PROGRAMA ESTRATÉGICO DEINVESTIGACIÓN y POSGRADOMATERIALES PARA LA REFORMA            4
PROGRAMA ESTRATÉGICO DEINVESTIGACIÓN y POSGRADOMATERIALES PARA LA REFORMA            4
MareriaksparalaRe~nnaPrograma Estratégico deInvestigación y PosgradoPrimera edición: 2003Primera reimpresión: 2004Segunda ...
ÍNDICEPresentación                                          .   13Introducción                                          . ...
Estímulos y consolidación de la planta académica                         107       Recursos para el desarrollo de la inves...
Tablasl. Productos de investigación por rubro. 2000-2001        362. Financiamiento a la investigación. Presupuesto   del ...
6. Distribución del presupuesto fiscal para        investigación en equipo y gastos de operación.        1997-2002. . . . ...
17. Becas de posgrado otorgadas por el IPN.    Escenarios de crecimiento: tendencial y nuevo    modelo. 1996-2008. . . . ....
28. Presupuesto federal al IPN. Escenario         tendencial de crecimiento. 1995-2009. . . . . . ..                      ...
~~~.                                                                             {~                        PRESENTACIÓNLa ...
hacia las funciones sustantivas de investigación, vinculación, exten-     sión y difusión, enriqueciendo la relación con e...
INTRODUCCIÓNEl Instituto Politécnico Nacional se ha empefiado en unproceso de Reforma Académica institucional en el que se...
ductos y servicios vinculados con las necesidades del sec-     tor social y productivo de bienes y servicios. Ésta es la  ...
cia y tecnología; 2) incrementar la capacidad científica ytecnológíca del pais; 3) elevar la competitividad de las em-pres...
Lo anterior configura el marco general de referencia     en el que se ubica el Programa Estratégico de Investigación     y...
En el capítulo tercero se despliegan las políticas quehabrán de constituir el sustento del plan de acción requeri-do para ...
CAPÍTULO 1  LA SITUACIÓN ACTUALDE LA INVESTIGACIÓN Y EL  POSGRADO EN EL IPN
Desde su creación, el IPN fue concebido para impulsar la             •generación de conocimiento y la formación de recurso...
tema Nacional de Investigadores (1984), con la inclusión     de 36 investigadores nacionales.          El IPN también ha s...
zona metropolitana de la ciudad de México y en distintasentidades de la república, así como en e185% de las Unida-des Acad...
•••••••·••··••                    1·· ..             SONORA                                   CHIHUAHUA                 o ...
En el ciclo 2001-2002 se cuenta con un total de 1,939académicos que participan en 870 proyectos de investi-gación y 228 pr...
tran cinco Programas: Infraestructura Básica para el Desa-     rrollo; Educación; Cómputo, Informática y Telecomunica-    ...
Como se observa, se han desarrollado y fortalecido al-gunos Programas de Investigación que le dan prestigio ypresencia al ...
i~~~:.~--        Respecto a la formación de personal académico, en el       marco del sncyT, se estableció también el Prog...
Resulta evidente el crecimiento favorable que ha teni-do el personal del IPN que pertenece al SNI, sin embargo,deberá pres...
Gráfica 3. Distribución de proyectos de investigación dirigidos       por investigadores miembros del SNI, por Programa In...
gramas Institucionales con cero proyectos, que son: Edu-cación; Aeronáutica y Espacial, y Ciencias Sociales, Econó-micas y...
Si se consideran los tres criterios (financiamiento in-     terno, participación de investigadores reconocidos en el SNI, ...
Institucionales, en la reorganización de la investigación yla conformación de grupos y redes de investigación.     Como in...
Tabla 1. Productos de investigación por rubro.                                     2000-2001             Actividad        ...
ca ad-hoc para la investigación y el posgrado y, en otras, secomparte con programas de licenciatura pero sin planea-ción a...
:~í~:..,        El recuento anterior podría ser indicativo de la ausen-/,~       cia de políticas y acciones en la materia...
Tabla 2. Financiamiento a la investigación.          Presupuesto del iPN y aportaciones del CONACyT.                      ...
te creciente, pero tendiendo a desacelerarse. Ello implica     que se requerirá una estrategia adecuada para gestionar    ...
más acusado en los recursos destinados al gasto en ope-ración, manteniendo relativamente constante el gasto enequipamiento...
En cuanto a la infraestructura en cómputo, sistemas y     telecomunicaciones, el Instituto es poseedor de una impor-     t...
Las grandes oportunidades para la investigación que elInstituto desarrolla se sustentan tanto en la orientación yfortaleza...
sectores productivo y social, que fomente la generación,     uso, circulación y protección del conocimiento en sectores   ...
hasta los años ochenta, no estimuló que el propio Institutocumpliera a plenitud con ese papel, ya que las demandas,en esta...
des la Escuela de Posgraduados anexa a la Escuela Superior     de Ingeniería Mecánica y Eléctrica. Sus actividades consis-...
terdisciplinarios, como por ejemplo, la maestria en medioambiente y desarrollo integrado, y la maestría y doctoradoen tecn...
Los resultados obtenidos de la presentación de los pro-     gramas de posgrado del IPN en el PIFOP y PNP son relevan-     ...
da un promedio de 46 estudiantes por programa. En los úl-timos años, el crecimiento de la matrícula en este nivel hasido c...
ji,~;,¡.); . .   tiempo completo en estos programas y optimizar los indi-íilf~          cadores de desempeño (i.e. cobertu...
Gráfica 8. Becas para estudiantes de posgrado otorgadas                    por el iPN y el CONACyT.                       ...
institucional. El crecimiento de la planta académica del     posgrado, asi como de docentes con maestria y doctorado     s...
problema: baja eficiencia terminal y tiempo de graduaciónmuy largo.     Es importante mencionar que los problemas señala-d...
Tabla 3. Personal académico de posgrado por nivel                           de estudios y Unidad Académica.               ...
LA GESTIÓN DE LA INVESTIGACIÓN Y EL POSGRADOLos programas de posgrado y la investigación se llevan a ca-bo básicamente en ...
.iIDii~        En las escuelas y unidades hay proyectos de investi-~        gación dirigidos por profesores que no están a...
estmcturada, que genera duplicidad de esfuerzos e inver-siones y escasa sinergia en el aprovechamiento de los re-        -...
vidades realizadas conjuntamente entre el Instituto y el     sector productivo.          En cuanto a la cooperación nacion...
La organización y la gestión del posgrado y la inves-tigación demandan mejores sistemas de información. Laoperación flexib...
En general, como ya se asentó en el apartado anterior,       en las Unidades Académicas existen posibilidades de acce-    ...
{tilos programas de posgrado y para las líneas y proyectos de     :~~~investigación.     La información adecuada para la g...
EL POSICIONAMIENTO DE LA INVESTIGACIÓN Y EL          POSGRADO DEL IPN EN EL NNEL NACIONAL     Con el propósito de compleme...
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Mplr iv
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Mplr iv

646 views
590 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
646
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
6
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Mplr iv

  1. 1. PROGRAMA ESTRATÉGICO DEINVESTIGACIÓN y POSGRADOMATERIALES PARA LA REFORMA 4
  2. 2. PROGRAMA ESTRATÉGICO DEINVESTIGACIÓN y POSGRADOMATERIALES PARA LA REFORMA 4
  3. 3. MareriaksparalaRe~nnaPrograma Estratégico deInvestigación y PosgradoPrimera edición: 2003Primera reimpresión: 2004Segunda reimpresión: 2004D.R. <lO 2004 INSTITUID POLITÉCNICO NACIONALDirección de PublicacionesTresguerras 27, 06040, México, DFISBN 970-36-0077-8 (Obra completa)ISBN 970-36-0081-6 (Volumen 4)Impreso en México/ Printed in Mexico
  4. 4. ÍNDICEPresentación . 13Introducción . 15Capítulo 1. La situación actual de la investigación y el posgrado en el IPN . 21 Investigación . 24 El posgrado . 45 Gestión de la investigación y el posgrado . 55 El posicionamiento de la investigación y el posgrado del IPN en el nivel nacional . 62 Las principales brechas de desempeño entre el IPN y las instituciones líderes . 65 7Capítulo II. La misión, visión y nuevo modelo de la investigación y el posgrado . 69 La misión . 71 La visión de futuro . 73 Actualización del modelo de investigación y posgrado . 79 Una parte integral de la formación que ofrece el Instituto . 84 La gestión del nuevo modelo . 91Capitulo III. Políticas, objetivos y líneas de acción . 95 Políticas . 97 Objetivos y líneas de acción . 101 Fomento y gestión . 101 Apoyo y consolidación . 107
  5. 5. Estímulos y consolidación de la planta académica 107 Recursos para el desarrollo de la investigación y el posgrado . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. 108 Financiamiento. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. 109 Capítulo IV. El papel de la vinculación, la interna- cionalización y la cooperación en el desarrollo de la investigación y el posgrado . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 111 Políticas y estrategias . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. 114 Capítulo V. Los escenarios de crecimiento .. . . . . . 119 Tamaño y composición de la matrícula de posgrado .. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. 123 Becas para estudiantes de posgrado . . . . . . . . . .. 128 Personal académico. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. 1308 Reconocimiento a la calidad. . . . . . . . . . . . . . . .. 138 Recursos para la investigación y el posgrado 141 Anexos Anexo 1. Antecedentes de las actividades de investi- gación científica y tecnológica en el IPN . . . . . . . . .. 149 Anexo 2. Descripción y valoración de los indicadores utilizados en el diagnóstico por comparación . . . .. 160 Lista de mapa, tablas, figuras y gráficas Mapa Centros de investigación, vinculación o servicios del IPN.. . . . . . . . . . . .. .. . .. .. . . . . . . . . . . . . . . . 26
  6. 6. Tablasl. Productos de investigación por rubro. 2000-2001 362. Financiamiento a la investigación. Presupuesto del IPN y aportaciones del CONACyT. 1995-2003. 393. Personal académico de posgIado por nivel de estudios y Unidad Académica. 2002. , . , .. , .. , . 544, Ponderación de variables incorporadas en el diagnóstico por comparación del posgrado y la investigación . , . 635. Resultados del diagnóstico por comparación. Posgrado. Opción A . 646. Resultados del diagnóstico por comparación. Investigación. Opción B . 65Figuras1. Relación docencia-investigación . 822. Relaciones entre los elementos del modelo de 9 investigación y posgrado del IPN . 85Gráficasl. Proyectos de investigación con financiamiento interno por Programa Institucional. 2001-2002. . 282. Investigadores del IPN reconocidos en el Sistema Nacional de Investigadores. 1995-2003 303. Distribución de proyectos de investigación dirigidos por investigadores miembros del SNI, por Programa Institucional. 2001-2002 324. Distribución de los proyectos de investigación vigentes financiados por CONACyT, por Programa Institucional. 1999-2001 ..... . . . . . . 335. Financiamiento a la investigación. Presupuesto del IPN y del CONACyT. 1995-2002 40
  7. 7. 6. Distribución del presupuesto fiscal para investigación en equipo y gastos de operación. 1997-2002. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 41 7. Matrícula total en posgrado. 1989-2001 . . . . . . . 49 8. Becas para estudiantes de posgrado otorgadas por el IPN y el CONACyT. 1996-2002 51 9. Personal docente de posgrado. Thtal y por nivel de estudios. 1995-2002 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 52 10. Matrícula total IPN: medio superior, superior y posgrado. Escenario tendencial de crecimiento. 1995-2009. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. 123 ll. Participación de la matrícula de posgrado en la matrícula total del IPN. Escenarios de crecimiento: tendencial y nuevo modelo. 1996-2008. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. 124 12. Matrícula total de posgrado, IPN. Escenarios de10 crecimiento: tendencial y nuevo modelo. 1995-2008 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. 126 13. Matrícula del nivel de maestría. Escenarios de crecimiento: tendencial y nuevo modelo. 1995-2008 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. 126 14. Matrícula del nivel de doctorado. Escenarios de crecimiento: tendencial y nuevo modelo. 1995-2008. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. 127 15. Becas de posgrado otorgadas por el CONACyT. Escenarios de crecimiento: tendencial y nuevo modelo. 1996-2008. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 129 16. Proporción de becarios CONACyT respecto a la matrícula total del posgrado. Escenarios de crecimiento: tendencial y nuevo modelo. 1996-2008 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. 129
  8. 8. 17. Becas de posgrado otorgadas por el IPN. Escenarios de crecimiento: tendencial y nuevo modelo. 1996-2008. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. 13118. Proporción de becarios IPN respecto a la matrícula total del posgrado. Escenarios de crecimiento: tendencial y nuevo modelo. 1996-2008. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 13119. Tbtal de académicos del IPN reconocidos en el SNI. Escenarios de crecimiento: tendencial y nuevo modelo. 1995-2008 . . . . . . . . . . . . . . . .. 13320. Participación del IPN en el SNI. Escenarios de crecimiento: tendencial y nuevo modelo. 1995-2008 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. 13321. Tbtal de miembros del SNI a nivel nacional. Escenario tendencial de crecimiento. 1995-2009 13422. Porcentaje de académicos con doctorado reconocidos en el SNI. Escenario tendencial 11 de crecimiento. 1995-2009. . . . . . . . . . . . . . . .. 13523. Personal docente de posgrado con doctorado. Escenario tendencial de crecimiento. 1995-2009 13624. Personal docente de posgrado con maestria. Escenario tendencial de crecimiento. 1995-2009 13725. Financiamiento a proyectos de investigación del IPN por el CONACyT. Escenarios de crecimiento: tendencial y nuevo modelo. 1995-2008. . . . . .. 13826. Programas de posgrado del IPN en el Padrón Nacional de Posgrado. Escenarios tendenciales de crecimiento. 1995-2009. . . . . . . . . . . . . . . .. 14027. Tbtal de programas de posgrado en el Padrón Nacional de Posgrado. Escenarios de crecimiento: tendencial y nuevo modelo. 1995-2008. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. 141
  9. 9. 28. Presupuesto federal al IPN. Escenario tendencial de crecimiento. 1995-2009. . . . . . .. 142 29. Presupuesto federal IPN por estudiante. 1995-2009 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. 143 30. Financiamiento a la investigación como porcentaje del presupuesto del IPN. Escenario tendencial. 1997-2008 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 144 31. Gasto en equipo del presupuesto fiscal del IPN. Escenario tendencial. 1997-2009. . . . . . . . . . .. 145 32. Gasto de operación del presupuesto fiscal del IPN. Escenario tendencial. 1997-2009 . . . . . . .. 145 33. Gasto de operación del presupuesto fiscal del IPN. Escenarios de crecimiento: tendencial y nuevo modelo. 1997-2009. . . . . . . . . . . . . . .. 146 Bibliografia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. 16512 Referencias de los autores . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 167 Títulos de la serie Materiales para la Reforma. . . . .. 171
  10. 10. ~~~. {~ PRESENTACIÓNLa transfomlación integral de las tareas encomendadas al InstitutoPolitécnico Nacional, tiene una condición ineludible: el recono-cin1iento pleno de su profundo compromiso social, sus fortalezashistóricas y su situación actual. Para ello se requiere de una visión delargo aliento que promueva la renovación institucional para lograrmayores niveles de calidad y pertinencia, de manera que responda,desde una perspectiva anticipatoria, a las necesidades de su comunidad ydel pais. En esta tarea, la participación comprometida y responsable de lospolitécnicos y una planeación adecuada son indispensables. Losdocumentos que ahora se publican son resultado del trabajo denumerosos miembros de la comunidad que desde el año 2000, con susideas, propuestas y trabajo, fueron delineando los planteamientoscentrales contenidos en los Modelos Educativo y de Integración Socialen un esfuerzo de planeación participativa. Ambos modelos buscan identificar los caminos para avanzarhacia mayores niveles de calidad y pertinencia; son el eje conceptualde la transformación institucional y, al mismo tiempo, se convierten 13en guias para conducir el trabajo cotidiano de una comunidad cuyastareas son la fonnacióll, la investigación científica! la vinculación y laextensión de la cultura científica y tecnológíca. Una comunidadcaracterizada por su diversidad y complejidad, pero que comparteideales y propósitos: un mejor politécnico para un mejor pais. El Modelo Educativo propone una nueva concepción delproceso educativo promoviendo una formación integral y de altacalidad, orientada hacia el estudiante y su aprendizaje. Para lograresto se requiere de programas formativos flexibles que incorporen laposibilidad de tránsito entre modalidades, programas, niveles yunidades académicas, así como la diversificación de los espacios deaprendizaje y la introducción de metodologías de enseñanza queotorguen prioridad a la innovación, la capacidad creativa y el usointensivo de las tecnologías de información y comunicación. Unaformación que capacite a sus egresados para el aprendizaje a lo largode la vida y para el ejercicio profesional exitoso en mercados detrabajo nacional e internacional. Un Modelo Educativo con estas carac-terísticas no se restringe a los procesos fonnativos, sino que se amplía
  11. 11. hacia las funciones sustantivas de investigación, vinculación, exten- sión y difusión, enriqueciendo la relación con el entorno y apren- diendo de él. Por su parte, el Modelo de Integración Social plantea una forma de concebir la misión social del Instituto y su relación con los distintos sectores de la sociedad como una interacción bidireccional, corresponsable y mutuamente enriquecedora, que busca la participación conjunta en la identificación de requerimientos, demandas y soluciones, la mejora de las funciones sustantivas y el reconocimiento del esfuerzo institucional. El Modelo, retoma, redefine y conjunta las funciones tradicionales de vinculación y extensión con funciones y actividades como la cooperación internacional y la internacionalización, propiciando formas distintas de organización del trabajo al interior del IPN, y la constitución de cuerpos colegiados que impulsen una relación con el entorno más creativa y eficaz, a la vez que un trabajo integrador de las funciones sustantivas y de las unidades académicas. Tanto el Modelo Educativo como el Modelo de Integración Social marcan las directrices que conducirán la actividad académica del IPN, misma que deberá consolidar un espacio de desarrollo para la investigación y el posgrado de calidad. A este propósito, al igual que a14 la vinculación, la internacionalizacián y la cooperación, la extensión y la difusión, se dedican titulas de esta serie. Publicar estos documentos al inicio de una nueva gestión institucional tiene un propósito claro: difundir las propuestas, ampliar su análisis y discusión, asi como su capacidad orientadora de la acción institucionaL Es indispensable, en estas nuevas circunstancias, conservar la razón de ser y la esencia del Instituto Politécnico Nacional, y sobre esta base, potenciar las capacidades de las unidades académicas y del propio Instituto, acrecentar la destacada posición que hoy ocupa en muchos campos disciplinarios, tanto en la formación de profesionales y posgraduados como en la investigación, la vinculación y la extensión, con el único fin de cumplir respon- sablemente con la noble tarea que nos ha sido encomendada. A ello se dedicarán los esfuerzos de la administración que tengo el honor de encabezar. Dr. José Enrique Villa Rivera Director General
  12. 12. INTRODUCCIÓNEl Instituto Politécnico Nacional se ha empefiado en unproceso de Reforma Académica institucional en el que sereconoce a la investigación y al posgrado como elementosbásicos para impulsar las grandes transformaciones de laeducación politécnica. Por la contribución que la investiga-ción y el posgrado dan al fortalecimiento de la vida acadé-mica institucional, porque favorecen la colaboración conotras instituciones y organismos e incrementan el recono-cimiento social, y por las aportaciones de sus investigado-res, proyectos y productos al desarrollo nacional, ambosresultan de alto valor estratégico. La estrategia de Reforma Académica se ha plasmadoen el Programa de Desarrollo Institucional 2001-2006 (PDI), 15cuyo propósito es el de "constituirse en un mecanismoefectivo de articulación de los esfuerzos" (IPN, 2001 :2),para orientar, en una misma dirección, las tareas institu-cionales en el fortalecimiento y mejora del quehacer aca-démico y sus resultados. El PDI, como expresión de los grandes objetivos y lí-neas institucionales de trabajo, sefiala que la generacióndel conocimiento en el Instituto se realiza a través de lafunción institucional de investigación y posgrado. Ial fun-ción es concebida como el proceso que, mediante el desa-rrollo de proyectos de investigación y estudios de posgradoen el que participan investigadores, docentes y estudian-tes, permite generar y transmitir conocimientos, formarrecursos humanos de alto nivel académico, obtener pro-
  13. 13. ductos y servicios vinculados con las necesidades del sec- tor social y productivo de bienes y servicios. Ésta es la función sustantiva que contribuye más decididamente a impulsar el avance científico y tecnológico y al desarrollo del pais. Por lo anterior; y ante la necesidad de actualizar el Modelo Educativo, construir el Modelo de Integración Social y diseñar un marco armónico e integral para el desa- rrollo de la investigación y el posgrado, se propone el Pro- grama Estratégico de Investigación y Posgrado. El Programa Nacional de Educación 2001-2006 (PNE), enfatiza el desarrollo de un sistema de educación superior de buena calidad que responda, con oportunidad, a las de- mandas sociales y económicas del país, y obtenga, al mis-16 mo tiempo, mejores niveles de certidumbre, confianza y satisfacción de sus resultados. También, el PNE se propone transformar el actual sistema de educación superior, de naturaleza cerrada, en otro abierto, flexible, innovador y dinámico, que se caracterice por la operación de redes de trabajo académico a todos niveles. Para ello, establece tres objetivos estratégicos: a) ampliación de la cobertura con equidad; b) educación superior de buena calidad; c) inte- gración, coordinación y gestión del sistema de educación superior. Por su parte, el Programa Especial de Ciencia y Thcno- logia contiene los lineamientos del gobierno federal para el desarrollo de la investigación y el posgrado. Con rela- ción a ello, son tres los objetivos estratégicos que persigue el Programa: 1) contar con una política de Estado en cien-
  14. 14. cia y tecnología; 2) incrementar la capacidad científica ytecnológíca del pais; 3) elevar la competitividad de las em-presas y su capacidad de innovación. Los objetivos del gobierno federal en la materia hanpuesto especial énfasis en el impulso a la educación y aldesarrollo científico y tecnológíco del país, como factoresfundamentales para el desarrollo de México. Por ello, lasinstituciones de educación superior tienen doble res-ponsabilidad: en la parte de formación de cuadros profe-sionales de alto nivel, y en el desarrollo de la investigacióncientífica y tecnológíca, y su vinculación con el sector pro-ductivo de bienes y servicios, y con la sociedad. En el ámbito internacional, la Organización de las Na-ciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura(UNESCO, 1998) ha señalado que la investigación, como fun- 17ción sustantiva de la educación superior, tiene el deber depromover los estudios de posgrado, fomentar y reforzar lainnovación en los programas, sustentando sus orientacio-nes de largo plazo en las necesidades sociales y culturales.Para esto, se deben promover de manera armónica la in-vestigación básica, aplicada y el desarrollo experimental. 1 1 Estos conceptos, de acuerdo a 10 postulado por el Programa Especial de Ciencia yTecnología 2001-2006 (CONACyT 2001), se definen como: a) investigación básica, el tra-bajo experiment:ll o teórico realizado principalmente con objeto de generar nuevosconocimientos sobre los fundamentos de fenómenos y hechos observables, sin preverninguna aplicación específica inmediata; b) investigación aplicada, la investigación ori-ginal realizada para la adquisición de nuevos conocimientos, dirigida principalmentehacia un fin ti objetivo práctico, detenninado y específico; e) desarrollo experimental, eltrabajo sistemático nevado a cabo sobre el conocimiento ya existente, adquirido de lainvestigación y experiencia práctica; dirigido a producción de nuevos materiales, pro·duetos y servicios; a la instalación de nuevos procesos, sistemas y servicios y al mejo~ramiento sustancial de los ya producidos e instalados.
  15. 15. Lo anterior configura el marco general de referencia en el que se ubica el Programa Estratégico de Investigación y Posgrado del IPN, que busca constituirse en un instru- mento estratégico que, al mismo tiempo que es el resultado de un proceso de planeación, genere nuevos procesos de esa naturaleza en las Unidades Académicas. De tal modo que, preservando la finalidad social del Instituto y com- partiendo una misma visión de futuro, se definan los com- promisos que permitan incrementar sustancialmente la calidad, ampliar la cobertura y lograr un mayor impacto y reconocimiento social de las actividades y resultados de la investigación y del posgrado. Al formar parte de un esquema de planeación estraté- gica institucional, en este Programa se presenta, en el capí- tulo primero, un diagnóstico de la sihlación actual que18 guardan la investigación y el posgrado en el IPN. El diag- nóstico se constituye en un elemento adicional para identi- ficar las metas requeridas para asegurar la misión insti- tucional, especialmente en lo relativo a la rectoría de la educación tecnológica. El segundo capítulo aborda la propuesta de misión y visión de futuro para la investigación y el posgrado, acorde con la misión y visión del Instituto Politécnico Nacional, aprobada por el Consejo General Consultivo en el PDI. Adi- cionalmente, se expone una propuesta para actualizar el modelo de la investigación y el posgrado en el Instituto, que tiene el propósito central de consolidar una estrategia de gestión del conocimiento y una estructura organizacio- nal que contribuya a mejorar cualitativa y cuantitativamen- te esta función en el Instituto.
  16. 16. En el capítulo tercero se despliegan las políticas quehabrán de constituir el sustento del plan de acción requeri-do para alcanzar la visión de futuro y, de modo simultáneo,cumplir con la misión del Instituto y con la de la investi-gación y el posgrado. Los objetivos y líneas de acción seplantean en dos grandes áreas de orientación programá-tica: 1) fomento y gestión; 2) apoyo y consolidación. El capítulo cuarto se enfoca al análisis del papel de lavinculación, la internacionalización y la cooperación en eldesarrollo de la investigación y el posgrado, yen el capítu-lo quinto se plantean escenarios de crecimiento para algu-nas variables críticas identificadas en el diagnóstico y lasalternativas para la toma de decisiones. El Programa Estratégico incorpora, además, dos ane-xos que complementan el diagnóstico realizado. En el pri- 19mero, se desarrollan los antecedentes de las actividades deinvestigación y posgrado en el IPN; en el segundo, se con-signan los indicadores utilizados en el diagnóstico por com-paración.
  17. 17. CAPÍTULO 1 LA SITUACIÓN ACTUALDE LA INVESTIGACIÓN Y EL POSGRADO EN EL IPN
  18. 18. Desde su creación, el IPN fue concebido para impulsar la •generación de conocimiento y la formación de recursoshumanos altamente especializados, respondiendo a la nece-sidad que en ese momento enfrentaba el país: de impulsarun proceso de modernización y reactivación del aparatoproductivo. Inicialmente la investigación en general, y luego, demanera natural la investigación ligada al posgt"ado y a lalicenciatura, han tenido un papel relevante en las políticasinstitucionales de desarrollo académico. En este sentido,a pesar de que estas dos funciones adquieren formalidad apartir de que se cuenta con una infraestructura académicay administrativa específica para su impulso y desarrollo(1963), el Instituto siempre ha estado atento a los requeri-mientos de los nuevos conocimientos científicos y tecnoló-gicos y de la formación de cuadros profesionales de alto 23nivel; muestra de ello es la creación desde 1963 de depen-dencias dedicadas a la investigación y formación especiali-zada, como el Centro Nacional de Cálculo o el propio Centrode Investigación y Estudios Avanzados. Cabe también resaltar que desde esa época (1964) elInstituto recibió reconocimiento y apoyo de programas deorganismos internacionales tales como: la Organizaciónde las Naciones Unidas para el Desanollo Industrial, la Or-ganización de las Naciones Unidas para la Educación, laCiencia y la Cultura, el Progt"ama de las Naciones Unidaspara el Desarrollo, que le permitieron impulsar la forma-ción de cuadros profesionales en las áreas de ingeniería,así como la participación que tuvo desde los inicios del Sis-
  19. 19. tema Nacional de Investigadores (1984), con la inclusión de 36 investigadores nacionales. El IPN también ha sido pionero en los programas de profesionalización y desarrollo de personal docente con estudios de posgrado, ya que desde 1964, con la creación del Patronato para el Fomento de las Actividades de Alta Espe- cialización Docente, instauró un programa de becas para la especialización y formación en maestrias y doctorados. Asimismo, consciente de la importancia de la genera- ción de conocimiento y la formación permanente de cua- dros profesionales que renueven los sectores productivos y académicos, el IPN ha realizado diversos procesos de re- forma académica de las áreas de investigación y posgrado, tratando de adecuar sus procesos a las necesidades del país24 y a las variantes condiciones de desarrollo de las diversas disciplinas. Ejemplo de ello es la constitución en 1996 del Sistema Institucional de Ciencia y Tecnología (SIlCyT},2 desarrollado como instrumento de política académica ins- titucional para alcanzar mayores niveles de eficiencia en la respuesta del Instituto a las necesidades derivadas del desarrollo nacional, en ambos aspectos, así como en la for- mación de recursos humanos de alto nivel. INVESTIGACIÓN En el Instituto la investigación se lleva a cabo en 18 centros de investigación, vinculación o servicios ubicados en la 2 Los antecedentes de las actividades de investigación científica y tecnológica, y de posgrado en el IPN se presentan en el anexo 1.
  20. 20. zona metropolitana de la ciudad de México y en distintasentidades de la república, así como en e185% de las Unida-des Académicas. En la zona metropolitana de la ciudad deMéxico se ubican los siguientes centros: el Centro Multi-disciplinario de Competitividad Internacional (CEMCI);Centro de Investigación en Computación (CIC); Centro deInvestigación y Desarrollo Tecnológico en Computación(CIDETEC); Centro de Investigaciones Económicas, Ad-ministrativas y Sociales (CIECAS); Centro Interdiscipli-narío de Investigaciones y Estudios sobre Medio Ambientey Desarrollo (ClIEMAD), Centro de Investigación e Inno-vación Tecnológica (ClITEC); Centro Mexicano para la Pro-ducción más Limpia (CMP + L); Centro de Investigación yEstudios Avanzados (CINVESTAV), Centro de Investiga-ción en Ciencia Aplicada y Tecnologia Avanzada (CICATA-Legaría) y el Proyecto de Estudios Sociales, Tecnológicos yCientíficos (PES1YC). 25 Respecto a las unidades fuera de la ciudad de México,se encuentran los siguientes: los Centros Interdisciplina-rios de Investigación para el Desarrollo Integral Regional(ClIDIR), Durango, Michoacán, Oaxaca y Sinaloa, en lasciudades de Durango, Morelia, Oaxaca y Guasave; el Cen-tro de Investigación en Ciencia Aplicada y Tecnologia Avan-zada (CICATA), con tres sedes: Puebla, Querétaro y Altamira;el Centro de Desarrollo de Productos Bióticos (CEPROBI),ubicado en Yautepec, Morelos; el Centro de Investigacióny Desarrollo de Tecnología Digítal (CITEDI), en Tijuana,Baja California; el Centro de Biotecnologia Genómica (CBG),en Reynosa, Iamaulipas; y el Centro Interdisciplinario deCiencias Marínas (CIClMAR), en La Paz, Baja California Sur.
  21. 21. •••••••·••··•• 1·· .. SONORA CHIHUAHUA o Hlrmaslllo CGB Aeynosa CJeATA Altamlra CEMCI CMP+L CIC CIDETEC CIECAS cllEMAD cllTEe CJNVESTAV PESTYC CICATA·LEG eliDIR Durango CIIDIR Oaxaca Mapa. Centros de investigación, vinculación Q servicios delIPN.
  22. 22. En el ciclo 2001-2002 se cuenta con un total de 1,939académicos que participan en 870 proyectos de investi-gación y 228 propuestas de estudios. El desarrollo de lasdiferentes líneas de investigación ha estado orientado prin-cipalmente por las vocaciones e intereses de grupos peque-ños de investigación o de investigadores en lo particular. Apartir de la creación del Sistema Institucional de Ciencia yTecnología (srrcyT) , en 1996, se inicia una fase de mayorplaneación de las actividades de investigación y de posgra-do, al ser concebido como un instrumento rector de estasactividades en el IPN. En una estrategia por sistematizar dichas actividades,el SrrCyT identificó un total de II Programas Instituciona-les de Investigación. Sin embargo, la dispersión de la investi-gación se hace evidente tanto en el porcentaje de proyectosindividuales (60.2%), como en el hecho de que únicamen- 27te 346 de los 1,078 proyectos, aprobados en 2001-2002, seencuentran integrados en 101 programas de investigaciónen operación. La distribución de los proyectos de investigación porPrograma Institucional se presenta en la gráfica l. En esteaspecto, el desarrollo de los diferentes programas, observa-do desde el número de proyectos, no ha sido homogéneo.Se observan cuatro Programas con un volumen importantede proyectos que son: Salud; Alimentos y Biotecnología;Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable, y TecnologíasAvanzadas. Con menor volumen de proyectos se encuen- J Los programas de investigación, fonnan parte de un Programa Institucional deInvestigación, y estan confonuados por, al menos, tres proyectos de investigación conun fin o una temática común.
  23. 23. tran cinco Programas: Infraestructura Básica para el Desa- rrollo; Educación; Cómputo, Informática y Telecomunica- ciones; Manejo de Recursos Naturales, y Ciencias Sociales, Económicas y Administrativas. Finalmente, dos Programas son los que cuentan con menor número de proyectos: Ge- neración, Distribución y Ahorro de Energéticos, y Aero- náutica y Espacial; por la vocación del Politécnico la inves- tigación se ha orientado hacia la aplicación y transferencia de tecnología. Gráfica 1. Proyectos de investigación con financiamiento interno por Programa Institucional. 2001-2002. 140 120 1-28 100 - ,O 60 1- 40 1---- "--- 20 1- 1- o 1 2 3 4 5 6 ~L.t;t 7, I"liillI 9 10 11 Fuente: Coordinación Generai de Posgrado e Investigación, junio 2002. , Notas: 1. Infraestructura Básica para el Desarrollo. 2. Salud. 3. Alimentos y E¡iotecnoiogfa. 4. Educación. 5. Cómputo, Informática y Telecomunicaciones. Q. Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable. 7. Manejo de Recursos Natura· les. 8. Generación, Distribución y Ahorro de Energéticos. 9. Tecnologfas Avan- zadas. 10. Aeronáutica y Espacial. 11. Ciencias Sociales, Económicas y Admi- nistrativas.
  24. 24. Como se observa, se han desarrollado y fortalecido al-gunos Programas de Investigación que le dan prestigio ypresencia al Instituto, no obstante, ello ha sido más en res-puesta a una tendencia nacional que, desde fines de la dé-cada de los ochenta, dio un mayor impulso a la investiga-ción en las instituciones de educación superior, y que sedesarrolló con base en las capacidades e intereses de lospropios investigadores, que en respuesta a politicasinstitucionales. En la actualidad, el Instituto está en camino de modifi-car esta tendencia, por lo que es preciso contrarrestar la dis-persión de los esfuerzos y orientar el desarrollo de la inves-tigación de acuerdo con lineamientos institucbnales, comopudieran ser: la misión y visión de futuro del IPN; la iden-tificación y atención a las necesidades del entorno, consi-derando dentro de éstas las prioridades establecidas por el 29Consejo Nacional de Ciencia y Thcno10gia y los programassectoriales;4 y, de manera destacada, el avance científico ytecnológico en los distintos campos del conocimiento. 4 De las áreas estratégicas del conocimiento y las prioridades sectoriales señaladasen el Programa Especial de Ciencia y Tecnologia 2001-2006 (CONACyT, 2001), se hanidentificado las que el IPN puede contribuir a su desarrono. Respecto de las primeras,prácticamente todas son factibles de ser abordadas por ellPN; infonnación y comuni-caciones; biotecnología: materiales; diseño de procesos y manufactura; algunos cam-pos del desarrollo urbano y rural. Respecto de las prioridades sectoriales se identificanlas siguientes: 1) en el campo de la salud: las enfermedades infecciosas y parasitarias,las neoplasias malignas y el desarrollo y evaluación de tecnologías para la salud; 2) enel sector agropecuario: la salud animal, el manejo poscosecha, la biotecnología aplica-da a la agricultura, los recursos fitogenéticos y la bioseguridad y los organismos gené-ticamente modificados; 3) en el sector medio ambiente: el ordenamiento ecológico yla protección de los ecosistemas, la contaminación y degradación ambiental y, la polí-tica y economía ambiental; 4) en el sector de comunicaciones y transportes: el transpor-te y medio ambiente, y la tecnologia de vehículos de motor y resistencia de materiales;5) en el sector economía: la metrología y protección de la propiedad industrial y el de-sarrollo de patrones nacionales; 6) en el sector desarrollo social: vivienda, desarrollohumano y ordenamiento del territorio.
  25. 25. i~~~:.~-- Respecto a la formación de personal académico, en el marco del sncyT, se estableció también el Programa de Contratación de Personal Académico de Excelencia, orien- tado a la incorporación de personal que pudiera desarrollar investigación de buen nivel en el Instituto. Este programa ha tenido impacto favorable, reflejado en el incremento del número de investigadores pertenecientes al Sistema Nacional de Investigadores (SNI) , indicador fundamental en el desempeño institucional, señalado por las políticas públicas en la materia. En 1984 el Instituto contaba con 36 investigadores reconocidos en el Sistema; para 1996 se ha- bía aumentado a 171 académicos miembros del SN1, mien- tras que en el 2002 un total de 296 investigadores cuentan con dicho reconocimiento. El crecimiento de la participa- ción de los académicos del IPN en el SNI durante el perio- do 1995-2003, se presenta en la gráfica 2. 30 Gráfica 2. Investigadores del IPN reconocidos en el Sistema Nacional de Investigadores. 1995-2003 350 300 ~---------=:- 250 200 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 Il!llnvestigadores IPN en el SNI[ Fuente: Coordinación General de Posgrado e Investigación, junio 2003.
  26. 26. Resulta evidente el crecimiento favorable que ha teni-do el personal del IPN que pertenece al SNI, sin embargo,deberá prestarse atención en que éste ha sido muy lento apartir de 1999, lo que muestra el agotamiento de las estra-tegias impulsadas en el snCyT. Dada la magnitud del Insti-tuto se requiere ampliar la base científica para impulsar eldesarrollo de la investigación. Los proyectos de investigación financiados por el IPNy dirigidos por miembros del SNI son 237, que representa26.3% del total de proyectos en operación en el ciclo 2001-2002 en el Instituto. En la actualidad, se cuenta con unnúmero importante de estos proyectos (entre 20 y 60), enlos Programas Institucionales de Infraestructura Básicapara el Desarrollo; Salud; Alimentos y Biotecnologia; Me-dio Ambiente y Desarrollo Sustentable; Manejo de Recur-sos Naturales, y Thcnologías Avanzadas. 31 Con una cifra menor de proyectos (15) se encuentra elPrograma Institucional de Cómputo, Informática y Thleco-municaciones y en cuatro de los II Programas hay menosde cinco proyectos dirigidos por miembros del SNI; éstosson: Educación; Generación, Distribución y Ahorro deEnergéticos; Aeronáutica y Espacial y Ciencias Sociales,Económicas y Administrativas. La participación de investi-gadores reconocidos por el SNI en proyectos de investiga-ción agrupados por Programas Institucionales se exhibe enla gráfica 3. En cuanto al financiamiento externo, se tienen 98 pro-yectos vigentes (76 dirigidos por investigadores miembrosdel SIN), los cuales han recibido apoyo por parte del CONACyT
  27. 27. Gráfica 3. Distribución de proyectos de investigación dirigidos por investigadores miembros del SNI, por Programa Institucional. 2001-2002 60 50 8 40 .~ ~. 30 g ü 20 ¡i t 10 o 1 2 3 4 56 7 10 1132 Fuente: Coordinación General de Posgrado e Investigación, junio 2002. Notas: 1. Infraestructura Básica para el Desarrollo. 2. Salud. 3. Alimentos y Biotecnología. 4. Educación. 5. Cómputo, informática y Telecomunicaciones. 6. Medio Ambiente y Desarrollo Sustentabie. 7. Manejo de Recursos Natura- les. 8. Generación, Distribución y Ahorro de Energéticos. 9. Tecnologías Avan- zadas. 10. Aeronáutica y Espacial. 11. Ciencias Sociales, Económícas y Admi- nistrativas. entre 1999 Y 2001. Los Programas Institucionales con más de cinco proyectos financiados por CONACyT son: Infra- estructura Básica para el Desarrollo; Salud; Alimentos y Biotecnología; Cómputo, Informática y Telecomunicacio- nes; Manejo de Recursos Naturales, y Tecnologías Avanza- das. Dos Programas Institucionales tienen menos de cinco proyectos financiados, pero al menos un proyecto. Estos son: Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable, y Genera- ción, Distribución y Ahorro de Energéticos, y hay tres Pro-
  28. 28. gramas Institucionales con cero proyectos, que son: Edu-cación; Aeronáutica y Espacial, y Ciencias Sociales, Econó-micas y Administrativas. La distribución de proyectos deinvestigación financiados por CONACyT por ProgramaInstitucional de investigación se muestra en la gráfica 4. Gráfica 4. Distribución de los proyectos de investigación vigentes financiados por CONACyT, por Programa Institucional. 1999-2001 25 Tf------------, 20 15 33 Fuente: Coordinación General de Posgrado e investigación, junio 2002.Notas: 1. Infraestructura Básica para el Desarrollo. 2. Salud. 3. Alimentos yBiotecnologra. 4. Educación. 5. Cómputo, Informática y Telecomunicaciones.6. Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable. 7. Manejo de Recursos Natura-les. 8. Generación, Distribución y Ahorro de Energéticos. 9. Tecnologras Avan-zadas. 10. Aeronáutica y Espacial. 11. Ciencias Sociales, Económicas y Admi-nistrativas.
  29. 29. Si se consideran los tres criterios (financiamiento in- terno, participación de investigadores reconocidos en el SNI, y financiamiento externo), se observa que hay seis Progra- mas Institucionales de Investigación que destacan y que pudieran ser considerados fortalezas institucionales por su grado de consolidación, a saber: • Salud • Alimentos y Biotecnologia • Tecnologias Avanzadas • Infraestructura Básica para el Desarrollo • Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable • Manejo de Recursos Naturales Del resto de los programas, Cómputo, Informática y Telecomunicaciones muestra un desempeño menor al de34 los primeros seis, pero con tendencia ascendente, por lo que puede considerarse un programa en vías de consolidación; en los de Educación; Generación, Distribución y Ahorro de Ener~éticos; Ciencias Sociales, Económicas y Administra- tivas, y Aeronáutica y Espacial, la participación de investi- gadores reconocidos por el SNI y la obtención de financia- miento interno y externo es menor a los anteriores siete programas. En algunos de ellos hay abundante actividad de acuerdo con el número de proyectos, pero con escasa participación de investigadores en el SNI o financiamiento externo; o bien, se trata de programas con un número limi- tado de proyectos pero que, sin embargo, obtienen finan- ciamiento externo e interno. Estos programas se consti- tuyen en áreas de oportunidad para impulsar estrategias de mejora centradas en la redefinición de los Programas
  30. 30. Institucionales, en la reorganización de la investigación yla conformación de grupos y redes de investigación. Como incentivos para la investigación, entre las múlti-ples estrategias en operación en el Instituto, destacan losEstímulos al Desempeño en la Investigación (EDI), con 350participantes en el año 2002, esto es 18% de los académi-cos que realizan investigación en el IPN; de éstos, 206 inves-tigadores evaluados y aceptados en el año 2002, publicaronun total de 527 articulas en revistas internacionales de pres-tigio entre abril de 2000 y marzo de 2002. La productividad reportada por los investigadores par-ticipantes en los Estímulos al Desempeño en la Investiga-ción deberá ser integralmente aprovechada para superaralgunas de las debilidades de los Programas Institucionalesde Investigación, de manera que, además, se pueda incre- 35mentar la participación en los programas sectoriales de in-vestigación que, bajo la coordinación del CONACyT, se hanpuesto en marcha recientemente. En la tabla 1 se observan los datos de un conjunto deindicadores clave de productividad, reportada por los in-vestigadores en el proceso de evaluación ya señalado, yque muestra los resultados de la ejecución de los proyectosde investigación. Es importante señalar que en la tabla seaprecian amplias disparidades en la productividad de algu-nos indicadores, que, a su vez, es reflejo del desarrollo des-igual de los distintos tipos de investigación. Por ello, debenampliarse las estrategias para fortalecer esta productividaden los distintos rubros y asegurar su futuro crecimiento.
  31. 31. Tabla 1. Productos de investigación por rubro. 2000-2001 Actividad Productos Tesis de licenciatura 164 Tesis de posgrado 233 Articuios de divulgación 135 Articuios científicos 397 Manuaies publicados 9 Programas de radio y teievisión 29 Cursos impartidos 97 Conferencias 928 Congresos 238 Seminarios 64 Diseño de procesos 5 Prototipos 65 Patentes 6 Desarrollo de hardware y software 36 Becarios PIFI 71336 Prácticas profesionales 78 Fuente: Coordinación General de Posgrado e Investigación, 2002. De los resultados mostrados en la tabla 1, en los indica- dores relacionados con la innovación tecnológica (diseño de procesos, prototipos, patentes, y desarrollo de hardware y software), se advierte una productividad relativamente baja en comparación con otros indicadores. En consecuen- cia, se requiere establecer políticas y estrategias institucio- nales que incentiven la investigación aplicada, el desanollo de tecnologias, asi como la gestión y protección de la pro- piedad intelectual que de estas actividades se derivan. Por lo que conesponde a la infraestructura, en algu- nas Unidades Académicas se ha destinado un espacio físi-
  32. 32. ca ad-hoc para la investigación y el posgrado y, en otras, secomparte con programas de licenciatura pero sin planea-ción adecuada. Esto ha provocado un desanollo desigualde la infraestructura para la investigación y el posgrado endichas unidades, encontrándose en algunos casos con es-pacios inapropiados, o altamente congestionados que difi-cultan la adecuada realización de estas funciones. Cabe señalar que los programas gubernamentales parala educación, la ciencia y la tecnología, así como el ModeloEducativo del Instituto, señalan que es importante impul-sar el uso compartido de la infraestructura para asegurar laeficacia y eficiencia en el empleo de los recursos físícos yfinancieros. No obstante, el aprovechamiento de los mis-mos debe garantizar un adecuado desarrollo de las activi-dades de los distintos niveles educativos y funciones, loque se logra a través de procesos de p1aneación. En algu- 3~nas unidades del Instituto es obvio que este proceso de p1a-neación no se ha llevado a cabo. En cuanto al equipamiento y materiales, en especiallos adquiridos por la vía del financiamiento del CONACyTy de los recursos autogenerados, las Unidades Académicasson responsables de la adquisición y control de los inven-tarios. La ínformación estadística no es homogénea, dán-dose enorme disparidad en el rigor con que cada una de lasfuentes origínales recaba, procesa y presenta dicha infor-mación. Esta situación ha limitado tener un censo comple-to del equipo e instalaciones para la investigación con quecuenta el Instituto. Lo cual, en consecuencia, dísminuyelas posibilidades de compartir interna y externamente eluso de los lnencionados recursos.
  33. 33. :~í~:.., El recuento anterior podría ser indicativo de la ausen-/,~ cia de políticas y acciones en la materia que fortalezcan el uso compartido del equipamiento y la infraestructura, lo que tiene múltiples corolarios, entre otros, la duplicidad en las inversiones y la consecuente y crónica deficiencia en algunos de los programas radicados en determinadas Unidades Académicas. Los programas de posgrado reciben presupuesto para adquirir libros y revistas cientificas. Esto ha permitido que algunos posgrados bien establecidos dispongan de biblio- tecas con una colección respetable de materiales de con- sulta, mientras que otros, sus bibliotecas son muy pobres o prácticamente inexistentes. Asimismo, y a pesar que el Instituto cuenta con la Biblioteca Nacional de Ciencia y Tecnología, que, además del acervo consistente en libros38 técnicos y científicos, proporciona un apoyo importante en el acceso a bases de datos, varias de ellas de gran relevan- cia para la investigación, no se dispone de una partida pre- supuestal específica destinada al pago de la renovación de las suscripciones y del acceso a las bases de datos, lo que pone en riesgo la continuidad de estos servicios o la inte- gridad de las colecciones. Las principales fuentes de financiamiento para la in- vestigación en el IPN son el presupuesto interno y las apor- taciones del CONACyT. En la tabla 2 aparecen los importes destinados a dicho rubro para el periodo 1995-2003.
  34. 34. Tabla 2. Financiamiento a la investigación. Presupuesto del iPN y aportaciones del CONACyT. 1995-2003 (millones de pesos) Año Presupuesto IPN Aportaciones CONACyT 1995 35.73 8.80 1996 39.74 15.47 1997 56.54 19.93 1998 60.00 12.67 1999 60.00 31.50 2000 60.00 39.92 2001 66.80 14.10 2002 57.00 40.72 2003 57.00 Fuente: Coordinación Ganeral de Posgrado e Invastigación, 2003.Incluye los montos otorgados para los proyectos de investigación (17.32), ylos programas de posgrado en ei Programa Institucionai de Fortalecimiento delPosgrado (17.30), y el Padrón Nacional de Posgrado (0.32), y proyectos apoya-dos en la convocatoria CONACyT-SEDESOL (.78). No se reportan los resul- 39tados de algunas convocatorias sectoriales por carecer de información oficial. La gráfica 5 despliega la misma información que latabla 2, el financiamiento a la investigación por fuente prin-cipal. Sin embargo, en la gráfica dichas aportaciones se pre-sentan deflactadas. Esto se realizó considerando el Índicede Precios Implícito al Producto Interno Bruto (PIE) y to-mando 1993 como año base. De los datos parece despren-derse que este financiamiento no tiene la estabilidad ni elcrecimiento necesarios para que la investigación se desa-rrolle de manera adecuada a la misión del Instituto, refor-mulada en el proceso de Reforma Académica, ya que lasaportaciones reales del presupuesto institucional muestranuna tendencia decreciente, mienh-as que las correspondien-tes al CONACyT manifiestan una tendencia moderadamen-
  35. 35. te creciente, pero tendiendo a desacelerarse. Ello implica que se requerirá una estrategia adecuada para gestionar aportaciones crecientes ante el CONACyT. Además, el Ins- tituto deberá analizar la posición que la investigación ocu- pa en las prioridades institucionales y en el marco del nuevo Modelo Educativo, para la asignación de los recursos fiscales. Gráfica 5. Financiamiento a la investigación. Presupuesto dellPN y del CONACyT. 1995-2002 (millones de pesos, precios de 1993) 25 20 ... ...... /--- ..... 15 ------ ~ ---....... 10 ....... • ~40 5 O ----- ---.-.. ./ 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 " • / ---IPN 21.4 18.8 23.3 21.4 18.8 17.1 18.3 15.5 --CONACvT 5.27 7.31 8.2 4.52 9.89 11.4 3.86 11.1 Fuente: Coordinación General de Posgrado e Investigación, junio 2003, e INEGI, Sistema de Cuentas Nacionales de México, Indice de Precios Implfcito al PIB, 1993 =100. El presupuesto del Instituto destinado a la investigación se utiliza para el equipamiento y la operación de los pro- yectos, su distribución se plasma en la gráfica 6, a precios constantes tomando como base el año 1993, yen millones de pesos. Como puede observarse, es evidente la tendencia decreciente del gasto total en investigación, salvo el año 2001 en que mostró un ligero incremento. Este decremento es
  36. 36. más acusado en los recursos destinados al gasto en ope-ración, manteniendo relativamente constante el gasto enequipamiento. Lo anteriOl~ puede tener repercusiones im-portantes al limitar las posibilidades de desarrollo de losproyectos, y de los académicos que en ellos participan. Asi, ante una necesidad creciente de más y mejor in-vestigación, y ante el reto de cumplir el compromiso socialdel IPN para apoyar el desanollo sustentable del pais, esineludible hacer mayores esfuerzos para ampliar los recur-sos destinados a esta función. Gráfica 6. Distribución del presupuesto fiscal para investigación en equipo y gastos de operación. 1997-2002 (millones de pesos, precios de 1993) 41 1997 1998 1999 2000 2001 2002 IO Total 111 Equipo O Operación 1Fuente: Coordinación General de Posgrado e Investigación, junio 2002, eINEGI, Sistema de Cuentas Nacionales de México, índice de Precios Implícitoal PIB, 1993 =100.
  37. 37. En cuanto a la infraestructura en cómputo, sistemas y telecomunicaciones, el Instituto es poseedor de una impor- tante fortaleza por contar con cerca de 20 mil computado- ras personales, 10 mil salidas potenciales, una red de 6,800 computadoras personales y tres mil accesos a Internet en cuatro enlaces dedicados. En apoyo a las comunicaciones, se dispone de más de SO mil metros de fibra óptica monomo- do y cerca de 34 mil metros de fibra multimodo, 13 enlaces satelitales para voz y datos, 24 estaciones de microondas y 12 centros foráneos conectados. Pese a todo ello, el personal académico y los estudiantes están limitados para incorpo- rar dichas tecnologías en su trabajo cotidiano, por habilida- des desiguales para manejar la tecnología, y por el escaso personal técnico que promueva y apoye estas acciones, así como por telecomunicaciones insuficientes para las nece- sidades crecientes de la institución, y por un conocimiento42 dispar sobre las capacidades instaladas del Instituto y sus posibilidades de explotación. De acuerdo con lo que se ha señalado, es importante resaltar algunas de las fortalezas, oportunidades, debilida- des y amenazas de la actividad de investigación en el Insti- tuto Politécnico Nacional. Al respecto, es clara la fortaleza en cuanto a la participación de la mayor parte de las Uni- dades Académicas en estas actividades y, sin embargo, esta generalización de la función que pudiera ser utilizada como una estrategía de generación y aplicación del conocimien- to, no ha sido plenamente aprovechada. La participación en redes de colaboración interna y externa ha sido, hasta ahora, insuficiente y dependiente de la voluntad de inves- tigadores y pequeños grupos de investigación.
  38. 38. Las grandes oportunidades para la investigación que elInstituto desarrolla se sustentan tanto en la orientación yfortalezas de las temáticas que aborda, como en la califica-ción de sus profesores e investigadores y en la infraestruc-tura que posee. Sin embargo, las fortalezas están distribuidasen forma desigual entre las Unidades Académicas y no sehan establecido los mecanismos que permitan construir lassinergias para que los distintos grupos de investigación sefortalezcan unos a otros. El avance del conocimiento, eldesarrollo de la tecnologia y la relevancia creciente de lainvestigación y aplicación del conocimiento en las econo-mías del mundo, presentan hoya las instituciones educati-vas el reto de modificar su orientación para basarse en elaprendizaje, donde la investigación asume un nuevo pa-pel. Por lo tanto, se trata de una de las grandes oportunida-des que el entorno ofrece para reorientar la investigaciónen el ámbito institucional. 43 Los Modelos Educativo y de Integración Social del Insti-tuto serán la base sobre la que se erijan los principios, planesy actividades de las funciones de investigación y docencia,comprendiendo dentro de esta última al posgrado. De acuer-do con ello, dichos Modelos son a la vez el mecanismo que,consignado en la Ley Orgánica, enmarca las grandes orien-taciones de la investigación y el posgrado, y el instrumentode planeación estratégica que contiene las referencias es-pecíficas para el quehacer de ambos. En la visión del futuro de la institución, el PDI destacala necesidad de contar con un modelo de investigación ba-sado en redes de colaboración académica institucionales,nacionales e internacionales, plenamente vinculado con los
  39. 39. sectores productivo y social, que fomente la generación, uso, circulación y protección del conocimiento en sectores estratégicos que promuevan la competitividad, la equidad y el mejoramiento de la sociedad (IPN, 2001:30). Algunas de las nuevas orientaciones sobre la investi- gación en el mundo deberán ser tomadas en cuenta en la estructuración de las políticas en esta materia en el IPN de hoy y del futuro. Una de ellas indica que "la distancia entre la ciencia básica y sus aplícaciones tecnológicas se va dis- minuyendo o, en algunos casos, desapareciendo del todo" (Salmi, 2002:3). En el Instituto no parece haber esfuerzos sistemáticos para articular, y con ello, acortar las distan- cias, entre la ciencia básica y sus aplicaciones. En México, la investigación en ciencia básica empezó a ser imprescin- dible desde los años sesenta y, en este momento, nadie44 parece dudar sobre la necesidad de fomentar este tipo de investigación como medida indispensable para fortale- cer, a la vez, las aplicaciones tecnológicas, elevar la calidad educativa y formar recursos humanos capacitados en este quehacer. Otra orientación (Salmi, 2003:4), es la que se despren- de de una encuesta reciente sobre innovaciones tecnológi- cas en compañías industriales en Estados Unidos; según la encuesta, la importancia estratégica de la investigación académica en el desarrollo de nuevos productos y procesos industriales va en crecíente aumento. En este caso, el IPN nació con una vocación para la investigación tecnológica, especialmente en lo que se refiere a la aplicación de sus resultados en el sector productivo, aunque las circunstan- cias del entorno, del típo de desanollo industrial tenido
  40. 40. hasta los años ochenta, no estimuló que el propio Institutocumpliera a plenitud con ese papel, ya que las demandas,en esta materia, provenientes del sector productivo de bie-nes y servicios no fueron de modo adecuado estimuladaspor la política industrial de esos años y, en consecuencia,eran relativamente limitadas. En los dos tipos de "nuevas orientaciones" parece pa-tente que el IPN deberá reflexionar en torno a ellas y, deser el caso, incorporarlas como políticas y estrategias es-pecíficas para los futuros procesos de renovación de esaimportante función. Un aspecto cmcial en el Modelo Edu-cativo es la posibilidad de identificar y definir líneas insti-tucionales de investigación, que consideren el desarrollode los distintos tipos (básica, experimental, aplicada y dedesarrollo tecnológico) en una estrategia integrada, en laque, los resultados y avances de unas apoyen el desarrollo 45de otras, que favorezcan la articulación del esfuerzo de lasUnidades Académicas y los grupos de investigación delInstituto, en cuerpos académicos y redes integradas y con-solidadas, evitando que se profundicen las distancias en-tre los distintos tipos de investigación, generando sinergiasque permitan una más rápida consolidación, y que incre-menten las posibilidades de aplicación en el sector produc-tivo de bienes y servicios, tanto público como privado. EL POSGRADOEl Instituto Politécnico Nacional ha contribuido en formadestacada a la creación de estudios de posgrado en el país.Prácticamente desde su fundación en 1936, inició activida-
  41. 41. des la Escuela de Posgraduados anexa a la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica. Sus actividades consis- tieron en la impartición de cursos libres para ingenieros recién egresados y profesionales con años de práctica que quisieran profundizar o actualizar sus conocimientos. En 1937 comienzan a ofrecerse especializaciones en algunas áreas de las ingenierias. Con posterioridad, fue posible la apertura de programas de maestría y doctorado. Podría de- cirse que fue la consecuencia lógica de la maduración de los programas de estudios profesionales. Los estudios de posgrado tuvieron algunos altibajos en los años subsecuentes, no obstante, en 1961 estaban fun- cionando cuatro doctorados y seis maestrias repartidas en las siguientes escuelas: Nacional de Ciencias Biológicas; Superior de Ingenieria Mecánica y Eléctrica; Superior de46 Comercio y Administración; Superior de Física y Matemá- ticas; Superior de Ingenieria y Arquitectura y Superior de Medicina. A partir de esa década, junto con el crecimiento de la investigación, los programas de posgrado tuvieron, a su vez, una dinámica intensa de desarrollo. En la actualidad (ciclo escolar 2002-2003), se ofrecen no programas: 24 son de doctorado, 55 de maestria y 31 de especialización. De la oferta total de programas de posgra- do, 54 requieren alumnos con dedicación de tiempo com- pleto (20 de doctorado y 34 de maestria). Los programas se agrupan en las tres grandes ramas que cultiva el Instituto: ingenieria y ciencias físico mate- máticas; ciencias médico biológicas y ciencias sociales y administrativas; además de un conjunto de programas in-
  42. 42. terdisciplinarios, como por ejemplo, la maestria en medioambiente y desarrollo integrado, y la maestría y doctoradoen tecnologia avanzada. En 2001, y como reconocimiento asu alta calidad, 25 programas de posgrado (14 de maestría y11 de doctorado) del IPN se encontraban regístrados en elPadrón Nacional de Posgrado (PNP) del CONACyT. De és-tos, siete cuentan con plena aceptación, 17 están condicio-nados y uno es de carácter emergente. A partir de la convocatoria emitida por el CONACyTsen el subprograma de Fomento al Posgrado Institucional,en el IPN se inició un proceso de planeación estratégícacuyo resultado fue plasmado en el documento propuestadenominado "Programa Institucional de Fortalecimientodel Posgrado (PIFOP)", (IPN, 2002) Y presentado ante elCONACyT en abril de 2002. De acuerdo con lo señalado enel PIFOp, se identificaron 34 programas que, aunque no 47cumplen todos los requisitos para ingresar al PNP, tienen lapotencialidad de hacerlo a partir de un programa estratégi-co de desarrollo y apoyo. .5 Convocatoria del Programa para el Fortalecimiento del Posgrado Nacional, 2001-2002, 31 de octubre de 2001. Incluye tres subprogramas: 1) Fomento al Posgrado Insti-tucional; 2) Padrón Nacional de Posgrado; 3) Impulso al Desarrollo de Programas dePosgrado a nivel de especialidad para coadyuvar al desarrollo tecnológico del sectorproductivo. n "A fin de participar en este programa y definir los posgrados susceptibles de serincorporados al Padrón Nacional de Posgrado y los necesarios de Incluir en el Progra-ma Institucional de Fortalecimiento del Posgrado, se decidió hacer una evaluacióndi<-gnóstica de la situación de los posgrados en el IPN con relación a los parámetrosCONACyT. Los resultados de la misma concluyeron que era factible presentar cuatroprogramas a la convocatoria del Padrón Nacional de Posgrado e integrar el PIFOP delInstituto con 34 programas, los que son susceptibles de cumplir con los requisitos delPadrón en un plazo de uno a cuatro años. Los resultados de esta evaluación pennitie-ron también identificar 17 programas que no tienen las características para ser inte-grados al PIFOP y que deberán ser motivo de una profunda evaluación en la que sevalore la pertinencia de darles continuidad con una reorganización o su cancelación"(IPN, 2002:2-3).
  43. 43. Los resultados obtenidos de la presentación de los pro- gramas de posgrado del IPN en el PIFOP y PNP son relevan- tes, ya que fueron aceptados cuatro de ellos en el Padrón Nacional de Posgrado (doctorado en ciencias, especialidad en física; doctorado en ciencias, especialidad en metalur- gia y materiales; maestría en ciencias, especialidad en in- geniería metalúrgica y maestría en ciencias, especialidad en física), todos clasificados de alto nivel y pertenecientes a dos Unidades Académicas: la Escuela Superior de Física y Matemáticas y la Escuela Superior de Ingeniería Química e Industrias Extractivas. En el PIFOP fueron aceptados 24 programas: 10 corresponden a doctorado y 14 a maestría.? Tres programas pennanecieron en el Padrón de Posgrados de Excelencia cuya validez será hasta 2003, y son el docto- rado en investigación en medicina y la maestría en cien- cias con especialidad en investigación clinica, ambos de la48 Escuela Superior de Medicina, y la maestría en ciencias con especialidad en alimentos de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas. En relación con la matrícula, entre julio y diciembre de 2001 el total de alumnos inscritos en los 107 programas de posgrado fue de 5,270, mientras que en el periodo com- prendido de enero a junio de 2002 alcanzó a 5,109, lo que 7 Los programas lÍe maestría en ciencias aceptados en el PIFOP son los siguientes: ciencia de materialesj ingeniería de cómputo con especialidad en sistemas digitales; farmacología; ingeniería química; matemáticas; de la computación; en desarrollo de productos bióticosj en ingeniería eléctrica; en biomedicina y biotecnología; en inge~ niería mecánica; en ingeniería en microelectrónica; en ciencias químico biológicas; y las maestrías en inmunología e imunoparasitología Y, en manejo de recursos marinos. Los doctorados son: en ciencias con especialidad en alimentos; en ciencias de la com- putación; en ciencias en ingeniería eléctricaj en ciencias marinas; en ciencias químico biológicas; en fisica de materiales; en inmunología e inmunoparasitología; en ciencias (biomedicina y biotecnología)¡ en comunicaciones y electrónica y, en ciencias en in- geniería mecánica.
  44. 44. da un promedio de 46 estudiantes por programa. En los úl-timos años, el crecimiento de la matrícula en este nivel hasido consistente, como se puede apreciar en la gráfica 7. Gráfica 7. Matrícula total en posgrado. 1989-2001 6000.,-------------------- 5000 t - - - - - - - - - - - - - - - ; ¡ ¡ = = ¡ ¡ , , - < ! I - 4000 t----------------:?ff=-------- 3000 -+---------::::::=r~---;=.=lI::::J!I!L o+-~-~-~~-~~-~-~~-~~-~- ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ¡..... Nuevo ingreso "Reinscritos -¡-Total I 4! Fuente: Coordinación General de Posgrado e Investigación. junio 2002. Una de las fortalezas institucionales, además de la ca-pacidad de atención a la demanda y de la calidad de unabuena parte de sus programas de posgrado, es el otorga-miento de becas para la realización de estudios de este ni-vel. El CONACyT concedió durante 2001 la totalidad de 500becas a estudiantes del IPN, y con el presupuesto institu-cional se entregaron 470 becas, lo cual hace casi un millar.En la gráfica 8 se presenta la evolución de las becas paraestudios de posgrado en la que se aprecia un crecimientodinámico; que se constituye en una oportunidad de de-sarrollo que deberá aprovecharse mejor y, junto con otrasestrategias, favorecer la incorporación de estudiantes de
  45. 45. ji,~;,¡.); . . tiempo completo en estos programas y optimizar los indi-íilf~ cadores de desempeño (i.e. cobertura, egreso y titulación). No obstante el crecimiento experimentado en la ma- trícula y las becas (CONACyT e IPN), uno de los problemas fundamentales del posgrado es la baja proporción de alum- nos de tiempo completo en la matrícula total. De un total aproximado de cinco mil alumnos, mil tienen una beca (20%) y se dedican tiempo completo a los estudios. Esta situación probablemente se deríva de la atracción ejercida por el mercado de trabajo y por las necesidades económi- cas de los estudiantes. Es posible, también, que el costo de oportunidad sea visualizado por los estudiantes potencia- les como muy elevado, lo que repercutiría negativamente en la decisión de dedicarse tiempo completo al estudio de un posgrado. Si esto fuera así, los programas de posgrado 50 que incorporan la realización de la investigación en el sec- tor productivo, tendrían una oportunidad para el creci- miento muy importante. La situación de los programas de posgrado del Institu- to es muy desigual, tanto en la atención a la demanda, como en los indicadores básicos de eficiencia terminal y titulación. En cuanto a la eficiencia terminal del posgrado, las diferencias en los distintos programas, ramas y niveles son importantes. En cuanto a los programas de maestría, la eficiencia terminal fluctúa de 26 a 33 %, correspondiendo la más elevada a la rama de ciencias médico biológicas, 33.8 %, seguida por la de ingeniería y ciencias físico mate- máticas, 28.8 %, Yla de ciencias sociales y administrativas, 26.9%. En el doctorado dicha eficiencia va de 24 a 62%. La eficiencia terminal promedio más elevada corresponde a
  46. 46. Gráfica 8. Becas para estudiantes de posgrado otorgadas por el iPN y el CONACyT. 1996-2002 700 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 1" Becas IPN "Becas CONACyT I Fuente: Coordinación Generai de Posgrado e investigación, junio 2002.la rama de las ciencias sociales y administrativas, 62.5%, 51seguida por la de ciencias médico biológicas, 48 %, Y de in-geniería y ciencias físico matemáticas, 24.6%. Este com-portamiento es reflejo de las disparidades en los niveles deconsolidación de estos programas. De acuerdo con lo señalado en el PIFOP, la planta aca-démica del posgrado en general, está mal distribuida, conamplias desigualdades entre programas. Uno de los moti-vos pudiera ser la escasa colaboración entre las UnidadesAcadémicas, que ha limitado la participación de académi-cos en los programas de las distintas unidades, o el diseñoy operación de programas conjuntos. Asimismo, la plantaacadémica requiere actualización y participación en progra-mas de superación académica; en algunos casos con forma-ción fuera del Instituto a fin de evitar la posible endogamia
  47. 47. institucional. El crecimiento de la planta académica del posgrado, asi como de docentes con maestria y doctorado se relaciona en la gráfica 9. Gráfica 9. Personal docente de posgrado. Total y por nivel de estudios. 1995-2002 1200 1000 ~ 800 V 600 / / ~ - 400 ;:":::;, - 20 ~V52 " en en ~ <D en en ..... en en !Xl en en en o -., o ~ N o o N o N mi Total personal docente 11 Con maestría O Con doctorado Fuente: Coordinación General de Posgrado e Investigación, junio 2002. En cuanto a la distribución del personal académico por programa de posgrado, el PIFOP señala que, en términos generales, la planta académica pareciera estar subutiliza- da, toda vez que en 19 programas el promedio de alumnos inscritos es bajo y en otros 23 el número de tesistas por profesor es el minimo adecuado. Sin embargo, en 10 pro- gramas de posgrado la cifra de tesistas por profesor está por arriba de lo ideal, lo que indica una sobrecarga de tra- bajo para el profesor, que se reflejará posiblemente en un
  48. 48. problema: baja eficiencia terminal y tiempo de graduaciónmuy largo. Es importante mencionar que los problemas señala-dos son los más comunes, pero hay programas con proble-mas particulares. Por ejemplo, algunos no tienen la cantidadnecesaria de profesores de tiempo completo, o la propor-ción de profesores con doctorado o miembros del SNI es in-suficiente. Lo anterior refleja las diferencias existentes enel desarrollo de los posgrados y de las Unidades Académi-cas. Esta situación se observa en la distribución del total deacadémicos por nivel de estudios y unidad en la tabla 3. Es claro que la planta académica y su productividadpueden constituirse en una fortaleza de la institución, quese reflejaria en una producción elevada de recursos huma-nos en tiempos cortos y asociados a la productividad de los 53profesores. Como está señalado, el posgrado debe reestructurarseen consonancia con las modificaciones que haya en la fun-ción de investigación. Thl y como lo expresa el PDI: "elamplio potencial que la investigación tiene para el Politéc-nico y la sociedad exige adecuar sus modelos para que lainvestigación básica y aplicada interactúen cercanamente,para que los proyectos y resultados generados se vinculencon los estudios de posgl-ado, para que la investigación serealice con critelios de impacto sociaL." (PDI, 2001 :37).
  49. 49. Tabla 3. Personal académico de posgrado por nivel de estudios y Unidad Académica. 2002 Unidad Académica Doctorado Maestría Especialidad Licenciatura Total CIC 39 34 7 80 CICATA-LEG 30 30 CICATA-QRO 10 3 13 CICATA-PUE. 7 4 1 12 CICATA-ALT 6 6 CICIMAR 30 55 3 7 95 CIIEMAD 6 15 6 27 CITEDI 7 9 3 19 CIIDIR-OAX. 7 7 CIIDIR-SIN 4 9 3 16 CSG 4 4 ENCS 93 51 3 147 ENMyH 4 11 14 13 42 ESM 27 33 31 13 104 ESCA-STO 23 41 7 71 ESCA-TEPE 1 14 6 21 ESE 7 12 1 2054 UPIICSA 9 29 1 39 EST 1 9 10 ESFM 48 7 1 56 ESIA-TEC 4 9 3 16 ESIA-TIC 7 5 3 15 ESIA-ZAC 9 31 1 16 57 ESIME-CUL 7 3 2 12 ESIME-ZAC 40 32 1 73 ESIQIE 38 2 40 ESIT 4 5 2 11 CIECAS 4 6 10 CEPROSI 12 13 25 TOTAL 488 442 50 98 1078 Fuente: Coordinación General de Posgrado e Investigación, PIFO?, abril de 2002.
  50. 50. LA GESTIÓN DE LA INVESTIGACIÓN Y EL POSGRADOLos programas de posgrado y la investigación se llevan a ca-bo básicamente en las Secciones de Estudios de Posgrado eInvestigación (SEPI) de las escuelas de nivel superior, uni-dades interdisciplinarias y los centros de investigación delInstituto. A pesar de que en nuestros días el IPN tiene 18Centros de Investigación, todavía el número de investiga-dores, manejo de recursos internos y externos, productivi-dad científica y en posgraduados, entre otros indicadores,es mayor en las Secciones de Estudios de Posgrado e Inves-tigación de las escuelas y unidades que en los Centros deInvestigación. Ello pudiera deberse a que los Centros tra-bajan de manera independiente y aislada del resto de lasUnidades Académicas, con una escasa relación con la do-cencia, lo que los aísla y restringe en su participación en elcontexto institucional. 55 Los investigadores de las SEPI se encuentran básica-mente en cada escuela que atiende la educación superiOl~por lo que la actual organización los hace que compitan porespacios, recursos y personal de apoyo académico y admi-nistrativo, con las necesidades de la educación en el ámbi-to de la licenciatura, sin que haya una concepción integralde la formación en todos los niveles, del tránsito entre ellosy del uso compartido de recursos. Es común que el investi-gador de una SEPI no tenga asignado un auxiliar de inves-tigación dedicado solamente a esta actividad, lo que existe,en el mejor de los casos, son profesores de nivellicenciatu-ra que dedican parte de sus horas de actividades comple-mentarias a realizar investigación.
  51. 51. .iIDii~ En las escuelas y unidades hay proyectos de investi-~ gación dirigidos por profesores que no están adscritos a la SEPI; estos proyectos son llamados de nivel superior para diferenciarlos de los de nivel posgrado. En las escuelas del nivel medio superior la investigación es limitada y repre- senta una proporción menor en el conjunto institucional y está reciamente desvinculada de la investigación que se realiza en los otros niveles. En los centros de investigación todo el personal está dedicado exclusivamente a la investi- gación y al posgrado, aunque hay algunos centros que no tienen programa de posgrado asociado. Ello muestra la heterogeneidad en el desarrollo, concepción y funciona- miento del actual modelo de la investigación y el posgrado en el IPN. De acuerdo con 10 que señala el Modelo Educativo, el56 tipo de organización existente dificulta la coordinación y el funcionamiento integrados. Por tal razón, es preciso crear los organismos colegiados necesarios para su gestión y fi- nanciamiento, de manera que sea posible unir los esfuer- zas de las dependencias involucradas. Por otra parte, en los órganos consultivos y decisorios de la administración cen- tralla participación de los investigadores es escasa. No se cuenta con participación externa que aporte experiencias y orientaciones adecuadas para el desarrollo del posgrado y la investigación. Éstos serán aspectos a resolver con TIlle- vas estrategias que faciliten la colaboración intra e inter- institucional. El Instituto está conformado por Unidades Académi- cas que tienen una relación y trabajo conjunto poco sistemá- tico. Esto es, una red de Unidades Académicas escasamente
  52. 52. estmcturada, que genera duplicidad de esfuerzos e inver-siones y escasa sinergia en el aprovechamiento de los re- - j0cursos, resultados y productos de la investigación y el pos-grado. Así, por ejemplo, el desanollo de los centros ha sidoheterogéneo y asincrónico; en algunos de ellos no hay unaclara definición de la orientación y propósitos; la distribu-ción geográfica no ha sido suficientemente sustentada enla p1aneación y la identificación de los nichos de opor-tunidad debe ser mejor aprovechada. Derivado de ello, pa-rece inexcusable articular mejor las SEPI de las escuelas yunidades a fin de que se constituyan en impulsoras del de-sanollo y consolidación de la institución. La organización actual de la investigación incluye pro-yectos de investigación pertenecientes a un Progranla Ins-titucional que tiene una temática común, proyectos deinvestigación individual y propuestas de estudio de carác- 57ter más limitado o con una orientación distinta a la señala-da en los vigentes programas. El PDI señala que el desarrollo de la vinculación con elsector productivo de bienes y servicios, público y privado, seha enfrentado a los siguientes problemas: 1) rigidez en lasestructuras de las Unidades Académicas que limitan lacolaboración y el trabajo conjunto para el abordaje inter-disciplinario de problemas de los sectores productivo y so-cial; 2) procesos administTativos y de gestión no adecuadoscon las necesidades y tiempos de respuesta a los proyectosde vinculación; 3) una escasa cultura y medios para la pro-tección de la propiedad intelectual. En el ámbito de lainvestigación y el posgrado es claro que superar los proble-mas señalados permitirá darle un mayor impulso a las acti-
  53. 53. vidades realizadas conjuntamente entre el Instituto y el sector productivo. En cuanto a la cooperación nacional o internacional se observa que hay una interacción académica incipiente con otras instituciones y un modelo administrativo y finan- ciero para la cooperación insuficiente, una normatividad poco compatible, en algunos casos, con el fomento a la co- operación, y una escasa consideración de la dimensión in- ternacional en la cultura institucional y en la comunidad académica. El financiamiento al posgrado y a la investigación ha mostrado en el periodo 1995-2002 una tendencia decre- ciente; situación que no es privativa de estas actividades en el Instituto, sino reflejo de las restricciones generales al58 financiamiento público. En particular, en el ejercicio fiscal 2002 los recursos internos asignados menguaron en 5 %, con lo que las posibilidades de consolidación y avance en esta área están limitadas, y restringida la capacidad de cre- cimiento. Además, en este rubro destaca la carencia de apo- yos económicos a estudiantes para la asistencia a eventos académicos, y la insuficiencia de éstos en el caso de los do- centes. Para superar estas dificultades se requieren formas de organización que optimicen el uso de los recursos insti- tucionales tanto humanos como materiales y financieros, y formas de trabajo que hagan más eficiente la operación. Por otra parte, la colaboración entre instituciones educati- vas y la vinculación con los diversos sectores de la sociedad son áreas de oportunidad que, de intensificarse, aportarían grandes beneficios a las actividades de investigación y pos- grado del Instituto.
  54. 54. La organización y la gestión del posgrado y la inves-tigación demandan mejores sistemas de información. Laoperación flexible de los posgrados, la movilidad de estu-diantes y académicos, la investigación centrada en el tra-bajo de grupos de investigadores y la participación en redesrequieren información para la toma de decisiones que escualitativa y cuantitativamente distinta a la que hoy se uti-liza. Por lo que, en los objetivos y metas del presente Pro-grama se considerará el desarrollo de un sistema integradode información para la toma de decisiones acorde con es-tos requerimientos. La normatividad se fundamenta en el modelo preva-leciente, la misma desalienta e incluso obstaculiza la par-ticipación y colaboración entre académicos de diversasUnidades Académicas, por tanto, siendo la cooperación in-trainstitucional y el trabajo en redes una de las estrategias 59para la implementación de los Modelos Educativo y de In-tegración Social, se pretenden cambios importantes en losreglamentos; que favorezcan la participación conjunta deestas unidades en proyectos y programas académicos; lacodirección de tesis por académicos de más de una unidad;la incorporación de profesores visitantes y de estudiantesforáneos a la institución, y que se reconozca y aliente, demejor manera, el trabajo de profesores y estudiantes poli-técnicos en otras instituciones de educación superi01~ na-cionales y extranjeras. La organización y clasificación delpersonal académico deberá revisarse para asegurar que losprofesores e investigadores puedan realizar las tres funcio-nes sustantivas, aunque con diferentes énfasis, y desempe-ñen alguna de las funciones adjetivas inherentes a su acti-vidad académica.
  55. 55. En general, como ya se asentó en el apartado anterior, en las Unidades Académicas existen posibilidades de acce- so diferentes a la información, a los recursos y servicios de cómputo y telecomunicaciones, lo que ha dado como re- sultado que las posibilidades de explotación de dicha infor- mación por parte del personal académico, administrativo y estudiantes sean distintas. Una parte de los recursos exis- tentes son inadecuados e insuficientes para hacer frente al acelerado avance del conocimiento y dificulta la conforma- • ción y participación en redes académicas. Además, existen condiciones asimétricas en las habilidades y capacidades de uso de este equipamiento por parte de los usuarios, así como insuficiencia de personal técnico para proveer servi- cios de entrenamiento y soporte técnico. En consecuencia, parece necesario reorientar las prioridades de inversión y capacitación para satisfacer la creciente demanda de este60 tipo de servicios. Asimismo, de acuerdo con el PIFO], (IPN, 2002), tanto la disponibilidad de un acervo bibliohemero- gráfico como de infraestmctura física y experimental es insuficiente y obsoleta. La gestión y asignación de recursos financieros para la investigación y el posgrado requieren adecuarse a las nue- vas características del Modelo Educativo; por lo que tendrá como criterio básico el impulso a los proyectos que se in- cluyan en los programas y líneas institucionales para el desarrollo conjunto de la investigación y posgrado que se establezcan. Las iniciativas individuales se canalizarán a través de los cuerpos colegiados para su incorporación en el trabajo articulado en las líneas y redes de investigación. Lo anterior implica que se precisará impulsar y ampliar la formación y funcionamiento de comités consultivos para
  56. 56. {tilos programas de posgrado y para las líneas y proyectos de :~~~investigación. La información adecuada para la gestión, nuevas for-mas de concebir el trabajo académico y el cambio en lacultura organizacional hacia una basada en la gestión delconocimiento, así como una organización de la investiga-ción y el posgrado que se derivara del modelo, junto con elejercicio de la profesión académica, y la reorientación delfinanciamiento, serían elementos clave para fortalecer lainvestigación y el posgrado, los cuerpos académicos y lasredes, además de las actividades de cooperación, innova-ción y vinculación asociadas a ellas. Como corolario de lo anterior, parece necesario forta-lecer el Sistema Institucional de Información para que, deforma integral y estratégica, proporcione los elementos 61precisos para la toma de decisiones adecuada y oportuna.A su vez, la mayor profesionalización de la planta académi-ca a través de la obtención del doctorado, como grado de-seable, permitirá contar con la base fortalecida de recursoshumanos que impulsen el modelo, y que apoyen la mayorflexibilización administrativa, con lo que se incrementaránsustancialmente las posibilidades de financiamiento, devinculación y cooperación que fortalezcan la investigacióny al posgrado en el nuevo papel que se les ha asignado enla transformación académica institucional.
  57. 57. EL POSICIONAMIENTO DE LA INVESTIGACIÓN Y EL POSGRADO DEL IPN EN EL NNEL NACIONAL Con el propósito de complementar el diagnóstico de la in- vestigación y el posgrado en el IPN, se procedió a elaborar un estudio de benchmar7cing (IPN, 2003), que se sustenta en un modelo ideal de investigación y de posgrado, que se caracterizaria por: l} una oferta donde el doctorado y la maestría tienen un mayor peso relativo, por lo que la aten- ción a los alumnos debe concentrarse en estos dos niveles; 2} la planta académica está formada por profesores investi- gadores consolidados, reconocidos por su producción en la investigación y su capacidad en la formación de recursos humanos de alto nivel; 3} la calidad del personal académi- co se ve reflejada en índices de impacto, en financiamiento externo para la realización de proyectos, en el apoyo exter-62 no a los estudiantes de posgrados y en una alta titulación de alumnos. Si bien la investigación y el posgrado tienen un amplio campo de intersección, cada uno de éstos tiene, a su vez, uno propio, por ello la comparación se realizó utilizando indicadores diferenciados para cada una de estas dos fun- ciones. Esto con el propósito de facilitar la identificación de la o las instituciones líderes, determinar las brechas o di- ferencias de desempeño que tiene el IPN con relación a dichas instituciones líderes, a fin de diseñar las estrategías y acciones que complementen a las establecidas en el PDI 2001-2006, Y que conduzcan a disminuir o eliminar las di- ferencias y lograr una mejor posición del IPN en el contex- to nacional del posgrado y la investigación. Por lo anterior, el diagnóstico por comparación se elaboró en dos versio-

×