El evangelio en_galatas_09

  • 245 views
Uploaded on

 

More in: Spiritual
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
245
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
1
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. Lección 9 para el 26 de noviembre de 2011
  • 2. En esta semana, a través delestudio de Gálatas, 4: 12-20, veremos lascaracterísticas personales dePablo dignas de imitar:1. Preocupado por sus conversos 2. Un ejemplo a seguir 3. Adaptable 4. Sufriente 5. Veraz
  • 3. “Os ruego, hermanos...” (Gálatas, 4: 12)Cuando habla al corazón de losgálatas, Pablo usa el verbo“rogar” que, en griego, tiene elsentido especial de “implorar”.Les imploraba como amigo. Lesimploraba como su padreespiritual. Les imploraba comouna madre en la angustia delalumbramiento.Pablo sufría por los gálatasdeseando ver cómo Cristo eraformado nuevamente en ellos.La meta del apóstol era ver cómosus conversos reflejaban a Cristo. “Hijitos míos, por quienes vuelvo a sufrir dolores de parto, hasta que Cristo sea formado en vosotros” (Gálatas, 4: 19)
  • 4. “Os ruego, hermanos, que os hagáis como yo…”(Gálatas, 4: 12) Pablo anima en diversas ocasiones a seguir su ejemplo:Trabajaba para ganarse la vida y no ser una carga para otros (2ª de Tesalonicenses, 3: 7-9)Buscaba el bienestar de los demás en lugar del suyo propio (1ª de Corintios, 10: 33-11: 1)Crecía en la verdad, buscando la unidad doctrinal y la perfección (Filipenses, 3: 12-17)Creía en Jesús y quería que todos llegasen a esa creencia (Hechos, 26: 28-29)
  • 5. Pablo deseaba que los creyentes fuesen como élen lo que él era como Cristo.Los gálatas estaban preocupados por suconducta (sus obras), pero Pablo quería que sepreocupasen en ser como él en su fe y confianzatotal en la suficiencia de Cristo para la salvación.
  • 6. “Os ruego, hermanos, que os hagáis como yo, porque yo también me hice como vosotros…” (Gálatas, 4: 12) En Atenas, se hizo filósofo para alcanzar a los filósofos (Hechos, 17: 16-34) Con los que no comían de lo sacrificado a los ídolos, se abstenía de comer la carne sacrificada a los ídolos (1ª de Corintios, 8: 8-13) Se hacía judío para ganar a los judíos Se hacía sujeto a la ley para ganar a los que estaban sujetos a la ley Se hacía sin ley para ganar a los que estaban sin ley Se hacía débil para ganar a los débiles Se adaptaba a todos para alcanzar a todos (1ª de Corintios, 9: 19-23)
  • 7. Pablo adaptaba su discurso y su comportamiento teniendoen cuenta la cultura, religión, filosofía e incluso la economíade aquellos a los que predicaba el evangelio. Su propósitoera ganar para Cristo a tantos como fuese posible. “Aunque soy libre respecto a todos, de todos me he hecho esclavo para ganar a tantos como sea posible” (1ª de Corintios, 9: 19 NVI)
  • 8. “Pues vosotros sabéis que a causa de una enfermedaddel cuerpo os anuncié el evangelio al principio” (Gálatas, 4: 13)La enfermedad física de Pablo no fue razón suficiente para dejar deanunciar el evangelio. Él no culpo a Dios de sus dolencias, aunqueen diversas ocasiones le rogó que se las quitase. Mas bien, las usócomo una oportunidad para depender más de la gracia divina.
  • 9. “Pablo sufría de una afección corporal: su vista eradeficiente. Pensó que con oraciones fervientes podríaeliminarse ese mal; pero el Señor tenía un propósito, y ledijo a Pablo: No me hables más de este asunto. Essuficiente mi gracia. Hará que puedas soportar ladolencia… Las depresiones anímicas de las cuales sufríael apóstol eran atribuibles, en gran medida, adebilidades corporales que lo desasosegaban muchocuando no estaba ocupado en un servicio activo. Perocuando trabajaba por la salvación de lasalmas, superaba la debilidad física. Pensaba que laenfermedad de la cual sufría le era un terribleimpedimento en su gran obra, y repetidas veces suplicóal Señor que lo aliviara. Dios no creyó convenienteresponder sus oraciones en este respecto, aunque le diola seguridad de que la gracia divina le sería suficiente” E.G.W. (CBA, comentarios sobre 2ª de Corintios, 12: 7-9)
  • 10. “Y no me despreciasteis ni desechasteis por la prueba que tenía enmi cuerpo, antes bien me recibisteis como a un ángel de Dios, comoa Cristo Jesús. ¿Dónde, pues, está esa satisfacción queexperimentabais? Porque os doy testimonio de que si hubieseispodido, os hubierais sacado vuestros propios ojos para dármelos”(Gálatas, 4: 14-15)“La aflicción de Pablo podría haber dado a los gálatasuna excusa para tratarlo con desprecio. En laantigüedad se consideraba comúnmente que unaaflicción, o enfermedad, era un castigo directo de Diospor algún gran pecado (cf. Hech. 28: 4). Hubiera sidonatural que los gálatas consideraran que Pablo habíaofendido a los dioses y creyeran que su mensaje era depoco valor; pero no lo hicieron. Su respuesta había sidocordialmente favorable, aunque dentro decircunstancias que lógicamente podrían haberlosinducido a estar contra él. ¿Qué razón -personal o deotra índole- podían tener acaso para volverse ahoracontra Pablo? La conducta anterior de ellos testificabacontra su proceder de ese momento” (CBA, sobre Gálatas, 4: 14)
  • 11. “¿Me he hecho, pues, vuestro enemigo, por deciros la verdad?” (Gálatas, 4: 16)En ocasiones, la verdad produce una reacción adversa por parte de las personas. Poresa razón, Pablo teme que los gálatas puedan sentirse ofendidos por sus palabras.Por ello, Pablo contrasta su motivación al decirles la verdad con la motivación de losjudaizantes al querer imponerles “su” verdad.El celo de los judaizantes era para ser el centro de la atención de los gálatas (v. 17)El celo de Pablo era por amor a los gálatas, para que Cristo fuese formado en ellos (v. 19) “Aquellos sobre quienes recae el peso de esta obra [de reforma] no callarán cuando vean que se obra mal ni cubrirán a éste con un manto de falsa caridad. Recordarán que Dios no hace acepción de personas y que la severidad hacia unos pocos puede resultar en misericordia para muchos. Recordarán también que el que reprende el mal debe revelar siempre el espíritu de Cristo” E.G.W. (Profetas y Reyes, c. 51, pg. 498)
  • 12. En esta semana, hemos visto a través del estudio de Gálatas, 4:12-20, las características personales de Pablo dignas de imitar.Manifestemos nosotros estas mismas características:1. Preocuparnos por nuestros hermanos.2. Ser un ejemplo a seguir, porque reflejamos a Cristo.3. Adaptarnos a aquellos a los que predicamos el evangelio, para poder ganar al máximo posible de almas.4. Que, a pesar de nuestro sufrimiento, confiemos en Dios y que esto no sea un impedimento para la predicación del evangelio.5. Seamos siempre veraces, pero que nuestra motivación para decir la verdad sea el amor.