14. ¿cómo es dios

2,251 views
1,947 views

Published on

1 Comment
1 Like
Statistics
Notes
  • SEE 3 GEOMETRIC, STAR IN NASA PHOTOSATELLITE, CYDONIA - MARS PLANET

    See, please, my unpublished NASA image of several 6 point David’s star enlarged from photo of satellite from Mars planet. It’s near of Cydonia face.

    Enlarging a NASA photosatellite, I have found several residual “David’s star” geometric design on MARS planet, near of called Cydonia Face. May be atomic residual’s center?

    http://webspace.webring.com/people/or/ramonetriu/mars-stars.html

    EN CYDONIA, MARTE: AMPLIO UNA FOTO DE NASA CON DISEÑO DE 3 ESTRELLAS DE 6 PUNTAS ¿CENTRALES ENERGÉTICAS EXPLOSIONADAS? http://slideshare.net/rrriu
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
No Downloads
Views
Total views
2,251
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
12
Actions
Shares
0
Downloads
94
Comments
1
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide
  • El secreto divino más importante de la fe que Jesucristo nos reveló, es el misterio de la Santísima Trinidad. Jesús habló de su Padre, que es Dios; del Espíritu Santo, que también es Dios; y afirmó que El y el Padre son una misma cosa (Juan 10,30), porque es el Hijo de Dios. El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo son un único Dios -no tres dioses- porque tienen la misma naturaleza divina, aunque son tres Personas realmente distintas. Que Dios es uno en esencia y trino en personas es la revelación de su vida íntima, el más grande y profundo de todos los misterios; a la vez es el misterio fundamental de nuestra fe y nuestra vida cristiana. Hemos de procurar conocerlo y ¡vivirlo! El Credo o Símbolo es la explicación del misterio trinitario: lo que es Dios y lo que ha hecho por sus criaturas al crearlas, al redimirlas y al santificarlas.
  • Los misterios nunca podremos comprenderlos porque nosotros somos limitados y nos superan; sin embargo hemos de intentar conocerlos cada vez mejor, para que nuestra fe sea firme y operativa. El misterio de la Santísima Trinidad consiste en que en Dios hay una sola esencia y tres personas distintas: Padre, Hijo y Espíritu Santo, cada una de las cuales es Dios, sin ser tres dioses sino un solo y único Dios. Podemos comparar este misterio con el sol: el sol está en el cielo y produce luz y calor; la luz y el calor no son distintos del sol. Pues algo parecido es la Trinidad: el Hijo y el Espíritu Santo son iguales en naturaleza al Padre, pero son un solo Dios. El Padre es Dios, el Hijo es Dios, y el Espíritu Santo es Dios. Tres Personas y un solo Dios.
  • Todas las cosas creadas las ha hecho Dios, Uno y Trino. Dios creó el mundo, aunque la creación se atribuya al Padre; Dios realizó la Redención, aunque sólo la segunda Persona - el Hijo- se hizo hombre y murió en la cruz; Dios nos santifica, aunque la santificación la atribuimos al Espíritu Santo. De ahí que, cuando agradecemos a Dios todo lo que ha hecho con nosotros, tenemos que dar gracias a Dios Padre, a Dios Hijo y a Dios Espíritu Santo.
  • Aunque no es fácil de explicar, es una verdad que nos llena de alegría saber que el hombre que vive en gracia es templo vivo de la Trinidad Beatísima (cfr. Juan 14,23). Desde el día de nuestro bautismo, si no rechazamos a Dios por el pecado mortal, está en nuestra alma Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo. Tenemos a Dios dentro de nosotros para santificarnos, para ayudarnos, para estar con nosotros, porque nos ama. Podemos hablar con la Trinidad Beatísima, sabiendo que nos escucha y atiende nuestras súplicas. Esto lo sabemos por la fe y, aunque no lo veamos ni lo sintamos, es verdad. Cuando estamos en gracia ¡somos templo de Dios!
  • Aquí en la tierra sabemos que Dios está en nuestra alma en gracia, y que la vida cristiana es una lucha para evitar el pecado. Si somos fieles y nos esforzamos por amar a Dios cada vez más, nos concederá lo más grande que podemos alcanzar: verle cara a cara, tal como es. El gran premio del cielo consiste en ver a Dios, contemplar, alabar, amar y gozar por toda la eternidad a la Trinidad Beatísima. Toda la grandeza, toda la hermosura, toda la bondad de Dios se vuelca sobre esta pobre criatura que somos cada uno de nosotros. En el monte Sinaí Moisés pidió ver el rostro de Dios, y el Señor le respondió que ningún hombre puede verle sin morir. No obstante, en el cielo el alma tendrá la posibilidad de ver lo que Moisés quiso ver en la tierra: la majestad de Dios.
  • Por la fe nos damos cuenta de que ser cristianos es algo maravilloso. Dios nos ama de una manera increíble: nos ha creado por amor, nos ha redimido de nuestros pecados muriendo por nosotros, vive en nuestra alma en gracia, y nos tiene preparado -si somos fieles- un cielo eterno. Nos ha dejado la Iglesia y los sacramentos para que podamos fácilmente saber lo que hemos de hacer y vivir siempre como buenos cristianos, siendo cada día más santos. Hemos de corresponder a tanto amor, y la vida cristiana tiene que ser una continua alabanza a la Trinidad. Profesamos la fe en la Santísima Trinidad cuando nos signamos y persignamos, diciendo "en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo"; al rezar el "Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo" ; cuando rezamos el Gloria o el Credo en la Santa Misa, y al final de la Plegaria eucarística. Hemos de procurar rezar estas oraciones y alabanzas a la Trinidad con fe viva y consciente, de modo que toda nuestra vida sea una continua alabanza a Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo.
  • 14. ¿cómo es dios

    1. 1. 16. ¿Cómo es Dios?LA TRINIDAD
    2. 2. Introducción  El secreto divino más importante de la fe que Jesucristo nos reveló: misterio de la Santísima Trinidad.  Dios es uno en esencia y trino en personas: es la revelación de su vida íntima.  Hemos de procurar conocerlo y ¡vivirlo!  El Credo o Símbolo es la explicación del misterio trinitario.
    3. 3. ÍNDICE 1. Misterio 2. La Trinidad en la Biblia 3. Personas divinas 4. Procesiones 5. Relaciones 6. Misiones 7. Inhabitación
    4. 4. 1. MISTERIO  44. ¿Cuál es el misterio central de la fe y de la vida cristiana?  El misterio central de la fe y de la vida cristiana es el misterio de la Santísima Trinidad. Los cristianos son bautizados en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.
    5. 5. En la clave de lascatedrales grababan esto
    6. 6. TRINIDAD 6 BernardoLa revelación del misterio de la Trinidad de Cortina Personas en la Unidad de Dios • La intimidad divina sólo se conoce • La intimidad divina sólo se conoce por revelación: no se puede conocer por revelación: no se puede conocer con la sola razón. con la sola razón. • Es algo que resulta imposible de • Es algo que resulta imposible de entender (cf. CEC, 237),, por la limitación de entender (cf. CEC, 237) por la limitación de nuestra inteligencia: un misterio, el nuestra inteligencia: un misterio, el más elevado de todos (cf. CEC, 234).. más elevado de todos (cf. CEC, 234)
    7. 7. FORMULACIÓN DOGMÁTICA La participación de la vida de la Santísima Creados, eleva- Trinidad es el fin y la dos y redimidos substancia de nuestra para gozar de la vida en Cristo. Trinidad.La teología ha hechos grandes esfuerzos para entender racionalmentey expresar en lenguaje humano el misterio de la Trinidad. Ante los errores enunciados por algunos, el Magisterio, asistido por el Espíritu Santo, formuló progresivamente la doctrina de fe. Se trata de explicar racionalmente la verdad revelada de que hay tres Personas distintas en una sola naturaleza divina.
    8. 8. TRINIDAD 8 BernardoLa revelación del misterio de la Trinidad de Cortina Personas en la Unidad de Dios • El misterio de la Santísima Trinidad nos ha sido revelado al llegar la plenitud de los tiempos con La Encarnación El envío del del Hijo de Dios Espíritu Santo En el Antiguo Testamento sólo hay algunas alusiones, que se descubren a la luz del Nuevo Testamento.
    9. 9.  Es el misterio de la vida íntima de Dios, a la que hemos sido llamados a participar por la gracia (1Jn 1,2- 3). La intimidad de su Ser como Trinidad Santa constituye un misterio inaccesible a la sola razón e incluso a la fe de Israel antes de la Encarnación del Hijo de Dios y el envío del Espíritu Santo (CEC, 237).  Una vez revelado por Dios, podemos profundizar, pero no entenderlo del todo.
    10. 10. La Trinidad, misterio de un solo Dios y tres Personas realmente distintas  Los misterios no se comprenden, pero al conocerlos la fe se vuelve firme y operativa.  Misterio de la Santísima Trinidad :  en Dios hay una sola esencia y tres personas distintas: Padre, Hijo y Espíritu Santo, cada una de las cuales es Dios, sin ser tres dioses sino un solo y único Dios.  La Trinidad es algo parecido al sol:  el sol está en el cielo y produce luz y calor; la luz y el calor no son distintos del sol.
    11. 11. CAPÍTULO I: CREO EN DIOS PADRE36.¿Se puede deducir por lógica que Dios es trino?No. La Trinidad (TRINIDAD) de Dios es un misterio. Sólo por Jesucristo sabemos que Dios es Trinidad. [237]Los hombres no pueden deducir por medio de su propia razón el misterio de la Trinidad. Pero pueden reconocer la razonabilidad de este misterio, cuando aceptan la REVELACIÓN de Dios en Jesucristo. Si Dios estuviera solo y fuera solitario, no podría amar desde toda la eternidad. Iluminados por Jesucristo, podemos encontrar ya en el ANTIGUO TESTAMENTO (por ejemplo, Gén 1,2; 18,2; 2 Sam 23,2) e incluso en toda la creación huellas de la Trinidad. 11 I (1-165), II (166-278), III (279-468), IV (469-
    12. 12. CAPÍTULO I: CREO EN DIOS PADRE ¿Por qué es Dios «Padre»?37.Veneramos a Dios como padre por el hecho de que es el Creador y cuida con amor de sus criaturas. Jesús, el Hijo de Dios, nos ha enseñado además a considerar a su Padre como nuestro Padre y a dirigirnos a él como «Padre nuestro». [238-240]Muchas  RELIGIONES anteriores al cristianismo conocen ya el trato a Dios como «Padre». Ya antes de Jesús se hablaba en Israel de Dios como el Padre (Dt 32,6; Mal 2,10) y se sabía que es también como una madre (Is 66,13). El padre y la madre son en la experiencia humana la representación del origen y la autoridad, de aquello que protege y sostiene. Jesús nos muestra de qué modo es Dios realmente Padre: «Quien me ha visto a mí, ha visto al Padre» (Jn 14,9). En la parábola del hijo pródigo, Jesús responde al deseo más hondo que el ser humano tiene de un Padre misericordioso. 511-527 12 I (1-165), II (166-278), III (279-468), IV (469-
    13. 13. CAPÍTULO I: CREO EN DIOS PADRE39.¿Es Jesús Dios? ¿Forma parte de la Trinidad?Jesús de Nazaret es el Hijo, la segunda persona divina, a quien aludimos cuando rezamos: «En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo» (Mt 28,19). [243-260]O bien Jesús era un impostor al hacerse señor del SÁBADO Y dejar que se dirigieran a él con el título de «Señor», o era realmente Dios. Llegó a provocar escándalo al perdonar los pecados. Esto, a los ojos de sus contemporáneos, era un crimen digno de muerte. Mediante los signos y los milagros, pero especialmente través de la Resurrección, los discípulos se dieron, cuenta, de quién era Jesús y lo adoraron como el Señor. Ésta es la fe de la  IGLESIA. 13 I (1-165), II (166-278), III (279-468), IV (469-
    14. 14. La Trinidad es una. Noconfesamos tres dioses sinoun solo Dios en tres personas(CEC, 253).• Las personas divinas son realmente distintas entre sí. "Dios es único pero no solitario" (Fides Damasi: DS 71). "Padre", "Hijo", "Espíritu Santo" no son simplemente nombres que designan modalidades del ser divino, pues son realmente distintos entre sí (...) por sus relaciones de origen: "El Padre es quien engendra, el Hijo quien es engendrado, y el Espíritu Santo es quien procede" (Cc. Letrán IV, año 1215: DS 804) (CEC, 254).
    15. 15. 2.LaTrinidaden laBiblia
    16. 16. Vestigios o leves huellas de la Trinidad en el AT (se interpretan a la luz del NT) Génesis: Dios habla en plural (1, 26: “Hagamos 26 al hombre a imagen y semejanza nuestra”; 3, 22: 22 “He aquí que Adán es como uno de nosotros”; 11, 7: “Venid, descendamos y confundamos sus 7 lenguas”); tres hombres aparecen a Abraham (18, 1-15). 1-15 Profecías mesiánicas: Sal 2, 7 (Heb 1, 5 lo aplica a Jesús) y Sal 109 (Jesús lo recoge en Mt 22, 44). 44Sabiduría engendrada: por ejemplo Prov 8, 22-31: “El Señor me 22-31poseyó en el inicio de sus caminos... Desde la eternidad fui modela-da desde el principio, antes que la tierra... Antes que los montes fuiengendrada...”. Ver también Sab 9, 1. 2. 17.17
    17. 17. JESÚS REVELA AL PADREJesús llama a Dios Padre: “Para que seáis hijos de vuestro Padre queestá en los cielos” (Mt 5, 45); “Sed vosotros perfectos como vuestro 45Padre celestial es perfecto” (Mt 5, 48); “Ora a tu Padre, que está en lo 48oculto; y tu Padre, que ve en lo oculto, te recompensará” (Mt 6, 6); 6etc.. Jesús revela que Dios es su Padre: “Todo me lo ha entregado mi Padre, y nadie conoce al Hijo sino el Padre, ni nadie conoce al Padre sino el Hijo y aquel a quien el Hijo quiera revelarlo” (Mt 11, 27). 27 Jesús se identifica con el Padre: “Pues como el Padre tiene vida en sí mismo, así ha dado al Hijo tener vida en sí mismo” (Jn 5, 26); “Yo y el Pa- 26 dre somos uno” (Jn 10, 30); etc.. 30
    18. 18. TRINIDAD EN EL NT Jesús llama a Dios “Abba”, “Padre mío”: Getsemaní (Mc 14, 36); “Padre, ha llegado 36 la hora. Glorifica a tu Hijo para que tu Hijo te glorifique” (Jn 17, 1); “Venid, benditos 1 de mi Padre” (Mt 25, 34); “Padre, en tus 34 manos encomiendo mi espíritu” (Lc 23, 46);46 “Yo os envío al que mi Padre ha prometido” (Lc 24, 49); etc.. Jesús distingue: “Subo a 49 mi Padre y vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios” (Jn 20, 17). 17Los textos vistos ya en este capítulo, al revelar la paternidad deDios también están revelando la filiación divina de Jesús. Veamosotras expresiones de Jesús y palabras de sus discípulos que confie-san la divinidad de Jesús.
    19. 19. TRINIDAD EN EL NT En el Templo, a los 12 años, Jesús manifiesta su divinidad: “¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que es necesario que yo esté en las cosas de mi Padre?” (Lc 2, 49). 49Jesús se llama “Hijo del Hombre”, título del Mesías en Dan 7, 13-14 que tiene atributos divinos (“A él se le dio dominio, honor yreino. Y todos los pueblos, naciones y lenguas le sirvieron. Sudominio es un dominio eterno que no pasará; y su reino no serádestruido”). Por ejemplo con Nicodemo (Jn 3, 1-21), Zaqueo 1-21(Lc 19, 1-10), cuando anuncia su pasión, muerte y resurrección 1-10(Mc 8, 31-33), cuando cura un paralítico en Cafarnaún (Mc 2, 31-331-12), ante el tribunal de Caifás (Mc 14, 53-64).1-12 53-64
    20. 20. TRINIDAD EN EL NTJesús manifiesta su divina preexistencia o eternidad utilizando elnombre “Yo soy” revelado a Moisés en el monte Horeb. Porejemplo: “Yo soy la luz del mundo” (Jn 8, 12); “Si no creéis que 12Yo soy, moriréis en vuestros pecados” (Jn 8, 24); “Cuando hayáis 24levantado al Hijo del Hombre, entonces conoceréis que Yo soy”(Jn 8, 28); “Antes de que Abraham naciese, Yo soy” (Jn 8, 58); 28 58“Os lo digo desde ahora, antes de que suceda, para que cuandoocurra creáis que Yo soy” (Jn 15, 19). 19 Sus oyentes entendieron que afirmaba de sí mismo que era Dios (ej.: Jn 5, 18). 18 El Padre confirma la divinidad de Jesús en su Bautismo y en su Transfiguración.
    21. 21. TRINIDAD EN EL NTLos discípulos proclaman la divinidad de Je-sús. Por ejemplo cuando camina sobre las a-guas dicen: “Realmente eres Hijo de Dios”(Mt 14, 33); o la confesión de San Pedro: “Tú 33eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo” (Mt 16,16); o la de Santo Tomás: “¡Señor mío y Dios16mío!” (Jn 20, 28). 28La filiación divina de Jesús está al comienzo y en el centro de lapredicación apostólica postpascual: proclaman a Jesús como Hijode Dios. Ejemplos: “El Verbo era Dios” (Jn 1, 1); San Juan precisa 1que escribió su Evangelio “para que creáis que Jesús es el Cristo,el Hijo de Dios” (Jn 20, 31); Cristo es “Dios bendito por los siglos” 31(Rom 3, 5); “En Él habita toda la plenitud de la divinidad corporal- 5mente” (Col 2, 9). 9
    22. 22. TRINIDAD EN EL NT Ya en Gn 1, 2 aparece la palabra “espíritu” (“el Espíritu de Dios se cernía sobre la superficie de las aguas”). En el NT aparecen varios nombres concre- tos. Ejemplos: “el Espíritu del Padre” (Mt 10, 20; 20 1 Cor 2, 11; Jn 15, 26); “el Espíritu del Hijo” (Gal 11 26 4, 6); “el Espíritu de Jesús” (Hch 16, 7). Indican 6 7 que el Espíritu Santo procede del Padre y del Hijo.Numerosos textos indicando que el Espíritu Santo es Persona divina.Especialmente durante la Ultima Cena. Ejemplos: “Yo rogaré al Pa-dre y os dará otro Paráclito... El Espíritu de la Verdad” (Jn 14, 16); 16“El Paráclito, el Espíritu Santo que el Padre enviará en mi nombre,El os lo enseñará todo” (Jn 14, 26); “Cuando venga el Paráclito que 26yo os enviaré de parte del Padre, el Espíritu de la Verdad que procededel Padre, El dará testimonio de mí” (Jn 15, 26). 26
    23. 23. TRINIDAD EN EL NT Numerosos textos se refieren a la acción del Espíritu Santo con respecto a Jesucristo. Ejemplos: Lc 1, 35 (Anunciación); Mt 1, 18 (María “había concebido en su seno por obra del Espíritu Santo”); Lc 3, 21-22 (Bautismo de Jesús); Lc 4, 14 (Jesús se mueve “por impulso del Espíritu Santo”); Lc 4, 1 (estaba “lleno del Espíritu Santo”); Lc 4, 18-30 (en Nazaret se aplica el texto de Is 61, 1-2: “El Espíritu del Señor está sobre mí”); etc.. 1-2El Espíritu Santo santifica a los hombres: se compruebaen los Hechos de los Apóstoles: Pentecostés (Hch 2, 4), 4San Pedro en Hch 2, 38 (“recibiréis el don del EspírituSanto”), etc.. También en San Pablo: 1 Cor 3, 16 (“¿Nosabéis que el Espíritu de Dios habita en vosotros?”); 2Tes 2, 13 (“os eligió Dios como primicias para la salva-ción mediante la acción santificadora del Espíritu Santo”).
    24. 24. Fórmulas trinitarias del NT Lc 1, 30-35: Anunciación. 30-35 Mt 3, 13; Mc 1, 10; Lc 3, 22: Bautismo 13 10 22 del Señor. Mt 17, 1-13; Mc 9, 1-12; Lc 9, 28-39: 1-13 1-12 28-39 Transfiguración. Jn 14, 16.26: Promesa del Paráclito (“Yo 16.26 pediré al Padre y os enviará otro Paráclito (...). El Paráclito, el Espíritu Santo, que el Padre enviará en mi nombre, os lo ense- ñará todo”). Mt 28, 19: Fórmula bautismal (“Id y en- 19 señad a todas las gentes, bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espí- ritu Santo”).
    25. 25. Revelación de la Santísima Trinidad en los escritos apostólicos2 Cor 13, 13: “La gracia del Señor Jesucristo y el amor de Dios y la 13comunicación del Espíritu Santo estén con todos vosotros”.Ef 1, 3-13: “Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, 3-13que nos ha bendecido en Cristo con toda bendición espiritual en loscielos (...). Por Él también vosotros (...) fuisteis sellados con el Espí-ritu Santo prometido”.Gal 4, 6: “Y puesto que sois hijos, Dios envió a nuestros corazones 6el Espíritu de su Hijo, que clama: ‘¡Abba, Padre!’”.2 P 1, 1-2: “Elegidos según la presciencia de Dios Padre, mediante 1-2la santificación del Espíritu, para obedecer a Jesucristo”.
    26. 26. TRINIDAD 26 Bernardo Cortina 3. Personas en Dios EL PADRE ES DIOS,, EL HIJO EL PADRE ES DIOS EL HIJO ES DIOS,, EL ESPÍRITU SANTO ES DIOS EL ESPÍRITU SANTO ES DIOS ES DIOS NO SON “PARTE” DE DIOS NO SON “PARTE” DE DIOS P NI TRES DIOSES NI TRES DIOSES UN ÚNICO Y MISMO UN ÚNICO Y MISMO H ES DIOS QUE SUBSISTE DIOS QUE SUBSISTE EN TRES PERSONAS EN TRES PERSONAS Máximo misterio REALMENTE REALMENTE sobrenatural DISTINTAS DISTINTAS
    27. 27. ¿QUÉ ES SER PERSONA?En el NT no se encuentra el término “persona” para hablar de laTrinidad; pero a falta de otro más adecuado, los teólogos y elMagisterio de la Iglesia lo utilizan para designar al Padre, al Hijoy al Espíritu Santo en su distinción real entre sí (cfr. CCE 252). 252Para Boecio, la persona es una “sustancia individual de naturalezaracional”. Se debe aplicar en Dios el nombre de persona depurán-dolo de las imperfecciones que adquiere en las criaturas. En Dios la palabra persona designa no a la esencia divina, sino a las tres relaciones reales intratrinitarias subsistentes y opuestas entre sí que vimos en el capítulo anterior. La esencia divina es numéricamente una.
    28. 28. PODEMOS ENTENDER LA TRINIDAD POR ANALOGÍAAnalogía = relación de semejanza entre dos o más cosas; propiedaddel significado de los términos, que se opone tanto a la “univocidad”(significado igual) como a la “equivocidad” (significados distintos). Se emplea en teología para profundizar en el conocimiento de Dios. Va de lo más conocido a lo menos conocido (ej.: conocer a Dios a través del conocimiento del hombre). De Dios sabemos más lo que no es que lo que es. Camino de la afirmación, de la negación y de la eminencia. De modo analógico, conocimiento y amor que se descubre en el hombre pueden ser realidades válidas para alcanzar cierta comprensión del ser íntimo de Dios. La procesión del Hijo como procesión por vía de entendimiento. La del Espíritu Santo por vía de voluntad.
    29. 29. EL PADRE El Padre es fuente y origen de toda la Trinidad: no proce- de de otra persona divina ni de la esencia divina, sino que1 es principio sin principio. Comunica su propia esencia di- vina al Hijo y al Espíritu Santo de modo que constituyen con El desde toda la eternidad un único y mismo Dios. En sentido genérico, es Padre de todos los hombres; en un sentido más elevado, es Padre de los bautizados; en2 sentido propio y exclusivo, es Padre del Hijo unigénito. Lo constitutivo de la Persona del Padre es la paternidad. El Padre nunca estuvo sin el Hijo, ni el Hijo sin el Padre,3 porque se trata de una generación eterna. Es la única persona de la Trinidad que no procede de otra:4 es “agénnetos”. Es su característica principal.
    30. 30. GENERACIÓN ETERNA DEL UNIGÉNITO En sentido propio la generación significa el origen de un ser vivo que proviene de otro ser vivo al que está unido según una razón de semejanza de natu- raleza. Se aplica en Dios analógicamente. En Dios la generación del Hijo es eterna (sin antes ni después), acto inmanente de conocimiento del Padre que engendra un concepto o Verbo, que no sólo es de la misma naturaleza que el Padre espe- cíficamente, sino numéricamente.El Hijo es imagen perfecta del Padre (origen en El y no sólo “se-mejanza” sino identidad de naturaleza). Es Unigénito.
    31. 31. ESPIRACIÓN DEL ESPÍRITU SANTOEl Espíritu Santo procede del amormutuo del Padre y del Hijo.Pablo VI, Credo del Pueblo de Dios: Dios“Creemos en el Espíritu Santo, per-sona increada, que procede del Padrey del Hijo como Amor sempiterno deellos”.Juan Pablo II (discurso de 20-11-1985) distingue dos tipos de 20-11-1985amor: uno, “amor esencial”, es un atributo de la esencia divinaque corresponde por igual al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo; elotro, “amor personal”, es propio del Espíritu Santo y lo distinguerealmente de las otras dos personas divinas.
    32. 32. El Espíritu Santo como DonEn la vida íntima de Dios, el Espíritu Santo es amor y donaciónmutua, es nexo entre el Padre y el Hijo. En la relación de Dioscon los hombres, es también la mayor donación, el mayor bienque podemos recibir los hombres, porque es recibir el amor yla vida de Dios.La divinización del hombre, su elevaciónsobrenatural como hijo de Dios en el sa-cramento del bautismo, es obra del EspírituSanto: El nos introduce en el misterio deCristo y nos llama a la santidad del Padre.
    33. 33. EL FILIOQUECCE 247: “La afirmación del Filioque no figuraba en el símbolo 247confesado el año 381 en Constantinopla. Pero sobre la base deuna antigua tradición latina y alejandrina, el Papa san León lahabía confesado dogmáticamente el año 447 antes incluso queRoma conociese y recibiese el año 451, en el Concilio de Calce- 451donia, el símbolo del año 381. El uso de esta fórmula en el Credofue poco a poco admitido en la liturgia latina (entre los siglos VIIIy XI)”. => motivo de disensión con las Iglesias ortodoxas. 867: Focio se opone al Filioque afirmando que el 867 Espíritu Santo procede únicamente del Padre. 1054: Miguel Cerulario rompe con la Iglesia e 1054 inicia el Cisma de Oriente. Búsqueda de unión: IV Letrán (1215), II Lyon (1274), Florencia (1439). 1215 1274 1439
    34. 34. ¿El filioque es una gran diferencia? El Magisterio de la Iglesia no puede cambiar el símbolo pero puede completarlo añadiendo algunas frases o, incluso, alguna verdad de fe. La adición del Filioque es legítima: Jn 15, 26 (“el Paráclito que os enviaré”); Jn 16, 14 (el Espíritu Santo “recibirá de lo mío”); Rom 8, 9 (“Espíritu de Cristo”).En cuanto a la Tradición, los griegosprefieren la fórmula “per Filium”.Ambas fórmulas expresan sustancial-mente lo mismo.
    35. 35. PERIJÓRESISFlorencia (1442): “Estas tres Personas son un solo Dios y no tres (1442)dioses; porque las tres tienen una sola sustancia, una sola esencia,una sola naturaleza, una sola divinidad, una sola inmensidad, unasola eternidad, y todo es uno, donde no obsta la oposición derelación”. Idem: “Por razón de esta unidad, el Padre Idem está todo en el Hijo, todo en el Espíritu Santo; el Hijo está todo en el Padre, todo en el Espíritu Santo; el Espíritu Santo está todo en el Padre, todo en el Hijo”. Perichóresis: mutua inhabitación de las Personas divinas = perichóresis (griegos), circumincessio (latinos)
    36. 36. TRINIDAD 36 Bernardo Cortina 4. Procesiones en Dios Las personas divinas son relativas unas a otras (CEC, 255). La distinción real de las personas entre sí reside únicamente en las relaciones mutuas. PROCESIONES: PROCESIONES • El PADRE no proviene de ninguna Persona. • El HIJO es engendrado por el PADRE por vía de entendimiento (generación). • El ESPÍRITU SANTO procede del PADRE
    37. 37. ¿PROCESIONES DIVINAS? Procesión = hecho por el que un ser tiene su origen en otro ser. En Dios no puede haber procesión como movimiento local, pero sí como origen según la cual un hijo procede de su padre o el río de la fuente. Procesiones inmanentes: el término que procede permanece en aquél del que pro- cede (ej.: verbo interior que procede de nuestra inteligencia). Procesiones tran- seúntes: lo que procede sale fuera de aquél de quien procede (ej.: palabras que mani- fiestan nuestros pensamientos).En Dios, espiritual y simple, las operaciones son inmanentes, adintra: sin las limitaciones de los seres creados y sin originar otro Dios.
    38. 38. PROCESIONES DIVINAS Es verdad de fe la existencia de procesiones reales en Dios. Fundamentado en el Evange- lio: en el Bautismo de Jesús, el Padre dice: “Este es mi Hijo” (Mt 3, 17); Jesús dice que 17 el Espíritu Santo “procede del Padre” (Jn 15, 26) y que “recibe de lo mío” (Jn 16, 16). 26 16 Conocemos la existencia de las procesiones divinas por Revelación. Características de las procesiones divinas, 1a Son inmanentes y no se distinguen de Dios: son Dios mismo. Se mantiene la identidad numérica de la esencia divina.
    39. 39. Características de las procesiones divinas, 2 Son reales: no son simples modos de expresar la Trinidad.b El origen de ellas (una Persona divina) es real y en la sim- plicidad espiritual de Dios no cabe algo ficticio o accidente. Son operaciones de Dios: toda procesión divina inmanentec presupone una acción u operación vital que permanece dentro de Dios. Son eternas y se identifican con la esencia divina. En analogía con las acciones del d hombre, son operaciones de cono- cimiento y de amor en Dios mismo.
    40. 40. Características de las procesiones divinas, 3 Tienen su origen y su término en las personas, no en la esencia divina, que en cuanto tal no es sujeto de acción. Letrán IV (1215): la esencia divina “ni engendra, ni es en- (1215)e gendrada, ni procede; sino que el Padre es el que engendra; el Hijo el que es engendrado; y el Espíritu Santo, el que procede; de modo que las distinciones están en las personas y la unidad en la naturaleza”. En Dios hay sólo dos procesiones inmanentes: el Verbof procede del Padre por vía de entendimiento y el Espíritu Santo procede del Padre y del Hijo por vía de amor.g El Hijo procede del Padre por generación eterna, el Espíritu Santo del Padre y del Hijo por espiración.
    41. 41. Sin pretender explicar, se puede exponer así:El conocimiento que el Padre tiene de símismo es tan perfecto, que es unapersona: el Hijo.• El amor entre el Padre y el Hijo es tanperfecto, que es una persona: el EspírituSanto.
    42. 42. 5. Relaciones divinas
    43. 43. ¿QUÉ ES UNA RELACIÓN? Se entiende por relación la referencia de una persona o de una cosa a otra persona u otra cosa. Toda relación está constituida por tres elementos: el sujeto, el término y el fundamento. El sujeto es la persona o la cosa que se relaciona con otro (término “a quo”). El término es la per- sona o la cosa hacia la cual tiende el sujeto de la relación (término “ad quem”). El fundamento es el hecho en que se basa la relación de una persona o cosa con otro. Ejemplos de fundamentos en re- laciones interpersonales: amor conyugal, amistad, generación, etc..Una relación es real si los tres elementos son reales. Ejemplos derelaciones no reales: entre conceptos, comparación del ente con lanada, del presente con el futuro, etc..
    44. 44. LAS PERSONAS DIVINAS SE RELACIONAN Y ESA RELACIÓN ES SU SER La analogía exige despojar a las relaciones divinas del carácter accidental de las relaciones que se dan entre los hombres. En Dios no hay “accidentes” en sentido metafísico; por ejemplo no hay un antes ni un después de ser Padre.Así, al aplicar la analogía nos quedamos con lo que es una relaciónen sí misma (una referencia) y negamos en Dios el aspecto acci-dental de las relaciones humanas. Lo propio de la relación que con-sideramos en Dios es pura alteridad, “esse ad”. Pero las relacionesen Dios son subsistentes, no accidentes: existen en sí mismas y seidentifican con la substancia divina. Los hombres tienen relacio-nes, en Dios la relación es Dios.
    45. 45. RELACIONES Y SUSTANCIA Quien engendra es el Padre, no la sustancia, y quien espira es el Padre y el Hijo, no la sustancia.Letrán IV enseña que las tres Personas se identifican con la sustanciadivina y se distinguen exclusivamente por sus relaciones de origen. “Relación” y “sustancia” son dos conceptos distintos, que en Dios se identifican. Pero las relaciones en Dios se distinguen realmente entre sí.Puesto que hay dos procesiones reales en Dios (engendrar y espirar),hay cuatro relaciones reales: Paternidad, Filiación, Espiración ac-tiva (sujeto: Padre e Hijo, y término: Espíritu Santo), y Espiraciónpasiva (sujeto: Espíritu Santo, y término: Padre e Hijo).
    46. 46. UN DIOS 2 PROCESIONES, TRES PERSONAS 4 RELACIONESPaternidad y Filiación se oponen según vimos: distinguen aPadre e Hijo.Espiración activa y pasiva se oponen según vimos:distinguen a Padre-Hijo juntos y Espíritu Santo. La Espiración activa consiste en espirar: Padre e Hijo pueden espirar al Espíritu Santo sin contradicción con el hecho de ser Padre e Hijo: la Espiración activa no se opone ni a la Paternidad ni a la Filiación. Según el Concilio de Florencia, si no hay oposi- Florencia ción, Paternidad y Espiración activa no se distinguen en Dios, como tampoco Filiación y Espiración activa: el Padre engendra al Hijo y le ama espirando al Espíritu Santo, y el Hijo es engendra- do por el Padre y le ama espirando junto con Él al Espíritu Santo.
    47. 47. CUATRO RELACIONES PERO SÓLO TRES PERSONASLa Espiración pasiva consiste en ser espirado. El Padre no puedeserlo puesto que es sin principio. El Hijo tampoco puede ser espi-rado porque ya es engendrado. Solo el Espíritu Santo puede serespirado. Así Paternidad se opone a Espiración pasiva y Filiacióntambién se opone a Espiración pasiva, dos oposiciones que distin-guen pues Padre y Espíritu Santo una e Hijo y Espíritu Santo otra. Por lo tanto, de las cuatro relaciones reales en Dios, sólo tres se oponen entre sí: la Paternidad, la Filiación y la Espiración pasiva coincidiendo con el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.
    48. 48. TRINIDAD 48 Bernardo Cortina Un esquema nos puede ayudar Paternidad Filiación Padre vía de conocimiento Hijo a Es Es vía de amor s iv pii p pa ra ra a Es Es t iv cii có n pii pr ón ci ó ac n rac ac pa pa ra ión iió pi sii sv ón na r ac Es va a ac cti pi tiv Espíritu Es vaa Santo
    49. 49. ¿ES IMPOSIBLE DE ENTENDER?Las relaciones divinas son el modelo dela vida y de las relaciones humanas.A la luz de las relaciones divinas, la Trini-dad se nos revela como la más perfecta rea-lización de la ‘comunión entre distintos’y, como tal, es luz que ilumina las relacio-nes humanas interpersonales. Por eso, lafamilia es imagen de la comunión trinitaria.IMAGINAOS 2 NOVIOS QUE SE QUIEREN INFINITAMENTE
    50. 50. TRINIDAD 51 Pero a la vez son tres personas Bernardo Cortina “iguales” Una es la divinidad, y una la omnipotencia, eternidad, simplicidad, bondad, verdad, inmutabilidad, infinitud... Sabemos Ninguno es el qué, superior o pero no inferior; ninguno entendemos es creado. el cómo.
    51. 51. TRINIDAD 52 Bernardo Unidad de Dios Cortina Todo es uno donde no existe oposición de relación (Cc Florencia, año 1442: DS1330). •Toda la economía divina es la obra común de las tres personas divinas. Porque la Trinidad, del mismo modo que tiene una sola y misma naturaleza, así también tiene una sola y misma operación (CEC, 258). Toda acción ad extra es común a las tres personas.
    52. 52. TODAS ACTÚAN JUNTASLas personas divinas,inseparables en su ser, sontambién inseparables en suobrar. Pero en la únicaoperación divina cada unamanifiesta lo que le es propioen la Trinidad, sobre todo enlas misiones divinas de laEncarnación del Hijo y deldon del Espíritu Santo
    53. 53. APROPIACIONESHay una diferencia entre lo que es propio y exclusivo de una Persona divina, y lo que es común a las tres pero se atribuye a una de ellas. Esto último se llama “apropiación”. El fundamento de una apropiación es la analogía.Apropiaciones más frecuentes:1) Al Padre, en cuanto origen y fuente de toda la Trinidad, se le atribuyen la eternidad, la unidad y la omnipotencia;2) Al Hijo, en cuanto Verbo y Palabra de Dios, se le atribuyen la verdad, la sabiduría, la belleza y la igualdad;3) Al Espíritu Santo, en cuanto vínculo amoroso del Padre y delHijo, se le atribuyen la bondad, la santidad y la felicidad terrenay eterna. Fuentes de las apropiaciones más frecuentes: - Sagrada Escritura, - Símbolos de fe, - Padres de la Iglesia, - Liturgia. Las apropiaciones nos ayudan a entender mejor la acción de las Personas divinas en nuestra alma.
    54. 54. 6. MISIONES DIVINASUna misión divina es el envío de una Per-sona divina por Otra para hacerse presentede modo nuevo entre los hombres.Las misiones divinas pueden ser visibleso invisibles. Revelan la irrupción de laTrinidad en la historia, para hacernospartícipes de la salvación realizada porCristo y elevarnos a la vida divina.La Persona enviada procede de la Persona que envía. Así el Padreno es enviado porque no procede de ninguna Persona: es principiosin principio. Se da a nuestra alma pero no es enviado. Él envía alHijo y con el Hijo envía al Espíritu Santo.
    55. 55. ¿Para qué las misiones?Jesús ha revelado que las misiones del Hijo y del Espíritu Santo alos hombres tienen como fin producir en nosotros una nueva comu-nión entre Dios y nosotros y, en consecuencia, una nueva comu-nión de los hombres entre sí.Las misiones divinas originan una nueva relación personal entreDios y los hombres, que transforma al hombre, le capacita sobre-naturalmente por la filiación divina, para entrar en comunión amo-rosa con el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.Vaticano II (Ad gentes, 2): “La Iglesia pe- 2regrina es, por su propia naturaleza, misio-nera, puesto que tiene su origen en la mi-sión del Hijo y la misión del Espíritu San-to según el plan de Dios Padre”.
    56. 56. Misión visible del Verbo: EncarnaciónJn 3, 17: “Dios no envió a su Hijo al 17mundo para juzgar al mundo, sinopara que el mundo se salve por Él”;Gal 4, 4: “Al llegar la plenitud de los 4tiempos, envió Dios a su Hijo, nacidode mujer”.La misión visible del Hijo se realiza en la Encarnación. Como todaoperación “ad extra”, la Encarnación es obra de la Trinidad; peroconsiderada como misión en sentido propio, la Encarnación proce-de exclusivamente del Padre: sólo Él envía al Hijo. La misión com-porta la manifestación de la Persona enviada: nos da un conoci-miento de Ella misma y de la Persona de la cual procede.
    57. 57. MISIÓN DEL ESPÍRITU SANTO Misiones visibles del Espíritu Santo: paloma en el Bautismo de Jesús (Mt 3, 16); 16 nube en la Transfiguración (Mt 17, 5); 5 soplo cuando Jesús resucitado dio a los Apóstoles el poder de perdonar los pecados (Jn 20, 22); lenguas de fuego el día de 22 Pentecostés (Hch 2, 3-4). 3-4Misión invisible del Hijo: inhabita en el alma en gracia. También delEspíritu Santo: “¿no sabéis (...) que el Espíritu de Dios habita en vo-sotros?” (1 Cor 3, 16). 16 ¿Qué es la inhabitación? ¿Habéis oído hablar alguna vez de ella?
    58. 58. 8. INHABITACIÓN
    59. 59. ENTRAMOS EN LA CORRIENTE DE AMOR QUE ES DIOS El ser mismo de Dios es Amor (1Jn 4, 8.16). Al enviar en la plenitud de los tiempos a su Hijo único y al Espíritu de Amor, Dios revela su secreto más íntimo (cf 1Co 2, 7-16; Ef 3, 9-12); Él mismo es una eterna comunicación de amor: Padre, Hijo y Espíritu Santo, y nos ha destinado a participar en Él (CEC, 221).
    60. 60. La vida sobrenatural: participación deTRINIDAD 61 Bernardo Cortina la vida divina intratrinitaria • Dios nos ha hecho partícipes de la naturaleza divina (2P 1, 4): nos ha divinizado por la gracia sobrenatural, adoptándonos como hijos en el Hijo (cf. CEC, 2782). • El hombre en gracia participa de la vida intratrinitaria del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. • El Paráclito nos identifica con Cristo y nos hace clamar : ¡Abbá, Padre! (Ga 4, 6).
    61. 61. Inhabitación de la Trinidad en el alma en gracia  El hombre que vive en gracia es templo vivo de la Trinidad Beatísima (cfr. Juan 14,23).  Desde el día de nuestro bautismo, si no rechazamos a Dios por el pecado mortal, está en nuestra alma Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo.  Tenemos a Dios dentro de nosotros para santificarnos, para ayudarnos, para estar con nosotros, porque nos ama.
    62. 62. TRINIDAD 63 DIOS ESTÁ CON NOSOTROS Bernardo Cortina SIEMPRE • Por la gracia, la Trinidad habita en el alma del justo. El Espíritu Santo va dando tono sobrenatural, divinizando, toda la vida del cristiano. • La vida cristiana es trato y unión con la Santísima Trinidad, que Dios hará culminar en la gloria, donde participaremos plenamente en su misma vida de conocimiento y amor.
    63. 63. TRINIDAD 64 LA INHABITACIÓN ES OBRA DE Bernardo Cortina TODA LA TRINIDAD Aunque nuestra adopción es obra común de toda la Trinidad, se apropia a las distintas personas. Padre: autor Espíritu Santo: Hijo: quien imprime en modelo nosotros la imagen del modelo
    64. 64. TRINIDAD 65 Bernardo La actitud del hombre ante Dios Cortina BÚSQUEDA ADORACIÓN HUMILDAD conocerlo reconocer su grandeza, no para manifestar nuestro pretender amarlo consentimiento; la abarcarlo adoración no rebaja, eleva
    65. 65. TRINIDAD 66 Bernardo La actitud del hombre ante Dios Cortina IMITAR A JESÚS TRATAR ES EL MEJOR COMO MODO HIJOS DE DE SER DIOS A LOS BUENOS HIJOS HIJOS DE DE DIOS DIOS
    66. 66. TRINIDAD 67 La Trinidad del cielo Bernardo Cortina y la “trinidad” de la tierra • Jesucristo, perfecto Dios y perfecto Hombre es Camino, Verdad y Vida (Jn 14, 6). En cuanto Hombre es Camino para ir a Dios; es Verdad y Vida en cuanto Dios. • También es Verdad y Vida por su Encarnación, ya que nos ha revelado el misterio insondable de la Trinidad y nos otorga su gracia. • A Él vamos por María y también por José: de la trinidad de la tierra a la Trinidad del Cielo.
    67. 67. En el cielo veremos a la Santísima Trinidad El gran premio del cielo consiste en ver a Dios, contemplar, alabar, amar y gozar por toda la eternidad a la Trinidad Beatísima:  Toda la grandeza, toda la hermosura, toda la bondad de Dios se vuelca sobre esta pobre criatura que somos cada uno de nosotros. En el cielo el alma tendrá la posibilidad de ver lo que Moisés quiso ver en la tierra: la majestad de Dios.
    68. 68. TRINIDAD 69 Bernardo Cortina Hacia el cielo Luchar para ganarse el premio del cielo: “Ni ojo vio, ni oído oyó (...) Lo que Dios tiene preparado para los que lo aman” (1Co 2, 9)
    69. 69. Hemos de alabar a la Santísima Trinidad  Dios nos ama de una manera increíble. Hemos de corresponder a tanto amor, y la vida cristiana tiene que ser una continua alabanza a la Trinidad.  Profesamos la fe en la Santísima Trinidad  cuando nos signamos y persignamos, diciendo "en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo";  al rezar el "Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo" ;  cuando rezamos el Gloria o el Credo en la Santa Misa, y al final de la Plegaria eucarística
    70. 70. Fe trinitaria de los primeros cristianos, 1Didajé (antes del año 70): “Después de haber en-señado todo lo que precede, bautizad en el nombredel Padre y del Hijo y del Espíritu Santo...”.San Clemente romano, Carta a los Corintios(antes del año 96): “Vive Dios y vive el SeñorJesucristo y el Espíritu Santo, fe y esperanza delos elegidos”.Idem: “Los Apóstoles nos predicaron el Evangelio de parte del SeñorIdemJesucristo; Jesucristo fue enviado de parte de Dios (Padre) (...). Portanto, los Apóstoles (...), llenos de la certidumbre que les infundióel Espíritu Santo, partieron para dar la alegre noticia de que el Reinode Dios estaba para llegar”.
    71. 71. Fe trinitaria de los primeros cristianos, 2 San Ignacio de Antioquía (+ 107), Carta a los Efesios: “Sois piedras del templo del Padre, Efesios elevadas a lo alto por la máquina de Jesucristo, que es la cruz, y ayudados del Espíritu Santo que es la cuerda”.Martirio de San Policarpo (156): “Señor Dios omnipotente: Padre (156)de tu amado y bendecido Jesucristo (...). Yo te bendigo y te glori-fico por medio del Sumo sacerdote eterno y celestial Jesucristo,tu Hijo muy amado, por el cual sea dada la gloria a Ti junto a Ély al Espíritu Santo”.
    72. 72. GNOSTICISMOLos cristianos se encontraron en Oriente con numerosos mitos ycreencias fantásticas con orientación sincretista. La más poderosaera el gnosticismo (de “gnosis”, conocimiento). En los siglos II yIII surgieron diversas teorías gnósticas, amalgamas de ideas persas,babilónicas, egipcias y bíblicas con elementos de la filosofía platónica.Características: 1) antropocentrismo (hombres “chispas” de la divi-nidad arrojadas al mundo material, y por la gnosis podrán volver a suestado inicial); 2) dualismo espíritu-materia, bien-mal, luz-tinieblas(la materia procede de un demiurgo); 3) los astros influyen sobre elmundo y condicionan la vida de los hombres; 4) revelación (descen-so de un ser superior a la materia para que el hombre cobre autocon-ciencia de sí mismo); 5) salvación (autoliberación de la prisión cor-poral por la gnosis; sin sentido moral); 6) visión pesimista del mun-do; 7) alma caída del cielo y aprisionada por un cuerpo material.
    73. 73. UT 43 de 92 FORMULACIÓN DOGMÁTICA, 5 Padres apologistas: defienden la fe de la Iglesia, mostrando su fundamento en la Revelación, su racionabilidad y su credibilidad. Arístides (+140): Cristo “es confesado como Hijo +140 del Dios Altísimo, descendido del cielo por medio del Espíritu Santo”. San Justino (+165): El Logos procede del Padre y +165 el Espíritu Santo ilumina a los profetas. Atenágoras (+177): defiende la fe en Dios Uno y Trino contra los +177 que acusan a los cristianos de ateos. San Ireneo de Lyon (130-200): distingue claramente entre el Padre, 130-200 el Hijo y el Espíritu Santo.
    74. 74. UT 44 de 92 FORMULACIÓN DOGMÁTICA, 6 Escuela de Alejandría: destacan Clemente y Orígenes. Clemente de Alejandría (+211/215) defiende la unicidad de Dios +211/215 frente al politeísmo pagano. Orígenes (185-255) considera la Trinidad en el marco de la econo- 185-255 mía de la salvación: el Padre es el creador, el Logos es el mediador, el Espíritu Santo está presente dondequiera que hay santidad. Orígenes subraya la divinidad del Espíritu Santo. Así afirma: el Espíritu Santo “está eter- namente con el Padre y el Hijo, y como el Pa- dre y el Hijo existe siempre, existió y existirá”.
    75. 75. UT 45 de 92 FORMULACIÓN DOGMÁTICA, 7 Tertuliano, bajo el vocablo “monarquianismo”, agrupa a los que, al defender la unidad de Dios caen en el error de admitir en Dios una sola persona, un solo monarca. El monarquianismo presenta dos caminos: el adopcionista y el modalista. Monarquianismo adopcionista = Cristo sería un hombre que recibió la dignidad divina al descen- der sobre él el Espíritu de Dios. Es hijo de Dios por adopción. Teodoto de Bizancio (final del s. II): Cristo es un hombre que II recibió una “dynamis” o fuerza divina en su Bautismo. Pablo de Samosata (obispo de Antioquía entre los años 260 y 280): El Hijo y el Espíritu Santo sólo serían fuerzas divinas 280 identificadas con la Persona del Padre.
    76. 76. UT 46 de 92 FORMULACIÓN DOGMÁTICA, 8 Monarquianismo modalista Defendido por Noeto (180), Práxeas (190) y Sabelio (+260). 180 190 +260 Padre, Hijo y Espíritu Santo serían unos modos de manifestarse en la historia de la salvación el Dios unipersonal. Para Sabelio Dios se manifiesta como Padre en la creación, como Hijo en la redención y como Espíritu Santo en la santificación de los fieles. Se les llama “patripasianos” porque algunos afirman que Cristo era el mismo Padre que ha nacido, padecido y sufrido en la Cruz. El Papa Ceferino (198-217) rechazó el patripasia- 198-217 nismo, y el Papa San Dionisio (259-268) conde- 259-268 nó a Sabelio. Importancia de San Hipólito (+235). +235
    77. 77. UT 47 de 92 FORMULACIÓN DOGMÁTICA, 9 Subordinacionismo: subordina el Hijo al Padre hasta el punto de negar la divinidad del Hijo. Distinguir la subordinación real de la subordinación en los modos de expresarse (como por ejemplo en Orígenes). La primera es la herejía de Arrio (256-336). 256-336 Arrio niega la generación eterna en Dios, porque aplica el concepto de generación material: si Dios engendrase, habría dos dioses. Su- bordinacionismo radical: el Hijo es una criatura hecha en el tiempo. Para él, el Verbo es un ser intermedio entre Dios y los hombres, creado por Dios para que a su vez crease el mundo.
    78. 78. UT 48 de 92 FORMULACIÓN DOGMÁTICA, 10 En el año 325 se reunió el Concilio de Nicea en presencia del emperador Constantino con más de 300 obispos. Los Padres de Nicea incorporan a la expli- cación de la fe un término que no es bíblico, aunque sí la realidad que designa: “homou- sios” (el Hijo es “consubstancial” al Padre). Nicea, en un apéndice al símbolo, condena expresiones concretas arrianas: “Los que dicen: ‘Hubo un tiempo en que no fue’ y ‘Antes de ser engendrado, no era’ y que fue hecho de la nada, dicen que el Hijo de Dios es de otra (...) sustancia o creado, o cambiable o mudable, los anatematiza la Iglesia católica”.
    79. 79. UT 49 de 92 FORMULACIÓN DOGMÁTICA, 11 No todos los obispos fueron fieles a Nicea y buscaron fórmulas de compromiso entre Nicea y Arrio: los “semiarrianos” que afir- maban que el Verbo era “semejante”, de “sustancia semejante” y no “homousios” al Padre. Dios es espíritu y la generación divina es de naturaleza espiritual. No se puede aplicar a Dios la generación material como lo hace Arrio. Contra el arrianismo: San Atanasio de Alejandría (+373) y los Padres capadocios: San Basilio (+379), +373 +379 San Gregorio de Nacianzo (+390) y San Gregorio +390 de Nisa (+396), quienes perfilan los conceptos de +396 sustancia y persona (“ousía” e “hipóstasis”).
    80. 80. UT 50 de 92 FORMULACIÓN DOGMÁTICA, 12 Un grupo enemigo de Arrio, dirigido por Macedonio (+362), +362 obispo de Constantinopla, niega la divinidad del Espíritu Santo por no ser engendrado como el Hijo. Llamados “pneumatómacos”. San Basilio es el primero que escribe un tratado “Sobre el Espíritu Santo” en el año 375. Argu- 375 menta por ejemplo que si el Espíritu Santo no fuese Dios, no podría hacernos partícipes de la vida divina. Constantinopla I (381) define la divinidad del Espíritu Santo y 381 completa el símbolo de Nicea: “Y (creemos) en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, que procede del Padre, que con el Padre y el Hijo recibe una misma adoración y gloria, y que habló por los profetas”.
    81. 81. UT 84 de 92 ECONOMÍA DIVINA - TRINIDAD INMANENTE, 5 Inhabitación: hecho testimoniado con frecuencia en el NT: Ejemplo en los Evangelios: Jn 14, 23: 23 “Si alguno me ama, guardará mi pala- bra, y mi Padre le amará, y vendremos a él y haremos morada en él”. Ejemplo en San Pablo: 1 Cor 6, 19: 19 “¿No sabéis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, que está en vosotros y que habéis recibido de Dios, y que no os pertenecéis?”.
    82. 82. UT 85 de 92 ECONOMÍA DIVINA - TRINIDAD INMANENTE, 6 Inhabitación: enseñanza de los Padres (ejemplos): San Basilio: obra “El Espíritu Santo”. Son numero- sos los pasajes en los que dice que el bautismo dei- fica por la acción del Espíritu Santo. San Agustín, De Trinitate, 15, 18, 32: por el Espí- 32 ritu Santo “se difunde en nuestros corazones la ca- ridad de Dios, por la cual nos inhabita toda la Tri- nidad”. San Cirilo de Jerusalén, Catequesis, 22, 3: “Cuando participamos 3 de la Eucaristía, experimentamos la espiritualización deificante del Espíritu Santo, que no sólo nos configura con Cristo, como sucede en el bautismo, sino que nos cristifica por entero, asociándonos a la plenitud de Cristo Jesús”.
    83. 83. UT 86 de 92 ECONOMÍA DIVINA - TRINIDAD INMANENTE, 7 Inhabitación: en el Magisterio: León XIII, Enc. Divinum illud munus (1897); Pío XII, Enc. (1897) Mystici corporis (1943). (1943) Juan Pablo II, Enc. Dominum et vivificantem (1986), 58: “Dios 58 uno y trino se abre al hombre, al espíritu humano. El soplo escon- dido del espíritu divino hace que el espíritu humano se abra, a su vez, ante la apertura salvífica y santificante de Dios”. Idem: “Por el don de la gracia, que proviene del Idem Espíritu, el hombre entra en una vida nueva, es introducido en la realidad sobrenatural de la misma vida divina y se hace morada del Espíritu Santo, templo viviente de Dios (...). El hombre vive en Dios y de Dios”.
    84. 84. UT 91 de 92 ECONOMÍA DIVINA - TRINIDAD INMANENTE, 12 Juan Pablo II, Novo Millennio Ineunte 38: “Cierta- 38 mente, Dios nos pide una colaboración real a su gra- cia y, por tanto, nos invita a utilizar todos los recur- sos de nuestra inteligencia y capacidad operativa en nuestro servicio a la causa del Reino. Pero no se ha de olvidar que, sin Cristo, ‘no podemos hacer nada’ (cfr. Jn 15, 5)”. 5 El Espíritu Santo, Dador de vida, impulsa a comunicar a los demás la vida divina, para que sean más libres y felices, para hacer de la tierra un espacio de comunión fraterna, un cielo. El apostolado con- siste en ser testigos del Amor.

    ×