UN AMOR INCONDICIONALUn ejemplo de mujer, sencillez, amor y bondad es Maín, quién, con todo su ser desdepequeña se entregó...
desarrollando un gran papel entre todas y siendo siempre fuerte ante las dificultades, pero,un día ofreció su vida a Dios ...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Santa María Mazzarello - Biografía

1,418

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
1,418
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
6
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Santa María Mazzarello - Biografía

  1. 1. UN AMOR INCONDICIONALUn ejemplo de mujer, sencillez, amor y bondad es Maín, quién, con todo su ser desdepequeña se entregó a Dios y a los demás.María Dominga Mazzarello, conocida como Maín por su familia, nació el 9 de mayo de1837 en Mornese, Italia. Junto a Don Bosco fundó el Instituto de la Hijas de MaríaAuxiliadora, también conocidas como “Salesianas”, quehoy en día son más de 16,000 jóvenes en 75 países.Sus padres fueron José Mazzarello y María Calcañoquiénes con sus siete hijos, siendo la mayor Maín, vivieronen un ambiente pueblerino de mucho trabajo.A sus doce años ella y su familia se trasladaron a la casa dela Valponasca, un lugar cercano al pueblo, que tuvo gransignificado en su vida espiritual. Siempre ayudó a sumadre en las tareas del hogar y a su padre en las laboresdel campo. Al tener edad, empezó a ir a la catequesis y alos dieciséis años se inscribió en la Pía, “Unión de lasHijas de la Inmaculada”.Cuando tuvo 15 años, en su ciudad natal hubo una terribleepidemia de tifo negro y ella decidió dedicarse a atender alos enfermos, pero, poco después, ella también fuecontagiada y se enfermó gravemente.Después de la enfermedad, Maín quedó totalmente débil y sin fuerzas para dedicarse a laslabores del campo, entonces con su hermana y su mejor amiga decidieron abrir un taller decostura para las niñas pobres del pueblo.San Juan Bosco y María Mazzarello tuvieron un gran parecido en el método quedesarrollaron para salvar almas y en la clase de personas a las que educaron, aunque no seconocían. Él con hombres y ella con mujeres.Fue el Padre Pestarino, sacerdote de la parroquia delpueblo, quién se encargó de que Santa María Mazzarello ySan Juan Bosco se conocieran. Cuando Don Bosco laconoció junto al grupo de muchachas que trabajaban conlas niñas pobres, supo que ellas eran las indicadas para serreligiosas y para fundar la Comunidad de Las Hijas deMaría Auxiliadora.Dominga Mazzarello fue elegida para ser superiora delinstituto, pero ella se hacía llamar Vicaria porque decía quela verdadera superiora es la Virgen. Apenas sabía escribir yleer, entonces, siendo superiora, se dedicó a hacer cuartogrado entre las niñas pequeñitas teniendo ella ya 34 años.Ya había tenido diez años dentro de la Comunidad,
  2. 2. desarrollando un gran papel entre todas y siendo siempre fuerte ante las dificultades, pero,un día ofreció su vida a Dios por la vida de una muchacha que estaba a punto de perder sufe, y fue así, poco después se enfermó de pleuresía. Cuando llegó Don Bosco a visitarla,María le preguntó si se curaría y él le respondió: «Le voy a contar una parábola. Un díallegó la muerte a una casa de religiosas y le dijo a la portera: “¡Venga conmigo a laeternidad!”. Pero la portera le respondió: “Tengo mucho oficio en la portería y no me puedoalejar de aquí”. Entonces pasó la muerte a la cocina y le dijo a la hermana cocinera:“¡Venga conmigo a la eternidad!”. Pero la hermana cocinera le dijo: “Tengo tanto quecocinar. ¡No puedo acompañarla!”. Y la muerte fue donde la Superiora y le dijo: “Ud. tieneque dar a las demás ejemplo de obediencia. ¡Venga conmigo a la eternidad!”. Y lasuperiora, para dar ejemplo, se fue a la eternidad con la muerte».En ese momento entendió que debía partir, y fue a sus 44 años, el 14 de mayo de 1881,después de cantar el himno a la Virgen Santísima, que falleció en santidad.Santa María Dominga Mazzarello debe ser un ejemplo de vida a seguir de cada una denosotras. Debemos ser mujeres de bien, seguir el camino de la santidad ayudando a losdemás y siendo capaces de amar y predicar la palabra de Dios. No es necesario que seamosreligiosas para ser santas, desde el lugar en el que estamos y siendo buenas personas,podemos llegar a hacer grandes obras.Unidad Educativa Salesiana “María Auxiliadora”Cisne Aguirre Saula2° de Bachillerato

×