Your SlideShare is downloading. ×
  • Like
Libre desarrollo de la personalidad
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Now you can save presentations on your phone or tablet

Available for both IPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Libre desarrollo de la personalidad

  • 6,025 views
Published

 

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
6,025
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
6

Actions

Shares
Downloads
13
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. El porte externo y el libre desarrollo de la personalidadLas decisiones de la Corte respecto al libre desarrollo de la personalidad y la funcióndisciplinaria de las instituciones educativas se han basado en consideraciones convariados fundamentos y por lo tanto han presentado contradicciones como se puedeobservar en las sentencias T 065 / 93 y T 366 /97, ya que la primera protege laindividualidad del estudiante en aspectos como el porte externo frente a las decisionesinstitucionales y la segunda considera que tales aspectos son resultado de uncompromiso mutuo celebrado entre la familia, el estudiante y la institución educativa, elcual debe ser observado plenamente.Por tal motivo, se recurrió a una sentencia de unificación, precisamente con el fin deconsolidar una jurisprudencia única que permitiera analizar las acciones al respecto, dichasentencia: la SU 641 / 98 consagra como consideraciones principales para las decisionesal respecto las siguientes:Admite la existencia de jurisprudencias enfrentadas relativas al porte externo y lapermanencia en las instituciones educativas, y hace un planteamiento de la condición desujeto activo que ostenta el estudiante a partir de la Constitución de 1991: “Los sujetosque participan en el proceso educativo ya no se encuentran separados entreactores pasivos receptores del conocimiento y actores activos depositarios delsaber. El principio constitucional que protege el libre desarrollo de la personalidady el derecho a la participación de la comunidad educativa, han hecho del estudianteun sujeto activo con deberes y derechos que toman parte en el proceso educativo”Frente al reglamento educativo o manual de convivencia la sentencia determina: “unreglamento que consulte las nuevas realidades del educando, no debe sersimplemente un instrumento de autoritarismo irracional, llamado a reprimirexpresiones de conducta que bien pueden ser… formas alternativas de realizar lalibertad de vivir”"En otros términos, los reglamentos de las instituciones educativas no podráncontener elementos, normas o principios que estén en contravía de la Constitución
  • 2. vigente como tampoco favorecer o permitir prácticas entre educadores yeducandos que se aparten de la consideración y el respeto debidos a la privilegiadacondición de seres humanos tales como tratamientos que afecten el libre desarrollode la personalidad de los educandos, su dignidad de personas nacidas en un paísque hace hoy de la diversidad y el pluralismo étnico cultural y social principio depráxis general. Por tanto, en la relación educativa que se establece entre losdiversos sujetos, no podrá favorecerse la presencia de prácticas discriminatorias,los tratos humillantes, las sanciones que no consulten un propósito objetivamenteeducativo sino el mero capricho y la arbitrariedad”Recoge esta sentencia las afirmaciones hechas en la T 065/ 93, acerca de la presentaciónpersonal, actualizando su validez y superando las discusiones que al respecto se hanpresentado:"Dentro de la perspectiva de estimular conductas que favorezcan la asimilación devalores educativos tales como el orden, la obediencia, las exigencias propias de lavida comunitaria, las posibilidades y límites de la libertad y el acendrado sentido deresponsabilidad, la presentación personal de los alumnos de establecimientoseducativos - particularmente en aquellos casos en que por su edad y condicionespersonales requieren aún de orientación clara conducente a su formación -, puedeser uno de los diversos instrumentos a través de los cuales se difunde el mensajeeducativo.Aceptado lo anterior, es claro también que la presentación personal no puedeconvertirse en un fin per se que haya de perseguirse con todos los instrumentosdel autoritarismo hasta el punto que aquellos renuentes a aceptarlo, como ocurreen el presente caso con la pauta concerniente a la longitud de los cabellos, autoricesu marginamiento de los beneficios de la educación y, de consiguiente, del mismoderecho constitucional fundamental del alumno.Mas aún cuando - como en este caso concreto- la conducta de uno de lospeticionarios, no solo no atenta contra los derechos de los demás ni contra el ordenjurídico, sino que es expresamente permitida por los miembros de su propia familia,responsable también, como quedó dicho, del éxito del proceso educativo.En consecuencia, si la institución considera que sus alumnos deben llevar suscabellos a una longitud determinada, los instrumentos más adecuados para lograr
  • 3. este propósito son naturalmente los propios de la educación, así sus resultadossean más lentos y en ocasiones casi nulos.El verdadero educador no puede renunciar al uso de ellos sin desvirtuar elnobilísimo sentido de su misión”Refiriéndose expresamente a los reglamentos de las instituciones educativas afirma que:“El contenido de los reglamentos de las instituciones educativas, su interpretacióny aplicación no pueden desconocer los valores, principios y normas de laConstitución y, particularmente los derechos fundamentales de los estudiantes.Porque es precisamente en la escuela donde deben hacerse las prácticas máspermanentes, firmes, espontáneas y de pedagogía constitucional”Con el ánimo de superar las diferencias en las jurisprudencias anteriores, en especial lascontenidas en las sentencias T 065 / 93, T 476 / 95, T 248/ 96 y T 207 / 97, por un lado ylas sentencias T 336 / 97, T 633 / 97 y T 636 / 97, afirma la sentencia:“En un país donde el acceso a la educación sigue siendo un privilegio, restringirlaaún más por prejuicios estéticos o por consideraciones de mero gusto, resultaatentatorio de la Carta; por eso, la Corte considera pertinente aclarar una vez más loque entiende por educación, sus características como servicio público, y el alcancede la potestad reguladora conferida a la comunidad educativa de cada plantel”.Recuerda la Corte la característica de formativa que debe primar en la educaciónsuperando las concepciones autoritarias, lo cual requiere de alumnos creativos, activos yparticipantes. Considera a las instituciones educativas como escenarios de socializaciónsecundaria que deben complementar el trabajo realizado por la familia en su papel depreparar a los futuros ciudadanos para participar en la vida política, cívica y comunitariadel país.Plantea que la tolerancia y el respeto por los sistemas de valores diferentes son losprincipios que deben presidir todo proceso de enseñanza. Afirma la sentencia que “nadieaprende a ser tolerante en instituciones que castigan disciplinariamente las
  • 4. manifestaciones externas más inocuas, inofensivas de derechos ajenos, con lasque las personas que las conforman expresan sus diferentes personalidades”Considera la corte en forma expresa que aunque las instituciones pueden atenderpoblaciones especializadas o poseedoras de determinadas características, esto puedeocurrir sólo en aquellas regiones en las cuales la oferta del servicio no se reduzca a unasola institución.Aduce que las condiciones de salubridad facultan a las instituciones educativas paratener en cuenta el aseo, inculcar hábitos higiénicos, ofrecer educación sexual pero noimponer un criterio particular de pulcritud.La opción por un uniforme se produce por el acuerdo de la comunidad educativa fundadaen motivos económicos o vinculados a una especialización de la oferta educativa, pero laregla general es el respeto por los elementos culturales, las condiciones climáticas y laspreferencias individuales.Concluye la corte afirmando que: “el largo del cabello y la forma del peinado, elmaquillaje y el adorno corporal, así como el uso de accesorios hacen parte delderecho a la propia imagen, en cuyo ejercicio toda persona está facultada paradecidir de manera autónoma cómo desea presentarse ante los demás. El largo delcabello y la forma del peinado, el maquillaje y el adorno corporal, así como el usode accesorios hacen parte del derecho a la propia imagen, en cuyo ejercicio todapersona está facultada para decidir de manera autónoma cómo desea presentarseante los demásEn estos asuntos no hay diferencia entre la lógica que permite afirmar la legitimidadde la prohibición del pelo largo, y la que atribuiría igual calidad a la hipotéticaobligación de rasurase las piernas y axilas, o a la proscripción del uso de la ruanaen el colegio. En todos estos ejemplos se viola el derecho consagrado en el artículo16 Superior, puesto que se llega hasta afectar la permanencia del alumno a causade algo que es tan poco relevante en materia educativa,..”
  • 5. Frente a la propuesta unificadora de la sentencia es necesario aclarar que no se logro launidad de criterios por parte de los magistrados presentándose dos salvamentos de votoque indican el grado de discusión y disenso que tienen estos temas.Sin embargo podemos concluir claramente en algunas consideraciones:Las facultades que la ley ha otorgado tanto a los padres como a las institucioneseducativas de orientar a los niños, niñas y adolescentes tienen como límite general elejercicio de sus derechos a la autonomía y al libre desarrollo de la personalidad, loscuales se van ejercitando de manera progresiva hasta lograr la plena autonomía,presumida en nuestro ordenamiento a partir de los 18 años.Los manuales de convivencia o reglamentos educativos deben ser el fruto de un amplioconsenso entre las diferentes instancias de la comunidad educativa, pero en ningún casopueden desconocer las libertades fundamentales y los derechos de sus miembros y loselementos contenidos que así lo hagan se tendrán por no escritos.Es función de todas las autoridades y en especial de las propias de las institucioneseducativas garantizar que los manuales de convivencia y demás actuaciones propias sesometan a las prescripciones legales, constitucionales y convencionales.Las normas contenidas en los manuales de convivencia deben estar dirigidas a lograr laformación de un ciudadano libre, autónomo, responsable y respetuoso de lasmanifestaciones pluralistas y de los valores ajenos.El libre desarrollo de la personalidad se relaciona con el proceso de maduración y avanceen la autonomía de los niños, niñas y adolescentes, a partir del cual se van formando suspropios juicios y valores, desde los cuales moldearan su vida y dirigirán sus acciones.El contenido del libre desarrollo de la personalidad es muy amplio y se consolida en underecho especial de libertad para regirse autónomamente que contiene las libertades depensamiento, culto, religión, opción sexual, opción política, escogencia de profesión uoficio, porte personal y comportamientos externos, teniendo como límite único el respeto
  • 6. por los derechos de los demás y las restricciones legales, cuando estas no atentan con laprotección de los derechos humanos establecida en la Constitución.Para el cumplimiento de sus objetivos de formación y acompañamiento la institucióneducativa deberá tener un contacto próximo e interactuar en forma permanente con lasdiferentes autoridades de protección, restablecimiento de derechos y del sistema deresponsabilidad penal para adolescentes.Las restricciones y condicionamientos relacionados con la estética o porte externo de losestudiantes no pueden ser objeto de represión y mucho menos implicar la exclusiónsiquiera temporal del estudiante. Si se quiere inducir a los estudiantes a observarpatrones comunes en la estética estos deben procurarse por la persuasión pedagógica yno constituirse en elementos de discriminación y maltrato.De igual manera están prohibidas las injerencias arbitrarias que tiendan a obligar a losestudiantes adoptar una forma de pensamiento axiológica diferente a los valoresprescritos en la constitución y la ley, que no son otros que los del pluralismo, laparticipación democrática y el respeto por la dignidad humana.Manuel Enrique López BetancurtAsesor derechos de niñez y adolescenciaPersonería de Medellín.