170 bolivar y la iglesia frente al proceso de independencia.
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

170 bolivar y la iglesia frente al proceso de independencia.

on

  • 3,602 views

 

Statistics

Views

Total Views
3,602
Views on SlideShare
3,592
Embed Views
10

Actions

Likes
1
Downloads
19
Comments
0

3 Embeds 10

https://twitter.com 5
http://foro2010-760432773.us-east-1.elb.amazonaws.com 4
http://ec2-184-73-90-92.compute-1.amazonaws.com 1

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

170 bolivar y la iglesia frente al proceso de independencia. 170 bolivar y la iglesia frente al proceso de independencia. Document Transcript

  • BOLIVAR Y LA IGLESIA FRENTE AL PROCESO DE INDEPENDENCIA.<br />Planteamiento de las categorías de análisis.<br />Simón Bolívar un libre pensador de la época, con ideas revolucionarias, con influencia de los principios libertarios de la Revolución Francesa, criado en una familia criolla con buena posición económica, que por lo tanto tuvo fácil acceso al grupo de intelectuales de la época y a sus ideas emancipadoras.<br />Bolívar nació en un hogar católico, como toda familia criolla cumplió con las ceremonias de esta religión, hasta su matrimonio. No hay duda de su religión católica, pero no seguía sus preceptos ni compartía sus principios y sobre todo las actitudes de sus representantes que chocaban con sus ideales revolucionarios. Así mismo la iglesia católica, principalmente sus altos representantes, no aceptaban su actividad emancipadora porque implicaba la desestabilización del régimen español y ella era un medio para su preservación. <br />Históricamente los actores de la iglesia, han sido ligados al gobierno de los Estados; ya sea interviniendo en decisiones de gobierno o como colaboradora en las actividades civiles, en la Nueva granada no fue la excepción; luego del movimiento de independencia del 20 de julio de 1810 fue el clero un ente colaborador en sus celebraciones de carácter civil. Este acompañamiento a las festividades solo duró hasta 1815, cuando España emprendió la reconquista. <br />La religiosidad de Bolívar<br />La religiosidad la basaba Bolívar en su creencia en Dios, en su ideal de la libertad y ser visto como un hombre de bien por su pueblo: “Yo soy religioso en mis promesas y mi gloria la fundo en cumplirlas, por que mi ambición se limita a libertar a mi país y ser estimado como hombre de bien por mis coetáneos”. (1)<br />Bolívar tomó a la religión como un deber moral, de conciencia que rige a los hombres, pero que sus preceptos no debe mezclarse con la política, así lo deja entrever cuando afirma que: <br />“La religión es la ley de la conciencia. Toda ley sobre ella la anula, por que imponiendo la necesidad al deber, quita el mérito a la fe, que es la base de la religión… La religión gobierna al hombre en la casa, en el gabinete, dentro de sí mismo: solo ella tiene derecho a examinar su conciencia íntima… Los preceptos y dogmas sagrados son inútiles, luminosos y de evidencia metafísica; todos debemos profesarlos, mas este deber es moral más no político”. (2)<br />Sin embargo de su carrera política fue imposible separarle el aspecto religioso, ya que los representantes del clero se manifestaban sobre su actividad controvirtiéndola principalmente y Bolívar tampoco guardó su pensamiento frente a la actitud de la iglesia en asuntos generales y particulares o mejor personales.<br />Sus preceptos religiosos los fundamentaba en la personalidad de “Jesús que fue la luz de la tierra no quiso dignidad ni coronas con el mundo; el llamaba a los hombres hermanos, les enseñó la igualdad, les predicó las virtudes civiles más republicanas y les mandó a ser libres” (3); pero seguramente no solo fueron principios religiosos, también fueron fundamentos políticos de su lucha revolucionaria por la emancipación de España.<br />Se demuestra que “Bolívar fue un hombre de fe puesto que sus hazañas en las batallas lo confirmaron” (4), así lo acepta actualmente la iglesia y comprobado con las entrevistas hechas a algunos sacerdotes y monjas de la ciudad de Tunja.<br />La jerarquía de la iglesia cuestiona la actividad revolucionaria de Bolívar.<br />De alguna manera la iglesia fue para Bolívar un espacio controversial y contradictor a sus propósitos de la gesta libertadora, como lo afirma Jorge Mier el púlpito se convirtió en un “Campo de Batalla donde solo tenía acceso el cura, que seguía el lineamiento de la cúpula eclesiástica en contra de la independencia” (5). La iglesia como elemento de adoctrinamiento de las clases populares jugó un papel negativo para los propósitos de Bolívar.<br />Durante el proceso de la campaña libertadora Bolívar tuvo que enfrentarse al poder eclesiástico “En momentos que la iglesia no actuaba con bondad propia de su religiosidad, sino por el contrario, era un instrumento perverso del imperialismo monárquico que hacía estrago en este continente… (6). Desde este punto de vista la iglesia primordialmente sus altos prelados eran enemigos declarados al proceso de independencia y en particular a la actividad de Bolívar como líder revolucionario.<br />El apoyo de los sacerdotes de las pequeñas parroquias hacia las tropas de los insurgentes lo demuestra la acusación ante las autoridades eclesiásticas y civiles al cura Casimiro Landínez en la ciudad de Tunja en 1816, sobre la supuesta colaboración al ejército patriota. (7)<br />“La verdad histórica… es que las máximas autoridades eclesiásticos fueron los más acérrimos enemigos que tuvo Bolívar en contraste de la mayoría de los curas de los humildes caseríos, quienes si compartían el ideal de independencia” (8); sin embargo estas reacciones de las máximas jerarquías no hicieron mella en los ánimos y fiemes propósitos de libertad de Bolívar. <br />No hay duda del empeño de las altas jerarquías por desprestigiar la labor revolucionaria de Bolívar, es así como en 1814 los gobernadores eclesiásticos de Bogotá lanzaron un edicto contra Bolívar y sus tropas diciendo que “Ellos venían a saquear las iglesias, perseguir los sacerdotes, destruir la religión, violar las vírgenes y degollar hombres y niños”. (9)<br />La iglesia como instrumento de preservación del sistema colonial, pretendían mediante estos falsos argumentos manejar al pueblo, aprovechando su fanatismo religioso para trastornar su espíritu y así lograr su objetivo de mantenerse fieles a la corona española.<br />Los ataques a Bolívar no cesaron por parte de la iglesia, tal como lo proclama Monseñor Nicolás Cuervo Gobernador del Arzobispado de Santa Fe de Bogotá, en la pastoral que redactó con motivo del triunfo de Bolívar en la Batalla de Boyacá: (10) <br />Bolívar cuestiona la actitud de la iglesia.<br />La formación académica de Bolívar, su poderío económico que le permitió conocer a Europa, su ideal revolucionario que lo amplió y enriqueció al contacto con las nuevas ideas de fraternidad, igualdad y libertad de la Revolución Francesa, su contacto con los principios masones; hicieron de Bolívar un hombre de firmes convicciones de libertad.<br />Siendo Bolívar opositor del régimen español, por ende la iglesia como institución que pregonaba y mantenía la filosofía colonial, se declara automáticamente contradictora de la causa que defiende Bolívar y por esta razón se dedica a manipular la conciencia colectiva de los feligreses como dice Jorge Mier “Los frailes son los aliados inseparables de la oligarquía y voceros de la monarquía en el Nuevo Mundo, porque sobre la fe católica reposa la fuerza mística del Rey; por la gracia de Dios, de suerte que los privilegios del poder y del dinero estaban seguros bajo la guardia del vaticano”. (11)<br />Ante las constantes agresiones verbales de la iglesia a la causa emancipadora y a su líder, y ante la actitud alienante de la iglesia hacia el fanático pueblo católico; Bolívar manifiesta su inconformismo en forma directa y decidida, con el propósito de evitar menoscabo en su lucha emancipadora. Así lo demostró nuestro libertador, cuando pronuncia su declaración “…Si la naturaleza se opone lucharemos contra ella y haremos que nos obedezca” (12); esto lo pronunció Bolívar a propósito del terremoto de 1812 cuando la gente gritaba en contra de los ateos y pedía misericordia al rey Fernando como consecuencia de las acciones de los sacerdotes que instaban al pueblo al arrepentimiento y a aceptar a las autoridades españolas, culpando así a los insurgentes de las desgracias del pueblo.<br />Bolívar advertía la doble moral de la iglesia católica cuando dijo: “Siempre fui excomulgado por la iglesia para poner al pueblo en mi contra y evitar el apoyo popular en mi avance por desterrar el poderío español; y cuando entraba triunfalmente a los pueblos liberados, esa misma iglesia me coronaba como el más fiel de los católicos”. (13)<br />La religión católica se ha caracterizado por aprovecharse de la ignorancia y fanatismo del pueblo para moldearle la mentalidad y mantenerlo crédulo ante todos los preceptos de la iglesia; este adoctrinamiento manipulador del catolicismo lo criticó Simón Bolívar cuando afirma a propósito de la idolatría de imágenes, “Lo que es el pueblo su credulidad e ignorancia hace de los cristianos una secta de idólatras”. (14)<br />Ante los constantes ataques de los jerarcas, tanto en los púlpitos como en los edictos, denigrando y acusando de irreligioso al líder revolucionario, este se defiende diciendo que “Jamás he tomado las armas sino para libertar, he confiado siempre en mi religión, pero que es injusto abusar así de la credulidad de un pueblo que tiene tal confianza en sus sacerdotes”. (15)<br />Bolívar se mantuvo aislado del poder influyente de la iglesia, prefirió no establecer vínculos que le comprometieran su ideal y sus acciones y por el contrario fue un duro crítico de la actitud del alto clero; demostró su religiosidad sin fanatismos a las prácticas religiosas y aun así encontró el apoyo de párrocos del bajo clero que compartían con el ideales de libertad.<br />CONCLUSIONES FINALES DEL PROYECTO DE INVESTIGACIÓN<br />Simón Bolívar el libre pensador de la época, que se caracterizó por sus ideas firmes, reflejadas en su actitud y proceder; se manifestaba así mismo como un ser religioso, creyente de una figura superior, pero estaba en contravía con los preceptos de la religión católica y sobre todo de quienes administraban la fe católica sobre un pueblo para lograr la sumisión al régimen.<br />La iglesia católica a través de la historia ha sido un instrumento de preservación y consolidación de los regímenes políticos; durante la colonia jugó un papel importante en este aspecto como institución alienante de las mentalidades; por consiguiente, cuando Bolívar aparece en el escenario revolucionario desestabilizando el régimen colonial, se convierte en el blanco de los ataques verbales principalmente de los jerarcas de la iglesia con el propósito de obstaculizar y frenar el proceso de independencia, pero no lo lograron debido a la estrategia militar de Bolívar y a la situación de real decadencia del pueblo granadino. <br />Simón Bolívar no mantuvo ataduras con el poder eclesiástico, probablemente siempre demostró que los poderes políticos y religioso debían permanecer separados dentro de un Estado, sin injerencias e influencias; no pudo mantenerse al margen de las actuaciones de la cúpula jerárquica, debido a las constantes agresiones en los púlpitos y los edictos en contra del líder revolucionario; de manera que el Libertador criticó y enfrentó al clero con validos argumentos, sin que estos hechos le menguaran el ánimo e hicieran mella en el proceso de independencia. <br />CITAS BIBLIOGRÁFICAS<br />MIER HOFFMAN, Jorge. Bolívar y la Iglesia. [citado: 8/2/2010]. Disponible en: http//www.simon_bolivar.org/principal/bolívar/bol_y_la_iglesia_01.html<br />Ibidem. [citado 10/2/2010]<br />PIÑANGO, Socrates. Teoría e Ideología- Sociedad: Bolívar y la Religión. [citado:3/12/2009] Encontrarte.aporrea-org/…a13665.html-venezuela. Disponible en: http//encontrarte.aporrea.org/teoría/sociedad/68/a13665html.<br />MÁRQUEZ, Consuelo. “Papel de la Iglesia en la independencia”. Entrevista a la Hermana de la comunidad las Hijas de la Iglesia, Consuelo Márquez. Entrevistó: Cesar Quintero.<br />MIER HOFFMAN, Op. CIT.,[citado: 8/2/2010] <br />Ibidem. [citado: 5/3/2010]<br />LANDINEZ, Casimiro Antonio.”Memorial del Padre Casimiro Antonio Landinez, pidiendo unas declaraciones para probar que no ayuda al gobierno insurgente. Legajo 496. TIV-v2. Folio 563. 9 fojas. ARB. Archivo Histórico de Tunja.<br />Información salida de ensayos presentados por los estudiantes, pero por falta de tiempo no he podido encontrar la fuente<br />Información salida de ensayos presentados por los estudiantes, pero por falta de tiempo no he podido encontrar la fuente<br /> MIER HOFFMAN, Op. CIT.,[citado: 8/2/2010]<br />Ibidem<br />PIÑANGO, Op. CIT. , [citado: 3/3/2010]<br />Información salida de ensayos presentados por los estudiantes, pero por falta de tiempo no he podido encontrar la fuente<br />DE LA CROIX, Perú.” El Diario de Bucaramanga. Obras Completas. <br /> 1804-1828”. Bogotá.1828.Citado en: http//www.simon- bolivar.org/principal/bolívar/03.html<br />Información salida de ensayos presentados por los estudiantes, pero por falta de tiempo no he podido encontrar la fuente<br /> <br /> <br />BIBLIOGRAFÍA<br />AMAYA, José Agustín. Bolívar en Soatá. Tunja, Editorial UPTC, 1983.<br />PIAMONTE, Raúl. Me llamo Simón Bolívar. Bogotá, Editora Dosmil. Colección Vidas. N° 9. 1978.<br />OCAMPO LÓPEZ, Javier. Las Ideas Bolivarianas. Tunja, Editorial Talleres Gráficos de la Caja Popular. 1977.<br />PAREDES, Pedro José. Los Pasos del Libertador. Venezuela, Editorial Patriper. 3° ed. 2002.<br />GÓMEZ VERGARA, Max. Inmanencia de Bolívar. .Tunja, Editorial Talleres Gráficos del Banco Popular. 1977.<br />BAEZ APARICIO, José. Mutis y Bolívar en la copla boyacense. Tunja, Editorial UPTC. 1984.<br />CORREA SAMUDIO, Ramón C. Anecdotario Histórico. Talleres Gráficos Ltda. 1996.<br />PABÓN NÚÑEZ, Lucio. Simón Bolívar mi Amigo. 1° ed. Colombia. Ministerio de Educación Nacional. 1983.<br />OCAMPO LÓPEZ, Javier. Los Hombres y las Ideas en Boyacá. Tunja, Editorial UPTC. 1989. <br />