Manual de Educación para la Paz

8,585 views

Published on

El Manual de Educación para la Paz fue creado por 9 organizaciones de la sociedad civil con experiencia en el tema. Su finalidad es promover la transición hacia una cultura de paz, a través de bases para entender la paz como un estado tangible y herramientas para vivirla en el día a día.

Published in: Education
0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
8,585
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
5,191
Actions
Shares
0
Downloads
127
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Manual de Educación para la Paz

  1. 1. EducacióNPARA LA PAZConceptos y propuestas parala construcción de la paz
  2. 2. Índice Agradecemos a cada lector de esta publicación, que a través de sus acciones se vuelvan fieles promotores de la paz. ¿Qué es el Frente de Educación para la Paz y quiénes lo integran? 4 Colaboradores: Adda Garza ¿Qué entendemos por paz? 6 10 Armando Estrada Carlos Garza ¿Por qué hablar de paz? Consuelo Bañuelos 162 Dora Trujillo 3 Fabiola Nahas ¿Cómo se construye la paz? Gabriel Ordaz Hannia Quijano Helke Enkerlin José Duarte Dimensiones de la paz en nuestra práctica 22 Mariela Manzano Narcedalia Lozano Omar Gutiérrez ¿Quién es responsable de educar para la paz? 42 Paty Basave Paty de Obeso Yuri Sánchez ¿Qué puedo hacer? 46
  3. 3. ¿Qué es el Frente de Educación para la Paz y quiénes lo integran? Es un esfuerzo colectivo de organizaciones 3. Observancia: para el diálogo y la construcción de iniciativas Establecer un mecanismo de registro que encaminadas a la promoción de la paz. ayude a evaluar en qué estatus se encuentra la educación para la paz en nuestro estado, Ante la problemática de violencia y las pocas así como verificar el cumplimiento puntual de alternativas educativas que existen para su las acciones acordadas para incrementar su reducción, el Frente de Educación para la Paz promoción e implementación. pretende incidir en los procesos educativos para favorecer la instauración y promoción de 4. Reivindicación: una cultura de paz. Realizar acciones para evidenciar, difundir y demandar la educación para la paz, además Sus objetivos principales son: de exigirla como un derecho.4 P osicionar el tema de la paz institucional- 5 mente y en la vida cotidiana. 5. Gestión: L ograr que el tema de la paz forme parte de Realizar acciones para influir en los actores e la agenda pública. instituciones encargados de tomar decisiones relacionadas con la paz, con el fin de unificar Para lograr los objetivos anteriores se re- los criterios y conseguir nuestros objetivos. quieren varios procesos que se enumeran a continuación: ¿Quiénes integran el frente? CreeSer 1. Conformación del Frente: V ía Educación Identificar un problema, definir los objetivos E S.PE.RE encaminados a la solución del mismo, y defi- (Escuelas de Perdón y Reconciliación) nir también la identidad del frente de acuerdo P romoción de Paz con su finalidad. P az es… Tejedoras de Cambios 2. Vinculación: L a Paz Comienza con los Niños Establecer relaciones con más actores inte- Centro Misionero Universitario UDEM resados en la educación para la paz, con el fin E nlazando Esfuerzos Conjuntos de trabajar en conjunto y de manera estruc- turada para el logro de un fin común.
  4. 4. La paz es activa según se define a través de La paz personal o interior se logra cuando los siguientes manifiestos, comunicados y las personas tienen satisfechas sus necesida- llamamientos: des más básicas. ¿Cómo pedirle paz interior a L a paz es esencialmente el respeto a la vida. una persona que no ha comido, que está en- L a paz es el bien más preciado de la hu- ferma y no ha sido atendida, o a alguien que manidad. duerme en la calle? L a paz no es solo el término de los conflictos armados. Los conflictos de la vida diaria o los sucesos L a paz es un comportamiento. violentos alteran esa paz personal. La buena L a paz es una adhesión profunda del ser noticia es que existen procesos que restable- humano a los principios de libertad, justicia, cen esa paz perdida, los cuales van desde el igualdad y solidaridad entre todos los seres trabajo interior, el perdón, la reflexión, hasta humanos. el aprender a resolver los conflictos de ma- L a paz es también una asociación armonio- nera pacífica. sa entre la humanidad y el medio ambiente.6 L a paz está a nuestro alcance, así lo declara La paz comunitaria se logra en la medida en 7 la UNESCO. que los miembros de la comunidad vivan una Entonces, la paz parece ser responsabilidad paz interior: Con un corazón tranquilo tendrán de todos los ciudadanos del planeta. las herramientas para una mejor convivencia y para fortalecer la paz en el entorno inmediato. Si está claro que la paz es de todos ¿Qué entendemos por paz? y para todos, ¿por qué hay personas La paz social se logra cuando contamos con una paz personal o interior, una paz familiar y que no tienen acceso a la misma? una paz comunitaria. Sabemos bien que aún existen mu- chas sociedades cuyos miembros Encontramos muchas definiciones de paz En 1996 el director de la UNESCO declara la Entonces, si la paz es un derecho humano, no tienen acceso a algunos dere- aportadas por la psicología, la sociología, la fi- paz como un derecho humano al afirmar que: no se puede renunciar al mismo. Nos co- chos humanos elementales como losofía, por las religiones y distintas espiritua- “La paz duradera es premisa y requisito para rresponde a todos y a todas hacerlo valer, lidades; sin embargo, podemos decir que la alimento, vivienda, salud o educa- paz es un estado de vida, un derecho que nos el ejercicio de todos los derechos y deberes para nosotros, para quienes habitan nues- humanos. No la paz del silencio, de los hom- tro entorno, para todos los seres humanos ción; la paz no es la excepción. corresponde a todos y a todas. Si logramos bres y mujeres silenciosos o silenciados. La sin distinción. hacer de la paz algo cotidiano pondremos ci- paz de la libertad –y por tanto de leyes justas-, De allí que gobiernos y todos los miembros de mientos hondos y duraderos para nuestra vida de la alegría, de la igualdad, de la solidaridad, la sociedad civil debemos poner empeño para y nuestra sociedad. donde todos los ciudadanos cuentan, conviven, lograr que todos disfruten de estos derechos. comparten” (Delors, 1996).
  5. 5. do de una paz positiva. Decimos que es paz cia y la resolución de conflictos de manera positiva porque añade y suma las condiciones pacífica. Enseñamos a los niños que a través apropiadas para una convivencia pacífica, de la música pueden mejorar su autoestima y sustentable, basada en las propias personas. compartir valores. El paso de la paz negativa a la paz positiva im- plica el concepto de justicia social, en la que También formamos grupos de ciudadanos debe prevalecer la igualdad y la reciprocidad en el perdón y la reconciliación y en valores en las relaciones e interacciones, sobre todo cívicos para ejercer nuestros derechos y obli- en la distribución y control de los recursos de gaciones. Hacemos llamados a través de los cualquier tipo: naturales, humanos, sociales, medios de comunicación a que participen con institucionales, etc. acciones positivas en su entorno. Finalmen- te, promovemos la solidaridad y el servicio Para abonar a la promoción de la paz positi- con grupos de misioneros que comparten su va en nuestra comunidad, las organizaciones tiempo para promover una cultura de paz. Es- del frente nos hemos dedicado a través de los tamos conscientes de que hay muchas otras años a diseñar, probar e implementar meto- organizaciones, colectivos y ciudadanos que dologías efectivas. Promovemos la equidad tienen metodologías efectivas y por lo tanto de género con talleres para mujeres, los de- seguimos buscando conjuntar esfuerzos. rechos humanos a través del arte urbano en penales, tutelares y polígonos de alta violen-8 9 Al vivir en paz con nosotros, con la familia, Si al hablar de paz sólo hacemos énfasis en la con los amigos, con la gente del barrio, de ausencia de guerra, de violencia directa, esta- nuestra ciudad, de nuestro país, de nuestro mundo, vamos construyendo una cultura de ríamos hablando de un concepto muy básico al que algunos teóricos llaman paz negativa. Cultura de paz paz. Si promovemos una cultura de paz lo- Ésta sólo se preocupa de restar y erradicar las La paz positiva debe entenderse como graremos que perdure como lo ha hecho la manifestaciones de violencia, sin atender las un proceso cultural. En este sentido, si cultura misma. causas detrás de ella. Consiste, por ejemplo, la cultura es el conjunto de todas las en mantener el orden en un salón de clase formas y expresiones que se cons- Es importante entender que la paz no se re- mediante el control del maestro, sin desarro- truyen y aprenden en una comunidad fiere exclusivamente a un ideal, a una emo- llar en los niños capacidades de convivir sin determinada -incluyendo costumbres, ción o a una percepción subjetiva, ya que el violencia cuando no hay una “amenaza” de prácticas, códigos, normas y creen- concepto de paz es inseparable del concep- castigo. En resumen, esta idea de paz consiste cias-, entonces la cultura de paz es un to de justicia en todos los niveles: interna- en evitar la violencia directa negando los con- proceso de aprendizaje colectivo. Este cional, nacional, social e interpersonal. La flictos o evitando su manifestación sin propo- proceso cultural se basa en los valores paz es un proceso social por medio del cual ner acciones positivas y preventivas. de justicia, responsabilidad, libertad, se asegura una distribución más equitativa cooperación, respeto y tolerancia, y del poder, que se origina en, y subsiste de, Cuando en vez de violencia directa encontra- tiende a incluir a todas las personas en la colaboración entre los miembros de una mos capacidades personales, patrones cultu- la toma de decisiones para una distri- sociedad y no del dominio sobre los demás. rales y condiciones sociales que favorecen el bución equitativa del poder. desarrollo y el bien común, estamos hablan-
  6. 6. ¿Por qué hablar de paz? Ante las situaciones de violencia que vivimos Antes de empezar debemos diferenciar la actualmente, a muchas personas les parece- violencia del conflicto. ría que hablar de paz es algo romántico e in- genuo porque consideran a la paz como un es- El conflicto es parte de la vida; se tado pasivo, carente de fuerza, o bien como un entiende como una contraposición ideal imposible de alcanzar. Nosotros y noso- de intereses, valores y necesida- tras tenemos otra perspectiva y consideramos que es urgente, viable y pertinente, por el bien des, y puede ser positivo si se re- de nuestro país, comenzar a pensar, hablar y suelve sin violencia. La violencia, actuar para la paz. en cambio, siempre se produce por un conflicto mal atendido. A continuación algunas ideas que justifican10 nuestra postura. Desde la cultura de paz la violencia es en- 11 tendida como “el abuso de poder que se da A lo largo de la historia, al ser humano le ha en las relaciones asimétricas donde existe preocupado la violencia y en la mayoría de un ‘arriba’ y un ‘abajo’, y el ‘arriba’ utiliza el las sociedades se le ha considerado inde- poder de manera constante para abusar del seable. Pero en algunas de estas sociedades, ‘abajo’ y tomar el control”. en lugar de erradicar la violencia mediante acciones positivas, se le ha combatido con Si analizamos esta definición entenderemos más violencia. Vemos que existen culturas y que la violencia puede tener muchas ma- sociedades completas que la legitiman y re- nifestaciones pero todas tienen en común producen. Para ellas, se trata de una forma el abuso de poder: desde un golpe a un hijo habitual de convivencia. hasta una guerra entre naciones. Asimismo, esta definición nos da luz para ver que la vio- Esto debe cambiar. Para corregir esta ma- lencia va mucho más lejos que los golpes, los nera de vivir y pensar tenemos que construir insultos e incluso los asesinatos, pues son alternativas basadas en la paz. Si entende- solo el síntoma último de esta enfermedad de mos qué es la violencia, sus dimensiones y la sociedad. manifestaciones, podremos romper sus cír- culos. Solo así seremos capaces de construir Imaginemos a la violencia como un iceberg alternativas que no sean la misma violencia flotando sobre el mar. Una parte siempre es maquillada de paz. visible, incluso a la distancia. Bastará mirar
  7. 7. en esa dirección para darse cuenta de su ta) porque cree que la mujer es su propiedad presencia. Quizás lo que vemos sobre la su- (creencias abusivas) y porque es algo que mu- perficie nos parece enorme y, sin embargo, chos hombres hacen (costumbres abusivas). por debajo de la superficie del mar, oculto a El varón no dejará de hacerlo si no transfor- nuestros ojos, se encuentra la mayor parte de mamos las creencias y costumbres, es decir, ese enorme bloque de hielo flotante. si no cambiamos esa violencia cultural. Esta violencia no es visible superficialmente así Algo similar sucede con la violencia. Sus ma- como no es visible la masa sumergida del nifestaciones visibles (golpes, insultos, ame- iceberg. Pero si nos esforzamos un poco po- nazas, robos, asesinatos, etc.) pueden pare- dremos detectar estas formas de violencia en cer enormes y abrumadoras. Les llamamos nuestro alrededor a diario. violencia directa y es importante atenderlas, pero no será suficiente quedarse en ellas Toda cultura se sostiene en estructuras so- porque, al igual que el iceberg, lo más impor- ciales que no son otra cosa que las reglas del12 tante y profundo no aparece a simple vista y, juego y constituyen la manera en que estamos 13 de no atenderse, la violencia directa volverá organizados como sociedades, grupos, fami- a surgir. lias, etc. Para que una persona o grupo ejerza violen- Si estas estructuras están basadas en el cia directa necesita creer, pensar o sentir que abuso, si favorecen que unos tengan cen- es válido, aceptable y conveniente hacerlo. Es tralizado todo el poder y otros carezcan de decir, para que una persona robe, dañe, mate capacidad de decisión real y efectiva, dichas o insulte, requiere una cultura que aporte una estructuras generarán condiciones para el legitimidad al abuso de poder, es decir, que le abuso de unos sobre otros a través de hábi- dé permiso de hacerlo. tos de violencia cultural que terminarán por manifestarse como violencia directa. Esto es lo que llamamos violencia cultural refiriéndonos a las creencias, lenguajes, cos- Esta violencia cultural no se resolverá con tumbres, valores, prácticas, etc. que forman acciones violentas y castigos sino reconstru- parte de una cultura y sin las cuales la violen- yendo la cultura y generando nuevas reglas cia directa no tendría sustento. (estructuras) que no estén fundamentadas en la violencia sino en la paz. De lo contrario ten- Un ejemplo de lo que estamos diciendo se da dremos un iceberg cada vez más ancho en su en las situaciones donde se permite que el base que terminará por congelarnos, hundir- hombre golpee a su esposa (violencia direc- nos y ahogarnos.
  8. 8. Por todo esto consideramos que educar para la paz es el proceso que nos ayudará a generar una cultura de paz orientada a incluir a todas las personas en la toma de decisiones para una distribución equitativa del poder. Si decimos que la violencia es el D esarme, porque las sociedades cuya se- guridad y supervivencia dependen de la ven- ejercicio abusivo del poder, el cons- ta, consumo, uso y/o presencia de armas, truir la paz comienza, entonces, por no permiten la participación democrática una distribución más democrática –puesto que resulta un riesgo participar-, del poder. no promueven el desarrollo sustentable –se apuesta al control- y terminarán violentando Para lograr esto proponemos trabajar para la los derechos humanos de su población.14 15 paz desde cuatro puntos postulados por los estudios de paz: Democracia, Desarrollo, De- Proponemos hablar de una paz amplia y pro- rechos humanos y Desarme. funda, conscientes de que la violencia y los problemas derivados de ella son complejos. D emocracia, porque participar en la toma de decisiones equilibra el poder y reduce las La paz no es trivial. Sólo desde posibilidades de abuso, sea dentro de una una transformación cultural po- pareja, de una familia, de una comunidad, o de la sociedad en su conjunto. dremos destruir desde su base y totalmente el iceberg de la violen- D esarrollo, porque al satisfacer necesida- cia de nuestra sociedad, y cons- des básicas y crear condiciones de justicia truir un orden elevado de justicia las personas se integran creativamente y en y paz. un clima de paz. D erechos Humanos, porque ignorarlos o despreciarlos constituye una violencia es- tructural y la ausencia de estos derechos fundamentales puede orillar a las personas al uso de la violencia directa para exigirlos.
  9. 9. ¿Cómo se construye la paz? La paz y los elementos necesarios para la trabajar en las dimensiones cognitiva, afecti- convivencia pacífica se puede aprender, jus- va y conductual de las personas; en ámbitos tamente porque no son valores innatos ni un como el hogar, las escuelas y las organiza- objetivo imaginario, sino un esfuerzo perma- ciones sociales. nente en el desarrollo integral de la perso- na. Por lo tanto, la paz es algo que tenemos El saber convivir es uno de los cuatro saberes que construir entre todos los seres humanos, fundamentales de la “educación del milenio”, comenzando por nosotros mismos, en el in- la UNESCO considera que cualquier sistema terior de cada uno, y luego en la convivencia educativo debe fortalecer este saber de for- familiar, comunitaria, social, nacional e inter- ma prioritaria para lograr la supervivencia de nacional. La paz requiere de una educación la especie y su desarrollo sostenible (Delors, continua, de la práctica de valores éticos, y 1996). El saber convivir se refiere a las habili-16 también de un esfuerzo por instaurar la jus- dades y a los valores asociados a la capacidad 17 ticia social. para desarrollar relaciones sociales no vio- lentas y cooperativas, en todos los espacios Educación para la paz en donde nos corresponda interactuar, para La paz, como ya se dijo, se construye desde la búsqueda del bien común. adentro, desde el interior de las personas. Su aprendizaje comienza desde la infancia en Educar para la paz implica promo- casa y posteriormente en la escuela. Para vi- ver entre nosotros y entre todas vir en paz se requiere una actitud de calma y las personas una actitud crítica tranquilidad interior, así como un estado de ánimo en el que se alienta una visión abierta, frente a situaciones de violencia, propositiva y favorable de la vida. Lo que su- que nos mueva a resolver cons- cede a nuestro alrededor nos puede influen- tructivamente esos conflictos. ciar y afectar, pero la clave para mantener la paz es la actitud que adoptemos ante la vida, de esto somos responsables cada uno. La paz también debe construirse hacia afue- ra. Por ello es prioritario aprender a convivir pacíficamente, a resolver conflictos sin vio- lencia. Para lograrlo debemos comenzar a
  10. 10. “La educación para la paz no debe ser una educación para volver a la gente más pacífica, sino para volverla capaz de examinar la estructura económica y social en cuanto a estructura violenta” (Yudkin y Pascual, 2006). Existen algunas herramientas que nos enseñan a lograr lo anterior: 1 Una educación que sea consciente y cuyo 7 El aprendizaje de una comunicación clara, objetivo sea superar lo que la UNESCO asertiva y eficaz. llama ‘violencia educativa sistémica’ (au- toritarismo, intolerancia, inequidad, cas- 8 El diálogo y la argumentación con funda- tigos corporales, discriminación, sesgos, mentos basados en la razón, como vía pri- etiquetas, evaluaciones que no conside- vilegiada para la negociación. ran la diversidad cultural, impersonalis- mo y hacinamiento en las aulas, fomento 9 El fomento de los valores éticos fundamen- de rasgos antidemocráticos y agresivos). tales como el respeto, la responsabilidad, la honestidad, la tolerancia, la compren-18 2 La promoción del autoconocimiento, con sión, entre otros. 19 el fin de modificar de raíz creencias y ac- Valores éticos titudes violentas heredadas y arraigadas 10 El respeto a la libre expresión de ideas, tra- Los valores son convicciones profundas de significado especial en las diferentes culturas inconscientemente. diciones culturales y creencias, a través de los Los valores son convicciones profundas y cambian a lo largo de la vida, porque están la promoción de las diferentes culturas. de los seres humanos que nos encaminan a relacionados con los intereses y necesidades 3 La práctica de la escucha respetuosa y empática, que lleve a la comprensión y elegir una cosa sobre otra y a actuar de una individuales; también pueden entrar en con- 11 La espiritualidad, ya sea que se desprenda aceptación de que los otros son diferentes de alguna religión institucional o no. cierta manera. Hay muchos tipos de valores, flicto entre sí y surge la necesidad de tomar y únicos. todos suelen llevar implícito un ‘deber ser’, decisiones complejas. 12 El perdón y la reconciliación. un ideal. Lo que distingue a los valores éticos 4 La educación emocional: saber reconocer, de otros valores es que implican un ‘deber La educación para la paz parte de valores expresar y manejar adecuada y pacífica- 13 La práctica de ejercicios que cultiven la con- hacer’, son una guía de comportamiento que mínimos indispensables para la convivencia mente las emociones. centración y la conciencia de uno mismo, nos exhorta a realizar la acción considerada no violenta; son mínimos porque buscan que como meditación, manejo de la respiración correcta o justa. tengamos las condiciones básicas de justicia. 5 El énfasis en el desarrollo de actitudes y consciente, Tai Chi, yoga, etc. Sabemos que existen valores “máximos” de habilidades de socialización (equipos de Mucho se ha hablado en nuestra época de una felicidad pero estos varían de una persona a trabajo, toma de decisiones grupales, ac- 14 La práctica del deporte, como medio para crisis o ‘pérdida de valores’, pero en realidad otra: no todos tenemos la misma idea de feli- tividades que promuevan la cooperación). promover el trabajo en equipo y el compa- los valores no se pierden, ya que no es posi- cidad, de amor, de amistad, de belleza. Incluso ñerismo. 6 El aprendizaje teórico y vivencial de habili- ble vivir sin ellos. Lo que sí puede suceder es podemos tener concepciones diametralmente dades para resolver conflictos, los cuales 15 El fomento de las artes, favoreciendo la sen- que sean transformados, cambiados por otros, opuestas; por ello, sería muy violento tratar de son parte de la convivencia. sibilidad y la expresión estética y artística. descalificados o pervertidos. Los valores y su imponer a otros nuestras ideas de belleza, fe- jerarquía varían con el tiempo. Surgen con un licidad o amor.
  11. 11. Sin embargo, requerimos unos “mínimos” que Para un mejor resultado en esta pedagogía sí podamos acordar, demandar y exigirnos para la paz, tenemos que incluir el perdón y mutuamente, como el respeto, la tolerancia, la la reconciliación, que si bien no son propia- solidaridad, la responsabilidad, la honestidad, mente valores éticos, han sido reconocidos la igualdad, la inclusión y la justicia. Estos va- por su valor terapéutico y sanador tanto en lores “mínimos” son valores éticos y universa- el ámbito personal como en el interpersonal. les. A través de la historia se han considerado Su aplicación es indispensable en la resolu- prioritarios para saber vivir bien, y son esen- ción de conflictos. Incluso existe un movi- ciales para una convivencia humana armo- miento para elevarlos al nivel de derechos niosa y pacífica. Es posible que su significado humanos fundamentales. e importancia relativa varíen en un tiempo y20 espacio dado, pero existe un consenso de que La ética puede enseñarse teóricamente pero 21 son necesarios y valiosos en otros los contex- eso no garantiza que se practiquen los valo- Justicia social tos sociales. res. Éstos se encuentran relacionados muy atentan contra la paz porque no permiten Es muy conocida la máxima “no hay paz sin estrechamente con nuestras creencias y con un acceso equitativo al desarrollo y, por lo justicia”, y se refiere al hecho innegable de Pongamos un ejemplo: yo no puedo obligar a nuestras emociones. Más que enseñarse, mismo, generan conflictos y enfrentamien- que para lograr una convivencia pacífica se mi vecino a que comparta mi ideal de belleza y los valores se viven, se inspiran y se conta- tos, así como también odio, resentimiento y requiere respetar los derechos humanos pinte su casa del color que yo prefiero, ni tam- gian. Por tanto, los niños y jóvenes aprenden violencia social. fundamentales. Entre ellos se encuentran poco puedo pedir que alguien más lo obligue. del ejemplo de sus padres, maestros y líde- el derecho al desarrollo, a una vida digna Sin embargo, sí puedo y debo exigirle que no res sociales; concretamente, aprenden los El Estado es el primer responsable de ins- que provea lo fundamental para vivir con un violente a su familia y puedo demandar que al- valores de sus actitudes, conductas y con- taurar y hacer respetar los derechos huma- bienestar básico en lo que respecta a ali- guien más (las autoridades, el Estado) lo obli- gruencia mucho más que de los discursos. nos, pero la justicia social es un deber ético mentación, salud, vivienda, vestido y servi- gue a ello. de todos los ciudadanos. Este deber nos lla- cios sociales (Art. 25 de la Declaración Uni- La educación para la paz no parte “Las palabras mueven versal de los Derechos Humanos de la ONU). ma a cooperar, en la medida de nuestras po- Asimismo, debemos incluir el derecho de sibilidades, en la promoción de un desarrollo de buenas intenciones ni de educar pero el ejemplo arrastra”. todo ser humano a la no discriminación, a basado en la corresponsabilidad, la ayuda filantrópicamente: parte desde una la educación, al trabajo, “a la satisfacción de mutua, la preocupación y la acción solidaria los derechos económicos, sociales y cultu- por los más pobres, excluidos y vulnerables. perspectiva de derecho y de educar rales, indispensables a su dignidad y al libre para que las personas vivan y exijan desarrollo de su personalidad” (Art. 22). La sus derechos. pobreza y la desigualdad socioeconómica
  12. 12. Dimensiones de la paz en nuestra práctica Desde nuestra experiencia como organiza- “PazArte” implementación de estrategias ción, la capacidad de resolver conflictos sin artísticas para el desarrollo de competencias violencia desde una perspectiva de ganar- noviolentas en las y los jóvenes generando ganar, puede desarrollarse desde la infancia espacios comunitarios de inclusión para el y en todas las etapas de la vida a través de la ejercicio de sus derechos e intereses. educación: si educamos en el conflicto, edu- “Constructoras de Paz” implementación de camos para la paz. estrategias educativas que propicien el análi- sis y la reflexión de las mujeres para la dismi- Por ello los proyectos que como CreeSer nución de la violencia de género CreeSer A.B.P. llevamos a cabo se basan en el desa- “Diplomado en cultura de paz: una respues- http://creeser.org.mx rrollo de habilidades de convivencia no vio- ta a la violencia escolar” : Formación de do- Área: Convivencia noviolenta lenta, que permitan construir ambientes de centes para generar habilidades sociales y paz a partir de la vivencia plena y responsa- alternativas de convivencia en la comunidad La violencia surge de conflictos mal atendi- En la mayoría de los conflictos que se con- ble de los conflictos. Dichas habilidades son: educativa.22 dos y la única manera de solucionarlos será vierten en violencia los involucrados buscan expresión emocional, reconocer deseos y ne- 23 mediante alternativas creativas que apunten resolver la situación poniendo como princi- cesidades, reconocer y tolerar la diversidad, Baborigame, Chihuahua a construir una cultura de paz. pal objetivo la satisfacción de los deseos, por desarrollar sentido de pertenencia, dialogar, “Escuela Sostenible”: Adquisición de habi- encima de las necesidades. Esto provoca que elaborar acuerdos y colaborar para el bien lidades técnicas y organizativas para la aten- Debemos entender primero que el conflicto uno o ambos no logren satisfacer sus caren- común, entre otros. ción de necesidades de seguridad alimen- es un choque entre intereses contrapues- cias. De esta manera, se van construyendo taria de alumnos mestizos e indígenas de tos de personas, grupos e incluso naciones, relaciones de poder basadas en el abuso en Estos son algunos de los proyectos que de- secundaria y sus familias. los cuales perciben que existen entre ellos la sumisión o en la apatía en las que ambas sarrollamos: objetivos incompatibles, recompensas in- partes pierden o ganan a costa de la otra. En el 2011, CreeSer trabajó con casi 4,000 ni- suficientes e incluso, a la hora de realizar Zona norte de Monterrey ños y niñas, jóvenes, mujeres y docentes para sus metas, interferencias del otro. Así, los Sin embargo, existe la posibilidad “Escuela sin Violencia”: desarrollo de habi- construir una cultura de paz. Te invitamos a conflictos son parte de la vida y son inevi- lidades sociales en las niñas y los niños en compartir este trabajo trascendente, acom- de construir relaciones basadas en escuelas primarias públicas, asegurando su pañando un proceso de vida que nos permite tables, pero conflicto no es sinónimo de violencia, de hecho, no es necesaria y se la cooperación. En ellas se busca participación en procesos de paz y dismuni- creer en un futuro esperanzador. puede evitar. Para resolver los conflictos que ambas partes ganen, pero se ción de la violencia. sin violencia se requiere de una serie de requiere que los involucrados se “Comunipaz” implementación de estrate- habilidades que como personas, familias o centren en la satisfacción de nece- gias informativas y lúdico- formativas que grupos sociales podemos buscar y desarro- aseguren recursos comunitarios que favo- sidades por encima de los deseos, llar. El problema no radica en tener conflic- rezcan el ejercicio de los derechos de niñas y tengan la disposición de ceder en y niñas que viven en situaciones de riesgo y tos sino en cómo resolverlos. estos últimos. vulnerabilidad.
  13. 13. Para fortalecer la calidad educativa, en Vía En Vía Educación consideramos Educación: que la educación es el princi- ealizamos estrategias enfocadas princi- R palmente en la capacitación docente. pal medio por el que se puede levamos a cabo evaluación e implemen- L avanzar hacia una democracia tación de programas y proyectos sociales- de ciudadanía que va más allá educativos. del aspecto electoral. Por lo tan- rindamos aportaciones significativas al di- B to, tenemos el compromiso de seño curricular de planes y programas de estudio de la SEP. educar a las personas para que frecemos asesoría educativa en temas O tomen decisiones en función del como la prevención y el tratamiento de la bien común y la justicia.24 violencia. 25 romocionamos las competencias ciuda- P El desarrollo social sustentable es respon- danas, el desarrollo social sustentable y la sabilidad de todos. Creemos que es posible participación ciudadana. lograrlo y que cada persona puede ser un agente de cambio, de allí que nuestra visión Todo lo anterior se realiza utilizando estrate- consiste en formar una ciudadanía activa y gias congruentes con una pedagogía actual, organizada que sea capaz de modificar positi- innovadora, enfocada a involucrar al estudian- vamente su entorno. te y al docente en la construcción de su propio Vía Educación aprendizaje. Mediante una metodología parti- Si deseas desarrollar competencias ciuda- http://viaeducation.org cipativa, niños, niñas, jóvenes y adultos llevan danas que generen mejores ambientes para Área: Educación en ciudadanía a cabo proyectos que les ayudan a desarrollar vivir, oportunidades de convivencia y he- calidad educativa, educación ciudadana, capacidades ciudadanas y democráticas. rramientas de prevención, puedes crear un Vía Educación A.C. es una asociación civil política educativa y responsabilidad social. Círculo Ciudadano en tu empresa, colonia o que busca mejorar la calidad de vida de las Nuestros enfoque en educación ciudadana Este trabajo es realizado en la ciudad de parroquia. Para unirte a esta iniciativa, te in- personas promoviendo el desarrollo so- consiste en formación para la búsqueda y Monterrey, así como en los esrados de Chia- vitamos a entrar a viaeducation.org/circulos- cial sustentable a través de la educación. generación de progreso que eleve la calidad pas, Guerrero y Yucatán, principalmente en ciudadanos Nuestra misión es generar oportunidades de vida de las personas, garantice el bien- áreas de alta marginalidad social. Con todo para dicho desarrollo a través del diseño, estar social y la convivencia pacífica; de allí esto pretendemos ampliar las oportunidades implementación y evaluación de estrate- nuestro fuerte compromiso con el tema de educativas para generar el desarrollo de ca- gias educativas en cuatro líneas de acción: la paz. pacidades y reducir la brecha de desigualdad.
  14. 14. de pasado? En resumen, ¿cómo abrirse a los En México la representación de las ES.PE. ES.PE.RE. procesos de perdón y reconciliación? Al dar RE. está a cargo del Centro Cultural Loyola (Escuelas de Perdón respuesta a estas interrogantes, la labor de de Monterrey A.C. desde el año 2004, y ha y Reconciliación) ES.PE.RE. ha tenido impactos importantes extendido su labor y compromiso a Ciudad http://www.cclm.org.mx en centros de inserción social, instituciones Juárez, Chih.; Torreón, Saltillo y Monclova, Área: Perdón y reconciliación educativas, organizaciones de iniciativa públi- Coah.; Edo. de México; Guadalajara, Jal.; ca, privada y de asistencia social, parroquias León, Gto.; México D.F. y área metropolita- y comunidades. na; Morelia, Mich.; La Paz, B.C.S.; Mazat- lán, Sin. y Oaxaca, Oax. La palabra “escuela” expresa la necesidad de Por lo anterior nuestra metodología le apues- Recibimos apoyo teórico y metodológico so- un proceso, de un método y de unos conteni- ta a terapias grupales, primero porque cree- bre el perdón y la reconciliación por parte del En septiembre de 2006 la Fundación para la dos. Se refiere también al proceso de com- mos fuertemente en la eficacia de los proce- Institute of Forgiveness en la Universidad de Reconciliación recibió la Mención de Honor26 partir la sabiduría colectiva que se genera sos de grupo, y segundo, porque en un país Wisconsin en los Estados Unidos. Además, Premio Educación para la Paz por sus apor- 27 cuando las personas intencionadamente se en donde el trauma individual y colectivo es- las Universidades de Harvard y de Virginia tes prácticos y de impacto en la creación de reúnen en la búsqueda de objetivos comunes. tán cada vez más presentes, se requieren es- Commonwealth nos ofrecen valiosos mate- una cultura de convivencia y paz. Espera- pacios de reconocimiento y acompañamiento riales que han sido adaptados a la realidad mos seguir compartiendo estos aportes La Fundación para la Reconciliación asumió como alternativa para superar dichos trau- latinoamericana. con las comunidades en las que trabaja- el reto de proponer diseños para la supera- mas y la desesperanza aprendida. Se trata mos, para contribuir a la creación de una ción de las heridas causadas por las agre- de un proceso a largo plazo que busca crear El esquema que se ha propuesto para orien- cultura de paz en México. siones a través del modelo de las Escuelas nuevos valores de comportamiento ciudada- tar el trabajo del perdón y la reconciliación se de Perdón y Reconciliación (ES.PE.RE.). Con no y de cultura de convivencia. Intentamos estructura en cuatro niveles: esto busca promover e instaurar una cultu- superar el “ojo por ojo”, es decir, la venganza. ivel cognitivo N ra política del perdón y la reconciliación. Las ivel emocional N ES.PE.RE. son grupos de personas que deci- Las ES.PE.RE. son un aporte para el capital ivel conductual N den vivir una experiencia fuerte de sanación social, construyen instancias de mediación ivel espiritual N de las heridas (rabia, rencor, odio, venganza) que funcionan como filtros para los procesos causadas por la violencia y los conflictos dia- de violencia, y contribuyen a prevenirla. Las Para facilitar el aprendizaje del método se rios de la vida. Son personas que desde su ES.PE.RE. responden efectivamente a estas han diseñado diez módulos que se realizan espiritualidad quieren abrirse al perdón y a preguntas: ¿cómo manejar la rabia y el miedo en dos etapas, entre las cuales se da un la reconciliación como paso obligado para la que deja la violencia? ¿Cómo transformar los mes o dos de descanso. La primera etapa reconstrucción individual, familiar y social, y odios y rencores? ¿Cómo transformar la me- se dedica al proceso de perdón (seis módu- el restablecimiento de la paz en el barrio, en moria trágica de las ofensas? ¿Cómo generar los) y la segunda al proceso de reconcilia- la ciudad y en el país. lenguajes de futuro y superar los lenguajes ción (cuatro módulos).
  15. 15. Promoción de Paz manos, tales como el respeto, la justicia y http://www.promociondepaz.org.mx la solidaridad. Nuestro objetivo es crear una Área: Derechos humanos cultura de integración en la que todas las personas puedan sentirse dignas, por lo que Promover la paz es promover los nuestra misión es ayudar de manera directa derechos humanos. a quienes viven una privación de la libertad, así como a jóvenes hombres y mujeres que Los derechos humanos garantizan una vida han caído en el mundo de las drogas. Es tam- los derechos humanos”, ambos elaborados las acciones que la provocan. digna para todas las personas; se cuentan bién parte de nuestra misión dar apoyo a las por la Organización de las Naciones Unidas. “Herramientas de Vida”: programa basado entre estos derechos la libertad, la justicia familias de dichos jóvenes y a personas que Estos documentos responden a acciones que en técnicas de desarrollo humano y dere- y la igualdad de oportunidades que todo ser habitan en zonas de alto riesgo y de mucha se desprenden del Pacto Internacional sobre chos humanos. En él se brindan diversos ta-28 humano debe poseer por el simple hecho de violencia. derechos económicos, sociales y culturales, lleres, cursos y clubs en los que se imparte 29 existir. También forman parte de los derechos mismo que reconoce a la libertad, a la justicia una formación que abarca todas las áreas de humanos el acceso a la educación, a la salud, Nuestra tarea es llegar a empode- y a la paz como derechos inherentes a todo crecimiento personal, y en la que se busca a la vivienda y al bienestar individual y social. rar a quienes habitan las cárceles, ser humano. De esta manera, nuestro objeto que las personas tomen conciencia de los pasan por procesos de rehabilita- social se vincula de forma directa con el tema valores humanos. Los derechos humanos protegen la vivencia de educación para la paz. “Arte Urbano”: programa que utiliza estra- ción o viven en situación de violen- de los valores esenciales de todos y todas en tegias novedosas como la educación musical, lo personal y en comunidad, pertenecen a to- cia, porque estamos convencidos Promoción de Paz lleva programas que pro- el hip hop, el grafiti y la música popular para dos los hombres y las mujeres, nadie puede de que si se les brindan herramien- mueven el cumplimiento y ejercicio de estos atraer la atención de jóvenes, adolescentes, renunciar a ellos, y el esfuerzo por promover- tas para que vivan de manera po- derechos a centros penitenciarios, centros niños, niñas y sus familias, y se incide en su los y defenderlos no depende de condiciones sitiva y constructiva, podrán hacer de internamiento para adolescentes, centros crecimiento personal y comunitario. políticas determinadas. Es decir, sin importar de rehabilitación de adicciones para perso- Asimismo se utilizan otros recursos como valer sus derechos humanos. De que exista un índice bajo o alto de violencia en nas de escasos recursos, y colonias localiza- la terapia de juego, terapia de baile, terapia una sociedad, la promoción de los derechos esta manera contribuimos a la for- das en zonas de violencia y pobreza. ocupacional, cine de discusión, teatro social, humanos debe realizarse en todo momento. mación de una cultura de respeto a círculos de lecturas, reforzamiento escolar y los derechos humanos. “Salas para la Paz”: son espacios localiza- acompañamiento personal. La paz es un derecho humano dos estratégicamente en zonas de alto ries- Quienes trabajamos en Promoción de Paz, Nuestros programas se basan en los docu- go, en los que se atiende de manera parti- La responsabilidad de darle seguimiento a A.B.P. nos dedicamos a promover entre los mentos “El derecho a la educación de las cular a adolescentes y adultos que vivan las casi cuarenta programas en los que se atien- grupos más vulnerables de la sociedad los personas privadas de libertad” y “Un enfo- consecuencias de la violencia en cualquiera den a más de 10,000 personas nos compro- valores que fundamentan los derechos hu- que de la educación para todos basado en de sus formas y que quieran ponerle un alto a meten a seguir día a día promoviendo la paz.
  16. 16. y agente de cambio de su propia vida. Para Nuestra labor educativa se concentra en acti- Los principales logros que hemos tenido esto ponemos en sus manos una herramien- vidades tales como: como asociación durante tres años de labor ta central a la que llamamos identidad na- son los siguientes: rrativa (recuperación y re-significación de su iseño e impartición de cursos y talleres en D historia personal). En nuestra sociedad per- el área de desarrollo humano; algunos de a atención a un sector de la sociedad que L siste un fuerte machismo, que es promovido ellos son: ha sido descuidado en el plano educativo: inconscientemente por las mismas mujeres, “El guión de mi vida” las mujeres adultas, cuya energía y po- quienes son las principales educadoras de “Manejo de emociones y conflictos” der transformador se desperdicia a causa los hijos en el hogar y, por tanto, replicadoras “Educación para la paz” de depresiones, problemas psico-sociales del modelo patriarcal que tanto las perjudica. “Cultura ciudadana” como la ludopatía, y muchas otras enferme- “Ética y valores” dades psicosomáticas.30 31 Tenemos claro que quien educa a un hombre, “Diplomado Tejedoras de vida” Tejedoras de Cambios educa a un individuo, en tanto que quien edu- star respaldadas por una investigación E http://tejedorasdecambios.org ca a una mujer está educando a toda una fa- romoción de círculos de lectura con temas P teórica y haber diseñado, implementado y Área: Equidad de género milia. Por ello, nuestro objetivo se vincula de de crecimiento personal. continuar mejorando una metodología poco manera muy importante con la paz. Mientras ine-club. C empleada, basada en el manejo de la identi- Tejedoras de Cambios, A.C. es una organiza- exista opresión, discriminación y violencia otería educativa (especialmente creada y L dad narrativa, que nos ha demostrado avan- ción que se dedica a abrir espacios de desa- hacia el sexo femenino; mientras las mujeres diseñada por nosotras). ces muy relevantes en el empoderamiento rrollo humano para mujeres adultas, con el sigan como víctimas de la violencia y especta- esayunos-conferencia con temas cultura- D femenino. objetivo de propiciar una transformación per- doras pasivas en la vida social, se atenta con- les y formativos. sonal que impacte a las familias y a la socie- tra los derechos humanos básicos, contra la poyo con servicio social gratuito a mu- A a creación de cursos y talleres originales, L dad. Trabaja por la equidad de género, busca democracia y contra la justicia social. jeres en situación de vulnerabilidad o ex- que ayudan tanto a la estimulación de las el empoderamiento femenino y crear redes de clusión (principalmente a través del curso neuronas como a la moderación y control mujeres comprometidas en sororidad (her- No puede haber verdadera paz sello “El guión de mi vida” y de la “Lotería de las hormonas. Estos cursos y talleres se mandad femenina). Todo lo anterior lo lleva a mientras se continúe excluyendo de Tejedoras”). basan en las técnicas del grupo de creci- cabo mediante la práctica de un feminismo in- a más de la mitad de la pobla- apacitación continua de las facilitadoras, C miento y las dinámicas vivenciales; buscan cluyente y participativo, generador de nuevas ción del derecho a una vida digna quienes replican los diversos cursos que ante todo un aprendizaje significativo y auto- actitudes y promotor de valores sociales. y libre de violencia, y del acceso nuestra asociación ofrece. transformador. equitativo a las oportunidades en Nuestra labor es eminentemente educativa el ámbito privado y público. y no asistencialista, pues buscamos que la mujer se convierta en autora, actriz principal
  17. 17. con un piloto en diversas escuelas primarias y A través de estas acciones dedicamos un secundarias en el estado de Nuevo León. poco de nuestro tiempo y todo nuestro amor a los niños para ayudarles a crecer sanos y a Otra de nuestras actividades es la promoción tener una actitud positiva ante la vida. de una cultura de paz en los niños de diferen- tes casas hogar a través de distintos talleres Por otro lado, contribuimos en la elabora- que se imparten: ción de talleres con la temática “Unidad en la diversidad”, que ayudan a los estudiantes La Paz Comienza con los Niños áreas de la vida humana intrapersonal, inter- úsica: guitarra, flauta, canto, piano M de diferentes preparatorias a tomar concien- http://lapaz.org.mx personal, intergrupal, internacional y global” eatro T cia sobre la importancia de la tolerancia y el Área: Arte y música para la paz (Danesh, 2006); asimismo considera que la anza: jazz, ballet, folclore D respeto a los demás. Una prioridad de LPCN paz es la principal expresión de una visión ratoria y declamación O es la creación de un fondo de becas de estu-32 La Paz Comienza con los Niños A.C. (LPCN) mundial basada en la unidad. Debido a que rtes plásticas, pintura, escultura A dio para nivel preparatoria y carreras técnicas. 33 busca la construcción de una cultura de paz la educación formal o informal es el prin- iderazgo L Además, logramos otorgar becas a niños pro- a través de talleres de arte, ciencia y deporte. cipal vehículo de transferencia y formación eportes: fútbol, tae kwon do, béisbol, D digio en danza, música y tae kwon do. Comenzó a implementarse en el año 2000 en de nuestra visión del mundo, según Danesh, básquetbol casas hogar del estado de Nuevo León y ha esta tiene un impacto enorme en la presen- diomas I Buscamos alianzas con los gobiernos, los or- llegado a tener presencia en 18 instituciones cia o en la ausencia de una proclividad hacia poyo escolar A ganismos internacionales, las organizaciones entre casas hogar, escuelas primarias y se- la violencia en cada nueva generación (2006). iencias: matemáticas y física recreativa C de la sociedad civil, los medios de comunica- cundarias públicas de bajos recursos econó- ción, la iglesia, las empresas, las escuelas; micos, y centros comunitarios pertenecientes La sociedad debe aspirar a una vi- Al final de cada semestre organizamos un así como los líderes políticos, religiosos, in- a polígonos de pobreza en Nuevo León. Ha sión del mundo basada en la uni- “Concierto por la Paz”, en el que los niños telectuales y sociales en el Estado, en la so- apoyado a 11,721 niños y jóvenes provenien- que participaron en los talleres muestran el ciedad y a nivel interpersonal e intrapersonal. tes de una situación de maltrato, abandono, dad, donde exista una conciencia fruto de sus esfuerzos a la comunidad. Esto Dichas alianzas tendrán como objetivo contri- pobreza u orfandad con la ayuda de 3,217 vo- de la unidad en la diversidad y se ha dado increíbles resultados en los niños, buir a que se instaure en nuestro país el tipo luntarios y prestadores de servicio social co- tenga como objetivo la creación de mismos que se manifiestan particularmente de educación que promovemos. munitario de diversas universidades de Nue- una civilización de paz. en la mejora de su autoestima y confianza, y vo León. en la asimilación de los valores que promueve LPCN ha sido reconocida por su labor con En nuestra organización tenemos como ta- la fundación. Llevamos a cabo también un Día múltiples premios locales, nacionales e in- LPCN toma los principios y el modelo pro- rea la implementación del programa integral del Deporte, en el que los niños celebran la ternacionales. puesto por H. B. Danesh, quien define a la “Educación para la paz en México”, basado en amistad, la salud y el deporte; en este evento paz como “un estado psicológico, social, polí- la unidad, en los valores universales y su prác- reunimos a todas las casas hogar participan- tico, ético y espiritual con su expresión en las tica en todos los niveles. Este programa inició tes de los talleres.
  18. 18. y proyectos de Misiones, busca, entre otras concreta de llevar a la práctica los valores cosas, promover la educación para la paz. que dan sustento a las formas de conviven- Creemos que educar para la paz es también cia pacífica. De esa manera podremos darnos hacerlo para la justicia, la convivencia, la cuenta de qué tanto se avanza en el proceso aceptación de las diferencias; la solidari- formativo de quienes participan en la cons- dad, el servicio, y la resolución creativa y trucción de una cultura de paz. no violenta de los conflictos, siempre con la mirada puesta en el respeto y cuidado de la En Misiones UDEM durante un par de dé- vida en todas sus manifestaciones. cadas hemos acompañado a comunidades campesinas e indígenas de México y de otros La educación para la paz busca desarrollar países. En este proceso hemos sido testigos habilidades sociales en la comunidad y favo- de los efectos de la violencia estructural que34 recer así una convivencia sin violencia. Estas genera pobreza e inequidad, así como de la 35 destrezas se traducen en formas concretas violencia cultural que sufren nuestros her- de interacción tanto en las relaciones inter- manos del campo al migrar a la ciudad y ser personales como en grupos más amplios. discriminados. Aunado a esto, y quizá como consecuencia, vemos que la violencia direc- Podemos decir que una persona con habili- ta se extiende por todo el territorio nacional y dades sociales desarrolladas es capaz, en- más allá de sus fronteras. tre otras cosas, de propiciar el equilibrio del poder, y de generar ambientes de diálogo, El proceso de maduración de Misiones UDEM, democráticos y equitativos. Esto lo logra a con 20 años de experiencia, la Visión 2020 de través de su capacidad de analizar y proble- la UDEM y el fuerte deseo de responder a los matizar la realidad; de poner en evidencia la desafíos que nos presenta la realidad son metidos, cuyo interés fue poner al alcance de injusticia y la violencia en cualquiera de sus elementos que nos han colocado en el pro- Universidad de Monterrey los jóvenes un modelo educativo centrado en formas, pero al mismo tiempo, desarrollar ceso de constituirnos como Centro Misionero (Misiones UDEM) la formación integral de la persona, sustenta- ideas creativas que atiendan las causas de Universitario (CMU), para lo que nos hemos Área: solidaridad y servicio do en la excelencia académica y orientado a la dicha problemática. Estamos hablando de planteado las siguientes misión y visión: promoción del servicio a los demás como for- personas con capacidad para crear ambien- La Universidad de Monterrey es una institución ma de alcanzar la trascendencia. tes de paz positiva. MISIÓN de educación superior de inspiración católica El Centro Misionero Universitario, mediante fundada en 1969 por cinco congregaciones En el contexto de violencia por el que hoy Al promover el desarrollo de habilidades so- encuentros entre los misioneros con las co- religiosas y un grupo de ciudadanos compro- atravesamos, la UDEM, a través de los grupos ciales, pretendemos encontrar una forma munidades desfavorecidas y la formación en
  19. 19. Paz es… http://pazes.org Área: participación ciudadana Paz es… es una organización dedicada a la “Prácticas de Buen Vecino” es un proyecto generación, promoción, apoyo y colaboración derivado de la primera encuesta de cultura en acciones positivas a favor de la paz a tra- ciudadana realizada en Monterrey. A raíz de el servicio solidario-educativo, comparte la fe ven de orientación en el diseño de las mate- vés de la participación ciudadana. este estudio se formó la Mesa de Cultura Ciu- y la vida, y propicia la conciencia crítica para rias, diplomados y programas que ofrecemos. dadana que se encarga de buscar proyectos36 la construcción de una sociedad más justa Para lograr la paz es necesario que los ciu- que mejoren la regulación social entre los 37 desde la propuesta de Jesucristo. Con lo anterior, manifestamos nuestro firme dadanos vivamos en un ambiente de convi- ciudadanos. Promover aquellos comporta- propósito de trabajar con mayor énfasis por la vencia y regulación sana con el estado, con mientos que caracterizan a los buenos veci- VISIÓN construcción de la paz y la no violencia, prin- otros ciudadanos y con nosotros mismos. La nos es el primer paso para mejorar la rela- El Centro Misionero Universitario es recono- cipalmente a través de la formación que se única manera de lograrlo es buscando que to- ción entre ciudadanos. cido a nivel nacional e internacional como for- ofrecerá a los misioneros/as y mediante la in- dos los ciudadanos gocen plenamente de sus mador de misioneras/os para la intervención tervención que se lleve a cabo en las distintas derechos y cumplan con sus obligaciones. “Ciudadano Ejemplar” es un proyecto en el comunitaria en proyectos que promuevan la comunidades en las que colaboremos. que se reconoce a aquellos ciudadanos que transformación social, la justicia, la sosteni- La participación ciudadana está al alcance de tienen un fuerte compromiso con la sociedad bilidad, así como la cultura de paz y no violen- todos, pero a veces las personas no encuen- y que son un ejemplo a seguir. Lo que logra- cia, vinculándose en red con organismos que tran formas concretas de involucrarse. Paz mos como sociedad a través del reconoci- trabajen por el mismo fin. es… ofrece las siguientes oportunidades de miento de Ciudadanos Ejemplares, es: participación directa y sencilla: 1. romover una cultura de reconocimiento P Para alcanzar esta visión, hemos diseñado un positivo. Plan de Formación que se sostiene en un eje El “Foro de Compromiso Ciudadano” es un 2. stablecer modelos de comportamiento E rector y cuatro pilares. El eje rector y trans- espacio trimestral que ofrecemos junto con el positivo. versal es la Educación para la Paz; los cuatro CCINLAC para que las organizaciones de la 3. econocer a quien merece ser reconocido. R pilares son: Trascendencia, Interculturalidad, sociedad civil, la iniciativa privada y las insti- Para participar en estas y otras iniciativas Educación Popular y Transformación Social tuciones públicas tengan un espacio para el puedes consultar www.pazes.org. Sostenible. Cada una de estas columnas con- intercambio de ideas y la sinergia. templa algunas habilidades sociales que sir-

×