La migración a software libre: el puesto detrabajo sostenible (I)Por JJ Velasco | 5 de julio de 2011, 19:32Ahora que el so...
por ejemplo, y por comodidad no quieran cambiar. Esto es algo que puede pasar y será la primerabatalla que tengamos que li...
Con esto quiero decir que si acabamos de adquirir licencias de Microsoft Office para toda la empresa,quizás haya que compa...
• Islas residuales: es posible que la consultoría nos arroje, dentro de sus conclusiones, que en      nuestra organización...
herramientas utilizan, qué necesidades tienen y qué función cumplen en la organización.Para comprender el funcionamiento d...
6. La migraciónEl proceso de migración es el punto más crítico del proceso, puesto que debe ser lo más transparenteposible...
8. Análisis del procesoTras finalizar el proceso de migración, nos encontramos ante un punto de inflexión en la manera deg...
Hace aproximadamente un mes, estuvimos analizando en un par de notas cómo podría llevarse a cabola migración de los puesto...
Teniendo en cuenta que vamos a aplicar un proceso gradual, en la fase de prospectiva tecnológicatendremos que buscar aplic...
CLa migración a software libre: el puesto detrabajo sostenible (IV)by sobajar on Aug 06, 2011Para finalizar esta serie sob...
garantías más importantes que nos brinda este modelo es el de la interoperabilidad que, gracias a queel software libre se ...
ConclusionesDespués de estos cuatro artículos dedicados a la migración al software libre, creo que podemos sacaralgunas co...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Migrar cuatro pasos

353

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
353
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
4
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Transcript of "Migrar cuatro pasos"

  1. 1. La migración a software libre: el puesto detrabajo sostenible (I)Por JJ Velasco | 5 de julio de 2011, 19:32Ahora que el soporte de Windows XP está, prácticamente, muerto, muchas empresas se estánplanteando la migración de los equipos de sus puestos de trabajo a Windows 7. Pasar desde WindowsXP a Windows 7 podría ser la evolución natural y, quizás, la más lógica; sin embargo, existe unmodelo alternativo que las empresas deberían plantearse: el software libre. En estos tiempos decrisis y de búsqueda de la eficiencia en el gasto, la adopción de software libre en el puesto de trabajopuede suponer, a medio plazo, un importante ahorro de costes y, sobre todo, una gran paso hacia laindependencia tecnológica.Migrar los puestos de trabajo hacia un sistema operativo basado en GNU/Linux no es una decisión atomar a la ligera, bajo mi punto de vista, necesita de cierta preparación y, sobre todo, el tratamiento deun proyecto interno al que hay que dedicar recursos.A través de varios posts vamos a ir analizando qué pasos deberíamos dar si queremos plantearnos lamigración a software libre de los puestos de trabajo de una organización.Para empezar, es fundamental el compromiso de la Dirección de la compañía, sin el respaldo de laDirección la oposición al cambio puede ser mucho mayor y, en casos extremos, dar al traste con todo elproyecto. Un proyecto de este calibre no es, únicamente, la adopción de una solución tecnológica quenos va a hacer ganar dinero, también nos va a redundar en un aumento de la seguridad de nuestrospuestos de trabajo y, sobre todo, es un cambio de filosofía de la empresa, que apuesta por un modelosostenible e independiente tecnológicamente. Por tanto, ante tanto cambio que debemos gestionar, nonos viene mal analizar el proceso y plantearnos algunas fases con las que llevar a cabo este proyecto.1. Contexto económicoAunque los que conocemos el mundo del software libre pensemos que es una gran opción, quizásnuestros jefes no tengan esta misma visión y, posiblemente, se hayan acostumbrado al uso de Windows,
  2. 2. por ejemplo, y por comodidad no quieran cambiar. Esto es algo que puede pasar y será la primerabatalla que tengamos que librar si queremos arrancar este tipo de proyecto.¿Y cómo convencer a nuestros jefes? Cambiar la filosofía de trabajo de una compañía no es fácil, al finy al cabo, forma parte de la propia cultura de la empresa y cualquier cambio cultural debe gestionarseadecuadamente. Teniendo en cuenta la coyuntura económica, un modelo basado en costes podría serun interesante punto de partida para justificar la necesidad de la migración.Hay que tener en cuenta que el uso de software con licencia responde a un modelo cíclico, es decir,adquirimos una licencia, la usamos y, una vez amortizada, pasamos a adquirir licencias de la siguienteversión (en el caso de licencias que no tengan caducidad) o, por el contrario, vamos renovando con laperiodicidad que sea las licencias adquiridas. Este modelo cíclico afectará, prácticamente, a todas laslicencias que hayamos adquirido (Sistema operativo, Microsoft Office, Antivirus, etc), simplementevariará el período de duración de la licencia (en el caso que caduquen) o el tiempo que reste para suamortización. Además, a este modelo cíclico de adquisición de activos (las licencias) hay que sumarotros costes, los costes de operación, es decir, los costes en los que incurrimos para solventar lasincidencias de nuestros usuarios, instalar software en los equipos, etc.Bajo un entorno basado en software libre, este modelo de costes se simplifica mucho, en algunoscasos se puede llegar a reducir únicamente a los costes de operación (en un entorno ideal) pero,básicamente, los costes relacionados con licencias de ofimática y alguna que otra aplicacióndesaparecen, por tanto, se eliminan esos desembolsos cíclicos debido a la obsolescencia o caducidad delas licencias de software adquiridas.¿Y cómo plantear esto? Lo más sencillo es plantear los costes en los que incurrimos durante cinco años,una ventana de tiempo a medio plazo y que puede ser significativa como para evaluar los gastos en losque incurrimos adquiriendo licencias (o equipos que ya las tienen instaladas) y renovándolas.2. Contexto temporalTras estudiar lo que nos gastamos en adquisiciones, debemos estudiar cuándo es el mejor momentopara realizar la migración. Hoy en día, el cierre del soporte de Windows XP puede ser un muy buenmotivo para migrar, sin embargo, el factor tiempo es muy significativo (desde el punto de vistaeconómico) y, por tanto, elegir una fecha sin estudiar el contexto nos podría hacer que incurriésemos enpérdidas.En algunas metodologías consideran que si hay convencimiento por parte de la empresa por migrar,debería ser suficiente. Yo creo que es necesario pero no es el único factor a tener en cuenta, sobre todo,si queremos dar unas cifras cercanas a la realidad. Cualquier aplicación que compremos tiene una vidaútil (un año, cuatro, etc) y, por tanto, si decidimos migrar sin agotar dicha vida útil, no habremosamortizado por completo esa inversión (que se estará malgastando).
  3. 3. Con esto quiero decir que si acabamos de adquirir licencias de Microsoft Office para toda la empresa,quizás haya que comparar cuánto nos va a costar migrar a Windows 7, compararlo con los costes de lamigración a software libre y si la diferencia resulta mayor al coste de las licencias de Microsoft Office,podremos contrarrestar las pérdidas pero si nos resultan iguales o menores, entonces quizás no sea elmejor momento para migrar.El momento ideal es aquel en el que hemos agotado la vida útil de nuestras licencias, una situaciónideal que rara vez ocurre, puesto que no todas se han comprado a la vez, ni tampoco tienen la mismavida útil. Por tanto, tendremos que seleccionar aquella fecha que minimice nuestras pérdidas(entendidas como licencias que no hemos amortizado).3. Reajustando el modelo de costesTras realizar el análisis temporal parece claro que tenemos que volver a nuestro modelo económico yreajustarlo, añadiendo las pérdidas que hemos detectado (por licencias no amortizadas). También seráel momento de añadir otros costes asociados a la migración que tendremos que tener cuenta y que,posteriormente, iremos desarrollando: • Consultoría: en el caso de la migración a software libre, vamos a plantear un cambio en el modelo de gestión de la compañía, además de un cambio tecnológico. Por tanto, ya sea con recursos propios o externos, vamos a tener que dedicar cierto tiempo (y recursos) a realizar una consultoría para sentar las bases técnicas y metodológicas para llevar a cabo el proceso de migración de los puestos de trabajo. • Migración: lógicamente, el proceso de migración tiene un coste asociado. Son recursos que, tanto en un entorno en software libre como en uno propietario, son necesarios para migrar los datos de los usuarios, actualizar o cambiar el sistema operativo, restaurar datos, aplicaciones, etc. • Formación a usuarios: si optamos por el cambio, no debemos abandonar a nuestros usuarios a su suerte, es decir, necesitarán que les guiemos por el nuevo entorno y ponérselo algo fácil. La profundidad de esta formación dependerá del grado de madurez de nuestra organización, sus conocimientos sobre el entorno y su grado de resistencia al cambio. • Soporte: nuestro equipo de soporte también necesita actualizarse, tanto en conocimientos como en herramientas. Quizás sea buen momento para analizar las herramientas que utilizan, buscar alternativas y, sobre todo, mejorar los procedimientos de actuación.
  4. 4. • Islas residuales: es posible que la consultoría nos arroje, dentro de sus conclusiones, que en nuestra organización tengamos algunos puestos que no puedan ser migrados a software libre o bien tengamos que buscar alguna solución que posibilite el uso de una solución propietaria bajo un escritorio libre. Tendremos que convivir con estas “islas residuales” y tratarlas de manera especial.Una vez analizados estos aspectos, con sus correspondientes valoraciones económicas, habremoscompletado nuestro modelo económico que, previsiblemente, arroje que migrar a software libre seamás caro que migrar a Windows 7, pero claro, ese es el dato a corto plazo pero que, al eliminar de laecuación gran parte de los desembolsos económicos en renovación de licencias, comenzará a serrentable a medio plazo (a partir del segundo o tercer año) y, desde ahí en adelante, todo seránbeneficios.En el siguiente post veremos cómo llevar a cabo el proceso, una vez que tengamos luz verde porparte de la Dirección de nuestra compañía.La migración a software libre: el puesto detrabajo sostenible (II)Por JJ Velasco | 8 de julio de 2011, 14:27En el post anterior estuvimos analizando la idoneidad de migrar los puestos de trabajo a software libre,tanto desde un punto de vista cualitativo como desde un contexto económico. En esta ocasión nos tocaprofundizar en el proceso de migración en sí, es decir, en la transformación de un entorno corporativocon puestos de trabajo basados en soluciones propietarias a un entorno que funciona, casi en sutotalidad, con herramientas basadas en software libre.4. Estudiar a la organización y entender sus procesos y su funcionamientoTras las hojas de cálculo y los estudios de costes nos toca entrar, por fin, en contacto con el usuario eintentar entender cómo trabajan, qué aplicaciones suelen utilizar y, en definitiva, entender cuálesson sus necesidades actuales y a medio plazo. Lo recomendable es articular esta fase en torno a unaronda de entrevistas (con los responsables de cada equipo y con sus miembros) para conocer qué
  5. 5. herramientas utilizan, qué necesidades tienen y qué función cumplen en la organización.Para comprender el funcionamiento de una organización es importante observar cómo trabaja, esdecir, sentarnos con cada uno de los trabajadores, ver cómo se manejan en su entorno de escritorio, quéusan y para qué. De esa forma podremos ir viendo qué alternativas tendremos que buscar (parasatisfacer las necesidades de los usuarios y la organización) y qué cosas, irremediablemente, tendremosque mantener porque no existe solución técnica en software libre que cubra la mayor parte denecesidades.5. Aportando solucionesTras estudiar a nuestra organización llega el momento de plantear las soluciones que vamos a adoptar.Abrir la tapa del “gran arcón” del software libre y ponernos a coger lo primero que veamos, está claroque no es el camino a seguir. Es recomendable realizar esta prospectiva tecnológica en paralelo alestudio de la organización porque así iremos adelantando trabajo e iremos buscando posiblessoluciones conforme vayamos capturando los requisitos y necesidades de nuestros usuarios.¿Y qué soluciones tendremos que buscar? Existen muchas soluciones empresariales basadas ensoftware libre con los que poder dar soporte a la mayor parte de procesos empresariales: gestoresdocumentales, compartir ficheros, gestión de agenda; sin embargo, esta migración se centra en elescritorio y, como tal, también tendremos que buscar soluciones en este entorno. Básicamente nosreferimos a cambiar Outlook por Thunderbird, Microsoft Office por LibreOffice, OneNote por Tomboyo Evernote (si queremos usar la nube, aunque esto no sea libre), Microsoft Project por algunaherramienta colaborativa online u OpenProj, Dia en vez de Microsoft Visio, etc.Sin embargo, es muy posible que existan aplicaciones que no tengan equivalente en Linux y para lasque tengamos que pensar en alguna solución de compromiso (ya sea montando un servidor Windows alque se conecten en remoto los usuarios y ejecuten ahí las aplicaciones o bien usando Wine o máquinasvirtuales).
  6. 6. 6. La migraciónEl proceso de migración es el punto más crítico del proceso, puesto que debe ser lo más transparenteposible al usuario y, además, debe impactar lo mínimo posible en la productividad de éste (tiempo en elque no podrá usar su equipo). Para llevarlo a cabo deberíamos haber diseñado un plan que abarque lossiguientes aspectos: • Maqueta a utilizar, es decir, partir de una distribución Linux, personalizarla (configuración, aplicaciones, etc) y, a partir de ahí, sacar un máster (o más, dependiendo del número de configuraciones distintas que necesitemos) que será el que instalaremos en los equipos de los usuarios. • Plan de intervención que establecerá un calendario con las actuaciones a acometer y las actuaciones previas necesarias antes de migrar (backups). • Plan de contingencia o dicho de otra forma, cómo volver atrás si algo sale mal o si surge alguna emergencia o imprevisto.Antes de arrancar el proceso, sería conveniente comunicar lo que vamos a hacer a los usuarios o, almenos, a sus responsables para que la información fluya y nadie se sienta excluido (y pueda oponeralgo más de resistencia al cambio).7. Gestionar los cambiosLa expresión “gestión del cambio” se usa mucho en cualquier proceso de cambio de modelo de gestión.Esta disciplina se ocupa de minimizar el impacto que pueden provocar los cambios en procesos yaarraigados (y cambiar el entorno de trabajo es un salto que debe gestionarse adecuadamente). Dicen losexpertos que cuando el usuario se siente partícipe del cambio, es mucho más fácil que lo entienda e,incluso, se alinee con ellos, colaborando de forma activa y no entorpeciendo el proceso.¿Y cómo hacer al usuario partícipe del cambio? Básicamente con dos líneas de actuación: lacomunicación y la formación.Una comunicación fluida a los usuarios que les informe de los pasos que se dan, un proceso que cuentecon sus opiniones, un equipo les pregunte y, en definitiva, converse con ellos, es un buen caballo debatalla que nos puede allanar mucho el camino a recorrer. El desconocimiento y, por tanto, el miedo alcambio son las barreras a vencer y si somos muy opacos durante este proceso, el usuario se resistirá alcambio y, en casos extremos, puede llegar a boicotearlo.Por otro lado, dependiendo del nivel de conocimientos que tenga la organización, necesitaremosorganizar diversas acciones formativas que ayuden al usuario a adaptarse al nuevo entorno defuncionamiento, a usar las nuevas aplicaciones y, en definitiva, enseñarles dónde están las herramientascon las que podrán desempeñar sus funciones habituales.
  7. 7. 8. Análisis del procesoTras finalizar el proceso de migración, nos encontramos ante un punto de inflexión en la manera degestionar el parque informático de nuestra compañía. Además de analizar los errores o fallos que noshemos ido encontrando, es el momento de volcar todo el conocimiento adquirido en algún gestor quepermita a todo nuestro equipo de soporte compartir lo aprendido (y lo que llegará), de manera quetodos los implicados vayan creciendo y adquiriendo más experiencia en el soporte al usuario.ConclusionesUn proyecto de este tipo, además de ser una apuesta por una tecnología sostenible y, lógicamente,libre, es todo un reto tecnológico que necesita su tiempo para ser llevado a cabo correctamente. Esuna apuesta y como tal, debe contar con el compromiso de la dirección, sin ese apoyo, mejor noembarcarse porque nadie se sentirá identificado con la migración y puede que no nos encontremosmuchos apoyos.Gestionar la comunicación y hacer partícipe al usuario es una de las claves para que este proyecto seaun éxito, además de nuestra pericia en la realización de la prospectiva (para buscar aplicaciones) y ennuestro análisis de requisitos.Para todo aquel que quiera profundizar más en el tema, el CENATIC (Centro Nacional de Referenciade Aplicación de las TIC basadas en fuentes abiertas) trabaja en un modelo de migración para grandesorganizaciones que, aunque está en desarrollo, ofrece algunas interesantes herramientas con las que darsoporte a este proceso.La migración a software libre: el puesto detrabajo sostenible (III)Por JJ Velasco | 1 de agosto de 2011, 14:28
  8. 8. Hace aproximadamente un mes, estuvimos analizando en un par de notas cómo podría llevarse a cabola migración de los puestos de trabajo de una empresa a escritorios basados totalmente en softwarelibre. Primero estuvimos estudiando el contexto económico y temporal, es decir, una justificacióneconómica que sustentase la decisión de migrar y, posteriormente, la pautas que podríamos seguir paraponer en práctica el proyecto de migración. Lo ideal sería que pudiésemos migrar toda nuestraempresa, bueno, si así lo deseamos y, además, los datos económicos lo apoyan; sin embargo, no entodos los casos sería posible hacerlo y, posiblemente, tengamos que vivir en entornos mixtos.Otro escenario posible, y tampoco sería muy descabellado, podría ser un entorno en el que se decideaplicar una transición mucho más suave, es decir, ir eliminando aplicaciones propietariaspaulatinamente y, una vez se han eliminado en gran parte, proceder a la migración del sistemaoperativo hacia alguna distribución Linux con entorno de escritorio. Esta opción, sobre todo enentornos que tienen algunas dudas, puede ser la más interesante puesto que no supone un cambioradical y, desde el primer momento, se puede palpar el ahorro y estudiar la evolución y adaptación delos empleados a las nuevas herramientas.Abordar un proceso de migración suave, lógicamente, supone que el plazo de realización aumente y,además, se tengan que definir más puntos de control. En estos casos, al igual que en la migración total,también tenemos que dedicar un tiempo a estudiar el funcionamiento de nuestra organización, entenderlos procesos y conocer las aplicaciones que los soportan. Para conocer cómo funciona nuestra empresa,además de observar a nuestros compañeros de trabajo, avanzaremos mucho si nos sentamos con ellos yles preguntamos por cómo trabajan en su día a día. Muchas veces, la gente que trabaja en el área de IT,tenemos una imagen preconcebida de lo que hacen nuestros compañeros y, seguramente, se nos pasenalgunos detalles que, aunque no les demos importancia, para ellos son importantes. Una ronda deentrevistas, además de la observación, es lo mejor para abordar esta fase.
  9. 9. Teniendo en cuenta que vamos a aplicar un proceso gradual, en la fase de prospectiva tecnológicatendremos que buscar aplicaciones que sustituyan al software propietario (al menos todo el que sepueda) pero con dos condicionantes: deben existir tanto en Linux como en Windows o, al menos,deben ser aplicaciones web. Quizás esté acotando demasiado el campo de búsqueda pero, porexperiencia personal, creo que es mejor huir de la emulación en Wine porque, a veces, no funcionatodo lo bien que quisiésemos y el usuario se termina enfadando. Es muy importante que el usuario veacubiertas todas sus necesidades o, al menos, la gran mayoría de ellas porque, teniendo en cuenta queseguimos en un entorno Windows, en caso de no cumplirlas podrían pedir volver al estado anterior.Lógicamente, en esta migración suave, el compromiso de la Dirección es importante y, en época decrisis, ahorrar es importante; sin embargo, si el personal no está contento y, aunque sea exagerado,atisban cierto riesgo de bajada de la productividad, podrían cancelar esta transición.Por tanto, si recordamos los pasos que fuimos comentando en los dos artículos pasados, el proceso demigración no partirá de la elaboración de una maqueta, sino que instalaremos aplicaciones libresque sustituyan a las propietarias, migraremos los datos e iremos desinstalando el software privativo.Este proceso será iterativo y gradual, es decir, lo recomendable es ir cambiando aplicaciones poco apoco (conforme se vayan amortizando las licencias) y apoyar el cambio mediante la formaciónnecesaria a los usuarios.Llegará un momento en el que, tras la última iteración, hayamos migrado todas las aplicaciones denuestros usuarios a soluciones totalmente libres. ¿Qué haremos entonces? Lo ideal sería sustituir elsistema operativo propietario y apostar por uno libre y, por tanto, elaborar una maqueta con todas lasaplicaciones que hemos ido instalando. Pero, si por el motivo que fuese no pudiésemos dar este últimogran paso, al menos estaríamos ahorrando un importante capital gracias al uso de aplicaciones libres y,desde luego, será algo que se note en los costes operacionales de la compañía.
  10. 10. CLa migración a software libre: el puesto detrabajo sostenible (IV)by sobajar on Aug 06, 2011Para finalizar esta serie sobre las migración de los puestos de trabajo de una empresa a software libre,vamos a hacer una reflexión que nos ayude a afrontar este tipo de proyectos y, sobre todo, nos aporteuna serie de ideas con las que poder argumentar la necesidad de aplicar este tipo de cambios a unaorganización. Después de revisar cómo hacer un modelo económico, cómo planificar el proceso demigración total o plantearnos una transición gradual, es el momento de revisar algunos motivos porlos cuales una migración a software libre podría beneficiar a nuestra empresa.¿Por qué migrar?Bueno, esa esta es la pregunta clave porque algún motivo debemos dar para iniciar este cambio ennuestra empresa. Para empezar, a medio plazo, vamos a obtener un importante ahorro económico en elcoste de licencias (aplicaciones y sistema operativo), eso sí, es un ahorro a medio plazo puesto que elproceso de migración conllevará esfuerzos (internos o externos) y, por tanto, tendrá asociado un coste(aunque no será cíclico).Por otro lado, podemos obtener un importante ahorro en hardware puesto que, dado que los requisitosson algo menores, podremos ampliar la vida útil de nuestros ordenadores y, por tanto, alargar suamortización. No tener que renovar el parque informático de la empresa con tanta asiduidad y que,simplemente, con aumentar la memoria RAM podamos alargar su vida en un par de años, es un motivode bastante peso.Además, gracias al acceso al código fuente, podemos tanto auditar el código de las aplicaciones,mejorarlas y personalizarlas, adaptándolas a las necesidades de nuestro negocio. De hecho, muchas deestas personalizaciones se ponen a disposición de la comunidad, haciendo que todos los usuarios sevean beneficiados.Desde el punto de vista de la gestión, la utilización de soluciones abiertas garantiza nuestraindependencia tecnológica (puesto que no estamos sujetos a una solución de un fabricante concreto) ynos abre el horizonte a que nos puedan prestar servicios múltiples empresas. Pero quizás, una de las
  11. 11. garantías más importantes que nos brinda este modelo es el de la interoperabilidad que, gracias a queel software libre se fundamenta en estándares abiertos, nos garantiza con otros sistemas o componentes.La interoperabilidad es muy importante, tanto en el ámbito privado como en el público (por ejemplo, enEspaña hay una norma que lo regula en el ámbito de las Administraciones Públicas)¿Qué problemas nos vamos a encontrar?La principal barrera que nos vamos a encontrar es el cambio de mentalidad necesario paraabordar este proyecto con éxito. Decíamos en la segunda entrega de esta serie que había que gestionaradecuadamente el cambio organizacional y, para ello, tendremos que formar adecuadamente a nuestrosempleados (en las nuevas aplicaciones y en el nuevo entorno, si también cambiamos el sistemaoperativo) y, además, desmitificar algunos de los prejuicios que hay alrededor del mundo del softwarelibre.La resistencia al cambio es algo intrínseco al ser humano, si alguien está acostumbrado a trabajar deuna manera determinada y, además, le va medianamente bien, no va a querer cambiar, menos aún, si elcambio viene obligado. El primer mito a derribar es el de la complejidad, es decir, la creencia de quelas aplicaciones libres son complicadas, algo que no tiene por qué ser así sino que, simplemente, hayque aprender a manejarse en un entorno nuevo (lo cual no implica mayor complejidad).Otro mito a derribar es el de la falta de soporte y asistencia técnica, algo que no es cierto y que,además, gracias a la adopción del software libre en algunas Administraciones Públicas, ha posibilitadola creación de un tejido empresarial potente.Dependiendo de la especialización de nuestros empleados y de nuestra empresa, quizás nosencontremos ante aplicaciones que no van a poder ser migradas. Estas situaciones habrán de sertratadas con especial cuidado porque, mal llevadas, podrían suponer la cancelación de la migración y lapérdida de confianza en este modelo. Bien llevadas, simplemente, nos llevarán, en el peor de los casos,a mantener pequeñas islas con software privativo.
  12. 12. ConclusionesDespués de estos cuatro artículos dedicados a la migración al software libre, creo que podemos sacaralgunas conclusiones que nos pueden ser útiles a la hora de enfrentarnos a este tipo de proyectos: • Beneficios económicos, a medio plazo y largo plazo gracias al ahorro en licencias puesto que, en un corto plazo, el hecho de realizar la migración nos hará incurrir en un coste (consultoría, migración, etc) que podría equipararse a la renovación de licencias. • Es un proyecto que requiere una correcta planificación y gestión del proceso, en el que debemos valorar, correctamente, todos los factores que influyen en él: procesos de la empresa, aplicaciones que se utilizan, conocimientos del personal, formación necesaria, etc. • Este tipo de proyectos, al suponer un cambio importante en la cultura de la organización, necesita el apoyo firme y decidido de la Dirección. Si no confían en este proceso, al mínimo escollo, podrían cancelarlo. La resistencia al cambio que podemos encontrar va a ser fuerte, por tanto, los empleados necesitan ver que la Dirección apoya y promueve este cambio.

×