Boillos, D. Trabajo PsicolóGico Con BalóN. Las Simulaciones De Las Condiciones De Los Partidos

  • 1,963 views
Uploaded on

 

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
No Downloads

Views

Total Views
1,963
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
327
Comments
0
Likes
3

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. COLECCIÓN preparación futbolística TRABAJO PSICOLÓGICO CON BALÓN: LAS SIMULACIONES DE LAS CONDICIONES DE LOS PARTIDOS. David Boillos
  • 2. David Boillos “El objetivo de la simulación es haber estado allí sin haber estado jamás”. T. Orlick (2003) La realización de un tipo de intervención psicológica en contextos reales es una corriente de trabajo que se está implantando con gran acierto en distintos deportes colectivos de oposición y colaboración directa: Díaz (2002) en voleibol, De Miguel (2003) en baloncesto, De la Vega (2003) en fútbol o Sáez y Guerrero (2005) en fútbol sala, lo que inevitablemente tiene como consecuencia una mayor aceptación de la imagen profesional del psicólogo deportivo y un mayor éxito de sus intervenciones profesionales. La incorporación de un trabajo con una mayor validez ecológica es deseable no sólo en el componente psicológico del entrenamiento. Uno de los errores que se pueden apreciar con frecuencia al observar entrenamientos consiste en la realización de una serie de ejercicios y circuitos técnicos apartados de la realidad de un partido de competición (falta de oposición, realización del ejercicio en condiciones físicas óptimas, ausencia de presión por conseguir un determinado resultado...).© www.mcsports.es. Artículo publicado en la sección “Psicología del rendimiento”. 2
  • 3. David Boillos En ese mismo sentido, un error que se aprecia con frecuencia es que, aunque los ejercicios de trabajo diario que plantean los entrenadores también contribuyen a mentalizar a los futbolistas, en muchos casos no se dan cuenta de ello, o no consideran el componente psicológico que contienen. Por ejemplo, en un sencillo ejercicio de rondo en un espacio reducido cinco contra dos, los jugadores con balón deben estar muy pendientes de éste, necesitan pensar rápido y ejecutar con habilidad, lo que implica desarrollar con eficacia la concentración en sus tres componentes básicos: focal, dividida y mantenida. En la línea de realizar un tipo de entrenamiento psicológico “en pista” me parece especialmente importante la realización de simulaciones, es decir, entrenamientos en los que se creen situaciones similares a las reales, de forma que los futbolistas aprendan a actuar automática y eficazmente ante ellas. La justificación de este tipo de trabajo se basa en que si una persona ha practicado bajo condiciones de presión, no experimentará en situación real los mismos estados emocionales negativos que una persona no entrenada. Además, el conocimiento de que anteriormente ya se ha dominado con éxito la situación, puede contribuir a reducir el nivel de tensión. La propuesta se basa en intentar reproducir de forma controlada durante los entrenamientos y en partidos de ensayo, distintas situaciones con capacidad para generar estrés. El objetivo principal es que los futbolistas se habitúen y se acostumbren a actuar con presión psicológica, de forma que cuantas más situaciones de este tipo experimenten en los entrenamientos, mejor las controlaran cuando se presenten en los partidos de competición.© www.mcsports.es. Artículo publicado en la sección “Psicología del rendimiento”. 3
  • 4. David Boillos La validez de las simulaciones radica en que aunque sea imposible imitar con exactitud la situación real de competición (precisamente la excepcionalidad de cada partido es una de sus principales características estresantes), la naturaleza artificial de la situación simulada no suele reducir el grado de implicación y tensión con que el jugador se expone a ella. Es necesario trabajar en dos direcciones distintas: por un lado agravar todavía más las condiciones estresantes para que el organismo se habitúe a responder en situaciones extremas, y por otro, intentar reproducir con la máxima exactitud posible lo que el jugador se va a encontrar en la realidad. Por otro lado, sabemos que todas las habilidades psicológicas básicas están relacionadas entre sí, por lo que se pueden entrenar de forma directa o indirecta, ya que cualquiera de ellas influye y a la vez es afectada por el resto. Por ejemplo, Landers, Wang y Courtet (1985) han demostrado la relación directa entre el incremento del estrés y el estrechamiento del foco atencional. Podemos concluir, por tanto, que el entrenamiento para mejorar el control del estrés también puede producir un progreso en la concentración y viceversa. Aunque para ampliar información sobre la estrategia general para diseñar este tipo de ejercicios el lector puede consultar Boillos (2006)1, presentamos a continuación los factores que se pueden manipular, relacionados con algunas características de las situaciones o del propio organismo que predisponen la aparición de la respuesta de estrés. 1 Boillos, D “La mentalización en el fútbol moderno” Ed. Biblioteca Nueva. 2006© www.mcsports.es. Artículo publicado en la sección “Psicología del rendimiento”. 4
  • 5. David Boillos Tiempo Cuanto más cercana en el tiempo esté la aparición de la situación estresante, la intensidad del estrés será mayor. La manipulación del factor tiempo es uno de los métodos con el que se consiguen mejores resultados para crear tensión. Ejemplos: - Poco tiempo para desarrollar una acción concreta. Por ejemplo, 8 segundos. De esta forma se deben tomar decisiones rápidas que en muchos casos perjudican a la precisión de las mismas. - Empezar el ejercicio partiendo de una situación ventajosa que se pierde cuando transcurre un determinado periodo de tiempo. - Prolongación en el tiempo una situación estresante como un marcaje férreo o un arbitraje en contra. Reglas limiTanTes Pocas cosas suelen ser tan frustrantes como percibir que no se tienen habilidades o recursos para hacer frente a las situaciones estresantes. Para conseguir que el futbolista experimente la sensación de indefensión, se pueden imponer normas restrictivas que le impidan desarrollar acciones eficaces. Ejemplos: - Tener que utilizar la pierna no dominante. - Limitar el número de toques permitidos a uno o dos, restricción que aumenta las pérdidas de balón y obliga al equipo con balón a intensificar el esfuerzo y la concentración. - Disputa de partidillos de entrenamiento donde los jugadores tengan que actuar como si fueran sordomudos, estando prohibida cualquier comunicación verbal.© www.mcsports.es. Artículo publicado en la sección “Psicología del rendimiento”. 5
  • 6. David Boillos Reglas condicionanTes Una de las características de la dificultad de realizar entrenamiento psicológico en fútbol es la alta frecuencia de situaciones en las que es obligatorio para que se realicen con éxito, focalizar la concentración, dividirla y mantenerla por un periodo largo de tiempo. Por este motivo, uno de los factores más productivos para trabajar la concentración es el planteamiento de ejercicios y situaciones de enseñanza en las que se provoque a los jugadores para que perciban ciertos movimientos del oponente, del balón o de los compañeros antes de actuar. También se pueden crear algunas modificaciones o exigencias, que si bien son artificiales y no se van a producir realmente en el partido, obliguen al jugador a dividir su atención. Las posibilidades de establecer este tipo de condicionantes son muy numerosas. Proponemos algunas, animando al lector a crear e idear las suyas propias. Ejemplos: - Tocar un cono situado en una determinada posición antes de poder entrar al rival. - Distinguir el color de una cartulina que lleva el entrenador mientras se ejecuta la acción objetivo. - Decir en voz alta el número de dedos que enseña el entrenador a la vez que se ejecuta la acción objetivo. - Decidir la dirección del disparo en función de la posición del portero. -Desarrollar una función (defensa o ataque) dependiendo del número que cante el entrenador. - Pasar en un sentido u otro en función del movimiento que realice determinado jugador. - Intervenir en la acción en función del número que “cante el entrenador”.© www.mcsports.es. Artículo publicado en la sección “Psicología del rendimiento”. 6
  • 7. David Boillos dimensiones del espacio Aumentar o disminuir la zona de juego puede ayudar a conseguir variar el grado de dificultad del ejercicio dependiendo del espacio del que disponga el futbolista. Ejemplos: - Para trabajar acciones defensivas, las dimensiones del campo son amplias en relación con el número de jugadores. Por ejemplo 5 para 5 en un cuadrado de 40x40. De esta forma el equipo sin balón tiene más dificultades para presionar y el trabajo físico a desarrollar es muy intenso. Por el contrario, el jugador con balón tiene más tiempo para pensar y dispone de más posibilidades de acción. - Para trabajar acciones ofensivas, las dimensiones del campo son reducidas en relación con el número de jugadores. Por ejemplo 5 para 5 en un cuadrado de 20x20. De esta forma el jugador con balón tiene poco tiempo para pensar, dispone de menos posibilidades de acción (pases largos) y el equipo sin balón tiene más facilidades para presionar. UTilización de Recompensas y casTigos Dependiendo de las consecuencias de las respuestas emitidas ante una situación, ésta será percibida como más o menos amenazante. La utilización de recompensas y castigos contingentes a las acciones demandadas suele dar muy buen resultado para modificar la importancia subjetiva de la situación. Ejemplos. - Elevado número de acciones correctas para conseguir premio. De esta forma se otorgan un menor número de recompensas. - Durante un partido de entrenamiento, cada equipo debe jugar© www.mcsports.es. Artículo publicado en la sección “Psicología del rendimiento”. 7
  • 8. David Boillos siguiendo unas instrucciones muy concretas (colgar balones, desbordar por las bandas, ralentizar el juego...), programando recompensas y castigos contingentes a la consecución o no de los objetivos propuestos. De esta forma aumenta el valor que se le otorga a la situación que se está entrenando. - Castigos por cometer errores individuales afectan a todo el equipo. - El equipo que gana el partidillo impone una tarea al equipo que pierde (recoger balones, hacer 10 minutos de carrera continua). númeRo de jUgadoRes En un gran número de ocasiones durante un partido de fútbol se producen situaciones de superioridad / inferioridad numérica. Curiosamente, aunque en principio disponer de más jugadores que el rival para finalizar un contraataque pueda ser una acción de fácil realización si se toman las decisiones correctas, se cometen errores “tontos” porque el futbolista puede sentirse menos alerta ante la facilidad que ante la dificultad. Por tanto, es importante preparar ejercicios que tengan en cuenta estos momentos críticos de los partidos. Ejemplos: Superioridad numérica - El equipo que desarrolla la acción objetivo se encuentra en superioridad numérica. - Un equipo empieza el ejercicio con superioridad numérica que se pierde cuando transcurre un determinado periodo de tiempo. Inferioridad numérica - El equipo que desarrolla la acción objetivo se encuentra en inferioridad numérica. - Empezar el ejercicio con inferioridad numérica que se deja de serla cuando transcurre un determinado periodo de tiempo.© www.mcsports.es. Artículo publicado en la sección “Psicología del rendimiento”. 8
  • 9. David Boillos ResUlTado Tener un resultado en contra es una situación muy estresante si además cada vez resta menos tiempo para conseguir remontar. Por otro lado, en algunos equipos con baja confianza, un resultado positivo puede ser fuente de estrés porque los jugadores no se crean realmente que pueden alcanzar la victoria, les entre miedo a ganar y se bloqueen mentalmente. Tener entrenados estos aspectos es fundamental para conseguir competir al límite hasta el último segundo del partido. Por tanto, habría que tener en cuenta tanto las situaciones favorables como las desfavorables relacionadas con el marcador. Ejemplos: Resultado a favor - Uno de los dos equipos empieza el partidillo de entrenamiento con el resultado a favor. - Uno de los dos equipos empieza el partidillo de entrenamiento con el resultado a favor e inferioridad numérica. Resultado en contra - Uno de los dos equipos empieza el partidillo de entrenamiento con el resultado en contra. - Uno de los dos equipos empieza el partidillo de entrenamiento con el resultado en contra y superioridad numérica (8 jugadores contra cuatro y resultado 2-0. El equipo de ocho debe empatar en 15 minutos). FacToR soRpResa Todo cambio sorpresivo en una situación habitual suele producir estrés porque obliga a las personas a adaptarse y cambiar su comportamiento para hacer frente a las nuevas demandas. Ante los cambios, tendemos a buscar información del exterior que nos ayude a dirigir nuestras acciones. Encontrarse ante situaciones novedosas sin información sobre lo que© www.mcsports.es. Artículo publicado en la sección “Psicología del rendimiento”. 9
  • 10. David Boillos hay que hacer para hacerlas frente, puede producir gran cantidad de tensión. Ejemplos: - De forma sorpresiva se aumenta o disminuye la longitud o el número de porterías. - En un ejercicio, el entrenador lanza sin aviso un nuevo balón que, desde ese momento, es el único valido para hacer gol. - En partidos de entrenamiento, ante cambios tácticos del equipo rival, previamente acordados con su entrenador, no proporcionar ninguna instrucción ni realizar ningún cambio que lo contrarreste. alTeRación de las condiciones biológicas del oRganismo Cuanta mayor sea la diferencia entre el estado natural del cuerpo y el estado en que se realiza la acción, mayor esfuerzo habrá que hacer para recuperar el equilibrio. Sometiendo al futbolista a una carga de ejercicio físico intenso antes de realizar la tarea planificada, se intenta reproducir el cansancio que puede experimentar en una situación real de partido. Ejemplos: - Realizar un sprint de 20 metros antes de realizar la acción objetivo. - Tocar un cono alejado antes de poder realizar la acción objetivo. - Limitar el tiempo de recuperación entre los distintos ejercicios de los circuitos de entrenamiento psicológico.© www.mcsports.es. Artículo publicado en la sección “Psicología del rendimiento”. 10
  • 11. David Boillos alTeRación de las condiciones ambienTales exTeRnas Estar sometido a ambientes desagradables y displacenteros es otra de las fuentes de estrés que se pueden transformar. Ejemplos: - Disputa de partidillos de entrenamiento en los que el arbitro, intencionadamente, perjudique con sus decisiones a uno de los dos equipos durante todo el partido, dejando de sancionar continuas faltas y agarrones por parte del equipo contrario. - Aumentar el número de porterías que hay que defender. - Limitar los espacios en los que se puede realizar la acción. (Por ejemplo, no se pueden utilizar las bandas, no se puede entrar por el centro...). - Realizar entrenamientos en terrenos en malas condiciones (mojados, embarrados...). - Realización de entrenamientos con la ropa de competición. En definitiva, como se habrá podido intuir, en un mismo ejercicio se puede manipular más de un factor de estrés. Además, a veces es difícil separar completamente cada uno de ellos. En realidad hemos realizado la división debido a intereses expositivos, pero lo verdaderamente interesante es que cada situación entrenada, por una u otra causa, produzca incertidumbre y necesidad de concentrarse y esforzarse para poder superarla.© www.mcsports.es. Artículo publicado en la sección “Psicología del rendimiento”. 11
  • 12. David Boillos CONSEJOS PARA EL DISEÑO Y CREACIÓN DE ESTOS EJERCICIOS Las posibilidades y formas de realizar este tipo de entrenamiento son muy numerosas. A continuación se plantean algunas sugerencias que pueden ayudar al entrenador a adaptarlo a la situación exigida. pRogResiones Una primera línea de actuación consistiría en aumentar progresivamente el nivel de dificultad dentro del mismo ejercicio, partiendo de una situación sencilla e ir sumando factores o elementos estresantes. Se trata de ir llevando a los jugadores al límite de forma gradual. Por ejemplo, disminuir el tiempo para decidir, acortar el espacio de juego o aumentar progresivamente el cansancio en el momento de realizar el ejercicio. A continuación se ofrece un ejercicio de este tipo para entrenar al portero en la forma de negociar los balones aéreos. 1- Centros de balones laterales sin oposición desde ambos lados. 2- Centros de balones laterales desde ambos lados pero con oposición semiactiva de un rival. 3- Centros de balones laterales desde ambos lados añadiendo 4 jugadores (2 defienden y dos atacan). 4- Centros de balones laterales sin oposición desde ambos lados obligando al portero a un trabajo anaeróbico previo consistente en sortear© www.mcsports.es. Artículo publicado en la sección “Psicología del rendimiento”. 12
  • 13. David Boillos 4 postas situadas en distintos puntos del área antes de volver a la situación de partida. 5- Similar al anterior pero intercalando trabajo técnico. Durante la carrera se le lanzan balones que debe blocar o despejar según su color (amarillos = despejar), (blancos = blocar). 6- Centros de balones laterales sin oposición desde ambos lados pero han de tratar de blocarlos los 2 ó 3 porteros que participan en el ejercicio. ciRcUiTos Un segundo modelo es la creación de circuitos con estaciones que obliguen al futbolista a actuar en situaciones de alta concentración. En cada una de estas estaciones se deben plantear ejercicios y situaciones de enseñanza en las que se utilicen algunos o todos los factores analizados anteriormente. La tarea a realizar en cada posta puede ser siempre la misma con distintos niveles de dificultad o puede ser completamente distinta en cada una de ellas. Al igual que en otro tipo de circuitos debe haber sincronización, siendo muy conveniente que los jugadores comprendan las acciones a realizar en cada una de ellas para no perder tiempo en repetir las explicaciones y parar el ejercicio continuamente. Un posible problema añadido es la necesidad de contar con ayudantes (jugadores lesionados, segundos entrenadores) para que supervisen la correcta realización de las tareas de cada estación. En definitiva, el objetivo es que se agrave al máximo la dificultad de ejecución y se entrene al jugador a: - Percibir la diferencia entre dos estímulos (tareas de discriminación). - Automatizar la decisión de pasar al compañero libre (tareas de búsqueda). - Mantener la atención en situación de fatiga. - Disminuir los tiempos de reacción entre percepción y ejecución. - Percibir la presencia/ausencia de determinados estímulos (tareas de detección). En primer lugar se expone un ejercicio para entrenar situaciones de máxima importancia en los delanteros como es la finalización de las jugadas.© www.mcsports.es. Artículo publicado en la sección “Psicología del rendimiento”. 13
  • 14. David Boillos El circuito de cuatro postas está enfocado para empezar por lo más difícil, acabando por lo a priori más sencillo. La duración consiste en un solo minuto de trabajo pero muy intenso. Fundamentalmente se manipulan los siguientes elementos: número de jugadores, tamaño de las porterías, fatiga, tiempo para decidir y orden de la acción: Cada vez que se termina el tiempo en una posta los delanteros deben ir a por un balón al centro y atacar la siguiente posta. 1. Primera posta: Dos delanteros contra 4 defensas y un portero, para intentar marcar gol en una portería de 1m. Disponen de 10 sg. 2. Segunda posta: Dos delanteros contra 3 defensas y un portero, para intentar marcar gol en una portería de 3m. Disponen de 13 sg. 3. Tercera posta: Dos delanteros contra 2 defensas y un portero, para intentar marcar gol en una portería de 5m. Disponen de 15 sg. 4. Cuarta posta: Dos delanteros contra 1 defensa y un portero, para intentar marcar gol en una portería normal. Disponen de 20 sg. En segundo lugar se presenta un circuito de tres estaciones con distintas tareas. Los jugadores permanecen 6 minutos en cada estación antes de cambiar a la siguiente. En la primera de ellas trabajan 6 jugadores de campo y dos porteros que no rotan, mientras que en la segunda y tercera lo hacen 6, es decir, un total de 18 jugadores de campo que irán rotando hasta realizar todo el circuito.© www.mcsports.es. Artículo publicado en la sección “Psicología del rendimiento”. 14
  • 15. David Boillos 1ª ESTACIÓN. El objetivo de la primera posta consiste en mejorar la percepción visual mediante tareas de detección vinculadas a la toma de decisiones. - Seis futbolistas y dos porteros situados en un espacio de 10x10 m. - Un balón - Situación según dibujo Los jugadores con peto rojo son los atacantes y comienzan a pasarse el balón, hasta que uno de los tres canta en alto la palabra “ataque”. En ese momento, el jugador con peto azul más alejado del balón, tendrá que realizar un trabajo de velocidad (ir al cono situado en un lateral del cuadrado) antes de acudir a evitar el gol. La finalización de este ataque se realizará en función de la señal que haga el portero: 1- Cuando el portero levante la mano derecha, la ejecución será con la pierna derecha. 2- Cuando el portero levante la mano izquierda, la ejecución será con la pierna izquierda. 3- Cuando el portero levante las dos manos, obligación de lanzar por bajo. 4- Cuando el portero se siente en cuclillas, obligación de lanzar por alto. A los 3 minutos habrá cambio de roles y los rojos pasaran a defender para que los azules ataquen.© www.mcsports.es. Artículo publicado en la sección “Psicología del rendimiento”. 15
  • 16. David Boillos 2ª ESTACIÓN. El objetivo de la segunda posta es enseñar al futbolista a dividir su atención a través de un sencillo ejercicio de doble tarea. Los jugadores deben concentrarse en el lugar a donde tienen que pasar y el lugar a donde tienen que moverse. Según se avanza en su realización, la fatiga jugará un importante papel como estímulo distractor. - Seis futbolistas situados en un espacio de 10x10 m. - Dos balones y tres conos. - Situación formando un triángulo. - Cada minuto el entrenador cambiará las normas: Minuto 1- Tres jugadores empiezan tocando balón en el sentido de las agujas del reloj y salen corriendo también en ese mismo sentido hasta llegar al siguiente cono. Los otros tres recepcionan balón y también pasan y se mueven en el sentido de las agujas del reloj, lo que produce una rotación continua de jugadores. Minuto 2-Tocar balón en el sentido de las agujas del reloj y correr en sentido contrario. Minuto 3- Tocar balón y correr en sentido contrario a las agujas del reloj. Minuto 4- Tocar balón en sentido contrario a las agujas del reloj y correr en sentido de las agujas del reloj. Minuto 5- Tocar balón en el sentido de las agujas del reloj y correr hacia atrás en sentido contrario. Minuto 6- Tocar balón con pierna no dominante en el sentido contrario de las agujas del reloj y correr en sentido de las agujas del reloj. 3ª ESTACIÓN. Partidillo de fútbol-tenis de seis minutos de duración con juego a tres toques máximo y distintos condicionantes. El entrenador cambiará las normas cada minuto:© www.mcsports.es. Artículo publicado en la sección “Psicología del rendimiento”. 16
  • 17. David Boillos 1. Solo se pueden utilizar los pies. 2. Solo se puede usar la pierna no dominante. 3. Jugar a la “pata coja”. 4. Interviene el número que cante el entrenador. 5. Solo se podrá pasar al jugador del que no se ha recibido el balón. 6. Tocar un cono situado detrás del campo antes de poder tocar el balón. paRTidillos Una tercera vía de entrenamiento sería la realización de partidillos ya sea en ámbito reducido o manteniendo las dimensiones reales, aunque es recomendable que sean realizados por pocos jugadores para que de esta forma tengan muchas oportunidades de participar y tener que tomar un mayor número de decisiones. A continuación se muestra un partidillo que introduce progresiones para la mejora del juego aéreo, tanto defensivo como ofensivo. También se tiene en cuenta el entrenamiento de la seguridad del portero en esta faceta del juego. DESARROLLO Dimensiones: doble área (30 x 40 m aproximadamente). Número de jugadores: 3 + 3 + 2 porteros + 1 comodín + 2 comodines exteriores. Duración: 4 partidos de 5 minutos. Material: Petos, setas y balones. Se trabaja con dos porterías.© www.mcsports.es. Artículo publicado en la sección “Psicología del rendimiento”. 17
  • 18. David Boillos DESCRIPCIÓN Condiciones generales Se enfrentan dos equipos compuestos por cuatro jugadores (tres + portero). Existen tres comodines ofensivos (siempre juegan con el poseedor del balón), dos actúan en las bandas mientras que el otro se mueve libremente dentro del área de juego. Se deberá hacer gol rematando con la cabeza después de haber recibido un centro desde la banda. Con el fin de que el ejercicio se asemeje al juego real y no derive en una sucesión de centros sin apenas ritmo de juego, antes de llevar el balón a banda será necesario realizar tres pases como mínimo. Siempre que el balón salga fuera de los límites del terreno de juego, el ejercicio lo reanudará el portero que corresponda. Las faltas que se pudieran producir también serán reanudadas por los porteros. El comodín que actúe en la banda contraria podrá incorporarse al segundo palo para rematar. Así se crearán situaciones de inferioridad numérica en defensa (cinco contra cuatro) que incrementen tanto las posibilidades de remate como el estrés del equipo defensor.© www.mcsports.es. Artículo publicado en la sección “Psicología del rendimiento”. 18
  • 19. David Boillos Primer partido Se iniciará bajo las condiciones descritas con anterioridad, comenzando con el resultado de empate a cero. Segundo partido Se introducen las siguientes modificaciones: 1. Resultado: El partido comenzará con el resultado de 2-0 a favor de uno de los dos equipos. Se pretende entrenar la respuesta de los jugadores ante una situación favorable (equipo que va ganando) o adversa (equipo que comienza con el resultado en contra) a falta de cinco minutos de partido. 2. Factor sorpresa: El árbitro (entrenador) podrá reanudar el juego cuando consideré oportuno en vez de los porteros. El gol valdrá doble durante el último minuto de partido. 3. Utilización de recompensas y castigos: Los integrantes del equipo que pierda el partido tendrán que realizar una progresión de 60 metros desde una zona delimitada con conos hasta el área de juego inmediatamente antes de que comience el siguiente partido. En caso de empate todos los jugadores tendrán que realizar la progresión. 4. Alteración de las condiciones biológicas de los jugadores: La tarea que se introduce en la condición anterior sirve para alterar las condiciones biológicas de los jugadores antes del inicio del siguiente partido. Tercer partido Las condiciones de este tercer partido serán las mismas que en el partido anterior, cambiando únicamente el equipo con el resultado a favor.© www.mcsports.es. Artículo publicado en la sección “Psicología del rendimiento”. 19
  • 20. David Boillos Cuarto partido Se tratará de simular al máximo una situación real de juego. Este último partido se considerará la vuelta de una eliminatoria de Copa, en la que el resultado a falta de cinco minutos es 1-0 para el equipo local. En la ida, el resultado fue 2-0 a favor del equipo que va perdiendo el partido de vuelta (visitante). Se deberá tener en cuenta el valor doble de los goles en campo contrario. El equipo visitante, que por el momento pasaría la eliminatoria, sufrirá alteraciones de todo tipo: 1. El árbitro (un miembro de la plantilla en este caso) señalará faltas poco claras en su contra. 2. En entrenador introducirá el balón en banda de forma imprevista para posibilitar el centro del equipo local. 3. Otros integrantes de la plantilla que no estén actuando en el ejercicio tomarán el papel del público local, animando a los suyos e increpando al equipo visitante. 4. Se reducirá el espacio de juego. Se acercarán las porterías de forma que el largo del campo pase de 30 a 20 metros. Las dimensiones del terreno de juego son mínimas y el equipo debe adaptarse a una presión constante ante la falta de espacio. 5. El equipo local tan sólo necesitará dos pases para que el balón llegue a línea de banda, mientras que el equipo visitante seguirá necesitando tres pases. Este último partido se podrá utilizar para realizar algún tipo entrenamiento individualizado con un determinado futbolista. No será elegido al azar, sino que se escogerá un jugador que haya sido amonestado en reiteradas ocasiones en los últimos partidos. Este jugador formará parte del equipo visitante y será sometido a una presión constante. Se le podrá amonestar por el mero hecho de rozar a un compañero o realizar una acción similar que en condiciones normales no debería ser sancionada.© www.mcsports.es. Artículo publicado en la sección “Psicología del rendimiento”. 20
  • 21. David Boillos COMENTARIOS FINALES Debido a que en algunos ejercicios es muy probable que el jugador sufra y no se divierta, estamos de acuerdo con Buceta (2000) en que, en general, el periodo de la semana en que sería recomendable la realización de este tipo de trabajo, sería de lunes a miércoles. La inminencia de la competición es una variable que tiende a elevar el nivel de activación del futbolista, por lo que sobrecargarle de estrés en momentos en que se necesita una mayor tranquilidad puede que no sea lo más idóneo. Sin embargo, en semanas en que el entrenador perciba que los jugadores están demasiado confiados al enfrentarse a un rival muy inferior a priori, puede ser muy útil realizarlos los días previos al partido. Somos conscientes de las limitaciones de este tipo de trabajo, pero creemos firmemente en que su incorporación en el entrenamiento integral del futbolista debe ser, sin duda, la vía de acercamiento real y sin reticencias entre la psicología del deporte y una modalidad tan poco abierta al cambio como el fútbol. Finalmente, no hemos de olvidar que en fútbol de alta competición, aunque haya una planificación del entrenamiento, en muchas ocasiones se actúa sobre causas, es decir, que si un equipo, jugador o línea presenta determinado problema, se trabaja inmediatamente sobre él para intentar solucionarlo. Así, se indican algunas situaciones concretas sobre las que, en posteriores artículos, propondremos ejercicios de entrenamiento psicológico con balón para intentar solucionarlas: - Escaso acierto rematador de los delanteros. - Defensa le cuesta sacar el balón jugado desde atrás. - Equipo inseguro para aguantar los últimos minutos del partido con un marcador favorable. - Equipo está recibiendo muchos goles de corner debido a que siempre hay un atacante que remata solo.© www.mcsports.es. Artículo publicado en la sección “Psicología del rendimiento”. 21
  • 22. David Boillos REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS - Boillos D. (2006). La mentalización en el fútbol moderno. Guía práctica para entrenadores y futbolistas. Biblioteca Nueva. - Buceta J. M. (2000). Manual de Psicología. Nivel 2. Entrenador Regional de fútbol. Real Federación Española de Fútbol. Escuela Nacional. - De la Vega R. (2003). “La importancia de la concentración en el fútbol base: una perspectiva aplicada”. Cuadernos de Psicología del Deporte, vol. 3, nº 2. - De Miguel F. J. (2003). “Intervención psicológica en un equipo de baloncesto”. Revista de Psicología del Deporte, vol. 12, nº 2. - Díaz J. (2002). Psicología para los entrenamientos y competiciones en voleibol. En Joaquín Dosil (Editor). El psicólogo del deporte. Asesoramiento e intervención. Síntesis. - Landers, D. M., Wang M. Q. & Courtet T P. (1985). Peripheral narrowing among experienced and inexperienced rifle shooters under low and high-estress conditions”, Research Quarterly, 56, 122-130. - Orlick T. (2003). Entrenamiento mental. Paidotribo. - Sanz A. y Guerrero A. (2005). Fútbol sala. Tareas significativas para el entrenamiento integrado. Gymnos.© www.mcsports.es. Artículo publicado en la sección “Psicología del rendimiento”. 22
  • 23. David Boillos David Boillos es autor del libro: “La mentalización en el fútbol moderno”. Un libro que el departamento técnico de MC Sports os recomienda sin duda alguna.© www.mcsports.es. Artículo publicado en la sección “Psicología del rendimiento”. 23