificio de Cristo en la cruz fue infinito y único, el Señor quiso que se perpetuara -se hiciera presente- para aplicar los méritos de la redención; por eso, antes de morir, consagró el pan y el vino y ordenó a los Apóstoles: " Haced esto en memoria mía" . De esta manera los hizo sacerdotes del Nuevo Testamento para que, con su poder y en su persona, ofrecieran continuamente a Dios el sacrificio visible de la Iglesia. Jesucristo instituyó la Misa no para perpetuar la Cena, sino el sacrificio de la cruz. Así, la Misa renueva incruentamente el sacrificio mismo del Calvario; y la Eucaristía es igualmente sacrificio de la Iglesia, pues, siendo la Iglesia Cuerpo de Cristo, participa de la ofrenda de su Cabeza.
  • Entre la Misa y el sacrificio de la cruz hay identidad esencial y diferencias accidentales: El Sacerdote es el mismo: Cristo, que en el Calvario se ofreció Él solo, mientras que en la Misa lo hace por medio del sacerdote . La Víctima es la misma: Cristo, que en el sacrificio de la cruz se inmoló de manera cruenta, mientras que en la Misa lo hace de modo incruento. La presencia de Cristo bajo las especies consagradas del pan y del vino, que contienen por separado su Cuerpo y su Sangre como especies distintas, manifiestan místicamente la separación del cuerpo y de la Sangre ocurrida en la cruz. En la cruz , Cristo nos rescató del pecado y ganó para nosotros los méritos de la salvación; en la Misa, se nos aplican los méritos que Jesucristo ganó entonces.
  • La creencia en estas verdades de nuestra fe ha llevado a la Iglesia a rendir culto de adoración al Santísimo Sacramento. Este culto a la Sagrada Eucaristía lo ha vivido siempre el pueblo cristiano con muchas devociones eucarísticas: El Jueves Santo , en que celebramos la institución de la Eucaristía y especialmente del sacrificio de la Misa. La fiesta del Corpus Christi , que celebra la presencia real de Jesucristo, y el Santísimo es llevado en solemne procesión por las calles de la ciudad. La exposición y bendición con el Santísimo , pasando un rato con el Señor sacramentado en intimidad de adoración y sincero agradecimiento. Las visitas al Sagrario , por parte de los fieles para acompañarle y entretenerle. Y tantas oraciones que alimentan la piedad eucarística: comuniones espirituales, Adoro Te devote , oraciones para antes y después de comulgar, etc. Guiados por la fe, es un detalle de nobleza humana ofrecer a Jesús en el Sagrario cosas dignas: que el Sagrario sea de lo mejor, cuidar los vasos sagrados, esmerarse en la limpieza; pero sobre todo el respeto y la adoración: la genuflexión bien hecha delante del Sagrario, acudir con frecuencia a visitarle -al menos con el pensamiento y deseo-, actuar la fe al pasar por una iglesia, etc.
  • Jesucristo ofreció a Dios Padre el sacrificio de su propia vida muriendo en la cruz. Fue un auténtico sacrificio con el que nos redimió de nuestros pecados, superando todas las ofensas que han hecho y podrán hacer los hombres, porque es de valor infinito. Pero, aunque el valor del sacrificio de Cristo en la cruz fue infinito y único, el Señor quiso que se perpetuara -se hiciera presente- para aplicar los méritos de la redención; por eso, antes de morir, consagró el pan y el vino y ordenó a los Apóstoles: " Haced esto en memoria mía" . De esta manera los hizo sacerdotes del Nuevo Testamento para que, con su poder y en su persona, ofrecieran continuamente a Dios el sacrificio visible de la Iglesia. Jesucristo instituyó la Misa no para perpetuar la Cena, sino el sacrificio de la cruz. Así, la Misa renueva incruentamente el sacrificio mismo del Calvario; y la Eucaristía es igualmente sacrificio de la Iglesia, pues, siendo la Iglesia Cuerpo de Cristo, participa de la ofrenda de su Cabeza.
  • Entre la Misa y el sacrificio de la cruz hay identidad esencial y diferencias accidentales: El Sacerdote es el mismo: Cristo, que en el Calvario se ofreció Él solo, mientras que en la Misa lo hace por medio del sacerdote . La Víctima es la misma: Cristo, que en el sacrificio de la cruz se inmoló de manera cruenta, mientras que en la Misa lo hace de modo incruento. La presencia de Cristo bajo las especies consagradas del pan y del vino, que contienen por separado su Cuerpo y su Sangre como especies distintas, manifiestan místicamente la separación del cuerpo y de la Sangre ocurrida en la cruz. En la cruz , Cristo nos rescató del pecado y ganó para nosotros los méritos de la salvación; en la Misa, se nos aplican los méritos que Jesucristo ganó entonces.

Transcript

  • 1. JOOS van Wassenhove La institución de la Eucaristía 1473-75Galleria Nazionale delle Marche Urbino La Eucaristía, misterio de fe y de amor 24
  • 2. INDICE 1. LA EUCARISTÍA ES UN SACRAMENTO SUBLIME  A. FUENTE Y CUMBRE VIDA ESPIRITUAL  B. DISTINTOS NOMBRES  C. INSTITUCIÓN DE LA EUCARISTÍA 2. EFECTOS: A. Se repite el sacrificio de la Cruz (Misa) B. Recibimos a Cristo realmente (Comunión) C. Cristo se queda con nosotros (Sagrario) 3. CELEBRACIÓN DE LA MISA 4. EUCARISTÍA COMO SACRAMENTO  MATERIA, FORMA, SUJETO, MINISTRO  TEXTOS  VESTIDURAS LITÚRGICAS
  • 3. 1. LA EUCARISTÍA, SACRAMENTO SUBLIME A LA EUCARISTÍA MIRAN LOS DEMÁS SACRAMENTOS ES ADELANTO DEL CIELO FUENTE Y CUMBRE DE LA VIDA CRISTIANA 1. Fuente y cumbre de la vida cristiana 2. Nombres de este sacramento 3. Institución de la Eucaristía
  • 4. Introducción La Eucaristía es el "sacramento de los sacramentos", el más importante de todos, ya que contiene la gracia de Dios -como los otros sacramentos- y al autor de la gracia, Jesucristo Nuestro Señor. Lo sabemos, no por los sentidos, sino por la fe, que se apoya en el testimonio de Dios: "Esto es mi Cuerpo, que se entrega por vosotros; haced esto en memoria mía" (Lucas 22,19). la Eucaristía es "fuente y cumbre de toda la vida cristiana (…). “Participando del sacrificio eucarístico", los fieles "ofrecen a Dios la Víctima divina y se ofrecen a sí mismos juntamente con ella" (Lumen gentium, 11).
  • 5. CAPÍTULO PRIMERO: LOS SACRAMENTOS DE LAINICIACIÓN. LA EUCARISTÍA208. ¿Qué es la Sagrada Eucaristía?La Sagrada EUCARISTÍA es el SACRAMENTO en el que Jesús entrega por nosotros su Cuerpo y su Sangre: a sí mismo, para que también nosotros nos entreguemos a él con amor y nos unamos a él en la Sagrada  COMUNIÓN. Así nos unimos al único Cuerpo de Cristo, la Iglesia. [1322,1324,1409]Después del Bautismo y la CONFIRMACIÓN, la EUCARISTÍA es el tercer sacramento de la iniciación cristiana.La Eucaristía es el centro misterioso de todos los sacramentos, porque el sacrificio histórico de Jesús en la Cruz se hace presente durante la transubstanciación de un modo oculto e incruento. De este modo la celebración eucarística es «la fuente y cima de toda la vida cristiana» (Concilio Vaticano II, Lumen gentium [LG 11]). A ella está orientado todo; más allá de ella no hay nada mayor que se pueda alcanzar.Cuando comemos el pan partido, nos unimos con el amor de Jesús, que entregó por nosotros su cuerpo en la Cruz; cuando bebemos del cáliz, nos unimos con aquel que en su entrega derramó incluso su Sangre.Nosotros no hemos inventado este rito. Jesús mismo celebró con sus discípulos la Última Cena y anticipó en ella su muerte; se dio a sus discípulos bajo los signos de pan y vino y exhortó a que, desde entonces, y después de su muerte, celebraran la  EUCARISTÍA: «Haced esto en memoria mía» (1 Cor 11,24).  126,193,217 5 I (1-165), II (166-278), III (279-468), IV (469-
  • 6. 1. La Eucaristía, fuente y cumbre de la vida de la Iglesia  La Eucaristía es el corazón de la Iglesia, "fuente y cumbre de toda la vida cristiana (…). La Sagrada Eucaristía contiene todo el bien espiritual de la Iglesia, es decir, Cristo mismo".  Esa es la razón de que "los demás sacramentos, como también todos los ministerios eclesiales y las obras de apostolado están unidos a la Eucaristía y a ella se ordenan" (Presbyterorum ordinis, 5).
  • 7. Preeminecia de la Eucaristía• Sto. Tomás señala su preeminencia• por su contenido: en la Eucaristía no hay como en todos los demás, una virtud otorgada por Cristo para darnos la gracia, sino que es Cristo mismo quien se halla presente; Cristo fuente de todas las gracias.• por la subordinación de todos otros seis sacramentos a la Eucaristía, como a su fin.• Por el rito de los otros sacramentos, que se completan con la Eucaristía.
  • 8. Compendio del Catecismo  271. ¿Qué es la Eucaristía?  1322-1323 1409  La Eucaristía es el sacrificio mismo del Cuerpo y de la Sangre del Señor Jesús, que Él instituyó para perpetuar en los siglos, hasta su segunda venida, el sacrificio de la Cruz, confiando así a la Iglesia el memorial de su Muerte y Resurrección. Es signo de unidad, vínculo de caridad y banquete pascual, en el que se recibe a Cristo, el alma se llena de gracia y se nos da una prenda de la vida eterna.
  • 9. CAPÍTULO PRIMERO: LOS SACRAMENTOS DE LAINICIACIÓN. LA EUCARISTÍA211.¿Cuál es la importancia de la Eucaristía para la Iglesia?La celebración de la  EUCARISTÍA es el centro de la comunidad cristiana. En ella la  IGLESIA se convierte en Iglesia. [1325]No somos Iglesia porque colaboremos a su sostenimiento, porque nos llevemos bien unos con otros o porque casualmente hayamos caído en una comunidad, sino porque en la Eucaristía recibimos el Cuerpo de Cristo y continuamente somos transformados en el Cuerpo de Cristo. 126, 217 9 I (1-165), II (166-278), III (279-468), IV (469-
  • 10. La Iglesia hace la Eucaristía y la Eucaristía hace la Iglesia► La Iglesia es el medio por el que Cristo cumple su promesa ”Yo estaré con vosotros todos los días”► La acción más importante de la Iglesia es la Eucaristía, en ella Cristo está físicamente presente► La Eucaristía es lo que constituye a la Iglesia► De ahí la importancia de la misa dominical
  • 11. Si Jesús no hubiera “ascendido” “ascendido• Sólo podría estar en un sitio del mundo en cada momento• Habría riadas de gentes para verlo• Pero Jesús quiere estar al lado nuestra• Incluso dentro de nosotros. En todas las personas del mundo a la vez• Por eso, deja la Iglesia, el Cuerpo de Cristo
  • 12. Jesucristo se va, pero se queda mucho más eficazmente en la Eucaristía► Por eso, se celebran las comuniones el día de la Ascensión
  • 13. 1.B. Los diversos nombres de este sacramento La riqueza inagotable de la Eucaristía se expresa mediante los distintos nombres que recibe. Se le llama:  Eucaristía, que significa acción de gracias a Dios;  Santo Sacrificio, porque actualiza el único sacrificio de Cristo en la cruz;  Comunión, porque nos unimos al mismo Cristo recibiendo su Cuerpo y su Sangre;  Santa Misa, porque cuando se despide a los fieles al terminar la liturgia eucarística, se les envía ("missio") para que cumplan la voluntad de Dios en su vida ordinaria.
  • 14. CAPÍTULO PRIMERO: LOS SACRAMENTOS DE LA INICIACIÓN. LA EUCARISTÍA212. ¿Qué nombres hay para el banquete de Jesús con nosotros y qué significan?Los diferentes nombres señalan el misterio insondable: Santo Sacrificio, Santa Misa, Sacrificio de la misa, banquete del Señor, fracción del pan, asamblea eucarística, memorial de la Pasión, Muerte y Resurrección, santa y divina liturgia, santos misterios, santa COMUNIÓN. [1328-1332] Banquete del Señor: Cada celebración eucarística es aún hoy el mismo banquete que celebró Jesús con sus discípulos, y al mismo tiempo la anticipación del banquete que el Señor celebrará con los redimidos al final de los tiempos. No somos nosotros los hombres los que hacemos la celebración, es el Señor quien convoca a ella y está presente en ella de un modo misterioso. Fracción del pan: la «fracción del pan» era un antiguo rito del banquete judío, que Jesús utilizó en la Última Cena para expresar su entrega «por nosotros» (Rom 8,32). En la «fracción del pan» lo reconocieron los discípulos después de la Resurrección. La comunidad primitiva llamaba «fracción del pan» a sus asambleas eucarísticas. Asamblea eucarística: la celebración del banquete del Señor es también una asamblea de «acción de gracias», en la que la Iglesia encuentra su expresión visible. Memorial de la Pasión, Muerte y Resurrección: En la Eucaristía la comunidad no se celebra a sí misma, sino que descubre y celebra siempre de nuevo la presencia del paso salvador de Cristo a través de la pasión y la muerte hasta la vida. Santa y divina liturgia, santos misterios: En la celebración eucarística se unen la Iglesia celeste y terrestre en una única fiesta. Puesto que los dones eucarísticos en los que Cristo está presente son, por así decir, lo más santo en este mundo, son llamados también Santísimo Sacramento. 14 I (1-165), II (166-278), III (279-468), IV (469-
  • 15. 1.C. Institución de la Eucaristía
  • 16. Figuras• El maná.• El sacrificio de Melquisidec.• Los panes de la proposición.• El sacrificio de Abraham.• El sacrificio del cordero pascual.
  • 17. Doble significación• La consagración del pan en el Cuerpo de Cristo y del vino en su sangre, renueva mística y sacramentalmente el sacrificio de Jesucristo en la Cruz.• La recepción de Jesucristo sacramentalmente bajo las especies de pan y vino en la sagrada comunión significa y verifica el alimento espiritual del alma.• Tiene razón de sacrificio en cuanto se ofrece, y de sacramento en cuanto se recibe.
  • 18. Profecías• Salomón en el libro de los Proverbios: “La sabiduría se edificó con siete columnas (los siete sacramentos), preparó una mesa y envió a sus criados a decir:´Venid, comed el pan y bebed el vino que os he preparado´”• El profeta Zacarías habló del “trigo de los elegidos y del vino que hace germinar purezas”.• El profeta Malaquías habla del sacrificio de la nueva ley.• Jesús profetiza al instituirla (Jn. 6 32-34,51)
  • 19. CAPÍTULO PRIMERO: LOS SACRAMENTOS DE LAINICIACIÓN. LA EUCARISTÍA209.¿Cuándo instituyó Jesús la Eucaristía?Jesús instituyó la Sagrada EUCARISTÍA la víspera de su muerte, «en la noche en que iba a ser entregado» (1 Cor 11,23), cuando reunió a su alrededor a los Apóstoles en el Cenáculo de Jerusalén y celebró con ellos la Última Cena. [1323,1337-1340] 19 I (1-165), II (166-278), III (279-468), IV (469-
  • 20. Jesucristo instituyó la Eucaristía el Jueves Santo en la última Cena.Ya había anunciado a los discípulos en Cafarnaún (cfr. Juan, 6) que les daría a comer su cuerpo y su sangre.También había ido preparando la fe de los suyos con argumentos incontestables: el milagro de Caná -convirtió el agua en vino-, y la multiplicación de los panes.Así, al oír en la última Cena: Esto es mi cuerpo (Lucas 22,19), tendrían la firme persuasión de que era como decía; igual que el agua se había convertido en vino por su palabra omnipotente, y los panecillos crecieron hasta saciar a una gran multitud.
  • 21. ¿Cuándo celebramos laSemana Santa? Los judíos celebraban y celebran la salida de Egipto Cogen un cordero, le pasan los pecados, lo matan, la sangre la pintan en las puertas, se lo comen
  • 22. CEREMONIA DE LA PASCUA EN TIEMPOS EUCARISTIA, 2 DE JESUS1. Antes de comer el cordero se decía una bendición y se bebía unacopa de vino mezclado con agua.2. Se llevaban a la mesa las hierbas, el pan y el cordero asado.3. Se explicaba el significado de lo que se hacía, se recitaban unossalmos, se tomaba una segunda copa de vino.4. Se bendecía, partía y comía el pan sin fermentar.5. Después de comer el cordero con las hierbas, lavadas ya las manos,se bendecía una tercera copa de vino y se bebía.6. Se recitaban otros salmos.7. Se bendecía y se bebía una cuarta copa de vino.8. Acción de gracias final. En 4. Jesús dijo: “esto es mi cuerpo”. En 5.: “ésta es mi sangre”. No se hizo 7.: “recitado el himno, salieron...” (Mt 26, 30).
  • 23. Hicieron los preparativos:
  • 24. EUCARISTIA, 1PASCUA: fiesta más grandedel calendario judío. Recuerdancomo la sangre de cordero conla que habían señalado sus casaslos había librado del castigo.Era el anuncio de otra Pascuaen la que la sangre del “corderode Dios que quita el pecado delmundo”, Jesucristo, nos libraríade la esclavitud del demonio ydel pecado
  • 25. Jesús, sabiendo que había llegado la hora de dejar este mundo para ir al Padre,y habiendo amado a los suyos, los amó hasta el extremo...
  • 26. Echó agua en una palanganay comenzó a lavar los pies a los discípulos
  • 27. Jesús llevó suamor hasta el fin.Lavó los pies de sus amigos.Esta era una tarea reservada a los esclavos. “VOSOTROS, DEBÉIS HACER LO MISMO”
  • 28. En la cena Jesús anuncia que uno de los doce leva a entregar. Y pronuncia la frase terrible: “Mejor le fuera a ese hombre no haber nacido.”
  • 29. San Marcos describeel alma atormentadade Judas. Esperabademasiado lomaterial. Sale delCenáculo para ir aentregar al Maestro.
  • 30. Tomó pan, pronunció la bendición y se lo dio diciendo: ‘Tomad y comed, esto es mi cuerpo’
  • 31. Tomó luego una copa ydespués de dar gracias, se ladio diciendo:Bebed todos de ella porque ES MI SANGRE, LA SANGRE DE LA NUEVA ALIANZA
  • 32. CAPÍTULO PRIMERO: LOS SACRAMENTOS DE LA INICIACIÓN. LA EUCARISTÍA210. ¿Cómo instituyó Jesús la Eucaristía?«Porque yo he recibido una tradición que procede del Señor y que a mi vez os he transmitido: Que el Señor Jesús, en la noche en que iba a ser entregado, tomó pan y, pronunciando la Acción de Gracias, lo partió y dijo: Esto es mi cuerpo que se entrega por vosotros. Haced esto en memoria mía, lo mismo hizo con el cáliz, después de cenar, diciendo: Este cáliz es la nueva Alianza en mi sangre; haced esto cada vez que lo bebáis, en memoria mía» (1 Cor 11,23-25)Este relato, el más antiguo acerca de los acontecimientos que tuvieron lugar en el Cenáculo, procede del Apóstol Pablo, quien, sin ser testigo presencial, escribió lo que se conservaba como misterio sagrado en la joven comunidad cristiana y se celebraba en el culto divino.  99 37 I (1-165), II (166-278), III (279-468), IV (469-
  • 33. EUCARISTIA, 3Al dar el cáliz, dijo: “Hacedlo en conmemoración mía”. Da al mismo tiempo a sus Apóstoles la capacidad de producir la transubstanciación, y el encargo de continuar ofreciendo este sacrificio a lo largo de los siglos. En la misma acción instituyó la eucaristía y el sacerdocio ministerial (= de servicio).
  • 34. 2. EFECTOSA. Se repite el sacrificio de la Cruz (Misa) B. Recibimos a Cristo realmente (Comunión) C. Cristo se queda con nosotros (Sagrario)
  • 35. SACRAMENTO Y SACRIFICIO• Antes de empezar, la Eucaristía es a la vez sacrificio y sacramento por lo tanto dos ideas muy importantes• Cristo está realmente presente• Renovación del sacrificio de la cruz
  • 36. 1.Cristo presente realmente 2.Transubstanciación3.Entero en todas y cada una de las partes 4.COMUNIÓN Jesús está realmente presente en la Eucaristía 2.1
  • 37. ¿QUÉ CELEBRAMOS EN CADA MISA?
  • 38. La vida cristianaes unirse a Cristo• Comienza Bautismo• Se va desarrollando• La perdemos con el pecado• Recuperamos nuestra unión con la Confesión
  • 39. Unidos a Cristo tendremos vidaeterna
  • 40. Para unirse a nosotros aCristo se le ocurrió otracosa maravillosa• Imaginaos 2 amigos que no van a verse más• ¿Qué hacen?• Se dejan un recuerdo, pero…• En el recuerdo les gustaría quedarse ellos mismos
  • 41. En la Eucaristía, Jesucristo viene anosotros, dentro de nosotros
  • 42. ESTO ES MI CUERPO• “ES” NO SIN MÁS REPRESENTA, SIGNIFICA, SIMBOLIZA• CRISTO ESTÁ REALMENTE, POR ESO LAS MUESTRAS DE RESPETO ¿CUÁLES?• GENUFLEXIÓN,• COMULGAR SIN PECADO MORTAL• HABLAR CON ÉL CUANDO COMULGAMOS
  • 43. Compendio del Catecismo  282. ¿Cómo está Jesucristo presente en la Eucaristía?  1373-1375 1413  Jesucristo está presente en la Eucaristía de modo único e incomparable. Está presente, en efecto, de modo verdadero, real y sustancial: con su Cuerpo y con su Sangre, con su Alma y su Divinidad. Cristo, todo entero, Dios y hombre, está presente en ella de manera sacramental, es decir, bajo las especies eucarísticas del pan y del vino.
  • 44. Introducción Sabemos que Cristo murió, resucitó y subió al cielo, donde está sentado a la derecha del Padre. Pero está presente también en su Iglesia de muchas maneras: sobre todo bajo las especies sacramentales de pan y vino, que contienen el Cuerpo y la Sangre de Jesucristo, como enseña la fe. El Señor se quedó realmente presente en la Eucaristía con su Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad. En la Eucaristía se contiene el verdadero Cuerpo de Jesucristo, el mismo que nació de la Virgen y que está sentado a la diestra de Dios Padre. Desde el principio, los cristianos creyeron en esta verdad.
  • 45. 1. En la Eucaristía está el mismo Jesucristo  En la Santísima Eucaristía están contenidos verdadera, real y sustancialmente el cuerpo y la sangre junto con el alma y la divinidad de nuestro Señor Jesucristo, y, por consiguiente, Cristo entero.  Es lo que se conoce como presencia real de Cristo en el sacramento de la Eucaristía.  Se llama "real" no a título exclusivo, como si las otras presencias no fueran reales, sino por excelencia, porque es sustancial y por ella Cristo, Dios y hombre, se hace totalmente presente,  Esa luz que arde día y noche junto al Sagrario nos recuerda que Jesús está allí realmente presente
  • 46. CAPÍTULO PRIMERO: LOS SACRAMENTOS DE LA INICIACIÓN. LA EUCARISTÍA216. ¿De qué modo está presente Cristo cuando se celebra la Eucaristía?Cristo está misteriosa pero realmente presente en el SACRAMENTO de la EUCARISTÍA.Cada vez que la Iglesia realiza el mandato de Jesús «Haced esto en memoria mía» (1 Cor 11,25), parte el pan y ofrece el cáliz, sucede hoy lo mismo que sucedió entonces: Cristo se entrega verdaderamente por nosotros y nosotros tomamos realmente parte en él. El sacrificio único e irrepetible de Cristo en la cruz se hace presente sobre el altar; se realiza la obra de nuestra redención. [1362- 1367] 51 I (1-165), II (166-278), III (279-468), IV (469-
  • 47. “Sobre todo en la Eucaristía”• Cristo Jesús está presente de múltiples maneras en su Iglesia: en su Palabra, en la oración de su Iglesia, "allí donde dos o tres estén reunidos en mi nombre", en los pobres, los enfermos, los presos, en los sacramentos de los que Él es autor, en el sacrificio de la misa y en la persona del ministro. Pero, "sobre todo, (está presente) bajo las especies eucarísticas" .
  • 48. La Presencia real• Por la fuerza de las palabras de la consagración Cristo se hace presente tal y como existe en la realidad, bajo las especies de pan y vino y, en consecuencia, ya que está vivo y glorioso en el cielo al modo natural, en la Eucaristía está presente todo entero, de modo sacramental.• La Presencia real de Cristo en la Eucaristía es uno de los principales dogmas de nuestra fe.
  • 49. Doctrinas heréticas opuestas• Entre las principales herejías contra el dogma de la Presencia real se encuentran las siguientes:• En la antigüedad cristiana, las herejías de los docetas, gnósticos y maniqueos que, partiendo del supuesto de que Jesús sólo tuvo un cuerpo aparente, contradijeron el dogma de la Presencia real.
  • 50. Berengario de Tours (s. XI)• Negó la Presencia real, considerando la Eucaristía sólo un símbolo del Cuerpo y de la Sangre de Cristo glorificado en el cielo.• El Cuerpo de Cristo está en el Cielo, y en la Eucaristía sólo estaría de un modo espiritual.• Su teoría es condenada en 1079.
  • 51. Juan Wicleff (s. XIV)• Afirmó que, después de la Consagración, no había en el altar más que pan y vino y, en consecuencia, el fiel al comulgar sólo recibía a Cristo de manera “espiritual”.• El Concilio de Constanza condena su doctrina en 1428.
  • 52. Protestantes que niegan laPresencia real• Zwinglio: “La Eucaristía es “figura” de Cristo”.• Calvino: “Cristo está en la Eucaristía porque actúa a través de ella, pero no está sustancialmente”.• Protestantes liberales: “Cristo existe en la Eucaristía “por la fe”; esto es porque lo creemos así: el creyente “pone” a Cristo en la Eucaristía.
  • 53. Protestantes que explicanerróneamente la doctrina• Lutero : “En la Eucaristía está al mismo tiempo la sustancia del pan y del vino junto con el Cuerpo y la Sangre de Cristo”.• Osiandro: “Se efectúa una unión hipostática entre el pan y el Cuerpo de Cristo (impanación)”.• Otros protestantes afirman que Cristo está presente cuando se recibe la Comunión (in uso), pero no perdura en las hostias que se reservan después de la Misa.
  • 54. Enseña Santo Tomás• El modo de presencia de Cristo bajo las especies eucarísticas es singular.• Eleva la Eucaristía por encima de todos los sacramentos y hace de ella "como la perfección de la vida espiritual y el fin al que tienden todos los sacramentos".
  • 55. NO hay dogma más manifiesto• Es imposible hablar de manera más realista e indubitable: no hay dogma más manifiesto y claramente expresado en la SSEE.• Lo que Cristo prometió en Cafarnaúm, lo realizó en Jerusalén en la Última Cena.• Las palabras de Jesucristo fueron tan claras, tan categórico el mandato que dio a sus discípulos (“haced esto en memoria mía”), que los primeros cristianos comenzaron a reunirse para celebrar juntos la “fracción del pan” después de la Ascención.
  • 56. Testimonios de la Tradición• Unánimemente, los Padres de la Iglesia y los autores espirituales de los primeros siglos nos hablan del Corpus Christi como de Jesús mismo; nadie habló jamás de símbolo o de figura.• Cfr., por ej.: San Ambrosio, De sacram., lib. 4, cap. 4; San Ignacio de Antioquía, Ep ad Smyrn. 7,1; Teodoro de Mopsuestia, In Matth Comm. 26
  • 57. 2. La transustanciación Cuando el sacerdote dice: "Esto es mi cuerpo", "Este es el cáliz de mi sangre", aquello es el Cuerpo y Sangre de Cristo. Por el poder divino otorgado al sacerdote se ha producido un cambio, una conversión -y conversión de sustancias, porque las apariencias externas no han cambiado-: lo que era sustancia de pan, se ha convertido en la sustancia de Cristo, en el Cuerpo de Cristo. Esa conversión es lo que se conoce con el nombre de transustanciación o cambio de sustancia. Es un misterio excepcional que la razón humana no alcanza a comprender, pero Dios puede hacerlo por medio de su ministro, el sacerdote.
  • 58. La transubstanciación• El Magisterio de la Iglesia nos enseña que “en el sacramento sacramento de la Eucaristía... Se produce una singular y maravillosa conversión de toda la substancia del pan en el Cuerpo de Cristo, y de toda substancia del vino en la Sangre; que la Iglesia católica llama aptísimamente transubstanciación (Trans- substare: cambio de una substancia en otra)• Se verifica con las palabras de la consagración.
  • 59. La palabra substancia• Viene de sub-stare:estar debajo; es decir, latente bajo unas apariencias.• Ej.: Una rosa artificial puede aparecer como una natural, porque los ojos ven el color, la forma y las apariencias de rosa verdadera. Sin embargo, bajo esas apariencias no hay una rosa, no existe la substancia rosa.
  • 60. En la transubstanciación• No hay aniquilamiento de la substancia de pan (o del vino), porque ésta no se destruye, sólo cambia.• No hay creación del Cuerpo de Cristo: crear es sacar algo de la nada, y aquí la substancia del pan cambia por la substancia del Cuerpo, y la del vino por la de la Sangre.• No hay conducción del Cuerpo de Cristo del cielo a la tierra: en el cielo permanece el único Cuerpo glorificado de Jesucristo, y en la Eucaristía está su Cuerpo sacramentalmente.• Cristo no sufre ninguna mutación en la Eucaristía; toda la mutación se produce en el pan y en el vino.
  • 61. Permanencia de los accidentes• Se entiende por “especie” o “accidente”, todo aquello que es perceptible por los sentidos, como el tamaño, la extensión, el peso, el color, el olor, el sabor, etc.• En la Eucaristía hay un cambio de substancia pero no hay cambio de accidentes.• Los accidentes del pan y del vino continúan conservando todas sus propiedades, pero permanecen sin sujeto.
  • 62. 3. Jesucristo está realmente presente en las formasconsagradas y en cada una de sus partes  Cuando el sacerdote consagra muchas formas creemos que Jesucristo está realmente presente en todas y cada una de ellas.  También creemos que, si una forma se parte en diversos trozos, Jesucristo está todo entero en cada uno de ellos. Por eso el sacerdote recoge cuidadosamente las partículas de las hostias consagradas, aunque sean muy pequeñas. El Señor se ha quedado por Amor, y con amor hemos de tratarle.
  • 63. Presencia real• En el santísimo sacramento de la Eucaristía están "contenidos verdadera, real y substancialmente el Cuerpo y la Sangre junto con el alma y la divinidad de nuestro Señor Jesucristo. "Esta presencia se denomina real, no a título exclusivo, como si las otras presencias no fuesen reales, sino por excelencia, porque es substancial, y por ella Cristo, Dios y hombre, se hace totalmente presente".
  • 64. Cristo está todo entero• No está únicamente el Cuerpo de Cristo bajo la especie de pan, ni únicamente su Sangre bajo los accidentes del vino, sino que en cada uno se encuentra Cristo entero.• Jesucristo está presente en la Eucaristía con su naturaleza humana (Cuerpo -y Sangre- y Alma) y su naturaleza divina (Divinidad).
  • 65. “Per modum substantiae”• La presencia eucarística de Cristo comienza en el momento de la consagración y dura todo el tiempo que subsistan las especies eucarísticas.• Cristo está todo entero presente en cada una de las especies y todo entero en cada una de sus partes, de modo que la fracción del pan no divide a Cristo.
  • 66. PRESENCIA REAL RESUMEN Cristo presente todo entero en cada una En la eucaristía, Cristo de las especies: puesto está verdadera, real y verdadera que ha resucitado, con substancialmente su cuerpo está su presente. sangre, su alma y su sangre divinidad. divinidadFundamentado en 5 Presencia ad modumtextos del Nuevo substantiae = enteroTestamento: Jn 6, en cada una de las Mt 26, Mc 14, Lc 22, partes de las especies.1 Cor 11, 23.
  • 67. Es algo tan grande que no nosentra en la cabeza Dios quiere ser la persona más cercana a cada uno de nosotros Por eso quiere quedarse dentro de nosotros Pensándolo fríamente es una locura. Este el sacramento de nuestra fe anunciamos tu muerte proclamamos tu Resurrección ven Señor Jesús
  • 68. Raphael (1483-1520) La Misa en Bolsena Fresco, 1512 Stanza della Segnatura,Palazzi Pontifici, Vaticano 4. En la Sagrada Comunión se recibe a 2.1 Cristo
  • 69. Compendio del Catecismo  291. ¿Qué se requiere para recibir la sagrada Comunión?  1385-1389 1415  Para recibir la sagrada Comunión se debe estar plenamente incorporado a la Iglesia Católica y hallarse en gracia de Dios, es decir sin conciencia de pecado mortal. Quien es consciente de haber cometido un pecado grave debe recibir el sacramento de la Reconciliación antes de acercarse a comulgar. Son también importantes el espíritu de recogimiento y de oración, la observancia del ayuno prescrito por la Iglesia y la actitud corporal (gestos, vestimenta), en señal de respeto a Cristo.
  • 70. Introducción Los primeros cristianos encontraban la razón de su heroísmo en la Eucaristía. La Comunión les daba aliento y fortaleza para defender su fe hasta el martirio. Nosotros debemos tratar la Eucaristía con la misma fe, respeto y amor con que la trataban la Eucaristía JANMOT, Anne-François-Louis los primeros cristianos, El poema del alma – Primera comunión c.1851 la Virgen, los santos. Musée des Beaux-Arts, Lyon
  • 71. 1. El sacrificio eucarístico y la comunión El sacrificio eucarístico o santa Misa es  memorial sacrificial que perpetúa el sacrificio de la cruz ofrecido al Padre,  y banquete sagrado de comunión en el Cuerpo y Sangre del Señor La celebración eucarística está también orientada a la unión íntima de los fieles con Cristo por medio de la comunión. Comulgar es recibir a Cristo mismo que se ofrece por nosotros.
  • 72. RECEPCION DE LA EUCARISTIA, 1 EUCARISTIA, 18 Al recibir la eucaristía se establece una íntima unión entre el hombre y Dios (Jn 6, 57). A esto alude el nombre de comunión que recibe este sacramento.Por esa unión con Cristo, los cristianos que participan en laeucaristía se unen además entre sí.
  • 73. 2. Jesucristo instituyó la Eucaristía como alimentopara nuestras almas "El que come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna y yo le resucitaré en el último día. Porque mi carne es verdadera comida y mi sangre es verdadera bebida: el que come mi carne y bebe mi sangre permanece en mí y yo en él" (Juan 6,54-56). En la última Cena se cumplió la promesa y el Señor instituyó la Eucaristía: "Tomad y comed; esto es mi Cuerpo" (Mateo 26,26). Es la afirmación clara de que el cuerpo del Señor está en la Eucaristía realmente y se nos da como alimento.
  • 74. 3. Los frutos de la comunión  La comunión sustenta la vida espiritual de modo parecido a como el alimento material mantiene la vida del cuerpo. Frutos de la comunión sacramental:  Acrecienta la unión con Cristo, realmente presente en el sacramento.  Aumenta la gracia y virtudes en quien comulga dignamente.  Nos aparta del pecado: purifica de los pecados veniales, porque enciende la caridad.  Fortalece la unidad de la Iglesia, Cuerpo Místico de Cristo.  Cristo nos da en la Eucaristía la prenda de la gloria futura.
  • 75. EUCARISTIA, 19 RECEPCION DE LA EUCARISTIA, 2Es el perfecto alimento de la vida sobrenatural:a. sustenta la vida espiritual como lo hacen los alimentos materialescon la vida corporal. Al robustecerla, aleja del peligro de cometerpecados;b. al aumentar la gracia santificante, aumentan todas las virtudes,especialmente la caridad;c. perdona las culpas veniales y reduce las penas temporales;d. es prenda de vida eterna, que incoa;e. como resultado de la unión con el Señor, construye la Iglesia,cuerpo místico de Cristo, y es vínculo de unidad con los demáscristianos.
  • 76. Efectos en el alma• a. Aumento de la gracia santificante. – se recibe al mismo autor de la gracia. – Puede hablarse de una verdadera transformación del alma en Cristo.• b. Producción de la gracia sacramental. – Llamada gracia nutritiva• c. Perdón de los pecados veniales.• d. Prenda de vida eterna. – “El que come mi cuerpo y bebe mi sangre tiene la vida eterna, y yo lo resucitaré en el último día” (Jn. 6. 54).
  • 77. 4. Disposiciones para comulgar bien Las disposiciones para recibir dignamente a Cristo son:  Estar en gracia de Dios.  Guardar el ayuno eucarístico.  Saber a quién se recibe. Hasta en la compostura externa debe manifestarse la piedad y el respeto con que nos acercamos a recibir al Señor.
  • 78. EUCARISTIA, 20 RECEPCION DE LA EUCARISTIA, 3Es capaz de recibir con fruto la eucaristía todo hombre vivoy bautizado que no ponga obstáculo a la gracia por el pecadomortal.Rito latino: desde el siglo XII, no se da la comunión a losniños antes del uso de razón. Tampoco a los amentes y alos que están sin sentido.Si conciencia de pecado mortal, no basta para comulgar quehaga un acto de contrición perfecta, a no ser necesidad grave,lo cual raramente sucede. Ayuno eucarístico.
  • 79. EUCARISTIA, 21 RECEPCION DE LA EUCARISTIA, 4 No es necesario con necesidad de medio recibirla de hecho. Con necesidadSí lo es in voto, de precepto di-es decir, desear vino: algunasrecibirla. Si bau- veces en la vidatizado con uso y ante la inmi-de razón: deseo nencia de laexplícito. muerte.Con necesidad de precepto eclesiástico: que todos los católicos quehan hecho la primera comunión la reciban al menos una vez al año, yprecisamente en el tiempo pascual, si esto es posible (amplio: desdeel Miércoles de Ceniza hasta el domingo de la Santísima Trinidad).
  • 80. Necesidad• Para un bautizado que ha llegado al uso de razón, la Eucaristía resulta requisito indispensable para salvarse, según las palabras de Jesucristo: “Si no coméis la Carne del Hijo del Hombre y no bebéis su Sangre, no tendréis vida eterna”. – (para aquellos que inculpablemente ignoran la verdadera fe, la necesidad de recibir físicamente la Eucaristía sería necesidad “de deseo)
  • 81. La Iglesia ordena• En su 3° mandamiento, que, al menos una vez al año y por Pascua de Resurrección, todo cristiano con uso de razón debe recibir la Eucaristía. También hay obligación de comulgar cuando se está en peligro de muerte: en este caso la comunión se recibe a modo de Viático, que significa preparación para el viaje de la vida eterna.
  • 82. EUCARISTIA, 23 RECEPCION DE LA EUCARISTIA, 6 Lo ordinario: no comulgar más de una vez en un mismo día. ordinario Quien ya ha comulgado puede volver a hacerlo el mismo día siempre que sea dentro de una misa a la que asista.Ej.: por la tarde matrimonio, funeral; mañana si misa de media-noche (Navidad, Pascua); incendio; profanación; peligro muerte.
  • 83. EUCARISTIA, 22 RECEPCION DE LA EUCARISTIA, 5Primera comunión de los niños: cuando tengan suficienteconocimiento (preparación cuidadosa) de manera que en-tiendan el misterio de Cristo en la medida de su capacidad,y puedan recibir el cuerpo del Señor con fe y devoción(cfr. CIC 913). 913Peligro de muerte: basta que sean capaces de distinguir elCuerpo de Cristo del alimento común y de recibir la comu-nión con reverencia. Suficiente conocimiento = uso de razón (se presume hacia los 7 años). Primera confesión antes de recibir la primera comunión (cfr. CIC 914). 914
  • 84. EUCARISTIA, 24 DISTRIBUCION DE LA EUCARISTIA Ministros ordinarios: obispo, presbítero, diácono. ordinarios Ministro extraordinario: acólito u otro fiel que “donde lo extraordinario aconseje la necesidad de la Iglesia y no haya ministro” haya sido legítimamente delegado (cfr. CIC 910 y 230). 230 Criterios para estimar la necesidad de de- legar en un laico: 1) ausencia de ministro ordinario y acólito; 2) exigencia del mi- nisterio pastoral, enfermedad o vejez; 3) gran número de personas.Obispo puede conceder la facultad de de-legar: obispos auxiliares, vicarios episco-pales y delegados episcopales. Otros: 1 vez
  • 85.  Jesús se ha quedado en la Eucaristía por amor hacia nosotros. La mejor manera de recibirle será realizar una buena preparación antes de comulgar y, conscientes del don recibido, dar gracias no sólo en el momento de la comunión sino a lo largo del día. Después de comulgar quedarnos en la iglesia dando gracias, al menos unos minutos.
  • 86. 6. Obligación de comulgar y necesidad de lacomunión frecuente Jesucristo dijo: "Si no coméis la carne del Hijo del Hombre y no bebéis su sangre, no tendréis vida en vosotros" (Juan 6,53). La Iglesia ordena en el tercer mandamiento que, al menos una vez al año y por Pascua de Resurrección, todo cristiano con uso de razón debe recibir la Eucaristía. También hay obligación de comulgar cuando se está en peligro de muerte; en este caso la comunión se recibe a modo de "Viático", que significa preparación para el "viaje" de la vida eterna. Esto es lo mínimo, y el precepto debe ser bien entendido; la Iglesia exhorta a recibir al Señor con frecuencia, incluso diariamente. Si BÉRAUD, Jean Béraud algún día no podemos comulgar, Primera Comunión es bueno hacer una comunión Colección privada espiritual.
  • 87. Un propósito para avanzar Hacer el firme propósito de recibir siempre la comunión con las debidas disposiciones. Quedarse unos minutos al terminar la Misa, agradeciendo a Jesús haberle recibido en la comunión.
  • 88. 2.2.RENOVACIÓN DEL SACRIFICIO DE LACRUZ Apóstoles recibieron un • Los encargo del Señor: "Haced esto en memoria mía" (Lucas 22,19). • No es mero recordatorio sino actualización real del memorial de Cristo: de su vida, de su muerte, de su resurrección, y de su intercesión junto al Padre, que se realiza en la Eucaristía. • Desde mediados del siglo II, y según el relato del mártir Justino, tenemos atestiguadas las grandes líneas del desarrollo de la celebración eucarística, que han permanecido invariables hasta nuestros días.
  • 89. Pero además la última cena también explicaba lo que iba aser la cruz Cristo quiso explicar que su muerte iba a ser un sacrificio Una ofrenda, una expiación para el perdón de los pecados De todos los hombres Y además quiso que lo repitieran
  • 90. ¿Cuál es la alianza vieja? Las alianzas se sellaban con sangre La de Moisés con la sangre de… Eso celebraban y siguen celebrando en Pascua (primera luna llena de primavera) En esa fiesta Jesús hace otra alianza ¿Con qué sangre la sella?
  • 91. ESA SANGRE DE CRISTO ¿CUÁNDO SEDERRAMA? CADA MISA ACTUALIZA REPITE, RENUEVA LA CRUZ DE CRISTO. ¿Entendéis la importancia de cada Misa?
  • 92. CAPÍTULO PRIMERO: LOS SACRAMENTOS DE LAINICIACIÓN. LA EUCARISTÍA215. ¿Quién preside la celebración eucarística?En realidad es Cristo mismo quien actúa en cada celebración eucarística. El OBISPO y el PRESBÍTERO lo representan. [1348]La fe de la Iglesia afirma que el celebrante está ante el altar in persona Christi capitis (latín = en la persona de Cristo cabeza). Esto quiere decir que los sacerdotes no sólo actúan en el lugar de Cristo o por su encargo, sino que, a causa de su consagración, es Cristo quien actúa a través de ellos como cabeza de la Iglesia. 249-254 98 I (1-165), II (166-278), III (279-468), IV (469-
  • 93. Aquí Jesús empieza unaALIANZA Sala delcon todos cenáculo
  • 94. No comáis conmigo, comedme a MíCapitel delcenáculo, conpelicanos quebeben lasangre delpecho Su Sangre nos vatransformando día a día
  • 95.  Jesucristo ofreció a Dios Padre el sacrificio de su propia vida muriendo en la cruz. Pero, aunque el valor del sacrificio de Cristo en la cruz fue infinito y único, el Señor quiso que se perpetuara -se hiciera presente- para aplicar los méritos de la redención. Jesucristo instituyó la Misa no para perpetuar la Cena, sino el sacrificio de la cruz. Así, la Misa renueva incruentamente el sacrificio mismo del Calvario; y la Eucaristía es igualmente sacrificio de la Iglesia, pues, siendo la Iglesia Cuerpo de Cristo, participa de la ofrenda de su Cabeza.
  • 96. 6. El sacrificio de la Misa y el de la cruz sonesencialmente uno y el mismo Entre la Misa y el sacrificio de la cruz hay identidad esencial y diferencias accidentales:  El Sacerdote es el mismo: Cristo, que en el Calvario se ofreció Él solo, mientras que en la Misa lo hace por medio del sacerdote .  La Víctima es la misma: Cristo, que en el sacrificio de la cruz se inmoló de manera cruenta, mientras que en la Misa lo hace de modo incruento.  En la cruz, Cristo nos rescató LEONARDO da Vinci del pecado y ganó para nosotros La última cena (copia) los méritos de la salvación; en la Siblo XVI Da Vinci Museum, Tongerlo Misa, se nos aplican los méritos que Jesucristo ganó entonces.
  • 97. Bernardo Cortina El sacrificio del Calvario 103 Pasión y muerte Jesús anticipó en la Última Cena la ofrenda de Jesús anticipó en la Última Cena la ofrenda de su vida, instituyendo la Santísima Eucaristía: su vida, instituyendo la Santísima Eucaristía: “Este es mi Cuerpo que va a ser entregado “Este es mi Cuerpo que va a ser entregado por vosotros” (Lc 22, 19).. “Esta es mi sangre de la por vosotros” (Lc 22, 19) “Esta es mi sangre de la Alianza que va a ser derramada por muchos Alianza que va a ser derramada por muchos para remisión de los pecados” (Mt 26, 28).. para remisión de los pecados” (Mt 26, 28) La Eucaristía que instituyó en este momento será el "memorial" (1 Co 11, 25) de su sacrificio. Jesús incluye a los apóstoles en su propia ofrenda y les manda perpetuarla: “Haced esto en conmemoración mía” (Lc 22, 19).
  • 98.  En la Cruz, Cristo se ofreció a sí mismo como víctima inmaculada a Dios Padre por medio del Espíritu Santo (Hb 9, 14). Es Sacerdote y Víctima a la vez, y realizó un perfecto sacrificio, pues entregó su vida, en un acto de amor y obediencia a la voluntad del Padre, y “se ofreció a Dios por nosotros en oblación y hostia de olor suavísimo” (Ef 5,2) (CEC, 613).Este sacrificio es único, da plenitud y sobrepasaEste sacrificio plenitud y sobrepasa a todos los sacrificios (Hb 10,10) (CEC, 614).. a todos los (Hb 10,10) (CEC, 614)
  • 99. EUCARISTIA, 6 SACRIFICIO DE LA MISA, 1De fe: la misa es un verdadero sacrificio. fe Instituido por Cristo en la Última Cena, pero no sólo ni principalmente una renovación de esta cena, sino una renovación mística y real de la muerte de Cristo en la cruz. De fe: es la renovación incruenta del sacrificio cruento del fe Calvario.
  • 100. EUCARISTIA, 7 SACRIFICIO DE LA MISA, 2 Identidad misa-cruz:- idéntica ofrenda: Cristo (en la misa realmente presente de modosacramental);- idéntico sacerdote principal: Cristo (en la misa el ministro actúaen el nombre y en la persona de Cristo). Sólo la manera en que Cristo ofrece el sacrificio de la cruz y el de la misa difiere: en la cruz sacrificio con derramamiento de sangre, en la misa sacrificio incruento.
  • 101. EUCARISTIA, 8 SACRIFICIO DE LA MISA, 3Diferencias accidentales entre cruz y misa: Cruz MisaCristo se ofrece mortal Cristo se ofrecey pasible inmortal e impasibleCristo se ofrece Cristo se ofrece pordirectamente medio del sacerdote se perpetúa y se nosCristo nos redime aplica la redención
  • 102. EUCARISTIA, 9 SACRIFICIO DE LA MISA, 4Su esencia consiste en la separaciónsacramental entre el cuerpo y la san-gre del Señor por la doble consagracióndel pan y del vino, con el consiguientesignificado de su muerte, aunque en larealidad, bajo ambas especies está Cristoentero. El momento esencial de la misa es por tanto la consagración. La comunión del sacerdote no pertenece a la esencia de la misa, aunque sí a la integridad del rito: por esto ha de sumir ambas especies.
  • 103. La doble consagración• La doble consagración del pan y del vino fue realizada por Cristo para representar mejor aquello que la Eucaristía renueva: la muerte cruenta del Salvador, que supuso una separación del Cuerpo y de la Sangre.• Por ello, el sacerdote consagra separadamente el pan y el vino.
  • 104. La misa es larenovación delsacrificio de la Cruz  Por eso cada Misa tiene un valor infinito  Donde se celebra la Misa se llama altar  Los cristianos no ofrecemos animales  Ofrecemos nuestra vida  Pero sobre todo ofrecemos a Jesucristo
  • 105. Pero cada día Cristo se hace realmente presente a unos pocos Por eso toda unión sexual debe respetar metros de donde estamos. Es y comprender ambos aspectos, con lo cual esa relación es la manera lo que una locura, expresa todo de es. Ni relaciones que carezcanpalabra cómo Cristo cumple su de amor verdadero (relaciones sólo para yo estaré con vosotros todos los procrear da igual con quien y por qué), días hasta el fin del mundo ni relaciones que excluyan directamente la procreación.
  • 106. Un propósito para avanzar Hay que estimar la Misa tanto que se procure asistir siempre que sea posible, con una participación consciente, activa y fructuosa. Unir los pequeños sacrificios de cada día con el sacrificio de Cristo que se renueva en la Eucaristía.
  • 107. Cristo adelanta el Jueves lo que iba a pasar el viernes► Esta es mi Sangre► Sangre de la Alianza Nueva y eterna► Que será derramada por vosotros y por todos los hombres para el perdón de los pecados► Haced esto en conmemoración mía
  • 108. Bernardo Cortina El sacrificio del Calvario 119 Pasión y muerte El sacrificio de Cristo tiene valor de: Redención Reparación Porque nos re- Sana la dime (rescata) enfermedad, de la esclavitud CEC, 616 levanta la caída del pecado del pecado Expiación Satisfacción Expía o sufre en Por la ofensa a nuestro lugar la Dios reconcilián- pena del pecado donos con Él
  • 109. Cada Misa actualiza la Cruz
  • 110. 2.3. SAGRARIO
  • 111. Permanencia de la Presencia real• Después de efectuada la consagración, el Cuerpo y la Sangre de Cristo están presentes de manera permanente en la Eucaristía.• Según la doctrina unánime de los teólogos, la Presencia real dura mientras no se corrompen las especies que constituyen el signo sacramental instituido por Cristo.
  • 112. Culto• En vista de esta permanencia, es dogma de fe que a la Santísima Eucaristía se le debe el culto de verdadera adoración (o culto de latría), que se rinde a Dios.• Porque Jesucristo permanece en las hostias consagradas que se reservan en el Sagrario, el Santísimo Sacramento es tratado con singular reverencia, guardándose en ricos vasos sagrados, y doblando ante Él la rodilla.• La “lámpara del Sagrario” recuerda su Presencia real.
  • 113. EUCARISTIA, 25 RESERVA DE LA EUCARISTIA (CIC 934-944) 934-944 Sólo en un lugar digno y seguro; En un tabernáculo, dentro de un copóny sobre un corporal; Con lámpara continuamente ardiendoante él; Renovar las formas consagradas confrecuencia, al menos cada quince días.
  • 114. Dos solemnidades• La liturgia reserva dos solemnidades para honrar esta Presencia real: el Jueves Santo se celebra la institución del Sacramento, con especial referencia al Sacrificio de la Cruz (la Eucaristía como Sacrificio); el día del Corpus et Sanguis Christi se acentúa el homenaje de adoración al Señor realmente presente en el Sagrario (la Eucaristía como sacramento). Ese día, en muchos sitios es costumbre llevar solemnemente al Santísimo en procesión por las calles de la ciudad.
  • 115. 4. Los cristianos deben manifestar fe y amor hacia laEucaristía El culto a la Sagrada Eucaristía lo ha vivido siempre el pueblo cristiano con muchas devociones eucarísticas:  El Jueves Santo.  La fiesta del Corpus Christi.  La exposición y bendición con el Santísimo.  Las visitas al Sagrario. Las oraciones que alimentan la piedad eucarística:  Comuniones espirituales.  Adoro Te devote.  Oraciones para antes y después de comulgar, etc. Guiados por la fe, es un detalle de nobleza humana ofrecer a Jesús en el Sagrario cosas dignas:  que el Sagrario sea de lo mejor, cuidar los vasos sagrados,  esmerarse en la limpieza;  la genuflexión bien hecha delante del Sagrario,  acudir con frecuencia a visitarle, etc. Procesión del Corpus (Toledo)
  • 116. Devociones Eucarísticas• Recomienda la Iglesia hacer con frecuencia la Exposición y Bendición del Santísimo, dando gracias por su Amor y pidiendo su ayuda. Se canta el Pange lingua y el Tamtum ergo, u otro himno oportuno.• La Iglesia fomenta la devoción de la Visita al Santísimo para hacerle compañía durante algunos minutos, colocándonos “al lado del Sagrario, acompañando al que se quedó por amor” (J. Escrivá de Balaguer).
  • 117. Un propósito para avanzar Proponte hacer cada día una visita al Santísimo en el Sagrario de la iglesia. Al entrar en una iglesia, ir primeramente a saludar al Señor en el Sagrario.
  • 118. GAUR HITZ EGINGO DUGU EUKARISTIARI BURUZ• Denontzat dena Meza da, baina eukaristian hiru gauza dago• Meza santua• Jaunhartzea• Sagrarioa
  • 119. Eukaristian zer dago ikusgarria?• OGI ETA ARDOA• Ogiak janaritzen digu, Jaunak gehiago• Ardoa da alaitasuna, poza jaia, jai nagusiena da zerua, betiko bizitza• Denok gure etxean ditugu ogi eta ardoa, bazkari guztietan daude, baita ere, une guztietan Jauna egon behar du
  • 120. EUKARISTIA GURE JANARI ESPIRITUALA DUGU• Ogiak eta ardoak eilkatzen gatuzte. Jesuek bere gorputz-odolak eman nahi izan dizkigu guretzako janari eta alaigarri.• Modu alaigarri egin nahi izan du ogia jatea eta ardoa edatea, kristuoak erratenn dugu Eukaristia janaririk printzipalena dela, bertan Jesus berbera hartzeen baitugu
  • 121. • Behar dugu Jesusen gorputza maiz hartu berarekin bat egiteko eta bere bizia gugan hartzeko.• Komunioak haziarazten gaitu karitatean sendotzen gaitu bekatu astunetan ez erortzeko indartzen gaitu eta denok bat egiten gaitu. Azkenik betiko bizia arreratu bezala egiten digu. Ni jaten nauenak badu betiko bizia, eta nik piztuko dut azken egunean
  • 122. EUKARISTIAN ZER DA IKUSTEZINA?ZER OSPATZEN DUGU?
  • 123. KRISTAU BIZITZA DA KRISTOREKIN EGOTEA• BATAIOAREKIN HASTEN DA• HAZTEN DU• PEKATUAZ KRISTOREKIN BATASUNA GALDU DUGU• BERRESKURATZEN DUGU
  • 124. HERIOTZEKO ORDUANKRISTOREKIN LOTURIKBAGAUDE ZERURA JOANGOGARA
  • 125. GERO TA GEHIAGO GUREKINLOTZEKO, KRISTOK ASMATUZUEN EUKARISTIA • Asma ezazue bikote ikusi gehiago ezin dute • Zer egin dute? • Oroimen bat oparitzen diote elkar • Baina oroimen horretan pertsona egi, egitan ez dago, irudi bat da…
  • 126. Eukaristian Kristo gure barnean egiegitan dago
  • 127. HAU NERE GORPUTZA DA• KRISTOK ESAN ZUEN : “DA” EZ IRUDITZEN ANTZA DU EMATEN DU• KRISTO HEMEN DAGO, ZERU TA LURREN EGILLEA HEMEN LESAKAN DAGO• HORREZEGATIK EGITEN DUGU GENUFLEXIOA, ETA BELAUNIKATURIKJ GAUDE, BELAUNIKATURIK BAKARRIK
  • 128. KRISTO HEMEN DAGO• JAUNHARTZEA DA HEMEN LURREAN EGIN DEZAKEGUN GAUZA GARRANTZITSUENA• JAUNGOIKOAK GURE BARNEAN SARTU NAHI DU, GURI ALDATZEKO• HORREXEGATIK, EZ JAUNHARTU PEKATU MORTALEKIN• HITZ EGIN DEZAGUN JESUSEKIN
  • 129. • Kristoren anima santu egin nazazu• Kristoren gorputza salba nazazu• Kristoren odola bete nazazu• Kristoren bihotzeko ura, garbi nazazu• Kristoren nekaldia sendo nazazu• O Jesus ona entzun nazazu• Zure zurien barruan gorde nazazu
  • 130. • Ez utzi zugandik alde egiten• Etsai gaiztoarengandik babes nazazu• Heriotzeko orduan deitu eta zureganatu nazazu• Zure satuekin gores zaitzadan gizaldi eta gizaldietan
  • 131. GAUR HITZ EGINGO DUGU EUKARISTIARI BURUZ• Denontzat dena Meza da, baina eukaristian hiru gauza dago• Meza santua• Jaunhartzea• Sagrarioa
  • 132. Cristo adelanta el Jueves lo que iba a pasar el viernes► Esta es mi Sangre► Sangre de la Alianza Nueva y eterna► Que será derramada por vosotros y por todos los hombres para el perdón de los pecados► Haced esto en conmemoración mía
  • 133. Pero además la última cena también explicaba lo que iba aser la cruz Cristo quiso explicar que su muerte iba a ser un sacrificio Una ofrenda, una expiación para el perdón de los pecados De todos los hombres Y además quiso que lo repitieran
  • 134. ¿Cuál es la alianza vieja? Las alianzas se sellaban con sangre La de Moisés con la sangre de… Eso celebraban y siguen celebrando en Pascua (primera luna llena de primavera) En esa fiesta Jesús hace otra alianza ¿Con qué sangre la sella?
  • 135. ESA SANGRE DE CRISTO ¿CUÁNDO SEDERRAMA? CADA MISA ACTUALIZA REPITE, RENUEVA LA CRUZ DE CRISTO. ¿Entendéis la importancia de cada Misa?
  • 136.  Jesucristo ofreció a Dios Padre el sacrificio de su propia vida muriendo en la cruz. Pero, aunque el valor del sacrificio de Cristo en la cruz fue infinito y único, el Señor quiso que se perpetuara -se hiciera presente- para aplicar los méritos de la redención. Jesucristo instituyó la Misa no para perpetuar la Cena, sino el sacrificio de la cruz. Así, la Misa renueva incruentamente el sacrificio mismo del Calvario; y la Eucaristía es igualmente sacrificio de la Iglesia, pues, siendo la Iglesia Cuerpo de Cristo, participa de la ofrenda de su Cabeza.
  • 137. 6. El sacrificio de la Misa y el de la cruz sonesencialmente uno y el mismo Entre la Misa y el sacrificio de la cruz hay identidad esencial y diferencias accidentales:  El Sacerdote es el mismo: Cristo, que en el Calvario se ofreció Él solo, mientras que en la Misa lo hace por medio del sacerdote .  La Víctima es la misma: Cristo, que en el sacrificio de la cruz se inmoló de manera cruenta, mientras que en la Misa lo hace de modo incruento.  En la cruz, Cristo nos rescató LEONARDO da Vinci del pecado y ganó para nosotros La última cena (copia) los méritos de la salvación; en la Siblo XVI Da Vinci Museum, Tongerlo Misa, se nos aplican los méritos que Jesucristo ganó entonces.
  • 138.  INFINITO,
  • 139. CAPÍTULO PRIMERO: LOS SACRAMENTOS DE LAINICIACIÓN. LA EUCARISTÍA215. ¿Quién preside la celebración eucarística?En realidad es Cristo mismo quien actúa en cada celebración eucarística. El OBISPO y el PRESBÍTERO lo representan. [1348]La fe de la Iglesia afirma que el celebrante está ante el altar in persona Christi capitis (latín = en la persona de Cristo cabeza). Esto quiere decir que los sacerdotes no sólo actúan en el lugar de Cristo o por su encargo, sino que, a causa de su consagración, es Cristo quien actúa a través de ellos como cabeza de la Iglesia. 249-254 152 I (1-165), II (166-278), III (279-468), IV (469-
  • 140. Aquí Jesús empieza unaALIANZA Sala delcon todos cenáculo
  • 141. No comáis conmigo, comedme a MíCapitel delcenáculo, conpelicanos quebeben lasangre delpecho Su Sangre nos vatransformando día a día
  • 142. EUCARISTIA, 8 SACRIFICIO DE LA MISA, 3Diferencias accidentales entre cruz y misa: Cruz MisaCristo se ofrece mortal Cristo se ofrecey pasible inmortal e impasibleCristo se ofrece Cristo se ofrece pordirectamente medio del sacerdote se perpetúa y se nosCristo nos redime aplica la redención