Repudio por despidos

180 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
180
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
12
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Repudio por despidos

  1. 1. Proyecto de Declaración La Honorable Cámara de Diputados de la Nación. DECLARA Su gran preocupación y profundo repudio por los despidos de Radio 10 y C5N de los periodistas Gustavo Mura y Antonio Laje, entre otros, ocurridos el 2 de enero en las emisoras del grupo comunicacional del empresario Cristóbal López.
  2. 2. Fundamentos Señor presidente: Con gran preocupación hemos tomado conocimiento de los despidos de los periodistas Gustavo Mura y Antonio Laje, entre otros, ocurridos el 2 de enero. El hecho se produjo, según declaraciones de Gustavo Mura, cuando “tuvo un duro cruce de opiniones durante una entrevista al Secretario de Seguridad de la Nación Sergio Berni, el domingo anterior”. Posteriormente a esa emisión y una vez finalizado el programa, el conductor había recibido varios llamados telefónicos de directivos de la emisora. En cuanto a Antonio Laje, en los últimos días de diciembre y a raíz de sus comentarios relacionados con la crisis energética que vive nuestro país, fue obligado a “anunciar que se tomaba vacaciones” según expresó, situación por la cual se consideró despedido. Desde la compra del paquete accionario del multimedios por parte del empresario kirchnerista Cristóbal López y especialmente durante el año pasado, varios periodistas de la emisora sufrieron actos de censura por parte de las autoridades directivas y hasta les fueron rescindidos sus contratos. A esto se suman los veinticincos despidos blanqueados por la empresa en los últimos días. Al respecto debemos recordar que la libertad de expresión es el derecho que más veces aparece custodiado en nuestra Carta Magna y otorga a todos los ciudadanos que habitan nuestro suelo la sagrada posibilidad de manifestar toda clase de ideas u opiniones sin ningún tipo de condicionamiento ni represión. En ella se la ampara y protege especialmente por considerarla como la madre de todas las libertades. Del mismo modo la Convención Interamericana de Derechos Humanos y múltiples tratados internacionales la enuncian particularmente. Por nuestra parte, debemos alertar que se está ejerciendo una práctica comunicacional de desprestigio, ataque al buen nombre y honor de las personas, demandas judiciales y, como en este caso, despidos injustificados en los medios de comunicación oficialistas en nuestro país. Es así como periodistas, empresarios, comerciantes, comunicadores sociales, dueños de radios, operadores de cable, consultoras económicas y hasta asociaciones de consumidores, entre otros actores de la vida nacional, son diaria y
  3. 3. violentamente atacados desde los medios vinculados al poder gubernamental, en actitudes autoritarias por cuestionar los diversos estamentos de su gestión. Nuestro país está ingresando en una peligrosa espiral de violencia semántica y censura directa, tal como en el caso de Gustavo Mura y Antonio Laje en Radio 10 y C5N pertenecientes al multimedios de Cristóbal López, que fueron despedidos por no uniformar su pensamiento al discurso oficial. Con anterioridad se interpusieron demandas judiciales contra otros colegas y ahora se los despide sin causa justificada, para limitar o amordazar la libertad de expresión, en una práctica totalitaria absolutamente reñida con la vida democrática. Esta es una situación inadmisible en un estado de derecho, del mismo modo que lo son las cesantías y las rescisiones arbitrarias de contratos de quienes gozan de popularidad entre el público que los ve y escucha y que son formadores de opinión en su segmento comunicacional. Nos encontramos con una muestra que ejemplifica que la pluralidad de voces es otro de los mitos que el discurso oficial pretende instituir. Para ello no escatima el uso de todos los personajes que tiene a su alcance, vinculados al poder y beneficiarios de las prebendas que otorga la Ley de Medios y la cercanía con el reparto discrecional de los fondos publicitarios, que reciben y acatan fielmente la órdenes presidenciales de neutralizar y eliminar a quienes se alzan contra “el relato” tal el caso de Cristóbal López y su imperio comunicacional. La pauta publicitaria oficial, la compra de frecuencias y medios, el control de los contenidos, todos son elementos de los que se vale la estructura gubernamental para dominar y disciplinar a quienes disienten con el relato que se pretende instaurar. Estos atropellos nos comprometen especialmente en la defensa de la libertad de expresión y del derecho de los trabajadores de prensa y de los comunicadores de opinión, a realizar sus tareas en un clima de respeto y tolerancia, sin actitudes autoritarias ni herramientas de coerción por parte de los miembros de la estructura oficial y gozando plenamente de los resguardos constitutivos de la vida democrática. Rescindir contratos y privar a los periodistas del legítimo derecho constitucional a expresar su opinión y a ejercer toda actividad lícita, es un acto de censura inaceptable. Es por ello que expresamos nuestro más enérgico repudio ante estos graves acontecimientos que tienen como responsable al empresario Cristóbal López; nos instituimos, por el mandato popular obtenido en las urnas, en aval y garantes de los derechos constitucionales y acompañamos con nuestra solidaridad a Gustavo Mura, Antonio Laje y todos los periodistas despedidos en el ejercicio de su profesión, que
  4. 4. es la de expresar, investigar y dar a conocer sus opiniones y pareceres sin más límite que las garantías constitucionales. A su vez, exigimos el inmediato reintegro de todos ellos a sus actividades laborales y al mantenimiento de sus programas de radio y televisión, según correspondiere, en los días y horarios en los que usualmente se estaban emitiendo. Por lo expuesto Sr. Presidente, le solicitamos la aprobación del presente proyecto de declaración.

×