Las bibliotecas escolares en Francia
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Like this? Share it with your network

Share

Las bibliotecas escolares en Francia

on

  • 427 views

 

Statistics

Views

Total Views
427
Views on SlideShare
427
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
0
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Las bibliotecas escolares en Francia Document Transcript

  • 1. Carmen Rodríguez - Diciembre de 2012¿LEJOS O CERCA DE LAS DIRECTRICES INTERNACIONALES? SITUACIONDE LAS BIBLIOTECAS ESCOLARES EN FRANCIAAnálisis de la situación de las bibliotecas escolares en Francia,tomando como punto de referencia los textos legislativos y lasrecomendaciones internacionales de la IFLA-------------------------------------------------------En Francia, las bibliotecas escolares se estructuraron en los “collèges”(1er ciclo de educación secundaria, entre los 11 y los 14 años) dejesuitas a partir del siglo XVII, y en los liceos (2º ciclo de educaciónsecundaria, entre los 15 y los 18 años) en el siglo XIX. El acceso de losalumnos a estos documentos se realizaba en la mayoría de los casos enpequeñas bibliotecas de clase, bajo la responsabilidad de losprofesores, y contenían sobre todo obras literarias clásicas.En el ciclo de primaria (6 a 10 años), se inicia la organización debibliotecas a partir de la segunda mitad del siglo XIX.A partir de principios del siglo XX estas bibliotecas empiezan a decaer,por falta de recursos, de personal, de espacios adecuados,...En 1945, la situación de las bibliotecas públicas y escolares en Franciaes bastante mediocre, y ello se refuerza por el sistema educativofrancés basado en la transmisión de conocimientos por parte delprofesor, lo que deja poco lugar a la iniciativa personal y a laautonomía en el acceso al conocimiento.En los años 50, los profesionales del sistema educativo empiezan areflexionar sobre la necesidad de racionalizar los recursos pedagógicosy se crea el CNDP (Centro nacional de documentación pedagógica)cuyas funciones son : centro de documentación pedagógica, centro deestudios de información y de difusión de nuevos medios de enseñanza,y lugar de experimentación y de difusión. Paralelamente se desarrollanlos CRDP y CDDP (Centros regionales y provinciales).En 1958, Marcel Sire, director del Liceo Janson-de-Sailly, abre elprimer CLDP (Centro local de documentación pedagógica) en su Liceo,destinado inicialmente a los profesores, y varios de ellos ven la luz enotras escuelas los años siguientes. En 1962, estos CLDP pasan adenominarse SD (Servicio de documentación), y coexisten con algunasde las bibliotecas que aun seguían existiendo en algunos centros.A partir de 1966 los SD pasan a llamarse SDI (Servicio de
  • 2. documentación y de información), la cual “I” de “Información”recubre el sector cultural y la documentación escolar.A principios de los años 70, los SDI se convierten en CDI (CentredInformation et de Documentation), gracias al desarrollo de la ideadel trabajo independiente por parte del alumno, y este cambioconcibe el CDI como situado, en el centro del edificio escolar, con unaclara voluntad de centralizar los recursos documentales.En julio de 1973, un informe sobre los CDI, confiado a Georges Tallonpor la Inspección general académica, presenta las funcionesprincipales del CDI y la necesidad de su realización en colaboracióncon los equipos administrativo y pedagógico del centro escolar. En1975, el 25% de los centros escolares de secundaria poseen un CDI.En 19771, una circular define las “Funciones y tareas de losresponsables de los centros de documentación y de información (CDI)de los centros de secundaria”, que expresa de forma clara la funciónesencialmente pedagógica de los documentalistas.A partir de 1984, se inicia de forma oficial2la creación de los BCD(Bibliotecas centros de documentación) en las escuelas primarias, y en1986 se redacta una nueva circular3que reglamenta la actividad de losCDI y los documentalistas.En 1989 se crea el estatuto oficial de “profesor-documentalista”. Estosprofesionales pertenecen al cuerpo de los funcionarios “diplomados”,definido por la Ordenanza del 4 de febrero de 1959 relativa al“Estatuto general de los funcionarios” y por el decreto particular del 4de julio de 1972 que define el “Estatuto particular de los profesoresdiplomados”. Las pruebas de las oposiciones están destinadas a evaluartanto sus conocimientos del sector de la información-documentación,como sus conocimientos del sistema educativo y su capacitación comopedagogos.En febrero de 2007, el grupo “Etablissements et vie scolaire” de laInspección general establece un protocolo de inspección de losprofesores documentalistas, cuyo objetivo es de facilitar el trabajo deinspección de este cuerpo por los inspectores territoriales, y que listalas tareas de los profesores documentalistas en un marco objetivo.Este documento plantea igualmente lo que se puede esperar de estecuerpo desde un punto de vista institucional así como su carácter1 Circular nº77070 del 17 de febrero de 1977, BOEN del 4 de febrero de 1977, nº7.2 Circular nº 84-360 del 1º de octubre de 1984.3 Circular nº 86-123 del 13 de marzo de 1986, BOEN, 27 de marzo de 1986, nº12.
  • 3. profesional en el horizonte del siglo XXI.Así pues, hoy en día las bibliotecas escolares existen en Francia, demanera sistemática y dentro de un marco legislativo e institucional, enlos centros de secundaria (de los 11 a los 18 años), los CDI. Disponende personal propio, capacitado, el material necesario y un presupuestopropio. La circular del 13 de marzo de 19864otorga a los CDI una doblemisión de “centro de recursos documentales del centro escolar abiertoal exterior, y lugar de apoyo en la actividad pedagógica del centro y deformación de los alumnos en la búsqueda documental”.El documentalista tiene el estatuto de profesor, es decir que participade forma activa y responsable en el proceso educativo.En las escuelas primarias, el marco no está tan definido, y lasbibliotecas existentes hoy en día siguen siendo sobretodo gracias a lainiciativa de profesores y/o directores de escuelas. Son los BCD ycobran formas y tamaños muy diversos. Contienen esencialmente obrasliterarias de ficción.CARENCIAS- Los presupuestos y las políticas documentales de los centros estándefinidos, anualmente, por los directores de cada centro escolar,incluso para los CDI. Ello implica desigualdades entre centros, encuanto a recursos, personal, espacios, y tiene una influencia directa enla política documental de estos centros así como en su integración enel sistema educativo y el proyecto pedagógico.- la polivalencia del documentalista y su mayor protagonismo con elnuevo modelo educativo (es documentalista y pedagogo) proporcionaal profesional un volumen de trabajo considerable. Desde hace yaalgunos años se está pidiendo oficialmente la creación de puestos deasistente documentalista, pero por el momento no se ha hecho nada.- los BCD de las escuelas primarias carecen en Francia de un marcoespecífico, no tienen un carácter obligatorio ni un presupuestoasignado.REDLa estructura nacional de los CNDP, CRDP y CDDP (y para los profesores4 Misiones del personal que ejerce en los centros de información y de documentación. Circular nº 86-123 del 13 demarzo de 1986, BOEN, 27 de marzo de 1986, nº12.
  • 4. documentalistas la plataforma en línea “Savoirs CDI” específicamentededicada a ellos ), de carácter público, está destinada a todos losactores del sistema educativo y les proporciona recursos,informaciones y apoyo.También hay asociaciones (por ejemplo la FADBEN) que brindaninformación, defienden los diferentes aspectos de la profesión, etc.Por otro lado, según la iniciativa de los documentalistas y/o de losdirectores de las escuelas, otras relaciones se establecen entreescuelas, bibliotecas públicas, museos,...DEMOCRACIAEl aspecto democrático del acceso a la información y ladocumentación para todos sin distinción y de manera gratuitaencuentra toda su aplicación (al menos en la teoría) en el sistemafrancés. En efecto, el propio sistema educativo está basado en lospreceptos formulados durante la Revolución francesa : “La escuelapública sera la escuela de la República, instruirá a todos los hijos de laNación para hacer que un día se conviertan en ciudadanos de plenoderecho de este Estado que ahora es de todos.”5Del mismo modo, si elManifiesto de la IFLA preconiza el acceso a los servicios y lascolecciones de las bibliotecas basado en la Declaración Universal deDerechos Humanos de las Naciones Unidas, hemos de notar que estaDeclaración está ella misma basada (por no decir “recoge”) en la“Déclaration des droits de lhomme et du citoyen” (Declaración de losderechos humanos y del ciudadano) redactada durante esa mismarevolución francesa.5 Capítulo 5, titulado “Actuar como funcionario del Estado y de manera ética y responsable”, del libro de preparación alas oposiciones para ser profesor de primaria en Francia : “Professeur des écoles – Tout le cours des épreuves écrites”.