Minería a gran escala en Ecuador, insistiendo en el desarrollo sostenible                                 Por Francisco Hu...
El concepto de desarrolloEl concepto de desarrollo surgió en el período inmediatamente posterior a la segunda guerramundia...
En consecuencia, la relación entre sustentabilidad y desarrollo configuraron el concepto dedesarrollo sostenible, que busc...
gran escala en Ecuador cuyo objetivo primordial ha sido generar condiciones favorables para lasinversiones privadas. Desde...
De su parte, las comunidades indígenas y campesinas directamente impactadas siguen enmovilización y resistencia permanente...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Mineria y desarrollo sostenible

451 views
375 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
451
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
15
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Mineria y desarrollo sostenible

  1. 1. Minería a gran escala en Ecuador, insistiendo en el desarrollo sostenible Por Francisco Hurtado - CDESLa entrada en vigencia, en octubre de 2008, de la Constitución del Ecuador plantea para el Estadonuevos retos frente a su obligación, y máximo deber de respetar y garantizar el ejercicio de losderechos humanos reconocidos constitucionalmente. En ella, adicional al reconocimiento dederechos humanos, individuales y colectivos, se reconoce también, como nuevo sujeto de derechos,a la Naturaleza o Pachamama, modificando la concepción antropocéntrica en que sólo las personas,comunidades, pueblos y nacionalidades eran sujetos de derechos.En efecto, el Art. 71 de la Constitución reconoce el derecho de la naturaleza a “que se respeteintegralmente su existencia y el mantenimiento y regeneración de sus ciclos vitales, estructura,funciones y procesos evolutivos”1, y se legitima a las personas, comunidades, pueblos ynacionalidades la posibilidad de exigir a los poderes públicos su cumplimiento. Esto se traduce enla obligación del estado de garantizarlos, prevenir su violación, e incluso la responsabilidad derestauración de los ecosistemas, independiente del derecho a la reparación que las personas,individual y colectivamente, tienen garantizada por la violación de derechos humanos.De ese modo, la concepción misma del reconocimiento del derecho humano a vivir en un ambientesano y ecológicamente equilibrado y el desarrollo de la gestión ambiental, fundamentados en elconcepto de desarrollo sostenible, entran en tensión por el reconocimiento constitucional de losderechos de la naturaleza, al reconocerle valores intrínsecos más allá de los bienes y servicios querepresenta a la humanidad.El desarrollo sostenibleLa cada vez más acelarada explotación de recursos naturales en los siglos XIX y XX ha permitidoconstatar la existencia y superación de los límites máximos de explotación de determinadosrecursos naturales, sobre todo los no renovables, y ha evidenciado los límites físicos del planetafrente al crecimiento de la producción y el consumo de las sociedades. Desde el punto de vistaecológico, esto ha implicado la degradación, cada vez más aguda, de diversos ecosistemas a lo largodel mundo, causada por la necesidad de aplicar procesos de extracción de recursos naturales cadavez más intensivos que permitan aprovecharlos al máximo; produciendo globalmente una serie deimpactos como la degradación de los suelos, la desaparición de especies de flora y fauna,contaminación del agua, elevados niveles de contaminantes atmosféricos, y la deforestación ydesertificación a nivel mundial, entre varios otros; y por otra parte, los impactos sociales yculturales en varias comunidades y pueblos a lo largo del mundo, cuya evidencia más dramática hasido la extinción de pueblos originarios2.Si bien, en la década de los setenta y ochenta, la preocupación por la preservación del ambientefrente a los impactos provocados por la actividad humana trasciende a la discusión política de losorganismos internacionales, y produce la lenta y paulatina incorporación de normas ambientales enlos ordenamientos jurídicos de los Estados, incluidos el reconocimiento del derecho humano a viviren un ambiente sano y ecológicamente equilibrado y el desarrollo de la gestión ambiental; esnecesario analizar cómo esa preocupación ambiental se ha enmarcado en el concepto de desarrollo.1 Constitución Política del Ecuador, Art. 71.2 El Estado Ecuatoriano es responsable de la extinción de los Pueblos Indígenas Amazónicos Tetetes y Sansahuari, y deimpactos irreparables a los Siona, Secoya, Cofán, Kichwa y Waorani, afectados por las actividades de la empresaTexaco que operó en el norte de la Amazonía durante 26 años.<http://bit.ly/peUwHj>, (consultado el 10 de septiembrede 2011).
  2. 2. El concepto de desarrolloEl concepto de desarrollo surgió en el período inmediatamente posterior a la segunda guerramundial, aunque, como lo refiere Arturo Escobar, encuentra sus raíces en procesos históricos másprofundos de la modernidad y el capitalismo. Este discurso construyó el tercer mundo comorealidad de Asia, África y Latinoamérica y por lo tanto planteó que, a través del desarrollo,conseguirían superar sus condiciones de pobreza e inequidad3.Gudynas observa que ese dicurso desarrollista está sustentado en la ideología del progreso, progresohumano de carácter lineal, con metas y objetivos crecientes, siempre sustentados en el componentematerial, es decir la búsqueda del crecimiento económico infinito de la sociedad. Ideología que seapoya, además, en una lógica de dominación de la naturaleza por los seres humanos, profundamenteantropocéntrica, y sin considerar que ésta pueda tener valores intrínsecos4. Así el desarrollo sepresenta teoricamente como la posibilidad de los países de mejorar las condiciones de vida de lapoblación a través del crecimiento económico, lo que supone la explotación de recursos naturales,renovables o no renovables, que permitan sostener la producción y el consumo de la sociedadmundial.El concepto de sustentabilidadEn 1987, en el informe denominado Nuestro Futuro Común y que sirvió de base para la Declaraciónde Río de Janeiro de 19925, se definió a la sustentabilidad como la capacidad de “satisfacer lasnecesidades de las generaciones presentes sin comprometer la capacidad de las generaciones futuraspara satisfacer sus propias necesidades.”6 De esas breves líneas se pueden abstraer variasinterpretaciones, sin embargo es notorio observar que el concepto de sustentabilidad está atadoineludiblemente a la producción y consumo de la sociedad mundial y cuyo sustento, no exclusivo,es la extracción de recursos naturales.Joan Martínez Alier, refiere una objeción a la idea de sustentabilidad, observable en suincompatibilidad con la extracción de recursos naturales no renovables. Así, si gran parte de laactividad económica humana está basada en su explotación se evidenciará, no sólo un límite a lacapacidad de sustentación en un período determinado de tiempo, sino también a la vida humanatotal que la tierra puede mantener; y agrega que sólo una economía basada en fuentes energéticasrenovables podría eventualmente ser sostenible de manera indefinida7.Ahora bien, este concepto de sustentabilidad, por acuerdo político de los Estados, fue vinculado conel concepto de desarrollo. En efecto, la Declaración de Río de Janeiro, en los principios 2 y 3,reconoció el derecho soberano de los Estados – Nación de aprovechar sus propios recursos segúnsus propias políticas de desarrollo siempre que responda equitativamente a las necesidades de lasgeneraciones presentes y futuras, y el principio 4 recalcó que la protección del ambiente debeconstituir parte integrante del proceso de desarrollo y por tanto no podría ser considerado en formaaislada. Así, se determinó que los Estados tienen que asegurar la sostenibilidad de la naturaleza,fuente de recursos naturales, a fin de garantizar que, tanto las presentes como las futurasgeneraciones, puedan cubrir sus necesidades de producción y consumo.3 Arturo Escobar, “El “postdesarrollo” como concepto y práctica social”, en Políticas de economía, ambiente y sociedaden tiempos de globalización, coord. Daniel Mato (Venezuela: Universidad Central de Venezuela, 2005), 19.4 Eduardo Gudynas, Ecología, desarrollo y neoliberalismo: revisión crítica de algunas líneas de pensamiento (Bolivia:Centro Boliviano de Estudios Multidisciplanarios, 1995) 10-11.5 Declaración de Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, junio de 1992<http://www.unesco.org/education/nfsunesco/pdf/RIO_S.PDF>, (consultado el 10 septiembre de 2011).6 Joan Martinez Alier y Jordi Roca Jusmet, Economía Ecológica y Política Ambiental (Méxio: Fondo de CulturaEconómica, 2001) 367.7 Ibíd. Ídem.
  3. 3. En consecuencia, la relación entre sustentabilidad y desarrollo configuraron el concepto dedesarrollo sostenible, que buscó “relanzar el crecimiento en todo el planeta, eliminar la pobreza, yhacer todo esto en un modo sostenible en la medida en que las transformaciones tecnológicaspermitirían producir cada vez más con menos insumos materiales y energéticos” 8, y por lo tantopermitir que las generaciones futuras cuenten con fuentes de recursos naturales que permitantambién su desarrollo.El derecho a vivir en un ambiente sano y ecológicamente equilibradoEn ese contexto, el surgimiento del desarrollo sostenible no implicó una crítica a la lógica deacumulación capitalista como causa estructural de los impactos ambientales, y como consecuenciael derecho humano de vivir en un ambiente sano, se concretó en el surgimiento de la gestiónambiental (con distintas modalidades en cada país) por la cual se incorporan procesos de evaluaciónde impactos ambientales como mecanismo para reducir y eliminar modos de producción y consumoinsostenibles, e incluso llegó a incorporar la posibilidad de la participación ciudadana en esagestión, a través de procesos de información adecuada sobre el medio ambiente, y la posibilidad yoportunidad de participar en los procesos de adopción de decisiones, fundamento de lo que hoy seconocer en Ecuador como derecho a la consulta ambiental.Esa gestión ambiental no busca en sí mismo la protección de la naturaleza (de los ecosistemas y dela población que en ellos habita) bajo la consideración de los valores intrínsecos que tiene para laexistencia de la vida, sino que refuerza el discurso del desarrollo y por tanto del crecimientoeconómico, buscando mecanismos que permitan garantizar un uso más eficiente de los recursosnaturales en el tiempo, alentando al desarrollo técnico y científico, el cual, se dice, permitiráproducir más con menos recursos naturales.Explotación de minerales no metálicos a gran escala en EcuadorLa minería a gran escala en EcuadorEn el Ecuador, la extracción de recursos naturales, principalmente de petróleo, ejemplifican elacelerado deterioro de los ecosistemas y de las condiciones de vida de las poblaciones impactadas.De acuerdo a los datos del Sistema de Indicadores Sociales del Ecuador (SIISE), la mayoría de lospoblados asentados en los alrededores de los campos petroleros están por encima del promedio depobreza del país9, y soporta gravísimos impactos ambientales10.En la actualidad uno de los procesos de mayor conflictividad constituye el inminente inicio de lafase de explotación de proyectos de minería metálica a gran escala. Desde la década de los 90, losdistintos gobiernos han ido preparando las condiciones adecuadas para su desarrollo en función desu potencial, a decir de esos gobiernos, para generar importantes recursos para el Estado ygarantizar el desarrollo del país.Tanto el Proyecto de Asistencia Técnica para el Desarrollo Minero y Control Ambiental(PRODEMINCA) y la aprobación de la Ley de Minería en 1991, procesos auspiciados por el BancoMundial, significaron el inicio de la política ecuatoriana para el desarrollo paulatino de la minería a8 Edgardo Lander, “El lobo se viste con piel de cordero”, América Latina en Movimiento 468 - 469 (2011): 1.9 La media nacional se ubica alrededor del 53%, pero en el caso de estas localidades el promedio bordea el 73,09% depobreza, de un total aproximado de 200 mil personas. Pablo Ortiz, “Protestas locales amazónicas y modelo petrolero enEcuador” <http://www.ibcperu.org/doc/isis/9339.pdf>, (consultado el 15 de septiembre de 2011).10 Entre 1994 y 2002 se produjeron 779 derrames a un promedio de casi 92 anuales u 8 mensuales, adicional a lasingentes cantidades de aguas de formación que se descargan en el ambiente (5475 millones de barriles de agua deformación.) Esperanza Martínez, “Ecuador: contra la globalización de las transnacionales”<http://168.96.200.17/ar/libros/osal/osal17/martinez.pdf>, (consultado el 15 de septiembre de 2011).
  4. 4. gran escala en Ecuador cuyo objetivo primordial ha sido generar condiciones favorables para lasinversiones privadas. Desde entonces, varias empresas transnacionales se convirtieron enconcesionarias del Estado para iniciar actividades de prospección y exploración, que llegaron arepresentar, al 2007, 2,8 millones de hectáreas, de las cuales casi la mitad correspondían a mineríametálica11.Esto provocó la reacción de varias comunidades campesinas e indígenas directamente afectadas porlos impactos socioambientales generados por las empresas, entre ellos la contaminación del agua yde la tierra, acaparamiento y tráfico de tierras, y el consecuente control del territorio concesionado.La resistencia de Íntag, en la provincia de Imbabura12, es emblemática, sus comuneros impidieronen un primer momento los trabajos de la empresa japonesa Bishimetals (1997), y posteriormente dela canadiense Ascendant Cooper (2006). Esas acciones de resistencia junto a otras ocurridas en lasprovincias de Zamora Chinchipe y Morona Santiago, llevaron incluso a la suspensión deactividades para varias empresas en el año 200713.El inicio de la minería a gran escala y el proceso de resistenciaEn los años recientes, pese a que la Asamblea Nacional Constituyente expidió el MandatoConstituyente No. 6 que dispuso la reversión de concesiones mineras al Estado14, el gobiernonacional, después de la entrada en vigencia de la Constitución, envió un proyecto de Ley de Mineríaque fue aprobado por la Asamblea Nacional, e identificó, además, 5 proyectos de minería a granescala como estratégicos para la consecución del Plan Nacional de Desarrollo15.En la actualidad el Ecuador cuenta ya con el Plan Nacional de Desarrollo Minero 2011 – 2015 queprevé aproximadamente 21 depósitos de minerales a gran escala en varias provincias del territorio,describe la participación del Estado en la renta minera a través de las regalías y los impuestos que laempresas privadas deben pagar, así como las políticas de gestion ambiental y social de estaactividad16; el Estado además ha consolidado el ordenamiento jurídico suficiente para el desarrollode esta actividad y está negociando cinco contratos de explotación minera con empresastrasnacionales, una de las cuales ya ha recibido licencia ambiental para la fase de explotación 17.11 CEDHU - FIDH, Intervención minera a gran escala en Ecuador y vulneración de derechos humanos: Caso CorrienteResources (Ecuador: Comisión Ecuménica de Derechos Humanos y Federación Internacional de Derechos Humanos,2010) 13-15.12 La división política administrativa del Ecuador divide al territorio en Provincias, a ellas en Cantones y a estos enparroquias urbanas y rurales. El Ecuador tiene 24 provincias, en varias de ellas se desarrollan proyectos de minería agran escala en fases de prospección y exploración.13 “Breve historia de la resistencia a la Minería en Intag, Ecuador” <http://www.sloth.gr.jp/S-chapter/MINING%20RESISTANCE%20IN%20JUNIN-SUMMARY_esp.pdf>; “Resistencia anti-minera en MoronaSantiago” <http://www.olca.cl/oca/ecuador/mineras54.htm>; “Minera no puede operar en Zamora” Diario La Hora, 29 demayo de 2007, sección País, edición digital <http://www.lahora.com.ec/index.php/noticias/show/575172/-1/Minera_no_puede_operar_en_Zamora.html>, (consultados el 10 de septiembre de 2011).14 El Mandato Constituyente No. 6, denominado “Mandato Minero” dispuso la reversión de concesiones mineras alEstado por varias causales, entre ellas la falta de consulta previa, libre e informada como derecho colectivo, porencontrarse en el Sistema Nacional de Áreas Protegidas, Bosques Protectores y sus zonas de amortiguamiento, asícomo en nacimientos y fuentes de agua, y aquellas que constituían acaparamiento de tierras hasta un máximo de trespor empresa y sus subsidiarias. Publicado en R.O. Suplemento No. 312 de 22 de abril de 2008.15 Proyectos estratégicos de minería: 1) Proyecto Fruta del Norte a cargo de la empresa Kinross-Aurelian en la provinciade Zamora Chinchipe: 2) Proyecto Mirador a cargo de la empresa Ecuacorriente S.A. (ECSA) en la provincia de ZamoraChinchipe; 3) Proyecto Panantza – San Carlos a cargo de la empresa Explorcobre S.A. (EXSA) en la provincia deMorona Santiago; 4) Proyecto Quimsacocha a cargo de la empresa Iamgold Ecuador S.A. en la provincia de Azuay; y 5)Proyecto Río Blanco a cargo de la empres San Luis Minerals S.A. (IMC) en la provincia de Azuay. Ministerio deRecursos Naturales no Renovables del Ecuador, “Proyectos Mineros Estratégicos” <http://bit.ly/nswzLa>, (consultado el15 de septiembre de 2011).16 Plan Nacional de Desarrollo Minero del Sector Minero 2011-2015 <http://bit.ly/PlanMinero2011-2015>, (consultado el10 de octubre de 2011).17 “Ecuacorrientes cerca de obtener permisos ambientales” Diario El Hoy, 6 de octubre de 2011, sección Hoynegocios,edición digital <http://www.hoy.com.ec/noticias-ecuador/ecuacorrientes-cerca-de-obtener-permisos-ambientales-505288.html>, (consultado el 10 de octubre de 2011).
  5. 5. De su parte, las comunidades indígenas y campesinas directamente impactadas siguen enmovilización y resistencia permanente, pese a la presión que ejerce el gobierno nacional, sea através del discurso del desarrollo en el que se acusa a las comunidades de primitivismo político y dequerer impedir la generación de recursos para el Presupuesto del Estado y por tanto el crecimientoeconómico del Ecuador18; e incluso a través de estrategias más directas como el uso delordenamiento jurídico penal para procesar los conflictos a través de la persecución ycriminalización de la población, a través de delitos como el terrorismo o el sabotaje19.Una mirada alternativa al desarrolloEl inicio de proyectos de minería metálica a gran escala en el Ecuador han generado y seguirángenerando procesos de movilización social y resistencia frente a los impactos potenciales, sociales yambientales, que conlleva. Esa tensión entre el gobierno y las comunidades indígenas y campesinasimpactadas tienen como fondo la discusión política sobre el desarrollo y el modelo propuesto.La Constitución Política del Ecuador de 2008 tiene disposiciones que deben ser analizadasintegralmente y más allá de su interpretación o aplicación jurídica. Así, garantizar los derechos dela naturaleza junto con los derechos humanos, individuales y colectivos, no sólo constituye deberineludible del Estado, sino que plantea la necesidad de construir una propuesta alternativa al actualmodelo de desarrollo basado en la extracción de recursos naturales como posibilidad delcrecimiento económico de la sociedad.El discurso del desarrollo sostenible, por tanto, no puede ser considerado alternativo, menos aúncrítico, pues no cuestiona la ideología del progreso, tan solo encubre con una fachada depreocupación ambiental la continuidad del modelo capitalista imperante, en que la naturaleza siguesiendo fuente de recursos naturales aunque se pretende preservar, con el avance técnico y científico,su aprovechamiento para las futuras generaciones.Así, el inicio de la minería a gran escala en Ecuador reafirma el discurso del desarrollo sostenible,su modificación respecto del proyecto neoliberal tiene relación sólo con la mayor participación delEstado en la renta que genera, pero en nada afecta incluso al modo en que se produce toda laactividad, pues esta ha sido delegada a empresas transnacionales privadas, responsablesglobalmente de los impactos más intensivos para diversos ecosistemas en que varias comunidadesrecrean sus vidas, comunidades que precisamente exigen transtitar hacia nuevas alternativas quegaranticen una vida integralmente digna, de los ecosistemas, las especies y los seres humanos queen ellos habitan.En definitiva, el gobierno nacional, pese a varias evidencias sobre salidas postextractivistas(reconocimiento constitucional de los derechos de la naturaleza o del sumak kawsay comopropuesta alternativa de desarrollo, e incluso la intención de mantener el petróleo bajo tierra acambio de una compensación económica internacional concretada en la propuesta Yasuní-ITT),insiste en ampliar la frontera extractiva, en este caso la minera, evidenciando una profundización dela dependencia del Ecuador en la explotación de recursos naturales.18 “Presidente Correa defiende minería responsable” Ecuadorinmediato.com, 25 de septiembre de 2009, edición digital<http://bit.ly/rhESn3>; “Presidente Correa afirma que el Gobierno no acepta plazos de nadie” Ecuadorinmediato.com, 11de diciembre de 2009, Edición digital <http://bit.ly/n6AwEt>; “La Minería” Ministerio de Recursos Naturales noRenivables <http://bit.ly/rgTbeb>; (consultados el 10 de octubre de 2011).19 Francisco Hurtado, “Análisis sobre la criminalización actual en Ecuador” (Ecuador: Observatorio de DerechosColectivos del Centro de Derecjos Económicos y Sociales – CDES y Oxfam, 2011)<http://observatorio.cdes.org.ec/analisis/documentos-de-analisis.html>, (consultado el 10 de octubre de 2011)

×