Saber estar en el futbol 2009

1,502 views
1,340 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,502
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
4
Actions
Shares
0
Downloads
20
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide
  • INTRODUCCIÓN: la agresividad en el deporte es un aspecto complejo, en el que influyen demasiadas variables (p.e. racismo, xenofobia, frustración, intereses deportivos, intereses económicos, enfrentamiento generacional, ausencia de desarrollo moral, hacinamiento, alcohol, edad juvenil de los espectadores y deportistas, identificación con los colores del equipo, etc.). En los últimos años se han dado pasos interesantes, encaminados a eliminar la violencia de los estadios. Así, por ejemplo, se ha prohibido el consumo de alcohol en el interior de los recintos deportivos; se ha evitado el hacinamiento en las gradas, obligando a los propietarios de los estadios a reconvertir las gradas de pie en localidades con asiento; se ha limitado el tipo de objetos que los espectadores pueden introducir en los estadios, no permitiendo el acceso a aquéllos que porten bengalas, armas, banderas con mástiles de madera o metal, bebidas alcohólicas o bebidas embotelladas, etc. Consideramos que estas acciones han reducido y limitado la violencia en los estadios de fútbol españoles, no obstante, quedan todavía muchos aspectos que valorar, sobre los que habrá que tomar medidas en breve (p.e. conductas racistas hacia jugadores con distinto color de piel).
  • El deporte, como el ámbito escolar en general, tiene una parte instructiva y una parte educativa. La actuación de los educadores-entrenadores deportivos en esta modalidad: el fútbol, tiene un papel fundamental en nuestra sociedad, más aún cuando tratamos edades frágiles en cuanto a la opinión y personalidad se refieren, como son las escolares.
  • Vemos a nuestros políticos, a los líderes de nuestros países empleando más argumentos fundados en la violencia verbal contra las personas de sus partidos adversarios que defendiendo sus ideas y programas, vemos como líderes de la TV y el cine a actores musculados, violentos; el prototipo del macho de la edad de piedra. Y esto por no hablar de otras formas de violencia sutil que empleamos en el día a día: el desprecio, la negligencia o el abandono de niños, los gritos y amenazas, los chantajes emocionales, la explotación laboral o emocional, la violencia doméstica,… Todas estas manifestaciones se concentran, a veces, en el entorno del deporte donde la pasión, el anonimato, la competición y la necesidad de pertenencia a un grupo se aunan. Y así, justificamos que con atacar el mal, encerrar a los malvados o exterminarlos todos estamos más protegidos. Poner en marcha acciones que suponen mayor contención o criminalización es una medida rápida, aunque necesaria, que aparenta calmar a los ciudadanos preocupados, pero es como el azúcar para acallar el hambre; no ataca el problema de la violencia en sus raices. No podremos atajar el problema hasta que no respondamos a ¿CÓMO HEMOS LLEGADO A ESTO?, ¿Qué hemos hecho antes para que las cosas sean ahora así?, ¿cómo hemos llegado a votar a líderes políticos o presidentes de clubs deportivos que defienden el uso de la violencia con tal frescura y desparpajo?. En estos días nos preocupa la violencia en el Deporte. Cada vez que hay un muerto echamos las manos al cielo y nos proponemos elaborar una batería de medidas represivas, penalizadoras o de contención. Pero eso NO BASTA. Basta con ir a ver un partido de fútbol, baloncesto u otros deportes para pulsar el grado de violencia que se está produciendo en torno a un acontecimiento deportivo: padres gritando e insultando al árbitro o jugadores, hijos emulando la conducta de sus mayores, deportistas de élite incapaces de controlar su temperamento. De siempre hemos sabido que los niños imitan a los adultos, que vale más un ejemplo que mil palabras. Cómo podemos pretender abordar el fenómeno de la violencia social sólo con medidas de contención: el propio sistema carcelario, no sólo no es rehabilitador, sino que justifica a los violentos el serlo más, ya que en él padecen todavía más violencia. Señores, el ser humano necesita educar y disciplinar sus emociones, aprender el respeto a los límites de los demás, a autocontrolarse, a ayudar y a cooperar, y a aceptar las diferencias y resolver los conflictos de una manera pacífica. ¿Cómo podemos esperar que los jóvenes sean emocionalmente inteligentes y responsables si los sumergimos en una cultura rodeada de violencia?. Nuestros gobiernos e instituciones han de pensar en el fenómeno como una consecuencia del sistema en qué vivimos, y los padres hemos de asumir nuestra propia responsabilidad en la educación de los valores y en el dar ejemplo a nuestros hijos. Los profesores y maestros han de educar en y con el respeto a las diferencias entre los chicos. De nada sirve enarbolar la bandera de la justicia y la norma sino educamos y prevenimos. El deporte es una excelente disciplina para ejercitar y disciplinar el empleo de la fuerza física dentro de unas reglas de juego, de aprender a cooperar y trabajar en equipo, de competir dentro del respeto al otro. Pero el deporte, como cualquier otra actividad, sólo es educativo si lo diseñamos para enseñar el aprendizaje de la responsabilidad personal y social, el aprendizaje emocional. Hemos de plantearnos nuevas políticas y principios en los deportes de base, en las escuelas deportivas de los Clubs, y en las actividades promovidas por los ayuntamientos y los gobiernos autonómicos, y no menos en la familia. Estas actividades son una excelente arena de instrucción para nuestros jóvenes y ciudadanos del mañana. El entrenador, al igual que los padres, es un modelo poderoso a imitar y un potencial forjador de la
  • No es nuevo que el deporte sea utilizado por los políticos para algunos fines, incluso que sea usado por grupos radicales violentos para hacerse notar. Adolfo Hitler usó unos Juegos Olímpicos para mostrar su poderío militar y demostrar la supuesta superioridad aria; Mussolini usó su poder para organizar un Mundial de futbol y hacer ganar ahí a Italia; la junta militar que gobernó Argentina en los años 70 se valió del Mundial de 1978 para obtener legitimidad; Fidel Castro usó a atletas como Alberto Juantorena, Javier Sotomayor y Teófilo Stevenson para dar lustre a su dictadura; un grupo árabe radical asesinó a 11 atletas israelitas en los Juegos Olímpicos de Munich 1972; y salvadas las enormes distancias en cuanto a los personajes políticos, no hace mucho trataron de incluir a Maria del Rosario Espinoza en una fórmula para una candidatura a una diputación federal, lo que por fortuna no pasó, pues ya suficiente la han rascado a su medalla de oro.
  • En el deporte podemos prácticar como en pocos sitios las diferentes formas de manejar nuestra agresividad: - El respeto por los demás : el autocontrol del temperamento, la participación compartida, el derecho a ser incluido en el equipo., la resolución pacífica de conflictos. Respetar al otro es lo mínimo que podemos hacer por los demás. - Desarrollar la capacidad de esfuerzo e implicación en la actividad deportiva. Poner nuestro esfuerzo en lo que hacemos y otros nos enseñan es lo mínimo que podemos hacer por nosotros mismos a cambio de la enseñanza y dedicación de otros. - Asumir responsabilidad en nuestras propias metas y objetivos de mejora de nuestras habilidades y competencias, de ser mejores personas; elaborar nuestro plan de acción para lograr lo que queremos y llevarlo a cabo de forma autosuficiente, sin necesidad de ser controlados por otros. Es lo mejor que podemos hacer por nosotros mismos. Tomar buenas decisiones y hacernos cargo del sentido de nuestras vidas. - Ayudar y enseñar a otros y convertirnos en modélicos para los demás es la última etapa de la disciplina y el aprendizaje de la responsabilidad emocional y es lo mejor que podemos hacer por los demás. Como responsables de los jóvenes; seamos padres, profesores, entrenadores, políticos; tenemos la responsabilidad de cultivar y educar las emociones y prevenir la violencia. Si sólo la reprimimos estaremos dando motivos para justificar las actitudes de revancha del mañana y estimulando un círculo vicioso que no hace más que incitar a una escalada en las conductas violentas individuales y sociales.
  • 4. Respeta a los adversarios, a los compañeros, a los árbitros, a los oficiales y a los espectadores Fair play significa respeto. El respeto forma parte del juego. Sin adversarios no hay partido. Los rivales tienen los mismos derechos que tú tienes, incluido el derecho a ser respetados Tus compañeros son tus colegas. Tú formas parte de un equipo en el que todos los miembros son iguales. Los árbitros están en el campo para mantener el orden y el juego limpio. Acepta siempre sus decisiones sin alegar y ayúdalos a que el partido pueda disfrutarse aún más. Los oficiales de ambos equipos también forman parte del juego y por tanto hay que respetarlos. Los espectadores crean el ambiente. Ellos desean ver un partido en el que se juegue limpio, pero también deben comportarse deportivamente.
  • Esto nos demuestra que cualquier intento de avanzar seriamente en resolver el problema de la “ violencia en el fútbol” pasa por empezar a mandar presos a los dirigentes deportivos , sindicales y políticos que sostienen y utilizan a las “barras” y que este fenómeno de violencia va mucho más allá del fútbol y tiene sus raíces más profundas (como muchos otros males que nos golpean) en los dirigentes de este modelo político y social. Hay que anexar también un evento próximo, pues aunque no se espera violencia, el deporte será invadido por la política el próximo 13 de Mayo en el estadio Mestalla, en la ciudad española de Valencia. Ahí se va a jugar la final de la Copa del Rey de futbol de este año entre el Barcelona y el Atlético de Bilbao, dos equipos que representan comunidades que para sus miembros son más país e identidad que todo lo que los identifica como españoles. El Barsa es parte medular de la identidad de los catalanes y el Atlético de Bilbao es un equipo que sólo juega con elementos nacidos en el país vasco, dos comunidades que no olvidan sus raíces y menos al franquismo, que los persiguió y marginó de forma oficial, perversa e injusta. No será poca la rechifla en el Mestalla cuando se entone el himno español, quizá para la mayoría será más un insulto que un honor.
  • Que los medios de comunicación divulguen los sucesos violentos como algo aislado, en lugar de hacer de ellos una exclusividad. Promover campañas anti-violencia en las que los protagonistas sean los propios entrenadores, deportistas, árbitros o público. Potenciar las acciones pro fair-play y castigar los comportamientos hostiles, de forma que comporte un riesgo mucho mayor efectuar una agresión que el beneficio que ésta puede aportar. Incrementar la formación técnica, táctica y psicológica de entrenadores y árbitros. Promover la educación deportiva en las competiciones infantiles y juveniles. Poner más énfasis sobre los objetivos de rendimiento (p.e. jugar bien) que sobre los de resultado.
  • Saber estar en el futbol 2009

    1. 1. II Jornadas de Fútbol Base "El saber estar en el fútbol"¿De qué discutimos cuando hablamos de Violencia en el Fútbol?
    2. 2. II Jornadas de Fútbol Base "El saber estar en el fútbol" Violencia en el DeporteEl deporte, es un instrumento de desarrollo socialvinculado al bienestar y a la salud  Sociológicamente hablando , se cree que la violencia que se genera en el deporte, podría considerarse un hecho social.  Se piensa que la violencia es influenciada por la sociedad, y hay otras teorías que afirman que se debe a la genética de cada persona, la cual no puede librarse de esa forma de ser que lleva en la sangre.
    3. 3. II Jornadas de Fútbol Base "El saber estar en el fútbol" ¿Por qué en una actividad que debería dejar como único resultadomucha felicidad y emoción, el resultado en la mayoría de casos es de trifulcas, asistentes heridos y hasta muertos?
    4. 4. II Jornadas de Fútbol Base "El saber estar en el fútbol"Existe Violencia cuando se coartan los derechos deuna persona, mientras que considera que ha habidoagresión, cuando deliberadamente se pretende causardaño físico o moral.  La agresión es una conducta  Implica daño o lesión  Está dirigida a un organismo vivo  Conlleva intención
    5. 5. II Jornadas de Fútbol Base "El saber estar en el fútbol" Causas y Tipos de Violencia Tipo De Violencia Agresiones entre jugadores Lanzamiento de objetos Agresiones a árbitros Irrupciones en el campo Incidentes con el público- jugadoresHINCHAS Y ULTRAS Incidentes de tipo internacional Agresiones entre espectadores Agresiones a Periodistas
    6. 6. II Jornadas de Fútbol Base "El saber estar en el fútbol" ¿Quiénes son Responsables?1. Los Entrenadores2. Los Jugadores3. Los Árbitros4. Los Espectadores y Aficionados5. Los Medios de Comunicación6. Los Dirigentes de Clubes
    7. 7. II Jornadas de Fútbol Base "El saber estar en el fútbol" 1. Los Entrenadores• Objetivo: promover los valores éticos del deporte 10 VALORES ETICOS DEL DEPORTE Solidaridad Salud Superación personal Expresión Cooperación Educación Cultura Voluntad Integración social Diversión
    8. 8. II Jornadas de Fútbol Base "El saber estar en el fútbol" 1. Los Entrenadores• Objetivo: luchar contra los comportamientos anti-deportivos 10 COMPORTAMIENTOS ANTI- DEPORTIVOS Agresiones fingidas o exageradas Insultos verbales o gestuales Mentiras y trampas Faltas intencionadas Dopaje Agresiones físicas Discriminación sexual o racial Amenazas Burlas Soborno
    9. 9. II Jornadas de Fútbol Base "El saber estar en el fútbol" 1. Los JugadoresQUE ES FAIR PLAY ... es, más que uncomportamiento, un modo de pensar.Se extiende a la lucha contra lastrampas, contra el arte de engañar sinvulnerar las reglas, contra el dopaje, laviolencia física y verbal, la desigualdadde oportunidades, la excesivacomercialización y la corrupción, segúnel Código de Ética Deportiva del Consejode Europa.
    10. 10. II Jornadas de Fútbol Base "El saber estar en el fútbol" 1. Los Jugadores El deportista tiene "espíritu de sacrificio, sigue un camino recto y no cometerá nunca un acto de bajeza que tenga que reprocharse; es el gentilhombre realizado, una especie de caballero moderno que contribuye en gran medida a la prosperidad y grandeza de su país". Georges Demeny (1914)
    11. 11. II Jornadas de Fútbol Base "El saber estar en el fútbol" 1. Los Árbitros La falta de ética profesional, ya sea por beneficios económicos o cuestiones personales, causa un sentimiento de tensión en los espectadores y genera comportamientos violentos, especialmente en los Hinchas, dentro del estadio o finalizado el partido, fuera de las instalaciones. La función ideal o el deber del arbitro es fundamental, es él el encargado de hacer cumplir las reglas del juego y por este motivo debe reglarse éticamente. El árbitro no debe mantener relaciones (personales) con jugadores, directores técnicos
    12. 12. II Jornadas de Fútbol Base "El saber estar en el fútbol"1. Los Espectadores y Aficionados
    13. 13. II Jornadas de Fútbol Base "El saber estar en el fútbol" Noticias Recientes• Tres jugadores juveniles dan una paliza a un árbitro. Andalucía - 03-03-2009• Carga policial contra los seguidores del Olympique de Marsella. EFE - 25-01-2009• Ultras, morir matando. La violencia se resiste a desaparecer del fútbol - Nuevos incidentes y su abrumadora presencia en Internet demuestran que los hinchas radicales siguen activos y con apoyos• La violencia en el fútbol no da tregua• Arrestados tres jugadores por patear al árbitro de juveniles. Viernes 06/03/2009
    14. 14. II Jornadas de Fútbol Base "El saber estar en el fútbol" 1. Los Medios de Comunicación1. Los periodistas deportivos estamos en contra de todo tipo de violencia en el deporte, pretendemos acabar con ello y vamos a poner todo de nuestra parte para que así sea2. Los periodistas deportivos nunca vamos a justificar una acción violenta dentro del deporte3. Los periodistas deportivos nunca vamos a transmitir violencia de forma “gratuita” y sin justificación4. Los periodistas deportivos queremos transmitir el deporte y sus valores humanos entre ellos la paz5. Los periodistas deportivos nos comprometemos a no utilizar un lenguaje, unas palabras, que tengan connotaciones y significados violentos.
    15. 15. II Jornadas de Fútbol Base "El saber estar en el fútbol" 1. Los Dirigentes de Clubes En España, el artículo 8 de la Ley Orgánica 1/1992, dispone que todos los espectáculos y actividades recreativas de carácter público quedarán sujetos a las medidas de policía administrativa que dicte el Gobierno, La mala organización de los espectáculos futbolísticos tiene una gran responsabilidad en el desencadenamiento de incidentes de violencia en los estadios. Para minimizar ese tipo de suceso, es necesario el trabajo conjunto de diferentes sectores ligados al fútbol como espectáculo, incluyendo ahí el poder público, con su gran parcela de responsabilidad sobre la seguridad pública. Para eso es necesaria la elaboración de normas mas específicas que reglamenten la acción de la policía en eventos deportivos, y que sirvan también de soporte para las acciones en el campo jurídico La violencia de los hinchas no es un problema aislado, pues actualmente presenta características y causas que permiten explicar sus raíces, sin perjuicio de las diferentes manifestaciones de cada país.
    16. 16. II Jornadas de Fútbol Base "El saber estar en el fútbol" Grupos ultras más significativosPrincipales grupos españoles y clubes a los que pertenecen.
    17. 17. II Jornadas de Fútbol Base "El saber estar en el fútbol"Todos somos, en algún grado, responsablesde este fenómeno y es por esto quedebemos hacernos cargo de esta gravesituación. La violencia en el fútbol no es uncaso aislado o eventual, La problemática delfútbol es muy grande, y muchas veces lasmedidas que se toman para resolver losconflictos no alcanzan, es decir para acabarcon todo esto, no solo debemos terminarcon los culpables o generar mejorespolíticas deportivas sino que la mejormanera de resolver esto es la de educar alas próximas generaciones de deportistas ydirigentes, ellos son los que deben aprenderlos valores del respeto y la tolerancia en eljuego

    ×