La Isla de Coiba entre luces y sombrasLa colonia penal que estuvo en la isla por 74 años permitió conservar casi intactas ...
2         Para oír el audio de la canción y la interpretación en vivo de R. Blades, así como la explicación del         pr...
3                             http://www.picsfrom.com/oneadmin/photogallery/Penal-Coiba-Panama/59/59/1551/0/Yes.htmlEl tra...
4                                  Campamento El María, Playa María, Isla Coiba, Panamá.                                  ...
5Para descubrir a aquellos que habían estado libando, los custodios mandaban al preso a correr una cortadistancia de ida y...
6                                       Juego. Las olas causadas por cualquier embarcación son aprovechadas por losdelfine...
7                                         http://www.bigtravelweb.com/panama-coiba-santa-catalina.htm“La casa blanca” tení...
8                                        http://www.bigtravelweb.com/images/panama-coiba-graffiti-l.jpgUn ‘talento’ de Coi...
9Regresó dos años después a Coiba, cuando estaban los especialistas de la Agencia Española deCooperación Internacional. Fu...
10masacre segura. Según Rosa Cárdenas, ex directora Nacional de Corrección, entidad antecesora de laactual Dirección Nacio...
11                                      La 12 de octubre. Era uno de los 23 campamentos que hubo en el penal. Hoy albergal...
12“Tradicionalmente el PNC se ha conocido por su penal, que es historia negra, y no quieren recordarlo,porque el gran atra...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Isla Coiba entre luces y sombras

2,522

Published on

Panorámica histórica de la Isla de Coiba en Panamá, antiguo penal hoy convertido en un centro turístico, reserva ecológica y base aeronaval de control de tráficos ilícitos.

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
2,522
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
15
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Transcript of "Isla Coiba entre luces y sombras"

  1. 1. La Isla de Coiba entre luces y sombrasLa colonia penal que estuvo en la isla por 74 años permitió conservar casi intactas sus riquezasnaturales.Coiba: un oscuro pasado y un futuro promisorio. José Somarriba Hernández, La Prensa, Panamá,domingo 13 de julio de 2008http://www.maestravida.com/coiba.html“...Es el lamento del cazanguero en Coiba de madrugá’/ Apúrate Chino Juan, que a la fila llaman ya,dice el guardia que esta vez no, no te quedes tan atrás…/Haga sol o llueva fuerte a la siembra hay quecuidar, que no venga la cazanga tu esfuerzo a malograr...”. (El Cazanguero, Rubén Blades)Parte de la historia de Coiba como colonia penal, por 74 años, está descrita en El Cazanguero, canciónde Rubén Blades que empezó a escucharse en 1975. El tema describe quiénes eran los cazangueros1,algunos de los castigos a los que eran sometidos los reos que infringían las reglas y la tristeza que1 Los cazangueros eran las personas encargadas en espantar las cazangas en Coiba; cazanga era el término que se le daba a las aves que se alimentaban delos siembros o cultivos. Material didáctico. Recopilado por Briseida Allard O., Universidad de Panamá, 2011.
  2. 2. 2 Para oír el audio de la canción y la interpretación en vivo de R. Blades, así como la explicación del propio cantautor sobre el origen de la misma, clique en los enlaces: http://youtu.be/NtsS07mOHIw, http://youtu.be/NaH30VtI5E0, http://youtu.be/ISyZr1rnk58significaba la lejanía de sus familias, con la incertidumbre y el temor del ataque de un enemigo, en unsistema penal abierto como el de Coiba.Aunque el principal valor de la isla está en sus riquezas naturales, también es importante su historia y lade los reos que albergó, las anécdotas de aquellos que pagaron largas condenas por ir en contra de lasleyes y el derecho ajeno.El viaje en la Tango-02“Cuando gritaban en La Modelo [la cárcel] „viene la tembladera‟, ese era el anuncio del viaje yempezaba el terror [...]: muchos presos pensaban en una muerte segura por poderse encontrar con unenemigo. Otros decían que Coiba era libertad, pues tenían un plan de fuga”, cuenta Narciso Bastidas,ex recluso de la isla. En ruinas. Las celdas, kioscos y comedores de todos los campamentos están enabandono, pero con el nuevo plan de manejo del parque se buscará preservar la historia a través de un centro de exhibición.El traslado de los presos a Coiba, explica Rosa Cárdenas, ex directora Nacional de Corrección, se hacíanormalmente por medio de la barcaza del Servicio Marítimo Nacional Tango-02, que era una de dosembarcaciones donadas por los Estados Unidos (EU) para tal fin.Esos barcos -o bachas, como también se les llamaba- prestaron servicio en el ejército de EU durante laSegunda Guerra Mundial y fueron retiradas en 1945.El trayecto iniciaba por vía terrestre hasta Puerto Mutis, en Veraguas, y de allí, por la desembocaduradel río San Pedro y el Golfo de Montijo, hasta Coiba. Material didáctico. Recopilado por Briseida Allard O., Universidad de Panamá, 2011
  3. 3. 3 http://www.picsfrom.com/oneadmin/photogallery/Penal-Coiba-Panama/59/59/1551/0/Yes.htmlEl tramo marino, con una carga de entre 70 y 110 reclusos, duraba unas ocho horas con buen tiempo yhasta 11 y media horas cuando el clima se complicaba.No faltaba quien emprendiera el viaje de regreso por su cuenta. Las evasiones en Coiba eran enimprovisados botes de tucas de balso, atados con alambre de púas.Primero, los presos huían a la montaña por unos días, con algunas provisiones hurtadas previamente.Ahí cortaban la madera y el alambre -dejando los potreros sin cerca- y, una vez preparada la“embarcación”, se hacían a la mar.Torturas y CastigosLuis Lasso, quien fue encargado civil del penal por tres años, entre 1992 y 1995, recuerda que en cadacampamento había entre 30 y 35 reclusos. Pero en el denominado La Central, que era el más grande,siempre se manejaba una cifra de entre 110 y 120.“En [el campamento] El Machete había vestigios de torturas a reos. Encontramos huecos en la tierra yse comprobó que ahí enterraban hasta el cuello a los alzados de las fenecidas Fuerzas de Defensa que,el 16 de marzo y el 3 de octubre de 1989, intentaron derrocar a Manuel Antonio Noriega”, explicaLasso, y añade que el penal de Coiba era parecido a un campo de concentración. Material didáctico. Recopilado por Briseida Allard O., Universidad de Panamá, 2011
  4. 4. 4 Campamento El María, Playa María, Isla Coiba, Panamá. http://searunner.sv-timemachine.net/page/12/?tag=TimeMachine+doings“... ¿Cuántas latas de cascajo hay de aquí hasta Catival?”, se pregunta Blades en su canción.“El cascajo, que en Coiba hay por todos lados, era usado para tapar los huecos de los caminos, pararellenar terrenos o en la construcción”, detalló Luis Lasso.Según Bastidas, el ex recluso, los militares castigaban a los reos con golpes de manguera o palo, o losponían a cargar cascajo en latas de aceite de cinco galones desde la playa hasta La Central o hasta elcampamento de Catival -distante unos cinco kilómetros-. “A veces eran 40 ó 50 latas, era algo brutal”,sentencia.Con la llegada de la democracia -tras la invasión de EU a Panamá en 1989- los palazos y manguerazosquedaron atrás, pero se seguía castigando con cargas de latas de cascajo.El ex funcionario asegura que, pese a los castigos, algunos reclusos evadían el trabajo. Aun así, siemprese buscaba la forma de darles oficio para evitar el ocio.Antidopaje coibeño“Cuando los reos no tenían nada que hacer inventaban fermentar agua de pipa. Destapaban un coco,vertían azúcar dentro, lo volvían a tapar y lo colocaban en la misma palma de donde lo habían tomado.A veces lo enterraban”, relata Lasso.Con este procedimiento, los reclusos conseguían una bebida alcohólica. Material didáctico. Recopilado por Briseida Allard O., Universidad de Panamá, 2011
  5. 5. 5Para descubrir a aquellos que habían estado libando, los custodios mandaban al preso a correr una cortadistancia de ida y vuelta. Antes de llegar al final del recorrido, le ordenaban contener la respiración ycuando finalmente exhalaba, el aliento a licor lo delataba. “Ese era el antidopaje coibeño”, cuentaorgulloso Lasso.Pero no todo era libar clandestinamente e intentar escapar. Cuentan quienes vivieron o trabajaronen el penal de Coiba, que la mayoría de los reos tenía perros, que ayudaban a sus amos en lacacería o la ganadería, o sólo eran compañeros en la soledad de la prisión. El Edén. Coiba fue declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco,gracias a la riqueza de su flora y fauna.A simple vista, parece que hoy ya no quedan perros en la isla, pero en otro tiempo, un interno llamadoPapeto era famoso por sus 30 ó 40 canes, que lo acompañaban a todos lados. En algunas ocasiones enLa Central se escuchaba a lo lejos los incontables ladridos y todos -reclusos y custodios- sabían, sinhaberlo visto, quién se acercaba por el camino.Trabajo arduoEn la calle o en barrios populares de la capital, a fines de la década de 1970 e inicios de la de 1980, seescuchaba: “Ey, ese man es hachero”, para decir que una persona era valiente, osada y ágil.La palabra salió de Coiba, era el nombre dado a quienes cortaban tucas de madera (árboles) con hachas.El trabajo arduo y las herramientas eran el gimnasio de la penitenciaría.También estaban los cazangueros, que eran los reclusos que ahuyentaban a la cazanga -ave trepadorade la familia de los loros, de color verde, con cabeza y pescuezo azul, pico y patas negras- que acababa,cual plaga, con cualquier siembra que hallara a su paso.“La cazanga bajaba de la montaña por miles, bien de madrugada, y los cazangueros tenían queespantarlas sonando latas de aceite vacías y gritando. A veces los ponían a hacer muñecos con formashumanas para ganarle la batalla a los pájaros”, explica Bastidas. Material didáctico. Recopilado por Briseida Allard O., Universidad de Panamá, 2011
  6. 6. 6 Juego. Las olas causadas por cualquier embarcación son aprovechadas por losdelfines. En los límites del parque normalmente se aprecian dos especies: nariz pico de botella y moteados.Cocinero de la ‘casa blanca’Ubicada en La Central, “la casa blanca” era la residencia en que trabajaban y dormían algunosfuncionarios civiles en Coiba.Aún hoy la estructura conserva sus dos plantas, con dos oficinas, cocina, comedor, cinco recámarasamplias y tres baños. Sin embargo, su color es ahora gris, con algunos restos del blanco que le dionombre, y presenta un avanzado deterioro por falta de mantenimiento. Muelle de madera en el campamento “Central” de la extinta colonia penal de Coiba http://topofilia.net/coloquio09aviles-ramos.html Material didáctico. Recopilado por Briseida Allard O., Universidad de Panamá, 2011
  7. 7. 7 http://www.bigtravelweb.com/panama-coiba-santa-catalina.htm“La casa blanca” tenía un cocinero al que muchos de sus comensales no olvidaron. Phillip -quien pidióque no se publicara su apellido-, pagó 30 meses de una condena de 40 en Coiba por un caso de drogas.Ex corneta de la Banda de Guerra de las antiguas Fuerzas de Defensa, es hoy agente de seguridad, perotodavía recuerda cómo llevó sus dotes en el arte culinario a la excelencia.“Yo sabía cocinar, aprendí en la calle, pero en Coiba me perfeccioné. Me hice experto en mariscos ycocinaba cazón con crema de maíz, langostas, langostinos, lo que me trajeran del mar”, relata.Phillip quedó libre gracias a un indulto, pero la alegría que sintió al enterarse se mezcló con la tristeza.“No sabía qué iba a encontrar, pero ya pasó y ahora rehíce mi vida”.Al final, la canción de Blades resume lo que es la estadía en cualquier prisión, y Coiba, con toda subelleza y encanto, no se escapa de la descripción: “la tristeza de todo preso es no obtener la libertad [...]un consejo allá en el monte aprendan a resbalar...”. Material didáctico. Recopilado por Briseida Allard O., Universidad de Panamá, 2011
  8. 8. 8 http://www.bigtravelweb.com/images/panama-coiba-graffiti-l.jpgUn ‘talento’ de Coiba aparece en las pantallasLa vida de los reclusos no era fácil. Todos debían ganarse la vida en alguna labor agrícola, ganadera,como cocineros, entre otros trabajos. Ese encanto que genera la isla más grande del Pacíficocentroamericano, hoy convertida en parque nacional, quiso que Narciso Bastidas, mejor conocido comoMali Mali, regresara como guardaparques después de cumplir una condena de 11 años y 6 meses. Mali,como abreviadamente le llaman, nació en Sasardí, Mulatupu, en la comarca Kuna Yala. Explicó quefue condenado a 17 años por complicidad en un homicidio, pero por su buen comportamiento lobeneficiaron con la rebaja a una tercera parte de esa sentencia -5 años y medio-, por lo que salió en1998.“En 1987, cuando me mandaron a Coiba, trabajaba de panadero en La Modelo, y pesaba 180 libras. Enun mes de estar en la isla, comentó, ya pesaba 130 libras. Trabajaba de machetero de 6:00 a.m. a 6:00p.m., para sembrar, para hacer trochas, para limpiar, para todo. Era tirar machete y machete. Unpaisano me vio tiempo después y me dijo: pareces mali mali, que en nuestra lengua significa purohueso”, recuerda entre risas. Material didáctico. Recopilado por Briseida Allard O., Universidad de Panamá, 2011
  9. 9. 9Regresó dos años después a Coiba, cuando estaban los especialistas de la Agencia Española deCooperación Internacional. Fue contratado como guía y botero, y ahora trabaja como guardaparquescon la Autoridad Nacional del Ambiente. El ex reo fue contactado por estudiantes de la Universidad deAlicante, España, quienes hicieron un documental llamado Caín en el paraíso, que luego ganó elprimer premio en un festival de cine en Alemania. También la cadena de deportes ESPN lo contratócomo guía para un documental de pesca deportiva en Coiba. Mali ahora piensa escribir un libro con susvivencias. Campamento “Central” de la extinta colonia penal de Coiba http://topofilia.net/coloquio09aviles-ramos.htmlMuros de agua en una prisión de 74 añosEn 1912, el entonces presidente de la República, Belisario Porras, destina la isla de Coiba como coloniapenal. Sin embargo, no es hasta 1920 cuando se ordena el traslado de reclusos al lugar.Es precisamente el hecho de haber sido cárcel durante 74 años, lo que permitió a la isla mantener suencanto, su misterio y casi un 90% de sus selvas vírgenes. Regularmente, los internos eran enviados aCoiba desde la Cárcel Modelo, en la capital; la Cárcel Pública de Santiago, en Veraguas, y la CárcelPública de David, en Chiriquí.Poco a poco, en el penal se establecieron campamentos para albergar a los reos que llegaban desde lascárceles de tierra firme. Llegaron a ser 23, pues por motivos de espacio y seguridad no todos podíanquedarse en el Campamento Central. Incluso, uno de esos campamentos estaba en Jicarón, una isla alsur de Coiba.Las bandas a las que pertenecían los reos impedían instalar a miembros de “Los Hijos de Dios” con“Los Chukys”, o a integrantes de los “Tiny Toon” junto a “Los Perros de San Joaquín”, pues sería una Material didáctico. Recopilado por Briseida Allard O., Universidad de Panamá, 2011
  10. 10. 10masacre segura. Según Rosa Cárdenas, ex directora Nacional de Corrección, entidad antecesora de laactual Dirección Nacional del Sistema Penitenciario, los presos condenados eran los únicos candidatosa ser trasladados. Oficialmente, los últimos cinco detenidos salieron de la isla el 27 de agosto de 1994,detalló Cárdenas.Último preso en salir de Coiba revela su historiaKelyneth Pérez, jueves, 29 de diciembre de 2011http://www.tvn-2.com/noticias/noticias_detalle.asp?id_news=65803&categoria_news=Nacionales&utm_source=TVN+Noticias&utm_medium=TVN-2.comEn la antigua isla penal de Coiba, que ahora es un sitio turístico, se vivieron muchas torturas y muertesque aún no están claras.Al crearse el parque nacional Coiba, unos 20 reclusos se quedaron trabajando en un proyecto ganadero,Margarito Flores es uno de ellos, y a pesar de lo que ahí ocurría, sigue trabajando en la isla.La cárcel en la isla Coiba, cerró oficialmente el 29 de diciembre del 2009. Margarito Flores pasó aformar parte de la historia, al convertirse en el último preso en salir de la cárcel. Flores pagó unacondena de 17 años por homicidio. Asegura que los fantasmas del pasado aún están en la isla.Se pudo conocer que la Fiscalía Auxiliar realizará una inspección a la tumba del dirigente políticoFloyd Britton, ubicada en el cementerio de El Marañón en la isla de Coiba. Britton murió luego de unafuerte golpiza que recibió dentro de la celda.Aún intacto se mantiene el pabellón 1919, llamado así porque fue construido por el entonces Presidentede la República Belisario Porras en el año 1919. A pesar de los años, en la entrada del pabellón 1919 semantiene intacta la placa que develaron en aquel entonces. Este pabellón será el único en serconservado porque es el más visitado por los turistas.Una nueva cara para CoibaAl igual que “la casa blanca”, muchas de las edificaciones de Coiba se encuentran hoy en estadoruinoso. Celdas, oficinas, kioscos y comedores, en La Central y en Punta Damas, muestran que el pasode los años no ha sido en vano. Material didáctico. Recopilado por Briseida Allard O., Universidad de Panamá, 2011
  11. 11. 11 La 12 de octubre. Era uno de los 23 campamentos que hubo en el penal. Hoy albergala estación de la Anam y los seis dormitorios para visitantes. Allí laboran unos 14 guardaparques que hacen turnos de 15días.Un policía de servicio en el lugar asegura que lo mismo sucede en otros campamentos de la isla. Pero elpanorama podría cambiar. Autoridades, organizaciones científicas y ecológicas planean actualmenteuna nueva estrategia para el Parque Nacional Coiba (PNC).Aunque los detalles no están totalmente definidos aún, se espera que para finales de este año estécompleto, e incluya nuevas facilidades para científicos y turistas, así como el desarrollo de un plan depesquería artesanal, entre otros aspectos, explicó Edgar Araúz, de la Dirección de Áreas Protegidas dela Autoridad Nacional del Ambiente (Anam).Como parte de las reuniones que se llevan a cabo para afinar el plan, entre el 18 y el 20 de junio sereunió el Consejo Directivo del PNC, el Comité Científico y el Comité de Manejo Especial de la zonade protección marina, en el barco Proteus de la Fundación MarViva.“Dentro del plan de manejo hay establecidas zonas de protección absoluta, en las que no se permiteningún tipo de actividad, ni siquiera la investigación científica”, manifestó Araúz, aunque aclaró que síhabrá sitios de uso intensivo o extensivo, como estructuras turísticas de bajo impacto y áreas de buceo.Además se permitirá la pesca de cherna y pargo. Potrero sin límites. El deterioro de las cercas provocó que las más de dos mil cabezasde ganado, que se cree hay actualmente, vaguen por la isla sin más barrera que el mar.El biólogo marino del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales y coordinador del plan demanejo del PNC, Juan Maté, informó que parte del proyecto lo adelanta la Asociación Nacional para laConservación de la Naturaleza (Ancon), con capacitación para microempresarios, boteros, guías ypersonal de restaurantes, además de la preparación de senderos en tierra firme y en el parque. Material didáctico. Recopilado por Briseida Allard O., Universidad de Panamá, 2011
  12. 12. 12“Tradicionalmente el PNC se ha conocido por su penal, que es historia negra, y no quieren recordarlo,porque el gran atractivo siempre ha sido su belleza natural, escénica, las especies únicas del parque.Pero queremos revivir la parte histórica y cultural, que es muy valiosa”, afirmó Maté.De acuerdo con el experto, menos de 2% de las zonas terrestres es lo que se pretende desarrollar paraturismo, y son sectores ya intervenidos que se usaron como parte de los campamentos del penal, esdecir, no se permitirá ningún desarrollo en áreas vírgenes.Ya se tienen cuatro puntos identificados para las estructuras turísticas y de control de seguridad: en elcampamento de Bahía Damas, en las islas Uva y Jicarón, y en una de las islas Contreras.De momento, las investigaciones relacionadas con el plan se realizan con un fondo de 200 mil dólares,donado por distintas organizaciones nacionales e internacionales, y participan, además de la Anam, elInstituto Smithsonian, la fundación MarViva, la Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá, elMinisterio de Gobierno y Justicia, la Universidad de Panamá, la Secretaría Nacional de Ciencia yTecnología, entre otras entidades.Nueva base aeronaval en CoibaKelyneth Pérez, TVN, jueves, 29 de diciembre de 2011La isla Coiba no sólo será turística, ahora tendrá una base aeronaval, que contará con variasunidades para combatir el narcotráfico y la pesca ilegal. Para ello, las antiguas instalaciones de lacárcel de la isla Coiba fueron remodeladas.La base aeronaval cuenta con dos celdas preventivas. En el pasado, una de ellas fue el pabellón decastigo donde los detenidos pasaban días sufriendo torturas. La estructura fue conservada en sutotalidad, incluso en las paredes aún se observan los “grafitis” de aquéllos internos que pasaronaños en Coiba.La estación aeronaval de la isla Coiba contará con tres etapas. La primera de ellas ya fueinaugurada. La segunda será la construcción de un muelle y la tercera, la construcción de una pistade aterrizaje y hangares. Material didáctico. Recopilado por Briseida Allard O., Universidad de Panamá, 2011

×