Your SlideShare is downloading. ×
Resumen de Ponencia.
Resumen de Ponencia.
Resumen de Ponencia.
Resumen de Ponencia.
Resumen de Ponencia.
Resumen de Ponencia.
Resumen de Ponencia.
Resumen de Ponencia.
Resumen de Ponencia.
Resumen de Ponencia.
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Resumen de Ponencia.

86

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
86
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. 1 “La geografía y su contribución en la gestión integral del riesgo por inundación” Catalina Elvira Espinosa Vega1 , Lourdes Castillo Villanueva2 , David Velásquez Torres3 ÁREA TEMÁTICA: GEOGRAFÍA PALABRAS CLAVES: Desarrollo Sostenible; Gestión Integral del Riesgo; Indicadores; Inundación; Participación Comunitaria; Resiliencia; Vulnerabilidad. RESUMEN Se presenta un análisis de la gestión integral de los riesgos de desastres, desde una perspectiva geográfica dentro de los aspectos conceptuales y epistemológicos de los estudios geográficos, el cual fundamenta la ejecución de una investigación, que busca resaltar la importancia de la evaluación de la participación comunitaria a través de la generación de indicadores de gestión de riesgo de desastre por inundación, en todas sus fases y que genere el diseño de un modelo de participación activa de todos los involucrados, que aumente la resiliencia y disminuya la vulnerabilidad de la población. Se realiza una revisión y análisis de los elementos teóricos conceptuales de la gestión de riesgo de desastre, caracterizando el espacio geográfico estudiado a través del paradigma de la Geografía de los Riesgos y en la que se resalta la participación comunitaria, dentro de la gestión local del riesgo para las inundaciones, específicamente el caso de estudio de la subcuenca del río Caldera localizada en el Distrito de Boquete, Provincia de Chiriquí, República de Panamá. Se contempla el diseño, desarrollo y análisis de indicadores de gestión de riesgo, que considere aspectos políticos, normativos, de planificación, financieros; entre otros. _____________________________________ 1 Becaria del Gobierno de México. Secretaría de Relaciones Exteriores. Doctorado en Geografía. Universidad de Quintana Roo. Chetumal, Quintana Roo, México. Docente investigadora de la Universidad Autónoma de Chiriquí- Panamá. esvecaellabsig@gmail.com 2 Profesora-Investigadora de la Universidad de Quintana Roo. Cuerpo Académico Consolidado de Geografía y Geomática. Correo electrónico: loucasti@uqroo.mx 3 Profesor-Investigador de la Universidad de Quintana Roo. Cuerpo Académico Consolidado de Geografía y Geomática. Correo electrónico: davvelaz@uqroo.mx Saludos
  • 2. 2 ABSTRACT This work is an approach to the integrated management of disaster risks, from a geographical perspective within the conceptual and epistemological aspects of geographical studies, which based the implementation of a research, that seeks to highlight the importance of evaluation of community participation through the generation of indicators of disaster risk management for flood, in all its phases and that involves the design of a model of active participation of all stakeholders, to increase resilience and reduce the vulnerability of the population. For achievement of this purpose we carry out a review and analysis of the conceptual theoretical elements of disaster risk management, characterizing the geographic space studied through the paradigm of the geography of risk and which highlights the community participation in the local management of the risk, specifically for the floods. This leads to a design, development and analysis of indicators of risk management, provides political, normative, of planning, financial aspects; among others. INTRODUCCIÓN “Las definiciones clásicas de Geografía se refieren a ella como una disciplina que trata de la tierra como morada de la humanidad, del medio físico y de las interacciones entre éste y la sociedad, de la organización espacial que todo ello comporta” (Sala y Batalla, 1999: 13). Bajo este contexto humanístico de la Geografía tiene su aparición la Geografía de los Riesgos, la cual considera el riesgo natural según Burton y Kates (1964: 413), como “aquellos elementos del medio físico y biológico nocivos para el hombre y causado por las fuerzas ajenas a él”. Tal y como expresa Olcina (2009), “los trabajos de los norteamericanos White, Burton y Kates fueron los primeros que manejan el concepto de “riesgo” en sentido moderno y otorgan un enfoque global (importancia del factor humano en la consideración del grado del riesgo) al tratamiento de los eventos excepcionales de la naturaleza (geofísicos y atmosféricos)” y dado a esos repetidos eventos excepcionales, “muchos geógrafos se preocupan por analizar las relaciones generales entre las poblaciones humanas y el medio” (Calvo García-Tornel, 1984). Haris (1999) expresa que “la geografía constituye sin lugar a dudas una faceta intrínseca al estudio de los riesgos, y su perspectiva es central para todos los aspectos de este campo” (p.17),
  • 3. 3 resalta su importancia al “destacar también que las herramientas de la Geografía se han convertido en indispensables para el análisis y evaluación de los riesgos. La necesidad de visualizar la distribución espacial de los riesgos, identificando distintos niveles del mismo, a través de oportunas zonificaciones, ha hecho de los mapas uno de los productos ineludibles en el proceso de la evaluación de riesgos” (p.16). En correspondencia con estas definiciones, el geógrafo contribuye a buscar medios de “adaptación o ajustes” que sean incluidas dentro de la gestión de riesgo, contribuyendo al análisis y mitigación de episodios escenificados dentro del espacio. La Geografía de los Riesgos como tal, busca un acercamiento entre el hombre y su medio. Sus diversos estudios se han basado en el análisis de los elementos físicos por un lado (clima, suelo, vegetación) y por otro lado, aunque un poco más reciente, en el estudio de las condiciones sociales que imperan en un espacio. Esas condiciones sociales desde una evolución histórica y de adaptación a las condiciones sociopolíticas y económicas que determinan en cierta forma la distribución espacial de los asentamientos humanos y que muchas veces por las desigualdades sociales existentes y la mala distribución de las riquezas, van desencadenando un sinnúmero de situaciones adversas, como los desastres. Pero no siempre la marginalidad social conlleva a los emplazamientos inadecuados, sino el crecimiento de la mancha urbana en muchas de las ciudades, al igual que la avaricia por la ejecución de actividades que generen ingresos económicos a gran escala, han sido motivo de que los fenómenos naturales extremos conlleven a grandes desastres para la humanidad. En este sentido la Geografía de los Riesgos debe conllevar a que la población haga un análisis crítico de su entorno desde la perspectiva del conocimiento de la amenaza, hasta pasar por el análisis de la vulnerabilidad y con una mayor profundidad, hasta concretar en su participación activa en la búsqueda de mejores condiciones que aumenta su resiliencia ante los extremos climáticos que se presentan en la actualidad. FENÓMENOS NATURALES EXTREMOS En las últimas décadas del siglo XX y la primera del siglo XXI, se han presentado alrededor del mundo fenómenos naturales que han causado pérdidas de vidas humanas, daños materiales y económicos. Dentro de esos episodios extremos, están las inundaciones que constituyen uno de los fenómenos naturales que más han ocasionado pérdida de vida y materiales a nivel mundial; este hecho es citado por Calvo García Tornel (1984), quien plantea que el riesgo natural más extendido mundialmente y más frecuentemente experimentado son, sin duda, las
  • 4. 4 inundaciones. Al mismo tiempo originan mayores pérdidas de vidas y bienes que cualquier otro tipo de fenómeno natural. Las inundaciones como fenómeno natural de trascendental importancia en la actualidad, considerada por Bethemont (1980), en su obra Geografía de la utilización de las aguas continentales “como un tema geográfico por excelencia en la interface hombre- naturaleza, medio físico-medio cultural”, un tema además de notable repercusión social dentro del desarrollo sostenible considerado por Cardona (2004), “como un proceso de transformaciones naturales, económicos, sociales, culturales e institucionales, que tienen por objeto asegurar el mejoramiento de las condiciones de vida del ser humano, la producción de bienes y prestación de servicios, sin deteriorar el ambiente natural ni comprometer las bases de un desarrollo similar para las futuras generaciones”. Como consecuencia de los repetidos fenómenos naturales extremos en diversos espacios geográficos a nivel mundial tales como: huracán Mitch (Centroamérica, 1998); tsunami (Indonesia, 2004); huracán Katrina (Estados Unidos, 2005); huracán Agatha (Centroamérica, 2010); terremoto (Haití y Chile, 2010); terremoto y tsunami (Japón, 2011); entre otros, se han intensificado las estrategias y planes de acción que resaltan la mitigación de los riesgos naturales y al aumento de la resiliencia de las poblaciones amenazadas, con base a estudios geográficos. GEOGRAFÍA, GESTIÓN DE RIESGO DE DESASTRES Y PARTICPACIÓN COMUNITARIA En correspondencia a lo antes señalado, desde esa perspectiva geográfica y dado a la intensidad de los fenómenos naturales, el presente estudio propone el análisis de la amenaza por inundación desde la perspectiva social dentro de la gestión integral del riesgo, resaltando la participación comunitaria como una estrategia de gestión local del riesgo (Figura 1), que contribuya a mitigar en gran medida los efectos adversos de las inundaciones, en donde los factores sociales como el establecimiento de viviendas e infraestructura para el desarrollo turístico en zonas inundables, han aumentado la vulnerabilidad a sufrir daños por las inundaciones que se presentan. En este sentido social, Lavell (2004) expresa que “el riesgo, como categoría social, siempre tiene una dimensión temporal y territorial. El riesgo siempre se concreta de la forma más palpable a nivel local... como tal, el nivel local y comunitario se convierte en un ámbito importante para una consideración de los procesos de gestación y gestión del mismo” (p.51). Según Cortez, Salazar y Mariscal (2005) “la gestión del riesgo es la manera en que se incrementa la capacidad de la
  • 5. 5 comunidad para transformar las condiciones peligrosas y para reducir la vulnerabilidad antes que ocurra un desastre”. (p. 22) En países latinoamericanos se han escenificado inundaciones con graves afectaciones sociales, económicas e inclusive políticas, tales como las de Honduras y Nicaragua en 1998, por el huracán Mitch; en Colombia, Ecuador, Venezuela, Perú, Bolivia, Brasil, Guatemala entre otros, que han permitido la aplicación de programas de participación comunitaria, como parte de las estrategias no estructurales para la gestión de riesgo por inundación. Otras de las estrategias desarrolladas, dentro de las cuáles se han contemplado la participación comunitaria dentro de sus ejes, están las conclusiones y planes de acción de la Conferencia Mundial sobre la Reducción de Desastres (Kobe-Hyogo, 2005) que ha establecido actividades como: “Promover la participación de la comunidad en las actividades de reducción de los riesgos de desastre mediante la adopción de políticas específicas...” (p.7). También se ha establecido el Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), que aprueba en el 2010 la “Política Centroamericana de Gestión Integral de Riesgo de Desastres” y en la cual se contempla en el punto B, la participación de todos los sectores de la sociedad. (p.20) En correspondencia a los párrafos anteriores, la República de Panamá adopta a finales del 2010, “la Política Nacional de Gestión Integral de Riesgo de Desastres (PNGIRD), dentro de la cual se establece en su punto B, la participación, sociedad civil y sector privado. El sistema debe ser participativo en varios sentidos (Decreto Ejecutivo N° 1101, 2010). En este contexto se menciona que, aunque los fenómenos naturales extraordinarios no son demasiados frecuentes en la República de Panamá, éste es considerado un país de riesgo por inundaciones, especialmente en la ciudad capital, las provincias de Bocas del Toro, Chiriquí, Darién y Colón. Existen en este país, según la Autoridad Nacional del Ambiente, cincuenta y una cuencas hidrográficas, las cuales aunadas a los prolongados períodos de intensas lluvias, han provocado en la historia del país inundaciones con graves pérdidas económicas, muertes y heridos. En la actualidad, la presencia de fenómenos atmosféricos adversos asociados al calentamiento global y al consecuente cambio climático es más recurrente, dando como resultado un marcado incremento de las inundaciones en el país. El área de estudio se ubica dentro de una de estas provincias; la de Chiriquí específicamente en el distrito de Boquete (Figura 2). El distrito de Boquete constituye un área de suma importancia a nivel nacional e internacional, dado a las actividades económicas que superan los 30 millones de dólares anualmente según el Municipio de Boquete, en donde las actividades sobresalientes son el
  • 6. 6 turismo ecológico, la producción agrícola, especialmente el café de exportación con altos parámetros de calidad; entre otras. (Figura 3) Dada la importancia del área de estudio y la asociación de desastres con las actividades del hombre y las malas prácticas de cultivo, aumentando la escorrentía de la subcuenca y la existencia de infraestructura en lugares inadecuados, se hace preciso diseñar estrategias de gestión integral de riesgo por inundación del río Caldera, que permita la participación comunitaria con el apoyo de las autoridades municipales y otros organismos de seguridad, que reduzcan la exposición al riesgo por inundación de la población, ante la ocurrencia de avenidas repentinas, previniendo futuros riesgos asociados o deterioro permanente e irreversible y que permita una mejor calidad de vida desde el proceso de desarrollo local, aumentando la resiliencia ante la amenaza de inundación y disminuyendo la vulnerabilidad de los elementos bajo exposición. El distrito de Boquete dado a las características geográficas que presenta, con una altitud entre los 1.000 y 2.800 m.s.n.m. y una precipitación anual de 3.455 mm, es propicia para inundaciones rápidas con afectaciones a la población, infraestructura en el área. La red hídrica existente en el distrito, es de gran importancia en el país, conforma la cuenca del río Chiriquí y dentro de ésta, la subcuenca del río Caldera, que tiene un área de drenaje de 143.3 Km2 (Arosemena, 2010: 35); atraviesa los principales centros de población y ha sido escenario de desastres por inundación. Todas las inundaciones que se han suscitado en el distrito de Boquete, guardan una relación directa con el río Caldera y sus principales afluentes: río Palo Alto, río Palomo, quebrada la Zumbona y quebrada Agustín. Se tienen registros de desbordamientos del río Caldera en 1906 causando estragos a los caseríos que recién se formaban; 1969, 1970 (una de las más devastadoras inundaciones), 1971, 1994, 2005 (Sánchez, 2008); el 22 de noviembre de 2008 (Figura 4), donde algunas viviendas fueron destruidas por las fuertes corrientes, ocasionando damnificados y cinco millones de dólares en pérdidas económicas aproximadamente y la más reciente el 22 de agosto de 2010 en uno de sus afluentes principales, el río Palo Alto, con pérdidas estimadas entre seis y siete millones de dólares, según información proporcionada por el Municipio de Boquete (Figura 5). A través de estos datos es perceptible que la amenaza por inundación es cada día más repetitiva y a pesar de que se están haciendo obras de mitigación estructurales no se han desarrollado otras estrategias no estructurales, que incluyan la participación comunitaria como estrategia dentro de las medidas de gestión integral de riesgo local.
  • 7. 7 Muchas de estas viviendas, aunadas a la construcción de proyectos hoteleros, se encuentran en zonas inundables del río Caldera, esta situación ha provocado como se ha mencionado anteriormente, la pérdida de estos bienes y en otros casos, el abandono por la exposición a la amenaza de estudio, aumentando la vulnerabilidad de los elementos expuestos. Se han realizado algunas obras de mitigación estructurales como la limpieza del cauce (siete km del río Caldera) con un costo de setenta y nueve mil dólares por parte del Consejo Nacional de Desarrollo (CONADE) en la primera etapa, en el año 2009 (Lorenzo, 2009) y el proyecto denominado “estudios y diseño, planos, especificaciones para la rectificación, protección de laderas y encauzamiento del río Caldera, Etapa I” por un monto de 11.493.256 balboas , obra pagada con fondos nacionales a través del Ministerio de Obras Públicas en el año 2010 (americaeconomia.com, 2010), pero aún se necesita un estudio que aplique la percepción holística del riesgo y que contemple en su evaluación medidas no estructurales que deben seguir las autoridades locales y organismos de seguridad, ante un evento adverso, con la participación activa de la comunidad. En este contexto, la problemática objeto de nuestro estudio se centrará en el diseño de un modelo de participación comunitaria generado a través del desarrollo de indicadores de gestión de riesgo de desastre en todas sus fases y que contribuya a la ejecución de planes de desarrollo sostenible en el distrito de Boquete, en la que se tome en cuenta el aumento de la resiliencia y la disminución de la vulnerabilidad frente a la amenaza por inundación del río Caldera, con la participación de los principales actores dentro del área de estudio y que puedan ser aplicadas dentro de los planes de gestión integral de riesgo; de esta forma el diseño y modelo de gestión de riesgo desde la perspectiva geográfica como disciplina científica, contribuye al análisis de las diversas problemática que se suceden en el espacio y para efecto de este trabajo, en un lugar y tiempo determinado. Con respecto a la participación comunitaria, Kobler, Jülich y Bloemertz (2004: 31) expresan que es obvio que el análisis de riesgo tiene que realizarse con la participación de la población en riesgo y en cooperación con las instituciones competentes y con los niveles políticos correspondientes; a su vez Olcina (2009) expresa que “… el riesgo aúna los tres componentes esenciales del funcionamiento de las sociedades sobre la Tierra: el ser humano, la Naturaleza y el espacio geográfico donde se producen las relaciones entre ambos”. (p.10) Dada la problemática existente se ha planteado la siguiente interrogante: ¿constituye la participación comunitaria, un modelo que contribuirá a la gestión integral del riesgo por inundación del río Caldera, en el distrito de Boquete?
  • 8. 8 Las investigaciones desarrolladas en el área, por organismos gubernamentales y no gubernamentales, así como por las instituciones de enseñanza superior, están dirigidas al estudio de la amenaza por inundación y al manejo de cuenca; entre estas mencionamos: el río Caldera y las inundaciones del 9 de abril de 1970 en el Oeste de Chiriquí (Herrera I., 1970); Evaluación y recomendaciones administrativas para el manejo de la Cuenca del Río Caldera (Morales F. 1984); Determinación de prioridades y formulación de manejo para la conservación de suelos y agua en la Cuenca del Río Caldera, Boquete, Panamá (Aguilar N. 1988); Caracterización hidrológica en el área de Boquete, cuenca alta del río Caldera (Quiel I., 2006); Gestión del recurso hídrico en la cuenca alta del río Caldera, Panamá (Arosemena, 2010), entre otras. Cabe destacar, que a nivel internacional existen manuales en la que se abordan la participación comunitaria en la gestión de riesgo, entre los cuales destacan: ¿Cómo Hacer un Plan Comunal de Prevención y Mitigación de Desastres? Unidad Didáctica para Líderes Comunales, Costa Rica 1998; gestión comunitaria de riesgos impulsado por el Foro Ciudades para la Vida, Perú 2002; Guía Comunitaria para la gestión de riesgo por inundaciones, Cuba 2003; Gestión Local de Riesgo. Experiencia en América Central, 2003; Metodología de Abordaje de la Gestión Participativa del Riesgo, Honduras 2008; el proyecto piloto participativo en gestión local del riesgo de desastres en el distrito de Calca Perú, impulsado por el Comité Andino para la Prevención y Atención de Desastres-CAPRADE 2009; entre otros. Los mismos abordan los aspectos conceptuales del riesgo, hasta la implementación de metodologías que conlleven a una participación comunitaria, dentro de la gestión de riesgo, pero no contemplan el uso de indicadores de gestión que permitan evaluar la participación comunitaria en cada una de las fases del riesgo. Dado a este hecho la presente investigación es relevante, ya que la información generada servirá de modelo para su aplicación a otras cuencas del país, ya que permite la generación de un modelo de desarrollo sostenible con la participación de la comunidad ante los desastres naturales, contextualizada al área que se desea aplicar, contribuyendo de esta forma a la implementación de la Política Nacional de Gestión Integral de Riesgo de Desastres. También permitirá alimentar las bases de datos existentes tanto en el Municipio de Boquete y la Universidad Autónoma de Chiriquí y ser utilizadas en la actualización de los mapas de amenaza y vulnerabilidad. Permitirá un conocimiento y diagnóstico de la comunidad y cómo debe actuar ésta en su rol participativo comunitario para la gestión integral del riesgo, relacionada a la inundación del río Caldera; se constituirá en un modelo de apoyo a las autoridades locales,
  • 9. 9 organismos de seguridad y protección civil, en la toma de decisiones para la prevención, mitigación, respuesta y recuperación ante la amenaza por inundación. Para finalizar se precisa resaltar que este primer acercamiento a los planteamientos teóricos de esta investigación, es de mucha importancia dentro de los estudios geográficos y los aportes que ésta como disciplina científica realiza para una comprensión más realista de las interrelaciones que tienen lugar en el espacio. Referencias bibliográficas  Arosemena, J. (2010). Gestión del recurso hídrico en la cuenca alta del río Caldera, Panamá. Tesis de Maestría, para optar por el título de Magister Scientiae en Manejo y Gestión Integral de Cuencas Hidrográficas. CATIE, Turrialba, Costa rica. Documento en línea, disponible en http://orton.catie.ac.cr/repdoc/A6272e/A6272e.pdf  Benson Ch. y Twigg J. (2007). Herramientas para la integración de la reducción del riesgo de desastres: Notas de orientación para organizaciones de desarrollo Ginebra. Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja y ProVention Consortium.  Bethemont, J. (1980). Geografía de la utilización de las aguas continentales. Oikos-Tau, S.A. 1a Edición.  Bollin, C. (2003). Gestión Local de riesgo. Experiencia de América Central. GTZ, Eschborn  Burton; I and Kates R. (1964). The perception of Natural Hazards in Resource Management. Natural Resources Journal, Vol. III, N°. 3, pp. 412-441  Calvo García Tornel, F. (1984). La Geografía de los Riesgos. Revista Geocrítica. IX (54)  ____ (1997). Algunas cuestiones sobre la Geografía de los Riesgos. Revista Electrónica de Geografía y Ciencias Sociales. 10-15. Documento en línea, disponible en. http://www.ub.edu/geocrit/sn-10.htm  Cardona, O. (2004). Terminología ajustada. Teoría de riesgo y desastre. Curso de Educación superior Gestión Integral de Riesgos y Desastres. Barcelona  Christian Aid (2011). Partnering for resilience: reducing disaster risks through effective partnerships. Londres. pp. 50  Cortez L., Salazar L. y Mariscal J. (2005). Desastres: Planes de Acción Participativos para Prevención Y Respuesta. (Manual Nº 4). Lima - Perú Disponible en: www.iadb.org/sds/env  Estrategia Internacional para la Reducción de Desastres. (EIRD) (2005) Marco de acción de Hyogo para 2005-2015- Aumento de la sesiliencia de las naciones y las comunidades ante los desastres. Conferencia Mundial sobre la Reducción de desastres. Kobe Hyogo; Japón.
  • 10. 10  Keipi K. y otros. (2005). Gestión de riesgos de amenazas naturales en proyectos de desarrollo. Lista de preguntas de verificación. BID. Washington D.C.  Kobler, A., Jülich, S. y Bloemertz, L. (2004). El análisis de riesgo-una base para la gestión de riesgo de desastres naturales. GTZ. Eschborn. Documento en línea. Disponible en: http://www.gtz.de/disaster-reduction  Lavell, A. y otros (2003). La Gestión Local del Riesgo nociones y precisiones en torno al concepto y la práctica. CEPREDENAC. PNUD  _______ (2004). Antecedentes, formación y contribución al desarrollo de los conceptos, estudios y la práctica en el tema de los riesgos y desastres en américa latina: 1980-2004. La Red de Estudios Sociales en Prevención de Desastres en América Latina. Documento en línea, disponible en: http://www.desenredando.org/public/varios/2004/LARED-AFCDCEPTRDAM/LARED- AFCDCEPTRDAM_nov-26-2004.pdf  Oficina de Asuntos Humanitarios de la Comunidad Europea (ECHO), Programa de Preparativos, Mitigación y Prevención de Desastres (DIPECHO) y Movimiento por la paz, el Desarme y la Libertad (MPDL) (2003). Guía comunitaria para la gestión de riesgo por inundaciones. Cuba  Olcina, J. (2009). Prevención de riesgos: cambio climático, sequías e inundaciones. Panel científico-técnico de seguimiento de la política del agua. Universidad de Alicante. Documento en línea. Disponible en http://www.unizar.es/fnca/varios/panel/33.pdf  Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), (2000). Evaluación de la amenaza por inundación. Programa de Acción Regional para Centroamérica (PARCA): Autor.  República de Panamá. Ministerio de Gobierno (2010). Política Nacional de Gestión Integral de Riesgo de Desastres (PNGIRD). Decreto Ejecutivo N° 1101.  Revista semestral de la Red de Estudios Sociales en prevención de desastres en América Latina. Desastre y Sociedad. Enero-julio 1994/Nº 2/ Año 2. Documento en línea disponible en: http://www.desenredando.org  SALA, M y BATALLA, R.J. (1999): Teoría y métodos en Geografía Física. Ed. Síntesis. 303 pp.  Sánchez, M. (2001). Boquete rasgos de su Historia. Panamá: Culturama Internacional.  Sistema de Integración Centroamericana (SICA) (2010). Política Centroamericana de gestión integral de riesgo de desastres. Panamá 29-30 de junio.  The World Bank (2010). Global Facility for Disaster Reduction and Recovery Disaster Risk Management in Latin America and the Caribbean Region: GFDRR. Country Notes Panamá.

×