Biografia de william shakespeare
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Like this? Share it with your network

Share

Biografia de william shakespeare

on

  • 982 views

 

Statistics

Views

Total Views
982
Views on SlideShare
982
Embed Views
0

Actions

Likes
1
Downloads
1
Comments
1

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
  • esta genial la biografia ¡gracias
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Biografia de william shakespeare Document Transcript

  • 1. WILLIAM SHAKESPEARE La escena inglesa en tiempos de Shakespeare A finales del siglo XVI, durante el reinado de Isabel I de Inglaterra, se construyeron en Londres los primeros teatros públicos y estables. Los teatros isabelinos eran construcciones de forma octogonal o circular, hechos de madera, con un patio central a cielo abierto y galerías circundantes. Tenían aproximadamente 25 metros dediámetro exterior y unos diez de altura.En el patio, los espectadores permanecían de pie. Sobre la plataforma del escenario, en un pisosuperior sostenido por columnas, se encontraban las dependencias para la maquinaria de efectosespeciales y demás accesorios de la tramoya. Aunque la acción dramática se desarrollabaprincipalmente en el escenario, una galería situada al fondo del mismo era empleada cuando laescena incluía un balcón (como en Romeo y Julieta) o lo alto de una muralla (como en Macbeth).En algunos teatros, una segunda tribuna más pequeña estaba destinada a los músicos.Al fondo del escenario, dos puertas permitían la entrada y salida de los actores. En los teatros másevolucionados se situaba entre ellas un segundo espacio, de reducidas dimensiones, denominadoescenario interior. Separado de la plataforma principal por una cortina, este ámbito servía pararecrear ambientes específicos, como dormitorios o cuevas. Por medio de las trampillas distribuidasen el suelo del escenario principal se representaban diversos efectos, como sepulcros oapariciones.Entre los teatros que se construyeron destacan The Theatre (1576), The Rose (1587), The Swan(1595) y The Globe (1599), que en su forma original o bien reconstruidos permanecieron abiertosen la primera mitad de la centuria siguiente. Hacia 1609 la compañía de Shakespeare se establecióen el teatro privado de Blackfriars, aunque siguió representando en El Globo. Este último, destruidopor un incendio, fue edificado de nuevo en 1614.La obra de Shakespeare Dentro de ese contexto de renacimiento del teatro europeo, la figura teatral indiscutible en Inglaterra fue William Shakespeare. En su trayectoria pueden distinguirse cuatro etapas. A la primera de ellas (hasta 1598 aproximadamente) pertenecen una serie de piezas juveniles en las que Shakespeare se ciñó a las modas vigentes, adaptando los temas al gusto del público. En este período practicó diversos géneros, desde la comedia de enredo (La comedia de los errores) hasta la tragedia clásica de influencia senequista (Tito Andrónico), pasando por el drama histórico (El rey Juan, Ricardo III, Enrique IV).Otras obras de este momento inicial, como El mercader de Venecia, La fierecilla domada, Romeo yJulieta o El sueño de una noche de verano, marcan el inicio de una fase de mayor creatividad.En la segunda etapa shakesperiana, que va de 1598 a 1604, se sitúan las piezas que suelendenominarse "obras medias", caracterizadas por un mayor virtuosismo escénico. Entre lascomedias sobresalen Las alegres comadres de Windsor y Bien está lo que bien acaba, mientrasque los dramas Julio César, Hamlet y Otelo anuncian ya el período siguiente, conocido como el delas grandes tragedias (1604-1608), en las que Shakespeare bucea en los sentimientos más
  • 2. profundos del ser humano: la subversión de los afectos en El rey Lear, la violenta e insensataambición en Macbeth y la pasión desenfrenada en Antonio y Cleopatra. La fase final (1608-1611)brilla por su última obra maestra, La tempestad, en la que fantasía y realidad se entremezclanofreciendo un testimonio de sabiduría y aceptación de la muerte.La división en etapas no deja de ser en realidad una convención didáctica por la imposibilidad dedatar cronológicamente muchas de sus obras y por la misma heterogeneidad que se adviertedentro de esas supuestas fases en la evolución de su dramaturgia. Sí se sabe que, ya antes de1594, había trabado amistad con el joven conde de Southampton, Henry Wriothesley, a quiendedicó sus dos poemas narrativos Venus y Adonis (1593) y La violación de Lucrecia (1594), y lamayoría de los Sonetos (posiblemente los del período 1593-97).De poderse atribuir a Shakespeare, según parece, la segunda y latercera partes de Enrique VI, la primera fecha con que es posibledatar su actividad dramática sería el año 1591; en la redacción deeste drama se advierten rasgos cómicos y sentimentales queposteriormente habrían de convertirse en característicos del autor.En el curso de este período inicial Shakespeare ensayó, además deldrama histórico, entonces muy de moda, la comedia (La comedia delas equivocaciones) y el género dramático de horror, con TitoAndrónico, el primer drama publicado por Shakespeare (anónimo, en1594). Esta última obra y Ricardo III revelan la influencia de Marlowe,quien, por su parte, parece haber inspirado en Enrique VI suEduardo II. Tal conjunto dramático inicial apenas permite descubrirlas huellas de un genio.Se cree que Shakespeare pudo haber pasado, parte del período 1592-94 en el norte de Italia (quizájunto al conde de Southampton), por cuanto al reanudarse la actividad en los teatros luego de lapeste que por aquel entonces desorganizó el mundo teatral londinense, nuestro autor presentó unaserie de dramas de ambiente italiano en los que muestra una significativa familiaridad con ciertosdetalles de la topografía local. Es posible, también, que el dramaturgo recibiera tal información dealgunos italianos residentes en Londres; conoció, sin duda, a Giovanni Florio (autor de manualesde conversación italiana y de un diccionario italiano-inglés, así como traductor de Montaigne) encasa del conde, su protector. Éste resultó para Shakespeare un generoso mecenas, y, muyposiblemente, su munificencia permitió al poeta adquirir una participación en la compañía.Shakespeare dedicó entonces todas sus energías a la composición de dramas, y sólo prosiguió susactividades de poeta no dramático con algunos sonetos que fueron apareciendo por lo menos hasta1600 aproximadamente. El periodo situado entre la mitad de 1599 y 1601, o sea entre la marchadel conde de Essex a Irlanda y su fracasada insurrección, coincide con una especie de paréntesisabierto en la inspiración del dramaturgo, el cual, consciente de sus facultades, parece vacilar antesde comprometerlas en empresas de mayor trascendencia que las tres comedias cuyo mismo títulopodría considerarse indicio de una negligente ligereza: Mucho ruido por nada, Como gustéis yNoche de Epifanía.A fines del reinado de Isabel, Shakespeare había desarrollado todas las posibilidades del dramahistórico y alcanzado sus más altas cumbres con Ricardo II y Enrique IV, continuación del cual, ytambién de Enrique V, es la comedia Las alegres comadres de Windsor, que algunos tienden asituar hacia 1598; al mismo tiempo, en su actividad de comediógrafo iba explotando los másexquisitos recursos de un género muy apreciado por el público.Sólo como trágico no había manifestado aún la plenitud de su talento, a pesar de la genialtransformación de la vieja fórmula senequista de la tragedia de venganza y horror, evidente en TitoAndrónico, y no tanto en Romeo y Julieta, en la que el terror queda velado por la piedad, y en JulioCésar obra en la cual, junto a la persistencia de los temas de la venganza y los espectros, se da elcarácter de Bruto, que supera ya los límites espirituales de tal género dramático.
  • 3. En Hamlet, en cambio, cuya versión original, posiblemente de Kyd, debió de ser un típico drama senequista, la fórmula en cuestión aparece ahogada por la apasionada protesta del protagonista contra los inevitables sofismas del pensamiento, que inducen a ver en las cosas "apariencias", pero no certezas absolutas. En esta obra, cuya nota central se halla en la frase del monólogo del príncipe (act. III, escena I, 85) "los primitivos matices de la resolución se desmayan bajo los pálidos toques del pensamiento", Shakespeare pudo haber experimentado la influencia de la terrible catástrofe de Essex, queocurrió el mismo año de la composición del drama (1601) y arrastró consigo durante algún tiempola suerte del protector de Shakespeare.La compañía de este último, en realidad, participó indirectamente en la conjura al prestarse arepresentar Ricardo II poco antes del principio de la insurrección; el partido opuesto a Isabel creyóver un paralelismo entre la soberana y Ricardo: los partidarios de Essex, efectivamente, pretendíanadivinar en la escena de la deposición del rey la de la reina. Sin embargo, la compañía del ilustredramaturgo no se vio perjudicada en absoluto por el descubrimiento de la conjura. Con todo, eladiós de Horacio a Hamlet moribundo ("Feliz noche eterna, amado príncipe; y coros de ángelesarrullen tu sueño") fue interpretado a finales del siglo XVIII por el gran crítico Malone como unaalusión a las palabras semejantes pronunciadas por Essex ante el cadalso el 25 de febrero de1601: "Cuando mi vida se aleje de mi cuerpo, envía a tus bienaventurados ángeles, para queacojan mi alma y la lleven a los goces del Cielo". También las comedias escritas por Shakespeare a principios del reinado de Jacobo I, o sea entorno a 1603, revelan un espíritu agitado; la ironía y el disgusto aparecen de varias maneras enTroilo y Crésida, Bien está lo que bien acaba y Medida por medida. No hay, empero, ambigüedaden las tres grandes tragedias Otelo, El rey Lear y Macbeth, que plantean el misterio de un malobjetivo (El rey Lear, III, 6, 80: "Consideremos, pues, atentamente a Regana, y veamos qué creceen torno a su corazón. ¿Hay, acaso, en la naturaleza una razón que le permita crear corazones tanduros?") y parecen presentar la vida como "un cuento contado por un idiota, lleno de ruido y furia,que nada significa" (Macbeth, V, 5, 27). En las tres tragedias en cuestión las pasiones sonpresentadas en esencia y atribuidas a caracteres primitivos: Lear y Macbeth son jefes bárbarospertenecientes a épocas muy remotas, y Otelo es un africano.Macbeth influyó en Antonio y Cleopatra en la que, sin embargo, un halo casi romántico rodea latragedia de dos amantes de temperamento y mentalidad tan opuestos que sólo a costa deldesastre consiguen obtener lo mejor del otro. Coriolano estudia otro carácter primitivo, de una solapieza y casi pueril en su generoso espíritu, con el cual contrasta el maquiavélico oportunismo de lamadre. Timón de Atenas prosigue la amarga sátira de la ingratitud humana que constituyera eltema de El rey Lear.Shakespeare, no obstante, dio sólo un esbozo de tal drama, quizá a causa de una crisis o de unaenfermedad de las cuales pudiera haber salido con el alma renovada posiblemente por la fereligiosa: en realidad, la concepción del mundo de sus últimas obras dramáticas, y singularmentede La tempestad, puede considerarse cristiana. A fines del siglo XVII el sacerdote Richard Daviesdeclaró que Shakespeare había muerto "papista", o sea en el seno del catolicismo romano; supadre pudo haber sido católico: el nombre de éste figura en una lista de "recusants", o sea depersonas, generalmente católicas, que no asistían a las ceremonias de la Iglesia anglicana. Hacia1610 cabe situar el retorno, de una manera fija, a Stratford, donde Shakespeare pasótranquilamente los últimos años de su vida; en 1613 escribió, en colaboración con el jovendramaturgo John Fletcher, su último drama, Los dos parientes nobles.
  • 4. En 1609, sin su consentimiento, se publicó el conjunto de sus Sonetos, auténtico universo deextraordinario rigor formal y profundidad conceptual, que ha planteado a lectores y eruditos unaserie de ininterrumpidas ocasiones para el asombro. Un cuerpo de cincuenta y cuatro sonetos deperfección indiscutible, escritos a lo largo de veinte años, que retomó y modificó la tradiciónpetrarquista, con varios hilos argumentales de enigmática definición: los más tempranos estándedicados a un joven bello y veleidoso a quien la voz poética reprocha el desdén y a la vezaconseja que se case, mientras que un bloque posterior se refiere a una dama morena en la quemuchos han querido adivinar otro disfraz de sexo. En cualquier caso, la progresión y extraordinariacalidad del conjunto hacen de éste un mundo de insuperable densidad estética.Las grandes tragedias Macbeth, Otelo, Hamlet y El rey Lear constituyen espejos del mapa enterode la sensibilidad moderna, ya que se edifican en un mundo, el renacentista, en que la presenciadivina empieza a menguar. Por primera vez, la duda frente a la identidad, la vejez, la traición, laambición e incluso la percepción del mal se muestran en su radicalidad humana. Pero eso noexplica su calidad única; sucede que esos caracteres y esos conflictos surgen de una capacidadilimitada para moldear la palabra en todos los planos. No hay fronteras en Shakespeare: bufones yreyes comparten el mismo rango de problemático diseño, de contradictoria y rica existencia social,verbal y moral. Por eso serán Falstaff, el gordo bufón y soldado presente en varias obras, junto conel viejo rey Lear, dos de los puntos extremos del arco de sus caracteres. En términos generales, losublime de las obras de Shakespeare es el retrato de unos personajes a los que se llega a definircon precisión matemática, de forma que esa misma ambigüedad colma su carácter de unaextraordinaria riqueza de matices. Por medio de la fuerza del lenguaje, los tipos shakesperianosmanifiestan las profundidades de su espíritu y se declaran individuos libres, capaces de elegir supropio destino. En este sentido, su obra es tan moderna y está tan abierta a distintasinterpretaciones como El Quijote de Cervantes. Documento extraído dehttp://www.biografiasyvidas.com/monografia/shakespeare/obra.htm