• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Santo Sufi Mahmoud Baba y Bhagavan Sri Sathya Sai (Entrevista a I
 

Santo Sufi Mahmoud Baba y Bhagavan Sri Sathya Sai (Entrevista a I

on

  • 421 views

 

Statistics

Views

Total Views
421
Views on SlideShare
421
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
0
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Santo Sufi Mahmoud Baba y Bhagavan Sri Sathya Sai (Entrevista a I Santo Sufi Mahmoud Baba y Bhagavan Sri Sathya Sai (Entrevista a I Document Transcript

    • El Santo Sufí Mahmoud Baba y Bhagavan Sri Sathya Sai Baba Entrevista al Sr. Imran Sr. Imran Musakhanov, RussiaImran Musakhanov es otro musulmán privilegiado que ha experimentado el Podertransformador del Amor de Sai Baba. Él nació en una familia musulmana muy devotaen Dagestan, una república musulmana en el sudoeste de Rusia. Imran nos cuentahistorias de sus fascinantes encuentros con Sai Baba y de cómo fue capaz dearmonizar la adoración a Dios con Forma y la Divinidad Sin Forma.Comencé leyendo libros acerca del Islam, Budismo, Cristianismo y demás desde mitemprana infancia, gracias a mis padres quienes eran de mente abierta y me dieron estalibertad. Yo tenía gran anhelo de progresar en el camino de la entrega a Allah, pero no teníauna idea clara de cómo debía hacerlo.Entonces Swami amablemente vino en mi sueño, incluso antes de que yo hubiera escuchadode Él. Fue un sueño claro y vívido, que todavía puedo recordar en sus más mínimos detalles.Yo me encontraba en una jungla de noche. Estaba completamente oscuro. Miré alrededor yvi una luz tenue a la distancia. Como una polilla, fui hacia la luz. Pronto llegué a un templo enlas afueras de la jungla.Más tarde me di cuenta de que el templo tenía una cúpula similar a las tres cúpulas delMuseo de Todas las Religiones aquí en Prashanti Nilayam. Otra cosa que me sorprendió fueque tenía mucha variedad de características de diferentes tradiciones religiosas. Era comouna combinación de Mezquita, Templo Hindú, Iglesia y Templo Budista, todo en uno. Laspuertas estaban abiertas de par en par y yo entré. Allí, en un gran hall, vi mucha gentesentada silenciosamente en meditación. Algunos estaban sentados con las piernas cruzadascomo yoguis, otros sobre sus rodillas acorde a la tradición Musulmana. Yo tenía curiosidadde saber qué era lo que esta gente estaba haciendo. ¿En qué meditaban?Luego vi que todos comenzaban a inclinarse y a postrarse con mucho amor y devoción antealguien. La tierra comenzó a sacudirse y pude escuchar sonido de truenos detrás. Me divuelta y vi a un santo viejo en una túnica azul con una capucha cubriendo Su cabeza. Pudever algunos rulos de cabello negro debajo de la capucha. Él tenía un bastón en Su mano yestaba rodeado por un grupo de discípulos. Esa escena tuvo tan fuerte impacto sobre mí que
    • caí sobre mis rodillas y espontáneamente me incliné ante Él. Por si mismos mis labiossuspiraron, ¡“Dios! ¡Dios! ¡Dios! El hombre viejo estaba mirándome directo a los ojos. Susojos eran muy serios y aún así, muy compasivos. Puedo recordar muy bien aquellos ojosremarcables. Ahora puedo ver esos mismos ojos cada vez que Sai Baba me mira.Él levantó Su mano derecha con un dedo apuntando arriba y dijo, ¡“Tú debes! ¡Tú debes! ¡Túdebes!” Él no dijo que debía hacer, pero en mi corazón sentí que debía esforzarme por laRealización de Dios.Yo no sabía en ese momento quién era ese Dios, pero comencé a poner más esfuerzos en elcamino de la auto-transformación. Unos años mas tarde de aquel sueño, o visión interna,conocí a algunas personas que me dijeron acerca de este gran Maestro espiritual que vive enIndia.Comencé a estudiar Sus libros y tomé parte activa en las actividades de nuestro centro Saien Mahachkala.Me tomó casi una década el venir a Prashanti Nilayam para rendirle homenaje a Su FormaFísica. Yo entiendo completamente bien que Sai permea el universo entero, el cual creó paraSu placer. Pero para el placer de los devotos y para nuestro beneficio, Él ha asumido unaForma Humana para que podamos sentir parentesco con Dios, lo cual nos ayuda a progresary evolucionar mas rápidamente.Cuando el Discípulo está Listo, el Maestro ApareceAntes de poder tener el Darshan del Maestro de todos los Maestros, Swami me bendijo conel privilegio de encontrar a otros maestros de otras tradiciones religiosas.Swami me dio la oportunidad de conocer a un maestro Sufí, Sheik Mahmoud Baba. Él viveen un pequeño pueblo llamado Bilingy, a 170 km de Mahachkala, al sudeste de Dagastan,Rusia. Pertenece a la tradición Sufí del Islam y es uno de los cuatro hombres santos másaltamente considerados en Dagastan. Mucha gente viene a verlo, incluso en grandes gruposy tiene la reputación de ser un amoroso canal para rezarle a Allah para curaciones ybendiciones espirituales – en el Islam esto es llamado Dua, plegarias intercediendo por otros.Él pasa la mayor parte del día en la zearat, una pequeña mezquita junto a su casa, y puedeser encontrado absorto en oraciones y la recitación del Nombre de Dios.Yo encontré a Mahmoud Baba a través de unos amigos y comencé a verlo regularmente.Nos hemos hecho buenos amigos. Mahmoud Baba es un hombre muy alto de 80 años deedad, se ve como un ángel, ya que tiene una larga barba gris, siempre viste de blanco y llevaun rosario colgado.La primera vez que fui a su casa, noté muchas fotografías y pequeñas estatuas de Sai Babay de Shirdi Baba en adición a otros sabios de India y le pregunté su opinión acerca de ambosSai Baba y Babaji (quien fue dado a conocer al mundo por Swami Yogananda y es conocidocomo Payigambar Babaji Hizri, el Eterno Angélico Baba), y el santo musulmán respondió queno veía diferencia entre ellos, pero que él veía a Sai Baba como el ‘Rey del Mundo’.Cómo Shirdi Sai Baba vino a Mahmoud BabaCuandoquiera que visitamos a Mahmoud Baba, él habla mucho acerca de Shirdi Sai ySathya Sai Baba y nos narró una historia interesante acerca de cómo escuchó el nombre deShirdi Sai Baba por primera vez. Él hizo el Santo Peregrinaje a la Meca en 1996 con susdiscípulos.
    • Estaba comprando algunos rosarios en un pequeño negocio. Había muchas personasalrededor y sintió que alguien lo palmeaba suavemente en su hombro. Se tornó atrás y vio aun hombre viejo con una barba blanca y ropas desgastadas; se veía como un mendigo.Este hombre viejo se inclinó hacia él y le susurró en el oído, “Tú sabes, Mi Nombre es ShirdiSai Baba”, y él respondió, “Oh, gracias por decirme eso” y continuó mirando los rosarios.Pero el hombre viejo se quedó allí y le dijo nuevamente, “Sabes, Yo soy de Puttaparthi”.Mahmoud Baba respondió que no sabía donde quedaba Puttaparthi, tratando de poner fin ala conversación, pero el viejo no se movió.Mahmoud Baba sintió que quizás Él necesitaba algo de dinero dado que vestía ropasdesgastadas, así que le dijo a uno de sus discípulos que le diera algo de dinero a estehombre. El discípulo estaba reticente a dar el dinero ya que había muchos mendigosalrededor, pero Mahmoud Baba insistió que le debía dar algo de dinero a este hombre.Finalmente, el discípulo desganado le dio unas monedas en la mano a Baba. Shirdi Babamiro las monedas, las puso en Su bolsa y se marchó entre la multitud, desvaneciéndose enesta.Mahmoud Baba entonces se dio cuenta intuitivamente de que este viejo hombre era un SerDivino y regañó a su discípulo por estar reticente a dar algo a Aquel que sostiene, guía yprotege a todos los seres. Así que lo envió a buscar a este hombre Divino ya que queríahablar con Él, pero a pesar de mucha búsqueda, no se lo veía por ninguna parte.Cómo Sathya Sai Baba vino a Mahmoud BabaUnos años más tarde, un grupo de musulmanes vino a visitar a Mahmoud Baba. Ellos habíanescuchado acerca de Sai Baba y de Su hospitalidad hacia los peregrinos musulmanes yhabían venido a clarificar sus dudas acerca de la autenticidad de este Hombre Santo deIndia.Luego de preguntársele acerca de este tema, Mahmoud Baba dijo que no sabía muchoacerca de Sai Baba, él sólo había escuchado Su nombre, pero que le rezaría alTodopoderoso Allah por guía en este asunto. Así, en su presencia, se tornó hacia Kaaba ycomenzó a rezarle a Allah.Como respuesta a su plegaria tuvo una visión en la cual vio a una persona extraordinaria deatributos Divinos, quien estaba rodeado de un gran grupo de discípulos. Tan pronto comoaparecieron, la tierra comenzó a agitarse y había relámpagos y truenos en el cielo.Inmediatamente se dio cuenta de que Sai Baba era una Encarnación Divina.Tornándose a los visitantes les dijo, “Sai Baba es una Persona Divina, ciertamente quedeben ir a verlo, en verdad, todos deberían ir a verlo.” Desde aquel día Sai Baba comenzó aaparecérsele en diferentes formas y pasó mucho tiempo con él, comiendo con él, einstruyéndolo acerca de diversos temas religiosos. Él le daría incluso detalles minuciososacerca de la práctica apropiada de los rituales del Islam y se volvió su mejor amigo,cuidándolo y guiándolo.¿Quién es Sai Baba para usted?En muchas ocasiones, grandes grupos de buscadores iban a ver a Mahmoud Baba paraobtener sus bendiciones y su guía. Una vez yo era parte de un gran grupo que iba a visitarlo.Estábamos viajando en un autobús y estaba conversando con un amigo acerca de Swami.Estábamos discutiendo las historias y milagros de Swami. No sabíamos que un muyrespetado ortodoxo musulmán, quien había establecido una madrase en Mahachkala, estaba
    • cerca nuestro e incluso escuchando lo que hablábamos. Creciendo impaciente con nuestraconversación él nos dijo: ¿“Acaso no saben que Sai Baba no está reconocido por lasautoridades Musulmanas?” Luego de discutir concluimos que debíamos preguntarle aMahmoud Baba acerca de este asunto, ya que él era un hombre santo de gran sabiduría.Cuando llegamos a la presencia de Mahmoud Baba y nos sentamos con él, el tema centralde su charla era: Sai Baba de Shirdi y Sathya Sai Baba. Él contó muchas historias acerca deellos. El musulmán ortodoxo estaba más y más confundido de que tan respetado sheikmusulmán pueda creer en Sai Baba, dado que Él no está reconocido por las autoridadesmusulmanas. Finalmente, bastante desconcertado, él le hizo una pregunta directa aMahmoud Baba: ¿“Quien es Sai Baba para usted?” El rostro de Mahmoud Baba se tornóserio; miró profundo en sus ojos y dijo: “Subhan Allah Illyazim” que significa “Él es el DiosSupremo”.Esta respuesta dejo al hombre incluso más confundido. Viendo su predicamento, MahmoudBaba le dijo compasivamente, “Tú sabes, mi hijo, este es un misterio. No le es revelado amuchos. Incluso algunos grandes sheiks y Mahasiddhis no están conscientes de este hecho.”Luego de esta conversación, Mahmoud Baba le pidió a todos que se le unieran en Namaz,haciendo lo cual se postraba ante las Imágenes de Sai Baba.Luego del Namaz, yo le expliqué a este hombre ortodoxo que Mahmoud Baba en realidad nole rezaba a la Imagen misma, sino al Espíritu Universal que esta representa.De Lo Sin Forma a la Forma y de la Forma a Lo Sin FormaMahmoud Baba le pidió a algunos seguidores de Sai Baba que le trajeran algunas fotos yestatuas de Shirdi Sai Baba y Sathya Sai Baba, las cuales instaló en su zearat y comenzó aadorarlas y a rezarles.Luego de algún tiempo, la comunidad Musulmana se preocupó acerca de esta situación,viendo que no sólo él estaba rezándole a ídolos pero más aún, a Santos no reconocidos porlas autoridades Musulmanas. Por esto, las autoridades lo vinieron a visitar en su zearat y ledijeron que debía dejar de rezarle a ídolos ya que iba en contra de la tradición musulmana yque Shirdi Sai Baba y Sathya Sai Baba no eran reconocidos por el clero musulmán.A esto Mahmoud Baba respondió: “Miren, tanta gente viene a mí con muchos problemas yme piden que le rece a Allah por ellos. Cuandoquiera que le rezo al Todopoderoso Allah, Élviene en la Forma de Sai Baba y ayuda a las personas, curándolas y resolviendo susproblemas. Entonces, ¿por qué piensan que no es apropiado rezarle a esta Imagen de SaiBaba?” Luego de esta respuesta las autoridades se marcharon sin decir nada más.Pero mucha gente respetable de la república continuó pidiéndole que ceda a las demandasdel clero y que quite los ídolos ya que era contrario a la tradición. Viendo esto, MahmoudBaba dijo: “Si quieren que quite los ídolos, que así sea” y quitó los ídolos de su altar.Un tiempo después de este incidente, Swami vino a su sueño y le dijo: ¿“No sabes que estees Mi templo? Reinstala los Ídolos y continúa tu adoración”. Así fue que Mahmoud Babareinstaló los Ídolos y continuó su adoración como antes, con la misma devoción inalterable.Dondequiera que estés, Yo estoy allí.Mis amigos y yo le solicitamos a Mahmoud Baba que viniera con nosotros a PrashantiNilayam para el Darshan de Swami. Él dijo, “Me encantaría ir y ver a Swami en Su FormaFísica actual, pero Swami me ha dicho que me quede aquí y que continúe dando guíaespiritual a los buscadores”.
    • (Extraído del Articulo “The Enigma of Islam_ Enlightened by Sai” (“El Enigma delIslam… Iluminado por Sai”) de la Revista Digital ‘Heart 2 Heart’ (de Corazón a Corazón) Edición Marzo 2008Traducción: PremashaktiÚltima Revisión: Junio 09’ 1