Precisiones historia sociales

4,529 views

Published on

0 Comments
3 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
4,529
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
457
Actions
Shares
0
Downloads
46
Comments
0
Likes
3
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Precisiones historia sociales

  1. 1. PRECISIONES PARA LA ENSEÑANZA‐APRENDIZAJE DE HISTORIA Y  CIENCIAS SOCIALES  En  el primer año de la asignatura de Ciencias Sociales  se busca que el estudiantado tenga un conocimiento  general  de  la  historia  mundial,  para  comprender  su  incidencia  en  la  actualidad, evidenciando  que  los  acontecimientos  se  deben  analizar  como  procesos  históricos,  que obedecen  a  múltiples  causas  y  a  la  participación  de  actores  sociales  cuya  interrelación determina  el  curso  de  los  sucesos  y  sus  consecuencias.  Además  se  busca  que  el  alumnado pueda  ubicar  los  procesos  históricos  más  significativos  de  América  en  ese  vasto  campo  de conocimientos  que  constituye  la  historia  mundial,  con  el  fin  de  que  pueda  comprender  su realidad actual.  Se  parte  de  la  consideración  de  que  la  concreción  del  currículo  educativo  se  genera fundamentalmente en el aula pero en relación con el contexto y las necesidades del estudiante. Los  principales  actores  en  el  proceso  de  enseñanza  y  aprendizaje  son  los  docentes  y  el estudiantado.  Las habilidades del docente se centran sobre todo en dos áreas o dimensiones: la primera es el alto dominio del área o asignatura que le corresponde y la segunda es el dominio del docente como profesional, es decir, su capacidad de propiciar el proceso de aprendizaje (dominio de la gestión  didáctica  y  pedagógica)  y  su  acción  mediadora.  La  combinación  de  estas  dos dimensiones  facilita  la  puesta  en  marcha  de  las  metodologías  que  guíen  el  desarrollo  del currículo. Se necesita un docente investigador, que sea capaz de indagar en fuentes diversas: libros, medios de comunicación, expresiones populares, manifestaciones artísticas, etc; con el fin  de  cruzar  miradas,  voces,  lecturas  desde  varias  perspectivas  para  desarrollar  en  el estudiante la capacidad de interpretación, comprensión de su realidad, y de  tomar decisiones. Las  y  los  maestros  son  quienes  mejor  conocen  el  medio  educativo  en  el  que  trabajan  y  es necesario que se reflexione continuamente sobre las adaptaciones que se crea necesarias para mejorar su metodología y el currículo.  La comprensión de la Historia y Ciencias Sociales como un camino que ayuda a intervenir en el presente,  y  que  permite  ampliar  las  perspectivas  de  cómo  se  percibe  la  realidad  personal  y colectiva,  nacional  y  mundial,  es  un  principio  de  motivación.  Se  puede  potenciar el  gusto  por aprender como una opción de crecimiento personal, más allá de la utilidad práctica que tiene la educación. El profesor y la profesora, mediante su planificación, toman decisiones, adaptan con criterio los objetivos,  los  contenidos,  los  procedimientos  que  crean  necesarios  y  adecuados  al  grupo  de estudiantes con quienes trabajan y se relacionan. Resulta indispensable que el trabajo diario en el aula sea participativo, basado en el análisis de problemas desde diferentes perspectivas y de manera argumentada. Por ello se sugiere implementar las siguientes guías de acción: Concepción  de  aprendizaje  significativo:  El  docente  debe  tener  en  cuenta  los  saberes  y experiencias previas que el estudiantado posee sobre las temáticas que se van a estudiar, para  1  
  2. 2. activar  esos  conocimientos  y  reflexionar  sobre  ellos.  En  muchas  ocasiones,  la  nueva información  puede  entrar  en  contradicción  con  lo  que  cada  estudiante  conoce, por  lo  que es importante  la  intervención  del  docente  para  acompañar  y  propiciar  el  proceso  en  que  los esquemas  de  conocimiento  del  estudiantado  se  modifican.  Las  actitudes  y  la  forma  de interpretar  los  contenidos  de  la  asignatura  por  parte  del  docente  acercan  al  estudiantado  a detectar problemas interesantes, plantear preguntas y retarlos a buscar soluciones, siguiendo un método de estudio. Es importante considerar que los niveles de complejidad de los nuevos contenidos  que  se  van  incorporando  deben  guardar  relación  con  el  nivel  y  edad  del  grupo. Además, estos contenidos necesitan estar relacionados al contexto y a la cultura del estudiante con el fin de que su análisis le ofrezca respuestas a inquietudes y necesidades cotidianas.  Metodología participativa: Está enfocada al entendimiento de la enseñanza‐aprendizaje como un  proceso  de  interacción  social,  en  la  que  se  da  una  participación  activa  tanto  del  docente como del estudiantado (Mercer: 1997), en la construción y comprensión del conocimiento. Se trata de que asuman un rol de agentes activos y sean partícipes del proceso educativo en lugar de  ser  simples  receptores  pasivos.  Esta  pedagogía  transformadora  pretende  que  los conocimientos  se  construyan  conjuntamente  no  solo  entre  docente‐estudiante,  sino  también entre estudiante‐estudiante, porque “quien enseña aprende al enseñar y quien aprende enseña al aprender” (Freire, 2006: 25), y tiene las siguientes características:  ‐ Cooperativa y grupal: que favorezca la interacción y cooperación entre el grupo, para propiciar debates  cognitivos,  espacios  para  confrontar  y  argumentar  distintos  puntos  de  vista,  y  la propuesta de alternativas que contribuyan a la formación de alumnas y alumnos propositivos.  ‐  Comunicación  horizontal:  busca  construir  relaciones  equitativas  e  igualitarias  entre  los diversos  sujetos  que  intervienen  en  el  proceso  de  enseñanza‐aprendizaje,  contribuyendo  a romper jerarquías y propiciando un mejor intercambio de opiniones para la búsqueda conjunta de  acciones  y  reflexiones  que  lleven  a  transformar  la  realidad  (Freire,  1991:  99‐104).  En  este proceso comunicativo es importante la forma de organizar, argumentar y fundamentar las ideas de manera oral y escrita para dialogar y debatir con apertura y tolerancia. Por ello, son campos de  acción  específica  que  deben  estar  incluidos  en  los  métodos  del  proceso  educativo  para reforzar  la  concientización  del  respeto  hacia  otros  puntos  de  vista,  saber  escuchar  las  ideas ajenas y rebatir desde el diálogo aquello con lo que se está en desacuerdo. ‐ Motivadora: está encaminada al uso de distintas estrategias que fomenten la participación del estudiantado  y  así  enfrentar  la  desmotivación  por  el  estudio,  que  constituye  una  realidad presente  en  buena  parte  de  la  juventud  sobre  todo  hacia  las  materias  de  contenido humanístico. Sería importante encaminar la motivación a la capacidad que posee cada alumno y alumna de usar el conocimiento como una forma de búsqueda de propuestas y posibilidades, para intervenir en una realidad que no es inmutable y única. ‐ Organización del tiempo: La planificación temporal de la programación de la asignatura debe adaptarse a los procesos y ritmos de aprendizaje del grupo y, además, debe tener en cuenta las horas estimadas para el desarrollo del currículo (ver bloques curriculares), permitiéndose cierta  2  
  3. 3. flexibilidad para la programación de otras actividades que resulten pertinentes para los temas propuestos.  ‐  Atención  a  la  diversidad:  El  documento  del  BGU  (2011:  45)  enmarca  la  diversidad  en  los siguientes niveles:  a. Diversidad  social,  cultural  e  individual:  contribuye  a  esto  el  diseño  de  la  optatividad de partes del currículo.  b. Diversidad  de  necesidades  específicas  de  aprendizaje  presente  en  el  aula.  Proporcionar  los  recursos  didácticos  que  puedan  personalizar  el  aprendizaje;  recursos  como  los  tecnológicos,  la  organización  variada  del  trabajo,  una  estructura flexible y optativa del currículo, y también como:  ● Ayudas y asesorías pedagógicas a través de tutorías personales.  ● Agrupamientos flexibles, metas diferenciadas de acuerdo a capacidades y  posibilidades de los estudiantes del aula.  Durante el desarrollo de la asignatura de Historia y Ciencias Sociales, el hecho de atender a la diversidad en el aula implica, para el docente, saber hacia quiénes se proyecta la programación (plan  anual,  trimestral,  unidades,  etc.),  el  número  de  alumnos  y  alumnas  por  clase  y  las singularidades que existen dentro del grupo. Por tanto, atender a la diversidad no es solamente brindar  una  atención  específica  a  estudiantes  con  dificultades  o  cualidades  especiales  para  el aprendizaje  y  la  socialización  de  Historia  y  las  Ciencias  Sociales.  Todos  los  estudiantes  son susceptibles de ser considerados dentro de las estrategias en torno a la diversidad, puesto que cada uno es el resultado individualizado de un contexto psicológico y social. En este sentido, la tarea del docente se sitúa en la adaptación del currículo o unidades didácticas de acuerdo a las características  y  peculiaridades  del  grupo.  Es  por  ello  necesario,  durante  todo  el  proceso  de enseñanza‐aprendizaje  de  la  asignatura,  atender  a  la  diversidad  desde  el  inicio  hasta  la evaluación a través de un currículo abierto, flexible y basado en la interacción social, en que el docente  cumple  un  papel  importante  al  ser  quien  propone  las  unidades  didácticas,  partiendo de  la  motivación  y  el  uso  de  diversas  estrategias  que  permitan  atender  los  casos  especiales desde la inclusión, de manera que ningún alumno o alumna se quede al margen del proceso de enseñanza.  La  diversidad  debe  presentarse  entonces  como  una  oportunidad  educativa, estableciendo  estrategias  y  medidas  que  permitan  reforzar  algunas  competencias  y  valores, como la no exclusión.  Asimismo,  el  docente  y  el  centro  educativo  han  de  considerar  las  particularidades  del  grupo humano  con  el  cual  trabajan  e  interactúan.  Por  ejemplo:  estudiantado  con  necesidades  que requieran  atención  específica  ya  sea  por  insuficiencia  visual,  dificultades  de  aprendizaje  o necesidades  de  compensación  educativa;  estudiantado  que  se  incorpora  tarde  al  curso; estudiantado  con  altas  capacidades  intelectuales;  estudiantado  que  no  ha  promocionado  el curso  anterior;  estudiantado  con  características  particulares  como  una  excesiva  introversión que puede dificultar su capacidad de comunicación, etc. De esta manera, se contribuirá a que en el aula se logre el objetivo de vivir una sociedad no excluyente.  3  
  4. 4. Propuesta de actividades variadas: En la planificación docente, es un elemento esencial para la consecución  de objetivos y asimilación de contenidos el desarrollo de actividades de diversos tipos, que respondan a criterios tales como: * La articulación entre objetivos, contenidos y destrezas con criterios de desempeño. * Una motivación inicial para cada bloque y temas de contenidos y sus actividades. * El empleo de las nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC). * La previsión del tiempo para su realización. Entre las actividades variadas se sugiere realizar las siguientes: ‐ Actividades de investigación: Es necesario que el docente pueda orientar al estudiante en la elaboración  de  trabajos  de  investigación  (proyectos,  monografías,  ensayos,  estudios  de  caso, resúmenes,  etc.),  en  los  cuales  se  apliquen  los  pasos  del  método  científico  de  las  Ciencias Sociales  para  enfrentarse  a  un  problema  y  recoger  información  de  textos  diversos:  fuentes primarias,  noticias,  artículos  de  análisis,  expresiones  populares,  manifestaciones  artísticas, entre otros; cuyo análisis le permita responder a múltiples inquietudes. Este tipo de actividades contribuye  a  que  el  estudiantado  adquiera,  de  forma  práctica,  una  metodología  de  trabajo científico para fortalecer su capacidad de indagación y análisis. ‐  Actividades  para  desarrollar  la  comprensión  lectora:  El  docente  estimulará  al  estudiantado para  fomentar  el  hábito  de  lectura,  a  través  de  diversos  tipos  de  texto,    porque  la  lectura comprensiva constituye una actividad que implica una alta competencia intelectual y necesaria para cualquier ámbito de la formación personal y profesional del estudiantado.  ‐ Actividades de expresión oral y escrita: El docente propondrá la realización de distintos tipos de acciones (redacciones para ampliación de temas, debates, foros, coloquios, mesas redondas, etc.)  que  le  permitan  al  estudiantado  desarrollar  habilidades  de  comunicación  oral  y  escrita para exponer argumentos de manera ordenada y fundamentada  . ‐  Actividades  de  consolidación:  Están  orientadas  a  reforzar  la  asimilación  y  uso  de  los contenidos  de  la  asignatura  a  través  de  la  elaboración  de  murales,  portafolio,  desarrollo  de esquemas,  mapas  conceptuales,  visitas  a  museos,  exposiciones,  elaboración  y  análisis  de gráficos, mapas e imágenes, video fórum, juego de roles, etc. Sentido  de  la  evaluación:  La  evaluación  educativa  es  un  proceso  continuo,  enfocado  en  la valoración del nivel de la consecución de objetivos y destrezas de desempeño propuestas para el  estudiantado.  Es  un  proceso  que  brinda  información  sobre  el  transcurso  de  la  tarea educativa:  mediante  la  evaluación  se  comprueba  su  eficacia  y  se  pueden  establecer correcciones  a  la  acción  del  docente  y  a  la  respuesta  del  estudiantado.  Se  valora  tanto  el aprendizaje de los estudiantes como el proceso de enseñanza en sí. Es importante considerar que evaluar no es “calificar”, por lo que la evaluación no debe estar limitada a la realización de trabajos escritos o al tradicional examen al que los estudiantes se acercan con temor al final de cada  unidad  o  tema.  Por  tanto,  la  evaluación  debe  transformarse  en  un  constante  diálogo,  4  
  5. 5. mediante  el  cual  se  construye  un  espacio  en  el  que  alumnos  y  docentes  tratan  de  dar  una explicación ecuánime a los contenidos que se estudian, aclarar dudas y generar otras, plantear hipótesis  o  buscar  soluciones.  Cuando  la  evaluación  se  vuelve  un  espacio  para  preguntarse constantemente  los  por  qué,  los  cómo  y  los  para  qué,  puede  posibilitar  un  aprender permanente. La evaluación debe huir de las consideraciones y paradigmas actuales del éxito y el fracaso: en su lugar, el éxito deberá ser considerado como el esfuerzo personal y grupal de los  actores  que  intervienen  en  el  proceso  educativo.  En  este  sentido,  la  evaluación  debe trascender el ser un espacio de memorización, de copia textual, de mera síntesis, y convertirse en  la  posibilidad  para  que  el  estudiantado  pueda  explicar,  preguntar,  investigar,  interpretar  y dar puntos de vista con argumentación. Abordaje de los bloques curriculares: Los cinco bloques curriculares que abarca la asignatura cubren  el período  que va desde la etapa neolítica hasta la contemporánea,  y en cada  uno de ellos se enfatiza el análisis de los procesos más significativos a nivel mundial, sin perder de vista el  carácter  de  unidad  que  conforman  en  el  tiempo  histórico.  Con  este  planteamiento  se pretende aproximar al estudiantado a situar, espacial y temporalmente, los procesos así como a analizar  las  interconexiones  que  existen  en  ellos,  para  que  tenga  un  conocimiento  más complejo y profundo de los temas que ya abordaron en noveno y décimo años de la EGB.  En  este  sentido,  la  historia  del  mundo  del  primer  año  del  Bachillerato  está  planteada  para complementar los contenidos de la EGB, por lo que se ha considerado conveniente el estudio significativo de los principales procesos de la historia de la humanidad. Por ello, es importante que  el  docente  tenga  claro  dos  cuestiones  fundamentales:  en  primer  lugar,  tal  como  ha señalado  Dussel  (2000:  44),  “no  hay  fácticamente  todavía  historia  mundial  (sino  historias  de ecúmenes  yuxtapuestas  y  aisladas:  la  romana,  persa,  de  los  reinos  hindúes,  del  Siam,  de  la China,  del  mundo  mesoamericano  o  inca  en  América,  etc.)".  En  segundo  lugar,    cuando  se plantea como el estudio de la historia del mundo necesariamente se está remitiendo a procesos específicos  ubicados  en  una  periodización  clásica  que  se  retoman  por  razones  didácticas (historia antigua, media, moderna y contemporánea). Precisamente por esto el abordaje de los cinco  bloques  que  componen  el  primer  año  de  la  asignatura  deben  ser  tratados  desde  una postura  crítica,  necesaria  para  conocer  cómo  se  conforma  la  “cultura  occidental”  que  tiene influencia sobre América Latina y el Ecuador. Además este tipo de conocimiento resulta básico para que estudiantado sea capaz de ubicar espacial y temporalmente los principales procesos históricos de la historia mundial y tenga sobre ellos un criterio formado y sólido, más aún, en un contexto actual y globalizado donde la información es inmediata y sin apenas profundizar en las fuentes históricas.  Para  desarrollar  tal  postura  crítica,  al  inicio  de  cada  uno  de  los  bloques  se  sugiere  que  el docente realice una revisión de las distintas formas de aproximación historiográfica de cada una de las etapas, de tal manera que se discuta el eurocentrismo con el que se las ha configurado y posibilite,  por  ejemplo  que  el  alumnado  comprenda  por  qué  América  y  África  se  articulan  al “sistema‐mundo”  (Wallerstain:  2010)  a  partir  de  las  grandes  exploraciones  del  siglo  XV. Asimismo,  el  sentido  de  plantear  el  legado  del  mundo  antiguo  tiene  como  objetivo  que  el alumnado  pueda  visibilizar  que  en  la  formación  de  la  denominada  “cultura  Occidental”    esa herencia  no  se  reduce  al  mundo  grecolatino  sino  que  están  presentes  influencias  de  otras  5  
  6. 6. culturas como las de Oriente próximo. Es importante que el alumnado sea consciente de estos componentes y cómo fueron suprimidos en el tránsito a la modernidad, cuando Europa a través del  pensamiento  ilustrado  se  atribuye  ser  la  portadora  de  la  “civilización”  y  construye  una justificación  para  invadir  y  colonizar  otros  continentes,  como  es  el  caso  de  América.  Para reafirmar  esta  comprensión  es  fundamental  analizar  lecturas  que  defiendan  diferentes perspectivas y realidades. Para el docente es también importante destacar que los contenidos propuestos para los cinco bloques  del  primer  año  de  la  asignatura  plantean  la  ruptura  con  la  idea  de  “civilización”  y “evolución  civilizatoria”,  al  considerar  que  son  conceptos  que  contribuyen  a  mantener  una visión histórica lineal, eurocéntrica y comparativa entre ganadores y perdedores (Wolf: 2005). En los contenidos del currículo del primer año es importante, por tanto, insistir en el desarrollo de los procesos históricos de la humanidad en los cuales intervienen una diversidad de actores, de pueblos y culturas,  que interactúan, protagonizando convivencia y conflictos. Se considera que este planteamiento no conduce a crear una visión de historia única sino más bien a mostrar al alumnado una perspectiva amplia y necesaria del proceso histórico del mundo, donde cada región está representada y tiene sus propios procesos.   Al inicio de cada bloque, por razones pedagógicas y del propio contenido de la asignatura, es importante  que  el  docente  plantee  preguntas  generadoras  y  esenciales  para  fomentar  en  el estudiante  la  curiosidad  y  la  necesidad  de  indagar.  A  continuación  deberá  realizarse  una revisión  de  las  distintas  formas  de  aproximación  al  tema,  para,  posteriormente,  ir  trabajando las particularidades que caracterizan a cada período. Así se apoyará la comprensión por parte del  estudiantado  de  la  complejidad  que  encierra  cada  etapa  histórica,  buscando  además establecer relaciones críticas entre el pasado y el tiempo actual. Para  complementar  las  orientaciones  metodológicas  del  área  planteadas  anteriormente,  se ofrece,  a  continuación,  una  serie  de  aspectos  específicos  que  pueden  aplicarse  para  el desarrollo en el aula de cada uno de los bloques curriculares.  BLOQUE 1. IMPORTANCIA DE LA REVOLUCIÓN NEOLÍTICA  ¿Qué hecho marcó un cambio significativo en la vida de las poblaciones nómadas?  ¿Cuándo un hecho o proceso es un hito histórico o factor de cambio?  ¿Por qué es importante valorar etapas históricas de las cuales apenas existen testimonios?  Se sugiere partir del análisis de las principales fuentes, así como de los métodos a través de las cuales se reconstruye la vida del período neolítico en  el mundo; podría plantearse por ejemplo, realizar  una  comparación  entre  la  reconstrucción  del  período  neolítico  en  el  continente americano,  africano  y  eurasiático.  De  esta  manera  se  conseguirá  aproximar  al  estudiantado a una época sobre la cual no existen testimonios escritos, por lo que los vestigios materiales son el elemento de "lectura" que usa la Arqueología prehistórica. Se considera importante pedir a los  estudiantes  hacer  búsquedas  en  Internet  sobre  investigaciones  arqueológicas  en  los principales  núcleos  agrícolas  y  visualizar  las  pruebas  que  llevan  a  los  científicos  a  comprobar  6  
  7. 7. que en determinados lugares se dio la domesticación de plantas y animales y la cultura material relacionada con esos emplazamientos.  Se  recomienda  la  elaboración  de  mapas  en  los  cuales  su  ubiquen  los  principales  núcleos agrícolas para que el estudiante tenga un dominio espacial sobre el tema y conozca las actuales regiones,  donde  se  desarrollaron  esos  procesos.  Además,  sería  importante  que  el  docente promueva discusiones sobre las consecuencias de la revolución neolítica y las diferencias entre los principales grupos agrícolas. BLOQUE 2. EL LEGADO DEL MUNDO ANTIGUO   ¿Qué valores distinguen al ser humano contemporáneo de aquel del Mundo Antiguo?  ¿Cómo  se  establece  la  relación  ser  humano  –  naturaleza  en  las  grandes  culturas  de  la  Antigüedad?  ¿Por qué es importante aproximarnos a las culturas y organizaciones sociales de la Antigüedad?  Las  dos  ideas  fundamentales  que  se  trabajarán  en  este  bloque  son,  en  primer  lugar,  la identificación  de  los  aspectos  más  importantes  que  se  consideran  como  un  legado  de  las diversas culturas del mundo antiguo; y en segundo lugar, el hacer hincapié en cómo ese legado ha llegado hasta nosotros adaptado  y transformado en el tiempo histórico. Para desarrollar en el aula estas dos ideas, el docente podría empezar haciendo lecturas con los estudiantes  sobre  Mesopotamia,  Egipto,  India,  China,  Grecia  y  Roma;  principales  núcleos  del mundo  antiguo,  y  a  partir  de  ello  generar  trabajos  en  grupo  para  caracterizar  y  analizar  los aportes  de  cada  una  de  esas  sociedades.  Para  el  caso  de  América  se  podría  plantear  al estudiantado  rastrear  pueblos  del  continente  que  vivieran  cronológicamente  en  el  mismo período  que  las  de  Mesopotamia,  Egipto,  China,  India,  Grecia  y  Roma.  Esto  permitirá  ubicar geográfica y temporalmente esos núcleos, así como situar los recursos con los cuales contaban en  su  entorno  y  a  partir  de  los  cuales  se  dio  la  organización  político‐social,  la  economía,  el trazado de rutas comerciales y los movimientos poblacionales. Se le sugiere al docente, como una  posible  actividad  para  el  desarrollo  de  algunas  temáticas  del  bloque,  buscar  películas  o videos  en  los  cuales  aparezcan  las  sociedades  de  esta  época  y,  con  base  en  los  productos audiovisuales, pedir a los estudiantes que contrasten el fundamento histórico.  Una  vez  que  se  ha  visto  el  aporte  de  estos  núcleos  del  mundo  antiguo,  se  sugiere  que  el docente  plantee  el  abordaje  de  cómo  este  legado  influyó  en  la  configuración  de  la  cultura occidental y sus matices en el contexto americano. Se podrían destacar los siguientes aspectos: religiones  antiguas,  saberes  ancestrales,  pensamiento  aristotélico  y  platónico,  origen  de  la democracia,  derecho  romano,  cristianismo,  organización  del  tiempo,  escritura,  conocimientos científicos  (medicina,  astronomía,  y  su  aplicación  práctica  a  través  de  las  tecnologías),  y  arte. Para este desarrollo, el docente puede partir de una lluvia de ideas que le permitirá saber cuál es el conocimiento que tiene el estudiantado y, sobre ello, organizar la exposición de los temas.   7  
  8. 8. Es  imprescindible  el  uso  de  mapas  temáticos  e  históricos  para  reforzar  tanto  la  ubicación espacial como la temporal, mediante la representación de determinadas características de este período en las diferentes zonas.  Se  sugiere  hacer  ejercicios  para  debatir  ideas  sobre  la  vigencia  de  los  aportes  del  mundo antiguo  en  nuestras  sociedades  contemporáneas.  En  estos  debates  es  importante  la intervención  del  docente  para  mostrar  el  alcance  de  esas  pervivencias  y  cómo  han  ido cambiando en el tiempo, y así evitar anacronismos. BLOQUE 3. EL LEGADO DEL MEDIOEVO   ¿Cómo el etnocentrismo se configura en distintas etapas históricas?  ¿De qué manera las grandes las grandes religiones influyen en los distintos ámbitos del quehacer  humano?  ¿Por qué existen diferencias entre el ser humano del período medieval el del tiempo presente?  Es  importante  iniciar  el  desarrollo  del  bloque  con  una  aproximación  al  debate  sobre  el Medioevo, planteando una explicación sobre los límites temporales del período y la exposición acerca  de  los  principales  criterios  que  han  enmarcado  su  comprensión  como  una  etapa  de oscurantismo.  Se  sugiere  hacer  debates  en  el  aula  alrededor  de  los  tópicos  de  esta  etapa  y desde donde han sido planteados.  Para  situar  las  fronteras  espaciales  del  período  se  recomienda  la  elaboración  de  mapas históricos  donde  se  ubiquen  las  zonas  de  mayor  influencia:  Imperio  bizantino,  Imperio carolingio, sacro Imperio germánico.  Una parte fundamental para conocer este período es el estudio de las  dos grandes religiones monoteístas  (cristianismo  e  islam),  desde  la  perspectiva  histórica  de  sus  fundamentos, expansión  e  influencia.  Aspectos  importantes  para  comprender  el  tema  es  el  análisis  del monarquismo, de las herejías, de las cruzadas (causas y consecuencias), y de al‐Ándalus (como crisol de culturas). Se sugiere seleccionar documentales, películas o novelas para realizar foros que permitan comparar y contrastar el conocimiento histórico adquirido y su importancia para el análisis de situaciones geo ‐ políticas y religiosas actuales.  Mediante lecturas de textos seleccionados, de tipo histórico, se puede analizar la organización feudal  y  sus  implicaciones  a  nivel  de  jerarquías,  estamentos  y  orden  social.  Sería  importante profundizar  el  conocimiento  sobre  las  ciudades  medievales:  la  configuración  de  las  urbes,  el comercio,  la  actividad  artesanal  y  algunos  aspectos  de  la  vida  cotidiana.  Se  sugiere  que  el docente  organice  trabajos  en  grupos  para  que  los  estudiantes  puedan  investigar  sobre  estos temas y su incidencia en la actualidad. Para consolidar la visión sobre el legado del Medioevo, es importante que el docente enfatice también  los  aspectos  relacionados  con  el  desarrollo  de  la  educación,  la  recuperación  y  la traducción de textos antiguos, el conocimiento científico y el arte del período.  8  
  9. 9. BLOQUE 4. CONFIGURACIÓN DEL MUNDO MODERNO   ¿Cómo determinadas sociedades justificaron y justifican su dominio sobre otras?   ¿De qué forma los valores del mundo moderno permanecen en la actualidad?  ¿Qué cambios registra el capitalismo desde su nacimiento hasta el día de hoy?  ¿Por qué la tecnología y el desarrollo científico tiene cada vez más peso en las distintas etapas  históricas?    La  etapa  “moderna”  será  entendida  como  un  proceso  de  múltiples  cambios  sociales, tecnológicos,  culturales,  etc.,  más  que  como  un  proceso  de  ruptura  con  la  etapa  anterior.  El docente  podría  partir  de  la  definición  de  los  elementos  clave  que  caracterizan  el  período, destacando las nociones de “modernidad” y la nueva visión del ser humano.  Mediante lecturas de textos seleccionados y el uso de mapas se puede analizar el proceso de expansión europea, situando las principales zonas de las exploraciones geográficas. A través de ensayos  elaborados  por  los  estudiantes,  sería  importante  realizar  una  valoración  amplia  y crítica sobre las consecuencias e implicaciones que tuvieron dichos viajes.  Un  aspecto  esencial  del  período  es  el  mercantilismo  y  su  auge  a  partir  de  las  nuevas  rutas comerciales que surgen con la conquista y colonización de América, lo cual desembocó, entre otras  razones,  en  el  triunfo  del  capitalismo  como  sistema  hegemónico  a  nivel  mundial.  Para reforzar estos conocimientos se le sugiere al docente proponer lecturas de textos significativos y realizar análisis a partir de ellos, para su posterior exposición en el aula.  El abordaje de la configuración de la burguesía y del sistema estamental de esta etapa puede plantearse  mediante  la  elaboración  de  esquemas  jerárquicos  de  los  estamentos  sociales,  y mediante la caracterización del perfil, obligaciones y derechos de cada grupo social. Con estos elementos se podría, además, realizar socio‐dramas en los que el estudiantado represente a los distintos grupos sociales. Para  abordar  las  especificidades  de  los  regímenes  políticos  de  este  período,  es  importante situar el absolutismo, la formación de los estados modernos y el surgimiento del liberalismo. Se sugiere  la  elaboración  de  tablas  de  contenido  que  reflejen  los  conceptos,  los  eventos  y  los personajes  más  relevantes.  Adicionalmente  se  podrían  elaborar  glosarios  de  términos  que ayuden a comprender el sentido de las nuevas palabras. El recorrido de la cultura y pensamiento de este período abarca desde el humanismo hasta la Ilustración, por lo que sería importante explicar los ideales básicos de estas corrientes, así como la representación artística y el desarrollo científico y tecnológico a que dieron lugar. Se podría hacer  una  selección  de  textos  de  autores  destacados  de  la  época,  como  una  forma  de aproximar al estudiantado a esas fuentes directas. Para el tema de la representación artística se propone hacer visitas virtuales a museos y webs especializadas, espacios en los que se pueden encontrar  análisis  elaborados  desde  la  historia  del  arte  que  ofrezcan  lecturas  más enriquecedoras de las obras.   9  
  10. 10. Se  sugiere  que  el  docente  organice  trabajos  de  grupo,  investigue  cómo  surge  el  método científico, sus exponentes y cómo se empezó su aplicación en las distintas ciencias. BLOQUE 5. CONFLICTO Y CAMBIO SOCIAL EN EL MUNDO CONTEMPORÁNEO  ¿Qué efectos ha traído el “progreso” para el ser humano y la naturaleza?  ¿Cómo se dan las rupturas y transformaciones en el mundo contemporáneo?  ¿Por qué y cómo el ser humano puede romper con los distintos procesos de dominación? ¿Cuáles son los principales retos para el siglo XXI?    En  este  bloque  se  abordan  los  grandes  cambios  producidos  a  raíz  de  distintos  procesos revolucionarios.  Es  importante  que  el  docente  parta  de  una  explicación  de  los  aspectos determinantes  y  de  las  características  del  mundo  contemporáneo,  definiendo  sus  límites temporales para diferenciarlo de la etapa denominada "mundo actual", la cual corresponde a la segunda mitad del siglo XX. Dada  la  extensión  de  contenidos  que  abarca  la  época  contemporánea,  se  ha  considerado conveniente  estudiar  solamente  tres  de  las  revoluciones  de  esta  etapa:  liberal  burgués, industrial  y  agrícola.  Para  evidenciar  su  importancia  se  propone  que  el  estudiantado  realice esquemas  en  los  que  queden  reflejados  las  características,  los  actores  sociales  y  las consecuencias  de  cada  una  de  ellas  en  América  y  el  resto  del  mundo.  Posteriormente  se podrían organizar debates en el aula para comparar estos procesos y sus repercusiones.  A  partir  del  análisis  de  las  consecuencias  de  la  industrialización,  se  puede  plantear  el surgimiento de una nueva racionalidad económico‐científica que implica la mercantilización de las parcelas de la vida, la nueva configuración de sectores económicos y sociales, y el despunte de  las  ciencias  y  tecnología  contemporáneas.  Para  profundizar  el  conocimiento  sobre  estos temas,  el  docente  podría  seleccionar  lecturas  y  luego  elaborar  fichas  que  permitan  abrir  un debate  entre  los  estudiantes  sobre  las  ideas  principales.  Otra  forma  de  abordar  el  tema  es seleccionar  videos  sobre  los  costes  de  la  industrialización  en  distintas  partes  del  mundo  y debatir este tema en el aula.  Para  plantear  el  estudio  de  la  nueva  configuración  espacial  y  urbana  de  las  sociedades contemporáneas  se  podrían  utilizar  gráficos,  mapas  temáticos  e  imágenes  que  respalden  la explicación sobre el crecimiento demográfico y el proceso de urbanización.  Es  pertinente  que  el  docente  aborde  los  principales  conflictos  internacionales  ocurridos  en  el siglo  XX,  destacando  las  motivaciones  y  consecuencias  que  tuvieron  para  las  naciones implicadas y sus poblaciones. La  última  parte  del  bloque  pone  énfasis  en  los  movimientos  sociales  y  sus  transformaciones. Para  abordar  estos  contenidos  se  propone  partir  del  estudio  del  movimiento  obrero,  su configuración e influjo (la universalización del sufragio y  la repercusión en otros movimientos sociales). Como cuestión metodológica se sugiere agrupar los distintos movimientos sociales en función  del  tipo  de  demanda  o  reivindicación  que  realizan,  analizándose  cuatro  formas  de  10  
  11. 11. lucha: por la igualdad de las mujeres, por la no discriminación, por la paz y por la protección al medioambiente  (lucha  ecologista).  El  docente  podría  organizar  grupos  de  trabajo  para investigar  sobre  cada  tipo  de  lucha,  caracterizando  las  distintas  etapas  que  atraviesan,  las ideologías,  las  motivaciones,  los  líderes  o  grupos  más  destacados,  los  principales  desafíos  y logros que plantean.     11  

×