Claudia espinoza rol del profesional de la información
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Like this? Share it with your network

Share
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
  • Claudia, estudiste en el Cervantes??? si es así, te dejo mi correo para comunicarme contigo (pattysolee@gmail.com)
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
327
On Slideshare
320
From Embeds
7
Number of Embeds
1

Actions

Shares
Downloads
1
Comments
1
Likes
0

Embeds 7

http://bibliotecaenlibertad.wordpress.com 7

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. Rol del profesional de la información en la sociedad de la información y surelación con el nuevo perfil de usuario conectado a la red. “Nada es permanente a excepción del cambio” HeráclitoAntecedentes generalesLuego de evolucionar desde el catálogo en ficha al OPAC y la automatización de lasbibliotecas y sus servicios hemos llegado ya a fines del siglo pasado a las actualesbibliotecas virtuales, las que raudamente han tenido que ir desarrollándose en función desus nuevos usuarios, que dista mucho de aquel pasivo lector o investigador que llegabapresencialmente a una biblioteca a revisar de entre un acervo también pasivo su material deinterés.Para que los internautas opten por usar y trabajar en bibliotecas en esta nueva era, la de laSociedad de la Información, es indispensable que los profesionales de la informaciónpresenten los contenidos a la manera de las nuevas tecnologías, de otro modo se estarácondenado tarde o temprano como escribió García Márquez a una “Crónica de una muerteanunciada”.La web 2.0 ha obligado a que bibliotecarios, archiveros, documentalistas y profesionales dela información en general, a modificar y adaptar sus objetivos y esfuerzos en función deeste nuevo usuario 2.0.Así, entonces es posible, reconocer la importancia del nuevo rol de los bibliotecarios, elque debe asumirse con mucha responsabilidad para poder responder a las expectativas denuestros actuales usuarios. Gracias a los avances en tecnología, es que es posible contar conmuchos más recursos orientados a la obtención de la información, a la presentación de ellaen diversos formatos, y a la multiplicidad de nuevos servicios.Sabemos que el profesional de la información tiene como función esencial la de organizarla información ya sea en formato papel, digital o de ambos, para hacerlo llegar de maneraeficiente y eficaz a sus usuarios. Ahora con el surgimiento de las TIC’S esta función se hadiversificado en sus servicios y productos.Con todo lo anterior, es necesario no sólo saber como este profesional se mueve en estemedio virtual, vertiginoso y exigente, sino también cuáles serán sus desafíos para el futuro.
  • 2. La información subida a la Web día a día aumenta junto con el paso del tiempo, situaciónque impulsa a crear un nuevo perfil del profesional de la información asociado a la Web2.0., con características que permitan responder a los nuevos requerimientos que surgen entorno al uso de los servicios bibliotecarios digitales.Ya ha pasado más de una década desde el inicio del Siglo XXI, y la incorporación de losbibliotecarios y profesionales de la información a las TIC’S, se ha ido convirtiendo en unanecesidad. Por esta razón es que el rol que demandan los nuevos tiempos es muy distinto alde años pasados. Hoy los profesionales de la información deben manejar las habilidadesinformacionales, que les permitan desenvolverse y efectivamente ser un aporte en lossistemas de información que manejan tecnologías.Referente al concepto de este nuevo rol Rodríguez (2008) expresa “Puede decirse que casitodas las funciones tradicionales del bibliotecario han sufrido transformaciones y queademás han surgido tareas y nuevos retos. Los bibliotecólogos de hoy en día sonconsultores, docentes, diseñan sistemas informáticos, dirigen instituciones educativas y,con la aparición de Internet, se han convertido en expertos en búsquedas en la red, en webmasters y hasta en diseñadores de páginas web y de intranets”.Además de las capacidades de seleccionar, organizar, administrar los servicios y productosbibliotecarios virtuales, deben conocer y educar de mejor forma a sus usuarios entendiendoque se trabaja dentro de un sistema que persigue ciertos objetivos específicos y con nuevosrecursos y herramientas.De acuerdo a Rodríguez (2008), “Con al advenimiento e incorporación de las nuevastecnologías en actividades de carácter científico, social, cultural y productivo, el rol delbibliotecólogo ha ido experimentando una transformación en relación con sus funciones ydestrezas y éste ha llegado a constituirse en un gestor de información. Este nuevo rol rompeel paradigma de un bibliotecario pasivo, facilitador de información y que demanda accionesde mayor impacto y responsabilidad social”.Debe educarse constantemente, pues cuando sus usuarios son estudiantes jóvenes losllamados, según Prensky (2010) “nativos digitales”, llevan a muchos profesionales de lainformación gran ventaja en el uso de las tecnologías. Cabe destacar que no todos losinternautas tienen necesariamente el criterio para seleccionar la información de excelenciaacadémica. Es ahí donde este profesional puede realizar un papel relevante. Para ello esimprescindible tener o en su defecto aprender a formar, en virtud de la orientación delsistema de información donde uno se desempeñe, un riguroso criterio para la selección, (nopodemos guardar cualquier cosa, la oferta es interminable).El profesional de la información debe tener visión de futuro, ser capaz de incorporarse aldesarrollo tecnológico y estar al tanto de lo que surge y se incorpora en la red, con el fin depoder proveer a nuestros usuarios internautas, de lo que requieren y por supuesto en elmomento oportuno. Primordial también es el conocimiento y manejo que debe tener de lainformación y de los recursos para poder hacerlos llegar a sus muchas veces exigentesusuarios.
  • 3. Debe trabajar en equipo, hacer uso de las redes sociales que le permitan estar siempreinformado de lo que está sucediendo a nivel de información, contenidos y desarrollo sobretodo de tecnologías., ya que en este nivel (virtual) el avance es demasiado significativo.Por otro lado, los sistemas de información tienen como gran desafío la conservación derecursos digitales, además de los impresos, con el objetivo de que los futuros usuarios de laweb tengan acceso efectivo a lo que se genera hoy en formato electrónico, estainformación debe estar bien organizada para poder ser convertida en un capital activo.El profesional de la información a cargo de esta tarea que parece ser titánica tiene un grandesafío si observamos la verdadera explosión de información y el gran acervo que seproduce y se sube a la red día a día, Youtube es un claro ejemplo de ello, las cifras que semanejan a diario son incalculables y con cada nueva aplicación, programa o recurso que vaapareciendo en la web este número crece y crece.El nuevo profesional de la información para los nuevos usuariosYa hemos entrado de lleno a este nuevo siglo, razón por la cual debemos movernos dentrodel contexto de la sociedad de la información, de bibliotecas digitales y en consecuencia delos Usuarios 2.0, los que según Ortega (2007) tienen las siguientes características:“Hablamos de sujetos con una cultura tecnológica avanzada, que han adquirido unarepresentación mental de los conceptos relacionados con las nuevas herramientas quesupera el modelo mental intuitivo y que muestran una forma diferente de organizar yutilizar el cocimiento. Podemos también hablar de un usuario que aporta, difunde, compartey colabora. Sus sitios personales y profesionales en la red se organizan como puntos oespacios de sociabilidad, capaces de facilitar la creación y la gestión de múltiples redespersonales y sociales”.Este perfil de usuario de la web y por ende de nuestros sistemas de información virtuales,ha obligado al profesional de la información a enfrentarlos con su mismo comportamientoal interior de ella. Así, el desempeño del actual profesional de la información debe ir unidoal uso de todo recurso tecnológico que permita comunicarse y ofrecer servicios yproductos como una real necesidad para ellos, haciendo la diferencia con lo que ellos enforma autónoma puedan encontrar en la web.Según Faba y Nuño (2004). “La Gestión de las bibliotecas virtuales también pasa por idearsistemas para “retener” a sus usuarios. El objetivo consiste en personalizar los servicios“virtuales” que se le suministran al usuario. Los medios para conseguir este objetivo pasanpor el registro en línea del usuario, la renovación en línea de sus préstamos, etc., de talforma que sea posible comprobar, por ejemplo: • Los libros que más requiere, las bases dedatos que más utiliza, etc”.
  • 4. Muchas veces los internautas realizan búsquedas en Internet y se limitan a recursos muysuperficiales. Pues este entonces, puede ser un gran desafío que los profesionales de lainformación deberán hacer suyo, creando herramientas para que sus usuarios desarrollenhabilidades informacionales que les permita encontrar lo que buscan con un buen nivel,formando en ellos el criterio para saber distinguir de entre la gran cantidad de informaciónque actualmente se ofrece en la red, lo mejor y más adecuado a sus necesidades.Por otro lado y a pesar de que muchos usuarios saben manejar con gran experticiaaplicaciones como los chat, blogs, redes sociales, etc., al momento de requerir deinformación como artículos, paper, ensayos, publicaciones periódicas, e-books, etc. noprofundizan en herramientas como lo son bases de datos, repositorios, y otras másespecializadas y asociadas al desempeño bibliotecario, prescindiendo de la ayuda de esteprofesional o de la consulta a las bibliotecas virtuales, ignorando que no necesariamentecon una simple búsqueda en Google encontrarán lo que buscan con la precisión, eficiencia,garantía y respaldo de calidad en la obtención de la información, como podría ofrecérselosun profesional de la información.El plus está dado por un profesional manejo de la información el que se orienta por unlado a una óptima gestión de ella y por otro a una necesaria asistencia y enseñanza del usode las tecnologías web 2.0. En las siguientes líneas Silvera (2005) resume ésta idea de lasiguiente forma: “Alfabetizar a las personas en la tecnologías de la información ycomunicación, así como en el manejo intelectual y crítico de la información obtenidagracias a dichas tecnologías, constituye una necesidad fundamental”.En suma, es muy importante conocer el perfil de nuestros usuarios ya que nos permitirátomar decisiones más apropiadas en torno al rol que en la actualidad un profesional de lainformación debe cumplir para lograr sus objetivos en el desarrollo de su labor.
  • 5. ConclusiónLos actuales profesionales de la información deben desarrollar un perfil acorde con laactual sociedad de la información, por ende es importante lo que en materia de formacióndeben ofrecer las Escuelas de Bibliotecología, para que sus alumnos y futurosprofesionales puedan responder a las necesidades de información y aún más que eso a lanueva forma de acceder a ella.Esta sociedad, es en sí una nueva forma de organización, donde cada persona tiene un rolque desempeñar, todos en alguna medida estamos sujetos al uso de las nuevas tecnologías,ya sea uno un estudiante, un trabajador técnico, un profesional, una dueña de casa, todosrealizamos incluso muchas veces en forma inconsciente, acciones como las de utilizar,intercambiar y generar información. Es la actual dinámica de la Web.En consecuencia, un profesional de la información, tiene aún más que cualquier otroprofesional un gran desafío, el que debemos asumir con mucha responsabilidad. Estoimplica estar informado y actualizado con los recursos de información electrónicos, con lasnuevas formas en que la información es presentada, los conceptos como registro deusuario/contraseña, descarga, repositorios, catálogos, ebooks, bases de datos, son los querepresentan la nueva trayectoria del quehacer bibliotecario actual, por medio de ellos sellegará a la información y a los productos que se requieren, es la tecnología que llegó parainstalarse y no hay vuelta atrás.
  • 6. BibliografíaFABA, C. y Nuño, M.V. (2004). La nueva gestión en las bibliotecas virtuales. Boletín de la Asociación Andaluza de Bibliotecarios, (74). Pp. 19-28. Disponible en: http://www.aab.es/pdfs/baab74/74a2.pdf [Consultado: 10 de mayo del 2012].ORTEGA Santamaría, Sergio; (2007). Evolución del perfil del usuario: Usuarios 2.0. En: No Solo Usabilidad, nº 6, 2007. <nosolousabilidad.com>. ISSN 1886-8592. http://www.nosolousabilidad.com/articulos/usuario20.htm. [Consultado: 13 de mayo de 2012].PRENSKY, Marc. (2010). Nativos e Inmigrantes Digitales. Adaptación al castellano del texto original “Digital Natives, Digital Immigrants”. [Madrid]: Institución Educativa SEK. http://www.marcprensky.com/writing/Prensky- nativos%20e%20inmigrantes%20digitales%20(sek).pdf [Consultado: 9 de mayo de 2012]RODRIGUEZ Salas, Karla. (2008). El Profesional en bibliotecología y documentación: habilidades y competencias. En: Hacia el establecimiento del perfil del bibliotecólogo a nivel Iberoamérica. México: Centro Universitario de Investigaciones Bibliotecológicas. http://cuib.unam.mx/publicaciones/8/perfil_bibliotecologo_iberoamerica_KARLA_RODRIG UEZ_SALAS.html. Consultado 15 de mayo de 2012.SILVERA Iturrioz, C. (2005).Los Bibliotecarios en la Sociedad de la Información. Acimed.2005:13 (3) Ciudad de La Habana, Mayo-Junio. http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1024-94352005000300007. [Consultado: 15 de mayo de 2012].