Tic inclusion

944 views
772 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
944
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
7
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Tic inclusion

  1. 1. Fundación TelefónicaInforme22FundaciónTelefónicaFundación TelefónicaTIC,desarrolloynegociosinclusivosPVP.15,00€TIC, desarrolloy negocios inclusivosLas TIC y en particular las tecnologías móviles, pueden generarusos sociales positivos para mejorar la calidad de vida de los másdesfavorecidos y apoyar su integración social. El uso de las TIC esla forma más sencilla y, probablemente, la única en muchos casospara desarrollar y hacer efectivos servicios de salud, educación, ne-gocios, administración, etc. Es necesario trabajar para solucionar laBrecha Digital y repensar las formas tradicionales de cooperaciónal desarrollo. Este ámbito de trabajo es el que se conoce en ingléscon las siglas ICT4D (Information and Communication Technolo-gies for Development).La implantación de las TIC en América Latina presenta ciertos ras-gos diferenciales respecto a lo que está ocurriendo en otros conti-nentes con mayoría de países en vías de desarrollo, como el africa-no o asiático.De ahí la importancia de analizar las experiencias más recientes enel ámbito de las ICT4D de cara al uso cada vez más estratégico delas mismas. Cuando nos preguntamos si las TIC pueden realmen-te ayudar a reducir la pobreza, la respuesta estará en el valor dela información para las personas que viven en la pobreza. Pero lasTIC no sólo rompen las barreras al conocimiento, permitiendo elacceso a la información; sino también posibilitan la participaciónde individuos y colectivos tradicionalmente aislados, favoreciendola acción colectiva y la creación de nuevas oportunidades econó-micas.PVP. 15,00 €10010086
  2. 2. TítuloFundación TelefónicaTIC_INCLUSION_i_x_001_190.indb 1 23/10/12 12:38:31
  3. 3. Esta obra ha sido editada por Ariel y Fundación Telefónica, en cola-boración con Editorial Planeta, que no comparten necesariamentelos contenidos expresados en ella. Dichos contenidos son responsa-bilidad exclusiva de sus autores.© Fundación Telefónica, 2012Gran Vía, 2828013 Madrid (España)© Editorial Ariel, S.A., 2012Avda. Diagonal, 662-66408034 Barcelona (España)© de los textos: Fundación Telefónica© de la ilustración de cubierta: commerceandculturestockCoordinación editorial de Fundación Telefónica: Rosa María Sáinz PeñaPrimera edición: noviembre de 2012Coordinación: Sonia Navarro (ESADE)Autoras: Mar Cordobés y Beatriz SanzCon la colaboración de: Manuel Acevedo, Mireia Fernández-Ardèvol,Ismael Peña y Vanessa Frías-MartínezISBN: 978-84-08-01454-6Depósito legal: B. 30.807-2012Impresión y encuadernación: Unigraf, S. L.Impreso en España – Printed in SpainEl papel utilizado para la impresión de este libro es cien por cien libre de cloro y estácalificado como papel ecológico.No se permite la reproducción total o parcial de este libro, ni su incorporación a unsistema informático, ni su transmisión en cualquier forma o por cualquier medio,sea este electrónico, mecánico, por fotocopia, por grabación u otros métodos, sin elpermiso previo y por escrito del editor. La infracción de los derechos mencionadospuede ser constitutiva de delito contra la propiedad intelectual (Art. 270 y siguien-tes del Código Penal).Diríjase a CEDRO (Centro Español de Derechos Reprográficos) si necesita fotoco-piar o escanear algún fragmento de esta obra. Puede contactar con CEDRO a travésde la web www.conlicencia.com o por teléfono en el 91 702 19 70 / 93 272 04 47.
  4. 4. TítuloColecciónFundación TelefónicaTIC, desarrolloy negocios inclusivosCoordinación:SoniaNavarro (ESADE)Autoras:MarCordobés yBeatrizSanzCon la colaboración de:Manuel Acevedo, Mireia Fernández-Ardèvol,Ismael Peña y Vanessa Frías-MartínezTIC_INCLUSION_i_x_001_190.indb 3 23/10/12 12:38:34
  5. 5. TIC_INCLUSION_i_x_001_190.indb 4 23/10/12 12:38:34
  6. 6. En sus manos se encuentra el libro «TIC, desarrollo y negocios inclusivos» en el que se reflexiona sobre elmodo en el que, mediante nuevos modelos de negocio inclusivos y servicios basados en las tecnologías de lainformación, es posible dar salida a demandas y necesidades de la población en situación de exclusión socialde manera que provea crecimiento tanto económico como de capital social en esas regiones.En un estudio sobre el rol de las TIC en expandir las oportunidades económicas (William J. Kramer, Beth Hen-kins and Robert S. Katz, 2007)1se señala cómo la actividad de las empresas crea puestos de trabajo locales,cultiva relaciones con empresas locales, permite transferencia de tecnología, construye capital humano e in-fraestructuras físicas, genera ingresos con los impuestos para los gobiernos locales, y, por supuesto, una va-riedad de productos y servicios para los consumidores y otros negocios.Crear o expandir las oportunidades económicas podría ser correctamente considerado como una responsabi-lidad de los gobiernos hacia sus ciudadanos. Sin embargo, en el mundo de hoy en el que los mercados estánglobalizados, varios riesgos y oportunidades ofrecen razones suficientes a las empresas para implicarse demanera proactiva. Asimismo, intentar dar soluciones a los retos sociales se convierte en muchas ocasiones enuna fuente de innovación social y tecnológica.En esta publicación, hemos querido dar una visión general sobre cuáles son los principales retos y perspecti-vas de futuro que tendrán que tener en cuenta aquellas organizaciones que se planteen la puesta en marchade negocios inclusivos en el ámbito de las TIC. Con el objetivo de ilustrar el potencial que tienen las tecnolo-gías en el desarrollo y la inclusión social y, más específicamente, el enfoque de los negocios inclusivos en esteámbito, se han seleccionado y analizado un total de 11 iniciativas. A partir del análisis de los casos, se hanseñalado las principales características que deberían reunir dichos proyectos o negocios puestos en marchapara, finalmente, formular algunas recomendaciones para todos los actores implicados: empresas, sectorpúblico, organizaciones de la sociedad civil y las propias comunidades. Por último, se han incluido cuatro ar-tículos de diferentes expertos en el ámbito de las TIC, que complementan la visión ofrecida a lo largo de lapublicación y ayudan a profundizar en algunos de sus aspectos.Esperamos que esta publicación sea de su agrado y ofrezca conceptos, ideas y experiencias interesantes parareflexionar sobre las TIC y el desarrollo humano. Nuestra ilusión es que también pueda ser una fuente de ins-piración para todas las personas involucradas, desde el sector de las telecomunicaciones y desde otros a quenuestro mundo sea más justo y equitativo, trabajando conjuntamente para conseguirlo.Ignasi Carreras Sofía FernándezDirector del Instituto de Innovación Social Directora de ReputaciónESADE y Responsabilidad Corporativa Telefónica1. William J. Kramer, Beth Henkins and Robert S. Katz. (2007). «The role of information and communications technology sector in expanding economic oppor-tunity». Corporate Social Responsability Initiative Report N.22, 22.PrólogoTIC_INCLUSION_i_x_001_190.indb 5 23/10/12 12:38:34
  7. 7. TIC_INCLUSION_i_x_001_190.indb 6 23/10/12 12:38:34
  8. 8. ÍndicePrólogo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Vpor Ignasi Carreras y Sofía FernándezParte I. TIC, desarrollo y negocios inclusivos1. TIC e inclusión social. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 31.1 El alcance de las TIC en los países en vías de desarrollo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 51.1.1 El alcance de las TIC en América Latina . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 91.2 El potencial de las TIC para promover sociedades más inclusivas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 121.2.1 Los principales ámbitos de aplicación de las TIC para promover la inclusión social en los paísesen vías de desarrollo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 152. El rol de las empresas globalizadas en el desarrollo bajo la perspectiva de los negociosy los mercados inclusivos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 272.1 A qué nos referimos cuando hablamos de negocios y mercados inclusivos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 292.1.1 El segmento de población de menores ingresos y más vulnerable desde una perspectivacuantitativa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 362.1.2 Características de los mercados de bajos ingresos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 372.2 Tendencias en las estrategias empresariales frente al desafío de la pobreza . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 392.2.1 El potencial para la innovación. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 402.2.2 Sostenibilidad y equilibrio entre beneficio social y rentabilidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 422.2.3 La importancia de las alianzas estratégicas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 442.3 Los mercados de menores ingresos y el sector de las TIC. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 472.3.1 Cuantificación y distribución del gasto en TIC de las poblaciones de menores ingresos . . . . . . . . . . . . . . . . . 482.3.2 Oportunidades de negocio en los mercados de menores ingresos a través de las TIC. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 49Parte II. Análisis de iniciativas destacadasIntroducción. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 573. Iniciativas de e-comercio y e-agricultura. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 593.1 TIENDATEK (Colombia y México) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 613.2 DatAgro (Chile) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 644. Nuevas formas de aprendizaje y formación. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 694.1 Learning about Living (Nigeria, Senegal y México). . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 714.2 M4girls (Sudáfrica) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 755. Iniciativas de acceso a la salud y la gestión de la salud pública. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 795.1 Sana Mobile (India y Filipinas) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 815.2 MPedigree (Ghana, Nigeria, Costa de Marfil, Senegal y Gambia). . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 846. Iniciativas de e-gobernabilidad. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 896.1 Votenaweb (Brasil) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 916.2 VicTEAMS (Venezuela) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 937. Otras iniciativas relevantes (voluntariados y emergencias) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 997.1 Sparked (EE.UU.) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 101TIC_INCLUSION_i_x_001_190.indb 7 23/10/12 12:38:35
  9. 9. TIC, desarrollo y negocios inclusivosVIII7.2 EPIC, Centro de Integración y Preparación para Emergencias (África: 17 países distintos,entre ellos Argelia, Somalia, Uganda o Nigeria; Centroamérica: Colombia, Guatemala y Haití;Asia: 11 países distintos, entre ellos Mongolia, Indonesia o Pakistán; y Oriente Medio: Irán, Yemen,Líbano y territorios palestinos). . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1047.3 Microsoft Partnerships for Technology Access (de ámbito mundial) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 106Parte III. ConclusionesIntroducción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1138. Retos y perspectivas de futuro en la implementación de las TIC para promover la inclusiónsocial . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1158.1 El alcance y la cobertura de las TIC . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1178.2 Un entorno regulatorio adecuado es fundamental para la iniciativa empresarial en este ámbito. . . . . . 1188.3 El coste de la tecnología seguirá bajando, pero aún tiene un peso importante para las poblacionesde menores recursos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1198.4 Los móviles seguirán siendo el principal foco de atención. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1209. ¿Qué características reúnen los proyectos exitosos de negocios inclusivos en el sectorde las TIC? Hacia la definición de unos factores claves de éxito . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1239.1 Los «pobres como socios» y no solo como beneficiarios o consumidores finales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1259.2 Un enfoque participativo a lo largo de toda la cadena de valor del proyecto: los proyectospeopleaware. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1269.3 Adaptabilidad al contexto y accesibilidad. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1279.4 Escalabilidad y sostenibilidad por medio de alianzas efectivas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 13010. Recomendaciones operativas para los actores implicados en un enfoque de negociosinclusivos en el ámbito de las TIC . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 13310.1 Las empresas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 13510.1.1 Crear capacidad y espacio para la innovación dentro de la organización . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 13510.1.2 Fortalecer los vínculos con las comunidades y profundizar en su participación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 13710.1.3 Construir capacidades para la colaboración efectiva y participar en diálogos intersectoriales. . . . . . . 13710.2 Los gobiernos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 13810.3 Las comunidades y las organizaciones de acompañamiento (ONG). . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 13910.4 Los donantes, organismos de apoyo y otros colectivos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 140Parte IV. Perspectivas de futuro. Visión y reflexiones desde un grupo de expertosen el sectorIntroducción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 14511. TIC y desarrollo humano en Latinoamérica: perspectivas de futuro para reducirla desigualdad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 149por Manuel Acevedo11.1 Las TIC y la desigualdad. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 15111.2 Perspectivas de futuro sobre las TIC y el desarrollo en América Latina. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 15611.2.1 Condiciones del contexto socioeconómico y tecnológico. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 15611.2.2 Áreas de particular potencial de las TIC para reducir la desigualdad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 15711.3 Bibliografía . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 159TIC_INCLUSION_i_x_001_190.indb 8 23/10/12 12:38:35
  10. 10. ÍndiceIX12. La comunicación móvil y el desarrollo socioeconómico: una mirada a América Latina . . . . . . . . . 161por Mireia Fernández-Ardèvol12.1 La telefonía móvil, una tecnología de uso general . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 16412.2 América Latina . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 16512.2.1 Crecimiento económico. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 16512.2.2 Desigualdad en la distribución de la renta. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 16612.2.3 Pobreza. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 16612.3 Resumiendo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 16713. Factores clave para el éxito en los proyectos ICT4D. ¿Cómo las empresasde telecomunicaciones pueden contribuir al avance en este ámbito?. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 169por Ismael Peña13.1 Qué es el desarrollo humano y cuál es su relación con la sociedad en red. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 17113.2 Desarrollo digital: necesidad y límites de las infraestructuras tecnológicas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 17313.3 TIC para el desarrollo: el papel de las empresas de telecomunicaciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 17513.3.1 La última brecha en las infraestructuras . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 17513.3.2 Utilidad, capacidad y conciencia digital . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 17513.3.3 La hipótesis del knowledge gap . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 17614. Telefonía móvil y mercados emergentes latinoamericanos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 179por Vanessa Frías-Martínez14.1 Investigación observacional . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 18114.1.1 Análisis demográfico y socioeconómico. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 18214.1.2 Análisis de movilidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 18314.2 Investigación intervencionista. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 18514.3 Bibliografía . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 186Bibliografía. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 187TIC_INCLUSION_i_x_001_190.indb 9 23/10/12 12:38:35
  11. 11. TIC_INCLUSION_i_x_001_190.indb 10 23/10/12 12:38:35
  12. 12. TIC, desarrollo y negociosinclusivos«El Objetivo de Desarrollo del Milenio 8, en concreto, tiene por objeto fomentaruna asociación mundial para el desarrollo y, en colaboración con el sectorprivado, velar para que se puedan aprovechar los beneficios de las nuevastecnologías; en particular, los de las tecnologías de la información y de lascomunicaciones. Las tecnologías de la información y la comunicación debenutilizarse para reducir la brecha digital y acelerar el progreso en los rinconesmás pobres del planeta».Koffi AnnanSecretario general de Naciones Unidas«El teléfono móvil es el instrumento con mayor poder de transformación parael desarrollo».Jeffrey SachsEconomista estadounidense1. TIC e inclusión social 32. El rol de las empresas globalizadas en el desarrollo bajo la perspectivade los negocios y los mercados inclusivos 27Parte ITIC_INCLUSION_i_x_001_190.indb 1 23/10/12 12:38:36
  13. 13. TIC_INCLUSION_i_x_001_190.indb 2 23/10/12 12:38:36
  14. 14. 1.1 El alcance de las TIC en los países en vías de desarrollo 51.2 El potencial de las TIC para promover sociedades más inclusivas 12Capítulo 1TIC e inclusión socialTIC_INCLUSION_i_x_001_190.indb 3 23/10/12 12:38:36
  15. 15. TIC_INCLUSION_i_x_001_190.indb 4 23/10/12 12:38:36
  16. 16. TIC e inclusión social51.1 El alcance de las TIC en los países en vías de desarrolloYa es un hecho innegable que las tecnologías de la información y comunicación (TIC) y, en particular, las tec-nologías móviles, pueden dar lugar a usos sociales positivos para mejorar la calidad de vida de los más desfa-vorecidos y ayudar a su integración social, especialmente en los llamados países en vías de desarrollo. LaONU, el Banco Mundial o el Foro Económico Mundial, organismos que están llevando a cabo numerosos estu-dios sobre el papel de las TIC en el desarrollo, reconocen su incuestionable contribución a la consecución delos Objetivos del Milenio, especialmente del primero: «Erradicar la pobreza extrema y el hambre», en susubapartado «Reducir a la mitad la proporción de personas cuyo ingreso diario es menor a 1 dólar al día parael año 2015». También las agencias donantes y las organizaciones sociales están prestando cada vez másatención a este nuevo ámbito de trabajo, que se ha venido a denominar como ICT4D.2Se trata, efectivamen-te, de una revolución sin precedentes. Por dos razones: por un lado, porque es verdaderamente global y no selimita a un país o región específicos y, por el otro, porque ha funcionado como un catalizador inigualable en laconsecución de beneficios sociales y económicos para las poblaciones menos privilegiadas.Uno de los principales factores que permite esta revolución es el crecimiento exponencial de la cobertura delas TIC en dichos países (gráficos 1.1 y 1.2). Este aumento se debe, sobre todo, a la aparición de nuevas em-2. Information and Communication Technologies for Development (Tecnologías de la Información y la Comunicación para el Desarrollo). Se centra en aplicardirectamente las TIC para la reducción de la pobreza. Las TIC pueden ser aplicadas tanto con sentido directo –su uso beneficia a la población desfavorecida–como en sentido indirecto –las TIC asisten a organizaciones cooperantes, ONG, gobiernos o negocios para mejorar las condiciones socioeconómicas de di-cha población (Wikipedia).Fuente: Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT). World Telecommunication/ICT Indicators Database.Gráfico 1.1 Número de suscripciones a móviles en los países desarrollados y en los países en víasde desarrollo (2000 a 2007)05001.0001.5002.0002.5003.0003.500MillonesPaíses desarrolladosPaíses en desarrollo2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007TIC_INCLUSION_i_x_001_190.indb 5 23/10/12 12:38:37
  17. 17. TIC, desarrollo y negocios inclusivos6presas locales de telecomunicaciones que desarrollan servicios y productos específicos en los segmentosmenos favorecidos, además de fomentar la aparición de infraestructuras en dichas regiones. Tal y como seña-la un estudio del Banco Mundial, por cada dólar invertido en telecomunicaciones, se generan más de seis,gracias a su impacto en el empleo local y en el crecimiento económico.3En este sentido, merece especialatención la telefonía móvil, que se ha convertido en la tecnología más rápidamente adoptada de lahistoria y que es el único sector que no ha sufrido las consecuencias de la actual crisis económica.4Además, es el único ámbito de las TIC en el que los países en vías de desarrollo están alcanzando –e, incluso,sobrepasando en algunos aspectos– a los países desarrollados.El crecimiento de los teléfonos móvilesaLa telefonía móvil ha experimentado un crecimiento espectacular en los últimos años. A finales delaño 2009, se estimaba que el número de suscriptores a teléfonos móviles se situaba en torno a los4.600 millones de usuarios, tres cuartas partes de ellos, en países en vías de desarrollo. En el año2000, esta proporción era de una cuarta parte.3. Banco Mundial, 2009.4. Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), organización más importante de las Naciones Unidas en lo que concierne a las tecnologías de la informa-ción y la comunicación.Fuente: UIT. World Telecommunication/ICT Indicators Database.Gráfico 1.2 Número de usuarios de Internet por región (2000 y 2007)15212717741,9 2,63,80,9 0,5 0,5UsuariosdeInternetporcada100personas22media mundial, 2007Asia del Estey PacíficoEuropay Asia CentralAmérica Latinay el CaribeOriente Medioy norte de ÁfricaAsia del Sur África subsahariana2000 20072media de los paísesen desarrollo, 200013media de los paísesen desarrollo, 20077media mundial, 2000TIC_INCLUSION_i_x_001_190.indb 6 23/10/12 12:38:38
  18. 18. TIC e inclusión social7China, con más de 700 millones de suscriptores, es el país con más móviles; mientras que India es el quemás suscriptores acumula cada mes: solo en marzo del 2009 se dieron de alta de nuevas líneas 15,6 mi-llones. Sin embargo, África es el continente con la tasa de crecimiento de suscriptores más elevada. Te-niendo en cuenta la saturación de los países desarrollados, el crecimiento de los próximos años proven-drá de las áreas rurales pobres. Según la GSM Association,ben el 2013 habrá 6.000 millones desuscriptores; la mitad de estos nuevos usuarios serán de China e India. En América Latina, a pesar de queenpaísescomoBrasilelequivalenteal62%delapoblacióntienemóvil,elcrecimientoesmenosintenso,ya que las tarifas de telefonía móvil son menos asequibles para la población de bajos ingresos.Hay que decir, sin embargo, que todavía hay un desequilibrio fuerte entre los países desarrollados y lospaíses en desarrollo en el acceso a otras tecnologías de la información y comunicación. Por ejemplo:en África solo hay un suscriptor de banda ancha fija por cada 1.000 habitantes, mientras que en Euro-pa hay 200. Esto es debido a que el precio relativo de una línea de banda ancha en África es 10 vecesmás caro que en los países desarrollados.aSánchez, P.; Mutis, J.; Casado, F.; Lariú, A. La base de la piràmide: casos i perspectives a Catalunya. Noves oportunitats per a la internacio-nalització i la innovació de les empreses catalanes. Laboratorio Base de la Pirámide ESCI-Universitat Pompeu Fabra. Papers digitals 5. Con-sorcio de Promoción Comercial de Catalunya (COPCA). Departamento de Innovación, Universidades y Empresa de la Generalitat de Cata-lunya, 2010.b<http://www.gsmworld.com/>.Las cifras no dejan lugar a dudas: en países como Nigeria, los suscriptores a servicios móviles han crecido de37.000 a 16,8 millones en solo cuatro años. Según estimaciones recientes, en el continente africano, la cober-tura móvil ya alcanza el 54% de la población, que corresponde a 448,1 millones de personas, y tiene previsio-nes de alcanzar los 561 millones en el año 2012; aunque solo un 6,8% son usuarios de Internet.5El auge de la telefonía móvil en los países en desarrollo se ve motivada por un conjunto de factores.La facilidad de uso –se requieren muchas menos capacidades técnicas para utilizar un móvil que un ordena-dor–, así como un entorno competitivo que ha conducido a políticas de precios asequibles –especialmentecon la creación de servicios prepagados, que en África representan casi un 95% del total de los contratos detelefonía móvil–, resultan dos de los factores más determinantes. Si a ello le añadimos otros factores, comola liberalización del sector de las telecomunicaciones, que precisamente ha permitido la entrada y la inversióndel sector privado en numerosos países en desarrollo –tal y como veremos en el apartado siguiente–, juntocon un enfoque de innovación desde el usuario, entenderemos la actual reducción de la brecha digital a unaratio de aproximadamente dos millones de suscripciones diarias. De estas últimas, un 80% corresponden alos llamados países emergentes, como Brasil o China, y a los países en vías de desarrollo, donde esta tecnolo-gía se ha convertido en una herramienta que actúa de «puente digital» y ha permitido avanzar con mayorrapidez, especialmente para las comunidades que viven en zonas rurales. Estas representan más de la mitadde la población y un 75% de las poblaciones en desarrollo, aunque se convertirán en el grueso de los próximos1.000 millones de nuevos abonados.6Efectivamente, dada la saturación de los mercados en la mayoría depaíses desarrollados, el sector de las telecomunicaciones está dirigiendo su mirada a segmentos de lapoblación hasta ahora olvidados. Las poblaciones en lo que se denomina la base de la pirámide se erigen5. Ovum Research & Consultancy.6. Banco Mundial, 2007.TIC_INCLUSION_i_x_001_190.indb 7 23/10/12 12:38:38
  19. 19. TIC, desarrollo y negocios inclusivos8ahora como el nuevo mercado a conquistar, a lo que también ha contribuido el propio desarrollo de la tecno-logía. Además de los servicios básicos de voz y mensajería, actualmente estamos asistiendo al nacimiento denumerosas aplicaciones y servicios que pretenden dar respuesta a las necesidades específicas de las pobla-ciones en países en desarrollo y zonas rurales. Todo ello gracias a una imparable penetración de los smart-phones, que, según Nielsen, pueden representar el mismo porcentaje de mercado que los teléfonos menossofisticados en vistas al tercer cuatrimestre del 2011.Para realmente hacer de la telefonía móvil la primera TIC de acceso universal es necesario:• Desarrollar una política sólida en materia de TIC con la colaboración del gobierno, la sociedad civil, los agentes del sector privado y los consumidores.• Invertir más en infraestructuras móviles y en servicios en las zonas rurales y desfavorecidas.• Fortalecer la capacidad de los empresarios rurales y las organizaciones de agricultores para explotar mejor el potencial de los teléfonos móviles.• Entregar contenido relevante y oportuno y seguir desarrollando sistemas de información peer-to-peer para reducir tanto las tarifas como el precio del propio aparato.• Desarrollar entornos reglamentarios más favorecedores de un mayor desarrollo y expansión de los servicios móviles.• Y, por último, pero no menos importante, existe una necesidad de que las empresas de telefonía móvil capten lo que las estadísticas oficiales no son capaces de capturar, a saber: el uso informal delos teléfonos móviles, como, por ejemplo, los que comparten una suscripción dentro de una comu-nidad. Se trata de obtener la imagen completa del poder y el potencial de esta revolución.Samii, R. The Commodity that Survived the Economic Downturn, Mobiles for Development. <www.i4donline.net>.Así pues, si la implantación de la telefonía móvil en los países desarrollados puede considerarse una evolucióntecnológica, en continentes como África cabría hablar de una revolución tecnológica. Tal y como se destaca enun reciente informe de Naciones Unidas:7«La telefonía móvil es la TIC más extendida en el mundo en desarro-llo […] En África, donde el aumento del número de abonados y de la penetración de la telefonía móvil ha sidomayor, esta tecnología puede mejorar la situación económica de la población en su conjunto». O también, enpalabras de Christine Zhen-Wei Qiang, economista del Banco Mundial:8«La plataforma móvil está emergiendocomo la herramienta más potente para extender las oportunidades económicas y servicios clave para millonesde personas». Sin olvidar las conclusiones de un estudio reciente de la London Business School: diez móvilesmás por cada 100 personas incrementan el PIB de un país en desarrollo en un 0,5%. Las cifras hablan por símismas. Los teléfonos móviles han supuesto un impacto mayor y más rápido en la vida de las personas quecualquier otra tecnología de comunicación anterior, con lo que ha transformado más las condiciones de vida decolectivos desfavorecidos en los últimos años que la mayoría de proyectos de cooperación al desarrollo.7. Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo. Informe sobre la Economía de la Información 2007-2008: «Ciencia y tecnología para eldesarrollo: El nuevo paradigma de las TIC».8. Banco Mundial, 2009. Information and Communications for Development 2009: Extending Reach and Increasing Impact.TIC_INCLUSION_i_x_001_190.indb 8 23/10/12 12:38:38
  20. 20. TIC e inclusión social9A pesar del protagonismo incuestionable de las plataformas móviles, no cabe olvidar que otras tecnologías,tales como las herramientas y aplicaciones asociadas a la Web 2.0, así como los servicios de geolocali-zación o los ordenadores de bajo coste,9también contribuyen significativamente a dicha revolución.Las nuevas herramientas que incluye la Web 2.0 han aumentado las posibilidades de colaboración, de crea-ción, de diseminación y de gestión de la información, así como las posibilidades de trabajo y socialización enred. Dichas herramientas están cambiando radicalmente la forma en la que creamos, compartimos y difundi-mos información y suponen un enorme potencial en la promoción de un desarrollo participativo. Por ejemplo,las herramientas de crowdsourcing10disfrutan de numerosas aplicaciones en el ámbito de las ICT4D. El éxitode plataformas como Ushahidi (testimonio, en swahili), basada en Google Maps y creada en Kenia en el 2008para permitir a los ciudadanos mapear, reportar y controlar la violencia en el país, da fe de ello. Una plataformaque, además, ha sido reutilizada en muchos otros contextos, sobre todo en situaciones de emergencia y de-sastres naturales, como el reciente terremoto de Haití.Asimismo, las herramientas de la Web 2.0 ayudan a las personas a lidiar con la proliferación de contenidosonline. Proporcionan nuevas herramientas de lenguaje sencillo para la clasificación (tagging) y la búsqueda deinformación y permiten una mejor recopilación de contenidos a través de herramientas de agregación de in-formación, como los RSS. Los blogs y sistemas de gestión de contenidos pre-configurados permiten que lacreación de contenidos online en múltiples medios, incluyendo audio y vídeo, sea rápida y fácil. Crea nuevasoportunidades para los periodistas actuales y favorece la aparición de «periodistas ciudadanos». Además,facilita la superación de ciertas barreras lingüísticas y de discapacidades gracias a los contenidos de audio yvídeo. La Web 2.0 va mucho más allá de la web tradicional en cuanto acorta, todavía más, la distancia entreproductores, consumidores y creadores de contenido y, sin duda, proporciona una evidente oportunidad atodos aquellos actores relacionados con el desarrollo. Garantizar el acceso y la conectividad –contra la limita-ción de la banda ancha, que todavía persiste en la mayoría de países en vías de desarrollo–, así como fomen-tar la capacidad de utilizar las herramientas, la adecuación de contenidos para diferentes públicos, tanto en ellenguaje como en el estilo, junto con la creación de servicios específicos para las poblaciones vulnerables, sonlos retos que deberán afrontarse en este ámbito.1.1.1 El alcance de las TIC en América LatinaLa implantación de las TIC en América Latina presenta ciertas diferencias respecto a lo que está ocurriendo enotros continentes con mayoría de países en vías de desarrollo, como el africano o el asiático. Esto es especial-mente relevante en el ámbito de la telefonía móvil, que presenta una tasa de crecimiento inferior a la delcontinente africano, a pesar de que la situación difiere bastante entre un país y otro. La consecuencia, tal ycomo señalábamos anteriormente, es que las tarifas resultan, en términos relativos, menos asequibles parala población de bajos ingresos que en la mayoría de países africanos. Según datos recientes,11hay 179 millo-nes de personas usuarias de telefonía móvil en América Latina; el 82% de las cuales acceden a Internet desdesu teléfono móvil, el 73% utilizan los servicios de mensajería y un 55% transfieren datos a través de otrosmecanismos. En países como Perú, solo un 0,01% de las economías domésticas rurales disponen de acceso aInternet, mientras que un 36,5% poseen un terminal móvil. En Chile, el porcentaje de penetración de la tele-fonía móvil es del 94,7%.12En todo caso, tal y como muestra el siguiente cuadro, es indudable que el creci-9. Sirve como ejemplo de ello la iniciativa de la ONG One Laptop per Child, iniciada en el 2006, para producir ordenadores de bajo coste dirigidos a poblacióninfantil en países en desarrollo. <laptop.org>.10. El término llega al castellano desde el inglés: crowd (multitud) y sourcing (alimentación). Significa la forma en la que una empresa de cualquier tipo senutre del trabajo del colectivo. El crowdsourcing tiene varias formas, pero la fundamental es el incremento del valor a través de la participación de las ma-sas. Definición extraída de Wikipedia (que es, a su vez, uno de los ejemplos más claros de crowdsourcing).11. Comisión Económica para América Latina (CEPAL), 2010.12. Céspedes, L. M.; Martin, F. J.Céspedes, L. M.; Martin, F. J. The Latin American Experience. I4D. Vol. VII, núm. 9. Enero-marzo 2010.TIC_INCLUSION_i_x_001_190.indb 9 23/10/12 12:38:39
  21. 21. TIC, desarrollo y negocios inclusivos10miento de la penetración del móvil en los países latinoamericanos está siendo, al igual que en el resto delmundo, de carácter exponencial.La situación en América Latina y el Caribe: Estancamiento de la telefonía fija, fuerteexpansión de la telefonía móvil y creciente brecha de acceso a la banda ancha• La penetración de la telefonía fija en la región se ha estancando alrededor de una tasa del 18% duran-te los últimos cinco años. Durante ese período, la telefonía móvil pasó de una tasa de 23% en 2003 aalrededor del 80% en 2008, superando ampliamente la expansión de la telefonía fija. Se prevé queesta tendencia continúe y que incluso se registre una disminución de la tasa de esta última. Sin em-bargo, la gran mayoría de la población de bajos ingresos apenas los usa para recibir llamadas.• Durante los últimos cinco años, la cantidad de usuarios de Internet ha crecido sustancialmente, pa-sando de una tasa del 11% de penetración en 2003 al 27% en 2008. Es un crecimiento importante,pero que aún está lejos de los niveles de los países más avanzados de la OCDE, que registran tasascercanas al 70%.• En lo que respecta a la banda ancha, se observa también un fuerte incremento en el número de co-nexiones. Sin embargo, los niveles de penetración de la región son sustancialmente menores que enpaíses más avanzados. Sumado a esto, en la región, la banda ancha es más cara y lenta que en lospaíses más desarrollados. En los países de la OCDE, la tarifa más baja de suscripción mensual debanda ancha promedia los 19 dólares americanos (PPP), mientras que en países de la región comoMéxico o Chile dicho valor llega a los 29 y los 35 dólares americanos (PPP).Adaptado de: CEPAL. Monitoreo del Plan eLAC2010: Avances y desafíos de la Sociedad de la Información en América Latina y el Caribe. 2010.Por su parte, la implantación de Internet en América Latina es tradicionalmente mayor que la del continenteafricano. Todos los principales países de América Latina y el Caribe iniciaron el año 1998 con menos del 1% dela población conectada a Internet, y su uso se ha ido acelerando progresivamente, con lo que la región se haconvertido en la comunidad de Internet con el crecimiento más rápido del mundo durante muchos años. Sinembargo, actualmente, tal y como señala Katz,13la implantación de Internet se enfrenta a uno de los princi-pales desafíos en la región de los próximos años: el rezago en la penetración de la banda ancha respecto a lospaíses más desarrollados. Tal y como destaca un estudio reciente de CEPAL:14«En los últimos años, los avan-ces en infraestructura de telecomunicaciones han sido evidentes, pero, al mismo tiempo, son claramente in-suficientes para las actuales demandas: junto con la amplia difusión de la telefonía móvil –aunque mayorita-riamente de prepago y usada principalmente para recibir llamadas–, existen evidentes limitaciones de labanda ancha en cuanto a cobertura, velocidad y elevados precios. Las restricciones de los enlaces internacio-nales y la falta de puntos locales de intercambio de tráfico de Internet (IXP) dan como resultado servicios debanda ancha de menor calidad y mayores precios que en los países desarrollados. Factores socioeconómicosrestringen las posibilidades de consumo de servicios de telecomunicaciones/TIC y las capacidades para suutilización, y también dificultan cada vez más la inclusión de los segmentos más vulnerables de la pobla-ción».13. Katz, R. El papel de las TIC en el desarrollo. Propuesta de América Latina a los retos económicos actuales. Fundación Telefónica, 2009.14. CEPAL. Monitoreo del Plan eLAC2010: Avances y desafíos de la Sociedad de la Información en América Latina y el Caribe. 2010.TIC_INCLUSION_i_x_001_190.indb 10 23/10/12 12:38:39
  22. 22. TIC e inclusión social11Si analizamos la situación de forma más específica (gráfico 1.3), vemos que los países más destacados, encuanto se refiere a la penetración de las TIC y a su uso para convertirlas en crecimiento, han sido Brasil, Chiley Costa Rica. Países que pueden considerarse «motores tecnológicos» de la región, gracias a planes y estrate-gias nacionales que han facilitado y promovido la adopción de las TIC.*En el caso de Argentina se trata de una estimación basada en el año 2001 (último dato disponible en encuestas de hogares).Nota: Se incluyen los hogares donde por lo menos uno de sus miembros utiliza la telefonía móvil.Los datos de las encuestas han sido armonizados por OSILAC para facilitar a los usuarios la elaboración de análisis comparativos de acuerdo a lasrecomendaciones realizadas por el Partnership para la medición de las TIC para el desarrollo. OSILAC se reserva los derechos de actualizar la informa-ción contenida, así como modificar cualquier omisión o inconsistencia que sea identificada en cualquier momento por el mismo OSILAC o por lasinstituciones que constituyen las fuentes primarias de información.Fuente: CEPAL. Sistema de información estadístico de TIC. Cálculos de OSILAC basados en las encuestas de hogaresde los países. Alrededor de 2007.Gráfico 1.3 Porcentaje de hogares en los países latinoamericanos con acceso a la telefonía móvilPaís Año Porcentaje GrupoCuba 2006 1,1 Menos de 50%Argentina* 2001 21,3* Menos de 50%Venezuela 2007 43,4 Menos de 50%Guatemala 2006 54,8 50% a 60%Perú 2008 56,7 50% a 60%Bolivia 2007 57,0 50% a 60%Honduras 2007 58,4 50% a 60%México 2008 61,0 61% a 70%Nicaragua 2006 61,7 61% a 70%Rep. Dominicana 2007 67,1 61% a 70%Costa Rica 2008 68,1 61% a 70%Panamá 2007 69,0 61% a 70%Ecuador 2008 69,9 61% a 70%Brasil 2008 75,7 Más de 70%El Salvador 2008 78,5 Más de 70%Uruguay 2008 80,4 Más de 70%Colombia 2008 83,8 Más de 70%Chile 2006 83,8 Más de 70%Paraguay 2008 85,7 Más de 70%Menos de 50%50% a 60%61% a 70%Más de 70%Mapa solo referencialFecha de actualizaciónAgosto de 2010Resumen sobre las conclusiones del estudio Oportunidades de la telefonía móvil en América Latinay el CaribeLas conclusiones se basan en los resultados del estudio, efectuado a partir de 7.000 entrevistas reali-zadas a individuos entre 13 y 70 años, procedentes de hogares de bajos ingresos en Argentina, Brasil,Colombia, Jamaica, México, Perú y Trinidad y Tobago.Los resultados muestran que la telefonía móvil es muy valorada por las personas en situación depobreza como una herramienta para el fortalecimiento de los lazos sociales, así como para unamayor seguridad personal. Además, está empezando a resultar útil para mejorar las oportuni-TIC_INCLUSION_i_x_001_190.indb 11 23/10/12 12:38:40
  23. 23. TIC, desarrollo y negocios inclusivos12dades de negocio y empleo. En general, los resultados sugieren que el impacto económico de laadopción de la telefonía móvil por parte de los más desfavorecidos se encuentra mediado por varia-bles de capital social tales como el fortalecimiento de las redes de confianza y una mejor coordinaciónde los mercados de trabajo informales.Los resultados también demuestran que la demanda de servicios móviles en la base de la pirámideparece ser bastante inelástica en relación con las variaciones en el precio. El importante nivel degasto en teléfonos y servicios móviles que se encuentra en estas poblaciones de bajos ingresos tam-bién es consistente con los numerosos beneficios percibidos por los usuarios. Sin embargo, aún exis-ten barreras que desalientan la adquisición de móviles a las personas en situación de pobreza. En paí-ses como México, Brasil y Perú, la mayoría de la población situada más abajo en la base de la pirámideaún no puede permitirse un teléfono móvil, aunque muchos dependen de los revendedores informalesy de la familia o amigos para realizar o recibir llamadas. Aquellos que pueden pagar su propio teléfonomóvil hacen poco uso de servicios de voz, además de que practican un control estricto de sus gastos y,con frecuencia, dependen de los teléfonos públicos para llamadas salientes. Estos resultados revelanla necesidad de seguir con el desarrollo de modelos empresariales innovadores que amplíen la fronteradel mercado de la telefonía móvil. También se pone de relieve la necesidad urgente de repensar laspolíticas públicas que siguen considerando el teléfono móvil como un bien de lujo. Para las personas ensituación de pobreza, la telefonía móvil ha sido la alternativa más rentable y accesible.Por último, cabe destacar que los resultados revelan quelos usuarios no suelen aprovechar al máxi-mo los servicios ofrecidos por la plataforma móvil. La mensajería de texto es el único servicio utili-zado más allá de la voz que está siendo rápidamente adoptado. Muchas de las aplicaciones que máspodrían beneficiar a las personas en situación de pobreza, tales como m-banking y m-gobierno, estántodavía en su infancia en la región. Para aprovechar las oportunidades de reducción de la pobreza crea-das por la adopción generalizada de los teléfonos móviles entre las personas con menos recursos, serequiere un esfuerzo concertado entre los agentes del mercado y los gobiernos. A medida que avancenlos usuarios a lo largo de la curva de aprendizaje tecnológico y los precios de los dispositivos continúenbajando, las oportunidades continuarán aumentando.Adaptado de: Galperin, H.; Mariscal, J. Mobile Opportunities: Poverty and Mobile Telephony in Latin America and the Caribbean. DiálogoRegional sobre Sociedad de la Información (DIRSI), 2007.1.2 El potencial de las TIC para promover sociedades más inclusivasDurante mucho tiempo se han usado conceptos como pobreza, marginalidad y desigualdad para analizar ytratar de explicar los problemas sociales que aquejan a gran parte de la población mundial y que impiden queformen parte de la estructura funcional de la sociedad. Recientemente, dichos conceptos se están sustitu-yendo, en parte, por el binomio inclusión/exclusión social,15que da respuesta a la nueva representación del15. Castells define exclusión social como el «proceso por el cual a ciertos individuos y grupos se les impide sistemáticamente el acceso a posiciones que lespermitirían una subsistencia autónoma dentro de los niveles sociales determinados por las instituciones y valores en un contexto dado […] La exclusiónsocial es un proceso, no una condición […] Aunque la falta de trabajo regular como fuente de ingresos es, en última instancia, el mecanismo clave en laexclusión social, son muy variadas las vías que conducen a la indigencia […] No solo es una cuestión de falta de preparación o de no ser capaz de encontrarun empleo. Puede ser que la enfermedad golpee a una sociedad sin cobertura sanitaria […] o, simplemente, que el analfabetismo funcional, la condición deilegal, la imposibilidad de pagar el alquiler (lo que induce la carencia de techo), o la pura mala suerte con un jefe o un policía desaten una cadena de acon-tecimientos que lleven a una persona (y a su familia, con mucha frecuencia) a arrastrarse a la deriva hacia las regiones exteriores de la sociedad». (Castells,1998: 95-99).TIC_INCLUSION_i_x_001_190.indb 12 23/10/12 12:38:40
  24. 24. TIC e inclusión social13espacio social, una nueva topografía en la que se ha pasado de una sociedad organizada verticalmente, basa-da en representaciones jerárquicas que daban lugar a desigualdades, a una sociedad organizada horizontal-mente, con un centro que reúne a los integrados y una periferia que reúne a los excluidos o «población vulne-rable». El concepto de inclusión/exclusión social se refiere, por tanto, al grado en el que individuos, familiaso comunidades son capaces de participar activamente en la sociedad, ejerciendo un cierto control so-bre sus propios destinos. En ello influirán una variedad de factores ligados a los recursos económicos, comoel empleo, el acceso a servicios básicos como la salud, la educación o la justicia, el acceso a la vivienda, la cul-tura, la carencia de redes de apoyo formales e informales, la imposibilidad de potenciar los talentos y habili-dades personales, etc. La inclusión social, por tanto, no es solo una cuestión de poseer un determinado nivelde recursos, sino también del grado de participación en la determinación de las oportunidades de vida, tantoindividuales como colectivas.16Dado el alcance masivo que están consiguiendo las TIC, tal y como hemos visto en el apartado anterior, nosencontramos en un contexto en el que se están dando oportunidades sin precedentes para la emergencia deuna sociedad en red verdaderamente inclusiva. La tradicionalmente llamada brecha digital17va reduciéndosecon los últimos avances tecnológicos en materia de movilidad, lo que facilita cada vez más el acceso a la infor-mación y aproxima las comunidades más desfavorecidas a los servicios mínimos en asuntos de salud, educa-ción, negocios y administración. Además, las TIC también están posibilitando la participación de individuos ycolectivos tradicionalmente aislados o marginados, lo que fomenta la acción colectiva, la participación de lapoblación en los procesos decisorios y la creación de nuevas oportunidades económicas. Tal y como destacael informe de la ONU mencionado anteriormente:18«Los teléfonos móviles han conferido más poder a la po-blación y han alentado el espíritu empresarial en los países en desarrollo. Permiten a los usuarios acceder ainformación relativa a la educación, la salud y el empleo, realizar transacciones bancarias y mantener los lazosfamiliares y sociales». No cabe olvidar, en definitiva, que, tal y como se señala en un estudio reciente llevadoa cabo por Hegoa,19«las TIC, sin duda alguna, facilitan múltiples aspectos de nuestra vida, pero su capacidadde transformación va mucho más allá de las simples mejoras en determinados servicios o, de manera general,en la productividad. Al igual que en otros momentos de cambio tecnológico, su trascendencia reside en sucapacidad de modificar las relaciones sociales y de producción».Efectivamente, las TIC, actualmente, se sitúan en la base de la mayoría de actividades que constituyenel fenómeno de la inclusión social. El uso de las TIC está íntimamente ligado a lo que significa estar social-mente, económicamente, culturalmente y políticamente incluido en el siglo xxi.Tal y como destaca un reciente estudio de Naciones Unidas:20«La reducción de la brecha digital, por tanto,debe ser una cuestión abordada adecuadamente, construyendo políticas públicas para integrar y generarcapacidades, ya no solo en los sujetos “desconectados”, sino también entre los que tienen acceso a las TICpero no logran aprovecharlas para obtener el bienestar que se desprende de estas. Las consecuencias queconlleva encontrarse en los márgenes del mundo tecnológico ya no se remiten únicamente al manejo de latecnología, sino que afectan a la capacidad general del sujeto para interactuar con la sociedad, así como la degenerar bienestar, satisfacción y una buena calidad de vida para sí mismo y su familia».16. Stewart, 2000.17. La brecha digital hace referencia a las diferencias socioeconómicas que se establecen entre las comunidades que disponen de acceso a los medios digitalesy las que no, así como a la capacidad diferencial de sus integrantes de utilizarlos adecuadamente. Actualmente, el concepto ha sido mayoritariamentesustituido por el de inclusión digital, que pone mayor énfasis en todos los condicionantes que subyacen al uso efectivo de las TIC, no solo los relativos alacceso.18. Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo. Informe sobre la Economía de la Información 2007-2008: «Ciencia y tecnología para eldesarrollo: El nuevo paradigma de las TIC».19. Dubois, A.; Cortés, J. J. Nuevas Tecnologías de la Comunicación para el Desarrollo Humano. Cuadernos de trabajo de Hegoa, núm. 37, 2005.20. Informe sobre desarrollo humano para Mercosur 2009-2010. Innovar para incluir: jóvenes y desarrollo humano. p. 171. Naciones Unidas, 2010.TIC_INCLUSION_i_x_001_190.indb 13 23/10/12 12:38:41
  25. 25. TIC, desarrollo y negocios inclusivos14Las diferentes facetas de la brecha digital*1. Brecha de acceso. Esta es la fractura que surge en un primer momento y que separa a aquellosque pueden acceder a las infraestructuras de telecomunicaciones de los que están aislados, físi-camente, de las redes digitales. Por supuesto, esta brecha parte de un doble origen: la ausencia deinfraestructura y el coste demasiado elevado de su uso.2. Brecha de uso. El disponer de acceso a una tecnología no implica necesariamente su uso. Es un he-chobienconocidoque,unavezquelamayorpartedeunapoblación–porejemplo,enEspaña–accedea la infraestructura, que está disponible y cuyo coste podría permitirse, una proporción importantesigue sin utilizar la oferta tecnológica, bien porque no se conecta o bien porque no usa las herramien-taseinformacióndisponibles.Elusoestámotivadoporlaposibilidaddeacceso,elinteréseneseacce-so –la tecnología aporta valor al usuario– y la educación que capacita para usar esas tecnologías.3. Brecha de apropiación. Una buena parte de los usuarios de Internet y tecnología digital hacen unuso básico. En la práctica, se sienten superados por las herramientas, dado que perciben, con ra-zón, que podrían usarlo de forma más sofisticada y valiosa. La tecnología genera cambios cualita-tivos y radicales cuando los usuarios no solo la «usan», sino cuando se apropian de ella y la em-plean con usos inesperados y, por tanto, innovadores y creativos.*Por Juan Freire, citando a Francis Pisani.Las brechas digitales: uso y apropiación. 2008.Si analizamos específicamente el caso de la telefonía móvil en los países en desarrollo, vemos que permite elacceso a información actualizada en asuntos de precios y mercados, facilitando el comercio y la correctatoma de decisiones de muchos pequeños productores rurales que, hasta el momento, necesitaban de inter-mediarios para vender su producción. Además, posibilita las transacciones comerciales y monetarias –sobretodo con el surgimiento del m-banking–, acortando las distancias y favoreciendo un uso más eficiente deltiempo. Los últimos avances en las TIC, en definitiva, están consiguiendo la reducción de la brecha digital ensu acepción más amplia, no solo en lo que se refiere al acceso a la tecnología, sino también al uso que se da deella y, por tanto, al grado en el que esta puede producir cambios positivos en las vidas de los usuarios.No podemos olvidar, sin embargo, que, tal y como señalan autores como Juan Freire, la brecha digital está enconstante evolución, dado el imparable avance de la tecnología y de los nuevos usos de la misma, con lo quese ha convertido en un concepto esquivo y difícil de definir: las brechas definidas en el pasado casi inmediatopueden ser irrelevantes en el presente, mientras las nuevas brechas –las que realmente nos van a afectar enel futuro próximo– no están aún catalogadas.21En todo caso, lo que sí es evidente es que el aumento de lainclusión digital está ayudando a combatir otro tipo de brechas, que subyacen a los procesos de desa-rrollo. Además, actualmente, los verdaderos desafíos se sitúan, tal y como apuntábamos anteriormente, enla superación de la brecha de uso y, especialmente, la de la apropiación.Así, las TIC se han mostrado especialmente eficaces en diferentes aspectos, no solo en la minimización de labrecha económica. Por ejemplo, el acceso a información en tiempo real sobre precios y mercados, condicio-21. Freire, J. Las brechas digitales: uso y apropiación. Piel Digital, 2008.TIC_INCLUSION_i_x_001_190.indb 14 23/10/12 12:38:41
  26. 26. TIC e inclusión social15nes climáticas, etc., ha permitido a muchos productores maximizar sus ingresos y conseguir mejores preciospor su mercancía, mientras que el comercio electrónico ha facilitado las transacciones directas entre compra-dor y vendedor. También, en la minimización de la brecha social, especialmente a través de iniciativas dee-salud y e-educación, siendo estos aspectos fundamentales para la consecución de cualquier tipo de desa-rrollo. Además, se han mostrado eficaces en la superación de otras brechas, como la brecha geográfica, dadoque han permitido superar el aislamiento geográfico en el que viven numerosas comunidades en los países endesarrollo, con lo que han sustituido los costosos desplazamientos, a la vez que han facilitado el intercambio deinformación, las transferencias monetarias, los trámites gubernamentales, la educación a distancia e, incluso,el diagnóstico médico. Asimismo, contribuyen a incrementar la cohesión social y el sentido comunitario, espe-cialmente en las zonas rurales, donde la diáspora de los miembros por razones laborales es tan frecuente.De la misma manera, han incidido, a su vez, en la brecha de acceso a la financiación, tan ligada a la econó-mica, que se ha visto reducida sobre todo gracias al surgimiento del m-banking, es decir, con la utilización delos terminales móviles como entidades financieras que permiten la transferencia de fondos y la concesión demicrocréditos. Además, las TIC han ido adquiriendo un papel fundamental para visibilizar o dar voz a colecti-vos usualmente excluidos. Con ello, se han convertido en una herramienta clave para la superación de la bre-cha política y para el empoderamiento al ofrecer una oportunidad para la organización, amplificación y trans-misión de las necesidades y demandas de colectivos tradicionalmente sin voz, con una dimensión no sololocal, sino también internacional. Este potencial de las TIC para la sensibilización, la participación ciudadana yel activismo es fundamental para la consecución de sociedades más democráticas e inclusivas.Otro aspecto importante en la aplicación de las TIC para conseguir este objetivo es el relativo a la accesibili-dad. Las TIC pueden ser revolucionarias para las personas con discapacidades al ofrecer un medio alternativode interacción con el mundo. Sin embargo, los desarrollos tecnológicos y la información digital también pue-den plantear obstáculos graves o insalvables cuando en ellos no se aplican los principios básicos de accesibi-lidad y de diseño para todos.Y no podemos olvidar, tampoco, su aplicación en ciertas cuestiones transversales, como las relativas a la equi-dad de género. También aquí se muestran eficaces en la superación de la brecha de género que subyace enmuchas comunidades de países en vías de desarrollo. Las TIC han facilitado la creación de pequeñas iniciati-vas empresariales por parte de mujeres o las han empoderado a través del uso de las herramientas de laWeb 2.0 con el fin de que hagan oír su voz y sus demandas, convirtiéndolas en miembros activos de sus comu-nidades.1.2.1 Los principales ámbitos de aplicación de las TIC para promover la inclusiónsocial en los países en vías de desarrolloEn el punto anterior, hemos avanzado algunas de las formas en que las TIC están contribuyendo a reducirciertas brechas y, en general, en cómo ayudan a promover la inclusión social y potenciar el desarrollo so-cioeconómico de las poblaciones más desfavorecidas. En este apartado, presentamos de manera más deta-llada los principales ámbitos de aplicación de las TIC, con el fin de lograr una sociedad más inclusiva.Tal y como hemos señalado anteriormente, el mayor logro de las TIC en este sentido se centra en facilitar elacceso a información y servicios, una labor que conduce a la redefinición de numerosos sectores y al sur-gimiento de conceptos como e-salud, e-educación (y m-educación), e-gobernanza, e-comercio, m-ban-king, etc. Todo ello, sin olvidar, tal y como señalábamos en el punto anterior, todas las cuestiones relativas ala mejora de la comunicación, del trabajo de sensibilización y de la acción de incidencia política. Se cues-tiona así el rol intermediario de ciertas organizaciones sociales en los llamados países desarrollados, gracias alas iniciativas vinculadas al periodismo ciudadano y a la capacidad de los individuos de generar y compartirTIC_INCLUSION_i_x_001_190.indb 15 23/10/12 12:38:41
  27. 27. TIC, desarrollo y negocios inclusivos16información, a la simplificación en la organización de campañas colectivas y al trabajo de voluntariado virtualo micro-voluntariado, hasta llegar a las nuevas opciones de fundraising, que permiten un contacto directoentre donante y beneficiario.Según los parámetros de IDRC, podemos englobar las diferentes iniciativas TIC que fomentanla inclusión social en tres ámbitos principales:Las relacionadas con la e-economía. La e-economía es un concepto que, en su sentido más amplio,se refiere al uso de las TIC en la innovación de productos y procesos a través de todos los sectores dela economía. Durante la última década se ha presentado como uno de los motores principales de laproductividad y el crecimiento en la economía global.Los facilitadores electrónicos: salud y educación. La salud y la educación son dos elementos rele-vantes en la nivelación del terreno y en una mejor distribución de recursos, más equilibrada dentro dey entre los países. En consecuencia, representan áreas en las que la implementación de las TIC adquie-re el potencial de producir un impacto directo en el surgimiento de sociedades más equitativas.Las relacionadas con la ciudadanía electrónica. Términos tales comociudadaníaactiva comienzan afiltrarse en las estructuras políticas tradicionales a la vez que se van desplegando nuevas formas de inte-racción entre gobierno y ciudadanos. Al trasladarlas al campo de las TIC, las prácticas democráticas y laparticipación ciudadana pueden verse fortalecidas por el uso de estas herramientas. Estas apoyan y au-mentan la colaboración entre los actores relevantes durante la elaboración de políticas sin las limitacio-nes de espacio, de tiempo o de cualquier otro obstáculo físico. Desde este punto de vista, cabe destacaruna mayor transparencia en la rendición de cuentas relativas a servicios públicos e instituciones políti-cas, así como la promoción de la participación efectiva de ciudadanos de bajos ingresos en los procesosde gobernabilidad, sin que ello afecte su privacidad ni sus derechos de información. También incide en laexpansión de las actuales iniciativas de gobierno electrónico, de tal manera que amplían el acceso a losservicios públicos y a la información de todos los ciudadanos y las comunidades marginadas.Centro Internacional de Investigaciones para el Desarrollo (IDRC), Oficina Regional para América Latina y el Caribe. ICT4D Américas. Des-cripción del programa 2006-2011.1.2.1.1 Mejorar las oportunidades económicas de las personas desfavorecidasa través de iniciativas de e-comercio y e-agriculturaEl poder de las TIC a la hora de facilitar el comercio y aumentar las oportunidades económicas es incuestiona-ble. Haciéndonos eco de la clasificación que propone Acevedo,22podemos afirmar que las TIC son útiles para:– Mejorar el acceso a la información sobre mercados y disminuir los costes de transacción paraagricultores, pescadores y comerciantes en situación de pobreza. Este es, tal vez, el uso más fre-cuente y conocido. Para agricultores y pescadores, conocer los precios que se pagan por sus productos su-pone una menor dependencia de los intermediarios, así como mayores ingresos y autonomía. Asimismo,accederainformaciónsobreprácticasdecultivos(pesticidas,almacenamientodeproductos,etc.),servicios22. Acevedo, M. Integración de las Tecnologías de la Información y Comunicación. Asignatura pendiente de la cooperación española. Coordinadora de ONG parael Desarrollo, 2006.TIC_INCLUSION_i_x_001_190.indb 16 23/10/12 12:38:42
  28. 28. TIC e inclusión social17oficiales (préstamos, apoyo técnico) o establecer redes y vínculos con otros productores (localmente, a ni-vel de provincia o incluso a nivel nacional) resulta ser de vital importancia para sus negocios. En este senti-do, cabe destacar que el 75% de las personas más pobres del mundo viven en zonas rurales y dependen dela agricultura y las actividades relacionadas para obtener sus medios de subsistencia. La accesibilidad alteléfono móvil ha permitido a grupos anteriormente marginados, que no tenían acceso a los servicios bási-cos, tomar parte activa en las esferas económica y social de sus comunidades. Esta inclusión social y eco-nómica es lo que explica que las familias rurales pobres gasten un 8,4% de sus ingresos en telefonía móvil.– Aumentar las posibilidades de acceso a mercados de productores y cooperativas de países endesarrollo. Las TIC facilitan mejores condiciones de comercio y venta para productos del Sur. A vecesno se trata de establecer iniciativas avanzadas de e-comercio –para lo que es preciso un componentetecnológico más sofisticado–, sino tan solo posibilitar el acceso a información sobre mercados, así comode favorecer la colaboración y coordinación con otros actores, entre los que se cuentan agentes tantosolidarios como comerciales del Norte.– Establecer nuevas oportunidades orientadas a la pequeña empresa. El sector de la informática ylas comunicaciones puede generar directamente trabajo e ingresos para las personas pobres. Si bien noconstituirán una fuente de empleo masivo, los servicios que se pueden prestar a través de las TIC (porejemplo, con telecentros, quioscos telefónicos, fotocopias, etc.) ofrecerán el valor adicional de respon-der a necesidades locales que, tal vez, las empresas mayores no tendrían en cuenta.– Fortalecer y dotar de capacidades que mejoren las posibilidades de empleo. Las TIC sirven paramejorar las condiciones de acceso al mercado de trabajo. Más allá de su función educativa, que lógica-mente influye en la posibilidad de conseguir empleo, pueden ejercer un efecto más directo en capacida-des básicas. Nos referimos a la formación esencial sobre las propias tecnologías y hasta para la alfabe-tización. Para las personas de menos recursos, aprender herramientas básicas de informática suponeuna mayor posibilidad de acceder a un empleo digno, sobre todo para jóvenes marginados en las am-plias zonas urbanas de bajo o muy bajo poder adquisitivo de las grandes urbes de estos países.– Mejorar el acceso a la información y a la comunicación por parte de los «intermediarios» (o agen-tes) de desarrollo. Es corriente que las personas con bajo poder adquisitivo, a menudo, no dispongan deaccesodirectoalasTIC.Lacuestiónprincipalaquíesquesebeneficiendelainformaciónexistente,algoquepuede y suele ocurrir a través de intermediarios de diversa índole, como trabajadores sociales, personal deONG, educadores o personal médico. También sucede con la integración de las nuevas y las «viejas» TIC,como se ha comprobado con sistemas combinados de radio comunitaria e Internet. Los telecentros comu-nitarios,comolugarespúblicosdeaccesoalasTIC,desarrollanunpapelfundamentalalahoradefacilitarelacceso a servicios de información actualizada y en tiempo real, sobre todo, para actores de desarrollo queno disponen de otras vías factibles para hacerlo. Información sobre nutrición, cuidados higiénicos básicos oalertas sobre eventos naturales (como huracanes o inundaciones), ya sea tanto a través de intermediarioscomo de forma directa, puede suponer un impacto vital en la condición de los que tienen menos.1.2.1.2 Mejorar el acceso a servicios financieros: m-bankingLas TIC pueden convertirse en un instrumento para la bancarización y el desarrollo financiero y, como conse-cuencia de ello, también para el crecimiento económico en los países en desarrollo. Se establece así una suer-te de «círculo virtuoso» entre las TIC, el sistema financiero y el bienestar social y económico. De ahí que latelefonía móvil sea la herramienta clave de difusión y crecimiento financiero que permite cerrar este círculode manera más eficiente y rápida. La razón es que actúa como vehículo en la quema de etapas de desplieguede infraestructuras de telecomunicaciones.2323. VV.AA. Telefonía móvil y desarrollo financiero en América Latina. Fundación Telefónica, Ariel y BID, 2009.TIC_INCLUSION_i_x_001_190.indb 17 23/10/12 12:38:42
  29. 29. TIC, desarrollo y negocios inclusivos18M-banking en América LatinaLa mayor parte de la población en América Latina y Caribe carece de acceso a servicios financieros através de canales formales, especialmente entre la población de rentas medias y bajas. Entre las prin-cipales causas de esta circunstancia destacan la baja competencia entre entidades financieras y losaltos márgenes de intermediación, que encarecen la oferta financiera y hacen inviable la prestación deservicios a población geográficamente dispersa o con bajos ingresos. En este punto, es destacable laacción de las entidades microfinancieras y de agentes o corresponsales no bancarios allí donde la re-gulación lo permite. Unos y otros están contribuyendo a rebajar el umbral de población no atendida yhan inducido una nueva gama de productos accesibles ofrecida por la banca comercial e impulsada porlos reguladores financieros.Los servicios financieros ofrecidos a través del teléfono móvil han surgido más tarde en América Latinay en el Caribe que en otras regiones emergentes como África o Asia, donde existen servicios comercia-les que operan desde hace varios años. Las primeras experiencias latinoamericanas son todavía re-cientes, y los reguladores financieros están desarrollando en estos momentos la normativa necesariapara permitir su desarrollo con plenas garantías de estabilidad y seguridad de las transacciones.Algunos ejemplos son Tigo Cash, en Paraguay; Nipper en México; Naranja MO, en Argentina, o Oi Paggo,en Brasil.Adaptado de: VV.AA. M-Banking: Oportunidades y barreras para el desarrollo de servicios financieros a través de tecnologías móviles enAmérica Latina y el Caribe. Serie de Monografías FOMIN, 2009.Según el Grupo Consultivo de Ayuda a la Población más Pobre (CGAP), aproximadamente 1,5 millones deusuarios móviles en los países en desarrollo disponen de un escaso o limitado acceso a servicios financierosformales. Por otra parte, dadas las limitaciones de la infraestructura bancaria formal en los países en desarro-llo, surgen menos opciones para transferir dinero. Esta necesidad ha llevado al uso de los móviles como mini-entidades bancarias. Efectivamente, cada vez más el teléfono móvil se utiliza como un banco para prestarservicios financieros a millones de pobres de las zonas rurales que envían dinero a casa. También para ofrecermicrocréditos a los pobres, tradicionalmente excluidos del acceso a la financiación. Servicios bancarios móvi-les como los ofrecidos por WIZZIT en Sudáfrica, Safaricom (M-Pesa) en Kenya y Globe Telecom y Smart enFilipinas son buenos ejemplos de inclusión financiera. Estos servicios permiten a los usuarios móviles pagarsus compras en las tiendas y transferir fondos, lo que reduce de manera sustancial los costos de transacción.En países como Sierra Leona, los trabajadores en las ciudades han suprimido los intermediarios y transfierenahora su dinero de manera casi instantánea a sus familias en las aldeas remotas.1.2.1.3 Nuevas formas de aprendizaje y formación: e-educación/m-educaciónAl analizar las áreas clave de aplicación de las TIC, la educación aparece como el primer y mejor ámbito de in-fluencia en la consecución de un mayor desarrollo. Tal y como destaca la publicación de Naciones Unidas, enel marco de la iniciativa eLAC,24la aplicación de las TIC en educación se inició con proyectos de educación a24. eLAC es una estrategia regional de Naciones Unidas y CEPAL que concibe las tecnologías de información y de comunicación (TIC) como instrumentos dedesarrollo económico e inclusión social. Es una estrategia con visión a largo plazo (hacia 2015), acorde con los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) yla Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información (CMSI), que se concreta con planes de acción a corto plazo, con metas cuantitativas y cualitativas quelograr. La publicación citada es: VV.AA. Panorama Digital 2007 de América Latina y el Caribe. Naciones Unidas y CEPAL, 2008.TIC_INCLUSION_i_x_001_190.indb 18 23/10/12 12:38:42
  30. 30. TIC e inclusión social19distancia (teleeducación) que prometían ser una solución para aumentar la cobertura del servicio educativo,particularmente en áreas remotas, al detentar la capacidad de eliminar las barreras geográficas. Sin embargo,a medida que las tecnologías fueron evolucionando, surgieron nuevas aplicaciones, que van desde su concep-ción originaria hasta su incorporación como herramienta de aprendizaje y gestión. Se da lugar, así, a un nuevoconcepto: la educación electrónica (e-learning) –y, más recientemente, el m-learning (mobile learning). Losdispositivos móviles permiten cada vez más a los usuarios/estudiantes generar, compartir y discutir ideas,imágenes e información específica o sus lugares y sus propias comunidades virtuales o físicas, con el fin deque, de esta forma, sean ellos mismos los que determinen y gestionen su propio aprendizaje. Esto cuestionael papel, el estatus y la credibilidad de la educación formal y sus instituciones.Nuevas tecnologías y nuevos conceptos en la educaciónJust-in-time learning: consiste en la formación de trabajadores cuando y donde lo necesiten. En lugarde horas de formación presencial, los usuarios pueden acceder a tutoriales basados en la Web 2.0, enCD-ROM interactivos y en otras herramientas focalizadas únicamente en la información precisa pararesolver problemas, realizar tareas específicas o actualizar rápidamente sus habilidades.Location-based learning: aparece como una posibilidad para enriquecer las instancias de aprendizajetanto dentro como fuera del aula, perfeccionando y contextualizando el contenido según el lugar en elque se encuentra el alumno. Bluetooth, por sus características de bajo consumo de energía y de ubi-cuidad en los dispositivos móviles modernos masivos (principalmente, teléfonos celulares), se con-vierte en una alternativa muy interesante para dar soporte a este tipo de actividades.Ubiquitous learning (u-learning): aprendizaje ubicuo se refiere al proceso de enseñanza-aprendizajeque se desarrolla en todo contexto. Tal y como señala Bruce, la enseñanza no se imparte únicamenteen el aula, sino también en el hogar, en el puesto de trabajo, en las bibliotecas o museos y en nuestrasinteracciones cotidianas con otros. El aprendizaje se convierte en parte del hacer: no aprendemos paravivir plenamente, sino que aprendemos ya que vivimos plenamente.Realidad aumentada: se trata de una tecnología que complementa la percepción e interacción con elmundo real y permite al usuario situarse en un entorno real implementado con información adicionalgenerada por el ordenador. Quizá una de las aplicaciones más conocidas de la realidad aumentada enla educación sea el proyecto BlackMagic Book, del grupo activo HIT de Nueva Zelanda. El alumno leeun libro real a través de un visualizador de mano y ve sobre las páginas reales contenidos virtuales.Instituciones del prestigio como el MIT y Harvard están desarrollando en sus programas y grupos deeducación aplicaciones de realidad aumentada en formato de juegos.DIY e-learning (do-it-yourself e-learning): se trata de aquel aprendizaje en el que el estudiante apren-de por sí mismo a través del uso de las TIC.Fuente: Elaboración propia.Algunos de los problemas que actualmente enfrentan los proyectos en el ámbito de educación electrónica sebasan en que, tradicionalmente, el punto de mira se centraba solo en el aprendizaje y en la educación comouna «prestación de servicios», con unas tecnologías móviles enfocadas a mejorar el funcionamiento de lasTIC_INCLUSION_i_x_001_190.indb 19 23/10/12 12:38:42
  31. 31. TIC, desarrollo y negocios inclusivos20instituciones educativas, sin revisar de forma significativa los procesos o las prácticas educativas. Se detectauna brecha (gap), por tanto, entre el objetivo último de las TIC en educación, orientadas hacia la consecuciónde nuevas formas de enseñanza y aprendizaje más adaptadas al contexto actual, y su aplicación real, mayo-ritariamente concentrada en perpetuar las prácticas tradicionales de enseñanza, un hecho que limita el usode las TIC en la diseminación de materiales educativos. Tal y como destaca Acevedo:25«La integración de lasTIC en los sistemas educativos tendrá éxito si se considera dentro de marcos educativos y pedagógicos reno-vados».Por otra parte, si atendemos al contexto específico de los países en vías de desarrollo, vemos que muchos delos proyectos de e-learning o m-learning han sido desarrollados en países occidentales, con lo que no respon-den, en muchos casos, a las formas de aprender de otros países ni a las necesidades concretas de los sistemaseducativos locales. En este sentido, es importante recordar los objetivos que los proyectos de e-educación enpaíses en desarrollo deberían perseguir, tal y como propone Acevedo:26• Apoyo a profesores para facilitar sus tareas. • Aumento y mejora de materiales pedagógicos. • Apoyo a sistemas informales de educación (fuera de las aulas o colegios convencionales). • Promoción del aprendizaje en red y la comunicación con otros. • Generación de contenidos locales y fomento de las culturas locales. • Apoyo a la gestión de las escuelas. • Formación de los profesores, incluida la formación continuada. También es interesante recordar las diez lecciones sobre TIC y educación en paísesen desarrollo sintetizadas por Robert Hawkings, fundador del programa World Linksfor Development (WorLD), también recogidas por Acevedo:1. Los laboratorios de informática en países en desarrollo requieren tiempo y dinero, pero funcionan.2. No se puede ignorar la asistencia técnica.3. Las infraestructuras de telecomunicaciones, políticas y regulaciones no competitivas impiden laconectividad y sostenibilidad.4. Deshazte de los cables.5. Involucra a la comunidad, inclusive en la financiación de las iniciativas.6. Las alianzas público-privadas son esenciales. Los gobiernos no pueden equipar y mantener lainfraestructura.25. Acevedo, M. Integración de las Tecnologías de la Información y Comunicación. Asignatura pendiente de la cooperación española. Coordinadora de ONG parael Desarrollo, 2006.26. Ibíd.TIC_INCLUSION_i_x_001_190.indb 20 23/10/12 12:38:42
  32. 32. TIC e inclusión social217. Vincular los esfuerzos sobre las TIC y educación con reformas educativas más amplias.8. Capacitación, capacitación, capacitación.9. La tecnología empodera a las mujeres.10. La tecnología motiva a los estudiantes y anima las clases.1.2.1.4 Mejorando el acceso a la salud y la gestión de la salud pública: e-saludLa e-salud se concibe como una designación de orden general, que abarca todo lo relacionado con las TIC y lamedicina y que traspasa las prácticas informáticas médicas tradicionales.27Se trata, por tanto, de todas aque-llas aplicaciones de las TIC que persiguen el objetivo de transmitir, almacenar y recuperar datos digitales paraobjetivos clínicos, administrativos y educativos. Todo ello, en el amplio rango de los aspectos involucrados enel cuidado de la salud, desde el diagnóstico hasta el seguimiento de los pacientes, y que a su vez incluya lagestión de las organizaciones implicadas en estas actividades. Acevedo señala como usos más frecuentes delas TIC para la atención médica y los servicios de salud:28• El diagnóstico, el tratamiento y la prevención de enfermedades o lesiones. • La investigación, la evaluación y el monitoreo. • La formación continuada para los profesionales de salud. • La información (preventiva, paliativa) para el público. • Las redes de comunicación para profesionales de la salud, enfermos y otras personas afectadas (como los cuidadores de enfermos del SIDA).• La gestión de instalaciones y recursos de salud (hospitales, inventario de vacunas, etc.). Diferentes ámbitos de aplicación de la e-saludProyectos en la esfera del manejo de información (con participación de instituciones y centrosmédicos)– Los relacionados con el diagnóstico a distancia, por ejemplo, con la conexión entre las clínicas ylos trabajadores de salud en zonas remotas, como Dokoza.– Seguimiento de pacientes, especialmente aquellos diseñados para recordar la ingesta de medica-mentos a enfermos de VIH/SIDA, tuberculosis, etc. (SIMpill, Cell-Life, Phones for Health-PEPFAR).– Reducir las barreras para el acceso a datos de salud pública.Proyectos de educación por la salud (directamente a los usuarios)27. VV.AA. Panorama Digital 2007 de América Latina y el Caribe. Naciones Unidas y CEPAL, junio 2008.28. Acevedo, M. Integración de las Tecnologías de la Información y Comunicación. Asignatura pendiente de la cooperación española. Coordinadora de ONG parael Desarrollo, 2006.TIC_INCLUSION_i_x_001_190.indb 21 23/10/12 12:38:43
  33. 33. TIC, desarrollo y negocios inclusivos22Por otro lado, tal y como destaca el informe de Naciones Unidas,29la potencialidad de la aplicación de las TICen el ámbito de la salud incluye una mayor eficiencia en la calidad de la atención y en la investigación, ya quepermite una mayor documentación. Asimismo, muchas iniciativas de e-salud facilitan el establecimiento deuna nueva relación entre los pacientes y los profesionales de la salud. Además, y sobre todo, posibilitan cons-truir sistemas de salud más equitativos y con una mayor cobertura.Y es que tanto el acceso a la información fiable como a una comunicación eficaz son elementos cruciales enlas prácticas de la salud individual, en el seguimiento y en la prevención de enfermedades, así como en lagestión de sistemas de salud pública y en la atención a la salud en general. Las TIC, por lo tanto, pueden, enmuchos aspectos, convertirse en herramientas vitales en la lucha contra las enfermedades, en la promociónde la salud individual y en hacer de los sistemas de salud estructuras más eficaces y de largo alcance.Un desafío particular para los países en desarrollo es asegurar que las TIC son efectivamente movilizadas conel fin de mejorar la salud y de combatir la enfermedad entre las poblaciones más pobres y remotas. Un áreaque ofrece un potencial particularmente grande para una utilización eficaz de toda la gama de las TIC (radio ytelevisión incluidas), pero donde también existen riesgos considerables, dada la falta de acceso a estas herra-mientas de información y comunicación para muchos individuos.1.2.1.5 Hacia sociedades más democráticas y participativas: e-gobernabilidadEl término gobierno electrónico se refiere a la utilización de las TIC por parte de los organismos de gobiernocon el objetivo de transformar las relaciones con los ciudadanos, las empresas y otros organismos. Estas tec-nologías pueden servir a una variedad de fines: mejorar la prestación de los servicios públicos a los ciudadanosa través de procesos más eficientes; mejorar la interacción entre las empresas y la industria; fomentar el em-poderamiento ciudadano a través del acceso a la información, y promocionar una gestión más transparente.Los beneficios que resulten pueden llegar a traducirse en una menor corrupción, en una mayor comodidadpara los ciudadanos, en un crecimiento de los ingresos y en reducciones en los costes.Tradicionalmente, la interacción entre un ciudadano o una empresa y las agencias gubernamentales se hanllevado a cabo en oficinas gubernamentales. Con las TIC, es posible localizar centros de servicio cercanos a losclientes. Análogo al comercio electrónico, que permite a las empresas realizar transacciones entre sí de mane-ra más eficiente (B2B), a la vez que ofrece a los clientes un trato cercano (B2C), el e-gobierno permite que lainteracción con los ciudadanos (G2C), o bien con las empresas comerciales (G2B), así como las relaciones in-terinstitucionales (G2G) sea más fácil y cómoda, transparente y de bajo costo.30Como señala la UNESCO, el propósito de la aplicación del e-gobierno es promover la buena gobernanza. Elbuen gobierno se caracteriza por la participación, la transparencia y la rendición de cuentas. Efectivamente,fomentar la participación de los individuos y colectivos tradicionalmente excluidos o sin voz es un requisitoindispensable para la consecución de sociedades más democráticas e inclusivas. En este contexto, iniciativasdirigidas al periodismo ciudadano, el ciberactivismo, la creación de comunidades con unos mismos intereses,etc., se muestran fundamentales para conseguir dicho objetivo.Por otra parte, cabe recordar el concepto de e-transparency, es decir, acudir al uso de las TIC para que las de-cisiones y acciones del sector público se hallen más abiertas a la evaluación y a la rendición de cuentas. Paralas comunidades más vulnerables, una mayor transparencia puede conllevar beneficios particulares tales29. VV.AA. Panorama Digital 2007 de América Latina y el Caribe. Naciones Unidas y CEPAL, junio 2008.30. Banco Mundial, 2008.TIC_INCLUSION_i_x_001_190.indb 22 23/10/12 12:38:43
  34. 34. TIC e inclusión social23como ahorrar dinero en las relaciones con el gobierno, mejorar la igualdad en el trato y animar a la participa-ción de todos los miembros de la comunidad, así como mejorar la planificación y ejecución de proyectos dedesarrollo pertinentes.Una perspectiva geográfica para América Latina y el Caribe: Estado de la cuestiónsobre el avance de las TIC en diferentes ámbitos para la inclusión socialHa habido importantes avances en el desarrollo del gobierno electrónico, a pesar de las grandes dife-rencias entre los países de la región, como lo muestra el Índice de Gobierno Electrónico del 2010 ela-borado por Naciones Unidas. Además, existen portales gubernamentales en todos los países de la re-gión, con un aumento considerable de gobiernos en línea con transacciones en once países de laregión. Sin embargo, la cantidad de trámites en línea corresponde solo al 11% del total que se publicanen dichos portales. Ha habido un aumento de portales de compras públicas y, en nueve países de laregión, es posible realizar en ellos las ofertas en línea. No obstante, aparece un déficit significativo dela incorporación de las TIC en los gobiernos locales, aun cuando en algunos países como Uruguay, Co-lombia, Venezuela y Chile, más del 80% de los municipios disponen de un sitio web y, en algunos deellos, es posible realizar transacciones en línea. Además, se ha constatado un limitado avance de lascondiciones básicas para la prestación de servicios en línea con enfoque de ventanilla única: la inter-operabilidad y la firma electrónica. Tan solo se han establecido normas de interoperabilidad para lossitios del gobierno electrónico en cinco países de la región, y ya en la mayoría de ellos se cuenta con unmarco legal sobre la firma electrónica.La educación es un espacio estratégico desde el punto de vista de la transición hacia la sociedad de lainformación, así como una vía para el logro de la equidad. En América Latina y el Caribe, se espera quelas TIC contribuyan a ampliar la cobertura y a mejorar, especialmente, la calidad de la educación en suconjunto. La e-educación ha experimentado un fuerte avance en los últimos años en varios países dela región: muchos han implementado políticas en este ámbito, lo que ha implicado la creación y elfortalecimiento de la institucionalidad asociada, así como mayores recursos. Junto con ello, en los úl-timos años, en la región, se ha operado un cambio en la visión sobre la incorporación de las TIC en elsector educativo, con un desplazamiento del anterior énfasis en la dotación de infraestructura hacia laconsideración de la importancia de las TIC para mejorar los procesos de enseñanza y aprendizaje. Sinembargo, aún existen limitaciones en el acceso a contenidos educativos adecuados a las realidadeslocales, pese a la contribución que representan los portales educativos nacionales y regionales, en losque aún es preciso fortalecer la presencia de materiales educativos interactivos. Además, el limitadoacceso a Internet y a la banda ancha representa uno de los mayores obstáculos en la masificación deluso de las TIC para los procesos de enseñanza y aprendizaje. Redes de alta velocidad a menores costosfacilitarían el trabajo de maestros y estudiantes gracias a recursos tales como actividades colaborati-vas y acceso a la información.Asimismo, las TIC pueden contribuir a abordar el desafío actual del sector salud en América Latina y elCaribe y, con ello, garantizar el acceso a la atención, especialmente para los sectores más vulnerables.También pueden coadyuvar tanto a la mejora de la cobertura y calidad como a la optimización de losprocesos de gestión de los servicios de salud nacionales. De hecho, se asiste, en los últimos años, auna explosión de iniciativas, públicas y privadas, que van desde líneas telefónicas hasta sofisticadossistemas de transmisión de datos. Sus objetivos, en general, coinciden en extender la atención a lasalud hacia lugares remotos, acercar centros de salud de baja complejidad a especialistas localizadosen centros de mayor complejidad, obtener información epidemiológica oportuna y dar capacitación alTIC_INCLUSION_i_x_001_190.indb 23 23/10/12 12:38:43
  35. 35. TIC, desarrollo y negocios inclusivos24personal en emplazamientos apartados. No obstante, hay consenso sobre el relativo rezago de la in-corporación de las TIC en salud respecto de otros sectores del quehacer nacional, además de que seobserva un retraso en la definición de políticas nacionales específicas.En el sector productivo, las TIC están llamadas a aumentar la productividad de la región, actualmenteinsuficiente para garantizar el crecimiento económico sostenible y el bienestar de toda su población.En este contexto, pueden contribuir a generar ganancias en eficiencia y productividad, transformán-dose en una herramienta de competitividad en un entorno globalizado. Sin embargo, para que estosuceda, los avances alcanzados en la difusión de la infraestructura básica en la región (acceso a com-putadores, Internet y páginas web) deben ir acompañados de la creación de capacidades endógenasen las firmas y, en la mayoría de los casos, de cambios en las organizaciones. Solo así se desarrollaránlas complementariedades necesarias para una contribución efectiva de las TIC al aumento de la pro-ductividad. En América Latina y el Caribe ha habido avances en cuanto a la infraestructura básica delas TIC en las empresas. No obstante, estos avances se han mostrado insuficientes y han sido desigua-les en los diferentes tipos de empresas, dependiendo del tamaño y sector de actividad. De hecho, lautilización de aplicaciones más sofisticadas que puedan contribuir efectivamente al aumento de laproductividad resulta especialmente escasa en las empresas de menor tamaño y en los sectores in-dustriales tradicionales.Por último, el actual desarrollo de la sociedad de la información en América Latina pone de relieve laimportancia de las agendas digitales de los países. Tales políticas son las que permitirán un impulsotransversal de las TIC en cada país, avanzando así hacia la sociedad de la información y la sociedad delconocimiento. Actualmente, en la región, cinco países aún están formulando sus políticas, nueve seencuentran implementándolas y otros cinco ya están poniendo en práctica una segunda generaciónde agendas digitales, tras haber culminado la implementación y evaluación de una primera generaciónde las mismas.CEPAL. Monitoreo del Plan eLAC2010: Avances y desafíos de la Sociedad de la Información en América Latina y el Caribe. 2010.Lo visto hasta aquí da una idea de las inmensas oportunidades que el uso de las TIC brinda tanto a las empre-sas multinacionales con operaciones en países en desarrollo como a sus gobiernos y organizaciones sociales,con el objetivo de conseguir un desarrollo social y económico que beneficie a las capas de población más des-favorecidas. Se trata de una tarea que no puede llevarse a cabo de forma aislada. Ninguna agencia o sector dela sociedad puede afrontar estas oportunidades en solitario. Es necesario un trabajo colaborativo por parte deagencias estatales y entre los estados. También entre organizaciones de base, organizaciones de desarrollo yel mundo académico. La meta consiste en que, de forma conjunta, se generen nuevas agendas de investiga-ción y nuevas políticas públicas y que se establezcan estándares de la industria para garantizar la prestaciónde asistencia social y otros servicios para aquellos que más los necesitan.Del papel que las empresas pueden tener en este entorno, así como de la importancia –tal y como acabamosde señalar– de alianzas y partenariados, será de lo que trataremos en el siguiente capítulo.TIC_INCLUSION_i_x_001_190.indb 24 23/10/12 12:38:43
  36. 36. TIC_INCLUSION_i_x_001_190.indb 25 23/10/12 12:38:44
  37. 37. TIC_INCLUSION_i_x_001_190.indb 26 23/10/12 12:38:44

×