• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Que os duelan las sangres ignoradas: Informe sobre violaciones a los derechos humanos de los y las sindicalistas y la situación de impunidad, 2009-2010 y 2002-2010
 

Que os duelan las sangres ignoradas: Informe sobre violaciones a los derechos humanos de los y las sindicalistas y la situación de impunidad, 2009-2010 y 2002-2010

on

  • 979 views

 

Statistics

Views

Total Views
979
Views on SlideShare
974
Embed Views
5

Actions

Likes
0
Downloads
0
Comments
0

1 Embed 5

http://www.coljuristas.org 5

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Que os duelan las sangres ignoradas: Informe sobre violaciones a los derechos humanos de los y las sindicalistas y la situación de impunidad, 2009-2010 y 2002-2010 Que os duelan las sangres ignoradas: Informe sobre violaciones a los derechos humanos de los y las sindicalistas y la situación de impunidad, 2009-2010 y 2002-2010 Document Transcript

    • Violaciones a los DDHH de los y las sindicalistas y ssituación de impunidad, 2009-2010 y 2002-2010 1 Cuaderno de Derechos Humanos no. 22
    • Que os duelan las sangres ignoradasInforme sobre violaciones a los derechos humanos de los y las sindicalistas y la situación de impunidad, 2009-2010 y 2002-2010 Investigadores: Leidy Sanjuán (ENS) Guillermo Correa Montoya (ENS) José Luciano Sanín Vásquez (ENS) Lina Paola Malagón Díaz (CCJ) Pilar Peralta Díaz (CCJ) Harvey Rodríguez (CCJ) Colombia, octubre de 2010
    • ESCUELA NACIONAL SINDICAL© ESCUELA NACIONAL SINDICAL, 2009Calle 51 Nº 55-78Tel: 513 31 00 Fax: 512 23 30Correo electrónico: fondoeditorial@ens.org.cowww.ens.org.coApartado Aéreo 12175Medellín, Colombia2010© COMISIÓN COLOMBIANA DE JURISTASCalle 72 Nº 12-65 piso 7Teléfono: (1) 7449333www.coljuristas.orgCorreo electrónico: asistentedireccion@coljuristas.orgBogotá-Colombia2010ISBN: 978-958-8207-53-7Fotografía de carátula: “Salario”, Gerónimo Alberto Silva Lewis, Argentina, 2010Impresión: Pregón Ltda. Impreso en papel biodegradable fabricado con fibra de caña de azúcar. Los insumos técnicos de la Comisión Colombiana de juristas para la elaboración de este informe están siendo financiados por la Unión Europea. Y la Escuela Nacional Sindical recibe el apoyo de: Holanda La presente publicación ha sido elaborada con la asistencia de la Unión Europea. El contenido de la misma es responsabilidad exclusiva de la Escuela Nacional Sindical y la Comisión Colombiana de Juristas, y en ningún caso debe considerarse que refleja los puntos de vista de la Unión Europea. Los contenidos de esta publicación, tampoco reflejan los puntos de vista de Misereor ni de FNV.
    • ContenidoPresentación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5Panorama de las violaciones a la vida, la integridad y la libertadpersonal contra personas sindicalizadas en Colombia . . . . . . . . 7 Persisten niveles muy altos de violaciones en lo corrido de 2010 . . 7 Las violaciones a la vida, la integridad y la libertad personal contra personas sindicalizadas en Colombia en 2009 . . . . . . . . . . . 9 Las violaciones durante los ocho años de gobierno de Álvaro Uribe Vélez . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 29 La violencia contra el sindicalismo: una historia que no termina. Entre el 1 de enero de 1986 y el 30 de junio de 2010 . . . . . . . . 45 Los asesinatos de sindicalistas en el mundo en los últimos 10 años 49 Listado sindicalistas asesinados en el año 2010, hasta agosto 30 . . 54La grave situación de impunidad de los crímenes que se cometencontra sindicalistas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 57 Persiste la situación de impunidad . . . . . . . . . . . . . . . . . 57 Las medidas adoptadas por el Estado para superar la impunidad, han sido insuficientes e ineficaces . . . . . . . . . . . . . . . . . . 71
    • Presentación Desde hace tres años, entre otras actividades, la ENS y la CCJ tienen unacuerdo para realizar de manera conjunta el seguimiento a la situación dederechos humanos de los sindicalistas en Colombia y de la impunidad de esoscrímenes. Este es el segundo informe que publican las dos instituciones, y se esperaque al finalizar este año sea publicada una investigación que dé cuenta de lalectura sobre las lógicas de las violaciones de los derechos humanos cometidascontra las personas afiliadas a organizaciones sindicales y de la impunidad enque han quedado estos crímenes desde 1977 hasta la actualidad. La intención no es otra que la de aportar a la generación de propuestas parasuperar la problemática de las graves violaciones a los derechos humanos contrael sindicalismo y de la impunidad que las ronda. Se espera que este informepermita hacer visible este flagelo del sindicalismo, y entre a hacer parte deldebate público, para la búsqueda de alternativas eficaces que lleven a superarlo.En ese sentido, la ENS y la CCJ han contribuido a que una parte muy impor-tante de la comunidad internacional se interese en este tema, y también a quese abran posibilidades de construir una agenda para transformar la situación. Este informe se presenta en un momento en el cual intereses contrarios a lostrabajadores, cuestionan las cifras de violencia antisindical y, al mismo tiempo,niegan su impacto en el ejercicio de las libertades sindicales en Colombia. A pesar de este difícil contexto, la comunidad internacional y diferentesorganizaciones defensoras de los derechos humanos, nacionales e internaciona-les, se han pronunciado sobre el tema. La Comisión de Expertos en Aplicación 5
    • 6 Cuaderno de Derechos Humanos Nº 22 – Escuela Nacional Sindical (2010)de Convenios y Recomendaciones (CEACR), en sus observaciones respectoal Convenio 87; el Comité de Libertad Sindical (CLS), en el marco del Caso1787; y la Comisión de Aplicación de Normas de la Conferencia, han instado alEstado colombiano a que adopte medidas para garantizar que las organizacionesde trabajadores puedan “ejercer libre y significativamente sus actividades enun clima exento de violencia”.1 Recientemente el Comité de Derechos Económicos Sociales y Culturales,en su informe de junio de 2010 sobre Colombia, señaló al respecto que: El Comité está alarmado por los asesinatos de sindicalistas en el Estado parte y por el hecho de que estas personas sigan siendo víctimas de diversas formas de amenazas o violencias. Al Comité le sigue preocupando que, a pesar de la puesta en práctica del Programa Nacional de Protección que ampara a los sindicalistas y de la creación de la Subunidad de Derechos Humanos en la Fiscalía General de la Nación que se ocupa de los asesinatos de sindicalistas, sólo se investigue un número reducido de los actos de violencia cometidos contra los sindicalistas.2 El presente informe consta de dos capítulos. En el primero, se aborda elpanorama de las violaciones a la vida, la integridad y la libertad personal de lossindicalistas en Colombia, en lo corrido del 2010, durante el 2009 y en el períododel gobierno del presidente Uribe (2002-2010). Adicionalmente, estos ciclos seenmarcaron en un período más amplio: 1986-2010. Así mismo, se presenta unresumen de otro estudio sobre los asesinatos cometidos contra sindicalistasen el mundo en los últimos 10 años, valorando las medidas adoptadas por elEstado colombiano para prevenir estas violaciones. En el segundo capítulo, se presenta la grave situación de impunidad,respondiendo a las preguntas qué investiga, cómo investiga y qué resultadosobtiene la Fiscalía, en la persecución de los autores de los crímenes quese cometieron contra los sindicalistas. Igualmente, se evalúan las medidasadoptadas por el Estado colombiano para tratar de superar la situación deimpunidad.1. CEACR, Observación individual, Convenio 87, años 2007, 2006, 2005 y 2002.2. E/C.12/COL/CO/5. Párrafo 12.
    • Panorama de las violaciones a la vida, la integridad y la libertad personal contra personas sindicalizadas en Colombia3Persisten niveles muy Violaciones a la vida, libertad e integridad de las y los sindicalistas, entre el 1 enero y el 30altos de violaciones en agosto de 2010*lo corrido de 20104 Tipo de violación Total Con la información de violencia Amenazas 201 Homicidios 35contra sindicalistas recogida desde Atentado con o sin lesiones 16el 1 de enero hasta el 30 de agosto de Hostigamiento 102010, se puede inferir la persistencia Secuestro 5de la violencia contra los trabajadores Desaparición 5y trabajadoras sindicalizadas en Co- Allanamiento ilegal 2lombia. En los seis primeros meses de Detención arbitraria 1 Total general 275este año, se presentaron, por lo menos * Los datos del año 2010 son provisionales, en tanto no se ha35 homicidios (10 de ellos contra diri- realizado a cabalidad el proceso de recolección y contrasta-gentes sindicales), y 17 atentados (14 ción de la información. Fuente: Base de Datos de Derechos Humanos, Sinderh, ENS.contra dirigentes sindicales). Los datos preliminares para 2010,3. La información relativa a violaciones de configuran un escenario aterrador y derechos humanos cometidas contra sin- peligroso para quienes deciden aban- dicalistas en Colombia, ha sido acopiada y derar las luchas de miles de trabaja- sistematizada por la ENS desde hace más dores y trabajadoras que buscan una de 20 años, en colaboración estrecha con sociedad más justa, equitativa y con organizaciones sindicales del país y otras organizaciones de derechos humanos. garantías de condiciones decentes en4. Para este aparte se ha ampliado el período el trabajo, como es su derecho. Entre de análisis hasta agosto 30 de 2010. los hechos que se presentaron en este 7
    • 8 Cuaderno de Derechos Humanos Nº 22 – Escuela Nacional Sindical (2010)período, se destacan los que más en- ciente a Inversiones Palo Alto Gneccofáticamente limitan y entorpecen el Espinosa, en jurisdicción de Ciénaga,ejercicio de las libertades sindicales. Magdalena, fueron desalojados de su El viernes 13 de agosto de 2010, sitio de labores a tiros, y dejaron heridofue asesinado Luis Germán Restrepo a uno de los obreros que se encontrabaMaldonado, presidente del Sindicato en el lugar. Los perpetradores, con unade Trabajadores de la Compañía de lista en sus manos, preguntaron porEmpaques (Sintraempaques), y des- los trabajadores José Luis Soto Jara-tacado dirigente de la CGT en Antio- millo y Juan Carlos Torres Muñoz, yquia. Este asesinato se reviste de es- posteriormente gritaron: “Salgan quepecial gravedad, en tanto se trataba de venimos a matarlos. No se escondan;”un alto dirigente sindical que defendió acto seguido dispararon, resultandocon gran protagonismo su postura po- herido el trabajador Miguel Augustolítica y sindical en diversos escenarios Cuenca Torregroza. Este hecho fuenacionales e internacionales. interpretado por el Sindicato Nacio- El 26 de julio de 2010, fue amena- nal de Trabajadores de la Industriazado de muerte Alejandrino Betancur, Agropecuaria (Sintrainagro), comopresidente del Sindicato de Trabajado- una represalia por haber invitado ares de la Industria Minera del Depar- afiliarse a la organización sindical a untamento de Antioquia (Sintramineros), gran número de trabajadores. Además,seccional Amagá. Alejandrino recibió desde diciembre de 2009, Sintrainagrouna llamada a su teléfono celular. Enesta llamada, una voz desconocida lo adelantó múltiples movilizaciones poramenazó de muerte por las gestiones el no pago de salarios y de algunasque realizaba ante las empresas pro- prestaciones sociales.pietarias de la Industrial Hullera, en Ésta es una alarma para que elliquidación, con el objeto de resolver Estado tome medidas eficaces en laun conflicto laboral que llevaba más protección de los garantes de la vida,de trece años, y que consistía en que la libertad e integridad de ciudadanoscerca de 100 trabajadores antiguos de y ciudadanas en Colombia, y de losla mina, no habían recibido la liquida- trabajadoras sindicalizados, de mane-ción a la que tenían derecho. ra que la promoción del respeto por el El 11 de enero de 2010, 185 traba- ejercicio de las libertades sindicales enjadores de la finca Palo Alto, pertene- el país, sea efectiva.
    • Violaciones a los DDHH de los y las sindicalistas y ssituación de impunidad, 2009-2010 y 2002-2010 9Las violaciones a la para la población sindicalizada. Porvida, la integridad y ejemplo, respecto de las ejecuciones extrajudiciales realizdas por el Ejér-la libertad personal cito de Colombia, el Relator sobrecontra personas ejecuciones extrajudiciales, dijo que:sindicalizadas en “Cabe destacar desde el principio,Colombia en 2009 que las ejecuciones perpetuadas por estos actores repercuten de maneraCaracterísticas generales de las desproporcionada en las poblacionesviolaciones rurales y pobres, pueblos indígenas, El año 2009 se caracterizó por el afrocolombianos, sindicalistas, defen-amplio debate frente a la comunidad sores de derechos humanos, y líderesinternacional sobre las violaciones a comunitarios”.6los derechos humanos en Colombia. En este contexto, el gobierno deCuatro relatores especiales de la Álvaro Uribe Vélez jugó un papel queOrganización de las Naciones Uni- no se corresponde con el de garante dedas (ONU) visitaron a Colombia,5 y los derechos humanos. Por el contrario,en sus informes coincidieron en las éste asumió como estrategia, negar lapreocupantes condiciones actuales compleja problemática de violacionesen esta materia, y especialmente a la vida, libertad e integridad de los trabajadores sindicalizados, negar la5. Puede leerse el informe del Relator Es- existencia del conflicto armado y de la pecial sobre la situación de los derechos persistencia de la acción de los grupos humanos y libertades fundamentales de paramilitares, calificar las ejecuciones los indígenas en: http://www2.ohchr.org/ extrajudiciales por parte del Ejército english/issues/indigenous/rapporteur/ docs/A-HRC-15-34.doc; el del Relator y la persecución del Departamento Especial sobre ejecuciones extrajudicia- Administrativo de Seguridad (DAS) les, sumarias o arbitrarias en: http://www. extrajudicialexecutions.org/application/ media/Colombia_Press_Statement_Es- 6. Boletín de prensa, versión en español. pañol1.pdf; el de la Relatora Especial Declaración del profesor Philip Alston, sobre la situación de los Defensores de los Relator Especial de las Naciones Unidas Derechos Humanos y el Relator Especial para las ejecuciones arbitrarias. Misión sobre la independencia de jueces y aboga- a Colombia del 8 al 18 de junio de 2009. dos, en: http://www2.ohchr.org/english/ http://www.extrajudicialexecutions.org/ issues/judiciar y/docs/A.HRC.14.26. application/media/Colombia_Press_Sta- Add.2.pdf tement_Español1.pdf.
    • 10 Cuaderno de Derechos Humanos Nº 22 – Escuela Nacional Sindical (2010)contra sindicalistas, periodistas, ma- utilizando a trabajadores sindicaliza-gistrados de altas cortes y defensores dos de corrientes políticas cercanasde derechos humanos, como casos al gobierno, para que ellos mismosaislados, e intentar deslegitimar a las se encargaran del desprestigio y lavíctimas del movimiento sindical. negación. Tal empeño por desmentir Tercamente, el gobierno negó las la realidad colombiana sobre derechoscifras de violencia contra sindicalistas humanos con el discurso, se derrum-en su afán de lograr la aprobación de bó, debido a las actuaciones altamentetratados de libre comercio (TLC) con cuestionables de ese gobierno, comoEstados Unidos, Canadá y la Unión fueron los escándalos en los que seEuropea, en lugar de enfrentar el vio involucrado.problema con medidas contundentes A lo anterior se suma que, enque contribuyeran a superarlo. Esto mayo, los medios de comunicación ledemuestra que sus preocupaciones dieron gran difusión a las declaracio-se orientaron más a construirse una nes de altos funcionarios del gobiernobuena imagen a nivel internacional, sobre las interceptaciones telefónicasque a una búsqueda real de superación ilegales, realizadas por miembros delde la situación. DAS a opositores políticos del gobier- Inicialmente, esa administración no, funcionarios de éste, miembros deoptó por diferenciar las cifras de ase- las altas cortes de justicia, al Vicepre-sinatos contra educadores sindicaliza- sidente de la República y a los miem-dos, de las de los demás trabajadores, bros de organizaciones sociales. Entrecreando una variable paralela y una estas organizaciones interceptadas,lectura tergiversada de su dimensión. se cuentan dos centrales sindicales,No faltaron las críticas a esta manipu- la Central Unitaria de Trabajadoreslación estadística, y rápidamente cam- (CUT) y la Confederación de Traba-bió la metodología. Posteriormente, jadores de Colombia (CTC), ademásoptó por la táctica del desprestigio, y del Sindicato Nacional de Trabajado-buscó, de varias formas, vincular a las res de la Salud y la Seguridad Social,víctimas del sindicalismo con los acto- y el Sindicato de Trabajadores de lares armados, con violencias pasionales Empresa de Teléfonos de Bogotá.y con delincuencia común, entre otros. En 2009, los procesos de la LeyEn otras ocasiones, la estrategia tomó 975 de 2005, con la que se pretendíacomo referencia a las ONG, para des- desmovilizar al paramilitarismo y ga-legitimar sus investigaciones, incluso, rantizar los derechos de las víctimas,
    • Violaciones a los DDHH de los y las sindicalistas y ssituación de impunidad, 2009-2010 y 2002-2010 11permanecieron estancados, y los jefes por lo menos cuatro homicidios, onceparamilitares que fueron extraditados amenazas, diez desplazamientos for-a Estados Unidos, en 2008, continua- zados y un atentado de muerte contraron sin dar respuesta a las víctimas sindicalistas, en ese año.sobre los crímenes perpetrados. Conesto, las víctimas vieron vulnerados Cifras de las violaciones en 2008 ysu derecho a la verdad, la justicia y la 2009reparación. Por su parte, las oficial- El total de violaciones en contramente llamadas “bandas emergentes”, del sindicalismo, en 2009, muestran unque no son más que la reorganización ligero descenso del 6,2%, en relaciónde grupos paramilitares, continuaron con las ocurridas en 2008. Sin em-hostigando y persiguiendo al movi- bargo, esto no se corresponde con losmiento sindical en el país. esfuerzos que realizó el movimiento Igualmente, las FARC y el ELN sindical colombiano, frente a la luchacontinuaron cometiendo actos de vio- contra la violencia y el exterminio dellencia contra la población: la masacre sindicalismo, principalmente, a travésde 27 indígenas Awa, el 4 de febrero de la denuncia y de la búsqueda dede 2009, y el secuestro y posterior ase- espacios de debate sobre este flagelo,sinato del gobernador del Caquetá, en en escenarios nacionales e internacio-diciembre del mismo año. Asimismo, nales, de carácter tanto gubernamentalestos grupos fueron responsables de como no gubernamental. Comparativo de violaciones a la vida, libertad e integridad personal, cometidas contra sindicalistas en Colombia, entre 1 enero a 31 de diciembre en el 2008 y el 2009 Nº de casos Nº de casos Tipo de violación % 2008 % 2009 2008 2009Amenazas 498 65,3 419 58,6Desplazamientos forzados 154 20,2 129 18,0Homicidios 49 6,4 47 6,6Hostigamientos 19 2,5 54 7,6Detenciones arbitrarias 26 3,4 34 4,8Atentados con o sin lesiones 8 1,0 18 2,5Torturas 3 0,4 7 1,0Desapariciones forzadas 5 0,7 3 0,4Allanamientos ilegales 1 0,1 4 0,6Total 763 100,0 715 100,0Fuente: Banco de Datos de Derechos Humanos, Sinderh, ENS.
    • 12 Cuaderno de Derechos Humanos Nº 22 – Escuela Nacional Sindical (2010) Ante este panorama, es necesario pasaron a 47, con un porcentaje deresaltar que si bien los asesinatos en reducción del 4,3%.relación al 2008, disminuyeron tí- La reducción de las amenazas ymidamente en dos casos, también se los desplazamientos puede explicarseefectuaron 18 tentativas de asesinato por la poca fuerza con la que se hanen el 2009, frente a ocho que ocurrie- denunciado, pues es perceptible unron en el 2008, lo que significó un desgaste en las organizaciones sin-crecimiento del 125%. La intención dicales, al interior de las cuales, estede exterminio físico (asesinatos y tipo de hechos se han convertido enatentados de muerte) se incrementó parte integral de su trabajo. Evidenciaen un 14%. de ello, son las dificultades que se tu- En cuanto a los hechos de vio- vieron para hallar la información enlencia que aumentaron en el 2009, se fuentes secundarias, en el último año. De esta manera, es posible ob-encuentran los allanamientos ilegales servar cómo la violencia contra elque, de un caso en 2008, se pasó a sindicalismo se centra cada vez máscuatro en 2009 (el 75%); los hostiga- en hechos más difusos y de mayormientos pasaron de 19 a 54 (el 64,8%); complejidad, que permiten de mane-los hechos de tortura, de cuatro a siete ra elaborada generar gran confusión(el 57,1%); los atentados, a los que ya alrededor de los hechos y un menorse hizo referencia; y las detenciones impacto en la opinión pública, comoarbitrarias, de 26 a 34 (el 23,5%). son los casos de los allanamientos Los hechos de violencia que pre- ilegales, los hostigamientos y las de-sentaron reducción, fueron las des- tenciones arbitrarias.apariciones forzadas, con el 66,7%, En este período fue llamativo elrepresentados en tres desapariciones aumento en los homicidios contraen 2009, dos menos que en 2008; le dirigentes sindicales. Mientras que ensiguieron las amenazas, que pasaron 2008, fueron asesinados 16 dirigentesde 498 a 419, y que corresponden a sindicales, en 2009, 21 perdieron launa reducción del 18,9%; a éstas le vida de manera violenta. Este aumen-siguieron los desplazamientos for- to preocupa, sobre todo, porque estazados, que pasaron de 154 a 129, es violencia genera graves lesiones a lasdecir, descendieron en un 19,4%; y, organizaciones sindicales y al movi-finalmente, los homicidios, que de 49 miento sindical.
    • Violaciones a los DDHH de los y las sindicalistas y ssituación de impunidad, 2009-2010 y 2002-2010 13Cuadro comparativo homicidios cometidos contra sindicalistas, entre el 1 de enero y el 31 de diciembre del 2008 y el 2009, según clase de trabajador Clase de trabajador 2008 % 2009 % TotalTrabajador de base 32 65,3 26 55,3 58Dirigente sindical 16 32,7 21 44,7 37Asesor sindical 1 2,0 - 0 1Total general 49 100,0 47 100,0 96Fuente: Banco de Datos de Derechos Humanos, Sinderh, ENS.Los autores de la violaciones en 2009 Violaciones a la vida, libertad e integridad de las y los sindicalistas, entre el 1 enero y 31 diciembre de 2009, según presunto autor Presuntos responsables Total No identificado 445 Autodefensas y/o paramilitares 163 Organismo estatal 59 Guerrilla 26 Delincuencia común 19 Empleador 3 Total general 715 Fuente: Banco de Datos de Derechos Humanos, Sinderh, ENS. En 2009 ocurrieron 715 violacio- (22,3%); en tercer lugar, la guerrilla,nes a la vida, libertad e integridad con 26 casos (9,6%); seguidos de la de-personal de los y las sindicalistas lincuencia común, con 19 casos (7%);en Colombia, de las cuales, en 445 y finalmente aparecen los empleadorescasos (58%), se desconocen los pre- como presuntos autores, en tres casossuntos autores, es decir, en más de de violencia (1,1%).la mitad de las violaciones. En 264 Frente a las violaciones perpetra-casos (36,9%) se conoce el presunto das por grupos paramilitares, se des-autor. En el primer lugar la presunta tacaron las amenazas, como principalautoría es de los grupos paramilitares, herramienta de agresión a las y loscon 163 hechos de violencia (61,7%); sindicalistas. Resulta particular ade-en segundo lugar, se encuentran los más, cómo éstas se dirigieron princi-organismos estatales, con 59 casos palmente contra dirigentes sindicales.
    • 14 Cuaderno de Derechos Humanos Nº 22 – Escuela Nacional Sindical (2010)Del total de amenazas por parte de del martes 28 de julio de 2009. Víaestos grupos (136 en total), el 77,9%, telefónica fueron amenazados y de-es decir 106, buscaron amedrentar a clarados “objetivo militar”, Félix Ortizla dirigencia sindical. Amaya, presidente de la subdirectiva En general, estas amenazas vinie- de Asogras en Girón, Santander yron acompañadas de una alta carga Mabel García Mantilla y Juliana An-ideológica, en la cual se tildó a las y drea García Carrillo, vicepresidentalos sindicalistas de ser enemigos de la y secretaria, respectivamente, de lapaz, miembros de grupos guerrilleros, misma subdirectiva. Los criminaleso colaboradores de los mismos; y al parecer, pertenecían a los gruposademás se presentaron en un lenguaje paramilitares que operaban en esesoez, que menoscabó la dignidad de municipio.los y las trabajadoras y de las orga- En la misma llamada le comunica-nizaciones sindicales. Igualmente, ron a la hermana de Mabel García, quefueron pronunciadas desde una pos- debía abandonar el Barrio Miradorestura colectiva, en la que los agresores de San Juan inmediatamente. Asíse presentaron como defensores de mismo, agregaron que conocían todaintereses de la sociedad, patriotas la rutina de cada uno de sus familia-y ciudadanos; y fueron colectivas res y que desaparecerían al esposo deporque por lo menos 70 estuvieron Mabel García, porque era lo que másdirigidas a miembros de una misma le dolería. Mientras tanto, referente aorganización sindical, de varias or- Juliana Andrea García, el victimarioganizaciones sindicales o de múltiples mencionó que ella estaba embarazadaorganizaciones sociales, entre éstos, y que “sería fácil darle donde mássindicalistas. También un gran núme- le doliera”. Respecto de Félix Ortiz,ro de ellas hacía referencia a aspectos dicen que “estaban esperando era quede la vida privada de los y las sindi- diera papaya para desaparecerlo... sólocalistas, tales como a familiares y a esperamos el momento y la hora pararutinas o lugares de residencia, para ejecutar dicha acción”, advirtieron.así mostrar claramente su capacidad Según la fuente, la información de lade perseguir y dañar. comunidad mencionaba que los sindi- Entre las amenazas, se destacaron calistas podían ser objeto de atentadosaquellas de las que fueron víctimas en el barrio Miradores de San Juan,miembros de la Asociación Agraria donde se supo que delinquían para-de Santander, Asogras, en la tarde militares autodenominados “Águilas
    • Violaciones a los DDHH de los y las sindicalistas y ssituación de impunidad, 2009-2010 y 2002-2010 15Negras” que controlaban los barrios ciación de Trabajadores Campesinospopulares. La Asociación Agraria del Tolima (Astracatol), y el Sindicatode Santander, desde el año 2004, ha de Trabajadores Agrícolas del Tolimasido víctima de constantes asedios, (Sintragritol), fueron detenidos deamenazas, persecución y asesinatos, manera arbitraria en el corregimientopor el paramilitarismo que opera en de Las Hermosas, municipio de Cha-Santander y Magdalena Medio, espe- parral, del departamento del Tolima.cialmente en el municipio de Sabana Ever Quijano Capera, Jesús Emiliode Torres. Portela García, Wilson Medina Arce, Los organismos del Estado por su Mauricio Collazos Peralta, Edwinparte, fueron responsables principal- Humberto Medina Ríos, Walter Ro-mente de detenciones arbitrarias, es dríguez Bermeo, Jorge Enrique Garcíadecir, aquella privación de la libertad Moreno, Norberto Fernández, Trebe-de un sindicalista por parte de agentes lio Guzmán, José Vicente Méndez,del Estado, por razones, y a través de Albeiro Serna, Matha Cecilia Orozco,procedimientos no contemplados en la Alcibiades Romero y Carlos Méndezley penal. Esta forma contempla toda Méndez fueron detenidos en operati-detención que se genere en ausencia vos conjuntos realizados por las tropasde orden judicial y sin ocurrencia del Ejército Nacional y miembrosde flagrancia, y la persistencia de la del Cuerpo Técnico de Investigacióndetención tras el vencimiento de los (CTI). De acuerdo con la fuente, estastérminos o tras el cumplimiento de detenciones se presentaron como pro-la pena. ducto de los señalamientos de perso- En 2009, los organismos del Es- nas que cedieron ante el ofrecimientotado se registraron como presuntos de beneficios personales y económicosresponsables de 33 detenciones arbi- en el marco de la política de seguri-trarias, 10 acciones de hostigamiento, dad democrática. Es evidente cómo,6 casos de tortura, 6 amenazas, 2 aten- la estigmatización de defensores detados y dos allanamientos ilegales. derechos humanos y dirigentes sindi- Entre los días 13 y 16 de julio de cales que configura el ambiente anti-2009, campesinos y líderes de varias sindical, tiene efectos directos sobreorganizaciones sociales, entre ellas, las garantías y libertades personalesalgunas filiales de la Federación Na- de ciudadanos y ciudadanas.cional Sindical Unitaria Agropecuaria Otro hecho bastante delicado, fue(Fensuagro), y dentro de éstas la Aso- la detención arbitraria presentada el 5
    • 16 Cuaderno de Derechos Humanos Nº 22 – Escuela Nacional Sindical (2010)de mayo de 2009, contra tres dirigen- nando a otros para que bloquearan eltes de la Asociación Colombiana de puerto de Buenaventura”, dijo Moore,Camioneros, cuando se dirigían a Cali quien además, sostuvo que en estedesde Buenaventura, en medio de sus caso se evidenciaron presiones a losjornadas, para apoyar las actividades conductores que querían seguir tra-del paro camionero que se adelantaba bajando. ”Si bien es cierto que se haen el país. Frente a este caso, llama la respetado el paro no podemos permitiratención que de manera posterior a que ahora quieran constreñir a losla denuncia de este hecho, por parte conductores que quieren trabajar”,del presidente de la CUT Nacional, manifestó el general Moore. De esteTarcisio Mora, el director de tránsito caso se desprende la preocupacióny transporte de la Policía Nacional, sobre la manera como las autoridades,general Luis Alberto Moore, señaló y en particular la fuerza pública, danque los hombres no fueron detenidos tratamiento de orden público a lossino que voluntariamente acompa- conflictos laborales que se presentanñaron a los oficiales al comando de en el país, poniendo en riesgo el ejerci-Policía: ”un oficial los invitó a firmar cio efectivo de las libertades sindicalesun pacto porque ellos estaban presio- y de la libertad de expresión. Cuadro comparativo de homicidios cometidos contra sindicalistas, entre 1 de enero y 31 de diciembre 2008-2009, según presuntos responsables Presuntos responsables 2008 % 2009 % No identificado 37 75,5 35 74,5 Autodefensas y/o paramilitares 5 10,2 7 14,9 Organismo estatal 6 12,2 - - Guerrilla - - 4 8,5 Delincuencia común - - 1 2,1 Empleador 1 2,0 - - Total general 49 100,0 47 100,0 Fuente: Banco de Datos de Derechos Humanos, Sinderh, ENS. Un análisis específico respecto los presuntos autores, esto es en 35del delito de homicidio, nos permite casos (74,5%) del total de asesinatosconcluir que es aún mayor el porcen- en el 2009. Respecto a aquellos de lostaje de casos en los que se desconocen cuales se tiene información sobre los
    • Violaciones a los DDHH de los y las sindicalistas y ssituación de impunidad, 2009-2010 y 2002-2010 17presuntos autores, 12 casos en total, 7 res de la empresa petrolera Occidentalse atribuyen presuntamente a grupos de Colombia resultaron involucradosparamilitares, 4 a grupos guerrilleros en el fuego cruzado.y uno a la delincuencia común. La gravedad de este último caso Respecto a 2008, se evidenciaron resulta de la manera como las y los2 casos más de homicidios cometidos trabajadores colombianos mueren enpresuntamente por paramilitares, la medio del conflicto que vive el país,aparición de 4 casos en los que se a pesar de las múltiples acciones quepresentó como presunto autor a la sus organizaciones generan en proguerrilla, y de un caso atribuido a la de la paz. Días antes de los hechos,delincuencia común. Por otro lado, se había dado un atentado contra unmientras en 2008 se registraron 6 tracto-camión del que el conductor sa-asesinatos atribuidos presuntamente lió ileso. Posteriormente, los buses quea organismos del Estado, en 2009 llevaban a los trabajadores de las em-no se presentó ninguno, igualmente, presas contratistas y subcontratistas alde un homicidio atribuido en 2008 servicio de la Occidental de Colombia,al empleador, en 2009 no se reportó se encontraron en medio del fuegoninguno. cruzado entre la guerrilla y el Ejército, Respecto de los homicidios co- en los campos petroleros de Caricare ymetidos por paramilitares, se puede Caño Limón. Los trabajadores, en lasobservar particularmente, cómo su instalaciones de Occidental de Arau-accionar estuvo centrado en la diri- ca Capital, le exigieron a la empresagencia sindical: 5 de los 7 asesinaros garantías para el desplazamiento a susfueron contra dirigentes sindicales. lugares de trabajo, con el menor riesgo Por su parte, los grupos guerri- posible y la protección del derecho alleros se registraron como presuntos la vida. En ese momento se presenta-responsables de cuatro homicidios, ba un paro armado decretado por losuno contra un dirigente sindical agra- grupos guerrilleros. En la reuniónrio, y tres contra trabajadores de base, sostenida con representantes de lasuno del sector agrario, otro del sector autoridades (Ejército, Policía y DAS),docente y finalmente un trabajador de un representante de Responsabilidadla industria del petróleo, asesinado en Social de Occidental, los represen-Arauquita (Arauca), el 27 de marzo de tantes de seguridad de Occidental, la2009, en medio de un enfrentamiento Defensoría del Pueblo de Arauca y lacon el Ejército, en el que los trabajado- representación sindical, se discutió la
    • 18 Cuaderno de Derechos Humanos Nº 22 – Escuela Nacional Sindical (2010)solicitud de la organización sindical Pueblo realizar un acompañamiento(Unión Sindical Obrera, USO). Las humanitario a los trabajadores, e hizoautoridades militares dijeron que no una propuesta de plan de contingenciase debería “hacer eco al terrorismo” a la empresa, que incluyera a los tra-y manifestaron que en Arauca “no bajadores de las empresas contratistas,pasaba nada”, y que los casos sólo y se le entregara al gerente del campo.eran “hechos aislados”. Fue así como, El sindicato se apoyó en las medidasle propusieron a Occidental y al sin- cautelares a su favor, dictadas en 2001dicato, ”hacer caravanas militares por la Comisión Interamericana decon los trabajadores, que incluirían Derechos Humanos (CIDH), en lasacompañamiento de tropas por tierra, que se contemplan, entre otras cosas,helicópteros y aviones”. La propuesta que cualquier medida de seguridad,fue aceptada por Occidental de Co- de protección o garantía para los afi-lombia. Por su parte, la Defensora del liados a la USO, debe ser concertadaPueblo, manifestó que había limitacio- con el sindicato y los peticionarios.nes para la movilidad. Pero Occidental Igualmente adelantó comunicaciónde Colombia respondió que compartía telefónica constante con el entonceslo planteado por las autoridades mi- responsable de Derechos Humanoslitares, y que los trabajadores debían de la Vicepresidencia de la República,terminar el cese de actividades que para advertir de la posibilidad de quese adelantaba y luego le solicitó al uno o algunos trabajadores fueranMinisterio de Protección Social dejar asesinados o se les afectara su inte-constancia de ello. El Ministerio en- gridad. El día 20 de marzo, la fuerzatonces, levantó un acta para justificar pública hostigó a los trabajadoresel posterior llamado a una diligencia que estaban concentrados en las ins-de descargos a los dirigentes sindica- talaciones de Occidental en Araucales y los trabajadores, por incitar a un Capital. La empresa Occidental y lasparo laboral. firmas contratistas, bajo amenazas La representación sindical de la de sanciones y terminación de con-USO, entonces le solicitó a las fuerzas tratos, presionaron a los trabajadoresmilitares, que se les respetara el prin- para que se dirigieran al campo concipio de distinción, y a la guerrilla (que acompañamiento militar. La empresaconvocó ese paro), que no involucrara no aceptó las propuestas del sindicatoa los trabajadores en el conflicto arma- de manera integral. Bajo amenazas,do. Luego solicitó a la Defensoría del los trabajadores, desde el día sábado,
    • Violaciones a los DDHH de los y las sindicalistas y ssituación de impunidad, 2009-2010 y 2002-2010 19se dirigieron a laborar al Campo Caño guerrilla, fue asesinado el trabajadorLimón. Finalmente, el 27 de marzo, Armando Carreño, afiliado a la USOen una de las caravanas militares y de Arauca.en medio del fuego cruzado con laLas violaciones cometidas contra las mujeres Cuadro comparativo de violaciones contra sindicalistas, entre el 1 de enero y el 31 de diciembre 2009, según sexo Tipo de violación Femenino % Masculino % TotalAmenazas 106 58,6 313 58,6 419Desplazamiento forzado 51 28,2 78 14,6 129Hostigamiento 4 2,2 50 9,4 54Homicidios 5 2,8 42 7,9 47Detención arbitraria 4 2,2 30 5,6 34Atentado con o sin lesiones 7 3,9 11 2,1 18Tortura 1 0,6 6 1,1 7Allanamiento ilegal 2 1,1 2 0,4 4Desaparición 1 0,6 2 0,4 3Total general 181 100,0 534 100,0 715Fuente: Banco de Datos de Derechos Humanos, SINDERH, ENS. Durante el 2009, las mujeres sindi- protección), fueron usados como he-calistas fueron víctimas del 25,3% de rramienta de intimidación por partelas violaciones totales de trabajadores de quienes ejercen la violencia contrasindicalizados. En este año recibieron el género femenino.106 amenazas, y fueron víctimas de 51 En noviembre del 2009, en undesplazamientos forzados, 7 atenta- municipio de Antioquia, se presentódos, 5 homicidios y 4 hostigamientos. el atentado con arma blanca contra En particular, la violencia contra una dirigente sindical, que abanderabalas mujeres sindicalistas, presentó varias reivindicaciones para los tra-rasgos de degradación que fueron bajadores y trabajadoras del hospitalmás allá del hecho violento en sí, de la localidad.7 Las denuncias porpues buscaron afectar mordazmente parte del sindicato sobre clientelismo,la dignidad propia de las mujeres. As-pectos como la belleza, la protección 7. El nombre de la víctima, el sindicatode la familia y la maternidad (como al que pertenecía y el municipio dondeestado en el que se requiere especial vivía, se omiten para protegerla.
    • 20 Cuaderno de Derechos Humanos Nº 22 – Escuela Nacional Sindical (2010)corrupción y acoso laboral al interior persigue”, se les llamabas “sapas”de la institución hospitalaria, pueden sembrando temor en las dos dirigen-relacionarse con seguimientos y movi- tes. Ellas habían denunciado al gerentemientos sospechosos de motorizados de Acuavalle por la Oferta 026 delalrededor del lugar de trabajo. En el 2010, a través de la cual la empresamencionado atentado, los delincuentes buscaba contratar un inversionistano lograron el asesinato de la diri- externo para la ejecución de su plan degente, pero procedieron a destruir su inversiones. Ello había generado ten-rostro, desfigurándola por completo. sión en las relaciones entre el gerente El daño moral causado por este y el sindicato, debido a las críticas quehecho es indeterminado. Además de hacía la organización sindical frente aesto, la afectada fue víctima de des- los intereses que debían pagarle a unplazamiento forzado, limitación a la tercero. Además Sintraacuavalle veníalibertad de asociación y restricciones a trabajando en la defensa del carácterla capacidad de acción y movilización público de la empresa.como trabajadora. En otros casos, las mujeres re- Otros casos de violencia contra las sultaron igualmente victimizadas,mujeres, afectan directamente a las debido a que eran sus compañerasfamilias, y principalmente a los hijos sentimentales de los demandantes.e hijas, quienes han sido puestos en Ese fue el caso de Jairo del Río, pre-medio del conflicto. El 22 de septiem- sidente del Sindicato de Trabajadoresbre de 2009, María Alicia Cabezas, de Tubos del Caribe (Sintratucar),afiliada a Sintraelecol en Arauca, quien el 31 de agosto de 2009, recibiófue amenazada vía telefónica. En la la siguiente amenaza de muerte porllamada se le agrede haciéndole la parte de grupos paramilitares de laadvertencia se le haría daño a su hija. ciudad de Cartagena: “Señor Jairo del Igualmente, Margarita López y río esperamos que usted tenga muiNelly Arias, ambas dirigentes de Sin- claros cuales son los objetivos de latraacuvalle, fueron amenazadas des- organización sindical que usted dirigepués de que se produjera la detención ya que se estan metiendo en camisasde varios exdirectivos de Acuavalle, de once baras saliendo a denunciardebido a las denuncias que hicieron cosas que no les convienen le recor-por presuntos hechos de corrupción. damos que en este pais los comunistasMediante un correo electrónico, que guerrilleros como usted y su grupo seen su asunto anunciaba: “La muerte mueren rapido asi que no siga jodiendo
    • Violaciones a los DDHH de los y las sindicalistas y ssituación de impunidad, 2009-2010 y 2002-2010 21metiendoce en lo que no importa le del sindicato, Deivis Blanco, tambiénrecordamos que usted tiene una linda recibió un escrito similar, con unafamilia que debe cuidar y mas con una amenaza de muerte.esposa embarazada que sale todos losdias a las cinco y media a llevar a suhijo al colegio y seria mui penoso que Los sectores en los que ocurrierona ellos les pasara algo por culpa sulla, las violacionesla guerrilla en este pais se acaba por Para 2009 la violencia contra elque se acaba y mas los guerrilleros sindicalismo, aun cuando hizo presen-de civil como usted. Cuidese y cuide cia en gran parte de los sectores de laa los suyos.” economía, continuó centrándose en la Al día siguiente el vicepresidente educación y la agricultura. Violaciones en 2009, según división económica División económica Total 2008 % Total 2009 %Servicios comunales y personales-educación 446 58,2 413 57,8Agricultura, caza y pesca 59 7,7 72 10,1Servicios comunales y personales-otros 45 5,9 66 9,2serviciosIndustria manufacturera 56 7,3 40 5,6Electricidad, gas y agua 38 5,0 28 3,9Servicios comunales y personales-salud 23 3,0 23 3,2Minas y canteras 74 9,7 22 3,1Servicios comunales y personales-empresasentes territoriales (trabajadores municipales 16 2,1 18 2,5y oficiales)Transporte, almacenamiento y 1 0,1 15 2,1comunicacionesFinanciero 2 0,3 13 1,8Servicios comunales y personales-judicial 0 0,0 5 0,7Comercio 5 0,7 0 0,0Construcción 1 0,1 0 0,0Total general 766 100 715 100,0Fuente: Banco de Datos de Derechos Humanos, Sinderh, ENS.
    • 22 Cuaderno de Derechos Humanos Nº 22 – Escuela Nacional Sindical (2010) Para el 2009, el sector más afecta- No obstante, se presentaron incre-do por la violencia antisindical fue el mentos significativos en el sector delde la educación, en el que se presen- transporte, almacenamiento y comu-taron 413 violaciones en total, 57,8% nicaciones, en el cual se presentó undel total de violaciones durante este caso en 2008, pero en el 2009 llegóaño. Ello representó una disminución a 15, lo que significó un incrementodel 7,4% respecto a las presentadas en del 1.400%; y en el sector financiero2008, cuando se registraron 446 viola- se contaron 13 hechos de violencia,ciones a la vida, libertad e integridad frente a dos de 2008. En el sectorde los sindicalistas en este sector. judicial, ocurrieron cinco casos de En segundo lugar, se encuentra el violencia, mientras que en 2008 nosector de agricultura, caza y pesca, había ocurrido ninguno.víctima de 72 violaciones en 2009, Llama la atención cómo las deten-22% más de las ocurridas en 2008, ciones arbitrarias y los allanamientoscuando se registraron 59 violaciones ilegales se concentraron principal-a la vida, libertad e integridad de los mente en el sector agrario, donde aúntrabajadores y trabajadoras sindica- es débil la acción de la sociedad civillizados. En tercer lugar, estuvieron frente a los abusos por parte de la ins-los trabajadores y trabajadoras de titucionalidad, y donde no se cuentaservicios personales y comunales, con la vigilancia de la multiplicidad dediferente a los sectores de educación, actores, con la que si se cuenta en losalud, judicial y entes territoriales, con urbano, tales como organismos inter-66 violaciones en este período, 46,7% nacionales y la acción de los mediosmás que en el anterior. de comunicación. De 34 detenciones Un sector que muestra un des- arbitrarias registradas en total, duran-censo importante en el número de te 2009, 26 se produjeron en contra deviolaciones, es el de minas y canteras, trabajadoras y trabajadores agrarios.donde se registraron, en 2009, 22 Otra violación que se destacó fueviolaciones, frente a las 74 del 2008; el hostigamiento, que es una formatambién hubo descenso en el sector de violencia menos evidente, pues sede la industria manufacturera, cuya posiciona en sectores con predominiodisminución fue del 28,6%, pasando urbano, es decir, los de las empresasde 56 a 40 violaciones; y el sector de de electricidad, gas y agua, industriaelectricidad, gas y agua, que pasó de manufacturera y en el de trabajadores38 a 28 hechos. municipales y oficiales.
    • Violaciones según sector económico y tipo de violación, en el 2009 Despla- Atentado Allana- Hostiga- Homici- Detención Desapari- Tipo de violación Amenazas zamiento con o sin Tortura miento Total miento dios arbitraria ción forzado lesiones ilegalAgricultura, caza y 17 - 5 14 26 - 5 3 2 72pescaElectricidad, gas y agua 17 - 8 - - 2 1 - - 28Financiero 12 - 1 - - - - - - 13Industria Manufacturera 27 - 7 1 2 2 1 - - 40Minas y canteras 16 - 2 2 - 2 - - - 22Servicios comunales y 241 124 18 22 1 5 - 1 1 413personales-EducaciónServicios comunales ypersonales-Empresasentes territoriales (tra- 10 - 6 1 - 1 - - - 18bajadores municipalesy oficiales)Servicios comunales y 4 - - 1 - - - - - 5personales-JudicialServicios comunales y 53 2 4 3 - 4 - - - 66personales-OtroServicios comunales y 12 3 2 3 1 2 - - - 23personales-SaludTransporte, almace-namiento y comunica- 10 - 1 - 4 - - - - 15ciones Violaciones a los DDHH de los y las sindicalistas y ssituación de impunidad, 2009-2010 y 2002-2010Total 419 120 54 47 34 18 7 4 3 715 23Fuente: Banco de Datos de Derechos Humanos, Sinderh, ENS.
    • 24 Cuaderno de Derechos Humanos Nº 22 – Escuela Nacional Sindical (2010) Protesta laboral en 2009, según sector económico Sector Frecuencia Porcentaje Salud 18 17,48 Educación 21 20,39 Industria 18 17,48 Empresa 8 7,77 Judicial 4 3,88 Comunicaciones 5 4,85 Comercio 3 2,91 Servicios sociales 13 12,62 Pensionados y jubilados 7 6,80 Todos los sectores 6 5,83 Total 103 100,00 Fuente: Banco de Datos Dinámica Sindical, ENS.Las organizaciones sindicales más afectadas en 2009 y 2010 Violaciones a la vida, libertad e integridad de las y los sindicalistas en 2009, según organización sindical, 2009 Sindicato Casos % Adida 246 42,6 Sintraunicol 54 9,4 CUT 45 7,8 Fensuagro 45 7,8 Educal 43 7,5 Sinaltrainal 28 4,9 Sintraemsdes 22 3,8 USO 16 2,8 Anthoc 15 2,6 Asogras 13 2,3 Umach 13 2,3 UNEB 12 2,1 SER 10 1,7 Sindesena 8 1,4 Sindess 7 1,2 Total 577 100,0 Fuente: Banco de Datos de Derechos Humanos, Sinderh, ENS..
    • Violaciones a los DDHH de los y las sindicalistas y ssituación de impunidad, 2009-2010 y 2002-2010 25 Frente a la movilización en el país, En 2009, el 80,7% de la violenciacabe destacarse que, tal como el sector contra el sindicalismo, se concentróeducativo fue el más afectado por la en 15 sindicatos. Todos y cada unoviolencia antisindical, es igualmente de ellos caracterizado por su ampliael que más acciones de movilización capacidad para la movilización y lageneró durante el período analizado. generación de opinión sobre la educa-Según cifras del banco de datos de ción pública, la salud, la explotaciónDinámica Sindical de la Escuela del petróleo, el sector financiero, lasNacional Sindical, de 103 acciones empresas multinacionales y, en gene-de movilización registradas en 2009, ral, los temas del trabajo en el país.21 fueron realizadas por el sectoreducativo, es decir, el 20,39%. Violaciones a la vida libertad e integridad de las y los sindicalistas en 2010, según organización sindical Sindicato Casos % Adida 46 22,9 SER 46 22,9 CUT 23 11,4 Sindesena 14 7,0 USO 10 5,0 Sintraunicol 10 5,0 Fensuagro 9 4,5 Anthoc 8 4,0 Simana 8 4,0 Astdemp 6 3,0 Ademacor 5 2,5 Asogras 4 2,0 Asoinca 4 2,0 Sintramienergetica 4 2,0 UNEB 4 2,0 Total 201* 100,0 * Los datos del 2010, aún no son comparables con los del 2009. Hasta la fecha, para el 2010 no se ha aplicado íntegramente la metodología; por lo tanto, éstos aún son provisionales, ya que podrían aumentar. Fuente: Banco de Datos de Derechos Humanos, Sinderh, ENS.. El panorama en 2010, en cuanto variado significativamente frente aa las organizaciones sindicales más lo que ocurrió en 2009. Las tenden-afectadas por la violencia, no ha cias se vienen configurando de una
    • 26 Cuaderno de Derechos Humanos Nº 22 – Escuela Nacional Sindical (2010)manera similar, teniendo en cuenta más victimizado. Seis de los quinceque las principales problemáticas en sindicatos más victimizados hacenlos sectores en los que actúan estas parte de este sector económico, hechoorganizaciones continúan vigentes. coherente con la mayor movilización Nuevamente, es el sector de la y dinámica sindical de los docenteseducación el que aparece como el frente a otros sectores.La geografía de las violaciones en 2009 y 2010 Violaciones a la vida libertad e integridad de las y los sindicalistas en 2009, según departamento Departamento 2009 % Antioquia 267 37,3 Valle 86 12,0 Santander 85 11,9 Caldas 47 6,6 Atlántico 41 5,7 Cauca 25 3,5 Tolima 25 3,5 Bogotá D.C. 21 2,9 Bolívar 17 2,4 Chocó 16 2,2 Risaralda 15 2,1 Arauca 14 2,0 Cesar 11 1,5 Córdoba 8 1,1 Magdalena 8 1,1 Meta 8 1,1 Huila 5 0,7 Norte de Santander 5 0,7 Quindío 4 0,6 Cundinamarca 2 0,3 Popayán 2 0,3 Caquetá 1 0,1 Guajira 1 0,1 Putumayo 1 0,1 Total 715 100,0 Fuente: Banco de Datos de Derechos Humanos, Sinderh, ENS.
    • Violaciones a los DDHH de los y las sindicalistas y ssituación de impunidad, 2009-2010 y 2002-2010 27 Igual que como ha sucedido histó- ciones a la vida, libertad e integridad,ricamente, en 2009, Antioquia, Valle y pues, año tras año se han encontradoSantander, son los departamentos que en estos funestos primeros lugares depresentaron el mayor número de viola- la violencia antisindical. Violaciones a la vida libertad e integridad de las y los sindicalistas, entre enero 1 y agosto 30 del 2010, según departamento Departamento 2010 % Antioquia 68 24,7 Risaralda 48 17,5 Valle 34 12,4 Santander 23 8,4 Caldas 20 7,3 Cauca 15 5,5 Bogotá D.E. 11 4,0 Nariño 9 3,3 Arauca 8 2,9 Atlántico 6 2,2 Bolívar 6 2,2 Meta 5 1,8 Magdalena 5 1,8 Córdoba 5 1,8 Tolima 3 1,1 Cesar 2 0,7 Quindío 2 0,7 Norte de Santander 1 0,4 Sucre 1 0,4 Caquetá 1 0,4 Amazonas 1 0,4 Cundinamarca 1 0,4 Total 275 100,0 * Los datos del 2010, aún no son comparables con los del 2009. Hasta la fecha, a los datos del 2010 no se les ha aplicado íntegramente la metodología; por lo tanto, éstos aún son provisionales, ya que podrían aumentar. Fuente: Banco de Datos de Derechos Humanos, Sinderh, ENS.
    • 28 Cuaderno de Derechos Humanos Nº 22 – Escuela Nacional Sindical (2010) Particularmente en el 2010, con loga y miembro de la Junta Directivala información que tenemos hasta el de la Asociación Nacional Sindical demomento, aunque se pueden identifi- Trabajadores y Servidores Públicos decar Antioquia, Valle y Santander, en la Salud, Seguridad Social Integral ylos primeros lugares; se observa, sin Servicios Complementarios de Co-embargo, el repunte de departamentos lombia (Anthoc), en Magangué. Vilmacomo Risaralda. Lo que muestra una lideraba las jornadas de protesta paraposible dispersión del fenómeno de la reclamar el pago de salarios atrasadosviolencia antisindical en el territorio y la negociación del pliego de soli-nacional. citudes respetuosas, que ya se había aplazado varias veces.Algunos casos de asesinatos, El 21 de agosto de 2009, desco-atentados de muerte y nocidos llegaron a la casa de Gustavodesapariciones Gómez, trabajador de Nestlé-Comes- A continuación destacamos algu- tibles La Rosa S.A., y afiliado delnos casos de la larga lista de violacio- Sindicato Nacional de Trabajadoresnes a la vida, libertad e integridad de de la Industria de Alimentos (Sinal-las y los sindicalistas en Colombia, trainal), en el municipio de Dosque-ocurridos durante el 2009. bradas. Tocaron a la puerta y cuando El 4 de abril de 2009, cerca de su abrió, le propinaron diez disparosresidencia en la ciudad de Montería, con arma de fuego. Fue trasladado afue asesinado, frente a su familia, una clínica, donde horas más tarde,Hernán Polo Barrera, dirigente del falleció. Este crimen se produjo enSindicato de Trabajadores y Emplea- momentos en que Sinaltrainal habíados de la Educación (Sintrenal), quien presentado un pliego de peticiones aen ese instante cargaba a su pequeña la empresa Nestlé Purina Pet Care denieta y se encontraba junto a su hija de Colombia S.A. Gómez fue integrante16 años, que resultó herida. Polo Ba- de la junta directiva de Sinaltrainal,rrera, dos semanas antes de su muerte, seccional Dosquebradas, desde 1997lideró varias acciones de protesta en hasta el 2000. Era primo hermano deMontería, relacionadas con el incon- José de Jesús Marín Vargas, trabajadorformismo de las y los trabajadores de Nestlé-Comestibles La Rosa S.A.,administrativos de la educación sobre y miembro de Sinaltrainal, tambiénalgunas nivelaciones salariales que les asesinado el día 22 de noviembre deadeudaba el Estado. 2007, en el municipio de Dosquebra- El 9 de mayo de 2009, fue asesi- das. Con este asesinato sumaron 12 losnada Vilma Carcamo Blanco, odontó- trabajadores de Nestlé, integrantes de
    • Violaciones a los DDHH de los y las sindicalistas y ssituación de impunidad, 2009-2010 y 2002-2010 29Sinaltrainal, asesinados en Colombia. Una realidad no superada durante Abel Carrasquilla fue asesinado el los ocho años de seguridad23 de agosto de 2009, según testigos, democráticapor miembros de la banda paramilitar Bajo la política de seguridad de-“Los Rastrojos”. El hecho ocurrió mocrática, bandera del gobierno dedespués de que Carrasquilla promo- Álvaro Uribe Vélez, se impulsaronviera la afiliación al sindicato dentro medidas que consistían en restringir ede la empresa donde trabajaba, la cual impedir, en muchos casos, el ejerciciopreviamente le había advertido que no de los derechos de libertad sindical y,lo hiciera. además, fomentar la cultura antisin- El 24 de noviembre, Luis Javier dical, señalando a las organizacionesCorrea Suárez, presidente de Sinal- sindicales de trabajadores y trabajado-trainal, recibió amenazas de muerte ras, como causantes de la quiebra dea través de un teléfono celular que las empresas e instituciones públicas,le fue asignado por el programa de como amenaza para el orden públicoprotección del Ministerio del Interior y como activistas funcionales a lay Justicia. De igual forma recibieron subversión, acuñándoles el término deotras amenazas, vía telefónica y fax, terroristas (término posicionado en elpocos días después de que la Comisión mundo después del 11 de septiembreInteramericana de Derechos Humanos de 2001), y en especial, acusándolosnotificara su decisión de ampliar me- de ser un obstáculo para el desarrollodidas cautelares a los integrantes de y la generación de empleo. De ahíSinaltrainal, y en momentos en que que se hayan presentado acciones quelos trabajadores se encontraban en restringieron el ejercicio de las liber-conflicto colectivo con la Industria tades sindicales en Colombia, y queNacional de Gaseosas S.A. (Coca-Co- se haya aumentado la responsabilidadla), empresa que no ha querido firmar de agentes estatales en violaciones ala convención colectiva de trabajo, no derechos humanos de trabajadoresobstante haber llegado a un acuerdo en sindicalizados.la negociación del pliego de peticiones A pesar de las promesas del go-que le presentó dicho sindicato. bierno Uribe para terminar con la guerrilla y desmovilizar a los gruposLas violaciones paramilitares, el conflicto se mantuvo,durante los ocho años y por lo tanto, hubo menores posi- bilidades de garantizar los derechosde gobierno de Álvaro humanos de trabajadores y trabajado-Uribe Vélez ras. Por lo tanto, las violaciones a los
    • 30 Cuaderno de Derechos Humanos Nº 22 – Escuela Nacional Sindical (2010)derechos humanos de los trabajadores 1996-1997 y Pastrana 2000-2002).sindicalizados aparecieron como nor- Durante el gobierno de Uribe el pro-males en dicho contexto, pues bajo esa blema varió. Si bien disminuyó el nú-lógica fueron asociados al conflicto mero de homicidios, aumentaron lasarmado. violaciones a los derechos humanos En cuanto a la violencia antisin- contra mujeres sindicalistas, contradical, los mandatarios que antecedie- docentes sindicalizados, y hoy es ma-ron a Álvaro Uribe, vivieron los dos yor la responsabilidad estatal en todasperíodos de mayor violencia contra las violaciones, frente a lo ocurridotrabajadores sindicalizados (Samper entre 1996 y el 2002. Violaciones a la vida, libertad e integridad de los sindicalistas por períodos de gobierno Gobierno de Gobierno de Gobierno de Total Tipo de violación Andrés Pastrana Álvaro Uribe Álvaro Uribe general 1998-2002 2002-2006 2006-20101*Amenazas 1.272 1.298 1.215 3.785Homicidios 580 362 166 1.108Desplazamiento forzado 264 146 388 798Detención arbitraria 209 206 89 504Hostigamiento 57 138 93 288Atentado con o sin 70 43 40 153lesionesSecuestro 108 29 - 137Desaparición 46 22 11 79Allanamiento ilegal 3 17 10 30Tortura 4 8 12 24Homicidio de familiar 1 - - 1Total general 2.614 2.269 2.024 6.907Fuente: Banco de Datos de Derechos Humanos, Sinderh. Comparando el período presiden- logros ampliamente publicitados encial de Álvaro Uribe con el de Andrés la protección a los derechos humanosPastrana, las violaciones a los dere- de sindicalistas, no se tradujeron enchos humanos de sindicalistas se re- cambios estructurales de la violenciadujeron en un 15,2%. Sin embargo, los contra los mismos.
    • Violaciones a los DDHH de los y las sindicalistas y ssituación de impunidad, 2009-2010 y 2002-2010 31 Violaciones a la vida, libertad e integridad de los sindicalistas en el gobierno de Uribe Vélez Tipo de violación 2002-2006 2006-2010 Total Amenazas 1.298 1.348 2.646 Homicidios 362 203 565 Desplazamientos forzados 146 388 534 Detenciones arbitrarias 206 89 295 Hostigamientos 138 97 235 Atentados con o sin lesiones 43 53 96 Secuestros 29 - 29 Desapariciones forzadas 22 14 36 Allanamientos ilegales 17 10 27 Tortura 8 12 20 Total 2.269 2.214 4.483 Fuente: Banco de Datos de Derechos Humanos, Sinderh, ENS.Las medidas adoptadas por el alto nivel sobre la importancia de lasgobierno de Uribe Vélez, que organizaciones sindicales”.favorecieron y fomentaron las b. Política de exterminio de losviolaciones contra sindicalistas sindicalistas desde el DAS. El Comité a. Estigmatización del alto go- de Libertad Sindical, se refirió a estasbierno contra el movimiento sin- graves violaciones cometidas por eldical. El gobierno de Uribe Vélez DAS señalando que: “El Comité ob-favoreció y fomentó la violencia serva que se trata de alegatos gravesantisindical, a través de sus frecuen- de supuesta connivencia entre un ór-tes estigmatizaciones contra la labor gano del Estado que estaba encargadode los sindicalistas en Colombia. A de la protección de los sindicalistas ylo largo de su gobierno, fueron fre- grupos organizados al margen de lacuentes los discursos del presidente ley. El Comité estima que este tipo deen contra de la legitimidad de la situaciones pueden menoscabar seria-actividad sindical, al igual que los de mente la credibilidad del Gobierno enotros altos funcionarios del gobierno lo que respecta a su voluntad de luchary de las fuerzas militares. El gobierno contra la violencia y la impunidad”.8decidió no cumplir la recomendaciónde la Comisión de Normas del 2009, 8. Informe 356, Caso 1787, marzo de 2010,que le instó a dar “mensajes del más párrafo 563.
    • 32 Cuaderno de Derechos Humanos Nº 22 – Escuela Nacional Sindical (2010) Con la llegada de Jorge Aurelio el paramilitarismo, poniendo a esteNoguera Cotes, como director del organismo de seguridad, al servicio deDAS, en septiembre de 2002 (el estos grupos ilegales y de otros narco-gobierno Uribe comenzó el 7 de traficantes; de homicidio agravado enagosto de 2002), se conformó una las personas del defensor de derechosestructura criminal asentada en el humanos Alfredo Correa D’Andreis,DAS, a través de la cual se utilizaron los sindicalistas Zully Esther Codina,los mecanismos del Estado para el así como del político y sociólogo,desarrollo de las estructuras parami- Fernando Pisciotti Van Strahlen. Asílitares, utilizando como objetivo una mismo, se lo acusó de los puniblessupuesta “guerra contrainsurgente”, de utilización de asunto sometido aes decir, una política armada contra reserva, al suministrar informaciónla guerrilla, que en realidad derivó de inteligencia al paramilitarismo; deen una persecución criminal contra la destrucción, supresión u ocultamien-población civil. Dentro de los proce- to de documento público, al borrarsos judiciales, está probado que Jorge antecedentes y otras informacionesNoguera ubicó en cargos claves al en relación con paramilitares y nar-interior de la estructura del DAS, a cotraficantes; de abuso de autoridadpersonas funcionales para sus críme- por acto arbitrario e injusto, en lanes, miembros del aparato organizado medida que hizo múltiples despidosde poder, en buena parte controlado de funcionarios del DAS que desa-por él, como director del DAS. De rrollaban actividades de persecuciónesta manera incluyó a quienes, entre al paramilitarismo.otros, ayudaron al financiamiento Jorge Noguera hace parte de eseparamilitar, pues según lo probado, grupo de políticos y personajes de laNoguera había comprometido una vida pública que, según la justicia, hancomisión de entre el 5% y el 10% de promovido y fomentado el paramilita-toda la contratación del DAS, con el rismo en Colombia. Así, en los proce-Bloque Norte paramilitar. sos, se ha corroborado la responsabi- Actualmente, Noguera deberá lidad penal de Noguera Cotes a travésresponder ante la Corte Suprema de de innumerables testigos; además deJusticia por los cargos de concierto Rafael García (exdirector de sistemaspara delinquir agravado, en cuanto del DAS), al que se le probaron susfomentó, promovió, financió y de- conductas criminales, con testimoniossarrolló actividades conjuntas con que se suman a múltiples documentos,
    • Violaciones a los DDHH de los y las sindicalistas y ssituación de impunidad, 2009-2010 y 2002-2010 33informes y dictámenes, que, en más tección, utilizó la información parade 50 mil folios, permitieron concluir hostigar a sus protegidos e inclusola responsabilidad de Noguera en los para crear falsas pruebas en procesoscrímenes por los cuales se le investiga. judiciales, 5) El DAS realizó inteli- A la fecha, los más representa- gencia ofensiva: amenazó y hostigótivos miembros del paramilitarismo directamente a líderes sindicales,involucrados en estos crímenes, se sindicalistas, defensores de derechosencuentran detenidos, acusados del humanos, magistrados de las altas cor-punible concierto para delinquir tes, periodistas y líderes de oposición.agravado; mientras que otros como i) Entrega de listados de sindicalis-el paramilitar Rodrigo Tovar Pupo, tas al Bloque Norte de las AUC, paraalias Jorge 40, han sido extraditados asesinarlos. Durante las audiencias,a Estados Unidos. Al mismo tiempo, varios funcionarios del DAS recono-la Fiscalía ha determinado compulsar cieron que sindicalistas y defensoreslas copias respectivas para que sean de derechos humanos, fueron objetoinvestigados penalmente algunos de “labores de inteligencia” con el finotros paramilitares. de incluirlos en sus bases de datos. En los últimos meses se ha podido De allí, esa información fue sacada yestablecer la manera como fue utiliza- puesta en listas que Noguera entregódo el DAS para atacar las actividades a los paramilitares.legítimas de los sindicatos en Colom- El testigo más importante de estebia. Las violaciones cometidas desde caso, el exdirector de informática deel DAS, fueron: 1) El DAS entregó esa entidad, Rafael García Torres,listas de sindicalistas a los parami- dio a conocer los nombres de las víc-litares para que fueran asesinados, timas y los vínculos entre los bloques2) El DAS interceptó ilegalmente las paramilitares y la dirección del DAS.comunicaciones de líderes sindicales, Además, su testimonio coincide consindicalistas, defensores de derechos el de, por lo menos, siete testigos: doshumanos, magistrados de las altas cor- coroneles del Ejército: Conde Rubiotes, periodistas y líderes de oposición, y Pardo Ariza; dos funcionarios del3) El DAS entró a sedes sindicales y DAS: Rodolfo Benítez y David Rivero;sustrajo información que utilizaba y dos líderes paramilitares: Mancusocomo material de inteligencia, 4) El y alias Don Antonio.DAS a través de funcionarios que La ENS y la CCJ, han podidohacían parte de los esquemas de pro- establecer, respecto de las víctimas
    • 34 Cuaderno de Derechos Humanos Nº 22 – Escuela Nacional Sindical (2010)mencionadas en la lista, que siete José María Maldonado.fueron asesinadas, una de ellas pre- Una persona fue víctima de des-suntamente por el grupo paramilitar aparición forzada, atribuida a un gru-Autodefensas Unidas de Colombia po armado sin identificar; siete fueron(AUC) y dos por grupos paramilitares víctimas de detenciones arbitrarias porsin identificar. Cuatro más fueron ase- agentes estatales; y seis, de amenazassinadas por un grupo armado sin iden- contra su vida; dos personas fuerontificar. Los nombres de las víctimas víctimas de atentados, una de ellasson: César Augusto Fonseca Morales, presuntamente por el grupo paramili-José Rafael Fonseca Cassiani, José tar AUC y otra por grupos armados sinRamón Fonseca Cassiani, Alfredo Co- identificar; y dos más, fueron obliga-rrea de Andreis, Zully Esther Codina das a desplazarse forzadamente, unoPérez, Saúl Alberto Colpas Castro, de los cuales se encuentra exiliado. Nombre Violación Víctor Manuel Jiménez Fruto Desaparición forzada José Piñeros Detención arbitraria Carmelo Piñeros Detención arbitraria Alfonso Piñeros Detención arbitraria Alberto Acosta Detención arbitraria Argelio Contreras Detención arbitraria Alfredo Oviedo Detención arbitraria Ney Medrano Detención arbitraria Ángel Salas Amenazas Gilberto Martínez Amenaza Álvaro Londoño Cardona Amenaza José Meriño Amenaza Álvaro Márquez Amenaza Carmen Torres Amenaza Nicolás Hernández Cabrera Atentado Miguel Ángel Bobadilla Atentado Zunilda Colpas Desplazamiento forzado Álvaro Londoño Desplazamiento forzadoFuente: Banco de Datos de Derechos Humanos, Sinderh, ENS.
    • Violaciones a los DDHH de los y las sindicalistas y ssituación de impunidad, 2009-2010 y 2002-2010 35 Desde la dirección del DAS se le ejecutado por los grupos paramilitaresentregaron a Rodrigo Tovar Pupo, y los miembros de su estructura dentroalias Jorge 40, los listados donde del DAS.figuraban, entre otros, los nombres El proceso demostró que, en eldel profesor miembro del sindicato caso del profesor Correa D’Andreis,de profesores ASPU, y líder social, el DAS realizó informes falsos deAlfredo Correa D’Andreis; la perio- inteligencia y manipuló reinsertados,dista y dirigente sindical del sector que en verdad eran paramilitares osalud, Zully Codina; y el político testigos falsos, y con ellos se judicia-liberal y sociólogo, Fernando Piscio- lizó al profesor, quien posteriormentetti Van Strahlen, quienes a la postre, resultó absuelto de los cargos en suresultaron asesinados por el Bloque contra. Ante el fracaso de este montajeNorte de las AUC, como lo reconoció judicial, Rodrigo Tovar Pupo, aliasel paramilitar Edgar Ignacio Fierro Jorge 40, y Edgar Ignacio Fierro Fló-Flórez, alias Don Antonio, en las ver- rez, alias Don Antonio, procedieron asiones libres que rindió en el proceso asesinarlo, situación que ocurrió conde Justicia y Paz. otros líderes sindicales. En estos informes, que fueron En las inspecciones judiciales sehallados en el DAS, aparecen tam- encontraron anotaciones de inteli-bién mencionados los sindicatos de gencia sobre las personas asesinadas,Anthoc, la CUT-Bolívar, la USO lo que hace presumir que fueron ac-y otras organizaciones locales. En tividades previas a su asesinato. Ensuma, los activistas Alfredo Correa los interrogatorios, algunos de los exD’Andreis, Zully Codina y Fernando funcionarios del DAS, dicen que laPisciotti, como muchos otros, fueron información sobre sindicalistas quevíctimas de políticas contrainsur- reposa en los archivos tenía que vergentes fundadas en las nociones de con el orden público, y que siempre se“enemigo interno” y “guerra política” ha hecho, que era normal hacerlo, perosobre organizaciones sociales y sindi- que se hacía sobre fuentes abiertas; escales, llamados “frente sociolaboral”, decir: noticias y sistemas de informa-que se ejecutaron a través del aparato ción legal. Pero otros funcionarios deldel Estado, sobre el que tenía control DAS, aceptan que habían órdenes dedirecto Jorge Noguera Cotes, y en re- trabajo y actividades de campo paralación con un plan de exterminio con- la verificación de informaciones que,tra sindicalistas y líderes de oposición, a nuestro modo de ver, eran infiltra-
    • 36 Cuaderno de Derechos Humanos Nº 22 – Escuela Nacional Sindical (2010)ciones en las protestas y actividades bre las labores del DAS, se encontrósindicales realizadas por miembros información sobre la intervención desecretos del DAS. las comunicaciones de organizacio- ii) El DAS interceptó ilegalmente nes sindicales, tales como la CUT ylas comunicaciones e hizo seguimien- la Confederación de Trabajadores detos. En los cargos contra los exfuncio- Colombia (CTC), así como de Anthoc,narios del DAS, la Fiscalía los acusó el Sindicato de Trabajadores de la Em-de desarrollar, en ejercicio de sus presa de Teléfonos de Bogotá y Asonalfunciones, acciones de seguimiento e Judicial, entre otros.11interceptación ilegal de comunicacio- Los mismos exfuncionarios delnes de dirigentes sindicales, miembros DAS reconocieron la existencia dede organizaciones de derechos huma- estas actividades ilícitas. Jorge Al-nos, periodistas, magistrados de las berto Lagos, exdirector de contrain-altas cortes y líderes de oposición. teligencia del DAS, durante uno deIgualmente recogió sus datos perso- los procesos judiciales realizados pornales (hábitos, debilidades, fortalezas, estos hechos, aseguró que “lo que sípropiedades y hasta el nombre de los encontramos fueron actividades decolegios de los hijos o direcciones de inteligencia, entre ellas a funcionariosresidencias familiares). El seguimien- del Gobierno, además de seguimientosto implicó también la revisión ilegal y presiones a sindicalistas”.12de cuentas bancarias, transacciones iii) El DAS entró a sedes sindicalesfinancieras, y de adelantar campañas y sustrajo información que utilizabade desprestigio contra las víctimas.9 como material de inteligencia. Tam-La Fiscalía comprobó que el DAS bién se sabe de la existencia de otraconformó un grupo de “inteligencia estrategia utilizada por el G3, rela-estratégica y ofensiva”, al que denomi- cionada con el robo de informaciónnó G3, desde donde los funcionarios a defensores de derechos humanosrealizaron dichas actividades ilícitas y sindicalistas, y a sus organizacio-entre el 2004 y el 2008.10 En indagaciones realizadas porlos investigadores de la Fiscalía, so- 11. “Hasta familiares de magistrados tuvie- ron seguimiento del DAS”. Documento publicado por el equipo Nizkor, abril 289. “Se cierra el círculo”, Semana, mayo de de 2009, www.derechos.org 2010. http://www.semana.com/noticias- 12. “Lo que se hacía en el DAS según sus nacion/cierra-circulo/138929.aspx. protagonistas”, http://www.lasillavacia.10. 22 de febrero de 2010, www.elespectador. com/historia/6854. com
    • Violaciones a los DDHH de los y las sindicalistas y ssituación de impunidad, 2009-2010 y 2002-2010 37nes. Un ejemplo de esta práctica se el Gobierno del Presidente ALVA-pudo comprobar con un registro que RO URIBE, además de las accionesrealizó la Fiscalía al archivo del DAS de persecución contra los líderesen Bogotá, en donde se encontró un sindicales y cívicos, la corrupcióndocumento titulado “Cartagena de administrativa, la descentralización yIndias”. Ese documento dice que el liquidación de entes estatales, con elDAS envió agentes infiltrados a una propósito de dar a conocer esta difícilreunión de la CUT, en el departamento situación en un documento ante la OITde Bolívar, y cita los siguientes he- y aprovechar las buenas relacioneschos internos de la reunión: “En los con la Comisión Asturiana de dere-primeros días de Mayo de 2005, en el chos humanos de España y la laborSalón Coral del Centro Recreacional de la periodista Colombiana ClaudiaComfenalco del Barrio Crespo, se han Julieta Duque Orrego, incluida en elefectuado varias reuniones por parte programa de protección de Amnistíade la CUT, Subdirectiva Bolívar, con Internacional”.la presencia de Luis Alberto Mendoza Luego relaciona los temas tratadosPeriñán, Presidente CUT, Rubén Cas- en la reunión punto por punto y luegotro Quintana, Presidente Sindicato de dice textualmente: “Manifestaron queTrabajadores de las Electrificadoras entre el 2003 y 2004 se detuvieron ade Colombia, Luis Carlos Fuentes más de 700 personas sindicadas delPérez, Presidente del Sindicato Único delito de rebelión y ser auxiliadorasde Educadores de Bolívar SUDEB, de la guerrilla, agenciado por el FiscalCarlos Carrascal Figueroa, Presidente Demóstenes Camargo De Ávila, dede la Liga de Usuarios de Servicios la Fiscalía 33 de Cartagena, entre lasPúblicos Domiciliarios USPD, Es- que se encuentran personas prestantesteban Barbosa Palencia, Presidente de la sociedad como Amaury Padillasindicato de Conductores de Taxis Cabarcas, ex funcionarios de la Go-de Cartagena SINCONTAXCAR y Jorge bernación de Bolívar; Dr. AlfredoOrtega Hernández, Presidente USO Correa De Andreis, profesor universi-Subdirectiva Bolívar. Según ellos la tario, Román Torres, dirigente cívico,temática de estas reuniones es realizar Rafael Augusto Palencia Fernández,un análisis de las principales viola- Funcionario de Mintrabajo, Rufinociones de los derechos humanos en el Pájaro Guardo, líder cívico, ÁlvaroDepartamento de Bolívar, causadas Rodríguez”.por las políticas implementadas por Este documento habla por sí sólo
    • 38 Cuaderno de Derechos Humanos Nº 22 – Escuela Nacional Sindical (2010)de la infiltración ilegal a los sindicatos. humanos, pues perjudicaban al altoPero además, existen otras evidencias gobierno, y muchas de ellas hacíande que el DAS mantuvo una estricta referencia a la violencia antisindical.vigilancia sobre los sindicalistas, También los testigos coincidieron encomo ocurrió con el documento de- el tema de inteligencia estratégica,nominado “Apreciación situación de que consistía, según el DAS, en de-orden público departamento del Cesar, tectar los riesgos y amenazas contradel 20 de agosto al 9 de septiembre el gobierno y la seguridad nacional,de 2002”, suscrito por el director así como a organizaciones, entreseccional del DAS-Cesar,13 que dice ellas sindicales, y a individuos quetextualmente en uno de sus apartes: amenazaban la estabilidad del Estado, “Frente Sociolaboral. El Sindicato información que tuvo como destinata-de la multinacional CICOLAC-NESTLE, rio final al alto gobierno –presidentese encuentra desde hace 7 meses en y ministros– para formular políticasproceso de negociación, encontrán- y tomar decisiones.dose en la etapa final del Tribunal iv) El DAS, a través de los fun-de Arbitramento. La actividad de cionarios que hicieron parte de loslos restantes sindicatos ADUCESAR, esquemas de protección, utilizó laSINTRAELECOL, SITTELECOM, SINTRA- información para hostigar a sus pro-MIENERGETICA, ASPU Y SITRADIN, se tegidos e incluso para crear falsasencuentra en normalidad. En cuanto pruebas en procesos judiciales. Enal paro convocado por las Centrales 1997, el programa estuvo dirigido porObreras, para el 16 de Septiembre, el Ministerio del Interior y de Justicia,están a la espera de las instrucciones y los escoltas de los esquemas durosde las directivas nacionales”.14 de protección fueron detectives del El testigo Jorge Lagos, ex funcio- DAS hasta diciembre de 2009. Lasnario del DAS, informó que se revisa- investigaciones de la Fiscalía pusieronron con periodicidad las publicaciones en evidencia que las informacionesde las organizaciones de derechos provenientes de las evaluaciones de riesgo, que el programa de protección13. CO. 11 Folios 162 a 169, Información realizó para asignar los esquemas de del Colectivo de Abogados José Alvear seguridad, así como la información de Restrepo. los mismos escoltas, fueron utilizadas14. CO. 11 Folios 162 a 169, Información para llevar a cabo las acciones de inte- del Colectivo de Abogados José Alvear ligencia ofensiva contra las diferentes Restrepo.
    • Violaciones a los DDHH de los y las sindicalistas y ssituación de impunidad, 2009-2010 y 2002-2010 39víctimas.15 Finalmente, respecto a este proce- v) El DAS realizó inteligencia so, es importante destacar que todosofensiva, lo que significaba amena- los testigos y acusados que realizaronzar y hostigar directamente. Ade- las acciones de inteligencia del Estado,más de interceptar comunicaciones, incluso Martha Leal, que fue la ana-hacer seguimientos y valerse de la lista que resumía y estructuraba losinformación que tenía el DAS, como informes de inteligencia, y Nogueragarante de la vida e integridad de los Cotes, aseguraron, bajo la gravedadsindicalistas, los altos funcionarios de juramento, que el destinatariodel DAS utilizaron la institución para final de la información era el mismorealizar amenazas, hostigamientos y presidente Álvaro Uribe Vélez. Estacampañas de desprestigio contra las situación nos permite afirmar que paradiferentes víctimas. el presidente no fueron desconocidas Jorge Noguera, ante la Sala Penal las acciones que desde el DAS sede la Corte Suprema, reconoció que, orquestaron y, por tanto, está abiertoen efecto, desde el DAS se ordenaron el camino para establecer su respon-seguimientos a sindicalistas: “Esto no sabilidad política y ante todo, penal.lo introduje yo, esto ya lo hacía el DASdesde antes y se buscaba prevenirdesórdenes”.16 En palabras de Jorge Un gran esfuerzo del gobierno porLagos, exfuncionario del DAS: “del negar o desvirtuar la existencia deDAS salieron sufragios y panfletos la violencia antisindicalamenazantes”.17 El gobierno de Uribe buscó con- vencer al mundo tres ideas, por lo menos: 1) que la violencia ejercida15. Esta última información se obtuvo de la Comisión Colombiana de Juristas, por su contra sindicalistas en Colombia no participación como víctima en los proce- era antisindical, que fue un hecho deri- sos penales que se llevan contra los altos vado del conflicto armado y, en parti- funcionarios del DAS. cular, resultado de la infiltración de los16. “Jorge Noguera admite seguimientos del grupos armados en los sindicatos; 2) DAS a sindicalistas”, 12 de febrero de 2010, http://www.caracoltv.com/noticias/ que la violencia antisindical es un fe- justicia/articulo167053-jorge-noguera- nómeno del pasado, con la política de admite-seguimientos-del-das-a-sindica- seguridad democrática se ha superado, listas. y los asesinatos y hechos de violencia17. “Lo que se hacía en el DAS según sus que ocurren hoy, se presentan por protagonistas”, http://www.lasillavacia. com/historia/6854. razones personales o económicas, y
    • 40 Cuaderno de Derechos Humanos Nº 22 – Escuela Nacional Sindical (2010)no sindicales; 3) que la ampliación del se debate el tema, la preocupaciónprograma de protección a sindicalistas continúa y se espera que el gobiernoy la creación de la unidad especial de adopte medidas efectivas para superarfiscales, mejoraron sustancialmente los niveles altísimos de violencia ela situación de violencia e impunidad. impunidad que se ejerce contra los En su afán, el gobierno de Uribe sindicalistas en Colombia.Vélez usó varias estrategias. La prime- Como lo hemos señalado, desdera fue diferenciar las cifras de asesina- 1991 hasta la fecha, la violencia anti-tos contra educadores sindicalizados sindical no puede leerse únicamentede las de los demás sindicalistas, con el número de asesinatos registra-creando una variable paralela y una dos cada año. La ENS y las centraleslectura tergiversada de su dimensión. sindicales han reconocido ampliamen-Igual hicieron con los trabajadores te lo positivo de la disminución de losagrícolas agremiados en sindicatos. homicidios en los últimos años. SiEn segundo lugar, se optó por la tácti- bien consideramos, que una vida esca del desprestigio y se buscó vincular una vida, más allá de las valoracionesa las víctimas del sindicalismo con los estadísticas, decir que hubo menosactores armados, con violencias pasio- no significa que no hubo ninguno (si-nales y con delincuencia común, entre tuación deseada). De otro lado, comootras. En otros momentos, la estrategia tenemos claro que la violencia antisin-tomó como referencia a las ONG de dical no solo se materializa (decimoslas que intentó deslegitimar sus inves- materializa para no ahondar en vio-tigaciones, incluso utilizando a traba- lencias como las del orden simbólico,jadores sindicalizados de corrientes entre otras) en cifras de asesinatos,políticas cercanas al gobierno, para debemos aclarar que no es cierta laque ellos mismos se encargaran del tesis de que la violencia antisindicaldesprestigio y la negación. En tercer disminuyó significativamente. Silugar, calificó de lecturas ideológicas comparamos periodos presidenciales,y amañadas, las que se hacían desde el tomando como referencia los hechossindicalismo, y por ello buscó que “la de violencia a los que hacemos se-academia independiente” se expresará guimiento permanente, constatamossobre la violencia antisindical. que tal afirmación no tiene soporte Ninguna de estas estrategias logró empírico, la reducción sólo representasu cometido y, por el contrario, en un 14% del total de las violaciones.los escenarios internacionales donde Los derechos humanos de sindi-
    • Violaciones a los DDHH de los y las sindicalistas y ssituación de impunidad, 2009-2010 y 2002-2010 41calistas derivaron en un debate que de homicidios de sindicalistas, luego,transformó una crisis humanitaria, construye varias razones (tasas) paraen un discurso estadístico, en el que fortalecer su argumento. También,las cifras y los esfuerzos metodoló- muestra la evolución de los recursosgicos resuelven de manera mágica la gubernamentales destinados para lasituación. En este debate, las víctimas protección de los sindicalistas, asíse encontraron como espectadores como la cantidad de sindicalistasdesconcertados, frente a un discurso protegidos por el gobierno.que niega a sus muertos, aunque tales Además de observar un descenso,palabras pronunciadas desde el alto hace un ejercicio empírico (economé-poder, no los regresarán a la vida. trico) con el propósito de evaluar la En noviembre de 2009, se publicó siguiente hipótesis: a mayor intensidadun estudio sobre la violencia anti- de actividades sindicales, más violen-sindical en Colombia, realizado por cia contra sindicalistas. Para esto, loslos profesores Daniel Mejía y María autores usan datos tipo panel (seriesJosé Uribe, de la Universidad de los temporales observadas para variosAndes,18 en el que resaltaron la dismi- departamentos), y concluyeron que lanución de los homicidios contra traba- evidencia estadística proporcionadajadores sindicalizados en Colombia, por el modelo utilizado conduce ay señalaron que el argumento central rechazar esta hipótesis.que se ha utilizado para obstaculizar En un principio creímos que selas firmas de los TLC, en el país, es trataba de un interesante debate sobreun argumento ideológico que no tiene el tema de la violencia antisindical;correlación con la evidencia empírica. sin embargo, pronto nos enteramosEste documento usó diferentes fuentes de que el profesor Mejía y su estudio,de datos para demostrar el descenso fueron presentados por la cancilleríaen los homicidios contra sindicalistas colombiana en Estados Unidos y Ca-en años recientes. En primer lugar nadá, y difundidos ampliamente enobserva el descenso en los registros Europa. Comprendimos entonces, que no se trataba de un debate saludable,18. “Is violence against union members in sino de un intento más de desmentir Colombia systematic and targeted?” Da- la realidad. Aunque el estudio, en niel Mejía y María José Uribe, Versión apariencia, es riguroso por el uso noviembre de 2009, publicado en el sitio web: http://sites.google.com/site/daniel- estadístico, sus supuestos muestran mejialondono/research. un profundo desconocimiento de la
    • 42 Cuaderno de Derechos Humanos Nº 22 – Escuela Nacional Sindical (2010)realidad sindical colombiana, y sus análisis comúnmente utilizados deconclusiones terminan siendo más regresión por mínimos cuadradosideológicas, que las que el estudio dice ordinarios y variables instrumentales.querer contrarrestar. Sin embargo, estos métodos se apoyan Este estudio generó un debate en fuertes supuestos. Creemos que elacadémico, donde se destacan los co- estudio no aborda adecuadamente lamentarios realizados por Benetech,19 violación potencial por los datos dequien concluye que el estudio de Mejía esos supuestos y las potenciales ra-no resuelve la pregunta ¿es la violencia mificaciones de las estimaciones si seantisindical en Colombia sistemática y llegan a violar dichos supuestos. Lasdirigida?, y señala varias razones para violaciones de estos supuestos podríanello: “Subregistro desconocido. El alterar la magnitud de las estimacio-estudio de Mejía y Uribe utiliza datos nes de los parámetros (utilizadas parade muestras de conveniencia como cuantificar la relación entre la activi-fundamento de sus aseveraciones. dad sindical y la violencia antisindical)Estos datos se basan en reportes dis- y la significancia de las estimacionesponibles, observables, de homicidios de los parámetros (utilizadas parade sindicalistas y de actividad sindical establecer la presencia o ausencia deque se han recaudado sin un métodocientífico de selección aleatoria. No cualquier relación).puede confiarse en esta información “Errores no correlacionados.para representar una población sub- Uno de los supuestos del modelo queyacente más amplia o para describir creemos que los datos violan, el decon precisión los patrones a través del los errores no correlacionados, tienetiempo y el espacio. un efecto directo en las pruebas de “Posible violación de los supuestos significancia que se utilizan en el es-del modelo. Los métodos estadísticos tudio de Mejía y Uribe. Por tal razón,que se utilizan en el estudio de Mejéa somos muy escépticos en cuanto ay Uribe para evaluar la relación entre la confiabilidad de la conclusión quelos homicidios de sindicalistas y la no hay asociación significativa entre“actividad sindical” se basan en los la actividad sindical y la violencia antisindical.19. Comentarios al artículo “¿Es la violencia “Modelos de deficiente calidad. antisindical en Colombia sistemática y Los resultados descriptivos y analíti- dirigida?” Megan Price y Daniel Guz- cos que se presentan en el estudio de mán, Programa de Derechos Humanos Mejía y Uribe indican que la tasa de de Benetech, mayo 28 de 2010.
    • Violaciones a los DDHH de los y las sindicalistas y ssituación de impunidad, 2009-2010 y 2002-2010 43homicidios de sindicalistas es una me- sindicalista asesinado ya es suficien-dida de resultado altamente variable. temente grave. El hecho mismo de queEsta variabilidad tiene como resultado ya estemos hablando de diferencias demodelos de deficiente calidad. Descu- cientos, indica que la actividad sindi-brimos que las variables de control en cal en Colombia ha estado marginadalas diversas formulaciones del modelo por la violencia, sin ninguna duda. Ydemuestran efectos inconsistentes y, esa es una secuela que evidentementemás aún, contrarios, lo que nos sugiere ha inducido el temor de los trabaja-que hay problemas con la especifi- dores a organizarse. Siempre le hagocación del modelo, con los datos de esta pregunta a la gente que subes-homicidios, o con ambos. tima o desestima la violencia contra “La deficiente calidad de estos mo- sindicalistas: ¿cuántos sindicalistasdelos, el subregistro desconocido in- se necesita que maten para afectarherente a los datos, y las cuestionables la vinculación al sindicalismo: uno,decisiones sobre el modelo significan dos, cien… ¿quién me da ese núme-que las fuertes conclusiones del estu- ro? Cuando uno pone la discusión endio de Mejía y Uribe no tienen asidero ese nivel, nadie es capaz de dar eseen los análisis. Señalamos que de no número.comprobarse, dichas conclusiones “[…] Yo creo que el Gobiernopueden distorsionar la verdad sobre la Uribe ha tenido la voluntad y elviolencia antisindical e inducir a erro- compromiso de reducir la violenciares en importantes decisiones sociales, antisindical, de mejorar la proteccióneconómicas y políticas en Colombia”. a los sindicalistas, pero no ha tenido Sobre el debate de las cifras, el compromiso político de reconoceralgunos analistas han planteado su la magnitud de la violencia sindicalopinión. Claudia López, reconocida y la magnitud de la impunidad. Haanalista política, señaló: tratado de minimizarla, de manipular “Ahora bien, a mí me parece que las cifras para rebajarlas, diciendo queel gobierno y los sindicatos se han los muertos no son por ser sindica-trenzado en una disputa, relativamente listas sino por ser colombianos, y eninútil, por medir cuántos cientos de esa pelea le ha salido mal al gobierno,muertos hay del sindicalismo. Las porque aun si alguien le da la razón ycifras por las cifras es una discusión reconoce que no han sido dos mil sinohueca, porque cualquier cifra, aun mil, y no han sido 2 mil por razonesla oficial, es escandalosa. Un solo sindicales sino 500, todavía estamos
    • 44 Cuaderno de Derechos Humanos Nº 22 – Escuela Nacional Sindical (2010)hablando de una cifra inaceptable y deben adelantar un estudio de riesgoescandalosa”.20 y entregar el resultado al Ministerio del Interior. Según la Fundación paraLas medidas adoptadas por la Libertad de Prensa (FLIP), veedorael gobierno Uribe, fueron del programa, en lo que a periodistasinsuficientes para impedir se refiere, señaló que durante 2008,las violaciones de derechos ese estudio tomó, en promedio, cuatrohumanos que se cometen contra meses. Si bien esta cifra se limitó a lossindicalistas casos de periodistas amenazados, la A pesar de la ampliación del pro- situación no fue diferente en las demásgrama de protección de sindicalistas, poblaciones beneficiarias, como la dedurante ese gobierno fueron asesina- los sindicalistas o la de los defensoresdos 565 sindicalistas, 96 recibieron de derechos humanos en riesgo.21atentados contra su vida y 36 fueron Entre junio y agosto de 2009, eldesaparecidos forzosamente. programa de protección se quedó sin El gobierno Uribe defendió el dinero y todas las medidas se para-programa de protección como la me- lizaron. No lo hubo para contratardida más importante para enfrentar nuevos escoltas, para poner gasolinala violencia contra el movimiento a los carros o para comprar tiquetessindical. Sin embargo, la protección aéreos para trasladar a las personastan publicitada, especialmente a ni- amenazadas. La viceministra del in-vel internacional –cuya coordinación terior, Viviana Manrique, respondió aestuvo a cargo del Ministerio del In- la prensa, de manera extraoficial, queterior– no logró cubrir al conjunto de la razón principal de esta paralizaciónsindicalistas en riesgo. fue el aumento de los beneficiarios La implementación de las medidas del programa.22 Según la prensa co-de protección son urgentes por tratarse lombiana,de personas en riesgo, también fue “[…] mientras en 2008 [el pro-otro lunar del programa. Por ejem- grama] cobijó a 10.716 personas,plo, si una persona amenazada recibe para septiembre de este año [2009]medidas duras como escoltas, armas ya iban casi 10 mil. Por lo tanto, fueo carro blindado, la Policía o el DAS necesario que en agosto el Ministerio20. Agencia de Información Laboral y Sindi- cal de la ENS, “Balance al Gobierno de 21. ht t p://w w w.lasillavacia.com / histo - Uribe. Violencia antisindical e impuni- ria/4726 dad”, Medellín, ENS, agosto 6 de 2010. 22. Idem
    • Violaciones a los DDHH de los y las sindicalistas y ssituación de impunidad, 2009-2010 y 2002-2010 45de Hacienda aprobara al Programa contener medidas para prevenir y ga-un partida presupuestal adicional de rantizar la vida, integridad y libertad15 mil millones de pesos. Para las de los sindicalistas, empezando porfuentes del Ministerio, el aumento de reconocer como legítimas a las organi-beneficiarios no se debe a un aumento zaciones sindicales y sus actividades,de la inseguridad en el país –lo que y tomar medidas para superar la impu-sería poner en entredicho la política nidad. Ello implicaría el diseño de unade Seguridad Democrática– sino a la política de investigación criminal enexpansión del Programa”.23 casos de violencia contra sindicalistas. Estas afirmaciones del gobiernono parecen creíbles frente a la con- La violencia contratinuidad de violaciones contra los el sindicalismo:sindicalistas. una historia que noNo hubo diálogo, ni una agenda termina. Entre el 1 depara superar la violencia enero de 1986 y el 30antisindical y la impunidad de junio de 2010durante el gobierno de Uribe El gobierno Uribe prefirió negar, Desde el 1 de enero de 1986 has-tergiversar y estigmatizar la situación ta el 30 de agosto de 2010, han sidode violencia antisindical y la impuni- asesinados en Colombia 2.842 sindi-dad, y no permitió el diálogo sobre el calistas. De ellos 2.570 eran hombrestema y mucho menos la construcción y 272 mujeres. Además el 25,7% sede una agenda para superarlo. El nue- cometieron contra dirigentes sindi-vo gobierno tendrá el reto asumir otro cales, es decir, hubo 731 dirigentesenfoque, que reconozca la gravedad asesinados. Del total de los datos sistematiza-de la situación y la necesidad de una dos durante este período, se encuentraagenda para la construcción de la que se cometieron, al menos, 11.096verdad, la justicia, la reparación y las violaciones a la vida, libertad e inte-garantías de no repetición. Esta agen- gridad contra los y las sindicalistas enda, por supuesto, deberá concertarse el país. En este escenario, se registra-con el movimiento sindical. ron además, 274 atentados contra la Esta agenda, además, debería vida de trabajadoras y trabajadores sindicalizados, y 217 desapariciones23. htt p://w w w.lasillavacia.com / histo - forzadas; se presentaron, al menos, ria/4726
    • 46 Cuaderno de Derechos Humanos Nº 22 – Escuela Nacional Sindical (2010) Homicidios cometidos contra sindicalistas entre el 1 enero de 1986 y el 30 de junio 2010 Año 86 87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98 Nº homicidios 36 73 138 96 58 96 141 201 104 229 277 171 99 Total 2.842 Año 99 00 01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 Nº homicidios 83 138 193 191 101 95 72 78 39 51 47 35Fuente: Banco de Datos de Derechos Humanos, Sinderh, ENS. Violaciones a la vida, libertad e integridad personal cometidas contra sindicalistas, entre el 1 enero de 1986 y el 30 agosto de 2010 Tipo de violación Nº de casos % Amenazas 4.826 43,5 Homicidios 2.842 25,6 Desplazamiento forzado 1.696 15,3 Detención arbitraria 632 5,7 Hostigamiento 310 2,8 Atentado con o sin lesiones 274 2,5 Desaparición 217 2,0 Secuestro 165 1,5 Tortura 82 0,7 Allanamiento ilegal 49 0,4 Homicidio de familiar 3 0,0 Total 11.096 100,0 Fuente: Banco de Datos de Derechos Humanos, Sinderh, ENS.4.828 amenazas de muerte contra por el contrario, de una intensión desindicalistas, debido a su actividad exterminio, sostenido en el tiempo ysindical, y 1.696 desplazamientos materializado en miles de víctimas.forzados. Esto ha terminado por conformar Estas cifras ratifican la existencia un contexto antisindical en el quede una crisis de derechos humanos se manifiestan diversas formas deen el sindicalismo en Colombia, y no violencia que van, desde el ordense corresponden con una violencia legal, hasta el exterminio físico.difusa e indiscriminada. Se trata,
    • Violaciones a los DDHH de los y las sindicalistas y ssituación de impunidad, 2009-2010 y 2002-2010 47 Homicidios en las primeras 15 organizaciones sindicales, entre el 1 enero de 1986 y el 30 agosto de 2010 Sindicato Nº Homicidios Fecode* 921 Sintrainagro** 798 USO 116 Anthoc 58 Sintraelecol 50 Asonal judicial 47 Sutimac 38 Fensuagro 37 Aseinpec 33 Sinaltrainal 22 Sintraemcali 22 Sincontaxcar 21 Sintramunicipio 21 Sintraemsdes 20 ASPU 19 Total 2.223 * En Fecode se encuentran agrupados los homicidios contra miembros de los sindicatos de maestros afiliados a esta federación: Ade, 5; Adea, 8; Adec, 9; Adeg, 9; Adem, 13; Ademacor, 54; Ades, 16; Adida, 334; Adih, 6; Aducesar, 37; Aica, 28; Asedar, 34; Asep, 18; Asinort, 37; Asodegua, 10; Asoinca, 31; Educal, 34; Edumag, 33; Ser, 31; Ses, 26; Simana, 38; Sindimaestros, 10; Sudeb, 25; Suteq, 3; Sutev, 53; Umach, 6; y Fecode, 13. ** En Sintrainagro se encuentran agrupados los homicidios contra miembros de los sindicatos fusionados en Sintrainagro: Sintrainagro, 677; Sintagro, 97; Sintrabanano, 21; y Sindejornaleros, 3. Fuente: Banco de Datos de Derechos Humanos, Sinderh, ENS. En esta tabla se evidencia, cómo Consistente con la manera quela violencia contra el sindicalismo se presentaron la generalidad de lasconcentró en quince sindicatos; es violaciones a la vida, libertad edecir, el 78,2% de los homicidios se integridad de las y los sindicalis-realizaron contra los integrantes de tas, en el territorio colombiano, losestas organizaciones, de lo cual es departamentos de Antioquia, Valleposible deducir que hubo una vio- y Santander, son aquellos en dondelencia orientada al exterminio de las ocurrieron gran parte de los hechosorganizaciones sindicales, más allá del de homicidio contra sindicalistasindividuo víctima de un homicidio. (60,7% del total).
    • 48 Cuaderno de Derechos Humanos Nº 22 – Escuela Nacional Sindical (2010) Homicidios de sindicalistas, según departamento, entre el 1 enero de 1986 y el 30 agosto de 2010 Departamento Total Antioquia 1.348 Santander 224 Valle 170 Cesar 118 Magdalena 94 Córdoba 83 Arauca 82 Norte de Santander 78 Bolívar 68 Risaralda 53 Atlántico 52 Cauca 52 Nariño 48 Bogotá D.E. 46 Tolima 41 Meta 41 Caldas 40 Putumayo 34 Caquetá 32 Sucre 28 Cundinamarca 20 Boyacá 17 Huila 15 Guajira 14 Casanare 14 Guaviare 10 Chocó 9 Quindío 8 Amazonas 3 Total 2.842 Fuente: Banco de Datos de Derechos Humanos, Sinderh, ENS.
    • Violaciones a los DDHH de los y las sindicalistas y ssituación de impunidad, 2009-2010 y 2002-2010 49Los asesinatos de mundo. Las cifras son contundentes,sindicalistas en el en Colombia se presentó el 63,12% de asesinatos de la década. Situacionesmundo en los últimos similares, aunque en menor medida,10 años se presentaron en Filipinas, con una En la última década, al menos tres participación de 5,44% del total detrabajadores sindicalizados fueron víctimas mortales; y en Guatemala,asesinados cada semana en el mundo; con una participación de 3,45% dello que significa que entre 1999 y 2009, total de asesinatos del mundo.fueron asesinados, aproximadamente,1.717 trabajadores y trabajadoras sin- Asesinatos por regionesdicalizadas, con un promedio de 170 Suramérica. La región más ries-asesinatos por año. A nivel regional, gosa para el ejercicio sindical en losSuramérica se ubica como el escenario últimos 10 años, fue Suramérica. Lasmás peligroso para el ejercicio sindi- cifras son contundentes. De los 1.695cal, llegando a concentrar el 73% del trabajadores sindicalizados asesina-total de asesinatos registrados, con la dos, 1.251 ocurrieron en la parte surescandalosa cifra de 1.253 asesinatos. del continente americano. Dos paísesAsia participa con un 17% del total, de esta región sobresalen: Colombiaregistrando 233 asesinatos; Centro- y Brasil. Colombia aportó 1.081 vícti-américa y el Caribe, registraron 79 mas, que equivalen al 63,12% del totalasesinatos, lo que equivale a un 5,4%; de asesinatos en el mundo. Tal cifraÁfrica, registró 79 asesinatos, con ratifica que Colombia es el lugar másuna participación del 4,6%; Oriente peligroso del planeta para el desarrolloMedio, registró 50 asesinatos, lo que del ejercicio sindical. Entre tanto, enequivale a un 3%; mientras Europa, Brasil, durante la década en mención,registró ocho asesinatos, con una fueron asesinados 99 trabajadores sin-participación del 0,4%. dicalizados; sin embargo, en los dos Un seguimiento detallado a los últimos años, este país logró reducirasesinatos de sindicalistas en estos significativamente este indicador has-últimos 10 años, nos ha permitido ta el nivel de un asesinato anual.constatar que Colombia, Bangladesh, Asia. Entre 1999 y 2009, AsiaFilipinas y Guatemala, son los países fue el segundo continente en el queen donde han ocurrido el mayor núme- más se asesinaron sindicalistas, conro de violaciones antisindicales en el 230 asesinatos, que representaron el
    • 50 Cuaderno de Derechos Humanos Nº 22 – Escuela Nacional Sindical (2010)13,44%. Aunque no tuvieron cifras presentaron 79 asesinatos contra tra-tan elevadas como las de Suraméri- bajadores sindicalizados, entre 1999ca, no dejan de ser preocupantes y, y 2009, que representan el 4,61% deen algunos casos, alarmantes, las de las víctimas mortales de la década,Nepal y Filipinas, con 91 y 93 ho- a nivel mundial. Los homicidios semicidios, respectivamente. Los años presentaron en 14 países, con dos añosmás nefastos fueron el 2002, el 2005 funestos: 2006 y 2007. Y ello se debióy el 2006. Se resalta, sin embargo, a los violentos hechos acaecidos enque entre los años 2007 y 2009, se Guinea, donde fueron asesinados 22presentó una reducción significativa, trabajadores en 2006 (que ascendió alen comparación con el trienio 2004- 88%), y 30 en 2007 (que representó el2006, pues se pasó de 99 homicidios 96,77% de victimas en dicha región).a 20, que equivalen a una reducción Oriente Medio. Los países másdel 80%. Existe un segundo bloque violentos en esta región, fueronen Asia, conformado por países como Cisjordania-Gaza e Irak, con 23 yBangladesh e India, que presentan 22 víctimas, entre 1999 y 2009. Estasas intermedias de homicidios necesario aclarar, que las 23 víctimascontra trabajadores sindicalizados. en territorios palestinos, se debieronEn Bangladesh fueron asesinadas a los bombardeos por parte del Ejér-22 personas que ejercían actividades cito israelí durante el 2001, así comosindicales, con dos años críticos: el la destrucción de la sede sindical de2000, con 9 víctimas, y el 2005, con la Federación General de Sindicatos3. Un tercer bloque, está compuesto Palestinos24 en Gaza, en el año 2008,por países que presentaron situacionesno sistemáticas de asesinatos contra 24. Según Hasan Barguzi, director delsindicalistas, aunque si se presentaron Centro para la Democracia y los Dere-víctimas en el transcurso de la década. chos de los Trabajadores de Palestina,Entre ellos están Turquía, Indonesia, la Federación General de SindicatosBirmania, Corea del Sur, China, Tai- Palestinos  (PGFTU) es heredera del sindicalismo “[…] que siempre estuvolandia y Camboya. En los siete países activo en los territorios ocupados, y sigueanteriormente mencionados, fueron siendo la principal organización sindical,asesinados, en la primera década del políticamente plural, estructurada en va-siglo XXI, 19 trabajadores sindicali- rias federaciones profesionales y con unazados, que corresponden al 7,9% del importante rama en Gaza”. “Entrevista a Hasan Barguzi”, Nación Árabe, Nº 37,total de la región. Madrid, Comité de Solidaridad con la África. En este continente se Causa Árabe, agosto-octubre de 1998.
    • Violaciones a los DDHH de los y las sindicalistas y ssituación de impunidad, 2009-2010 y 2002-2010 51debido a las incursiones efectuados ron crímenes en contra de trabajadorespor aviones F-16. sindicalizados, en Centroamérica y El Europa. En Europa, el año más Caribe, con 54 y 14 asesinatos respec-crítico, fue 1999, debido a que fueron tivamente, entre 1999 y 2009. Duranteasesinados 5 trabajadores sindicaliza- la década en mención, fueron ultima-dos, de los cuales, 4 casos, sucedieron dos 94 trabajadores, que representanen la Federación Rusa. En los años el 5,49% del total mundial. A partirsubsiguientes, sólo se presentó un caso del 2007, se presentó un incrementopor año. Es de resaltar que entre los del 450%, generado en particular,años 2001y 2007 y en 2009, no se pre- por la violencia presentada en Gua-sentaron ni se reportaron asesinatos temala, la cual se ha ensañado contrade miembros de sindicatos en Europa. el Movimiento Sindical Indígena y Centro América y el Caribe. Campesino Guatemalteco (MSICG).Guatemala y República Dominicana, En la región sólo han estado exentosson los países donde más se presenta- de asesinatos Belice y Costa Rica.
    • 52 Cuaderno de Derechos Humanos Nº 22 – Escuela Nacional Sindical (2010)Listado de sindicalistas asesinados en el año2009 Nombre Fecha Municipio Depto. SindicatoAdolfo Tique 1-ene-2009 Prado Tolima SintragritolDiego Ricardo Rasedo Guerra 7-ene-2009 Sabana de Torres Santander FensuagroArled Samboni Guaca 16-ene-2009 Argelia Cauca FensuagroLeovigildo Mejía 28-ene-2009 Sabana de Torres Santander FensuagroLuis Franklin Vélez Figueroa 31-ene-2009 Quibdó Chocó SintraunicolLuis Alberto Arango Crespo 12-feb-2009 Barrancabermeja Santander AsopesamGuillermo Antonio Ramírez 15-feb-2009 Belén de Umbría Risaralda SERRamírezJose Alejandro Amado Castillo 24-mar-2009 Girón Santander AseinpecRamiro Cuadros Roballo 24-mar-2009 Tuluá Valle SutevAlexánder Pinto Gómez 24-mar-2009 Girón Santander AseinpecArmando Carreño 27-mar-2009 Arauquita Arauca USOHernán Polo Barrera 4-abr-2009 Montería Córdoba SintrenalFrank Mauricio Aguirre Aguirre 16-abr-2009 Itagüí Antioquia Asempi Santa Rosa deJorge Alberto García 21-abr-2009 Risaralda SER CabalVíctor Franco Franco 22-abr-2009 Villamaría Caldas EducalEdgar Martínez 22-abr-2009 San Pablo Bolívar FedeagromisbolMilton Blanco Leguizamón 24-abr-2009 Tame Arauca AsedarMaría Rosabel Zapata 7-may-2009 Cali Valle SutevVilma Carcamo Blanco 9-may-2009 Magangue Bolívar AnthocRigoberto Julio Ramos 9-may-2009 Monitos Córdoba AdemacorHebert Sony Cárdenas 15-may-2009 Barrancabermeja Santander FesaminPablo Rodríguez Garavito 9-jun-2009 Puerto Rondón Arauca AsedarJorge Humberto Echeverry 11-jun-2009 Puerto Rondón Arauca AsedarGarro Norte deRafael Antonio Sepúlveda Lara 20-jun-2009 Cúcuta Anthoc SantanderHerber González Herrera 25-jul-2009 Sabana de Torres Santander FensuagroJacinto Herrera 26-jul-2009 Riohacha Guajira Asodegua
    • Violaciones a los DDHH de los y las sindicalistas y ssituación de impunidad, 2009-2010 y 2002-2010 53 Nombre Fecha Municipio Depto. SindicatoMiguel Ángel Guzmán 6-ago-2009 Anserma Caldas SER San Andrés deDiego Cobo 11-ago-2009 Córdoba Ademacor SotaventoJairo Martínez Solarte 11-ago-2009 Cali Valle Asonal JudicialGustavo Gómez 21-ago-2009 Dos Quebradas Risaralda SinaltrainalFredy Díaz Ortiz 22-ago-2009 Valledupar Cesar AseinpecAbel Carrasquilla 23-ago-2009 Sabana de Torres Santander AsograsOscar Eduardo Suárez Norte de 11-sep-2009 Cúcuta AsinortSuescún SantanderZuly Rojas 9-oct-2009 Saravena Arauca SindessHonorio Llorente Meléndez 17-oct-2009 Puerto Wilches Santander SintrainagroRafael Antonio Cantero 27-oct-2009 Lorica Córdoba AdemacorCeballosRamiro Israel Montes 29-oct-2009 Montelíbano Córdoba AdemacorIván Edgardo Tovar Murillo 29-oct-2009 Ibagué Tolima SimatolApolinar Herrera 1-nov-2009 Arauquita Arauca FensuagroRaúl Medina Díaz 1-nov-2009 Arauquita Arauca FensuagroFabio Sánchez 1-nov-2009 Saravena Arauca FensuagroPaulo Suárez 1-nov-2009 Saravena Arauca FensuagroZorayda Cortés López 13-nov-2009 Pereira Risaralda SERFredy Fabián Martínez Caste- Cundina- 15-nov-2009 Chía ADEllanos marcaLeny Yanube Rengifo Gómez 24-nov-2009 Popayán Cauca AsoincaManuel Alfonso Cuello V. 26-nov-2009 Magangué Bolívar SudebAlberto Jaimes Pabón 27-nov-2009 Saravena Arauca FensuagroFuente: Banco de Datos de Derechos Humanos, Sinderh, ENS.
    • 54 Cuaderno de Derechos Humanos Nº 22 – Escuela Nacional Sindical (2010)Listado sindicalistas asesinados en el año 2010,hasta agosto 30 Nombre Fecha Municipio Departamento SindicatoNorberto García Quiceno 02-ene-10 Trujillo Valle SutevCarlos Andrés Cheiva 18-ene-10 Leticia Amazonas SudeaJaime Fernando Bazante 19-ene-10 Caloto Cauca AsoincaGuzmánHenry Saúl Moya Moya 22-ene-10 Rovira Tolima AstracatolOverto Beltrán Narváez 28-ene-10 San Antero Córdoba AdemacorRigoberto Polo Contreras 03-feb-10 Tuchín Córdoba AdemacorJosé de Jesús Restrepo 10-feb-10 Montecristo Bolívar FedeagromisbolÓmar Alonso Restrepo Ospina 10-feb-10 Montecristo Bolívar FedeagromisbolBeatriz Alarcón 13-feb-10 Sabaneta Antioquia AdidaGustavo Gil Sierra 01-mar-10 Medellín Antioquia AdidaFranco Ernesto Goyes Salazar 12-mar-10 Santa Cruz Nariño SimanaDuvián Rojo Cadavid 13-mar-10 Puerto Berrío Antioquia AdidaIsrael Verona 17-mar-10 Saravena Arauca FensuagroMiyer Antonio Garcés Rosero 26-mar-10 Popayán Cauca Asoinca San Vicente delRosendo Rojas Tovar 26-mar-10 Caquetá AICA Caguán Asociación Sin- dical de Arene-Javier Cárdenas Gil 01-abr-10 La Tebaida Quindío ros y Balasteros del QuindíoHenry Ramírez Daza 11-abr-10 Ibagué Tolima SintrabecolicasArnulfo Torres Sánchez 15-abr-10 Itagüí Antioquia AdidaFrancisco Valerio Orozco 16-abr-10 Cáceres Antioquia AdidaJosé Isidro Rangel Avendaño 19-abr-10 Cartagena Bolívar SNTTJorge Iván Montoya Torrado 20-abr-10 Cartagena Bolívar SNTTAliciades González Castro 21-abr-10 Tame Arauca FensuagroElkin Eduardo González 21-abr-10 Tierralta Córdoba AdemacorDiego Fernando Múnera 22-abr-10 Medellín Antioquia Asonal JudicialEscobarJavier Estrada Ovalle 24-abr-10 Cali Valle Sutev
    • Violaciones a los DDHH de los y las sindicalistas y ssituación de impunidad, 2009-2010 y 2002-2010 55 Nombre Fecha Municipio Departamento Sindicato San Bernardo delBenito Díaz Álvarez 25-abr-10 Córdoba Ademacor VientoFabián Alonso Franco Tigreros 06-may-10 Jamundi Valle SinalserpubFrancisco Antonio Abello 17-may-10 Puebloviejo Magdalena SintrainagroRebolloLeslien Torcoroma Peñaranda Norte de 18-may-10 Abrego AsinortBlanco SantanderMartín Isaac Soto Niebles 18-may-10 Santa Marta Magdalena SintraelecolHernán Abdiel Ordoñez 05-jun-10 Cali Valle AseinpecDoradoNelson Camacho González 17-jun-10 Barrancabermeja Santander USOIbio Efrén Caicedo 19-jun-10 Caucasia Antioquia Adida Santander deFernando Loboa Aragón 31-jul-10 Cauca Asoinca QuilichaoLuis Germán Restrepo Mal- 12-ago-10 Medellín Antioquia SintraempaquesdonadoFuente: Banco de Datos de Derechos Humanos, Sinderh, ENS.
    • La grave situación de impunidad de los crímenes que se cometen contra sindicalistas25Persiste la situación de lizados (Subunidad de Fiscales paraimpunidad conocer las investigaciones penales en el marco del Caso 1787 y los jueces¿Cuántas y cuáles violaciones a los especializados y del circuito)26 no venderechos humanos contra las y los el panorama de la violencia de manerasindicalistas se encuentran en la integral, y por lo tanto, muchas deimpunidad? las medidas que se han aplicado son La impunidad de la violencia desaprovechadas e insuficientes, oantisindical, entendida como la au- no se han tomado aquellas que seansencia de investigación y sanción de las adecuadas para hallar resultadostodos los hechos violentos cometidos deseables.contra dirigentes y sindicalistas enColombia, sigue siendo muy alta. Los 26. En 2007, empezó a funcionar la Subuni-órganos judiciales ordinarios (fiscales dad de Fiscales de investigación de casosy jueces de todo el país) y los especia- en el marco del Caso 1787 de la OIT, y a finales de ese mismo año, se crearon25. La recopilación de la información y los los jueces especializados y del circuito análisis sobre impunidad fueron elabo- para esos casos. Su objetivo era el de dar rados por la Comisión Colombiana de impulso a las investigaciones penales de Juristas (CCJ), a partir de la base de datos víctimas sindicalistas. Todo esto como de seguimiento judicial a los crímenes producto de la presión del movimiento cometidos contra sindicalistas, y de la sindical al Estado colombiano en el base de datos sobre sentencias judiciales marco de la OIT para dar respuestas a la emitidas en caso de homicidios contra gravísima situación de impunidad de esos sindicalistas. crímenes. 57
    • 58 Cuaderno de Derechos Humanos Nº 22 – Escuela Nacional Sindical (2010)¿Cómo investiga la Fiscalía del país, para determinar el estado delos hechos de violencia contra las investigaciones de los 2.798 casosel movimiento sindical y qué de homicidio que la Escuela Nacionalresultados ha obtenido? Sindical (ENS) tenía registrados hasta diciembre de 2009.27 Este informe Para resolver estas preguntas tiene como base la información ante-hemos revisado el estado de las in- riormente referida y busca mostrar unvestigaciones penales en los casos panorama sobre el manejo que le daen los que la Fiscalía ha señalado la justicia colombiana a estos casos.expresamente que se trata de víctimas Para el 18 de mayo de 2010, reci-sindicalistas por cualquier hecho de bimos 77 respuestas28 sobre el estadoviolencia. El 17 de julio de 2003, la procesal de los casos de 1.659 víctimasFiscalía entregó, en el marco de la sindicalistas.29 De ellas 864 fueronComisión Interinstitucional de De- víctimas de violaciones a la vida,30 y elrechos Humanos de los Trabajadores(CIDHT), un informe general de lasinvestigaciones penales que cursaban, 27. Si bien los asesinatos ocurridos durantepor violación a los derechos humanos el 2009 fueron 47, al momento de la ela- boración de los derechos de petición a lade las y los sindicalistas, a nivel nacio- Fiscalía, sólo se contaba con informaciónnal. Ese informe fue complementado sobre 39 de ellos; por lo tanto, no se pre-con la información que la Fiscalía guntó acerca de los otros ocho casos queentregó a la Comisión Colombiana de se desconocían hasta ese momento.Juristas (CCJ) sobre el seguimiento ju- 28. De éstas 77 respuestas, 61 fueron pro- cesadas en nuestra base de datos dedicial de esos casos. Posteriormente, la seguimiento judicial, ya que conteníaninformación se ha actualizado con los buena parte de la información que seinformes que la Fiscalía y los jueces, había solicitado. El resto de respuestasy en un primer momento el Ministerio se descartó, ya que manifestaban el tras-de la Protección Social, han realizado lado de la solicitud a otras unidades o no contenían información relevante.sobre la Subunidad y los jueces para 29. Si bien fueron 2.023 las víctimas sobre laslos casos contenidos en el Caso 1787 cuales la Fiscalía respondió a los derechosde la OIT. Igualmente, la CCJ pidió de petición, sobre 319, no informó la etapainformación sobre 1.546 víctimas de procesal, y sobre 45, aunque informó lacasos sobre sindicalistas que son el ob- etapa procesal, no lo hizo sobre el delitojeto del trabajo de la Subunidad de la por el cual se adelantaba el proceso. De ahí que no se tuvieran en cuenta 364.Fiscalía. Finalmente, la CCJ envió de- 30. Fueron asesinados 850, y de ellos, 5 fue-rechos de petición a todas las fiscalías ron inicialmente desaparecidos; fueron
    • Violaciones a los DDHH de los y las sindicalistas y ssituación de impunidad, 2009-2010 y 2002-2010 59resto, 795, sufrieron otras violaciones. de esos casos está siendo investigado;De las primeras, 378 casos se encuen- están en etapa de juicio, 48,35 que co-tran en investigación previa,31 es decir, rresponden al 5,56%. En los casos dedel 43,75% de los casos, aún no hallan, 88 víctimas (10,19%), sus casos fueronpor lo menos, individualización del archivados, suspendidos, precluidosautor; están en etapa de indagación, o declarados inhibitorios. Respecto13,32 es decir, el 1,50% se encuentran a otras 121 víctimas, sus casos hanen investigación inicial de acuerdo al logrado alguna sentencia (14,02%),nuevo Código Penal;33 están en etapa en 3 de los cuales, se dictó sentenciade instrucción, 216,34 es decir, el 25% absolutoria (0,35%), y en 118 casos, hubo condena (13,66%). desparecidos forzadamente 14. De los 795 sindicalistas que su-31. Art. 322. C.P.P. La investigación previa frieron otras violaciones, 493 fueron tiene por finalidad establecer si la acción amenazados, 17 sufrieron atentados penal procede (existencia del hecho pu- contra sus vidas, 93 fueron secuestra- nible, concurrencia de las causales de au- sencia de responsabilidad) el recaudo de dos, uno fue detenido arbitrariamente, pruebas para lograr la individualización e 58 sufrieron lesiones personales, siete identificación de los autores y partícipes. sufrieron torturas o violencia sexual,32. Artículo 200, C.P. “Corresponde a la tres fueron víctimas de desplaza- Fiscalía General de la Nación realizar la indagación e investigación de los hechos que revistan características de un delito culadas a la acción penal y las pruebas a que lleguen a su conocimiento por medio practicar; mediante esta etapa se establece de denuncia, querella, petición especial la infracción a la ley, los autores de la con- o por cualquier otro medio idóneo. En ducta punible, los motivos determinantes desarrollo de la función prevista en el de la conducta, las circunstancias de rea- inciso anterior a la Fiscalía General de la lización de la conducta, las condiciones Nación, por conducto del fiscal director sociales y personales de los procesados, de la investigación, le corresponde la y los daños y perjuicios causados. dirección, coordinación, control jurídico 35. Art. 232, 403 y ss. C.P.P. El juicio inicia y verificación técnico-científica de las con la resolución de acusación, en la actividades que desarrolle la policía ju- cual la Fiscalía califica jurídicamente la dicial, en los términos previstos en este conducta sustentada en la investigación código”. realizada; en esta etapa el juez debe es-33. Ley 906 de 2004, Código de Procedimien- tablecer con certeza la responsabilidad to Penal. de los acusados en la conducta punible,34. Art. 331 C.P.P. La instrucción inicia por e imponer la sanción correspondiente, y decisión de la Fiscalía indicando los fun- establece los daños y perjuicios causados, damentos de la apertura, las personas vin- así como la forma en que serán resarcidos.
    • 60 Cuaderno de Derechos Humanos Nº 22 – Escuela Nacional Sindical (2010)miento forzado y 123 sufrieron otras y octubre de 2009. Sin embargo, laviolaciones, tales como hurto, daño información parcial sólo nos permiteen bien ajeno, abuso de autoridad y identificar con claridad las sentenciasextorsión, entre otras. que contienen los casos de 118 vícti- Respecto de las víctimas de estas mas de violaciones al derecho a la vidaviolaciones, diferentes al homicidio, (homicidio y desaparición forzada) yde acuerdo a la información obtenida, de 13 víctimas de las otras violaciones.los casos de 347 de ellas se encuentran Así que, a partir de esta informa-en investigación previa; es decir, en el ción pública, verificable y confiable,43,65% de los casos, aún no encuen- podemos concluir que, de las 3.031tran por lo menos, individualización víctimas de violaciones a la vida entredel autor; 13 están en etapa de inda- el 1 de enero de 1986 y el 30 de abrilgación, es decir, el 1,64% se encuentra de 2010,36 se han producido sentenciasen investigación inicial, de acuerdo al condenatorias en los casos de 118 víc-nuevo Código Penal; 80 están en etapa timas; luego, el nivel de impunidad,de instrucción, es decir, en el 10,06% es del 96,11%. Respecto de las otrasde las víctimas, sus casos están siendo 8.045 violaciones, solamente se haninvestigados; en 329 de ellos (41,38%), producido sentencias condenatorias enlos casos fueron archivados, suspen- los casos de 13 víctimas, es decir, quedidos, precluidos o declarados inhibi- la impunidad está en 99,84%.torios; 13 están en etapa de juicio, quecorresponden al 1,64%. En los casos ¿Cómo investiga la Subunidad dede 13 víctimas (1,64%), sus casos lle- la Fiscalía de casos del Caso 1787,garon a sentencia con algún tipo de y qué resultados ha obtenido?condena. Así, el nivel de impunidad de Para construir este panorama ge-los casos de los se tiene información neral, hemos realizado un seguimientosobre estas violaciones, es del 98,36%. específico al mecanismo judicial Sin embargo, con la información especializado en crímenes contra sin-parcial que nos ha entregado la Fisca- dicalistas. ¿Qué resultados específicoslía, no podemos calcular porcentajes produce este mecanismo, cuyo objetomás precisos del nivel de impunidad. es darle impulso a esas investigacionesLos jueces de todo el país reportan penales? Para ello es indispensablela emisión de 222 sentencias sobre conocer i) a partir de qué casos realizatodo tipo de violaciones contra sin-dicalistas, emitidas entre el año 2002 36. 2.832 homicidios y 199 desapariciones forzadas
    • Violaciones a los DDHH de los y las sindicalistas y ssituación de impunidad, 2009-2010 y 2002-2010 61su trabajo y ii) qué hechos de violencia creada la Subunidad, como mecanis-le ocurrieron a ese grupo de víctimas; mo judicial especializado en casos deadicionalmente, analizaremos iii) los víctimas sindicalistas, sólo hasta abrilresultados del trabajo de la Subunidad de 2009, recibimos por primera vez lade la Fiscalía y, finalmente iv) revisa- información sobre qué casos estabaremos el trabajo realizado respecto de llevando la Fiscalía. En noviembrelos casos priorizados. de 2009, en el marco de la CIDHT, i) Listado de casos de violencia los sindicalistas pedimos revisar esosantisindical que maneja la Subunidad. casos, debido a que del listado de losEl movimiento sindical ha informado 1.303 casos que estaban asignados aal Comité de Libertad Sindical (CLS) los fiscales, a marzo de 2009, y que, sedel suministro de información a la Fis- referían a 1.546 víctimas, 598 de ellascalía sobre los listados de homicidios (es decir, el 35,4%) posiblemente noocurridos contra sindicalistas entre correspondían a nombres de sindica-1986 y 2009. El propósito ha sido el de listas.38 De esta manera, era evidenteabrir un diálogo para la construcción que se estaban desaprovechando, encolectiva de políticas que permitan el casos distintos, los esfuerzos que elejercicio de los derechos a la verdad, Estado hacía para impulsar la investi-la justicia y la reparación de las vícti- gación de casos de sindicalistas.mas del sindicalismo, y así garantizar A pesar de este llamado, la si-el cumplimiento de la previsión del tuación no cambió. La CIDHT fueCLS sobre que “la libertad sindical citada por el gobierno sólo hasta el 23solo puede ejercerse en una situa- de abril de 2010. Ese día el gobiernoción en que se respeten y garanticen señaló que conocía el nuevo informeplenamente los derechos humanos de la Fiscalía, pero la Fiscalía no lo en-fundamentales, en particular, los re- tregó, argumentando que no sabía quelativos a la vida y la seguridad de la debía entregarlo a las organizacionespersona”.37 Sin embargo, este diálogo sindicales. Por esta razón, a pesar deno ha podido ser llevado a cabo desde que el gobierno se refiere a númerosque se creó la “Subunidad de Fiscales de sentencias crecientes y a mayorespara conocer las investigaciones en elmarco del Caso 1787”. 38. Los análisis de este capítulo de compara- Después de más de dos años de ción, de cifras entregadas por la Fiscalía General de la Nación, fueron realizados37. CLS, Caso 1787, informe núm. 324, pá- contra la Base de Datos de la Escuela rrafo 273. Nacional Sindical (ENS) por la CCJ.
    • 62 Cuaderno de Derechos Humanos Nº 22 – Escuela Nacional Sindical (2010)resultados, incluso en el 2010, sólo donde no se entiende el criterio de suconocemos los informes realizados selección, porque la Fiscalía no señalahasta octubre de 2009, y sólo podre- a qué sindicato pertenecía, y además,mos referirnos a la información con no está reportado en la Base de Datosla que realmente contamos. de la ENS. ii) Los hechos de violencia que En aras de hacer un análisis sobrese están investigando. De las 1.546 las víctimas sindicalistas y establecervíctimas relacionadas por la Fiscalía, el estado de las investigaciones enen 948 casos se trata de sindicalistas. cada caso, nos referiremos exclu-No pudieron ser identificadas como sivamente a las 948 sindicalistas.sindicalistas, 598 víctimas, en com- Respecto de ellas, se encontró queparación con nuestras bases de datos la Fiscalía investiga 687 homicidiosde violencia antisindical. Algunos ocurridos entre el 1° de junio de 1991de esos casos, están relacionados y el 8 de agosto de 2008. Las otrascon la violencia, como por ejemplo, 261 personas fueron víctimas de otrasen el listado enviado por la Fiscalía, violaciones que no fueron especifica-se encuentran entre las víctimas, das en el informe de abril de 2009 deGiovanny Aldana Patiño y Tomás la Fiscalía, pero que comparando susEnrique Quiñones, ambos escoltas de nombres en los que reporta la Base deDepartamento Administrativo de Se- Datos de la ENS, podemos verificarguridad (DAS), heridos en el atentado que han sido víctimas de múltiplesen contra del dirigente de Fenaltrase, violaciones.39 En todo caso, debido aWilson Borja, en diciembre de 2000; la precariedad de la información deigualmente, en ese listado está María la Fiscalía, no podemos determinardel Pilar Bolaños, vendedora que re- por cuál violación se lleva a cabo lasultó asesinada por una bala perdida investigación judicial: puede ser poren el mismo hecho. todas o por algunas de ellas. También se encuentran entre las iii) Resultados del trabajo de lavíctimas, Alina Renata Cabrales y Subunidad de la Fiscalía. El trabajo deAlejandra Camargo Cabrales, esta investigación realizado hasta octubreúltima, hija de René Alfredo CabralesSosa, de dos años de edad, que murió 39. Las otras violaciones son: amenazas, hos-en el atentado contra su padre, afiliado tigamientos, atentados con o sin lesiones,a Sintraunicordoba, el 11 de junio de detención arbitraria, secuestro, desplaza-1996, en Montería. Hay otros casos miento, desaparición, allanamiento ilegal y tortura.
    • Violaciones a los DDHH de los y las sindicalistas y ssituación de impunidad, 2009-2010 y 2002-2010 63 Comparación de los casos de víctimas investigados por la Fiscalía contra los casos registrados por la ENS Víctimas según la Víctimas según la Víctimas según la Violación Fiscalía, junio 1 de ENS, junio 1 de 1991 ENS, enero 1 de 1986 1991 agosto 8 de 2008 agosto 8 de 2008 abril 30 de 2010Homicidio 687 2.330 2.832Otras violaciones 261 6.926 8.045Fuente: Banco de Datos de Derechos Humanos, Sinderh, ENS.de 2009, no permite hablar de resulta- iv) Los casos priorizados que es-dos importantes. El universo de casos tán siendo investigados por la Subuni-que la Subunidad tiene asignados es dad. Con la creación de la Subunidad,de 1.344 pero, realmente sólo está in- el movimiento sindical promovió lavestigando 1.150, debido a que no ha adopción de un mecanismo adicional,encontrado 194 expedientes físicos. que consistía en darle prioridad a 185Respecto de los 1.150 casos físicos que casos, a fin de darle un especial im-está investigando, 586 casos (50,9%), pulso a las investigaciones y producirse encuentran en etapa preliminar, es resultados más rápidos en materia dedecir, en la mitad de los casos no hay superación de la impunidad.identificación del presunto autor. Se Respecto de esos casos, tampocoencuentran en instrucción, 275 casos(23,9%); esta etapa es en la que se ade-lanta la investigación formal contra la medida de aseguramiento cuando de los elementos materiales probatorios yalguna persona identificada. En 142 evidencia física recogidos y aseguradoscasos (12,3%), hay acusación frente a o de la información obtenidos legalmente,los jueces por parte de la Fiscalía. La se pueda inferir razonablemente que elFiscalía ha precluido 41 casos (3,5%), imputado puede ser autor o partícipe dees decir, dejó de investigarlos por ra- la conducta delictiva que se investiga, siempre y cuando se cumpla alguno de loszones procesales. Finalmente, en 51 siguientes requisitos: 1. Que la medida decasos (4,4%), la Fiscalía se abstuvo aseguramiento se muestre como necesariade dictar medida de aseguramiento para evitar que el imputado obstruya elcontra el procesado.40 debido ejercicio de la justicia. 2. Que el imputado constituye un peligro para la40. Artículo 308. Ley 906 de 2004. C.P. seguridad de la sociedad o de la víctima. Requisitos. “El juez de control de ga- 3. Que resulte probable que el imputado rantías, a petición del Fiscal General de no comparecerá al proceso o que no cum- la Nación o de su delegado, decretará plirá la sentencia”.
    • 64 Cuaderno de Derechos Humanos Nº 22 – Escuela Nacional Sindical (2010)hay resultados alentadores. De los 185 respecto del total de los casos priori-casos, 93 (50,2%), siguen en etapa zados, sólo el 22,7% de las víctimaspreliminar. Recuérdese que el 50,9% ha logrado obtener sentencia.de los casos totales adjudicados a la Según estos porcentajes, no resultóSubunidad, se encuentran en inves- más efectivo, como se esperaba, latigación previa. Así, los casos priori- construcción de una lista de casoszados que se encuentran en esta etapa priorizados, porque las sentencias yson, porcentualmente, casi iguales. el trámite procesal, permanecen casi En etapa de instrucción se encuen- en la misma situación que la totalidadtran 62 casos (33,5%). La Fiscalía ha de los casos investigados.precluido un caso (0,5%); en tres casos(1,6%), dictó resolución inhibitoria.41 Sentencias de los jueces del país ySiete casos están en etapa de juicio de los jueces especializados para casos de violencia antisindical:(3,7%). Finalmente, el número de análisis cuantitativo y cualitativo.sentencias producidas es de 42: hay Haciendo un análisis cuantitativocuatro sentencias más en estos casos, de los resultados, los jueces de todopero fueron producidas antes de la el país, incluidos en ellos los juecescreación de la Subunidad. Es decir, especializados y del circuito en ca- sos de sindicalistas, han reportado41. Art. 327. Ley 600 de 2000. Resolución In- la emisión de 222 sentencias, entre hibitoria. “El Fiscal General de la Nación enero de 2002 y octubre de 2009.42 o su delegado, se abstendrán de iniciar A su vez, los jueces especializados y instrucción cuando aparezca que la con- ducta no ha existido, que es atípica, que del circuito de los casos de violencia la acción penal no puede iniciarse o que antisindical, han reportado, desde su está demostrada una causal de ausencia de responsabilidad”. 42. Cuadro estadístico del total de procesos Art. 79. Ley 906 de 2004. Archivo de las de actuación en sentencias, devoluciones diligencias. “Cuando la Fiscalía tenga y trámites. Centro de Servicios Admi- conocimiento de un hecho respecto del nistrativos especializados y del circuito cual constate que no existen motivos o único de descongestión (convenio OIT), circunstancias fácticas que permitan su abril de 2010, Gestión subunidad UNDH caracterización como delito, o indiquen y DIH para los delitos contra sindicalistas. su posible existencia como tal, dispondrá Caso 1787. Octubre de 2009. Este informe el archivo de la actuación. Sin embargo, no está actualizado a 2010 debido a la si surgieren nuevos elementos probatorios negativa de la Fiscalía para entregar la la indagación se reanudará mientras no se información en la reunión de la CIDHT haya extinguido la acción penal. de abril de 2010.
    • Violaciones a los DDHH de los y las sindicalistas y ssituación de impunidad, 2009-2010 y 2002-2010 65creación, en noviembre de 2007, y sentencias, 150 fueron sentenciashasta abril de 2010, la emisión de 207 condenatorias, nueve absolutorias, unasentencias: 122 de ellas, son sentencias fue declarada nula, una fue devueltaanticipadas condenatorias43 (59%), 74 del Tribunal a los jueces por incom-sentencias condenatorias (35,7%) y petencia, en una prescribió la acción11 son sentencias absolutorias (5,3%). penal, por tanto no se impuso la pena44 Además, de los resultados numéri- y en una más se extinguió la accióncos que se obtienen de la información penal por muerte del procesado.suministrada al movimiento sindical Esta revisión del tipo de sentenciasy a la Comisión Colombiana de Juris- emitidas nos permite determinar nues-tas (CCJ), también hemos realizado tro análisis de impunidad sobre 150 deun análisis cualitativo. Del total de ellas. En esas sentencias encontramossentencias producidas en casos de que 128 víctimas fueron sindicalistassindicalistas, le han sido entregados y 43 fueron personas que sufrierona la CCJ 173 textos físicos de las sen- violaciones en el mismo momento quetencias proferidas entre los años 2002 el sindicalista.y 2008 por diferentes modalidades de De esas 128 víctimas sindicalistas,delitos contra sindicalistas. Las 173 111 fueron víctimas de homicidio; cua-sentencias se refieren a 205 víctimas. tro víctimas más fueron también deSin embargo, 18 víctimas contenidas homicidio pero en tres sentencias losen 10 sentencias de las que nos fueron jueces sólo condenan a los autores porentregadas por los jueces, no guardan concierto para delinquir, es decir, porrelación con crímenes contra sindi- paramilitarismo y en una condenancalistas. De manera que, realmente al autor por secuestro; cinco vícti-contamos con 163 sentencias que se mas de secuestro, cuatro víctimas derefieren a 187 víctimas. De las 163 atentados contra la vida, tres víctimas de desplazamiento forzado y una de43. Artículo 40 ley 600 de 2000. “A partir de amenazas. Estas son las conclusiones: la diligencia de indagatoria y hasta antes de que quede ejecutoriada la resolución i) La investigación en 65 senten- de cierre de la investigación, el procesado cias (43,33%) de 150 se realiza caso a podrá solicitar, por una sola vez, que se caso sin atender a las características dicte sentencia anticipada […]. El acta que contiene los cargos aceptados por el procesado es equivalente a la resolución 44. Este era un caso de amenazas agravadas de acusación.” contra un miembro de la CUT.
    • 66 Cuaderno de Derechos Humanos Nº 22 – Escuela Nacional Sindical (2010)fundamentales de la violencia anti- ii) La poca profundidad en elsindical, en siete sentencias (4,6%) se estudio de los móviles del crimen esrealiza solo en análisis del contexto una característica de la mayoría derespecto de la persona y de la orga- las sentencias estudiadas. El procesonización sindical a la que pertenecía, lógico para investigar este tipo de crí-23 sentencias (15,3%) se analizó el menes, máxime cuando se han creadocontexto de la persona y la violencia unas unidades especiales para ello,antisindical, de seis sentencias (4%) sería que las autoridades estudiaransolo se hace el análisis de violencia primero el recorrido sindical de laantisindical, de cuatro (1,3%) se hace víctima, las actividades desarrolladassólo el análisis sobre la organización por esta y exploraran quién podríasindical, de 23 (15,33%) sobre la perso- tener un interés en cometer el crimen.na única. Exclusivamente de 15 (10%) De la lectura juiciosa de las sentenciasse realiza el análisis respecto del con- encontramos que en la mayoría detexto de la persona, la organización ellas los jueces no hicieron un análisissindical y la violencia antisindical. al respecto.Como se ve la persistencia de esta iii) En gran parte de las sentenciasclase de sentencias nos refleja que no analizadas se imponen una condenaexiste una política de investigación con respecto a los autores materialesestructurada para estos casos, sino que de los hechos y se omite realizar unse aplican los métodos utilizados para análisis sobre los posibles determi-los delitos comunes, donde se priori- nadores de los crímenes, dejándoloszan tesis como las razones personales libres de investigación y sanción. Deo pasionales, y se desconocen muchas la capacidad de las autoridades paraveces otros elementos fundamentales determinar los ordenadores de los crí-que rodean la situación. En las senten- menes, depende la desarticulación real de los grupos que ejercen violenciacias analizadas se omitió realizar un contra los sindicalistas. Lo contrarioestudio del contexto social y político conduce a que dichas estructuras cri-en que se llevaron a cabo las violacio- minales sigan funcionando y a que nones, estableciendo como soporte de se ponga fin a las violaciones.la decisión exclusivamente el análisis iv) En muchas oportunidades,fáctico de los hechos constitutivos de cuando la víctima es señalada de serla violación negando el contexto en guerrillera por los perpetradores delque estas se encuadran.
    • Violaciones a los DDHH de los y las sindicalistas y ssituación de impunidad, 2009-2010 y 2002-2010 67crimen las autoridades se atienen al el condenado apela, puede el juez demóvil señalado por los criminales. Sin mayor jerarquía cambiar el sentido debuscar más pruebas, y sin condenas la sentencia; respecto de las segundas,contra la víctima, dentro del proceso la condena podría cambiar si resultapenal la razón del victimario queda exitoso el recurso de casación. Lasinstitucionalizada por la Fiscalía. dos sentencias de casación son fallos v) De las 150 sentencias condena- de condena en firme contra los res-torias, 68 son sentencias anticipadas ponsables.(45,3%); y 82 son sentencias conde-natorias (54,6%). Respecto del grannúmero de sentencias anticipadas (casi Móviles o razones de la violenciala mitad) notamos con preocupación antisindical: un debate que busca negar el problemaque estas se limitan a reproducir la Por primera vez, en el informe deconfesión del procesado, sin que se enero de 2008 sobre el estado de lasconstate por ningún medio de prueba investigaciones y las sentencias pro-la razón de su dicho. De esta manera, ducidas en casos de sindicalistas, lael juez abandona su papel como di- Fiscalía General de la Nación incluyórector del juzgamiento y lo reduce a un cuadro de resultados que llamólo dicho por el criminal. Los resulta- “Móviles de la violencia contra sin-dos de esta forma de aplicación de la dicalistas”. Este cuadro contenía unajusticia impiden el acceso al derecho serie de categorías que correspondían,a la verdad de lo ocurrido para las supuestamente, a los móviles determi-víctimas e institucionaliza las razones nados por los jueces, en las sentenciasde los victimarios. que se producían en estos casos. Respecto de las 150 sentencias En aras de contribuir al segui-condenatorias, 146 son de primera miento del trabajo de los entes deinstancia, cuatro de segunda instancia, investigación y juzgamiento, y de quey dos de ellas, tienen confirmada lacondena a través del recurso de ca- a regular el caso. 2. Desconocimientosación45. Respecto de las primeras, si de la estructura del debido proceso por afectación sustancial de su estructura o45. Procedencia del recurso de casación. Art. de la garantía debida a cualquiera de las 181 C.P. “1. Falta de aplicación, interpre- partes. 3. El manifiesto desconocimiento tación errónea, o aplicación indebida de de las reglas de producción y apreciación una norma del bloque de constituciona- de la prueba sobre la cual se ha fundado lidad, constitucional o legal, llamada la sentencia”.
    • 68 Cuaderno de Derechos Humanos Nº 22 – Escuela Nacional Sindical (2010)cada vez más y con mayor certeza, el sindicalista era guerrillero, el juezla justicia diere luces sobre la persis- señala como móvil que la víctima eratente violencia contra sindicalistas presunto miembro de las guerrillas;en Colombia, las centrales sindicales iii) casi la mitad de las sentencias dey la CCJ recopilaron las sentencias los jueces son sentencias anticipadas,producidas por los jueces, con el fin, por tanto, el juez, en esos casos, sede un lado, analizar los resultados ob- limita a dictar sentencia, sin interrogartenidos en términos de superación de sobre la verdad de lo ocurrido. Asíla impunidad, y de otro, para conocer que los móviles dependen de lo que elde primera mano los móviles de la procesado tenga a bien hablar; iv) enviolencia antisindical encontrados por otras sentencias, los móviles señala-los jueces en sus fallos. dos en los informes de la Fiscalía, no El resultado de estos análisis nos correspondían con los móviles seña-dejó altamente preocupados. Respec- lados en la sentencia; y v) la Fiscalíato de los resultados obtenidos en las y los jueces desconocen el sentidosentencias, encontramos, como lo y alcance del trabajo sindical y porexpusimos in extenso en el capítulo tanto, no valoraron como actividadanterior, que las investigaciones y sindical, casos que sí lo eran. Porla gran mayoría de las sentencias no ejemplo: en los casos en los que elcumplen los estándares internacio- sindicalista había sido asesinado pornales en materia de superación de la denunciar la corrupción en la empresaimpunidad, y desconocen además, los donde trabajaba, la Fiscalía ubica estatratados internacionales de derechos sentencia como móvil económico o dehumanos ratificados por Colombia. corrupción, cuando una de las activi- Los resultados del segundo ob- dades sindicales más importantes, esjetivo que nos propusimos, también la defensa de los medios de trabajo denos desconcertaron. De la lectura de la empresa.las sentencias, pudimos comprobar, Ante este dramático panoramasobre los móviles que: i) en muchas sobre qué está produciendo la justiciasentencias los jueces no podían definir en Colombia y cómo lo hace, el mo-los móviles, ii) en otros casos, las ra- vimiento sindical y las organizacioneszones de los victimarios eran la razón que lo acompañan, hemos estado endel crimen, sin que se haya probado un permanente diálogo al respecto, ende otra manera dentro del proceso. Así el marco de la CIDHT. Sin embargo,por ejemplo, si el victimario dijo que nuestros análisis y propuestas no se
    • Violaciones a los DDHH de los y las sindicalistas y ssituación de impunidad, 2009-2010 y 2002-2010 69han tenido en cuenta. En noviembre reparación y las garantías de no repe-de 2008, la Fiscalía, frente a nuestras tición para todas las víctimas.observaciones, decidió no volver aelaborar el cuadro de móviles. Hoy en Informaciones confusas edía, lo hacen los jueces, pero con los infundadas sobre las razones de lamismos criterios. violencia antisindical por parte del Es necesario insistir en la nece- gobiernosidad de adoptar políticas de inves- El trabajo de la justicia está siendotigación criminal adecuadas, que obstaculizado, y su autonomía peli-garanticen los derechos de las vícti- gra gravemente por la injerencia delmas. La necesidad de implementar gobierno. El gobierno ha entregadomedidas diferenciadas de los proce- a órganos de protección de derechossos que involucran violaciones a los humanos, como la OIT, a la opiniónderechos humanos, y comprensivas pública, y a la comunidad interna-de las normas internacionales, es cional, especialmente en el marco deinaplazable. Continuar produciendo las discusiones sobre la aprobaciónresultados a toda costa por parte de la del TLC de Colombia con Estadosjusticia, como producto de la presión Unidos, la Unión Europea y Canadá,del gobierno, para “dar resultados” y infundadas y confusas informacionesaprobar sus tratados comerciales, es sobre los móviles de la violencia an-francamente, inaceptable. tisindical. La deuda histórica que el Estado Esto se ve claramente reflejado encolombiano tiene con las víctimas, el último informe del CLS, en el Casono puede ser saldada con resultados 1787, donde el Comité tomó nota denuméricos y discursos de buena vo- que: “el Gobierno envía informaciónluntad. El Estado debe asumir el papel sobre las investigaciones iniciadas enque le corresponde; dejar de negar la relación con casi todos los hechos ocu-violencia sistemática contra el movi- rridos tanto en 2008 como en 2009. Elmiento sindical; responsabilizarse de Gobierno proporciona informaciónlas graves violaciones que ha cometido sobre el estado de cada una de dichasdirectamente o por tolerancia o conni- investigaciones y señala que con res-vencia con los grupos paramilitares; pecto a los 23 sindicalistas asesinadoscastigar a todos los demás autores de en 2009, en 15 casos los motivos noesta tragedia, como lo son las guerri- fueron antisindicales y de los otrosllas; y buscar la verdad, la justicia, la ocho, sólo un caso fue por razones
    • 70 Cuaderno de Derechos Humanos Nº 22 – Escuela Nacional Sindical (2010)sindicales”,46 (cursivas nuestras). propios de la administración de jus- Las anteriores afirmaciones del ticia. En este caso, esta informacióngobierno, tienen por lo menos cuatro que se presenta como avances en lagraves falencias: determinación de las razones de la i) Esa información, al parecer, violencia antisindical, no se basa ense sustenta en las investigaciones fallos judiciales, sino es el resultado depreliminares de la Fiscalía. Si esta las primeras impresiones de algunosapreciación es cierta, sus afirmaciones funcionarios del Estado.se basan en los primeros indicios de la ii) Si bien, la Constitución señalalabor de investigación de la Fiscalía, que las decisiones de la rama judicialla cual no tiene competencia para con- “son independientes”, el gobiernocluir sobre la verdad de lo ocurrido, define públicamente, con sus aprecia-ni sobre la responsabilidad penal de ciones, cuál es el sentido de las líneaslos presuntos autores. Esta función de investigación de la Fiscalía (no seestá asignada constitucionalmente a puede determinar si los investigadoreslos jueces. La Fiscalía “está obligada consideran otras opciones), e igual-a adelantar el ejercicio de la acción mente, indica cuál deberá ser el senti- do en el que los jueces deberán tomarpenal y realizar la investigación de sus decisiones. La información quelos hechos que revistan las caracte- transmite no tiene ninguna relevanciarísticas de un delito que lleguen a suconocimiento por medio de denuncia, para la definición de lo ocurrido alpetición especial, querella o de oficio, movimiento sindical, y tampoco sonsiempre y cuando medien suficientes avances en términos de superación demotivos y circunstancias fácticas que la impunidad. iii) La definición a priori de lasindiquen la posible existencia del razones de los crímenes contra sindi-mismo”,47 y son las decisiones de los calistas, burla la acción de la justicia yjueces las que definen jurídicamente define la responsabilidad penal. Desdelos hechos ocurridos, la sanción de los el inicio de la investigación, el gobier-responsables, entre otros elementos no eligió las razones de los crímenes,46. Comité de Libertad Sindical, Caso 1787, lo que hace suponer que, sin importar Informe núm. 356. Vol. XCIII, 2010, Serie el desarrollo del proceso penal, definió B, núm. 1. Informe en el que el Comité la responsabilidad penal en cabeza de pide que se le mantenga informado de la un sujeto, de lo contrario ¿cómo puede evolución de la situación, marzo de 2010, saber qué razones tuvo el victimario y párrafo 553. no identificarlo?47. Art. 250. Constitución Política.
    • Violaciones a los DDHH de los y las sindicalistas y ssituación de impunidad, 2009-2010 y 2002-2010 71 iv) No se basa en sentencias, por- Las medidas adoptadasque los procesos judiciales de los 23 por el Estado parahomicidios que el gobierno reconoce,son de personas sindicalizadas que superar la impunidad,están en etapa de investigación en la han sido insuficientesFiscalía.48 e ineficaces El gobierno afirma irresponsable-mente esos resultados, con los cuales Política contra la impunidad ypretende distorsionar la gravedad y fortalecimiento de la Subunidadsistematicidad de la violencia contra el de Fiscalesmovimiento sindical, explicando que El gobierno informó a la OIT, laen Colombia los homicidios de sindi- destinación de mayores recursos ycalistas ocurren por otras razones, que la construcción de metodologías denos son violaciones a los derechos hu- investigación diferenciales, para losmanos y negando institucionalmente casos de violación de los derechos dela gravedad del problema. los sindicalistas, “con el objeto priori- Se ha reclamado al Estado, serie- tario de orientar la acción de los ope-dad y cumplimiento en su obligación radores jurídicos hacia el incrementode administrar justicia y sancionar a de la calidad de la investigación, lalos responsables, como lo ha señalado maximización de los recursos dispo-el Comité de Derechos Humanos de nibles y el tratamiento digno de lasla ONU: “El Estado tiene el deber de víctimas”, y también la existencia deinvestigar a fondo las presuntas viola- un documento del Consejo Nacionalciones de derechos humanos, en par- de Política Económica y Social delticular las desapariciones forzadas de Gobierno, CONPES 3411 de 2006, quepersonas y las violaciones al derecho contiene la política pública orientadaa la vida, y de encausar penalmente, al fortalecimiento de la capacidadjuzgar y castigar a quienes sean res- del Estado para la investigación,ponsables de esas violaciones”.49 juzgamiento y sanción, en casos de violaciones de los derechos humanos. Respecto de los recursos econó- micos, se espera que sean destinados48. Respuesta de la Fiscalía de mayo de 2010. de la mejor manera para el fortaleci- Base de datos de seguimiento judicial de miento del trabajo de los operadores la CCJ. judiciales. El pasado 23 de abril de49. Caso Arhuacos c. Colombia, p. 488
    • 72 Cuaderno de Derechos Humanos Nº 22 – Escuela Nacional Sindical (2010)2010, en el marco de la CIDHT, los claramente, no poder tener en cuenta,jueces especializados llamaron la en sus fallos, los elementos del con-atención por la falta de recursos físicos texto, en la búsqueda de los móvilespara hacer su trabajo, tales como papel de sus fallos judiciales. Esto significau otros elementos de oficina, o la ne- que, en la práctica no se aplica ningúncesidad de implementar un programa elemento diferencial para la investi-para proteger la vida y la integridad gación y la sanción de los crímenesde los funcionarios. Estas solicitudes contra sindicalistas.básicas, que no han sido atendidas Por todas las razones expresadas,en los más de dos años de funciona- podemos concluir que, el Estadomiento de los mecanismos especiales, no cumplió la recomendación de lapermiten concluir que el aumento de pasada Comisión de Aplicación derecursos, hace parte de una necesidad Normas, en la que quedó señaladoinaplazable para el trabajo serio y que: “La Comisión tomó nota de lasresponsable de la justicia, y no de un preocupaciones planteadas en el sen-avance excepcional del gobierno. tido de que el número de condenas Respecto de la creación de las sigue siendo muy bajo y de que lasmetodologías especializadas, se ha sentencias que han sido dictadas sóloconstatado que en la práctica no exis- se refieren a los autores materiales deten. Los resultados de las sentencias la violencia y no a los instigadores. Laproducidas por los jueces, así lo com- Comisión destacó que se precisan nue-prueban. Las investigaciones siguen vas medidas y expresó la esperanzahaciéndose caso a caso, buscando de que el Gobierno garantizará que ellas razones personales que rodeaban Poder Judicial será investido de todosa la víctima, sin tener en cuenta una los poderes necesarios a este fin, asímetodología de crímenes de sistema, como de que se continuarán asignan-que pueda dar importantes luces sobre do recursos financieros adicionaleslo ocurrido, e hipótesis de investi- para una mayor protección de losgación diferenciadas con resultados sindicalistas amenazados, junto conmás importantes y a gran escala. La un claro mensaje al más alto nivel denecesidad de aplicar metodologías, y la importancia del papel que desem-una política de investigación criminal peñan las organizaciones sindicalesen estos casos, fue también discutida en la sociedad y de que no se toleraráen la reunión de la CIDHT, en donde la violencia antisindical. La Comisiónla representante de los jueces señaló, recordó la necesidad de garantizar que
    • Violaciones a los DDHH de los y las sindicalistas y ssituación de impunidad, 2009-2010 y 2002-2010 73todas las investigaciones sobre los tiples medidas legislativas para pro-actos de violencia contra dirigentes mover y garantizar los derechos hu-sindicales y sindicalistas se realicen manos. Sin embargo, el Gobierno derápida y eficientemente. La Comisión Colombia, después de más de 24 añossubrayó que un movimiento sindical de violencia antisindical sistemática,sólo puede existir en un clima exento selectiva y deliberada, cuyos autoresde violencia, y urgió al Gobierno a que han sido los grupos paramilitares enponga término a la actual situación su mayor parte, el mismo Estado y ende violencia e impunidad a través de menor proporción las guerrillas, se hamedidas y políticas innovadoras y efi- limitado a aprobar una ley de aumentocaces aplicadas de manera continua”. de penas y términos para los delitos que se cometan hacia el futuro. EstaAprobación de la Ley 1309 de medida no es un avance para la supe-2009 ración de la violencia, pues mayores Esta ley aumenta las penas de pri- penas no traen como consecuenciasión para el homicidio, la desaparición menor violencia, y debe entenderseforzada y el secuestro de sindicalistas, que siempre será más fácil aprobaro de multa para el delito de violación una ley con nuevos castigos, parade los derechos de reunión y asocia- parecer cumplir con sus obligaciones,ción, y que amplía el término de pres- que impulsar reformas estructuralescripción del genocidio, la desaparición para desarticular las estructuras queforzada, la tortura y el homicidio. Sin la generan y permiten su persisten-embargo, la ley sólo tendría efectos cia, construir y aplicar una políticasi se complementa con una política de investigación y sanción eficaz, ycriminal que permita la identificación, cesar las estigmatizaciones desde elcaptura y sanción de los responsables. alto gobierno.La simple aprobación de la ley, noimplica un cambio en la política para Aplicación de la Ley 975 de 2005enfrentar la violencia del pasado le- “de justicia y paz”jano y reciente contra el movimiento Esta ley nació en el marco de unsindical. De esta manera, la Ley 1309, proceso de negociación adelantado porse aplicará a los responsables de los el gobierno nacional con los gruposdelitos cometidos con posterioridad paramilitares, que pretendía servir deal 26 de junio de 2009. marco jurídico para facilitar la desmo- Los Estados pueden adoptar múl-
    • 74 Cuaderno de Derechos Humanos Nº 22 – Escuela Nacional Sindical (2010)vilización.50 En ese contexto, la Ley timas para participar directamente en975 de 2005 ofreció a los miembros las diligencias judiciales adelantadasde grupos paramilitares el beneficio con base en la ley; y los obstáculosde recibir una pena alternativa de en la determinación de vínculos entremáximo ocho años de prisión (mucho agentes del Estado y líderes de lasmenor a las penas que por los mismos Autodefensas Unidas de Colombiadelitos les correspondería cumplir a (AUC), en la comisión de violacionesla luz de la legislación ordinaria), con de derechos humanos por las que yala condición de que garantizaran la se ha establecido la responsabilidadverdad, la justicia y la reparación a internacional del Estado, entre otros.51las víctimas de los delitos que habían Además, conviene señalar que des-cometido. pués de casi cinco años de vigencia La aplicación de la ley, no ha de la Ley 975 de 2005, hasta ahora nocumplido con los objetivos que se se ha producido la primera sentenciapropuso. La Comisión Interamericana judicial en firme, que determine lade Derechos Humanos (entre otros responsabilidad de los miembros deorganismos internacionales), ha seña- grupos paramilitares desmovilizadoslado que existen distintas situaciones con anterioridad a julio de 2005. Fren-relacionadas con el diseño y la im- te a este panorama, resulta extraño yplementación de la Ley 975 de 2005, sorprendente que el gobierno señale aque han impedido que los procesos la OIT que la ley 975 de 2005 “ha con-judiciales adelantados en el marco tribuido de manera efectiva a avanzarde la mencionada ley, garanticen los en la lucha contra la impunidad”,52 yderechos a la verdad, la justicia y la “ha constituido una garantía de lasreparación de las víctimas, entre ellas víctimas para tener acceso efectivo alos sindicalistas. Cabe citar casos la verdad, la justicia y la reparación”,53como la extradición de los principales cuando la experiencia demuestra, delíderes paramilitares, a solicitud de lajusticia de los Estados Unidos, dejan- 51. Cfr. Comisión Interamericana de De-do intempestivamente y sin concluir rechos Humanos, Informe anual 2009, Capítulo IV, párr. 50.los procesos y las confesiones; las 52. Comité de Libertad Sindical, caso 1787,limitaciones que encuentran las víc- informe núm. 356. Vol. XCIII, 2010, Serie B, núm. 1. Informe en el que el Comité pide que se le mantenga informado de la50. Esta norma es aplicable a todo miembro evolución de la situación. Marzo de 2010. de grupo armado que se desmovilice. 53. Idem.
    • Violaciones a los DDHH de los y las sindicalistas y ssituación de impunidad, 2009-2010 y 2002-2010 75manera contundente, que estas afir- de este mecanismo. Es por ello, quemaciones no tienen ningún respaldo. nos permitimos explicar qué significa El gobierno informó a la OIT, que esta medida y cuáles son sus alcances.a partir de las versiones libres de los Esta disposición, elaborada sinlíderes paramilitares, la Fiscalía “ha la participación de las víctimas ni delogrado establecer que 216 fueron la sociedad colombiana, evidencia lavíctimas de los crímenes confesados tendencia asistencialista del gobiernopor aquellos que se acogieron a la en materia de derechos humanos, yLey de Justicia y Paz, de los cuales, la falta de un verdadero compromisola Fiscalía ha identificado a 167.” Sin con los derechos de las víctimas de laembargo, esta afirmación contrasta violencia sociopolítica en Colombia.con los graves obstáculos que han en- El decreto no plantea una políticacontrado los jueces especializados en de reparación, en la medida en que elcasos de sindicalistas, quienes en cada Estado fundamenta las medidas adop-reunión de la CIDHT, afirman no po- tadas en el principio de solidaridad,der avanzar en los procesos penales en y no reconoce su responsabilidad porlos que están involucrados los líderes las violaciones a sus derechos, que lasparamilitares más importantes, debido personas han sufrido. El decreto, loa que no existen acuerdos de coope- que contiene, es más una propuesta deración judicial con Estados Unidos, asistencia humanitaria a las víctimas,que permitan adelantar las audiencias que una iniciativa para resarcirlas.judiciales. Así las cosas, no parece En cuanto a las medidas concretascierto que pueda avanzarse más en la que propone, el decreto deja muchobúsqueda de la verdad de los hechos que desear, pues reglamenta en detallecometidos contra los sindicalistas. una serie de indemnizaciones, mien- tras que se limita a dar definicionesCreación del Fondo de Reparación de las demás medidas de reparación,de Víctimas de la Ley 975 sin dotarlas de un contenido concreto. El 22 de abril de 2008, el gobierno Esto, sumado a la total ausencia de unexpidió el Decreto 1290, “por el cual enfoque que tenga en cuenta a las po-se crea el Programa de Reparación In- blaciones especialmente vulnerablesdividual por Vía Administrativa para a las que se aplica la norma y a que,las Víctimas de los Grupos Armados como su nombre lo indica, contemplaOrganizados al Margen de la Ley”. solamente medidas de tipo individualLa Comisión de Expertos de la OIT, y deja por fuera la dimensión colectivatomó nota con interés de la adopción
    • 76 Cuaderno de Derechos Humanos Nº 22 – Escuela Nacional Sindical (2010)de la reparación, hace que la repara- En términos generales, por sución que se ofrece diste mucho de ser pobre tratamiento a las diferentesintegral y que es fundamental a la formas de reparación, la exclusión dehora de reparar las graves violaciones un tema tan vital para la reparación encontra el movimiento sindical. Por su Colombia, como es el de la restituciónparte, el procedimiento que establece de tierras y su carácter meramentepara su reclamación, es complejo y indemnizatorio, hacen pensar que,no aclara, en cabeza de quién están más que una verdadera propuesta delas responsabilidades, ni con qué ca- reparación administrativa, el Decretopacidad institucional se cuenta para 1290 es un mecanismo para desesti-garantizar que las víctimas satisfagan mular la participación de las víctimassu derecho a la reparación. Además, en los procesos judiciales nacionales epor tratarse de una norma reglamen- internacionales, para evitar así, enor-taria de la Ley 975, no se trata de un mes condenas a cargo de la naciónmecanismo para las víctimas de la por concepto, ahí sí, de medidas deviolencia en Colombia, sino sólo de reparación integral.los hechos que efectivamente puedanser tratados como resultado de la apli-cación de la ley.
    • Con el apoyo de: Los insumos técnicos para laelaboración de este informe están siendo financiados por la Unión Europea, mediante el proyecto “Promoción y defensa de la libertad de asociación sindical y los derechos laborales yfundamentales de los trabajadores y trabajadoras en Colombia”, Proyecto CRIS Nº 167-138.