Metodo de la_nueva_evangelizacion[1][1]

352 views

Published on

Cuál es el mètodo de la nueva evangelizaciòn?
Texto escrito por Carlos Arboleda Mora para la Arquidiòcesis de Medellín, Colombia

Published in: Spiritual
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
352
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
4
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Metodo de la_nueva_evangelizacion[1][1]

  1. 1. NUEVA EVANGELIZACION Y NUEVOS METODOS. 1. EL HOMBRE SE PLANTEA UNAS PREGUNTAS EN LOS MAS PROFUNDO DE SU SER.El punto de partida de la reflexión se sitúa en una pregunta existencial: «Qué es el hombre,cuál es el sentido y el fin de nuestra vida, qué está bien y qué es pecado, cuál es el origen yel fin del sufrimiento... y, finalmente, cuál es el misterio último e inefable que envuelvenuestra existencia, de dónde procedemos y hacia dónde nos dirigimos».(Nostra Aetate 1 b).Es la pregunta fundamental y el esfuerzo por dar una respuesta marca toda la historia.Encontrar lo que es el hombre es el reto del pensamiento. Encontrar la estructura ontológicaoriginal del hombre es el debate fundamental de toda ciencia y sabiduría y es la búsquedaque hace todo hombre de buena voluntad. Los deseos irrefrenables de conocer, querer yhacer están manifestando esa búsqueda de lo originario humano y es una constante que nose puede negar. Religiones, sicologías, ideologías y cosmovisiones tratan de llegar a unarespuesta. ¿Qué es lo que satisface los deseos de conocer, querer y hacer el hombre? Si elhombre es una continua búsqueda, ¿dónde está la respuesta o el encuentro? Debe haberlapues, de lo contrario, el hombre será una pregunta sin respuesta, una búsqueda sin hallazgo.Esta es la pregunta que se hacen los hombres y que corresponde a lo que es su vida. SanAgustín ha ayudado a comprender la situación. La vida es un continuo movimiento, unamovilidad vital según San Agustín, la inquietud, “Inquietum est cor nostrum”: la“inquietud” como constitución ontológica fundamental de la subjetividad humana. Sercarencia y deseo, anhelo y fracaso, es la realidad del ser humano. La existencia esdesasosiego, angustia y búsqueda. Para San Agustín es la la búsqueda de la vida feliz, lavita beata. “Cuando te busco a tí, Dios mío, es la vida bienaventurada lo que busco. Que tebusque yo para que viva mi alma, pues si mi cuerpo vive de mi alma, mi alma vive de tí”.El hombre es un buscar que es el mismo buscar, no es buscar cosas sino buscar a Dios. Elsentido fundamental de la vida es buscar el sentido que, en términos teológicos, es Dios.Pero cualquier hombre, aún sin fe, está en búsqueda del sentido. Esta búsqueda o cuidadoes una estructura originaria humana o totalidad estructural originaria. Esta estructura tiene
  2. 2. tres elementos o modos: la “existenciariedad”, la “facticidad” y la “caída”. Estos elementosconstituyen el andamiaje de todo el ser humano. La existenciariedad es la realidad delhombre que está acá como posibilidad y como anticipándose a sus posibilidades. Vivir enfunción de las posibilidades es, según Agustín, vivir anticipadamente la vida futura.La facticidad se refiere al hecho de estar en este mundo. Encontrarse con la existenciarecibida, colocados o arrojados en el mundo, situados sin haber pedido el permiso,despedidos del ser, desnudos ante la posibilidad de no ser. Arrojados con una autosensaciónemotiva de que se es creado con la posibilidad de volver a Dios.La caída es la preocupación por las posibilidades más a la mano del hombre, olvidando lamayor posibilidad, la conquista de su ser propio. Es lo que Agustín llama la delectatio,gozar con lo pequeño, con lo trivial, con lo que está al alcance de la mano, derramarse enlas pequeñas cosas y clausurar el horizonte vital.“No es cierto, pues, que todos quieran ser dichosos, pues los que no quieren gozar de Vos,que sois la única vida dichosa, cierto es que no quieren la vida dichosa. ¿O es que todos loquieren, mas como la carne apetece contra el espíritu y el espíritu contra la carne, de suerteque no hacen lo que quieren (Gal., 5, 17), caen sobre lo que pueden, y con ello secontentan, porque lo que no pueden, no lo quieren con tanta eficacia cuanta es menesterpara que puedan? Porque pregunto a todos qué prefieren: gozar de la verdad, o de lafalsedad; tan no dudan decir que prefieren gozar de la verdad, como no dudan decir quequieren ser felices. Porque la vida feliz es gozo de la verdad; pues éste es gozo de Vos, quesois la Verdad, ¡oh Dios, luz mía, salud de mi rostro, Dios mío! Esta vida bienaventuradatodos la quieren; esta vida, que es la única bienaventurada, todos la apetecen; el gozo de laverdad todos lo quieren. Muchos he tratado que querían engañar, mas ninguno que quisieraser engañado.”La tentación es la tendencia a la dispersión y absorción en el mundo. Esta tentación semanifiesta en tres formas: la concupiscencia de la carne, la concupiscencia de los ojos y laambición del siglo. Formas que no deben entenderse en sentido moralizante ascético, sino
  3. 3. como verdaderas posibilidades de perder el camino: quedarse en las cosas y no ir a loesencial, Dios-Se pierde el hombre en los objetos y pierde la mayor posibilidad de su existenciariedad. Elhombre es absorbido por el mundo circundante de cosas y de hombres. Quiere ser temido,quiere ser amado, quiere ser servido, es decir, está perdido. El hombre ya no piensa sinoque actúa como se piensa en el mundo, como se piensa en el periódico, como se piensa enlos medios de comunicación.Pero en medio de la caída resuena la llamada de Dios (Agustín). Es una llamada en laprofundidad de la conciencia. Llamada que puede ser el Evento, instante que deslumbra unmomento y que ilumina al hombre. O llamada que puede ser luz interior, iluminaciónsúbita, que llama al hombre desde su condición de caído a vivir en una luz más alta.La Escritura ofrece una respuesta que incluye toda esta estructura y la completa con laefectiva posibilidad de un encuentro con el sentido que se busca. El hombre es criatura enel mundo amada por Dios. Este dato incluye toda la esencia del hombre. Es una criatura,por tanto, finita y mortal, colocada en el medio del mundo (histórica y situadaecológicamente) y amada por Dios (una persona que la ha llamado a la vida). Lanzada en elmundo como un ser donde Dios se manifiesta, en el ahí del hombre se revela Dios. Elhombre es el lugar donde Dios se manifiesta.En el origen del hombre hay una experiencia fundamental de llamado (del creador a lacreatura), pero llamado de amor (del amante al amado), lo que hace que haya unadependencia ontológica radical, pero que es dependencia de relación amorosa y no dedominio. Esa creación amorosa está descrita en la Escritura como creación a “imagen ysemejanza”. Aunque el Antiguo Testamento no desarrolla mucho estos conceptos, sí songuía de su concepción antropológica: el hombre es una deliberación de Dios (Gen 1, 26-27); el hombre domina la creación (Sal 8,7); la vida del hombre es inviolable (Gen 9,6); elque derramare sangre del hombre, por el hombre su sangre será derramada; porque aimagen de Dios es hecho el hombre; el hombre es inmortal (Sab 2,23). Esta concepción
  4. 4. será recogida más directamente después de los LXX por el Nuevo Testamento y por losPadres de la iglesia. Por eso se podrá decir que el Hijo, hombre y Dios, es el «reflejo» delesplendor de Dios y la «imagen» perfecta de él (Heb 1,3; 2 Cor 4,4; Col 1,15). El NuevoTestamento recoge claramente esa concepción: «El hombre no debe cubrir la cabeza porquees imagen y gloria de Dios» (1 Cor 11,7).«Con la lengua alabamos al Señor y Padre nuestro y maldecimos a los hombres, que estánhechos a semejanza de Dios: Santiago (3,9). Cristo es la imagen de Dios invisible (2 Cor4,4; Col 1,15) no únicamente por ser Dios, sino por ser la perfecta revelación de lo que es elhombre. El hombre revestido de Cristo realiza su estructura ontológica originaria: serconforme a la imagen de su Hijo. (Rom 8, 29).Santo Tomás lo expresa en estos términos:La imagen de Dios en el hombre puede considerarse de tres modos. Primero, en cuanto queel hombre posee una aptitud natural para conocer y amar a Dios, aptitud que consiste en lanaturaleza de la mente, y es común a todos los hombres. En segundo lugar, en cuanto que elhombre conoce y ama actual o habitualmente a Dios, pero de un modo imperfecto, y ésta esla imagen procedente de la conformidad por la gracia. Finalmente, en cuanto que el hombreconoce actualmente a Dios de un modo perfecto, y es la imagen que resulta de la semejanzade la gloria.El primer modo se da en todos los hombres, el segundo solo en los justos y el tercero,exclusivamente, en los bienaventurados. Está indicando que la imagen es universal,ontológicamente se da en todo hombre y no solo en los bautizados. Imagen que es pasiva-activa. Pasiva en cuanto el hombre fue llamado a imagen y semejanza. Activa en cuantodebe perfeccionar esa imagen con el uso cuidadoso de su libertad.En la misma cuestión 93, Santo Tomás dice:
  5. 5. Debemos considerar ahora el fin o término de la producción del hombre, en cuanto que sedice hecho “a imagen y semejanza de Dios”. Indica que el ser imagen de Dios es unproceso: la dignidad de ser imagen de Dios no es algo solo dado, sino también algoconquistado por la acción libre del hombre con el auxilio de la gracia: “Hagamos al hombrede tal manera que se dé en él la imagen”.El esfuerzo libre del hombre es hacerse como Cristo, modelo que realiza la plena imagen deDios y que conduce a Dios (1 Cor 15 25- 28; Ef 1,10; Col 1,15-20; Apoc 22,13). Lacristificación es la tarea del hombre que quiere ser plenamente hombre, ese es el fin otérmino de la perfección. 2. LA REVELACION, MANIFESTAR AL HOMBRE LO QUE REALMENTE ES.La revelación es la donación del amor de Dios revelando que el hombre es amor. Larespuesta del hombre es la fe: decir sí a la donación del amor, es decir, ser amor y dar amor.La evangelización es provocar la experiencia del amor de Dios.Lo que no es la nueva evangelización: - Hacer que la gente vuelva a una sociedad de cristiandad, a una sociedad ritualista, a una vida llena de acticos de piedad, a una mentalidad de que todo es pecado - Hacer aprender el catecismo de memoria. - Volver a celebrar misa como en tiempos idos, vestir sotana, rezar jaculatorias… - Plantear una idea de revelación como recepción de unos mandatos directamente de Dios en forma de decretos de obligatorio cumplimiento. - Mostrar que la vida cristiana es el cumplimiento legal de los mandamientos. - Recluirse en comunidades cerradas poseedoras de la verdad universal y única. - Volver a un subjetivismo espiritualista desligado del mundo o contra el mundo. 3. LOS ELEMENTOS CONSTITUTIVOS DE LA IGLESIA
  6. 6. Los elementos constitutivos de la iglesia son la fe, la liturgia y la ética, donde la personaexperimenta a Dios, lo celebra y lo vive. En otras palabras, hay iglesia donde está laEscritura escuchada y aceptada, la celebración litúrgica del amor de Dios y la vivencia éticao actuación de la palabra en la vida. Escritura, sacramentos y ética unidos como una solarealidad vivida.Solo una experiencia mística pone en relación con Dios, una relación que constituye a loshombres como sujetos pasivos del llamado y los constituye como amor. Quien ha tenidoesa experiencia de amor la comunica. Es su deber imperioso ser testigo de que ha sidoelegido, ha sido llamado. No por deber, ni por imposición, sino por su carácter difusivo, elamor impele a la acción testimonial. Esta acción testimonial es recogida en el número 14 dela Encíclica Deus Caritas Est (DCE) donde, gracias al ímpetu de la experiencia, fe, liturgiay ética, se convierten en la misma cosa: una simultaneidad de llamada, celebración yrespuesta.“Fe, culto y ethos se compenetran recíprocamente como una sola realidad, que se configuraen el encuentro con el agapé de Dios. Así, la contraposición usual entre culto y éticasimplemente desaparece. En el «culto» mismo, en la comunión eucarística, está incluido ala vez el ser amados y el amar a los otros.” (DCE 14).Ya en el número uno de la DCE se había dicho que el inicio de todo es el acontecimientomístico del encuentro, la experiencia:“No se comienza a ser cristiano por una decisión ética o una gran idea, sino por elencuentro con un acontecimiento, con una Persona, que da un nuevo horizonte a la vida y,con ello, una orientación decisiva”. (DCE 1).De manera especial la creación y el misterio de Cristo muestran el llamamiento del amor.Amados, llamados, enviados. El hombre es creado por amor a imagen de Dios: es tri-alteridad, llamado por una Trinidad, creado por el amor trinitario. A semejanza de laTrinidad: el hombre es proyecto de tri-alteridad para llegar a ser como Dios un amor
  7. 7. trinitario. Ser abierto para ser trino. El hombre en sí es como una trinidad pues está abiertohacia el otro mediante el aliento del amor de Dios 4. HUMANIDAD Y DIVINIDAD NO SON ESFERAS DISTINTAS, SINO QUE DIOS SE REVELA EN LO MAS PROFUNDO DEL HOMBRELa laicización de la cultura es consecuencia de la separación radical entre razón y fe, en laque a la razón le corresponde el gobierno de lo natural y la fe es relegada a lo sobrenatural.Lo sobrenatural aparece como extrínseco al hombre, como algo impuesto desde fuera. Peroen esta perspectiva el hombre no está hecho en sí para Dios, sino solo llamadoexteriormente a la visión de Dios. La visión de Dios sería algo añadido, no propio de sucondición ontológica natural. Blondel, por ejemplo, parte de la inmanencia donde se afirmalo trascendente. A partir de él se entiende que la naturaleza humana está históricamenteinclinada a lo sobrenatural. Hay que desestimar la idea de una naturaleza pura o neutral yaceptar que la destinación a lo sobrenatural es gratuita intrínsecamente. Esto da pie paradecir que naturalmente el hombre está inclinado, por gracia, hacia Dios. La ley natural seríasu condición ontológica de estar abierto a Dios y de ahí se extraen las consecuenciasteológicas y morales.¿Cuál es la experiencia fundamental que sirve de base a la fe cristiana y que fundamentasu compromiso caritativo? El Papa responde a esta pregunta volviendo a la experienciaoriginal del cristianismo como experiencia mística de Dios, experiencia de la cual brotanlos compromisos éticos. Con una visión agustiniana, el Papa insiste de nuevo en laexperiencia de fe como inicio, fuente y fuerza de todo el trabajo testimonial de la Iglesia.La experiencia original de un don entregado y recibido en libertad, es el fundamento detoda donación y de toda interdonación. La fe es una experiencia de donación de amor yquien tiene esa experiencia la comunica. Sin esa experiencia puede haber ética social, perono ética social cristiana, es decir, una ética de interdonación y de testimonio. 5. METODO DE LA NUEVA EVANGELIZACION.
  8. 8. La experiencia de la fe es la condición inicial del anuncio del evangelio y del testimonio deJesucristo. De esa experiencia brota la misión como testimonio de vida, testimonio queexige formación en comunidad de fe. Esto plantea el problema de la identidad propia comotestigos y la forma de presentar el testimonio. Por eso, la lógica del cristiano va en la líneade experiencia- testimonio- comunidad- formación- misión.En términos pastorales hay que repensar el método para que el cristiano sea plenamentecristiano y pueda ser testigo de su ser cristiano. Este método no puede ser hoy unaprendizaje de memoria de los textos bíblicos o eclesiásticos, ni un cumplimientodeontológico de preceptos morales, ni una imposición tradicional de ritos y costumbres, niuna sumisión del espíritu a un dictado de un agente pastoral. El método de laevangelización, partiendo de la experiencia, lleva una vida nueva, una nueva forma de veral hermano, a vivir en “otro mundo” diferente a “este mundo”, constituyéndose en unapropuesta, un estilo de vida, una manera de mirar, que hace de la vida una “vida bella”,digna de ser contemplada por otros y seguida por convicción. No conduce, por tanto, elmundo hacia una nueva cristiandad sino a un mundo con sentido plenamente humanodonde los cristianos son la luz que ilumina el sendero.La línea de experiencia- testimonio- comunidad- formación- misión se puede explicitar así: - Experiencia de Dios. No hay una sola forma de experimentar a Dios pues él se manifiesta donde quiere y como quiere. Puede darse la experiencia mística de quien cambia su vida por la aparición de una presencia innominable como sería el caso de los grandes místicos. Pero puede ser también un instante revelatorio (un flash místico) que se da cuando se escucha una palabra, se asiste a una celebración litúrgica, se lee una narración experiencial, se contempla la naturaleza o una obra artística. O se puede dar la experiencia cuando se vive una situación difícil como la muerte, un accidente, un evento extraordinario en la vida ordinaria. Cuando se ve a Dios a través de la vida de una persona (“el santo es transparente y deja ver a Dios en él”) se tiene una especial revelación, como también cuando se vive en un ambiente (material y espiritual) religioso en una comunidad de fe. La reflexión sobre el hecho de existir y estar en el mundo, la experiencia del puro amor que incluye eros y ágape, la mirada atrás a la existencia vivida, son “lugares” del
  9. 9. llamamiento de Dios. Esta experiencia no es una auto-reflexión sobre sí mismo que lleva a un gnosticismo (autosalvación) sino a escuchar y ver el amor que viene de afuera, de Dios. De ahí que tampoco pueda reducirse a una relación voluntarista o idealista con Dios (“Yo decido amar a Dios” sino “Dios me amó y yo amo”). La experiencia provoca inmediatamente la conversión entendida no como un esfuerzo de la voluntad por cambiar, sino como volver a aquel que me ha amado y ha cambiado mi mundo. No es un esfuerzo por evitar las tentaciones, sino un volver con todo el corazón al amor. Quien siente el amor, cambia de manera de obrar y de ser, de pensar y de conocer, quiere hacer nuevas relaciones y entrar en comunión con todos. Convertirse es ser otro, ser aquel que ha sido amado y deja el “viejo mundo” y recrea “otro mundo”. Como nuevo estilo de vida, requiere otra comunidad y otro comportamiento.- Testimonio. Quien ha tenido la experiencia la cuenta, quien ha sido testigo del acontecimiento narra lo vivido. Automáticamente quien ha sido llamado sale a contar lo experimentado. Hay en la experiencia una fuerza insoportable que conduce a la comunicación y a hacer partícipes a otros de esa experiencia de tal manera que los otros se sientan impelidos a tener la misma experiencia. Se recupera la categoría de la narración de la experiencia sobre la conceptualización de las creencias.- Comunidad. El gran peligro de la experiencia es que pueda conducir a un infinito subjetivismo. Por eso, la comunidad guarda la experiencia del grupo y quien ha tenido la experiencia forma comunidad de experiencia. Eso es la iglesia para los creyentes: la comunidad de quienes han tenido la experiencia de Dios en Jesucristo y miran a la “tradición” como historia de la experiencias de Dios en la vida de la comunidad. La tradición es así guardiana de la experiencia en la historia, y no simplemente una norma de acción.- Formación. La narración de la experiencia se comprende más dentro de la comunidad que enseña la tradición. Así la experiencia del individuo se entiende y comprende dentro del gran flujo de una comunidad que vive de la experiencia de Dios. Los procesos formativos ayudan a la comprensión de lo vivido y a la formación de una comunidad de testigos, que cuentan lo ocurrido, no que dominan a
  10. 10. los que no tienen la experiencia. Se autocomprende la experiencia dentro de una nueva manera de vivir el mundo, un estilo de vida que distingue al grupo y un camino de vida. La formación no se reduce a aprender de memoria dogmas y preceptos, sino a instalar a la persona en una tradición de vida como “portador de la luz” a través del tiempo y el espacio. No se trata de aprender contenidos de memoria, o meditar intelectualmente una cierta sabiduría. Una auténtica formación cristiana para el día de hoy es un aprendizaje vital, aprender a vivir plenamente: descubrir en el día a día las exigencias del evangelio, pues poco serviría una lista de dogmas y herejías aprendidas de memoria. Lo cultural, lo teológico y lo espiritual se gozan, se viven, se sienten, se comunican existencialmente, no se dominan eruditamente - Misión: la comunidad sabiéndose portadora de la luz, va por el mundo como luz. Una antorcha que ilumina la oscuridad , no que impide ver la luz, ni impone la luz, sino que muestra con la luz el camino que se transita. Evangelizar es hacer que otros acepten la luz que cambia el interior del ser humano y conlleva un nuevo sentido y un nuevo destino para el mundo. Misión es mostrar la belleza de la fe y provocar en el otro el deseo de vivir esa belleza. El cristiano bello participa de su belleza al mundo. 6. Requisitos para la evangelización: Mostración y libertad.La formación evangelizadora es cuestión de mostración y libertad. Mostración en cuanto elevangelizador es el que vive una experiencia gratuita que le cambia la vida y tiene unanarración para contar y transmitir a los otros. Esta narración es el evangelio de Jesucristo através de la propia vida del evangelizador. Si no hay experiencia para contar, se transmitiráun texto frío, sin vida, en otras palabras, no habrá nada qué contar. Sólo el que ha tenidogratuitamente la experiencia y la ha obedecido libremente, podrá mostrar algo: eltestimonio de una fe dada, compartida y vivida. Se muestra gratuitamente lo quegratuitamente se recibió y se promueve o genera, revolcando la existencia, una respuestagratuita y libre en el evangelizado. Una existencia que se dona, provoca la donación de
  11. 11. otras existencias, en otras palabras, provoca una vida como la de Jesucristo (totaldonación). Es algo que se contagia y se expande, no por la fuerza del poder, sino por elpoder del amor que se difunde. Es el amor que llama a la libertad y provoca el seguimiento.Es esta la experiencia de los primeros cristianos que han experimentado al resucitado y lohan anunciado con palabras de amor y obras de misericordia.La llamada a una vida ética se convierte así en llamada a una vida bella, según el hombremás bello Jesucristo. El pecado es la fealdad de querer permanecer en la vida antigua y noabrirse a la novedad de una vida bella. Hombres bellos en un mundo bello actuandobellamente. El hombre bello es como un vitral de una catedral gótica que deja pasar la luzde Dios a través de él. Los santos son transparentes pues no se muestran ellos sino quetranslucen la belleza de Dios. Así, la comunidad y el cristiano son creíbles para el mundo.Este mundo es el lugar (cielo-tierra) donde se da el testimonio de la nueva creación y elnuevo hombre. No se abandona el mundo sino que se le transforma en el jardín para elhombre y se establece el reino de Dios.¿Dónde ha estado el problema del cristianismo hoy? En el olvido de la experiencia de fe.Quizá se ha ido en la búsqueda de acomodación al mundo secular, a las técnicas modernas,a la presentación de un mensaje agradable al mundo, al equiparamiento a agencias dedesarrollo o de ayuda, a un manejo gerencial de los bienes, a una elevación de status de losagentes pastorales y a una modernización del lenguaje. Pero la experiencia de Dios se haolvidado y no se tiene nada que vivir y nada que comunicar. En este caso, se crea el campoabonado para la búsqueda del éxito individual, de las grandes empresas de desarrollo socialy del mantenimiento de ritualismos sin espíritu. Tarea de la iglesia es pasar por el mundocomo antorcha de luz: “pasar por el mundo haciendo el bien” sin más pretensiones que lade humanizar profundamente al hombre que está en este mundo con la vivencia del amor deCristo. El evangelizador testimonia la experiencia de Cristo en la vida del hombre(mostración) y provoca por la belleza de la experiencia, la respuesta libre del interpelado.La actitud profética se da en la misma vivencia de la experiencia. Profeta hoy no es quienvive criticando sistemas y personas con actitudes, a veces, guerrilleras o terroristas, o quienvive quejándose amargamente de la pérdida de valores. El profeta no es el resentido del
  12. 12. momento que condena al mundo. El profeta verdadero es el que vive la belleza de suexperiencia y de por sí es ya un criterio para el mundo. “Mirad cómo se aman” es el espejodonde el mundo puede hacerse su propio juicio.La vida nueva en Cristo es exigente, pues ya se trata de vivir de otra forma, en otro mundo,con otros criterios. Y esto hay que presentarlo. El éxito de muchos nuevos movimientoseclesiales radica en su capacidad de exigencia; presentar el evangelio con todos susrequisitos, sin modernizaciones, atenuaciones o comprensiones seculares. “Para vivir buenoy cómodo, no hay que ser religioso” es la respuesta de muchos jóvenes a las comunidadescristianas que se han aburguesado. El que ha tenido la experiencia siente que su vida hacambiado y cambia de dirección como en el caso de San Pablo. De todos modos, quientiene la experiencia es “distinto” a los demás. En esta “distinción” aparece su especificidady su legitimidad. Si soy como los otros, seré un buen hombre secular pero tal vez no unbuen cristiano. Este ser distintos implica lógicamente una manera de vivir distinta, un estilodistinto, unas actitudes distintas, y de aquí se pueden sacar todas las conclusiones que sequiera. Vivir el evangelio puede significar nadar contra la corriente y tomar decisiones queno son seductoras para el mundo común y corriente (el seculum).La liturgia es un momento culmen donde se hace presente la experiencia, se vive la fe, seanticipa el reino, se hace santos a los creyentes y se envían a mostrar el camino deJesucristo. La liturgia requiere su tiempo: ambiente, decoración, duración proporcionada,homilía breve y vivencial, clima de estar en “otro mundo, otro tiempo y otro espacio”.Celebraciones eucarísticas de 20 minutos, homilías de media hora, avisos que contradicentodo lo dicho en la celebración, regaños inoportunos… ocultan el verdadero sentido de laliturgia y se convierten en tiempo perdido. 8. TECNICAS PARA LA NUEVA EVANGELIZACIONEn términos generales, el método de la nueva evangelización es el testimonio de laexperiencia de Dios en Jesucristo.
  13. 13. Pero ese método requiere técnicas. Algunos creen que la evangelización no requieretécnicas sino que basta un buen ejemplo de vida y confiar en el Espíritu Santo.La técnica es buena, nos ayuda a dejar intervenir a Dios. Hay que saber evangelizar. Tenerun método ayuda y hace cobrar conciencia de que se puede. La técnica además forma parauna vida de evangelización. Hay un proceso que es común a todas las técnicas y que estábien enunciado en el documento de Aparecida (experiencia-conversión, testimonio,comunidad, formación, misión) . - Pero siempre la técnica partirá del anuncio del kerigma en formas diversas respaldadas por el testimonio de toda una vida (comidas, obras de teatro, flashmob, Cristotecas, discusiones académicas, predicación ambulante, etc). Hay que hablar directamente de Jesús: Dios te ama personalmente, te perdona y te transforma, dejando que la libertad del otro decida, no se puede obligar a nadie. Siempre hay que hablar de Jesús. Si alguien ve que un evangelizador habla de Jesús, se preguntará y ¿éste por qué cree? Vivir moralmente bien no es suficiente, hay que hablar de Jesús. - Pero hay que tener la forma de acoger, recibir y formar a los interesados en el Kerigma. No se puede simplemente anunciar y dejar a la gente a la expectativa. Se le debe ofrecer un ambiente cálido para que madure su respuesta y aún su experiencia. Debe haber una comunidad que acoja, forme, acompañe y dé el ambiente favorable a la nueva vida, al nuevo mundo que se le abre al que ha escuchado. Esta comunidad tiene el maestro, catequista, guía, padrino que ayuda a crecer en un ambiente de amor, amistad, camaradería y libertad. Aquí no hay una sola forma de acoger, puede ser una pequeña comunidad, una “barca”, un grupo, una célula, una comunidad familiar, un centro de acogida…. Lo importante es una comunidad que recibe. - La vida en la comunidad es formativa. No se trata de un reformatorio, de un panóptico para vigilar, de una correccional, sino de un lugar donde se vive a Jesucristo, La sola vida de la comunidad ha de ser formativa per se. Luego se podrá complementar con actividades según el grado de “conversión” del nuevo miembro: cursos, paseos, reuniones, celebraciones, etc.
  14. 14. - La finalidad es que estas personas de la comunidad se conviertan en apóstoles, misioneros, discípulos que comunican… es decir que vayan a la misión que puede ser también en forma múltiple según los carismas de cada comunidad. PELIGROS - Creer que hay un solo camino para evangelizar, para vivir cristianamente, para salvarse, para evangelizar. Hay muchas formas de vivir la fe. - Adoptar un tono apológetico, No se defiende a Cristo y a la iglesia, ellos se defienden solos. No atacar sino mostrar. - Creer ciegamente en la eficacia de las técnicas. Sólo sirven si hay testimonio auténtico. - Clericalismo. Creer que el si no está el sacerdote presente y mandando, no se puede evangelizar. - Volver a posiciones integristas (quedarse en un momento de la historia cristalizándolo) o fundamentalistas (sólo nosotros nos salvamos). - Volver a una iglesia de cristiandad donde el cristianismo se considera dominante e impositivo.ALGUNAS NUEVAS TECNICAS DE EVANGELIZACION. - “VOLVER A CREER” ( Barcelona). Xavier Morláns. Ofrecer el primer anuncio sin presuponer la fe en los asistentes. El centro de su propuesta es el kerygma (el anuncio de Cristo Salvador), y más aún, presentar a Cristo como respuesta a las preguntas e inquietudes (para eso antes ha de conseguir que los alejados reconozcan tener preguntas e inquietudes: trabajo pre-kerygma). Las “Sesiones Abiertas” ofrecen un camino: promover interrogantes, sembrar dudas, entreabrir una puerta. A aquellos que les ha picado la curiosidad se les invita a iniciar un proceso. Jesús es la respuesta, si queréis conocerlo: “Venid y veréis”. - Células parroquiales de evangelización Don Pigi Perini. (Milán) 1985. Sistema de células que se reproducen.
  15. 15. - Sentinelle del matino. Andrea Brugnoli. Formar personas de calidad capaces de despertar los bautizados a una nueva evangelización. No es una comunidad sino una universalización del llamado.- Escuela de evangelización. Braza ardiente. (L´Aquila, 2002). Se aprende a evangelizar evangelizando. Primera fase: conocer el amor de Dios. Segunda fase: reconciliarse con Dios y los hermanos. Tercera fase: formación para evangelizar en parroquias. Medios: Comunidades familiares, células, Cristotecas los sábados, cursos de evangelización.- Koinonía San Pablo. Polonia, 1993. P. Marian Krolikowski. Proclamación del Kerigma y Koinonía. Medios: Puerta a puerta, animación de grupos de oración, cenas mensuales, lectio divina.- Koinonía Juan bautista. Ricardo Argañaraz. 1979. Casas de oración, comunidad de familias, comunidades consagradas.- Método Alpha. Nicky Gumbel, Anglicano, Londres. 1982. “Alpha: cómo hacer un cristiano en diez cenas”: el hombre postmoderno sólo entiende lo que puede experimentar, y sólo es capaz de escuchar si primero ha sido escuchado. El curso Alpha es un curso de 10 sesiones, es una introducción práctica de la fe cristiana pensado, sobre todo, para los agnósticos o los que no frecuentan la Iglesia. De forma desenfadada, en casas, oficinas o iglesias, en pequeños grupos y compartiendo una cena, se tratan varios temas mientras el Espíritu Santo va haciendo su trabajo. Destacan los siguientes: El Cristianismo ¿Falso, aburrido, irrelevante?; ¿Por qué murió Jesús?; ¿Como puedo estar seguro de mi fe?; ¿Por qué y cómo debo leer la Biblia?; ¿Por qué y cómo rezar (orar)?; ¿Cómo nos guía Dios?; ¿Quién es el Espíritu Santo?; ¿Que hace el Espíritu Santo?; ¿Cómo puedo llenarme del Espíritu Santo?; ¿Cómo puedo aprovechar al máximo el resto de mi vida?; ¿Cómo puedo resistir la fuerza del mal?; ¿Por qué y cómo debo contar mi fe a otros?; ¿Es verdad que hoy en día Dios sana a los enfermos?; ¿Cuál es el papel de la Iglesia?.
  16. 16. - Opus Dei. La forma de evangelizar es el trato personal, el tú a tú o la amistad sincera.- Comunión y Liberación. Fundada en 1954 en Italia por el padre Luigi Giussani. Escuelas de comunidad- Focolares. Festivales juveniles, encuentros, grupos pequeños, consagrados en comunidades.- Camino Neocatecumenal. El Camino, un itinerario de formación post-bautismal que crea comunidades cristianas pequeñas, donde la gente se conoce y se apoya. Fomenta las familias numerosas, genera numerosas canciones de letra bíblica, anima a la evangelización callejera, suscita familias que se van con los niños como misioneros al lugar más recóndito- Nuevos Horizontes. Chiara Amirante. La Comunidad Nuevos Horizontes tiene como objetivo intervenir en todos los aspectos de las necesidades sociales. Por eso realiza acciones de apoyo a quien vive situaciones de grave dificultad. Desarrolla su actividad teniendo en cuenta de todas las realidades de marginación social comunes entre los más jóvenes. Propone, entonces, unas intervenciones innovadoras y específicas y un programa de reconstrucción integral de la persona que une la dimensión psicológica, espiritual y humana. Además propone los valores de la solidaridad, de la participación, de la cooperación y de la espiritualidad. Estos son todos elementos imprescindibles para una realización plena de la persona. Medios: Centros de acogida, centros de escucha, familias de acogida- Renovaciòn carismática. EEUU 1967. Es la experiencia pastoral contemporànea de màs éxito. Se insiste en la experiencia personal. Se adapta "a lo que funcione": grupos profesionales, evangelización callejera, flashmobs, música, cursos Alpha, Escuelas de Evangelización... si algo no da fruto en un país o en una época, prueban algo distinto.- Fellowship of Catholic University Students (FOCUS). Curtis A. Martin, 1998. EEUU. Evangelizar en las universidades de la forma más eficaz, es decir,
  17. 17. capacitando estudiantes para que ellos evangelicen a otros, y creando grupos pequeños de apoyo a los creyentes.- Comunidades EAS, nacen en París, en el año 1959, fundadas por el sacerdote redentorista P. Antonio Hortelano. Compartir la vida, la amistad y la fe, en el seno de pequeñas comunidades cristianas (católicas) en las que nos comprometemos a ser amigos para siempre.- Lazos de amor mariano. 1999. José Rodrigo Jaramillo. Los integrantes del grupo vivirán una fuerte vida sacramental, sobre todo en lo que respecta al Sacramento de la Eucaristía, procurando celebrarla diariamente, y la Penitencia cada que se necesite. Se propondrá llevar a un amor más encendido hacia Jesús y María a toda aquella persona con quien entre en contacto, como también hacia los Sacramentos y la Iglesia Católica. El estudio de la Palabra de Dios y de la Tradición apostólica a la luz del Catecismo y el magisterio de la Iglesia, sentarán las bases doctrinales del grupo. Medios: retiros espirituales (Inicio y convocatoria), consagración a Jesús por María, grupo de oración, grupo de formación y oración para matrimonios , vigilias de adoración al Santísimo.

×