ESTUDIO
NACIONAL
INFORME EJECUTIVO
IV
PREVENCIÓN
DROGAS
de
CONSUMOy
en Estudiantes
de Secundaria
2012
Observatorio Peruano...
1
ESTUDIO
NACIONAL
INFORME EJECUTIVO
IV
PREVENCIÓN
DROGAS
de
CONSUMOy
en Estudiantes
de Secundaria
2012
Observatorio Perua...
2
© IV ESTUDIO NACIONAL: PREVENCIÓN Y CONSUMO DE DROGAS EN ESTUDIANTES DE
SECUNDARIA 2012
2013
Hecho el depósito legal en ...
3
COMISIÓN NACIONAL PARA EL DESARROLLO Y VIDA SIN DROGAS -
DEVIDA
OBSERVATORIO PERUANO DE DROGAS - OPD
Carmen Masías Claux...
4
ÍNDICE
PRÓLOGO
PRESENTACIÓN
I.	 ASPECTOS METODOLÓGICOS.
II.	 INDICADORES DEL CONSUMO DE DROGAS.
Magnitud del consumo de ...
5
V.	 DEMANDA DE ORIENTACIÓN Y TRATAMIENTO POR CONSUMO 		
	 DE DROGAS.
Demanda y acceso a servicios de orientación.
Demand...
6
El problema de las drogas se ha globalizado o, para ser más exactos, se ha potenciado con la
globalización, permeando su...
7
ello que no podemos bajar la guardia y tenemos que mejorar el trabajo de prevención que se realiza
en las escuelas, sobr...
8
La Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas – DEVIDA tiene entre sus funciones
producir y gestionar inform...
9
creciendo y tiende a concentrarse en las ciudades turísticas y las que se ubican en las rutas de salida
de las drogas. E...
10
11
ASPECTOS
METODOLÓGICOS I
12
E
l “IV Estudio Nacional: prevención y consumo de drogas en estudiantes de secundaria – 2012” tuvo como
objetivos los s...
13
El estudio se llevó a cabo a través de una encuesta autoaplicada, basada en un diseño transversal. La
muestra fue proba...
14
TABLA 1: Rendimiento de la muestra, según dominios regionales
Dominios Regionales
MUESTRA DE COLEGIOS Rendimiento de la...
15
La información recogida en campo pasó por un control de calidad, antes de ser ingresada en la
base de datos, para verif...
16
17
INDICADORES
DE CONSUMO II
18
E
n este capítulo se describen los resultados del estudio en relación a los principales indicadores
del consumo de drog...
19
•	 El alcohol sigue siendo la sustancia legal más consumida por los escolares. Entre las
drogas ilegales, la marihuana ...
20
más grande, seguido por los usuarios de inhalantes, éxtasis, PBC y cocaína. El número
de consumidores de éxtasis supera...
21
de los tranquilizantes (por cada 10 varones que los usan, hay 15 mujeres que también lo
consumen) que en el de los esti...
22
la diferencia es menor. Tanto los tranquilizantes como los estimulantes registran la misma
tendencia; no obstante que e...
23
Los resultados del estudio evidencian entonces que el consumo de drogas legales, ilegales
y médicas es más alto en los ...
24
TABLA 7: Prevalencia de año del consumo de drogas, según género de la población escolar del colegio
Tipo de Droga
Géner...
25
GRÁFICO 1: PREVALENCIA DE AÑO DEL CONSUMO DE DROGAS LEGALES, SEGÚN DOMINIOS REGIONALES
El Gráfico 2 da cuenta del consu...
26
GRÁFICO 2: PREVALENCIA DE AÑO DEL CONSUMO DE DROGAS ILEGALES, SEGÚN DOMINIOS REGIONALES
En el Gráfico 3 se observa que ...
27
GRÁFICO 3: PREVALENCIA DE AÑO DEL CONSUMO DE DROGAS MÉDICAS, SEGÚN DOMINIOS REGIONALES
Los mapas de la Figura 1 ilustra...
28
FIGURA 1: Consumo de drogas en la población escolar de las regiones, según cuartiles y tipos de sustancias
	 FRECUENCIA...
29
•	 La mayoría de los usuarios de marihuana registran una frecuencia media (50.3%) y alta
(13.5%) de consumo. El 36.1% s...
30
GRÁFICO 6: FRECUENCIA DE CONSUMO DE DROGAS MÉDICAS
EN LOS CONSUMIDORES DE ÚLTIMO AÑO
	 CONSUMO PROBLEMÁTICO DE ALCOHOL....
31
perfeccionado y validado en distintos países3
, entre ellos Colombia4
, habiendo demostrado
una alta sensibilidad para ...
32
TABLA 8: Análisis individual de los componentes de la escala Crafft, según sexo y tipo de colegio
Tipo de Droga
Bebedor...
33
En la Tabla 10 se observa que seis de cada diez estudiantes que consumieron alcohol en el último
mes son bebedores exce...
34
	 USO DE DROGAS SEGÚN ANTECEDENTES DE
CONSUMO EN LA FAMILIA Y GRUPO DE PARES.
Los antecedentes de consumo de alcohol y ...
35
	 USO DE DROGAS SEGÚN ANTECEDENTES
DELICTIVOS EN LA FAMILIA Y EL GRUPO DE PARES.
La existencia de antecedentes delictiv...
36
TABLA 15: Incidencia del consumo de drogas en la población escolar de secundaria
que reside en ciudades de 30,000 y más...
37
•	 La edad de inicio más baja del consumo de alcohol se ubica en los 8 años: uno de cada
cuatro estudiantes (25%) que d...
38
	 ENTORNO DE INICIO DEL CONSUMO DE
DROGAS.
El entorno de inicio hace referencia al grupo en el que el estudiante empezó...
39
TABLA 17: Entorno de inicio del consumo de drogas en la población escolar de secundaria
Tipo de Droga
Entorno de inicio...
40
Tabla 18: Razones para usar tranquilizantes sin receta médica
Razones
Sexo Tipo de Colegio
Total
Hombre Mujer Público P...
41
TABLA 19: Razones para usar estimulantes sin receta médica
Razones
Sexo Tipo de Colegio
Total
Hombre Mujer Público Priv...
42
TABLA 20: Uso de drogas médicas asociado al consumo de otra sustancia
Tipo de Droga
Ha usado Tranquilizantes después de...
43
En el Gráfico 8 vemos que la mayoría de los usuarios de éxtasis acompaña su consumo con
gaseosa (22.2%), agua (16.3%), ...
44
	 USO DE DROGAS SINTÉTICAS DISTINTAS AL
ÉXTASIS.
El estudio indagó sobre el consumo de otras drogas sintéticas en los u...
45
TABLA 21: Policonsumo de drogas en la población escolar que declara
haber usado drogas en el último año.
Tipo de consum...
46
47
INDICADORES
DE PREVENCIÓN III
48
E
n este capítulo se presentan los resultados del estudio que dan cuenta de la medición de los
indicadores de prevenció...
49
•	 Alrededor del 55% de los estudiantes le atribuye un “gran riesgo” al uso frecuente de
drogas médicas. Los demás, le ...
50
En el Gráfico 11 se presentan los porcentajes agrupados de los estudiantes que declaran que
desconocen el riesgo de con...
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012

7,089

Published on

0 Comments
5 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
7,089
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
222
Comments
0
Likes
5
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

IV Estudio Nacional de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria 2012

  1. 1. ESTUDIO NACIONAL INFORME EJECUTIVO IV PREVENCIÓN DROGAS de CONSUMOy en Estudiantes de Secundaria 2012 Observatorio Peruano de Drogas
  2. 2. 1 ESTUDIO NACIONAL INFORME EJECUTIVO IV PREVENCIÓN DROGAS de CONSUMOy en Estudiantes de Secundaria 2012 Observatorio Peruano de Drogas ESTUDIO NACIONAL INFORME EJECUTIVO IV PREVENCIÓN DROGAS de CONSUMOy en Estudiantes de Secundaria 2012 Observatorio Peruano de Drogas
  3. 3. 2 © IV ESTUDIO NACIONAL: PREVENCIÓN Y CONSUMO DE DROGAS EN ESTUDIANTES DE SECUNDARIA 2012 2013 Hecho el depósito legal en la Biblioteca Nacional del Perú Nº: 2013-09648 Edita Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas - DEVIDA Observatorio Peruano de Drogas - OPD Av. Benavides 2199-B, Lima 18. Perú. Página web: www.devida.gob.pe; www.opd.gob.pe Impresión y Diagramación: Mercedes Group S.A.C. Jr. Ica 431 - Lima Diseño: Uma - Comunicación y diseño SAC. El desarrollo del presente estudio se realizó con el apoyo financiero de USAID y la colaboración y coordinacion de la Dirección de Tutoria y Orientación Educativa - DITOE, Ministerio de Educación. Derechos reservados. Se autoriza la reproducción total o parcial de este documento, siempre y cuando se haga referencia a esta fuente bibliográfica.
  4. 4. 3 COMISIÓN NACIONAL PARA EL DESARROLLO Y VIDA SIN DROGAS - DEVIDA OBSERVATORIO PERUANO DE DROGAS - OPD Carmen Masías Claux Presidenta Ejecutiva - DEVIDA María Mejía Carrión Secretaria General (e) Yalile Martínez Beltrán Jefa de Asesores Eduardo O’Brien Neira Dirección de Asuntos Técnicos Delia Trujillo Fraga Responsable del Observatorio Peruano de Drogas EQUIPO TÉCNICO Análisis y elaboración del informe: - Universidad Nacional Mayor de San Marcos – Fundación San Marcos para el Desarrollo de la Ciencia y la Cultura, Sección Epidemiología. Dr. Jorge Alarcón Villaverde, Dr. Cesar Gutierrez Villafuerte, Julio Cesar Ramos Ramírez. - Observatorio Peruano de Drogas Delia Trujillo Fraga, Arturo Manrique Guzman, Viviana Maldonado Garcia, José Eduardo Cruz Díaz. Recolección de información y elaboración de base de datos: Instituto CUÁNTO S.A.
  5. 5. 4 ÍNDICE PRÓLOGO PRESENTACIÓN I. ASPECTOS METODOLÓGICOS. II. INDICADORES DEL CONSUMO DE DROGAS. Magnitud del consumo de drogas en la población escolar. Frecuencia de consumo drogas en los usuarios de último año. Consumo problemático de alcohol. Uso de drogas según antecedentes de consumo en la familia y grupo de pares. Uso de drogas según antecedentes delictivos en la familia y grupo de pares. Incidencia del consumo de drogas. Edad de inicio del consumo de drogas. Entorno de inicio del consumo de drogas. Razones para usar tranquilizantes y estimulantes sin prescripción médica. Uso de tranquilizantes y estimulantes asociados al consumo de otra droga. Patrón de consumo del éxtasis. Uso de drogas sintéticas distintas al éxtasis. Policonsumo de drogas. III. INDICADORES DE PREVENCIÓN. Percepción del riesgo del consumo de drogas. Ofrecimiento de drogas ilícitas. Facilidad de acceso a las drogas. Disposición favorable al consumo de drogas. IV. FACTORES ASOCIADOS AL CONSUMO DE DROGAS. Bases conceptuales. Exposición al Bullying (testigo u observador). Victimización por Bullying (exposición directa). Agresividad a través del Bullying. Riesgo de adicción al Internet. Victimización por Ciberbullying. Agresividad a través del Ciberbullying. 6 8 11 17 18 28 30 34 de 35 35 36 38 39 41 42 44 44 47 48 52 54 57 61 62 73 75 77 79 85 87
  6. 6. 5 V. DEMANDA DE ORIENTACIÓN Y TRATAMIENTO POR CONSUMO DE DROGAS. Demanda y acceso a servicios de orientación. Demanda de tratamiento en el sistema de salud. VI. PERCEPCIÓN DE LAS ACCIONES DE PREVENCIÓN A NIVEL REGIONAL, DISTRITAL Y ESCOLAR. VII EVOLUCIÓN DEL CONSUMO DE DROGAS EN LA POBLACIÓN ESCOLAR. Prevalencias globales del consumo de drogas. Drogas legales. Drogas ilegales. Drogas médicas. VIII REFLEXIONES FINALES. ANEXO 91 C 92 95 101 N 105 P 106 108 110 112 115 119
  7. 7. 6 El problema de las drogas se ha globalizado o, para ser más exactos, se ha potenciado con la globalización, permeando sus distintas dimensiones. Las diferencias entre países productores y países consumidores o de tránsito se han diluido. Las drogas sintéticas y las anfetaminas se producen en el norte –y ahora también en algunos países del sur- y se consumen en todo el mundo. En los Países Bajos se viene produciendo desde hace algunos años marihuana o “cannabis bajo techo”, con un mayor potencial adictivo. La cocaína y opiáceos se producen en su totalidad en los países del sur, pero su mercado no se limita a las naciones del norte, sino que también crece en el sur, lo que se hace particularmente evidente en el incremento de las “rutas sur – sur”, en el tráfico internacional de estas sustancias. Un elemento importante es que el consumo problemático y la demanda de tratamiento se ha incrementado en el mundo. Por un lado, el consumo tiende a estabilizarse e incluso a disminuir en algunas regiones del mundo y, por otro, las personas que permanecen enganchadas al uso de drogas cada vez más presentan problemas de abuso y dependencia o adicción a distintas sustancias. Esta es una tendencia que se observa a mayor y menor escala en los países del norte y del sur. Asimismo, la edad de inicio ha disminuido. Este es el contexto en el que hay que leer los resultados del presente estudio, que explora por primera vez, a nivel nacional, factores como el bullying, el ciberbullying y la adicción a Internet, que emergen o se hacen relevantes en el marco de la globalización y de los procesos de modernización en curso, afectando la salud mental de los adolescentes e influyendo en el uso de drogas, tal como se evidencia en este informe. El consumo de drogas en la población escolar, en general, ha disminuido en los últimos tres años. Sin embargo, continúa creciendo y tiende a concentrarse en las ciudades que coinciden con la ruta de salida de las drogas. Las dinámicas de la demanda y de la oferta de drogas coinciden en estos espacios y eso explica el incremento del uso de drogas en los estudiantes de estas ciudades. No podemos hablar, por tanto, de una estabilización, ni mucho menos de una reducción sostenida o tendencia a la baja del uso de drogas. Los resultados, por el contrario, nos alertan que el consumo de PBC, cocaína, éxtasis e inhalantes es más alto en los estudiantes de edades más tempranas que en los de mayor edad y años superiores y que los alumnos de colegios privados consumen más sustancias que sus pares de escuelas públicas. Es probable que, de mantenerse estas tendencias, el uso de drogas vuelva a crecer en el futuro. Es por PRÓLOGO
  8. 8. 7 ello que no podemos bajar la guardia y tenemos que mejorar el trabajo de prevención que se realiza en las escuelas, sobre todo cuando sabemos que actuamos en un entorno adverso, que nos obliga a ir contra la corriente. Las personas se movilizan por dos principios: el de la felicidad y el de la justicia. Ambas son primas hermanas de la salud mental. La justicia es la felicidad colectiva que promueve el sistema y sus políticas. Difícil ser individualmente feliz en un escenario hostil que no resguarde los derechos. La felicidad subjetiva, es decir “ese sentirse bien, desde lo íntimo y personal”, se asienta en una sociedad que piensa y actúa para el bienestar colectivo. Ello requiere manejar y articular los recursos. Significa “servir en el más amplio de los conceptos” e ir adecuando las políticas a una realidad, pero también transformarla. El presente gobierno tiene, a través de la Estrategia Nacional de Lucha contra las Drogas 2012 – 2016, esa misión: mejorar la salud mental de las personas, incluyendo la intervención temprana en los casos de abuso y dependencia de sustancias psicoactivas. Ello, a través de una política de inclusión, de integración social y de fomento de valores, en el marco del desarrollo sostenible. Enfrentar la cadena de las drogas, de producción, tráfico, consumo y dependencia, es fundamentalmente crear ambientes de contención e interactuar con conductas muy complejas, tratando de entenderlas dentro de un marco de respeto a los derechos humanos. A ellos nos conducen los estudios como éste, que son herramientas para un análisis objetivo del problema del consumo de drogas en la población adolescente. Acercarnos al problema, es no sólo tratar de comprenderlo, sino fundamentalmente organizar respuestas múltiples y con sentido para las poblaciones diversas. El derecho a ser feliz implica que el Estado priorice las condiciones para que ello deje de ser una utopía y se convierta en realidad. Carmen Masías Claux Presidenta Ejecutiva DEVIDA
  9. 9. 8 La Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas – DEVIDA tiene entre sus funciones producir y gestionar información objetiva, confiable y actualizada, sobre el problema de las drogas en el país; y que sirva de base para el diseño, gestión y evaluación de los planes, programas y proyectos que ejecutan los distintos sectores y niveles de gobierno y las organizaciones de la Sociedad Civil, en el marco de la Estrategia Nacional de Lucha contra las Drogas 2012 - 2016. Esta función se ejerce a través del Observatorio Peruano de Drogas – OPD, órgano encargado de producir, gestionar, analizar y difundir información sobre la oferta y demanda de drogas en el país y de las respuestas que se vienen dando a este problema desde el Estado y la Sociedad Civil, a nivel nacional, regional y local. El OPD contribuye de esta manera a mejorar la calidad de las intervenciones y la capacidad de gestión de los tomadores de decisiones y de otros actores involucrados en la lucha contra las drogas. El OPD tiene a su cargo la realización de los estudios nacionales de consumo de drogas, en población general y población escolar, que DEVIDA elabora desde hace quince años. Estos estudios dan a conocer periódicamente la situación y tendencias del consumo de drogas en el país, en base a información confiable y actualizada que se recoge a nivel nacional y regional, cuyas metodologías e instrumentos de recojo de datos, gracias al apoyo técnico de la cooperación internacional, han sido validados y estandarizados dentro y fuera del país. El “IV Estudio Nacional: Prevención y consumo de drogas en estudiantes de secundaria - 2012” tuvo como objetivo conocer la magnitud, características y factores asociados al consumo de drogas en los estudiantes de educación secundaria residentes en ciudades de 30 mil y más habitantes, a nivel nacional y regional, a efectos de mejorar la calidad de las acciones de reducción de la demanda de drogas (RDD) que se realizan dentro y fuera del sistema educativo, en el marco de la Estrategia Nacional de Lucha contra las Drogas 2,012 – 2,016. Los resultados que se presentan en este documento son alentadores para la lucha contra las drogas, pero incluyen también algunas señales de alerta que ameritan una intervención inmediata. Por un lado, se evidencia una ligera disminución del consumo de drogas legales, ilegales y médicas en la población escolar, lo que sin duda es una buena noticia. Por otro, el uso de sustancias sigue PRESENTACIÓN
  10. 10. 9 creciendo y tiende a concentrarse en las ciudades turísticas y las que se ubican en las rutas de salida de las drogas. El consumo de PBC, cocaína, éxtasis e inhalantes es más alto en los estudiantes de edades más tempranas que en los de mayor edad y años superiores. Los estudiantes de escuelas privadas consumen más sustancias que sus pares de escuelas públicas. Ha crecido el número de estudiantes que tienen una disposición fuerte al uso de drogas y, dentro de este grupo, ha aumentado el número de los que consumen sustancias ilegales. La conciencia de riesgo ha disminuido y se ha incrementado el nivel de vulnerabilidad a las drogas en la población escolar, pese a la disminución de las prevalencias de consumo. Seevidencia,alaluzdeestosresultados,laemergenciadeunnuevopatróndeconsumo,caracterizado por una menor experimentación con drogas en la población adolescente y un endurecimiento del consumo y la experimentación con nuevas drogas en aquellos que permanecen en el consumo o que se inician en el uso de sustancias, situación que es alentada por la ampliación y diversificación de la oferta de drogas en Lima y Callao y las ciudades del interior del país. En este contexto, como parte de la respuesta del Estado, se requiere ampliar la cobertura que se realiza en el sistema educativo con acciones de prevención selectiva e indicada en los grupos vulnerables y adolescentes usuarios de drogas, focalizando las intervenciones en las ciudades que registran una mayor incidencia de consumo, las escuelas privadas y los adolescentes de edades más tempranas y los grupos de riesgo, en los que hay que incrementar la conciencia de riesgo y disminuir el nivel de vulnerabilidad a las drogas. Es importante también revisar los enfoques y las estrategias preventivas, incorporando en el discurso de la prevención los factores de riesgo “emergentes”, como el bullying, el ciberbullying y la adicción al Internet, que han sido medidos en el estudio y que, de acuerdo con el análisis realizado, están altamente correlacionados con el uso de sustancias legales, ilegales y médicas en la población escolar. Sin duda, queda aún mucho por hacer. En DEVIDA renovamos nuestro compromiso de seguir luchando incansablemente contra este flagelo, en beneficio de todos y, sobre todo, de las nuevas generaciones de jóvenes y adolescentes, que merecen vivir con una mejor calidad de vida y gozar de mayores libertades, lejos de las drogas.
  11. 11. 10
  12. 12. 11 ASPECTOS METODOLÓGICOS I
  13. 13. 12 E l “IV Estudio Nacional: prevención y consumo de drogas en estudiantes de secundaria – 2012” tuvo como objetivos los siguientes: OBJETIVO GENERAL: Conocer la magnitud, características y factores asociados al consumo de drogas en estudiantes de educaciónsecundariaresidentesenciudadesde30milymáshabitantes,conrepresentatividadanivel nacional y según dominios regionales, atendiendo las necesidades de información de la Estrategia Nacional del Lucha contra las Drogas 2012 – 2016, y aplicando los parámetros e instrumentos de la metodología SIDUC/CICAD, a efectos de garantizar la comparación de los resultados con los obtenidos en estudios similares realizados en otros países de la región. OBJETIVOS ESPECÍFICOS: De manera específica, el estudio se propuso alcanzar los siguientes objetivos: 1). Determinar la prevalencia, incidencia y edad de inicio del consumo de drogas legales, ilegales y médicas en la población escolar de secundaria, a nivel nacional y según dominios regionales; 2). Medir el ofrecimiento, la facilidad de acceso, la percepción del riesgo y disposición al consumo de drogas, ilegales y médicas en la población escolar de secundaria, a nivel nacional y según dominios regionales; 3). Determinar los factores asociados al uso de sustancias, a nivel individual y escolar, identificando las principales variables que permiten explicar el consumo de drogas en la población escolar de secundaria; 4). Estimar la demanda y acceso a servicios de orientación y tratamiento del consumo de drogas existente en la población escolar de secundaria; 5). Conocer la percepción que tienen los estudiantes de las acciones de prevención del consumo de drogas que se realizan en su entorno regional, local y escolar; y 6). Conocer la evolución del consumo de drogas legales, ilegales y médicas en la población escolar, comparando los resultados del estudio con encuestas similares, realizadas anteriormente. Este es el cuarto estudio que se realiza en la población escolar del país utilizando la metodología del Sistema Interamericano de Datos Uniformes sobre el Consumo de Drogas – SIDUC, propuesta por la Comisión Interamericana Contra el Abuso de Drogas - CICAD, para los países miembros de la Organización de Estados Americanos – OEA, cuya finalidad es la de monitorear la evolución del consumo de drogas a través de la construcción de indicadores uniformes y estandarizados en toda la región. Este estudio, al igual que los anteriores, realizados en el 2007 y 2009, cubrió a la población de 1º a 5º año de secundaria, pertenecientes a instituciones educativas públicas y privadas ubicadas en ciudades de 30,000 y más habitantes de la costa, sierra y selva del país.
  14. 14. 13 El estudio se llevó a cabo a través de una encuesta autoaplicada, basada en un diseño transversal. La muestra fue probabilística, bietápica y estratificada, según el tipo de gestión del colegio y dominios regionales, teniendo como unidad primaria de muestreo a las Instituciones Educativas y como unidad secundaria a las aulas o secciones de 1º a 5º año, las mismas que fueron seleccionadas aleatoriamente. Una vez identificados los colegios y secciones, se procedió a encuestar a todos los estudiantes que asistieron el día en que se levantó la información, constituyendo estos últimos la unidad de análisis del estudio. La información para la construcción del marco muestral fue proporcionada por la Unidad de Estadística del Ministerio de Educación, en base a un listado de ciudades previamente seleccionadas por DEVIDA, tomando como criterio la inclusión de al menos una ciudad por región, de las que se obtuvo el registro de matricula correspondiente. El registro de matrícula que se tomó como base para la elaboración del marco muestral corresponde al periodo 2011, dado que en el momento de realización del estudio no se encontraba disponible el registro de matrícula del 2012, por lo que se tuvo que ajustar la muestra luego del levantamiento de la información. El diseño y selección de la muestra fue realizado por un consultor especializado, bajo la conducción del Observatorio Peruano de Drogas, de DEVIDA. La muestra fue diseñada para ser representativa y dar estimaciones confiables a nivel nacional y según dominios regionales. El diseño inicial de la muestra estuvo conformado por 433 colegios (304 públicos y 129 privados) y 2,060 secciones (1,469 públicas y 591 privadas), seleccionados en las 26 regiones del país, con un nivel de confianza del 95% y un margen de error relativo de ±0.55%. El factor de corrección por efecto de diseño complejo incluido en el cálculo inicial de la muestra fue estimado en 2 y el ajuste por la no respuesta (TNR) se fijó en 20%, teniendo en cuenta la experiencia de estudios anteriores; lo que, además de incrementar el tamaño de la muestra, permite realizar estimaciones con una mayor precisión que las que se obtienen por muestreo aleatorio simple. En el Tabla 1 se puede observar la muestra de colegios obtenida inicialmente y los resultados del trabajo de campo, distribuidos según dominios regionales. Cada dominio comprende una o más ciudades de 30,000 y más habitantes existentes en las 26 regiones del país. A nivel del departamento de Lima, se tiene dos dominios regionales, que incluyen Lima Metropolitana y sus 44 distritos y las ciudades de Cañete, Imperial, Huacho, Huaral, Chancay y Barranca, pertenecientes a la región de Lima Provincias. El diseño muestral empleado permite hacer estimaciones confiables –entre “muy buenas” (coeficiente de variación menor que 5%) y “buenas” (CV entre 5% y 10%)- para los 26 dominios regionales o niveles de inferencia utilizados. La muestra cubrió un total de 47 ciudades, que incluyó a todas la capitales (55.3%) y ciudades de mayor importancia de las regiones del país (44.7%). El trabajo de campo fue realizado por el Instituto CUÁNTO S.A., entre los meses de octubre y noviembre del 2012. Se levantó información en 2,013 aulas o secciones (1,477 públicas y 536 privadas), pertenecientes a 416 colegios (302 públicos y 114 privados). En el trabajo de campo se logró entrevistar a 48,025 estudiantes, registrándose una tasa de rechazo del 3.9% de colegios y 2.3% de aulas o secciones, lo que la hace altamente confiable y representativa a nivel nacional y de cada uno de los dominios regionales. ASPECTOS METODOLÓGICOS I
  15. 15. 14 TABLA 1: Rendimiento de la muestra, según dominios regionales Dominios Regionales MUESTRA DE COLEGIOS Rendimiento de la Muestra de colegios (%) Número de estudiantes encuestados N ExpandidoPlanificada Final 1. Amazonas 12 12 100.0 1,209 25,508 2. Ancash 27 24 88.9 2,886 87,709 3. Apurímac 13 13 100.0 1,384 37,453 4. Arequipa 23 23 100.0 2,711 106,222 5. Ayacucho 11 11 100.0 1,354 56,621 6. Cajamarca 14 13 92.9 1,390 72,613 7. Callao 18 17 94.4 1,975 72,455 8. Cusco 20 20 100.0 2,876 99,607 9. Huancavelica 12 12 100.0 1,178 28,774 10. Huánuco 12 11 91.7 1,550 51,728 11. Ica 13 13 100.0 1,677 65,653 12. Junín 13 13 100.0 1,784 105,177 13. La Libertad 24 23 95.8 2,838 119,520 14. Lambayeque 25 24 96.0 2,692 92,131 15. Lima Metropolitana 36 33 91.7 4,150 652,397 16. Lima Provincias 16 15 93.8 1,787 59,707 17. Loreto 16 15 93.8 1,472 60,113 18. Madre de Dios 11 11 100.0 1,243 10,018 19. Moquegua 14 13 92.9 1,205 13,406 20. Pasco 13 13 100.0 914 20,254 21. Piura 25 24 96.0 2,891 124,533 22. Puno 12 12 100.0 1,702 101,116 23. San Martín 13 12 92.3 1,344 53,419 24. Tacna 12 12 100.0 1,401 25,705 25. Tumbes 9 9 100.0 840 16,474 26. Ucayali 19 18 94.7 1,572 35,750 TOTAL 433 416 96.1 48,025 2’194,063 Los resultados de la muestra final se expandieron a nivel del marco muestral (N expandido), haciendo uso de factores de expansión para cada uno de los dominios regionales, que vienen a ser la inversa de las probabilidades de inclusión de la muestra en cada una de las etapas de muestreo. El N expandido final representa a 2’194,063 estudiantes, que equivale al 99.8% del total de alumnos de secundaria matriculados en zonas urbanas en el 20111 ; lo que permite estimar los parámetros de las principales variables de investigación, esto es las prevalencias del consumo de drogas legales, ilegales y médicas, en cada uno de los dominios regionales y a nivel nacional. En la encuesta se utilizó la técnica de la encuesta autoaplicada, de carácter confidencial y anónimo, empleada en estudios anteriores. El Cuestionario fue diseñado por el Equipo Técnico de DEVIDA, en base a un instrumento estandarizado propuesto por SIDUC / CICAD y las necesidades de información del país. El instrumento contó con un total de 138 preguntas de opción múltiple, que cubrieron los diversos temas de interés del estudio. El registro de las respuestas se realizó en hojas ópticas, cuyo llenado estuvo a cargo de los propios estudiantes. En el diseño y aplicación del cuestionario se observaron las consideraciones éticas de anonimato y confidencialidad de la información proporcionada por los estudiantes. 1 El marco muestral de la encuesta, como ya ha sido señalado, se basó en la matrícula de 2011, debido a que la información del periodo 2012 no se encontraba disponible al momento de diseñarse la muestra y levantarse la información del estudio. En el 2011, según el Censo Escolar del Ministerio de Educación, se matricularon 2’198,489 alumnos en las Instituciones Educativas de secundaria de la Educación Básica Regular, ubicadas en el área urbana.
  16. 16. 15 La información recogida en campo pasó por un control de calidad, antes de ser ingresada en la base de datos, para verificar si las hojas ópticas estaban completas y correctamente llenadas. El procesamiento y análisis de la información se realizó en dos etapas: la primera, a cargo del Instituto CUANTO; y la segunda, realizada por la Fundación San Marcos. En ambas etapas se realizaron las siguientes actividades: Instituto CUÁNTO: • Diseño del programa para la lectura electrónica de los datos en la Lectora Óptica OMR (Optical Mark Reader); • Ingreso de datos a través de la Lectora Óptica; • Consistencia electrónica y depuración de la Base de Datos, incluyendo la revisión de las respuestas a nivel individual y colectivo; y • Elaboración de un informe descriptivo con los principales resultados del estudio, incluyendo el rendimiento de la muestra y el análisis de las principales variables de investigación (prevalencias de vida, año y mes, incidencia del consumo de drogas y edades de inicio en las distintas sustancias). Fundación San Marcos: • Revisión de la Base de Datos consistenciada y depurada por el Instituto CUANTO; • Conversión de los archivos con extensión DBF a formato SAV, debidamente corregidos, etiquetados y codificados, para ser exportados y analizados con el programa SPSS (v, 20) y otros afines (GLAMM, Stata y MLWIN); • Revisión y ajuste de los pesos y ponderaciones de la muestra para su expansión a nivel del marco muestral durante el análisis estadístico de los datos; • Agrupación y recodificación de variables con contenido similar, en base a criterios cualitativos y cuantitativos, de acuerdo con las necesidades del análisis; • Elaboración de la sintaxis para el análisis estadístico de los datos y estimación de los parámetros del estudio, de acuerdo a un Plan de Análisis previamente diseñado por el Equipo Técnico del Observatorio Peruano de Drogas – DEVIDA; • Análisis estadístico de los datos, incluyendo el análisis descriptivo, la validación de las escalas del estudio y el análisis bivariado y multivariado de la información; y • Elaboración de reportes con los resultados del análisis estadístico, en base a los cuales se han elaborado el Informe Nacional y los Informes Regionales del estudio. Todas estas actividades se ejecutaron bajo la conducción y supervisión del Equipo Técnico del Observatorio Peruano de Drogas – DEVIDA, responsable del estudio y de la elaboración del presente informe de investigación. En los siguientes capítulos se presentan los resultados del estudio, tanto a nivel descriptivo como inferencial, tomado como base los objetivos que se propuso alcanzar y el orden establecido al inicio del presente documento. ASPECTOS METODOLÓGICOS I
  17. 17. 16
  18. 18. 17 INDICADORES DE CONSUMO II
  19. 19. 18 E n este capítulo se describen los resultados del estudio en relación a los principales indicadores del consumo de drogas en la población escolar (prevalencias de vida, año y mes, frecuencia de consumo, consumo problemático de alcohol, incidencia de consumo, edad de inicio, entorno de inicio de consumo, etc.), según género, año del estudio, tipo de gestión del colegio, nivel socioeconómico y dominios regionales. Asimismo, se realiza un análisis detallado del uso de tranquilizantes y estimulante y del patrón de consumo del éxtasis, atendiendo a los espacios en que se consume, las sustancias con las que se acompaña y los efectos que los usuarios le atribuyen. MAGNITUD DEL CONSUMO DE DROGAS EN LA POBLACIÓN ESCOLAR. En la Tabla 2 se da cuenta de la magnitud de los principales indicadores de consumo de drogas en la población escolar. En ella se observa lo siguiente: • El 40.5% de los escolares –esto es cerca de 900,000 adolescentes- han probado alguna droga legal, ya sea alcohol o tabaco, alguna vez en su vida; el 23.3% lo ha hecho durante el último año; y el 12.3% durante los últimos treinta días, previos a la aplicación de la encuesta. • Los reportes de consumo de sustancias ilegales, tales como marihuana, PBC, cocaína, inhalantes, éxtasis, alucinógenos y otras, dan cuenta que el 8.1% de los escolares –esto es poco más de 177,000 adolescentes- han ingerido estas drogas alguna vez en su vida, el 3.8% lo ha hecho en el último año y el 2.1% en los últimos treinta días. • El 5.5% de los escolares –esto es poco más de 120,000 adolescentes- ha consumido drogas médicas sin receta o prescripción de un galeno alguna vez en su vida. El 3.2% hizo uso de estas sustancias en el último año y el 1.9% las consumió en los últimos treinta días. • Doce de cada cien estudiantes (11.6%) que no habían probado alcohol un año antes de la aplicación de la encuesta, se iniciaron en su uso en los últimos doce meses. En el caso del tabaco, la incidencia de consumo se reduce a seis por cada cien estudiantes que no fumaban un año antes. • La marihuana registra la mayor incidencia de consumo entre las drogas ilegales: 1.5 de cada cien estudiantes que no consumían esta sustancia un año antes de la aplicación de la encuesta, se iniciaron en su uso durante los últimos doce meses. Le siguen los inhalantes, la cocaína, el éxtasis y la PBC, que registran menores tasas de incidencia. • En el caso de las drogas médicas, los tranquilizantes registran una tasa de incidencia cercana a la de la marihuana. No ocurre lo mismo con los estimulantes, que registran una incidencia menor, pero más alta que las demás sustancias ilegales, lo que evidencia un mayor dinamismo de este tipo de drogas en la población escolar. • La edad promedio de inicio del consumo de alcohol y tabaco se ubica en los 13.3 años. En las drogas ilegales, la edad promedio de inicio oscila entre los 12 y 14.3 años. El éxtasis registra una edad promedio de inicio similar a las de la marihuana, PBC y cocaína. Las drogas médicas registran edades promedios de inicio menores que las que registran el alcohol, el tabaco, la marihuana y las sustancias cocaínicas.
  20. 20. 19 • El alcohol sigue siendo la sustancia legal más consumida por los escolares. Entre las drogas ilegales, la marihuana es la más usada, seguida de los inhalantes, las sustancias cocaínicas y el éxtasis. Esta última sustancia registra una prevalencia de año superior a las de la PBC y cocaína; mientras que el uso actual (o prevalencia de mes) es similar. El consumo de drogas médicas es mayor que las sustancias cocaínicas, sobre todo en el caso de los tranquilizantes, que duplican las prevalencias de vida y de año que registran la PBC y la cocaína. TABLA 2: Principales Indicadores del consumo de drogas en la población escolar de secundaria residente en ciudades de 30,000 y más habitantes Tipo de Droga Prevalencias de consumo Incidencia de consumo* Edad promedio de inicio Vida Año Mes % N Expandido % N Expandido % N Expandido Drogas Legales 40.5 889,583 23.3 511,753 12.3 269,929 --- --- • Alcohol. 37.2 815,156 19.7 431,314 9.3 203,033 11.6 13.3 • Tabaco 22.3 489,227 12.8 280,379 7.4 163,443 6.1 13.3 Drogas Ilegales 8.1 177,599 3.8 83,212 2.1 47,068 --- --- • Marihuana. 4.3 94,790 2.2 47,234 1.4 29,727 1.5 14.3 • Cocaína 1.8 39,953 0.9 19,870 0.7 15,731 0.7 14.2 • PBC 1.9 42,097 0.9 20,482 0.7 15,824 0.4 14.0 • Inhalantes 2.5 55,052 1.2 26,151 0.5 11,862 0.7 12.4 • Éxtasis 1.6 35,952 1.0 22,239 0.7 15,225 0.6 14.3 • Alucinógenos. 0.5 11,407 --- --- --- --- --- 12.6 • Anfetaminas. 0.1 2,753 --- --- --- --- --- 13.0 • San Pedro. 0.2 4,552 --- --- --- --- --- 13.6 • Crack. 0.3 6,869 --- --- --- --- --- 13.3 • Ketamina. 0.1 2,350 --- --- --- --- --- 12.0 • Otras drogas** 0.6 12,159 0.5 10,009 0.2 3,361 --- 13.2 Drogas Médicas 5.5 120,261 3.2 69,465 1.9 41,711 --- --- • Tranquilizantes. 4.0 88,036 2.3 50,079 1.3 29,316 1.3 12.9 • Estimulantes. 2.4 53,542 1.5 32,605 1.0 22,691 0.8 12.9 *Número de estudiantes que se iniciaron en el consumo en los últimos 12 meses por cada 100 que no consumían un año de la aplicación de la encuesta. **Incluye heroína, opio, morfina, hashis, etc. ¿CUÁNTOS ESCOLARES HAN CONSUMIDO DROGAS EN EL ÚLTIMO AÑO? La Tabla 3 registra las prevalencias de año del consumo de drogas legales, ilegales y médicas en la población escolar y el número de estudiantes que representan en el marco muestral, observándose lo siguiente: • Existen 511,753 estudiantes que, dependiendo de las características de su uso, podrían estar experimentando un daño a su salud física y mental y un mayor riesgo psicosocial, debido al uso reciente y actual de alcohol y tabaco. Este riesgo es mayor entre los consumidores de alcohol, cuyo número es 53.8% más alto que los que hacen uso de tabaco. • 83,212 escolares están expuestos a un riesgo similar o mayor, debido al consumo reciente y actual de drogas ilegales, siendo los usuarios de marihuana quienes conforman el grupo INDICADORES DE CONSUMO II
  21. 21. 20 más grande, seguido por los usuarios de inhalantes, éxtasis, PBC y cocaína. El número de consumidores de éxtasis supera en 8.6% y 11.9% a los usuarios de PBC y cocaína, respectivamente. • Si bien el número usuarios de drogas médicas es menor que el de los consumidores de sustancias ilegales, los usuarios de tranquilizantes sobrepasan en 6% a los que consumen marihuana. Además, las diferencias son mayores cuando se les compara con otras sustancias ilegales, siendo más del doble que el número de usuarios que registran el éxtasis, la PBC y la cocaína. TABLA 3: Revalencia de año del consumo de drogas en la población escolar de secundaria que reside en ciudades de 30,000 y más habitantes Tipo de Droga Prevalencia de año N Expandido Drogas Legales 23.3 511,753 • Alcohol. 19.7 431,314 • Tabaco 12.8 280,379 Drogas Ilegales 3.8 83,212 • Marihuana. 2.2 47,234 • Cocaína 0.9 19,870 • PBC 0.9 20,482 • Inhalantes 1.2 26,115 • Éxtasis 1.0 22,239 • Otras drogas 0.5 10,009 Drogas Médicas 3.2 69,465 • Tranquilizantes. 2.3 50,079 • Estimulantes. 1.5 32,605 USO DE DROGAS SEGÚN GÉNERO. La Tabla 4 da cuenta del consumo de drogas legales, ilegales y médicas, según el género de la población escolar, observándose lo siguiente: • La diferencia de consumo de drogas legales entre varones y mujeres es mínima: por cada 100 escolares hombres que usan este tipo de sustancias existen 86 estudiantes mujeres que también lo hacen. La diferencia de consumo es menor en el caso del alcohol (por cada 10 varones que beben, hay 9 mujeres que también lo hacen) que en el del tabaco, que todavía registra una diferencia significativa entre ambos sexos. • En el caso de las sustancias ilegales, la diferencia de consumo entre hombres y mujeres es mayor: por cada 100 escolares varones que usan este tipo de drogas existen 69 estudiantes mujeres que también lo hacen. En el caso de la marihuana y de las sustancias cocaínicas, la diferencia de consumo entre ambos sexos sigue siendo mayor que en el caso de los inhalantes y el éxtasis. Estas sustancias tienden a diluir las diferencias de género entre sus usuarios. • El uso de drogas médicas es significativamente más alto en las mujeres que en los varones: por cada 100 escolares hombres que consumen estas sustancias existen 142 mujeres que también lo hacen. La diferencia de consumo es significativamente mayor en el caso
  22. 22. 21 de los tranquilizantes (por cada 10 varones que los usan, hay 15 mujeres que también lo consumen) que en el de los estimulantes, que registran una menor diferencia de consumo entre ambos sexos. TABLA 4: Prevalencia de año del consumo de drogas en la población escolar de secundaria, según sexo Tipo de Droga Sexo Razón de consumo según Género Hombres Mujeres Drogas Legales 25.1 21.5 0.86 • Alcohol. 20.6 18.7 0.91 • Tabaco. 15.5 10.0 0.65 Drogas Ilegales 4.5 3.1 0.69 • Marihuana. 2.7 1.6 0.59 • Cocaína. 1.1 0.7 0.64 • PBC. 1.2 0.7 0.58 • Inhalantes. 1.3 1.1 0.85 • Éxtasis. 1.2 0.9 0.75 • Otras drogas. 0.6 0.3 0.50 Drogas Médicas 2.6 3.7 1.42 • Tranquilizantes 1.8 2.7 1.50 • Estimulantes. 1.4 1.6 1.14 USO DE DROGAS SEGÚN EDAD Y AÑO DE ESTUDIOS. En la Tabla 5 se describe el consumo de drogas en la población escolar, según edad y año de estudios, observándose lo siguiente: • El consumo de drogas legales es cuatro veces más alto en los estudiantes que tienen entre 17 y 20 años que entre los de 11 y 13 años. Una diferencia similar se observa entre los estudiantes de quinto y primer año de estudios. El uso de sustancias legales aumenta con la edad y los años de estudios. Tanto el alcohol como el tabaco registran la misma tendencia de consumo. • El uso de sustancias ilegales es casi el doble (92.3%) en los estudiantes que tienen entre 17 y 20 años que entre los de 11 y 13 años. Una diferencia parecida se observa entre los alumnos de quinto y primer año de secundaria. Esta tendencia de consumo viene determinada principalmente por el uso de marihuana. En los casos de la cocaína, la PBC, los inhalantes y el éxtasis, se observa un comportamiento más errático de las prevalencias; pero, en general, los estudiantes de mayor edad y de años superiores registran un menor consumo, lo que estaría evidenciando que la nueva generación de estudiantes tiende a consumir más este tipo de sustancias. • Elusodedrogasmédicas,aligualqueenelcasodelasdrogaslegales,tiendeaincrementarse con la edad y los años de estudio. La prevalencia de consumo entre los estudiantes que tienen entre 17 y 20 años es el doble que la que registran los que tienen entre 11 y 13 años. Algo parecido se observa entre los estudiantes de quinto y primer año de estudios, aunque INDICADORES DE CONSUMO II
  23. 23. 22 la diferencia es menor. Tanto los tranquilizantes como los estimulantes registran la misma tendencia; no obstante que estos últimos presentan un comportamiento más errático por año de estudio. TABLA 5: Prevalencia de año del consumo de drogas en la población escolar de secundaria, según edad y año de estudios Tipo de Droga Edad Año de Estudios 11 a 13 años 14 a 16 años 17 a 20 años 1er. Año 2do. Año 3er. Año 4to. Año 5to. Año Drogas Legales 10.8 29.0 40.3 9.7 14.2 24.5 32.9 39.7 • Alcohol. 8.5 24.6 35.4 7.2 11.8 20.1 28.0 35.8 • Tabaco. 5.2 16.1 24.2 5.0 7.8 13.1 18.4 22.5 Drogas Ilegales 2.6 4.4 5.0 2.9 2.9 4.2 4.4 4.9 • Marihuana. 1.0 2.6 3.9 1.1 1.3 2.3 2.8 3.7 • Cocaína. 0.7 1.0 1.0 0.9 0.9 0.9 1.0 0.7 • PBC. 0.8 1.0 0.9 1.1 1.0 0.9 0.8 0.7 • Inhalantes. 0.9 1.4 0.9 0.9 1.0 1.7 1.4 0.9 • Éxtasis. 1.0 1.1 0.7 1.3 1.1 1.1 0.8 0.6 • Otras drogas. 0.3 0.5 0.4 0.4 0.4 0.5 0.5 0.4 Drogas Médicas 2.3 3.5 4.8 2.2 2.6 3.9 3.6 3.8 • Tranquilizantes. 1.7 2.5 3.3 1.5 2.0 2.6 2.7 2.8 • Estimulantes. 0.9 1.7 2.4 1.0 1.2 2.0 1.7 1.7 USO DE DROGAS SEGÚN TIPO DE COLEGIO. El consumo de drogas varía según el tipo de gestión de la institución educativa. En la Tabla 6, se observa lo siguiente: • Los colegios privados registran un consumo de drogas legales que es significativamente más alto que el que registran los colegios públicos: por cada 100 escolares de colegios públicos que usan este tipo de sustancias existen 153 estudiantes de escuela privadas que también las usan. La diferencia de consumo es menor en el caso del tabaco que en el del alcohol, pero no por ello deja de ser significativa. • El consumo de drogas ilegales también es significativamente más alto en los colegios privados que en los públicos: por cada 100 escolares de escuelas públicas que usan este tipo de sustancias existen 131 estudiantes de colegios privados que también las usan. Esta tendencia viene determinada principalmente por el consumo de marihuana y, en menor medida, por el uso de inhalantes. En los casos de la PBC y el éxtasis, las prevalencias de consumo son mayores en los colegios públicos que en los privados. • Al igual que en las sustancias legales e ilegales, el uso de drogas médicas es mayor en las escuelas privadas que en las públicas: por cada 100 estudiantes de instituciones educativas públicas que usan este tipo de sustancias existen 143 estudiantes de colegios privados que también las usan. La diferencia de consumo es mayor en el caso de los tranquilizantes que en el de los estimulantes.
  24. 24. 23 Los resultados del estudio evidencian entonces que el consumo de drogas legales, ilegales y médicas es más alto en los colegios privados que en los públicos, lo que plantea el reto de fortalecer las acciones de prevención en los primeros. TABLA 6: Prevalencia de año del consumo de drogas en la población escolar de secundaria, según tipo de colegio Tipo de Droga Tipo de Colegio Razón de consumo por tipo de colegioPúblico Privado Drogas Legales 20.4 31.2 1.53 • Alcohol. 16.7 27.4 1.64 • Tabaco. 11.3 16.7 1.48 Drogas Ilegales 3.5 4.6 1.31 • Marihuana. 1.9 2.7 1.42 • Cocaína. 0.9 0.9 1.00 • PBC. 1.0 0.8 0.80 • Inhalantes. 1.0 1.8 1.80 • Éxtasis. 1.1 0.8 0.73 • Otras drogas. 0.4 0.6 1.50 Drogas Médicas 2.8 4.0 1.43 • Tranquilizantes. 2.0 2.9 1.45 • Estimulantes. 1.4 1.7 1.21 USO DE DROGAS SEGÚN GÉNERO DE LA INSTITUCION EDUCATIVA. En la Tabla 7 se da cuenta del consumo de drogas legales, ilegales y médicas, según el género de la población escolar del colegio. En ella se observa lo siguiente: • Los colegios de mujeres registran una mayor prevalencia de consumo de drogas legales que los colegios de varones y mixtos, debido principalmente a un mayor consumo de alcohol. En el caso del tabaco, las escuelas de hombres y mixtas registran un mayor consumo que los colegios de mujeres, siendo las diferencias significativas entre los distintos tipos de colegio. • Los colegios de hombres registran las más altas prevalencias de consumo de drogas ilegales, comparadas con las prevalencias que registran los colegios mixtos y de mujeres, siendo las diferencias significativas. Esta tendencia viene determinada principalmente por el consumo de marihuana e inhalantes. En los casos de la cocaína, la PBC y el éxtasis, los colegios de hombres y las escuelas mixtas registran una prevalencia similar. • En lo que respecta a las drogas médicas, los colegios de mujeres y mixtos registran las mayores prevalencias de consumo. Tanto los tranquilizantes como los estimulantes registran la misma tendencia de consumo. INDICADORES DE CONSUMO II
  25. 25. 24 TABLA 7: Prevalencia de año del consumo de drogas, según género de la población escolar del colegio Tipo de Droga Género de la población escolar del colegio Masculino Femenino Mixto Drogas Legales 24.0 24.6 23.2 • Alcohol. 18.7 21.8 19.5 • Tabaco. 16.5 10.5 12.8 Drogas Ilegales 4.4 3.4 3.8 • Marihuana. 2.8 1.4 2.2 • Cocaína. 1.0 0.7 0.9 • PBC. 1.0 0.8 0.9 • Inhalantes. 1.8 1.3 1.2 • Éxtasis. 1.1 0.6 1.0 • Otras drogas. 0.5 0.6 0.4 Drogas Médicas 2.3 3.8 3.2 • Tranquilizantes. 2.0 2.7 2.3 • Estimulantes. 1.1 1.8 1.5 USO DE DROGAS SEGÚN DOMINIOS REGIONALES. En esta sección se da cuenta del ranking del consumo de drogas legales, ilegales y médicas, según dominios regionales, tomando como base la prevalencia de año. En el Gráfico 1 se observa que Lima Provincias, Arequipa, Callao, San Martín, Tacna, La Libertad, Lima Metropolitana, Moquegua, Cusco y Lambayeque registran las más altas prevalencias de consumo de drogas legales, ubicándose por encima del promedio nacional. Es importante señalar que Lima Provincias, Arequipa, Callao, San Martín y Tacna registran prevalencias significativamente más altas que Lima Metropolitana. Puno y Huancavelica, por su parte, son las regiones que registran un menor consumo de drogas legales, con prevalencias que se ubican por debajo de la mitad del promedio nacional. Le siguen, en orden de menos a más, Pasco, Tumbes, Amazonas, Loreto, Ayacucho, Ancash, Apurímac, Cajamarca, Huánuco, Madre de Dios, Piura, Ucayali, Junín e Ica, que registran prevalencias menores que el promedio nacional, pero superiores a las regiones anteriormente mencionadas.
  26. 26. 25 GRÁFICO 1: PREVALENCIA DE AÑO DEL CONSUMO DE DROGAS LEGALES, SEGÚN DOMINIOS REGIONALES El Gráfico 2 da cuenta del consumo de sustancias ilegales en los dominios regionales. Tacna, Lima Provincias, Cusco, Callao, Arequipa, Lima Metropolitana, Madre de Dios y Ayacucho son las regiones que registran un mayor consumo de sustancias ilícitas, con prevalencias que se ubican por encima del promedio nacional. Es importante resaltar que se trata de regiones que cuentan con una importante presencia del narcotráfico, ya sea porque hay zonas de producción o porque tiene ciudades que se ubican en la ruta de salida de la droga. Llama la atención el caso de Tacna, que registra una prevalencia de consumo que es más del doble que el promedio nacional y significativamente más alta que las que registran Lima y Callao. Es probable que ello se deba a una mayor disponibilidad de sustancias en esta zona de frontera, que es ruta de salida para la droga que sale hacia Chile y Argentina; no obstante que el incremento de consumo no solo se ha dado en las sustancias cocaínicas, sino también en el uso de marihuana y de éxtasis. Lima Metropolitana se ubica en el sexto lugar de consumo de sustancias ilegales; pero, por su tamaño, alberga al mayor número de consumidores en todo el país. Puno, Amazonas, Huancavelica, Pasco, Ica, Loreto y Piura, por otro lado, registran las más bajas prevalencias de consumo de drogas ilegales, por debajo de la mitad del promedio nacional, seguidas, de menos a más, de Cajamarca, Huánuco, San Martín, Moquegua, Tumbes, Apurímac, Junín, Lambayeque, Ucayali, La Libertad y Ancash. 0 5 10 15 20 25 30 35 Puno Huancavelica Pasco Tumbes Amazonas Loreto Ayacucho Ancash Apurímac Cajamarca Huánuco Madre de Dios Piura Ucayali Junín Ica Nacional Lambayeque Cusco Moquegua Lima Metropolitana La Libertad Tacna San Martín Callao Arequipa Lima Provincias 8.5 9.4 13.4 14.8 15.5 15.9 17.3 17.9 18.5 18.7 18.7 18.9 18.8 19.2 19.4 19.5 23.3 23.9 26.1 26.3 26.4 26.7 30.2 32 33.4 34 34.9 INDICADORES DE CONSUMO II
  27. 27. 26 GRÁFICO 2: PREVALENCIA DE AÑO DEL CONSUMO DE DROGAS ILEGALES, SEGÚN DOMINIOS REGIONALES En el Gráfico 3 se observa que Arequipa, Tacna, Callao, La Libertad, Lima Metropolitana, Cusco, San Martín, Lambayeque, Lima Provincias, Apurímac y Madre de Dios registran las más altas prevalencias de consumo de drogas médicas, las cuales se ubican por encima del promedio nacional. La mayoría de estas regiones también se ubican entre las que registran las prevalencias más altas de consumo de drogas ilegales, por lo que no debería descartarse una asociación en el consumo de ambos tipos de sustancias. En el otro extremo, se ubican Puno, Moquegua, Loreto, Ica y Amazonas, que registran las más bajas prevalencias de consumo de drogas médicas, por debajo de la mitad del promedio nacional, seguidas, de menos a más, de Pasco, Huancavelica, Piura, Cajamarca, Tumbes, Ancash, Junín, Ayacucho, Ucayali y Huánuco. 0 2 4 6 8 Puno Amazonas Huancavelica Pasco Ica Piura Loreto Cajamarca Huánuco San Martín Moquegua Tumbes Apurímac Junín Lambayeque Ucayali La Libertad Ancash Nacional Ayacucho Madre de Dios Lima Metropolitana Arequipa Callao Cusco Lima Provincias Tacna 0.5 1.1 1.1 1.4 1.7 1.8 1.9 2 2.3 2.8 3 3.2 3.3 3.3 3.6 3.5 3.7 3.8 3.8 4 4.7 5 5.1 5.2 5.5 5.5 7.9
  28. 28. 27 GRÁFICO 3: PREVALENCIA DE AÑO DEL CONSUMO DE DROGAS MÉDICAS, SEGÚN DOMINIOS REGIONALES Los mapas de la Figura 1 ilustran la dinámica del consumo de drogas legales, ilegales y médicas en las distintas regiones del país, ordenadas según cuartiles. En el primer cuartil, de color marrón, se ubican las regiones que registran las prevalencias más altas y, por tanto, un mayor riesgo de consumo de drogas. En el otro extremo, sombreado de amarillo, se encuentran las regiones que registran un menor riesgo de consumo, dada sus bajas prevalencias. De acuerdo con este análisis, Lima, Callao, Arequipa, La Libertad, Tacna y San Martín son las regiones que registran un mayor riesgo de consumo de drogas legales en su población escolar. Lima, Callao, Arequipa y Tacna además registran un alto riesgo de consumo de sustancias ilegales, junto a Madre de Dios y Cusco. Lima, Callao, Arequipa, La Libertad, Tacna y Cusco, por otro lado, son las regiones que registran el mayor riesgo de consumo de drogas médicas. En el otro extremo, se ubican las regiones de Amazonas, Loreto, Huancavelica, Pasco y Puno que registran el menor riesgo de consumo de drogas legales, ilegales y médicas. Se confirma entonces que la dinámica del consumo de drogas se ha extendido de Lima a las principales ciudades del interior del país, sobre todo en la zona sur del país y en la costa norte, zonas que coinciden con las rutas del narcotráfico y en donde se ha incrementado la actividad delictiva. 0 1 2 3 4 Puno Moquegua Loreto Ica Amazonas Pasco Huancavelica Piura Cajamarca Tumbes Ancash Junín Ayacucho Ucayali Huánuco Nacional Madre de Dios Apurímac Lima Provincias Lambayeque San Martín Cusco Lima Metropolitana La Libertad. Callao Tacna Arequipa 1.1 1.5 1.6 1.7 1.7 2.2 2.4 2.4 2.8 3.1 3.2 3.2 3.3 3.4 3.5 3.6 3.6 3.7 4.1 4.3 4.4 4.4 0.9 1 2 2 3.9 INDICADORES DE CONSUMO II
  29. 29. 28 FIGURA 1: Consumo de drogas en la población escolar de las regiones, según cuartiles y tipos de sustancias FRECUENCIA DE CONSUMO DE DROGAS EN LOS USUARIOS DE ÚLTIMO AÑO. En el Gráfico 4 da cuenta de la frecuencia de consumo de drogas legales en los usuarios recientes y actuales de este tipo de sustancias, tomando como base el número de días que reportan haber consumido, observándose lo siguiente: • El 11.8% de los consumidores de alcohol registran una frecuencia alta de consumo y el 41.6% una frecuencia media; mientras que el 46.6%, que declara haber consumido solo una vez bebidas alcohólicas, son usuarios experimentales. • El 15.7% de los usuarios de tabaco registran una frecuencia alta de consumo y el 38.9% una frecuencia media. El 44.5% son consumidores experimentales. GRÁFICO 4: FRECUENCIA DE CONSUMO DE DROGAS LEGALES EN LOS CONSUMIDORES DE ÚLTIMO AÑO En lo que respecta a los usuarios recientes y actuales de drogas ilegales, en el Gráfico 5 se observa que: 22% a% a 2.92.9%% 33% a% a 3.73.7%% e3.7e3.7%% d1.9d1.9%% ee2266.1.1%% 1919% a% a 2626%% 117% a7% a 1818.9%.9% dd117%7% 2.2.0% a 3.20% a 3.2%% e4.e4.11%% 3.3.33% a 4.% a 4.00%% dd1.91.9%% DDrogas Médicasrogas MédicasDDrogas Ilegalesrogas IlegalesDDrogas Legarogas Legalesles 0% 20% 40% 60% 80% 100% Alcohol Tabaco 46.6 44.5 41.6 38.9 11.8 15.7 1 día 2 a 9 días 10 a más días
  30. 30. 29 • La mayoría de los usuarios de marihuana registran una frecuencia media (50.3%) y alta (13.5%) de consumo. El 36.1% son consumidores experimentales. • El patrón de consumo de las sustancias cocaínicas es similar al de la marihuana. No obstante, el 13% de los usuarios de PBC no precisa el número de días que consumió esta sustancia. • El éxtasis registra un menor consumo experimental (30.5%), comparado con las demás sustancias ilegales. El 9.1% de los usuarios de esta droga, sin embargo, no precisa el número de días que consumió. • Los inhalantes registran el mayor consumo experimental (53.8%) entre todas las sustancias ilegales. Un porcentaje minoritario de usuarios de esta droga registra una frecuencia alta (10.2%) y media (36%) de consumo. GRÁFICO 5: FRECUENCIA DE CONSUMO DE DROGAS ILEGALES EN LOS CONSUMIDORES DE ÚLTIMO AÑO El Gráfico 6 describe la frecuencia de consumo de las drogas médicas, dando cuenta de lo siguiente: • El 12.9% de los usuarios de tranquilizantes registran una frecuencia alta de consumo y el 49.3% una frecuencia media. El 33.9% son consumidores experimentales y el 3.9% no precisa el número de días que consumió. • El 16.5% de los usuarios de estimulantes registran una frecuencia alta de consumo y el 42.9% una frecuencia media. El 36.9% son consumidores experimentales y el 3.7% no precisa el número de días que hizo uso de estas sustancias. 0% 10% 20% 30% 40% 50% 60% 70% 80% 90% 100% Marihuana PBC Cocaína Extasis Inhalantes 36.1 34.2 37.2 30.5 53.8 50.3 40.7 52.4 48.3 36 13.5 12.1 10.4 12.2 10.2 13 9.1 1 día 2 a 9 días 10 a más dìas No precisa INDICADORES DE CONSUMO II
  31. 31. 30 GRÁFICO 6: FRECUENCIA DE CONSUMO DE DROGAS MÉDICAS EN LOS CONSUMIDORES DE ÚLTIMO AÑO CONSUMO PROBLEMÁTICO DE ALCOHOL. El consumo problemático de alcohol en los adolescentes usuarios de esta sustancia hace referencia al riesgo psicosocial que experimentan cuando lo consumen, la baja capacidad para controlar su uso, el deterioro de su salud mental y la percepción negativa que tienen de su conducta sus familiares y amigos, factores que dan cuenta de una probable patología social y/o de un problema de abuso de sustancias en esta población. De manera específica, los factores mencionados aluden a lo siguiente: • Riesgo psicosocial: el uso de alcohol conduce a la escenificación de conductas de riesgo en los adolescentes (manejar un vehículo ebrio, peleas en grupo o en forma individual, problemas con la policía, etc.) que ponen en peligro su integridad física y mental y la de otras personas implicadas de manera directa o indirecta; • Percepción negativa del modo en que consume alcohol: los amigos y familiares, que forman parte del entorno del adolescente, perciben que bebe “más de la cuenta” y que debería bajar su consumo de bebidas alcohólicas; • Incapacidad para controlar el consumo de alcohol: el adolescente bebe para relajarse, para sentirse mejor consigo mismo, para integrarse a un grupo y, cuando no tiene con quien hacerlo, bebe solo; y • Pérdida de la capacidad de memoria: el adolescente no recuerda lo que pasó o lo que hizo mientras consumía alcohol. El estudio midió el consumo problemático de alcohol en los adolescentes a través de la Escala CRAFFT. Este instrumento fue diseñado por psiquiatras del Boston Children’s Hospital, de Massachusetts, hacia finales de la década de los noventa2 , y posteriormente ha sido 2 Knight, JR; Shrier, L; Harris, B; Terril, D; Farrell, M et al. “A new brief screen for adolescent: substance abuse”. En: Archive of Pediatrics and Adolescent Medicine. Vol. 153, p. 591 – 596, 1,999. 0% 20% 40% 60% 80% 100% Tranquilizantes Estimulantes 33.9 36.9 49.3 42.9 12.9 16.5 3.9 3.7 1 día 2 a 9 días 10 a más dìas No precisa
  32. 32. 31 perfeccionado y validado en distintos países3 , entre ellos Colombia4 , habiendo demostrado una alta sensibilidad para identificar el consumo disfuncional o problemático de alcohol en la población adolescente institucionalizada y no institucionalizada. En nuestro país es la primera vez que se utiliza esta escala para medir el consumo problemático de alcohol en la población adolescente. La Escala CRAFFT se compone de una batería de seis preguntas que se aplican a estudiantes que registran un uso reciente de alcohol. Las preguntas aluden a dificultades personales y problemas de interacción que experimentan los escolares como consecuencia de su consumo de bebidas alcohólicas y que guardan relación con los factores arriba mencionados. La respuesta positiva al menos a dos de estas preguntas indica que el estudiante registra un consumo problemático de alcohol. En la Tabla 8 se registra la respuesta individual que los estudiantes que son usuarios recientes de alcohol dieron a cada una de las preguntas de la Escala CRAFFT. En ella, se observa que las tres primeras preguntas de la escala –que aluden al riesgo psicosocial, la percepción negativa del entorno y la baja capacidad para controlar el consumo de alcohol- registran una mayor incidencia que las tres últimas en los usuarios recientes de alcohol. La percepción negativa del entorno es mayor entre los varones y los estudiantes de las escuelas públicas que entre las mujeres y los alumnos de colegios privados. En los demás casos, no existente diferencias significativas por género o tipo de colegio. El análisis de consistencia interna de la Escala CRAFFT reportó un Alfa de Cronbach de 0.539, lo que equivale a una confiabilidad moderada. 3 Véase: Knight, JR; Sherrit, L; Shrier, L; Harris, SK et al. “Validity of the CRAFFT Substance Abuse Screening: test among adolescent clinic patients” En: Archives of Pediatrics and Adolescent Medicine. Vol. 156, pp. 607 – 614, 2,002. Knight, JR; Sherritt L; Harris, S; Gates, E; Chang, G. “Validity of brief alcohol screening tests among adolescents: a comparison of the AUDIT, POSIT, CAGE and CRAFFT” En: Alcoholism: Clinical and Experimental Research. Vol. 27 (1). pp. 67 – 73, 2,003. Bernard M; Bolognini M; Plancherel B; Chinet L et al. “French validity of two substance-use screening tests among adolescents: a comparison of the CRAFFT and DEP-ADO” En: Journal of substance use. Vol. 10 (6), pp. 385 – 395, 2,005. Cook R; Chung T; Kelly T; Clark D. “Alcohol screening in young persons attending a sexually transmitted disease clinic: comparison of AUDIT, CRAFFT and CAGE instruments”. En: Journal of General Internal Medicine. Vol. 20, pp. 1 – 6, 2,005. Tossman, P, Kasten, L, Lang, P, Strüber, E. Bestimmung der konkorruenten Valität des CRAFFT-d. // In: Zeitschrift für Kinder- und Jugendpsychiatrie und Psyhcotherapie. Vol. 37 (5), pp. 451 – 459, 2,009. Subramaniam, M; Cheok, C; Verma, S; Wong, J et al. “Validity of a brief screening instrument- CRAFFT in a multiethnic Asian population” En: Addictive Behaviors. Vol. 35. p. 1102-1104, 2,010. 4 Pérez Gómez, Augusto y Scopetta Díaz – Granados, Orlando. “El CRAFFT / CARLOS como Instrumento para la Identificación Temprana de Consumo de Alcohol y Otras SPA: una Adaptación al Español”. En: Revista Colombiana de Psicología. Vol. 20, N° 2, pp. 265 – 274, 2,011. Uribe Isaza, María Mercedes. “Validación colombiana de la Escala CRAFFT para tamizaje de consumo de sustancias psicoactivas. Versión Universidad Nacional de Colombia. Fase I”. Universidad Nacional de Colombia – Facultad de Medicina, 2,012. INDICADORES DE CONSUMO II
  33. 33. 32 TABLA 8: Análisis individual de los componentes de la escala Crafft, según sexo y tipo de colegio Tipo de Droga Bebedores de último año que respondieron positivamente a las preguntas. Sexo Tipo de Colegio Total Hombre Mujer Público Privado 1) ¿Alguna vez has viajado en un vehículo (auto, moto, mototaxi) conducido por una persona (o por ti mismo) que haya consumido bebidas alcohólicas? 34.7 35.7 35.6 34.5 35.2 2) ¿Alguna vez amigos o familiares te han sugerido o mencionado que disminuyas el consumo de bebidas alcohólicas? 40.5 34.3 41.1 31.9 37.6 3) ¿Alguna vez has consumido bebidas alcohólicas para relajarte, para sentirte mejor contigo mismo o para integrarte a un grupo? 35.7 34.2 34.3 36.0 35.0 4) ¿Alguna vez te has metido en problemas al consumir bebidas alcohólicas? 19.3 16.9 18.4 17.8 18.1 5) ¿Alguna vez te has olvidado de lo que hiciste después de consumir bebidas alcohólicas? 19.8 18.1 19.1 18.8 19.0 6) ¿Alguna vez has consumido bebidas alcohólicas estando solo o sola? 18.3 21.8 19.6 20.4 19.9 En la Tabla 9 se da cuenta del resultado de la aplicación de la escala en los estudiantes que registran un consumo reciente de bebidas alcohólicas. De acuerdo con este análisis, el 46.1% de los estudiantes que hicieron uso de esta sustancia en los últimos doce meses son consumidores problemáticos de alcohol, siendo este problema ligeramente más alto entre los varones y entre los estudiantes de colegios públicos, sin que se registren diferencias significativas por género y tipo de colegio. En general, existen cerca de doscientos mil estudiantes que, dada las características del uso de alcohol que reportan, califican como consumidores problemáticos. TABLA 9: Consumo problemático de alcohol en los estudiantes que hicieron uso de esta sustancia en los últimos 12 meses, según sexo y tipo de colegio Tipo de Droga Sexo Tipo de Colegio Total N° de Estudiantes Hombre Mujer Público Privado • Consumidor no problemático. 52.7 55.3 52.8 55.7 53.9 232,609 • Consumidor problemático. 47.3 44.7 47.2 44.3 46.1 198,706 TOTAL 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 431,314 Otra aproximación al consumo problemático de alcohol viene a ser la medición del “beber excesivo” (binge drinking) entre los estudiantes que reportan haber consumido bebidas alcohólicas en el último mes. La CICAD define el beber excesivo como “haber consumido cinco o más bebidas alcohólicas en un solo evento durante las dos semanas anteriores a la encuesta”5 . El beber excesivo es un indicador de abuso de alcohol entre los jóvenes y adolescentes, pero no necesariamente mide la dependencia a esta sustancia. El beber excesivo, como tal, es una conducta de alto riesgo, que además conduce a otros riesgos, tales como comportamientos violentos, lesiones no intencionales, enfermedades de trasmisión sexual, embarazos no deseados, intoxicación por alcohol, dependencia, etc. Se trata, por tanto, de un indicador de consumo problemático de alcohol entre los usuarios de último mes. 5 CICAD – OEA. “Informe del Uso de Drogas en Las Américas - 2011”. Washington, D.C., 2011, p. 11.
  34. 34. 33 En la Tabla 10 se observa que seis de cada diez estudiantes que consumieron alcohol en el último mes son bebedores excesivos. En los varones el beber excesivo es ligeramente más alto que en las mujeres, pero las diferencias no son significativas. Tampoco hay diferencias significativas por tipo de colegio. En general, existen ciento veinte mil escolares que son bebedores excesivos de alcohol y que, dada esta situación, podrían estar experimentando otras conductas de riesgo que dañen su salud física y mental y la de las personas implicadas en sus acciones. TABLA 10: Proporción de estudiantes secundarios que reportan beber excesivo de alcohol (Usuarios de último mes) En las últimas 2 semanas: ¿Cuántas veces has consumido 5 o más bebidas alcohólicas en una sola ocasión? Sexo Tipo de Colegio Total N° de EstudiantesHombre Mujer Público Privado • Ninguna vez 38.1 42.2 39.6 40.7 40.0 80,261 • Al menos una vez 61.9 57.8 60.4 59.3 60.0 120,335 - Sólo una vez 34.0 32.5 32.9 34.0 33.3 66,894 - Entre dos y tres veces 16.5 15.3 15.9 16.0 16.0 32,001 - Entre cuatro y cinco veces 4.1 3.1 3.6 3.7 3.7 7,323 - Más de cinco veces 7.2 6.8 7.9 5.6 7.0 14,117 TOTAL 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 200,595 Esta situación se confirma con los reportes de embriaguez en los bebedores de último mes. En la Tabla 11 vemos que siete de cada diez estudiantes que consumieron alcohol en los últimos treinta días declara haberse embriagado al menos una vez en el último mes. Los estudiantes de colegios públicos reportan una mayor prevalencia de embriaguez que sus pares de escuelas privadas. Lo mismo ocurre entre hombre y mujeres, aunque las diferencias son menores. En general, cerca de ciento cuarenta y cinco mil estudiantes reconocen haberse embriagado al menos una vez en los últimos treinta días. TABLA 11: Proporción de estudiantes secundarios que reportan haberse embriagado al menos un día en el último mes ¿Cuántos días has tomado más de la cuenta y te has emborrachado en el último mes? Sexo Tipo de Colegio Total N° de Estudiantes Hombre Mujer Público Privado • Ningún día 24.2 27.1 19.7 35.0 25.5 51,761 • 1 a 2 días 53.0 54.0 57.8 46.4 53.5 108,527 • 3 a más días 19.2 14.7 18.7 14.6 17.2 34,835 • No responde 3.6 4.2 3.8 4.1 3.9 7,910 TOTAL 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 203,033 INDICADORES DE CONSUMO II
  35. 35. 34 USO DE DROGAS SEGÚN ANTECEDENTES DE CONSUMO EN LA FAMILIA Y GRUPO DE PARES. Los antecedentes de consumo de alcohol y de drogas ilegales en la familia y el grupo de pares inciden negativamente en la población escolar. En la Tabla 12 se observa que los estudiantes que registran antecedentes de consumo de alcohol en la familia y en su grupo de amigos reportan prevalencias de consumo de drogas legales, ilegales y médicas que son significativamente más altas que los que no registran estos antecedentes. TABLA 12: Prevalencia de año del consumo de drogas en la población escolar, según antecedentes de consumo de alcohol en la familia y grupo de pares Tipo de Droga Familia Grupo de Pares Registra antecedentes No registra antecedentes Registra antecedentes No registra antecedentes Drogas Legales 30.0 21.5 35.0 17.0 • Alcohol. 25.4 18.1 29.9 14.2 • Tabaco. 18.0 11.4 21.5 8.1 Drogas Ilegales 5.3 3.3 6.2 2.4 • Marihuana. 3.1 1.9 3.7 1.3 • Cocaína. 1.4 0.8 1.4 0.6 • PBC. 1.5 0.8 1.4 0.7 • Inhalantes. 1.7 1.1 2.0 0.7 • Éxtasis. 1.5 0.9 1.5 0.7 • Otras drogas. 0.7 0.4 0.8 0.3 Drogas Médicas 4.8 2.7 4.9 2.3 • Tranquilizantes. 3.6 1.9 3.7 1.5 • Estimulantes. 2.4 1.2 2.3 1.0 Una tendencia similar, aunque con diferencias más marcadas, se observa cuando se exploran los antecedentes de consumo de sustancias ilegales. En la Tabla 13 vemos que los estudiantes que tienen amigos o familiares que usan este tipo de drogas registran prevalencias de consumo de sustancias legales, ilegales y médicas que son significativamente más altas que los que no tienen estos antecedentes en su familia y grupo de pares. En los casos de las drogas ilegales y médicas, el consumo de estas sustancias es entre dos y seis veces más alto en los estudiantes que registran antecedentes de consumo en su entorno familiar y amical que entre los que no registran estos antecedentes. TABLA 13: Prevalencia de año del consumo de drogas en la población escolar, según antecedentes de consumo de sustancias ilegales en la familia y grupo de pares Tipo de Droga Familia Grupo de Pares Registra antecedentes No registra antecedentes Registra antecedentes No registra antecedentes Drogas Legales 35.3 22.8 43.7 17.0 • Alcohol. 29.5 19.2 37.7 14.1 • Tabaco. 24.3 12.3 28.2 8.0 Drogas Ilegales 9.4 3.5 9.1 2.1 • Marihuana. 5.8 2.0 6.2 0.9 • Cocaína. 3.2 0.8 2.0 0.5 • PBC. 3.5 0.8 1.8 0.7 • Inhalantes. 2.6 1.1 2.7 0.7 • Éxtasis. 3.0 0.9 1.9 0.7 • Otras drogas. 1.7 0.4 1.2 0.2 Drogas Médicas 8.5 2.9 6.1 2.3 • Tranquilizantes. 6.0 2.1 4.8 1.5 • Estimulantes. 4.8 1.3 2.9 1.1
  36. 36. 35 USO DE DROGAS SEGÚN ANTECEDENTES DELICTIVOS EN LA FAMILIA Y EL GRUPO DE PARES. La existencia de antecedentes delictivos en la familia y el grupo de pares es otro factor que influye negativamente en el uso de sustancias. En la Tabla 14 se observa que los estudiantes que tienen amigos o familiares que han cometido un delito (robo, asalto, venta de drogas, etc.) o están en prisión registran prevalencias de consumo de drogas legales, ilegales y médicas que son significativamente más altas que los que no tienen estos antecedentes en su familia y grupo de pares. En los casos de las sustancias ilegales y médicas, el uso de estas drogas es entre dos y cinco veces más alto en los estudiantes que registran antecedentes delictivos en su entorno familiar y de pares que entre los que no registran estos antecedentes. TABLA 14: Prevalencia de año del consumo de drogas en la población escolar, según antecedentes delictivos en la familia y grupo de pares Tipo de Droga Familia Grupo de Pares Registra antecedentes No registra antecedentes Registra antecedentes No registra antecedentes Drogas Legales 32.5 22.8 39.5 19.0 • Alcohol. 26.8 19.3 33.7 15.9 • Tabaco. 22.8 12.2 25.4 9.4 Drogas Ilegales 9.5 3.4 8.3 2.5 • Marihuana. 5.5 2.0 5.5 1.2 • Cocaína. 3.7 0.7 2.0 0.6 • PBC. 3.9 0.8 1.8 0.7 • Inhalantes. 3.0 1.1 2.5 0.8 • Éxtasis. 4.1 0.8 1.8 0.8 • Otras drogas. 1.5 0.4 1.1 0.3 Drogas Médicas 7.7 2.9 5.8 2.5 • Tranquilizantes. 5.5 2.1 4.5 1.7 • Estimulantes. 4.5 1.3 2.9 1.1 INCIDENCIA DE CONSUMO DE DROGAS. En la Tabla 15 se da cuenta de la tasa de incidencia anual del consumo de drogas y del número de estudiantes que cada año se inician en su consumo, observándose lo siguiente: • Cada año más de 230,000 estudiantes se inician en el consumo de bebidas alcohólicas y cerca de 130,000 se inician en el uso de tabaco. • Entre 80,000 y 90,000 estudiantes se inicia cada año en el consumo de alguna sustancia ilegal, principalmente marihuana, seguida de los inhalantes, la cocaína, el éxtasis y la PBC. • Cada año cerca de 30,000 estudiantes se inician en el consumo de tranquilizantes y más de 18,000 empiezan a usar estimulantes. Dependiendo de la frecuencia e intensidad de su uso, los estudiantes que se inician en el consumo de las distintas sustancias van a estar expuestos a un mayor o menor riesgo de dependencia o adicción a las mismas. INDICADORES DE CONSUMO II
  37. 37. 36 TABLA 15: Incidencia del consumo de drogas en la población escolar de secundaria que reside en ciudades de 30,000 y más habitantes Tipo de Droga Tasa de Incidencia Anual N° de Estudiantes Drogas Legales • Alcohol. 11.6 230,388 • Tabaco 6.1 127,050 Drogas Ilegales • Marihuana. 1.5 33,326 • Cocaína 0.7 14,835 • PBC 0.4 9,747 • Inhalantes 0.7 16,357 • Éxtasis 0.6 12,658 Drogas Médicas • Tranquilizantes. 1.3 28, 471 • Estimulantes. 0.8 18,187 EDAD DE INICIO DEL CONSUMO DE DROGAS. La edad promedio de inicio del consumo de drogas se ubica entre los 13 y 14 años, de acuerdo con el reporte de las principales sustancias (Tabla 16). Las drogas médicas registran un inicio más temprano, por debajo de los trece años. El inicio de consumo de drogas legales, por su parte, se ubica por encima de los trece años. En el caso de las drogas ilegales, la marihuana, cocaína, PBC y éxtasis registran un inicio de consumo que se ubica por encima de los catorce años, lo que evidencia un avance importante en el objetivo de retrasar la edad de inicio del consumo de estas sustancias. No sucede lo mismo con los inhalantes y los alucinógenos, que registran edades de inicio que se ubican por debajo de los trece años. No existen diferencias significativas por género en las edades promedio de inicio que registran las distintas sustancias. TABLA 16: Edad de inicio del consumo de drogas en la en la población escolar de secundaria, según sexo Tipo de Droga Sexo Total Hombres Mujeres Drogas Legales • Alcohol. 13.3 13.3 13.3 • Tabaco. 13.3 13.4 13.3 Drogas Ilegales • Marihuana. 14.3 14.2 14.3 • Cocaína. 14.2 14.3 14.2 • PBC. 13.9 14.1 14.0 • Inhalantes. 12.5 12.3 12.4 • Éxtasis. 14.3 14.3 14.3 • Alucinógenos. 12.3 13.1 12.6 • Otras drogas. 13.1 13.8 13.2 Drogas Médicas • Tranquilizantes. 12.7 13.0 12.9 • Estimulantes. 12.9 13.0 13.0 En la Figura 2 se presentan los diagramas de cajas con las edades de inicio de los estudiantes que hacen uso de drogas legales, ilegales y médicas. Este tipo de diagramas permite visualizar las distintas edades de inicio declaradas por los estudiantes, agrupadas por cuartíles, atendiendo a su grado de dispersión. En ella, se observa lo siguiente:
  38. 38. 37 • La edad de inicio más baja del consumo de alcohol se ubica en los 8 años: uno de cada cuatro estudiantes (25%) que declara haber consumido bebidas alcohólicas alguna vez en su vida comenzó a beber entre los 8 y los 11 años. El 50% de los usuarios de alcohol, sin embargo, comenzó a hacer uso de esta sustancia cuando tenía entre 12 y 14 años. • La edad de inicio más baja del consumo de cigarrillos se ubica en los 8 años: el 25% de los estudiantes que reconocen haber fumado cigarrillos alguna vez en su vida iniciaron su consumo entre los 8 y los 11 años. Uno de cada dos estudiantes usuarios de esta sustancia (50%), por el contrario, comenzó a fumar cuando tenía entre 12 y 14 años. • El consumo de inhalantes registra una mayor dispersión en las edades de inicio. Uno de cada dos estudiantes que declara haber consumido estas sustancias (50%), se inició en su uso entre los 11 y los 13 años. Existe, sin embargo, un 25% que comenzó a usar este tipo de sustancia entre los 7 y los 10 años • Las edades de inicio de la marihuana, la PBC y la cocaína registran un comportamiento similar: El 50% de los estudiantes que han hecho uso de estas sustancias, iniciaron su consumo entre los 13 y los 14 años. Uno de cada cuatro (25%), por otro lado, comenzó a usarlas entre los 10 y los 12 años. • Las edades de inicio del éxtasis registran una alta dispersión, similar a la de los inhalantes, aunque en edades más tardías. El 50% de los estudiantes que usan esta sustancia se iniciaron en su consumo entre los 13 y los 15 años; mientras que el 25% lo hizo entre los 9 y los 12 años. • Las edades de inicio de los usuarios de tranquilizantes registran la mayor dispersión entre las drogas médicas: uno de cada cuatro estudiantes que declara haber hecho uso de estos medicamentos sin receta médica, se inició en su consumo entre los 7 y los 10 años. El 50%, por el contrario, comenzó a usarlas entre los 11 y los 14 años • La edad de inicio más baja del consumo de estimulantes se ubica en los 10 años: el 25% de los estudiantes que han hecho uso de este medicamento comenzaron a usarlo a esa edad. Uno de cada dos (50%), por el contrario, se inició en su consumo cuando tenía entre 11 y 14 años. FIGURA 2: Edad de inicio del consumo de drogas en la población escolar Tranquilizantes Estimulantes 20 18 16 14 12 10 8 6 o o o o o o o Inhalantes Marihuana PBC Cocaína Éxtasis 20 18 16 14 12 10 8 6 20 18 16 14 12 10 8 6 o o o Bebidas alcohólicas Tabaco INDICADORES DE CONSUMO II
  39. 39. 38 ENTORNO DE INICIO DEL CONSUMO DE DROGAS. El entorno de inicio hace referencia al grupo en el que el estudiante empezó a consumir una sustancia. Tiene que ver con el espacio relacional en el que vive. No necesariamente refiere a un espacio físico. Así, por ejemplo, un estudiante puede haberse iniciado en el consumo de una droga con sus amigos de barrio; pero no en el lugar en el que reside, sino en una discoteca u otro espacio ajeno al barrio. En la Tabla 17 se da cuenta del entorno de inicio del consumo de las distintas sustancias, observándose lo siguiente: • El entorno familiar, que incluye a los padres y hermanos (19.4%) y otros familiares (primos, tíos, etc.: 17.1%), es el principal entorno de inicio del consumo de alcohol (36.5%), seguido de los amigos de barrio (24.3%) y los compañeros de estudio (23.8%). • Los amigos de barrio (31.5%) y los compañeros de estudio (24.1%) son los principales entornos de inicio de consumo de tabaco en la población escolar. El 15.9% de los estudiantes que fuman cigarrillos señalan que se iniciaron solos en su consumo y el 13.5% comenzó a fumar dentro de su entorno familiar. • La mayoría de los usuarios de marihuana comenzaron a consumir esta sustancia con sus amigos de barrio (52.2%), en primer lugar, y con los compañeros de colegio (21.5%), en segundo lugar. El 8% manifiesta que se inició solo en el uso de esta sustancia. • El principal entorno de inicio del consumo de cocaína en la población escolar son los compañeros de colegio (25.2%), seguido de los amigos de barrio (24.8%). El 17.7% señala que se inició solo en el consumo de esta sustancia. • Seis de cada diez estudiantes que consume PBC se inició en su uso con sus amigos de barrio (30.8%) y con sus compañeros de estudio (30.9%). El 11.3% se inició solo en el consumo de esta sustancia. • La mayoría de los estudiantes que declaran haber consumido inhalantes se iniciaron solos en el uso de esta droga (36%) y, en menor magnitud, con sus compañeros de colegio (21.7%) y sus amigos de barrio (15%). • La mayoría de los estudiantes que declara haber consumido éxtasis se iniciaron solos en el uso de esta sustancia (24%) y, en menor magnitud, con sus compañeros de colegio (19%) y amigos de barrio (13.2%). Estos resultados ponen de relevancia al barrio como principal entorno de inicio del consumo de marihuana, sustancias cocaínicas y tabaco; además del grupo familiar, como principal entorno de inicio del consumo de alcohol; y el ámbito educativo, como importante entorno de inicio del éxtasis y de otras sustancias legales e ilegales, espacios relacionales hacia donde debe dirigirse la acción preventiva.
  40. 40. 39 TABLA 17: Entorno de inicio del consumo de drogas en la población escolar de secundaria Tipo de Droga Entorno de inicio Solo Compañeros de estudio Compañeros de trabajo Amigos de barrio Familia No recuerdaPadres y/o hermanos Otros familiares Drogas Legales • Alcohol 3.1 24.3 2.1 23.8 19.4 17.1 8.7 • Tabaco 15.9 24.1 2.6 31.5 3.6 9.9 12.4 Drogas Ilegales • Marihuana 8.0 21.5 4.1 52.2 1.7 2.7 9.5 • Cocaína 17.7 25.2 7.1 24.8 4.0 1.6 19.6 • PBC 11.3 30.7 5.8 30.8 2.8 1.3 17.3 • Inhalantes 36.0 21.7 3.5 15.0 5.3 4.8 13.6 • Éxtasis 24.0 19.0 6.0 13.2 3.5 2.4 31.9 RAZONES PARA USAR TRANQUILIZANTES Y ESTIMULANTES SIN PRESCRIPCIÓN MÉDICA. El estudio indagó sobre las razones para usar drogas médicas en los estudiantes que declararon haber hecho uso de estas sustancias en el último año. En la Tabla 18 se da cuenta de las razones atribuidas al consumo de tranquilizantes. Es importante señalar que uno de cada cuatro usuarios (26.1%) no identifica alguna razón valedera entre las opciones señaladas o no tiene una opinión formada al respecto. La mayoría consume esta sustancia por problemas de ansiedad y dependencia, entre las razones internas; y por recomendación de un médico amigo de la familia, entre las razones externas. Según género y tipo de colegio, se observa que: • Los estudiantes varones consumen más tranquilizantes que sus pares mujeres por razones externas que por motivos internos. Las mujeres, por el contrario, consumen más tranquilizantes que los hombres cuando se sienten deprimidas, para reducir la ansiedad, calmar la tensión, relajarse, entre otras razones internas. No existen diferencias significativas entre hombres y mujeres por uso de tranquilizantes asociado al consumo de alcohol y otras drogas o relacionado con una mejora del desempeño o de la sociabilidad individual. • Los estudiantes de los colegios públicos usan más tranquilizantes que sus pares de escuelas privadas por razones externas que por motivos internos. Estos últimos, por el contrario, consumen más tranquilizantes que los estudiantes de colegios públicos cuando se sienten deprimidos, para reducir la ansiedad, calmar la tensión, relajarse y para mejorar su desempeño o rendimiento escolar o laboral. No existen diferencias significativas entre los estudiantes de ambos tipos de colegio por consumo de tranquilizantes asociado al uso de alcohol y otras drogas o relacionado con una mejora de la sociabilidad individual. INDICADORES DE CONSUMO II
  41. 41. 40 Tabla 18: Razones para usar tranquilizantes sin receta médica Razones Sexo Tipo de Colegio Total Hombre Mujer Público Privado Razones externas  Por recomendación de un médico amigo de mi familia. 20.0 15.8 19.5 13.7 17.5  Por indicación de mis profesores o del psicólogo del colegio. 8.4 4.1 7.6 2.6 5.9 Razones internas Ansiedad / dependencia.  Para calmar los nervios, relajarme, dormir mejor. 16.1 18.6 16.9 19.0 17.6  Para reducir la ansiedad, calmar la tensión, bajar el estrés. 14.9 19.4 14.5 23.4 17.6  Para no estar deprimido. 7.4 21.2 13.2 20.1 15.8 Mejorar desempeño / sociabilidad  Para estar más activo y mejorar mi rendimiento en la escuela o el trabajo. 6.4 5.5 4.6 8.3 5.9  Para sentirme mejor, más sociable, desinhibirme. 3.7 4.4 4.3 3.7 4.1 Mejorar efecto de sustancia  Para mejorar el efecto del Alcohol o de otras sustancias. 1.9 1.8 1.8 1.8 1.8 No precisa. 27.1 25.4 27.1 24.1 26.1 En lo que respecta a los estimulantes, la Tabla 19 muestra, al igual que en el caso de los tranquilizantes, que el 21.7% de los usuarios de esta sustancia no identifica alguna razón valedera entre las opciones señaladas o no tiene una opinión formada sobre el tema. Y cuando le atribuyen alguna razón, el uso por recomendación de un médico amigo de la familia (22.9%) destaca por encima de las demás razones externas e internas que se invocan. La ansiedad y dependencia y la mejora del rendimiento académico o laboral también sobresalen entre las razones atribuidas al uso de estimulantes. Según género y tipo de colegio, se observa que: • Los estudiantes varones consumen más estimulantes que sus pares mujeres por razones externas o para sociabilizar mejor, mejorar su rendimiento intelectual y laboral e incrementar el efecto del alcohol y otras drogas, entre las razones internas. Las mujeres, por el contrario, usan más estimulantes que los hombres cuando se sienten deprimidas, para calmar los nervios, relajarse o dormir mejor. No existen diferencias significativas entre hombres y mujeres por uso de estimulantes asociado a la ansiedad y el estrés. • Los estudiantes de los colegios públicos usan más estimulantes que sus pares de escuelas privadas por indicación de sus profesores o del psicólogo del colegio (razón externa) o para reducir la ansiedad y calmar la tensión y el estrés, porque se sienten deprimidos, porque quieren sociabilizar mejor y cuando quieren relajarse, calmar los nervios y dormir mejor, entre las razones internas. Los estudiantes de las escuelas privadas, por el contrario, consumen más estimulantes que sus pares de colegios públicos por recomendación de un médico amigo de la familia (razón externa) o para mejorar su rendimiento académico y laboral e incrementar el efecto del alcohol y de otras drogas, entre sus motivaciones internas.
  42. 42. 41 TABLA 19: Razones para usar estimulantes sin receta médica Razones Sexo Tipo de Colegio Total Hombre Mujer Público Privado Razones externas  Por recomendación de un médico amigo de mi familia. 25.6 20.5 21.2 26.7 22.9  Por indicación de mis profesores o del psicólogo del colegio. 15.0 10.2 13.8 9.4 12.5 Razones internas Ansiedad / dependencia.  Para calmar los nervios, relajarme, dormir mejor. 6.8 12.1 9.9 8.9 9.6  Para reducir la ansiedad, calmar la tensión, bajar el estrés. 12.4 12.2 14.9 6.3 12.3  Para no estar deprimido. 4.6 15.4 11.3 8.0 10.3 Mejorar desempeño / sociabilidad  Para estar más activo y mejorar mi rendimiento en la escuela o el trabajo. 11.3 9.1 9.4 11.7 10.1  Para sentirme mejor, más sociable, desinhibirme. 5.9 1.5 4.5 1.6 3.6 Mejorar efecto de sustancia  Para mejorar el efecto del Alcohol o de otras sustancias. 2.3 0.9 0.8 3.3 1.6 Otra razón. 18.2 24.7 19.2 27.3 21.7 USO DE TRANQUILIZANTES Y ESTIMULANTES ASOCIADO AL CONSUMO DE OTRA DROGA. El estudio determinó que si existe una relación entre el consumo de drogas médicas y el uso de sustancias legales e ilegales que, no por ser baja aún, deja de ser importante. En la Tabla 20 se observa que: • Uno de cada cinco estudiantes que usó tranquilizantes (21.1%) y estimulantes (19.7%) en el último año reconoce haber consumido estas sustancias después de ingerir bebidas alcohólicas. • El 14% de los estudiantes que usaron tranquilizantes (14.1%) y estimulantes (14%) en los últimos doce meses reconoce haber consumido ambas sustancias de manera simultánea. • Uno de cada diez estudiantes que consumió tranquilizantes (11%) y estimulantes (10.5%) en el último año reconoce haber usado estas sustancias después de haber fumado marihuana. • Entre el 6% y el 9% de los estudiantes que usaron tranquilizantes y estimulantes en el último año reconoce haber consumido estas sustancias después de haber usado sustancias cocaínicas. • El 7% de los estudiantes que usaron tranquilizantes (7.2%) y estimulantes (7.3%) en los últimos doce meses reconoce haber consumido estas sustancias después de haber usado éxtasis. • Entre el 7% y el 9% de los estudiantes que consumieron tranquilizantes (7.8%) y estimulantes (8.9%) en el último año reconoce haber usado estas sustancias después de haber consumido inhalantes. INDICADORES DE CONSUMO II
  43. 43. 42 TABLA 20: Uso de drogas médicas asociado al consumo de otra sustancia Tipo de Droga Ha usado Tranquilizantes después de haber consumido… Ha usado Estimulantes después de haber consumido… Si No No consume Si No No consume • Alcohol. 21.1 49.5 29.4 19.7 44.7 35.7 • Estimulantes. 14.1 52.5 33.4 --- --- --- • Tranquilizantes. --- --- --- 14.0 48.8 37.2 • Marihuana. 11.0 43.4 45.6 10.5 45.6 43.9 • PBC. 6.9 47.0 46.1 6.6 47.0 46.4 • Cocaína. 8.1 45.2 46.7 9.3 45.4 45.4 • Éxtasis. 7.2 48.5 44.3 7.3 45.4 47.3 • Inhalantes. 7.8 46.2 46.0 8.9 44.0 47.2 PATRÓN DE CONSUMO DEL ÉXTASIS. El entorno de inicio, la frecuencia de uso, el lugar en que se consume, las sustancias que acompañan su uso y los efectos que se le atribuye, entre otras, son características o formas que configuran el patrón de consumo del éxtasis. Anteriormente, se ha visto que uno de cada cuatro escolares que se inicia en el consumo del éxtasis lo hace en forma individual. Los compañeros de colegio y amigos de barrio también constituyen un importante entorno de inicio de consumo de esta sustancia. El éxtasis es la sustancia que registra un menor consumo experimental y su uso frecuente está asociado a espacios de entretenimiento o de diversión entre pares. En el Gráfico 7 se observa que solo uno de cada diez usuarios (10.6%) consume el éxtasis en fiestas electrónicas, espacio con el que se suele asociar su uso. La mayoría de los estudiantes que consumen esta sustancia lo hacen mayormente en casa de amigos (19.9%), en fiestas juveniles o del colegio (14.6%), en su domicilio (14.3%) y en cumpleaños o reuniones de amigos (12.7%). El uso de esta sustancia entonces no necesariamente esta disociado del hogar o del colegio y ocurre cuando los padres y profesores dejan a los menores a su libre albedrío o pierden el control sobre estos espacios. GRÁFICO 7: LUGAR DEL CONSUMO DEL ÉXTASIS EN LOS USUARIOS DE ÚLTIMO AÑO 0 5 10 15 20 En casa de mis amigos En tonos, fiestas del cole u organizada por patas, etc. En mi casa En reuniones (cumpleaños, reuniones de amigos, etc) En fiestas electrónicas (rave, techno, etc.) En discotecas, pubs, bares, conciertos o similares En parques, paseos, etc. En el colegio Otro lugar 19.9 14.6 14.3 12.7 10.6 7.9 4.9 2.1 15.5
  44. 44. 43 En el Gráfico 8 vemos que la mayoría de los usuarios de éxtasis acompaña su consumo con gaseosa (22.2%), agua (16.3%), cerveza (13.5%), trago corto (10.9%), chupetes (8.4%) y bebidas energizantes (6.2%). El uso asociado a sustancias ilegales no sintéticas y a drogas médicas es todavía menor. El consumo de éxtasis combinado con alcohol si es preocupante, dado que esta combinación puede producir lesiones cerebrales y alteraciones a la memoria en los estudiantes que experimentan esta modalidad de consumo6 . Es importante, en ese sentido, que los programas de prevención alerten sobre este riesgo e informen a los estudiantes, docentes y padres de familia, a efectos de reducir su incidencia en la población escolar. GRÁFICO 8: SUSTANCIAS QUE ACOMPAÑAN AL CONSUMO DEL ÉXTASIS EN LOS USUARIOS DE ÚLTIMO AÑO En lo que respecta a los efectos atribuidos al éxtasis, el Gráfico 9 muestra que a la mayoría de los estudiantes usuarios de esta sustancia les produce euforia, felicidad y ganas de divertirse y de pasarla bien (21.2%), experimentan tranquilidad y paz interior (17.1%), sienten que tienen sed en exceso (13.9%) y experimentan mayor autoestima o seguridad en sí mismos (8.9%). La mayoría de estos efectos son conocidos en el éxtasis y lo novedoso, en todo caso, es que se experimenten en el hogar o reuniones de amigos, como ya ha sido señalado anteriormente. GRÁFICO 9: EFECTOS ATRIBUIDOS AL ÉXTASIS EN LOS CONSUMIDORES DE ÚLTIMO AÑO 6 Manuel Daza - Losada, Marta Rodríguez - Arias, María A. Aguilar & José Miñarro. “Acquisition and reinstatement of MDMA- induced conditioned place preference in mice pre-treated with MDMA or cocaine during adolescence”. En: Addiction Biology 14, pp. 447 – 456, Octubre de 2,009. 0 5 10 15 20 25 30 Gaseosa Agua Cerveza Trago corto Chupetes Energizantes Marihuana Estimulantes Cocaína o PCB Tranquilizantes Otras… Ninguna 22.2 16.3 13.5 10.9 8.4 6.2 4.1 3.6 1.7 1 2.6 27.5 0 5 10 15 20 25 30 Euforia, felicidad, ganas de divertirme y pasarla bien Tranquilidad, paz interior, etc. Siento que tengo sed, mucha sed. Me siento alguien especial, seguro de mí mismo. Siento mucha energía, fuerza, agresividad. Me siento mareado, borracho, etc. A veces siento mucho calor o siento que me… Alucino bien, vuelo mucho, etc. Me siento duro, no me puedo comunicar con los demás. Siento sueño, mucho sueño Me siento diferente, sensible, extrovertido, desinhibido. No siente nada. 21.2 17.1 13.9 8.9 6.4 5.6 4.8 3.3 2 2 1.4 29.1 INDICADORES DE CONSUMO II
  45. 45. 44 USO DE DROGAS SINTÉTICAS DISTINTAS AL ÉXTASIS. El estudio indagó sobre el consumo de otras drogas sintéticas en los usuarios de éxtasis, partiendo de la hipótesis de que el uso de este tipo de drogas no se circunscribe a una sola sustancia. En el Gráfico 10 se observa que un porcentaje importante de usuarios de esta sustancia reconoce haber consumido otras drogas sintéticas, destacando la ketamina o ketalar (18.3%), el GBH (12.2%), el “cristal” o metanfetamina (9.9%) y el LSD (6.5%). Uno de cada dos usuarios de éxtasis reconoce haber consumido otra sustancia sintética. Partiendo de esta evidencia, puede decirse que el uso de drogas de síntesis tiende a diversificarse en el país. GRÁFICO 10: USO DE OTRAS DROGAS SINTÉTICAS EN LOS CONSUMIDORES DE ÉXTASIS POLICONSUMO DE DROGAS. El policonsumo o uso simultáneo o secuencial de más de una sustancia, con el propósito de maximizar sus efectos y mantener alteradas las funciones mentales, se ha extendido en la población escolar. En el Tabla 21 se observa que el 35.2% de los estudiantes usuarios de drogas son policonsumidores, ya sea porque consume dos drogas (14.2%) o porque usa tres o más sustancias (21%), en simultáneo o de manera secuencial. En general, existen alrededor de 30,000 policonsumidores de sustancias ilegales en la población escolar del país. 0 10 20 30 40 50 60 Ketamina o ketalar GHB "Cristal" o metanfetamina LSD Esteroides anabólicos Anfetaminas Ninguna 18.3 12.2 9.9 6.5 2.4 1.4 50.7
  46. 46. 45 TABLA 21: Policonsumo de drogas en la población escolar que declara haber usado drogas en el último año. Tipo de consumo Nº de sustancias consumidas Drogas Consumidas % N Expandido • Monoconsumo 1 sustancia. Marihuana 30.0 24,964 PBC 4.7 3,911 Cocaína 2.4 1,997 Inhalantes 17.6 14,644 Éxtasis 6.6 5,492 Otras drogas 3.5 2,912 Subtotal 64.8 53,920 • Policonsumo 2 sustancias Marihuana - Cocaína 2.7 2,247 Marihuana - PBC 1.6 1,331 Marihuana - Éxtasis 0.8 666 Marihuana - inhalantes 4.1 3,412 Marihuana - Otras drogas 0.9 749 PBC – Cocaína 0.3 250 Otras combinaciones de dos sustancias 3.8 3,162 3 sustancias 8.5 7,073 4 sustancias 7.0 5,825 5 ó 6 sustancias 5.5 4,577 Subtotal 35.2 29,292 TOTAL 100.0 83,212 INDICADORES DE CONSUMO II
  47. 47. 46
  48. 48. 47 INDICADORES DE PREVENCIÓN III
  49. 49. 48 E n este capítulo se presentan los resultados del estudio que dan cuenta de la medición de los indicadores de prevención del consumo de drogas, que incluye la percepción del riesgo, la facilidad de acceso a sustancias ilegales, el ofrecimiento de drogas y la disposición favorable a su uso. En todos los casos, se analizan el comportamiento de estos indicadores en relación al uso de drogas legales, ilegales y médicas en la población escolar, a efectos de establecer su influencia en el consumo de sustancias. PERCEPCIÓN DEL RIESGO DEL CONSUMO DE DROGAS. La percepción del riesgo del consumo de drogas mide el grado en que los estudiantes han interiorizado los mensajes preventivos que se trasmiten dentro y fuera de la institución educativa, incluyendo la familia y los medios de comunicación, entre otros agentes preventivos. Estos mensajes buscan ampliar y/o fortalecer la conciencia de riesgo en los jóvenes y adolescentes, a efectos de lograr una efectiva reducción de la demanda de drogas en esta población. La percepción del riesgo permite, en ese sentido, evaluar la influencia que ejerce el discurso preventivo en el uso de drogas de la población escolar. En la Tabla 22 se observan los resultados del estudio en lo que respecta a la medición de la percepción del riesgo. En ella se observa que: • Alrededor del 60% de los estudiantes le atribuye un “gran riesgo” al consumo frecuente de cigarrillo y alcohol. El resto, le atribuye un “riesgo moderado” (entre el 15% y 17%) y, en menor medida, un “riesgo leve” o “ningún riesgo”. En el caso del consumo ocasional (“alguna vez”), la percepción de un “gran riesgo” atribuida al consumo de alcohol y tabaco es bastante menor (entre el 10% y 16%). La mayoría le atribuye un “riesgo leve” o “moderado” a este tipo de consumo. • Entre el 21% y el 28% de la población escolar le atribuye un “gran riesgo” al consumo ocasional (“alguna vez” o “una o dos veces”) de marihuana, cocaína, PBC y éxtasis. El resto, le atribuye un “riesgo moderado” o “riesgo leve” (entre el 19% y el 25%, aproximadamente) al uso ocasional de estas sustancias. • En el caso de los inhalantes, la percepción de un “gran riesgo” que se atribuye al consumo ocasional de esta droga es del 47%, es decir, mayor que la que registran las demás sustancias; mientras que el “riesgo moderado” y el “riesgo leve” es significativamente menor. • Entre el 60% y 65% le atribuye un “gran riesgo” al consumo frecuente de marihuana, cocaína, PBC, inhalantes y éxtasis. El resto, le atribuye un “riesgo moderado”, “leve” o “ningún riesgo”, con porcentajes significativamente menores. • Uno de cada cuatro estudiantes no sabe o desconoce el riesgo que conlleva el uso ocasional y frecuente de éxtasis. Algo parecido se observa en el caso de la PBC y, en menor medida, en los casos de los inhalantes, la cocaína y la marihuana. • Entre el 24% y el 28% de la población escolar le atribuye un “gran riesgo” al consumo ocasional de tranquilizantes e inhalantes. El resto, le atribuye un “riesgo moderado” (uno de cada cuatro estudiantes, aproximadamente), “riesgo leve” o “ningún riesgo”, cuando no desconocen el riesgo que conlleva el uso ocasional de estas sustancias.
  50. 50. 49 • Alrededor del 55% de los estudiantes le atribuye un “gran riesgo” al uso frecuente de drogas médicas. Los demás, le atribuyen un “riesgo moderado”, “leve” o “ningún riesgo”, cuando no desconocen el riesgo que conllevan. • Entre el 17% y el 20% de los estudiantes no sabe o desconoce el riesgo que conlleva el uso ocasional y frecuente de drogas médicas. Existe una marcada tendencia a atribuir un mayor riesgo al consumo de drogas ilegales y médicas y al uso frecuente de las distintas sustancias frente a su uso ocasional. Como se sabe, el uso ocasional de alcohol y tabaco es más tolerado en la sociedad. La conciencia de riesgo, sin embargo, parece haber disminuido en la población escolar, si comparamos los resultados del estudio con los de la encuesta anterior7 , lo que podría estar evidenciando que los mensaje preventivos no están llegando adecuadamente a la población escolar. TABLA 22: Percepción del riesgo del consumo ocasional y/o frecuente de drogas en la población escolar de secundaria. Tipo de Consumo Percepción del riesgo No sabe Ningún riesgo Riesgo leve Riesgo moderado Gran riesgo Drogas Legales  Fumar cigarrillos. ­ Alguna vez. 14.2 14.8 39.5 15.5 15.9 ­ Frecuentemente. 11.2 6.7 6.6 15.6 59.8  Consumir alcohol. ­ Alguna vez. 11.0 16.9 42.3 19.2 10.6 ­ Frecuentemente. 11.7 6.7 6.1 16.4 59.2 ­ Hasta embriagarse. 14.5 7.0 9.0 15.0 54.5 Drogas Ilegales  Fumar marihuana. ­ Una o dos veces. 14.8 8.7 27.9 22.0 26.5 ­ Alguna vez. 15.2 10.8 30.3 22.4 21.3 ­ Frecuentemente. 14.9 4.8 4.2 11.2 64.9  Consumir cocaína. ­ Una o dos veces. 16.3 7.0 24.6 25.6 26.4 ­ Alguna vez. 16.7 8.6 24.9 23.1 26.7 ­ Frecuentemente. 17.1 4.7 4.1 9.2 64.9  Consumir PBC. ­ Una o dos veces. 23.6 6.1 19.7 23.0 27.6 ­ Alguna vez. 23.8 7.4 19.6 21.4 27.9 ­ Frecuentemente. 23.8 4.7 4.0 7.8 59.7  Aspirar inhalantes. ­ Alguna vez. 18.5 7.7 8.5 18.4 47.0 ­ Frecuentemente. 20.3 7.5 3.8 6.8 61.5  Consumir éxtasis. ­ Una o dos veces. 25.5 6.5 18.8 21.7 27.5 ­ Alguna vez. 25.8 7.4 18.1 20.8 27.9 ­ Frecuentemente. 26.4 4.7 3.0 5.9 60.0 Drogas Médicas  Consumir tranquilizantes. ­ Alguna vez. 16.9 9.7 21.4 24.0 27.9 ­ Frecuentemente. 16.9 7.4 6.9 13.7 55.2  Consumir estimulantes. ­ Alguna vez. 20.4 9.7 22.4 23.5 23.9 ­ Frecuentemente. 20.6 7.2 5.8 12.1 54.3 7 DEVIDA. “III Estudio Nacional: Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Secundaria 2,009”. Lima – Perú, 2011, p. 50. INDICADORES DE PREVENCIÓN III
  51. 51. 50 En el Gráfico 11 se presentan los porcentajes agrupados de los estudiantes que declaran que desconocen el riesgo de consumir drogas o señalan que hacerlo no conlleva “ningún riesgo” o tiene un “riesgo leve”. En él se observa que: • Entre el 45% y el 60% de los estudiantes son vulnerables a las sustancias ilícitas y las drogas médicas, dado el desconocimiento y el bajo o ningún riesgo que le atribuyen al consumo ocasional de éxtasis, cocaína, PBC, marihuana, estimulantes y tranquilizantes. • Entre el 30% y el 34% de la población escolar es altamente vulnerable al consumo de éxtasis, PBC, inhalantes, estimulantes, tranquilizantes y alcohol, debido a que desconocen o le atribuyen un bajo o ningún riesgo al uso frecuente (o “hasta embriagarse”) de estas sustancias. Esta vulnerabilidad es relativamente menor en relación al uso frecuente de cocaína, marihuana, cigarrillos y alcohol. Comparados con los resultados del estudio anterior8 , el nivel de vulnerabilidad debido a una baja conciencia de riesgo parece haberse incrementado, siendo necesario reforzar los mensajes preventivos y, en general la conciencia de riesgo, en la población escolar. GRÁFICO 11: PORCENTAJE DE ESTUDIANTES QUE DESCONOCEN O CONSIDERAN QUE CONSUMIR DROGAS NO ES UN RIESGO O ES UN RIESGO LEVE En la Tabla 23 se describe la relación entre la percepción del riesgo y el uso de drogas en la población escolar, observándose lo siguiente: • El consumo de drogas legales es relativamente menor en el grupo de estudiantes que declara que el uso frecuente de estas sustancias no tiene “ningún riesgo” que en aquellos que le atribuyen un “gran riesgo”, siendo las diferencias significativas. 8 Ibid., p. 51. 0 10 20 30 40 50 60 Fumar marihuana alguna vez. Consumir estimulantes alguna vez. Fumar marihuana una o dos veces. Consumir éxtasis alguna vez. Consumir PBC alguna vez. Consumir éxtasis una o dos veces. Consumir cocaína alguna vez. Consumir PBC una o dos veces. Consumir tranquilizantes alguna vez. Consumir cocaína una o dos veces Consumir éxtasis frecuentemente. Consumir estimulantes frecuentemente. Consumir PBC frecuentemente. Consumir inhalantes frecuentemente. Consumir tranquilizantes frecuentemente. Consumir alcohol hasta embrigarse. Consumir cocaína frecuentemente. Consumir alcohol frecuentemente. Fumar cigarrillos fecuentemente. Consumir marihuana frecuentemente. 56.3 52.5 51.4 51.3 50.8 50.8 50.2 49.4 48 47.9 34.1 33.6 32.5 31.6 31.2 30.5 25.9 24.5 24.5 23.9

×