Migración y enriquecimiento cultural

819 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
819
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
5
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Migración y enriquecimiento cultural

  1. 1. 1 Migración y Enriquecimiento Cultural.“Los espejos están llenos de gente.Los invisibles nos ven.Los olvidados nos recuerdan.Cuando nos vemos, los vemos.Cuando nos vamos ¿se van?” Eduardo Galeano.“Si nos encerramos en nosotros mismos, hacemos más profunday exacerbada la conciencia de todo lo que nos separa, nos aísla ynos distingue. Y nuestra soledad aumenta…” Octavio Paz, El Laberinto de la soledad.Vivimos hoy en un mundo convulso donde no bastan las palabraspara delimitarlo y donde las definiciones de las mismas más queaclarar confunde. Una mirada a vuelo de pájaro sobre términos,de uso frecuente hoy, como cultura o globalización, que correnpor caminos diversos sin encontrar para sí mismas un factorcomún que las identifique y las defina nos obligan a repasar el 1
  2. 2. 2diccionario. Las palabras cultura y globalización carecen de unadefinición universalmente aceptada encontrando en losdiccionarios de la lengua, ideológicos o económicos las másvariadas interpretaciones de los términos en cuestión. Desdeeste punto de vista los conceptos que de ellos se derivan dejande ser funcionales, por lo que, siendo pragmáticos, debemosenunciar un significado particular cuando queremos abordarproblemas concretos. No digo estas cosas por satisfacción mía yfastidio de ustedes sino porque para abordar la relaciónexistente entre la cultura y la migración tendremos queexaminar algunos elementos del concepto de cultura que nospermitan estudiar el impacto migratorio de los grupos humanosque comparten una identidad cultural. Así mismo analizaremosla migración como un factor que influye positivamente en lasculturas de acogida a través de su interacción y mestizaje.Permítaseme incluir algunas definiciones y datos estadísticos dela ONU en relación con el asunto en cuestión:Según la Organización de Naciones UnidasLos términos inmigración y emigración se utilizan parareferirse a los movimientos entre los países, mientras quela migración interna especifica el movimiento dentro de unpaís.1Emigrante. Es toda persona o migrante que se movilizadesde su lugar de procedencia a otro, posee la calidad deemigrante respecto del lugar que deja. 2
  3. 3. 3Inmigrante. Toda persona o migrante que se movilizadesde su lugar de procedencia a otro, posee la calidad deinmigrante respecto del lugar de llegada.Los movimientos migratorios pueden ser definitivos otemporales, voluntarios o forzados, e internos ointernacionales.Hay otro tipo de migración conocida como pendular que serefiere a los desplazamientos que se hacen a diario entre ellugar de residencia y el de trabajo.CAUSAS DE LA MIGRACIÓNDe acuerdo al Fondo de la Naciones Unidas las causasprincipales que motivan la migración internacional son:• La búsqueda de una vida mejor para una persona y sufamilia.• Las disparidades de ingresos entre las distintas regiones.• Las políticas laborales y migratorias de los países deorigen y destino.• Los conflictos sociales y políticos que impulsan lamigración transfronteriza.• La degradación del medio ambiente, que incluye lapérdida de tierras de cultivo, bosques y pastizales.• Migración de jóvenes con mayor nivel de calificaciónacadémica. 3
  4. 4. 4La deslocalización de las empresas, provocada por laglobalización económica, con los consiguientes perjuiciospara el país de origen y el país de destino.De acuerdo al Consejo Nacional de Población las causasprincipales que motivan la migración internacional son:• Factores vinculados con la oferta-expulsión de fuerza detrabajo.• Factores asociados con la demanda-atracción.• Factores sociales que ligan a los migrantes con la familia, losamigos, las comunidades de origen y las de destino.cambio climático, la desertización, etc, etc.Según el informe Migraciones Internacionales y Desarrollo, delSecretariado General de Naciones Unidas, de mayo de 2006, laexpansión de los procesos migratorios en los últimos 30años ha sido extraordinariamente importante. El número de Lasguerras, los conflictos internos, el deterioro de las tierras, etc.los migrantes, que en 1965 era de 75 millones, pasa a 155 millonesen 1990 y a mas de 200 millones en 2005, lo que representa unaumento anual superior al 2,60%, mientras que el de la poblaciónmundial total apenas llegaba al 1,7% al año.El sectarismo de los Estados, la interesada demagogia de lospolíticos y la ignorancia general sobre este tema exigen unaclarificación de sus supuestos básicos, comenzando por deshacerla confusión que reduce las migraciones a las solas emigraciones.No se ha logrado que exista el derecho total de migrar, pues,aunque el artículo 13 de la Declaración Universal de DerechosHumanos reconozca el derecho de emigrar, ha sido imposibleintroducir en ningún marco legislativo el derecho complementario de 4
  5. 5. 5inmigrar. Cierto que el derecho de asilo y el derecho dereagrupación familiar han sido brechas posibles, pero que han dadopoco de sí, por lo que ahora se están explorando las posibilidadesque ofrece el derecho a la "migración de instalación" en el marco delas integraciones regionales, como es el caso de la Unión Europea ysobre todo de la Comunidad Económica de los Estados de ÁfricaOriental (CEDEAO).En España la recepción de inmigrantes con certificado de registro otarjeta de residente en vigor, de conformidad con los ficheros de laDirección General de la Policía y de la Guardia Civil a 31 de Marzodel 2008 llegaba a 4.192.835 sin tener en cuenta ilegales, asiladosy trabajadores transfronterizos. De éste total 2.230.180, es decir el53.2% corresponden a extranjeros incluidos en el régimen generaly 1.962.655, es decir el 46.8% corresponden al régimencomunitario, del que forman parte los ciudadanos de la ComunidadEconómica Europea.Con estos datos trataremos de hacer un enfoque constructivo de lasituación. Debemos tener presente que, el esclavismo, el vasallaje ycualquier otra forma de subordinación del hombre por el hombredesapareció para siempre en el espíritu de las mayorías con laRevolución Francesa que convirtió al súbdito en ciudadano de plenoderecho. Los valores de dicho movimiento, la libertad, la igualdad yla fraternidad emprendieron una larga trayectoria que han hecho delciudadano de éste nuevo siglo que comienza su andadura un titulardel Estado de Derecho; un titular del Estado de bienestar y untitular de la participación política a través de las institucionesdemocráticas. Titularidades estas que se han ofrecido al resto delmundo como un ejemplo de cultura y civismo. Hoy ningúnciudadano aceptara que se le nieguen estos derechos ni a él, ni aningún ser humano. De ahí que, estos derechos que son nuestracarta de presentación ante el mundo, no pueden otorgarse por víade excepción. Los inmigrantes, como seres humanos, cuando pisanterritorio Europeo, cuando pisan la Europa de las Libertades han de 5
  6. 6. 6ser tratados como ciudadanos iguales. Todo lo demás seria olvidarque la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano seproclamo en Europa como un valor Universal, pero la realidad noconfirma la regla. La ausencia de dichos derechos para losinmigrantes lo confirma, nos basta con un somero recorrido por laslegislaciones sobre inmigración de algunos países Europeos paracomprender que algo está fallando en nuestro sistema de defensade las libertadas ciudadanas.Permítaseme, para reforzar mis palabras traer aquí una cita deAlain Touraine, quien en un artículo para la revista La factoría,titulado “Indicadores para el diálogo intercultural” afirma:“Simplemente pido que, primero, se rechace, ante todo, todas lasformas de búsqueda de homogeneidad. Segundo, se reconozca lapluralidad de las formas de cultura minoritaria. Tercero, que todo elmundo acepte la idea de que hay que combinar, de una manera uotra, la participación en un mundo internacionalizado prácticamenteeconómico y tecnológico con la renovación o la creación deproyectos culturales específicos. Y. finalmente, y es el punto másconcreto, pero que ya supone haber RESUELTO GRANDESPROBLEMAS, creo que es muy probable que se mantenga unacierta dualidad de modelos entre los países, sean Estados Nación,grupos culturales o regiones, etc. Unos insistirán en la necesidad demantener una definición de ciudadanía como vinculo social sincontenido cultural, tipo revolución Francesa o revolución Americana.Otros, se inclinaran por el modelo que dará mucha menorimportancia al Estado, incluso en su forma más democrática, y quese define básicamente por la limitación del Estado y por laautonomía de las comunidades. Para hablar según el viejovocabulario del siglo XVIII, hay una tendencia a Jhon Locke y unatendencia a Jean Jacques Rousseau, pero ambas se encontrabanen la Constitución Americana y en la Declaración Francesa.Cuando se llega a este punto el debate se hace bastante civilizado”. 6
  7. 7. 7Y, acaba afirmando Alain Touraine:“Creo, no obstante, que los grandes peligros ya quedan algo lejos,actualmente no debe existir el peligro de un totalitarismo cultural,que es tan duro e insoportable como las demás formas detotalitarismo”Es con estos mimbres que debemos construir el nuevo mundocultural, su urdimbre debe ser levantada alejándonos deltotalitarismo cultural en relación con la inmigración y teniendopresente que, las condiciones previas serian:El derecho a la ciudadanía sin excepcionesEl derecho a la inserción laboral sin restriccionesEl Derecho al desarrollo de las potencialidades creativas individual ycolectivamente, y, por ultimoEl derecho al disfrute pleno del Estado de Derecho y del Estado deBienestar.Es necesario igualmente dotar el proceso de la migración de unmarco jurídico común, eficaz e interinstitucional. Se de las inmensasdificultades que presenta este proceso, tanto más cuanto que, nisiquiera ha sido posible formular una carta común de Derechos yobligaciones de los inmigrantes dado que el convenio para laprotección de los trabajadores inmigrantes suscrito en 1990 por laAsamblea General de las Naciones Unidas y ratificado después deun larguísimo proceso que abarca dos décadas por 37 Estadosescasamente funciona, por no decir que esta en terreno muerto.Igualmente el Foro mundial para la Emigración y el Desarrollo de laONU, liderado por Kofi Anan, no ha llegado a convertirse en elinstrumento de promoción normativa y de coordinación ejecutivaque se necesita. De otra parte, calificar de progresista, como sepresento, la aprobación de la última Directiva Europea, que regula 7
  8. 8. 8de forma indebida y arbitraria, la expulsión de inmigrantes y ladeportación de menores no deja de ser provocadora. Para bien detodos, también hay que afirmar que, la carga negativa de ladirectiva, lamentablemente aprobada, es abrumadora entre laCiudadanía Europea. Dicho esto tenemos que admitir que elproblema sigue vigente, que es responsabilidad de todos y que, porlo mismo, quienes nos llamamos progresistas tenemos la obligaciónde acercar posturas y buscar soluciones. Es urgente quecomprometamos todos nuestros esfuerzos para exigirle a lasautoridades nacionales y a las entidades internacionales laelaboración de una Carta Común sobre las migraciones que seaobligatoria para todas las Naciones, o al menos, una directivacomún, con fuerza de cumplimiento, que funcione como un códigode los organismos mundiales que evite interpretacionestendenciosas y proteja de una vez por todas a los emigrantes. Eneste proceso debe integrarse toda la sociedad: El Estado, losCiudadanos, las organizaciones sindicales, las ONG, lasadministraciones, los partidos políticos, la iglesia etc. Etc.Las migraciones son un proceso que forma parte del desarrollointegral de las sociedades con efectos positivos sobre lascomunidades de origen y destino cuando son encausadosadecuadamente. Tradicionalmente se ha pensado, no sin ciertarazón, que las migraciones están impulsadas por la falta deoportunidades laborales y educativas, por la marginación a la queestá sometida un inmenso porcentaje de la población mundial o porgraves problemas políticos internos. Sin embargo, a día de hoy, lasmigraciones tienen connotaciones más profundas como producto dela globalización económica, la deslocalización de las industrias y porende de la mano de obra, el surgimiento de una nueva culturamundial especialmente tecnológica que determina y modifica lasideas y la forma de comunicarnos permitiendo, en tiempo real, elintercambio de ideas, necesidades, practicas, valores y actitudes 8
  9. 9. 9antes desconocidos, que interactúan en los comportamientos de lassociedades receptoras de estos conocimientos, integrando de unamanera efectiva la comunidad mundial. Este fenómeno, propio delsiglo XXI, afecta de manera especial a las gentes jóvenes ypromueve de manera exponencial la movilidad de las sociedades,las migraciones. Ha sido el surgimiento de las nuevas tecnologíaslas que han traído con sigo la incorporación de los medios masivosde comunicación en la vida cotidiana, creando importantes redesmasivas de comunicación alrededor del mundo, manteniendo a lapoblación intercomunicada entre sí. Estos procesos han generado ala vez un intercambio entre las características de vida tradicionalesy las que comienza a generar las expectativas de un nuevo mundo.Las nuevas generaciones de ciudadanos ya no se caracterizan porel deseo de acceder a nuevos espacios y mejores recursoseconómicos, lúdicos, informativos, educativos, y mayor espaciopolítico, democrático e institucional; las nuevas generaciones seconsolidan como un conglomerado diferente y fuerte que cuentacon nuevas herramientas y nuevas capacidades para alcanzar unanueva sociedad, un nuevo mundo en constante expansión ydesarrollo, donde aplicara todas sus experiencias en beneficio deuna nueva sociedad. El mundo que nosotros conocíamos hoycomienza a sernos ajeno y distante.Todo cambio cultural atraviesa por un proceso de modificacionesdel comportamiento subjetivo individual, social y familiar etc., etc.Un proceso continuo, complejo de readaptaciones que deben serresueltas con diferentes medidas tendientes a evitar el colapso y ahacer menos severos los cambios, tanto más si ellos, abarcanaspectos tan importantes como forma de vida, costumbres engeneral, códigos éticos y existenciales, vínculos familiares,amistosos, hábitos alimenticios, idioma, religión, prácticas políticas yrestricción de derechos en relación con los habitantes del lugar deacogida. 9
  10. 10. 10Los cambios, por sencillos que parezcan, implican modificacionessignificativas de la noción de cultura. Se modifica, total oparcialmente, el mundo real en que se ha vivido para adaptarse alos nuevos simbolismos del nuevo mundo en que se vive. Es porello que el emigrante siente que rompe, pierde sus raíces, y sesiente frágil ante su nueva realidad sobre la que no tiene ningúncontrol dando origen a una amplia variedad de conflictos queafectan su relación con el mundo externo que le rodea. Dice elSociólogo Josep Burcet que, “La cultura de cada pueblo seempieza a ver como lo que da forma a la manera de vivir de laspersonas de una manera parecida a cómo el genoma condicionaa los organismos vivos o, salvando las distancias, como el"software" que da forma a lo que pueden hacer los ordenadores.Siguiendo con esta analogía, se podría decir que la cultura vienea ser como el sistema operativo y el software de las sociedades”.Antes de traer aquí lo que consideramos indispensable realizarpara hacer viable el enriquecimiento cultural de la sociedad através de las migraciones es importante citar como ejemplo dede éste hecho a Richard Pells en su obra “¿Existe el Mcmundo?”donde afirma que, la cultura Norte Americana es un ejemplo deenriquecimiento cultural debido a la acción permanente deinfluencias extranjeras, dado que, al ser un país de inmigrantesdesde sus orígenes, su cultura ha recibido, a través de lasmigraciones influencias foráneas de todo tipo, académicas,artísticas, literarias, ideológicas, científicas, que se reflejan entodas las formas en su cultura popular, en todas las actividadesde su vida social, a tal punto que, contrario a lo que puedepensarse sobre la influencia norteamericana no ha pretendido 10
  11. 11. 11colonizar el mundo culturalmente, sino que, Estados Unidosgracias a la diversidad de culturas que en él se alojan se haconvertido, sin habérselo propuesto, en una réplica del mundoque de una u otra manera queremos imitar, pero que, a pesarde esta constante migración sobre Estados Unidos, el trato quese le da al inmigrante dista mucho de ser socialmente aceptable.Planteado así el problema, aun que tiene mucho de verdad, estáun tanto alejado de la realidad por cuanto deja de lado losproblemas de integración social y adaptación cultural de diversosgrupos en el interior del país. Igualmente y con mayorcomplejidad aun debe tenerse presente el frecuente uso de laidentidad cultural utilizada por algunos grupos que buscanconseguir el poder político o mantenerse en él comoinstrumento para conseguir movilizaciones que, al reforzar laidentidad étnica se trasforma en herramienta para combatir ysatanizar a los otros y justificar la violencia étnica.A fin de evitar las actitudes negativas descritas y generar lascondiciones imprescindibles para fomentar que la inmigraciónsea vista como un factor de enriquecimiento y diversidadcultural es fundamental, desde las instituciones gubernativas,gestionar adecuadamente las migraciones para conseguir unainserción efectiva del inmigrante dentro de la sociedad de lospaíses de acogida y dentro de su cultura. El primer obstáculo quehay que salvar es el que dice relación con el reconocimiento de ladiversidad cultural y el respeto a los derechos fundamentales yculturales de todas las culturas presentes en el organismo social. 11
  12. 12. 12La integración de los inmigrantes precisa del respeto por suidentidad, pero el inmigrante debe tener presente que es sudeber respetar la lengua, la cultura, las tradiciones y elordenamiento jurídico e institucional de la sociedad de acogida.De otra parte, la integración del inmigrante requiere deinserción en la vida laboral que le permita realizarse y demostrarsu capacidad y potencialidad; acceder igualmente al ejerciciopleno de los derechos políticos y ciudadanos. Con ello sepermite al inmigrante mantener su cultura y a la vez laobediencia debida, con los deberes y obligaciones que leimponen, en condiciones de igualdad, la sociedades de acogida,que a su vez, con esas bases, asimilaran e integraran alinmigrante al considerarlo como un igual, ambas culturas, conese presupuesto, saldrán beneficiadas. Sé que en diferentesámbitos sociales y políticos hay personas interesadas, más pormezquindad de espíritu que por otra cosa, para impedir llevar abuen puerto el proceso de integración, pero es interés yobligación del estado y las instituciones imponer los criterios deley necesarios para evitar distorsiones que afecten el procesocreando guetos y conflictos que enrarecen y complican la vidasocial.Para finalizar quiero recordar, para que no olvidemos, laspalabras de Albert Camus, “Todo Muro es una Puerta”, alrespecto, Eduardo Galeano nos recuerda que, vivimos rodeadosde muros: los de Cisjordania, el que levanta Estados UnidosFrente a México, el muro de Marruecos contra los Saharauis, lasvallas en Ceuta y Melilla, el muro de Berlín que al fin cayo, la 12
  13. 13. 13cortina de hierro que aún persiste y otros que no son físicos,pero no por ello, menos traumáticos y entre ellos, el considerarque el otro es diferente y que por lo mismo, podemos ofenderlo,en fin, los muros de la infamia. Y se pregunta, ¿Por qué será quehay muros tan altisonantes y muros tan mudos?Carlos Herrera Rozo 13

×