Uploaded on

 

More in: Education
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
3,633
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
4

Actions

Shares
Downloads
15
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA 1
  • 2. 2 VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA
  • 3. VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA 3 Memoria de resúmenes presentados
  • 4. 4 VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA
  • 5. VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA 5El Comité Organizador no se hace responsable por el contenido de ninguno de los resúmenes de las conferencias y ponencias presentadas en esta memoria
  • 6. 6 VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA
  • 7. VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA 7 Conferencias Invitadas
  • 8. 8 VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA
  • 9. VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA 9 Sismología histórica, al filo de la geofísica y la historia Aspectos metodológicos para su estudio Giovanni Peraldo Huertas Universidad de Costa Rica, Escuela Centroamericana de Geología gperaldo@geologia.ucr.ac.cr La disciplina de la Sismicidad Histórica, se ha visto como una rama dela Sismología, pues los resultados de su estudio generalmente han sidoutilizados para fortalecer o apoyar estudios geofísicos. No obstante, casinunca, salvo algunos trabajos, la sismicidad histórica no ha sido usada por laspersonas estudiosas de la historia como una disciplina que arroja luz a losestudios de cotidianidad, por ejemplo, o de estructura socioeconómica de unadeterminada sociedad en un tiempo definido, que podría coadyuvareficientemente en estudios históricos sobre riesgo y vulnerabilidadcomparada. Entonces, la metodología para estudiar dicha disciplina debecontener, en primer lugar, un análisis histórico preciso que reconstruya elescenario socioeconómico impactado, que sirva para depurar los datosmacrosísmicos que sean calculados por medio de relaciones empíricas y así elrazonamiento geofísico que ha de hacerse al dato así obtenido pueda ser mejorsustentado y por tanto llegar a conclusiones más firmes sobre el determinadosismo que se estudia. Entonces, el tratamiento histórico depura la informaciónsismológica que debería ser tratada a partir de razonamientos geofísicos. Eneste sentido, lo primero que se debe hacer una vez obtenida la informacióndesde diferentes fuentes, es el cuestionamiento histórico a los diferentesdiscursos documentales (sean estos cartas, periódicos, crónicas, pinturas,fotos, entrevistas, entre otros), no es prudente confiar enteramente en elcontenido de un manuscrito si este no se compara, hasta donde sea posible,con otros manuscritos que describan el mismo evento. Esta comparaciónidentificará elementos comunes, o bien elementos distorsionados pormanipulación conciente o inconciente desde la persona que escribió eldocumento.
  • 10. 10 VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA Así se pueden identificar elementos que llegan a inducir errores duranteel tratamiento geofísico, tal como: a) cambios o errores de fecha, b) diferentesdiscursos políticos en torno al evento, c) percepciones que distorsionan lasconsecuencias del evento, e) información secundaria, de personas que cuentanlo que ocurrió basado en otras fuentes de información, entre otros aspectos. Una vez depurados los datos desde el estudio histórico, estos seránanalizados para reconstruir las consecuencias del sismo. Es así que lo másimportante es calcular intensidades para las poblaciones que cuentan coninformación pertinente, para así construir mapas que muestren la distribuciónde intensidades. Esto nos sugiere fuente sismogeneradora, magnitud, entreotros. Dependiendo de la densidad de información analizada, se deberá cumplircon una norma científica cual es indicar la confiabilidad de la informaciónobtenida, pues se le debe alertar al lector que use los datos, cuantaconfiabilidad debe darle a ellos, más si realizará algún análisis con esainformación. Esta escala de confiabilidad ya ha sido usada por CERESIS en suscatálogos de sismicidad histórica para América del Sur. Inspirados en esetratamiento Peraldo y Montero (1999) clasifican la información sismológicahistórica de América Central en niveles de confianza. La información asídepurada ya estaría lista para ser usada en tratamientos de amenaza sísmica,para planes de ordenamiento territorial.
  • 11. VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA 11 Valdivia 1960: El gran terremoto Carlos Rojas Hoppe Universidad Austral de Chile, Facultad de Ciencias crojas@uach.cl Al igual que muchas otras ciudades chilenas y latinoamericanas,Valdivia ha sido afectada por varios sismos de diversas magnitudes ydiferentes efectos a lo largo de su historia de 460 años. El 22 de mayo de 1960 tuvo lugar en el sur de Chile el sismo de mayormagnitud habido en el planeta en tiempos modernos (Mw 9,5), liberando el35% de la energía de todos los terremotos del siglo XX. En sentido estricto, setrató de un complejo de procesos naturales encadenados e interrelacionados,incluyendo no sólo diversos sismos, sino también un tsunami, movimientos deremoción en masa, la obturación del desagüe final de un sistema de lagosandinos interconectados y una erupción volcánica en la cordillera de losAndes. Una de las consecuencias geomorfológicas más destacadas del sismofue una subsidencia del terreno en aproximadamente 1,8 m, en parte debido acompactación de sedimentos arenosos y arcillosos y en parte al movimientocortical epirogénico. El sismo tuvo especial relevancia por la diversidad de fenómenosacompañantes, la distribución espacial de los efectos y la cuantía de losdaños. La zona afectada abarcó una superficie de 150.000 km2, comprendidaentre Concepción y el extremo meridional de la isla de Chiloé, generando unaintensidad máxima de X en Valdivia y Puerto Montt. El sacudimientoperceptible alcanzó a aproximadamente tres minutos y medio. Considerando los efectos directos del terremoto, del tsunami que losiguió minutos después y de la inundación extrema causada 2 meses más tardepor la descarga de las aguas represadas en el lago Riñihue, la mayordiversidad y cuantía de los daños se produjo en la ciudad de Valdivia y suentorno. Este complejo evento sísmico es un ícono para la sismología mundial,pero sobre todo constituye un hito en la historia de la ciudad. El número de víctimas fatales para la región afectada se estima en
  • 12. 12 VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICAaproximadamente 5.700, no reflejando la verdadera catástrofe que se vivió.Los siguientes datos resumen parte de los efectos habidos: daños en la regiónavaluados en 800 millones de dólares; 450.000 viviendas y otrasconstrucciones dañadas (aproximadamente 10% de ellas sin posibilidad dereparación); 15.000 hectáreas de vegas perdidas por hundimiento del terreno einundación consecuente en la zona de Valdivia. En la ciudad de Valdivia ladestrucción fue estimada en un 80%, con grandes daños en viviendas,edificios, calles e infraestructura urbana (90% de las industrias y 80% de loslocales comerciales afectados en mayor o menor grado, 55% de las viviendasaveriadas), apreciándose una interesante distribución espacial de los efectos enrelación a los suelos de fundación. La mayor destrucción se produjo en laparte occidental de la ciudad, donde abundan las zonas bajas de rellenoartificial, y a lo largo de ambas márgenes del río. El fenómeno sísmico se describe y analiza en sus 3 componentes: elterremoto, el tsunami, y la posterior inundación de la ciudad (el “Riñihuazo”).A fin de entender las singulares respuestas de la ciudad al fenómeno sísmico,se describen las características geológico­geomorfológicas de Valdivia,analizando críticamente el uso actual del suelo y la expansión de la ciudad.
  • 13. VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA 13 Historia comparada de los sismos de Caracas: Dinámica y variabilidad de las intensidades Rogelio Altez Ortega Universidad Central de Venezuela, Escuela de Antropología Facultad de Ciencias Económicas y Sociales ryaltez@yahoo.es El proceso histórico y simbólico que construyó y desplegó las diferentesformas de interpretar y convivir con los terremotos en los contextosamericanos, tuvo sus inicios desde comienzos del siglo XVI, cuando losprimeros intentos españoles de control y explotación de estos confines yacompartían la escena con los sismos destructores. A partir de allí, ruegos,procesiones, vírgenes, santos y héroes saldrían al paso de la naturaleza paraservir de intermediarios entre la dinámica de los fenómenos y la mirada de lacultura. Cuando la expansión ibérica conformó la sociedad colonial del NuevoMundo, lo hizo a partir de derroteros concretos que perseguían la búsqueda demetales preciosos, así como la posesión de territorios fértiles para lasupervivencia y el alimento de un mercado cerrado que dirigía sus riquezasminerales y agrícolas a favor de la metrópoli española. Todo ello contribuyó ala implantación de poblados, villas y ciudades anclados en (o cercanos a)valles intra o piemontanos, o bien asociados a fuentes fluviales queabastecieran a sus habitantes. Pronto, aquel ensayo de ocupación construyóuna larga cadena de poblaciones asentadas en zonas de riesgo geológico,hidrometeorológico y, especialmente en el caso de muchas regiones hoyvenezolanas, de amenaza sísmica. Tal ha sido la situación histórica y geofísica de Caracas, ciudad quecapitalizó a través del tiempo el desarrollo y expansión territorial de lo queactualmente es Venezuela, ya desde muy temprano en el siglo XVII. Laatención a los fenómenos naturales con los que la región ha convivido durantesiglos, en consecuencia, ha oscilado entre las decisiones institucionales, lacomprensión cultural, la interpretación científica, y la supervivencia a los
  • 14. 14 VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICAembates eventualmente destructores que el comportamiento regular de lanaturaleza ha desplegado sobre estos territorios. Para el caso de los terremotos,la mirada con la cual la sociedad ha enfrentado a los temblores ha recorridoesos mismos derroteros, de la mano de sismos destructores que han ofrecido laoportunidad de manifestarse al respecto. La convivencia con los temblores, algo que ha acompañado a la historiay cotidianidad de estas latitudes y de esta sociedad, exhibió distintas formas derelacionarse con los terremotos, formas que fueron cambiando en tanto setransformaba simbólica y semánticamente la propia sociedad. Una mirada a la historia sísmica de Caracas y a la reevaluación de susintensidades permitirá comparar a los eventos entre sí y a la respuesta histórica(y con ello heterogénea), de la ciudad en cada caso en particular, así comotambién servirá de ejemplo metodológico a las investigaciones que desde lasismología histórica asignan valores de intensidades a los eventos analizados.El señalamiento de una necesaria transdisciplinariedad en la miradasismológica que investiga sobre los terremotos del pasado, encuentra enintentos como estos las aproximaciones características al respecto. Tomandocomo caso de estudio al casco central de la ciudad de Caracas (la única zonaque cuenta con registro urbano desde su fundación a finales del siglo XVI), serealizarán evaluaciones y reevaluaciones de las intensidades de los sismosdestructores de su historia, con el objeto de comprender la distribución de esasintensidades, así como las condiciones contextuales que las determinaron.
  • 15. VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA 15 Terremoto de 1812: Historia de sus interpretaciones sismológicas y análisis de sus efectos macrosísmicos a través de métodos estadísticos. Christl Palme, José Choy, Carlos Guada, Stephanie Klarica Universidad de los Andes, Mérida, Laboratorio de Geofísica palme@ula.ve En los últimos quince años se han dado cambios importantes en lasinterpretaciones sismológicas de algunos de los grandes terremotos históricosen Venezuela. Es importante revisar las diferentes hipótesis y buscar nuevosaportes documentales, metodológicos y evidencias geomorfológicas para asílograr una visión certera de lo ocurrido desde el punto de vista sismológico.En vista de la conmemoración de los 200 años del terremoto mas destructorque ha ocurrido en Venezuela, es oportuno revisar las diferentesinterpretaciones sismológicas que se han dado a este evento. En particular sepresentará un análisis publicado recientemente, en el cual se aplican métodosestadísticos para analizar los efectos macrosísmicos del terremoto. Seexplicará brevemente el procedimiento utilizado y se presentarán los resulta­dos.
  • 16. 16 VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA
  • 17. VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA 17 Ponencias
  • 18. 18 VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA
  • 19. VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA 19 Los terremotos de 1674 y de 1894 y la amenaza sísmica del Sur del Lago de Maracaibo (The 1674 and 1894 earthquakes and the seismic hazard in the southern area of the Maracaibo Lake) R. Aranguren1, L. Ramírez2, J. Choy1, C. Palme1 y C. Guada1 1Laboratorio de Geofísica y 2Grupo de Investigaciones de Historia de las Regiones Americanas. Universidad de los Andes, Mérida reinaj@ula.veIntroducción Generalmente, los estudios de riesgo sísmico en el suroeste deVenezuela se concentran en la amenaza a la cual están expuestas las ciudadesque se ubican dentro de la cordillera andina. Sin embargo, el estudio de lossismos históricos muestra que en caso de ocurrir un terremoto de granmagnitud en los Andes venezolanos, la subregión sur del lago de Maracaibo,especialmente el piedemonte, puede sufrir daños severos debido a susparticulares condiciones topográficas y geológicas. En este trabajo sepresentan algunos aspectos nuevos acerca de los dos terremotos históricos másgrandes ocurridos en los Andes venezolanos, los de 1674 y 1894, incluyendolas dramáticas consecuencias para los cultivos en la zona. Esto proporcionaránuevos indicadores para la reevaluación del riesgo símico en el sur del lago.Sismo del 16­01­1674: En el trabajo de Palme et al. (2005) se determinó una magnitud deaproximadamente 7,4 MIw ubicándose el centro de intensidades en la cercaníade 8,95°N y 70,95O°E, en algún lugar entre las ciudades de Trujillo y Mérida,ligeramente al noroeste de la traza de la falla de Boconó. Estos valores sonsolamente una aproximación cruda porque únicamente se disponen deinformación sobre unos pocos puntos de intensidad. Además, estudiospaleosismológicos mostraron evidencias de este sismo en el páramo deMucubaji (Audemard et. al. 2008). Desde entonces surgió la interrogante de sise trataba de un sólo sismo o de varios, ya que la referencias mencionan
  • 20. 20 VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICAtemblores desde el principio de diciembre de 1673. Recientemente se hadescubierto información con la cual queda perfectamente claro que el eventoprincipal que destruyó a Trujillo y Mérida fue el que ocurrió el 16 de enero alas tres de la tarde. Los demás temblores que reportan los documentos sonprecursores o réplicas. Igualmente, se reporta que no hubo personas fallecidasen Mérida, lo que es compatible con la intensidad 8, asignada a la ciudad deMérida en el trabajo de Palme y Altez (2005), confirmada mediante larelectura de los informes del legajo 202 de la Audiencia de Santo Domingo yde la relación del Procurador de Mérida Gamez y Castillo (Samudio 1985).Igualmente, estos datos permiten tener una visión completa de la situaciónvivida en la región del sur del lago: terremotos, e inundaciones con barro quecubrieron grandes extensiones de haciendas de cacao. Esto ocurrió en todoslas llanuras de los ríos desde El Pocó hasta el Escalante. De acuerdo con lostestimonios asentados en el legajo 202 y el documento de Gamez y Castillo, seinfiere que los sucesos fueron los siguientes: En la llanura “se arrancaron losárboles de raíz” (licuación del suelo) y en la parte alta se produjeron grandesmovimientos de masa que represaron los ríos que luego se abrieron pasoarrastrando grandes cantidades de barro hacia las planicies “inundando” lashaciendas de cacao. De acuerdo con Ramírez (2011) las riadas ocurrieronsemanas después del sismo con la entrada de las lluvias.Sismo 28­04­1894 En este terremoto ocurrió un fenómeno similar al anteriormentemencionado. De acuerdo con Lares (1894) y Febres Cordero (1929) en ladepresión de Onia se cayeron los árboles “de cuajo”, a este fenómeno se le hanasignado intensidades muy elevadas (hasta 11 MM) y, por consiguiente elepicentro se ha localizado cerca de esta región. Esta valoración es infundada,debido a que se trata de un efecto de sitio, una licuación, la cual puede ocurrira partir de intensidad 8 o 9 de acuerdo con la escala ESI07. Nuevos cálculosutilizando el método de Bakun y Wentworth han dado como resultado para elcentro de intensidades 8,58N 71,54OE (investigación en proceso), ubicado enun lugar cercano a la falla de Boconó. En ese sentido, es preciso expresar que
  • 21. VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA 21los efectos de licuación y de lateral spreading afectaron la región comprendidaentre El Vigía y Santa Bárbara del Zulia. En Brun (1894) y la prensa de lafecha se reportan daños ocasionados a la línea del ferrocarril cercana alpiedemonte: durmientes separados, rieles doblados y arboles caídos. Otrosindicadores de un alto potencial de licuación son los niveles freáticos muysuperficiales, los cuales se evidencian en los recientes acuíferos, y lapresencia de varios cuerpos de agua tipo ciénaga cartografiados en los mapasantiguos de los años 1898 y 1928.Amenazas sísmicas en la región del Sur de Lago: Los terremotos de magnitud > 7 en la cordillera de los Andesconstituyen una amenaza para la región del sur del Lago de Maracaibo por lossiguientes fenómenos: ­ Movimientos de masas en las cabeceras de los ríos, que podrían resultar en lagunas de obturación las cuales causarían deslaves e inundaciones ­ El alto potencial de licuación de los suelos del Sur del Lago del Maracaibo, que representa una amenaza para edificios, carreteras, tuberías, puentes etc. Los efectos de licuación ocurren no solamente en la región epicentral sino dependiendo de la magnitud del evento hasta a 150 km desde el epicentro para un evento de magnitud 7 (Rodríguez et al., 2002). Adicionalmente, se debe considerar la presencia de fallamientos inversosa lo largo de todo el piedemonte nor­occidental, cuya actividad sísmica sedesconoce. Posiblemente tienen tiempos de recurrencia muy largos, sinembargo, representan una amenaza para los suelos y las construcciones delSur de Lago de Maracaibo.
  • 22. 22 VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA Comentarios acerca del terremoto de La Grita 03­02­1610, estado de las investigaciones (Commentaries about the La Grita earthquake 03­02­1610, state of research) C. Palme1 palme@ula.ve, R. Aranguren1 reinaj@ula.ve, A. Leal2 aleal@funvisis.gob.ve, J. Choy1 choy@ula.ve, C. Guada1 carlosg@ula.ve 1Laboratorio de Geofísica, Universidad de los Andes Mérida, 2Funvisis, CaracasIntroducción El terremoto de La Grita del 3 de febrero de 1610 es uno de los grandesterremotos en el occidente de Venezuela para el cual todavía existenincertidumbres y diferencias de opiniones en lo que se refiere a suscaracterísticas sismológicas. En el presente trabajo se trata de resumir elestado de conocimiento y se agregarán algunos elementos nuevos que puedenayudar a definir algo mejor las coordenadas del centro de intensidades y lamagnitud. Se dan por conocidos los detalles de los hechos relatados por el FrayPedro Simón acerca del terremoto, un excelente resumen de estos y de lasinterpretaciones que se han dado, se encuentra en el notisismo de Laffaille(2011) que fue publicado el 25 de octubre. Otro documento publicado sobre el sismo, pero no tan difundido, es lacarta de Don Joan de Aguilar (1611, puede ser consultado en el Sistema deTeleinformación de Sismología Histórica de Venezuela STSHV) en la cualhabla de la destrucción de La Grita y que en el ¨mismo temblor¨ se habíaproducido un ¨bolcan¨ muy grande que ¨abrió unas sierras¨ y que descubrióuna mina de cobre muy gruesa e importante. El documento no especifica elsitio del ¨bolcan¨ Otros documentos conocidos son aquellos que mencionan un temblor ydaños en San Cristóbal en un año no definido después de 1597. (STSHV)
  • 23. VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA 23Interpretaciones Interpretaciones de estas descripciones se encuentran publicadas por lossiguientes autores: Fiedler (1961 y 1972), Cluff y Hansen (1969), Lugo(1995), Ferrer y Laffaille (1998), Singer (1998) y Palme et al. (2005). Estostrabajos fueron completados por los estudios de una trinchera cerca de LaGrita por Audemard (1998).Nuevas fuentes históricas encontradas Un monje de la orden de Santo Domingo, fray Joseph Martines de Solis,declaró el 13 de marzo de 1610 en Altamira de Cáceres de Barinas haber vistograndes movimientos de masa en los términos de La Grita, Mérida y SanCristóbal que habían ocurrido quince días antes de haber pasado por la regiónproviniendo de Santa Fe de Bogotá, además informa que con los temblores sehabían asolados la ciudad de La Grita y la villa de San Cristóbal con unnúmero de muertos en La Grita y sus alrededores de mas que 80. Por otra parte se halló en la colección de Los Andes varios documentoscon fechas de 1610 o 1611 que hablan de las minas de cobre descubiertas porun “volcán” grande que se produjo por los temblores en el valle de SanBartolomé en un sitio llamado Lomas de los Vientos. El sitio “Lomas delViento” se consiguió muy cerca del páramo del Zumbador entre La Grita ySan Cristóbal.Reinterpretación de las intensidades. La Grita: dado el grado de destrucción de las casas en La Grita descritopor Fray Pedro Simón se puede afirmar que muchas o incluso la mayoríasufrieren daños de grado 5, suponiendo una vulnerabilidad alta de clase A(mayor vulnerabilidad) esto correspondería, de acuerdo a la escala EMS98. auna intensidad entre 9 y 10. Esto explica también el gran número de muertos(60­80). San Cristóbal: es seguro que en San Cristóbal hubo destrucción, pero esdifícil saber el grado por la confusión con el sismo ocurrido anteriormente, sinembargo el sacerdote Joseph Martines menciona como poblaciones destruidas
  • 24. 24 VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICAexplícitamente San Cristóbal y La Grita no menciona por ejemplo Mérida apesar de haber tenido que pasar por ella en su viaje, tampoco se mencionanmuertos en San Cristóbal. Por estos motivos planteamos que la intensidad enSan Cristóbal ha sido mínimo 7 pero podría haber llegado muy bien hasta a 8. Bailadores: La escala ESI07 dice en relation a la intensidad 8 ¨small tomoderate landslides are widespread in prone areas, ...where equilibrim isunstable their size is sometimes large (105­106 m3). Landslides canoccasionally dam narrow valleys causing temporary or even permanentlakes¨.Quiere decir a partir de intensidad 8 se podría haber producido unfenómeno como el de Bailadores y el reducido número de muertos enBailadores surgiere una intensidad menor a la de La Grita por esta razónproponemos una intensidad mínima 8 y máxima 9... Una argumentación parecida se puede aplicar a la situación en la Lomadel Viento. La zona de los grandes movimientos de masa se extendió por lomínimo desde el paramo del Zumbador hasta Bailadores, una distancia deaproximadamente 45 km. Aplicando el método de Bakun y Wentworth (Choy et al. 2009) a estasintensidades se obtuvo un centro de intensidades de 8,15˚N y 71,95˚O y unamagnitud de 7 MIw.Conclusiones: Año del evento, 1610: no hay duda sobre el año del evento mayor, haytres fuentes que coinciden con este año. Fecha y hora del evento: 3 de febrero a las 3 de la tarde. El único autorque relata este dato es el fray Pedro Simón, no hay motivo de desconfiar de lainformación. Localización del centro de intensidades y de la isosista 8: el centro deintensidades se ubicó muy cerca de La Grita, de acuerdo con el cuadro dedaños y efectos cosismicos descritos arriba. La isosista de intensidad 8 podríahaberse extendido desde el noreste de Bailadores hasta cerca de San Cristóbal,una distancia del orden de 70 km. No tenemos ninguna información acerca dedaños en sitios fuera de los valles centrales de los Andes.
  • 25. VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA 25 Magnitud: una magnitud alrededor de 7 parece razonable para explicartodos los fenómenos observados Los análisis de este trabajo sugieren que el terremoto de 1894 no fue unarepetición del de 1610, las áreas afectadas por este último se encuentrantotalmente al suroeste de aquellas que fueron afectados por el sismo de 1894.
  • 26. 26 VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA Lo que el sismo se llevó y en papeles nos dejó. Contribución documental al estudio del terremoto de Lobatera del 26 de febrero de 1849 (What the earthquake took away and on papers left behind. Documentary contribution to the study of Lobatera earthquake of February, 26, 1849) Alejandra Leal Guzmán1 aleal@funvisis.gob.ve; Carlos Escalona Villalonga2 syahoram@gmail.com, Sor Martínez Silva3 sormartinez@gmail.com. 1Fundación Venezolana de Investigaciones Sismológicas 2Escuela de Historia­UCV 3Escuela de Antropología­UCV Al igual que la cultura, el suelo donde ésta se desarrolla es dinámico y enconstante movimiento. Los sismos, no sólo implican un movimiento tectónico,sino que a su vez, afectan los pilares de la sociedad, sacudiendo desde lomaterial hasta lo más profundo del pensamiento. Se trata pues de eventos quemodifican tanto lo material como lo simbólico y que dejan huellasproporcionales a su fuerza intrínseca. Para el caso de los terremotos históricos,la documentación que da cuenta de su ocurrencia es parte significativa de esahuella sísmica, además de constituir la materia prima de la sismologíahistórica. No obstante, la recopilación y análisis de estos registros ­a vecesescasos y/o herméticos­ suele ser una tarea tan ardua que son muchos losterremotos históricos venezolanos que permanecen indocumentados, solapadoso escasamente estudiados. El sismo que sacudió Lobatera, la mañana del 26 defebrero de 1849, no escapa a lo anterior. Este importante evento se encuentrareseñado, pero sin suficiente respaldo de fuentes primarias, en los catálogossísmicos más representativos (Centeno Graü, 1949­1969; Grases et al., 1999).Recientemente, la investigación histórica adelantada por los autores en elArchivo General de la Nación y la Biblioteca Nacional, ha permitido recopilardiversos registros inéditos, relativos al sismo de Lobatera de 1849; siendo elpropósito de este artículo presentar dichos aportes documentales,acompañados de un breve análisis y de los comentarios pertinentes.
  • 27. VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA 27 Historia de la instrumentación sísmica en Venezuela y la evolución del catálogo sísmico (Seismic instrumentation history in Venezuela and the evolution of seismic catalog) Gloria Romero1 gromero@funvisis.gob.ve, Raquel Vásquez1 rvasquez@funvisis.gob.ve, Miguel Palma1 mpalma@funvisis.gob.ve, Leonardo Alvarado1 lalvarado@funvisis.gob.ve, Herbert Rendón1 hrendon@funvisis.gob.ve, Carolina Granado1 cgranado@funvisis.gob.ve, Alejandra Leal Guzmán2 aleal@funvisis.gob.ve, José A Rodríguez2 jrodriguez@funvisis.gob.ve 1Funvisis, Departamento de Sismología 2Funvisis, Departamento de Ciencias de la Tierra Algunos investigadores hacen una reflexión sobre el estudio histórico delos terremotos en Venezuela y refieren que estos se tornaron disciplina a partirdel siglo XIX. Sin embargo, documentos de la época de la colonia (Archivo deIndias) detallaron los principales eventos que afectaron regiones americanas yde allí parte la historia del Catálogo Sismológico Venezolano con el sismo del1 de septiembre de 1530. En Venezuela los investigadores de la historiaasumieron con responsabilidad la compilación de documentos donde se anotala observación y el de las destrucciones causadas por los terremotos e iniciaronla compilación de catálogos de terremotos, apareciendo el término“Seismología” el cual significa ciencia de la agitación o ciencia de losterremotos, siendo utilizado formalmente el termino Sismología haciamediados del siglo XIX. En este trabajo se presenta un recuento histórico sobre la instrumentaciónsísmica en Venezuela y la elaboración y evolución del catálogo histórico –instrumental, tomando en cuenta que desde 1940 hasta nuestros días, la sismologíaha experimentado un rápido desarrollo que se puede dividir en dos grandesapartados, el primero estudia los mecanismos de la generación de los terremotos yel segundo la naturaleza de la propagación de las ondas sísmicas en la tierra. Enambos casos, el desarrollo comprende los aspectos teóricos y de observación.
  • 28. 28 VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA Con este trabajo se pretende mostrar en retrospectiva realizada poralgunos autores estudiosos de la historia sismológica, donde se cita muyespecialmente, al profesor Henry Salas, quien relata sobre los primerosequipos de medición sísmica en Venezuela y los primeros registros desismogramas, lo cual nos permite conocer los pasos de la evolución de lasismografía y el estado actual del proyecto Red Sismológica Nacional.También se resalta en este trabajo, el valioso aporte realizado por los primerosespecialistas que abordaron el tema sismológico, donde se destaca MelchorCenteno Grau (1867­1949) quien elaboró el primer catálogo de terremotos enVenezuela y Gunther Fiedler, investigador, quien asume la responsabilidaddesde 1950 para conducir las riendas del primer Instituto sismológicovenezolano ubicado en el Observatorio Cagigal e insistió en la necesidad dereevaluar los terremotos del pasado, instrumentados sismológicamente parahacer estudios y abrir paso a la sismología experimental en Venezuela, legadoque lleva consigo a la Fundación Venezolana de Investigaciones SismológicaFunvisis.
  • 29. VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA 29 Efectos de sitio recientes e históricos en la zona del Terremoto de Maule, sur de Chile, 2010 (Recent and historic site effects in the region of the maule, southern Chile, 2010 earthquake) Schmitz, Michael1 mschmitz@funvisis.gob.ve, Leyton , Felipe2fleyton@utalca.cl, Soto, Víctor2, Ramírez, Paola3 pramirez@sernageomin.cl,Campos, Jaime4 jaime@dgf.uchile.cl, Miller, Matt5, Tassara, Andrés5 andres­ tassara@udec.cl 1Funvisis, Caracas, Venezuela 2Universidad de Talca, Talca, Chile 3Sernageomin, Concepción, Chile 4Universidad de Chile, Santiago de Chile 5Universidad de Concepción, Concepción, Chile Después del terremoto de magnitud 8,8 Mw en la costa de Maule, sur deChile, el 27 de febrero de 2010, el Centro Regional de Sismología de Américadel Sur (CERESIS), con fondos de la UNESCO, envió una comisión dereconocimiento a la zona afectada. Parte de las evaluaciones efectuadas a 10días de haber ocurrido el evento se enfocaron en la evaluación de los efectosde sitio, ya que las ciudades más afectadas se ubican en cuencassedimentarias, propensas al desarrollo de amplificaciones generadas por lapresencia de los sedimentos. En este trabajo se presentan las característicasprincipales del subsuelo en las tres ciudades Concepción, Talca y Santiago conun resumen de las observaciones realizadas en campo respecto a lascondiciones del subsuelo y su posible relación con los daños causados por elterremoto. En la ciudad de Concepción, Simón Rodríguez ha planteado por primeravez en Sudamérica una relación entre las condiciones del suelo y la ocurrenciade daños generados por el terremoto de 1835. Rodríguez realizó una evaluaciónpost­terremoto, en la cual analiza el comportamiento de los materiales deconstrucción utilizados, así como las condiciones del suelo local con el fin deindicar recomendaciones para la remoción de los escombros y la reconstrucción
  • 30. 30 VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICAde la ciudad. Estudios geotécnicos realizados en 1965 revelan la predominanciade depósitos de arenas y limos provenientes de los ríos Bío Bío y Andalién,intercalados con arcillas en los suelos de Concepción. Los daños generados enConcepción por el terremoto de Valdivia de 1960, permitieron determinarintensidades VII a VIII, junto con el mapeo de la variación dela calidad del suelosuperficial base para la definición de microzonas para la ciudad de Concepción.El análisis de los daños sufridos por el terremoto de 2010, reveló queaproximadamente 80% de los edificios con daños severos se ubican en la zonacorrespondiente a depósitos fluviales del río Bio­Bío, con espesores desedimentos entre 50 y 130 m y períodos predominantes entre 1 y 1,4 s. Estosdaños se pueden explicar por un fenómeno de amplificación o resonancia,causado por la coincidencia del periodo predominante del suelo con el propio delas estructuras fundadas en ellos. La ciudad de Talca de más de 200.000 habitantes está ubicada en el límiteoeste del Valle Longitudinal, que tiene un espesor de los sedimentoscuaternarios de 350 m debajo de la ciudad y un máximo de aproximadamente500 m, sobre una planicie cuaternaria, compuesta principalmente por gravas devariable consolidación en la parte occidental, separada del resto del valle de unalto del basamento. Un recorrido rápido por la ciudad arrojó una gran cantidadde daños en edificaciones de mampostería no reforzada y adobe. Las estructurasmás recientes tuvieron en general un buen comportamiento. Por el momento nose puede establecer una correlación entre la distribución de los daños y lascondiciones del subsuelo. Para ello se recomienda el análisis de las medicionesde ruido ambiental realizadas, así como una recopilación de las perforacionesgeotécnicas disponibles en Talca, para poder elaborar un modelo detallado delsubsuelo que pudiera relacionarse con el levantamiento de los daños. La cuenca de Santiago está ubicada en la Depresión Central y tiene unaextensión de aproximadamente 2.000 km2, rellena con depósitos cuaternariosprovenientes de abanicos aluvionales, depósitos fluviales, depósitos de cenizasignimbríticas pumicíticas, depósitos coluviales y conos de deyección,depósitos lacustres y depósitos de flujos de fluvio­torrenciales. La topografíade la cuenca es relativamente plana con pendientes muy suaves con
  • 31. VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA 31elevaciones entre 450 y 750 m. La información sobre el espesor de lossedimentos (entre 35 y 500 m, con una base muy irregular y con afloramientosrocosos de cerros) proviene principalmente de perforaciones de pozos de aguay estudios gravimétricos. Un primer modelo de microzonificación sísmica enel año 1972 propone una zonificación en tres clases basada en las intensidadesde los terremotos de 1965 y 1971: gravas con intensidad 7, suelos eólicos ylacustres con intensidad 7­8, al igual que los suelos finos cementados porcenizas volcánicas. Basado en las intensidades del terremoto de 1985 seidentifican zonas con intensidades 8 para los suelos finos del Noroeste, asícomo en los sectores sobre depósitos de Pumicita (Maipú) y depósitos del ríoMaipo (Puente Alto), intensidad 7 para el Oeste de Santiago sobre depósitosde gravas de los ríos Maipo y Mapocho, en los conos de deyección,disminuyendo a 6,5 sobre las gravas del río Maipo en las comunas de LasCondes y Vitacura. Las frecuencias fundamentales del suelo para Santiago sepueden asociar con los espesores de sedimentos, y todas las zonas conespesores de sedimentos mayores a 400 m corresponden a frecuenciasmenores a 1 Hz. Entre los edificios dañados y visitados por la misiónCERESIS/UNESCO se encuentran dos edificios altos (aprox. 20 pisos)ubicados en la comuna Nuñoa en una zona con frecuencias naturales del suelomenores a 1 Hz, lo que corresponde aproximadamente a la frecuenciafundamental de los edificios. En Maipú se observaron daños en algunasedificaciones y un número considerable de muros perimetrales, concentradasen un área de aproximadamente 1 km2, caracterizada por frecuenciasfundamentales menores a 0,5 Hz, y el la presencia de depósitos de pumicita.Un factor que puede haber incidido en la ocurrencia de daños pueden serlagunas existentes en la zona antes de la construcción de las viviendas. Las evaluaciones de las condiciones de sitio demuestran que existe unabase de datos muy diferente en los sitios estudiados. Se recomienda unarecopilación de toda la información existente en las ciudades afectadas, con elfin de identificar las necesidades de levantamiento de datos de campo(geológicos, geofísicos y geotécnicos). En Santiago existe una gran cantidadde información respecto a la conformación del subsuelo. Sin embargo, esta
  • 32. 32 VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICAinformación está muy dispersa y debe unirse en un solo Sistema deInformación Geográfico. La información histórica de sismos previos es unafuente importante de información que debe integrarse en la evaluación de losefectos se sitio del reciente sismo.
  • 33. VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA 33 Sinopsis del terremoto de Cúa del 12 de abril de 1878 (Synopsis of the Cúa earthquake of April 12, 1878) Miguel Ángel Morales Collazos Prevención de Protección Civil Miranda driesgopcmiranda@gmail.com Los Valles del Tuy se ubican dentro de una región sísmicamente activacontrolada estructuralmente por un Sistema de Fallas conformado por la Fallade Tácata y la Falla de La Victoria, siendo la Falla activa precursora porreferencia de los movimientos telúricos en esta área la Falla de Tácata(estructura geológica que presenta un plano oblícuo). Mayormente los suelosde esta región son limosos y arcillosos, lo cual aun día demanda laconstrucción de viviendas especiales. Dentro del registro histórico de eventossísmicos relevantes en los Valles del Tuy es el sismo más antiguo del que setiene información el del 11 de junio de 1641, reseñándose otros eventossimilares en los años 1766 y 1812. Cúa, La capital del municipio Urdaneta,como ciudad tiene la particularidad de haber sido reubicada debido a laocurrencia de movimientos sísmicos que afectaron sus previas locaciones (Laprimera capital denominada Santa Rosa de Marín fue devastada por el sismode 1641). El 12 de abril de 1878 aproximadamente a las 8:45 pm se generó unfuerte movimiento sísmico con una intensidad aproximada de 6.3° en la escalade Ritcher y una intensidad equivalente de 8° en la escala de Mercalli. Elepicentro de este terremoto pudo ubicarse entre las poblaciones de Cúa yOcumare del Tuy, siendo destruida en ese evento la villa de Cúa y afectadaslas poblaciones de Charallave, Ocumare del Tuy, Santa Teresa del Tuy, SanFrancisco, Tácata y San Casimiro. El registro total de afectaciones y pérdidaspor este evento difiere según varias fuentes de información, siendo para esaépoca reseñado entre 400 a 2000 muertes (el censo del comerciante localAndrés de La Morena indica sin embargo una cifra no superior a los 70fallecidos), el colapso total del templo (solo sobrevivió una columna y sucapitel), centenares de viviendas colapsadas, y la devastación de lasHaciendas: La Consolación, El Palmar, San Rafael, El Conde, Souza, Tovar,
  • 34. 34 VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICAMendoza, Calabozo, Piñate, Santa Bárbara y Oviedo y daños menores en laspoblaciones aledañas previamente citadas. Reseñas sobre testimonios de los pobladores refieren la ocurrencia dehundimientos del terreno y el haber oído crujidos fuertes. El hecho de que esteevento ocurriese pocos días antes de la semana santa y sucesos relacionados aun párroco local (José María Céspedes) le confirieron elementossobrenaturales dentro de los pobladores. Luego de la devastación la poblaciónde Cúa recibió la visita del Presidente de la República Francisco LinaresAlcántara quien recorrió las áreas afectadas, dándole a este evento unaconnotación nacional. Otro elemento de interés se presenta como un efecto co­sísmico a la ocurrencia de este fenómeno, ya que como iniciativa para laasistencia de las personas afectadas el “Colegio Smith” conformó una JuntaBenéfica de carácter voluntario que entre sus objetivos se planteó laconstrucción de un orfanato que diera hogar temporal a los niños huérfanos acausa del terremoto; dicha institución logró brindar asistencia no solo a losniños de la región ya que también recibía infantes de la ciudad capital. Unhecho poco conocido es que fue en ese orfanato donde se dio la primeraconsulta médica exclusivamente pediátrica en el país. De esa prospera ciudadcuyo desarrollo violentamente fue interrumpido luego del terremoto de 1878sobreviven pocos vestigios heredados en la memoria de algunos pobladores.Los Valles del Tuy siguen siendo considerados una zona sísmicamente activa,sus suelos han seguido constituyéndose por sedimentos transportados por elrío Tuy y sus afluentes (limos y arcillas), y su población ha olvidado en granparte ese dinámico pasado sísmico que en más de una oportunidad afectó a lasflorecientes villas del Tuy y del cual el Terremoto del 14 de abril de 1878 esuno de lo eventos sísmicos más contundentes generados en el Estado Miranda.
  • 35. VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA 35 El sismo fronterizo de Cúcuta, del 18 de mayo de 1875 ¿accidente tectónico responsable?, indicios geológicos del posible accidente­fuente(The border earthquake of Cúcuta, 18 may 1875 ¿responsible tectonic accident?, geological evidence of possible accident­ source) Rodríguez, L. M1 lrodriguez@funvisis.gob.ve, Singer A1 y 2 singer.andre1@gmail.com, Rodríguez, J. A1 jrodriguez@funvisis.gob.ve, Audemard, F1 faudemard@funvisis.gob.ve y Leal, A1 aleal@funvisis.gob.ve 1Funvisis, Departamento de Ciencias de la Tierra 2Universidad Central de Venezuela, Escuela de Geología, Minas y Geofísica El 18 de mayo de 1875 ocurrió el terremoto de Cúcuta (Colombia), cuyoepónimo corresponde a la población donde hubo mayor registro de muertos ydaños; sin embargo, este evento sísmico, por su impacto destructor, constituyeun evento de dimención transfronteriza, cuya ubicación epicentral aún semantiene en discusión. A más de un siglo de su ocurrencia, este terremotosigue representando para la historia sísmica de la frontera colombo­venezolanaun evento con mucho por discernir y analizar. Para algunos investigadores, elaccidente tectónico­fuente responsable del mismo es la falla de Boconó,mientras que para otros podría ser el sistema de fallas de Aguas Calientes.Poblaciones fronterizas en ambos países fueron fuertemente afectadas. Pero lainterrupción de las vías de comunicación y del servicio telegráfico del ladocolombiano por los numerosos deslizamientos y derrumbes cosísmicos, dioorigen a un movimiento de ayuda y solidaridad importante desde Venezuelahacia Cúcuta, al quedarse aislada esta ciudad de Bogotá de maneraprolongada. Del lado venezolano, las descripciones históricas refieren a dañosen las poblaciones de San Cristóbal, San Antonio, Ureña, Rubio, Capacho, LaMulata, San Pedro del Río y San Juan de Colón, mientras que del ladocolombiano, se tiene además de San José de Cúcuta, al sector conocido comoSan Luis, San Cayetano, Villa del Rosario, Pamplona, Arboledas, MundoNuevo, Planadas (actualmente Concordia), Santiago y San Faustino.
  • 36. 36 VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA Previamente al evento principal, se estima que, entre el 16 y 17 de mayoocurrieron tres ó cuatro sismos premonitores que afectaron a la población deCúcuta. Otro dato importante a resaltar es que quizás este sismo nocorresponde a un solo evento; en efecto, las crónicas señalan tres tembloresseguidos, siendo el último él de mayor fuerza, y que la gente tuvo tiempo dedevolverse a las casas y rescatar víctimas. Otros aspectos importantes deanalizar en este evento, concierne a los efectos geológicos cosísmicosreportados en las crónicas de la época. Entre los más significativos esta laevidencia de reflujos momentáneos de los ríos Táchira y Pamplonita: En el ríoPamplonita esta anomalía de drenaje cosísmica ocurre en el sector de LosMoros a la altura del puente San Rafael. El análisis de estos efectos cosísmicos y la integración de los mismoscon datos paleosísmicos obtenidos del lado colombiano, permitirán una mejorcomprensión sobre el accidente tectónico responsable de este evento tanimportante para Venezuela y Colombia.
  • 37. VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA 37 Actuación de los multiplicadores del Aula Sísmica “Madeleilis Guzmán” en el municipio Carirubana, edo. Falcón (Periodo 2010­2011) Aisha E. Infante Departamento de Prevención de Incendios, Cuerpo de Bomberos Punto Fijo aishaelena@hotmail.com Actividades como la realizada en el año 2010, en la que nuestromunicipio fue seleccionado para la ejecución del plan piloto de prevenciónsísmica y que fue implementado en dos escuelas modelo, sirvieron de pilarpara que las autoridades educativas y personal del Cuerpo de Bomberostomaran conciencia de los riesgos que representa un evento de ésta naturalezay la afectación causante, identificando cierto desconocimiento en lacomunidad en general acerca de qué hacer o a quien acudir en caso de sismosasí como la vulnerabilidad presente en éstas zonas. Con el propósito defomentar y mantener la conciencia ante la prevención sísmica en todos losniveles de la población y en especial la comunidad estudiantil, el InstitutoAutónomo Cuerpo de Bomberos del Municipio Carirubana y el InstitutoUniversitario de Tecnología Bomberil, Núcleo Falcón, de la mano conFunvisis, llevan a cabo acciones como el Programa de Charlas en Materia dePrevención Sísmica a recintos hospitalarios, instituciones educativas,comercio en general y a la comunidad organizada, de igual forma los efectivosbomberiles que egresan de esta casa de estudios, tienen la opción en laprestación del servicio comunitario de desarrollar la información del aulasísmica “Madeleilis Guzman” mediante más horas de intercambio con losestudiantes permitiendo diversas actividades en la que el proceso de enseñanzaaprendizaje resulta más favorable. Igualmente los inspectores adscritos alDepartamento de Prevención de Incendios del Cuerpo de Bomberos de PuntoFijo, realizan las evaluaciones de riesgos a las estructuras físicas de lasinstituciones educativas para emitir los lineamientos de seguridad pertinentespues un gran número de ellas tienen una data de construcción de más de 30años y que se evidencia que no fueron tomados ningunos criterios de
  • 38. 38 VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICAsismorresistencia. El trabajo continua, la meta es llegar a toda la comunidad eincorporarlos a actividades donde todos los organismos de seguridad einstituciones sean participes, de cambiar el paradigma de que nuestromunicipio es inmune a estos eventos.
  • 39. VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA 39 Experiencias comunitarias en prevención ante el riesgo sísmico en los municipios San Felipe e Independencia, estado Yaracuy (Community experience to the seismic risk prevention in the municipalities of San Felipe and Independencia, state Yaracuy) Erika Solano Dirección de Protección Civil y Administración de Desastres del estado Yaracuy solanoerik@hotmail.com La elevada vulnerabilidad de nuestro estado Yaracuy ha sido puesta demanifiesto durante los últimos eventos sísmicos que se han manifestado ennuestro país. Esto nos lleva a unir esfuerzo de instituciones educativas,consejos comunales, instituciones públicas y privadas y gobierno regional, afin de crear conciencia en toda la población de lo que significa el riesgosísmico y lo que debemos hacer ante los eventos de gran magnitud. Estaformación va desde talleres educativos sobre Prevención sísmica,autoprotección ciudadana, técnicas de evacuación hasta visitas guiadas ainstituciones como la Fundación venezolana de investigaciones sismológicasFunvisis. Dos razones para preparar a la población yaracuyana: 1.­ Sistema defallas geológicas que atraviesa nuestro Estado Yaracuy 2.­ Vulnerabilidad desistema educativo, en virtud de que el 80% de la instituciones fueronconstruidas durante los años 1970 ­1980, según normas COVENINconstruidas con las normas de 1.939, 1.947, 1.955 y 1.967, a saber, pocarigidez y resistencia a carga lateral, poca capacidad de disipación de energía yla presencia de columnas cortas que precipitan modos de falla frágil.experiencia como multiplicador de prevención sísmica: institucioneseducativas de educación inicial básica y superior en los municipios SanFelipe y Cocorote recibieron el taller de Prevención Ante el Riesgo Sísmico,lo que llevo a desarrollar dentro de las instituciones la iniciativa de realizarplanes escolares de emergencias y el interés en culminar con simulacros de
  • 40. 40 VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICAevacuación. La población que recibió el taller fueron: Consejo Comunales 92personas, Centros de Educación Inicial 200 niños, Instituciones Públicas delEstado como el Sistema de Emergencias 171 y Tránsito Terrestre e INCES286 personas, los albergues ubicados en los municipios Nirgua, Bolivar,Manuel Monge y Veroes 145 personas, Instituciones de Educación I y II etapa400 personas e instituciones de educación superior 313 personas.
  • 41. VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA 41La autoprotección y la seguridad escolar como un valor en el curriculo de la escuela DR. Alberto J. Fernández (The self protection and school safety as a value in the curriculum at school Dr. Alberto J. Fernández) Rita Reyna EBNB Dr. Alberto J. Fernández Sociedad Ecológica Conservacionista Aragua (S.E.C.A) ritareynagutierrez@gmail.com En una sociedad dinámica, movida por los cambios tecnológicos,científicos y culturales ante la revolución de la política, economía, educación,la crisis de valores, la inseguridad social; es necesario unir esfuerzos paraaprender y desaprender, para construir y derribar, es necesario que los cambiosse asuman desde las escuelas. así pues el esfuerzo que aquí se presenta seenmarca dentro de las iniciativas que desde diversas instancias se realizan paraapreciar la eficacia, la eficiencia y efectividad de la educación integral en lasescuelas bolivarianas insertadas en el Programa Gestión de Riesgo yDesarrollo Sustentable patrocinado por la Sociedad EcológicaConservacionista Aragua S.E.C.A. , quienes desde su fundación en 1972.Han tenido su gran meta ambientalista, ecologista y preventiva, además handedicado muchos años a la formación de la comunidad y ahora a la educaciónen autoprotección dentro de las escuelas del municipio M.B.I. esta tareaabordada a partir de dos elementos : las características de los procesos degeneración del conocimiento y de las peculiaridades del marco institucional endonde se desenvuelven, es decir cada escuela avanza según su nivel decompromiso según sus posibilidades y propios intereses. Estos elementosforman parte de la línea de innovación educativa, qué solo es posible a travésde un conjunto de actores e interacciones condicionados tanto por lascaracterísticas del proceso de innovación mismo como por la estructurainstitucional que marca pautas y regula conductas. En concordancia con ellohablar de autoprotección como un valor en el currículo de la escuelabolivariana Dr. Alberto J Fernández, es reconocer esfuerzos, sistematización,
  • 42. 42 VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICAensayo y errores, dedicación organización, preparación para modificar lapropia estructuración, sus modos de hacer y de interactuar internamente; laautoprotección y seguridad escolar es un aprendizaje para la vida, espaulatino, tiene su propio ritmo, genera emociones propias es saludpreventiva. La actividad de autoprotección y seguridad escolar comoaprendizaje de equipo es evaluado desde diferentes esferas que puedencontrastar los resultados, la autoevaluación ,los expertos externos, y laevaluación de los usuarios y los observadores externos que acompañan todaslas fases de la autoprotección y seguridad escolar permiten valorar, corregir yredimensionar el proceso. Por otra parte es imprescindible la incorporación del personal directivoal proceso de autoprotección y seguridad escolar para dirigir, organizar,planificar, comandar y guiar las operaciones de emergencia escolar. Así comoverificar los elementos claves del proceso del ambiente y la estructura parahacer su mapa de riesgo y recursos. La incorporación del personal docente ,para que extiendan la dinámica de autoprotección a sus estudiantes día a día,así como la enseñanza de la autoprotección y seguridad escolar desde elcurrículo básico a todas las áreas del conocimiento. Participación del personalobrero, administrativo y COMAPROA: esto permiten identificar, valorar,crear, organizar actividades con respeto, dinamismo y desde otra perspectivasin excluir, cabe destacar que esta participación debe ser voluntaria, susaportes son muy valiosos. Reunirse con frecuencia para escuchar y serescuchados, intercambiar ideas, evaluar, reorganizar y empezar de nuevo.Planificar la estrategia de respuesta en caso de desastre, terremoto, incendio otiroteo. Escribir los detalles, establecer responsables y encargados de cadaactividad. Comunicar, informar, difundir, promocionar el evento (charla,taller, reunión o ensayo de simulacro). Formar brigadas de autoprotección yseguridad escolar (B.A.S.E) con estudiantes, docentes, obreros,administrativos, comaproa,( cooperativa de madres procesadoras). Para formarequipos proactivos con alto desempeño en las brigadas de, primeros auxilios,evacuación, vigilancia, prevención de incendios, apoyo, salud, patrulleros. Esimportante capacitar las brigadas haciendo redes socio comunitarias con los
  • 43. VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA 43expertos: Bomberos, Dipren, policía comunal, Edupol, Protección civilAragua, Corpo salud, Funvisis, Prevención del delito, 171 emergencias,s.e.c.a. a quienes le expresamos nuestro más sincero agradecimiento. Ustedesse preguntaran como insertar la autoprotección y la seguridad escolar con elcurriculum de la escuela bolivariana pues simplemente lo integramos a todaslas áreas es una acción permanente teórica práctica que forma hábitosdisciplina y desarrolla habilidades y destrezas y permite tomar conciencia delespacio del momento y de sí mismo por ejemplo en el área de lenguainvestigamos , redactamos comunicaciones se usa un vocabulario técnico ,seusa el diccionario , se construyen poesías y cuentos , en matemática ubicamosfechas, leemos cifras , elaboramos planos , estadísticas, gráficos, y problemasde operaciones básicas, ciencia y salud, prevención primeros auxilios,mezclas, seguir instrucciones, se desarrollan los temas del agua, fuego, arena,entre otros.., historia, eventos anteriores, se indaga el contexto históricocomunitario, geografía, las fallas geológicas, los sismos, terremotos, ubicaciónen el mapa de Venezuela y mapamundi, en educación familiar y ciudadana :los valores socialistas, la autoprotección en el hogar, la escuela y lacomunidad, educación para el trabajo: preparación de los incendios , manejode los extintores , técnicas naturales contra incendio, pintar las flechas deevacuación, preparación de la mezcla para el incendio , diseño de insignias ,elaboración de chalecos para las brigadas, educación física: las técnicas deevacuación y autoprotección ( posición fetal, filas , columnas) Es decir para la escuela Dr. Alberto J Fernández la autoprotección es unvalor humanista es un verdadero eje transversal , es educación para la vida, estomar conciencia ,es un servicio comunitario , es salud integral, esplanificación y evaluación , es enseñanza y aprendizaje, es gestión ecológica,es educación integral, es enamorarse de la vida es motivación al logro, esacción preventiva , es pensamiento sistémico, es amar tu escuela , es sentirpasión por la educación integral, es compromiso social es de todos y paratodos.
  • 44. 44 VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA Prevención sísmica en el estado Lara, Venezuela (Seismic prevention in Lara state, Venezuela) Lermit Figueira Universidad de Yacambú, estado Lara riesgossismos@hotmail.com Conocí el proyecto Taller de Aula Sísmica "Madeleilis Guzmán" undiciembre de 1999, y me cautivó. Comencé a dictarlo en enero de 2000 y lo hecontinuado haciendo hasta el presente. Desde el año 2002, en el marco delaniversario del terremoto del 26 de marzo de 1812, efectuamos las Jornadas dePrevención Sísmica en la Universidad Yacambú. Para las Jornadas del 2010 y2011 (IX y X) tuvimos una asistencia de 730 y 820 personas, respectivamente.En mayo de 2011, con el apoyo de Funvisis y Protección Civil ­ Lara nospropusimos llevar el Taller de Prevención Sísmica a todos los institutoseducacionales del estado Lara. Para ello hemos capacitado, hasta el 12 deoctubre de 2011, a 191 bomberos, brigadistas y docentes comomultiplicadores en Prevención Sísmica.
  • 45. VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA 45Gestión Integral de Riesgo en espacios educativos, municipio GuantaCarmen Virginia Carrera Calzadilla carmenvcc@hotmail.com, Juana Amatima juanaguanta5@yahoo.es CMEB­Guanta Preparar a las comunidades escolares para la reducción de riesgo en casode ocurrir evento adverso, es el Objetivo General que tiene la puesta enmarcha de La Gestión Integral del Riesgo y el Sistema de Alerta Temprana enlas Instituciones Educativas del Municipio Guanta, Estado Anzoátegui, la cualllegó para formar a ciudadanas y ciudadanos en prevención ante riesgos y/oeventos adversos naturales y antrópicos terrestres, acuáticos (fluvial­marítimo)y aéreos que puedan ocurrir en la familia, escuela y comunidad. En elMunicipio Guanta es de vital importancia estar preparados y alertas en lo quea inundaciones se refiere, debido a la existencia de la “Quebrada la Culebra” ytambién por estar dentro de la Falla Geológica de Paria. En cuanto a lapreparación que se ha estado recibiendo en las Instituciones Educativas, sedescribirá todo el proceso por el cual hemos logrado formar a la ComunidadEscolar en general, es decir, Personal Directivo, Docente, Administrativo,Obreros, Niños, Niñas, Padres, Representantes o Responsables, enMultiamenazas, autoprotección, eventos adversos y Primeros Auxilios, comouna forma de contribuir para que todos estemos listos a la hora de suceder unEvento Adverso.
  • 46. 46 VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA Primer Encuentro de Experiencias Significativas de Misión Ciencia I (First Meeting of significant experiences Mission Science I) Irma González Unidad Educativa Estadal Rural “Volcadero”, Guanta – estado Anzoátegui. rosarito064@hotmail.com La Unidad Educativa Estadal Rural “Volcadero” se avoca a laprevención de riesgos y desastres naturales, entre las cuales mencionaremos:Inundaciones, Tsunamis, Terremotos, entre otros. Para llevar a cabo laprevención, los y las docentes implementaron: Talleres, Charlas, Simulacros yProyectos de Aulas correctamente, orientándolos en cuanto a las medidas atomar en caso de un evento socio natural. En la realización de estasactividades se evidenció que el espacio entre las filas de pupitres en lossalones es muy angosto y que los alumnos colocaban sus morrales al lado delpupitre, representando esto una debilidad al momento de realizar desalojos. Araíz de estas observaciones, se establecieron las siguientes normas, en lossalones de clases, sobre la ubicación de los morrales y su utilización durante lajornada escolar: 1) Solo mantener los útiles indispensables para realizar eltrabajo asignado en el momento, 2) Mantener el morral abierto para guardarlos útiles en caso de un desalojo, 3) Mantener el morral ubicado en la parteposterior del pupitre, 4) Colocarse el morral antes de comenzar el desalojo. Dela misma manera la Unidad Educativa Estadal Rural “Volcadero” ha integradotanto en su P.E.I.C. como en sus Proyectos de Aula, actividades para lograr elaprendizaje significativo de los alumnos y alumnas, materia de prevención deriesgos y autoprotección. Proyecto Educativo Integral Comunitario: La comprensión lectora comoestrategia para lograr un aprendizaje significativo basado en valores y lapreservación del medio ambiente. Proyectos de Aula: 1) Cuidemos nuestro amiente para mejorar el planeta,2) Preservemos nuestro ambiente para mejorar nuestra calidad de vida, 3)
  • 47. VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA 47Vivamos en un mundo limpio y feliz., 4) Salvemos nuestro planeta, que ennuestras manos esta el futuro de la tierra. De igual manera es de hacer notarque de acuerdo a las experiencias de cada docente en su aula de clase, nace porparte de la Lic. Irma González, la iniciativa de una Canción Inédita llamada:LOS EVENTOS SOCIO NATURALES, donde se plasman los conocimientosobtenidos durante la jornada, como una estrategia significativa para los niñosy niñas de nuestro plantel educativo.
  • 48. 48 VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA La transferencia de conocimientos a instituciones y comunidades, una forma de apropiación social del conocimiento en el marco del Proyecto De Investigación Aplicada a la Gestión Integral del Riesgo en Espacios Urbanos(Knowledge transfer to institutions and communities, a form of social appropriation of knowledge in the frame of theApplied Research Project on Integrated Risk Management in Urban Areas) A. Aguilar, J. L. Guzman, W. Marin, A. Betancourt, B. Quintero Centro de Documentación e Información­Funvisis prevencion@funvisis.gob.ve Actualmente, el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela através del Ministerio del Poder Popular para Ciencia y Tecnología, estáejecutando un proyecto definido en el marco de la Misión Ciencia I “RiesgosNaturales y Tecnológicos”. En el mismo, se presentan los aspectos que tienenque ver con la formulación de un mega­proyecto de investigación en reddenominado “PROYECTO DE INVESTIGACIÓN APLICADA A LAGESTIÓN INTEGRAL DEL RIESGO EN ESPACIOS URBANOS”desarrollado simultáneamente en las ciudades de Barcelona, Puerto La Cruz;Mérida; Valencia, Maracay; y Valle de la Pascua, en el periodo 2007­2012.Dicho proyecto incluye cuatro componentes a saber: Investigación ydesarrollo, formación del talento humano, transferencia de tecnologías a lasinstituciones y comunidades, fortalecimientos de redes de alertas antedesastres. Asimismo, algunos de estos componentes se subdividen endiferentes sub­proyectos, que se plantean como fin la “Necesidad de mejorar oreactivar la infraestructura y las capacidades humanas en el seguimiento de lasvariables sismológicas, hidrometeorológicas, geotécnicas/geomorfológicas ytecnológicas, en el territorio nacional para fines estadísticos, toma dedecisiones, manejo de recursos asociados y prevención de riesgos dedesastres”. La incorporación del fortalecimiento de las capacidades
  • 49. VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA 49institucionales y comunitarias para la Gestión Local de Riesgo, obedece a lanecesidad de promover la transferencia de capacidades y tecnologías enGestión de Riesgo urbanos a las instituciones locales y a las comunidadescomo un modelo alternativo para enfrentar integralmente la problemáticacreciente de los desastres. Para asumir este gran reto, se ha subdividido elcomponente de transferencia en 2 áreas temáticas de intervención: 1) Latransferencia de los conocimientos y tecnologías necesarias para el manejo delos aspectos de prevención y mitigación de riesgos urbanos, con un enfoque detransversalidad; y 2) Transferencia de los conocimientos y tecnologíasnecesarias para el manejo de los aspectos de preparación y respuesta local antepotenciales desastres, desde una perspectiva constructivista, abierta a laparticipación. Todas estas actividades de transferencia tienen como fin eltransferir los productos preliminares o concluidos generados por elcomponente de investigación y desarrollo. Para lograrlo, se describen en elpresente trabajo los aspectos de planificación, logísticos y de negociación, quehicieron posible generar experiencias de apropiación social del conocimientode la información generada por el presente proyecto de investigación, endistintos niveles, y su utilización para llevar a cabo medidas y acciones paraprever, mitigar, reducir y enfrentar los efectos de posibles eventos generadoresde desastres, generando un impacto significativo en el aumento de laresiliencia de instituciones y comunidades organizadas.
  • 50. 50 VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA Experiencia comunitario­educativa del primer simulacro de tsunami en la República Bolivariana de Venezuela (Educational experience frst community­tsunami simulation in theBolivarian Republic of Venezuela) Juan Luis Guzmán1 jguzman@funvisis.gob.ve y Gloria Romero2 gromero@funvisis.gob.ve 1Funvisis, Departamento de Documentación e Información 2Funvisis, Departamento de Sismología Se presentan las fases de concepción, ejecución y resultados de laexperiencia comunitario­educativa del primer simulacro de tsunami en laRepública Bolivariana de Venezuela, Caribe Wave 2011, efectuado el 23 demarzo de 2011 en cuatro municipios costeros del estado Anzoátegui, el cualpresenta antecedentes de afectación por un evento sísmico histórico generadorde tsunami ocurrido en la región del Caribe, específicamente en las IslasVírgenes en 1867. Esta actividad, justificada por la frecuencia de eventos sísmicos ytsunamis de recurrente ocurrencia global y regional así como los impactosdevastadores de los tsunamis de Haití y Chile, estuvo enmarcada dentro delProyecto Tsunami con la participación, a nivel del caribe y regionesadyacentes, de la República Bolivariana de Venezuela de la Comisión ySubcomisión Oceanográfica Intergubernamental de la UNESCO, conformadaa raíz de los acontecimientos de diciembre de 2004 en Indonesia. La fase de concepción de esta experiencia educativa, dentro del acuerdode la 5a reunión del Grupo Intergubernamental de Coordinación del Sistemade Alerta contra los Tsunamis y otras Amenazas Costeras en el Caribe yRegiones Adyacentes (ICG­CARIBE­EWS­V), consistió en la elaboración deun cronograma de trabajo intenso en la región comprendido entre octubre2010 y marzo 2011 de acuerdo a las líneas de tiempos establecidas por laUNESCO Para la fase de ejecución se efectuaron inicialmente tres visitas deconocimiento, integración y formación sobre el tema tanto para los
  • 51. VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA 51organismos y actores locales de la región como para el sector educativo. Paraéste último en lo concerniente a la selección de los planteles y comunidadesorganizadas aledañas en cada uno de los cuatro municipios participantes en elsimulacro. En cuanto a los resultados, se estima que unas tres mil (3.000) personasfueron movilizadas en el desarrollo de este simulacro, entre los que se cuentala participación de mil doscientos (1.200) niños y niñas pertenecientes a 4instituciones educativas de la zona norte del estado Anzoátegui.
  • 52. 52 VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICAExperiencias comunitarias, desde la prevención sísmica hacia la gestión integral del riesgo en el Municipio Guanta sector “Valle Seco” durante el primer ejercicio de Simulacro de Tsunami “Caribe Wave 2011” (Community experiences, from prevention seismic towards integrated risk management in the Municipality Guanta"Valle Seco" during the First Caribbean Tsunami Warning Exercise "Caribbean Wave 2011") Ben Quintero1 bquintero@funvisis.gob.ve, Juan Guzmán1jguzman@funvisis.gob.ve, Antonio Aguilar1 aguilar@funvisis.gob.ve, MónicaPaolini2 mpaolini@funvisis.gob.ve, Gloria Romero3 gromero@funvisis.gob.ve 1Funvisis,Departamento de Documentación e Información 2Funvisis,Departamento de Geofísica Aplicada 3Funvisis, Departamento de Sismología El presente trabajo describe las actividades y experiencias en materia deformación comunitaria desde la prevención sísmica hacia la gestión integral deriesgo en el primer ejercicio de simulacro de tsunami denominado “CaribeWave 2011”, elaboradas en la localidad de la comunidad Valle Seco, ubicadaen el estado Anzoátegui, Municipio Guanta, Venezuela. Desde el punto devista educativo, los instructores e instructora de Funvisis apoyados pordiversas personalidades e instituciones le dieron vida al ejercicio de Simulacroconjuntamente con todos los países del Caribe. Dicha actividad fue elaboradacon énfasis hacia la formación preparación y prevención ante eventosadversos, específicamente ante sismos y un posible tsunami. El escenariosimulado fue un sismo histórico con epicentro en Islas Vírgenes ocurrido en1867 de magnitud 7.5. La metodología enmarcado en la investigación, accióny participación, dando como prioridad los aportes y las observacionespropuestas por las instituciones participantes como la Unidad Educativa“Valle Seco”, Protección Civil Estadal y Municipal y la Comunidad de ValleSeco entre otras. Para el logro del objetivo planteado en esta investigación se
  • 53. VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA 53planificaron diferentes actividades de formación, en educación ante eventossísmicos y tsunamis, con el propósito de generar un conocimiento en laspersonas y permitir que las comunidades educativas, sociales y lasinstituciones de respuesta inmediata adquirieran herramientas necesarias paraenfrentar situaciones que represente calamidad e incertidumbre en undeterminado lugar y que perdure a través de la historia.
  • 54. 54 VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA Propuesta de simulacro de evacuación ante movimientos sísmicos “Una estrategia para reducir la vulnerabilidad social en la escuela” (Proposed evacuation drill before earthquakes "A strategy to reduce social vulnerability at school") Wilmer Marin wmarin@funvisis.gob.ve Fundación Venezolana de Investigaciones Sismológicas La vulnerabilidad social en la escuela se refiere a la falta de organizaciónpara responder adecuadamente a una emergencia generada por un eventosísmico. La Fundación Venezolana de Investigaciones Sismológicas a travésdel programa divulgativo Aula Sísmica “Madeleilis Guzmán”, tiene entre susobjetivos contribuir con la preparación de la comunidad educativa ante laocurrencia de terremotos. Reducir el riesgo desde la perspectiva social eninstituciones educativas ha sido un eje de acción que Funvisis vienedesarrollando por más de diez años, además, constituye una respuestaconcreta a las diferentes declaraciones que la ONU y otras instanciasinternacionales, han recomendado aplicar en el sector educativo en materia degestión de riesgo. La propuesta del simulacro de evacuación como estrategia para reducirla vulnerabilidad social en la escuela, forma parte del esfuerzo colectivo querealiza el Aula Sísmica para mejorar la capacidad de respuesta de lacomunidad educativa ante movimientos sísmicos . La propuesta incluye lossiguiente pasos: diagnóstico de la susceptibilidad escolar frente a la amenazasísmica, curso de prevención ante el riesgo sísmico dirigido a todo personal dela institución, inducción dirigida estudiantes en autoprotección, elaboracióndel croquis de rutas de evacuación, realización y evaluación del simulacro yredacción del plan. En este trabajo se presentan los resultados de dos experiencias pilotorealizadas en la Escuela Bolivariana “Ezequiel Zamora” ubicada en Cúa,Estado Miranda y en el Colegio “San José de Palo Verde” ubicado en la
  • 55. VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA 55Parroquia Petare de la misma entidad. Todo el proceso que condujo a lareducción de la vulnerabilidad social en ambas instituciones educativas serealizó en el marco del programa de pasantias que ofrece el Aula Sísmica deFunvisis a estudiantes universitarios. En este caso el buen desempeño de ungrupo de estudiantes de la UNEFA perteneciente a la carrera deAdministración de Desastres, permitió alcanzar los objetivos planteados.
  • 56. 56 VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA Implementación de un Sistema de Alerta Temprana contra Tsunami en la Republica Bolivariana de Venezuela.Interacción institucional y desafíos planteados para el último eslabón de la cadena. (Implementation of a Tsunami Early Warning Sistem in the Bolivarian Republic of Venezuela. Institutional interaction and challenges for the last link in the chain)A. Aguilar1 aaguilar@funvisis.gob.ve, G. Romero2 gromero@funvisis.gob.ve, J. Fra3 j_frar@hotmail.com 1Centro de Documentación e Información, Funvisis 2Departamento de Sismología, Funvisis 3Proyecto SINAPRED. Dirección Nacional de Protección Civil y Administración de Desastres La República Bolivariana de Venezuela, conciente de sus amenazascosteras, participa desde el 2005 en el Grupo de CoordinaciónIntergubernamental para la Creación del SISTEMA DE ALERTA ANTETSUNAMIS Y OTRAS AMENAZAS COSTERAS PARA EL CARIBE YREGIONES ADYACENTE (ICG/CARIBE/EWS–V), integrado por todos lospaíses que conforman la cuenca del Mar Caribe. En la V Reunión del Grupo,realizada en Nicaragua en marzo 2010, se acordó la participación de losEstados Miembros en un ejercicio de Simulacro, basados en el escenario delterremoto y tsunami del 18 de noviembre de 1867, donde se estimó una alturade ola superior a 10 metros para el este del Caribe. Este ejercicio propusogenerar una “alerta de tsunami observado” (o “tsunami watch”) emitido por elPacific Tsunami Warning Center PTWC, con un terremoto hipotético demagnitud 7.3 en Islas Vírgenes. Desde Venezuela se escogió como escenariolas costas del Edo. Anzoátegui, también en el marco del ”Proyecto deInvestigación Aplicada a la Gestión Integral del Riesgo en EspaciosUrbanos”. El objetivo de este ejercicio CARIBE WAVE 2011 fue: 1)Asegurar la transmisión de comunicación entre el PTWC con los PuntosFocales de los países miembros 2) Probar los planes de respuesta de las
  • 57. VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA 57Oficinas de Manejo de Emergencia que hayan desarrollado planes, y promovera la creación de ellos en caso de no tenerlos 3) Revisar los EMOs costeros(Oficinas de Manejo de Emergencias), discutir y evaluar varias alternativas decomunicaciones para recibir y diseminar varios mensajes de alerta de tsunami.El problema científico y tecnológico de la detección temprana, análisis yprocesamiento de la información puede ser visto como una cadena de accioneslas cuales facilitan la transmisión de las alertas a los puntos focales en losdiferentes países caribeños. Al respecto, existen criterios científicos,tecnología desplegada y data analizable, lo que evidencia cierta claridad en lageneración de las alertas. Pero ante una posible aviso de tsunami para lascostas venezolanas ¿cómo procesará la información el último eslabón de estacadena?, integrado por las instituciones encargadas de generar respuesta frentea emergencias y desastres; y por supuesto y no menos importante, lascomunidades vulnerables en la costas. Para el escenario Caribe Wave 2011seleccionado en Venezuela, fueron preparadas para el desalojo las poblacionesde “Caicara”, Municipio Bolívar; “Santa Rosa”, Municipio LicenciadoUrbaneja; “Playa Redonda”, Municipio Sotillo; y “Valle Seco”, MunicipioGuanta. El presente trabajo recoge la experiencia de las organizacionesmunicipales, regionales, nacionales, ONGs y sociedad civil frente a unaamenaza común: un Tsunami de considerable altura impactando las costas delEdo. Anzoátegui. Para lograr la articulación se generaron negociacionescomplejas, el enfrentamiento de problemas operativos multidimensionales, elestablecimiento de inexistentes canales de comunicación, en un gran esfuerzopor intentar dejar de lado las diferencias institucionales, políticas y filosóficas,arraigadas en dichas instituciones; para promover la sinergia necesaria entretodos los actores involucrados, con el fin de ofrecer a las comunidadesvulnerables la respuesta más eficiente posible.
  • 58. 58 VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA La conformación de una mesa técnica de riesgo sísmico: un ejemplo de participación comunitaria(Development of technical committees for seismic risk: a case of community involvement) Ángel Betancourt1 abetancourt@funvisis.gob.ve, Joaana Salazar2 njoaanna@gmail.com, Keila Lira3 iliekag@gmail.com 1Funvisis 2Instituto Universitario de Tecnología de la Región Capital; 3Fundación del Niño Simón; Dentro de la organización de los consejos comunales en Venezuela, suorganización y estructura interna, plantea la necesidad de involucrar mesastécnicas en diversos temas para solventar las principales necesidades de lacomunidad. Dentro de este caso en particular se pretende formar a unacomunidad de la populosa parroquia del 23 de Enero en Caracas, para queaprendan a reconocer el riesgo sísmico real al que están expuestos, ya queidentificar las amenazas es una de las principales formas de proteger a lacomunidad y a la propiedad social de los efectos destructores de los sismos. Seconsidera que la enseñanza en materia de riesgo sísmico puede tener lugar através de la educación formal hacia la comunidad por mediación de lasorganizaciones y redes sociales representadas por el Consejo Comunal“Felicia Gómez”, comunidad piloto seleccionada para la ejecución deactividades diagnósticas y formativas. Este trabajo es de suma importancia para la comunidad, ya que contarácon una serie de didácticas educativas, operativas y técnicas que permitirán enforma mancomunada actuar en caso de una situación de riesgo sísmico,además, le permitirá a otros investigadores una base como antecedente para larealización de otros trabajos. Adicionalmente entre los objetivos iniciales, se ha fijado la necesidad deformar a la comunidad como base para la conformación de una mesa técnicade riesgo sísmico y la aplicación de planes de emergencia y acción contraestos eventos, esto conlleva a establecer objetivos específicos que puedan
  • 59. VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA 59servir de guía, ente ellos se encuentran el diagnóstico, planificación, desarrolloy evaluación de la comunidad en torno a estas acciones. De igual forma para poder desarrollar el trabajo es necesario establecerel contexto de actuación ya que las personas de la comunidad expresan que através de la historia sísmica de Venezuela, principalmente aquellos que hanafectado a la localidad de Caracas, los edificios 9 y 10, conocidos comobloques, han tenido daños en su infraestructura. Cabe destacar que en lacomunidad existen comercios como bodegas, tapicería, licorería, peluquería ykioscos, adicionalmente una institución escolar que también pudiera verseafectada ante la ocurrencia de un sismo. Asimismo, existe un estacionamientoel cual se encuentra en un evidente deterioro, el mismo es usado por loshabitantes como centro de disfrute de las personas que hacen vida en lacomunidad, igualmente existen otros riesgos como las escaleras, las cualesestán cediendo ya que son talud de tierra, la gran cantidad de tendidoseléctricos y tomas de corrientes improvisadas, así como postes y cajas de altovoltaje sin empotramiento. Por consiguiente, los avances que se han obtenido hasta los momentos enmateria de resultados se han realizado a través de entrevistas estructuradas,encuestas y cuestionarios, parte de estas actividades se realizaron a los 28miembros activos del Consejo Comunal, evidenciando un 78% de interés en eltema y la preocupación existente, incluyendo, además, la posibilidad de crearuna organización y/o mesa técnica de riesgo dentro del consejo comunal paraatacar estas problemáticas.
  • 60. 60 VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA El conflicto entre datos históricos y registros documentales en el caso del sismo de 1736. Consideraciones metodológicas para su estudio. (The conflict between historical data and documentary records in the case of the earthquake of 1736. Methodological considerations for study) Sor Martínez Silva1 sormartinez@gmail.com, Franck A. Audemard. M.2faudemard@funvisis.gob.ve, Alejandra Leal Guzmán1 aleal@funvisis.gob.ve 1Universidad Central de Venezuela, Escuela de Antropología­UCV 2Funvisis, Departamento de Ciencias de la Tierra El evento sísmico ocurrido en el centro occidente venezolano en el año1736, es un sismo poco estudiado y sobre el cual existe escasa documentaciónconocida, a pesar de su importancia para evaluar amenaza sísmica actual en elcentro­occidente de Venezuela. El estudio de este sismo sirve como referenciametodológica para el estudio de otros terremotos históricos, donde el problemava desde verificar su ocurrencia misma, la manera en que fue abordado en sumomento histórico y posteriormente cuando entra solo como reseña de lahistoria fabulada del territorio que hoy conocemos como el estado Lara.Considerando entonces que la investigación está basada en registroshistóricos, la búsqueda de datos secundarios como catálogos sísmicos ycrónicas, en primer lugar que sirven de referencia para la ubicación delcontexto; sin embargo, en muchos de los casos se hace mención a los sismosde manera referencial más que de hacer una descripción del mismo o aportardatos que sirvan para una investigación más completa. También se hace uso delas fuentes documentales de primera mano, por ejemplo, cartas, comunicadosoficiales (eclesiásticos y gubernamentales), crónicas, etc.; así como de lasdiversas fuentes que se disponen actualmente, electrónicas. Otros materiales aanalizar se encuentran en los repositorios de los archivos que haremosmención más adelante y se encuentran en papel, lo que se hizo necesario eluso del formato digital (fotografías de los documentos) para su posterioranálisis. El sismo de 1736, presenta un verdadero reto a investigar ya que a
  • 61. VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA 61pesar de todas las fuentes consultadas, no contamos aún con suficienteinformación que nos permita estimar a los parámetros básicos que requiereneste tipo de estudios. Sin embargo, se ha logrado reunir datos de sumaimportancia sobre las ciudades afectadas, con lo cual se pueden efectuarinferencias sobre el tramo de la falla activado en ocasión de este eventosísmico.
  • 62. 62 VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA El sismo de Caracas del 29 de julio de 1967: comentarios técnicos y anecdóticos (The Caracas earthquake of July 29, 1967: technical and anecdotal comments) Cristóbal Grimán Funvisis­ Museo Sismológico de Caracas cgriman@funvisis.gob.ve El 29 de julio de 2012 se cumplen cuarenta y cinco años del sismo quesacudió a Caracas durante su cuatricentenario. Y aunque aún su recuerdopermanece en la memoria colectiva, este evento sísmico todavía tiene aspectospoco divulgados. La hora de origen de este movimiento, publicada en elboletín sísmico del Instituto Sismológico del Observatorio Cagigal, indica queocurrió a las 23 horas, 59 minutos, 58,7 segundos, esos 1,3 segundos quefaltaban para las ocho de la noche fueron determinantes para que enVenezuela se captara este sismo el día 29 de julio, mientras que el resto de lasestaciones, que formaban la red sismológica a nivel mundial, lo captó yregistró el día 30 de julio, pues justamente a las ocho de la noche, cambiaba elpatrón mundial de tiempo. En ese momento Venezuela tenía cuatro horas dediferencia con respecto al meridiano cero, es decir, nuestra hora legal secalculaba restándole cuatro horas a la hora G.M.T. (Greenwich MeridianTime). Para el día de la ocurrencia de este sismo, el Dr. Günther Fiedler, jefedel Instituto Sismológico del Observatorio Cagigal, se encontraba en Japón,donde realizaba un curso de especialización en sismología. Los equipossismológicos pertenecientes al proyecto VELA comenzaron a fallar días antesdel terremoto. El reloj de cuarzo, cerebro de los citados instrumentos, presentódesperfectos. En ese momento, solo se disponía de una estación sismológicaen todo el territorio nacional y era la instalada en el Observatorio Cagigal. Deesto se desprende que hubo confusión para conocer el epicentro y las demáscaracterísticas del sismo, seguramente recurrieron a informaciones delextranjero, ya que incluso el sismógrafo Wiechert, de 20 toneladas, instaladoen los sótanos de Cagigal, se averió por el fuerte movimiento. Hubo registros
  • 63. VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA 63en sismoscopios instalados en zócalos, a nivel del suelo, en el área donde seencontraban dispuestos los sismómetros de largo período VELA y que fueronutilizados a su regreso a Venezuela, por el Dr. Fiedler para calcular ladirección y otros parámetros del evento. Cabe destacar que en esa épocatampoco se contaba con personal de guardia, para la asistencia del público, dela prensa y que pudiera abocarse a la supervisión de los instrumentos durantelas veinticuatro horas del día. Este terremoto fue incluso anunciado por unavidente italiana, Marina Marotti y hubo gente que aseguró que el sismo cesócuando la cruz que se desprendió de lo alto de la catedral metropolitana tocó elsuelo caraqueño. El sismo de Caracas del 29 de julio de 1967 ha sido y siguesiendo investigado, ya que sin duda hay todavía mucha información quetransmitir.
  • 64. 64 VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA A prueba de temblores. Reflexiones sobre construcción y sismorresistencia en la Venezuela de 1900. Caso del sismo de San Narciso. (Quake­proof: Some ideas about constructions and seismic resistance at the time of the San Narciso 1900 earthquake, Venezuela) Alejandra Leal Guzmán aleal@funvisis.gob.ve, José Antonio Rodríguez jrodriguez@funvisis.gob.ve y Franck A. Audemard faudemard@funvisis.gob.ve Funvisis, Departamento de Ciencias de la Tierra El 29 de octubre de 1900, día de San Narciso, a las 4:42 a.m., unpoderoso terremoto sacude el norte costero de Venezuela, afectandosensiblemente a las poblaciones ubicadas en la región que actualmentecorresponde al área metropolitana de Caracas, en la costa de Barlovento y enlos estados Vargas, Aragua y Anzoátegui; llegando incluso a ocasionar dañosmateriales de menor significación en poblados llaneros. Este evento, conocidocomo el sismo de San Narciso, ha sido uno de los eventos sísmicos másimportantes que han ocurrido en las adyacencias del área metropolitana deCaracas y también uno de los más destructores que ha padecido la ciudadcapital. El terremoto de 1900 fue ampliamente reseñado en la prensa nacional,constituyéndose así un extenso y muy variado corpus documental que habíapermanecido oculto en los archivos venezolanos, y en consecuencia, eraprácticamente desconocido para la sismología venezolana. A poco más de unsiglo de distancia, el esfuerzo de investigadores provenientes de diversasdisciplinas ha permitido recopilar y sistematizar esta copiosa y variadadocumentación, cuya evaluación preliminar reveló la existencia de unimportante número de artículos científicos e informes técnicos abocados adescribir los daños producidos por el terremoto, examinar los efectos delsismo en relación con las características constructivas de las poblacionesafectadas y proponer soluciones constructivas apropiadas a la naturalezasísmica de Venezuela. El hilo discursivo que –casi inesperadamente­ enlaza a
  • 65. VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA 65estos meticulosos escritos resulta ser la idea de sismorresistencia. Sin bien lanoción de sismorresistencia es de muy reciente incorporación a laterminología científica, la idea en sí misma, es muy antigua: la preocupaciónpor la solidez y la resistencia de edificios y ciudades ante el embate de losterremotos, ha existido largamente en la mentalidad de todas las sociedadesenfrentadas directamente a la inquietante naturaleza plutónica del planeta.Naturalmente el término ha evolucionado. En 1900 se hablaba de las casasanti­temblores o contra temblores, mientras que en 1950 –en la coyuntura delterremoto de El Tocuyo­ se utilizaba el término antisísmico, que significa"antiterremoto" y por lo tanto expresa un sentido técnico muy diverso al queestá contenido en el término sismorresistente. Semánticamente, antisísmicosignifica que los terremotos no producen daño alguno en las construcciones oque estas pueden resistir ilimitadamente los efectos de un sismo lo cualresulta, a todas luces, incorrecto. El sismo de San Narciso no constituye laprimera ocasión en que la idea de sismorresistencia surge en la mentalidadvenezolana. La preocupación por diseñar e implementar tipologíasconstructivas que resistan los temblores, así como también la conciencia de larelación entre daños macrosísmicos y la calidad y adecuación de lasconstrucciones se puede encontrar en documentos venezolanos referidos a lossismos de 1812, 1875 y 1894, por ejemplo. Sin embargo, no deja desorprender la calidad de los escritos sobre construcciones y sismorresistenciainspirados por el terremoto de 1900. El presente artículo pretende dar aconocer estos significativos documentos enfatizando las lecciones que de ellosse desprenden, las cuales representan un valioso aporte para el estudio de laingeniería sísmica en Venezuela.
  • 66. 66 VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA Terremoto del 21 de octubre de 1766 y sismo del 20 de septiembre de 1968: implicaciones para Guayana.(October 21, 1766 earthquake and September 20, 1968 seism: implications to Guayana). Noel Mariño Pardo Consultor independiente nmarinop@gmail.com El objetivo del presente trabajo es describir y documentar los daños quesufrieron los pueblos de Santo Tomé de Guayana, cuando ésta se encontrabaubicada a orillas del río Usupamo, donde hoy se encuentran los Castillos deGuayana y Angostura, actual Ciudad Bolívar, en ocasión del terremoto del 21de Octubre de 1766, el evento más extensamente sentido en la historia sísmicade Venezuela y sus posibles implicaciones para las actuales poblaciones deCiudad Guayana, sede de las empresas básicas y del parque de empresas deservicio asociadas, de gran importancia para la economía del país, así como deCiudad Bolívar, la capital política del estado. Sobre la base de la investigaciónbibliográfica llevada a cabo, toda la zona noreste del continente suramericanofue la que recibió la onda y la zona más afectada fue el Oriental del país,donde la ciudad de Cumaná fue el centro urbano con mayores dañosmateriales y bajas humanas. Las zonas afectadas incluyen las ciudades deMaracaibo, Cayena, las islas Guadalupe y Martinica. Muchos poblados de loque actualmente son los Estados Sucre, Monagas, Nueva Esparta, Anzoátegui,Miranda y Bolívar sufrieron los estragos del terremoto. De acuerdo a lasobservaciones manifestadas por los diversos autores consultados y muy biendocumentadas, se presume que “este evento tuvo una magnitud muy grande, ydos imprecisos epicentros: uno en el área de Cumaná, Margarita y Trinidad,y otro en la zona del bajo Orinoco. Así mismo, indican que ese sismo no debeser asociado a ninguna ruptura de la falla de El Pila”. Otros autoresdescriben los daños reportados en su momento y la extensión de los mismosen las antiguas poblaciones de la Provincia de Guayana. E resumen, sepresume que el sismo de 1766, fue un evento de profundidad media, de
  • 67. VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA 67aproximadamente 120 km, con una magnitud de 7,6 a 7,8 producido por unagran ruptura de la zona de la actual subducción del Caribe debajo delcontinente sudamericano. Así mismo, se refiere lo indicado por investigadoressobre el sismo del 20 de Septiembre de 1968, cuando a las 02:01 am, lapenínsula de Paria fue afectada por un temblor de magnitud 6,0 que causódaños en Macuro, Guiria e Irapa, donde se registraron 2 fallecidos, así comovarios heridos. Se describen los reportes de daños menores en Tucupita yPuerto Ordaz, así como sus implicaciones en la población. Se discuten dos (2) posibles causas para que el norte del Escudo deGuayana sea propenso a que “algunos sismos de foco intermedio, conepicentro en los alrededores de la península de Paria, sean sentidosfuertemente en Ciudad Guayana, aunque no así en Maturín ni en Cumaná yacaso débilmente en Guiria”, a saber: 1) La existencia de una discontinuidaden el subsuelo, producto de la zona de subducción entre la Placa del Caribe yla Placa de América del Sur, que hacen que las ondas de los sismos sepropaguen con facilidad, 2) El afloramiento de la Formación Mesa, conespesores no mayores de 20 m y sedimentos no consolidados del Cuaternario,sobre rocas de la Provincia Geológica de Imataca, en el perímetro urbano deCiudad Guayana, que inducen al riesgo geológico de las cárcavas, así comoposibles comportamientos análogos a los depocentros descritos para la ciudadde Caracas. Por lo anteriormente expuesto, se pretende que el presente trabajosirva para alertar y consensuar a los organismos de atención primaria en casosde emergencia, así como Protección Civil y Administración de Desastres ensus tres niveles (municipal, estatal y nacional), para que se entienda que elnorte del Escudo de Guayana si es potencialmente vulnerable a ser afectadopor un evento sísmico de gran magnitud, por lo cual, es necesario reforzarconductas de prevención entre la ciudadanía, que incluya alumnos de lasdiferentes etapas de educación, así como a los trabajadores de la empresas bá­sicas.
  • 68. 68 VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA Misión patrimonio histórico sismológico: una contribución para los estudios de la amenaza sísmica en Venezuela(Historical seismological heritage mission: a contribution for the studies of the seismic hazard in Venezuela) Gloria Romero1 gromero@funvisis.gob.ve, Miguel Palma1 mpalma@funvisis.gob.ve, Raquel Vásquez1 rvasquez@funvisis.gob.ve, Leonardo Alvarado1 lalvarado@funvisis.gob.ve, Carolina Granado1 cgranado@funvisis.gob.ve, Herbert Rendón1 hrendon@funvisis.gob.ve, José A Rodríguez2 jrodriguez@funvisis.gob.ve, Alejandra Leal Guzmán2 aleal@funvisis.gob.ve 1Funvisis, Departamento de Sismología 2Funvisis, Departamento de Ciencias de la Tierra El paso de la sismología histórica en Venezuela indudablemente seconcentra en la Fundación Venezolana de Investigaciones Sismológicas(Funvisis) quien tiene la responsabilidad de preservar su patrimonio y generarun archivo que guarde la huella de su recorrido. Se propone en este trabajorealizar una Misión didáctica y científica sin precedentes que facilitará unavance en la optimización del Catálogo Sismológico Nacional de Venezuela.La tarea inicia con la caracterización del material documental existente enFunvisis (Sismográmas de papel), en segundo lugar una propuesta­consultapara la recuperación y preservación de este documental histórico invaluable yfinalmente la metodología y avance en el análisis con fines de completitud decatálogo utilizando las mejores técnicas de procesamiento (desde el análisis desismogramas rutinarios hasta una imagen digitalizada y procesada contecnologías informáticas). El resultado final de esta Misión será la completituddel catálogo sismológico histórico­instrumental de Venezuela cuya prioridades la mejor estimación de magnitud y localización epicentral. Esta Misión seinspira en el sufrimiento de la humanidad a causa del los terremotos desde elcomienzo de la civilización y en los millones de personas fallecidas en elmundo en las últimas 3 décadas. Aprender de los eventos pasados se hacefundamental para hacer planes sobre la mitigación del peligro sísmico, debido
  • 69. VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA 69a que los sismogramas componen una base de datos de registro observacionalde los terremotos, fundamental para los estudios de la amenaza sísmica y paraconocer cada vez más los movimientos de placas y del interior de la Tierra yen particular, Venezuela. En todos los observatorios del mundo existen estosregistros y son almacenados localmente, debido al tamaño del papel y buenareproducción. En el caso venezolano, ellos han permanecido en el tiempo,pero su metodología de archivo y procesamiento no ha sido fácil, enconsecuencia los sismólogos invierten mucho tiempo y esfuerzo para larecuperación significativa de los sismogramas e interpretación de estos por lolento de los procesos, mientras que la sismología instrumental nacional llevaaproximadamente 112 años con mayor avance a partir de 1980.
  • 70. 70 VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA Erdbeben in Caracas. El terremoto de 1900 en las notas de Hermann Ahrensburg(Erdbeben in Caracas. The earthquake of 1900 in the writings of Hermann Ahrensburg) Christl Palme1 palme@ula.ve y Alejandra Leal Guzmán2 aleal@funvisis.gob.ve 1Laboratorio de Geofísica de la Universidad de Los Andes 2Funvisis, Departamento de Ciencias de la Tierra El terremoto que sacudió la costa centro­norte de Venezuela el día 29 deoctubre de 1900, evento conocido como el sismo de San Narciso, constituye elúltimo gran terremoto que ha afectado las adyacencias del área metropolitanade Caracas. Además de remecer el suelo, los edificios y las conciencias, y deaterrorizar a las gentes; el sismo de San Narciso también inspiró a científicos yescritores, a reflexionar diversamente sobre sus posibles causas y susconsecuencias. En este sentido, son bien conocidos, por ejemplo, los escritosde Melchor Centeno Graü (1900), Jesús Muñoz Tébar (1900) y WilhelmSievers (1905). Sin embargo, no ocurre así con el conciso informe tituladoErdbeben in Caracas (1901), firmado por Hermann Ahrensburg, jefe del GranFerrocarril de Venezuela y testigo presencial del sismo de San Narciso. Esteinteresante documento ­exhumado recientemente por las autoras en la sedeprincipal de la Biblioteca Nacional de Venezuela (Caracas)­, se encuentrareferido, pero no citado expresamente en bibliografía existente sobre eventossísmicos en Venezuela. Pese a la brevedad de su informe, dirigido a laSociedad de Geógrafos de Turingia, Ahrensburg logra ofrecer noticias muyprecisas de las características del sismo, así como de sus efectos yconsecuencias en la ciudad de Caracas. Este artículo presenta la primeratraducción al castellano, conocida hasta el momento, del informe deAhrensburg, comentada, y enriquecida con notas históricas; poniéndolo así, adisposición de los investigadores interesados en el estudio de la sismicidadvenezolana.
  • 71. VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA 71 Testimonios históricos de terremotos locales tsunamigénicos en el oriente venezolano (Historical records of local tsunamigenic earthquakes in eastern Venezuela) Franck A. Audemard M.1 faudemard@funvisis.gob.ve, Alejandra Leal Guzmán1 aleal@funvisis.gob.ve y Christl Palme2 palme@ula.ve 1Funvisis, Departamento de Ciencias de la Tierra 2Laboratorio de Geofísica, Universidad de Los Andes, Mérida El Inventario Nacional de Riesgos Geológicos del año 1983, así como alCatálogo de Sismos Sentidos o Destructores de Venezuela 1530­1998 del año1999, reportan de manera confiable la ocurrencia de olas tsunamis queafectaron las costas nororientales venezolanas, o fenómenos que se puedeninterpretar como modificaciones sustanciales del nivel del mar en esa región,en asociación a sólo cinco sismos locales. Tales eventos tsunamigénicosocurrieron el 1­IX­1530, 15­VII­1853, 29­X­1900, 17­I­1929 y el 9­VII­1997.Todos, a excepción del sismo de 1900, afectaron a la ciudad de Cumaná,estando siempre el sismo generador asociado a la falla transcurrente dextral deEl Pilar. En el caso del sismo de 1900, se reporta de manera fehaciente olastsunamis sólo en la costa de Barlovento, particularmente en la población dePuerto Tuy (ubicada en la desembocadura del río Guapo). Aunque sedesconoce a ciencia cierta la fuente de este tsunami, el sismo de 1900 pareceatribuible a la falla de San Sebastián, en un segmento en proximidad a CaboCodera, ubicado al norte de la población reportada como afectada. De los 4eventos que afectaron Cumaná, es hoy sabido que los eventos de 1530 y 1853,con reporte de olas más altas, deben haber ocurrido en la fosa de Cariaco,cuenca en tracción producida por el relevo transtensivo entre las fallas de SanSebastián y El Pilar. Por su parte, los sismos “tsunamigénicos” del siglo XX(1929 y 1997) ocurrieron en el golfo de Cariaco, al este de la ciudad deCumaná. El autor fue recolector de primera mano de las impresiones yobservaciones de los pobladores durante el sismo de 1997. Tanto en la costasur del golfo de Cariaco, como en la costa oeste de Cumaná, los habitantes
  • 72. 72 VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICAclaramente precisaron que durante este sismo, el mar se retiró, exponiendo elfondo marino, para luego volver a su nivel original de forma muy tranquila.En tal ocasión, las modificaciones del nivel del mar en el Oeste de Cumanápodrían imputarse a un deslizamiento submarino disparado por el sismo,arrastrando hacia el cañón submarino del río Manzanares parte de la costa, enla desembocadura del río Manzanares; mientras que los movimientospercibidos dentro del golfo de Cariaco después del sismo deben relacionarse ala cinemática de la traza submarina de la falla de El Pilar dentro del cuerpo deagua confinado del golfo de Cariaco. En 1929, se reporta la presencia de olasanómalas en proximidad a y en la desembocadura del río Manzanares (dehasta 6 m), así como en su curso intra­urbano. Dado que este sismo ocurresobre un segmento de la falla de El Pilar ubicado en el golfo de Cariaco,donde no se reporta oleaje anómalo alguno, parece acertado pensar que lasanomalías observadas en el río Manzanares y su desembocadura sean debidasa otro deslizamiento dentro del cañon submarino del Manzanares, muy similara lo observado luego del evento de 1997. En definitiva, los 2 sismos mayoresde la falla de El Pilar ocurridos en el siglo XX habrían tenido asociados olastsunamis a consecuencia de la remobilización sísmica de masas deslizadassubmarinas de dimensiones considerables. Algunos autores, por extensión yasociación con los fenómenos observados durante los sismos contemporáneos(1929 y 1997), postulan que los maremotos de 1530 y 1853 hayan sidoigualmente producidos por deslizamientos submarinos, y que las olas tsunamissean de hecho “river bores”, producto del encuentro de una subidaconsiderable del nivel del mar (unos pocos metros; –2­3 m­) opuesta al flujonatural del río Manzanares, así magnificando el alto de la ola tsunami ydesbordando el río y su llanura en su curso más inferior. El presente autor, porel contrario, propuso que las olas tsunamis de los sismos de 1530 y 1853 erantsunamis tectónicos productos de la combinación de la cinemáticatranscurrente de la falla de El Pilar y una batimetría muy accidentada;particularmente para el tsunami de 1530 por las dimensiones de la zonainundada en Cumaná (de al menos media legua). Es significativo resaltar que estos 5 eventos tsunamigénicos locales
  • 73. VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA 73afectaron la costa venezolana en al menos una localidad de la costavenezolana en la ensenada de Barcelona, que se extiende entre cabo Codera(estado Miranda) al oeste y la población de Araya al este (extremidad másoccidental de la península de Araya, estado Sucre). De los sismos cuyos “run­ups” (o alturas de olas) están reportados en elCatálogo antes indicado, en al menos 3 de ellos (1530, 1900 y 1929), losobservadores de la época (las fuentes primigenias) describen olas de entre 6 a10 m de alto. Como previamente postulado, el fenómeno de alzamiento de lacolumna de agua de mar, como consecuencia del mar encrespado por olastsunamis de poca alzada (inducida por deslizamiento submarino, por ejemplo)contra el flujo natural del río, puede muy bien explicar la altura de ola delsismo de 1929 en Cumaná, justificando su poca extensión lateral y laconcentración de sus efectos a lo largo y en proximidad del tramo más inferiordel río Manzanares. En el caso particular del tsunami de 1900, un reporte de olas de hasta 10m en Puerto Tuy es poco verosimil. Por una parte, el sismo ocurre enBarlovento previo al alba, próximo a las 5 de la mañana; es decir, aún aoscuras. En descargo de los habitantes de la región, cuya labor principal es lapesca, es imaginable que gran parte de la población asentada sobre esa costa aesas horas de la madrugada estuviesen en su faena habitual (siempre y cuandola luna no les fuese desfavorable). En tal caso, se habrían recibido numerosostestimonios de ola(s) tsunami(s) de parte de los pescadores que hubiesenestado pescando. Por el contrario, los reportes de esa costa, en las poblacionesde Paparo, Puerto Tuy y San José de Río Chico, están siempre asociadasprincipalmente a señalar que el nivel de los ríos se elevó y éstos sedesbordaron. Se observa para este sismo el mismo fenómeno que caracterizóal tsunami de 1929: la formación de “river bore”. No obstante, a diferencia delo acontecido en 1929, estas olas tsunamis no son de afectación local, porqueeste fenómeno se reporta en diversos ríos, en localidades tan distantes como,por una parte, San José de Río Chico (en las márgenes del río San José),Paparo (desembocadura del río Tuy) y Puerto Tuy (desembocadura del ríoGuapo), todas ubicadas en la costa de Barlovento (extremo oeste de la
  • 74. 74 VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICAensenada de Barcelona); y por otra, en Barcelona (a orillas del mar y en cañospreviamente secos del río Neverí), población ubicada diametralmente opuestaen la costa de la misma ensenada homónima. En referencia al tsunami de 1530 y sus características, es sumamenteardua cualquier tarea de evaluación o calibración de este maremoto, dado queVenezuela era entonces apenas una colonia incipiente, con todas lasimplicaciones para los estudios de sismología histórica que ello conlleva. Noobstante, si podemos plantear que pareciera justificado indicar que lainvestigación o búsqueda sistemática de paleotsunamis en el registrogeológico de las zonas costeras aledañas de la ensenada de Barcelona que sepretenda realizar, no puede reposar ciegamente sobre testimonios históricos deolas con alturas generalizadas de 6 m o más, y que gran parte de dicha alzadapuede atribuirse a efectos de “river bore”, por lo que se deberá entoncesrealizar investigaciones paleosísmicas (o paleotsunámicas) sistemáticaspartiendo de la premisa que las olas tsunamis producidas durante esos eventoshistóricos podrían haber sido de altura más modesta, de sólo 2 a 3 m de alto.Ello no es una limitante excluyente, porque luego de reconocimiento decampo preliminar realizado a tal fin, se apreció que los cordones litorales dedicha ensenada generalmente son de altura promedio entre 1,2 y 1,5 m. En consecuencia, y considerando que hay testimonios históricos demodificaciones del nivel del mar durante sismos locales venezolanos,ocurridos sobre fallas transcurrentes mayores próximas (El Pilar y SanSebastián, a menos de un centenar de kilómetros de distancia), y que estándadas las condiciones fisiográficas (costas bajas, con variación intermareal desólo unos 30 cm, y extensas plataformas continentales llanas contiguas costaafuera), como las geológicas (extensos y numerosos ambientes lagunares deaguas tranquilas, tras cordones litorales de menos de 1,5 m de alto, quepudiesen funcionar como excelentes registradores de paleotsunamis) a lo largode la costa de la ensenada de Barcelona, entre Cabo Codera y Araya, se hainiciado el estudio sistemático de las lagunas costeras entre ambas localidades,desde comienzos del año 2009. Dado que Cumaná reporta históricamente serla ciudad más afectada por olas tsunamis de manera reiterada, se inició este
  • 75. VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA 75programa exploratorio con la toma de núcleos en la laguna de Los Patos,ubicada al sureste de la playa de San Luis y al suroeste del casco urbano.Posteriormente, se prosiguió en 2011 con la revisión sistemática de las lagunascosteras, de oeste a este, de: Tacarigua, Unare, Píritu, Chacopata y El Juncal;la primera en el estado Miranda y las restantes ubicadas en el estadoAnzoátegui. En estas lagunas, la exploración residió en el enfoque combinadode excavación de calicatas y extracción de núcleos cortos imperturbados.
  • 76. 76 VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA Memoria urbana y geología de amenazas naturales en la ciudad de Caracas(Urban memory and natural hazards geology in Caracas city) Javier Oropeza1 joropeza@funvisis.gob.ve y André Singer1 y 2 singer.andre1@gmail.com 1Funvisis, Departamento de Ciencias de la Tierra 2Univeridad Central de Venezuela, Escuela de Geología, Minas y Geofísica A diferencia de la geología de campo convencional, tradicionalmenteconcentrada en “el monte”, la geología urbana dispone de una capa geológicade excepcional importancia documental, la “capa de cultura”, inscrita en elAntropoceno s.l., cuyos cimientos alcanzan los tiempos prehispánicos. Estacapa geológica de cultura proporciona una fuente de información del mayorinterés para la evaluación geocientífica en profundidad de las amenazasnaturales tanto en la ciudad como en su periferia. Los estudios de geología urbana acometidos recientemente en Caracaspara fines de microzonificación sísmica, ofrecen una excelente ilustración delacervo documental potencial contenido en la capa geológica de cultura urbana,y de su valorización por medio de la investigación diacrónica de las amenazasnaturales. Al respecto, se presentan 4 casos representativos de lo señalado. El primer caso se refiere a la puesta en evidencia de una alteraciónllamativa sufrida por la dinámica fluvial y el trazado del río Guaire en ocasiónde una gran difluencia ocurrida en este drenaje en el margen norte de sutrazado conocido, entre Quinta Crespo y la Esq. Las Piedras, asi como dedivagaciones menores en ambas extremidades del trazado anómalo señaladoentre San Juan y El Paraíso, y a la altura de las Flores de San Agustín. Estebrazo norte del río Guaire figura aparentemente por primera vez en el Mapa deDepons de 1801 y parece corresponder a la reutilización por una crecidaanterior a este documento de una madre vieja del río Guaire ocasionada en unpasado no documentado, por el impacto lateral de aportes torrenciales de laQda. Caroata en el drenaje principal. Este brazo poco conocido del río Guaire,esclarece la función de la Cuadra Bolívar como desembarcadero fluvial en
  • 77. VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA 77época colonial, asi como el ancho retiro no urbanizado, que permaneció al surdel casco de la ciudad hasta mediados del siglo 20 y que era ocupado por lasvegas inundables del río Guaire. El segundo caso concierne a la evaluación de la cota topográficasusceptible de ser alcanzada por la máxima inundación posible en las partesmás bajas del Valle de Caracas. Al respecto, la cartografía del Cuaternario enesta depresión ofrece información de interés, suministrada por la extensiónlateral máxima de los depósitos aluviales de origen lacustre originados por elrepresamiento, en el Pleistoceno superior, del río Guaire y de su afluente el ríoValle, y de la conversión de las áreas de influencia de este sistema de drenajeen un espejo de agua continuo que alcanza la cota 890 metros, por lo menosentre El Paraíso y la confluencia de éstos dos ríos. En el espacio señalado, losdepósitos lacustres subsisten bajo la forma de terrazas de descarga muyentalladas, cuyo tope domina claramente las vegas inundables más recientes,de edad holocena, del río Guaire en El Paraíso y en Los Caobos, y en ValleAbajo, en dirección a La Bandera en el río Valle. El remanente más extenso ymuy bien conservado de esta antigua planicie de represamiento lacustre ocupala depresión topográficamente confinada de El Rincón del Valle entre ElCementerio y la UCV. En toda la extensión señalada, el tope de los depósitoslacustres alcanza la cota de 890 metros, es decir, un nivel ubicado a unos 10metros por encima de la cota alcanzada por la máxima inundacióndocumentada del río Guaire, previamente a su embaulamiento, ycorrespondiente a la gran crecida de 1892, cuando las aguas desbordadas derío llegaron a las Esq. Pelaez y Palmita. El tercer caso se refiere a la puesta en evidencia, por medio del acervodocumental de la nomenclatura geotoponímica caraqueña, de la existencia deuna prolongación del estribo rocoso de la colina de El Calvario en dirección alcasco de la ciudad por medio de una loma rocosa explotada por canteras yerradicada en la Colonia para fines de urbanismo, y cuya memoria geológicaperdura todavía en la llamada Esq. de La Pedrera. La presencia del referidosaliente rocoso en el subsuelo de la ciudad, complica el contorno y lageometría tridimensional del borde de cuenca definido por el contacto del
  • 78. 78 VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICAmacizo rocoso con los depósitos aluviales cuaternarios, y es susceptible deintroducir anomalías locales en la respuesta sísmica de los terrenos de interéspara fines de microzonificación sísmica. El último caso concierne a la evaluación de la amenaza de aludestorrenciales con base a la utilización de las fuentes de informaciónarqueogeológica prehispánicas contenidas en el subsuelo aluvial del Valle deCaracas como potenciales marcadores cronoestratigráficos. De esta manera, seha logrado aprovechar 5 sitios de interés constituidos por yacimientosarqueológicos ubicados “in situ” y en estratigrafía, escalonadoscronológicamente desde el probable Periodo I Meso­Indio hasta el Periodo IVNeo­Indio (1150­1500 DC) y sepultados por lo menos bajo 3 generaciones dedepósitos aluviales de origen convulsivo, originados por aludes torrencialesprovenientes del macizo El Ávila (yacimiento de Boleita Norte) o porfenómenos secundarios de descarga ocurridos a lo largo de la vega aluvial delrío Guaire como consecuencia de represamientos recurrentes del mismo porlos referidos movimientos de masa (yacimientos de La Vega, El Pinar (ElParaíso), El Conde y de Las Mercedes).
  • 79. VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA 79 El flujo de tierra del Cerro Mulato, Chabasquén, Edo. Portuguesa, fenómeno geodinámicocrónico del piso climático subtropical de la cordillera andina. (Flow of land in Cerro Mulato, Chabasquén, Portuguesa state. Chronical geodynamic phenomena of the subtropical climatic floor of the Andes.) Walter Reátegui1, Jovanny Herrera2 y André Singer1 1Funvisis, Departamento de Ciencias de la Tierra 2UNELLEZ – Guanare wreategui@funvisis.gob.ve El 26 de junio de 2011, después de intensas precipitaciones en el sectorCerro Mulato, de Chabasquén, un deslizamiento de tierra de tipo rotacionalactivó un flujo de lodo de 2,5 km de longitud y unos 250 m de anchoaproximadamente. Dicho flujo devastó progresivamente un área de 54 ha,entre los cuales 40 ha de cultivos de café, y causó la interrupción de lacarretera Troncal 7 entre los estados Portuguesa y Lara en dos sitios cercanosdistintos, producto de la división del flujo en dos ramales. El empujepermanente de tierras sobre la calzada de la vía esta obligando al despejecontinuo de la vía con maquinarias hasta la actualidad. La morfología originalde la vertiente y la cubierta vegetal desaparecieron totalmente, dejando elsuelo desnudo. Una fuerte erosión se ejerce actualmente al área devastada porel flujo de tierra. La litología local corresponde a areniscas consolidadas,alternadas con capas de lutitas negras de la Formación Volcancito la cual secaracteriza por la existencia de binomios de “capas – esponja” y de “capas –sello”, y la acumulación de aguas de infiltración al contacto de las mismas, locual conduce a una saturación permanente de los terrenos y a la activaciónrecurrente de este movimiento de masa, investigaciones históricas indican unaantigua reactivación de ese mismo flujo de tierra en el Cerro Mulato en 1851 yen 1950. Para 1851 el antiguo pueblo de Chabasquén se encontraba ubicado enel sitio conocido como Pueblo Viejo y resultó destruido por un flujo de tierralo cual motivó su mudanza al sitio del actual Chabasquén. En agosto de1950
  • 80. 80 VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICAocurre otro flujo de tierra en el mismo lugar del Cerro Mulato. En cada uno deestos eventos, periodos de fuertes lluvias parecen ser el detonador principal deestos fenómenos gravitacionales, sin descartar la posibilidad de una influenciade la actividad sísmica asociada a la cercana falla activa de Boconó, comoparece haber ocurrido en 1950.
  • 81. VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA 81 Terremotos y pensadores en Venezuela durante el Siglo XIX (Earthquakes and thinkers in Venezuela during the nineteenth Century) Andrea Noria Universidad Central de Venezuela, Escuela de Antropología Facultad de Ciencias Económicas y Sociales andrean.noriap@gmail.com En el siglo XIX, las regiones correspondientes a la nación hoy venezolanase vieron envueltas en conflictos y diferencias en torno a la comprensión delmundo que les rodeaba. Dentro de este cúmulo de razonamientos, elentendimiento sobre los terremotos estuvo marcado por pensamientos yfuncionalidades propios de la época, del contexto y de las condiciones locales.La irrupción de fenómenos naturales potencialmente destructores, entonces, sefue resemantizando de acuerdo a estas condiciones contextuales que, a través dela práctica social de determinados actores, permitieron que se hiciesen evidenteslas distintas formas de producción y reproducción del pensamiento sobre lanaturaleza en general y sobre los terremotos en particular. En esta investigaciónfue posible advertir tres momentos discursivos y contextuales que condujeron aobservar las transformaciones que en la cultura occidental en general habíancomenzado a ocupar nuevos espacios materiales y simbólicos. Plumas ydistintas voces se alzaron para disponer y liderar estos cambios. Las mismascondujeron, paulatinamente, a la consolidación de un pensamiento científico enel ámbito sismológico. Un primer momento se halla determinado por condicionescontradictorias, donde nuevas eficacias, funcionalidades y disfuncionalidadesconfiguraron un contexto sumamente convulso. Estas condiciones llevabanimpresas el sello de los conflictos políticos e ideológicos (eventualmentearmados, como en el caso de la guerra de independencia), lo cual implicó lainserción de nuevos valores en la sociedad venezolana de entonces. Unamirada en transición se alzaba en medio de esta violencia material; y lapresencia de fenómenos naturales potencialmente destructores, como lo fueron
  • 82. 82 VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICAlos terremotos del 26 de marzo de 1812, garantizó que las voces entre ruinas yescombros que se escucharon se encontrasen deambulando entre losfundamentos del orden colonial y los discursos incipientes del modelorepublicano. Alejandro de Humboldt, Manuel Palacio Fajardo, LouisDelpeche, Juan Germán Roscio y Narciso Coll y Prat, por ejemplo, fueronclaros indicadores de este proceso. Los razonamientos al respecto, se llevarona cabo al ritmo de las campanas de las iglesias, de las procesiones, de losarbitrios de la silla episcopal y de una fe inquebrantable. Confrontacionesatravesadas por una unidad confesional sujeta al orden religioso, enemigos dela modernidad entrante, simpatizantes del orden eclesiástico y arrepentidospecadores, se vincularían en los movimientos telúricos con una miradatransicional sobre la naturaleza. En conjunto con ellos, los ilustrados,herederos del discurso enciclopedista del siglo XVIII, pensando en lagobernabilidad de la razón y en la exclusión de la superstición y la religión,abogarían por el liderazgo de la medición, sistematización y minuciosidad dela observación en la comprensión del mundo natural. Posteriormente, ya para una segunda etapa, este modelo deentendimiento que se encontraba en un estado incipiente y que asomaba losrastros de un orden republicano, se desplegó en articulación con el discursoinstitucional sobre la naturaleza y la búsqueda de espacios más académicos ycientíficos para las discusiones sobre los terremotos en particular. La sed deconocimiento prevalecía en la creciente necesidad de explicaciones racionales.En este sentido, mucho tendrían que decir, por ejemplo, pensadores comoSimón Rodríguez, Agustín Codazzi, Luis Daniel Beauperthuy, AlejandroIbarra, Lino J. Revenga y Valentín Machado. Las consideraciones sobre losterremotos pasarían de estar ocultas tras los avatares de la gesta emancipadora,a la militancia de un discurso institucional que se hizo evidente, por ejemplo,con la irrupción del terremoto del 15 de julio de 1853 en Cumaná, paraadentrase en discusiones con espacios propios, con intencionalidad racional ycientífica, y de la mano de eventos destructores que, con su presenciainsoslayable, señalaban la necesidad de respuestas sistemáticas y ahoraoficiales.
  • 83. VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA 83 Un último momento en torno al pensamiento sismológico, y a lasinterpretaciones sobre los terremotos de entonces, se asume a través de latransición de esta mirada institucional hacia una mirada más formal yacadémica, cuyo ámbito práctico se pone en evidencia por medio de laaplicabilidad de estos conocimientos sobre el medio ambiente, en perspectivacon una mirada más técnica (o tecnológica), guiada por científicos yacadémicos. Este escenario también iría de la mano, a su vez, de laproliferación y asimilación de estas palabras y pensamientos más formalesdentro del entendimiento de la sociedad y de la capacidad de respuesta delEstado ante la presencia de este fenómeno natural, conducidas a partir delpapel bisagra de los intelectuales de la época. Los terremotos del 12 de abrilde 1878 en la localidad de Cúa; el conocido Gran Terremoto de Los Andes, el28 de abril de 1894; y el terremoto del 29 de octubre de 1900 en Caracas y ellitoral central, serían los escenarios determinantes y oportunos de la puesta enpráctica y la legitimación de estas formas de entender la realidad natural.Arístides Rojas, Adolfo Ernst, José María Martel, Wilhelm Sievers, JesúsMuñoz Tébar y Melchor Centeno Graü, por ejemplo, son algunos de losactores sociales que participaron y encabezaron este proceso. Este trabajo persigue interpretar el proceso de consolidación delpensamiento científico venezolano, a través del acendramiento conducido porel discurso que surgía de las escenas características a la vuelta de ladestrucción causada por los temblores, el cual recorrería un caminodecimonónico pautado por un inicio sólidamente colonial, y un cierre en plenaconstrucción de la unidad nacional y la institucionalidad del Estado. Estemismo proceso es coincidente con la secularización característica de la culturaoccidental, y por consiguiente le conforma y aporta decididamente, toda vezque da cuenta de su eficacia en la sociedad venezolana. Los terremotos, de unau otra manera, ilustran y acompañan esta historia.
  • 84. 84 VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICARuina de Gibraltar y desaparición de San Pedro: coyunturas desastrosas en la Laguna de Maracaibo. (Gibraltar ruin and disappearance of San Pedro: joints disastrous in Maracaibo Lake) Ileana Parra Grazzina1 ileana_grazzina@yahoo.es, Rogelio Altez2 ryaltez@yahoo.es y Arlene Urdaneta1 arlenequrdaneta@gmail.com 1Universidad del Zulia 2Universidad Central de Venezuela San Antonio de Gibraltar y San Pedro datan del siglo XVI yconstituyeron los más antiguos puertos y poblados negros criollos de la costasur de la Laguna de Maracaibo. Las coyunturas desastrosas allí ocurridasrepresentan claros ejemplos en la comprensión de los desastres como resultadode procesos históricos y sociales, y no de la dinámica particular de lanaturaleza. Complejas y específicas combinaciones de variables naturales yantrópicas condicionaron, en ambos casos, la cristalización de un procesomaterial y subjetivo, a la vez, de vulnerabilidad social en la regióngibraltareña, entendida como tal, la vertiente andino­lacustre que abarca la redhidrográfica del Pocó­Torondoy y los valles de los ríos Pino­Capaz­Frío. En Gibraltar fueron las arremetidas periódicas de piratas durante cuatrodécadas (entre 1643 y 1678); la serie de terremotos destructores de la región(entre 1673 y 1674) que desencadenaron movimientos de masa einundaciones, así como las consecuentes pérdidas de cacaotales y cañaverales;la gran pérdida de mano de obra esclava a causa de las pestes, hambre odeserción; y la prolongada y sostenida resistencia indígena. Estas variables,sumadas a la desatención institucional oportuna, propiciaron el ocaso deGibraltar, “ciudad opulenta en vecindario y caudales”, y del protagonismohistórico como puerto de Mérida y escenario de ferias comerciales. Por otro lado, en San Pedro, dinámico puerto y pueblo cacaotero,originario asimismo del siglo XVI y ubicado en el valle de “San Pedro y SantaMaría”, cercano al río Tucaní, una serie combinada de variables adversas a lo
  • 85. VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA 85largo de tres siglos gestaron un proceso de decadencia y ruina hacia finales delsiglo XIX, que se materializó en su desaparición definitiva. En este casopredominaron las recurrentes lluvias, los efectos prolongados de inundaciones,y las consecuentes tierras anegadizas junto a fiebres endémicas. En el marco de los Estudios Históricos y Sociales de los Desastres, y bajola premisa de que la construcción de la vulnerabilidad es una constante que nodesaparece (por el contrario, se redimensiona y adquiere nuevos matices endiferentes tiempos históricos), este trabajo se plantea analizar y contextualizar laproducción, reproducción y transformación de riesgos desde dos ventanas deobservación que conviven geográficamente y dan cuenta de una misma región:Gibraltar y San Pedro. Ambas localidades son observadas como la expresiónhistórica y material de contextos vulnerables incapaces de resignificarse oreconstituirse exitosamente ante las amenazas y los riesgos desplegados en suproceso de existencia. Las coyunturas desastrosas padecidas en uno y otro casodan cuenta, igualmente, de la región gibraltareña como marco geoambientalampliamente vulnerable, esto es: un contexto vulnerable multidimensionalhistóricamente producido y recurrentemente padecido por las comunidades queallí han residido, llegando a expresar momentos paroxísticos de alta complejidade, incluso, alcanzando la desaparición de una de esas localidades. Tras este objetivo, resultó ardua la investigación documental ybibliográfica. De gran aporte resultaron los documentos localizados en elArchivo General de Indias, Archivo Histórico del Estado Zulia, y ArchivoArquidiocesano de Mérida, puesto que la fuente primaria arrojó pesquisas deprimera mano, elaboradas por quienes vivieron los momentos críticos de lasmencionadas coyunturas desastrosas. En el mismo orden, contribuyó laversión testimonial del obispo Mariano Martí tomada de sus Documentosrelativos a su visita pastoral de la Diócesis de Caracas 1771­178,recopilación sin la cual no se hubiese podido reconstruir el siglo XVIII en elcaso de San Pedro. Asimismo, fuentes orales, recopiladas durante la actividadde campo llevada a cabo en los pueblos de Santa María, San Antonio y SanJosé (años 2004­2006), permitieron evaluar las apreciaciones de los lugareñosacerca del caso de San Pedro y su decadencia.
  • 86. 86 VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA Dada la necesidad y utilidad del conocimiento histórico y social de losdesastres ocurridos en épocas remotas, cuyo objeto conduce a la elaboración ydespliegue de medidas de adaptación y reducción de riesgos ambientaleslocales y regionales, esta ponencia responde a la línea estratégica de ambienteinserta en las Necesidades de Investigación 2011 sistematizadas para lapropuesta FONACIT 2011.
  • 87. VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA 87 El Ávila rugía como un león: El episodio telúrico en El hombre de hierro de Rufino Blanco Fombona (The Avila roared like a lion: The telluric episode in El hombre de hierro by Rufino Blanco Fombona) Krislia I. Grimán M. Universidad Católica Andrés Bello, Escuela de Letras krisliag@gmail.com Esta ponencia abordará el episodio telúrico en El hombre de hierro, deRufino Blanco Fombona, con el fin de mostrar los siguientes aspectos: 1. Elsismo a manera de anécdota: Blanco Fombona nos narra algo que él mismoexperimentó. 2. La novela como reflejo de la mentalidad venezolana. 3. Elsismo como prueba moral de Crispín Luz. 4. Implicaciones religiosas ysimbólicas del sismo. El 29 de octubre de 1900 ocurrió un terremoto enCaracas, Venezuela. 45 segundos fueron suficientemente devastadores. Casascaídas y deterioradas. Muertos y heridos pulverizados en cifras. Un terremotodestruye y reduce. La tierra nos recuerda cuán vulnerable somos. El miedoinvoca nuestra presencia. Caminamos hacia la noche bajo una temporalidadque nos parece infinita con la misión de burlar la naturaleza. O todo, o nada.En 1907, uno de nuestros literatos más importantes y prolíficos, RufinoBlanco Fombona, publica una novela titulada El hombre de hierro, que narrala historia de Crispín Luz, personaje vilipendiado hasta por su propia familia,presentado más como un hombre de arena que como un hombre de hierro.Pero a pesar de los atropellos de los personajes que lo circundan, Crispín nossorprenderá por su excesiva bondad, por su abnegación al trabajo, y por suamor ingenuo hacia la amada. El ente de papel que construye Blanco Fombonano compagina con la sociedad que le tocó vivir. Ésta, es, entonces, una novelade contrastes, de juegos de luz y de sombra, de terremotos, que tambiénocurren en el alma del personaje principal.
  • 88. 88 VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA El episodio telúrico funciona como una vértebra de la novela, la cualnarra retrospectivamente la vida de Crispín. No obstante, es necesario aclararque, a nuestro modo de ver, la incorporación del sismo dentro de la ficción noes un asunto fortuito, sino premeditado. Y responde a varios elementos: elprimero de ellos, nos muestra una recreación que el autor realiza de unincidente que él mismo presenció: el terremoto de 1900 (al cual nosreferíamos al iniciar esta ponencia). Tal asunto nos indica que estamos ante lapresencia de una relación entre literatura y vida. El segundo, está relacionadocon la intención de enaltecer al personaje principal frente a los otros. Ytercero, pero no menos importante, el terremoto se puede rastrear de unamanera simbólica, como el punto en donde los acontecimientos toman sucurso más dramático. A partir de allí, la tragedia será inminente. La relaciónentre literatura y vida, se hace evidente si la estudiamos bajo la óptica de laescritura íntima del diario. En Viéndome vivir (1998), texto inédito publicadopor esta misma universidad, podemos corroborar que Blanco Fombona habladel terremoto, justo un año después. El 29 de octubre de 1901, desdeÁmsterdam, Holanda el escritor nos confiesa que el terremoto se le quedóplasmado en la mente. A partir de entonces, hasta el ruido de una puertacerrándose lo atormentará. La incorporación de este episodio en El hombre dehierro le sirve al autor para ambientar su novela, para ubicarla en un espaciogeográfico (Venezuela) y en un tiempo (principios del siglo XX). Así es comola relación entre literatura y verdad puede consumarse. Pero más allá de eso, lanarración del sismo le permite a Blanco Fombona exorcizar sus demonios através de la pluma. La escritura se vuelve purificación. Al salir esosmonstruos, saldrán también los miedos. El siguiente dato biográfico,perteneciente a la publicación antes nombrada, nos permite certificar que elautor se encontraba en Venezuela y que, en efecto, vivió y sufrió el terremoto.Más aún, Fombona nos ofrece un testimonio de la tragedia. El dolor seconvierte en discurso. El hombre de hierro se convierte en una novela que refleja la mentalidadvenezolana de la época, cargada de supersticiones, de humor y de ingenuidad.Los venezolanos de principios de siglo, al igual que los de 1812, sentían que
  • 89. VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA 89un terremoto era un castigo de Dios, por lo que su imagen divina era la de uninquisidor que no sólo no perdonaba los pecados; sino que los castigaba en lamisma tierra. Pero si en 1812 se pensó que el terremoto era una sanción porhabernos separado de la república española; entonces, ¿qué tenía que castigarDios en 1900? Quizás más que una condena, el terremoto sirvió para afianzarla creencia popular que vaticinaba el fin del mundo. Apenas se acabara unsiglo y empezara el otro, se escucharían las trompetas del Apocalipsis. Aunqueen la novela de Blanco Fombona no se hable de muertos, se revelará, a travésde las invocaciones a Dios, que el susto de cada uno de los personajes seescribe con mayúscula. De hecho, el terremoto, desde el punto de vistareligioso, podría funcionar en la novela como una forma de aviso, de amenaza.Los personajes dependen de algo ajeno a ellos y ese algo podría castigarlos encualquier momento por el mal que han hecho. De todos, los más asustadosparecen ser los miembros de la familia Luz. Ellos sabían cómo habían obradoy temían que su castigo viniera en este mundo, no en el otro. Pero máscontundente que todo lo anterior resulta la recreación que nos hace BlancoFombona, que sin dudas, tiene tanto de verdad como de imaginación, pues elautor no narra el terremoto de 1900 para describirnos solamente lo ocurrido, ninos cuenta el episodio con un lenguaje técnico o científico. La anécdota sereelabora bajo el seno de lo literario.
  • 90. 90 VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA Narrativas, mitos e imaginarios en torno a los eventos naturales en poblaciones de la cuenca del Lago de Maracaibo. (Narratives, myths and imagery around natural events in populations of Maracaibo Lake) Carlos Adán Valbuena Universidad del Zulia, Facultad de Humanidades y Educación, Departamento de Sociología y Antropología cvalbuena@luz.edu.ve Desde el chubasco de Santa Rosa hasta el mito de Ojesma, las narrativasconstruidas por las diversas comunidades que habitan hoy en día la cuenca dellago de Maracaibo recogen saberes que no necesariamente obstruyen lasprácticas que podrían considerarse deseables frente a los efectos nocivos queeventos naturales o socioambientales e incluso antrópicos pudieran ocasionaren comunidades determinadas. De alguna manera es posible recogerreferencias a instancias a través de las cuales las sociedades han logradorepresentaciones y prácticas de sentido frente a los eventos naturales puesmas allá de las conocidas escenas bíblicas en las cuales pueblos arrasados ysociedades devastadas evidencian el escarmiento ocasionado por ladesobediencia a las deidades y en consecuencia se convierten en víctimas delcastigo divino, narrativas presentes en el contexto contemporáneo de lamencionada cuenca, se configuran como elementos de calidad casianticipatoria; de proposición de haceres y decires suficientementecontundentes como para despertar una reflexión con respecto a esos elementosculturalmente construidos como mecanismos de vigilancia y observación delos cambios contextuales frente a la aparición de indicios que delatenamenazas de carácter geológico, hidrometeorológico, antrópico o socionaturalque coloquen en situación de riesgo a las comunidades concernidas. Para eldesarrollo del presente trabajo se ha privilegiado la perspectiva antropológicaatendiendo a que esta, aparte de centrarse en la descripción de los eventos yprocesos sociales, implica también una relación directa entre los sujetos
  • 91. VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA 91investigadores e investigados quienes emprenden un intercambio dialógico deinformación al compartir la vida de las comunidades e intercambiar con losprotagonistas de las prácticas, apreciaciones y criterios para lograrinterpretaciones pertinentes, así como comparaciones y convalidacionesajustadas a los hechos investigados se acudirá al registro y recopilación de losrelatos orales de algunos miembros de la comunidad como fuente deinformación, procurando apreciar la “textura real de la vida social…”(Bertaux, 1993: 150)Se busca una lectura de las relaciones sociales a partir delas prácticas, pero también de las relaciones simbólicas, focalizando aquellosaspectos que hayan modelado la transmisión de los saberes en lascomunidades.
  • 92. 92 VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA
  • 93. VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA 93 Los resúmenes que se presentan a continuación están fuera de programación, pero el Comité Organizador ha decidido incluirlos dada la enorme vigencia y pertinencia que actualmente poseen
  • 94. 94 VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA
  • 95. VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA 95 Contribución de los eventos del pasado al “retorno deexperiencia” y a la gestión preventiva del conocimiento sobre magnas amenazas naturales creíbles de aludes torrenciales. Análisis de casos venezolanos (Contribution of past events to the return on experience process and for the preventive knowledge management concerning major credible debris flows hazard. An analysis of Venezuelan case studies) André Singer Fundación Venezolana de Investigaciones Sismológicas, Funvisis Universidad Central de Venezuela, Escuela de Geología, Minas y Geofísica singer.andre1@gmail.com Los protocolos de retorno de experiencia basados en la formalizacióncientífica del principio empírico de los ensayos y errores constituyen hoy endía herramientas esenciales de las jóvenes ciencias del peligro (o cindínicas)para la gestión preventiva de situaciones críticas planteadas tanto por fallastecnológicas como por errores humanos en materia de seguridad, en particularen el mundo industrial y en los sistemas modernos de transporte masivos.Asimismo, este principio adquiere una particular importancia en los aspectosconcernientes al proceso individual de aprendizaje y de asimilación intelectualabordados por las ciencias de la educación a la luz de las concepcionespiagetanas del desarrollo de la inteligencia. De la misma manera, la aplicaciónde este principio experimental al campo de la geociencias del peligro (ogeocindínicas), conduce a la extracción fuera de los arcanos del pasadohistórico y geológico, de las huellas ocultas de los excesos e iras de lanaturaleza, que la gente incrédula mantiene relegados en aquellos territoriosapartados de la dimensión desconocida, al romperse el delgado hilo del tiempoconsciente y tornarse borrosa la memoria colectiva transgeneracional de susefectos catastróficos. Sin embargo, los conocimientos explícitos obtenidosmediante una paciente reconstrucción documental de las condiciones ymecanismos de ocurrencia de aquellos eventos geodinámicos extremos, asi
  • 96. 96 VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICAcomo de la magnitud de sus efectos traumáticos tanto para la mismanaturaleza como para las colectividades, son susceptibles de ofrecerorientaciones a futuro, que presentan analogías con la dinámica de losprotocolos de “retorno de experiencia” y del proceso de aprendizaje. Esta“experiencia” resulta útil para el diseño de escenarios y simulacionesprospectivas de riesgo, en aquellos sitios cuya vulnerabilidad esta señalada porla naturaleza y atestiguada por la historia, y que se encuentran expuestos a laacción de fenómenos de alto impacto devastador como los aludes torrenciales,al permitir la anticipación y prevención de sus efectos destructores en laspoblaciones instaladas o proyectadas en las zonas­fuente, trayectorias ysectores de expansión de los mismos.
  • 97. VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA 97 Over 4 decades of paleoseismic studies in Venezuela. How far we have gone and how much still to be done! Franck A. Audemard M. faudemard@funvisis.gob.ve / franck.audemard@ing.ucv.ve Some 53 trenches for paleoseismic studies have been excavated andstudied in Venezuela since a pioneering 2­trench study carried out by theAmerican company Woodward­Clyde & Associates, as early as 1968, at therequest of a former foreign oil company, for the seismic hazard assessment(SHA) of a protective earth embankment system, which was constructed alongthe eastern shore of lake Maracaibo to avoid inundation of increasingsubsiding areas due to oil extraction. That was the only evaluation notperformed by la Fundación Venezolana de Investigaciones Sismológicas–Funvisis­ (Venezuelan Foundation for Seismological Research). Results fromall these studies have been progressively incorporated in specific SHA foressential infrastructure, and simultaneously in the national seismic buildingcodes. More recently, they have become a foundation input for themicrozoning studies of several major cities, which were essentially startedfrom 2005. It is worth mentioning that most of the Venezuelan large cities siton sedimentary basins of significant fill thickness. The above­mentioned paleoseismic studies were performed acrossQuaternary or active faults. Success of trenching across faults in Venezueladeeply relied on a thorough and detailed mapping of fault­related landforms.Not until very recently, Venezuela did not count with the help provided byindirect geophysical methods, such as GPR or electrical resistivitytomography. Experience developed in the Pacific US on tectonicgeomorphology of strike­slip faults was transferred and applied to our majorright­lateral strike­slip faults, such as Boconó, el Pilar and Oca­Ancón faults,since the late 70’s. However, Venezuela lies on a complex transpressional(compressive­transcurrent) plate boundary zone. This fact led us to developthe geomorphic evaluation of thrust faults in house since the early 90’s, andmore particularly on active blind thrusting located along the edges of uplifting
  • 98. 98 VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICAorogens such as the Mérida Andes. Onshore, the future of paleoseismology in Venezuela as a disciplineheads to multiplying the number of trenches, either on partly­evaluated faultsor on previously non­studied faults, and very particularly on very slow faults,in order to establish from direct seismic deformations: (1) seismogenicpotential of each fault or fault segment (repeat time of maximum likelyearthquakes); (2) seismogenic fault segmentation; (3) fault interaction due tostress changes after an earthquake; (4) time­space distribution of majorearthquakes along a given fault or fault segment; (5) seismotectonicassociation of historical earthquakes; (6) occurrence of last event on a fault;and (7) likelihood of occurrence of the forthcoming event on a given fault.Moreover, it can also bring additional light on: average slip rate of activefaults, seismic slip per event, vertical and horizontal components of slip on afault relying on actual striation observed on fault plane. This is of vitalimportance in the estimation of permanent deformations of the buildingenvironment of any type or any relevance, at the crossing with active faults.Not only the evaluation of on­fault deformation may be assessed throughtrenching, seismically induced effects can also be investigated with the sametechniques. However, genetic relationships (cause­effect relations) derivedfrom the second set of features are more time and effort consuming. As to this,the Earth Sciences Department of Funvisis since late 2000, in collaborationwith the Laboratoire of Géodynamique des Chaînes Alpines –LGCA­ of theUniversity of Chambery (current ISTerre) –Bourget du Lac, Savoie, France­have targeted peri­glacial lakes and paleo­lakes of the Santo Domingo­Apartaderos region, in the central Venezuelan Andes, recovering long coresand determining a combined seismic history for the Boconó fault bycorrelating and integrating on­fault and off­fault earthquake chronologies. In recent years, we have been using a sort of advertising slogan thatreflects a major tendency of where we are now looking at. I quote: “I haveturned my back to onshore Venezuela and stare now at offshore Venezuelaand Caribbean coastal areas”. Since 2006, we have launched and carried outan aggressive program of single­channel high­resolution shallow seismic
  • 99. VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICA 99reflection acquisition, a more modest campaign of core recovery offshore sofar and a growing interest on paleo­ and historical tsunami recognition alongour exposed low­lying inhabited seashores. The cataloguing of tsunami proneareas was started with an investigation of historical first­hand accounts andtestimonies that guided the geologic exploration (by coring and trenching) of aset of coastal lagoon in eastern Venezuela. This has been luckily boosted bythe interest of UNESCO of implementing an Early Tsunami Warning Systemfor the Caribbean and adjacent regions –Caribbean ETWS­, which is abenevolent consequence of the disastrous Sumatra 2004 tsunami. We still haveto elucidate whether these local tsunamis are triggered by earthquake­inducedsubmarine sliding or sea bottom deformation produced by right­lateral strike­slip faulting; being this author inclined for the second cause, at least duringsome of the major offshore events (e.g., San Narciso 1900 event). We have definitely not abandoned onshore exploration!! In parallel, wehave been trenching very slow faults (e.g. El Ávila fault), cataloguing proneareas to liquefaction nationwide, determining liquefaction potential and masswasting susceptibility of certain regions (particularly for city microzoningprojects), establishing the time­space distribution of major –both historical andprehistorical­ earthquakes at regional scale, mapping spatial distribution ofliquefaction features during certain modern large earthquakes. Some of theseproducts have led to building a magnitude­to­feature size relationship fromeither a national or international catalogue of earthquakes triggeringliquefaction. These served as input for the development of the INQUAEnvironmental Seismic Intensity Scale as to 2007. In the same way, to refinegeologically/geomorphologically derived fault slip rates, from the beginningof this XXI century, local benchmark networks have been installed andmeasured with GPS in eastern (since 2003) and western (since 2011)Venezuela. This is also being improved by the current installation of cGPSstations, with a multi­parameter goal (tectonic slip, tsunami detection andweather watching and forecasting). Other features, such as seismically induceddeep­seated landslides, have been targeted since late year 2000. During thereconnaissance of potential GPS sites, very large mass movements of the type
  • 100. 100 VI JORNADAS VENEZOLANAS DE SISMOLOGÍA HISTÓRICAof Deep­Seated Gravitational Slope Deformations –DSGSD­ have beenidentified and mapped, bringing new insights on the current evolution of highrelief areas of the Mérida Andes.11 BELQUA­2012 Annual Scientific Workshop, March 01; The Royal Academies of Belgium for Science and Arts, Brusells, Belgium