Your SlideShare is downloading. ×
P Crespo  Sistema De La VisióN De Las Abejas
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

P Crespo Sistema De La VisióN De Las Abejas

2,223

Published on

Published in: Health & Medicine
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
2,223
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Sistema de la Visión de las Abejas Patricio Crespo Med. Vet. INTA - Cambio Rural - EAR Chivilcoy Introducción El aparato o sistema sensitivo o de los sentidos conecta a los animales con el medio como parte de su adaptación para poder desarrollarse naturalmente, tal como está su comportamiento codificado en su mapa genético (1).La base anatómica de este sistema es un tipo muy especializado, de célula, diseñada para cumplir una determinada función. El acumulo ordenado de estas células conforma estructuras que según su complejidad se denominarán, órganos y sistemas a su vez constituidos por más o menos grupos celulares. Las abejas como insectos altamente especializados (solo se alimentan de soluciones azucaradas y polen) poseen un alto desarrollo del sistema sensitivo. Los seres humanos por error o por simple hábito incluso en el ámbito científico muchas veces humanizan a las especies en estudio. Esto fué muy común en épocas de nacimiento y auge de la ciencia moderna, los descubrimientos, estudios y clasificación de las especies. Ese afán de descubrir “antes que otro” (muchas veces) llevó a concluir ideas erróneas, solo por adjudicarle a las especies animales características propias del ser humano.(2).Aún hoy expresamos que las abejas tienen miedo, o nos atacan o sienten hambre etc., etc. Y esto no es así. Me gustó la frase del Dr. Juan José Neiff “ Si no existiera el ser humano no existirían las inundaciones…” y no solo porque el hombre en muchos casos es quién “organiza ” el medio ambiente para que estas ocurran; sino porque para los animales no existe la inundación…………. Las especies animales tienen la gran capacidad de percibir cambios medioambientales que les permiten preservarse, sin que esto sea una actividad conciente. Esta sensibilidad está desarrollada a partir de células de distinta complejidad que cumplen diferentes funciones. Los tiburones por medio de su órgano lateral (grupo de células ubicadas a lo largo de su cuerpo) perciben movimientos y “el olor de la sangre” a kms de distancia de modo inconsciente y a partir de allí este reacciona. En Apis mellifera la capacidad sensorial esta coordinada con la capacidad motora de respuesta. Para quienes se desarrollan en estrecho contacto con el medio ambiente, los órganos sensitivos externos, los de cubierta son quizás los más importantes y los pelos son las estructuras de comunicación entre el medio ambiente y el cerebro que percibe y analiza el estímulo antes de convertirlo en respuesta. La primer barrera de defensa del ser humano es la piel…Esta barrera se ido deteriorando con el transcurso de la evolución y es menos efectiva en aquellas personas “urbanas” que en las “rurales” o en las que viven en plena intimidad con el medio ambiente incivilizado. El primitivo ser humano estaba cubierto de pelos, que le servían de protección y que fue perdiendo a medida que aprendió a cubrirse con métodos más efectivos. La reacción al tacto o presión externa es probablemente el sentido más antiguo de todos; algunos insectos responden a los sonidos por la vibración de sus pelos y aún no se conoce la existencia de un órgano de la audición en las abejas. Así mismo y para deshumanizar a las abejas sabemos que sus antenas son asiento de los órganos del olfato u órgano del olfato a través de células que forman los órganos placa y los poros olfatorios.(3)
  • 2. Es altamente probable que las abejas “no sientan el olor a humo” tal como nos sucede a nosotros y como imaginamos que les sucede a ellas…. De los órganos de los sentidos de los insectos los más conocidos son los de la visión. Cabezas y ojos de Obrera, Reina y Zángano Y al revés que en especies superiores estos son los que le dan la importancia al cerebro, yá que este recibe las terminales nerviosas de los ojos y antenas órganos que conectan a las abejas con el medio ambiente. La casi totalidad de las acciones de las abejas se desarrollan partir de los impulsos o la información recibida del medio ambiente desde los ojos y antenas. Otras tareas como por ejemplo aguijonear en las abejas pueden ejecutarse sin cabeza; también volar o caminar. Ojo Compuesto de la abeja
  • 3. Anatomía Los ojos de las abejas son esencialmente iguales al resto de otras especies de insectos y de animales en general. Sección transversal de la cabeza de un zángano Imagen Apicultura Los Lirios Están compuestos por lentes por medio de los cuales se capta la luz una retina, órgano nervioso complejo compuesto por células especializadas en transmitir la información captada hacia el cerebro a través de un nervio óptico. Las abejas posen dos ojos compuestos ubicados en posición lateral al eje medio de la cabeza, son de gran tamaño ocupando la mayor superficie de la cabeza y están compuestos por miles de pequeñas estructuras visuales (omátides) cada una con una lente y un nervio individual. Los ojos son convexos y su superficie está compuesta por las lentes de cada Omatideo. Aproximadamente en una superficie de 2 -6 mm2 se encuentran 6900 omatideos. Todas estas estructuras perciben y crean una imagen y luego estas confluyen para formar una sola imagen parcelada que define la imagen final. Cada omatideo posee forma de cono alargado que se ubican de forma perpendicular al radio del ojo de modo que conforman un apequeña área de toda su superficie con la lente hacia el exterior y el cono aguzado hacia el interior del ojo. Las células sensoriales pigmentadas retinianas conforman a la retina rodeando cada haz nervioso que se desprende desde el cono cristalino hacia el interior del ojo. Estas células están en contacto y forman el rabdoma.
  • 4. Estructura del Omatideo -Imagen Apicultura Los Lirios Los ojos simples u Ocelos, son tres y se ubican en la parte superior central de la cabeza, entre los ojos compuestos. Poseen una lente para toda la retina y son incapaces de formar imágenes. Estas estructuras altamente especializadas captan las diferentes intensidades de luz. Las abejas pueden distinguir colores, formas y movimiento y al igual que el ser humano tienen memoria escenográfica, pueden retener imágenes integradas por varios objetos o características de un ambiente determinado. La lente percibe el estímulo del medio ambiente, que atraviesa el cono cristalino y a través del rabdoma y fibras nerviosas del nervio óptico llevan esa imagen captada hasta el cerebro en donde se procesa esa imagen y se “ordena” la respuesta. Los omatideos no pueden percibir imágenes como las de los animales superiores pero sí pueden por medio de estas estructuras identificar colores diferentes, con un mecanismo similar al de los seres humanos. Perciben a demás la gama ultravioleta como un color más. Las abejas no pueden ver el color rojo y sus variables entre 900 y 650 nanómetros (medida de la longitud de onda 1 micrón = 10 nm), pero si el ultravioleta invisible para el ser humano. Las flores y estructuras de color que reflejan el ultravioleta son fácilmente detectables por las abejas y son una importante fuente de referencia. Las abejas distinguen, forma, color, ubicación, movimiento y alteración del ambiente con el aparato de la visión; ya que tienen memoria. Y cada una de las estructuras identificadas al pecorear se logra a través del aprendizaje. Experimentos recientes así lo demuestran y es quizás este un hallazgo más trascendente que el del potencial de visión en sí mismo. Rango de visión comparado Abeja-Hombre –Imagen Apicultura Los Lirios.
  • 5. Espectro de visión de las abejas El atractivo Ultravioleta (6) Aprendizaje Fue Karl Von Frisch quién estudió y descubrió el mecanismo de aprendizaje, comunicación y visión de las abejas. Sus trabajos comenzaron utilizando los estudios de Iván Pavlov y terminaron con el Premio Nobel de Medicina en 1973. Las abejas pueden distinguir un color con una precisión máxima del 95 % de aciertos (4).Desde que se descubrió que las abejas perciben la luz ultravioleta y que las flores reflejan ese rango de color, los científicos trataron de descubrir si fue esta capacidad de utilizar a la luz ultravioleta un fenómeno de adaptación del polinizador hacia el vegetal, pero al menos con apis mellífera se determinó que esa característica estaba determinada en su estructura genética es decir los antepasados de las abejas meliferas actuales ya la poseían. Otra característica de apis mellifera es la capacidad de aprendizaje, yá que nuestras abejas deben aprender a ubicar las flores, recordar sus características morfológicas y su ubicación. “Si una pecoreadora visita una flor más de tres veces, recordará para próximas visitas, olor, color, forma y localización, de manera definitiva durante el resto de su vida, excepto si se encuentra una nueva flor interesante en el mismo período del día. Si visita la flor solo una vez, la memorización de esta se perderá definitivamente en un plazo de 8 días y ya no sabrá elegir correctamente entre la flor visitada días antes y otra flor alternativa.(5)
  • 6. En estas dos imágenes de Potentillia Anserina L. vemos el aspecto que presentan para una abeja, arriba con la luz natural como nosotros podemos verlas y abajo la percepción de los rayos U.V. invisibles a nuestros ojos. Las abejas perciben estos colores y así ubican su fuente de polen y/o néctar, luego “recuerdan” su forma y ubicación y valiéndose de la posición del sol y a través de “bailes” específicos indican al resto de la colonia su posición; pero las abejas contres o más visitas pueden recordar y ubicar nuevamente ese sitio, gracias a su memoria escenográfica, habilidad que comparte solo con el ser humano. Este comportamiento frente a las flores o fuentes nectaríferas es resultado de un proceso de aprendizaje que a sido estudiado (y sigue en estudio) por medio de experimentos complejos. Bibliografía 1-Curso de Apicultura - UNLuCh - Anatomía P. Crespo 2-Curso de Apicultura - UNLuCh - Biología comportamiento P. Crespo 3-R. E. Snodgrass -Cap. IV- Anatomía de la abeja melífera-La Colmena y la Abeja Melifera - Dadant
  • 7. 4-Josep Pique Vilar-Lo mejor de Vida Apicola II 5-Josep Pique Vilar –Aprendizaje y reconocimiento de las flores-Lo mejor de Vida Apícola II 6-El atractivo ultravioleta J. P. Carrasco*, F. J. Romo* y L Galán*** I.E.S “Castillo de Luna”. Alburquerque (Badajoz)** Junta de Extremadura. Mérida (Badajoz). 7-Memoria y aprendizaje de las abejas- MARISOL AMAYA MÁRQUEZ1, Ph. D.- Acta biol. Colomb., Vol. 14 N.º 2, 2009 125 – 136

×